Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4917 Artículos. - 79108 Comentarios.

Tú y el ordenador

antonioEra yo adolescente en los años cuarenta del pasado siglo cuando llegó a mis manos un libro de la editorial Labor titulado “Tú y la electricidad”. Me hizo entender esa trascendental fuerza y me animó a experimentar con voltios, circuitos y motores. Después leí también otros libros de la misma colección: “Tú y la física” y “Tú y la radio”. Fue el complemento ideal para un plan de estudios cargados de latín y griego, instrumentos que nos permitiría entrar en las humanidades clásicas.


Esta afición hizo que me acercara prematuramente a las calculadoras (hasta las Texas Instrument) y pasar de ellas, casi sin darme cuenta, al manejo y programación del ordenador personal, en los años ochenta. En esta década solía tener profundas conversaciones con un colega, profesor de filosofía y marxista, sobre cómo iban a cambiar los procesos de conocimiento y comunicación en la sociedad del futuro inminente. La forma de pensar libresca, con textos compuestos de líneas y páginas, se iba a transformar con el hipertexto y los hipervínculos, aunque todavía en los ochenta no tuviéramos ni idea de lo que sería Internet y sus acelerados desarrollos veinte años después.

Por cierto, ese amigo se llama Alfredo Santo y acabo de releer con emoción el homenaje que le hice al enterarme de su muerte en 2006: Un inmenso amor sin Dios. Si alguien quiere entender el sentido de este ATRIO, el camino recorrido y las metas de contacto profundo entre personas que perseguimos, encontrará en ese artículo muchas pistas.

Pues a lo que íbamos. Que ese aparatejo que apareció en nuestras vidas hace no más de 25 ó 30 años, que llamamos computadora u ordenador y que ha ido contagiando de sus poderes a todos los medios de comunicación que nos rodean, a los que ha convertido en pequeños ordenadores casi inteligentes, como el teléfono que ya el sociólogo austriaco-mexicano Ivan Illich consideraba el medio más personalizante por ser selectivo, no masificante como la TV (de entonces)..

Hoy estamos padeciendo una peligrosa inflación de información y comunicación a nuestro alcance. Y es necesario que conozcamos bien estos instrumentos. Tenemos que darnos de cuenta que todo empezó con aquellos Spectrum, Nintendo y Comodore que servían para jugar, cuando los “cerebros electrónicos” (esa fue la primera denominación) estaban a sólo a disposición de grandes empresas que empleaban para ello enormes máquinas y centenares de “perforadoras” (era una nueva profesión) para introducir datos. Más que de esos gigantes que empezaron a rodearse de “terminales”, de aquellos juguetes domésticos se evolucionó hacia el ordenador personal (Apple y PC), que al principio nos servía sólo como una máquina de escribir y de calcular, pero que pronto se convirtió en el instrumento de la gran red global de información y comunicación.

A esta frenética progresión, transformadora de las formas de pensar y de comunicarse, hemos asistido muchos en el ya casi otoño de nuestra vida. Si estás leyendo esto es porque “visitas” ATRIO (tal vez desde el teléfono de bolsillo), es decir, porque ya te has hecho usuario, cosa que muchas personas no han logrado porque creen que han llegado tarde. Y sabrás lo que te ha influido. Pero otras personas, las generaciones jóvenes, han nacido ya con este instrumento. Y nosotros –y sobre todo las instituciones docentes– seguimos ignorando los cambios muy profundos que en esas mentes y en esas sensibilidades ha producido el uso de la informática. ¿No sería conveniente empezar por concienciarnos de ese impacto del ordenador (o la computadora más allá del océano) en los niños? Sería una buena cosa para entenderlos y entendernos. Para saber cómo podemos utilizar esa técnica, para transformarnos y transformar nuestras sociedades.

Y tenemos la suerte en ATRIO de disponer de un excelente material para emprender esta tarea.

Oscar Varela descubrió hace años en una biblioteca municipal un libro de un italiano: Colgados: ¿Qué hace la computadora con nuestros hijos?, de Francesco Antinucci. No sabemos si estará hoy disponible en castellano. Pero Oscar, que entonces colaboraba con una emisora, tuvo la excelente idea de destilar su contenido en un guión radiofónico. Me hablóo de ello hace años. Y hace poco, preocupado por lo que sabéis, el empleo de la técnica moderna para conectar a personas en profundidad, se lo pedí. Y quedamos en montar con ello un nuevo Curso-Taller. A partir de mañana empezará. Consta de cinco entregas semanales. Por lo tanto durará hasta el 21 de octubre.

Y esta primera fase de la reflexión nos abrirá a otras más actuales. ¿No habrá estudiado alguien de ATRIO la obra de Manuel Castells sobre “La era de la Información” (tres volúmenes, México, Siglo XXI, 2001-2003, autor más citado internacionalmente sobre tema “comunicación”) u otras obras semejantes y nos podrá hacer unos resúmenes como los que hace con maestría Oscar Varela? Sería una buena segunda parte de este Curso-taller que empieza mañana.

¡Ánimo, que seguimos yendo!

8 comentarios

  • Teresa TUMINI

    Suscribo en todo lo que manifiesta Eloy Y ya me anoto. El basko era mi maestro en esto.  Y muchas veces me encuentro perdida.

  • ana rodrigo

    Mi nieto de año y medio maneja la tablet de maravilla y sabe buscar carpetas de vídeos de él mismo y de juegos que  asombra. ¿Cómo no va a influir en el cerebro de los niños?

  • xeskina

    No te conozco Oscar Varela pero te sigo.
    Tengo un Nieto que con la informatica ha aprendido a tocar la guitarra y
    un dia nos sorprendió con juegos de manos, Se parece a mi que siempre me han encantado estos xismes.

  • pepe blanco

    Independientemente de lo útil que acabe resultando el curso, aplaudo la decisión de Atrio de proponer una reflexión que, al menos de entrada, no está relacionada ni con la religión, ni con la espiritualidad. Aunque es posible que tal reflexión acabe resultando muy espiritual… Ya se verá.

  • oscar varela

    Hola!

    No sé si el EQUIPO ATRIO pondrá al inicio del TALLER lo que se lee en la CONTRATAPA del Libro de Antinucci.

    No lo sé porque a mí se me ha hecho un lío con la COMPU que ya no sé qué es lo que le mandé para el TALLER.
    ………………………..
    CONTRATAPA

    Los padres de hoy suelen compartir una misma preocupación o, cuanto menos, un mismo desconcierto:
    * ¿qué consecuencias tendrá en la formación de sus hijos la gran cantidad de horas por día que pasan frente a una computadora?

    Las preguntas son conocidas y recurrentes:
    * ¿puede la computadora cambiar el universo mental de los niños?
    * ¿Promueven los videojuegos los comportamientos violentos o el aislamiento?
    * ¿Se anulan la capacidad de pensamiento, el interés por la lectura o el gusto por los juegos compartidos?
    * ¿Entraña Internet peligros desconocidos?
     
    Sobre estas y otras cuestiones suele haber más alarma que explicaciones.

    El texto do Francesco Antinucci busca justamente dar cuenta de este vacío de información, y de la perplejidad que produce.
     
    A lo largo de un diálogo con los padres de Miguel, un niño de 12 años que, como la mayoría de los de su generación, “pasa tres o cuatro horas al día delante de la pantalla persiguiendo hombres que disparan o que le pegan puntapiés a una pelota u otra pavada por el estilo“, el autor responde preguntas y refuta prejuicios.

    Muestra como, a diferencia de la televisión, que funciona por sí sola, la computadora es una herramienta interactiva que exige ejercicios motores y cognoscitivos y promueve nuevas formas de socialización.
     
    Con argumentaciones teóricas basadas en sus reconocidas investigaciones sobre los procesos de elaboración, comunicación y aprendizaje del conocimiento en relación con la utilización de las nuevas tecnologías, Antinucci logra explicar, de manera accesible y profunda, el modo en que los diferentes tipos de videojuegos estimulan la habilidad en la coordinación sensomotriz, la capacidad de imaginar y de inventar, y la práctica de razonar y de deducir de modo lógico y coherente.

    Así, los juegos, el hipertexto, la realidad virtual son mostrados, de forma convincente, como nuevos y poderosos instrumentos destinados a alentar y facilitar el conocimiento y el aprendizaje, e incluso la creatividad, de los niños, y no sólo de ellos.
    ··············

    Acabo de comentarle a Antonio Duato que es así nomás eso del final: “y no sólo de ellos

    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • ELOY

    Me parece muy interesante la introducción a este curso así como el mismo curso que se nos anuncia. 

    Pienso que puede contribuir a “alfabetizarnos” a algunos en el asunto de los ordenadores y su utilización, tema en el que no hemos sido, por razón de edad,  instruidos ni “escolarizados” y hemos tenido que aprender, lo poco que sabemos, mal y a trompicones. 

  • oscar varela

    Hoy podemos andar a pie firme
    por senderos empedrados
    de antiguos sueños.
    Hoy tocamos las ideas.

  • oscar varela

    Hola!
     
    “Tú y la electricidad”.
    Tú y la física
    Tú y la radio
    “Tú y la TV”
    …………..


    Ahora:
    “Tú y el Ordenador”
    ……………


    Luego:
    “Tú y las REDES”
    ……………


    Tal vez vamos en la dirección a:
    “Tú y Tú”
    ……………


    ¡Voy todavía! – Oscar.

Deja un comentario