Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5037 Artículos. - 80780 Comentarios.

¿Transhumanismo?

Blas LaraEs un movimiento ideológico surgido en la euforia tecnológica de las últimas décadas del siglo XX. Reactualiza el viejo sueño prometeico (Esquilo siguiendo un antiguo mito griego): el hombre que se quiere liberar de las servidumbres de su especie. Un hombre nuevo, un Uebermensch. Zeus castigó al insumiso Prometeo a ser encadenado mientras que un buitre le devora el hígado. ¿Tendremos que pagar muy caros los sueños locos de la ciencia y la tecnología contemporáneas, por sus consecuencias hoy imprevisibles? ¿Jugaremos de nuevo a los aprendices de brujo, como con la energía atómica? ¿Y si hubiera quizás en España un demasiado ingenuo optimismo respecto a los aportes de la ciencia y la tecnología?

Existe un Laboratorio « secreto » en California llamado Calico (California Life Co.) una de cuyas ambiciones abiertamente declaradas es como ellos dicen : « Matar a la muerte ». (Google financia Calico).

No hay la menor duda de que los progresos de la biotecnologia y de la inteligencia artificial cambiarán al hombre y también al entorno en que vivimos. Eso es cierto. ¿Pero en qué sentido y hasta dónde cambiarán al hombre? La enfermedad y la muerte son nuestros eternos desafíos.

Porque es natural que se luche contra la enfermedad y contra la muerte, se pretenderá erradicar la enfermedad, particularmente el cáncer, y se buscará aumentar la longevidad de las personas. (Algún utopista sueña con aumentar la vida indefinidamente).

Hace unos años la revista Science dió a conocer los mecanismos del resveratrol, un activador de la sirtuine1 que tiene el efecto de reactivar las « baterías » celulares que son los mitocondrios. La eficacia del resveratrol contra el envejecimiento ya ha sido experimentada en los ratones.

Efectos sociales de la transformación del Hombre

  1. La pirámide demográfica se tambaleará con todas sus consecuencias

El considerable aumento del segmento demográfico de personas de edad tendrá efectos inimaginables, y no solamente económicos. Pensiones y beneficios sociales se verán irremediablemente afectados para cubrir las necesidades de las nuevas legiones de mayores quizás mentalmente debilitados por la edad y para proteger a los rescatados de enfermedades en temprana edad, gracias a la medicina. Nuestros centros médicos se convertirán en fábricas de minus válidos con algunos años más de esperanza de vida.

  1. Habrá que renovar las estructuras y las jerarquías sociales

Las estructuras políticas y sociales tendrán que ser totalmente replanteadas y renovadas. El individuo particular ahora más presente y más activo a través de las redes tendrá mucho que decir, cuando fué durante siglos políticamente casi mudo. Deberá ser escuchado. Participará más en la gestión de la sociedad. Por eso habrá que imaginar nuevos canales de escucha e instrumentos de coparticipación a la gestión de la cosa pública.

Programación de la especie y sus peligros

La vida no es igualitaria. Cada niño que viene al mundo trae consigo su lotería genética. Las técnicas de la biquímica prometen combatir el azar a veces cruel de la herencia. Se podrá además elegir la talla, el sexo, el color de los ojos, etc. del futuro bebé. Naturalmente, así será para el que se pueda pagar la programación de su progenitura. Una inédita aristocratización de una parte de la humanidad y como consecuencia una agravación de las desigualdades.

Las prótesis cognitivas

De la misma manera que el cuerpo humano beneficiará de los adelantos, se pregunta uno si con el progreso científico nuestras facultades mentales se ampliarán más allá de lo que osaríamos imaginar. ¿Llegará a aparecer en el curso de la evolución biológica de las especies « una singularidad bio-tecnológica », dotada de una inteligencia que superará en todos los aspectos a la de la actual especie humana?

Se ha escrito sobre los límites de la inteligencia de las máquinas. Ese fue el título de mi tesis doctoral publicada en Friburgo en los años 60. Allí puse manifiesto los límites, – un problema filosófico emparentado, aunque no totalmente coincidente, con los límites internos de los formalismos(Gödel).

Delimité entonces las barreras infranqueables que no puede traspasar la inteligencia del hombre o de la máquina.

Pero lo que ahora toca es profundizar en los detalles de lo que sí podrá hacer el Hombre nuevo con la prótesis de la máquina. Esa es la cuestión que se plantea hoy en tiempos del transhumanismo. Debemos al paso conjeturar sobre las consecuencias para la generación de nuestros nietos.

Horizontes turbulentos

¿Para qué queremos un Hombre transhumano? ¿Vivirá mejor en esa sociedad envejecida y densamente conectada? Un ejemplo: Larry Page de Calico pretende que, si vencemos al cáncer, la esperanza de vida aumentará unos tres años. Para el individuo concreto, un enfermo, es una conquista probablemente importante. ¿Pero es que sería eso un avance significativo para la especie?

Sin otras rectificaciones el mundo envejecerá inexorablemente.

Piénsese además que todos estos progresos conducen a una sociedad más uniforme, más estandardizada, mucho menos interesante.

Sin renovación de los valores que nos sostienen tanto a la persona como a la sociedad…

Sin una nueva inyección de Amor y de Belleza en nuestras culturas y en nuestras vidas, algo que no nos puede aportar la tecnología.

Sin razones para vivir una vida que vaya más allá de la puramente vegetativa… ¿Qué interés tienen unos años de más?

42 comentarios

  • Jorge

    Hola Oscar
    Preguntas por la jeringa del Amor y la Belleza, la cosa que inyectada elevará el nivel ético. No, claro que no. No existe la jeringa ni la “cosa” que pueda hacerlo, al menos por ahora, ni espero que la Ciencia algún día lo consiga. No quiero que la Ciencia altere mi capacidad de decisión y me transforme en otra cosa aunque sea mucho mejor de lo que soy y menos sin mi consentimiento. Y si esto no lo quiero para mí tampoco lo quiero para nadie.
     
    En mi opinión los niveles de justicia y éticos crecerán en un mundo en aumento acelerado de la intercomunicación y disponibilidad de la información sin censuras. (Corrijo lo de preparación ética  previa al avance tecnológico, sino que creo que va asociado a él). Las injusticias, las violaciones, el maltrato, la violencia,….. se dan con impunidad en el silencio informativo. Pero hoy ya estamos en el punto de que un chaval o un niño con un móvil puede grabar cualquier escena sin ser detectado, y subir la grabación a la red. Abusos, violaciones,…, nos enteramos de ellas en la red y la gente se manifiesta contra ellas masivamente. Esto sin lugar a dudas es un avance ético sin precedentes, pues la gente que se comporta de esa forma tan incívica, al menos se lo pensará dos veces si no quiere tener problemas.
     
    La contrapartida es que nos vamos acercando a un mundo hipercontrolado, por cámaras que lo grabarán todo, y que se hacen públicas en la red, en una nube de información inmensa, siempre accesible a cualquiera, cuando se disponga de los ordenadores cuánticos. Si pensamos en los drones, y drones minúsculos del tamaño de pequeños insectos con cámaras que pueden llegar a cualquier lugar, ¿qué espacio quedará para la vida privada? ¿la habrá? ¿o más bien la vida humana será pública, sin secretos, y disponible para cualquiera que quiera observarla?
     
     
    Es que el cambio de la vida humana que ya está aquí, producido por las nuevas tecnologías, es de tal magnitud en todos los campos, que afectará no sólo a la sociedad humana sino también a la intimidad de las personas. Nunca como ahora el futuro próximo se ha visto con mayor incertidumbre.

  • oscar varela

    Hola!

    El que la vida humana, como elección y decisión que surge de su propio proyecto vital, consista en hacerse a sí misma, significa que es su propia justificación en cuanto coincidencia consigo mismo y en cuanto autenticidad.

    * «Para resolverse el ser humano a hacer esto y no aquello tiene, quiera o no, que justificar ante sus propios ojos la elección, es decir, tiene que descubrir cuál de sus accio­nes posibles en aquel instante es la que da más realidad a su vida, la que posee más sentido, la más suya.

    * Si no elige esa, sabe que se ha engañado a sí mismo, que ha falsificado su propia realidad, que ha aniquilado un ins­tante de su tiempo vital, el cual… tiene contados sus instantes»

    * «Al decidir cada acto nuestro nos decidimos porque nos parece ser el que, dadas las circuns­tancias, tiene mejor sentido.

    * Es decir, que toda vida nece­sita —quiera o nojustificarse ante sus propios ojos.

    * La justificación ante sí misma es un ingrediente consus­tancial a nuestra vida.

    * Tanto da decir que vivir es com­portarse según un plan como decir que la vida es incesante justificación de sí misma».

    …………………

    «Cada humano, entre sus varios seres posibles, encuentra uno que es su auténtico ser, y la voz que le llama a ese auténtico ser es lo que llamamos vocación… solo vive, de verdad, el que vive su vocación, el que coincide con su verdadero sí mismo…»

    * «Entre las muchas cosas que en cada instante podemos hacer, podemos ser, hay siempre una que se nos presenta como la que tenemos que hacer, tenemos que ser; en suma, con el carácter de necesaria. Esto es lo mejor.

    …………………

    Nuestra libertad para ser esto o lo otro no nos liberta de la necesidad…

    * La necesidad humana es el terrible imperativo de autenticidad. Quien libérrima­mente no lo cumple, falsifica su vida, la desvive, se suici­da…

    * Se nos deja en libertad de aceptar la necesidad…

    * Toda vida humana tiene que inventarse su propia forma; no hay propiamente un Zurück (vuelta atrás).

    * El imperativo de auten­ticidad es un imperativo de invención.

    * Por eso la facultad primordial del hombre es la fantasía…

    * La vida humana es, por lo pronto, faena poética, invención del personaje que cada cual, que cada época tiene que ser»

    …………………..

     Se trata, pues, no solo de que la vida como construcción de sí misma, según su propia invención, sea su justifica­ción, sino también de que, por esto mismo, su propia construcción, que proviene de su invención, es su última nor­ma.

    * aquello que se le presenta al ser humano como lo que tiene que hacer, lo que tiene que ser, no está ya en su mano una vez que se lo ha forjado él mismo como su propio proyecto vital.

  • oscar varela

    Hola!
    Ya sabemos que «la vida no es un estar ahí ya, un yacer, sino un recorrer cierto camino; por tanto, algo que hay que hacer —es la línea total del hacer de un hom­bre»—
    * «Una vida en disponibilidad es mayor negación de sí misma que la muerte.

    * Porque vivir es tener que hacer algo determinado —es cumplir un encargo—,

    * y en la medida en que eluda­mos poner a algo nuestra existencia evacuamos nuestra vida»

    …………..

    El quehacer de la vida humana, al actuar el hombre con las cosas, es hacerse a sí misma.

    * «Esa vida con que nos encontramos, que nos ha sido dada, no nos ha sido dada hecha. Tenemos que hacérnosla nosotros».

    …………

    Al hacerse su propia vida, el ser humano se decide por lo que va a hacer y elige lo que va a hacer.

    * La vida consiste en decidirse y elegir.

    * El suicidio mismo es también una decisión.

    * «En el peor caso, y cuan­do el mundo pareciera reducido a una única salida, siem­pre habría dos: esta y salirse del mundo.

    * Pero la salida del mundo forma parte de este como de una habitación la puerta».

  • M.Luisa

    ¿Esta nueva especie manipulada que se espera pueda ocurrir en el futuro es la que ofrecería  la capacidad de mejorar las cualidades humanas? Cómo se puede esperar semejante cosa, desconociendo la  evolución biológica a la que estaría sometida? No hay elevación sin evolución. Conocemos la nuestra y por eso podemos hablar de elevación cualitativa.  El Amor y la Belleza son ya realidades humanamente experienciadas, no hay vuelta atrás. Y por tanto estas realidades no son reducibles a experimentación!!.

  • oscar varela

    «una de las grandes limitaciones, y aún deberíamos decir de las vergüenzas de las culturas, todas hasta ahora sidas, es que ninguna haya enseñado al hombre a ser bien lo que constitutivamente es, a saber: mortal”

  • oscar varela

    Hola!

    La vida humana,

    como realización concreta de un hom­bre con una determinada circunstancia,

    – es utopía y en parte fracaso,

    – pero, a su vez, no un absoluto fracaso.

    …………………..

    * «Los quehaceres humanos son irrealizables. El destino —el privilegio y el honor— del hombre es no lograr nunca lo que se propone y ser pura pretensión, viviente utopía. Parte siempre hacia el fracaso y antes de entrar en la pelea lleva ya herida la sien»

    * «El mal utopista piensa que, puesto que es deseable, es posible, y de esto no hay más que un paso hasta creer que es fácil…

    * El buen utopista, en cambio, piensa que, puesto que sería desea­ble, no hay probabilidad de que se pueda conseguir; por tanto, que solo cabe lograrlo en medida aproximada.

    * Pero esta aproximación puede ser mayor o menor…, hasta el infinito, y ello abre hasta nuestro esfuerzo una actuación sin límites en que siempre cabe mejora, superación, perfeccionamiento; en suma, ‘progreso’.

    * En quehaceres de esta índole consiste toda la existencia humana… La exis­tencia del hombre tiene un carácter deportivo de esfuerzo que se complace en sí mismo y no en su resultado»

    …………..

    Si radicalizamos más la cuestión y la planteamos en términos,

    – no ya del conseguir esto o aquello en la vida,

    – sino del logro o malogro de la vida misma, o sea de la vida y la muerte como tales,

    – llegamos a la vida como superación constante de la muerte.

    * «Si en efecto, la Vida fuese solo Nada, la única acción congruente e inevitable sería suicidarse.

    * Pero resulta que no: en vez de suicidarse, la Vida se ocupa de filosofar..

    (Heidegger ha desapercibido siempre que la realidad Vida tiene, desde luego, el sorprendente carácter de que no solo es en todo instante ‘Muerte posible’ y, por tanto, absoluto peligro, sino que esa muerte está en la mano de la Vida, es decir, que la Vida puede darse la Muerte.)

    …………………..

    * Pero si fuese solo Muerte eso no sería posible, sino inevitable —esto es, que la Vida, el hombre, no viviría más que el instante preciso para suicidarse—.

    * Aun admitiendo que la Vida es el fenómeno del ente mortal y, por tanto, peligro viviente y Nada existiendo, resulta que solo puede ser esto si es además aceptación del peligro, consagración jovial y fe­cunda de la Muerte.

    * La Vida es precisamente la unidad radical y antagónica de esas dos dimensiones entitativas:

    – muerte y constante resurrección o voluntad de existir malgré tout,

    – peligro y jocundo desafío al peligro,

    – ‘deses­peración’ y fiesta, en suma,

    – ‘angustia’ y deporte’.

    – la Vida es ‘eben mehrseitig’, ‘multilateral’,

    – siempre es ‘lo uno y lo otro’,

    – lo más radical del fenómeno Vida es su carácter equívoco, su sustancial problematicidad…

    – La Vida es sentirse morir y gritar a la vez: da capo!…

    – así es el Mundo, a la par, intemperie y hogar…

    (La idea del sentimiento trágico de la vida es una imaginación ro­mántica y, como tal, arbitraria y de un tosco melodramatismo).

  • oscar varela

    De nuevo:

    El CALEFÓN me provee el confort necesario-conveniente

    para leo-comprender mejor la BIBLIA (experiencia de la vida)

    Quiero decir:

    Las RAZONES científico-técnicas

    se han de llevar-poner ante el Tribunal inexorable de

    las RAZONES pragmático-interesantes de la Vida que tengo que vivir.

    Estas últimas son el Criterio concreto de “amores y bellezas”.

  • oscar varela

    Hola!

    De Jorge leo en su reciente Comentario:

    1- “elevar la calidad humana por inyección de Amor y Belleza”-

    Pregunto: ¿cuál sería la “jeringa”? ¿Acaso …

    2- … introducir prótesis o dispositivos intracerebrales, para hacer conexión cerebro-máquina, aumentando exponencialmente los límites de nuestras capacidades”?

    Pero in-mediatamente pone la condición:

    3- “elevar el nivel ético”-

    Pregunto:

    a)     ¿cuál (o de qué) sería la inyección para esto?

    b)    ¿cómo se logra esto (que sería “previo”)?

    c)     ¿nos acercamos al “huevo y la gallina” o,

    d)    al “Cambalache”, donde llora la Biblia junto al Calefón?

    Gracias!, mientras ¡Sigo yendo todavía! – Óscar.

  • Jorge

    En Biología se define mejor “especie” por la genética. Especie es el conjunto de individuos que pueden reproducirse entre sí y dar descendencia fértil. Si manipulamos los genes de un grupo o población de una especie, tanto que sus diferencias genéticas impiden la reproducción con las poblaciones no manipuladas, tenemos necesariamente que hablar de una nueva especie. Y esto puede ocurrir en el futuro de nuestra especie. Dos o más grupos de poblaciones humanas, derivadas de la manipulación genética, serán incapaces de reproducirse, porque se impide la recombinación genética durante la fecundación entre dos individuos de poblaciones distintas. Serán dos o más especies distintas con evolución biológica diferenciada.
     
     
    Lo que espero es que esas nuevas especies derivadas de la nuestra, el  Homo sapiens, tengan mayor capacidad y mejores cualidades humanas, justo en el sentido que expone Blas Lara, elevar la calidad humana por inyección de Amor y Belleza. Lo mismo espero si se trata de introducir prótesis o dispositivos intracerebrales, para hacer conexión cerebro-máquina, aumentando exponencialmente los límites de nuestras capacidades. Como esto más bien pronto que tarde lo tendremos aquí, es urgente estar preparados para el gran salto que tenemos a las puertas. Y esa preparación pasa necesariamente por elevar el nivel ético, si no queremos que se pierda en el camino las cualidades esenciales de lo humano, la dignidad de las personas, la libertad, … la paz, el amor,…

  • Santiago

    CASI no he podido seguir, por falta de tiempo, como  hubiera querido, este múltiple diálogo, sobre el interesante y oportuno tema de Blas Lara que debe ser motivo de agradecimiento de todos hacia el. Creo poder ver en los diferentes comentarios ya expresados aquí, el aspecto científico, filosófico, ético, religioso y social que implica la teoría del TRANSHUMANISMO…En un punto que creo  coincidir, además de las obvias preguntas finales del autor cuyas respuestas no son difíciles de responder, es con lo que escribe Román…ya que trivializando e ignorando el mal como un verdadero desorden ético-cultural y social es como hemos llegado al deterioro vital en que nos encontramos…en la “dictadura del relativismo” que se impone como un dogma sacrosanto…que desafortunadamente se va imponiendo en todos los parámetros de la sociedad, infiltrando hasta la misma raíz de la moral religiosa, base del orden social..Mientras suprimamos la responsabilidad humana de nuestras acciones sólo vamos a contribuir a la formación de un ejército joven de individuos amorales, muchos de ellos verdaderos sociópatas, donde el suicidio y la muerte de los vulnerables será una necesidad y donde la crueldad también podrá ser vista como un bien mayor…donde TODO será política hedonista y mercantilista con tal de satisfacer nuestros personales deseos utilitarios…

    PERO no deja de ser, el TRANSHUMANISMO, una hipótesis sugerente…dado el vertiginoso avance tecnológico en el mundo actual..Sin embargo, muchas de las hipótesis científicas formuladas cuando yo era todavía universitario, no se han cumplido cabalmente…Por tanto, tampoco es seguro que podamos lograr todo lo que predecimos en el año 2016…Por eso, NO por sustituir “las piezas biológicas” de nuestro ser físico vamos a poder fácilmente cambiar nuestra identidad sustancialmente humana.  Y aunque evolucionemos a una “nueva forma” de inteligencia, o sea, a “una singularidad bio-tecnológica” y la magnificáramos artificialmente no dejaríamos de ser humanos. No constituiremos, por tanto, “una nueva especie” PER SE, ya que nosotros sólo somos seres creados contingentes. Siempre dependeremos de “otro” para venir a la existencia y mantenernos constantemente en ella.

    Nuestras “creaciones” humanas no van a ser nunca infinitas e ilimitadas, sino realizadas con materia que se nos ha dado previamente, y por tanto pre-existentes, y por ende limitadas. NO podremos mutarnos a nosotros mismos en nuestra propia identidad sustancial…sino mejorar al máximo nuestra capacidad humana…Nuestros “clones” serían idénticos en la forma fenotípìca…pero no en aquella  identidad sustancial que constituye MI PERSONA HUMANA. Por otro lado, no tenemos la capacidad para crearnos a nosotros mismos “sine materia”, ni tampoco la tendremos tele-futurísticamente porque nuestra naturaleza es básicamente espiritual e inmutable per se..Podremos manipular e inclusive cambiar nuestro código genético, pero no nuestra “clave” espiritual que por serlo, NO es transferible, ni divisible, ni está sujeta a las leyes de la física y no es de nuestra hechura, ya que nos fue infundida permanente en orden a la trascendencia…

    Por eso, coincido con Blas que sin un aporte cualitativo a la vida humana…sin una infusión de bondad y belleza…sin un aumento del grado de “humanidad”…sin una contribución a la paz del espíritu…el transhumanismo pierde todo sentido…Será válida, de otra manera, la técnica cuando ésta se encuentre orientada a exaltar los verdaderos valores humanos, situados en la profundo de nuestro ser…

    Un saludo cordial    Santiago Hernández

  • Asun Poudereux

     
    Hola a todos:
     
    Voy a intentar exponer algunas de las cosas que me sugieren este artículo. Gracias, Blas, por compartirnos tanto  y por tu gran paciencia. 
     
    Si os dais cuenta, a pesar de indicar la importancia de la ética en el uso de los adelantos científicos,  técnicos y tecnológicos,  nos hace mucha mella y repercusión estos últimos,  de modo más o menos directo.  Nos invaden por todos los flancos,  nos venden hasta el paraíso, cuando se trata de aliviar el dolor y prolongar la vida.
     
    Es natural, especialmente, si estamos llenos de energía y juventud, que cada generación nueva,  a su paso,  es susceptible de confundir con la libertad real. Y ahí la pregunta: ¿Quién es capaz de enfrentarse a la muerte y a la enfermedad  con plena aceptación, si los mensajes que le llegan al joven,  por activa y por pasiva es hacer uso de lo que han hecho creer es la libertad, a costa de lo que sea?
     
     Porque esto es lo que nos vende la sociedad fundamentada  en el pensamiento del capitalismo neoliberal globalizado, el  que sujeta y amarra,  para su beneficio,  el consumismo de lo que no nos es necesario, o lo que es lo mismo,  estimular la ganancia inmediata, pura y simplemente,  sin producir nada a cambio,  sin ningún atisbo que  realmente repercuta en el bien común de todos sin excepción, sino  especializado en todo lo contrario, aplastar al débil, ignorar al número  de turno.
     
    Cuando vi este artículo, hace ya unos días, reconozco que el título me confundió, dada mi ignorancia. Pero luego, al leerlo, dieron su sentido las interrogaciones y me vino a la mente el  mito de Adán y Eva, que aunque lejano en el tiempo,  creo que encierra gran riqueza y sabiduría,  si se sabe mirar a través suyo,  sin juicios preestablecidos que darían pie y base a la teología  posterior, con todas sus consecuencias  e implicaciones.
     
    Este querer “ser” más de lo que somos, nos aleja de la visión no comparativa, no dualista, y nos va adentrando  más y más en una continua huida hacia adelante,  en el sufrimiento, en la confrontación y en la violencia más cruel.  Indispensables todos ellos, para dar, después, lugar para hablar de ética y moral. Actitudes a ejercer por el voluntarismo  y el mérito a lograr.
     
    ¿No os parece,  que a lo que apunta el mito, es más bien, no al pecado contra Dios (reflejo coherente del nivel de consciencia mágico- mítico con sus creencias correspondientes), sino al propio destierro en el que nos aventuramos y alejamos del ser que somos,  cuando nos dejamos arrastrar por la ambición de la mente acaparadora y egocéntrica,  con la que identificamos nuestra identidad de lleno?
     
    Todo lo que es beneficioso, y en cierto modo,  altruista para ayudar a vivir a la humanidad entera, la de ahora y la posterior, pues bienvenido sea.  Por lo demás,  sugeriría con cierta urgencia, empezar  por la más tierna infancia,   a través de la educación y formación abiertas y  creativas en el descubrimiento de lo que realmente somos  a modo intrapersonal e inter-relacional,  de unos y otros y con todo el universo,  es decir, por lo que vale la pena  el esfuerzo,  la ilusión, la dedicación y nos va dando el verdadero sentido  a nuestro  estar  aquí y ahora.
     
    En esa línea de profundización  iríamos descubriendo, practicando  y viviendo lo  que es realmente la libertad: No ataduras falseadas,  no dependencias inducidas, no abusos  infligidos directamente  e  indirectamente impuestos…
     
    Y como podéis fácilmente deducir,  estoy  por lo transpersonal,  que por el momento no tiene la debida  acogida y repercusión que merece.
     

  • Román Díaz Ayala

    Hola, Jorge,

    veo que el tema sigue interesando, por lo que me sineto obligado a tratarlo con la extensión necesara, porque son muchas las cuestiones que suscita.

    Insisto en que estamos abusando de la amabilidad de Blas, porque el tiene planteado el tema desde el punto de la ética y estamos recorriendo asuntos de doctrinas de carácter religioso. No me fue posible con M. Luisa “secularizar” lo que es desde el punto de vista filosófico, pura teología, y mucho menos ahora que abiertamente me das interpretaciones del mensaje de Jesús desde el punto de vista de nuestra común fe.

    La ética entra dentro del ámbito de lo público, pero no podemos, no estamos autorizados a privatizarla introduciendo el concepto moral de pecado, no porque no  sean problemas de conciencia, que lo son, sino porque son de Derecho privado que sujeta a las personas creyentes. Sé que hay tendencia de secularizar a Jesús y hacer de sus enseñanzas doctrina de Derecho Público  (en un intento de universalización, es decir, darle valor universal). Es el reverso del confesionalismo, pero no quiere decir que sea acertado, pues sigue siendo una imposición dogmática.

    permíteme que guarde silencio sobre estos temas hasta la semana que empieza después del 17 de este mes de julio. Entonces abusaré un poco más de la Redacción de Atrio.

    Gracias por vuestra comprensión.

  • mª pilar

    ¡Cuanta manipulación…! De un hermoso Proyecto de ¡Vida!

    ¿Cómo se pueden sacar tales consecuencias de las Palabras que Jesús nos dejó?

    ¡El lenguaje!

    Puede darle la vuelta y de que manera… y seguimos parados, sin esperanza de cambiar.

    ¡¡¡Desolador!!!

    mª pilar

     

  • Jorge

    Hola Román, de tu comentario 9.7.16:45 se podría concluir como ha hecho Isidoro, que en lugar de venir Jesús a salvarnos y redimirnos del pecado, a liberarnos de la culpa por el perdón, a sacarnos del foso del pecado…., parece que nos hunda en él y nos ligue aún más a la culpa. Poner el acento del seguimiento a Jesús en la enormidad de la maldad humana, en la multitud de pecados que ofenden a Dios, en la culpa del ser humano desde la cuna,… es un mal asunto sobre el cual se ha prodigado la Iglesia con todo lujo de detalles. ¿Acaso no es el mensaje de Jesús liberador del pecado y de la culpa que ataba al pueblo judío por su esclavitud ante la Ley de Dios del Pentateuco?
     
     
    Jesús, no nos propone su proyecto de vida como un listado de pecados que nos hunden en la culpa, como si fuese la voz que clama en el desierto a gritos llamando al arrepentimiento y a la conversión. En Jesús hay mucho más que en Juan el Bautista. No es el reconocimiento de las culpas  lo que busca Jesús en los que le escuchan. El pecado y la lucha contra él, no es el centro del mensaje que Jesús transmite. El pecado es marginal y la conciencia culpable también, pues la vida en Jesús comienza precisamente cuando dejamos de lado el pecado, después de haber sido liberados de él por su redención. En el modo de decir de Juan Evangelista, ya no somos del Diablo sino que pertenecemos a Dios. “Quien comete pecado es del Diablo,…Todo el que ha nacido de Dios no comete pecado…”  (1Jn 3). Esto no quiere decir que ya no pequemos más, todos somos pecadores y el que dice que no peca miente, pero el pecado tras Jesús no tiene el poder para separarnos de Dios si no queremos hacerlo. La vida en Jesús es liberación del pecado para ir en busca de la plenitud del amor. Si nos quedamos en la lucha contra el pecado solamente, no hemos ni siquiera iniciado el seguimiento a Jesús, pues su centro es la expansión del amor y su justicia en nuestro entorno y en el colectivo humano. El pecado es marginal pues debe quedar detrás de la puerta por la que entramos en el camino que conduce a Jesús.

  • Román Díaz Ayala

    M. Luiisa,

    sin ánimo tampoco por mi parte de extender el desarrollo de este punto, comprendo con más claridad, si cabe, tu posicionamiento y que me lleva a  lamentar una vez más las intromisiones de la teología en el pensamiento secular, no para clarificarlo pretendidamente sino para sustituirlo, pero sin advertir que la autonomía humana en la Creación es la obra primordial de Dios, y que la praxis de Jesús entra en otro orden de cosas que ni la sustituye, ni la condiciona. (Vuelvo otra vez al conflicto gratuito entre Creación y Redención)

    Pero ya, ves, esto es tema total de la teología y para desarrollar en otros hilos.

    gracias por tu paciencia y por tu dedicación.

  • M.Luisa

    …y en esto consiste la salvación.

    Me había quedado fuera de la selección esta última frase

  • M.Luisa

    Déjame, Román, sin ánimo de insistir ya más, añadir al asunto  unas   pocas líneas  para intentar una comprensión más ajustada sobre lo que vengo diciendo.

    Al hablar de contexto cultural cristiano no es que, con la  pretensión intencionada de querer   llevar el ascua a mi sardina, hayas de mover un ápice tus convicciones, todo lo contrario amigo! Se trata más bien de situar en orden los planos  porque al darle, según mi opinión, el antedicho enfoque filosófico al cual se ajustaría secularmente   la llamada condición humana,  no iba a contrastarlo directamente con el enfoque teológico que, en rigor, se supone  debería  aceptar una teología actualizada, sino contrastándolo  antes con lo que la teología cristiana, de ella, culturalmente,de la condición humana, ha planeado o explanado como quiera decirse. .

    Tal vez esto se vea con más claridad considerando una reflexión que me ha salido al paso al seguir leyéndote porque no fue la filosofía, como dices,  la que entro en la teología sino a la inversa, fue la teología la que la utilizó como sustrato de su doctrina y desde entonces sigue con el  mismo  cuando  la  filosofía  ha cambiado notablemente.

    Entonces, si mediante la cultura se ha  recibido una forma teológica equivocada de entender la condición humana, cuya   índole mostrada ha sido  de orden pecaminoso, bien estaría tomar ahora  por  experiencia propia   lo que en realidad para nosotros representa  no ya la figura (cultural) de Jesús  sino su persona vivamente experienciada y se verá enseguida que  Jesús fue aquel quien  marcó y le dio a la persona   el poder   para ser alguien  que ni siquiera ella  hubiera  soñado nunca poder  llegar a ser . Con Él apareció una nueva conciencia en el seno de la realidad humana.

  • Isidoro García

    “El pecado tiene una conceptualización teológica que es una ofensa grave contra Dios, sea teniendo a la divinidad como objeto sea teniéndolo en otra persona. Si eliminamos esa referencia a Dios directa o indirecta, entonces sí  es posible hablar de la condición pecaminosa valorándola de insuficiencia”. (Román)

     

    El concepto tradicional de pecado contra Dios, fruto de nuestra mala naturaleza humana, es contradicho modernamente, con un concepto de error conductual-cognitivo, con un alto porcentaje de inevitabilidad, debido a los condicionantes internos y profundos de nuestra psique.

    La cuestión se podría decir, que es una cuestión de opiniones personales. Unos lo verían de una manera y otros de otra.

    Pero es que los avances de la terapia cognitiva-conductual, nos informan de que los patrones de pensamientos negativos y autodespreciatorios, son autodestructivos y son una de las causas que generan las depresiones.

    La terapia demuestra que un cambio de mentalidad con relación a los numerosos pensamientos negativos y exagerados con los que se afronta la vida, y alterar el estilo de razonamiento de una persona depresiva, puede conducir a su recuperación.

    Yo no digo que solo ese concepto de pecado, genere todas las depresiones, pero de entrada en una persona bastante religiosa, el concepto de pecado y de miseria humana, ayudará a reforzar un proceso depresivo en curso. Y en casos de personas fuertemente religiosas, como monjas, curas y asimilados, puede ser un factor primordial de una depresión.

  • oscar varela

    Hola!

    La Tecnología sería causa del “transhumanismo” que disfruto-padecemos.

    No cabe dudar de su UTILIDAD;

    Pero cabría recordad que:

     -«La UTILIDAD no crea, no inventa,

    – simplemente aprovecha y estabiliza

    – lo que sin ella fue creado»-

    ……………………

    El ser humano vive para lo que él proyecta que vaya a ser su vida.

    (tenía gran razón Platón cuando calificó la vida humana como constitutivo juegopaidiá—).

    ………………

    * Si el hombre tuviese una naturaleza, un ser fijo como lo tienen el mineral, el vegetal y el animal, podríamos saber de una vez para siempre lo que significaban sus comportamientos;

    * pero como no hay tal, el hombre en cada época pone su vida a finalidades diferentes y siem­pre más o menos nuevas,

    * finalidades que él mismo ha in­ventado y que son la convención o supuesto tácito de sus actuaciones y ocupaciones.

    * Éstas solo tienen sentido referidas a aquella libérrima convención.

    * Esa es la definición del juego —la ocupación convencional por excelencia.

    ……………………..

    Puede ocurrir que haya juegos que lo entusiasmaron superlativamente;

    pero que otros vientos generacionales empujen hacia otro cuadrante deportivo.

    ¿No?

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • Román Díaz Ayala

    Hola, M. Luisa,

    comprendo y admiro tus esfuerzos en que hablemos de Jesús llevándome siempre y en cada momento a un contexto cultural, donde yo tendría que hacer  una concepción previa, como por ejemplo abandonando lo para mi evidente de la realidad del pecado. El pecado tiene una conceptualización teológica que es una ofensa grave contra Dios, sea teniendo a la divinidad como objeto sea teniéndolo en otra persona. Si eliminamos esa referencia a Dios directa o indirecta , entonces sí  es posible hablar de la condición pecaminosa  valorándola de insuficiencia. La filosofía entró en la teología haciendo de las enseñanzas de Jesús y los Evangelios un elemento de contexto cultural. Es válido y legítimo en cualquier contexto académico, pero para mi resulta notoriamente insuficiente.

    En este punto, lo más honesto intelectualmente sería confesarnos que pensamos o enjuiciamos el asunto de manera distinta. Porque la realidad humana de Jesús se realizó en función de una misión, como el enviado de Dios y con un sólo propósito divino y finalidad, la de redimirnos. Tal cosa no cabe en una filosofía humana por muy excelsa que sea, pues es una realidad sobrevenida, que viene de arriba.Razonable, si quieres o lo admites, pero no un hecho factible o de razón. Que Jesús es el Hijo de Dios, engendrado humano y parido, muerto y resucitado por nuestra Salvación según los designios amorosos de Dios hacia sus creaturas humanas.

     

  • M.Luisa

    Román, hola de nuevo amigo! Dejando a parte otras consideraciones para no alargarme demasiado me detendré en esto que me dices: Tú haces diferenciación entre la realización de la realidad humana ( como obra primera de Jesús) y luego la salvación ( también en Jesús)

    Naturalmente que sí y esto es  debido a que dada nuestra condición humana entendiendo  no esta condición como pecaminosa, así ya de entrada,  sino  como aquella insuficiencia de nivel propio, estructuralmente hablando,  que será  absorbida por el modo de ser peculiar gracias al cual el ser humano habrá de constituirse, hacerse, realizarse.

    Entonces, extrapolando esta visión filosófica  en el contexto cultural cristiano, quien nos facilita  ese  “como” ese modo de ser  con su “qué” correspondiente,   es la figura de Jesús.

    Es lo que en otro hilo le comentaba a Jorge sobre la diferencia de estos dos momentos estructurales  de la realidad humana que se mueve entre el “tener” y el “poseer” Ahora bien, esto no es  como tu dices una pretensión o una reducción para dejar en segundo término a la salvación,  sino sencillamente la explanación ordenada  de unos hechos. No se trata de  un dejar en segundo término la salvación sino darle, en su momento, su verdadera razón de ser, es decir, la dimensión de libertad entra formalmente en acción  a nivel de “posesión” en donde la persona adquiere autonomía plena y es entonces cuando está capacitada para optar.

    De ahí  que destacara el otro día el doble sentido del término  salvación ya que si se nos dice el cómo llegar a ser humanos, cómo realizarnos, correrá  de nuestra cuenta el hecho mismo de la  salvación.

    Es desde otro punto de vista  lo que en otros contextos,  teniendo en cuenta las nuevas aportaciones científicas me he referido que   no es ya la experiencia la que se subordina a la teoría sino la teoría a la experiencia. Por tanto, concluiré diciendo  que desde el punto de vista de la realidad humana,  realización y salvación pudieran muy bien ser sinónimos. Expresaría la trascendentalidad desde la horizontalidad

  • oscar varela

    Hola!

    Comento sobre lo del recuadro final:

    Sin otras rectificaciones el mundo envejecerá inexorablemente.

    Piénsese además que todos estos progresos conducen a una sociedad más uniforme, más estandardizada, mucho menos interesante.

    Sin renovación de los valores que nos sostienen tanto a la persona como a la sociedad…

    Sin una nueva inyección de Amor y de Belleza en nuestras culturas y en nuestras vidas, algo que no nos puede aportar la tecnología.

    Sin razones para vivir una vida que vaya más allá de la puramente vegetativa… ¿Qué interés tienen unos años de más?

    ……………………

    1- Sin otras rectificaciones el mundo envejecerá inexorablemente.

    Sólo una rectificación:

    Sin otras rectificaciones: MI mundo envejecerá inexorablemente.

    2- Vamos “a una sociedad más uniforme, mucho menos interesante.

    Al ir “de estupor en estupor” Kataleptizamos en “estupidez”:

    – “Después de la derrota que sufre en su audaz intento idealista, el hombre:

    – queda completamente desmoralizado.

    – Pierde toda fe espontánea, no cree en nada que sea una fuerza clara y disciplinada.

    – Ni en la tradición ni en la razón, ni en la colectividad ni en el individuo.

    – Sus resortes vitales se aflojan, porque, en definitiva, son las creencias que abriguemos quienes los mantienen tensos.

    – No conserva esfuerzo suficiente para sostener una actitud digna ante el misterio de la vida y el universo.

    – Física y mentalmente degenera.

    – Comienza el reinado de la cobardía (un fenómeno extraño que se produce lo mismo en Grecia que en Roma).

    – La valentía se torna profesión, y sus profesionales componen la soldadesca que se alza contra todo el poder público y oprime estúpidamente el resto del cuerpo social.

    – Esta general cobardía germina en los más delicados e íntimos intersticios del alma.

    – Se es cobarde para todo.

    – Nadie confía en triunfar de las dificultades por medio del propio vigor.

    – Se siente la vida como un terrible azar en que el hombre depende de voluntades misteriosas, latentes, que operan según los más pueriles caprichos (las Finanzas son eso: un Capricho).

    – El alma envilecida no es capaz de ofrecer resistencia al destino, y busca en las prácticas supersticiosas los medios para sobornar esas voluntades ocultas.

    – Los ritos más absurdos atraen la adhesión de las masas. (En Roma se instalan pujantes todas las monstruosas divinidades del Asia que dos siglos antes hubieran sido dignamente desdeñadas).

    ………………..

    Incapaz el espíritu de mantenerse por sí mismo en pie, busca una tabla donde salvarse del naufragio y escruta en torno, con humilde mirada de can, alguien que le ampare.

    * El alma supersticiosa es el can que busca un amo.

    * siente un increíble afán de servidumbre. Quiere servir ante todo: a otro hombre, a un emperador, a un brujo, a un ídolo. Cualquier cosa. antes que sentir el terror de afrontar solitario, con el propio pecho, los embates de la existencia.

    * el nombre que mejor cuadra a este espíritu iniciado a mitades del siglo XX -tras el ocaso de las revoluciones- sea el de espíritu servil.”-

    …………………

    3- ¿Qué interés tienen unos años de más?

    Desde marzo del próximo año si hubiere “años de más” para mí: serán “GRATIS”.

    (legado de mi viejo –un tipo FELIZ- a los 83 años: -“DESPUÉS DE LOS 80, LO DEMÁS ES GRATIS”)

    …………………

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • Román Díaz Ayala

    M. Luisa,

    la provocación tiene un valor neutral, donde todo depende de la carga de intencionalidad del dicente. Ahora mismo tienes un ejemplo en el estupendo comentario de nuestro común amigo Oscar Varela en su intervención de las 14.47 pm que no tiene desperdicio. y que ha provocado una cálida muestra de solidaridad y asentimiento de mª pilar (20.57 pm)

    Recuerdo que una vez, hace ya muchos meses, me llamó “estúpido”, utilizando un vocablo que parecía más propio del latín macarronico medieval, y tuve que tirar de un diccionario especializado para confirmar su sentido inequívoco. Pensando que para la mayoría de los lectores aquel posible insulto habría pasado desapercibido me divirtía  muchísimo. Su brillantéz textual el uso que hace de imagen tipográfica y la disposición del texto con sus resaltes en negrita son una delicia para cualquier lector. Es un lujo tener a Oscar en Atrio.

    Tu diferenciación, aunque  no te lo parezca está muy en la línea de las actuales personas filósofas- teólogas que se cultivan en  mucha en la llamada progresía y que son habituales en este medio haciendo diferenciación entre la teología tradicional más apoyada en la Filosofía Escolástica y las corrientes actuales que recurren a varias disciplinas, entre ellas el pensamiento filosófico de la postmodernidad, y posreligioso

    Tú partes de la base de que mi terminología encierra un gran contenido tradicional y que por lo tanto mi pensamiento está o permanece anclado en la doctrina tradicional encerrada o comprendida en la Catecismo Romano.

    Hasta que no descubras o se desvele  en general para el grupo que la fuente  de mi creencia es la fe en Jesús, real, vivo y presente tendré que seguir aguardando un mejor esclarecimiento. El pensamiento católico antiguo y moderno, medieval y contemporaneo con su carga de secularismo ( de antes y de ahora) hace diferenciacion, y no puede, irremediablemente superarla, entre Creación y Redención. De ahí la bipolaridad algo exagerada con que están teñidas casi todas las intervenciones en Atrio.

    Tú haces diferenciación entre la realización de la realidad humana ( como obra primera de Jesús) y luego la salvación ( también en Jesús) y con ello estás siguiendo  unas corrientes determinadas o escuelas en la teología actual. Esto se hace con la pretensión de darle valor universal a la ética y la praxis de Jesús, un judío de Galilea en Palestina, algo que no necesita. En definitiva es lo mismo que te dije en comentarios anteriores.Reduces la salvación a una obra humana consecuente con  la realización humana del Proyecto de Jesús.

  • mª pilar

    ¡Gracias Oscar!

    Por pisar suelo… Que envenenado es el lenguaje espiritualista o “religioso”.

    Promesas, promesas… ante  una realidad que nos despierta a porrazos cada mañana.

    ¡Nunca habló así Jesús por aquellos caminos de Galilea!

    ¿Cuando hablaremos con la sencillez que él hablaba?

    Que peligroso es… sentirse empoderados por una verdad que algunas personas (demasiadas diría yo) se siente dueños y señores.

    Me encantaría decir contigo:

    Que voy yendo cada día… pero me siento cansada de tanta añadidura vacía de auténtico contenido.

    La vida está aquí y ahora…

    ¡Esa es la que hay que vivir lo mejor que podamos, sepamos o tengamos el valor de hacerlo realidad!

    En este mundo que nos rodea… ¡Es harto complicado!

    Porque el dueño del “cotarro” está vendido al mejor postor, y este a lo largo de la historia es:

    ¡D. Dinero!

    Así no hay justicia posible, ni solidaridad, comprensión, preocupación por las otras personas… y sin ellas … todo queda vacío de contenido

    mª pilar

  • M.Luisa

    Varias cosas, Román, primero agradecerte tu ecuanimidad conmigo por  tomar como mera matización   lo que podría haber sido tomado como  una provocación.

    No es que sea esta mi intención,  lo que ocurre es que  al tratarse de una diferenciación en la que he incidido tantas veces,   bien pudiera tomarse en este sentido más provocativo.

    Mi convencimiento si se puede hablar de convencimiento  es de tipo secular y en esta línea es donde ha de inscribirse lo que llevo dicho. Y lo que llevo dicho no hace referencia ni al pecado ni a ninguna segunda naturaleza ni a causas sobrevenidas, ni a  ninguna  humanidad perdida, por tanto todo este pensamiento que expresa tu sentir lo respeto, como no puede ser de otra manera, pero en el mío no tiene  cabida ninguna.

    No sé a que teología actual te refieres cuando dices:

    “Suena muy bonito y es muy recurrente en la teología actual, que nuestra condición pecadora es sólo una mala opción dentro de nuestra realidad humana”

    Porque a mi modo de ver una teología actualizada lo que no hará nunca será  calificar de pecadora, así por las buenas  la condición humana de nuestra naturaleza, simplemente dirá que es nuestra naturaleza la que nos condiciona. De ahí la importancia de fundamentar la Obra de Jesús  no en la salvación,  sino en la propia  realización humana. Él vino  primero  por nosotros, dice el credo y segundo por nuestros pecados. Este es el orden antropológico que una teología actualizada acepta. El hecho de haber priorizado   la salvación  en detrimento de llevar a  realización  la realidad humana ha sido con pretensiones de  subordinación, de subordinar esta  autonomía    a la religión, con lo cual la ética, la praxis de Jesús de carácter universal quedó reducida en un canon de moralidad.

    Lo constitutivo es la realización  y lo consecutivo la salvación.

  • oscar varela

    Hola!

    Sin sorpresa, pues nos tiene acostumbrados, leo de Román:

    1- predicar que son “al pedo” los esfuerzos de la Gente:

    – “La humanidad redimida por Cristo goza de una nueva naturaleza que hace innecesario todo esfuerzo humano por transhumanizarnos …”-

    2- que son “engañosos” (propio de unos hijos de puta)

    – “o sea

    convertirnos en una nueva especie libre de nuestras miserias morales.

    los que abogan por una humanidad vencedora de todas las limitaciones físicas hasta engañar los límites biológicos de la muerte física.

    3- que son Camaleones camufleteros:

    – “Puro materialismo, revestido de espiritualidad”-

    ……………….

    Reitero el “sin sorpresa” ante quienes predican (con o sin sotana) su anacrónica y agresiva Cruzada religiosa.

    Sigo ¡Yendo todavía! – Óscar.

     

  • Román Díaz Ayala

    Tenemos que entender, M. Luisa, que ahondando en el  tema que tu planteas estamos abarcando un ámbito que desborda los supuestos del presente trabajo, pero que no deja de ser necesario para nosotros dos porque tenemos nuestros convencimientos de lo que es tanto la condición como la realidad humana, tales convencimientos atravesados por nuestra común fe en Jesucristo. Es decir, que por un momento abandonamos la ética para adentrarnos en la específica moral cristiana.

    La Palabra de Dios contenida en los Evangelios nos dice que la realidad del pecado es tal que constituye en nosotros como una segunda naturaleza, y no un agente externo o causa sobrevenida en nuestras individuales vividuras, que nos condiciones. La obra de salvación de Jesús no consistía en un “despertarnos” a unos comportamientos “dignos de Dios”, labor que estaría cifrada en algún  maestro espiritual que tuviera el don o la sabiduría necesaria para que recuperemos nuestra “humanidad perdida”. Suena muy bonito y es muy recurrente en la teología actual, que nuestra condición pecadora es sólo una mala opción dentro de nuestra realidad humana. Tal cosa elimina el valor redentor de la Cruz, y la verdadera naturaleza de la misión de Jesús. En Jesús Dios hizo hacia los hombres el recorrido que ningún ser humano podría haber hecho hacia Dios. La humanidad redimida por Cristo goza de una nueva naturaleza que hace innecesario todo esfuerzo humano por transhumanizarnos, o sea convertirnos en nuna nueva especie libre de nuestras miserias morales. (Tal cosa es el regalo que nos quieren dar las doctrinas que abogan por el superhombre, o por una humanidad vencedora de todas las limitaciones físicas hasta engañar los límites biológicos de la muerte física. Puro materialismo, revestido de espiritualidad)

    Como habrás podido observar, tu matización entre condición y realidad humana me ha servido para explicitar  mis pensamientos al respecto.

  • M.Luisa

    Se entenderá mejor lo que quiero decir si modifico la frase final de mi comentario anterior donde dice ” por tanto no se trata de elaboración teórica ninguna ni de romper con la naturaleza que nos condiciona sino, justamente  de elevarla  proyectivamente  a la Realidad que él mismo nos manifiesta y que a la vez proyectándonos a ella   nos abrimos a la nuestra propia, es decir, nos encontramos con lo que somos en realidad, superando,  salvando, trascendiendo, etc.,  aquello que nos condicionaba sustancialmente. De ahí que la salvación la hemos de realizar nosotros mismos. El problema de la realidad humana que subyace en el concepto de transhumanización  no es un problema teológico ni científico sino antropológico.

  • M.Luisa

    Metida en detalles me gustaría dar mi opinión sobre esta frase tuya Román:

    “Jesús se enfrenta con la situación del pecado, y la presenta como una situación de injusticia ante Dios, porque lo que funciona mal es la condición humana. El mal está arraigado en lo más profundo del corazón humano”

    Y es que si la contrasto con el punto de vista del pensamiento del cual parto que, como se sabe, no es el de la condición humana sino el de la realidad humana entonces el problema se desplaza hacia un nivel más abarcador. Porque, generalizando,  el problema de la realidad de las cosas es esencialmente el problema de lo que ellas son y no solamente el problema de las condiciones de su acontecer.  Entonces, a mi modo de ver, con lo que se enfrenta Jesús no es con la situación de  pecado, como vengo insistiendo- ya se me perdonará- en otros contextos, Jesús, precisamente, con lo que primordialmente  se enfrenta   es con nuestra  condición humana, por tanto no se trata de elaboración teórica ninguna ni de romper con la naturaleza que nos condiciona sino, justamente  de elevarla  proyectivamente  a la Realidad que él mismo nos manifiesta y que a la vez al ser llevada  a su realización   nos abrimos a la nuestra propia, es decir nos encontramos con lo que somos en realidad no con aquello que nos condicionaba. Esto es lo que yo entiendo por transhumanismo.

  • Jorge

    A veces al comentar los avances científicos de las causas del envejecimiento y su control les decía a los jóvenes para pincharles que estábamos muy cerca de lograrlo, y qué pasaría si… en lugar de tener una esperanza de vida cerca de los 90 años fuese de algunos cientos, como Matusalén del que dice la Biblia que vivió 969 años, o incluso prolongar la vida de forma indefinida, una vida sin muerte. La mayoría respondía con la lógica incredulidad irónica y también con indiferencia, pues los jóvenes estiman la vida que tenemos suficientemente larga. Pero algunos entraban en el juego y dialogaban acerca de los cambios sociales y laborales que habría que tener en cuenta para que la sociedad no colapsara, y también hacían proyecciones hacia un futuro exitoso.
     
    Todo eso viene por lo del límite del avance humano del que habla Blas. ¿Existe un límite digamos metafísico del avance o progreso humano? No veo razón alguna para proponerlo y me quedo a la espera de la aclaración de Blas. En todo caso el límite, si lo hay, estará en el conocimiento total y completo de nuestra realidad física y su control por el ser humano, en el supuesto de que esta realidad sea finita, y en el logro del máximo nivel ético que necesariamente tiene que acompañar al conocimiento y el poder creciente, para que no se vuelvan contra nosotros destruyéndolo todo. Conocimiento y poder, crecerán en la dirección de mejorar las condiciones de vida para todos si van acompañados de una ética suficiente, y no tiene porqué detenerse hasta alcanzar las mejores en correspondencia con la condición humana avanzada o poshumana.
     
     
    Una cosa es la condición humana que tenemos nosotros y también los de la Grecia Clásica, y otra la condición humana de un futuro a largo plazo que puede ser muy distinta a la nuestra. Por esto no veo dónde colocar un límite, como no sea el de la Plenitud Humana.

  • olga larrazabal

    Esa fantasía de vivir más allá de lo que buenamente se puede llamar vida, será corregida por los bancos e instituciones cuando vean que la vida alargada les está costando un ojo de la cara.  Para eso tienen a la Industria Química a su servicio, lista para producir vacunas o pesticidas  que corrijan el error.  Y los que tienen el poder son lo suficientemente psicópatas para rociarnos con glifosato.

     

  • M.Luisa

    Hola de nuevo Román,  vaya por delante  que frente a la  valoración que  Blas  hace de tu comentario no voy a ser yo que le encuentre alguna objeción, sólo que según vengo defendiendo  aquí  lo que nos sobra a los humanos es imaginación y fantasía,  que luego ya se cuidan las religiones de alimentarlas.

    Gracias por tu disponibilidad y amabilidad, un abrazo!

  • Blas F. Lara

    Jorge y Gonzalo.

    A mi me gustaría jugar como Messi. Pero son injusticias del Azar (quizás sea éste otro nombre de Dios) Tengo que renunciar a este gusto. Y ni lo debo desear. En la tragedia griega el rebelarse contra la moira- el fatum-era una actitud que merecía el castigo de los dioses y la desprobación de la audiencia del pueblo en los teatros . !! Lo que sabían de la vida y del Hombre esos viejos griegos!

    Por el contrario la aventura científica vivida por nuestra civilización es en sí una rebelión contra el estancamiento y el oscurantismo. La metodología del razonamiento de los presocráticos expulsó a muchos de los dioses inquilinos del Olimpo. que se encargaban de rayos y tempestades, del crecimiento de las lechugas en el huerto y otros menesteres inexplicados.

    El mensaje en profundidad de la racionalidad griega y occidental es que no se puede condenar, ni aún frenar, el deseo de Luz, ni del progreso, que funda la actitud científica,  no resignada con la finitud y con los límites de nuestra condición humana. Como Prometeo.

    ??Contradicción ?

    Quizás la solución de  esta aporía, de este problema”frontera”, a la Jaspers,  sea que hay que vigilar la legitimidad de nuestros deseos. No sabría qué decir respecto a la persona que tú mencionas y que quiere a toda costa ser madre contra la mala suerte y a pesar de los peligros de un patrimonio genético desgraciado.

    En este orden de ideas, a priori, tu sueño de Brave New World, tal como tú lo explicitas en tu post no me parece “metafísicamente” (!) aceptable. Pero me suelo equivocar …

    Explorando estas cuestiones “límite” se avanza en lucidez desvelando algo del misterio de nuestra existencia.

    Gonzalo Haya me parece adolecer de un optimismo exagerado e ingenuo. Lo digo con todo el aprecio que tengo por él y por su capacidad intelectual!!

  • oscar varela

    Hola!

    ¿Qué hacemos con la sabia frase del Peregrino:

    “¡Bebe del Pozo! y ¡deja el lugar a otro!”-

    Por mi parte: estimo que sigo bebiendo de las aguas que llegan al Pozo de mi vida; sin escupir en ellas y procurando que no las escupan; para mal de las siguientes generaciones.

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • Román Díaz Ayala

    Querida M. Luisa, gracias por tus palabras, aunque no las considero necesarias, si acaso para aliviar a quien haya visto  en tí algún ex abrupto, pero hemos logrado  tal grado de confianza y apertura en  este pequeño grupo de habituales que miramos celosamente unas personas por otras. Tales cosas son manifestaciones de cariño. El amor del que de manera tan profusa y delicada nos ha escrito Jorge.

    Vas al fondo del dilema con tu observación.  Aunque muy a menudo hacemos manifestaciones de la bondad humana y de que somos una especie perfectible, todo se resuelve siempre como una aspiración insatisfecha. Para romper con esta nuestra condición humana se elaboran muy diversas teorías, aunque con ellas también abandonamos verdades que creíamos seguras. Por nuestra herencia cristiana conocemos  la dificultad presentada por Nicodemos a Jesús con respecto al cambio radical, la transformación de naturaleza que nos ofrece Jesús en su misión. Nicodemo le preguntó: “¿Cómo puede uno nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar otra vez en el seno de su madre y nacer?” Jesús se enfrenta con la situación del pecado, y la presenta como una situación de injusticia ante Dios, porque lo que funciona mal es la condición humana. El mal está arraigado en lo más profundo del corazón humano (Mateo 15, 19)

    El ser humano busca rellenar ese hueco con la ciencia y todas las modalidades de  conocimientos, incluso el religioso como una explicación. Siendo el hueco tan grande y los datos tan escasos o manipulados que incluso recurrimos a las fantasías de nuestra mente y nos dejamos poseer por ella ya sea partiendo de las ciencias positivas, de las filosofías o de nuestra religión, y en definitiva, de cualquier tipo de doctrina.

    Hacer una disección de nuestros pensamientos resulta útil y provechoso siempre que no nos apartemos del rigor lógico, como haces tú con la filosofía, pero no es lo mismo desmontar un mecano que desplumar una gallina, lo primero se puede  volver a montar, pero lo segundo nó, salvo que lo hagamos tan sólo como un ejercicio de nuestro entendimiento. En este caso la fantasía nos ayuda, en el otro hemos entrado en el reino de la fábula, y la gallina se quedará desplumada.

     

  • mª pilar

    Ummm… Temo defraudar, pero estoy de acuerdo, que si el ser humano no mejora como persona de bien…:

    ¿Para qué tanta vida?

    Personalmente… me gustaría estar al final de la mía; el horizonte que cada día vamos conociendo… no es para nada esperanzador.

    ¡Gracias Blas! Por expresar con tanta claridad, los efectos de sentirnos como “dioses” que pueden manejar a su antojo… es el mal de la historia.

    mª pilar

  • Jorge

    Creo que la mejor posición para tratar este tema es situarse sin miedo en las condiciones más extremas, dentro del marco de lo posible del desarrollo científico-tecnológico, descartando la fantasía y el constante y si… como dice Román.
     
    Hablemos sobre la ética con respecto a los avances en biotecnología genética llevándolo hasta un extremo posible. Supongamos que una pareja es portadora de un gen defectuoso que produce una enfermedad grave y quiere tener un hijo o hija. Sería una falta de ética o irresponsabilidad dejar el asunto al azar y no acudir a un centro de reproducción asistida para evitar que su hijo/a padezca esa enfermedad hereditaria. Esto ya se hace. Pero esto abre la puerta a manipular la genética reproductiva para corregir y aumentar las capacidades humanas de nuestros hijos. ¿Qué clase de ética sería la que niegue esta posibilidad?
     
    El problema ético estaría en un acceso desigual a esta tecnología, sólo en manos de unos cuantos privilegiados con retención de patentes y precios prohibitivos. Las consecuencias, de este adelanto en ciertos privilegiados, sería dividir nuestra especie en al menos dos poblaciones genéticamente separadas y dispares. Una de alta capacidad genética y la otra en comparación discapacitada. Para evitarlo habría que usar la tecnología de modo generalizado sin exclusiones, como si fuese una vacuna gratuita y disponible en todos los casos. Esta generación sería biológicamente hablando una nueva especie humana, diferenciada por su genética y además en rapidísima evolución al ir introduciendo en las siguientes generaciones cuantos genes compatibles se encuentren. ¿Hasta dónde se podrá llegar?….  No entiendo las razones éticas de algunos para impedir este avance. No encuentro razón alguna para pensar que el puro azar, que se da en la recombinación de genes durante la fecundación, sea más ético y responsable que nuestra intervención para dotarnos genéticamente de mayor capacidad, salud, supervivencia, mejores condiciones de vida en sentido biológico, para las nuevas generaciones.
     
    La prolongación de la vida humana tendría un sentido desagradable, un mundo de viejos como apunta Blas, si no se acompaña de un sustancial avance en el control de las causas del envejecimiento y el deterioro físico y mental con la edad. Hay un conjunto de genes responsables del envejecimiento y es posible, teóricamente aún, inhibir su expresión genética, con lo cual las poblaciones humanas o poshumanas no estarían envejecidas sino saludables y vigorosas. Y la longevidad en buen estado de salud hace prever un avance de la humanidad sin parangón en el pasado, pues gigantes del pensamiento y de la excelencia humana no se truncarían con la vejez y la muerte, sino que estarían presentes tirando de la humanidad hacia adelante.
     
     
    ¿Hacia dónde? Soy como Gonzalo tremendamente optimista. Vamos sin duda hacia el triunfo final del bien y la Plenitud Humana.

  • M.Luisa

    Hola Román,   no acabo de entender la idea que subyace a esto que comentas “ (…)pero no podemos escapar a nuestro destino como especie, salvo que introduzcamos un nuevo ingrediente con el cual construir nuestro pensamiento: la imaginación que se vuelva fantasía”Me lo podrías explicar,  por favor? y aprovecho para hacerte saber que a pesar de que últimamente se haya podido colar entre nosotros alguna equívoca interpretación siempre te he apreciado como un buen amigo y una excelente persona.

  • Gonzalo Haya

    Estoy muy poco informado, pero quiero ser optimista; prudente, pero optimista. Mirando hacia atrás, parece que hemos progresado en humanismo. Es verdad que la bomba atómica ha arrasado más que el caballo de Atila, pero indudablemente hemos progresado en sensibilidad humana. Por lo menos somos más conscientes de las injusticias que cometemos. Como Óscar, creo que el transhumanismo es un tanteo que puede descubrir -por acción o reacción- un profundo humanismo. La superación de lo religioso está descubriendo la autenticidad espiritual de lo humano. El último libro de J M Castillo nos habla del Humanismo de Jesús. El Reino de Dios es -será- la plenitud humana libre y fraternalmente vivida.

  • Blas F. Lara

    Muy de acuerdo. Gracias Román por tu comentario que va a la raiz del artículo y lo completa claramente.

  • oscar varela

    Hola!

    ¿No será que eso que tan rápida y genericamente llamamos “transhumanismo” sea, precisa, rigorosa e históricamente lo humano de la vida humana?

    Aprendiendo a vivir se nos va la vida

    ¡Vamos todavía! – Óscar

  • Román Díaz Ayala

    Tales tipos de preguntas me hago yo a mi nivel forzosamente poco documentado. ¿De qué vale todo conocimiento científico, su avance y progreso, si  constato el estancamiento moral de la especie?

    Concedamos que la ciencia, aunque sea privilegiendo a unos pocos  humanos, porque su uso instrumental la hace notoriamente injusta, nos alargue la vida o nos haga más cómodo el final de nuestro trayecto, o eleve nuestras potencialidades, pero no podemos escapar a nuestro destino como especie, salvo que introduzcamos un nuevo ingrediente con el cual construir nuestro pensamiento: la imaginación que se vuelva fantasía.

    Si una fantasía no está envuelta  en un elemento positivo de realidad como referente,o una explicación simbólica de la misma, tal especulación se torna vana, carente de sentido o lógica, en un apriorismo más grande que cualquier  creencia religiosa, más alienante que la pura especulación filosofica construida únicamente sobre entelequias. El mismo resultado se da en el valor inadecuado de los datos que se usen como premisas (“el constante y si….” con el que al parecer se están haciendo las grandes construcciones del pensamiento actual como un vuelo de vértigo que más parece un salto en el vacío)

Deja un comentario