INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6313 Artículos. - 99052 Comentarios.

Creo en la Vida

¿Y qué otra cosa es la fe pascual sinoArregi eso: creer en la Vida?

Cuando digo creer, no digo profesar creencias. Digo vivir: digo confiar en sí mismo y en el otro a pesar de todo, digo rebelarse contra todos los poderes que asfixian, digo ponerse del lado del herido, digo ser humilde levadura que transforma y levanta la historia, digo respirar en paz cada noche y seguir caminando cada día a pesar del fracaso, de la cruz o de la muerte. Creer en la Pascua es una forma de vivir.

“Pascua” (pesah, “paso”) llamaron los judíos a la liberación de la esclavitud bajo el faraón, a la travesía del desierto hacia la plena libertad, a la esperanza de la Tierra que mana leche y miel para todos. Pero miles de años antes que fiesta religiosa judía, la Pascua fue, sin ese nombre, la fiesta de la primavera de pastores y agricultores: fiesta de los corderos y de los campos de trigo. Fiesta de la vida y del pan.

Creo que Jesús de  Nazaret –aunque no fue el único, ni era perfecto– vivió y anunció la gracia y la libertad, fue profeta de la Vida. Y por eso le condenaron los poderes establecidos: por haberse hecho solidario de todos los condenados. Le mataron, pero su vida no murió. Pues en nuestra vida fluye la plenitud de la Vida, y nuestra vida fluye hacia su plenitud, en paso o pascua permanente.

Creo que Jesús resucitó, pues la vida buena, la bondad que habita en el corazón de todo viviente es inmortal, como la belleza, en el Corazón que palpita en todo. La vida revive, cuanto es se transforma: la mariposa en huevo, el huevo en oruga, la oruga en crisálida, la crisálida en mariposa, la mariposa en huevo, en vuelo, en tierra, y la tierra en flor, la flor en abeja, la abeja en cera, la cera en llama, la llama en luz, la luz en sombra, la sombra en luz, aire, aliento, energía o espíritu… que aletea sobre las aguas de la vida, que vibra en el corazón de todos los seres, formas del Ser, del Aliento, del Alma, de la Comunión o del Todo inmortal. Pero ¿qué pasa cuando “morimos”, cuando se desintegra el soporte “material” que sostiene nuestra conciencia, emociones y memoria? No sé qué decir, pero creo que no es el fin de nuestra vida, sino su pascua o paso a la Plenitud que somos, a la anchura de la Vida, del Corazón o de la Memoria Infinita que también llamamos “Dios”.

Creo que Jesús resucitó no “después” de su muerte, sino en toda su vida, incluida su muerte. La vida buena de Jesús resucitaba en la plenitud eterna de “Dios” cuando curaba enfermos devolviéndoles la confianza vital, cuando compartía la mesa con los excluidos por la religión, cuando proclamaba dichosos a los pobres campesinos y pescadores de Galilea –dichosos porque iban a dejar de ser miserables–, cuando contaba parábolas que llamaban a la misericordia y provocaban sorpresa, cuando subvertía las jerarquías y consagraba la fraternidad. Jesús resucitó en su vida, y cuando por su vida le condenaron a morir en la cruz, entonces acabó de resucitar.

Creo que sus discípulos –sobre todo sus discípulas– volvieron a creer en él y a seguirle por la misma razón por la que habían creído en él y le habían seguido en vida: porque vieron en él al profeta de la vida liberada. Se les fueron abriendo los ojos de nuevo y al profeta de la vida le confesaron mártir viviente. Creo que para creer en el Viviente no hacen falta sepulcros vacíos, ni ángeles ni apariciones milagrosas pues todo está animado por el Ángel de la Vida, todo es milagro, todos los sepulcros están vacíos de ausencia, llenos de presencia buena, de la Gracia de ser que Jesús vivió. Solo es necesario que se abran el corazón y los ojos para palpar la Vida en todas las manos y pies heridos, en todo lo que es y palpita: el caminante anónimo, el inmigrante expulsado, la mujer maltratada, el anciano o el niño desgraciado, el parado de larga duración. Y en la humilde piedra del camino, o en el petirrojo que sigue cantando junto al Narrondo después de anochecer, y vuelve a cantar antes del amanecer.

Creo que la Presencia de la Compasión nos sale al paso en cada paso, nos llama por nuestro nombre y nos dice al corazón: “Amiga, amigo, no temas. Confía y vive”.

(Publicado en DEIA y en los periódicos del Grupo NOTICIAS)

Para orar. POR QUÉ CANTAMOS

Si cada hora viene con su muerte,
si el tiempo es una cueva de ladrones,
los aires ya no son los buenos aires,
la vida es nada más que un blanco móvil…
usted preguntará por qué cantamos.
Si nuestros bravos se quedan sin abrazo,
la patria se nos muere de tristeza,
y el corazón del hombre se hace añicos,
antes aún que explote la vergüenza…
usted preguntará por qué cantamos.
Si estamos lejos como un horizonte,
si allá quedaron árboles y cielo,
si cada noche es siempre alguna ausencia,
y cada despertar un desencuentro…
usted preguntará por qué cantamos.
Cantamos porque el río está sonando,
y cuando suena el río, suena el río.
Cantamos porque el cruel no tiene nombre,
y en cambio tiene nombre su destino.
Cantamos porque el niño, y porque todo,
y porque algún futuro, y porque el pueblo.
Cantamos porque los sobrevivientes
y nuestros muertos, quieren que cantemos.
Cantamos porque el grito no es bastante,
y no es bastante el llanto ni la bronca.
Cantamos porque creemos en la gente
y porque venceremos la derrota.
Cantamos porque el sol nos reconoce,
y porque el campo huele a primavera,
y porque en este tallo, en aquel fruto,
cada pregunta tiene su respuesta.
Cantamos porque llueve sobre el surco
y somos militantes de la vida,
y porque no podemos ni queremos,
dejar que la canción se haga ceniza.
(Mario Benedetti)

23 comentarios

  • Santiago

    LO ESENCIAL de lo que la Iglesia enseña se encuentra en la Doctrina de los Apóstoles….Ya la Didajé (Siglo I,-año 70) es una síntesis de la doctrina de Jesus transmitida a los Apóstoles…Por eso la Iglesia Católica es Apostólica…porque los Apóstoles recibieron el encargo de transmitir el mensaje de Jesus…Enseña pues lo que es la cultura de la vida y de la muerte. Instruye como bautizar, confesar los pecados, orar y celebrar la Eucaristía. Regula los deberes de la comunidad sobre los maestros, los apóstoles y los profetas. Enseña la obligacion de participar en el sacrificio de la eucaristía, la eleccion de los líderes de la comunidad y la necesidad de mantener la paz de la Iglesia. Finalmente predice la Segunda venida de Cristo. El “nuevo” ofertorio de la Misa del Vaticano II casi esta copiado exactamente de la Didajé. La Iglesia preservó la doctrina de Jesus en su esencia y la ha enseñado -no como doctrina propia- sino como doctrina de Jesus…que mandó a sus discipulos a predicarla haciendo todo lo que el había ordenado…Nada puede cambiar la Iglesia en lo que pertenece a la Revelacion de Jesus…La exégesis pues de la Iglesia -y por tanto de los católicos-está en lo que mandó Jesus a su Iglesia…y esta no fue otra que la Iglesia Católica desde el siglo I hasta el siglo XXI….Esto es evidente y es históricamente demostrable…Lo que pertenece a la disciplina de la Iglesia y a las cuestiones opinables, es por supuesto cambiable….Pero lo que pertenece a la Revelacion de Jesus no es posible cambiarlo….Pertenece al depósito de la fe…y esta es la fe de la Iglesia…de fe divina revelada por Jesus….que no es susceptible de mutacion alguna….

    Por eso, toda la exégesis que se aparte del pensamiento de Jesus y de su Iglesia Apostólica, no es exégesis católica..Podrá ser otra cosa…otro cristianismo pero no es apostólica..ya que la verdadera esencia de la Iglesia es la visión cristiana de los Apóstoles….Por eso, leyendo el Catecismo de la Iglesia estamos leyendo la doctrina de los Apostoles y de los Padres Apostólicos como S. Justino, S. Policarpo, S. Ignacio de Antioquía, S. Ireneo etc…Estos continuaron y preservaron el verdadero pensamiento de Cristo…que es teológico, escatológico y sacramental….pues la Iglesia tiene estas características….es la misma que la de los Apóstoles

    Pero si no creemos en Cristo como Dios…si no creemos en nada sobrenatural y espiritual…si no creemos en la Iglesia…ni la del siglo I, ni la del siglo XXI entonces estamos construyendo “otra” Iglesia, pero no la Iglesia de Cristo…puesto que la Iglesia de Cristo se basa en la Doctrina de los Apóstoles…resumida en la Escritura, en el Credo…y en el magisterio vivo de la Iglesia…por deseo del mismo Jesucristo…que ordenó hacer todo lo que El les había enseñado a sus discipulos mas cercanos….

    Agradezco vuestros comentarios y respeto vuestras creencias y opiniones No podemos basarnos en nuestras comunidades meramente locales o el pensamiento que está de moda por donde vivimos…Sin embargo, la Iglesia Universal sigue unida e la doctrina de los apóstoles..que es la mejor garantía de su autenticidad y genuinidad…De ellos hemos recibido la verdadera doctrina…Y no podemos fabricarnos otra…

    un saludo cordial    de Santiago Hernández.

  • m. pilar

    Santiago solo una pregunta:

    ¿Donde encuentra Vd. en todo lo que nos repite hasta la saciedad, sin poner un mínimo de Vida; el Espíritu que Jesús nos dejó… JESÚS… sin añadidos… díganos donde?

    No lo que dicen otros… Lo que Jesús dijo y vivió y por lo cual…

    ¡¡¡Le mataron-asesinaron!!!

    ¿Dónde?

    El camino se hace (la vida) caminando-viviendo su Proyecto, no el montaje que esta santa iglesia (para Vd.) nos está vendiendo desde que entro en ella la realeza:

    ¡De este mundo!

    Porque este mundo:

    ¡No vive desde el Espíritu de Jesús!
     

    Por eso funciona como funciona… solo “viven” (para mí de manera muy injusta) los poderosos y entre ellos los que se llaman católicos apostólicos romanos.
    El resto, soporta toda la carga de la explotación de estos.
     
    El espíritu cristiano… ¡Es otra cosa! que de verdad donde se vive:

    ¡Se nota en todos los sentidos!

    No solo en la calidad de vida, sino de manera especial en su interioridad profunda y enamorada de cuanto nos dejó.

    Claro que cada cual sigue el camino que entienda es mejor; pero no “vendamos” lo que no es.

    No pasará  mucho tiempo… si algo o alguien con gran valor… no pone los puntos sobre la íes… o solita desaparecerá de la faz de la tierra, o quedará como otro montaje enmascarado de fe a… ¿?
     
    Recuerde la mala vida que tuvieron que soportar los Profetas, por causa de la adulteración del Mensaje… Jesús lo dijo bien clarito…
    mª pilar

  • ana rodrigo

    Perdona, Santiago, pero la doctrina de la Iglesia no reside en la revelación de Dios. La doctrina de la Iglesia la han hecho hombres, hombres de la Institución, es decir la Iglesia-Institución, es decir con exclusión de las mujeres tan importantes en la vida de Jesús.
     
    Y pones como ejemplo, nada más y nada menos, el Catecismo de 1992 en el que se aceptaba la pena de muerte en un supuesto, aunque, creo, que después, por la presión social, lo quitaron. ¡Qué fuerte considerar este catecismo como el compendio de lo que debería ser la actualización del mensaje evangélico!
     
    Y, yendo más atrás, en una carta de San Pablo se dice que las mujeres se callen en la asamblea, uf!, y que se sometan a su marido, uf,uf,uf!!!!
     
    Por Dios, Santiago, que además de tu manera de ser tan respetuoso con quienes discrepamos de ti, creo que eres un hombre inteligente, capaz de estudiar algo de exégesis y de hermenéutica para liberarte de la literalidad de la Escritura y de la sumisión  ciega a la Institución.
     
    Y sobre lo que tú consideras enemigos de la Iglesia habría mucho de qué hablar…

  • Santiago

    PERO curiosamente los “corruptos” dentro de la Iglesia….los que practican el mal desde “dentro”,ya que han dejado de “creer”,…     los  que han abandonado a Cristo en pos del poder del dinero y de los placeres, los que se han infiltrado en Ella con el único propósito de destruir “ésta” Iglesia internamente,…no han podido, ni podrán, destruirla….Porque el poder de la Iglesia….no reside en el dinero ni en la gloria del mundo…sino que es de naturaleza espiritual…por eso Stalin no podía entender que la Iglesia pudiera  significar “algo” en el mundo, sin poseer una verdadera organización estructurada en “legiones” militares…

    PERO la doctrina de la Iglesia reside en la Revelación misma de Cristo…es decir, lo que los Apóstoles predicaron de palabra….y lo que los Evangelistas discípulos pusieron por escrito…..
    No hay alteración, manipulación escondida en el oro y poder de sus representantes….Jesucristo mandó a que “guardáramos” los 10 mandamientos si queremos entrar en “la vida” (Mt. 19,16-30; Mc. 10,17-31; Lc. 18,18-30), no vino pues a “destruir” la Ley sino a “perfeccionarla”…a darle su verdadero sentido…a darle su verdadero “espíritu”…

    La Iglesia predica y presenta la tradición oral….la Escritura…el Credo….El que lea el Catecismo de la Iglesia Católica, publicado tan recientemente  el 11 de octubre de 1992, está leyendo la exposición de la fe de la Iglesia contenida en la Sagrada Escritura y la Tradición y la Doctrina de los Apóstoles,que es la esencia misma de la predicación de Cristo..tal como lo creían y lo practicaban los “primeros cristianos” los cuales “perseveraban asiduamente en la doctrina de los Apóstoles y en la comunión (entre los hermanos), en la fracción del pan (la Eucaristía) y en las oraciones…..asiduos en asistir al templo y partiendo el pan (eucarístico) en sus casas, lo tomaban con regocijo y sencillez de corazón, alabando a Dios y hallando favor con el pueblo” (Hechos 2, 42-47) (los paréntesis y lo que contienen son míos)

    Esta misma Iglesia..”que asistía asiduamente al templo…y que perseveraba en la comunión eucarística”..en el siglo I, es la que en el siglo XXI nos expone la esencia de la misma doctrina….que es la de Cristo….No ha habido ni corrupción, ni alteración, ni manipulación de ella…Está escrita en síntesis en el Catecismo…y cualquiera puede comprobar que está contenida tambien en la Escritura…..puesto que tambien Jesus mandó  a sus discípulos a bautizar, a celebrar la Eucaristía, perdonar pecados, ungir con óleo, expulsar demonios, santificar el matrimonio y “pescar seres humanos”….

    La vida verdadera solo está en Cristo y por tanto en su Iglesia….Esta Iglesia es la Iglesia Católica en la cual todos hemos nacido..y hemos vivido…por lo menos la gran mayoría de nosotros….la misma que existió en la Edad Media cuando Martín Lutero (1521) se separó de Ella…..la misma a la que perteneció Juan XXIII….y la misma que estamos viviendo hoy en día con Francisco..

    Los “corruptos” no cuentan….tambien ellos desaparecerán en el tiempo…pero la Iglesia persistirá….Su doctrina permanecerá…..esta doctrina es la de Jesucristo…que fue crucificado…pero que venció a la tumba y a la muerte….Por eso, existe la promesa para los que siguen a Jesus…de que tambien resucitaremos con El….a la vida…..

    Mientras tanto el “bla bla bla” sigue….Por lo menos yo me disculpo y me he disculpado….pero el mío se queda a veces “pálido” ante el de otros hermanos de por aquí que escriben “largo y tendido”…Lo bueno es que existe la libertad para no leerlo    …o curiosidad para rebatir…o para coincidir….con el…

    cordial de Santiago Hernández

  • m. pilar

    Siempre igual, intentando aclarar aquello que no tiene explicación posible.

    Lo que Jesús de Nazaret nos dejó, ha sido burdamente alterado, manipulado, escondido entre todo el oro y poder de sus representantes, sean quienes sean.

    ¡¡¡Por supuesto que el Pueblo de Dios no es solo la iglesia poder!!!

    En la diáspora, siguen caminando sin descanso, todas las personas de ¡¡¡Buena voluntad!!! que sí intentan vivir su hermoso Proyecto.

    Y son precisamente esas personas las que siguen manteniendo con sus vidas… y sus muertes:

    ¡Lo que Él nos dejó!

    Lo demás es un:
    ¡Blabla, blabla, blabla, sin solución posible, si no se convierten y vuelven a entrar por la puerta pequeña!

    Le moleste a quien le moleste, solo donde se sigue dando ¡Vida! ahí seguirá vivo y en camino su Espíritu.

    mª pilar

  • Santiago

    PERO ya sabemos que la Iglesia NO es la Curia Romana, ni los Papa Medicis, ni los antipapas de la Edad Media, ni el Banco Vaticano, ni los sacerdotes pederastas….CREER que esa es la Iglesia es un gran error mental….Por supuesto, si esa fuera mi creencia, yo ya no estaría en la Iglesia, ni por asomo..

    Pero la Iglesia NO es exclusivamente, ni esencialmente, la institución humana….Los errores de los miembros que liderean la institución no definen a la Iglesia….que en esencia está por encima de los defectos y pecados de ellos…Esto lo saben hasta los que van al parvulario…No es dificil sacar la conclusión que la medicina no deja de ser la ciencia que cura porque haya MUCHOS médicos malos, que ejerzan la profesión sin ninguna ética y que cometan graves errores con graves consecuencias….Que los hay, los hay….Sin embargo, nadie quiere -lógicamente- suprimir la MEDICINA…puesto el que existan estas cosas es propio de la condicion humana…pero el “arte” medico es casi divino…y se ha instituído para curar los cuerpos…cosa necesaria….y nada discutible…

    Pero se quiere suprimir, combatir, y destruir la Iglesia….por nosotros mismos que somos sus hijos que hemos sido los beneficiados de sus múltiples bienes..que hemos sido enseñados por ELLA….que hemos sido bendecidos por ELLA…que hemos nacido dentro de ELLA….con la EXCUSA de la corrupción de sus miembros….Eso si que merece nuestra consideración para ponderar hasta donde ha llegado en el siglo XXI nuestra ceguera espiritual y nuestra profunda ignorancia en materia religiosa….cosa difícil de explicar….
    PERO la corrupcion de sus miembros….no invalida el carisma impreso a su Iglesia por el mismo Cristo….que se rodeó desde el principio de gente del pueblo con muchos defectos pero principalmente para el MINISTERIO….sabiendo Jesus que -a pesar de sus defectos y pecados-  sus propios discípulos serían incapaces de DESTRUIRLA en el devenir de los siglos, porque llevaba en Ella el carisma de Cristo, la VERDAD….Ni  papas escandalosos como Alejandro VI, Julio II etc, ni como Benedicto IX que reinó 3 veces de manera irregular….ni los antipapas….ni los reyes….ni los emperadores….ni Hitler, ni Stalin, ni Lenin,…ni los obispos arrianos….ni los jansenistas….ni los modernistas…..han hecho ni siquiera “mella” en la Iglesia sacramental…
    Esta permanece en la Revelación de Jesus que comenzó con EL, fue predicada oralmente por los Apóstoles, preservada por escrito por los Evangelistas discípulos de la Palabra de Jesus….y transmitida y mantenida al día por el auténtico magisterio de la verdadera Iglesia que es el Pueblo de Dios, que se compone de clérigos y laicos…..Este sensus  fidei y sensus fidelium es al que se refiere Juan XXIII cuando confía al Vaticano II la renovación, el aggiornamiento, de la Iglesia….para abrir las puertas de nuevo para que los que quieran entrar en Ella, lo hagan….

    Por otro lado, no es verdad que TODO ha sido corrupción..Es todo lo contrario…Ahi está las estupendas personalidades de los que siguieron a Cristo DENTRO de la Iglesia, ahi están reyes como Luis de Francia y pobres como Martin de Porres, santos dentro de la Iglesia,  que testifican con su vida que el seguimiento de Cristo está en el enfoque que le demos a nuestra situación existencial…puesto que riqueza o pobreza, salud o enfermedad, belleza o fealdad son puros medios…no FINES en si mismos….Dios mira nuestra intención y la pureza de nuestro corazón, y nuestro grado de ignorancia o conocimiento….y los medios que ponemos para acercarnos a Cristo, sin mirar raza, posicion social, etnicidad, posesiones….con tal que lo usemos para EL BIEN…

    Por lo demas, como INSTITUCION la Iglesia fue indispensable para salvar al mundo de la barbarie y de la incultura…Fue una luz en la oscuridad del mundo de entonces….Asi los monjes en los monasterios no solamente copiaban la Biblia sino educaron a la población en las artes practicas como agricultura, industria ganadera, equina, de las abejas, del salmon etc. etc., fueron consejeros en nuevas tecnicas, ejercian activamente las obras de caridad con los enfermos y peregrinos….fueron NOTABLES copistas y maestros caligraficos para generaciones de discipulos…Se preservaron innumerables manuscritos que se hubieran perdido sin ellos…Crearon escuelas monásticas donde se enseñaba gratis las artes y ciencias de aquel entonces..Preservaron la cultura.

    La Iglesia Institución por otro lado creo la “importante”  Universidad…..tanto las letras y las ciencias y su desarrollo que han llegado hasta nosotros fue por un auspicio que iniciaba la Iglesia Institución…….De hecho la Arquitectura, y las ciencias en general fueron promovidas por la Iglesia directamente…Como la Ley Canonica fue el modelo para la codificación del Derecho en General…y es sabido que el padre Francisco de Vitoria sentó las bases para el desarrollo del Derecho Internacional…LEGIONES son los institutos religiosos que la Iglesia dedicó a las obras de caridad de todo tipo…Una de las últimas fue la dedicacion de la Iglesia al cuidado de los enfermos de SIDA particularmente en Africa…`Pero al principio del cristianismo la “caridad” de la Iglesia fue única…ya que a los enfermos, como a los leprosos, se les dejaba solos….había muy poca compasion…ésta fue introducida por Cristo en el Evangelio…y continuada por la insitución eclesiástica…La Iglesia promovió y predicó la moral de los 10 mandamientos del Decálogo…y con  ello contribuyo a elevar la condicion de animalidad irracional del mundo…a la dignidad del cuerpo humano….que Juan Pablo II resumió en su Teología del Cuerpo….

    Creo que aburriría sobremanera a los que tienen la paciencia de leerme si sigo enumerando lo que la Iglesia Católica ha significado para nuestro mundo, desde el Siglo I hasta el presente….Podrían editarse y re-editarse volumenes y mas volumenes…por miles de millones

    Que hayan personas que lo quieran negar, sin duda alguna…La Iglesia molesta, molesta a sus vidas…Tambien he mencionado que niegan que Cristo existió….o que el Holocausto ocurrió….Todo se puede negar…y tratar de destruir

    Quizas los mas dificil es aceptar el mandamiento de amor de Dios correctamente y en su verdadera acepción…que no solo es decir “te amo Señor”…sino seguir los mandamientos….es decir, “negarme a mi mismo”….amar a Dios sobre todo…sacrificarme por mi projimo…ni deshonrar a mis padres y familiares, ni matar, ni odiar, ni fornicar, ni mentir, ni calumniar, ni codiciar…ni ser insoportable para otros…Reconocer el derecho de los demas, y que el mío termina cuando comienza el de mi prójimo….Ya que amar es acción y es praxis….negativa y positiva al mismo tiempo..

    Me disculpo por la extensión…..agradezco vuestra benevolencia..

    saludos cordiales   de Santiago Hernández
       

  • ana rodrigo

    Mi querido Santiago, ¡vaya encaje de bolillos que has hecho con una serie de afirmaciones y creencias! Rebatirlas una a una por mi parte sería objeto de otro taller.
     
    Solamente digo que el descrédito del Cristianismo no es cosa de enemigos del mismo, éstos podrán criticarla o rechazarla, pero el descrédito lo ha gestionado día a día, año a año y siglo a siglo la Iglesia, ella solita. Solamente un dato: en España Iglesia es la que posee más bienes y patrimonio después del Estado, que, quizá después de la crisis y con la venta de inmuebles por parte del Estado, quede ella encabezando la lista de la institución más rica de España. Como ves, con este y otra cantidad de conductas ajenas a la ética y al evangelio, el cristianismo no necesita enemigos.

  • Santiago

    NO me ofende ningun comentario que rebata ni el mío, ni doctrina alguna….Sin embargo, la REVELACIÓN es una sola….como Dios es uno..por eso nosotros nos alejamos del “politeísmo” puesto que Dios quiso dejarnos saber, que a pesar de su dinámica relacional íntima que es plural, la naturaleza divina es UNA….

    PERO sería absurdo, verdaderamente, pensar que Dios, que creó un mundo tan diverso…con una variedad casi infinitas de entes y formas…quiera y desee la uniformidad absoluta en todo ….pero es todo lo contrario, la libertad de la creación se expresa en múltiples variaciones, colores, y formas….

    Por eso, no hay contradicción alguna en lo que enseña Cristo: “Yo soy el camino”….El es el único camino hacia el Padre…y nadie puede ir al Padre sino a traves de EL…porque una cosa es que haya un SOLO camino y otra que exista una sola manera y forma de llegar hasta el….Puedo “llegar al camino” a traves de diferentes maneras..Y asi están en este camino no solo los católicos que siguen las enseñanzas  del Evangelio, sino todos los que buscan la verdad….con sinceridad de corazón…puesto que LA VERDAD se identifica tambien con Jesus, que no solo ES “el camino”, sino tambien “LA VERDAD y la vida”….

    Cuando la Iglesia habla de que fuera de ELLA “no hay salvación”, está hablando tambien afirmativamente….se refiere pues a que ELLA conduce al camino verdadero, a Jesus, pues se puede pertenecer a la Iglesia no solamente “de hecho” estando dentro del cuerpo y el alma de la Iglesia, sino que tambien se puede pertenecer a ella simplemente en la búsqueda de lo que conduce al bien….en el “deseo”…ya que el deseo ya implica el querer el bien..pues es el bien…. el que busca tambien la Iglesia, como Pueblo de Dios… 

    Por tanto, no es cierto que el cristianismo fuera una “carambola histórica” fruto del espejismo y capricho del emperador Constantino…Constantino no fue “la causa”, sino “la ocasión” y el instrumento de su esparcimiento…
    El cristianismo verdadero, “como sacramento” jamas pudo imponerse por la fuerza…Ni siquiera los emperadores romanos y los reyes mas católicos pudieron imponer una religión totalmente “contra-cultural” que predicaba la “negación de si mismo” como norma de conducta, la pureza no solo en la accion, sino en el pensamiento y en el deseo….la obediencia a Dios, (excluyendo tambien la del emperador), antes que a los seres humanos…la castidad como ejemplo de control de lo instintos….la completa entrega de la voluntad propia a la voluntad del Padre…la mortificacion de los sentidos contra el hedonismo del mundo como un medio ascético normal….Y por supuesto NO habrían existido tampoco personas que hubieran llegado a poner en práctica esta “doctrina anti-natural”, si no hubiera habido un convencimiento interior libre y soberano producto de la iluminacion interior de la gracia divina…en la que “el emperador” ni siquiera podía atisbar, ni sospechar….De hecho, el martirio y la confesión de la fe cristiana, particularmente católica, son actos libres…que han existido desde el siglo I…y que todavía tenemos en el siglo XXI para “crédito” del cristianismo…

    Por eso el “descrédito” del cristianismo solamente ha sido creado por los enemigos de Cristo….que intentan (y han intentado) abolir su doctrina y su identidad lo que implica una “cultura distinta” a la del mundo….al que ven como un competidor en “el poder”…..puesto que Cristo es verdadero Dios….está por encima de nosotros ,aunque -por su naturaleza humana- es tambien nuestro hermano..Y Dios nos dio el ser…no fuimos nosotros Dios, sino que “otro”, que poseía en si la existencia, tuvo que pensar en traernos a esta vida….

    El centralismo de la salvación reside ÚNICAMENTE en Dios mismo, centro de la historia…La voluntad salvífica de Dios es Universal…como su Revelación….pero es incluyente, tanto para los que por la fe hemos creído en la realidad y validez de Jesus, como Hijo de Dios, como para los que le buscan todavía de buena voluntad esta misma VERDAD

    un saludo cordial de Santiago Hernández   

     

  • m. pilar

    ¡Creo en la vida!… porque en ella estamos viviendo cada instante de  ella.
     

    ¡Creo en la vida!… porque mientras estamos en camino la hacemos posible.
     

    ¡Creo en la vida!… porque está en lo más profundo de mí ser, la capacidad de elegir cómo quiero vivirla, dándola en todo aquello que me rodea… o tristemente quitándola por el solo placer de dejarme gobernar por los peores espíritus que pueden (si yo quiero) entrar en mí y programar  todo cuanto hago.
     

    Eso hace posible todo el mal que existe en el mundo; mientras unos pocos desenfrenados en deseos, hechos, acciones, por su mal hacer; muchas personas sufren de manera horrible.
     

    ¡Creo en la vida!…
    porque me ofrece la oportunidad de formar parte activa de la creación, amándola, respetándola, cuidándola, descubriéndola,  y así hacer posible que cada día siga recreándose con el don entregado a cada ser humano que nace.
     

    Creo que al terminar nuestro camino y nuestro cuerpo nos abandona, volvemos a la esencia de donde salimos y volvemos a ser parte amada de ese Misterio que nunca conseguimos alcanzar, porque si lo hiciéramos…:
     

    ¡Ya no sería Misterio!

     

    ¿Qué es resucitar aquí y ahora?
    Rememorar, recordar, ansiar, sentir que nuestras entrañas, se conmueven al volver la vista atrás de manera agradecida y profundamente amante, de aquello que nos fue conformando con un deseo desbordante de:
     

    ¡Plenitud!
     

    Jesús vivió su vida en plenitud; y cuantas  personas  desde Él- su espíritu,  nos han precedido dándonos vida;  al…  “atraerlas” de nuevo a nuestra interioridad más profunda,  se convierten en:
     

    ¡Vida Plena!
     

    Que nos llenan nuevamente de fuerza-espíritu, su espíritu, y nos invita a seguir sus pasos, su buen hacer, querer, sentir, a una con Él y a cuantos nos hemos encontrado en el camino de la vida con los mimos deseos, miradas, acciones, decisiones, opciones.
     

    Todo lo demás es parte de ese Hermoso Misterio, que es la misma vida, que se nos ha regalado con capacidades de plenitud.
     

    Si en ello ponemos nuestra meta, deseo trabajo, entrega.

    mª pilar

  • María Luisa Machado B.

    …Y como dice J. Arregi: “ ¿Y qué otra cosa es la fe pascual sino eso: creer en la Vida?”

    …”Creer en la Pascua es una forma de vivir”…
    Nuestro paso por la vida y por la historia,  desde que nacemos hasta que morimos, es nuestra PASCUA…que nos hace “resucitar”, renovando nuestras fuerzas en cada momento…Creo que la presencia de JESÚS, que “aparece” en nuestro CAMINO, como en el de los discípulos de EMAÚS, nos da luces en el conocimiento de su VERDAD y  de su VIDA… y nos invita en cada amanecer a la realización en plenitud de todo lo que es bondad, compasión, misericordia, amor ante quien nos necesita…

    Finalmente, comparto también totalmente, estos párrafos de J. Arregi:

     “Creo que Jesús de  Nazaret …vivió y anunció la gracia y la libertad, fue profeta de la Vida”

    “Creo que Jesús resucitó no “después” de su muerte, sino en toda su vida, incluida su muerte. La vida buena de Jesús resucitaba en la plenitud eterna de “Dios” cuando curaba enfermos devolviéndoles la confianza vital, cuando compartía la mesa con los excluidos por la religión, cuando proclamaba dichosos a los pobres campesinos y pescadores de Galilea –dichosos porque iban a dejar de ser miserables–, cuando contaba parábolas que llamaban a la misericordia y provocaban sorpresa, cuando subvertía las jerarquías y consagraba la fraternidad. Jesús resucitó en su vida, y cuando por su vida le condenaron a morir en la cruz, entonces acabó de resucitar”.

    María Luisa M.B.

  • María Luisa Machado B.

    CREO QUE VIVIR es el vibrar en la CONCIENCIA  del DON y SENTIDO de cada instante  vivido y  presente viviendo…, aún en medio de la rutina, adversidades, dudas e incertidumbres…

    CREO
    que la vida futura, aún no vivida, será la “partitura” de la CANCIÓN de  FE, de AMOR y de ESPERANZA que inspire  en nuestra mente, espíritu y corazón,  la convivencia con el universo, con el/la hermano/a, con las especies y cuerpos inertes de todo tipo…y será un canto armonioso, si cantamos con ARMONÍA, o será disonante, si lo acompañamos con “ruidos estruendosos”…

    CREO
      que no hay vida humana, ni especies, ni  cosas inútiles…Todo  tiene valor en sí mismo, el valor  que le demos con la VIDA…El convivir con TODO y con TOD@S nos forma en la  comprensión de lo que es VIVIR: en el dar y recibir, en el  VIBRAR con: el sentimiento, el amor, el gozo,  la observación y contemplación de la naturaleza,  los dones de cada ser humano que salen a nuestro encuentro convirtiéndose en lecciones de vida, la superación de las dificultades,  el entender que el tiempo histórico que vivimos, es el único y exacto que poseemos para realizarnos y dignificarnos esencialmente como personas, como human@s y como herman@s.

    CREO QUE VIVIR
    es “CONTEMPLAR” lo maravilloso de la plenitud e infinitud de DIOS en el MUNDO, con la inteligencia, el corazón, y el espíritu abiertos,  reconociéndolo, respetándolo y dignificándolo como REY , SEÑOR y HACEDOR de su principal obra: el hombre/mujer…

    CREO QUE VIVIR
    , finalmente, es comprender que cada individualidad ES ÚNICA, pero convive,  forma parte, tiene una razón de SER y  una función que CUMPLIR dentro de  una realidad cosmológica  y de un colectivo social en permanente formación.

    EL HERMOSO TEXTO QUE SIGUE, DE AUTOR ANÓNIMO, RESUME O COMPLEMENTA LO QUE CREO QUE ES VIVIR:

    “Vivir, es vibrar cada instante, ante la emoción de percibir la maravilla de la creación de Dios que nos rodea.

    Vivir, es entender que cada minuto que transcurre no volverá!

    Vivir, es saber dar lo mejor de nosotros, es vibrar en la bondad y llevar a su máxima expresión nuestra capacidad de ser.

    Vivir, es aprender más cada día, es gozar los momentos bellos y desafiarse a sí mismo ante las adversidades.

    Vivir, es amar intensamente a través de una caricia, es escuchar en silencio la palabra del ser amado, es perdonar una ofensa, es sentir la presencia del otro, es besar con amor a quien nos ama.

    Vivir, es contemplar apaciblemente la alegría de un niño, escuchar al adolescente aceptando sus inquietudes sin protestar, acompañar con gratitud la ancianidad en su soledad.

    Vivir, es comprender al amigo ante la adversidad y tener la capacidad de regocijarme ante sus triunfos y realización.

    Vivir es sentir que nuestro existir no fue vano y en la medida en que nos atrevamos a dar lo mejor de nosotros en cada momento, logremos manifestar la grandeza de nuestra alma para amar”.     

     Autor anónimo

    María Luisa M.B.

  • ana rodrigo

    Cuando leo los comentarios de Santiago, creo leer la doctrina de la Iglesia, y, sin querer ofender a Santiago, voy a centrar mi comentario en rebatir dicha doctrina.
     
    El cristianismo, la Iglesia y quienes siguen a pies juntilla su doctrina oficial, ha puesto a Jesús en centro de la salvación de las personas de forma ABSOLUTA. Por muchos siglos mantuvo “fuera de la Iglesia no hay salvación”.
     
     Por muchos siglos que se repita eso de “yo soy EL camino, LA verdad y LA vida” seguirá siendo un absurdo total. Si se le quitase el artículo quedaría como una opción más que tiene el ser humano para salvarse (cada cual puede entender como quiera este término).
     
    Esto y otros aspectos del cristianismo como epicentro de la historia de la salvación, no puede servir para quienes vivieron antes que él o vivieran en otros continentes distintos a las regiones mediterráneas o europeas, por muchos esfuerzos que haya hecho la iglesia con la creación de limbos, misterio o misericordia divina, y cosas semejantes.
     
    El que el cristianismo se universalizase fue una carambola histórica debido a un emperador (que ganó una batalla, muriendo tantísima gente como en todas las guerras y batallas) que, junto a otras  cosas tangenciales,  hizo llegar el cristianismo ya irreconocible, a regiones como América, con la espada, la crueldad, la avaricia y la sinvergonzonería descarada por delante. No digamos las infinitas y sanguinarias guerras de religión, cruzadas, guerras contra musulmanes, turcos, parientes protestantes, etc. etc.
     
    Sí, cierto, que el mensaje sigue ahí (con imprescindibles necesidades arqueológicas), pero sigue, que estas cuestiones históricas fueron cosa de hombres (nunca mejor dicho), pero las gentes que murieron por querer se salvadas, lo que les pasó es que murieron y punto.
     
    ¿Cómo se le puede otorgar un mínimo de racionalidad a este centralismo salvífico de Jesús como EL ÚNICO…?. El cristianismo como tal religión, está históricamente desacreditado, si bien a título individual somos muchas las personas que seguimos pensando que el mensaje original es una opción válida, que, no sólo no hace daño a nadie, sino que es válida para vivir y hacer vivir, pero no es excluyente de otras opciones, religiosas o no.

  • Santiago

    gracias por vuestros comentarios…Yo tambien respeto, no solamente a las personas…sino a sus opiniones….Creo que cada cual tiene derecho a expresar lo que piensa….con tal que no se ofenda a nadie.

    Coincido que tenemos que “abrir el paraguas”…puesto que Jesucristo no excluyó a nadie del camino de la salvación en aquello de “Venid todos a Mi”…por tanto sus palabras no son mera retórica, sino el verdadero sendero….
    Aunque El vivió “en un tiempo” concreto, su PALABRA ha trascendido a traves de los siglos..SU PALABRA tiene, pues, un carisma UNIVERSAL…y ha llegado hasta nosotros…con la misma esencia del mensaje..Por tanto, de lo que se trata es de formularlo en un lenguaje y en forma asequible y comprensible para que lleguen al mundo actual y sean realmente eficaces….
    Sin embargo, nosotros seremos meros catalizadores, pues la conversión del corazón es una gracia que supera nuestras propias fuerzas….La iluminacion de la fe siempre será una gracia….que se nos ofrece a nuestra libertad…..y que los seres humanos de la antiguedad pudieron aceptar o no…de la misma manera que la muchedumbre del siglo XXI puede hacerlo

    Si, pudimos haberlo hecho todo mejor….pudimos hacer que la sencillez del evangelio llegara mas y mas al corazón de la gente….pudimos darnos mas, y trabajar mas…enfatizar mas en lo esencial, que es el amor…..sin olvidar tambien que para lograr toda praxis necesitamos tambien una elevada ética interior…que en nuestro caso debe ser sacramental…para poder “dar” lo que tenemos….No es posible dar bien el amor cristiano si no estamos nosotros convencidos de nuestra fe….y de lo esencial del evangelio….De otra manera, caeremos en contradicciones y en falsedades….

    Sin embargo, aun a pesar de todo, tendremos que luchar con la libertad individual de los seres humanos…..porque tambien está escrito en el profeta: “Te llamé y me rechazaste”
    Sin embargo, la praxis de Jesus no es parcial…es holística….no solamente cubre una parte de la vida…sino toda la problemática existencial del ser humano, que es bastante compleja….Por eso, el famoso psicoanalista aleman Karl Jung, discipulo de Freud, decía que “entre todos mis pacientes que habían pasado la mitad de la vida, no había ninguno en el que problema decisivo no fuera su actitud religiosa”….Puesto que la “angustia vital” existe desde que empezamos a “llorar”, al nacer….y las preguntas existenciales sobre nuestro destino final son inherentes a nuestro ser racional…a pesar de nuestros “bloqueos” y “negaciones” porque éstas son parte de nuestra vida….Para Jung,” el encuentro con la imagen de Dios, es necesario para la salud psíquica”….puesto que nuestro ser es esencialmente espiritual….y es el Espíritu su orientación y meta final..

    Por eso Jung coincidiría con Jesus…..puesto que Jesus penetra profundamente en la vida existencial de sus discipulos….y les dice “no tengáis miedo”…”mi paz os dejo, mi paz os doy”…una paz única …una paz que calma perpetuamente….que produce el verdadero sosiego del espíritu…una paz que calma la angustia de la vida….la angustia de lo desconocido ante la muerte…y de lo que hay mas alla…..Por eso, tampoco podemos vivir de espaldas a nuestros propios problemas espirituales y dudas existenciales…
    El cristianismo proporciona la respuesta…Jesus es la clave….Lo que tenemos es que entenderlo correctamente…..y presentarlo al mundo en TODAS sus dimensiones….No es solamente el perdón lo que necesitamos todos, que nos libre de la culpa….sino afecto…..comprensión….amistad   justicia…..amor…compañía….felicidad…..TODO esto forma parte de nuestra fe, que es el mismo Jesus….y ésta debe y puede desarrollarse lo que perdure nuestro peregrinaje de aquí abajo 

    Un saludo cordial de Santiago Hernández  

  • Asun Poudereux

    Las diferencias que se plantean corresponden a la no literalidad en la lectura “creo en la Vida” y en donde se ponga más el énfasis en el creer o en la Vida.
     
    Porque  el creer se queda soso si se reduce a creencias. Cuando el acento está en las ideas se vive la vida desde la cabeza, totalmente  diferente a vivirla desde la confianza  y el descanso al saborearse y ya sentirse ser vida, la Vida.
     
    Vida la nuestra que se transforma en permanencia, siempre abierta  para vislumbrar la Vida, la plenitud  aquí y ahora.
     
    Jesús se integró en la vida sin hacer fisuras ni separaciones y lo que transmitió fue Vida. Por eso está presente en toda persona que llega a comprender, confiar y vivir como él, en interrelación con todo y todos, sintiéndole vivo, sintiéndose viva, como la Vida plena que Es también en ella.
     
    Animaba a recorrer el camino, la verdad y la vida con confianza pisando tierra y mirando a los ojos a todos los seres humanos reconociéndose en ellos y ofreciéndoles vida digna y plena en confianza, la Vida al alcance de todos y todas, ya aquí y ahora.
     
    Os vuelvo a pegar esto por si  puede interesar. Gracias.
     

    ¿Estamos en tiempo de Evangelio?

  • m. pilar

    ¡¡¡Paciencia Oscar… que pronto llegarás!!!

    ¡¡¡Que alegría sentiros así, extasiados ambos!!!

    Contagiáis vuestra alegría y gozo.

    Ya nos dirás cómo y cuándo llegaste por fin.

    Abrazo.

    pili

  • ana rodrigo

    Querido Santiago, sabes de mi aprecio por tu persona y mi respeto a tu fe tal como la entiendes y la vives. Pero esas afirmaciones que venimos haciendo los cristianos desde hace dos mil años de las palabras atribuidas a Jesús “yo soy el camino, la verdad y la vida”, a poco que le echemos una pizca de racionalidad, haría aguas por todas partes. Jesús vivió unos pocos años en un momento determinado de la historia de la humanidad, por lo que quienes no conocieron ni conocen ni quieren saber nada de Jesús, que son infinitos millones de personas quedarían excluidos de esta apuesta que hace Jesús. Así que algo falla en estas afirmaciones rotundas, redondas y excluyentes.
     
    Habrá que abrir el paraguas de la salvación, no desde el sacrifico de Jesús para el perdón de nuestros pecados (¡¡!!) y la vida eterna, sino para hacer partícipes a todos los seres humanos de salvar todo aquel elemento humano que ayude a mejorar esta vida, que no es otra cosa que lo que hizo Jesús en sus años de vida.
     
    Si las y los cristianos nos hubiésemos tomado en serio esta vida, el ejemplo y el mensaje de Jesús, sin preocuparnos tanto por otra, de la que nada sabemos ni por la que nada podemos hacer, la humanidad ahora mismo viviría de otra manera, ya que en un momento determinado de la historia la Europa cristiana estuvo en casi todos los rincones del mundo, y en vez de la espada y la cruz, pudo haber llevado valores evangélicos, es decir, humanos.
     
    Quizá sea ésta la nueva era que estamos pariendo sin apenas tener conciencia de que­ ocurre a nuestro pesar. Arrimemos nuestro hombro, humanicemos el cristianismo, miremos más a nuestro entorno que al cielo, a nuestros hermanos en vez de a los ángeles y santos, sembremos vida allá por donde pasemos, etc. etc.
     
    A mí las verdades dogmáticas de fuera de este mundo, me aportan poco a mi vida y aportan poco a los problemas reales de la gente. Repito, justamente lo contrario de lo que hizo Jesús que pisaba firmemente este suelo.

  • Santiago

    CREER en la vida no excluye la Resurrección corporal de Jesus….Jesus dice que EL ES “la Resurrección y la vida” misma….o sea que posee El mismo algo que nadie posee por si mismo….EL es, pues, “la vida” ….No es la vida de unos pocos años que terminan en la tumba…sino la “vida eterna”, la perdurable…por eso El decía que el que creía en El “tiene vida eterna” y no moriría…para siempre….no iría a disolverse en el absurdo de la nada…

    Esta es la verdadera controversia sobre Jesus…que ha durado hasta ahora…y que seguirá hasta el fin del mundo….Su afirmación rotunda ante el mundo, que hizo a Caifás “rasgar” sus vestiduras ante la blasfema proclamación de que EL era el verdadero Hijo del Bendito, el verdadero Hijo de Dios, que posee el poder por su naturaleza divina de dar la vida que no se acaba, sino que perdura para siempre…que implica la supervivencia de nuestra identidad real impresa en nuestro espíritu…

    Si Cristo en el siglo I no se hubiera proclamado con sus hechos, con su vida y con sus palabras que el era Dios, jamás su figura hubiera persistido “viva” y en “polémica” constante  hasta el presente siglo…Hubiera sido quizas nada mas que un “predicador profético e itinerante”….Su interés y pervivencia se debe a los hechos que narraron las testigos de su vida, pasión y de su resurrección…

    Esto fue el “escándalo” de los judíos, de los romanos y de los griegos de entonces…y del mundo de hoy….Sin embargo, la verdad resplandece y Jesus es la verdad…que ilumina a su Iglesia desde dentro y desde fuera….Los sistemas humanos desaparecerán, (de hecho ya han desaparecido muchos) pero la verdad que es Jesus mismo, permanecerá, y saltará, en nosotros, hasta la vida eterna…

    No importa que el mundo crea o no crea….Esto no aumenta o disminuye la esencia de la verdad ni un ápice….porque esta es la real estructura de la fe que se nos dio como don gratuito, sin merecerlo y  que es la única luz que nos puede salvar…

    un saludo cordial   de Santiago Hernández 

  • George R Porta

    Oscar: Pinché el envío del comentario que acabo de hacer y no me fijé que había excluido al copiar y pegar el final que había originalmente escrito en Word: Desearte que puedas regresar a casa pronto y bien y agradecerte el link a Nacha Guevara de la que cuento con una pequeña colección de CD’s. Un abrazo cordial.

  • George R Porta

    ¡Hola Ana y Oscar! Saludos cordiales.
     
     
    Sin desear interrumpir vuestra conversación y menos restar importancia a la opinión de Olguita que surgida de la experiencia “será de primera mano” pudiera ser quizás de alguna utilidad echar un vistazo a este sitio mexicano en la Web: http://www.enlacejudio.com/, y más específicamente sobre este tema en ese sitio a la siguiente página:  http://www.enlacejudio.com/2011/08/23/segun-el-judaismo-%C2%BFque-hay-en-el-mas-alla-parte-1/.

  • ana rodrigo

    Pues quizá sea Olguita quien mejor nos podría ilustrar sobre el tema. De momento cito a 1Cor,15,12-20 “Pues si de Cristo se predica que ha resucitado, ¿cómo entre vosotros dicen algunos que no hay resurrección de los muertos? Si la resurrección de los muertos no se da, tampoco Cristo resucitó. Y si Cristo no resucitó, vana es nuestra predicación. Vana nuestra fe”. Etc. etc. Parece que viene a decir que sin la resurrección de Jesús no hay resurrección de los muertos, y sin la resurrección de los muertos no hay resurrección de Cristo. Se habla de que Jesús es la primicia y después de él resucitaremos todos, especialmente en la época de Pablo en la que se tenía la firme convicción de que el fin de los tiempos estaba al llegar.
     
    Por otra parte, cuando en 1Cor, cap. 15 habla de que Jesús se apareció a mucha gente y “y después de a todos, como a un aborto se me apareció a mí”, si ya se había producido la ascensión ¿cómo se le iba a parecer a él como el resucitado? Pablo trataba de justificar que él también era un apóstol (y no era de los doce) y por eso rebusca el argumento para decir que a él también se le apareció, que tiene la misma autoridad que los Doce. Y aquí ya entraríamos en qué tipo de revelación tuvo Pablo y porqué estaba tan convencido de la resurrección física de Jesús.
     
    Y en estos discursos bizantinos ha estado enredada la Iglesia durante dos mil años, impidiéndole ir a lo que supone la pervivencia de Jesús, tal como explica Arregui. Es más fácil evadirnos hacia los cielos que pisar la realidad a la que tenemos que hacer frente y transformar desde los valores del Evangelio.
     
    Sí, ya sé que los puristas pueden aportar infinidad de citas del NT que avalan la tradicional creencia, y dogma intocable, en la resurrección del cuerpo físico de Jesús de entre los muertos. Hay mucho miedo a que se nos tambalee el andamio, como dije ayer. En fin, lo dejo aquí, porque sé que estoy escandalizando a más de uno/a.

    Buen viaje, Oscar.

  • oscar varela

    Hola ana!
     
    1.- ¿Tenían los judíos la “resurrección” dentro de su paradigma crediticio?
     
    Olguita conoce bien ese asunto, entre otras razones, por haber convivido con un judío y sus familiares.
    Preguntale a ella porque creo haberle escuchado decir que los judíos ¡nada de resurrecciones!
     
    2.- Yo no puedo preguntarle a ella porque estoy sin ella en Argentina y:
    * ayer el Bus no salió -ni saldrá hasta el sábado por lo menos,
    * Mi Correo electrónico quedó bloqueado por Yahoo; y lo recuperaré cuando regrese a Chile (el domingo, tal vez)
     
    ¡Voy todavía! … a pata y sin Bus … – Oscar.

  • ana rodrigo

    Buena desmitificación la que hace Arregui sobre la Resurrección de Jesús. Hace tiempo que dejé de entender aquello de Pablo “si Jesús no ha resucitado, vana es nuestra fe”, porque a mí me daba igual que Jesús hubiese resucitado físicamente o no, mientras que su vida y su mensaje sí me ha supuesto un eje vital válido.
     
    Si hacemos un poco de hermenéutica sobre la frase de Pablo, podríamos decir que Pablo, ferviente judío, creía en la resurrección de los muertos y, por tanto, tenía que afirmar que Jesús fuese la primicia, de lo contrario se venía abajo todo el tinglado de su fe judía.
     
    Los Evangelios, y, por tanto, los relatos de la resurrección, se escribieron 30, 40 o más años después de los escritos paulinos. A partir de aquí caben todo tipo de interpretaciones, desde la oficial de la Iglesia como si de un hecho histórico se tratase, hasta la que da Arregui aquí como Jesús el viviente en su legado de salvación de aquello contra lo que él luchó: la enfermedad, el hambre, la falta de compasión, la intolerancia, etc. etc.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Le paso el plumero a tantas extrañas “resurrecciones” teologales
     
    Voy en busca de exiliados y desaparecidos:
     

     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

Deja un comentario