Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4910 Artículos. - 78992 Comentarios.

¿Un cura cubano patriota, Félix Varela, a los altares?

Tierras de AméricaDe un interesante medio digital argentino, Tierras de América, sacamos hoy esta información

CUBA. ESPERANDO EL “MILAGRO” DE FRANCISCO. La Iglesia de la Isla pide la beatificación del sacerdote independentista Félix Varela, “padre espiritual de la Patria”

Por Alver Metalli. La Habana

El postulador de la causa, el sacerdote Ramón Suárez Polcari, se mantiene ecuánime, aunque en el fondo de su corazón espera que el Papa haga “el milagro” -exonerando a Félix Varela de la obligación de hacerlo- y lo declare beato aunque no haya ninguna curación prodigiosa, comprobada según todos los requisitos de la Iglesia.

Hace veinte años que monseñor Suárez Polcari, gran canciller del arzobispado de La Habana, investiga la vida del sacerdote cubano “santo y patriota íntegro”, como supo decir otro gran prócer cubano, José Martí,ante la tumba de Varela.

El proceso diocesano terminó en 1996 y los abultados expedientes fueron despachados a Roma. Seis de los nueve jueces que los recibieron “no tuvieron nada que objetar”, señala monseñor Suárez en su despacho de la vieja Habana, con el aire acondicionado encendido al máximo. “En cambio tres pidieron aclaraciones sobre diez puntos”. Plantearon dudas sobre la participación del padre Varela en la masonería, como era frecuente en aquella época entre los religiosos favorables a la emancipación, y si el padre Varela había incitado a los cubanos a tomar las armas en la guerra de la independencia contra la Corona Española.

Después pidieron que se profundizara sobre algunos pasajes de las Cartas a Elpidio, la obra más importante de Varela, que se publicaron inconclusas en 1835 para señalar a las nuevas generaciones un camino “de piedad y virtud”, y que es la principal fuente para comprender su pensamiento. “También solicitaron aclaraciones sobre su filosofía“, agrega el postulador cubano, “si era ortodoxa y aceptada por la Iglesia, sobre su vida sacerdotal y sobre su compromiso político, y si existió el riesgo de que este último primara sobre su sacerdocio”. Se realizaron las profundizaciones, se respondieron los diez puntos; los resultados viajaron de vuelta a Roma y los nueve jueces vaticanos decidieron por unanimidad que pasara a la etapa siguiente, declarando venerable al presbítero Félix Varela y Morales.

Benedicto XVI puso el sello sobre las virtudes heroicas antes de su viaje a Cuba en marzo de 2012 y Juan Pablo II, antes que él, lo elogió en el Aula Magna de la Universidad de La Habana hablando a los intelectuales delante del busto de Varela, “verdadero padre de la cultura cubana, hijo ilustre de esta tierra, considerado por muchos la piedra angular de la nacionalidad cubana”.

El discurso quedó grabado a fuego en la memoria de muchos cubanos y constituye un reconocimiento importante para la línea eclesial de diálogo con las autoridades comunistas en el poder de la que participa el arzobispo de La Habana, Ortega y Alamino. “Él mismo es”, siguió diciendo el Papa Wojtyla, “la mejor síntesis que podemos encontrar entre fe cristiana y cultura cubana“. Todo parecía en orden, todo parecía en camino a los altares y que era cuestión de tiempo, también, la comprobación del milagro. Pero todavía no hay ningún milagro.

Muchos testimonios de gracias recibidas, de acciones inspiradas invocando el nombre de Varela, pero nada determinante. Por lo menos hasta ahora, porque monseñor Suárez Polcari deja escapar que ha recibido no hace mucho dos testimonios que podrían cambiar las cosas. Pero las verificaciones deben ser cuidadosas, requieren tiempo. El viaje del Papa es inminente y ya no queda tiempo, en el caso de respetar el recorrido establecido por la Congregación para la Causa de los Santos, que exige para la beatificación “un milagro atribuído a la intercesión del venerable siervo de Dios, que se haya verificado después de su muerte”.

Se recurre entonces al Papa que está por venir. “Cuba posible”, una asociación de laicos católicos, entregó hace poco al Nuncio apostólico en Cuba, monseñor Giorgio Lingua, una carta de los hombres de cultura que forman parte de la agrupación, donde le piden al Santo Padre que “acoja la posibilidad” de elevar al honor de los altares al sacerdote Félix Varela (1788-1853) que todos los cubanos, sin excepción, reconocen como “padre espiritual de la Patria” y recuerdan como “el que nos enseñó a pensar”. Una posibilidad que ellos saben que está dentro de las facultades papales.

“Sería un gesto bellísimo del Papa, un gesto capaz de unir a la nación”, comenta el padre Yosvany Carvajal, director del Centro Cultural Félix Varela. “Este lugar, el antiguo Seminario de San Carlos, es la cuna de la nacionalidad, la casa donde vivieron los padres fundadores”, recuerda Carvajal, “y los padres fundadores pensaron a Cuba con Dios, porque eran sacerdotes, hombres de fe, y al mismo tiempo hombres de ciencia”. En la puerta del Centro Cultural que preside, a pocos pasos de la Catedral, el joven sacerdote agradecerá al Papa Francisco por haber venido y le pedirá -“si nos concede exonerarlo del milagro”- lo que toda la Iglesia cubana desea ardientemente: la beatificación de Félix Varela.

El obispo Juan de Dios Hernández, Secretario de la Conferencia episcopal de Cuba, no se queda a la zaga; habla de lo que está ocurriendo en la isla desde diciembre del año pasado, con el anuncio simultáneo del inicio del acercamiento entre Cuba y los Estados Unidos, como “algo análogo a la caída del muro de Berlín”, y después reconoce que toda la Iglesia cubana “le está pidiendo el Papa el regalo de la beatificación de Varela”. “Por el peso que tiene la vida de este hombre, no solo en el ámbito religioso sino en el orden patriótico”, explica: “Su vida es de gran belleza y su pensamiento ha nutrido a varias generaciones”.

Más mesurado es el historiador Roberto Méndez, profesor de Historia y Cultura cubana y consultor del Pontificio Consejo de Cultura de la Santa Sede, nombrado por Benedicto XVI para un período de cinco años y para su gran sorpresa confirmado por Francisco. “Hay algunos colegas que piensan que Francisco puede proclamar beato a Varela cuando llegue aquí. Yo no soy tan optimista pero creo, eso sí, que Francisco no se opone a un pronunciamiento en este sentido de la Congregación para la Causa de los Santos”. Méndez es uno de los fundadores del Instituto de Estudios Eclesiásticos Félix Varela, forma parte de la redacción de la revista Palabra Nueva, es miembro de la Academia Cubana de la Lengua y corresponsal de la Real Academia Española. Recuerda que cuando vivía Varela “la jerarquía eclesiástica de la Isla no lo veía con buenos ojos por su predicación libertaria, y se sabe que la Corona Española ha influido para impedir que durante su exilio en los Estados Unidos se le concediera la mitra episcopal. Aunque era un hombre humilde, caritativo y de moral irreprochable, durante todo el siglo XX fue defendido por historiadores liberales y anticlericales, y en gran medida ignorado por el mundo católico”. De hecho, cuando se trasladaron las cenizas de Varela desde San Agustín de la Florida, la ciudad de origen europeo más antigua de los Estados Unidos, a La Habana, el 7 de noviembre de 1911, aunque se celebraron los ritos en la catedral, las autoridades no permitieron que las sepultaran allí, sino que las colocaron en una urna en el Aula Magna, en tierra laica.

Eran otros tiempos, reconoce el profesor Méndez. “En 1986, el documento conclusivo del gran Encuentro Nacional Eclesial Cubano dedicó un epígrafe al padre Varela”. A partir de ese momento se multiplicaron las revisiones, ensayos y estudios dedicados a poner de relieve la unidad del cristianismo y el patriotismo en su pensamiento. Hasta que comenzó la fase romana de la causa de beatificación y la esperanza de que el mismo Papa polaco lo declarara beato durante su viaje en enero de 1998. Pero no fue así. “El hecho de que en el siglo XIX hubiera un sacerdote de gran caridad, que vivió en la pobreza y la fidelidad a la Iglesia, pero con un pensamiento de rasgos liberales e independentistas, era una mezcla nueva, inusual tanto en Cuba como en el resto de América Latina. Casi siempre, cuando se hablaba de un cura patriota se interpretaba que era un sacerdote indisciplinado; si era santo, solo podía ser conservador y monárquico en política”, lamenta el estudioso cubano. Pero con Francisco es otra historia. “Creo que se parece un poco a Varela, un hombre piadoso que conocía el valor de la caridad, pero que tiene también una visión moderna que lo hace intervenir en política de manera positiva, es más, donde la intervención política –tanto en Francisco como en Varela- no procede de un sentimiento de parte y conservador; creo que Francisco no conserva nada que no merezca ser conservado”.

21 comentarios

  • Santiago

    Gracias amigos Oscar y Román por vuestros comentarios…No cabe duda que coincido en” lo de la experiencia personal”…y en lo de la memoria histórica….Todos los que hemos vivido la historia de nuestras respectivas patrias hemos tenido la obligación moral de ser sinceros y honestos y legar a esta nueva generación que surge ahora, lo que aprendimos y lo que sabemos sobre la verdad….Los cubanos y los argentinos, y todos los  que ya han vivido una vida larga, como nosotros, poseemos un valor incalculable en esta MEMORIA HISTÓRICA que solo nosotros SABEMOS…la historia verdadera de lo que ha pasado en el siglo que nos ha tocado vivir en este mundo, en el lugar que por designio fuimos colocados en  este breve intervalo de la historia de la salvación, que por ende, se nos está escapando de las manos y tenemos que aprovecharlo hasta el final…hasta que ya se cierre el telón…y por tanto tambien la oportunidad del mérito que adquirimos en la búsqueda de esa verdad que nos va a realizar como la persona que somos….Ante tanta MENTIRA y ante tanta relativización del mal imperante y ante el constante intento de volver a escribir una nueva historia UNIVERSAL acomodada a la época en que vivimos,  como es la tendencia y la realidad que existe actualmente en el mundo de la informática y de la política condicionadas por el poder de la ideología y del dinero, ES de agradecer la sinceridad de los que desean -como nosotros- un mundo mejor y mas justo, basado en la verdad que se nos transmitió y que vivimos y comprobamos por nosotros mismos….

    No porque venga de mi tierra, deja de ser verdad lo de convertirnos en “evangelios vivos” como ya hemos estado mencionando….sino porque es una contunde verdad capaz de salvar al mundo del odio, de la guerra y de la auto-destrucción de nuestro planeta …Solo la paz de las conciencias pondrá fin al odio y a la venganza,  y al ansia desmedida de poder, que se ha apoderado del mundo, sobre todo en los últimos siglos….Solamente existe un camino de salvación físico-espiritual….Solo el Evangelio”nos sacará” de este atasco donde estamos metido….Cuanto mas nos vamos alejando de ESTA VERDAD, tanto mas vamos retrocediendo y regresando a estadios mas primitivos acercándonos a la pre-historia donde predominaba lo instintivo y la supervivencia vital mas agresiva….Por eso, tenemos que “enseñar a vivir” lo humano a los que nos rodean y a los que quedarán aquí cuando partamos de esta vida terrestre….ES esta vivencia y memoria, este recuerdo, el que llevarán las nuevas generaciones…..llamadas tambien a participar en la vida perenne….nuestro gol definitivo….que constituye nuestro destino final….el final del camino…..el trabajo terminado…..la casa construída y dedicada…Esta debe ser nuestra verdadera y eficaz tarea cotidiana…

    Un abrazo   de Santiago Hernández.

  • Román Díaz Ayala

    El valor histórico de la memoria.
    No es justo que pretendamos volvernos ciego para querer vivir alimentándonos de la ideología que hemos estado abrazando en la construccion de nuestras vidas. Tenemos que dejar hablar testimonios propios y ajenos, experiencias que nos dicen, más bien nos gritan, que la historia tejida por los analistas o presentada por “historiadores”, expertos o espontáneos, no concuerdan entre sí.
    Quienes hemos padecido no debemos arrugarnos ante la arrogancia benevolente, en apariencia bienintencionada, para argüir que los productos de nuestra memoria carecen o cojean de algún fundamento, argumentos que se revelan insultantemente injustos.
    En nuestros años escolares cuando se nos ilustraba con el pensamiento de José Martí se nos decía que cada ser humano debía ser portador de “un evangelio vivo”. Porque si en algún lugar está viva la historia necesariamente está en nuestra memoria. En los soportes materiales con sus textos simplemente sigue a la espera, habitando para ser evaluada.
    Somos los supervivientes quienes damos sentido y valor a la historia, la memoria es nuestra supervivencia, nuestro decir es un acto histórico, le damos sentido a la que acontece y le insuflamos su esperanza, porque llevamos a buen puerto, el de la conciencia, ese mismo relato de superviviencia.
    nuestro saber parece materia de derribo, “yerba pisoteada”, el aparente fracaso de una vida, quiebra de muchos proyectos, pero es el alimento, el agua de vida donde se nutre, o se brinda para nutrirse la necesaria sabiduría social que se necesita para que la nación, la sociedad civil, haga  elecciones acertadas de futuro.
    Esto vale para la comunidad católica de Cuba cuando decida qué hacer con el recuerdo del Padre Felix Varela;patrimonio exclusivo y eclesial,  o valor nacional de una Cuba toda  muy diferente y más global que hace cincuenta y seis años. Sirvió para las Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo. Y quizás valga también para el difícil tránsito que  a final de verano experimentará España toda.
    Muy en breve haré un análisis de la Cuba de los años 50 y 60 dejando hablar a los protagonistas mejor cualificados. Fidel en sus Conversaciones con Frei Betto (1985, Edición Castellana, de la Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, La Habana) y el Documento Final del ENEC, 1987. Lo cotejaré con mis vivencias personales, haciendo como de notario.
    No necesito más material para este propósito.

  • oscar varela

    Ok, Santiago!

    Me vale tu reflexión. Más si trato de imaginar aquella década de tanto “tira y afloja” de la Guerra caliente seguida de la fría.

    ¿Cómo seguirá ahora la cosa nuestramericana con un EEUU que se la quiere devorar con mentiras tras mentiras, y en un contexto donde ningún País puede vivir “aislado”?

    Pienso, en estos días, en Brasil.
    ………………………

    Volviendo a Cuba, te diré que en la Parroquia donde yo hacía Programas de Radio (Taller de Ciudadanía”; “Puro cuento”; Tangos en el Delta, etc.) se alojaba un cubano que vino a hacer estudios de sociología en la Universidad de Bs. As. para luego seguir enseñando en Cuba. Lo hube invitado al Programa de la radio y no se refirió contrario al Regimen, aunque tampoco muy a favor. Tal vez “se cuidaba” ¿no?

    Otro ejemplo era el curita que había venido a hacerse cargo de la parroquia donde yo vivía (zona isleña), y que había estado 3 años en Cuba (era habitual de la diócesis de San Isidro que fueran curas a Cuba). Este cura no soportaba la opresión a que se sentía sometido en la Iglesia cubana.

    Pareciera que hay variados tipos de experiencias. Pero esto no contradice lo que tú o Román habrán experienciado por aquellos lamentables años de postguerra.

    Gracias y abrazo – Óscar.

  • Santiago

    Cuando escribi que Cuba dejo de existir “libremente” quise decir que “dejo de existir como nacion LIBRE”. Vale. SH

  • Santiago

    Gracias a ti Oscar por compartir…Como dice Roman el caso de nuestra pobre  Cuba  es muy particular  puesto si que era necesario la reforma de la sociedad  cubana  pero el grado de injusticia que yo pude constatar viajando y viviendo en otras partes del planeta superaba con mucho al que yo  vivi  en la Cuba antes de 1959…Queriamos  una  sociedad mas justa pero no con la ayuda rusa…Fidel nos hizo creer  firmemente  en el nacionalismo, en una REVOLUCION CUBANA….y SI que la pudo hacer y desarrollar  ya que el PUEBLO ENTUSIASMADO estaba dispuesto a darle al gobierno revolucionario “la mitad de sus bienes” hablando en general pero Fidel lo queria TODO……y por eso hubo  un despojo TOTAL y completo de la propiedad inmueble y  de la misma persona humana  que llego a no poder pensar por si misma sino  por medio del  Estado  que era Fidel Castro…que se apodero  de la Isla. y de todo lo que contenia… Es muy triste ver como tu Patria deja de existir libremente sin razon “suficiente” …,el “pais de la bondad”. un paraiso tropical de tierra tan fertil  en el que se podia  sobrevivir  con sus productos naturales y con la perfeccion de su clima y con la alegria y el humor cubano
     
    Oscar,  no era la Iglesia la principal anti-comunista…SINO  la gran mayoria del pueblo que como los polacos  fue arrastrado por LA  FUERZA a  la doctrina  marxista-leninista. El germen  del antiicomunismo y de la libertad de expresion fue sembrado. en los cubanos por Varela,  Jose A. Saco ,Jose de la Luz Caballero, Narciso Lopez, Jose M  Mendive y el mas notable de todos , heroe y martir de la libertad y democracia del mundo libre como fue nuestro Jose Marti.   Por eso Cuba siempre sera anti-comunista y  contra todo lo que viole la libertad humana…
     
    Si que hay reducionismo amigo Oscar y es que ese tipo de sistemas  totalitarios PER SE lo reducen todo Al PASTO….Sin embargo el. pasto puede dar  albergue  a bosques  frondosos y libres!!! Solamente  hay que  ser  pacientes ya que la paciencia TODO LO ALCANZA.
    Como he sido testigo presencial de la historia de Cuba no quise dejar pasar mi testimonio personal  apartandome por un momento de  mi proposito de no mezclar. mis sentimientos  con mi  ideologia. Y mi fe . Estoy seguro que mi amigo Roman podra aportar datos mucho. mas  exactos e historicos que los mios  pues como el dice abundan en esta triste memoria historica  que tiene. mas de 5 decadas
    Agradezco  el interes y el trabajo de  leerme  y contestarme.
    Abrazos.       de Santiago Hernandez
     
     

  • román Díaz Ayala

    Lo siento, pero desconozco la palabra  “eneraezar”, y no la localizo , ¿significa enderezar, destorcer? ¿O qiueres decir otra cosas que a mí se me escapa?
    gracias, por lo de las vacaciones, pero hace muchos años que no he podido disfrutarlas. Las servidumbres de la vida…

  • oscar varela

    Hola Román!

    Te leo:
    – “Óscar: tu comentario está bastante sesgado”-

    ¿Cómo podrías “eneraezar” algo si no estuviera “sesgado”?

    Mi “ideotez” colabora contigo ¿no?

    ¡Buenas Vacaciones! – Óscar.

  • román Díaz Ayala

    Querido Oscar,
     
    tu comentario está bastante sesgado, y parece mucho una “manifestación de parte”, si evitamos las generalizaciones, quizás alcancemos alguna forma previa de entendimiento mutuo. La realidad cubana fue muy particular y condicionada por matices propios que no se daban en otras regiones de Nuestramérica.
    como todo esto exige un comentario muy bien documentado, te ruego que espere varios días para que mis comentarios o enjuciamientos vayan acompañados de lasc fuentes necesarias ( gracias a Dios existen muchos testimonios muy personales de los actores, que no se reducen a nuestras “vividuras” personales, ya que esta forma de testimoniar a tí te parece “pasto”, que puede ser pisoteado.

  • oscar varela

    Hola Santiago!

    Muy interesante (e importante!) lo que recuerdas y nos compartes acerca del “cagón” Fidel Castro.

    La década del ’50 habrá sido un tiempo de graves escaramuzas entre los “blockes” rusos y n/americanos ¿no?

    Tal vez se aplica bien el dicho aquel de que “cuando 2 elefantes pelean, el que seguro pierde es el pasto”. Y tú, Román y otros habrán sido lamentablemente una matita en esos campos guerreros.

    ¿Qué decir, entonces, sino que tienes toda la razón en des-potricar contra uno de los bandos?

    Al mismo tiempo pienso que la ICAR estaba en la trinchera del ANTI-COMUNISMO ¿no te parece? Y había y hay también razones para haber sido y ser ANTI-COMUNISTA.

    Y la razón más importante es que el COMUNISMO y el MARXISMO -como también sus semejantes: “NACIONALISMO” y “FACISMO”- fueron REDUCCIONISMOS EXAGERADOS Y ANACRÓNICOS.

    Y el Pasto siguió pisoteado!

    Mi perspectiva, si me refiero a las creencias religiosas, es que les cuesta un ojo de la cara “comprender” el DES-CRÉDITO que ven teniendo en las nuevas generaciones.

    Y esto es una pena, no porque dejan algo valioso, sino porque lo valioso de ellas se la vive escleroticadas, e.d., endurecidas.

    Relaciono las dos cosas (Política y Religión) porque mancomunan su ANACRONISMO para desgracia del Pasto.

    Gracias por lo tuyo, mientras no dejo de ¡ir todavía! – Óscar.

  • Santiago

    Cumpa Oscar, no tengo duda que tu conoces bien la cultura argentina… pero yo conozcco la mía cubana y por eso yo no puedo “desconocer” lo que dice Román, tan cubano como yo cuando habla de los ataques de Fidel Castro a la Iglesia cubana…n o solamente llamándola “contrarevolucionaria”, cosa que no fue  cierta…. ya que yo fui testigo de como el clero se unió al ejército de la Sierra Maestra ya que conocí personalmente siendo colegial a varios capellanes jesuitas rebeldes que treparon las montañas de mi provincia de Oriente…. Y se le olvidó a Fidel Castro que si está vivo todavía se lo debe a la directa intervención del arzobispo de mi ciudad natal Santiago de Cuba, Monseñor Enrique Pérez-Serantes.. cuando personalmente subió en un jeep del ejército de Batista hasta el lugar  donde  se escondió Fidel en las estribaciones de la montaña de la Gran Piedra huyendo del fracasado asalto al Cuartel Moncada el 26 de Julio de 1953. Recuerdo el sonido de las balas pasando,como si fuera al lado de mi casa, durante el asalto en las primeras horas de la mañana que siguió a la celebración de los carnavales de Oriente, el día antes, día de Santiago Apostol…

    Y EXISTE todavía una foto que se publicó en el vespertino Oriente donde se ve a Fidel en el jeep y detrás de las ropas episcopales de Monseñor Pérez Serantes, cuando lo conducía detenido -pero vivo- a Santiago de Cuba… No teníamos entonces la menor duda de que sin la intervención del arzobispo, implorada por prominentes católicos laicos en Santiago, Fidel hubiera sido asesinado por las tropas de la policía con su jefe a la cabeza, el comandante Del Río Chaviano…. Y por otro lado, también se olvidó que sin la colaboración del clero y de un gran numero de católicos practicantes tampoco hubiera podido la “revolución” subsistir… Pero el engaño fue general… Lo que el predicaba era una revolución nacionalista, al comienzo… no sabíamos   que no era “verde como las palmas” como el afirmaba, sino con el rojo color con que aparecían a la vista las estepas ruso-soviéticas… Por eso el cinismo de Castro fue máximo cuando ya con todo el poder en sus manos, a fines del año 1959 se proclama marxista-leninista en plena TV cubana….

       Y ES QUE  la traición al pueblo de Cuba y a su Iglesia, a la que también le debe su educación y su inicio en  la cultura, no fue solo de
    palabra… sino que incautó, expropió y se robó todas las instituciones de la Iglesia, no importando que fueran también las dedicadas a la caridad… expulsando a todos los religiosos y sacándolos a la fuerza… de sus residencias… y deportando a muchos como bien habla Román… Yo viví toda aquella persecución por el simple hecho de profesar abiertamente que era católico practicante….
    Lo que no pudo hacer Fidel fue crear una Iglesia Nacional al estilo “chino”… Todos los obispos cubanos se unieron para mantenerse
    fieles en la FE… Los pocos curas que pudo convencer para atacar a la Iglesia y desprestigiarla -entre ellos el P. Lence- con sus arengas
    no pudieron convencer a los cubanos”de a pie”de odiar al clero y a la jerarquía…por tanto no hubo quema de conventos etc..pero eso
    fué por esa “bondad” que existía en la generalidad del carácter de la Cuba de entonces….Pero la mentira con la que Fidel engañó al
    pueblo cubano, podrá  ser perdonada,pero no olvidada….Ese ejemplo no se puede repetir….El pueblo madurará y las generaciones venideras serán capaces de buscar LA VERDAD…..verdad que en el presente sistema actual en Cuba no existe…pues los Castro y sus seguidores están convencidos que la mentira y la destrucción de los pueblos es la mejor manera de mantenerse ellos en la clase ÉLITE, ya que ellos no pueden criticar ningún sistema libre… porque ellos si viven como verdaderos príncipes… en un sistema exclusivista que solo vive del PODER  y para el PODER … dándole la razón a Adler, discípulo de Freud que presentaba el PODER como la tendencia principal vital del ser humano.
    Cumpa Oscar, personalmente admiro tu interés….trato de imitar tu persistencia… aunque se que me quedo atrás

    Abrazos     Santiago Hernández

  • oscar varela

    Hola!

    Leo del Cumpa Román:

    -“cuando Fidel rompió también con la religión acusando a la Iglesia de contrarrevolucionaria.”-

    Desconozco lo que dice Román. Es posible.

    Solo comento que en Argentina la Iglesia (los Jerarcas en su conjunto) han sido -y siguen siéndolo- una aburguesada “clase” contrarrevolucionaria, gatopardista y de significación anti-fraterna.

    Agregaría el gravísimo calificativo de “anacrónica” para una Institución (los Doce)llamada por el Galileo a ser “pro-fética”.

    En una de esas tienen algo de razón, no lo sé ni me doy cuenta porque no me alcanza mi pobre sensibilidad política. Pero he convivido en mi Patria con esta “casta” contrarrevolucionaria muy amigota de los “Golpes de Estado”. Y la cosa no ha venido cambiando sino qe sigue y sigue y sigue… el contubernio con los Poderes para “pasarla bien”.

    Su Lema es: ¡Somos La Verdad!

    Gracias a que el argentino es un irredimible ESCÉPTICO todavía seguimos sin darle mucha pelota a esta gentuza.

    ¡Voy todavía! – Óscar.

  • Román Díaz Ayala

    Efectivamente, Santiago, tenía fama de santo el Padre Félix Varela y así nos era presentado en nuestros años escolares, aunque no creo que estuviésemos dando a esa connotación ese sentido “trascendente” de castellanos viejos como se practica en la Madre Patria, persona que por sus virtudes se gana el cielo.
    cuando los expedicionarios españoles arribaron por primera vez en Cuba se encontraron con unas gentes muy amables, los taínos quienes también habitaban la vecina isla de La Española ( que hijo ocupan Haití y la República Dominicana) Aquellos españoles fueron tan crueles y “despiadados” que provocaron su rebelión. En Cuba fue capturado un cacique ( Nunca usada de forma más apropiada esa palabra de origen taíno) de nombre Hatuey que había huido de la represión en La Española y  a quien se le quiso quemar vivo. Un sacerdote le conminó a hacerse cristiano para evitar los tormentos del infierno y entrar así en el cielo. Hatuey le preguntó si ese cielo era el lugar a donde iban los cristianos ( por españoles) después de morir y con su respuesta negativa exclamó: “Yo no quiero ir a donde vayan Ustedes”.
    En Cuba se tiene un sentido laico de la santidad, tal como de bonhomía, quien enseña los valores del espíritu, comparte sus bienes, se compadece de los más pobres y necesitados. Entonces podía parece que tal santidad tendría un sentido laico, pero Cuba siempre ha sido laica, pues la presencia católica sólo estaba en las mentes de los recién llegados de ultramar y en los aspectos formales de una estructura eclesiástica para atender las necesidades de los colonos como parte del Estado. La resultante de los dos culturas mayoritarias, la blanca  europea y la negra africana de trasfondo animista y que configuran hoy la personalidad cubana, no tiene al cielo por meta sino como el trasunto de la felicidad plena.
    Lo reflejan los boleros llenos de lugares teológicos donde el amado y la amada no son objeto de amor sino de adoración y el cielo está cifrado de la complacencia de los seres que se aman.
    Yo conocí a un “santo moderno”, en el decir de una persona cubana. Me refiero al Padre Gerardo Fernández, natural de Navalcarnero (Madrid) y que trasladado a Cuba era conocido por su fama de persona desprendida a quien todo el mundo acudía en busca de apoyo y auxilio. Mientras muchos clérigos  “hacían Las Américas” recorriendo pueblos y bateyes donde los campesinos se reunían un domingo cualquiera, unos para bautizar a sus hijos, otros para casarse y ser sacramentados ante la presencia de un cura que quizás les visitaba cada ciertos años. La población estaba tan desperdigada y el clero era tan escaso… Se cobraba por servicios y en una jornada, peso a peso, la recaudación resultaba interesante. Las misas de difuntos dejaban pingües beneficios y se hacián varias unas detrás de otra, siempre por un sólo oficiante, para complacencia de las gentes pudientes, y así los vivos se reconciliaban con sus deudos que carecieron de un entierro  “cristiano”.
    El Padre Gerardo fué expulsado de Cuba en aquel barco donde fueron metidos algunos centenares de curas y religiosos, cuando Fidel rompió también con la religión acusando a la Iglesia de contrarrevolucionaria.
    Pero el Padre Gerardo se entregó en cuerpo y alma a atender a los cubanos que llegaban a Madrid. No aceptó la vida parroquial y atendiendo como capellán la capilla de un colegio religioso de la Calle Joaquín Costa, allí tenía, en apenas dos habitaciones una multitud siempre de personas quienes dormían y comían a sus expensas. A quienes no cabían no los dejaba en vacío sino que los mandaba a pensiones conocidas para que fueran alojados.
    Pero el trabajo más hermoso los realizó con numerosos seminaristas que llegaban desorientados
    y a quienes les buscaba no sólo bienes de subsistencia sino que gestionaba su acomodo en los centros de estudios eclesiásticos para que reanudaran sus estudios.
    Tales milagros son los que acreditan la santidad de una persona en vida.

  • Santiago

    Como cubano, Antonio D. te doy las gracias por este artículo y por el enlace de la detallada biografía del P. Varela…Durante mis años de juventud en Cuba el P. Varela, como bien ha explicado Román, contribuyó a “sembrar ideas” que produjeron la semilla de la libertad de expression que culminaría en la independencia….
    No hay duda ninguna, ni entonces ni ahora, entre los cubanos estudiosos de la vida de Félix Varela, de sus eminentes virtudes religiosas, patrióticas, políticas y sociales….Su santidad está y ha estado presente en el pensamiento del pueblo cubano….Siempre se ha considerado como el “precursor” de la libertad, el forjador del auténtico pensamiento del cubano, el criollo que captó lo mejor que la Madre Patria legara a la últimas de sus colonias….Como dice el artículo tuvo entre sus discípulo un gran maestro, como José de la Luz Caballero, que formó legiones de cubanos destinados a ser “evangelios vivos” y que dejó la impronta en el genio filosófico de José Martí, la figura suprema de la libertad real de Cuba…el que le infundió su verdadera esencia….la bondad que siempre caracterizó a nuestro maltrecho, herido y sufrido pueblo de Cuba.

    Aunque creo que el P. Varela merece ser canonizado…y va a serlo….no creo que Francisco lo haga ahora en su próxima visita a la Isla, haciendo una excepción de lo establecido por la Sagrada Congregación para la Causa de los Santos…Pero todo es posible y Francisco no es predecible….Sin embargo, ha podido hacerlo ya con otros y no lo ha hecho….Sería una verdadera sorpresa….
    Pero ni la santidad ni la posibilidad de una beatificación pueden tener sentido ante la comparación hecha del acercamiento unilateral y excluyente hecho por Obama y Raul Castro, ni mucho menos comparar   esto con la “caída del muro de Berlín”.
    El muro de Berlín fue el ultimo eslabón en la caída del regimen opresor y dictatorial de la Unión Soviética como institución. De hecho la Unión Soviética dejó de existir. Gorbachov entendió que iba a ver un “implosion” del regimen de estilo marxista “ad intra” y entonces decidió inteligentemente abrir el sistema para que la transición no fuera violenta ni sangrienta con lo de la “perestroika” y el “glassnot” etc. etc. Siempre tuve mucha admiración por Gorbachov….me pareció que su diálogo con el mundo “exterior” sobre todo sus intercambios con Reagan fueron muy provechosos para todos….

    Sin embargo, en este caso Raul, ni Fidel Castro pidieron en realidad este acercamiento…Raul en su breve intercambio con Obama en Panamá fue muy escéptico y lo expresó públicamente de que hubiera algun cambio real…De hecho la repression del estado policial en Cuba ha arreciado en los últimos meses, ha arrestos cada día en las calles de las ciudades importantes de la Isla, como La Habana y Santiago de Cuba, donde yo nací…No solo son las Damas de Blanco las que protestan y son encarceladas…sino todo el que se opone mínimamente a este regimen dictatorial….Y por otro lado, Fidel Castro, ha salido publicamente reclamando al gobierno de USA millones de dolares por las consecuencias detrimentes que el dice el embargo ha causado al país…sin contar que entre el y Raul saquearon la Isla desde la Punta de Maisí hasta el Cabo de San Antonio, es decir “de cabo a rabo”….pues todo es propiedad del Estado…como en Corea del Norte….
    Por tanto, este acercamiento es una componenda política ideada por los ideólogos revolucionarios que creen van a salvar a Cuba y convertirla en una China moderna….sin cambiar la ideología, pero de regimen capitalista o de libre empresa….Por lo demas, la situacion de Venezuela se agrava y no va a ser capaz tampoco de ayudar a la Isla..Yo deseo lo mejor para mi Patria…sin embargo, la farsa política no se puede negar por mas tiempo…Y solo se va actualmente un fortalecimiento del regimen comunista implantado en Cuba por Raul y Fidel desde el 1959 hasta hoy..

    Un saludo cordial de Santiago Hernández

  • Román Díaz Ayala

    Con mis dos intervenciones anteriores he pretendido dar varias pinceladas que mostraran la dimensión política del Padre Varela que creo tiene fuerza y validez suficiente para que no lo encasillemos metiéndole en el santoral. Es una personalidad  de un gran relieve significativo para la comunidad cubana con proyección en España y  en el resto de las naciones latinoamericana que alcanzaron su independencia. Durante los largos reinados de Fernando VII se perdieron todas las colonias americanas con la excepción de Cuba y Puerto Rico, y el Padre Varela, unido también  a quienes no sólo aprobaban, sino que aconsejaban el reconocimiento de la emancipación americana, en España y desde su exilio posterior en los Estados Unidos.
    Una característica de la Iglesia, con referencia su clero, pone de manifiesta que a pesar de su unión de intereses con las fuerzas del Ancient Regime, especialmente en el clero alto, existieron muchos, notables y muy numeros elementos también del mismo clero que supieron estar a las alturas de las circunstancias históricas  o fueron promotores, motores, de las cambios necesarios. ¿Qué habría sido del Padre Varela sin el padrinazgo de su Obispo Espada, español y liberal que le llevó en sus años habaneros? La Revolución Mexicana tiene por personalidades insignes al cura de Dolores, Hidalgo y a otro clérigo, Morelos. Y así podemos recorrer la historia emancipatoria de los pueblos de Nuestramérica.
    la Cuba de la reconciliación no necesita de santos “católicos”, sino del reconocimiento general y unánime de que “un cura” tambien tiene el valor simbólico de símbolo de la cubanía, válido para católicos, protestantes y santeros, y sobre todos para ateos, hijos de unas generaciones que durante la revolución dejaron de creer en Dios. Un “exiliado en EEUU, pero el primer ciudadano que tuvo el privilegio, el honor, de sentirse cubano, y que se negó sistemáticamente a recibir la nacionalidad estadounidense como símbolo de su amor a la patria, nacionalidad que no pudo recibir en vida, pues murió en 1853, el año del nacimiento de José Martí.

  • Román Díaz Ayala

    La vida del Padre Varela en España tuvo que ser muy agetreada.
    Las elecciones de mayo en Cuba, su resultado fué inmpugnado, por lo que tuvo que esperar varios meses en Madrid hasta volver a ser elegido y recoger su acta de diputado mientras tanto tuvo que ser testigo de los avatares entre liberales exaltados y moderados, y los realistas, sus cambios de gobiernos, los pronunciamientos militares y la actuación de la Iglesia. Mientras tanto, nuestramérica ardía  por los cuatro costados. Él pertenecía al clero por profesión, así que formalmente pertenecía a “la partida de los buenos”, quienes unían sus intereses al sector realista. Era testigo  de cómo se iban realizando, cuando se podía, de las reformas que no habían podido ser concluidas en la etapa gaditana de la Constitución, en la legislación socio-religiosa. A la iglesia se la prohía adquirir bienes inmuebled, se la reducía el diezmo, la Compañía de Jesús quedaba suprimida, se reformaba las comunidades religiosas por una ley que suprimía todos los monasterios de las órdenes monacales, con la prohibición de fundar nuevas casas y que reclutasen nuevos miembros. Se facilitaa 100 ducados a cada religioso o monja que abandonase. Había que frenar la  sangría para  aumentar los ingresos Estatales y defenderse de la oposición religiosa a su política.
     
    Antes de abandonar La Habana había creado la cátedra Constitucional, donde se estudiaba la Constitución de 1812. Pero tal Constitución   había creado un desacuerdo entre los liberales españoles y los americanos debido a su centralismo. De ahí su proposición conjunta de autonomía, una más, pero cuando en plena trifulca entre moderados y exaltados, a los miembros del clero en Las Cortes se les quería suprimir. Estaba claro que los interese locales de “las colonias” no se avenían a los del poder central de la Metrópolis.
     

  • Antonio Duato

    No sabía nada de la vida de este cura cubano elegido en 1822 para representar a Cuba en las Cortes de Madrid en plena euforia del trienio liberal de Riego. Señal de que ya era famoso y querido por el pueblo de la isla. Pero solo estuvo un año como diputado en la metrópoli. Los Hijos de San Luis devolvieron los poderos absolutos a Fernando VII y Varela se refugió en Nueva York, donde volvió a ser padre y defensor de los pobres hispanos.

    He encontrado solo una biografía de él en un blog cubano: http://www.vitral.org/vitral/edvitral/varela/biogr.htm

    Hay un bello testimonio de un discípulo suyo que fue a visitarle desde Cuba a Florida donde otro cura le dio cobijo, aquejado por fuertes enfermedades. Otro discípulo suyo pues el maestro de José Martí, que nació el año en que moría Varela (1853). Sembró hondo pues ese Varela en Cuba.

    Hay más ejemplos de curas ilustrados en el XIX que tuvieron que salir de “los reinos de España”, como Blanco White (Pepe Blanco, en definitiva. Los prohombres de ATRIO siguen encontrando progenitores u homónimos subversivos), quien ya se había exiliado a Londres cuando llegó Varela a España.

    No está mal rehacer nuestro santoral. Y gracias al bonaerense Tierras de América que nos lo ha dado a conocer.

  • oscar varela

    Hola!

    Dicho lo dicho, agrego:

    A los “dominadores imperiales” les es muy importante olvido-ocultar a este tipo de “ejemplos”.

    Por el contrario, a esa “gentuza poderosa” le importa sobremanera basuro-ningunear.
    Por ejemplo en Europa al Presidente de Grecia ¿O ando equivocado?

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • oscar varela

    Hola!

    ¡Está bueno! ¿no?
    …………………

    Hace unas 3 semanas vinieron a visitarnos al “desierto” chileno de Tongoy -donde vivimos- un matrimonio. Él español y ex-cura; ella chilena.

    El español había venido a Chile como cura. Eran tiempos en que España mandaba generosamente gente para ayudar a los Latinoamericanos, a través de una Organización eclesiástica (OCSHA – Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana)
     
    Luego de andar por algunas parroquias chilenas fue enviado a la Isla de Chiloé. Allí re-construyó la catedral de la principal ciudad (Castro).
     
    El cuento viene a que en el desarrollo de conversación sobre la tal re-construcción (creo que la antigua se había destrozado bastante por un terremoto), me dijo como al pasar y como observación que se cae de madura: – “Es así Óscar!, la gente necesita de lugares por los que el andar de su vida necesita”.
     
    El dicho no me caya nada mal. Lo encontré muy atinado y sabio de humanidad. Me acordé del aquel otro dicho de  Antoine de Saint Éxupery en su afamado “El Principito”: “LOS RITOS SON NECESARIOS”.
     
    En ambos decires vi confirmada la doctrina “sacramental” (de plenísima teología PRO-FAINA –basta leer la fundamentación que el Aquinate da de los 7 Sacramentos: todos copian el desarrollo etario-cultural de la vida humana).
    …………………..
     
    A un tipo así, como “antepasado mío”, vale la pena mostrarlo “ejemplar” … para inspirarse uno  mismo en “lo que tenemos que hacer … cada cual”. Son los “tipos-ideales”. Siendo el Ideal la espuela incitante ¿no?
     
    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • Román Díaz Ayala

    El Padre Felix Varela durante el Trienio Liberal ( 1820-1823) fue elegido diputado a Cortes, por lo que tuvo que abandonar su recién inaugurada cátedra de Derecho en La Habana para trasladarse a Madrid, donde su estancia fue muy breve, pues con la ayuda de las tropas francesas el Rey Ferenando VII reinició la vuelta al absolutismo. El Padre Felix Varela se exilió en los Estados Unidos.
    Si no me equivoco fué el primer autonomista español, porque le dió tiempo a concitar a los representantes de ultramar ( Cuba, Puerto Rico y Filipinas)El 22 de diciembre de 1822 presentaron en las Cortes de Madrid una proposición pidiendo un gobierno económico y político para las provincias de Ultramar.
    Hijo de la Ilustración y liberal inmerso en el romanticismo existencial de aquel momento, y comprobando personalmente  la poca fiabilidad de la institución monárquica representada por Fernando VII comprendió que Cuba tenía por delante como único camino su independencia. No fué su propulsor, pero sembró las ideas políticas  que más tarde conducirían a la lucha  por tal independencia, agotadas todas las vías para la autonomía, así como la liberación de la esclavitud, pregonada en su Cátedra sobre los derechos humanos.

Deja un comentario