Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4992 Artículos. - 80159 Comentarios.

Muerte de Jesús y Pregón Pascual

Hoy finaliza la Semana Santa con la Pascua. Vamos a sintetizarla en ATRIO con sendos escritos de curas españoles que viven en carne propia de sacerdotes en activo los fracasos y esperanzas del cristianismo y de la Iglesia Católica:   

 

  • Rufo González Pérez es un sacerdote de Madrid. Ahora, ya jubilado de su actividad pastoral y de enseñanza, se dedica a escribir libros y artículos: ver su blog en Religión Digital. Para la Vigilia de Pascua de ayer, Rufo preparó esta Angélica o Pregón Pascual que nos ha enviado y nosotros publicamos..

 

 

1. La carta de Joaquín Sánchez

No te puedes imaginar la indignación que me produce cuando veo a los legionarios con la imagen del Cristo yacente

 ¿Por qué tanta manipulación de la fe en el Dios de Jesús? ¿Por qué tanta hipocresía, tanta maldad y crueldad disfrazada? Has decretado de nuevo que el Viernes Santo las banderas ondeen a media asta en los cuarteles por la muerte de Cristo ¿A quién pretendes engañar, comprar o vender? ¿O pretendes autoengañarte?

Entiendo perfectamente que esta decisión le siente mal a algunas personas amparándose en que el Estado es aconfesional, y llevan razón, pero yo quiero hacer un planteamiento desde la propia vida de Jesús de Nazaret que, como bien sabrás, se recoge en los Evangelios. Y no lo digo con ironía, sino como algo obvio que con el paso de los siglos ha quedado sepultado por los poderosos de este mundo, esos poderosos que condenaron a Jesús a muerte, como a tantos otros que han luchado por un mundo más humano. No te olvides que los ejecutores fueron los militares romanos.

No te puedes imaginar la indignación que me produce cuando veo a los legionarios con la imagen del Cristo yacente. Me parece blasfemo verlo con los fusiles, con ese exhibicionismo corporal. Desde la fe es una aberración. Me decía un amigo con tono de sarcasmo: “Sólo falta que le pongan a la imagen de Jesús unas pistolas”. Le dije a continuación: “No des ideas”.

Tú, María Dolores, defiendes unas políticas que chocan frontalmente con los Evangelios, con lo que Jesús vivió, porque sería bueno que todos tuviéramos claro el motivo de la muerte de Jesús y respondiéramos a la pregunta de por qué Jesús murió, por qué fue crucificado.

Él no buscó la muerte, la aceptó por el pueblo porque no quiso huir ni esconderse. Fue capturado, detenido, encerrado en una cárcel, torturado y condenado a muerte por los poderes políticos, económicos, militares y religiosos. Sí, fue un delincuente, un antisistema que se enfrentó a los enriquecidos porque quiso ser Buena Noticia (Evangelio) para los empobrecidos, para dar la libertad a los cautivos y desobedeció las leyes políticas y religiosas para poner en el centro de la historia al ser humano y su dignidad denunciando a los que ostentaban el poder. Por eso la afirmación: “Sabéis que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. No será así entre vosotros, el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor”.

Los poderes económico, político, religioso y militar no aceptaron que una persona abriera el pensamiento y la conciencia de su pueblo para liberarse de los yugos y las cadenas. Sobre todo, cuando Jesús quería que el pueblo fuera protagonista de su propia liberación. Quiso que la sumisión, la resignación y la legitimación se transformaran en libertad, solidaridad, paz, reconciliación, igualdad, fraternidad y amor. Y todo esto desde una actitud de desobediencia social y religiosa.

El sistema reaccionó, y como a tantos otros de la historia –humanistas, agnósticos, ateos, aquellos que han luchado por ese mundo que soñamos– lo asesinó en un juicio sumarísimo. Fueron los defensores del orden social quienes lo mataron.

Mira, María Dolores, Jesús sigue siendo crucificado en los refugiados, esos que vienen huyendo de las guerras y el hambre. Les ponéis alambradas e impedís los rescates humanitarios ¡Ni siquiera habéis acogido a los 17.000 que os comprometisteis! Jesús sigue siendo crucificado en los inmigrantes, esos que encerráis en los CIEs, y presumís con orgullo de las expulsiones. Jesús sigue muriendo en la violencia contra las mujeres y, en cambio, despotricasteis contra las movilizaciones del 8 de marzo. Por cierto, me encantó la postura del arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, apoyando esta movilización y diciendo que María iría a las manifestaciones.

Jesús sigue siendo crucificado en los parados, en los trabajadores precarios, en las personas explotadas y oprimidas, en los mayores que no tienen una pensión digna, en los que no tienen ayuda en dependencia que les permita una vida en calidad, en las familias desahuciadas, en los que mueren por causa de cualquier tipo de violencia, en los que son despedidos de sus puestos de trabajo por pedir sus derechos….

Sé que es muy fácil comprar la voluntad y el silencio de obispos y sacerdotes: por eso el silencio ante estos contrasentidos, ya que sólo hace falta dinero y el cobijo del poder. El Cardenal Rouco Valera os lo puso fácil.

Pero tienes que saber que gestos como el de ondear la bandera a media asta en los cuarteles militares (te vuelvo a recordar la incompatibilidad entre la fe y lo militar, y, de paso, se lo recuerdo a los curas castrenses que bendicen armas y tropas para matar) sólo sirve para aumentar la hipocresía y el cinismo. Esa hipocresía y cinismo que se extiende a los que defendéis la política al servicio de los poderosos y que ellos os pagan a cambio con puestos en grandes multinacionales o negocios. No te quiero decir nada de lo incompatible que es con la corrupción.

Te pido un favor: no vuelvas tú o quien te sustituya a mandar una circular pidiendo un luto que es despreciativo para Jesús, porque el luto se encuentra en los que se ahogan en el Mediterráneo o están sepultados bajos los escombros por las bombas o muertos por armas que tu Gobierno vende, entre otros. No lo vuelvas a hacer por honestidad. ¿Os queda algo de honestidad? Confío en que algún día se recupere la honestidad y el servicio a la ciudadanía desde la perspectiva de los Derechos Humanos

 

 

2. El Pregón Pascual de Rufo González

-El Señor esté con vosotros… Levantemos el corazón… Demos gracias al Señor nuestro Dios…

-Sí, es justo y necesario agradecer el Amor que irradia la vida de Jesús.

 A Jesús le gustaba disfrutar la vida:

comer bien y en buena compañía, tener salud, trabajar dignamente…;
dialogar con todos e intentar comprenderlos, disfrutar de la fiesta;
organizar su vida en libertad, amar y ser amado, alegrar y ser alegrado;
estar cerca de los que sufren para remediar sus males y dolencias;

Como nosotros, experimentó la fragilidad y el egoísmo:

le dolían los enfermos y los demás excluidos de la sociedad;
le preocupaban los que no podían trabajar ni vivir con honradez;
le indignaba el uso interesado, discriminatorio y cruel de la religión.

Jesús sentía que un Espíritu de Amor infinito lo habitaba:

oía su voz llamándole “Hijo mío, en quien me complazco”;
le impulsaba a curar y a alimentar a quienes lo necesitaban;
le movía a denunciar el sufrimiento y el egoísmo;
le llenaba de amor a todos, especialmente a los que más sufren.

Desde esta experiencia, Jesús ofreció su alternativa de vida:

hacer de la vida una fraternidad, el reinado de Dios;
dedicó su vida a pregonarlo y a ponerlo en marcha;
reunió un grupo de hombres y mujeres para vivirlo;
la base del grupo sería la confianza en el Amor de Padre-Madre Dios.

Desde este Amor procura organizar la vida comunitaria:

rechazar los falsos valores: el afán de dinero, de prestigio y de poder;
aceptar el Amor que comparte, que iguala en dignidad, que ayuda siempre.

El Amor, que es Dios mismo, libra de toda opresión:

hace imposible la violencia;
limpia de egoísmo y maldad el corazón;
mueve el trabajo por la reconciliación y la paz.

Este Amor sin medida es Amor puro, gratuito, universal:

no coincide con el “dios” de las religiones conocidas;
con los dioses que acechan para premiar o castigar;
con los dioses que se adueñan de la libertad y conciencia;
con los dioses que se dejan controlar por sus ministros;
con los dioses que se enfadan y hay que aplacarlos y consolarlos…

Este Amor encontró la oposición de los bien instalados:

de los enriquecidos por el sistema y sus habilidades,
de los llenos de poder y honores… frente a los humillados y empobrecidos. 

Hoy celebramos que este Amor conduce a la Vida:

Jesús, con este Amor, nos ha abierto los ojos;
lo ha hecho luz y camino para todos;
este Amor es su sabiduría de vida definitiva;
curar, alimentar y crear fraternidad fue su trabajo hasta la muerte;
en este trabajo encontró oposición y cruz:
enfrentamiento con la religión organizada;
los profesionales de la religión vieron en él un peligro;
le llevaron al poder político para eliminarlo como revoltoso social;
así lo hicieron y lo crucificaron;
la verdad del amor de Dios lo resucitó.

¡Jesús ha resucitado! ¡Jesús vive!

es la buena noticia que descubrieron enseguida sus discípulos;
sintieron su presencia al recordar sus palabras y su Cena;
no pudieron dejar su misión porque su Espíritu les llenó el alma;
su Espíritu les condujo a Galilea para empezar su misma misión;
su Espíritu les hizo “dedicarse asiduamente a la enseñanza de los apóstoles,
a compartir la vida, a la fracción del pan y al rezo
” (He 2, 42).

Este cirio encendido ilumina nuestra comunidad:

es signo de Jesús resucitado;
es signo del Amor vigilante, despierto, siempre vivo;
es la luz que da sentido a nuestra vida;
es la fuerza que dinamiza nuestra preocupación por los más débiles;
es la presencia que nos acompaña hasta el final;
la muerte física será la puerta al abrazo pleno de este Amor.

Abramos nuestra vida al Amor que no muere jamás:

renovemos nuestro bautismo del Espíritu;
avivemos la fe y la esperanza sembradas en nosotros;
disfrutemos el amor y la alegría de seguir su camino.

¡Feliz Pascua!

¡Feliz reencuentro con el Amor!

¡Feliz reencuentro con Jesús resucitado!

 

Rufo González
Leganés (Madrid)

3 comentarios

  • JOAQUIN G.CHEVERE RIVERA

    GRACIAS PADRE RUFO GONZALEZ POR ESE MAGISTRAL MENSAJE DE PASCUA DE RESURRECCION LOGRA HACER UN RETRATO FIEL,AUTENTICO DEL CRISTO VERDADERO EL EVANGELICO Y QUE VIVE ETERNAMENTE CON SU MENSAJE DE VIDA PLENA DE AMOR,DE LUCHA Y AFAN POR LOS VALORES QUE EL VIVIO,LA PAZ,LAJUSTICIA,A FRATERNIDAD,LA SOLIDARIDAD CON LOSPOBRES Y CON TODOS LOS QUE SUFREN INJUSTICIAS CRISTO ENCARNOEN SU VIDA EL SUPREMO VALOR EL AMOR A A HUMANIDAD Y TANTONOS AMO QUEENTREGO SU VIDA POR NUESTRA SALVACION EN ESTEMUNDO GOBERNADO POR LOS PODEROSOS COMO USTED SENALA ESOS VALORES HAY QUE VIVIRLOS ADIARIO SIN MIEDO CON VALORCOMO CRISTO LO HIZO NO IMPORTA NOS CUESTE LA PERSECUCION  Y TODO EL SUFRIMIENTO QUE NOS PUEDAN CAUSAR.PERO COMO DIJO SAN PABLO YA NADA NOS SEPARARA DEL AMOR DE CRISTO GRACIAS PADRE POR ESE HERMOSO REGALO DE AMOR QUE ES SU MENSAJE.LE PROMETO QUE LO VAMOS A DIVULGAR TODOLO MAS QUE PODAMOS RECORDEMOS A CRISTO “”CONOCEREIS LA VERDAD Y LAVERDAD OS HARA LIBRES AMEN ALELUYA HOSANAA NUESTRO DIOS CRISTO HA VENCIDO LAMUERTE CRISTO RESUCITO CRISTO VIVE

    JOAQUIN G.CHEVERE RIVERA PUERTO RICO 1 DEABRIL 2018 DOMINGO DE PASCUA DE RESURRECCION

  • Antonio Toston De la Calle

    Este sí es el Jesús de Nazaret. Este sí es el Jesús de Galilea, el  hijo de María. El que señalaba al Dios-Padre-Madre de todos los seres humanos y que él ejemplificaba con su vida y sus palabras, el sentido de la existencia de los que querían seguirle. Porque, nunca dijo “adoradme”, sino, “seguidme” que es lo dificil. Lo fácil sería adorarle y seguir viviendo sin cambiar un ápice de su vida. Y seguir engañando a los demás. Porque el seguirle implica “sine qua non” un cambio de conducta que se ve, se practica, está ante los ojos sin que sea un cambio pasajero. Y al cabo cala y fermenta una felicidad que las palabras no traducen porque no pueden. Sin que por ello, las vicisitudes de la vida no vendrán por eso y nos sacudan. No vamos a poder evitarlas pero con el reflejo de que lo visto con Jesús, no es el final, sino el principio de un ser fuera del espacio y el tiempo, (y esto, para mi, sucede en el instante de la expiración, la última, en que el espíritu abandona el cuerpo. Lo contrario del comienzo de la vida en que la primera inspiración, penetra el espíritu y nos habita). Esa es, pienso la resurrección.                                                        Muchas gracias a estos dos sacerdotes. ¡¡¡Al fin, nunca es tarde!!!. Dos textos maravillosos. Sapere aude. Ellos sí que han pensado.

  • Carmen

    Precioso el segundo texto y me encanta el primero.

    Pero al pueblo que no nos metan en esto. Ha sido el refugio de muchísima gente a lo largo de los siglos el venerar imágenes. No entendíamos nada de lo que nos decían. Nos metían miedo con que no nos íbamos a escapar ni uno por había un ojo grande dentro de un triángulo que todo lo veía. Siempre he pensado que orwell se inspiró en esa imagen que tenemos todos los de cultura judeocristiana en nuestra cabeza.

    Así que nos refugiamos básicamente en nuestras vírgenes, ellas sí nos entenderían. Y en el crucificado, porque pensábamos que el también entendería el dolor y la injusticia.

    Todo lo demás, honores militares y entronamientos y varas de mando etc, pues eso viene de la alianza entre poderes. Desde aquel constantino que… bueno, ya saben la historia.

    En Murcia tenemos a Salzillo. Salzillo. Un señor que se dedicó a hacer imágenes sagrada y los pasos de semana santa son casi todos de él.

    Cuando vemos a Nuestro padre Jesús la mañana del viernes santo, bajo esa luz de Murcia , no se pueden imaginar. Es como una sensación de pena, de gratitud, de tristeza serena… una emoción profunda. Y precisamente no veneramos al Poder en ese momento. Porque pese a la mismísima iglesia y a su alianza con el poder,  el mensaje de Jesús nos ha calado profundamente.

    No lo sé explicar mejor.

Deja un comentario