Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4827 Artículos. - 77310 Comentarios.

Desmontando el Belén

Acabadas las fiestas, toca recoger estructuras, adornos y utensilios de variada índole utilizados para realzarlas. También, replegar felicitaciones, cánticos, palabras y quizá algunos sentimientos de pasajera ternura muy apropiados para vivirlas.

Ha llegado la hora de desmontar el belén.  

  • 1.- Belén cargada de significado

Belén, una localidad judía situada a ocho kilómetros al sur de Jerusalén, debe su relevancia en el AT a haber sido cuna de David (I Sam 17,12) y lugar donde este fue ungido como rey (I Sam 16, 1-13). Unos trescientos años más tarde de tales acontecimientos, tras la destrucción de Samaria, la desaparición del reino del norte, Israel, y la deportación de sus habitantes, el profeta Miqueas se inspiró en ellos para anunciar una restauración gloriosa liderada por un nuevo David:

“Pero tú Belén de Efrata,
pequeña entre las aldeas de Judá,
de ti sacaré el que ha de ser jefe de Israel”
(Miq 5,1).

El texto de Miqueas no cayó en el olvido con el pasar del tiempo. Antes bien, mantuvo su seducción alimentando expectativas e ilusiones. En el NT se percibe un apego generalizado del pueblo y sus dirigentes al vaticinio del profeta. Que el Mesías esperado, el sucesor de David, nacería también en Belén de Judá había llegado a ser una verdad indiscutible.

  • 2.- Marcos ignora Belén

Marcos, no obstante, pasó de largo ante el sagrado augurio. Ni siquiera nombra a Belén. De las nueve veces que este nombre propio se lee en el NT (Mt 2,1.5.6ª.6b.8.16; Lc 2,4.15; Jn 7,42), ninguna de ellas se encuentra en Marcos. Así pues, no parece que el tema de Belén ni tampoco el nacimiento de Jesús importase mucho a los destinatarios de su evangelio en la época temprana en que este texto se escribió. De ahí que toda la etapa anterior a la entrada de Jesús en escena sea recogida por Marcos en esta breve frase:

“Llegó Jesús desde Nazaret de Galilea” (1,9).

  • 3.- Belén preocupa, pero más tarde

La preocupación respecto al lugar de nacimiento de Jesús surgió, en cambio, unos decenios más tarde con el intento de legitimarlo como Mesías y ante las dificultades para conseguirlo. El procedimiento exigía entre otras cosas la presentación de un árbol genealógico demostrativo de su descendencia davídica e información respecto a su nacimiento en Belén.

Mateo y Lucas, escritos en esa etapa bastante posterior a Marcos, se empeñaron en la tarea. Encontrar la solución no resultaba fácil. La necesidad apremiante de dar con la fórmula idónea provocó que  uno y otro se adentraran por caminos tan dispares que casi no hay coincidencias entre ambos evangelios.

  • 4.- Montaje: de Magos, por Mateo

Mateo ideó un paisaje fantástico con unos personajes de fábula. En su relato predomina la ingenuidad sobre la lógica. Concibió extraños y anónimos ojeadores de los astros, persuadidos de su influencia en la vida humana y confiados en saber descifrar sus sugerencias celestiales para guiarse por ellas. Sus lecturas les conducen a Jerusalén. Allí buscan información concreta. No consultan sobre el Mesías, aluden solo a un nuevo rey recién nacido:

¿Dónde está ese rey de los judíos que ha nacido?” (Mt 2,2).

Ante la noticia, el temor embarga a Herodes. Él sí indaga sobre el nacimiento del Mesías. Sacerdotes y letrados comunican un saber por todos reconocido: la profecía de Miqueas sobre Belén. Aclarado su destino final, los astrólogos ponen rumbo a Belén. Allí, según el evangelio de Mateo, vivían María y José.

  • 5.- Montaje: de Censo, por Lucas

Lucas, por el contrario, asegura que María y José residen en Nazaret. Más a nivel de suelo, este evangelista no se entretuvo con personajes imaginados ni se excedió en asuntos de interpretaciones astrológicas. Diseñó un escenario más creíble recurriendo a un censo que obligaba a María y José a realizar un viaje desde Nazaret a Belén:

“Por aquel entonces salió un decreto de César Augusto mandando hacer un censo del mundo entero. Este censo fue el primero que se hizo siendo Quirino gobernador de Siria. Todos iban a inscribirse, cada cual a su ciudad.
También José, por ser de la estirpe y familia de David, subió desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, para inscribirse en el censo con María, la desposada con él, que estaba encinta”
(Lc 2,1-5).

A simple vista los hechos aparentan ser verídicos. Sin embargo, no hay constancia histórica de que se realizase un censo en tiempos de Augusto. Aún en el supuesto de haberse llevado a efecto, José no tenía obligación de acudir a Belén ni María a acompañarle. A ello se suma que Quirino no fue gobernador de Siria cuando nació Jesús, durante el reinado de Herodes el Grande.

Así pues, de magos y de censo, nada de nada.

  • 6.- Juan cuestiona el montaje

El evangelio de Juan confirma que todavía a finales del siglo I se atribuía una importancia especial a la relación entre el lugar de nacimiento de Jesús y la famosa profecía de Miqueas. Ahora bien, el cuarto evangelio, que nombra a Belén en solo una ocasión,  lo hace dejando entrever el reconocimiento popular respecto al origen galileo de Jesús.

“Decían otros:
Este es el Mesías.
Pero aquellos replicaban:
¿Es que el Mesías va a venir de Galilea? ¿No dice aquel pasaje que el Mesías vendrá del linaje de David, y de Belén, el pueblo de David? (Jn 7,41-42).

  • 7.- El Galileo desmonta el tinglado

La idea acerca de un Mesías sucesor de David estaba asociada a la necesidad de liberación del yugo extranjero. Se asentaba sobre dos pilares:

– La consecución de la supremacía política

– El apoyo incondicional de Dios para conquistarla

Jesús, por propia iniciativa, desmontó tal planteamiento atacando la ilógica de su soporte (un excelente método para intranquilizar a los ideólogos oficiales y sembrar de agitación la indolencia y la servidumbre intelectual de los integrantes del pueblo):

“Mientras enseñaba en el templo, abordó Jesús la cuestión preguntando:
¿Cómo dicen los letrados que el Mesías es sucesor de David? David mismo, movido por el Espíritu Santo, dice:
Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi derecha,
Mientras hago de tus enemigos estrado de tus pies (Sal 110,1)
David mismo lo llama Señor; entonces, ¿de dónde sale que es sucesor suyo?
La multitud, que era grande, disfrutaba escuchándolo” (Mc 12,35-37).

La pregunta no tuvo respuesta. Probablemente, porque quienes la recibieron fueron conscientes de sus implicaciones y consecuencias.

  • 8.- Montaje y desmontaje: del “aprecio” al “desprecio”

Belén quedaba cuestionada de raíz; la profecía de Miqueas hacía aguas y la verdad intocable del Mesías querido por el pueblo se desmoronaba sin remedio. El proyecto liberador será muy diferente al propugnado por el AT y defendido por la tradición. No vendrá del apreciado de Belén, sino del despreciado de Nazaret.

Hay un relato en Marcos (Mc 10,46b-52), recogido por Mateo  (20,29-34) y Lucas (Lc 18,35-43), que habla de un hombre imposibilitado para comprender (“ciego”), incapaz de emprender una andadura (“sentado junto al camino”) y dependiente de otros (“pidiendo limosna”). Tal individuo representa a los discípulos. El relato aparece después de otro referido a las codiciosas pretensiones de los hermanos Santiago y Juan (10,35-41) y de la rotunda advertencia de Jesús al grupo de seguidores contra la ambición de poder (10,42-46ª).

Ante el Galileo que pasa:

Al oír que era Jesús Nazareno…” (10,47),

el ciego vocea:

Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí” (v.48).

En el grito destaca el título (Hijo de David) precediendo al nombre (Jesús). El título prevalece. El ciego lo repetirá acto seguido. Lo lleva dentro. Partidario de la teoría tradicional, identifica al Galileo como el anhelado sucesor de David. Tiene una idea equivocada. De ahí la ceguera (incomprensión) del personaje, su inmovilidad y su carencia de autonomía para adherirse al proyecto que pasa ante él. La ambición de poder le nubla la vista y le tiene amarrado.

  • 9.- Bartimeo: Incondicional del Apreciado de Belén

No se menciona el nombre del ciego, pero, ¡ojo!, se repite por dos veces su ascendiente:

Cuando salía de Jericó con sus discípulos y una considerable multitud de gente, el hijo de Timeo, Bartimeo, ciego, estaba sentado junto al camino pidiendo limosna” (10,46b).

La reiteración de Marcos nada tiene de casual. También es pretendida la escritura del título arameo (Bartimeo) precedida de su traducción al griego (hijo de Timeo). La credencial el hijo de Timeo señala figuradamente el gran error del personaje ciego. ‘Hijo de’ habla de la adscripción del sujeto a la idea asociada a esa expresión: ‘Timeo’.

Timeo’ significa el Apreciado. Hace referencia al Mesías querido que todos esperaban y del que se había anunciado su nacimiento en Belén. Pero el perfil del Apreciado no concuerda con el de Jesús. Jesús representa su antítesis. El Galileo fue el Despreciado; el rechazado por los de su mismo pueblo debido a su baja cuna y su insólito proyecto:

Jesús les dijo:
Solo en su tierra, entre sus parientes y en su casa desprecian a un profeta” (Mc 6,4).

10.- Libres, en un escenario libre de ambiciones

Tras la crucifixión del despreciado Galileo, la indicación a los discípulos señala con claridad el punto de encuentro con él:

Va delante de vosotros a Galilea; allí lo veréis, como os había dicho” (Mc 16,7).

El grupo de seguidores deberá renunciar a ser Bartimeo, incondicionales del Apreciado de Belén. Galilea, alejada del poder, marcará el comienzo de la andadura para ellos.

¿Habrá llegado ya el momento de desmontar Belén?

28 comentarios

  • Hola Oscar
     
    Aunque ando muy escaso de tiempo, como sabes, desde hace diez días, respondo a tu petición avanzando un poco más en el tema Bartimeo. Aporto unas claves de lectura de Mc 10,46b-52:
     
    1. Como escribí en el artículo, Bartimeo (el hijo del Apreciado) es un personaje sin nombre propio, representativo de los discípulos. Estos eran partidarios del Mesías hijo de David. Confiaban, por tanto, en que Jesús asumiera el poder al llegar a la capital.
     
    2. Llama la atención que la traducción: hijo de Timeo preceda al título arameo, Bartimeo. También sorprende que al arameo Bar  (hijo) le acompañe un nombre griego: Timeo (así se llamaba, por ejemplo, un historiador griego fallecido hacia mitad del s. III antes de nuestra era). La reiteración escrita en orden inverso a lo habitual avisa al lector. La forma adjetival usada por Marcos (timaîos) significa: apreciado, honorable.
     
    3. Marcos subraya la ceguera del personaje a continuación: “…el hijo de Timeo, Bartimeo, ciego…”, cuando lo normal habría sido anteponerla: “…un ciego, Bartimeo, el hijo de Timeo…”. La ceguera del personaje procede de su posición de incondicional del apreciado (Timeo) Mesías Hijo de David.
     
    4. El relato de Marcos se escribe después de la ambiciosa petición de los hijos de Zebedeo: “Concédenos sentarnos uno a tu derecha y otro a tu izquierda el día de tu gloria” (Mc 10,17) y la indignación de los otros: “Al oírlo, los otros diez dieron rienda suelta a su indignación contra Santiago y Juan” (10,41). ¡Todos pretendían lo mismo!
     
    5. La referencia a este relato es obvia. La pregunta de Jesús a Bartimeo: “¿Qué quieres que haga por ti?”  (10,51) alude a la dirigida con anterioridad a Santiago y Juan: “¿Qué queréis que haga por vosotros?” (10,36).
     
    6. El relato paralelo de Mateo sigue el mismo orden de Marcos, pero no habla de un ciego, sino de dos: “Había dos ciegos sentados junto al camino, y al oír…” (Mt 20,29). El cambio muestra con mayor claridad la referencia a los codiciosos hermanos.
     
    7. Bartimeo grita por dos veces el título hijo de David reconociendo a Jesús como el Mesías esperado y apreciado, el que liberaría al pueblo de la dominación romana y conseguiría la supremacía política. La primera vez llama a Jesús por su nombre, pero después del título hijo de David, que prevalece: “Hijo de David, Jesús”  (10,47.48). En la segunda grita solo el título omitiendo el nombre: “Hijo de David…”. Queda la aspiración; se diluye la persona.
     
    8. Jesús no acude, lo llama. A Bartimeo (los discípulos) corresponde tomar la iniciativa. Su respuesta a la invitación es inmediata. Marcos la señala con detalle e intención: “Él tiró a un lado el manto, se puso en pie de un salto y se acercó a Jesús” (10,50). Deja al margen la prenda con que recoge la calderilla de las limosnas y se levanta. Sale de la dependencia y del inmovilismo. 
     
    9. Una vez junto a Jesús, Bartimeo le solicita comprender su proyecto alternativo. Ahora, sabedor de su atasco, no le llama hijo de David, se dirige a él con otro título con el que le muestra su total reconocimiento: “Rabbuní , que recobre la vista”  (10,51).
     
    10. Jesús no interviene. A Bartimeo le corresponde actuar. Él lo hace todo: Se levanta, recupera su autonomía y abandona su idea sobre el Mesías hijo de David adhiriéndose al proyecto de Jesús. A su praxis, este le responde:
    “Vete, tu fe te ha salvado”  (10,52).
     
    11. La salvación no está afincada en el futuro. Ocurre ahora. ¡Es histórica y experimentable! Tiene que ver con las cosas reales que suceden a las personas y los pueblos. Se produce por la decisión individual. La fe: adhesión a un proyecto la ha procurado en este caso. La fe=adhesión no es asunto de creencias; compete a los pies.
     
    El pueblo judío vivía sometido al imperio dominante. Las deudas habían provocado la pérdida de las tierras necesarias para la subsistencia de las familias campesinas. Los ingentes impuestos resultaban demoledores. La escasez de recursos llegó a generalizar la miseria y el hambre. La falta de trabajo condujo a situaciones de esclavitud. No parecía haber otra salida que las armas. La gran mayoría se mostraba partidaria del Mesías, hijo de David. También los discípulos, a los que representaba Bartimeo: el hijo (partidario) del Apreciado (Timeo) Mesías.
     
    Jesús plantea otra opción. Una alternativa de sociedad constituida por un pequeño grupo posibilitaba la salida del sistema de opresión y, por tanto, la salvación. La salida del sistema, más que posible, era real (“La realeza mía no pertenece al orden este” Jn 18,36). La propuesta de Jesús respondía a los graves problemas del pueblo. Podía ser comprendida hasta por Bartimeo. La salvación es política, social y económica.  Y sucede ahora: “Tu fe (adhesión) te ha salvado”.
     
    12. La fe-adhesión al proyecto y los pies como su demostración aparecen en el final del relato de Marcos: “Inmediatamente recobró la vista y lo seguía en el camino” (Mc 10,52).
     
    Aprovecho para mandar un abrazo

  • Santiago

    Si Dios no vela por los pobres…donde -como decía el diácono Lorenzo ya en el siglo II- reside “el tesoro”de la Iglesia ¿quien lo hará a cabalidad? Sin embargo, la manifestación de Dios mas atractiva es la del bebé Jesus donde se muestra la esencia de ese amor en un recién nacido vulnerable, débil y dependiente en todo de “otros”…El amor del Padre se nos revela en lo que es mas tierno y mas querido por los humanos..Por eso es que a partir de Belén podemos tener una mejor imagen de la infinitud del amor…reflejada en nosotros mismos, en nuestra humanidad asumida y consumada en un bebé, hijo de María…Por eso, no tenemos que desmontar a Belén…No es necesario, ni tampoco posible.
           Los  silencios de los Evangelistas no indican una negatividad….no se puede concluir que porque uno de ellos silenciara  un acontecimineto o hecho, éste no existió en la realidad  ..Y asi la lectura de la sagrada tradición no se encuentra por completo en Marcos…aunque haya escrito con anterioridad a los otros…Ni hay que pensar, con mucho, que los otros escritores “inventaron”  ardides para forzar las profecías y “mesianizar” a Cristo….Los Evangelios no son biografías detalladas de Jesus…sino aspectos diferentes de su vida, de su palabra y de sus hechos…La predicación oral pasó a la escrita…conforme iba pasando el tiempo…Por lo tanto, los escritores pusieron énfasis en diferentes “cuadros” cristólogicos que correspondían a una realidad histórica…sin que intentaran completarlo todo…Por eso las omisiones y los aparentes cambios de enfoque no son una contradicción…sino que son complementos del primitivo KERYGMA de la Iglesia…Y asi
    Jesucristo  no fue un mito irreal…Nació en un tiempo de apogeo de la cultura…donde la lengua griega, la latina y la hebrea su juntaban para dar a conocer el saber humano…Palestina era parte del Imperio Romano, y había por tanto un constante intercambio cultural, étnico y social….
    Era imposible “desfigurar” los hechos cuando vivían todavia los que conocieron a Jesus en su vida mortal, amigos y enemigos que dan su mano al siglo II y en medio de este arco que describen TODO el siglo I,quedan los Evangelios. Los Evangelios se escriben en vida de los que conoceron a Jesus. Estas Memorias de Jesus -segun Justino- se leían en la reuniones eucarísticas y religiosas de la Iglesia del primer siglo. Nadie podía ignorar en que pueblo -por muy insignificante que fuera- había nacido el que había resucitado…En caso de error la Iglesia lo hubiera rectificado…No es posible sostener un mito…cuando viven los testigos presenciales….Tanto la crítica interna y externa de las Memorias   de los Apostoles son favorables a su veracidad, maxime cuando los herejes usaban los Evangelios para sus argumentos…y cuando la Iglesia aceptaba como veraces los “canónicos”…La ultima palabra era de esa Iglesia primitiva….Los canónicos son los que reafirman la verdad que la Iglesia sostiene..sobre la identidad de Cristo, como Mesías. La predicación pues se mantiene siempre viva..
    Por eso tambien es historia que Publio Sulpicio Quirino desempeñaba un cargo público de importancia -probablemente cónsul- entre los 11-4 antes de Cristo. El censo general empezó al año 12 antes de la era cristiana y acabo el 7 o el 8. Quirino,     un año o dos antes había dirigido victoriosamente un campaña contra ciertas tribus rebeldes de Tauro. Como conocedor del Oriente pudo volver a Siria despues del triunfo y dirigir la ejecución del censo que acabó el año 7 antes de Cristo. Y tambien es razonable la existencia de  un primer censo algunos años antes del primero, o sea antes del 754 de Roma y del año 32 de Augusto, vinculado a la actividad de Quirino. Por eso Lucas no anda tan descaminado pues se trata aqui de personajes históricos, conectados con los acontecimientos de aquella epoca.
      ES   por eso, que toda exégesis católica ha de ser de conjunto, TOTAL,  y holísticamente analizar todos los elementos de la historia de la tradición. Solamente así será verdaderamente y seriamente “creíble”
    un saludo cordial    de Santiago Hernández

  • pepe sala

    Me quedo con el poema que ha compartido Oscar. Sobre todo en su última estrofa:
     
    Que Dios vela por los pobres?
    Tal vez si, y tal vez no .
    Pero es seguro que almuerza
    en la mesa del patrón.

     
    Yo no tuve que desmontar ningún Belén, puesto que ningún Belén monté. Tampoco hice limosna con ningún ” pobre” y no me siento mal por ello. Sí tuve la suerte de poder disfrutar unos días quemando leña en el pueblo, en compañía de mi propio
    ” Belen” y, sin mula ni buey ( bueno, Marco come como los tales  y así no les echamos en falta) y durmiendo a la pata suelta hasta horas que ya habíamos olvidado…
     
    Como respuesta tardía a Atahualpa Yupanqui, le respondo con suficiente seguridad y conocimiento de causa:
     
    Dios NO VELA POR LOS POBRES. Y sus representantes terrenales menos aún.
     
    Ahora llega la cuesta de enero y pagaremos los desmanes de tantas luces y despliegues informativos para alumbrar la mayor mentira de los últimos 2000 años, o más. Y el año que viene ” la repetición de la jugada”…

  • en-red

    Pilar:
    Sin ánimo de polemizar.  Quizá el autor del poema, teólogo católico laico, según se afirma en el blog de Jairo, hace referencia a la encarnación de  un Di*s compasivo que asume los límites de lo humano para que seamos nosotros quienes trabajemos por un mundo más justo y solidario.
    Un poema es metáfora que apunta más allá. El dedo que apunta a la luna.Poliédrico.  Un cordial saludo

  • mª pilar

    Mi manera de mirar… jamás puede “ver” a Dios de rodillas…
     
    Somos los seres humanos, los que ponemos de rodillas a nuestros semejantes, no solo de rodillas, les tratamos de tal manera, que…
     
    Les quitamos la vida con nuestra dureza e corazón.
     
    Es parte del belén que manoseamos en nuestras vidas.
     
    Es muy fácil poner a “dios” de rodillas, sentirnos mal por ello y luego de pedir perdón ante un “pastor” sigo poniendo de rodillas a toda persona que no haga lo que:
     
    “yo” quiero-necesito-me conviene etc….
    mª pilar
     
     

  • oscar varela

    Hola!

    La temática del APRECIO – DESPRECIO
    me parece valedera y decisiva en la vida de la gente.

    Tal vez haya en nuestra raíz humana
    un fontanar deseo y necesidad de “ser apreciado
    valorado, estimado.

    Somos como semillas menesterosas
    de un nutriente llamado APRECIO.

    Si así fuera
    ¿qué cuesta dedicarnos a apreciar, valorizar lo que a nosotros llega?
    ¿Se puede ser ser humano sin el ejercicio del APRECIO?

    …………..
    Me gustaría que Salvador dedicara un poquito más a esto de Bar-timeo.

    ¿Podrá ser? – Gracias! – Oscar.

  • en-red

    Se derramó la Ternura

    Se derramó la Ternura.
    Y Dios se hizo hambre
    y pecado, y harapo sucio
    y humana basura.
    En el rincón de una calle, cosida de gente con prisa,
    he visto a Dios de rodillas,
    empapado de lluvia,
    con los brazos abiertos en súplica…
    He visto a Dios…
    en la boca del Metro
    “Banco España” (¡qué ironía!),
    embalado en cartones,
    durmiendo a la vera de un perro,
    su amigo…
    He visto a Dios…
    en el llanto del niño
    que llora el día de “reyes”
    en su choza amueblada
    de ilusiones vacías.
    He visto a Dios… en silencio,
    en llantos y besos cortados,
    en vida caliente atrapada,
    en pupilas sedientas de luz,
    y una madre que la apaga…
    ¿Por qué? Pregunta es la nuestra…
    Y he visto…
    la indiferencia, que pasa
    con labios de púrpura,
    y la mirada entornada
    diciendo: ¡por dios, qué basura!
    Y pasé yo pensativo…
    deposité entre sus dedos
    una moneda en mi bolso perdida;
    con ella lavé mi conciencia
    y me di por cumplido.
    Y Dios… de rodillas.
    ¡Por fin!
    Se acabaron las “fiestas”.
    Se apagaron las luces
    que enmascaran la niebla.
    Se agotó el despilfarro,
    el derroche, la gula.
    Se acabó el hilvanado
    de frases bonitas y huecos deseos.
    Y mañana… otro día.
    Y Dios… de rodillas,
    con los brazos abiertos en súplica.
    José Luis Suárez Sanchez

    ( blog Jairo del Agua
    RD)

  • Mª Antonia

    ¡Gracias, Salvador por este aporte tan oportuno  al terminar las fiestasde Navidad!
    Los puntos 8, 9 y 10 me han tocado profundamente:  Montaje y desmontaje: del “aprecio” al “desprecio” para poder llegar a  serLibres, en un escenario libre de ambiciones”
    Es encontrar sintonía con lo que voy reflexionando desde hace algún tiempo: Jesús el despreciado en la Galilea despreciada, el que presenta esa  sociedad alternativa posible, en la que cada persona tiene su razón de ser sencillamente por lo que es, por su dignidad de ser persona…
    Voy por la calle y cada mamá que veo con su bebé  me remite a las Fiestas apenas pasadas, en esa normalidad y a la vez misterio que cada nacimiento tiene.

    Veo a los despreciados de esta sociedad  y tengo la sensación de que en ellos está la clave para comprender un poco lo que fue Jesús.

    Si pudiéramos evitar los montajes…! Si no tuviéramos la necesidad de encumbrar…!
    Percibo que ir desmontando Belén a mí me libera, me da horizontes reales de amplitud insospechada, para mí y para las personas con que me encuentro.

    ¡Deseo lo mejor para cada una y cada uno en este año 2013!

  • M.Luisa

    Desmontar  no significa condenar, no significa herir ¡Esta es la cuestión!  Totalmente de acuerdo con Salvador. Lo que se deshace  no es la estructura de la realidad  la cual siempre está ahí para de nuevo configurarla y en este caso la del Belén.  Pero entiendo que  para   colocar  sus diferentes elementos en el lugar que les corresponde  estructuralmente, es decir  en la estructura ya dada, cuyo esfuerzo hermenéutico  queda reflejado en el artículo,  es menester  desmontar también   la construcción mental  que la ha desestructurado.
     
    Como dice Héctor desmontar es usar nuestra capacidad intelectiva la cual, sin embargo, yo no diría lo de “usarla al máximo”, (queda como ambiguo e intencional) sino que, como tal capacidad   también  apunta a una estructura,  así mismo pues,   se tratará de ordenar estructuralmente  sus componentes cognitivos.

     
    Si me permites, Héctor, y sin intento alguno de retocar tu planteamiento  pues capto lo que quieres decir perfectamente,  ahondaré un poquito más  en este punto (he de aprovecharlo)  donde  rehúso hablar de usar la capacidad intelectiva al máximo.

     
    Tradicionalmente es lo que se ha venido haciendo,   creyendo que usarla al máximo ello significaba   que la inteligencia era  el órgano de ideación y el de formalizar  conceptos  cuando la capacidad  intelectiva no tiene que ver con nada de eso, tiene que ver más bien,  como antes he señalado con la    unidad estructural de sus componentes: intuición (aprehensión),  logos (palabras) y razón (comprensión). Lo cual, como ya sabes, zubiriananmente hablando es lo que se entiende  por Inteligencia Sentiente,   no emocional como ahora es frecuente hablar  porque lo emocional, que es real, por supuesto,  es sólo un momento de superación inscrito  en el primer nivel, es decir en el de la aprehensión o intuición si se quiere.  Y aquí está el meollo de la cuestión! Al no superar este momento,  hemos trastocado tradicionalmente   la estructura  cognoscitiva  y con ello  hemos desfigurado   la estructura de la realidad misma.
     
    gracias a todos y aprovecho aquí mismo para enviar a Sarri mis mejores deseos!

  • oscar varela

    Hace tiempo que Don Atahualpa recitaba
    -tal vez un tanto más directo que don Marcos-
    el MONTAJE de la actual Sociedad tinglada:
    …………………………….

    Preguntitas sobre Dios
    (Atahualpa Yupanqui)
     
    Un día yo pregunte :
    Abuelo, donde esta Dios ?.
    Mi abuelo se puso triste,
    y nada me respondió.
    Mi abuelo murió en los campos,
    sin rezo ni confesión.
    Y lo enterraron los indios
    flauta de caña y tambor.
     
    Al tiempo yo pregunte:
    Padre, que sabes de Dios?
    Mi padre se puso serio
    y nada me respondió.
    Mi padre murió en la mina
    sin doctor ni protección.
    Color de sangre minera
    tiene el oro del patrón !.
     
    Mi hermano vive en los montes
    y no conoce una flor.
    Sudor, malaria, serpientes,
    es la vida del leniador.
    Y que nadie le pregunte
    si sabe donde esta Dios.
    Por su casa no ha pasado
    tan importante senior.
     
     
    Yo canto por los caminos,
    y cuando estoy en prisión
    oigo las voces del pueblo
    que canta mejor que yo.
    Hay un asunto en la tierra
    más importante que Dios.
    Y es que nadie escupa sangre
    para que otro viva mejor.
     
    Que Dios vela por los pobres?
    Tal vez si, y tal vez no .
    Pero es seguro que almuerza
    en la mesa del patrón.
     
     

  • oscar varela

    Hola!

    Hace ya 10 años de lo que dije en enero 2003
    para el Programa “Tangos en el Delta” FM 88.7 “La Barquita” – Tigre- Argentina

    Vuelvo a firmar mi conclusión de coraje fraternal:
    ¡Vení! Firmemos aquí abajo,
    la Carta que nos mandamos!

    ……………………..

    65 años de Reyes Magos
    Me preguntaron una vez
    si creía en los Reyes Magos.
    – Depende- les contesté;
    y me miraron asombrados.
    – ¿De qué depende?- insistieron
    – ¿O todavía no te avivaron?-
    – ¡No seas chitrulo! – repitieron
    – ¿O aún creés en los Reyes Magos?-
    No hay duda que tenían razón:
    Los Reyes; los Reyes ya pasaron.
    Pero no se me quita la ilusión
    de que, aún sin Reyes, haya Magos.
    Allá por los cinco años – pasados-
    los grandotes de la cuadra
    se burlaban de la Carta a los Magos;
    pero ni un cachito, aflojó mi confianza.
    A los seis ya me entró la duda;
    y el piso de mi pieza enharinaba
    para ver si era camello, hombre o burra;
    las huellas que la verdad manifestaran.
    Recién a los siete se cambia la piel.
    Los grandotes dijeron haber ganado.
    Mi derrota, amarga como la hiel,
    que callé por interesado.
    No había, a los Reyes, que darle pie,
    al otro año irse para otro lado.
    Después, los años fueron pasando.
    Los Reyes se hacían, a veces, los distraídos.
    Cuando alargué pantalones: se olvidaron.
    Y equivocado, me vi de los Magos, perdido.
    Si hoy me preguntan otra vez:
    si creo en los Reyes Magos;
    les hago el distingo -sin interés-:
    Que Reyes ya no andan por mis pagos;
    Pero de SUEÑOS, es un Mago este viejo que ves;
    ¡Vení! Firmemos aquí abajo,
     la Carta que nos mandamos!
    ……………….
    Nota
    : en Argentina es costumbre dejar una Carta escrita a los Reyes Magos, firmada por el interesado.

  • oscar varela

    Hola Héctor!
     
    A propósito de tu cita: “Vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres” (Marcos, 10; 17-30), leo de Salvador Santos en la Entrega 27 del Curso-Taller “Prometiendo seguir”:
     
    – “Si aplicamos el zoom a nuestro texto para verlo más de cerca observamos algo extraordinariamente curioso en su respuesta. Citó escrupulosamente los seis últimos mandamientos del decálogo… ¡menos uno! El décimo no lo nombra. Vamos a leerlo. Dice así: “No codiciarás los bienes de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de él” (Ex 20, 17).
     
    En su lugar, usa otro que no está en el decálogo – siguió hablando Teófila-. Lo entresaca de otras leyes sociales. Nuestro hombre no tuvo reparo en introducir ese cambio en un texto tan sagrado. Con su movimiento sacrílego tenía la intención de acomodarse al personaje que tenía delante y matizar, en su caso, el sentido de los mínimos a cumplir para obtener el objetivo que él pretendía. Nuestra traducción escribe: “no defraudes“. Pero será interesante leer el precepto completo en el Antiguo Testamento.
     
    No explotarás al jornalero, pobre y necesitado, sea hermano tuyo o emigrante que vive en tu tierra, en tu ciudad; cada jornada le darás su jornal, antes que el sol se ponga, porque pasa necesidad y está pendiente del salario. Si no, apelará al Señor, y tú serás culpable” (Dt 24, 14).
     
    El verbo hebreo al que la Biblia griega y el texto de Marcos traducen significa explotar, defraudar, estafar en el sentido de robar lo debido al jornalero, al emigrante.
     
    Han podido apreciar muy bien que el Galileo le daba pistas al rico para que analizara la procedencia de su riqueza. Pero se ve que él, como ocurre con los que tienen el dinero, se muestra incapaz de comprender que su acumulación está relacionada con la carestía de otros muchos. Así pues, no se quedó muy conforme con que esa interpretación del Galileo y se refugió en la suya…, algo más… permisiva: “todo eso lo he cumplido desde joven“.
     
    El Galileo no se enfrentó al rico. Sí, al sistema que produce la riqueza. Por eso echa mano de la praxis para hacérselo ver mejor y le propone apostar directamente por la justicia: “una cosa te falta: ve a vender todo lo que tienes y dáselo a los pobres“. Le apunta la posición desde donde se accede a la sociedad alternativa: “anda, ven y sígueme“.
     
    El proyecto del hombre de Nazaret no admite la injusticia. El otro no consintió; se marchó con su riqueza y su tristeza. Ahora fijaos en este detalle. Una cosa es lo que pretende el rico, una vida definitiva para después de su muerte, y otra muy distinta lo que le plantea nuestro protagonista: una vida definitiva… ahora. Esa es la razón por la que lo invita a adherirse al grupo. Ante su negativa, el Galileo dice a los discípulos: ¡Con qué dificultad van a entrar en el reino de Dios los que tienen el dinero! (10, 23).
    ……………….
     
    Ya acá en Atrio hubo quien alertaba de cierta (o plena) cooptación política de lo religioso,
    cuando en la oración “Padrenuestro” se cambiaban LAS DEUDAS por las Ofensas.
    ……………
    La “Cooptación” es un Montaje interesado.
     
    A mí me interesan Des-montarlos. Suelo avisar antes para que salgan de abajo.
    Les proveo de algunas ambulancias a los desubicados y desatentos.

    Los Cooptantes solo se interesan de hacer puré con los aplastados.
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Héctor

    Y sobre todo hay que desmontar el sistema que sujeta las ideologías, que controla de manera socavada y oculta nuestras mentes, y que nos mete dentro del alma el miedo. Octavio Paz dijo alguna vez que las masas en las que el sistema ha sembrado el miedo al cambio son las masa más peligrosas.
     
    Cuando las masas están dominadas el sistema campea libremente porque nada se opone a su poder. Hay que buscar salidas a este dilema. El sistema nos debilita y nos deja sin fuerzas. Sin fuerzas no podemos atacar al sistema. El Galileo lo dejó claro: “Vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres” (Marcos, 10; 17-30). De nada te vale pasarte la vida ‘dándole a los pobres’. vendrán más pobres, tendrás que buscar más dinero. La clave está en destruir el sistema ya de una vez:  ‘Vende todo lo que tienes’.

  • oscar varela

    Hola!

    Ni los virus
    ni Monsanto
    DESMONTA por desmontar nomás.

    Se des-monta
    por algo
    y
    para algo.
    ……………
    Los intereses pramáticos
    * de Mateo (ojeadores de astros)
    * de Lucas (Censos de población)

    pienso que:
    – no son mis intereses
    – ni los de nuestro mundo actual
    ……………….
    Estimo que nos están “haciendo tortilla”
    el mundo y su gallinero.
    ¿Acaso no se siente el rompedero de huevos?
    ………………
    Conviene des-montar
    -aunque sea a soplete si los tornillos están occidados-
    antes que se nos venga el tinglado encima.

    La receta médica para el quemado es:
    “cortar por lo sano”

    ¿No se anda solicitando “coraje”?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • francisco javier peláez

    Fijaros con qué guasa hablaba Jimenez Lozano en 2001 de la expresión “armar un belén”,en Rinconete:”Parece que fueron Francisco de Asís y sus compañeros los primeros en montar con figurillas un belén o nacimiento,una escena biiblica que,por lo demás,ya se representaba en el medievo en las iglesias,pero que,ahora,al convertirse en una composición plástica libre según la espontaneidad popular,a los poderes del tiempo políticos y eclesiásticos no les gustó nada.Y allí vieron,sobre todo una cosa peligrosa:que el establo con el Niño estuviera en el lugar central,que la residencia de los señores,el castillo de Herodes,estuviera allá lejos,en segundo plano,y como sin importancia;y que los pastores y las gentes corrientes fueran a ese establo con presentes,pero no al castillo,y,por fin,que los Reyes Astrólogos de Oriente hicieran lo mismo.El asunto,si la gente daba en pensarlo,era realmente peligroso;y se prohibió montar belenes.Buena gana se tenía que se armase un belén en cualquier momento.Luego,se le dió al belén una interpretación más bien dulcificada,quedó siendio,más que otra cosa,una estampa encantadora y como capricho de niños.Pero,por si acaso,las cosas van ahora por el camino de Papá Noel,que,desde luegono ofrece en sí mismo muchas polisemias ni posibilidades de interpretaciones peligrosas.Aunque de todas maneras las gentes,cuando se trata de referirse a un alboroto de protesta,siguen diciendo:”Se armó un belén” o “Aquí va armarse un belén”.Y lo mismo cuando se trata de enfrentarse a una dificultad:”!Menudo belén es ése!”.Algún rumor sigue quedando de aquél belén de primeras figuritas y representaciones…”.El texto lo he copiado yo sin respetar los puntos y aparte que Lozano ponía bastante bien.Creo yo que dado que corren tiempos difíciles y de protestas lo que preocede es “armar unos cuantos belenes” o la marimoerena.

  • Asun Poudereux

    Los sentimientos y certezas  que no se pueden explicar con meras palabras, es lo que queda, tras des-montar el Belén con todos sus constructos y confusiones.  
     
    Se imponen en la superficie tantas cosas, necesidades  y   tantos miedos encubiertos,  que no se ve la hondura ni se alcanza profundidad. Hacemos y  creamos  continuamente un mundo semejante a Belén,  porque si no,  nos sentimos de menos, el egocentrismo, también religioso,  nos puede.
     
    Desmontándolo  hasta tocar fondo encontramos siempre  lo mismo, que ya está todo: alegría, paz, confianza y que todo tiene sentido,  nada falta, ni nunca en realidad ha faltado para reconocernos  y  vernos en el otro como Jesús.
     
    Gracias Salvador y a todos  vosotros por estar ahí.
     
     
     
     
     
     
     
     

     

     

  • Pedro Chasco

    He disfrutado leyendo el DESMONTANDO EL BELÉN de Salvador Santos y aprecio el esfuerzo porterior que hace cuando dice “Desmontar no significa condenar. Tampoco tirar a la basura. Desmontar se entiende como deshacer una estructura ideológica y colocar sus diferentes elementos en el lugar que les corresponde”,  para no herir a quienes aún se emocionan devotamente sin imaginar que los relatos inventados son para transmitir la realidad de lo divino en lo humano… Tal vez pudiera Salvador Santos en otra ocasión animarse explícitamente -me fio de sus conocimientos y de su fe- a mostrar lo que encontramos edificado a otro nivel más trascendente y aún más humano, cuando acertamos a desmontar el Belén torpemente utilizado, o al menos de forma inservible para nuestros tiempos…

  • mª pilar

    ¡Gracias Salvador! Por estar d nuevo con este grupo variado y enriquecedor… jejeje…

    Ciertamente hay que ir desmontando sin “destrozar ni herir”

    Porque todo está quedando en un “no sé qué…” hay qienes caminan como perdidos, sin saber que hacer; o romper con todo, o recomponer como nos dice Oscar con:
     

    ¡Elegancia! y añadiría… con sabiduría.

    ¡Gracias Salvador!
     
    Un gran abrazo que hago extenso a cuantas personas entran en Atrio.

    mª pilar

  • oscar varela

    Hola!
     
    Uno de los “des-montajes” que este Artículo me propone
    es el de des-trabar la madeja tejida
    acerca de un Jesús en bloque in-articulado, “sin costuras”.
    ………………
     
    Por otra parte, los “simbolismos” pueden ir perdiendo lozanía y vigor.
     
    La mutación acontece cuando se ese fiel a los simbolismos emergentes de la vida.
     
    Mi experiencia y creencia es que los simbolismos “religiosos”
    funcionan como lápidas de la profana vida responsable.
     
    Lo que fue una función vital, hoy es un “fraude” a la vida humana.
     
    DEFRAUDAR al prójimo ha sido la clave por la que el “rico” no siguió a El Galileo.
     
    A la preguntita final:
    – “¿Habrá llegado ya el momento de desmontar Belén?”-
     
    No lo dudo:
    ¡HAY QUE DES-MONTAR EL FRAUDE, que con los belenes intentan, sean quienes sean!
     
    Sigo ¡Yendo todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Quiero saberme deudor agradecido de Salvador.
     
    Acá me muestra los anclajes, articulaciones y fijaciones
    -sus qués y sus cómos-
    con que me hubieron montado desde niño
    la Sociedad y mi Familia con mi colaboración cómplice
    (Fiestas: navideñas, findeañeras, reyes magos  -del 8/12 al 8/1)
    ……………….
     
    Sobre ese terreno-construcción montada (herencia y educación)
    Iba yo montándo-me mi propio y libremente obligado destino.
     
    Y así es como me encuentro y encuentran HOY:
    ¡Yendo todavía: montando a estructuras, con llaves mazas y taladros en las mentales manos! – Oscar.

  • Héctor

    Por si alguien no me ha entendido, la palabra ´desmontar’ de mi comentario  tiene el mismo sentido que lo tiene en el de Salvador Santos. Un saludo afectuoso para Salvador. Te llamaremos esta noche, un abrazo
    Héctor

  • oscar varela

    Hola!
     
    Me he jubilado como “MONTADOR”.
     
    * A veces: sobre terreno pelado.
     
    * Otras veces: sobre terreno des-montado.
     
    * Y otras veces: sobre construcciones montadas.
    ………………..
    Cada una requería estrategias diferentes.
    La Empresa que acertaba con la “estrategia” más elegante
    (la elegancia consiste en elegir lo mejor al menor costo)
    esa Empresa ganaba la Licitación y yo tenía ocupación.
    Podría decir que pasé la vida gracias a elegancias.
    ……………….
    Estimo que la tarea que exige más dedicación para la elegancia
    es la de construir sobre montado.
     
    Gana quien acierta a DES-MONTAR
    todo lo que haya que des-montar para la “mudanza”.
    Todo lo que haya que des-montar.
    Todo lo que haya que des-montar.
    Todo lo que haya que des-montar.
    Sea lo que sea.
    Sea lo que sea.
    Sea lo que sea.
     
    ¡Me-voy-des-montando
    mientras y porque
    Me-monto- todavía! – Oscar.

  • Héctor

    Yo no creo que haya llegado ‘el momento’ de desmontar, creo, que siempre debemos estar en marcha para desmontar: entendamos, superar, lo que tenemos y lo que somos.
     
    A ver si me aclaro. Yo creo que lo  mismo que tenemos que ir cambiando biológicamente, creciendo, adquiriendo más fuerza física según nos vamos enfrentando con nuevas tareas en la vida, igualmente tendremos que crecer superando las barreras sociales, ambientales, ideológicas que se nos pusieron en frente en el pasado. O sea que se trata de una tarea de superación que es un derecho y un deber.
     
    Belén es una de tantas tareas. Si no se puede desmontar totalmente de una vez se irá viendo como superarlo. Habrá que contar con los que nos rodean. Pero no podemos renunciar a ser nosotros mismos por presiones que nos vengan de fuera y de todos los lados. Hay muchas cosas más que desmontar con cuidado pero con firmeza: los conceptos que tenemos de imposiciones institucionales, la revelación que controla la iglesia y que nos dice como tenemos que ver y entender la realidad. Desmontar es crecimiento, es ir dejando atrás lo que no somos nosotros mismos, es usar nuestra capacidad intelectiva al máximo. Es la mejor fuerza que tenemos.
     
    Una canción suramericana de hace unos años invitaba a los campesinos: ¡ A desalambrar, A desalambrar, que la tierra es mia, es tuya y de aquel, de Pedro, María de Juan y Jose! Creo que en las imposiciones socio-ambientales del pasado impuestas muchas de ellas como control para que pensaramos todos de la misma manera, en ese terreno, teníamos que haber empezado a desalambrar y a desmontar desde hace mucho tiempo.
     
    Lo siento Justiniano y respeto la opinión de tu hija, pero hay que desmontar muchas cosas con todas las cargas emocionales que conlleve. Es ley de crecimiento, de llegar a ser lo que los demás esperan de nosotros.
     
    Feliz año nuevo y abrazos para todos
    Héctor
     

  • Antonio Vicedo

    Completamente de acuerdo con esto, Salvador :-Desmontar se entiende como deshacer una estructura ideológica y colocar sus diferentes elementos en el lugar que les corresponde.
     
    Así intento tomar todo el N.T y también el Antiguo como motivación testimonial para mi intento de Fe en Jesús y en el Dios que por Él y en Él se nos oculta y manifiesta.
     
    Respecto a la complementación de lo que aporto de Mc., como lo de otras comunidades primigenias desde las que se aportan sus contenidos Mt., Lc. y Ju. puede que, parte soporte ideología, pero, dados los modos de expresar en lenguajes diferentes aspectos de motivaciones para la fe, bien puede ser que no sea ideología, sino forma disponible de acercarse a una realidad de contenido, y no tan circunstancial, que no se alcanza con razonamientos, ni como absurda se puede rechazar.
     
    De todas formas, agradezco todo cuanto suponga pulir las motivaciones de la fe, pero siempre optando por que, lo principal de esta actitud de fidelidad, se concrete en el terreno de las vivencias prácticas más coherentes con lo que en y por el JESÚS HUMANO se nos manifestó como testimonio y mensaje.
     
    Al fin esto es lo que, creo, constituye esa especial revelación del Padre a las gentes  en contraposición con lo que esconde a sabios y entendidos, si solo razonamos,  según Jesús, cosa que de ningún modo considero en quienes, desde el compromiso solidario con quienes tan necesitados están de la verdad, os dedicáis a ofrecernos estos clarificadores resultados.

  • pepe sala

    Quiero reconocer el mérito ( al menos para mí lo es) de Salvador Santos, quien, además de proponer el artículo a comentar, se interesa en bajar al ruedo con los demás y defiende su texto.
     
    No es lo más normal en ATRIO y y quiero dejar constancia de mi reconocimiento.
     
    Buenos días, pues.

  • Una aclaración:
     
    Desmontar no significa condenar. Tampoco tirar a la basura. Desmontar se entiende como deshacer una estructura ideológica y colocar sus diferentes elementos en el lugar que les corresponde.
     
    Estoy de acuerdo contigo, Justiniano. Los relatos de Mateo y Lucas conviene leerlos con rigor (el rigor no elimina los sentimientos) y desentrañar el mensaje que transmiten… para que nadie nos engañe.
     
    Hola Antonio. También como aclaración: los textos que citas de Mc 16, 9ss no son Marcos, sino añadidos muy posteriores que tratan de salvar, aún contradiciéndolo, el final abrupto de Marcos acabado literalmente ¡con una conjunción!:
     
    tenían miedo, pues”  (Mc 16,8).
     
    Aprovecho para mandar un abrazo a todos


  • ¿Habrá llegado ya el momento de desmontar Belén?

    Salvador, ingeniosamente pico a tu carnada tan quisquillosa : “¿Habrá llegado ya el momento de desmontar Belén?”
    En mi “escazus de mente” opino que NO.

    Reconozco el fuerte plato mítico/metafórico que nuestra “brava inteligencia hermenéutica” hoy en día nos ha servido sobre “el cuento del nacimiento e infancia” de “nuestro Galileo de Marcos”; plato que se encuentra en los Evangelios según Mateo y Lucas.

    Sin embargo y no obstante, me ha contado mi hijita de 30 años, quien ya con su Maestría terminada está acumulando sus mil horas de práctica para recibir su Licenciatura en Terapia de Pareja y Familia, que hoy en día se reconoce la presencia prévia de un profundo elemento emocional en el ejercicio de nuestro raciocinio que luego nos conduce hacia una práctica o una toma de decisión en nuestras vidas.

    Al parecer, la ciencia de hoy nos dice que ya no es tan claro lo de Immanuel Kant y su “Kritik der reinen Vernunft”. subrayando la palabra “reinen”.

    Por todo esto y algo más NO estoy a favor de desmontar Belén, sino ACLARAR BIEN EL VERDADERO MENSAJE DE BELEN ENFOCADO EN EL PROYECTO DE DIOS Y SU CRISTO para la construcción del REYNADO del “Abbá Padre” “aquí en la tierra como en el cielo”, lo que hoy solemos llamar “aquella otra sociedad posible”, “aquel otro mundo posible”.

    Feliz Epifanía a todas y todos de Atrio, para que aprendamos ver con el corazón además que con la inteligencia.

    Justiniano de Managua

  • Antonio Vicedo

    ¿Separamos, distinguimos y diferenciamos al Galileo de Nazaret Jesús, crucificado, muerto, sepultado y resucitado , a Quien reconocen María (Mc XVI), dos caminantes y por último a los Once (¿?) según el convencimiento testimonial del ambiente del que Marcos narra la Buena Noticia y exponemos en belenes ?
    Y, si hay implicaciones de géneros literarios para rellenar el testimonio de fe, siempre trascendente a la inmanencia ¿no merecen también valoración significativa en la celebración del Acontecimiento en tanto tal, las  circunstancias reales y también las que conllevan finalidad arquetípica para las vivencias humanas desde la fe?
     
    Puede que la permanencia de todo ello,cubierto el tiempo de intensa celebración, sea algo muy importante y necesario a la hora de retirar montajes, imágenes y símbolos de los belenes, pues lo que el acontecimiento significa para la Humanidad es HERMANADA CON-VIVENCIA  con JESÚS EMMANUEL MESIAS, esperado y llegado en tanto HOMBRE- DIOS (Testimonio, Compromiso y Misterio).

Deja un comentario