Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4988 Artículos. - 80080 Comentarios.

Siempre nos quedará París

RevueltaFrank Wilczek, físico, premio Nobel ha realizado un nuevo cálculo que confirma que los neutrones son muy poco más pesados que los protones. La ratio entre sus masas es 939,56563 frente a 938,27231. Gracias a esa pequeña diferencia el Universo es como es. Si no existiera esa diferencia, nuestro mundo no sería el que habitamos. ¿Y? Recuerdo que al leer hace unos meses en Nature esa información pensé en las ataduras que las leyes físicas someten a las prácticas humanas. Esta noche de atentados en París, donde trabaja como abogada una de mis hijas, he tenido delante de mis ojos la muestra de esas ataduras: 129 muertos y 300 heridos. La de la guerra, la muerte de humanos a manos de humanos, que se repite desde que el mundo es mundo.

        En el canto segundo de la Ilíada, Zeus baraja todas las posibilidades para destruir el ejército griego. Optó por hacer soñar a su comandante en jefe en una ilusoria escena de victoria, quien, convencido de la realidad que el sueño le anuncia, libra la batalla y pierde. Homero está convencido de que la guerra forma parte de la vida humana, de la misma forma que la muerte. Nunca desaparecerá. Eso demuestra la Ilíada: que la tragedia de cualquier guerra –ensoñaciones de los lideres, ineptitud de los generales, vidas perdidas, destrozadas, llevadas a la muerte, el dolor por doquier– ni han cambiado, ni cambiarán nunca.

        El trío de las Azores soñó con armas de destrucción masiva, inexistentes, y envió a la guerra y a la muerte a miles de personas. Ahora hemos sabido por el libro de memorias del presidente Bush, padre, que Donald Henry Rumsfeld y Dick Cheney estaban detrás de las mentiras para sus propios planes económicos de enriquecimiento personal y de sus organizaciones partidarias y engañaron e instrumentaron al Bush hijo, también presidente, y a algunos mentecatos más. Zeus en sueños les llevó a producir la muerte y a la destrucción de Irak, y a anidar entre ellas al Daesh, que ahora mata en París gracias a otro sueño estúpido: reconquistar occidente para la Uma, olvidando a Carlos Martel y a don Pelayo. Los cálculos de Amy Hagopian, de la Universidad de Washington, y de su equipo estiman para esa guerra en Irak 405.000 muertos. A ese número suman otra cantidad, los 56.000 fallecidos que se produjeron entre la población desplazada y los refugiados. El pico más alto en la estadística de mortalidad se produjo en 2005-2006: en esos meses, morían 766 personas a la semana por culpa del conflicto (el 72,6% a causa directa de la violencia).

        ¿Estamos en guerra? Claro que estamos en guerra. El día 12 de noviembre, justo 24 horas antes de los ataques en París, el Daesh realizaba dos atentados en Beirut en barrios musulmanes matando a 41 personas e hiriendo gravemente a 183. Todos chiíes, todos musulmanes. “Los soldados del Califato pudieron colocar una motocicleta explosiva en la calle donde tiene su sede Hezbola” y “otro soldado con un cinturón explosivo dio su vida”. Dos palestinos y un sirio formaban el comando. “No pararemos hasta que nos venguemos”. El mismo viernes día 13 de noviembre, un atacante suicida se hizo explotar durante un funeral en Bagdad en memoria de un combatiente chií contra el Daesh matando 21 personas e hiriendo gravemente a otras 46. Todos musulmanes.

        ¿Estamos en guerra? Claro que estamos en guerra. Seguimos intermitentemente en guerra. Pero, aunque no es políticamente correcto decirlo y escribirlo hoy, Homero tenía razón pues la guerra está presente en París con insistencia. El 3 de junio de 1940, total 75 años, una vida, París fue bombardeada por 300 aviones alemanes. Las bajas civiles se cifraron en 900 personas. ¿Los atacantes eran musulmanes? No, europeos alemanes. ¿Alienados por las religiones gritando Allahu ákbar? No, creyentes en un malvado europeo gritando Heil Hitler. ¿Y los muertos de dónde eran? De París, como los 129 del viernes pasado. Por los 129 de la noche del viernes, por los 900 del 3 de junio hace setenta y cinco años, canta a la puerta del Carrillon, frente al Petite Cambodge, Heureux, heureux a en mourirEdith Piaf al regresar a Montmatre esta madrugada.

7 comentarios

  • pepe blanco

    ¿Nos quedará siempre Saint Denis?

    Cuando estos días leo las noticias sobre la intervención policial en Saint Denis, no puedo evitar reflexionar sobre las vueltas que da la Historia. Y es que, aunque la mayor parte de la gente no sea consciente de ello, al menos aquí en España, lo cierto es que es muy fuerte que Saint Denis se haya convertido en algo parecido a una colonia musulmana.

    Tuve ocasión de comprobarlo personalmente hace unos años, cuando pasamos un día paseando por Saint Denis. El paisaje humano (rasgos fisionómicos de la mayoría de los viandantes, la vestimenta, los locales comerciales, la hostelería, …) es como el que podemos ver en El Cairo, o en cualquier ciudad musulmana.

    La verdad es que el objetivo de nuestra visita turística no era callejear por Saint Denis, sino visitar uno de los edificios fundamentales de la historia de la arquitectura europea, uno de los más geniales y fructíferos: la Iglesia Abacial de Saint Denis.

    Es un edificio revolucionario y genial, pues fue la primera iglesia gótica que se contruyó. aunque es posible encontrar antecedentes de algunos aspectos del gótico en la arquitectura francesa anterior a Saint Denis, podemos afirmar que, en conjunto, es un edificio original y revolucionario. En una única obra arquitectónica se pasó de la estructura y del lenguaje formal del románico a la estructura y al lenguaje formal del gótico. Una proeza personal del abad -y arquitecto- Suger, para quien la contemplación de la belleza material permitiría elevarse al conocimiento de Dios. Además, para Suger, Dios es luz y su iglesia tenía que expresarlo. Y creó el lenguaje arquitectónico del gótico, probablemente el que mejor expresa la espiritualidad cristiana de la Baja Edad Media.

    El gótico evolucionaría en varios aspectos pero, en sus elementos fundamentales, quedó definido perfectamente en Saint Denis.

    Que fue un edificio fecundo no hay que justificarlo: toda la arquitectura gótica que se construiría en los siglos siguientes en toda Europa nació en Saint Denis.

    Pero hay más.

    Saint Denis es, además, un monumento esencial en la historia de Francia. Lo mismo que la Basílica de El Escorial en España –pero mucho más antiguo que ésta- Saint Denis es el panteón real tradicional de los reyes de Francia. Excepto los Carolingios, casi todos los demás reyes de Francia están enterrados en Saint Denis: los Borbones, los Valois, los Capetos, incluso algunos de los Merovingios. Los cristianismos reyes de Francia, durante mucho tiempo los reyes “por excelencia”, yacen en Saint Denis.

    Como la mayoría de los franceses actuales son profundamente republicanos y laicos (muchos presumen de ser la tercera o la cuarta generación de no bautizados), supongo que estas circunstancias que rodean la historia de la iglesia de Saint Denis les importan un carajo. Pero yo no puedo evitar sorprenderme de que la ciudad que se desarrolló alrededor de Saint Denis, uno de los edificios clave para entender la historia de la Europa medieval, se haya convertido, pasados los siglos, en un barrio de marcado carácter musulmán y nido de numerosos yihaidistas. Las vueltas que da la historia…

     

  • olga larrazabal

    La Biblia fue editada por uno de los belicosos transhumantes de la antiguëdad, cuyas mejores historias provienen de la Babilonia conquistada por los Persas.  Y a la vuelta a Israel, liberados por el rey Persa y bien indoctrinados de sus teorías puristas, instauraron la endogamia, con lo que se atrincheraron en una fortaleza yendo en contra de todas las realidades humanas, que se resuelven generalmente con las mezclas de razas y tolerancia de otras religiones.  Y así les fue.  Y así nos va.

    No hay nada inexorable en la naturaleza humana, excepto la estupidez.  Si todos los que se declaran cristianos se declararan en huelga de brazos caídos ante la existencia de ejércitos regulares y compras de armamentos, que enriquecen a los banqueros que arman las guerras, quizás se podría cambiar un poco la cultura metiendo otra idea en la cabeza.  Esta es, que la guerra no es permitida, por lo tanto, hay que sentarse a conversar si o si. Y hay que desactivar mundialmente a los financistas de la guerra.  Los hackers podrían perfectamente hacerlo.  Los dueños de los satélites saben demás por donde se vende el petróleo ilegal y en que puertos y barcos se carga.  Lo que pasa es que no desean hacerlo. El  Emperador Hollande junto con el Kaiser Obama se meten en Siria, al igual que en 1914 se metieron a aplastar a Serbia, para jorobar a los Rusos, y así en la caída del Imperio Turco agarrar terrenitos en el Medio Oriente, donde todos querían tener una parcelita. Y ahí se avivaron Inglaterra y Francia, y también los pobres del mundo.

    Es el mismo guión interpretado de diferentes maneras, que siempre pone al mundo al borde del colapso, y un día de estos lo va a conseguir.

  • mª pilar

    Olga -Oscar:

    ¡¡¡Gracias por vuestros comentarios, gracias!!!

    Me uno a vuestro sentir y discernir… no a vuestro saber… no puedo alcanzaros.

    Como sois personas estupendas, me “arrimo” a vosotros porque aprendo, y aquello que comprendo y siento… lo agradezco y comparto.

    ¡¡¡Gracias…!!!

    Con tristeza, porque también siento vergüenza del rastro que vamos dejando.

    pili-mª pilar

  • Román Díaz Ayala

    Olga, aunque tu posición resulte muy minoritaria yo comparto tu desagrado y tu impresión de que hemos identificado demasiado en nuestra cultura ( el cristianismo como religión y como ideología) la violencia con la religión heredada.

    Pero qué le vamos a hacer; si parece una constante  hasta considerar que el propio terrorismo sea una realidad estrictamente religiosa. Y sobre tal premisa se están construyendo aquí muchos razonamientos.

    No parece muy descaminada la arquóloga que citas, María Djimbutas, porque Europa se construyó a base de oleadas de inmigraciones que desde tiempos prehistóricos venían del Este y porque la guerra quedó institucionalizada cuando el territorio comenzó a tener importancia capital con los asentamientos propios de la agricultura y el pastoreo. Sin embargo, la violencia parece que ha acompañado siempre los actos humanos adquiriendo diversas formas.

    Nuestra religión revelada, como no podría ser de otra manera, nos enfrenta a este problema y nos ilustra sobre el mismo. “Vosotros sois hijos de vuestro padre el diablo, y queréis cumplir los deseos de vuestro padre.Éste fue homicida desde el principio y no se mantuvo en la verdad, porque no hay verdad en él.”(Juan 8, 44) La pedagogía divina nos muestra al ser humano herido por el pecado cuando comimos del árbol de la ciencia del bien y del mar (Génesis 2,17) Hasta el punto que Yahvé Dios preguntó en el huerto del Eden : ¿Adán dónde estás tú? Y desde entonces es Yahvé Dios quien se vuelve siempre para preguntar, y así a su descendencia: Yahvé dio a Caín: ¿Dónde está tu hermano Abel? (Génesis 4,9) Pero la sangre del inocente ya había empapado la tierra.

    El mal siempre va unido a la mentira y la religión es su mejor excusa.

  • olga larrazabal

    No comparto la idea de la guerra entre seres humanos como una inevitabilidad inexorable.  Por supuesto que los impulsos agresivos existen.  Pero de ahí a practicar la guerra, hay un trecho largo.  Y este trecho largo ha sido arado, cultivado y ensalzado por algunos miles de años, por algunos pueblos tranhumantes que se especializaron en el tema.  Porque detrás de la guerra estaba el saqueo, la ambición de robarle a las civilizaciones asentadas todas sus comodidades, robar su gente y esclavizarla, violar a sus mujeres y revolcarse en la sangre como chacales.
    María Djimbutas, arqueóloga de origen lituano, desarrolló una teoría sobre el poblamiento de Europa, que trajo consigo la difusión de las lenguas indoeuropeas, junto con los caballos, los carros , el bronce y el hierro, y por qué no decirlo, las artes de la guerra.  Estas teorías están siendo confirmadas por los estudios de ADN
    La vieja Europa, esa de los cazadores recolectores y de los primeros agricultores, matriarcal, que recibió a los celtas en Iberia y los dejó instalarse, aparentemente sin matanza, fue poco a poco siendo conquistada ideológicamente y físicamente por los pueblos de la estepa, los antiguos escitas y sármatas, que en oleadas se fueron descolgando de la estepa euroasiática, con sus trajes de hierro, sus espadas , la verticalidad de su organización y su increíble ambición y amor a la guerra en serio y su tolerancia a la destrucción y la violencia.
    Y todas las famosas dinastías reales de Europa descienden de algún jefecillo bárbaro, y varias de ellas de Uldin u Odin, de extracción euroasiática bastante reciente.  No en vano como el 13% de los noruegos comparte sus genes con algunos pueblos centroasiáticos que no llegaron precisamente en la prehistoria.
    Gog y Magog hacen referencia a estos personajes, que caían periódicamente de las estepas sobre las civilizaciones del Sur y venía de lugares oscuros y tenebrosos.
    Esta oda al saqueo  se ha practicado por 5.000 años en todas las partes donde los transhumantes han querido asentarse por la mala.  Y sus nietecitos, ya asentados, han seguido glorificando el arte de la guerra dándole validez a la matanza para lograr cualquier fin.
    Hasta la doctrina de Jesús al llegar a Europa, tuvo que aliarse con los guerreros y ahí se la echaron al bolsillo.
    Luego, da la impresión de que la cosa va más por un paradigma cultural que por una ley física.  Porque una cosa es agarrarse a trompadas en una taberna, y la otro es fabricar armas químicas y biológicas con el único fin de rociar a quién no haga lo que yo quiero.  O destruir un país para ganar dinero con la reconstrucción o para apoderarse de sus recursos o armar guerras para nuestro beneficio.
    Los occidentales cristianos somos una manga de hipócritas de primera clase, porque estamos tan metidos en el paradigma de nuestra cultura, que no nos percatamos que somos un fraude a la especie humana y una vergüenza para el cristianismo como religión y como ideología, y no hemos sido  capaces de oponernos a las manipulaciones de nuestros políticos.
    Y del sueño de la razón, nacen monstruos que se nos caen encima y no sabemos cómo lidiar con ellos porque agarraron vuelo propio.

    Hubiera sido bastante más digno del evangelio practicar ese Spiritual que los negros de USA cantaban:
    Gonna lay down my sword and shield
    Down by the riverside
    Down by the riverside
    Down by the riverside.
    Gonna lay down my burden
    Down by the riverside
    Down by the riverside.
    Voy a dejar mi espada y escudo
    A la vera del río
    Voy a dejar mi carga a la vera del río
    Y nunca más entrenaré para hacer la guerra
    Nunca más
    Chorus:
    I ain’t gonna study war no more
    study war no more.
    ·         Voy a clavar mi espada en la arena dorada
    ·          Voy a probar mi túnica alba
    ·          Voy a probar mi corona de estrellas
    ·         Me pondré mis zapatos dorados
    ·         Hablaré con el Príncipe de la Paz
    ·         Estrecharé manos por todo el mundo
    ·         Cruzaré el río Jordán
    ·         Escalaré ese monte
    ·         Y haré mi camino al cielo
     

  • oscar varela

    Hola!

    ¿Podríamos ampliarnos a comprender otras zonas planetarias?

    ¿Qué pensar de Asia?

    Por ejemplo: China. La famosa Muralla ¿no es un órdago a “cerrarse” y un horror a ser “conquistadores”? “Colonizadores”, tal vez, pero no es lo mismo y ¿en qué escala o escalada?

    ………………………….

    ¿Se puede asimilar la “agresión” con las Religiones monoteístas, que quizás no-casualmente surgieron en la zona que Revuelta considera?

    ¿Es casual o decididamente “causal” que la idea clave de estas religiones sea la de MISIÓN?

    ………………………..

    ¿No habrá que ir considerando un “cristianismo” donde “JESUCRISTO” sea:

    * MÁS “JESÚS”

    y

    * MENOS “CRISTO”?

    ………………………..

    En fin, sigo ¡yendo todavía! – Óscar.

  • oscar varela

    Hola!

    Muy buen Artículo!

    Pienso que casi es una “auto-definición” de esa zona planetaria, que oriundos trashumantes yendo y viniendo dejaban sus huellas de violencia conquistadora. Tal vez el compilado de Homero lo plasma en su idea de “la hecatombe”.

    A muy alta “civilización” fueron llegando aquellos “Bárbaros” de tierra y “Vikingos” en mares.

    Con ese trasfondo de herencia milenaria es comprensible lo de Revuelta:

    -“¿Estamos en guerra? Claro que estamos en guerra.“-

    ……………………..

    Pero su pensamiento (incrustado en la “razón física” del comienzo del Artículo) pareciera darle a la “guerra” un carácter de Ley Universal.

    No estoy muy seguro que esa Ley sea igual en esta zona planetaria que es Nuestramérica.

    Tal vez algo similar podría decirse de aquella otra más originaria aún: África. Tal vez.

    ¡Voy todavía! – Óscar.

Deja un comentario