• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5967 Artículos. - 95069 Comentarios.

Un ébola llamado PP

EldiarioUn artículo de Javier Gallego en eldiario.es

El problema no es que se incumpliera algún protocolo, el problema es que no se siguieron los protocolos necesarios para evitar que Ana Mato sea ministra de Sanidad. El problema es que el PP de Rajoy es un ébola político

Si es que lo del ébola se veía venir, no me digan que no. Los médicos habían avisado de que los recortes en Sanidad habían mermado las capacidades de nuestro sistema para lidiar con una amenaza tan peligrosa como este virus. Expertos españoles en epidemias no ocultaban que era un riesgo innecesario, dadas las ínfimas oportunidades de salvar a los dos religiosos contagiados y repatriados. Hasta última hora se dudaba si llevar a los enfermos a uno u otro hospital. El Gobierno improvisando que es gerundio.

Pero al PP no le importó saltarse las advertencias y poner en riesgo la salud de todo el país para apuntarse un éxito mediático disfrazado de humanitarismo. Disfrazado, sí. Un año antes las autoridades españolas habían denegado la repatriación a una economista española gravemente enferma que había emigrado a Argentina en busca de trabajo. Su traslado era demasiado caro, dijeron, sin embargo costaba casi seis veces menos que los 800.000 euros que costó traer a los misioneros, por no hablar de los gastos derivados de aislarlos en un hospital. La Iglesia, por cierto, no puso un duro a pesar de sus ventajas fiscales, del dinero que le damos cada año y de sus abarrotadas arcas. La caridad se la pagamos nosotros a través de un Gobierno que quería ganar puntos ante la Conferencia Episcopal y votos en las urnas.

Ahora el tiro le ha salido al PP por la culata como consecuencia de sus propios errores y recortes. El Gobierno está probando su propia medicina. Esperemos que por su culpa no tengamos ninguna muerte más que lamentar. Por lo pronto, ya hay una enfermera contagiada de ébola que puede morir y que ha estado circulando con el virus por ahí. La patética, poco tranquilizadora y balbuceante intervención de la ministra Ana Mato no nos ha explicado por qué esta mujer no se sometió a periodo de aislamiento después de tratar con el misionero enfermo ni por qué la mandaron a casa después de presentarse con unas décimas de fiebre en el hospital. Hace unos días Ana Mato aseguraba que el riesgo de contagio de ébola en España era prácticamente imposible, pero hay que recordar que esta señora no sabía que tenía un Jaguar en su garaje ni que la Gürtel le pagaba los viajes y el confeti de los cumpleaños de sus hijos. No es de fiar.

No es como para dejar en sus manos la salud de todo un país. No se puede tener al frente de un ministerio tan vital y delicado a una incompetente que no se responsabiliza de nada de lo que ocurre a su alrededor. Recordemos también que el mejor momento del día, según sus propias palabras, es cuando el servicio viste a sus hijos. No es que tenga que hacerlo ella, podría hacerlo su marido; pero, por lo que se ve, todo en la vida de Ana Mato se lo hacen los demás. Hasta cuando le han preguntado en la rueda de prensa si habría alguna dimisión, le ha pedido a su asistente que conteste. Ella es como el ébola, las mata callando.

Así que ahora somos el primer país de Europa con un contagio del virus letal. Otra vez los primeros por la cola. Otra chapuza nacional vergonzosa de la marca España que veremos cómo afecta al turismo y al comercio exterior. Otro demérito de este Gobierno que une a sus mentiras y ajustes la incapacidad. No contento con arruinar un sistema sanitario, que era una de las joyas de este país, poniendo en peligro la vida de los enfermos, ahora además el PP nos ha puesto a todos frente al riesgo de una epidemia mortal. Como no vas a dimitir, Mariano, al menos deberías cesar a la ministra responsable de esta pifia monumental. Aunque la culpa no es sólo suya, es de quien la puso ahí.

Dicen ya algunos expertos, antes de que se conozca el resultado de la investigación, que el contagio se ha debido sólo a un error humano. Toma, claro, no va a ser un error divino, aunque tenemos ministros capaces de asegurar que la Virgen nos sacará de esta. Pero nada de esto hubiera ocurrido si este Gobierno no hubiera corrido tantos riesgos innecesarios. El problema no es que se incumpliera algún protocolo, el problema es que no se siguieron los protocolos necesarios para evitar que Ana Mato sea ministra de Sanidad. El problema es que el PP de Rajoy es un ébola político. Todo lo que toca, enferma y muere.

22 comentarios

  • pepe blanco

    Pido disculpas por insistir en lo del Prestige. Pero hay cosas que no puedo callar. El moderador decidirá si mantiene este comentario o lo borra.
     
    Como dije, la peor decisión en las primeras horas tras el accidente del Prestige era no tomar ninguna decisión. Y eso fue lo que hicieron las distintas autoridades implicadas (municipales, autonómicas, nacionales), todas del PP, en aquel momento. El Prestige estuvo 6 o 7 días fondeado a 100 o 200 m de la costa derramando crudo. La ría de Corcubion estaba a unos 5 km del barco. Es una ría poco poblada, pequeña pero con calado suficiente, y relativamente fácil de vallar en superficie para evitar que la mayor parte del  rudo se expandiera en superficie. Si el barco se hundía, quedaría a unas pocas decenas de metros de profundidad, fácilmente asequible a cualquier tarea posterior.
     
    Pero hay que recordar lo sucedido a continuación para empezar a entender algo. Las tareas de limpieza fueron contratadas a TRAGSA, una empresa con sede en Valladolid y de conocida vinculación con miembros del PP. Uno de los hechos que mas enfureció a la gente, fue cuando nos enteramos que la empresa que proveía de monos de limpieza a la Xunta, estaba participada por Cuiña, un señor que ya se murió, miembro destacado del PP y del gobierno autonómico de Fraga. Los monos de limpieza solamente se usaban una vez y se tiraban. Etc., etc. Al final, era inevitable sospechar que quizás habían permitido deliberadamente el derrame del petróleo para, a continuación, hacer negocio con las tareas de limpieza.
     
    Sí, ya sé que esa hipótesis parece increíble, pero cuando unos años más tarde, en 2007, Naomi Klein publicó “La doctrina del shock. El auge del capitalismo del desastre“, muchos entendimos perfectamente los hechos que contaba, pues un lustro antes habíamos presenciado en directo hechos similares a los narrados en el libro, cuya conclusión nos parecía evidente: el neoliberalismo, menos que una teoría económica, es, en la práctica, una justificación ideológica del latrocinio de las arcas públicas por mafias cercanas al poder político.
     
    Por eso, cuando hace unos días leí en la prensa lo de los 4000 trajes que compró CyL, no pude evitar preguntarme si la compra habría salido a concurso público, quiénes son los propietarios, etc.

  • Javier Pelaez

    Conviene estar tranquilos y no desatar el pànico porque al final ,como esto se desmadre,no va a querer trabajar en España con estos enfermos ni el tato y se lo van a tener que encargar al ejército,únicos a los que se puede colocar delante de un pelotón de fusilamiento si no cumplen órdenes.Al parecer determinado personal con nombramientos eventuales del Carlos III està renunciando por no tratar a estos enfermos.Esta mañana nos hemos enterado que Teresa Romero pasó por donde trabajó el 30 de septiembre.Por la primera planta,no la segunda donde estoy.Pasó a registrar una solicitud y  los de registro tenían hoy la evidente preocupación.Nos ha explicado alguien de salud pública que no hay nada que temer.Contaba esto no tanto para que me huyàis en ATRIO-por paradójico que parezca ni el ébola,ni ningún virus se contagian virtualmente-,sino para contaros una anécdota.Una funcionaria,ciertamente muy espiritual,enterada de que las funcionarias del registro,que fueron las que recogieron y registraron la solicitud de Teresa Romero,estaban lógicamente preocupadas,se dedicó-està funcionaria espiritual-a abrazar a las funcionarios de registro….Yo cuando vea por los pasillos a la “funcionaria espiritual” me cambio de planta…Broma,hombre…

  • oscar varela

    Hola!
     
    Respetando la muerte del buen curita español,
    me pregunto si habrá visto o averiguado lo que estos señores del link ofrecido por Asun estaban advirtiendo.
     
    En este sentido es que la “religión” como “actitud fundamentalista” es una “ñanga pichanga” -decía mi tía-; e.d., un grave “gatopaedismo” ¿o no?
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola Asun!
     
    Más que “paciencia” hay que tener “agradecimiento” a este hombre y a esta gente, y a ti que nos los difundes.
     
    ¿Por qué no hacer y seguirlo en RED, no?
     
    Gracias y ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Asun Poudereux

    Os incluyo este reportaje, precisamente en este hilo del ébola sin adjetivarlo, pero podría insertarlo en cualquiera de los que se tratan últimamente: Fundamentalismo, Hambre, Revolución etc.., como queráis elegir, pues creo puede darnos luces, dudas y sombras  en muchos sentidos. Tener paciencia no llega a 19 minutos.
     
     http://www.youtube.com/watch?v=fKqC7P_ORaw

  • Laura

    El “ébola” no sólo es el PP, sino todos los partidos políticos existentes, todos los sindicatos, todos los grupos, “círculos”, agrupaciones políticas, prensa y grupos de presión mediáticos y económicos, la enfermedad lleva extendiéndose por toda la sociedad española durante muchos años, más bien siglos,  con lo que conlleva de debilidad y de sinrazón, de deshonestidad y de fanatismo. Dos comentarios muy significativos.

    Tocamos ahora a la esencia de nuestro mal. Al lado de una vitalidad asombrosa, que explica su subsistencia a pesar de su disparatada historia, España padece una voluntad de destrucción de sí, un querer no perseverar en su ser, una ansia de muerte como nación que, cambiando diametralmente el sentido en que las energías vitales circulan en una nación sana, la lleva a su desintegración, a su disolución en arena de estepa, en polvo de desierto”. Salvador de Madariaga.

    “Estoy firmemente convencido de que España es el país más fuerte del mundo. Lleva siglos queriendo destruirse a sí mismo y todavía no lo ha conseguido”. Otto von Bismarck

  • Laura

    Las comparaciones con otros hechos en donde se culpa unilateralmente a una parte de la clase política en el actual gobierno descalifica a quien lo hace, porque primero no viene a cuento y segundo, porque sí lo fuera, omiten las pésimas gestiones que de otros hechos han protagonizado esa otra parte de la clase política en la actual oposición.

    Me sorprendió cómo los que siempre  hablan de solidaridad, de derechos humanos, claro está desde su confortable vida en occidente, criticaban  la repatriación de los misioneros infectados por el ébola e impidieron que una enfermera africana tuviera tratamiento en España por no poseer la nacionalidad, así demostraron su cinismo y su verdadera naturaleza. No importa para esta gente la humanidad, de la que tanto hablan y que no poseen, que debemos de hacer patente ante casos como estos, las recomendaciones de la OMS a favor de las repatriaciones no sólo de nacionales sino de personas naturales de esos países que sufren la enfermedad, Alemania acogió en sus hospitales a tres enfermos africanos  afectados de ébola, Francia acogió a una cooperante de una ONG, y lo mismo en otros países europeo de nuestro entorno.

    Es evidente que si se han cometido errores deben de asumir responsabilidades políticas. Pero existen muchas posibilidades, muchos matices  para pensar en el fallo humano, en factores  causales que pueden influir para que este hecho se produjera, lo importante una vez sucedido es la colaboración para solucionar esta alerta sanitaria, que siendo grave no lo es tanto en cuanto que su posibilidad de transmisión es muy baja en un país occidental con los recursos sanitarios que se tiene.

    El altercado público por el necesario sacrificio del perro no deja de ser significativo de una sociedad desquiciada y desequilibrada en lo político y en lo social, que carece de discernimiento y que critica la respetable y defendible de un animal y calla cuando miles de niños mueren  por la enfermedad en la “lejana” Africa.

  • Laura

    Parece que cada vez es más necesaria una buena preparación psicológica y unas altas dosis de prudencia y de responsabilidad que se hace extensible a una buena parte de la sociedad  española y principalmente  a sus políticos y aprendices de políticos. Saber distinguir la paja informativa del grano, en no caer en la miseria intelectual y humana de la cacería partidista.

  • José María Valderas Gallardo

    Como le adelanté, señor Blanco, llevar el petrolero a una ría fue una posibilidad que se estudió. Y varias posibilidades se calibraron. De entrada se descartó Vigo, por razones obvias. Pero la objeción potísima de los biólogos era que la ría que recibiera el crudo no se regeneraría en siglos, en tanto que la dispersión tendría un efecto extensamente mayor de inmediato, pero menor a medio plazo. Que es exactamente lo que ha ocurrido y mucho antes de lo estimado.

    Tiene usted que este no es el objeto central del post. Entiendo que es el de la gestión de bienes públicos; en este caso, la sanidad. Traje a colación dos casos de sanidad: la colza (sanidad humana) y Prestige (salud ambiental). Quería resaltar que la oposición también gobierna. A veces lo hace rematadamente mal, desde mi punto de vista. El caso del ébola puede ser domeñable o desencadenar una tragedia. Hay que estar vigilantes y denunciar cuantos fallos se detecten. Nadie afirma lo contrario. Pero todos a una. Porque la muerte no distingue entre partidos.

  • pepe blanco

    Corrección de errores: al final del primer párrafo, debe decir:Toda la costa gallega quedó hecha una mierda, especialmente la Costa da Morte y varias rías altas.

    Y, al final, debe decir “hilillos de plastilina”, la invención lingüística mas estúpida de Rajoy.

  • pepe blanco

    El accidente del Prestige fue en 2002. Aunque entonces me involucré bastante en el tema (acababa de contratar una líneas ADSL y aquello supuso mi bautizo en los foros de internet) han pasado muchos años y he olvidado los detalles. Pero no el problema de fondo. Y el mayor problema fue la tardanza de las autoridades (todas del PP) en tomar una decisión. Durante los 6 o 7 días que estuvieron dudando, el nbarco no dejó de soltar crudo. Toda la costa tal!era quedó hecha una mierda, especialmente la Costa da Norte y varias rías altas.
     
     
    Teniendo en cuenta que el accidente del Prestige se produjo al lado de Corcubion, la solución obvia, que se le ocurrió a todos los gallegos, excepto a los gobernantes del PP, hubiera sido remolcar inmediatameñte el Prestige a la ría de Corcubion, a unos pocos quilómetros de donde se produjo el accidente. Esa ría habría quedado hecha una mierda, pero solamente esa ría, y no toda la costa y varias rías más, que fue lo que pasó.
     
    No me voy a extender más en eso, que no es el tema del Post. La solución de llevar el barco mar adentro fue desastrosa: cuando finalmente el casco se partió, se hundió a una profundidad de más de 3000 metros, y seguía saliendo crudo que, por ser menos denso que el agua, subia hasta la superficie, claro ( esos fueron los famosos ” bolillos de plastilina” de Rajoy, que ya entonces manifestaba una destacada burricie para el gobierno de la cosa publica.
     
    Y, por favor, no confunda la caridad con el derecho: España no le debía nada a esos misioneros, que yo sepa.
     
     

  • Rodrigo Olvera

    “Si había alguna posibilidad de recuperación, sólo podía darse en un hospital español.”
     
    Increíble que alguien que frecuentemente saca a relucir que fue director de una revista científica o alguna otro autoelogio como científico diga ésto. Ah, cuando se trata de justificar lo injustificable…

  • Javier Pelaez

    Era completamente absurdo y lo estamos comprobando traer a los misioneros a España a parte de un injustificado privilegio que no se hace con nadie y menos gratis.En fin,cosas de la iglesia que nos trae todas las pestes,la iglesia española causante de los cuatro jinetes del Apocalipsis.

  • José María Valderas Gallardo

    Señor Blanco, no sé a qué se refiere con lo de la mala gestión del Prestige. Si se refiere a la gestión periodística fue evidentemente pésima. Los gobiernos de Aznar no acertaron en colocar personas preparadas para lidiar ciertos toros que un día sí y otro también los empitonaban. Con decirle que a Miguel Angel Rodríguez no se le ocurrió otra genial idea que querer hacerse simpático con el grupo de Asensio cuando este lobby de la comunicación (Interviu, Tiempo, El Periódico, etc.) tenía como directores a reconocidos socialistas. Evidentemente la gestión períodística de la derecha fue un desastre que acabó con el gobierno.  

    Pero a mí esa gestión no me interesa. Me interesa la gestión científico-técnica de un desastre ecológico como el producido p0r el Prestige. Si dejamos aparte anécdotas (hilillos, mandar el barco al quinto pino, etcétera), desde el Ministerio de Fomento los técnicos no lo hicieron mal, ni muchísmo menos. Cuando se estudiaron las posibles salidas (llevarlo mar adentro y cuanto más lejos de la costa mejor o acercarlo a una ría) se dedujo entonces, y luego se comprobó  más acertado lo primero. Unos años antes se había puiblicado un trabajo de investigadores del CSIC sobre las corrientes submarinas en aquella zona. Pero entonces, con el alboroto en la calle y los partidos de la oposición (nacionalistas e izquierda) apretando nadie reparó en mirar las cosas con sangre fría. En otros países en que la derecha no tendría complejos de ser tildada de antidemocrática las cosas se hubieran hecho de una manera más expeditiva, eficaz y con menos remilgos leguleyos.  Lo vino a reconocer, ganadas las elecciones, el alcalde socialista de La Coruña, Paco Vázquez. “Yo hubiera enviado al ejército” (a hacerse cargo del carguero) . Esa hubiera sido, con lo que tal misión comportaba, la solución mejor. Pero, ¿se imagina cómo hubiera reaccionado la oposición?

    Por lo que respecta a los misioneros, todos los países serios y avanzados hubieran hecho lo propio. Los mejores médicos, y únicos casi, que había tiempo atrás en esa zona de Africa, no mucho tiempo atrás, eran cubanos. Mi hijo trabajó con ellos en Médicos sin Fronteras. No tenían ni aspirinas. Pensar en enviar medicación y equipo adecuado para su conservación y eficacia es pura utopía. Estoy convencido, además, de que hubieran rechazado un trato privilegiado in situ. Suele caracteriza a esas personas ponerse en la cola de las curas. Pero eran españoles. Y España tenía una deuda con ellos.

  • Javier Pelaez

    El consejero de sanidad de Madrid  ha dicho que “para quitarse un traje no hace falta un màster”.Mariló Montero al parecer se ha quitado los “guantes de fregar” en directo;prueba evidente de que para quitarse el traje de marras no hay que tener ni el graduado escolar.Siendo la cosa tan fàcil propongo que a este enfermo y a los futuros los cuiden por riguroso turno los consejeros de la comunidad de Madrid,Mariló Montero y ya si se tercia los 350 diputados.Así se harà una nueva protesta Rodea el Carlos III…

  • pepe blanco

    El caso, José María Valderas, es que no había ninguna posibilidad de recuperación extra por el hecho de ser repatriado. El suero experimental se lo pudieron haber administrado allí.
     
    Leo en la prensa que el traslado costó 700.000 euros. No sé si la cifra es fiable pero, fuera  lo que fuera, tuvo que ser carisimo. Cierto que la orden dijo que lo pagaría ella (¿Tienen los de san Juan de dios tanta pasta como para pagar dos traslados de esos?Si es así, vaya negocio que deben de tener montado…) En la comunidad de Castilla y león ya han comprado 4000 trajes de protección adecuada. Es fácil encontrar precios en internet: unos 130 euros cada traje. Es decir 520.000 euros en trajes. Y lo que te rondaré, morena…(por cierto, ¿habrá salido a concurso público la compra de esos trajes?) Y todo ese derroche de medios, mientras se está recortando en sanidad.
     
    Esto tiene pinta de que va a ser un desastre, por culpa de personas que pensaban como usted, Sr. Valderas. Me temo que son ustedes los poco templados y los poco objetivos.
     
    (Lo del Prestige sucedió hace muchos años. El gobierno no fue responsable del accidente, pero si de la pésima gestión de la situación, independientemente de que, al cabo de más de diez años, la costa se haya ido recuperando. Aquello, que viví como tantos gallegos muy de cerca, fue absolutamente escandaloso)

  • Javier Pelaez

    Ya no tengo la misma opinión que el 8 de octubre,mi último comentario….Creo que,después de escuchar al consejero de sanidad de la comunidad de Madrid,el “culo de los políticos” es muy importante.Ellos estàn todo el día intentando salvar su “culo”. Por algo serà.Por tanto,los políticos deben saludarse unos a otros olisqueàndose el culo como los perros.Y después de olérselo jactarse de que se han salvado el culo……

  • José María Valderas Gallardo

    En mi opinión Mato tuvo que dimitir hace tiempo, cuando se descubrió la implicación directa de su marido en la trama Gürtel, implicación directa de la que salió beneficiada la familia: pago de celebraciones, coches de alta gama, etcétera. No hay cristiano que se crea su ignorancia. Incluso en la absurda hipótesis de que viviera en la inopia, por decoro político tenía que haber dimitido.

    Dicho esto, me parece que se hizo muy bien repatriando a los misioneros. Eran ciudadanos españoles. Si había alguna posibilidad de recuperación, sólo podía darse en un hospital español. Al menos, de momento.

    Me parece pobre, por sesgada, la idea que muchos españoles tienen sobre ciertos acontecimientos. Por razones profesionales, de investigación y comunicación científica, me tocó seguir el caso de la colza, que supuso la caída y desmembración de UCD. Alcanzado el poder por los socialistas, el vocero socialista de la oposición (Vicente)  no recibió el cargo de ministro de sanidad, al que se creía llamado, pero le dieron la bicoca del Tribunal de Cuentas, con agregados familiares de torna. Echaron los socialistas sobre el caso toneladas de tierra, en realidad toneladas de barro sobre el asunto. Los millones de pesetas que el gobierno de UCD había repartido para quien quisiera investigar la causa de la intoxicación, muchos millones, los socialistas los tiraron al sumidero en cuanto loloegaron a la Moncloa. No hubo ninguna revisión de las múltiples investigaciones realizadas hasta entonces, ninguna criba. Doy fe de que cuando solicitamos la ayuda de alguno de los que colaboraron nadie quiso significarse. El científico suele ser una persona timorata con determinados poderes. No fue mala gestión delos socialistas. Fue peor. Hicieron desaparecer las vasijas de aceite. Borraron pruebas.

    Otro tanto pasó con el Prestige. Aunque sea cómodo culpar del chapapote a Rajoy y sus hilillos, nada más falso. El Exxon Valdez fue otro accidente mucho menor que hizo un daño ecológico enorme. A nadie se le ocurrió echar la culpa y  las masas a la calle de Nunca mais. Seguí, por las mismas razones, la evolución de la limpieza y las consecuencias a medio y largo plazo. Los ecosistemas marinos se hallan en buena medida recuperados. Podrán confirmáerselo en el Instituto de Ciencias del Mar de Vigo. En cambio el desastre del mar Egeo, fruto de la impericia socialista en La Coruña, allí siguen varada sus consecuencias letales.

    Me gustaría que mi pueblo, mi patria, gozara de mayor templanza y objetividad labrada con un conocimiento mñas profundo de los acontecimientos. Así no vamos a ninguna parte.

  • Javier Peláez

    La Comunidad de Madrid ha decidido cercenar el culo a todos los perros de Alcorcón por si Excalibur se lo olió a alguno…Si fuera entre humanos  se hubieran mutilado manos con una doble finalidad:evitar contagios por saludo y hacer una poda general a ver si uno de cada tres mutilados es político.Tratándose de perros hay que cortar culos porque así es como se saludan:oliéndose el culo.Creo que en España para identificar a los políticos deberíamos saludarles oliéndoles no necesariamente el culo;casi todos ellos huelen a mierda por todo su cuerpo..

  • oscar varela

    Hola!

    ¿Ha habido alguna reflexión de este lamentable asunto por parte de la agrupación política y/o socio-cultural de PODEMOS?

    ¡Gracias, mientras Voy todavía! – Oscar.

  • mª pilar

    Totalmente de acuerdo en todo con Pepe B.

    El pp, es el ébola de la política, no tienen vergüenza,  ni siquiera la conocen.

    Tenían tantas ganas de volver al poder, que han arrasado con todo lo que han podido y nos han llevado en todos los sentidos 40 años atrás.

    Espero, deseo que nunca más vuelvan a salir airosos en otras legislaturas.

    mª pilar

  • pepe blanco

    Cuando se habló en Atrio del asunto del misionero repatriado, expuse entonces que me parecía más sensato llevar la ayuda sanitaria allí que traerse al señor infectado a España. El tiempo nos ha dado la razón a quienes pensábamos así, como los médicos mencionados en el artículo.
     
    Parece increíble que la orden de san Juan de dios pidiera repatriar al enfermo, teniendo en cuenta que se supone que tienen unos minimos conocimientos sanitarios. Pero más increíble aún es que el gobierno de Rajoy decidiera repatriarlo. Los enfermos de ebola, o superan la enfermedad con su propio sistema inmunitario, o se mueren. En cualquier caso, si había la opción de suministrarle algún tratamiento experimental, pues se lo podían haber suministrado allí perfectamente. Cuando se juega con fuego, puede pasar lo que ha pasado.
     
    El único triste consuelo que me queda es esperar que esto suponga el fin del gobierno del PP. La historia reciente muestra que el PP no sabe gestionar las situaciones de crisis. Fraga y el PP no supieron gestionar la crisis del Prestige y eso provocó la derrota del PP en las siguientes elecciones autonómicas. Aznar y el PP no supieron gestionar la crisis del 11-M, y eso supuso su derrota electoral. Esta crisis tampoco la van a saber gestionar, porque el PP está acostumbrado a callar o a mentir -y eso es lo que ya han empezado a hacer hoy mismo- y estas crisis no se gestionan así. Además, a diferencia de lo ocurrido con el Prestige o con el 11-M, en este caso, el gobierno SÍ es el responsable primero de lo sucedido, tanto por haber decidido repatriar al enfermo como por no haber garantizado la seguridad (la salud) de 45 millones de españoles.

Deja un comentario