Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5328 Artículos. - 85137 Comentarios.

Para Entender a Venezuela: dos testimonios del otro lado

Tomado de la página de Leonardo Boff. Se reproducen aquí la introducción y el segundo testimonio. El primero, muy largo relato histórico, se puede ver en el enlace traducido al castellano, pues en la página de Boff aparece en portugués. AD.  

Todas las cosas siempre tienen dos lados. En derecho se dice: “audiator et alter pars”: que se escuche también la otra parte. Esto vale en todas las cuestiones que involucran destinos personales y de todo un pueblo. La cuestión de Venezuela es compleja y polémica. Difícilmente se podrá emitir un juicio equilibrado, tantos son los factores a considerar. Entre nosotros, en Brasil, la versión dominante, propagada por los grandes medios, bajo fuerte influencia de los USA es muy negativa y tiene sus razones. 

Hay violencia y represión popular que son inaceptables, desde cualquier punto de vista. Pero no es la única versión. Hay otras versiones que presentan lados positivos que importa también considerar, aunque ganan poco espacio en los medios nacionales e internacionales.

En el propósito de mostrar la complejidad de la cuestión Venezuela y lo que significaron las transformaciones que Hugo Chávez introdujo en aquel país, es importante escuchar los dos testimonios que publicaremos abajo. Curiosamente uno viene de una religiosa que trabaja en medio del pueblo y que por eso su testimonio gana especial credibilidad. No hemos emitido ninguna opinión. Sólo mostraremos uno de los lados, poco conocido, para que cada uno pueda hacer su juicio sobre la base de ésta y de otras informaciones. LBoff

 

TESTIMONIO 1º:  Para entender a Venezuela. Por  Marcelo Zero

Para Entender a Venezuela_ dos testimonios del otro lado _ Leonardo Boff

TESTIMONIO 2º:  Opinión de una religiosa, educadora popular. Por Jacquelin Jiménez,rscj Educadora popular .

Hermana del Sagrado Corazón de Jesús

  • Democracia participativa, protagónica y propositiva.
  • Las otras democracias no entienden, menos las representativas

Y aquí estuvo otra vez el chavismo!  Esas y esos a quienes les volvió el alma al cuerpo, que estaban desnutridos y se fortalecieron, gracias al presidente Chávez.

Se hizo presente la confianza de esas lumpen que no habían estudiado y ahora miran de frente a sus opresores históricos; apareció la fe de esos que fueron empobrecidos y hoy  creen que pueden dirigir un país porque saben el valor del trabajo; se presentó a la fiesta de la corresponsabilidad  esos obreros, campesinos, pescadores, amas de la vida y amos de casa,  que están convencidos que salvan la patria al cruzar cualquier obstáculo para participar, decidir, elegir, implicarse en los asuntos políticos de esta tierra nuestra.

El chavismo se supera a sí mismo, más allá de las cotidianidades contradictorias, más acá de la necesidad  impuesta por la industria al quitar del mercado la harina de maíz o el arroz. El pueblo, esos que los ciudadanos de las zonas ricas de Venezuela no quieren reconocer y llaman hordas chavistas, tuvo que volver a recorrer con valentía las calles de nuestros campos y parroquias para recordar sobre qué hombros se sostiene este país, aún con la amenaza de ser quemados o golpeados por los antichavistas. En franca hostilidad  el chavismo se hizo presente, votó, y legitimó la convocatoria a Constituyente que había hecho el presidente Nicolás Maduro hace tres meses.

A quienes se creen todo lo que los informativos internacionales dicen de este país, como si habitáramos en guerra, como si no estuviéramos celebrando un cierre más de año escolar, como si no fuéramos a nuestros trabajos con esperanza de mundo mejor, como si no comiéramos cada día aún con lo encarecido de los insumos por parte del capital perverso, le decimo una y otra vez:  La disputa de poder diaria que nos ocupa en este gran país con tensiones,  con nuestras convicciones e historia de vivir viviendo con el gobierno chavista, es una disputa sin igual pues la damos sin balas, con todos los sentidos y afectos colectivos que hemos creado. Damos la pelea seguros de que el poderoso dominador, clasista, blanco, rico, no  es más fuerte que quienes deseamos vivir dignamente, en equidad sin menos precio de la piel, y sin fobia de ninguna naturaleza.

Aconteció este 30 de julio – contra todo pronóstico extranjero, con amenazas del gobierno norteamericano, con gobiernos vecinos que se creen nuestros capataces para reconocernos- la fuerza de la ética comprometida con la responsabilidad comunitaria y el desafío para un gobierno que debe honrar  la fidelidad de este pueblo.

El chavismo estuvo otra vez por aquí en 8.089.320 voluntades por la paz, por la búsqueda de justicia, por el sentido de pertenencia a este país que no dejaremos, aún con el moderno bloqueo de alimentos y medicinas al que nos han sometido. Y estamos seguras que algunos se quedaron en casa o no pudieron ir a votar porque el antichavismo les puso barricadas en sus barrios, les amenazó, les intimidó, pero eso no lo dice la prensa internacional. Esos que acusan de dictador al presidente Nicolás, en sus reductos de resistencia como le dicen, no dejan salir a sus vecinos de sus casas a votar, a comprar insumos, o ir al médico. Si nuestro gobierno actúa ante manifestación con bombas lacrimógenas es represión. Si lo hacen otros gobiernos es dispersión…. Eso es un mínimo ejemplo del uso de las palabras para encubrir verdades.

También ha habido muertes en los enfrentamientos de los opositores más radicales con la guardia nacional. Enfrentamientos, no manifestaciones. Ellos disparan, lanzan bombas y explosivos caseros contra la guardia: Violencia genera violencia. Disparo genera disparo…¿ Cómo defender ese tipo de protesta?

Más allá de las cifras de las votaciones de este 30 de julio, celebramos que votamos en paz, que el chavismo de base no pagó con la misma moneda de la violencia fascista opositora en nuestros barrios, que fue el ambiente de convivencia el que nos movilizó, y que nuestras energías se renuevan y nos reagrupamos en más poder popular. Para la recelosa  visión  única del mundo occidentalizado, que nos impuso una sola manera de hacer democracia, votar por sectores organizados, votar por cada municipio de nuestras ciudades, votar  sin mediar partidos si no la iniciativa propia de haberte postulado, como yo lo hice, no es posible. No, no es posible para este  mundo. Sin embargo, nosotras y nosotros estamos pariendo otro mundo, con dolor, con alegría,  con esperanza.

Fonte: <30 de julio, democracia participativa y protagónica.doc>

4 comentarios

Deja un comentario