Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 25-11-19, 16:56

Jon Joseba Leonardo (2019-11-25 16:56:58) : Se adjunta un link relativo al Avance de la Encuesta Europea de Valores 2018. Da una idea precisa de la situación del Sistema de Creencias [...]

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5068 Artículos. - 81150 Comentarios.

Desempolvar la ilusión

Iñaki¿No podría esta breve reflexión de Iñaki abrir un hilo en que cada uno fuésemos comunicando estratagemas para surfear la depresión ?

A pesar de estar bien atrapados en el doble fenómeno del letargo y bullicio veraniego, la desilusión está siempre al acecho. Puntualmente, la catástrofe ferroviaria en Santiago supuso un auténtico bajón colectivo, paliado únicamente por las muestras de solidaridad de la buena gente. Si hablamos de microeconomía, es decir, la única economía que nos toca de cerca a la mayoría, la cosa está que arde. No merece la pena repetir, por conocidas, las  calamidades que nos afectan, en mayor o menor medida. Y simultáneamente, los grotescos espectáculos de hipocresía y corrupción, ofrecidos por toda clase de autoridades sean institucionales, políticas, económicas, religiosas, etc., parecen haberse instalado con vocación de perpetuidad.

Y, sin embargo, la vida sigue.  Se ve que hay gente capaz de desempolvar la ilusión, incluso en los calamitosos escenarios de los que solo se libra, aparentemente al menos, la eterna minoría de listillos. Si que había ilusión, alegría y satisfacción, por ejemplo, entre quienes derrocharon solidaridad en Santiago. También la hay dentro de la mayoría de las familias en las que una ayuda mutua generosa está salvando muchas situaciones agónicas. Y entre quienes apoyan desinteresadamente a la diversidad de ONG’s, plataformas de todo tipo, etc. que, en general, hacen un buen trabajo.  ¿Por qué acabaremos siempre, sacando lo mejor de nosotros mismos ante las desgracias, sobre todo ajenas? ¿No podríamos actuar un poquito antes en las que, de un modo u otro, se pueden prevenir sin esperar a oír los lamentos? ¿ Se está haciendo todo lo posible, a todos los niveles, para acabar con la crisis económica de nuestros dolores?

No puedo evitar el hacerme siempre la misma pregunta. ¿Cómo convencer, a las élites acaparadoras de dinero y poder, de las ventajas de frenar su ilimitada  ambición individualista y acercarse al placer inigualable que brota de la solidaridad? Yo les animaría a que no esperen a ver como se nos perfora la úlcera de estómago, al leer las cifras que perciben al año unos cuantos de ellos. Me cuesta entender qué se puede hacer  con uno, dos, cinco y más millones de euros al año, además de aparcar una buena parte en paraísos fiscales. ¡Qué nos lo cuenten, mesedez, por favor, please, a ver si logramos descifrar el enigma del vacío, o mejor, de la insustancialidad del ser, en medio de la abundancia del tener! ¿Podría servirnos de guía la errática trayectoria de la familia real española, por poner un ejemplo?

13 comentarios

  • Javier Pelaez

    La depresión no se surfea,se trata…

  • mª pilar

    Querido Pepe:

    ¡¡¡Gracias una vez más, eres… extraordinario!!!

    Gracias por compartirlo con este grupo que te quiere de verdad y a los tuyos…

    Gracias, por haberme dejado disfrutar de tus vivencias que tanto quiero y tanto me han enseñado.

    ¡No dejes de escribir por favor!
     
    Deja que tus vivencias salgan de tu corazón y escríbelas, seguro que Marco te ayudará.

    ¡Sois geniales toda la familia!

    Un gran abrazo.
    mª pilar
     

  • pepe sala

    Gracias, Ana e Iñaki.
     
    Veo un ATRIO un poco lento, supongo que por la vacaciones de muchos-as comentaristas.
     
    Aprovechando la circunstancia y como forma de pagar vuestras preocupaciones por mi salud ( muy mejorada) os dedico una ” historiuca” que tiene mucha relación con los asuntos de la ILUSION.
     
    Vaya para todos ustedes y disculpen la extensión:
    ——–
    > ” Benedicamus Dómino.
    > Deo Gratias.
    > Laudetur Jesús Christus.
    > Et María Inmaculata.”
    >
    La firme voz del P. Fermín hacía de despertador aquella mañana de junio del año 1965. Los muchachos contestaban mecánicamente y más bien era un somnoliento “¡uuhh!” que la contestación preceptiva que encabeza esta remembranza. Ese día habíamos tenido una hora más de cama porque era el último día del curso.
    >
    Con los ojos medio cerrados me encaminé a los lavabos; el frescor de la mañana empañaba los cristales de la ventana. En el vaho de un cristal pinté con el dedo mi signo preferido con el que intentaba relacionar mis deseos de libertad, un pentagrama con la clave de sol – no exagero si afirmo que “mi signo” fue pintado en todos y cada uno de los cristales del seminario- luego llegaría el sol y con su calor pondría las cosas en su sitio. Aquel día era especial pues cogeríamos el autobús que nos llevaría a casa, a las vacaciones, a la “libertad”, pero antes de ello venia el doloroso deber de las despedidas… La capilla, el sauce, el pino, los compañeros…. El amigo.
    >
    Otra vez estás liado con tus fantasías, Sala; eres incorregible. Has pasado la noche soñando tonterías, no vas a poner los pies en el suelo jamás; intenta retener algo del sueño para que al menos te sirva de algo; puede que te dé resultado si se lo empaquetas al P. Isaac en una redacción a ver si le arrancas un 9; aunque no sé, el sueño de esta noche es tan inverosímil que probablemente no saque mas de un aprobadillo… bueno, yo lo escribo y a lo que salga.
    >
    Estamos en el aula de 4ª curso recogiendo las últimas pertenencias y dando los últimos retoques a los pupitres, pizarra, etc.; el aula está compuesta de tres largas filas de pupitres individuales. El mío es el segundo de la fila de la derecha y José Monje ocupa el mismo lugar en la fila del centro por lo que estamos a la misma altura. ¡Cuántas veces utilizamos esta circunstancia a nuestro favor!.
    >
    > – Sala, me gustaría llevarme tus cuadernos de castellano; ya sé que
    > no se puede, pero como vivo aquí cerca ya me las arreglaré para sacarlos.>
    > – Por mí llévatelos; pero si te pillan yo no quiero saber nada. (Con
    > amigos como yo no necesitas enemigos para nada, Monje.)
    >
    Luego vinieron las despedidas, las promesas de visitas y cartas, los nervios de los adioses y… el batacazo de la realidad: en el verano de ese mismo año una carta escueta llegó a mi casa diciendo que estaba despedido del Seminario por “falta de vocación”.
    >>>>>>>>>>>
    Arremolinadas en mi fantasía comienzan a aparecer una serie de circunstancias un tanto extrañas; aparece en primer lugar una bonita mujer que sin ningún sentido del riesgo se atreve a casarse conmigo y a formar una familia con tres preciosos hijos. Aparecen también unos líos fenomenales con trabajos de fontanero, camionero, albañil, celador… pero esto no tiene ninguna relevancia en mi sueño. Lo que más nítidamente permanecía en mi mente aquella mañana mientras escuchaba el retemblar de las vías cuando pasaba el Talgo de las 8 por el puente de hierro de Viana de Cega era algo así:
    >
    El P. Ramiro había conseguido, por fin, formar su famoso “ejército de Espartanos” y esta milicia estaba dando el pecho en primera línea enfrentado con un sinfín de monstruos infernales a los que parecía imposible batir. >La desigual batalla se estaba librando, extrañamente, en el año 2000, al final del siglo.> El enemigo tenía unas armas que parecían dominarlo todo y no parecía posible encontrar algún resquicio para al menos comenzar la pelea; pero poco conocían aquellos fanfarrones el temple que se adquirió en El Abrojo. Aquellas traducciones de las Catilinarias o de la Ilíada venían a dar su fruto y, como verdaderos Aquiles, comenzaron a construir su “caballo” de guerra. Le llamaban AMYCO y era como un talismán que les servia para todo; por ejemplo, para luchar contra la pobreza (un gran monstruo enemigo), utilizaban la solidaridad, para luchar contra la injusticia utilizaban el AMYCO de la amistad; pero lo más gracioso era que para luchar contra el peor y mas fuerte y monstruoso enemigo, llamado “Televisión”, se inventaron un arma muy antigua, pero muy eficaz, llamada REVISTA. (Así nació la publicación AMYCO y está haciendo verdaderos estragos en las filas enemigas.)
     
    Otro modo de lucha que utilizaba el “ejército espartano” del P. Ramiro era el fomento de la amistad entre quienes habían compartido tantos ratos en El Abrojo. Este modo de luchar desconcertaba sobremanera a sus enemigos, acostumbrados a sus dogmas inamovibles del “tanto tienes tanto vales” o aquel otro que tanto les gusta, “el pez gordo se come al chico”; no entendían cómo los “espartanos” se abrazaban y convivían en igualdad de respeto y cariño lo mismo grandes políticos que pequeños ganaderos; escritores y catedráticos reconocidos con fontaneros y albañiles; jerarquías altísimas con hermanos legos, y todos a su vez en armonía se reunían, cantaban (bastante mal por cierto), comían y bebían y después se decían “¡hasta la próxima!”, deseando que la próxima fuera pronto.
    >
    El sueño terminaba de un modo poco concreto y no seré yo quien ponga un final forzado a un sueño; lo que sí he decidido es formar parte de ese “ejercito” de locos utópicos para intentar poner mi clavo en el caballo de Troya que tanto necesita esta mierda de sociedad liberal.
    >
    En el fomento de la amistad es como he llegado a disfrutar de algo tan hermoso y tan sublime que me tiene tan “ahíto” (como diría el P. Sáez) de felicidad que temo reventar si no lo comparto con alguien:
    >
    Evilio Moran, presidente de Amyco, cansado de mi insistencia en cada reunión por las ganas que yo tenía de volver a ver a mi gran compañero y amigo José Monje, y por medios que desconozco, me proporcionó la dirección y el teléfono de Monje. A la media hora ya le había llamado y al día siguiente le escribí una carta de amigo, de las de antes; fui correspondido generosamente y en nuestras misivas hacíamos votos por vernos cuanto antes. La solución era bien sencilla; la asamblea general de AMYCO estaba cercana; allí estaríamos.>>>>>
    >>
    El abrazo fue emocionante, efusivo y desconcertante: físicamente no nos recocíamos; tampoco hacia falta. Los recuerdos, la timidez perdurable en el tiempo, testigo fiel de un carácter que definía a José Monje; detalles en la remembranza… ¡Qué atragantón de sentimientos revueltos! Después de algunos momentos de nervios, de atropellamientos verbales, de miradas tímidas Monje me dice:
    >

    > -Sala, te traigo algo que creo que te va a gustar.

    >> -Viniendo de ti, estoy seguro de que me va a encantar – contesté,
    > más con la intención de ser amable que por la ilusión que me pudiese hacer
    > un regalo. (no soy muy dado a los mismos).
     
    >
    Abrió su mochila de viaje que traía colgada al hombro y sacó un libro. Este, bien encuadernado, en letras doradas ostenta la inscripción JOSE SALA.

    >
    > -¡No, no puede ser! Monje, no serán…

    >> -Mira a ver lo que es. Tu mismo.>
    >>
     
    Lo son, no es un sueño; son mis cuadernos de 4º curso encuadernados en un libro. Mis trabajos de poesía, redacciones, una novela escrita en el año 1965 cuando aun no habíamos cumplido los 15… y además están las puntuaciones y las correcciones del P. Isaac. Un documento de un valor histórico incalculable para mí y para mis hijos y sobre todo un REENCUENTRO con mi juventud que nunca podré agradecer lo suficiente a quienes lo han hecho posible. A mi amigo José Monje, gracias; a mi AMYCO, muchas gracias y ya sabéis que contáis conmigo para lo que haga falta.
     
    Jomis.
    >

  • Iñaki S:S,

    Kaixo Pepe S.
     
    Espero verte en setiembre, con color de veraneante. Entre que sigues siendo mala hierba, digo yo, y con un traumatólogo particular de la categoría de Marco, seguro que vas a volver a estar como una rosa.
     

  • ana rodrigo

    Pepe Sala, en medio de un cierto “desorden” veraniego visitando familias y demás, no me enteré de tus problemas de salud. Espero que te den solución a tus problemas, que mejore tu salud y que sigas disfrutando de la vida en las pequeñas y en las grandes cosas y, especialmente, personas que te rodean.

  • pepe sala

    Kaixo, Iñaki.
     
    Efectivamente el mes de septiembre suele ser maravilloso en la zona del mar Cantábrico. Las playas ya no están tan abarrotadas de ” domingueros-as”, las mareas son más ricas en pesca para los ” pescadores de agua dulce” y los baños de mar protegen especialmente de los catarros que se avecinan por el invierno. ( es muy aconsejable para la salud bañarse a las últimas horas del día.)
     
    Yo estaré más ” visible”, pero tampoco como en otros años. Tengo cita con el médico de Valdecilla ( neurotraumatólogo) que me hará un ” excaner” ( o algo parecido) para ver si se descubren las causas por las que he pasado tan malos ratos en los meses de Junio y medio Julio. Me quedan algunas secuelas, aunque ya estoy mucho mejor, gracias a mi ” trumatólogo particular” ( Marco) que me mete unas palizas enormes en las playas de Somo-Loredo. Ya vamos por los 16 kilómetros andando descalzos por la orilla del mar y caminando, a ratos , por dentro del agua.  Santo remedio, aconsejable para cualquiera que tenga problemas de circulación, tendones, varices, ABURRIMIENTO POR EL SEDENTARISMO…
     
    Volviendo al tema del hilo, incido en la importancia de la IMAGINACION. ( En esto estoy de acuerdo con ésa ” pareja” de amigos de Oscar Varela. Ortega y Gaset reconoce una importancia fundamental a la imaginación. Tanto que la antepone en importancia a la inteligencia y la define como indispensable para conseguir la herramienta que nos diferencia de los animales: LA TECNICA.)
     
    Mi neurona no sabe distinguir muy bien entre ILUSION  E IMAGINACION; pero mi instinto me dice que una potencia a la otra y ambas son muy recomendables para ir subiendo la cuesta que, cada vez se nos pone más empinada. Yo no sería capaz de vivir ( decentemente, se entiende) inmerso en la jodida realidad de lo que me rodea. Necesito ESCAPAR de la monotonía y, como tengo mucha práctica, consigo embellecer a mi favor las circunstancias poco bellas que nos ofrece ésta jodida sociedad que nos toca vivir-sufrir. Encima soy capaz de CONTAGIAR a quienes conviven conmigo y, en ocasiones, nos asombramos de lo ” tontos” que somos por disfrutar tanto con tan poco.
     
    Mi reconocimiento también para quienes son capaces de tener la ilusión ( y menuda imaginación que le tienen que echar al asunto) de comerse y beberse a todo un ” dios” que les presenta un prestigitador en una ceremonia que llaman MISA.
    Cada loco con su tema, cada cual utilice su TECNICA para conseguir escalar la cuesta y que cada cual se ILUSIONE como mejor crea conveniente. A poder ser que cada cual se pague sus gastos ” ilusionantes” ( yo me pago las rabas que me zampo con mi hijo en la terraza de la playa) y tengamos la fiesta en PAZ .
     
    “” Si quieren saber, señores,
    dónde reina la alegría.
    En casa del fontanero
    a todas horas del día”…
    ( ésta copla la cantábamos siendo niños, cuando teníamos grandes dificultades para llenar los platos de comida y para poder dormir sin peligro de ser devorados por ratas, pulgas y demás compañías ideseables. De ahí mi experiencia actual para la ILUSION_IMAGINACION.)
     
    Bueno, pues.

  • Iñaki S:S,

    Un placer leerte, amigo Rodrigo Olvera.
    P uede que convencer a los ricos sea tan difícil como…hacer pasar un camello por el ojo de una aguja. ¿Imposible? Quiero pensar que no.
    A mi también me encanta bailar con Leon Gieco, pero me asusta un poco ver tanto uniforme militar y caras tapadas en el link que nos envias. La tentación de recurrir a las armas es siempre tan fuerte que, incluso en nuestra querida y privilegiada  Euskadi, caímos en ella. Ahora nos cuesta dios y ayuda cerrar las heridas. Imposible ponerse de acuerdo en el relato de la Memoria Histórica de los últimos ochenta años (1933-2013).

  • Iñaki S:S,

    Kaixo Pepe S.
     
    Entre tanta elucubración, la mejor fórmula para volver a poner los pies en la tierra es leer tus historiucas, tan llenas siempre de humanidad. Adivino tu sonrisa pícara según las vas escribiendo.
    Me alegra que te hayas recuperado y espero que no seas tan caro de ver, a lo largo del próximo  septiembre. Bonito mes, a caballo entre un verano que agoniza y un otoño que despierta y nos ofrece sus propios  encantos.

  • ana rodrigo

    El término ilusión siempre nos refiere a una actividad personal de tipo subjetivo, y como tal, manipulable a gusto del consumidor. Puede convertirse en un autoengaño, puede ser un resorte positivo, puede convertirse en un proyecto vital, etc.
     
    Y, como nos relata Pepe Sala, con una actitud positiva, cualquier cosa cotidiana puede “hacer ilusión” y hacernos felices, será cuestión de que cada cual se gestione sus ilusiones según sus deseos.
     
    Otra cosa son las circunstancias ajenas nosotr@s y que son objetivas, en ocasiones adversas y que nada podemos hacer por cambiar las cosas.
     
    Todo lo que entra dentro del mundo de la subjetividad, es tan variado como seres humanos hay.

  • Rodrigo Olvera

    Mientras se piense que el asunto se resuelve “convenciendo” a los abusivos que dejen de abusar, el asunto no se resolverá y serguirán abusando. La pregunta es como obligarles a que dejen de abusar. Desde distintas geografías y distintos calendarios, se vienen dando respuestas -con hechos- a dicha pregunta. No como recetas imitables en automático, sino como aprendizajes colectivos a experimentar y adaptar a las circunstancias de cada pueblo en lucha. Y no, no necesariamente mediante medios bélicos. Pero sí, si mediante lucha así sean luchas no violentas
     
    Yo por lo pronto sigo bailando con Leon Gieco
    http://www.youtube.com/watch?v=1Npd4j4zf7Y

  • Sergio Dalbessio

    Este link tiene un par de escrito y videos… a veces uno se deprime porque uno cree que nada se puede hacer, que todo está perdido, te lo digo desde mi experiencia docente y de vivir en la Argentina, dónde intentamos cada algunos años lo mismo, como si nos estrellerámos contra la misma piedra, pero seguimos….espero este link -largo- pero nos muestra que hay muchos seres humanos que seguimos trabajando y saliendo en forma constante y permanente de la depresión….
    http://www.unitedexplanations.org/2013/08/20/revolucionarias-ideas-para-luchar-contra-la-pobreza-que-probablemente-no-conocias/

  • pepe sala

    Otro sistema que a mí me resulta válido: ( Compartir con lo más cercano sin olvidar el horizonte más lejano.)
     
    La semana pasada he estado con mi hijo Marco en las playas del pueblo. Tengo algunos familiares cercanos que no tienen posibilidades económicas para poderse pagar unos días en algún lugar alejado de lo cuotidiano. La monotonía es nefasta, incluso si se desarrolla en Getxo.
     
    Les invitamos a pasar una semanita con nosotros, puesto que la casa permite estar con holgura y está en un lugar de ” moda veraniega”. ( incluso Botín y altos apoltronados políticos nos han invadido la zona.)
     
    Bueno, pues yo no constato que los ricachones invasores disfruten más que nosotros. Una de las señoras invitadas, con los ojos como platos, se asombraba de la belleza del mar, las playas y el entorno de la bahía. Todo gratis, incluidas las hermosísimas puestas de sol , que se hincharon a fotografiar. ( Y no os digo nada cuando probaron las rabas, sentaditos-as en una terraza a pie de playa.)
     
    — ¿¿ Quién quiere irse a Punta Cana teniendo ésto a 90 kilómetros de casa??– decía rebosando de sana satisfacción.
     
    Mi esposa trabajó toda la semana y llegó el Viernes por la tarde para volver el domingo tempranito. ” Quien tenga tienda que la atienda y si no que la venda”.
    Suponiendo que estaría cansada la libré del tinglado casero y la invité a cenar fuera. Un simple plato combinado de 7 euros nos resolvió la posible mala conciencia si gastamos demasiado dinero para nuestra economía de batalla.
     
    Aún me lo recuerda ( esta misma mañana lo saboreaba como si estuviera rumiando una exquisita alfalfa) y, como ésta tarde nos iremos otra vez Marco y yo, me sorprendía con su sencillez :
     
    — Estaré contando los días hasta el Viernes…
     
    — Para tanto da un jodido plato combinado de 7 jodidos euros??– le respondí. Si quieres, este viernes, te espero con mesa preparada con flores y candelabros.
     
    — Prefiero la luna, que es mucho más barata y tiene una luz más insinuante que las velas.
     
    Bueno, pues. Contaremos los días, ” rezaremos” para que salga la luna y nos reiremos de los ricachones que no son capaces de disfrutar ni con una docena de langostas en sus lujosas mesas estilo Punta Cana. Encima estarán protestando por todo como laas cerdas que se dice en mi pueblo:
     
    “” Tienen el cocinu llenu de habas y el berracu encima y todavía gruñen”
     
    Saludos y disfruten ustedes con lo sencillo. Es mucho más hermoso y satisfactorio, si le ponen IMAGINACION a cualquier plato combinado.

  • pepe sala

    Es muy sencillo, amigo Iñaki. La receta es IMAGINACION. ( y buscar el lado positivo en cualquier circunstancia.)
     
    Te cuento mi sistema:
     
    Tengo un amigo que vende cupones de la ONCE. Yo nunca juego a loterías ni nada parecido, pero, mientras le invité a una cañita, me contó que había un premio especial de 20 millones de euros…
     
    —  Joder, pues dame un cupón de ésos. El problema es que cuando me toquen los 20 millones no voy a saber qué hacer con ellos. ( ” no soy pa contalos”- comenté al estilo de mi tierruca.)
     
    Durante medio mes estuve haciendo las cuentas de lo que tenía que hacer con el dinero. El mayor pellizco se lo llevaría hacienda. Luego tendré que cubrir el riñon a mis hijos. Dando una cantidad razonable ( de millonario) a los familiares más cercanos, resultó que a mí me quedaría tan poco que casi era mejor que no me tocaran los 20 millones.
     
    Y… obviamente, no me tocaron; pero:
    QUE ME QUITEN LO BAILAU…
     
    ( Ya me han contado que has estado preocupado por mí. Te lo agradezco como si te hubieran tocado los 20 millones y te hubieras acordado de celebrarlo conmigo ante una buena cazuela de angulas de Aguinaga y una gran cazuela de bacalao al pil-pil.  Un abrazote y ya llegará el invierno para vernos)

Deja un comentario