Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5587 Artículos. - 89193 Comentarios.

Visita del papa a Cuba y Estados Unidos

Visita Cuba

Ayer llegó el papa Francisco a La Habana. Este viaje a Cuba ha sido ya muy comentado en ATRIO, donde está presentes varios cubanos del interior y del exterior. En Atrio queremos ofrecer un servicio de documentación sobre le viaje y abrir un hilo para ir enlazando comentarios. Hoy ofrecemos, con orden inverso al real, los dos discursos del encuentro de Bienvenida, empezando por la Alcución de Francisco, más breve, pero también el Discurso de bienvenida del presidente Raul Castro, más extenso y más difícil de encontrar en otros medios. Ambos discursos hacen referencia al sacerdote Félix Varela, sobre quien publicamos en ATRIO un post.  [Textos tomados de las páginas del Gobierno cubano y del Vaticano]

  • Para seguir los acontecimientos: Hoy Misa en Plaza de la Revolución a las 15 h. de España: Centro Televivo Vaticano.

Alocución del papa a su llegada a Cuba

Señor Presidente,
Distinguidas Autoridades,
Hermanos en el Episcopado,
Señoras y señores:

Muchas gracias, Señor Presidente, por su acogida y sus atentas palabras de bienvenida en nombre del Gobierno y de todo el pueblo cubano. Mi saludo se dirige también a las autoridades y a los miembros del Cuerpo diplomático que han tenido la amabilidad de hacerse presentes en este acto.

Al Cardenal Jaime Ortega y Alamino, Arzobispo de La Habana, a Monseñor Dionisio Guillermo García Ibáñez, Arzobispo de Santiago de Cuba y Presidente de la Conferencia Episcopal, a los demás Obispos y a todo el pueblo cubano, les agradezco su fraterno recibimiento.

Gracias a todos los que se han esmerado para preparar esta visita pastoral. Quisiera pedirle a Usted, Señor Presidente, que transmita mis sentimientos de especial consideración y respeto a su hermano Fidel. A su vez, quisiera que mi saludo llegase especialmente a todas aquellas personas que, por diversos motivos, no podré encontrar y a todos los cubanos dispersos por el mundo.

Como el Presidente señaló, este año 2015 se celebra el 80 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas ininterrumpidas entre la República de Cuba y la Santa Sede. La Providencia me permite llegar hoy a esta querida Nación, siguiendo las huellas indelebles del camino abierto por los inolvidables viajes apostólicos que realizaron a esta Isla mi dos predecesores, san Juan Pablo II y Benedicto XVI. Sé que su recuerdo suscita gratitud y cariño en el pueblo y las autoridades de Cuba. Hoy renovamos estos lazos de cooperación y amistad para que la Iglesia siga acompañando y alentando al pueblo cubano en sus esperanzas y en sus preocupaciones, con libertad y con los medios necesarios para llevar el anuncio del Reino hasta las periferias existenciales de la sociedad.

Este viaje apostólico coincide además con el I Centenario de la declaración de la Virgen de la Caridad del Cobre como Patrona de Cuba, por Benedicto XV. Fueron los veteranos de la Guerra de la Independencia, movidos por sentimientos de fe y patriotismo, quienes pidieron que la Virgen mambisa fuera la patrona de Cuba como nación libre y soberana. Desde entonces, Ella ha acompañado la historia del pueblo cubano, sosteniendo la esperanza que preserva la dignidad de las personas en las situaciones más difíciles y abanderando la promoción de todo aquello que dignifica al ser humano. Su creciente devoción es testimonio visible de la presencia de la Virgen en el alma del pueblo cubano. En estos días tendré ocasión de ir al Cobre, como hijo y peregrino, para pedirle a nuestra Madre por todos sus hijos cubanos y por esta querida Nación, para que transite por los caminos de justicia, paz, libertad y reconciliación.

Geográficamente, Cuba es un archipiélago que mira hacia todos los caminos, con un valor extraordinario como «llave» entre el norte y el sur, entre el este y el oeste. Su vocación natural es ser punto de encuentro para que todos los pueblos se reúnan en amistad, como soñó José Martí, «por sobre la lengua de los istmosy la barrera de los mares»(La Conferencia Monetaria de las Repúblicas de América, en Obras escogidas II, La Habana 1992, 505). Ese mismo fue el deseo de san Juan Pablo II con su ardiente llamamiento a «que Cuba se abra con todas sus magníficas posibilidades al mundo y que elmundo se abra a Cuba»(Discurso en la ceremonia de llegada, 21-1-1998, 5).

Desde hace varios meses, estamos siendo testigos de un acontecimiento que nos llena de esperanza: el proceso de normalización de las relaciones entre dos pueblos, tras años de distanciamiento. Ese proceso, es un signo de la victoria de la cultura del encuentro, del diálogo, del «sistema del acrecentamiento universal… por sobre el sistema, muerto para siempre, de dinastía y de grupos»(José Martí, ibíd.). Animo a los responsables políticos a continuar avanzando por este camino y adesarrollar todas sus potencialidades, como prueba del alto servicio que están llamados a prestar a favor de la paz y el bienestar de sus pueblos, de toda América, y como ejemplo de reconciliación para el mundo entero. El mundo necesita reconciliación en esta atmósfera de tercera guerra mundial por etapas que estamos viviendo.

Pongo estos días bajo la intercesión de la Virgen de la Caridad del Cobre, de los beatos Olallo Valdésy José López Piteira y del venerable Félix Varela, gran propagador del amor entre los cubanos y entre todos los hombres, para que aumenten nuestros lazos de paz, solidaridad y respeto mutuo.

Nuevamente, muchas gracias, Señor Presidente.

Discurso de Bienvenida del Presidente Castro

Santidad:

El pueblo y el Gobierno cubanos lo reciben con profundos sentimientos de afecto, respeto y hospitalidad.

Nos sentimos muy honrados con su visita. Podrá apreciar que amamos profundamente nuestra Patria, por la que somos capaces de realizar los más grandes sacrificios. Nos ha guiado siempre el ejemplo de los próceres de Nuestra América, quienes nos legaron dignidad, valentía y generosidad. Por ellos hemos sabido practicar el axioma martiano de que Patria es Humanidad.

El encuentro memorable que sostuvimos en mayo pasado, en la Ciudad del Vaticano, brindó la oportunidad de intercambiar ideas acerca de algunos de los asuntos más importantes del mundo en que vivimos.

Los pueblos de la América Latina y el Caribe se han propuesto avanzar hacia su integración, en defensa de la independencia, la soberanía sobre los recursos naturales y la justicia social.

Sin embargo, nuestra región sigue siendo la más desigual en la distribución de la riqueza. En el continente, Gobiernos legítimamente constituidos que trabajan por un futuro mejor, se enfrentan a numerosos intentos de desestabilización.

Hemos seguido con mucha atención sus pronunciamientos. La exhortación apostólica “La Alegría del Evangelio”, acerca de los temas sociales, y la carta encíclica “Alabado Seas”, referida al futuro y el cuidado del planeta y la Humanidad, me han motivado profunda reflexión. Serán referentes para la próxima Cumbre sobre la Agenda de Desarrollo Post-2015, que tendrá lugar en la ONU en el presente mes, y la XXI Conferencia Internacional acerca del Cambio Climático que se celebrará, en diciembre, en París.

Comienzan a tener un eco creciente en el mundo su análisis de las causas de estos problemas y el llamado a la salvaguarda del planeta y la supervivencia de nuestra especie; al cese de la acción depredadora de los países ricos y las grandes transnacionales, a la eliminación de los peligros que se ciernen para todos en materia de agotamiento de los recursos y pérdida de la biodiversidad.

Como bien su Santidad señala: “La humanidad está llamada a tomar conciencia de la necesidad de realizar cambios de estilos de vida, de producción y de consumo”.

El Líder de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz, en 1992, durante la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, en Río de Janeiro, planteó la necesidad de salvar a la humanidad de la autodestrucción, distribuir mejor la riqueza, el conocimiento, la ciencia y las tecnologías, para el desarrollo sostenible, “hacer desaparecer el hambre y no el hombre”, afirmó.

El sistema internacional actual es injusto e inmoral. Ha globalizado el capital y convertido en su ídolo al dinero. Hace de los ciudadanos meros consumidores. En vez de difundir el conocimiento y la cultura, los enajena con reflejos y patrones de conducta promovidos por medios que solo sirven a los intereses de sus dueños, las corporaciones transnacionales de la información.

La profunda y permanente crisis se descarga con brutal crudeza sobre los países del Tercer Mundo. Tampoco escapan de ella los excluidos en el mundo industrializado, las minorías, los jóvenes desempleados y los ancianos desvalidos, los que buscan refugio del hambre y los conflictos. Ofende la conciencia humana lo que ocurre con los inmigrantes y los pobres. Estos son los indignados del mundo que claman por sus derechos y el fin de tanta injusticia.

Santidad:

En sus palabras a los dos encuentros mundiales de los Movimientos Populares en octubre del pasado año en Ciudad del Vaticano y julio del presente, en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, reiteró la necesidad de practicar la solidaridad y luchar unidos contra las causas estructurales de la pobreza y la desigualdad, por la dignidad del hombre y se refirió al derecho a la tierra, al techo y al trabajo.

Para conquistar esos derechos, entre otros, se gestó la Revolución cubana. Por ellos, reclamó Fidel en su histórico alegato de defensa conocido como “La Historia me Absolverá”.

Para lograr una sociedad más justa y solidaria hemos trabajado con sumo esfuerzo y asumido los mayores riesgos desde el triunfo revolucionario.

Lo hemos hecho bloqueados, calumniados, agredidos, con un alto costo de vidas humanas y grandes daños económicos. Fundamos una sociedad con equidad y justicia social, con amplio acceso a la cultura y apego a las tradiciones y a las ideas más avanzadas de Cuba, de América Latina, el Caribe y del mundo.

Millones de personas han recobrado su salud con la cooperación cubana: 325 mil 710 colaboradores han trabajado en 158 países; hoy, cincuenta mil 281 trabajadores cubanos de la salud prestan sus servicios en 68 naciones. Gracias al programa “Yo sí puedo”, 9 millones 376 mil personas han sido alfabetizadas en 30 estados; y más de 68 mil estudiantes extranjeros, de 157 países, se han graduado en Cuba.

Avanzamos resueltamente en la actualización de nuestro modelo económico y social para construir un socialismo próspero y sostenible, centrado en el ser humano, la familia y la participación libre, democrática, consciente y creadora de toda la sociedad, en especial de los jóvenes.

Preservar el socialismo es garantizar la independencia, soberanía, desarrollo y bienestar de la Nación. Tenemos la más firme decisión de enfrentar todos los retos para alcanzar una sociedad virtuosa y justa, con altos valores éticos y espirituales. Como señaló el venerable presbítero Félix Varela, “…queremos que las generaciones futuras hereden de nosotros la dignidad de los hombres y recuerden lo que cuesta recuperarla para que teman perderla…”

La unidad, identidad e integración regional deben ser defendidas. La Proclama de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada por los Jefes de Estado y Gobierno durante la Segunda Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, celebrada en La Habana en enero de 2014, consagra un conjunto de compromisos de vital importancia, como la solución pacífica de controversias a fin de desterrar para siempre el uso y la amenaza del uso de la fuerza de nuestra región; no intervenir, directa o indirectamente, en los asuntos internos de cualquier otro Estado y observar los principios de soberanía nacional, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos; fomentar las relaciones de amistad y de cooperación entre sí y con otras naciones; y respetar plenamente el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural, como condición esencial para asegurar la convivencia pacífica entre las naciones.

Para Cuba, los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas tienen plena vigencia. Solo el respeto a estos puede garantizar la paz y la seguridad internacionales crecientemente amenazadas.

Conocimos con sumo interés las palabras de Su Santidad en el marco de la conmemoración del 70 aniversario de los ataques nucleares contra las ciudades de Hiroshima y Nagasaki.

La existencia de las armas nucleares es una amenaza contra la supervivencia misma de los seres humanos y una afrenta a los principios éticos y morales que deben regir las relaciones entre las naciones. Su uso significaría la desaparición de la civilización humana. Abogar por el desarme, y muy particularmente por el desarme nuclear, no solo es un deber sino un derecho de todos los pueblos del mundo.

Santidad:

Hemos agradecido su apoyo al diálogo entre los Estados Unidos y Cuba. El restablecimiento de relaciones diplomáticas ha sido un primer paso en el proceso hacia la normalización de los vínculos entre ambos países que requerirá resolver problemas y reparar injusticias. El bloqueo, que provoca daños humanos y privaciones a las familias cubanas, es cruel, inmoral e ilegal, debe cesar. El territorio que usurpa la Base Naval en Guantánamo debe ser devuelto a Cuba. Otros asuntos deben ser también dirimidos. Estos justos reclamos son compartidos por los pueblos y la inmensa mayoría de los gobiernos del mundo.

Conmemoramos este año, Santidad, el 80 Aniversario de relaciones ininterrumpidas entre la Santa Sede apostólica y Cuba, que son buenas y se desarrollan favorablemente sobre la base del respeto mutuo.

El Gobierno y la Iglesia Católica en Cuba mantienen relaciones en un clima edificante, al igual que ocurre con todas las religiones e instituciones religiosas presentes en el país, que inculcan valores morales que la Nación aprecia y cultiva. Ejercemos la libertad religiosa como derecho consagrado en nuestra Constitución.

Damos a la presencia de Su Santidad en nuestra Patria todo su significado. Será trascendente y enriquecedor para la Nación su encuentro con un pueblo trabajador, instruido, abnegado, generoso, con profundas convicciones, valores patrióticos, dispuesto a continuar su heroica resistencia y a construir una sociedad que garantice el pleno desarrollo, de mujeres y hombres, con dignidad y justicia.

En nombre de este noble pueblo, le doy la más calurosa bienvenida.

Muchas gracias.

20 comentarios

  • Antonio Duato

    En este momento va a empezar a hablar Francisco en el Congreso de EEUU.

    Lo estoy siguiendo en directo:

    http://www.ctv.va/content/ctv/it/livetv.html

     

  • Santiago

    Antonio, creo que la obediencia de la fe no es ciega sino que debe tener una base razonable…Ya el Concilio Vaticano II habla de que los Pastores cuando explican la doctrina de la fe, se refieren a lo que está contenido en la Revelación y lo que tiene relación con ella…pues tienen que sujetarse, en todo momento, a ella, a la Revelación…Las definiciones no son mas que aclaraciones sobre ese contenido…Por lo tanto, es necesario discernir cuando el Papa está hablando desde su magisterio eclesial y petrino aunque no sea ex-cathedra, sino simplemente su magisterio ordinario aunténtico…Cuando el Pastor aborda cuestiones meramente socio-políticas seculares y opiniones personales entonces nuestro asentimiento depende de nuestro discernimiento. En ningun caso puede ser completamente ciego.

    Por eso el puro fideísmo es absurdo….La fe siempre tiene una base racional…Existe la razón y la fe, como la revista..Por eso coincide contigo, en que debemos siempre ser libres para creer, evitando las tensiones inútiles y manteniéndonos coherentes con nosotros mismos…

    Saludos cordiales  de  Santiago Hernández

  • Santiago

    Yo también Román sentí esta mañana una profunda emoción al volver a ver a  aquellas bellísimas montañas que rodean a mi Santiago de Cuba natal y que como a ti me trajeron los recuerdos mas hermosos de mi juventud, cuando como colegial nos íbamos de campamento por el pico del Espejo,la Gran Piedra o el Río Negro, pero sobre todo por la inmensa devoción a la Virgen de la Caridad,en aquel Santuario del Cobre, intramontano, devoción y amor que creció en nosotros junto con todo nuestro pueblo…Mucho mas me pasó con lo que tengo de santiaguero auténtico, cuando durante la Misa papal, el arzobispo de Santiago y Primado de Cuba, Mons. Dionisio Garcia Ibañez, tuvo que detenerse en medio de su discurso ante Francisco por lo menos en dos ocasiones, pues la emoción le dominaba siempre que mencionaba a Santa María de la Caridad en la historia de Cuba y en la historia de la provincia y de la ciudad de Santiago…Francisco lo miraba con especial intensidad…como queriendo captar el significado real de aquel momento..Pienso yo ahora que la conmoción del arzobispo  calaba mas hondo y se refería a lo que tu y yo hablábamos sobre una” Iglesia sufriente” y “profética” , que preservó la FE en medio del dolor y las privaciones de un Estado que desde el principio se comportó  como ateo y enemigo acérrico de la religion que se consideraba “instrumento del imperialismo” y, por ende, enemigo de todos los que la practicábamos…

    No hay duda ninguna, Román que Francisco ha querido abrir “el proceso” de reconciliación y derribar los muros . Sin embargo, las heridas son muy profundas de los que están dentro y fuera de la Isla…El problema no ES solo de la intención del Papa, sino de la intención de Raúl que manda absolutamente en Cuba como se ha visto claramente durante  esta visita papal, no solo por la disciplina de su policía y ejército, sino porque pudo desmantelar toda la resistencia y evitar las señales y manifestaciones de protestas que existen aun bajo la férrea dictadura del regimen castrista de 56 años…No vale decir, como dijo Raúl hoy, que ante la visita papal pueda ser que el “comience a rezar”….Por eso, enlazando con tu pensamiento, pienso que no vale solo la “idea”,( que aunque nos es necesaria por nuestra estructura humana mediática y básica) sino tambien que es necesario que la idea se ponga en “práctica” para que sea verdaderamente efectiva….Por eso, es tambien conveniente que la “cultura del encuentro” de que habla Francisco se siga realizando frecuente y efectivamente….para lograr un cambio de “ambas partes” pues toda reconciliación y todo perdón implican 2 partes que logran un acuerdo en una union fundamental..En este caso, si los creyentes han de suavizar su relación y tolerancia con los no creyentes, estos últimos tienen que garantizar al menos la libertad de EXPRESIÓN, ausente totalmente en la Cuba de Raul y Fidel. Ellos, al parecer, no conciben una convivencia entre personas que piensan diferente…como hemos podido lograr aquí mismo en ATRIO..Yo mismo soy un ejemplo de ello…POR ESO, son mis dudas y las de muchos de mis amigos que aman la libertad…puesto que los “gestos” han de acompañarse de “acción”, y de una intención real hacia un cambio y hacia la tolerancia…para lograr un encuentro real….donde nos sintamos cómodos con lo que creemos y con nuestra filosofía personal…¿Es esto lo que intenta y espera Francisco con esta visita-encuentro y diálogo en Cuba? No lo sabemos con certeza. A veces parece que los gestos de Francisco son simples, pero de acuerdo con lo que nos dice nuestro amigo Oscar, éstos implican un cálculo profudanmente meditado, que al estilo ignaciano que “le permita alcanzar los objetivos”

    Por eso, como tu mencionas la fe,  es necesario que ambas parte puedan “ver”…….y como el ciego del evangelio… pedir esa visión……. para “que todos veamos”

    Un abrazo    de Santiago Hernández

  • Román Díaz Ayala

    Hola, Oscar,

    contesto a tu comentario de hoy 22/9 de las 14.16 pm

    He deseado que me  volvieras a hacer esta pregunta, que quedó en suspenso cuando apenas nos conocíamos de mis primeras participaciones en Atrio  hace ya dos años. Lo deseaba y lo temía, porque pudiera ser que te enrocaras nuevamente en tus posicionamientos y pensaras nuevamente en un ¡jaque mate! olvidando que con cada partida el tablero sigue extendido para una nueva partida. ¿Cómo es posible que yo me mantenga en mi “IDEOLOGÍA”?

    Podríamos repasar las veces qe he intentado explicar que la fe en Jesús( y por lo mismo en el Padre de Jesús) es inabarcable por las “creencias”, que las palabras y las obras de Jesús son un fiel reflejo de la eternidad que no puede ser absorbido por la historia, el momento histórico, válido sólo en su cápsula del tiempo para uso y disfrute de la historiografía, que Jesús sigue vivo y entre nosotros mediante la efusión  (histórica, constatada en el tiempo) de Su Espíritu.

    Y la misma fe, mi propia fe personal, maneja datos que me alejan de lo puramente ideológico encerrado en las creencias. como un hecho de experiencia.

    Estoy dotados de ojos para una visión perfecta, pero nada significan sin la presencia de la luz. Sin la luz yo no sabría que tengo ojos. Mis ojos son míos, pero la luz me viene de afuera. Aunque los cierre, aunque me envuelva una noche oscura, siempre podré saber que puedo ver.

    La fe es confianza. Confianza significa que por un momento dejo de ser yo mismo, de apoyarme en mí en una total apertura hacia el Otro. “Dime quién es señor, para que yo crea en él”

  • h.cadarso

    Estos días he podido hablar por teléfono con un cubano enseñante que ha visitado a un amigo en la Rioja. Me ha comentado que la apertura de las relaciones Cuba-USA obedece, entre otras razones,  la cada vez mayor presencia y contactos comerciales de Cuba con China.

    Creo que Bergoglio ha intuído que la apertura de relaciones Cuba-Usa puede contribuir a una “detente” o acercamiento de USA y Nuestramérica, y a una mejora en el comercio internacional. El Papa sabe, creo yo, que además de representantes máximo de una religión tiene un poder de signo político que intenta utilizar para la fraternidad de todos los pueblos.

    Tal vez podríamos desprendernos un poco de ideologías y valorar un poco más el aspecto humano y terrenal de las cosas que ocurren y de las personas que hacen que ocurran. ¿Alguien podría analizar lo que ha supuesto Cuba para Africa, pr el Tercer Mundo, para Nuestramérica? De vez en cuando creo que es bueno slir de nosotros mismos y nuestro entorno próximo y proyectar nuestro pensamiento hacia horizontes más universales….La revolución de Fidel ha proyectado sobre el planeta una sombra muy larga y mun ancha…Y creo que Bergoglio hace de ella una lectura mucho más amplia de lo que algunos creeríamos.

  • Antonio Duato

    Bueno el artículo de Uranga que presenta Oscar.

    Pero los gestos y palabras de cercanía estarán estratégicamente colocados, pero no se improvisan. Creo que en caso de Francisco salen de un corazón de un seguidor de Jesús. Su sencillez al hablar de la familia en la catedral de Santiago hace un momento es ya una manera de explicar que el verdadero cristianismo no es sino la vida de cada día, no más, sin creerse por encima y con cuidado del otro.

    He asistido a esa última ceremonia con los sentimientos de Román, aunque lleno de preocupación por las contradicciones que representan estos mensajes con otros en que no puede desprenderse de su condición de Jefe de estado y de gran señor seguido de vasallos, como aparece en el imágenes siguientes de la despedida en el aeropuerto de Santiago, en la que el gesto de subir la escalerilla del avión con su maletín en la mano sí que es puro teatro.

    Agradezco que el mismo Santiago, desde su condición de cubano crítico del interior, haya manifestado su decepción por la visita. ¿Veis como todo contribuye a resituar la autoridad y las tensiones internas en la Iglesia lejos de dogmatismos y de obediencias ciegas a la jerarquía?

  • oscar varela

     
    Hola!
     
    Ecuerdo que al principio del pontificado de Francisco, propuse un Taller sobre GOBERNANZA trabajando lo de Maquiavelo (aunque tenga “mala-prensa”).
     
    Había preguntado, en esa ocasión, si alguien conociera algo más actualizado sobre LA CONSTRUCCIÓN DE PODER (aunque tenga “mala-prensa” en la beatería).
     
    Pero la cosa se va haciendo así, gústele o no gústele (¿saben el cuentito corto de diálogo entre Don Juan y Doña Inés? – Es muy erótico para el caso y ¿para ATRIO?)
     
    ¡Basta de pavadas y vaya lo que este buen periodista des-cula (¡perdón!) del “estilo Bergoglio”. Cosa que ya nos lo había anticipado un Cumpa de Estudios suyo el mismo día de su nombramiento y nosotros llegando de Chile a comer un asadito con eso otro curita amigo  –hace unos meses fallecido ¿qué se le va a hacer, no?.
     
     
     
    Espontaneidad sí, improvisación nunca
     
    Por Washington Uranga
     
    http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-282141-2015-09-22.html
     
    El papa Francisco transmite imagen de espontaneidad en cada uno de sus gestos.
     
    También se ufana de ello, como lo hizo ahora en Cuba especialmente durante el encuentro con los religiosos y religiosas y con los jóvenes.
     
    En las reuniones con las autoridades se lo ve distendido y alegre.
     
    Pero sería un error confundir todo lo anterior con improvisación.
     
    Bergoglio es un hombre sumamente inteligente que piensa cada movimiento como un hábil ajedrecista. Nada está librado al azar.
     
    Tampoco los gestos, las palabras y hasta los silencios.
     
    A lo anterior le agrega, como parte fundamental de la estrategia, la discreción acerca de cada movimiento.
     
    Tal como lo admitió el cardenal cubano Jaime Ortega en una entrevista ofrecida a la televisión cubana, éste también es un ingrediente “que le permite alcanzar los objetivos” que se propone.
     
    ……………………………
     

  • oscar varela

    Hola Román!

     
    A mi parecer tú tienes pertrechos suficientes para no ser calificado de “ideólogo”.
     
    Me refiero a que tú, cuando expones y dialogas, sueles emplear “datos” concretos de los acontecimientos; esto es: históricos.
     
    Ese “modo” de pensar es “dar cuenta y razón” de las cosas de la vida; y su “logos o razón es la “razón histórica”.
     
    Transitar el dis-curso o Relato con ese “modo de pensar” es mostrar que “tal suceso” acontece porque antes había sucedido aquello otro y que, por lo tanto, es muy posible que haya de acontecer estotro.
     
    Se trata de una “Razón Práctica” o “con-creta”; que se diferencia de la Razón lógica, donde se va “de una idea a otra idea” (razonamiento), o “verdades científicas.
    ……………………..

     
    Por eso, tal vez se te pueda dar extender la posibilidad de no mantener la “IDEOLOGÍA” expresada (inserta paradojalmente en tu mismo intento de superarla) cuando terminas tu Comentario así:
     
    -“Hay que salvar la Doctrina de Cristo de las ideologías…
    *porque es verdad de vida,

    * válida para el esclavo y para el centurión.

    * Es la vulnerabilidad de la Cruz lo que muestra

    * la misericordia del Padre.”-

     
    Donde:
    * “Doctrina de Cristo”;

    * “verdad de vida”;

    * “Cruz”;

    * “el Padre”,

    se configuran dentro de una IDEALOGÍA; e.d., “Teología-cristiana o católica”-.

     
    Así voy ¡yendo todavía! – Óscar.

  • Román Díaz Ayala

    Las pocas imágenes que se ven de El Cobre me han traído a la memoria muy gratos recuerdos. Francisco en lugar de recalar en la Hospedería del Santuario se fué a pernoctar al Seminario San Basilio Magno con los quince obispos cubanos. Esta mañana celebrará la Misa en el Santuario antes de marchar a la Catedral de Santiago.

    tiene razón, Santiago, la oración fue muy emotiva, pidiendo la reconciliación en mente, alma y corazón.

    Ahora se llega a la conclusión en el presente diálogo de que el Catolicismo, que no el Cristianismo, está dotado de una fuerte carga ideológica. Yo mantengo mi tesis de que lo que impera en el Catolicismo Romano es el “secularismo”, y por tanto puede verse transido de muy diversas diversas ideologías: nacionalismos, capitalismo, imperialismo, neoliberalismo, marxismo…a tenor de las épocas y las circunstancias, un cristianismo de cruz y espada, de cetro y altar. Tan alejado del desprendimiento de la Cruz….

    En cuanto a la disidencia y los esfuerzos del Gobierno Cubano  para que no haga acto de presencia con la ausencia de referencia de Francisco, no deja de ser un asunto de mucha controversia. Se pueden sumar argumentos a favor o en contra de su oportunidad. Pero no podemos obviar los hechos. Cuba sigue siendo una dictadura que no ha sufrido ninguna mella en sus dispositivos y toda dictadura suprime la disidencia, la anula, la hace invisible, para hacer sostenible el sistema. Lo mismo pasa en China.

    y la pregunta que nos debemos hacer es: ¿En qué momento estamos? ¿Pedir que se abra un proceso de aproximación conducente a la reconciliación? Así estábamos en 1998, y en la primera década del 2.000

    Mientras que ahora se ha abierto tal proceso,  aunque la oposición considere que se ha dado todo sin recibir nada a cambio. La política de gestos tiene la virtualidad de que derrumba muchos muros y deja correr el torrente que lo allana todo. Y creo que Francisco no está para personalismos…

    Hay que salvar la Doctrina de Cristo de las ideologías…porque es verdad de vida, válida para el esclavo y para el centurión. Es la vulnerabilidad de la Cruz lo que muestra la misericordia del Padre.

  • Santiago

    Para ser mas precisos y honestos, si Francisco no solicito sus visitas castristas personalmente sin embargo estuvieron perfectamente planeadas por ambos gobiernos para que fueran “visibles”  y accesibles  a. La TV  mundial y con el asentomiento papal. Pero la intencionalidad y las verdaderas motivaciones  de todo ello solo las conoce Francisco.

    Por otro lado ha sido conmovedora la oracion y la devocion del Papa a los pies de la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, hoy en Santiago.   Vale. SH

  • Santiago

    Antonio, es lamentable que Francisco no haya podido al menos  “oír” a la disidencia cubana que es en su mayoría netamente católica. Sabemos que el estado policial cubano empezó -como es su costumbre- a desarticular a la oposición con multiples arrestros, encarcelamientos y vigilancias de grupos  claves en La Habana, Holguín y Santiago para evitar una manifestación pública en los actos papales. Todo fue muy bien preparado por el gobierno  para dar la impresión en Cuba existe libertad de expresion y de culto pero sabemos por las fuentes de la redes sociales en multiples twitters y correos electrónicos(los clandestinos, claro está) que no ha sido así.

    Tristemente Francisco ha sido el “menos crítico” de los 3 Papas que han visitado a Cuba, según la emisora hispana de TV Univision que ha seguido de cerca la visita del Papa a Cuba. Por otro lado, la falta absoluta de preocupación por los opositores católicos y sus cordiale visitas a los Castros buscadas ex-profeso por Francisco, sin que ni Fidel ni Raul dejen dudas de su afiliación total permanente a la ideología marxista-leninista, han resultado en un contraste demasiado llamativo y doloroso para esta Iglesia “profética” como dice Román, sino tambien “doliente y sufrimiento”, no solo de los católicos mártires dentro de Cuba sino los que están forzados en la diaspora….Existe un “agridulce” sabor entre los católicos cubanos por estas tristes circunstancias en que ha vivido y vive ese, nuestro pueblo peregrino..

    Todo ese silencio probablemente tiene un precio…¿Mas libertad de la Iglesia en Cuba para predicar y construir  Iglesias? No se si vale la pena….Nuestra Iglesia ha sido siempre cuna de martirios….ya que el primer mártir de la FE fue el mismo Jesus…..que aceptó su muerte por predicar su verdadera identidad divina….una blasfemia para el “establishment” del pueblo judío de entonces..

    Como dices todo es muy complejo….Esta complejidad es un desconcierto….Creemos que todo encierra una política…..sin embargo, debemos distinguir las prioridades…y dar al César lo que es del César..y a Dios lo que es de EL

    Un saludo cordial   de Santiago Hernández

     

     

     

  • Antonio Duato

    ¡Qué magnífico artículo, de 1930 nada menos, no has condensado y presentado, Oscar!

    Para leerlo y seguirlo bien he tenido que quitarle líneas en blanco, que eran excesivas. Pero es por culpa del nuevo sistema. Procura poner las mínimas en adelante. Ahora se sigue mejor.

    Lo importante sería que lo interiorizáramos todo y en ese contexto en el que Francisco hace un viaje en el que intenta presentar el cristianismo como instancia a-ideológica, pura religión humano-divina más allá de cualquier ideología, a pueblos que están imbuidos de ideologías contradictorias: socialismo y capitalismo, Cuba y EEUU. Pero esa neutralidad solo es posible si acepta que el catolicismo es también una ideología y un partido.

    ¿Puede un papa relativizar la manera como históricamente la misma Iglesia católica han ideologizado el mensaje de Cristo? No solo puede sino debe. Y solo eso daría verdadera credibilidad. Pero me temo se presente demasiado como alternativa al partido y la ideología que ha dominado en Cuba los últimos 50 años y que en USA intente presentar al cristianismo como opción por los pobres, mientras canoniza a fray Junípero como ejemplo de civilizador. Muy complejo todo.

    Veremos cómo se desarrolla este importante viaje.

     

  • oscar varela

    La existencia de PARTIDOS como tales no ha sido normal en las Sociedades.
    Más o menos, habrán existido siempre grupos comba­tientes;
    pero esto no quiere decir que fuesen “Partidos”.

    Tal indi­viduo formula y proclama un deseo latente en otros muchos;
    éstos se agrupan en torno de aquél y se inicia una lucha con el resto de la sociedad para obtener la satisfacción de aquel deseo. La lucha lleva a la victoria o a la derrota. Una y otra tienen el mismo efecto: disuelven el grupo combatiente, y con él, el grupo contrincante.

    Supri­midos ambos, la lucha se desvanece también
    y la sociedad retorna a la convivencia pacífica y unitaria. A nadie se le ocurre perpetuar los grupos hostiles ni el temple mismo de hostilidad después de la victoria o la derrota.
    ……………………….

    La existencia de los “Partidos

    en el sentido contemporáneo de la palabra supone una interpretación de la vida social muy distinta de la que llevó a esas transitorias agrupaciones de combate.
    * Si en éstas “agrupaciones transitorias” lo substancial era el deseo de obtener tal o cual ventaja,
    * en el “Partido” lo substancial es el “Partido” mismo.

    Con la aparición de “el Partido
    * se quiere que la sociedad esté normalmente escindida en grupos,
    * haya o no pretexto para ello.
    * Cuando no lo hay, se los inventa.
    * Es preciso nutrir al partido refrescando su programa bélico.
    * Se considera que la lucha es la forma esencial de la convivencia entre hombres.
    …………………..

    Recién en el siglo XIX surge la idea de que la historia está constituida por una lucha perenne.

    Tal vez Guizot es el primer pensador que habla formalmente de la lucha de clases como motor radical del proceso histórico.

    Hasta entonces había parecido ésta una anormalidad,
    tan frecuente como lamentable, pero siempre algo ad­venticio y en modo alguno consustancial con la convivencia hu­mana.

    La contienda permanente tenía lugar sólo entre sociedades separadas
    —ciudades, pueblos, Estados—,
    y era, por lo mismo, sín­toma de insociabilidad.

    Para el griego y el romano la sociedad se presenta bajo la especie de ciudad,
    y la ciudad, bajo la especie de ayuntamiento entre antiguos enemigos, de acuerdo para vivir jun­tos en paz y unitariamente (el synoikismós).

    El prototipo de la anormalidad civil era precisamente la lucha civil.

    La lucha intestina es un hecho frecuentísimo a lo largo del pasado humano.
    Por lo mismo sorprende ver la diferente reacción ante él de unas y otras épocas.

    * Las anteriores lo interpre­taban como una desdicha y, en consecuencia, como algo anómalo y accidental.
    * El siglo XIX, por el contrario, alardea de no hacerse ilu­siones, de tomar la realidad según ella es.

    Se trata de un prurito pesimista. Del accidente desdichado hará la substancia misma. La sociedad será en su propia esencia lucha y nada más que lucha. Convivir es pelear—franca o artificiosamente.

    A este pesimismo sobre la realidad siguió un cinis­mo singular en la moral.

    Puesto que la vida social es constitutiva­mente lucha—se dijo-—,
    * dediquémonos todos de manera concien­zuda a luchar,
    * neguemos el derecho de hacer otra cosa.
    * Y como la lucha necesita de grupos beligerantes, hagamos de éstos la forma sustantiva de existencia humana.

    Lo más importante del mundo será el Partido, la organización sobreindividual para el combate.

    Los individuos no interesan, porque mueren, y es preciso perpetuar los Partidos.

    * Todo hombre será miembro de algún partido, y sus ideas y sentimientos serán partidistas. * Nada de ajustarse a la verdad, al buen sentido, a lo justo y a lo oportuno.
    * No hay una verdad ni una justicia;
    * hay sólo lo que al partido convenga, y
    * ésa será la verdad y la justicia
    (se entiende que habrá otras tantas cuantos partidos haya)
    ……………………….

    El marxismo es la teorización de este partidismo cínico.

    Como todo cinismo, se reduce a cambiar el signo del vicio que se padece y proclamarlo como virtud.

    La operación no fue hecha arbitraria y ligeramente por Marx.
    Toda la marcha de las ideas desde el si­glo XVIII preparaba la posibilidad que Marx genialmente aprovechó.

    El racionalismo de aquella centuria
    no concebía más que una ver­dad esquemática, sin evolución ni modulación. De aquí que no pu­diese explicar cómo en la historia habían existido modos de pensar incoincidentes con el suyo.

    Las religiones, las formas del derecho anti­guas, etc.,
    sólo se comprendían como imposturas, esto es, como falsificaciones deliberadas que el interés inspiró a algunos hombres.

    Bajo esta idea de que el pensar opuesto al nuestro es una falsifi­cación,
    se inician las luchas políticas de la época contemporánea.

    Napoleón creó el vocablo para denominar ese pensar falso
    cuando llamó a sus enemigos, despectivamente, ideólogos.

    Desde entonces una IDEOLOGÍA significó
    el conjunto de ideas inventadas por un grupo de hombres para ocultar bajo ellas sus intereses, disfrazando éstos con imágenes nobles y perfectos razonamientos.

    La filosofía romántica se apodera de este término y le quita su mal sentido.
    Al mostrar cómo la razón, sin perder su última unidad, vive evolutivamente, toma diferentes aspectos en épocas y pueblos, justifica la pluralidad de opiniones.

    Cada “espíritu popular”—Volksgeist—posee una IDEOLOGÍA propia inexorable e inalienable.

    Entonces interviene Carlos Marx
    y funde ambos sentidos del vocablo IDEOLOGÍA, el peyorativo y el óptimo.
    * La historia es lucha, y especialmente lucha de clases económicas.
    * Cada clase piensa el mundo según la inspiración de su interés.
    * Mientras combate por el predominio, su interés es la ver­dad; pero
    * cuando triunfa, su interés es defensivo, y sus ideas reflejan sólo el statu quo de la infraestructura económica.

    En uno y otro caso, el hombre no es libre en sus opiniones sobre la realidad:
    antes al contrario, sus opiniones dependen de cuál sea su realidad social.
    * Hay una “verdad burguesa” que no es verdad, sino que es sólo la ideología de esa clase.
    * Una IDEOLOGÍA es la falsifi­cación de la verdad que el hombre comete no deliberadamente (no como impostura), sino inexorablemente, por estar adscrito a una clase.

    La fórmula de Marx es ésta:
    * “No es la mentalidad de los hombres quien determina su realidad, sino su realidad social quien determina su mentalidad”. (Crítica de la economía política).
    * Toda opinión nace afectada del lugar público desde el cual ha sido pen­sada—desde abajo o desde arriba.
    * O lo que es igual: toda idea es partidista.
    * Consecuencia: puesto que esto es así, seamos lo más par­tidistas que podamos.

    El pensamiento de Marx es en este punto
    uno entre innumerables brotes del relativismo diecinuevesco y arrastra todos los inconvenientes anejos a éste.

    El descubrimiento de las ideologías de clase
    es de primera importancia si se le reduce a los términos den­tro de los cuales tiene un sentido serio; a saber:
    * si en la ideología de clase se ve únicamente un hecho empírico,
    * la tendencia frecuente en muchos hombres a dejarse influir en sus ideas por sus intereses.

    Pero en Marx tiene un carácter absoluto y metafísico,
    que es, a todas luces, exorbitante y falso.

    Marx no puede probar
    * ni que todo indivi­duo coincida con el temperamento de su clase,
    * ni que fatalmente queden supeditados a ésta sus pensamientos.

    Más o menos frecuente que el hecho de esta supeditación, pero al fin y al cabo tan hecho como ella, es la existencia de hombres que pugnan por liberar su ideación de su estado económico y que a veces lo consiguen.
    * Ejemplo: Carlos Marx.

    La gran porción de verdad que hay en el MATERIALISMO HISTÓ­RICO
    * ha arrancado muchas máscaras,
    * ha desnudado muchas caras de “idealistas”.
    * Pero él mismo, confiéselo o no, aspira a ser la verdad pura.

    Por una necesidad inexorable, la raíz del ser humano aspira a no ser partidista, y
    cuando se queda solo consigo, le angustia su partidismo.
    ……………………….
    La Nación, de Buenos Aires, 15 de mayo de 1930.
    ………………………..

  • Román Díaz Ayala

    Quiero comentar  la homilía papal en la Plaza de la Revolución como cristiano, cubano, y en el exilio.Pues pertenezco al grupo de los Pedro Pan (Peter Pan), menores de edad, que con permisos paternos fuímos embarcados con destino al extranjero para continuar nuestros estudios escolares en aquellos momentos conflictivos.

     

    Me ha parecido bien, y oportuna, sujeta a la liturgia de la Palabra y expositora del Evangelio.

    Quienes esperaban un discurso o una referencia política, se han encontrado con un líder de “su” Iglesia haciendo el oficio de pastor. Los redentores de la política están en otro orden de cosas, que no en la reflexión comunitaria de las palabras de nuestro Redentor.

     

    Sé que esto cuesta muchísimo trabajo para ser bien entendido, sobre todo después de tantos años de “encarnacionismos”. Pero se trata del Evangelio y Francisco explicando las palabras de Jesús a sus discípulos, dice que “les da un nuevo horizonte” ( a nuestras búsquedas y aspiraciones).

    Y así como nuevo horizonte llegaron hasta mí sus palabras. Ahora que el accidente geográfico puede ser ya no la causa de separación de los cubanos de dentro y de afuera, se presenta el problema ideológico, ése que había creado también dentro de Cuba un amplio exilio interior, además de la exclusión. ¡Es la ideología! Y tal ideología aunque tenga retórica de servicio, no es la que sirve a los demás, sino que es la apelación constante al “servicio” que “se” sirve.

    El amor y el servicio que se vende tan barato en nombre de la ideología, en pura retórica, no es el servicio posicional “del último” que exige Jesús. En otro hilo nuestra querida Olga Larrazabal  con sus ojos llenos de realidad nos habla sobre Chile: “Pero tengo claro que para subir a la cima y agarrar la manija del poder, no hay que ser modesto ni virtuoso”

    Si no rompemos con ese estado de cosas en nuestros comportamientos individuales tendremos quizás éxito político, pero no estaremos cumpliendo con las palabras de Jesús en los evangelios.Seguiremos prostituyendo nuestra Religión.

    La Iglesia cubana, doblemente empobrecida y doliente, por motivos ideológicos y porque sufre igual que todo el pueblo cubano estos años duros, no está para que se les alabe sus méritos, sino para reconocer en clave testimonial que viven en el “amor que se plasma en acciones y decisiones”  y con ello están mostrando la misericordia de Dios.

    Una Iglesia profética para este sigglo XXI.

  • Antonio Duato

    Continúa el viaje del papa en Cuba.

    No vamos a poner un post para cada día. Aquí se pueden añadir informaciones y comentar.

    De ayer destaco estas dos noticias:

    1. Misa en la Plaza de la Revolución, bajo la gran imagen del Che Guevara, que ha llevado a la proyección mediática que une a estos argentinos. Una homilía sobre el cuidado al desprotegido pero que incluye una frase sobre la que se han vertido muchas críticas: “Se sirve a la Iglesia no a las ideologías” ha dicho. Pero ¿qué idea tiene Francisco de lo que es una ideología? ¿Es que el cristianismo y, sobre todo, el catolicismo no es una gran ideología? Un amigo, que me envía un enlace a Publico, me dice:

     ¡Lamentable, pero totalmente comprensible por la confusión (mejor diría “negación interesada”) sobre el  concepto de ideología, de que adolecen muchos, incluido el Papa Bergoglio!

    La contraposición entre “servir a las personas” y “servir a la ideología” es un “sinsentido lógico”, una falsedad manifiesta. Tan falso y contradictorio “in terminis” como el concepto de “guerra humanitaria” que se le ocurrió a Bush. O los “servicios”, no ideológicos supuestamente (¡!), de las intervenciones armadas en los conflictos de otras naciones y pueblos, para defender y preservar los derechos humanos de esos pueblos o naciones… Etc., etc., etc.  
     Ver a este respecto, sin ir más lejos, el mentís de sentido común vertido en los urticantes comentarios de los lectores españoles a este artículo.

     Y, más cerca de nosotros, y argumentando por la negativa, yo me preguntaría a quién sirvieron las dictaduras militares de Pinochet y Videla con los genocidios que ocasionaron: ¿a las personas? ¿a su pretendida no-ideología? ¿a la Iglesia jerárquica, por supuesto también a-ideológica?¿o acaso a Dios mismo, al que conocían directamente y le prestaban culto, sin la mediación de “ideología” alguna? 

    2. Visita privada a Fidel Castro y oficial de estado a su hermano Raul. Todos los medios informan que -hasta ahora- no ha tenido ningún contacto con la oposición ni con las damas de blanco. Y algún medio nos permite ver cómo fueron detenidos dos jóvenes de la Unión Patriótica que se acercaron al cortejo papal en su camino hacia la plaza de la revolución: Periodista Digital-América.

  • Antonio Duato

    Acabo de ver que ya está el texto añadido en el texto de la página del Vaticano. Hace unas horas, cuando copié el texto para la página, no estaba. De ahí mi investigación y comentarios. Ahora ya está y lo añado al texto inicial. Ya no valen estos cuatro tempranos comentarios.

  • oscar varela

    – “El mundo necesita reconciliación en esta atmósfera de tercera guerra mundial por etapas que estamos viviendo.”-

    http://www.zenit.org/es/articles/texto-completo-del-papa-en-el-aeropuerto-de-la-habana?utm_campaign=diariohtml&utm_medium=email&utm_source=dispatch

  • Antonio Duato

    Efectivamente, esas palabras las pronunció el papa Francisco, dejando de leer y mirando a su lado al presidente cubano. Escuchad el vídeo en YouTube, minuto 7,22. Y no se han incluido en el texto oficial como otras veces se hizo en otros discursos. Veremos si las incluyen pues es un concepto muy fuerte: “Atmósfera de tercera guerra mundial por etapas que estamos viviendo

  • Antonio Duato

    Esta vez el primer comentario lo hago yo, nada más publicar el post.

    Veréis. Quería haber sacado el título esta frase: “El mundo necesita reconciliación en esta atmósfera de tercera guerra mundial por etapas que estamos viviendo” 

    La había leído en El Confidencial y confirmado después en ACI. Pero no la he encontrado después en la versión oficial del discurso. Según la referencia de la prensa debía haberla pronunciada Francisco entre el penúltimo y el último párrafo. Como ese concepto de tercera guerra mundial por etapas  es muy importante, voy a investigar si de verdad son palabras pronunciadas por él en su discurso. Y, en todo caso, por qué de borraron del texto a última hora.

Deja un comentario