INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6627 Artículos. - 102742 Comentarios.

La corrupción vaticana

Y, a continuación del anterior, este análisis sobre la corrupción vaticana que nos aporta Jaime Richart en Argenpress. ¡Qué interesa su inicio a partir del Elogio de la Locura que escribió Erasmo a su regreso de una estancia en Roma!

La corrupción vaticana

Jaime Richart (especial para ARGENPRESS.info)

Erasmo de Rotterdam publica en 1511 el ensayo “Stultitiae Laus”, traducido al castellano como “Elogio de la locura”. Inspirado en “De triumpho stultitiae” del italiano Faustino Perisauli, hace un elogio satírico de las supersticiones, de la ceguera y la demencia asociadas, de las prácticas piadosas y corruptas de la Iglesia Católica, así como de la locura de los pedantes (entre los que se incluye el propio Erasmo). El ensayo termina con una sencilla exposición de los verdaderos ideales cristianos. El autor había regresado recientemente de Roma profundamente decepcionado y se había lamentado de la evolución que veía en la Curia Romana…

Aparte del elogio satírico y como tema de fondo que recorre el ensayo, Erasmo atribuye a la facilidad del individuo para engañarse a sí mismo (la estulticia) su capacidad para soportar esta vida descarnada. Yo mismo escribí en 1986 un opúsculo titulado “Elogio de la hipocresía” en el que sostengo que, al igual que el autoengaño hace más soportable a la persona la vida, la hipocresía -la diplomacia degradada- juega un papel esencial para la paz social. Gracias a la hipocresía y al autoengaño la sociedad ha ido distanciándose progresivamente de la caverna y de la horda. El salvaje, ni miente ni engaña. Sin embargo hoy, si el ser humano se engaña a sí mismo para escapar al eventual espanto de su existencia, ya no tolera el engaño ajeno, y menos el de políticos y clerigalla corruptos que mienten al decir solemnemente que están ahí para mirar por su interés…

Lo que nos permite constatar el “Elogio de la locura” es que la corrupción de la Curia no es de hoy: nació corrupta y nunca ha dejado de ser corrupta. Lo que ha sucedido es que a lo largo de los siglos sólo podía saberse algo (y eso entre las castas superiores) por testimonios particulares y aislados que nunca llegaban lejos y apenas salían de los círculos juramentados. Callar, ocultar y disimular quienes estaban y están al tanto de lo que sucedía y sucede intramuros, forma parte de la pompa de sus miembros, incluidos los papas. Sucede allí lo que en todos los círculos de poder, religioso o civil, constituido o fáctico. Pero es que ni un ápice han cambiado las cosas desde los tiempos de Erasmo, por más que la desinformación hoy imposible haya solapado la miseria moral, la estulticia eramista y la depravación vaticanas. Una cosa es que no trascendiera la corrupción, y otra que no existiese. El poder en sí mismo, es corrupto: por acción o por omisión. Y el poder encapsulado en el Vaticano, humano, no es excepción. La honestidad es cosa de miembros aislados a los que el poder mantiene de distintas maneras alejados del foco infeccioso…

Y si digo esto con rotundidad es porque no creo que sea necesario disponer de fuentes más o menos fiables, o tener una dilatada experiencia vital. Basta una natural intuición y un somero conocimiento histórico y antropológico de los grupos humanos que detentan el poder. La mayor parte de la ciudadanía despierta, lo sabe. Nadie de quienes pasan o se hacen pasar por íntegros formando parte del poder, se libra del estigma de la corrupción. Repito, por acción o por omisión. El engaño y el disimulo son los soportes. En todo caso ¿cuánto, de los que estáis leyendo esto y os consideráis íntegros, creéis que podríais durar en los entresijos del poder, de la clase que sea, sin constituiros en azote de la corrupción con fracaso seguro, sin ser destruidos, sin mirar a otra parte -la otra manera ruin de ser corrupto-, o sin huir del poder: lo que ha hecho Ratzinger?

Hay una rendija por donde puede entrar alguna brisa que barra la corrupción. El fenómeno inédito que ha irrumpido en el mundo, modificando profundamente los parámetros del engaño y las posibilidades de desmontarlo: la Internet y las redes sociales que han dado un vuelco al marco y sentido de la sociedad tradicional. El entibado que sostiene el poder empieza a tambalearse, y debido a ello se siente cada vez más inseguro. Y si persiste aquella disposición de siempre del individuo para engañarse a sí mismo, a partir de un cierto nivel de inteligencia ha desaparecido en él la tolerancia a dejarse engañar. Y como todos hemos elevado considerablemente ese nivel informativo e intelectivo individual y colectivamente, quienes desde el poder civil o religioso antes practicaban el ocultismo cerrando los canales de la información para hurtar la verdad a su antojo, hoy día están comprobando que eso ya no les es posible. No obstante, abrasados de codicia o de voluntad de poder, los dirigentes vaticanistas, los dirigentes de las naciones por separado y los prestidigitadores de las finanzas y de la economía mundial siguen apoyándose en la estulticia eramista del ser humano. Por eso aún no se percatan de la enorme fuerza que las masas, sin necesidad de emplear la violencia material, empiezan a cobrar gracias a las modernas tecnologías. Esa fuerza, frente al poder civil, se traduce en la práctica en la protesta sin pausa, en forma de gota malaya, y frente al poder religioso, en la deserción progresiva y masiva de los fieles.

Da la sensación de que empieza un mundo invertido; un mundo en el que los que carecían de verdadero talento se han infiltrado en la política para acaparar “la razón” sin posibilidad, hasta ayer, de respuesta. Pero hoy las redes sociales les van empequeñeciendo cada día, descubriendo poco a poco el hueso sin carne de su estupidez. Cada vez se hace más visible que su “razón” sólo dependía del boato y de la brutalidad de gendarmes y guardaespaldas. Pero la “razón”, ya, es patrimonio de todos y está principalmente del lado de la ciudadanía….

Por todo ello ¿cómo es posible que en estos tiempos no se percaten ni el Vaticano entero ni el papa saliente, de que el lujo y la ostentación de que vienen haciendo gala durante los mil quinientos años que tiene el catolicismo es un insulto a la humanidad doliente, a la humanidad sensible y a la humanidad juiciosa que ya nadie soporta? ¿Cómo pueden extrañarse de que retroceda de manera escandalosa el catolicismo? Y retrocederá más. Retrocederán su pensamiento, los feligreses y las vocaciones. Hasta tal punto que harán absurda o ridícula la institución. Pues, ¿no es ya una certeza cegadora que para creer en Dios, para dialogar con Él y reconfortarse de Él, sobran los intermediarios, el aparato de la Curia y el papado? Tras su ancestral tendencia persecutoria de infieles y tras sus intrigas y maquinaciones seculares dentro de los muros del Vaticano, llegan noticias de corrupción generalizada de varios cardenales y especialmente de los papables italianos… El Vati-sex y la pederastia de sus clérigos son leit motiv de conductas que ya no pueden olvidarse. No es que de repente se sepa que la Curia está corrupta, como ha comprobado el Ratzinger intelectual, es que la Curia siempre lo ha sido.

Concluyamos que efectivamente la estulticia nos permite vivir sin desesperar. Más y mejor que la fe en un ser hipotético supremo. Porque este milenio es el milenio de la “Verdad”. Y aunque seguirán intentando engañarnos, cada día es mayor el desprecio tanto hacia los que detentan el poder político y económico, como hacia el religioso de la Curia vaticana. Está a punto de sentarse en su trono “Petrus Romanus”, el último papa. Y con él llega el final de los tiempos, según uno de sus santos: San Malaquías. Amén.

Jaime Richard es antropólogo y jurista.

22 comentarios

  • h.cadarso

      Mis respetos y consideración a Benedictino, Santiago, Virginia, dentro de las discrepancias que pueda haber entre ustedes y otros participantes en Atrio, y conmigo mismo. A mí, y a muchos, creo yo, nos gustaría que fuese posible y fluido el diálogo y el contraste de opiniones entre ustedes y los demás participantes en Atrio; pero cuando salen a relucir descalificaciones o alusiones a tiempos y dictaduras pasadas y a nuestra posible relación con el pasado, me encuentro incómodo, y comprendo que ustedes se sientan también incómodos, pero me gustaría que intentasen seguir y superar los malos momentos.
      Aprovecho para pedir a todos que intentemos moderar nuestro lenguaje, y al moderador que modere nuestros ímpetus.

  • Javier Renobales Scheifler

    Benedicto se va porque quiere, como Virginia W.

    Entre amigos no nos andamos con caricias melifluas; vamos directos al grano y debatimos a calzón quitado, sin lenguajes de circunvalación. Puede parecer a quien se queda en apariencias que eso es faltar al respeto: no lo es, es buscarse una persona a la otra, aprovechando la función de espejo que tiene el amigo puesto enfrente

     Pues el amigo así ve en mí lo que yo no veo, y a la recíproca. Lo ve y me lo dice, y yo hago lo mismo a mi vez.

    Buscamos enriquecernos, no dañarnos. Pero a veces saltan chispas, y eso puede asustar. Cuando se pasa el susto, uno se siente a gusto en el foro, y no se va. Pero cada uno es libre de irse a otro foro, ultracatólico si es el caso, que no le cree tensión, sin tener que reconocer, en foros ultracatólicos, que en el Estado Vaticano -esencial en el catolicismo hoy por hoy y desde hace ya demasiados siglos- está corrompido de medio a medio hasta el tuétano.

    Y seguirá así, el nuevo papa hará como ratzinger y Wojtyla. Ojalá me equivoque, claro, que una ICR purificada haría mucho bien a la Humanidad: pero purificar la ICR no es posible, a mi modesto modo de ver.

  • Javier Renobales Scheifler

    A ver Santiago,
     
    Intentemos ser un poco objetivos y centrar el asunto; tema del post: ‘la corrupción vaticana’.
     
    Hecho incontrovertido: el papa reúne en su mano todos los poderes, es un monarca absoluto, lo que se llama en el diccionario un dictador.
     
    ¿De quién son esos poderes? Del pueblo (Benedicto ya buscaba al pueblo cuando luchaba en Suiza por la democracia desde el sindicato en el que estaba sindicado)
     
    Si son del pueblo y los tiene todos en su mano el papa ¿Cómo llamamos a esa usurpación de poderes? ¿robo o hurto –según entendamos que se los apropió con violencia o no-? ¿donación del espíritusanto al papa –qué eufemismo y manipulación de dios-?
     
    He ahí la gravísima corrupción vaticana, un botón de muestra de la misma, de efectos muy perjudiciales para el pueblo, como toda dictadura, sea la católica de Franco o la católica de los papas.
     
    Te empeñas (necesitas) amigo Santiago trasladarme a mí tu angustia vital, esa que tú tienes que acallar asegurándote que dios te salvará para toda la eternidad, miedo que te ha metido y mantenido y agrandado tu religión católica, miedo que yo no tengo, pues a mí me no me preocupa en esta vida si hay o no otra después de la muerte.
     
    Mientras que tú te pasas esta vida llamada terrena  preparándote para la otra, haciendo méritos para ganarte el cielo, la salvación en la llamada otra vida.
     
    Benedicto no ha mostrado repugnancia contra la dictadura vaticana, por mucho que haya hablado de defender la democracia desde su sindicación en Suiza. No son compatibles el mantenimiento de una dictadura, la de los papas católicos, y la lucha por la democracia, pues son totalmente contradictorios, a mi modesto modo de ver.
     
    No me resisto a copiar un par de líneas del libro que nos indicó Rodrigo Olvera en Atrio ‘El vuelo de Anteo’ Desclée 2000: “La lucha por la dignidad humana es la razón, y la consecuencia de la lucha por la democracia y por la justicia.  Gracias Rodrigo Olvera.
     
    ¿Entiendes Santiago que la consecuencia de la lucha por la democracia es la lucha por la dignidad humana? Pues la dictadura, también la de los papas católicos, es contraria a la democracia y a la dignidad humana, que ambas van juntas.
     
    Mientras tus papas mantienen su dictadura en la ICR y la siguen imponiendo al pueblo, ni son valientes ni son honrados ni son buenos cristianos, sino actores autores de la corrupción vaticana.

    NO te considero ningún monstruo (mis amigos no lo son), pero sí que te aterra desaparecer al morir, y por esa jodida angustia vital te aferras a ideas/promesa como esta de los evangelios ‘el que cree en mí, no morirá para siempre’, atribuida a Jesús por un evangelista.

    El negocio de la ICR está montado precisamente azuzando/manipulando tu miedo a la muerte, y para ello te infunden el miedo a la que llaman condenación eterna, meramente imaginaria.

    A mí me la trae floja en esta vida si mi muerte será para siempre o no, esa el una diferencia importante en tre tú y yo, amigo. Yo entiendo que somos muy distintios en esto, pero tú no.

  • Santiago

    Benedictino,    gracias por tu intervención que ha sido muy valiente…  Coincido con mucho de tus planteamientos y admiro tu fe y tu lucha por mantenerla, en medio de un mundo que pretende prescindir de su misma raíz y origen. y de todo lo que es sagrado ….Tienes que disculpar las palabras de mi amigo Javier, a quien conozco en este espacio desde hace algunos años y a quien aprecio bastante…En mi opinión el es muy buena persona con un corazón bien grande….pero ha “desplazado”  su angustia vital hacia la Iglesia, generalizando y exagerando los defectos de sus miembros, principalmente los de la jerarquía, en un grado inapropiado y desproporcionado…Su concepción de lo que deben ser los fieles de la Iglesia es demasiado idealista…y se aparta de la realidad….Sus ideas son como bloques y dogmas del que el no es capaz de salir -o quizas no quiera- por ahora…Perjura que no va a cambiar de posición…y esto a veces disturba, sobre todo a los seres humanos que le rodeamos y le apreciamos como persona..pues aunque el nos considera a los creyentes – como nosotros-  prácticamente como “monstruos”, no piensa que en los que creemos en Cristo y en su Iglesia, no hay nada incoherente…todo lo contrario, hay “vida” y abundante…………y que ademas  vivimos la realidad existencial de la misma manera que los no creyentes, pero con algo añadido, que es la presencia de una esperanza trascendente….Todos consituímos una misma humanidad doliente…y todos  necesitamos, unos de otros, en solidaridad común para poder sobrevivir las dificultades que conlleva la existencia cotidiana.
    Tengo la impresión que Javier exagera siempre sus criterios y posiciones con respecto a la Iglesia, quizas por una necesidad íntima y psicológica muy profunda, que solo el -en realidad- conoce. Yo se que el lo sabe….pero no suele hablar de ello. Sin embargo su interés y persistencia sorprende…y da que pensar…¿Es solamente para llamar la atención de todos?¿O es estrictamente personal? ¿O ambas cosas?
    Yo tambien creo -como tu- que un debate ha de ser equilibrado…y que la democracia solamente funciona cuando el diálogo es constructivo y respetuoso…No siempre sucede asi por aqui…Los pareceres son muy diferentes, a veces variados y extremos,  pero el grado de “madurez” ha de medirse por la tolerancia a todas las opiniones, particularmente si no coinciden con las nuestras. Siempre es un reto ante nosotros. Pero el poder ya establecer una comunicacion con el oponente es un triunfo y puede ser enriquecedor para ambos. Es una lástima que te alejes…Sin embargo, yo soy de los que respeto todas las opiniones y trato de lidear con ellas…de la mejor manera posible…aunque yo se que mi amigo Javier no está de acuerdo con lo que acabo de decir….Te deseo lo mejor…..un abrazo    de Santiago Hernández  

  • Javier Renobales Scheifler

    Cuánta manipulación de la idea de dios, Benedicto Fernando.
     
    Y cuánta apariencia de paz, mientras en el mundo la paz escasea para tantísimos.
     
    Son los muertos los que descansan en paz ¿te has dado cuenta? Los vivos reponemos fuerzas y seguimos trabajando. Los privilegiados que tenemos trabajo y no nos refugiamos en la contemplación.
     
    Claro que tu santamadreiglesia pretende que vivimos ‘gimiendo y llorando desterrados en un valle de lágrimas; todavía me resuena el cántico de la salve a la ‘virgen’, en el que se dice ‘a ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando , en este valle de lágrimas. Ea, pues, señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro muéstranos a Jesús …´

    Mira por dónde, ya nos ha salido otra madre, la que llamáis virgen, (que no lo era, tuvo varios hijos). Qué bonito, otra madre para la colección, además esta es madre de dios también, como si fuéramos hermanos de dios, aunque somos hijos de dios, Jesús qué lío, si la ICR es la esposa de Jesús, que es nuestro hermano mayor, es nuestra tía, pero es tu madre …
     
    Quizá te obnubila a ti, peregrino, haber vivido en un paraíso fiscal como Suiza, que se nutre dando cobijo a capitales, que no tienen patria. Así te refugias ahora en una imaginaria madreiglesia, y te crees ya en el ‘camino’ que lleva ‘al encuentro’ de Jesús. Qué bonito.
     
    Pero la cabeza, de tu ICR que tanto te gusta, es un paraíso fiscal, el corrupto Vaticano. Eso no te gusta, y prefieres mirar para otra parte ¿me equivoco? Y así ves por aquí rencores odios, personas sin corazón, sin sentimientos, y similares. Qué privilegio el tuyo, no ser como ellos.
     
     Cuando se adquieren determinados compromisos, no puede uno dedicarse a la vida contemplativa, peregrino. La realidad del prójimo no está en la vida contemplativa, al menos la de los que tengo cerca yo. Así que sigo trabajando por aquí, es mi privilegio de ser un clase media que aún tiene trabajo, por el momento, en medio de tanto parado como hay por aquí.
     
    Te presentas como pobre que no necesita nada, como Francisco de Asís. Bueno, también Wojtyla era presentado como pobre, diciendo que no tenía ningún bien a su nombre: pero tenía todas sus necesidades materiales cubiertas de por vida y a alto nivel, no sólo a tres comidas al día techo y cama, sino como Ratzinger, con sus cuatro sirvientas, otro ‘pobre’. Eso sí que son privilegios, no los míos, Fernando Benedicto. Hay mucho falso pobre en la tan rica ICR.
     
     Cabe mucha hipocresía en esa ‘pobreza’ eclesial, en una iglesia inmensamente rica como la ICR, con todo y ‘contemplativos’. ¿De esa infinidad de inmuebles que tiene la ICR ¿ha vendido alguno para paliar con su importe el hambre y la miseria de alguna gente?
     
    Por el contrario por aquí se va inscribiendo a su nombre en el Registro de la Propiedad chabolas como la mezquita de Córdoba, creo recordar
     
    http://escolar.net/MT/archives/2012/02/compre-la-mezquita-de-cordoba-por-30-euros.html
     
    Los dones del espíritu son inescrutables en la que se hace llamar la santamadreiglesia.
     
    Y esa riqueza corrompe un  montón, Fernando, por eso el título de este post es ‘la corrupción vaticana’, corrupción que tú niegas, me da la impresión.
     
    ¿Qué presupuesto tiene el Estado Vaticano, Benedicto?  Y ¿para qué vale ese tinglado vaticanesco, ese paraíso fiscal? Las demás iglesias no tiene estado vaticano y no les pasa nada malo por ello. Eso que se ahorran.
     
    Ninguna iglesia ni religión del planeta Tierra tiene un Estado independiente en exclusiva para la cúspide de los dirigentes de esa iglesia o religión, que yo sepa. Si buscas a Jesús, no lo busques en el Vaticano, que está montado sobre la mentira y plagado de corrupción.

  • Benedictino

    Parece que los hijos del franquismo hacen meritos y son lo más radicales en la crítica para borrar su pasado. Los actos de los jerarquía católica española durante el franquismo también es vuestra herencia, no la mía que ni viví esa época ni soy español. Y con esto acabo, pueden añadir un nuevo cadáver a este blog, parece que el cementerio está muy lleno, gracias a algún que otro participante.

    Gracias al moderador por su amabilidad en dejarme participar.

  • Benedictino

    Javier yo no me escondo, ni tengo por qué hacerlo. Acaso es normativo indicar la identidad para participar en este blog, veo que hay nombres, algunos con apellidos, o seudónimos, a mi me da igual como te llames. Pero si lo prefieres me puedes llamar Fernando. Tu respuesta a una pregunta que no te he hecho es: La mía es que me dí de baja de la ICR, harto ya de escandalizarme de sus dirigentes y de algunos de sus católicos destacados. La mía fue: soy un peregrino, con escasas alforjas, que un día se fió y que libremente lo abandonó todo, todo lo que nuestra sociedad considera necesario, que camina experimentando el amor gratuito de Dios, que intenta hacer un camino de conocimiento y de encuentro con Jesús el Mesías, el Cristo, que intenta equilibrar la paz de la armonía interior, la paz del silencio y la paz de la Fe. Acaso tu formación de niño rico, de privilegiado, obnubila tu comprensión. Te has referido a Franco, mi familia tuvo que emigrar para salir de la pobreza, ¿y la tuya?. Tuvimos que salir de nuestro pueblo y de nuestro país para salir adelante, nadie nos regaló nada y ¿a vosotros Javier?. Y yo sí quiero a mis padres que me enseñaron a respetar a mis semejantes. Cuando tu ni conocías la democracia, no si era de vuestro interés,  nosotros militábamos en un sindicato, votábamos y participábamos plenamente en la sociedad democrática suiza.  Afortunadamente no he sido un niño de papa, por lo que he podido valorar la vida, porque me ha tocado luchar y trabajar, porque nadie me ha regalado nada. Por eso puedo ser generoso porque soy libre. Javier procura ser un poco menos ofensivo, o graciosillo en tus calificativos, eso lo que te enseñaron en tu colegio de niño rico.

  • Javier Renobales Scheifler

    Podrías hablar un poco más claro, Bene oculto en el nick Benedictino.
     
    ¿De qué rencores míos me hablas? ¿De dónde te los sacas? Dice la sabiduría popular que cree el ladrón que todos son de su condición.
     
    ¿Por qué dices que me cierro? ¿No eres tú el que dice que el diálogo entre tú y yo es imposible?
     
    Y eres tú el que oculta tu rostro cuando yo, respondiendo a la pregunta final que me has hecho con tu link, te he mostrado el mío  sin tapujos.
     
    Y eres tú el que oculta tu nombre. Lo de la viga en tu ojo y la paja en el del vecino veo que se te da fatal, católico: no ves tu viga y pretendes ver ´mi paja en el mío.

    Dices que al ponerme el link no quisite hacerme la pregunta final del mismo. Deberías responsabilizarte de lo que pones.

    Ahora me sales con que donde dice digo quisiste decir diego (muy católico, Bene –perdona que no escriba todo el nik tan largo-), y dices que no era esa tu intención, para seguir ocultando la respuesta a la pregunta que me has hecho con tu link y yo he contestado abiertamente, con toda espontaneidad.
     
    Oculta tu identidad en un nik genérico Benedictino, sigue escondiéndote, si eres así. Lanzas una pregunta y luego escondes la mano … Chico ¿cómo me dices tú que yo me cierro? Deberías ver la viga en tu ojo, antes de meterte con la paja del mío, querido católico.

     

     
    En el hilo ‘Atrio sigue yendo’, que dices, me salen 65 comentarios, en los que no veo ninguna respuesta tuya dirigida a mí. Me equivoco muchas veces, y no me duelen prendas en reconocerlo cuando veo que me equivoco, pero ahora mismo no sé a qué comentario tuyo dices que no he contestado. ¿De qué día y hora es tu comentario al que dices que no contesto?
     
    Dices que no quiero contestarte porque no tengo argumentos. Ya te estoy contestando.  
     
    Yo también vivo mi vida como persona y como hombre; y no me escondo como tú.
     
     Mi padrino no fue eclesiástico, en contra de lo que dices equivocándote de nuevo; aunque sí lo fue el cura que me bautizó cuando yo tenía unas horas de recién nacido. Toda una agresión de tu abusona ‘madre’ (no de tu madre real, claro, a la que no tengo el gusto de conocer), me refiero a la ICR, de la que me he liberado en buena parte.
     
    Todavía tengo a mi cargo personas que necesitan, y algunas de sus necesidades las tengo que proveer yo, por el momento. Por suerte no soy hijo de ninguna iglesia.

    Tú eres hijo de tus padres –lo suyo les habrá costado sacarte adelante-  y no deberías renunciar a ellos y menos para sustituirlos por un tinglado como la ICR, falsa madre.

    La sabiduría popular nos recuerda, por algo será, que madre sólo hay una.

    Pero tú sabrás lo que haces con tus padres y con tu vida, y a quien le dejas que sustituya a tu verdadera madre.

    Hay herencias que perjudican mucho, quien seas Benedictino. Yo de tu ‘madre’ no quiero herencias de ninguna clase; mi fe es en la vida, y Jesús dijo que es la vida. De la ICR no dijo nada de nada, Jesús.

    No veo que me hayas contestado a qué hacer con tantos cientos de miles de ‘casas de dios’ católicas, que resultan tan carísimas de construir y de mantener, y que dios no necesita para nada.

    El negocio inmobiliario de tu ‘madre’ ICR no tiene nada que ver con Jesús. Es una buena muestra de que la ICR es un tinglado construido por hombres muy interesados, que la intentan disfrazar de santidad y de dios … puro disfraz.

    Por algún hilo he visto antes, desde otro ordenador, algo que decías sobre la financiación de la ICR y su obra social, pero no sé ahora mismo en qué hilo ha sido.

    Te adjunto estos link que he encontrado entonces, que responden en parte a lo que te he leído (que ahora no encuentro).
     
    http://www.redescristianas.net/2012/06/17/europa-laica-acusa-a-los-obispos-de-tapar-sus-miserias-con-la-obra-social-y-recuerdan-que-se-financian-con-dinero-de-todosl-a/
     
    http://www.publico.es/espana/429978/europa-laica-rechaza-las-casillas-de-la-iglesia-y-de-fines-sociales
     
    Que la poderosa ICR se financie exclusivamente por sus fieles. Lo prometió, pero fue un engaño más, como otros muchos.

    Pero como es un negocio, una empresa con ánimo de crecer y crecer (así tiene el inmenso patrimonio que tiene) su alianza con el poder (y la guerra santacruzada y la dictadura católica de Franco han conseguido hacer que la financiemos entre todos.

    Es mentira que no sea una empresa, multinacional, y es cierto que es un paraíso fiscal, con su propio banco IOR  …. Todo muy espiritual já, já … mucho dios, mucha virgen, mucha vocación, muchas gracias divinas y dones del espíritusanto… mucho cuento, querido Bene.

    Pero tú eres muy libre de creerte lo que quieras, y llamarlo fe, si eso te hace feliz, e incluso creer que eso es una virtud.

    Bueno Bene, cuando vea más respuestas tuyas, o vea que me preguntas algo, te contestaré lo mejor que sepa. Saludos cordiales.

  • Benedictino

    No has leído Javier mi contestación a tú comentario en “Atrio sigue yendo….”. Te cierras aún más en tus rencores, ese posicionamiento no te ayuda, no quieres contestarme porque no tienes argumentos. Quieres ponerme rostro y adscripción ideológica, yo no te he pedido filiación ni te he pedido qué me digas que relación tienes con la Iglesia, el video no lo incluí en el comentario con ese objetivo, era el testimonio de un monje en un hilo relacionado con la vida contemplativa .  No obstante puedes deducir por mis comentarios la relación que yo tengo con la Iglesia.  Yo no me eduque en un colegio religioso, imagino que elitista, como tú, ni en mi familia ha habido ningún religioso/a que yo sepa como en la tuya.  Procedo de una familia humilde, me eduque en un colegio público, y me costee yo mismo los estudios superiores, en una universidad pública, trabajando con mi padre de albañil, conozco por experiencia lo que es  trabajar duro. Finalizados mis estudios seguí en la rama de la construcción pero como arquitecto y he vivido mi vida como persona y como hombre. Yo no he tenido padrinos eclesiásticos como tú, y mi relación tardía con la Iglesia fue desnuda y sincera, sentí la llamada y respondí. Soy hijo de esa Iglesia y heredero de la misma para bien o para mal, aunque nunca me haya beneficiado de esa relación ni socialmente, ni económicamente,  como sí sucede con muchos que ahora adjuran de la misma. No se puede renunciar a una herencia cuando se ha cobrado la misma por adelantado, no Javier. Lo que poseía de material lo he donado a quién más lo necesitaba, pues como dice San Francisco necesito poco y lo poco que necesito, lo necesito poco.

  • Javier Renobales Scheifler

    Sí,  Benedictino,  nos hemos habituado a … no olvides a los herejes, excomulgados, y condenados a que fuera de tu ICR no hay salvación (lo dice tu catecismo), y esas bestialidades. No lo olvides, tú que vas de Benedictino.

    ¿Eres Benedictino del Valle de los Caídos del fascista católico Franco caudillo de España por la gracia de tu dios, Benedictino?

    ¿No crees que nos debes una contestación en Atrio, que yo he contestado a la pregunta de tu link ¿cuál es tu relación con la ICR?

    Jesús dió la cara, con nombre y apellidos, Benedictino.

    Por eso lo mataron bajo un cartel que denunciaba al sedicioso político: éste es el rey de los judíos INRI.

    Ánimo Benedictino.

  • Benedictino

    No Sr. Cadalso de ninguna manera califico al que haciendo uso de su derecho a la libertad de expresión realiza una crítica desde una actitud madura y responsable, como lo he manifestado sobre el artículo de Sobrino, es diferente cuando se actúa tirando por tierra la fama y la honorabilidad de una persona o institución. Nos hemos habituado a convivir con la presencia de la calumnia, a respirarla en el ambiente, a utilizarla como un pasatiempo, un pasatiempo muy destructivo para el que la sufre. Por otro lado no he generalizado, sí que echo en falta otras opiniones que hagan realidad el proyecto de Atrio en donde dice que prima en la elección de los expertos como en la moderación de los debates mantener un pluralismo de pareceres, procurando atender a todos ellos de manera equilibrada.

  • h.cadarso

      Sr. Benedictino: “Rencor, odio, visceralidad, ignominia, personas sin corazón, sin sentimientos”…así parece que ve usted a todos los que adoptan una postura crítica con Benedicto XVI y con su dimisión. ¿así ve usted a Hans Kung, a Sobrino, a tantos que en este Atrio han opinado críticamente sobre todo esto?
       Sr. Benedictino, esto no es la Capilla Sixtina, es un foro de debate; pobre de la iglesia si solo hubiese permiso para elogiar a nuestras Jerarquías…Se la regalo, señor Benedictino…

  • Javier Renobales Scheifler

    ¿Visteis a JJ Tamayo ayer en el Intermedio?
     
    http://www.lasexta.com/programas/el-intermedio/gonzo/mujeres-iglesia-han-convertido-sirvientas_2013030600301.html
     
    No es literal, pero dijo algo así:
     
    Las mujeres son el sector de la ICR más humillado. El Vaticano no reconoce a las mujeres, ni como sujetos morales ni éticos, ni como sujetos teológicos, ni como sujetos eclesiales.
    La humillación de la ICR a la mujer está en:


    1º: en negarle sus derechos sexuales y reproductivos

    2º: en negarles todo acceso al espacio de lo sagrado, que está en la ICR reservado a los varones.
    3º: en no permitir que ejerzan ninguna responsabilidad en puestos directivos dentro de la ICR
    Y el final es que luego las mujeres se han convertido en sirvientas … estar al servicio de los sacerdotes, del papa –como va a ser ahora, con estas cuatro religiosas, que le van a atender incondicionalmente las 24 h. del día –no dice, como podéis ver los malpensados, que haberlos haylos Luis González Morán, nada de las horas de la noche, sólo de las del día-.
     
    El Vaticano ha sido terriblemente represivo con las mujeres que han despertado a su ciudadanía eclesial; el último caso ha sido el de la condena infligida a las religiosas de los EEUU, mujeres que tienen una actitud de respeto hacia la homosexualidad, la comprensión hacia el aborto en determinadas situaciones dramáticas, en defensa del sacerdocio de la mujer, y con unas posiciones abiertamente feministas … fueron amenazadas de condena
     
    No tengo ningún interés en quien va a ser el nuevo papa. …

    – Si es negro, cuando llegue al Vaticano se vaticanizará y se romanizará,

    – si es del tercer mundo, la poca conciencia que pueda tener de solidaridad con el mundo de los pobres del tercer mundo se apaciguará totalmente porque entrará en la dinámica de la curia vaticana
     
    El nuevo papa, para ser creíble, tendría que ponerse a colaborar con los movimientos sociales, con los movimientos alternativos, con los foros sociales y mundiales para, en esa alianza, conseguir luchar contra la pobreza y contra la injusticia estructural

  • Antonio Vicedo

    De la larga cita de Gastón Pardo, me quedo con este párrafo, al que añado los (…) por mi cuenta.
    “En muchos sentidos la nueva conciencia colectiva que se expresa por los circuitos del Internet, es también como dice el dicho “vox populi, vox Dei”.
    Ojalá no se (atrevan a prescindir) …. de esto los cardenales, al (preparar este cónclave para) elegir al nuevo pontífice.”

  • mª pilar

    Olga, Oscar:
     
    ¡Gracias por vuestras ideas aclaratorias!
     
    Me uno a ellas porque comparto vuestro claro planteamiento.
     
    Un abrazo.
     
    pili

  • oscar varela

    Hola!
     
    Sigo con el ELOGIO DE LA LOCURA
    ……………………..
    Las vestimentas del papa, el zapatero peruano y los artesanos de Jalisco
    Listas las sotanas del futuro papa, expuestas en un escaparate en el centro de Roma
    Por H. Sergio Mora
    ROMA, 06 de marzo de 2013 (Zenit.org) – En el centro histórico de Roma, a pocos pasos del Panteón romano, se encuentra una nueva atracción para los turistas y quienes por allí pasan. Es el escaparate de una tienda, la Sastrería Eclesiástica Gammarelli, donde está expuesta la sotana blanca que usará el futuro papa en su primera salida pública. En realidad hay tres en la vitrina, en tallas grande, media y pequeña para aproximarse lo más posible a las medidas del futuro pontífice.
    Lorenzo Bulgarelli, de la sastrería de familia le dijo a ZENIT: “Será la única vestimenta que llevará el futuro papa que no sea hecha a medida”.
    Está realizada en lana blanca, y la faja siempre blanca, que claramente aún no tiene bordado el escudo pontificio.
    El hábito además lleva la mozzetta, o sea la esclavina o capa que cubre los hombros, de terciopelo rojo, con un borde de piel blanca, teóricamente de armiño, si bien el representante de la sastrería no confirma ni siquiera que sea verdadera piel, indicando que es un “secreto de confección”.
    Están además en vitrina los zapatos rojos, un solo par, aunque nos explican que los tienen de diversas medidas. Fueron confeccionados por el artesano Adriano Stefanelli, de la ciudad italiana de Novara. Y el solideo, también en tres tamaños.
    El color rojo simboliza la disponibilidad de derramar la sangre por Cristo y los zapatos del mismo color la sangre que los mártires derramaron en el suelo de Roma. El hábito papal es color blanco, porque como recordó el diario vaticano L’Osservatore Romano, según una leyenda muy difundida en el mismo 1700, en el momento del martirio de san Fabiano, papa del 236 al 250, habría aparecido una paloma blanca.
    En la historia de los zapatos de los papas entra también un peruano, Antonio Arellano. Benedicto XVI usó al menos un par de zapatos hechos por el latinoamericano inmigrante en Roma, que tiene una pequeña reparadora de zapatos a dos pasos del Vaticano, en Borgo Pío.
    Arellano indicó que el cardenal Ratzinger le llevaba sus zapatos a reparar como común mortal. Y que satisfecho de su trabajo el purpurado le encargó un primer par a medida. Posteriormente cuando ya era papa, Arellano habiendo conservado la medida, le confeccionó los mocasines rojos, los mismos que Benedicto XVI usó en la ceremonia de beatificación de Juan Pablo II; hace casi dos años atrás.
    Para no hablar de los artesanos de Jalisco que el año pasado le regalaron a Benedicto XVI un par durante su visita apostólica a México, los cuales indicó el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi “los aprecia mucho porque son muy cómodos”. Además siendo de color marrón tienen un futuro garantizado, pues el papa emérito ya no podrá usar los rojos del “uniforme de pontífice”.
    Las sotanas en tres tallas serán entregadas antes del cónclave y después “deberán arreglárselas en el Vaticano, porque apenas elegido el futuro papa, nosotros no podemos entrar y serán los sastres que allí se encuentren quienes hagan los últimos retoques”.
    El representante de la Gammarelli indica que ellos fueron elegidos “por la buena calidad de las sotanas”. Y precisa que son tan buenas “que más de una vez un eclesiástico nos trajo para reparar una vestimenta comprada veinticinco años antes y a la que tuvimos solamente que cambiar algunos botones o pequeños arreglos, porque la confección y tela estaban en buen estado”.
    “Lo más difícil es confeccionar la parte del cuello –indica Bulgarelli- porque tiene que adherir bien y ser cómodo. Los botones son hechos a mano y los ojales bordados”.
    Sobre el precio no nos dice nada, aunque vemos que para los productos normales, sotanas, clergyman, etc. los precios están relativamente en la norma.
    El actual titular, Lorenzo Gammarelli, es la sexta generación de la familia propietaria de la histórica sastrería eclesiástica “Annibale Gammarelli”, fundada en 1789. “Hay una séptima generación, que son aún niños, o sea no sabemos qué elegirán en su futuro”, indicó nuestro entrevistado, explicando la continuidad de la sastrería de familia.
    Delante del negocio se acercan los pasantes y turistas, atraídos por la presencia de las telecámaras de televisiones de los países más diversos.
     

  • oscar varela

    Hola!
     
    Seria y responsable Preocupación por la “transparencia” en la Comunicación vaticana:
    ………………
    Cónclave: se usarán dos estufas para evitar los equívocos con el color de las “fumatas”
     
    Ciudad del Vaticano (AICA): El portavoz vaticano, padre Federico Lombardi SJ, explicó que por primera vez en un cónclave se usarán dos estufas en la Capilla Sixtina, una para quemar las papeletas de las votaciones y otra de la que saldrá el humo blanco, “la fumata blanca”, que indicará al mundo que ya hay Papa, o humo negro, la “fumata negra” que indica que la Iglesia sigue sin pontífice. Se busca con ello evitar las confusiones habidas en las tres últimas elecciones de Papas.

    El padre Lombardi señaló que con la combustión sólo de los folios con paja no sería suficiente para mostrar al mundo si se trata de “fumata blanca” o “fumata negra” y que para que no haya equívocos, una de las dos será destinada exclusivamente a mostrar al mundo, “de manera indudable” el humo blanco o negro.

    Hasta ahora, la fumata negra era el resultado de la quema de las papeletas con los votos de los cardenales con paja húmeda. Para lograr la fumata blanca la paja debía estar seca.

    De momento, se desconoce tanto el funcionamiento como el método que se usará para que la “fumata” sea blanca o negra y no ocurra lo que en 1978, durante la elección de Juan Pablo I, cuando el humo que salió era de color gris, y las elecciones de Juan Pablo II y Benedicto XVI, que al principio salió gris y tardó en hacerse totalmente blanco, llevando al equívoco.+
    ……………………
    ¿?¿?¿?¿?¿?¿?

  • oscar varela

    Hola!

    Todo crecimiento de alguien que vive se manifiesta en el desarrollo vital de su organismo.

    Esa expansión de vida va des-hechando (deslastrase de lo ya hecho) lo que fuera necesario en su momento para sostener la vida pujante, e.d., para des-lastrarse de ortopedias esclerozadas y esclerozantes u opresoras.

    Este Proceso, como todo Proceso de un Proyecto, necesita de un “Monitoreo” de Control.

    Pues eso es lo que pienso que se acerca más a la vida de El Galileo en la vida humana:
    Un ÓRGANO vital en el Proceso humano de Libertad e Igualdad.

    Las secresiones internas de ese Órgano de Control son las cooperarivas Opiniones por las cuales crece la Vida humana.

    La vida humana es suficiente para ejercer esos Controles, que, además, siempre y sí o sí realiza sin pedirnos ningún permiso (lo que se suele llamar “conciencia”);
    y su funcionalidad es parecida a lo que llamamos “Auditorías“: internas y externas; o también “Super-visiones“: propias y del conjunto; o también -no sé si es correcto el término-, lo que podríamos entreven en las funcionalidades de “Escaneo“, “Calado“, “Radiografiado“, y otras más, tal vez.

    Pero que necesitamos crear.

    Hay que crear, y plumerear las telarañas emocio-mentales que nos llevan a caminos sin salida para nuestra desgracia.

    ¿Tal vez. no?

    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • olga larrazabal

    Un articulo muy lúcido.  Los mexicanos siempre hablan del acto humano de “hacerse pendejo a si misma”, acto del cual todos participamos activamente, al no usar nuestras neuronas para la reflexión.   Usar Internet, Facebook o el Twitter para intercambiar tonterías, andar preocupada de la farándula o del anecdotario de los ricos y famosos, en otras palabras, quedarse en la superficie de la comunicación y no mirar la raiz de los problemas.  En esto incluyo el pensamiento mágico del cual están infectadas las películas norteamericanas, en que se fuerza el final para que “todo esté bien”  Y ese “estar bien” no solo es un equilibrio momentáneo, sino que los malos salen castigados y los buenos premiados.  Y la vida no es así, y  contra esa inequidad de la existencia es que Jesús se rebeló y pensó que podía ser mitigada con actos humanos, con sanaciones, con misericordia, evitando el juicio, saltándose incluso la ley que ayudaba a acentuar el dolor de los perdedores de este juego.
    Y este ejemplo se puede seguir en nuestros días, a través del desenmascaramiento y la denuncia, cosa que una iglesia comprometida con el poder, no hace. 
    Pero si miramos atentamente, es la cúpula de la iglesia la que está comprometida con el poder, la que usa la diplomacia y el lenguaje cortesano con los poderosos con nombre y apellido, que respaldan a esta cúpula, porque a los marxistas los condenó, no por sus ideales objetivos, sino por su atrevimiento de denunciarlos como la principal fuente de autoengaño del mundo.
    Y en estos momentos es la cúpula eclesiástica la que se tambalea, pero el resto de las personas que forman el cuerpo de la Iglesia no tendrían por qué tambalearse; a menos que sean un rebaño de bobos sin pensamiento ni iniciativa.  Y quizás sería sumamente sano librarse de esa cúpula de poder impuesta por la costumbre, y que solo produce opresión y fetichismo, y volver a la simplicidad de las comunidades pequeñas.  Una especie de sistema cooperativo donde todos participan, y el único capital económico es el que se junta para asistir a los más abandonados por la sociedad. Viejos, enfermos y niños.
    Los judíos, como ser, no tienen una estructura religiosa, ni siquiera tienen sacerdotes.  Tienen rabinos, hombres estudiosos de la Ley, que se casan, llevan registros y presiden ceremonias para las cuales tienen un Cantor o Hasan que es un tipo con buena voz.  Las mujeres proveen personal para atender los baños rituales y la discusión teológica  o el discernimiento de como aplicar la Ley está en manos de la discusión permanente de las congregaciones.  Y la asistencia a los más débiles, hogares de ancianos, orfanatos y educación,es parte de las obligaciones de las comunidades.
    Y con este sistema viven y florecen desde la caída de Jerusalem.  Por supuesto que se producen unas discusiones feroces en las comunidades, pero nadie es excomulgado de la congregación, porque no hay dogmas.  El único dogma es que tienen un único Señor que es Dios.  Y sobre eso han discutido casi 4000 años. Y Jesús se crió en este ambiente, y no lo liquidaron por problemas teológicos, sino porque la casta sacerdotal que existía en ese tiempo, estaba en connivencia con el Imperio opresor, quizás tratando de capear el temporal, y Jesús fue una víctima de esos arreglines, así como numerosas congregaciones en Latinoamérica han sido víctimas de los arreglines entre el papado y el gran capital.

  • oscar varela

    Hola!

    Pienso que el Poyecto de LIBERTAD e IGUALDAD de El Galileo,
    – del que no veo que nadie o casi nadie reniegue,-
    no necesita de las “habituales ortopedias” ya ensayadas para la Gobernanza.

    La actual posibilidad y realidad de la “Noosfera-Internet” como “un Lugar donde dos o más nos reunimos” es más que suficiente para desechar lastres que apesumbran.

    Algunos dirán, con cierta rzón, que entonces se pierden “valores del contacto experimental del cara a car y piel a piel”. Pero el cara a car de la convivencia no garantiza la convivencia ni el aumento de mejor vida.

    A veces una Lectura, una Novela, un Correo electrónico nos hizo la vida mejor y más comunicativa.
    Entonces experiemntamos que nuestros cara a cara mejoraron gracias a aquel dado encuentro no cara a cara.

    La cosa es tan simple como ¡Buen día!. Es lo que nos suele pasar. A veces esto se da en lo que llaman Meditación.

    Para que haya Encuentro tiene que haber un trabajito personal de no ser jodido … para no joder … cara a cara. 

    ¿Cuál y cómo sería la Autoridad en esta “con-versación” de opiniones?
    Pienso que son las com-partidas “opiniones” mismas las que se auto-regulan-complementan.

    Pienso que ese fue el Método de El Galileo:
    Mejorado el maltrecho-endemoniado tipo gracias a que alguien lo aceptó en la con-vivencia,
    Jesús, a quien infinitamente agradece, no lo manda a ningún Rito (dominical) ni a gesticular “cristianamente” ante el mundo. El Galelo lo manda a que viva donde vive luego de haber escuchado y sido escuchado (sanado).

    Por eso es que pienso que todas las elucubraciones “teológicas” son un poco al pedo
    y solo deberían servir para darnos cuenta del mal olor que van dejando y andar por otro camino Pastoral: el de la Cooperación democrática.

    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Javier Renobales Scheifler

    http://pabloraulfernandez.blogspot.com.es/
     
    “Así como Juan Pablo colaboró para destruir al comunismo, ahora el nuevo Papa debe ser líder para poner orden en el vapuleado mundo capitalista.”
     
     
    En este link eaparece en tercer lugar, inmediatamente antes del de Jaime Richart del post, un artículo titulado “La complejidad domina el campo operativo de la Iglesia de Benedicto  XVI: La problemática de la iglesia tampoco es lineal” del autor Gastón Pardo.
     

    En este artículo no habla de la Iglesia-Institución, pero trata a la ICR como una empresa multinacional, puesto que lo es, un negocio como otro.

    Alguna esperanza sí mantiene, y eso es bueno.

    En él afirma el autor cosas como:

     

     

     
     
     

    “El problema de fondo es la resistencia a reubicar a la Iglesia en el nuevo entorno de las redes sociales mundiales que será implacable contra toda hipocresía, debilidad en lo moral y sobre todo, tolerancia o encubrimientos criminales.
     
    En pocas palabras, todo esto nos lleva a que el Internet ha generado un nuevo nivel de control para la organización de la Iglesia que procede del entorno social en el que está ubicada. Es decir, en la sociedad mundial en su conjunto, a través de las redes sociales la sociedad se erige en el nuevo juez, jurado y verdugo -a través de campañas de desprestigio- de los actos de los párrocos o jerarcas desleales a la propia Iglesia.
     
    Este nuevo nivel de control, estará reforzado por la presencia, ya sin el título de Papa, de Joseph Ratzinger. Sin embargo, resulta obligado precisar que su eminencia Ratizinger será, lo quiera o no, un nuevo referente contra el cual se ponderarán los actos de la institución con posterioridad a su sucesión. La gente estará constantemente evaluando si la renuncia se hizo por razones de salud, como se dijo, o por razones de conveniencia personal o de la Iglesia. Eso es inevitable.”
     
    “…  Sumando la crisis de credibilidad con la renuncia de Benedicto XVI contribuye a estar en condiciones de afirmar que la Iglesia llegó a un punto de bifurcación. La elección de un nuevo Papa puede acentuar la crisis o ser el inicio de una recuperación de credibilidad, dependiendo de quién resulte electo, y con qué actitud y energía retome el mando cedido por Benedicto.
     
    Todos los sistemas complejos están gobernados por la misma lógica. Surgen, toman auge, entran en crisis y salen de ella renovados o debilitados hacia la indiferencia o la extinción.”
     
    En esencia, esta metáfora de control sirve para ilustrar el hecho de que tanto las computadoras como el Internet, pueden activarse del lado correcto de la ecuación de control en favor de la humanidad, o como cualquier otra herramienta, utlizarse para aumentar y/o agravar los problemas.
     
    El mismo tipo de razonamiento es aplicable a cualquier institución y la Iglesia no es una excepción. La Iglesia tiene que sumarse a la ecuación del orden social del lado correcto. No puede la humanidad darse el lujo de ser parte del problema y no de la solución. La estructura de la Iglesia debe ser también un gran amplificador en la orientación hacia el Bién y no debe dar motivo a sus muchos detractores para pongan en duda su verdadera vocación.
     
    Así como Juan Pablo colaboró para destruir al comunismo, ahora el nuevo Papa debe ser líder para poner orden en el vapuleado mundo capitalista.
     
    Necesitamos y debemos exigir una Iglesia latina lúcida, inteligente, moderna que sea guía y fuente de fortaleza moral y espiritual, un ejemplo transparente de cumplimiento de los más nobles propósitos a los que puede aspirar el ser humano en el área europea y americana del planeta.
     
    La Iglesia está inmersa en la lucha del Bién contra el Mal. Sin embargo, ahora es la coprotagonista de esta lucha llevada su interior y tendrá que armarse de valor, sabiendo que así como Internet castiga también premia con creces. En muchos sentidos la nueva conciencia colectiva que se expresa por los circuitos del Internet, es también como dice el dicho “vox populi, vox Dei”. Ojalá no se olviden de esto los cardenales al elegir al nuevo pontífice.”
     

  • Benedictino

    “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos son mis caminos.” Qué cierto es que la Iglesia maneja otros conceptos de la realidad a veces en confrontación con los de este mundo. Cuantas cábalas, cuantos motivos oscuros, cuantos secretos innumerables, cuantas razones inconfesables para explicar la decisión de Benedicto XVI. Cuanto rencor, cuanto odio, cuanto visceralidad, cuanta ignominia puede haber en personas sin corazón, sin sentimientos, que golpean una y otra vez, que emponzoñan la libertad de expresión, es fácil adivinar qué se puede esperar de quién así actúa. Y es comprensible la frustración y la impotencia de los que ven que sus objetivos no se cumplen, de ahí su cólera, la ira que sale por su boca. Lo siento por ellos pero “los muertos que vos matáis, gozan de buena salud”.

Deja un comentario