Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

octubre 2014
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
7240 Artículos. - 110472 Comentarios.

Cuatro honrados y 82 horteras sin vergüenza

Lola Cabezudo

Lola escribía esto hace unos días indignada por la inmoralidad de las tarjeta opacas y la simultánea estafa de las preferentes. Hoy se volvería a cabrear al ver cómo España hace el ridículo tras haber sacado pecho con aquellas repatriaciones de dos misioneros. Pero ahí el pobre marido de la asistente contagiada, pidiendo por Dios que no sacrifiquen a su perro, que busquen cuidados para él… ¡Tanta gente presentía todo eso y lo advirtió! Lo de las tarjetas, lo de las preferentes y lo del riesgo del contagio por querer jugar a americanos sin estar preparados…¡País!. AD.

Me alegro de poder citar por su nombre a los señores Aldaz, Tejera y Verdú (El País 3-10-14) que aun pudiendo haberse alegrado la vida con las tarjetas opacas de Bankia no lo hicieron e incluyo a otro caballero que sacó del cajero 100 euros, más parece que para averiguar cómo funcionaba, que para ir al estanco. ¡Gracias a los cuatro!


Qué malos ratos para los que tenemos vergüenza, abrir el periódico todos los días. Alguien dirá que lo importante es coger a los sinvergüenzas pero ¿Para qué? ¿Para dudar de si reclamarles o no su felonía? ¿Para estar años hablando de ellos en todas las TVs? ¿Para profundizar en sus biografías y enseñar el éxito a los desaprensivos que aún no saben cómo arañarlo? Antes se censuraba a la justicia porque era lenta, ahora sigue siendo lenta y además despistada como muchos fiscales. Quizá es comprensible que ante tanta alarma social como se vive por culpa de las “preferentes” nadie tuviera tiempo de escudriñar esta otra alarma social: ni la Comunidad de Madrid, ni el Banco de España, ni la Agencia Tributaria, ni el Ministerio de Hacienda, ni los controladores del Mercado de Valores, aunque ahora dicen que el FROB sí pero al cabo de años. Es decir, que si hay que rescatar a una empresa financiera se la rescata con el dinero de los funcionarios y de los pobres, y listo aunque tenga unos programas informáticos deleznables que confunden los fraudes con errores del ordenador. Pediría a los medios de información que no le den más vueltas al asunto, porque entre si estos cobros son ilegales, ilícitos, o equivocaciones nos pueden dar las uvas, cuando hay una cosa que es perseguible ipso facto, y es que estos señores no han tributado a Hacienda y que de eso no se libra nadie.  Ya quisiéramos, p.ej. los funcionarios, esa gente de fu ni fa tan poco diligente, que el gobierno la tiene que sustituir por empresas privadas que lo hacen peor. Funcionarios somos muchos y no defraudamos así que no damos ningún quehacer a Hacienda por lo que ¿qué le costaría al señor Montoro enviar a los hombres de negro casa por casa a los consejeros de Bankia que tienen cuentas pendientes si total son 82? Y cuando terminen, que sigan por las otras 20 cajas que según el ministro De Guindos también andan a malos pelos, sin olvidar ni un día más a la familia Pujol que total no son más que siete: papa, mamá y 5 vástagos.

No me hace mucha gracia elogiar a la señora Merckel porque a lo mejor se le suben a la cabeza los comentarios y nos aprieta más todavía, pero no me extraña nada que nos exigiera que fuera el Estado el que avalara a las entidades financieras a rescatar, porque no se fiaba un pelo de ellas. Lo que no hizo bien Merckel fue no decirle sus sospechas a los preferentistas, desahuciados y pobres, porque de escrache en escrache lo hubieran solucionado de un plumazo. Y a estas alturas los bancos darían créditos, la deuda del Estado bajaría y hasta se crearía algún que otro puesto de trabajo, no digo permanente porque hubiera sido mucho pedir.

Al gobierno no le perdono muchas cosas y siempre que hay motivo lo critico, es decir todos los días, pero nos deberían contar cómo hablan de España en el extranjero, con la trastienda que apacientan. Aunque también tengo otras curiosidades ¿cómo se puede ser tan hortera y robar a manos llenas para caprichos inconcebibles para cualquier persona inteligente y psicológicamente normal? Debe ser que para mangonear un banco, no hace falta ni inteligencia, ni equilibrio mental, ni ser normal.

Lola Cabezudo

“Lanza” Ciudad Real

5 comentarios

  • Javier Pelaez

    Lo màs alucinante de este espectàculo lo aporta como siempre 13tv,la televisión de los obispos.Sale un tal Iranzo,uno de los usuarios de las tarjetas black,y explica que la remuneración ordinaria de los consejeros era 1280 euros por asistencia al consejo y que eran 4 al mes y aclara,dando a entender que eran austeros,en 2010 nos descontamos el 5% de cada asistencia al consejo,de los 1280 euros.Para descojonarse…..

  • ELOY

    Gracias Asun Poudereux . Siempre te leo con interés.

    Hola Oscar. Me encantan los tangos que nos propones y el de hoy en concreto me rememora  mi años de joven, pues recuerdo haberlo escuchado en viejos discos (creo que eran de pizarra o similar) que si se caían al suelo se rompían.  
     
    Además tuve unos primos , con los que conviví, que tocaban el acordeón por afición y les gustaba mucho el tango.

  • oscar varela

    Hola!
     
    ¡Hace ya 80 años que se profetizaba estas cosillas!
     

     
    ¿Qué hicimos … qué hacer, no?

  • Asun Poudereux

    Gracias a Lola C. y a Eloy.

    Personalmente no creo que los insultos ayuden a mejorar la marca España. Cuando, hasta ahora, la tal marca  consiste en hacer pactos de silencio ante los resultados de las improvisaciones en varios campos y especialmente  faltas de prevención y competencia  de los políticos.
     
    Pensaba que la marca que  se pretende  popularizar,  consistía en ser un singular  ejemplo  de previsión,  calidad y prevención, bien entrelazadas  y unidas en un fondo ético, dentro y fuera de España.
     
    Sin embargo, somos todos testigos de que la marca que  se desea nos dé prestigio, está  dependiendo de los políticos y sus ordenadores  en la sombra, de quienes dependemos  absolutamente para bien y para mal.
     
     Lo que me lleva directamente a ver claro que  tendremos que exigir hacer  cambiar el  sistema de elección de los políticos ya y dejen de llevarnos al huerto. Por más que pontifiquen y sacralicen la constitución y las leyes, porque al final hacen lo que les conviene.
     
    Un reciente ejemplo, han cambiado el juez del terrible accidente de Santiago para que se exima de culpabilidad a los más altos cargos responsables del diseño, protocolos  y  señales preventivas de la vía. En cualquier accidente es sabido que hay múltiples causas encadenadas que lo pueden provocar, lo que demanda poner todas las cartas sobre la mesa, para aprender de los errores y tomar cada cual su grado de responsabilidad. Pero esto demanda una alta dosis de ética que no hay manera de que impregne en la clase dirigente.
     
     El sistema que venimos teniendo y tenemos, sin dudarlo, nos ha traído estos lodos, por lo que hay que exigirles que se pongan de acuerdo y se arriesguen a buscar el bien común de todas y todos los españoles, cueste lo que les cueste, no en tiempo, sino en saber apartarse y dejar a los ciudadanos la plena libertad  de poder ser elegidos/as uno/a  a uno/ a  a la vez que controlados, para su dimisión, si viene al caso. Y así y solo así  poder llegar a ser  modelo de estado democrático ético  en la justicia, la banca, la sanidad y por supuesto la educación, y seguro que me dejo alguna cosa en el tintero.
     
    En vez de llenarse la boca con la marca España, que hasta ahora nadie sabe lo que es, comencemos por aprender y hacer aplicar la ética en todo el sistema democrático español, y lo demás seguramente vendrá por añadidura.

  • ELOY

    ¡Muy buen articulo Lola!

    Te lo agradezco de verdad, porque además ahora, discutiendo los detalles, los comentaristas suelen perderse en menudencias tras las que se ahoga la cuestión de fondo.

    Pienso con tristeza que hay un enorme déficit de honestidad en muchos sectores de nuestra sociedad y cuando esto sucede no hay ley de transparencia ni de otra naturaleza que lo remedie si no hay una verdadera educación en valores y sentido ético y ciudadano.
     
    Y esa educación en valores ha de basarse en varios factores e instituciones siendo el ejemplo práctico de los dirigentes sociales un elemento fundamental.

    Y me pregunto:
     
    ¿Hay ahora “dirigentes” políticos o tan solo “gobernantes”?
     
     ¿Hay un entramado institucional, empresarial, sindical etc. ejemplar que pueda ser espejo de honestidad parar los ciudadanos?
     
    ¿Donde están esos dirigentes sindicales, políticos, empresariales, institucionales y de medios de comunicación de masas que sepan ser líderes y espejo de honestidad?.

    Gracias de nuevo Lola por tu reflexión.
     
     

Deja un comentario