Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

diciembre 2012
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
7142 Artículos. - 108874 Comentarios.

Ya sabemos por qué callan los obispos

Aunque nos los suponíamos, el proyecto de ley del ministro Wert ha sido precedido de conversaciones con la cúspide de la Iglesia Católica en España. ¿Acaso algo se concede sin contrapartida? ¿No es ésta la explicación de que los obispos estén tan clamorosamente callados sobre la crisis? Sólo se atrevieron a hablar de los desahucios cuando supieron que el gobierno iba a publicar un engañoso proyecto sobre el tema. Pero, en la reciente homilia sobre la Inmaculada de Rouco aludió a la crisis sólo para decir que lo horroroso era perder la fe en “el futuro que espera más allás de la muerte” para alegrarse de e “que se abran y queden abiertas de un vez por todas, los cauces de la libertad de la educación y formación en la fe”.

Los obispos y Wert negociaron con sigilo

El Gobierno discutió con la Conferencia Episcopal del nuevo papel de la asignatura de la religión

Manuel Planelles El País, Sevilla 8 DIC 2012

Los obispos españoles están cerca de apuntarse una de sus mayores victorias educativas de los últimos 35 años. Han negociado en silencio hasta conseguir que el proyecto de ley de enseñanza que ha presentado esta semana el Gobierno de Mariano Rajoy colme una de sus históricas reivindicaciones: que los alumnos que elijan no cursar la asignatura de Religión tengan que estudiar una materia alternativa fuerte. Se llamará Valores Culturales y Sociales en primaria y Valores Éticos en secundaria. Además, también se ha cumplido otros de sus deseos: que se suprima la polémica Educación para la Ciudadanía.

Los obispos ganaron durante la Transición la batalla de la clase de Religión en todas las aulas, tanto en los centros concertados católicos como en los públicos. La Iglesia perdió entonces su dominio sobre la enseñanza en España, pero logró que el Estado firmara en 1979 los acuerdos con la Santa Sede, que tienen un capítulo dedicado a la educación. Gracias a ese pacto, los prelados consiguieron que la Religión se siguiera impartiendo en todos los colegios e institutos y obtuvieron la libertad para elegir a los docentes, cuyo sueldo sale de las arcas públicas.

Eso sí, la asignatura dejó de ser obligatoria. Y el empecinamiento de los obispos en las últimas tres décadas se ha centrado en endurecer la alternativa a la clase de Religión para evitar un efecto disuasorio. Este asunto ya provocó litigios en los noventa y una retahíla de comunicados de la Conferencia Episcopal Española entre 2005 y 2007, mientras el anterior Ejecutivo socialista elaboraba y desarrollaba a través de reales decretos la Ley Orgánica de Educación (LOE). Los obispos, incluso, se sumaron a la multitudinaria manifestación contra esta norma que se celebró en Madrid en noviembre de 2005.

Mario Bedera, ex secretario de Estado de Educación del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, participó en la elaboración de la LOE, la norma que será sustituida por la reforma del ministro José Ignacio Wert. Cree que la existencia de una materia fuerte alternativa a Religión “es una forma de ganar clientela” para la Conferencia Episcopal. O, dicho de otra forma, una manera de que la asignatura confesional no pierda alumnos. “Montar una alternativa dura es una excusa para que exista Religión”, opina Juanjo Picó, responsable de comunicación de Europa Laica.

La Iglesia también ha logrado que se elimine Educación para la Ciudadanía

Picó cree que tras la insistencia de la Iglesia católica en que se regule (y endurezca) la alternativa hay un intento de esquivar la progresiva “secularización” de la sociedad. Según su interpretación, es la forma de evitar la “caída vertiginosa” del número de chicos que cursan Religión. Entre el curso 2000-2001 y el 2009-2010, se registró un descenso de más de ocho puntos, según los datos del Ministerio de Educación. En primaria, se pasó en una década del 83,32% de matriculados en Religión al 74,19%. En secundaria, del 63,71% al 54,39%. Y del 47,68% al 41,14% en bachillerato. La caída es mucho mayor en la pública y a medida que los chicos crecen y ganan libertad para elegir.

Respecto a las alternativas a la materia confesional, los desarrollos de la vigente LOE establecieron tres vías en secundaria: estudiar Religión, cursar Historia de las Religiones o una “adecuada atención educativa”. En la práctica, según reconoce el socialista Bedera, la opción de Historia de las Religiones es “residual”. La inmensa mayoría de los alumnos o estudia Religión o recibe esa atención educativa, que se traduce en horas de biblioteca o en salir antes del instituto. Wert enmienda esta situación al eliminar la opción de la atención educativa y situar en su lugar la nueva materia de valores culturales, sociales y éticos, como querían los obispos. La Iglesia ha argumentado hasta ahora que elegir Religión no podía suponer discriminación.

La Conferencia Episcopal se ha apuntado el tanto desde el silencio. Frente a la pública y callejera estrategia que emplearon contra la LOE, los obispos se han movido en esta ocasión en los despachos. La Consejería de Educación de Andalucía, contraria a la solución que se ha buscado para Religión, asegura que este asunto nunca se trató en las reuniones sobre la reforma que el Gobierno ha mantenido con las comunidades. No fue hasta el pasado lunes, víspera del encuentro entre el ministro y los consejeros autonómicos, cuando apareció plasmado en el proyecto de ley. En el texto que Wert presentó a finales de septiembre no se mencionaban las alternativas a la materia confesional, algo que escamó a responsables de la Iglesia.

Pero, entre el proyecto de septiembre y el que se difundió el lunes, los obispos han sabido jugar sus cartas. “Estamos en fase de diálogo”, dijo el 4 de octubre el portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino. “Religión tiene que ser ofrecida en condiciones de libertad para quien la elija, pero como una asignatura equiparable a las fundamentales”, añadió el sacerdote, quien mostró “una cierta preocupación” al no haber encontrado en el proyecto de septiembre una “fórmula” que le convenciera.

La alternativa dura es la excusa para que Religión exista”, dice Europa Laica

El Ministerio de Educación, preguntado sobre si habían mantenido encuentros con la cúpula de los obispos, primero dijo que no, y, horas después, una portavoz aclaró a este periódico que la secretaria de Estado Montserrat Gomendio se ha reunido con responsables de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis. Esto no se publicitó como los encuentros con otros sectores.

Los obispos han sido los que han tratado directamente con ella. En los temas relacionados con la educación religiosa el ministerio tiene tres interlocutores clásicos. Por un lado están la Conferencia Episcopal y la Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos y Padres de Familia (Concapa), que suelen ir de la mano en sus reclamaciones. El tercer actor es la patronal católica FERE, que mantiene una actitud pragmática y centra su atención en la reivindicación de los conciertos educativos, que también se benefician con la reforma de Wert.

“Nosotros no hemos tenido conversaciones con el ministerio sobre la asignatura de Religión”, reconoce José María Alvira, responsable de la Secretaría General de FERE. Admite que de ese asunto se ocupó directamente la Conferencia Episcopal. Sin embargo, Alvira aplaude, al igual que Concapa, que se haya armado una alternativa fuerte a la clase confesional porque sirve “para que se tome en serio” la materia. Pero lo cierto es que los asociados de Fere no han tenido muchos problemas con este asunto, ya que los alumnos que se matriculan en sus centros suelen aceptar el ideario católico y pocos son los que se decantan por no cursar Religión.

No ocurre lo mismo en otros concertados de carácter no confesional. “Es pedagógicamente más lógico tener una alternativa más clara”, sostiene Rafael Caamaño, secretario general de la patronal CECE Andalucía, donde están representados centros privados católicos y no confesionales. Caamaño afirma que sus colegios e institutos han tenido “problemas” para atender a los alumnos que no querían cursar Religión.

La patronal de los concertados aplaude los cambios

El otro tanto que se han apuntado ahora los obispos ha sido la supresión total de la asignatura Educación para la Ciudadanía, puesta en marcha por el anterior Gobierno socialista y que fue respaldada por el Tribunal Supremo tras años de polémica y ruido. Es más, en la reforma de Wert las asignaturas que se perfilan como herederas de Ciudadanía son, precisamente, las dos alternativas a Religión, es decir, Valores Culturales y Sociales y Valores Éticos.

Alejandro Tiana, ex secretario general de Educación del anterior Gobierno socialista, cree que “concebir la Religión como una alternativa a los valores sociales, cívicos o éticos” es una opción “totalmente rechazable”. Para conocer los contenidos de las dos materias alternativas a Religión habrá que esperar todavía al desarrollo que tiene que realizar el ministerio después de aprobar la reforma. También habrá que aguardar hasta ese momento para saber cómo se evaluará la materia de Religión (y sus alternativas).

Hasta ahora, según explica Tiana, la fórmula por la que se habían decantado los distintos responsables de la Administración educativa era por la de “una asignatura evaluable, pero no computable”. Es decir, los alumnos se tenían que examinar de Religión y las calificaciones figuraban en su expediente y contaba para repetir curso (aunque el nivel de suspensos en Religión es ínfimo). La nota, en todo caso, no contaba para la media para acceder a la Universidad o para lograr una ayuda o beca. La duda es si el Gobierno mantendrá esta situación cuando se empiece a aplicar la reforma. Lo que sí ha hecho ya el ministerio es dejar fuera de la nueva reválida de secundaria a la Religión y su alternativa.

También resta por saber si la victoria del sector católico será completa y consigue que en el Bachillerato gane peso la asignatura de Religión. El ministerio ha decidido ahora situar esta materia entre las 11 asignaturas optativas de esta etapa no obligatoria. De esas 11, los alumnos deben elegir dos o tres. Dentro de la Iglesia ya han surgido voces que piden un cambio para que la Religión reciba una atención especial en esta etapa (en la que menos de la mitad de los alumnos se decantan ahora por la materia confesional).

22 comentarios

  • pepe sala

    Franco nunca se ha ido, Mª Luisa.
     
    Y los Obispos ya llevan años ( siglos) demostrando lo que les interesa enseñar a los jóvenes.
     
    Por poner un pequeño ejemplo:
    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/12/10/valencia/1355154319_630616.html
     
    La hipocresía Nazi-ONAL pretende hacer creer que no conoce semejantes prácticas. Pero estas prácticas se repiten en montones de lugares de la geografía española y son sistemáticos ante la pasividad de la Autoridades que sólo y exclusivamente se interesan por las  “apologías” en el Pais Vasco.
     
    Más de lo mismo y ya van 70 y tantos años de FASCISMO español.
     
     

  • pepe blanco

    El problema es si tiene sentido la educación religiosa en las escuelas. O al menos, si es útil.
     
    Por supuesto que mi opinión es que ni tiene sentido ni es útil.
     
    No tiene sentido desde el momento en que se establece la separación del estado de la iglesia. Si unos padres quieren que sus hijos e hijas sean educados en una cierta religión, por ejemplo la católica, pues que los envíen a la parroquia, para que se la enseñen.
     
    Si muchos padres envían a sus hijos a clases particulares de inglés, de judo, de danza, de piano, de dibujo, etc., etc., ¿qué problema hay en que los envíen a clases particulares de catolicismo, a la parroquia, por ejemplo? Se acabaría el problema interno de la iglesia que denuncia luis h. enriquez: es de suponer que, instruidos por el sacerdote párroco, ya no cabría duda sobre la ortodoxia de sus enseñanzas ni sobre la congruencia de su vida personal.
     
    Sobre la inutilidad de la educación religiosa en los centros educativos, como muestra un botón: aquí tenéis a un servidor, que se pasó toda su vida académica en centros católicos, incluida universidad del Pus Dei, con clases de Teología obligatoria los tres primeros años de carrera, y ya véis, qué buen católico soy… 🙂

  • M.Luisa

    He pescado esto por la Red
    Epañoles, ¡Franco ha Werto!

  • pepe sala

    Una pequeña observación, Luis Enríquez:
     
    Me perece muy respetable tu insistencia sobre los asuntos del Código de Derecho Canónico y su sistemático incumplimiento por parte de QUIENES DEBERÍAN CUMPLIRLO y no lo hacen.
    Pero se da la circunstancia de que algunos ( creo que muchos) no tenemos la más mínima necesidad de hacerle caso a semejante bódrio. Entre quienes no lo necesitamos , estamos mi propia familia y yo mismo.
     
    Así pues, quien tenga la necesidad de semejantes Códigos, que los asuma, que los cumpla o deje de cumplirlos. Pero ¡¡ Por Tutatis!!… que los cumplan ELLOS Y ELLAS y nos dejen a los demás en PAZ  de una vez por todas.
     
    Bastante tenemos con el Código de Derecho Civil ( al cual intento ser lo menos fiel posible) como para que tener que tragarme también el jodido Derecho Canónico en mi propia vida y en la vida de mis familiares.
     
    LLeven su jodido Código a los lugares que les corresponde ( yo diría un lugar muy adecuado, pero como fontanero me tocará luego desatascarlo) y dejen vivir en PAZ a quienes estamos hasta la coronilla de tanta prepotencia  religiosa en España.
     
    Joder, con el pais ” aconfesional”…

  • ana rodrigo

    Luis Henríquez, pones una cita del Derecho Canónico, y yo me pregunto ¿qué carajo le importan las leyes eclesiásticas a una sociedad laica o a unos padres-madre ateas o que no quieren clase de religión? Justifica esta norma eclesiástica el que el gobierno de todos los españoles legislen bajo las presiones de los obispos y bajo las creencias del ministro opusiano correspondiente? Por favor, por favor, separación de Iglesia Estado.

  • Para mí, con todo el respeto debido a las diversas opiniones que ya está concitando este post, el nudo gordiano del asunto sigue siendo el mismo por lo que respecta a la enseñanza de la Religión católica en la escuela pública. Veamos al respecto lo que afirma el Código de Derecho Canónico: “Procuren los ordinarios y responsables del lugar, que los candidatos a docentes de Religión, tanto en las escuelas católicas privadas o concertadas como en la escuela pública, destaquen por su recta doctrina, por el testimonio de su vida, por su fidelidad a la Iglesia, amén de por sus cualidades profesionales pedagógicas”.
     
    Pero como mucha gente conoce, lo anterior se cumple y exige en muy pocas ocasiones; o si se exige, se exige de una manera sorprendente, pues los hechos, las obras, los compromisos de la mayoría de esos candidatos finalmente colocados “a dedo” por el obispo o la autoridad eclesial de turno, distan mucho, la verdad sea dicha, de ese “resplandor del testimonio de fe” que parece exigirse.
     
    Hasta el extremo de que es una verdadera vergüenza lo que está pasando en la Iglesia católica en la actualidad: una abrumadora mayoría de burócratas antimilitantes, que pasan del Magisterio, va reemplazando, día día que pasa, la conciencia militante, el “luminoso testimonio de la fe” eclesial y fiel al Magisterio.
     
    Lo anterior lo saben los obispos, conocen que es así. Y empero al menos quien estas líneas escribe no aprecia que se haga gran cosa por sanar el problema: la escuela católica, las facultades teológicas católicas, las asociaciones confesionales católicas y el cuerpo de docentes de Religión católica en la escuela pública seguirán formados -honrosas excepciones aparte, que nunca han faltado ni faltarán en la Iglesia, gracias al soplo del Espíritu, que sopla libre, a menudo hacia el extrarradio de la Iglesia universal- por profesionales que podrán ser muy buenos, técnicamente muy buenos, pero que desde luego fidelidad militante al Magisterio manifiestan muy poca. No hay más que ver sus familias: casi ninguna pasa de la parejita; ergo, lo más probable -excepciones aparte que solo Dios conoce: dificultades para el embarazo, insalvables dificultades económicas, edad avanzada de los cónyuges…- es que utilicen métodos anticonceptivos en la planificación de la fecundidad.
     
     
     
    El gran problema continúa, enquistado en la Iglesia católica, hasta tal extremo que yo, lo confieso, abrigo muy pocas esperanzas de que vaya a ser solucionado algún día; creo, más bien, que quien sigue empeñado en que se solucione una incoherencia tan hipócrita como la que señalamos, seguirá dándose de bruces contra un muro más infranqueable que las paredes del Cañón del Colorado.
     
    Es lo que hay. De modo que quien no se fastidia es porque no quiere.
     
     

  • francisco javier peláez

    A Pepe Blanco:yo me he leido el resto de la Ley y no he visto lo de alternativa…Si alguien ve que el borrador de la Ley Wert incluye lo de la alternativa configurada por los obispos,no veo otra solución que la siguiente.Reabrimos la Monumental de Barcelona-o como se llame-y que el torero Arturito Mas-le ponemos luces en el traje porque en la cabeza no las tiene-toree al Wert,un toro paticorto y zahino,y que como la faena promete ser de las que hacen época que le corten al morlaco las dos orejas y el rabo.Las patillas que no se las corten que iba a tener que andar con los cojoncillos.

  • h.cadarso

      Ya puestos, podíamos sugerir a la Conferencia Episcopal que creasen un cuerpo de caballeros de Capa y Espada para vigilar el cumplimiento de esta ley, como hicieron los conquistadores de las Américas que acompañaban a los misioneros en la difusión del evangelio…
      Y quizá también recuperar la santa tradición de la Santa Inquisición.
      ¿Hay algo más contrario a una religión que se precie que el empeñarse en imponerla por narices?

  • olga Larrazabal

    Los Mormones no son leves, pero tienen muchísimo dinero, cosa que ayuda mucho al convencimiento religioso y ya no admiten la poligamia.  Además no sé si son cristianos evangélicos o su libro es una revelación directa al señor John Smith que superó el Evangelio. Total si San Pablo tuvo revelaciones, por qué no las va a tener el Sr. Smith. Lo que es claro es que tienen unos coros maravillosos y construyen unas iglesia con un tremendo ángel en la cúpula tocando una trompeta. Son extremadamente conservadores y se atienen en los temas de salvación a rescatar a través de los árboles genealógicos, con lo cual se han vuelto los primeros en el negocio de la genealogía.  Así que del fuego, los españoles caerían en las brasas.

  • pepe blanco

    Esperemos que sea cierto lo que dice Francisco Javier Peláez. Cierto que en la disposición adicional segunda sólo habla de la asignatura de religión. Pero, ¿y en los demás artículos y disposiciones? (he sido incapaz de leérmelo todo).

  • la asignaturade religión con la normativa de los obispos ha sido fábrica de ateos (que ya ni se llevan) y de agnósticos.  Y vergonzosamente pagada por el ministerio. Con las editoriales que admitían impropias para ser información adecuada como asignatura. Y sin titularidad apropiada para un profesorado cualificado como los que son profesores.

  • francisco javier peláez

    Mira Pepe soy abogado y tengo bastante costumbre de leer leyes.La adicional seguna que ya he leido dice que los obispos fijarán los textos de religión.No dice nada de la alternativa Valores Naturales o Morales o Eticos-o como se llame-.La adicional la he leido hace tres horas.No dice quie los obispos vayan a decidir ni los contenidos,ni los textos de la alternativa.Es meridiana la adicional.

  • pepe sala

    Creo que te rendiste demasiado pronto en tu lecturas, Francisco Javier.
     
    Mira a ver si llegas ( es agotador) a la Disposición adiccional segunda:
     
    https://docs.google.com/file/d/0B2uA5xKQUHKXNGVTUlpfcnpNZkU/edit?pli=1

  • mª pilar

    ¡Cuánta razón tienes Pepe S.!

    Estamos retrocediendo sin remedio…

    A no ser… que muchos padres, comprendan la importancia de explicar en clase, la historia de  las religiones para conocer así, las costumbres de cada lugar, y como lo viven sus habitantes.

    Quien quiera formar a sus hijos en alguna religión, tienen que comprometerse los padres en casa y las parroquias o centros de formación que cada iglesia  tendrá.

    Los centros de formación son otra cosa; deberían ser lugares, donde se prepare a las personas para ser democráticas y justas; pertenezcan a la religión que sea.

    Así fue mi experiencia, y eso me ha dejado una gran libertad de pensamiento y acción.

    mª pilar

  • ana rodrigo

    Circula por las redes la foto de Arias Navarro y debajo un escrito que dice:
    “Españoles, Franco ha Wert-o”
     
    Exactamente, algunos no necesitan volver porque se quedaron allí, pero lo peor es que el propio gobierno nos obligue a todo el país que gobierna a volver a las andadas, ¡qué vergüenza! Y qué peligro!!! Parece imposible que ocurra lo que estamos viendo.
     
    Ayer leí en algún periódico que un tercio de los magistrados eran del Opus. Así que preparémonos para sentencias con la Biblia en la mano. Ellos están convencidos de que la única verdad es la que ellos creen. ¡Es tremendo!
     
    Hubo un gobierno en la época de Franco en la que abundaban los López del Opus, y lo llamábamos el gobierno de López-Dei. Estamos en las mismas…

     

  • francisco javier peláez

    He estado leyendo el borrador de anteproyecto de la LOMCE-creo que se llama-y no hay nada de que la alternativa la fijen los obispos,ni que aprueben los libros de la alternativa los obispos…Esta noticia parece que la dio La Sexta,como me dijo mi mujer,pero no parece exacta.Los obispos sólo van a aprobar los libros y contenidos de religión.Problema resuelto, afortunadamente…

  • pepe sala

    La objección a la asignaura no es solución y sería una medida que le perjudicaría a tu hija. Si la Comunidad Educativa asume lo que los Obispos ( con la venia del Gobierno) impongan en los centros educativos, los-las alumnos no tendrán más remedio que asistir. Si no lo hacen les perjudicará gravemente a la hora de obtener becas y elegir carrera universitaria. ( Númerus clausus)
    No se puede objetar a la asignatura de matemáticas, por ejemplo y sería por prescrición médica la única posibilidad de no asistir a educación física.
     
    Lo único que les pararía los pies a los Obispos ( Gobierno del PP) sería que una campaña informativa les convenciese a los-las alumnos ( padres en caso de más niños) para que eligiesen asistir a clases de religión mormona, judía, evangelista, protestante, islamica.)
     
    No tengo dudas de que si unos cuantos miles de alumnos ( padres) eligen las clases de los mormones, la jodida Ley se iría al carajo y los Obispos ( Gobierno del PP) se llevarían un buen disgusto. ¡¡ Qué pena !!!…
     
    De cualquier forma, no conozco la nueva Ley; pero será difícil empeorar la que ya existe:
     
    http://www.eldiario.es/sociedad/funciona-asignatura-Religion-escuela-publica_0_54594547.html

  • GIORDANO BRUNO

    Me parece una idea Genial de Pepe Sala.A ver si trasciende la fórmula y se hace universal.Si estos no estaban representados por los mercaderes que echó Yesuá del templo a correazos merecían estarlo porque si hay alguien que defienda la MAMANDURRIA como ellos habría que darle el precio NOBEL de trinconeo.Pasan de rezos y demás liturgías,los suyo es el secreto de los despachos donde se manejan como pez en el agua, lo otro es para el pueblo, adormecido con su melíflua cantilena,  sus ojos mirando al cielo para santurrones made in Vaticano.Mientras tanto operando en conciencias troqueladas por OPUS, Legionarios de Cristo ,Propagandistas,etc,etc,etc.

  • francisco javier peláez

    Se me olvidaba.En cuanto al autoproclamado morlaco que defiende el proyecto por el gobierno.¿Qué queréis que os diga?.Yo como toro paticorto no le veo;más bien le veo como uno de esos enanos del espectáculo el “bombero torero”…

  • francisco javier peláez

    Pues,desde luego,si es como dice Pepe y las autoridades religiosas elaboran los contenidos de la alternativa,mi hija va a ser objetora a esa alternativa…Si es como dice Pepe es un ataque a la libertad de los padres.En cuanto al asunto del post es evidente que los obispos españoles ante la secularización eligen lo más cómodo para ellos.En lugar del testimonio-como Casaldáliga que no le dejan en paz ni viejo y enfermo-,eligen que la transmisión de la fe se haga con dinero público.Y luego ese hombre patético de blanco provocando el cachondeo de las “ovejas descarriadas” con el asunto del buey y la mula y la supernova y los Reyes andaluces.Como diría Durán:”ya se entiende porque eran sabios:porque vivían de la cultura del subsidio y se dedicaban a cultivarse…”.En fin,que los obispos,inacapaces de dar testimonio de su fe quiere que se transmita a costa del erario público.

  • pepe blanco

    La estrategia que se le ocurrió a Pepe Sala me parece muy buena.
     
    De todas formas:
     
    1.- Lo peor es que, según me comentó hace dos días una profesora de instituto, es que, según el proyeto de ley, serán las autoridades religiosas las que elaboren los programas de las asignaturas alternativas a la de religión. (¡¡!!)
     
    2.- Esta ley a mí me suena a canto del cisne. La aprobarán, pero será la última y no creo que dure mucho.

  • pepe sala

    Esto es una prueba más del descarado franquismo que vuelve a invadir España. ( nunca se ha ido, pero lo disimulaban un poco más). Franco pagó la ayuda de la Iglesia en su ” santa cruzada” del 1936-39 concediéndoles el poder absoluto en materias edecuativas. El PP actual no puede escapar de su herencia y hace casi lo mismo.
     
    Pero frente a los prepotentes siempre se puede utilizar la IMAGINACION. ( Yo hablo por experiencia y mi recomendación fue llevada a cabo por mi hijo en su època de Instituto. Fue algo muy sonado, puesto que el Jefe de Estudios del Instituto PUBLICO era del Opus Dei.)
     
    Le aconsejé a mi hijo que se buscase unos pocos amigos y solicitasen dar las clases de religión, pero NO LA CATOLICA. Hay un número determinado de solicitudes que obligarían al centro a contratar un profresor de la religión que se elija ( no recuerdo el número que se requiere) Los coleguillas y mi hijo solicitaron la religión PROTESTANTE. Les dejaron libres de coñazos religiosos, oigan…
     
    Por aquel entonces aún no se había admitido a los MORMONES como religión oficial en España. Hoy en día sí es una religión oficial y, se supone, con los mismos derechos que la Iglesia Católica.
     
    Sabiendo, como se sabe, que los mormones admiten la POLIGAMIA ( se aconseja…)
     
    Mejor no les doy más ideas a los futuros alumnos-as de clases de religión OBLIGADAS.
     
    Menudo palo se iban a llevar los Obispos, jejeje…

Deja un comentario