• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5959 Artículos. - 95002 Comentarios.

La tragedia moderna de las ‘alas alemanas’

lazo-negro-vector

La muerte era el protagonista de tragedia griega. Toda la historia representada iba hacia allí, hacia ese ineluctable destino al que al final llegaba el personaje y dejaba conmocionado al público, necesitado de catarsis para asimilar lo ocurrido.

La tragedia del vuelo de Germanwings (¿las alas de Ícaro?) GWI9525 entre Barcelona y Düsseldorf, culminada en un instante en la mañana de ayer, en el macizo de los Tres Obispos de los Alpes franceses, está siendo representada por los medios con todo detalle y despliegue de medios.

El hecho de haberse producido en el corazón de Europa, de haber visto ya sus restos (no han ido al fondo del océano como otras veces) pero con  dificultades para acceder a esos cuerpos triturados y dispersos en paredes inaccesibles, de no poder atribuir la responsabilidad en este caso a un actor asesino sino, al parecer, a la pura alta técnica, está proporcionando suspense y dramatismo prolongado a esta representación en directo del desenlace. Ya empiezan a aparecer, como pasó en el 11M, las historias concretas de las víctimas.

Y ya se llenan los medios de manifiestos filosóficos y éticos sobre la condición humana y la necesaria catarsis.

ATRIO, sin querer caer en hacer de la tragedia un mero inmenso espectáculo que entretenga sin más, queremos acompañar el dolor de las víctimas y abrir nuestro blog a manifestar sentimientos y reflexiones.

11 comentarios

  • Javier Pelaez

    El copiloto alemàn kamikaze como la Merkel que tambièn nos lleva a la ruina…

  • Antonio Vicedo

    -A esto que aportaba en el comentaria al tema de Las elecciones Andaluzas (-¿Tendrá que ser la BESTIALIDAD CRIMINAL DE LOS TERRORISMOS DE ARMAS o GARRAS ENGUANTADAS lo que por su ABERRANTE INHUMANIDAD nos ayude a descubrir y valorar lo que ES LA HUMANIDAD?

    ¿De qué van a servir LAS MAL LLAMADAS DEMOCRACIAS, si unos y otros TERRORISTAS, ya tienen planeado y están preparados para que las LEYES y CONDENAS NO LES SUPONGAN insuperable DAÑO?) – solo añadir a los terrorismos como causa, los imponderables fallos humanos minusvalorados desde una economía  de casi exclusiva rentabilidad capitalista, supliendo valores y posibilidades personales  por las casi idolátricas técnicas.
     
    ¿No es una buena lección, contra los recortes laborales, esta tragedia que puede hacernos olvidar otras muchas víctimas por  la endiablada economía de minimizar las aportaciones personales  considerándolas solo mano de obra como factor de coste prescindible, si no afecta a la rentabilidad?

  • George R Porta

    La inminencia del impacto fuera más compatible con lo que se sabe de neurofisiología de la anticipación si la respiración fuera anormal, por ejemplo arrítmica, lo cual alude a la posibilidad de la narcolepsia por agotamiento o voluntaria por narcotización. Sigue sonando discordante que el piloto saliera de la cabina a sabiendas de que no pudiera re-entrar si el otro no le podía abrir. Si salió por mucho rato, debió verificar que fuera prudente hacerlo anticipadamente, por ejemplo, informando al copiloto que necesitase ausentarse.

    Si lo hizo, debió recibir confirmación y se llega de regreso a la incongruencia de que alguien respire “normalmente” cuando esté a punto de estrellar su avión con tantas personas abordo y estaba en uso de su sano juicio. No dudo la información oficial que ofrece Rodrigo pero una convicción profunda pudiera disminuir los efectos fisiológicos de la ansiedad/miedo que son instintivas, pero difícilmente eliminarla.

    Sé que mi razonamiento sea especulativo pero me anima la angustia que siento por las víctimas y por los familiares que ahora tendrán que esperar impotentes a que alguien explique lo que ocurrió después que apliquen las regulaciones políticas, las aseguradoras, etc., y de nuevo el sufrimiento humano se volverá secundario lo cual arrabia y apena.

  • Rodrigo Olvera

    Hola Antonio
     
    Entiendo, por una nota de EFE publicada acá en México en el periódico “El Universal”, que ya son declaraciones oficiales de la Fiscalía el afirmar que el copiloto estrelló voluntariamente el avión; aunque se aclara que no hay evidencia de que fuera por intenciones terroristas. El dato clave para interpretar que fue intencional, es que en la grabación se escucha que el copiloto respiró normalmente hasta el momento del impacto, lo que descartaría un desmayo.
     
    Aquí la nota. http://www.eluniversal.com.mx/el-mundo/2015/copiloto-estrello-avion-voluntariamente-investigacion-1087688.html
     
    Triste y doloroso, cualquiera que haya sido la causa.

  • mª pilar

    Es tremenda esta noticia.
     
    ¿Cómo se puede conocer lo que de verdad sucedió, si no hay nadie que lo pueda corroborar?
     
    El dolor será más cruel todavía… ¿Que sucedió?
    Pregunta, que los familiares de las víctimas, les resonara por siempre en su mente junto al dolor de su corazón
     
    mª pilar

  • Antonio Duato

    Esta madrugada he oído y después leído lo publicado en The New York Times sobre lo que habría en el audio de la cabina del avión rescatado de la primera caja negra. Se trataría de una fuente militar que interviene en la comisión investigadora. No ha sido confirmada ni desmentida. En sustancia dice que un piloto salió de la cabina y que no pudo volver a entrar. Se oyen golpes en la puerta pidiendo entrar y un intento incluso de derribarla antes del final. El País reproduce la noticia y dice que una agencia francesa la confirma.

    A partir de ahí las hipótesis y conjeturas, todas de alto dramatismo, son múltiples. Esta mañana he leído más informaciones e hipótesis entre los muchos comentarios que siguen a estas dos informaciones:

    -Por temor al terrorismo el sistema de apertura desde fuera estaría normalmente bloqueado y solo desde dentro se puede abrir.

    -En algunas compañías se exige que si un piloto sale temporalmente de la cabina, oro miembro de la tripulación tiene que entrar para acompañar al otro piloto. ¿Tenía esta compañía ese protocolo?

    -¿Pudo el piloto que quedó en el interior padecer un ataque y quedar sin sentido? No solo no abrió la puerta sino que no contestó a los controladores.

    -¿Pudo el piloto que quedó solo provocar el descenso y la catástrofe por una obsesión de suicidio?

    -¿Habrá que atribuir esta tragedia al excesivo deseo de seguridad contra ataques terroristas?

    -En cualquier caso, la trama de la tragedia real que se está representando al mundo entero en los medios, se hace tan compleja que ningún guionista se habría imaginado.

    -Entre tanto las familias de la víctimas están acudiendo a los Alpes para recoger los restos de sus cuerpos que tardarán tal vez semanas en ser recuperados e identificados. Las imágenes de la ladera escarpada e inaccesible son terribles.

    -Me avergüenzo de sentirme atraído por la curiosidad de saber cómo y por qué se produjo el accidente cuando lo verdaderamente importante es que llegó la muerte a 150 personas, como cada día sucede sucede con una inmensidad de personas desconocidas pero tan dignas como las que ahora tienen sobrecogidas a todo el mundo.

  • Antonio Vicedo

    A la misma noticia y tema en Religión Digital colgué ayer este comentario:-
    Digno de alabanza este modo de solidaridad, pero cuestionables, en humanismo,  todas aquellas constantes catástrofes con multitud de víctimas humanas, mas anónimas y evitables, sobre las que ni siquiera se las trata y considera noticias evaluabes.
    ¿Será porque arañan nuestra INSOLIDARIDAD o COMPLICIDAD culpables, al no hacer lo que podemos y debemos por que se puedan evitar?
     
    Dicho queda aquello de Jesús en Jerusalén: “No lloreis por mi; llorad mas bien por vosotr*s y por vuestr*s hij*s.

    Una lección clara y constante de la muerte, sobre todo si no es natural, es que TODAS LAS VÍCTIMAS SON IGUALMENTE HUMANAS.

  • George R Porta

    Me uno al dolor de las familias de pasajeros y empleados fallecidos en el accidente.

    Confieso que se me dificulte traer a colación unas víctimas cuando otras son ignoradas, porque las víctimas valen todas lo que vale la vida humana, el máximo. 

    Quizás se hable más a menudo de aquellas víctimas espectaculares y entonces la verdadera cuestión no es la falta de compasión humana. La verdadera pregunta es hasta cuando va a seguir el Mundo dominado por esta cultura manipulada por los medios de comunicación que añaden y quitan relevancia a la vida.

    No me quejo de que el mercado de la noticia prefiera lo negativo. Para capturar el mercado, los medios divulgadores no pueden hablar de lo positivo porque lo positivo no es suficientemente espectacular. “La buena noticia es no-noticia” afirmó en su momento Marshall McLuhan. Y de alguna manera los medios tienen que servir para producir ganancias. 

    Una vez descubierto ese fenómeno de mercadeo solo queda trivializar lo malo y eso se logra llenando las ondas televisivas, radiales,  o de prensa plana, con malas noticias de las que sirvan como distracción para que no se hable de “lo otro” horrible que ocurra.

    No es trivial que mueran personas por accidente o negligencia tecnológica. Es grave. Pero es que es grave que haya gente que mueran no por causas naturales de longevidad sino que hasta la inaccesibilidad de los cuidados médicos por parte de inmensas poblaciones queda en la penumbra con la propaganda dedicada a la sensacionalidad de los descubrimientos tecnológicos.

    No puede ser trivial que mueran emigrantes al arriesgarse a través del mar en busca de libertad o del bienestar mínimo, ni que mueran achicharrados aquellos estudiantes que protestan y reclaman derechos, ni que mueran discrepantes políticos como el monje que recientemente repitió lo que ocurrió en la década del sesenta del siglo pasado y se suicidó con fuego. No es aceptable que  sigan muriendo inocentes por causa del terror religioso como el septiembre en N York o en marzo en Madrid, o víctimas del terror económico como mueren en los derrumbes mineros porque las empresas extractoras no invierten en seguridad, o por causas militares como aun lamentan en Buenos Aires las Damas de la Plaza de Mayo o en La Habana las Damas de Blanco. Tampoco las víctimas de la violencia de los  narcotraficantes que precisamente se enfocan en la juventud.

    Causar la muerte no es justo ni es justificable, ni puede ser moral. Nnca lo ha sido aunque haya sido un hecho ignorado y repetido hasta la saciedad. 

    Cuando se trata de un fallo tecnológico se repite el problema de oponer al valor de la vida humana, el monto de las ganancias. Accidentes fatales pueden ocurrir simplemente por efecto aleatorio que quizás sean impredecibles. Pero este accidente se suma a la serie que han ocurrido en el Lejano Oriente y la frecuencia solo aumenta. 

    Hasta cuándo???????

  • Asun Poudereux

    Mucha tristeza  que  sobrecoge en lo no esperado…no deseado, que se comparte en  eso que  se es y somos de fondo. Y las palabras son difíciles para expresar  acompañamiento  a tanto dolor sentido e inimaginable de las familias.
     
    Este volcarse en las personas  y en todo, creo,  debería ser lo natural, también el modo de hacer e interactuar desde las autoridades responsables  del gobierno español de turno,  con las víctimas en los accidentes que se producen en España: transparencia en todos los procesos y actuaciones, y no priorizar estrategias de defensa para evadir  responsabilidades. Lo cual,  sigue causando mucho sufrimiento e impotencia en los familiares y víctimas de accidentes  o hechos indeseados ocurridos de todo tipo, sin que hayan sido las personas y los derechos  humanos  plenamente respetados.
     
    Estoy en la línea de la que nos habla Julián, dándonos  una sacudida al egocentrismo cultural  tan impregnado en nuestro modo de vida, de actuar y “ser”,   haciéndonos reflexionar hacia  un cambio de mirada compasiva abierta a todo ser humano sin exclusiones ni privilegios. Especialmente a los que sintiéndonos cristianos,  nos vemos en Jesús.

  • Julián Díaz Lucio

    Siento profundamente el desastre ocurrido, por los que han muerto (¡qué minutos tan terribles debieron de pasar!), y por los familiares;  pero a la vez veo el eco tan amplio que ha tenido y tiene en todos los medios. En contraste siento que las catástrofes  y muertes que diariamente ocurren en los países del Sur ni se les hace caso. Están lejos, no nos afectan. Y ese es nuestro drama y nuestra miopia. ¿Dónde está tu hermano?

  • mª pilar

    Un extenso y fuerte abrazo, lleno de afecto, sentimiento, dolor ante tanto dolor.
     
    Fortaleza para estos momentos de no saber como aceptar un golpe de tal envergadura.
     
    Esperanza para seguir en la brecha… y compañía que de abrigo interior.
     
    mª pilar
     

Responder a Antonio Vicedo Cancelar comentario