Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5444 Artículos. - 86504 Comentarios.

Volver a Hegel

ZUGASTIpEstá claro el fracaso de UPyD e IU en las últimas elecciones. No han tenido más remedio que reconocerlo. Todos los demás dicen que han ganado. ¡Hasta el PP! Y  ciertamente no se puede negar que ha sido el partido más votado.

Ganando o perdiendo unos u otros, sobre lo que sí hay un amplio consenso en la opinión pública y en la publicada, es en que se ha producido un cambio muy sonado. Y sonado sí ha sido, pero a mí me parece que hay más ruido que nueces. Es verdad que más de tres millones de votos han ido a las nuevas formaciones Podemos y Ciudadanos, aparte de todos los que han cambiado dentro de las opciones tradicionales, la abstención y los votos en blanco.

Ese cambio indica un extenso malestar e insatisfacción de la sociedad y, lógicamente, un deseo de cambio. Pero ¿qué es lo que se quiere cambiar? Porque si analizamos los cambios, parece que la mayoría se han producido dentro de los mismos tonos del espectro político. Está claro que la mayoría de los descontentos con el PP se ha ido a Ciudadanos, otra formación de derecha clara. Más que cambio, la derecha descontenta se ha ido al “recambio”.

Pero el fenómeno Podemos ¿es que no supone un notable giro a la izquierda? Personalmente me parece bastante dudoso. Desde luego la gente que se ha ido a Podemos procedente de IU no ha girado a la izquierda, ni mucho menos.  ¿Y los procedentes del PSOE?  Habrá que ver dónde se sitúa Podemos y eso está todavía por clarificar. Ciertamente, los cambiazos que ha dado en su programa en pocos meses, su fijación en “la casta” como el gran enemigo a batir, su pretensión de superar la vieja división de izquierdas y derechas y la salida de Monedero, son datos que nos permiten abrigar serias dudas sobre su nítida postura de izquierdas.  La definición que hace Esperanza Aguirre de Podemos como un partido de “extrema izquierda”, nos dice más de la rabieta y la demencia senil de doña Esperanza, que de la realidad de Podemos. No cabe duda del enfrentamiento entre los líderes de las dos formaciones, pero me parece que las bases son en gran parte intercambiables. Una buena parte de las bases del PSOE se siguen considerando, a pesar de los pesares, como verdadera izquierda, y su marcha a Podemos no supone una variación sustancial de su definición política. Incluso no sería demasiado extraño que Podemos pudiera ser el “recambio” del PSOE.

Entiendo que la insatisfacción es por la pérdida del añorado Estado de Bienestar y de una plácida sociedad de consumo, y la aspiración más común es la de mantener una socialdemocracia más o menos avanzada, lo cual no me parece una postura excesivamente izquierdista.

Creo que el deseo de avance y de cambio es más perceptible en las coaliciones electorales del ámbito municipal. Lo que ocurre es que la política municipal es la más cercana a la vida cotidiana de los ciudadanos, pero la más alejada de las grandes opciones políticas. El ayuntamiento pone los autobuses para que vayas al trabajo, pero tiene poco que decir si te quedas sin trabajo, o sobre las reformas laborales.

Mucho me temo que el famoso cambio se quede en un cambio de collares, pero que el perro, ese enorme perrazo que es el poder económico, salga totalmente indemne de estos jaleados cambios. Y que ni siquiera se haya planteado el tema, me hace pensar que los cambios tienen mucho de cosmético. Es verdad que se trataba de unas elecciones autonómicas y municipales, que no son los ámbitos más apropiados para ponerle al perro un sólido collar con una fuerte correa, pero que se haya hecho tan poca mención, si se ha hecho alguna, del problema que supone ese perro insaciable, me parece sospechoso.

Bueno, y Hegel ¿qué tiene que ver con todo esto? Vamos por partes. Me parece que todo esto está poniendo de manifiesto la debilidad del discurso de las izquierdas. Difícilmente se podían imaginar unas circunstancias más favorables para lanzar un discurso alternativo. Difícilmente se podía poner de manifiesto más claramente la incapacidad del sistema capitalista para gobernar a la humanidad.  No se trata sólo de las crisis económicas de las sociedades europeas, son los tremendos conflictos que hay en todo el mundo y la amenaza de colapso ecológico, reflejada, entre otros muchos espacios, en el manifiesto “Ultima llamada” –que muchos líderes de izquierdas han suscrito y del que se han olvidado completamente en sus discursos electorales–. Pues ni en estas circunstancias la izquierda es capaz de articular un discurso que pueda, por lo menos, plantear un cambio sustancial del modelo económico y social. ¿Qué le pasa a la izquierda?

Zygmunt Bauman habla de que la izquierda ha perdido la batalla ideológica y cultural con la derecha. Mi duda es si ha perdido la batalla, o si ni siquiera la ha dado. Ha sido incapaz de ver que el capitalismo no es sólo un sistema económico, que detrás hay una filosofía, con su visión del hombre y de la sociedad, con sus valores humanos y éticos. Y, por tanto, la filosofía capitalista se ha impuesto en la sociedad, ante la pasividad, cuando no complicidad, del pensamiento de izquierdas. Y parece evidente que esto se remonta al mismo Marx. Este le dio la vuelta al idealismo de Hegel (bueno, confieso mi osadía al meterme con Hegel, un filósofo, que según dicen los entendidos, es la leche). Lo que no cabe duda es  que Hegel se define como idealista. Se entienda como se entienda, en el fondo está la idea, el pensamiento, el espíritu. Marx le da completamente la vuelta y pone en el fondo, como fundamento último de  toda la realidad, a la materia. La estructura económica, la organización de la producción y el consumo es la infraestructura de la sociedad, el cimiento sobre el que se levanta todo el entramado de la realidad humana, de la vida de los seres humanos.

No se me ocurrirá entrar en la discusión filosófica que se podría montar sobre el tema. Voy a otro principio de Marx, con el que estoy de acuerdo: una teoría tiene que validarse en la práctica, la praxis nos dirá si es válida o no. Y me parece evidente que la pretensión de cambiar el mundo basada en el pensamiento de Marx ha fracasado. A pesar del profundo y acertado análisis que Marx realiza del sistema capitalista, su alternativa, basada en ese materialismo radical, no ha podido realizarse.

Ese profundo filósofo que es El Roto, en uno de sus análisis sociales, presentados como un chiste, afirma: “El comunismo ha fracasado, el capitalismo ha fracasado… ¿por qué no probamos a ser decentes?” El ser decentes no tiene nada que ver con la infraestructura económica. Es una opción moral que se toma antes de cualquier circunstancia económica, y que, en las mismas circunstancias, unas personas la toman y otras no. Tendríamos que pensar que en el fondo de las opciones humanas está la dimensión espiritual del ser humano.

¿No es esto una vuelta a Hegel? ¿No hay ya motivos suficientes para decir que una filosofía basada en un materialismo radical ha sido incapaz de evitar que la humanidad se enfangue hasta las cejas en el barrizal apestoso del capitalismo? ¿No habría que plantearse la oposición al capitalismo desde unas bases totalmente distintas a las empleadas hasta ahora?  Al hablar de un cambio radical no dejo de tener en cuenta otra característica atribuida a la filosofía de Hegel. No podemos olvidar la relación dialéctica entre lo material y lo espiritual, la influencia de uno en otro, pero manteniendo, al contrario de los manuales de marxismo que nos tragamos en nuestra juventud, que lo determinante en última instancia, es el mundo del espíritu.

Y sobre eso habría que construir una nueva teoría del socialismo. Vamos, echarle royo a lo de ser decentes. Y sensatos, digo yo, que eso tampoco lo da la infraestructura económica.

22 comentarios

  • Manolo Blanco

    Felicidades por el artículo.
    Desde mi mentalidad simple me permito versionarlo desde la ignorancia e incapacidad.
     
     
     
    Que duda cabe que hacer convivir pacíficamente a tantos habitantes de la tierra no es fácil, y conseguir que estén bien alimentados y contentos poco menos que imposible.
    Económicamente creo que si sería factible un mundo en el que todas las personas tuvieran una vida digna a cambio de su trabajo, se trata entonces de como lo organizamos.
    A lo largo de la historia se han ensayado distintos métodos, siempre apoyándose en la fuerza y en la religión que han caminado de la mano.
    En la lucha por la supervivencia ha sido el egoísmo el motor de la evolución y somos hijos de los que han sobrevivido los que poblamos la tierra. El egoísmo es el motor del progreso, pero su descontrol es el origen de todas las injusticias.
    La solución radica en la instauración de una ética universal que limite el egoísmo individual en favor del grupo.
    El sistema democrático supuso una superación de los distintos regímenes autoritarios, pero presenta síntomas de agotamiento en su incapacidad para control de la corrupción, y contrarrestar el amenazante incremento de poder del capital.
    La izquierda ha quedado paralizada tras el fracaso real del comunismo y los éxitos prácticos del capitalismo, que a veces uno piensa que les ha corrompido.
    Si bien en su forma concreta del comunismo no ha sido eficaz en un momento histórico, si hay que reconocer sus aportaciones sociales en Europa en forma de redistribución de riqueza.
    Con el fenómeno de la Globalización las empresas han adquirido un tamaño y poder que frecuentemente supera al de los estados, permitiéndoles controlar medios de comunicación hábitos de consumo e influir muchas veces en los procesos electorales.
    De una forma práctica, en Europa, los estados administran alrededor del 50% de los productos nacionales que obtienen por la vía de impuestos, pero estos impuestos recaen fundamentalmente sobre la clase trabajadora, el capital, mediante su organización internacional y su influencia política frecuentemente eluden la parte que le corresponde.
    Es necesario que la izquierda recupere la bandera reivindicativa para que el capital contribuya en su justa medida, mediante leyes internacionales y se echa de menos a la izquierda en su papel de exigencia de una ética universal que haga inviable la corrupción.
    En en fondo yo también creo que es un problema espiritual, es necesario conseguir una ética universal.
    El capital nos compra con comodidades a cambio de que renunciemos a la ética lo que le permitirá un poder infinito.
     
     

  • Román Díaz Ayala

    Honorio,
    los asuntos de personalismos, de organización o de método tanto dendro de la vida de los partidos como en las escaramuzas entre partidos son la abundante materia con las que se alimentan   quienes se forma directa o  indirecta está en eso de la comunicación de forma profesional o para utilizarla  para sus fines. Da pie para toda clase de teorías, insinuaciones y hasta dar valor de realidad a lo que es sólo un pensamiento conjetural. Mientras se habla de esto no se va al fondo de las cosas: la realidad como trasfondo de problemas que tenemos que resolver para sostener la convivencia.
    Yo me pregunto hasta dónde mucho de todo esto está instalado dentro de las mismas organizaciones políticas como el mal de moda en la sociedad que ha sustituido las ideas por iconos y los principios por actitudes circunstanciales.  Así que es muy oportuno que te preguntes por la “socialdemacracia”.
     
    Estamos asistiendo al fina del sueño europeo, porque los pasos atrás nos están pareciendo ya que son más bien el desmantelamiento progresivo de la Unión Europea, en las instituciones y también dentro de los Estados miembros, ya que sin la socialdemocracia como uno de sus fundamentos, la Unión ha dejado de ser viable.
    Mira los síntomas de descomposición, con el tratamiento de la crisis griega, con Francia y Reino Unido poniéndose de acuerdo sólo para “apalear” a los emigrantes que intentan cruzar el canal ( por el tunel), la valla de Ceuta y Melilla, el cementerio en el que se ha covertido el Mediterráneo, los partidos xenófobos y antieuropeos defendiendo “la nada”, los fondos una vez retirados de los auténticos problemas sociales que ahora se destinan para engordar más a los “acreedores”….etc

  • h.cadarso

    Amigo Román: ¿Será verdad lo que alguien dejó caer ayer en la comparecencia de Carmona en la Sexta deTV, que el PSOE ha conseguido los espléndidos resultados del 25-M porque el PP le ha aupado para frenar o recortar los éxitos de Podemos, más que por el número de votos que obtuvo? A veces me da la impresión de que los socialistas dan bandazos entre derecha e izquierda, según les conviene. Aquí de recadistas o lacayos del PNV, allá de colegas de Podemos, allá de bipartidistas asociados… ¿Colegas o vigilantes de la playa Y Carmona jugando también a dos bandas…Que si soy fiel a mi partido, que si soy crítico con la dirección, que si estoy en desacuerdo con Carmena, que si…
    Lo de “socialdemócrata” que dices creo que merecería una explicación o definición del término. Y que lo de las comillas no viene a cuento.

  • Román Díaz Ayala

    En cuanto a Carmona,
    no se están manejando muy bien los datos en cuanto a su cese en la portavocía, que  se interpreta como una defenestración en toda regla, pero que yo entiendo como una escaramuza más del PSM (PSOE de Madrid) que no acaba de resolver sus problemas de fondo, y se ha evidenciado que la Gestora no los supo abordar.
    La comparación de resultado de votos entre Carmona en las elecciones para la alcaldía de la ciudad de Madrid y Ángel Gabilondo para la Comunidad no utiliza unas razones de fondo de sus diferencias.
    En medio está Podemos con su estrategia para recurrir a ambas elecciones. La opción Manuela Carmena como cabeza visible de la coalición hacía tan atractiva la oferta que las personas votantes de centro izquierda e incluso quienes votaban en clave Izquierda Unida, un amplio espectro que iba desde UPyD, PSOE, IU y grupos afines, sabían que su voto estaba tan seguro en las candidaturas convencionales, como en ésta emergente y de nuevo cuño. A pesar de ello, la simpatía que recoge la personalidad de Antonio Miguel Carmona consiguió que el PSM salvase la cara.
    Mientras que para la Comunidad ( elecciones autonómicas) los/las votantes madrileños/as tenían que decidir entre dos ofertas distintas, tratándose de PSOE o Podemos, incluso Podemos o Izquierda Unida. Por otro lado Ángel Gabilondo no podía ser considerado  un advenedizo, pues su paso por el gobierno Zapatero siendo ministro de Educación le granjeó mucha simpatía habiendo sido uno de sus ministros más valorados y que dejó muy buen recuerdo en su lucha infructuosa por alcanzar  el Pacto fallido por la Educación.pero el PP no estaba dispuesto a regalarle un “triunfo más” al gobierno socialista.
    Estas razones ignoradas en los medios y ocultas para “los comunicólogos” le dan a Carmona la satisfacción de sus resultados en las urnas para el PSM-PSOE.

  • Román Díaz Ayala

    Eso es lo que intentamos, Honorio,
    Ya sabes que Carmela es cabeza de una lista (Ahora Madrid) compuesta por Podemos y Ganemos Madrid, y ahí está ella haciendo equilibrios para no quedar fagocitada por unos o por otros, como persona independiente. Pero Madrid está muy bien controlada por la cúpula de Podemos que pretende a toda costa, con los ojos puestos en las elecciones, dar una buena imagen de moderación y de un buen hacer “socialdemócrata”.

  • h.cadarso

    Hola, Román, gracias por la biografíade Manuela Carmena que me apuntas…Tú estabas mejor imformado que yo de su pasado.
    Lo de que nos pierde el corazón me parece exagerado. No me canso dee repetir que lo mío son hipótesis dee trabajo que presento, que someto a debate. Yo he vivido desde dentro las luchas y la búsqueda desde la izquierda a partir de los años 1960 hasta hoy. Claro que tengo mi corazón, todos tenemos el nuestro, que a veces nos pierde, a veces nos devuelve al buen camino. Deberíamos intentar controlar el corazón y el conocimiento, y dialogar sin apasionamiento, o con el apasionamiento de signo positivo…

  • M.Luisa

    Hola, Mª Pilar, cuando ya daba por terminado  nuestro intercambio de pareceres, de nuevo  me gustaría añadir  algo que tiene que ver  con la condición que pones al entender que Cataluña sí se le debería  dejar que  se expresara libremente.
     
    Vamos a ver,  el intento del president Mas de llevar a cabo un referéndum que al final derivó en una participación, la del 9-N  no tenía otro objetivo más que en él quedara claro entre la ciudadanía de Cataluña quienes estaban a favor del SI es decir de la independencia y quienes en el lado del NO.
     
    Esto, tremendamente democrático fue lo que desde Madrid no se aceptó, cerrándose al diálogo e instalándose en el inmovilismo  total  y pasando la pelota  política en   manos de la justicia, convirtiendo así  a la política  en  un problema de juzgados.
     
    Por tanto, querida amiga, esta condición que tu pones  estaba ya en los orígenes de la voluntad política aquí en Cataluña pero se nos vetó y en efecto los resultados del 9-n no pudieron ser del todo fiables puesto que, por lógica, asistieron  más a la votación   los partidarios del sí que los del no. Sin embargo  esto fue así por el  miedo que manifestaba el gobierno de Madrid a ejercer la democracia.
     
    Pero como, en efecto, tienes razón en lo que dices, pues existen distintos pareceres, distintas sensibilidades entre la población,   es por lo que el president Mas no tuvo más remedio que   adelantar las elecciones  y convertirlas no en un plebiscito  como le hubiera gustado  al gobierno central que las anunciara   para así  inmediatamente impugnarlas,   sino  que  la cuestión es a la inversa,  pues  será  mediante las  candidaturas  votadas que en su programa expresen la Independencia lo que le otorgará al final ese  carácter plebiscitario a las elecciones. Ha sido la única salida para que Cataluña entera se pronuncie, tanto para un lado como por el otro  y los políticos,  el primero Mas,  no se cansan en repetir que serán del todo respetuosos con el resultado, salga el que salga!!! ¿quieren más señor@s?
     
    Otro abrazo también para ti, PILI!!

  • Román Díaz Ayala

    Ya te decía yo, Honorio, que nos pierde el corazón…
    Dª Manuel Carmelo ni ha estado en el anonimato ni ha sido una persona olvidada. Quizás para los medios de comunicación y su tropa de tertulianos y tertulianas.
    Fue sonado su abandono del PCE de Carrillo en 1981, con su crisis entre el 9 y el 10 Congreso, cuando perdió la mitad aproximada de su militancia, porque aquello del Eurocomunismo sentó muy mal, no sólo por los obedientes a Moscú, sino porque un amplio sector veía que la apertura hacia el Eurocomunismo era demasiado tímida, pues había que abrazar sin disimulo la social-democracia y apuntar a la consolidación de Europa. Recibió en 1986 el Premio Nacional de Derechos Humanos. y en la Judicatura ya en 1996 recibió del Senado a iniciativa de IU una vocalía en el Consejo del Poder Judicial. Tuvo cargos en la Naciones Unidas. ¡AH! y además fue una de las personas fundadoras de  Jueces para la Democracia. Los socialistas la ficharon (Patxi López)  para asesorar a su gobierno.
    En resumen, que tiene más peso político y más pedigree que todos los miembros juntos de su lista electoral.¿Por qué crees tu que ha sido apoyada por el PSOE en Madrid? ¿Por Carmona? Por favor, querido amigo, dejemos nuestros sentimientos a un lado o al menos tengámoslo bien controlados ( eso que bíblicamente se llama discernimiento)

  • mª pilar

    Mª Luisa;
     
    Me alegro, por lo positivo que comentas de Cataluña,.
    La lucha, no será dura solo para vosotros; sinceramente creo, que de una vez, deberían dejaros decir lo que sentís  y queréis decir; solo pondría una condición:
    “Que de verdad ¡todas las personas! de vuestra comunidad, todas, de una postura y de la otra, se manifestaran” sin haber represalias saliera lo que saliese.
    Así, se terminarían estas luchas sin cuartel y muchas veces, fuera de su verdadero sentido.
    Tengo buenos amigos catalanes y no todos piensan de igual manera… para mí… todos ellos/as, tienen los mismos derechos.
    En esos temas, como puedes comprender… no voy a entrar, porque desde fuera, no se puede calibrar vuestros deseos y anhelos.
     
    Disculpa si he sido demasiado tajante, ya sabes… ¡me puede el corazón! y el dolor que en estos momentos… coma tantas familias…  lo esté viviendo en propia piel.
     
    Un abrazo entrañable.
    pili-mª pilar

  • h.cadarso

    Amigo George: Valoro enormemente tu lucha y tus métodos, algo sé de lo que hay por Miami, porque un primo mío ha sido sacerdote unos años entre cubanos, y sé de la pastoral que practica la iglesia por esos lares. La pastoral de mi primo creo que fue más bien tradicional…
    A mí me va más el implicarme en las acciones concretas con los trabajadores que luchan y se mueven, porque la vida me ha llevado por esos caminos. Como te digo en textos anteriores, creo que los trabajadores y el pueblo llano no se chupan el dedo, y no necesitan tantas enseñanzas y consejos como algunos pudieran creer. A lo mejor las enseñanzas y consejos los necesitamos recibir nosotros de ellos….
    Amigo Román: A Carmena, una mujer olvidada y en el más absoluto anonimato, creo que fue Podemos y su ola fueron los que la llamaron a tomar parte; en todo caso la convencieron, ella creyó que su proyecto valía la pena. Yy me pregunto por qué hasta que llegó Podemos habia sido completamente ignorada, por qué otros no la invitaron a entrar en escena, y si la invitaron, por qué no aceptó..
    Podemos, precisamente porque quizá está intentando pasar página, camina a tientas, un poco dando tumbos, a la búsqueda de su propio camino. No me interesan sus palabras, me interesan sus hechos. Podemos ha apostado a tope por Carmena, mientras el PSOE intenta ponerle palos en las ruedas, que la destitución de Carmona va claramente por ahí, y Podemos ha apostado decididamente por Ada Colau como no ha apostado nadie. Podemos ha abierto una convocatoria en la que no le cuadra IU, seguramente porque piensa que IU no tiene suficiente flexibilidad como para cambiar de chip, o por lo que sea. Parece ser que Podemos piensa que la aportación que podría hacer IU a un futuro de cambio sería más bien escasa.
    Como siempre, estoy planteando hipótesis de trabajo, ni pretendo imponerlas a los demás ni creo firmemente en dichas hipótesis. Simplemente os invito a pensarlas. Y a valorar las cosas y las instituciones más por lo que hacen y consiguen que por palabras que se lleva el viento. Y a tener en cuenta aquello: “del enemigo el consejo”.

  • M.Luisa

    No, Pili, si yo tengo clarísimo como piensas, te  llevo leyendo mucho tiempo y creo conocerte bien, eres una mujer luchadora  y admirable, por eso  la aclaración que he querido hacer  contigo sobre el tema  me hubiera guardado muy mucho de hacerlo con quién, a veces, notas que lo que se busca  es el enfrentamiento puro y duro
     
    En Barcelona, naturalmente se hace oposición pero  no hay tal artillería en contra de la alcaldesa Colau.  Entre el Ayuntamiento y la Generalitad que están, por cierto, frente a frente en la Plaza de S.Jaume,  existe respeto y dialógo.
     
    Toma!! Yo también defiendo los modelos de izquierdas, ya de jovencita iba en los mítines que organizaba Lidia Falcón, aquella feminista tan perseguida ¿recuerdas? Muy amiga, por cierto, de  Carmona actual alcaldesa de Madrid.
     
    En Cataluña, mucho antes de que surgiera, a nivel nacional,  esta nueva cosecha de partidos,  ya   aspirábamos a un cambio que en estos últimos años ha ido tomando forma de Independencia.
     
    Ahora, una cosa sí me gustaría, para terminar,  que comprendieras, querida Pili,  y es que   en Cataluña ni estamos contentos ni es cosa fácil la que nos espera, pero hay muy buen clima y excelentes líderes.

  • mª pilar

    Mª Luisa… ¿Alguna que otra crítica del pp.?
     
    No sé lo que sucede en Cataluña; pero el pp de Madrid, las está poniendo (no solo a ellas) a los pies de los caballos como ellos/as saben hacer; es repugnante, y con esa risita constante que no podemos imaginar, con todo lo que está saliendo a la luz, la puedan seguir llevando en sus duros rostros.
     
    ¡Lo siento! No defiendo a nadie porque si; pero apoyo firmemente los modelos de izquierda… ya hemos padecido suficiente con los dos partidos mayoritarios ¿no crees?
     
    Puede que cometan errores ¡como todas las personas los cometemos! pero si saben reconocerlos y reconducirlos… los apoyo sinceramente.
     
    No pienso que con ellos/as todo sera cantos y rosas; no están las cosas para eso con ninguno.
    Pero no podremos enderezar la nave (y eso nos corresponde a todas las personas… ardua labor en este país) porque seguir por el camino en el que ahora estamos… no saldremos sin llevarnos por delante a infinidad de personas, tantas o más que asta ahora.
     
    Será que estoy herida en lo más profundo, cuando tienes hijos/as muy bien preparados, trabajando un montón de horas, y sacando a la familia con muchas estrecheces… y un par de parados uno de ellos de larga muy larga duración.
     
    No sé que prensa leéis los que estáis contentos con lo que pasa, y amenaza con seguir pasando por “esos temores” de… que los nuevos nos van a llevar a la miseria final.
     
    Personalmente, prefiero un cambio, e ir aprendiendo de los posibles errores; que seguir con esta panda de “chupadores” sin escrúpulos, que se han llevado… ni siquiera lo sabemos con seguridad.
     
    Yo hasta les perdonaría la cárcel… a la que seguro no irán, tienen todas las mañas a su favor para conseguirlo y el gobierno para permitirlo… Pero les haría devolver, hasta el último céntimo robado.
     
    Porque hasta en la cárcel…siguen maquinando en su favor.
     
    Siento haberte molestado… quizá para mí, no sea tan sencillo como parece serlo para ti.
    ¡Lo siento!
    mª pilar

  • George R Porta

    (Final de mi sábana) Te prevengo amigo Honorio, ya ves que soy parlanchín y verborreico como le escribí a Olguita en otra hilo, de manera que sepas que te expones si continuas leyendo mi mamotreto verbal.

    …Debo andar errado pero yo, aunque no lo digo explícitamente en mi comentario anterior, en lo que creo es en la labor necesaria de educación de las grandes masas. No creo en la neutralidad o la indiferencia ni en el cinismo. Los grupos que participo son generalmente hostiles a mí porque veo lo dura que es la corteza para reconocer la necesidad no de adoptar lo que digo o lo que pienso que muy bien puedo estar errado, sino para cuestionarse.

    Me parece muy significativo que el único documento de Francisco que sigue sin recibir atención amplia y a mi parecer debiera recibirla sea su reflexión extraordinaria de 2005, para un propósito local, cuando la memoria de los crímenes de la Junta seguía siendo tan dolorosa y Benedicto ya era Papa y no pareciera que fuera a dimitir, pero si se veía ya en su línea intelectual que no es la de Bergoglio aunque éste sea un tipo brillante. Me refiero a “La acusación de sí mismo” de cuyo escrito breve el título es un poco chocante que enfoca el muy ignaciano texto de “cuestionar las propias motivaciones” más que de apenarse desde la culpabilidad. Los claretianos hicieron una edición pequeña que se agotó y yo me hice hace dos años, cuando Bergoglio devino Papa de unas 20 copias que he distribuido. Es un comentario de un texto de Doroteo de Gaza (una de las facetas de Francisco que se ve poco es su experiencia grande en el conocimiento de la teología y la filosofía de la ortodoxia medio-oriental, sobre todo griega antigua).
     
    La lucha en la que me gustara envolverme es la de educar popularmente, suscitar una conversación pública en la que la gente, barrio a barrio pudiera entrar a revisar que motiva votar en un sentido político u otro y que aprendiera el público la urgencia de trasmitir ese nivel de conciencia y de consciencia a los jóvenes a quienes los medios de entretenimiento más que de comunicación mantienen al nivel del “pasotismo” del síndrome del avestruz.
     
    Una vez que se pone pie en las instituciones, como el dinero cuando uno llega a millonario, ya no tiene otra opción que protegerlo y aumentarlo. A mí me preocupa que las generaciones jóvenes aprendan a tener un pensamiento crítico propio que les abra espacios mentales y emocionales, filosóficos y psicológicos propios y que puedan enfrentar el minotauro político y reducirlo a lo que debe ser servicio no a la mayoría sino a todos aunque funcione poco a poco en términos de servir a la mayoría. Hacerse del poder debe, a mi juicio que es desde luego censurable y quizás errado, desde la conciencia moral y la consciencia intelectual que tu propia generación pudo adquirir y que la que se va formando me parece que no haya adquirido.
     
    Cuando me fui de enseñar en el colegio de pijos de Miami me sorprendió cuan abiertos eran a mi modo crítico de pensar y si me fui eso se debió a la decisión de la dirección del colegio que me consideró contrario al magisterio eclesiástico. Secretamente me enteré por los alumnos (me siguen en Facebook o en LinkedIn unos 350) que algunos de sus progenitores se habían quejado al colegio de que yo parecía comunista y los curas los escucharon aunque no me dieron el frente. Simplemente no me renovaron el contrato, allí no hay posesión del profesorado por antigüedad y por demostración exitosa del mérito académico y en la Florida (en general en los EE UU pero no sé en otros lugares) el empleado no puede cuestionar el desempleo si no es por causa explícita, es decir, el empleador puede dejarte desempleado cuando lo desee sin tener que aducir causa.

  • George R Porta

    Hola Honorio, amigo: Sí, mi valoración del Estado y de sus instituciones es negativa, tienes razón.
     
    En realidad mi formación marxista procede de mis años de Cuba y siempre ha sido por mi cuenta, en los que me pareció ver una alternativa de colaboración entre cristianos y marxistas y salí trasquilado no por los cristianos y marxistas que conocí y con algunos de los cuales aún mantengo buena amistad, sino por los “institucionales” de ambos lados. En aquellos años conocí las hermenéuticas de las sospecha y de la afirmación (sobre todo la hermenéutica de Gadamer, Ricoeur y Levinás, Leottardi, la Teoría Crítica de Frankfurt, y Adorno, Benjamin, Fromm, Horkheimer, y sus asociados Bloch y Arendt, todos leídos clandestinamente en un grupo que la Ofensiva Revolucionaria desbarató en 1968-1970) desde entonces comencé a aventurarme en el existencialismo sartreano y de Camus, de Beauvoir por mi cuenta porque la línea oficial educacional excluía todo ese pensamiento. Para entonces ya me costeaba también la experiencia personal psicoanalítica, aunque tuve que cambiar de analista cuando el primero se fue de Cuba e interrumpirla con el segundo por la misma razón. De esa mezcla, en la que predominan “los maestros de la sospecha” es que salí y ya ves que ando marcado malamente por ello aunque atesoro haber conocido a Marx no en la línea leninista sino a Marx en sus propios escritos. Consecuentemente soy un cubano desajustado, posiblemente enfermo en su tendencia al aislamiento, pero exitoso en mi profesión porque esa misma vulnerabilidad amalgamante me gana el aprecio de mis pacientes psicoterapéuticos: Mis 35 años de práctica clínica a “tiempo completo” se construyeron sin asociarme a nadie y sin depender de psiquiatras, práctica independiente y siempre manteniendo al menos tres casos “pro bono” de familias o personas sin recursos y mucha necesidad, sobre todo inmigrantes de Latinoamérica y alguno de España.
     
     
    Después en los EE UU he conocido a la institución gubernamental, estatal o federal, al servicio de los intereses que costean las carreras políticas. La última amenaza es que otro Bush ya figura en el horizonte presidencial y está acumulando mucho dinero para hacer su campaña, lo cual es uno de los elementos decisivos de captar votos y habla castellano y está casado con una mexicana de mucho dinero que ya fue castigada por las autoridades de aduanas por intentar pasar la frontera escondiendo joyas personas de muchos valor, pero sigue en la calle. Miro a las Iglesias y miro a los tribunales de justicia o a las legislaturas estatales o federales, y veo la ocurrencia de un escándalo tras otro y ninguna preocupación por la ciudadanía que les elige. Y no miro solo a los líderes, miro a las grandes corporaciones y solo veo lo que predijo Marx, se consolidan en corporaciones aún más grandes (Google, Fox, los grandes periódicos, Times, Amazon y uno de los pocos periódicos algo confiables el Washington Post, y todo se va uniformando ideológicamente para alimentar distracción.

  • Román Díaz Ayala

    Lamento, Honorio, que no pueda imprimir más agilidad a mis comentarios, porque los temas que estamos tratando son de tal relieve que me obligan a meditar muy mucho cada cosa que se dice o escribe y buscar los datos necesarios para que mis posicionamientos no obedezcan a mis sentimientos sino que estén ceñidos al análisis de estos mismos datos.  Yo sé que tú eres todo corazón, y yo también estoy tentado a lo mismo, pero tenemos la altísima responsabilidad de buscar siempre un poco de luz.
     
    Ruego tengas en cuenta que tanto las señoras alcaldesas de Madrid y de Barcelona fueron primeras de listas de plataformas muy plurales, de las que la formación de Pablo Iglesias es una parte, en un intento de movimiento ciudadano que ha tenido sus pros y sus contras.Y que las críticas más furibundas les vienen del Partido popular y su bunker mediático. Tenemos que definir muy claramente a los actores políticos ( y en su caso, mediáticos) y comprobar lo excelentemente que el Sr Iglesias está surfeando las olas.
    Todavía siento alguna comezón cuando el dirigente de Podemos se revistió con la bandera de la socialdemocracia presentándose como “discípulo” de Olof Palme en aquel inolvidable artículo publicado en  El País de 25 de abril de 2.015 ( ¿Qué es el cambio?) poco antes de presentarle el órdago a Alberto Garzón. Pero mucha antes, inmediatamente después de las elecciones del año pasado para el Parlamento Europeo, su pistolazo de salida, a la pregunta de si Podemos  fuese un “experimento de laboratorio”, responde:
    “Claro que hemos puesto nuestros conocimientos a trabajar, pero eso no viene de ahora. Hay politólogos que trabajan para Obama o trabajaron para Bush y que dicen qué país hay que bombardear o dón hay que colocar bases militares. Nosotros pusimos nuestro conocimiento al servicio del cambio, como ocurre con todas las formaciones políticas que cuentan con gente formada en ciencias sociales”.
    Ha absorbido a muchos votantes de Izquierda Unida arrastrando a muchos de sus militantes ( de forma directa e indirecta con las municipales) ye intenta pescar en el centro político, allí donde faenan los barcos de PSOE, y para ello se ha convertido en socialdemócrata de toda la vida.. Hicimos un mito de la Transición, Aznar cultivo aquello de “La Segunda Transición”, y ahora Pablo Iglesias  nos habla de “UNA SEGUNDA TRANSICION”, escribiendo  nuevamente en El País (19 julio, 2015)
     
    tanto trasvestismo me repugna.

  • M.Luisa

    Mª Pilar, por Dios! Yo no sé qué prensa leéis y qué medios os informan,  pero aquí en Catalunya, que yo sepa, la alcaldesa  Colau no soporta ningún tipo de artillería , sí es verdad que alguna que otra crítica  le llueve por parte del PP y Ciudadans, pero no así ni mucho menos   por parte del gobierno de la Generalitat, al contrario ,fue allí muy bien recibida  por el presidente Mas hace de ello muy pocos días ,hasta incluso  llegaron a acuerdos.
     
    Lo que sí me duele  es cuando de  vez en cuando conecto con emisoras exteriores  y la  verdad quedo horrorizada de ver cómo os llega la información  de estos momentos tan cruciales que se viven en Catalunya. La Independencia es sólo un instrumento para poder llegar a ser la Nación que somos. No se es independentista  porque la independencia es sólo un medio para lograr la plena autonomía  y recobrar la dignidad.  Es sólo en este plano de igualdad cuando hay autentica solidaridad  entre los ciudadanos del mundo.
     
    Sólo una anécdota, para que se vea hasta qué punto puede dañar una información errónea: Cuando hace años el PP fue por toda España pidiendo firmas contra el Estatut de Autonomía de Catalunya,  un periodista siguiendo el despliegue informativo  se  acercó a una señora de la cola que esperaba  para firmar y a la pregunta  de aquel ¿usted por qué firma? Y la señora sin ningún reparo,  contestó: “Para ir en contra  de los catalanes” ¡¡Tela”!!!
     
    Bien, en otro momento me ocuparé de Hegel. Es decir, ¿volver ahora al idealismo? no me cabe en la cabeza!

  • h.cadarso

    Amigo George: Tus reflexiones en este caso, como en todo lo que aportas a Atrio, son muy sabias.Ese forcejeo entre las fuerzas populares y el capitalismo para ocupar espacios de poder es así, en líneas generales. Tal vez eres demasiado negativo en tu valoración del estado de opinión de la gente; yo creo que el personal no se chupa el deso así como así, ni comulga con ruedas de molino así como así…
    Pero quiero recordarte, con tu permiso, un verso de Gabriel Zelaya, un poeta de San Sebastián-Donostia; “Maldigo la poesía/ del que no toma partido/ partido hasta mancharse.” No basta un buen pronóstico, como el que tú haces, por lo menos a mí no me basta. Hace falta un tratamiento del mal, hace falta comprometerse, mancharse, pero luchar para enmendar la situación que no nos gusta. Porque estamos arriesgando la supervivencia de la especie humana, la reducción de la mayoría a la más negra de las miserias.
    Y porque los sabios al estilo de Marx decían que reflexión sin acción es juego de niños, fuegos fatuos, bla bla bla…Ya sé que los resultados de nuestra lucha pueden ser escasos y flor de un día, aunque a lo mejor resultan más duraderos de lo que pensamos. Pero el cuerpo me pide lucha, y el alma también, amigo George. A lo mejor lo que nos pasa es que tú estás del otro lado del “Charco” y yo de éste.
    De paso te apuntaré que he repasado las referencias de Hegel que nos da la Wikipedia. Me ha parecido un típico cabeza cuadrada alemán, muy alemán, que mantiene por encima de todo el dominio de Europa sobre el planeta, y en Europa de Alemania. Vamos, un Schauble, un Angela Merkel, un Adolf Hitler en potencia. Karl Marx es un alemán de otra pasta, abierto a todo ser humano, a la clase obrera francesa, a la española, a los “proletarios de todo el mundo, uníos”. Igual que Rosa Luxemburgo y tantos otros… Haría falta en este momento otro Karl Marx que reflexionase y actuase sobre la relidad actual. Y no me importaría que fuese africano, asiático, aborigen de Australia. Casi casi lo preferiría a otro europeo sabelotodo.

  • George R Porta

    Los procesos ocurren para ralentizar la resolución de cualquier situación caótica. Consecuentemente los procesos sociales ocurren para garantizar, estratégicamente, la permanencia de los sectores de menor influencia. Muchas veces la estrategia es del poder hegemónico y otras de los sometidos. Pero el resultado, consciente o no, es el de sobrevivir ganar tiempo, ralentizar la crisis. Por esto los cambios sociales son tan vulnerables a la desigual distribución o desorden del poder político.
     
    Este desorden no es resultado del capitalismo sino que el capitalismo es resultado del mismo. Nunca han durado las situaciones de justicia social que intentaran instituir una distribución equitativa de los bienes. Nunca han ocurrido “procesos de cambio” duraderos para irreversiblemente arrancar desapoderar al grupo hegemónico. Por su parte éste nunca ha aceptado su responsabilidad en la injusticia y su obligación moral de contribuir a un régimen social equitativo, participado porque nunca en realidad ha perdido el poder hegemónico por tiempo suficiente.
     
    Quien tiene poder resiente perderlo y trata de recuperarlo y quien se lo haya arrebatado nunca tiene suficiente experiencia de uso legítimo del poder adquirido como para estabilizarse en su posición.
     
    Presumo que los cambios en España no dependan de un “regreso” ideológico de los más educados cuando los sectores más amplios de la población permanecen pensando en términos deformados porque el sistema educativo/formativo continua respondiendo a los cánones que garantizan el reciclaje de la situación individualista y competitiva de la desigualdad reinante: Sirven precisamente al desorden que debieran “ordenar”.
     
    La familia en general está en desorden y se ha vuelto incapaz de instilar la solidaridad como valor moral fundamental en los hijos, reflejando el desorden social. Por ejemplo ha resistido reconocer a la mujer prefiriendo el caos que crea la liberación de la prole en nombre de los derechos civiles que aún no le reconoce a aquélla plenamente.
     
    La intrusión tan violenta de los medios de comunicación en la vida de familia está al servicio de los factores que promueven la desigualdad social. Las instituciones que pudieran contribuir a que se reordene la sociedad y en ella la familia están igualmente sometidas a la desigualdad reinante y dependen de ese desequilibrio.
     
    No es que la familia tenga que ir a Misa que, en muchos lugares, quizás sea mejor que no vaya. Ni es que la familia deba enrolarse en psicoterapia para que los sicólogos la hagamos regresar a la corriente dominante del individualismo.
     
    La clave de la solución pudiera estar en los movimientos populares pero tienen que renunciar al protagonismo a base de ascender al poder para dedicarse a asistir a las mayorías de a pie en el discernimiento de qué sea el legítimo bien común.
     
    “Indignados” tuvo su futuro. “Podemos” lo está teniendo pero posiblemente lo irá perdiendo en la medida que entre al juego procesual del Congreso.
      

  • mª pilar

    Estoy contigo Honorio…:
     
    Pero este país de nuestros dolores… está adormilado, muy temeroso… algo parecido a lo que dio paso a una terrible e injusta guerra civil.
     
    Porque además… los que han ostentado el poder, el mando, el santo y seña… son herederos de aquellos terribles idealistas que arrasaron con todo.
     
    Me encanta Carmena, me encanta Colau…
    Y están soportando de manera muy elegante… la intensa  artillería que los de siempre están lanzando contra ellas, de la forma más rastrera que podamos imaginar…y además… ¡no dejan de sonreír!… ¿?… los que atacan; deben estar muy seguros de su triunfo una vez más.
     
    No es que todo esté bien en los partidos emergentes… porque el puñetero poder... pudre el alma, la conciencia, mata la dignidad… de las personas que no se fajan bien contra el… y todos somos seres humanos.
     
    Pero tengo claro hacia donde voy, y mi voto no irá jamás a la derecha… ahora, ni siquiera a un centro “democrático” así, que no tengo otra manera de caminar… que por la izquierda.
     
    ¿No pensaremos que ciudadanos está cerca de la izquierda?
     
    Porque nada tiene que ver… el está intentando quedarse con la parcela del pp. y ya se le ven “maneras”  unas que me retrotraen a tiempos que quisiera olvidar y no es posible, porque nos rodea un plantel de mucho cuidado.
    mª pilar

  • h.cadarso

    Amigos Zugasti,   Román y Haya:
    Yo también quiero echar mi cuarto a espadas. Eso de que el “idealista” o “espiritualista” es Hegel y de que Marx es el grosero materialista creo que se merece muchos matices. Ni Hegel, que creo que no se manchó las manos ni el traje en las luchas de su tiempo, era tan puro y solidario, ni Marx, qye vivió revuelto con los proletarios y metido hasta las orejas en sus luchas, cargado de hijos y de miseria, era tan materialista. Vamos, que no era un Rostchild; tampoco Hegel, pero…Que Marx vivía en barrios proletarios y comía poco y mal…pero trabajaba como un condenado.
    Segun Marx, y según creo tambiéen según Hegel, todo proceso dialéctico debe tener en cuenta las realidades y los cambios que se producen. El PCE cambió su marca publicataria por IU en un momento determinado, quizá en pura praxis marxista debería, para adaptarse a las nuevas coordenadas históricas, cambiar de logo. Y la izquierda también. Es una hipó0tesis de trabajo que sugiero.
    Podemos se ha inventado un nombre y reclama pasar página. Díganme ustedes, por favor, si lo que está haciendo la Carmena en Madrid y la Colau en Barcelona y tantos otros gestos nuevos e inusados que se están produciendo son gestos tipo psoe, o socialdemócratas a la europea, o de política de centro. Explíquenme por qué el PSOE ha degradado a Carmona… Díganme en qué se diferencian estos gestos de gestos de izquierda, diganme si esta Carmena abuela no es la misma que se jugó la vida en el despacho de abogados laboralistas de Atocha en los años 1975, si ahora es menos comunista que entonces, o más,o…Díganme ustedes si todo esto que ha sido inspirado, apoyado y potenciado por Podemos, es simplemente, lisa y llanamente, un “aggiornamento” de las tesis de Hegel y Carlos Marx al siglo XXI de nuestros dolores.. Y ya que he hablado de dolores, díganme ustedes si Dolores Ibárruri no estaría hoy afiliada a Podemos…
    ¿No es hora de cambiar de chip? Digo, sugiero, pregunto, aventuro. Más que nada por animar el debate o el cotarro que nos traemos. Que es lo que está poniendo de moda un tal Bergoglio…

  • Román Díaz Ayala

    Me gustaría, con el permiso de comentaristas y lectores de este post, dejar para quienes aman y cultivan  algunas líneas del pensamiento  como la filosofía de Hegel o las superestructuras marxistas y que parece ser una parte substancial de este trabajo. No creo en lo absoluto que la izquierda haya perdido la batalla política y cultural con la derecha. No debemos perder de vista que estamos hablando desde nuestro escenario europeo, y más concretamente español.
    Mal que le pese, a los políticos-funcionarios que nos gobiernan desde las instituciones, la Unión Europea está firmemente asentada en los principios socialdemócrata, el llamado Estado del Bienestar, del que la democracia cristiana fue también uno de sus artífices.
    Me gustaría que el autor interviniese en los comentarios, con su “autocrítica  de los fundamentos de las izquierda”, porque, referido a España, tengo muchísimas más interrogantes que respuestas.
    UPyD fracasó porque  ya no podía ser sostenido como modelo de recambio a una posible hecatombe del Partido Popular (PP), para que sus votantes no se fueran a la izquierda (PSOE). Y cuando se le dió la oportunidad de soldarse con “Ciudadanos”, no contaban con el personalismo de Rosa Díez, quien creía que su formación era una copia de sí misma.
    Se puede hablar de fracaso de Izquierda Unida (IU) en las anteriores elecciones, pero nó de su disolución y de su necesidad como oferta política, la de un pensamiento de izquierda, que también estuvo presente en el Movimiento del 15 de Mayo, y que no se ha dejado seducir.
    Podemos no puede ser considerado “un notable giro a la izquierda”, porque  su “acta fundacional de Vistalegre (septiembre 2.014)” con la victoria del equipo de Pablo Iglesias, lo convertían en un partido de masas, dejando los postulados testimoniales de las izquierdas anticapitalistas (de las que Nacho Dueñas fué un ejemplo aquí mismo en Atrio) y abrazando los principios ideológicos del Partido Socialista Obrero Español (PSOE)
    Igual que la Derecha Fáctica, con dinero  y todos los resortes políticos aupaban a Ciudadanos, obligando al PP a refundarse o perecer, el think tank de Pablo Iglesias  pensando que su estrategia estaba dando resultado, la de homologar a PP y PSOE, los “partidos de las casta”, consumidos por la corrupción y necesitados de un relevo social y político en las urnas. Andalucía fue un aviso de que las cosas no iban por ahí.
    Pero ahora estamos en otra nueva situación, y el verano sigue infatigable dándonos sobresaltos políticos, y estamos necesitados de un nuevo discurso, porque nuestros análisis apuntan a cosas distintas. Ahí esta Artur Mas para abrirnos los ojos.

  • Gonzalo Haya

    Un análisis muy sensato, con el que me identifico. Gracias, Antonio.

Deja un comentario