Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4783 Artículos. - 76650 Comentarios.

Aborto, Estado e hipocresía

La madrugada del domingo, en el Gran Debate de la Cinco, Maribel García hizo un relato de su vida entregada diez años a un hijo sin posibilidad de vida humana viable. “Yo, de haberlo sabido, hubiera abortado a las 20 semanas”. Este derecho a decidir, que en España le reconocía la ley se lo impidieron unos ginecólogos que no le informaron (¿por beatería?) de la grave deformación y el frívolo ministro de Justicia quiere quitarlo de nuevo a las mujeres. Pero en otros países, como Chile, aún es un derecho por el que luchan mujeres como Karen Espínola, que tiene la experiencia de una tragedia parecida a la de Maribel y la cuenta en El Mostrador que termina así: Hipocresía pura.

Aborto, Estado e hipocresía

Karen Espíndola

Casi se cumple un año de la muerte de mi hijo. Estuvo conmigo 2 años y medio y falleció en julio del año 2011, debido a una falla multiorgánica provocada por su condición basal: una malformación cerebral muy severa, llamada Holoprosencefalia, diagnosticada a las 12 semanas de gestación.

Muchos de ustedes ya conocen mi historia, más en esta ocasión, siento la necesidad de compartir con ustedes la frustración que tengo de vivir en un país lleno de hipocresía. Un país en el que la distancia entre lo que se dice y lo que se es, es abismal.

Como alguno de ustedes recordará, el 2008 pedí públicamente que se me permitiera interrumpir mi embarazo, luego de enterarme del aludido diagnóstico prenatal. Expuse mi situación, considerando que esta práctica es legítima en la mayor parte de los países del mundo y que su penalización implica someter a las mujeres a verdaderas torturas sicológicas. No obstante, mi demanda no fue escuchada.

El pasado mes de marzo, el Senado debía votar la idea de legislar la despenalización del aborto bajo ciertas y acotadas circunstancias, de conformidad con tres proyectos de ley discutidos previamente en la Comisión de Salud de la Cámara Alta.

Yo estuve allí. En las tribunas. Sabía que lo más probable es que se rechazara la idea de legislar (entiendo perfectamente en el país que vivo y, conozco a qué sectores representan “nuestros” representantes). Sin embargo, lo que me sorprendió fue la facilidad con la que se habló de la dignidad del ser humano, del respeto que debe primar entre las personas, de los derechos humanos que el Estado debe promover y respetar; sin que esas frases —hasta la fecha— se hayan traducido en acciones concretas a favor de las personas que sufren en carne propia de embarazos inviables. .

No fue mi caso, ni ha sido el de muchas mujeres que han debido transitar por esta trágica situación absolutamente desamparadas. No existe orientación, ni ayuda de ninguna índole de parte del Estado. Y, en tal escenario, las familias más vulnerables, deben literalmente mendigar ayuda. Es el mundo al revés. En vez de exigir un derecho (a la salud e integridad física y sicológica, entre otros), las familias deben pedir por favor a funcionarios públicos y políticos que los ayuden. Así las cosas, no podemos hablar de derechos. Estos, por definición, no se mendigan.

A modo ejemplar, me permito recordar que el senador Patricio Walker señaló, al calor del debate parlamentario, que “hay que buscar una solución al problema que se genera cuando existe una inviabilidad fetal y por eso impulsaremos un proyecto que establece que el Estado, desde el momento que una madre sabe que su hijo tiene inviabilidad fetal, se haga cargo del apoyo médico y psicológico hasta que el hijo nace y muere”. Recuerdo al senador Walker, pues él siempre me ha evitado y nunca me ha enviado el supuesto proyecto de ley que habría preparado en el sentido descrito.

En efecto, a la fecha, no tengo conocimiento de ningún proyecto de ley y/o política pública que disponga medidas concretas de ayuda médica, siquiátrica y sicológica para las familias que, por decisión o imposición, deben lidiar con las extremas situaciones que plantea un embarazo inviable.

Esa es la hipocresía que me perturba.

Dicho aquello, creo pertinente aclarar (pues muchas veces he debido hacerlo) que este tipo de leyes y/o políticas públicas, no son en absoluto una alternativa a la despenalización del aborto bajo la causal comentada. El asunto no es elegir una u otra, pues ambas medidas son totalmente compatibles y complementarias. En efecto, si el Estado realmente se preocupara de los derechos fundamentales de una manera integral, debiera poner a disposición toda la ayuda necesaria a las familias que deben enfrentar un embarazo inviable (padre y cercanos incluidos; no sólo a la madre y el bebé, mientras logré sobrevivir) para así —y sólo así— generar un real escenario de libertad en torno a la complejísima decisión de la mujer, de interrumpir o no un embarazo.

No fue mi caso, ni ha sido el de muchas mujeres que han debido transitar por esta trágica situación absolutamente desamparadas. No existe orientación, ni ayuda de ninguna índole de parte del Estado. Y, en tal escenario, las familias más vulnerables, deben literalmente mendigar ayuda. Es el mundo al revés. En vez de exigir un derecho (a la salud e integridad física y sicológica, entre otros), las familias deben pedir por favor a funcionarios públicos y políticos que los ayuden. Así las cosas, no podemos hablar de derechos. Estos, por definición, no se mendigan.

Escribo con algo de rabia e impotencia, pues muchas veces me han acusado de inducir a las mujeres a abortar —una de las tantas falacias que rondan este debate— cuando en realidad lo que se persigue con la despenalización del aborto por la causal que defiendo, es evitar que sea el Estado el que adopte una decisión íntima y personal, que sólo le corresponde a cada mujer.

Personalmente he defendido la idea de despenalizar el aborto cuando exista un diagnóstico prenatal de una gestación incompatible con la vida, lo que significa que debe ser cada mujer —y no el Estado— la que luego de ponderar la situación en base a sus convicciones y creencias, debe tener la posibilidad de decidir si desea continuar o interrumpir su embarazo. Por tanto, lo que he propiciado siempre es la valoración de la libertad de decidir en estos casos, lo que implica que no existe una sola alternativa correcta. En efecto, ambas decisiones son reveladoras de una gran valentía.

Como he visto, en la mayoría de los muchos casos que conozco (creo que en todos, incluyéndome), no queda más refugio que acudir a Dios (o a nuestras creencias) para intentar explicar de alguna forma los motivos que puedan justificar el nacimiento de un bebé con malformaciones tan inmensamente graves y dolorosas. En clave religiosa, puede interpretarse de muchas formas: como un castigo de Dios, como una prueba de Dios e incluso como una bendición de Dios. Sin embargo, el común denominador en todos estos casos, es que las madres y familias mayoritariamente buscan asilo y/o refugio en sus creencias religiosas. Es algo así como la última puerta que queda por tocar.

En este sentido, creo totalmente legítimo que otras personas me intenten convencer que “todo pasa por algo”, “que fui una elegida de Dios” o “que debo confiar en sus designios por lo que no puedo —aunque considere que es lo correcto— ir en contra de su voluntad”. No obstante, otra cosa muy distinta es imponer a la fuerza tal o cual creencia religiosa.

Y es que las creencias no pueden imponerse. Libremente, cada uno de nosotros, debe elegir en qué creer o no creer y de qué forma. De hecho, podemos creer en Dios de muchas formas o simplemente no adscribir a ninguna religión, mas cualquiera sea nuestra decisión, debemos entender que toda alternativa es igualmente respetable. Nadie es más bueno o malo por el simple hecho de creer o no creer en algo o alguien.

Luego, si nos enfocamos sólo en la vida que se está gestando (dejando a un lado el asunto de las creencias), creo que no existen razones públicas que permitan defender la idea de que la prohibición del aborto favorece el mejor interés del nonato, pues éste, en caso de sobrevivir al parto, eventualmente puede experimentar sufrimientos que resultan vanos para sí mismos —yo lo viví en carne propia y, con sinceridad puedo decir que duele el alma ver sufrir a un hijo sin poder hacer nada por remediar la situación— lo que se suma a la imposibilidad de generar sus propios intereses y/o darle un sentido a su propia vida. En suma, estos bebés no pueden —aunque lo anhelemos con todo nuestro corazón— tener una vida propia, un proyecto de vida autónomo; salvo, que tengamos —nuevamente— fe o esperanza en los milagros, o en que “todo pasa por algo” o en que “seré recompensada” (algo que, como ya he dicho, es totalmente legítimo).

En función de esto, es que creo que debe existir la opción, pues al final del día, una decisión tan compleja como la de continuar o interrumpir un embarazo inviable, está directamente ligada a nuestras creencias; algo muy íntimo, en el que el Estado no puede involucrarse.

Para algunos esta posición es muy difícil entender. A esas personas simplemente las invito a comprender que, en mi opinión —profundamente reflexionada— hay una diferencia importantísima entre vida biológica (respirar, tener signos vitales) y vida propiamente tal (tener intereses, gustos, deseos, esperanzas, amores, miedos, alegrías, la simple posibilidad de comer o; en palabras simples “vivir la vida”).

Una muestra de que valoro la decisión de las familias, es que en Chile, fundé una agrupación de ayuda para niños con HPE y sus familias, con la cual pretendo ayudar en lo que esté a mi alcance, a las familias que viven la indiferencia de un Estado abandonador.*

Amé, amo y amaré toda mi vida a mi hermoso hijo y lo extraño en todo segundo. El que lea estas líneas con el corazón, entenderá perfectamente cada una de mis palabras.

Y por eso, para que el paso de mi hijo por este mundo no sea en vano, es que seguiré luchando por la libertad de decidir de nuestras mujeres en estas trágicas situaciones y, a la vez, por todas esas familias que, por decisión (o imposición, mientras se mantenga la actual legislación) optaron libremente hacer frente a tan dura experiencia.

Mientras, seguimos viviendo en un país que no se preocupa ni de lo uno ni de lo otro.

Hipocresía pura.

*Si desea colaborar con esta iniciativa, favor escriba un mensaje en la sección “Contacto”.

41 comentarios

  • Antonio Vicedo

    ¿Y por qué; Javier, todo esto que aportas desde el algún resquicio evangélico no puede ser interpretado, no como confusión respecto a la condena de la opulencia, sino que, desde el Humanismo del AMOR, también en ella Jesús distingue a la PERSONA SUJETO de sus personales actitudes y comportamientos?

    ¿Acaso no es esto moneda corriente en los comportamientos humanos  frente a la delincuencia distinguiendo claramente lo que es el DELITO de lo que realmente es el DELINCUENTE sin confundir su identificación, excepto por quienes defienden torturas y penas capitales?
    Otra ves estamos enzarzados en lo que no se quiere ver aclarado por ACTITUDES COHERENTES e INCOHERENTES.
    Si lo que pretendes es endosarle a Jesús y a quienes han intentado serle fieles cuanto de INCOHERENTE  ha habido y hay en la considerada ICAR, allá tu con tus deducciones. Yo me quedo con considerar desviaciones cuanto en la ICAR o fuera de ella, se hace de la ACEPCION DE PERSONAS  y de la sobrevaloración de “algo” por sobre el de cualquier PERSONA por pequeña e insignificante que pueda ser considerada. Y cuando más consigo ponerme en su lugar, más claro lo veo y más testimoniado y proclamado por ese Jesús que se nos muestra en lo MÁS CLARO del N.T.
    Y como esto ya lo tenemos muy requetesobado, con el máximo respeto con el que intento considerar las opiniones ajenas, con esta aportación me despido de tratar este tema contigo. Un cariñoso y libre saludo.

  • Javier Renobales Scheifler

    Antonio,
     
    Me suena a palabras al Sol, lo que dices en tu comentario de 03-Agosto-2012 – 12:36 pm  que nos diriges a Pepe Sala y a mí.
     
    Las actitudes y mensaje, que dices, de Jesús están a mi entender en contra de los ricos y a favor de los pobres: pero ni siquiera esto es claro en los evangelios, porque son ambiguos y muchas veces incluso contradictorios.
     
    Por ejemplo Mt 19, 21 y ss. El interesado evangelista (interesado en que no sea muy duro el mensaje de Jesús, pues de lo contrario la comunidad lo rechazaría y el evangelista quiere potenciar la comunidad), hace que le pregunten a Jesús, (que acaba de decir que es más difícil que los ricos entren en el reino que el que un camello pase por el ojo de una aguja) ¿entonces quién puede salvarse? Y pone en boca de Jesús, para regocijo de los ricos: lo que para el ser humano es imposible, para Dios es posible.
     
    Con lo cual está diciendo que la sentencia que acaba de pronunciar Jesús sobre los ricos, el camello y el ojo de la aguja queda difuminada totalmente: porque Dios puede salvar a quien quiera, sea rico o no; lo cual hace que la famosa salvación no depende de ser rico o pobre. El evangelista no quiere ahuyentar a los ricos de la comunidad, porque los ricos acumulan cuanta riqueza pueden, y no quiere que se vayan de la comunidad.
     
     Así invalida el evangelista el rigor de lo que ha dicho Jesús sobre los ricos, el camello y la aguja, y lo deja en agua de borrajas.
     
     ¿Dónde y cuándo en la Historia esas actitudes y mensaje de Jesús han triunfado y han defendido eficazmente a los pobres? Nunca: cada vez que los que van diciendo que evangelizan se han acercado a los pobres, los evangelizadores han seguido siendo ricos, y los pobres pobres.
     
    Esa ha sido y es la Historia de la ICR, y la del cristianismo, el camino a paso a paso que dan los famosos evangelios.

  • francisco javier peláez

    Continuo.Tampoco en la práctica médica hay complicidad o inducción al aborto eugenésico más bien parece que hay falta de información por prejuicios religiosos.Al menos hasta que el Supremo empezó a condenar por falta de información en caso de niños con malformaciones incluso imponiendo a las administraciones sanitarias la obligación de probar,si querían librarse de la condena,de que los padres no hubieran interrumpido en el embarazo en casos que hay indicios de que no tenían intención de hacerlo-casos de personas que no mostraron interés por hacerse la amniocentesis,ni niguna prueba previa-.Esta reacción tan enérgica quizá tenga que ver con que la clase médica española es muy conservadora en estas cuestiones.Por poner un penoso ejemplo podéis leer el Dictámen del Consejo Jurídico Consultivo de la Comunidad Valenciana 497/2001,colgada en la red,que auna embarazada se le hacen 10 ecografías-5 en la sanidasd pública y 5 en la privada-y no detectan que al feto le faltan las cuatro extremidades.¿Era la ciencia médica tan falible y lo sigue siendo,son tan inútiles los médicos o puede haber prejuicios religiosos?.En fin,Cotino sabrá si lñas ecografías en Valencia sirven para algo…Desde luego,la principal revista de información de los médicos,que creo es del Opus,es extremadamante conservadora en estos temas.

  • francisco javier peláez

    Leí el artículo de Massia en EL PAIS y me pareció “equidistante” en su afirmación de que no debe haber “imposición ni complicidad” en la decisión de abortar.No creo que la realidad social y la práctica médica haya “complicidad” con el aborto eugenésico.En la realidad social conozco a infinidad de personas que nunca tedrían un hijo con síndrome de DOwn que respetan y admiran a los que los tienen;no veo es respeto en los antiabortistas católicos con los que abortan. 

  • pepe sala

    Y por terminar con un poco de humor, vean ( quienes gusten) a la criatura  nacida del ” pecado” contra las enseñanzas de la Iglesia católica. Todos conocemos la postura de la ICAR respecto a la inseminación artificial
     
    En este pequeño vídeo tiene 5 meses y toma ” lecciones de flamenco” con la abuela: ( tiene las mismas reacciones cuando el abuelo toca la armónica. )
     

  • Antonio Vicedo

    Javier y Pepe, coincido con vuestra denuncia a las aberrantes circunstancias con las que en la ICAR  se han promovido, mantenido y acrecentado situaciones inhumanas de miedos y amedrentamientos de castigos y condenas terribles y eternas .
     
    ¿Era esto COHERNTE con lo más claro que nos presentaban de Jesús como actitudes y mensaje?
     
    ¿Era el concepto de PATERNIDAD DIVINA esencialmente VENGATIVO y JUSTICIERO, sin posibilidad de que se descubriera la amenaza como paternal  recurso último para ayudarnos a no pasar la línea roja de hacernos mal o hacer mal a otros?
     
    Incluso, cuando se hablaba de Pecado Mortal, no se precedía con lo que como características esenciales exigía esa gravedad de culpa: a) Pleno conocimiento y b) Plena libertad de opción, concretado en aquel latinajo : “DE INTERNIS, NEQUE ECCLESIA” =El único y último juez de la RESPONSABILIDAD de  cuanto haces o dejas de hacer, es TU PROPIA CONCIENCIA?
     
    ¿Esto no eran tampoco medios para desarrollar una personalidad progresivamente LIBRE y RESPONSABLE incluso para lograr sacudirse el exceso de COMPLEJO DE CULPABILIDAD, sobre todo en grado máximo?
     
    ¿Nunca se oía proclamar, ni podíamos leer y reflexionar sobre la realidad referida en las claras parábolas de “justicia especial” y paternal o amistosa “complacencia” con l*s desviad*s o perdid*s?
     
    ¿Qué significaban para nuestras mentes , ya no tan infantiles, ni infantilizadas, palabras y gestos de Jesús como: “..-porque NO SABEN lo que hacen”; “Quien de vosotros esté limpio, tire la primera piedra… ¿Nadie te ha…? Yo, tampoco”;  “…. porque ha AMADO MUCHO”;  “… ¡Paz a vosotros!”?
    ¿Y lo del pago del salario completo a los últimos? ¿Y lo de la oveja descarriada perdida?
     
    ¿No nos estará pasando lo que a los muebles cuando se cargan de polvo que su brillo desaparece?
     
    ¿De verdad que nunca oimos. ni pronunciamos ese profundo NUESTRO acompañando a la invocación ¡PADRE!?
    ¿Tampoco ha estado sobre la mesa de nuestra consideración crítica ya avanzada lo de: “No es el HOMBRE (La HUMANIDAD) para el SÁBADO, sino este para aquella?
    ¿Ni tampoco: La VERDAD os hará LIBRES?
     
    ¡Pues, ¡ESO! – Pies para acelerar y frenar, pero vista y manos para orientar el volante de nuestra propia vida, contribuyendo al buen tráfico general.
    ¡Caminantes! Sí hay camino,  y por él, podemos andar. ¡Paso a paso! ….

  • pepe sala

    El joven matrimonio tenía problemas de tipo físico para que la mujer se quedase embarazada. Después de mucha insistencia, nació una preciosa niña que solicitaba un hermanito-a como casi todos sus amigos tenían. La valiente pareja, vista la imposibilidad de repetir la suerte de la primara, se decidieron por la inseminación artificial. ( ” in vitro”, como se sabe prohibido por los de siempre.)
     
    El resultado fue positivo y los padres cuidaban su embarazo como la mejor joya del mundo,
     
    Pero la desgracia se metió por medio de su felicidad y a los pocos meses le detectaron una malformación del feto que fue considerada mortal de necesidad. No había más remedio que forzar el parto y sacrificar a la criatura.
     
    El disgusto, el trauma familiar, la dificilísima explicación a la niña ( hermana mayor) que esparaba con tanta ilusión a su hermanito, fue algo que duró y descompuso a toda la familia durante bastante tiempo. Hay que pasar por un truma semejante para saber lo que significa tener que ABORTAR .  ( por los motivos que sean, en éste caso por obligación, pero yo estoy seguro de que ninguna mujer aborta por gusto. Las dificultades de cada cual las conoce cada cual, no un personaje subido en un púlpito o sentado en un cómodo despacho.)
     
    Los padres no se rindieron y, al año siguiente decidieron repetir la inseminación. Nuevamente resultó positiva y
    ALBRICIAS !!!!!!!
     
    Hace pocos días, mientras disfrutaba de la sonrisa, balbuceos y enorme belleza de la niña nacida felizmente, oí a la madre de la criatura que comentaba con mi esposa:
     
    “” Nunca podremos olvidar a ” xxxx” ( al niño que no nació ya le habían puesto nombre y seguirá en la memoria familiar durante toda la vida.); pero si hubiera nacido no hubiéramos tenido a Claudia. Esta niña es una alegría que mitiga el dolor que se siente por la pérdida de un hijo” ( y ambas, abuela y madre, abrazaban a Claudia con tal mimo que seguramente se trasmitió hasta las estrellas, donde dice la hermanita mayor que vive su hermanito .)
     
    ¡¡ Qué coño sabrán de hijos ( nacidos o no nacidos) quienes ni de lejos quieren hacerse cargo de las alegrías y tristezas que conlleva una familia !!
     
    Bueno pues, Jabitxu, ahora ya sabes por qué me fastidia tanto tener que soportar a quienes hacen manifestaciones PUBLICAS insultando gravemente a las mujeres que se ven en la necesidad de abortar por el motivo que les haya obligado a tomar una decisión tan dramática.  Si supiesen bien el daño que llegan a hacer, seguro que cerrarían sus santas bocazas de una jodida vez. Y, si fuesen tratados-as por la Ley lo mismo que cualquier hijo de vecino, serían sentados-as ante un Juez por insultar gravemente a personas que simplemente CUMPLEN LA LEY.
     
    Naturalmente, para que a los jueces y fiscales se les conceda la bula teológica que salvará su alma, los jueces y fiscales les conceden la bula ante las Leyes para que puedan seguir difamando, insultando y faltando al respeto a millones de mujeres.
     
    Todo ” atado y bien atado”, como dios manda.

  • pepe sala

    A ver, Jabitxu, si soy capaz de explicarme mejor:
     
    Como bien sabes, entre tú y yo no puede haber ECO. Nosotros caminamos juntos en la mayoría de los comentarios y argumentos de ATRIO. Y si caminamos juntos, el ECO lo podremos escuchar a la vez. Ya sabes ( por tu gran afición al montañismo) que las voces del ECO las rebotan los duendes de las montañas, no la persona que te acompaña .
     
    Asi pues, mi frase que tú interpretas como ECO, no deja de ser una coincidencia más en nuestros coincidentes argumentos respecto a la ICAR y otras cosillas que surgen por aquí. La montaña y San Juan de Gaztelugatxe acerca posturas que parecerían insalvables si se consideran las diferencias sociales de nuestras vidas.
     
    Es un placer caminar a tu lado con la antena puesta a otras voces y ECOS de duendes más lejanos.
     
    Te voy a contar una historiuca que no te he contado. Viene muy a cuento con el tema del hilo y puede que sirva para conseguir el ECO de algunas personas que considero confundidas en sus comentarios. Vaya en otra entrega para no alargar este inciso amistoso.

  • francisco javier peláez

    La propuesta de Cotino sobre la ecografia vulnera el art.5 Del Convenio de Oviedo de abril de 1997 suscrito por España que requiere el consentimiento para cuaklquier intervención en la sanidad.-Este integrista quiere que el Reino de España haga el más bochornoso espectáculo a nivel internacional denunciando un Convenio que hemos ratificado.No deberían nombrar cargos públicoa a ignorantes que desconocen los fundamentos mínimos del sistema jurídico en que viven:uno de ellos,dictado por el sentido común,que las pruebas médicas son voluntarias.¿Cómo puede ser opresidente de Les Corts semejante payaso?.

  • Javier Renobales Scheifler

    Pues yo sí encuentro cierto ECO a veces en Atrio, Pepe Sala.
     
    Por ejemplo en tu frase, llena de verdad “La Iglesia es y seguirá siendo una enorme generadora de angustias
     
    Me hace recordar algo que me hacían aprender, los muy sádicos dañinos e inhumanos, de memoria y repetir, con música y todo, para crearme otro pensamiento automático más a fuerza de repetir y repetir, cuando tenía ocho años:
     
    pecador no te acuestes, nunca en pecado, no seá que amanezcas, ya condenado, viva María, muera el pecado
     
    Y otras como: “Mira que te mira Dios, mira que te está mirando, mira que vas a morir, mira que no sabes cuándo
     
    Nos acojonaban desde el púlpito en la misa diaria con las llamas eternas del Infierno, del que no se podía salir nunca jamás.
     
     En los ejercicios espirituales que llamaban de San Ignacio, como nos tenían encerrados tres días machacando constantemente con la condenación eterna del alma inmortal, el acojono llegaba al parosixmo.
     
    Sólo se aplacaba un poco si te sometías a sus anormalidades y desviaciones, por ejemplo la de confesarte con un cura, que al absolverte él, ‘te daba el perdón y la gracia de Dios’.
     
    Qué decir del acojono de una chica que se ve en la necesidad de abortar al principio de su embarazo no deseado, y le condenan automáticamente a la excomunión (si precisamente dicen que los sacramentos son medios de salvación, quitárselos  es sádico, canallesco).
     
    Si la pobre chica no se sale de ese abuso que es la ICR, además de que tiene que tragarse el estropicio de su aborto, tiene que considerarse muere va al Infierno …. Qué bestias, qué brutos.
     
    Así que yo le añadiría a tu frase que la ICR ha sido es y seguirá siendo una enorme generadora de mentiras.
     
    Por ejemplo la mentira de que, si mueres en lo que llaman pecado mortal, vas al Infierno, porque no has muerto en el invento ese que llaman ‘en gracia de Dios’
     
    No tienen arreglo, mientras dure la ICR tendrán quienes les digan amén amén en todo a los jerarcas que se han adueñado de la ICR, como tenemos algún ejemplo en el foro.

  • pepe sala

    Como resonancia de mis deducciones respecto a la Iglesia, nada mejor que este artículo de El Pais para ilustrar el argumento:
     
    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/08/01/actualidad/1343839890_030591.html
     
    Y como aquí siempre andamos entre parábolas y significados iluminados por el espíritu santo, sería conveniente que quienes lean el artículo lo trasladen de su significado auténtico ( que ya tiene su importancia) al significado HUMANO . Consideren a los templos-iglesias ,que los Obispos no quieren, como si fueran seres humanos derrumbados o a punto del derrumbe… y
     
    “Voilá”, ya conocen la REALIDAD de la Iglesia respecto a los disminuidos.
     
    ¿ Para qué coño quieren que sigan naciendo personas con la seguridad de que no tendrán vida digna?
    ¿ Para apoyarles en sus desgracias y apoyar a las familias que han convencido para no abortar??
    ¿ Les van a permitir desarrollarse en su vida en igualdad de condiciones que ellos?
     
    No, padre… los ” derrumbados” no sirven para el servicio divino. Y los padres de los “derrumbados” que se jodan, que paguen los gastos y que sufran las consecuencias de sus pecados.
    ( es enseñanza teológica de la ICAR que el nacimiento de un niño deficiente es por culpa de los pecados de los padres.  Esta enseñanza hizo un enorme daño a miles de niños-as, puesto que los padres, en su vergüenza, no sacaban a sus hijos de la casa, les escondían de toda mirada social y les maltrataban  física y psíquicamente. Y no hablo de la edad media, yo conozco y he denunciado algún caso concreto de padres de misa diaria.)
     
    En definitiva:LA HIPOCRESIA de la que habla el arículo, está mucho más extendida de lo que dejamos ver a nuestras propias conciencias.
     
    Al menos éso creo y éso escribo.

  • pepe sala

    El ECO :
     
    Recuerdo mis años juveniles entre la impresionante orografia de los Picos de Europa. Los muchachos conocíamos varios lugares que hacían ECO y nos gustaba mucho disfrutar con la repetición ( tripicación, a veces) de nuestras propias voces. También recuerdo algunas veces que el MIEDO me hacía vocear entre los riscos para verme ” acompañado” por mi propia voz repetida por el ECO y ahuyentar a las sileciosas serpientes o a los peligrosos lobos que, a buen seguro, merodeaban por la zona. La soledad entre semejantes riscos acojona al más pintado.
     
    Nadie busca el ECO en un desierto de arena. Nadie conseguirá ECO si vocea contra la olas del mar. Nadie escuchará su propia voz ( alegre o autodefensiva) en un páramo ni en las RICAS tierras sembradas de trigo. Será entre altos riscos, en angostos parajes, en desfiladeros rocosos y firmes, donde encontrará ( o no) el acogedor ECO.
     
    Bien, entiendo que en este artículo y algunos de los comentarios surgidos, hay personas que buscan ( mos) el ECO de nuestras angustias-alegrías. Entiendo también que algunas de tales personas han equivocado el entorno donde pueden encontralo. Veamos:
     
    1ª:  Karem, la outora del artículo, busca el ECO de su agustiosa experiencia en el ” clavo ardiendo” de su religión. LLega a buscar ( según sus propias palabras) ” que otras personas lleguen a convencerla de su acertada o desacertada decisión” Y hace referencia a las creencias religiosas para conseguir su ECO. Yo opino que está acudiendo a un lugar totalmente equivocado y, por más que reviente su garganta, JAMAS encontrará ECO en los parajes que los busca.
     
    2ª:  La señora gallega ( de Padrón) hace casi lo mismo. ( ver el link) Nos  confiesa que en la IGLESIA, donde trataron a su hija de una forma vergonzosamente discriminatoria, NADIE protestó por el hecho. Sólo ella, como madre… ¿ qué espèraba ( espera) en un lugar donde sólo opina UNO y todos-as los demás están obligados a guardar silencio o a contestar de forma preceptiva lo que se les ordene contestar? El ECO tampoco será posible en el caso de la madre gallega. A su protesta maternal, por semejante maltrato a su propia hija, sólo escuchará el preceptivo AMEN  requerido por el sinvergüenza que maltrató a su hija.
     
    3ª:  En el propio ámbito que escribimos y opinamos ( ATRIO) tampoco es un lugar demasiado adecuado para conseguir el ECO. Bien es verdad que hay algunas ROCAS FIRMES que dan la sensación de proporcionar lo que se busca. Pero se nota lejano, poco nítido, no demasiado comprometido. ( es una apreciación mia, no es un dato objetivo.)
     
    Cuando las angustias acosan en la soledad, cuando las serpientes y los lobos merodean, cuando se habla de asuntos tan dramáticos como el que aquí se trata, no valen las medias tintas. Peor aún es buscar el ECO de nuestras angustias en los parajes donde se han generado. La Iglesia es y seguirá siendo una enorme generadora de angustias . Nadie encontrará el ECO  de su voz entre los parajes avasalladores de un Océano que siempre parace estar con galernas. Al Océano sólo le puedes decir AMEN o atenerte a las consecuencias.
     
    Y, por supuesto, que no le concedo a la Iglesia ninguna autoridad ( ni moral ni ética ni mucho menos legisladora) para dar lecciones a los demás sobre los hijos. Ni los nacidos, ni los otros. Cuando tengan su propia famnilia ( se supone numerosísima porque no utilizarán anticonceptivos) entonces podremos tratar el asunto de igual a igual. Mientras sigan solteros y sin compromiso familiar, lo único que les toca es VER, OIR Y CALLAR.
     
    Pues éso…

  • X. Gundín

    Rodrigo: yo no podría “dictar” (fue la primera palabra que usaste), ni tampoco “definir unilateralmente” (la segunda) lo que aquí se debate. Aunque quisiera no podría hacerlo en un foro abierto donde cada uno dice (aporta) lo que quiere, enfocado como mejor le parece.

  • Rodrigo Olvera

    Hola X. Gundín
     
    Te agradecería que me digas Rodrigo. Personalmente me incomoda que cuando se me habla a mí, se me hable por el apellido. Por dos razones: a) porque en el uso común del lenguaje, implica una lejanía que me incomoda; me siento más cómodo cuando las relaciones en que intervengo se dan bajo el supuesto de cercanía; y b)  porque el apellido es una identificación de clan, mientras que el nombre es la identificación individualizada.  Nada, sólo es una cuestión de gusto personal que agradecería tuvieras la gentileza de tomar en cuenta.
     
    Yo no me opongo a que tu discutas desde el enfoque que quieras darle al asunto. Si tu quieres enfocarte a su aspecto moral, no me opongo. Como a mí no me interesa debatir ese aspecto aquí, simplemente no debato ese aspecto y todo listo. No hay diálogo de sordos, porque en principio no entro en ese tema. OJO, no digo que no me interese el aspecto moral del asunto, digo que no me interesa debatirlo, porque ahí sí que mi experiencia es que cuando se debate en foros el aspecto moral, es un diálogo de besugos.
     
    Lo que no acepto es que tú descalifiques que otros comentemos desde el enfoque jurídico, cuando justamente el artículo propuesto a debate es sobre una iniciativa de modificación legislativa, diciendo que lo que se debate no es lo jurídico. Entiendo si dices que en  tu opinión y para tí el debate jurídico sea secundario,  esa es TU OPINIÓN y la respeto. Lo que no acepto es que tu opinión delimite “lo que se debate“. Cada quien debata desde el ángulo que quiera.
     
    Y ninguna zancadilla. Son preguntas sinceras: ¿crees que tú puedes definir unilateralmente “lo que se debate”?

  • francisco javier peláez

    Javier:Los del grupo de magos FABRA-CADABRA no tenemos una magia tan poderosa;pero estuvimos en Madrid en unas Jornadas de Magos Junior-JMJ- que un mago llamado Rouco-más nombre de payaso que de mago,creo yo-hizo un hechizo por el que toda mujer que hubiera abortado y se acercara a otros magos se le levantaba un mal de ojo que se le había impuesto latae sentenciae-creo porque yo de latines no sé que para eso soy mago y lo mio es el lenguaje de los magos-.Este Rouco era la hostia aunque le falló el famoso truco que quiso hacer a un a parroquia de Entrevias.Quiso hacer a la parroquia el “nada por aquí,nada por allá” y nada no le salió.Es lo que tiene el directo.

  • Javier Renobales Scheifler

    Francisco Javier Peláez,
     
    La de los curas es una magia muy poderosa, según los propios curas tienen firmemente establecido; figúrate que los curas incluso le hacen pasar por el aro de los curas al mismísimo Dios; esto lo que pretenden los curas con sus teologías con las que apoyan sus magias eclesiales católicas.
     
    Así, si una chica aborta, su alma pierde ipso facto el estado de ‘gracia de Dios’, y en el Cielo sufren una terrible hecatombe de dolor y tristeza (por el pecado de la chica, no por el ‘niñoembrión’ ‘asesinado’, pues lo que más ofende a Dios es el pecado mortal, según esa teología tan mágica, que establece también lo que ofende a Dios, y el grado de la ofensa que tiene que padecer Dios mientras el cura no perdone a la chica).
     
    Entonces viene el cura con su magia, le convence a la chica abortante para que se confiese con el cura como único remedio para ‘salvar su almadel Infierno’, le hace el abracadabra del ‘ego te absolvo’ a la chica, y automáticamente ¡ale hop! el alma vuelve a estar en ‘gracia de Dios’ y en el cielo todo son albricias y aleluyas, y Dios se vuelve a poner supercontento.
     
    Si el cura le perdona a la chica, Dios le tiene que perdonar también, quiera o no Dios: pues Dios ha perdido sus poderes al transmitirlos/delegarlos a las manos de los curas que así, por arte de magia, tienen poderes divinos.
     
    De la misma forma, si el cura le niega la absolución a la chica (lo mismo que el cura le niega la comunión a la discapacitada del link de Pepe Sala, por falta de fervor, pues el cura puede ejercer su monopolio como le parezca conveniente), entonces ni el propio Dios puede perdonarle a la chica.
     
    Y el alma de ésta seguirá negra como el demonio, en el horrible ‘estado de pecado mortal’ que tanto disgusta a Dios –aún si quisiera Dios perdonar a la chica, no puede hacerlo, tiene que seguir disgustado porque el pecado mortal continúa produciendo sus mágicos efectos-.
     
    Y si de pronto la pobre chica se muere en ese horrible estado de pecado mortal, la condenada alma de ésta irá derechita al Infierno para toda la eternidad como por arte de magia, sin que Dios pueda evitarlo: pues esa magia del cura se basa en un libro anónimo que dice: ‘si les retuvierais el perdón en la Tierra, en el Cielo por Dios les será retenido’.
     
    Y claro, como lo dice el libro, pues … no hay duda de que es auténtica palabra de Dios.

    Como puedes ver, con esta magia todo encaja a la perfección más científica imaginable; por lo tanto no hay duda de que es auténtica palabra de Dios.Lo dice la Tradición, y ésta nunca falla ¿no? pues también está inspirada por Dios, como todo el mundo sabe.
     
     
    ¿Tu magia será tan poderosa, Francisco Javier?
     
    ¿Podría tu magia liberar a la gente de creer en estas dañinas magias que son el fundamento del dañino poder de los curas y sus jefes?
     
    Bastante duro es abortar como para que encima estos brutos te ‘condenen al Infierno eterno’ si no les das el gusto de confesarte con ellos y plegarte a su hipócrita moral, ellos que no pueden quedar embarazados, y por lo tanto no tienen el problema de llegar a tener que abortar.

  • luis a. henríquez

    No deja de asombrar el nulo aprecio que algunos que participan en estas discusiones y que se hacen llamar católicos profesan hacia la doctrina del Magisterio, que es inequívoca en la rotunda condena del aborto.
    En fin.

  • Javier Renobales Scheifler

    Qué curioso y triste: los mismos que mantienen la criminal encíclica papal  Humanae Vitae que prohíbe los anticonceptivos, incluso el simple condón, porque así se le ha antojado a un papa inhumano, son los que quieren penalizar a las abortantes y a quienes les ayudan a abortar.
     
    Me parece despreciable la opinión de quienes tratan de penalizar el aborto, y además poniéndose el disfraz tan falaz de protectores de la vida, mientras prohíben a la vez el uso de los anticonceptivos, incluso condenan el uso del simple condón. Jerarcas y católicos del amén amén tenía que ser.
     
    Tratarlos de inhumanos es poco.
     
    Qué lástima que sea esa inhumana postura la de la llamada moral católica (que sólo es de los católicos en teoría, pues en la práctica los católicos usan los anticonceptivos y abortan lo mismo que los demás).

  • pepe sala

    Muy interesante el ” testimonio” que nos trasmite Francisco Javier. Supongo que los felices padres de la sanada ” milagrosamente”, cuando tengan que acudir al médico por algún motivo no perderán el tiempo y se dirigirán directamente al sanador ” milagroso”… Aunque no se, no se. En mi época de celador de urgencias, recuerdo a montones de personas que acudían al médico con colgajos de cruces y medallas virginales ( de oro, oiga, que esas cosas han de ser de metales preciosos) y curiosamente eran las que más guerra daban y menos necesidad de médico tenían.
     
    Seguro que no conocían la receta milagrosa del tal Valaguer. El médico  ( muy cachondo él) solía decir que la profesión  que le había tocado en suerte ( y bastante esfuerzo de estudios complicados) era la profesión menos agradecido que existe. ” Si el enfermo se te muere es porque eres un matasanos, y si se cura es gracias a Dios o de la intervención de algún santo o virgen”
     
    Si yo fuese médico y supiese la anécdota de los padres argentinos, cuando llegasen a mi consulta por algún motivo, les remitiría al milagroso Escribá de Valaguer o, en su defecto, al famoso dios que todo lo cura. Que se lo preguntenpor las dotes divinas a tantísimos miles de niños que nacen con traumas físicos y psíquicos que hacen totalmente IMPOSIBLE una vida con un mínimo de dignidad.
     
    Es obvio que los padres jamás abandonen a sus hijos-as en cualquier circunstancia que se les presenten.  Hay muchos casos que superan la esperanza de una vida mínimamente digna. LLegados a estos límites, es INHUMANO poner a los padres ( sobre todo a las madres) en la texitura de tener que elegir. También es obvio que quienes no tienen la responsabilidad de sacar adelante a una criatura ” sin esperanza”, opten por el jodido sentimentalismo ” caritativo” y pretendan que una familia entera se joda durante toda la vida ( y durante toda su muerte, puesto que ni morirse en paz se les permite a quienes JAMAS dejarán en la estacada a un hijo-a con dificultades.)
     
    Por dejar las cosas claras: Después de 35 años conociendo el tema a la perfección no soy capaz de responder a una posiblke pregunta que se me hubiera presentado en su momento. ( En mi caso no hubiera sido lógica la pregunta, puesto que mi hijo era un niño perfectamente normal y fueron los médicos quienes nos complicaron la vida.)
    De un modo u otro me ha tocado conocer y experimentar lo que significa tratar y luchar por la supervivencia de un niño con enormes dificultades. Hoy en día estoy completamente seguro de que mi elección hubiera sido que naciese en cualquier circunstancia, Pero yo hablo desde la experiencia, muy positiva, dado que mi hijo tiene una vida feliz y digna y su lenta recuperación anima siempre a la ESPERANZA.  Si las cosas hubieran continuado como los primeros años de nuestra lucha, seguramente no diría lo mismo. Y no admito a ningún cura o similar que juzgue mi opinión como egoista, deshumanizada o delictiva. Para poder juzgar las opiniones ajenas, no hay mejor balanza que experimentar algo parecido. ” meterse en los zapatos del otro”, que dirían en Argentina. Y los curas, Obispos y demás familias ” espirituales”, JAMAS se meten en zapatos ajenos… salvo para destrozarlos.
     
    ( Me vienen a la memoria algunos casos tremendamente dramáticos que conozco. Me hece daño recordarles y no quiero hacer daño compartiéndoles. Pero ASEGURO que hay montones de casos que dejarían en la duda al mismísimo Valaguer de los milagros. Si alguien tiene interés especial por conocer, que investigue un poco en ASPACE… por poner un simple ejemplo.)

  • francisco javier peláez

    He leidio con mucho interés lo de JavierRenobales sobre el poder mágico de la religión y el “abracadabra” de la consagración.Quiero comunicaros que he decidido consagrarme como mago y he constitudo un grupo de magia llamado FABRA-CADABRA.En mi número fundamental no voy a hacer desaparecer unos billetitos,voy hacer desaparecer el presupuesto de una diputación…”Nada por aquí,nada por allá…” y cuandop arrecien los aplausos acabaré con un estruendoso “!que se jodan!”.

  • Javier Renobales Scheifler

    Pepe Sala,
     
    Los sacramentos son monopolio de los curas y de sus jefes los jerarcas. Dicen los curas que esa es la voluntad de Dios, la ley de Dios, que les revela Dios a los curas y que por eso los curas hacen y dicen lo que hacen y dicen. El hecho es que se arrogan ese monopolio (aunque como te explico, es vano)
     
    Por ese monopolio los curas les dan las hostias a los que ellos quieren, porque dicen creer que eso es lo que quiere Dios; y a los que no quieren los curas no se las dan. (que con su pan se las coman y les aprovechen, sus hostias).
     
    Para eso tienen ellos, por imaginaria voluntad divina, el poder mágico que les viene de Dios  a través de la imaginaria cadena ininterrumpida de los llamados sucesores de los apóstoles, poder transmitido mágicamente por el cual los curas hacen mágicamente que el pan y el vino se conviertan en cuerpo y sangre de Dios.
     
    Pero no te aflijas, Pepe, que Dios (como Alá) es grande; así que lo tiene todo previsto.
     
    Dile a la madre de la discapacitada que en realidad su hija -ni ella ni nadie- no necesita las hostias, porque (te lo juro que me lo dijeron los curas, me lo hicieron aprender de memoria y lo ponía el catecismo que me hicieron estudiar, o sea que es doctrina infalible): Dios está en todas partes, también en el pan, en el vino, y en el tocino … y en todo.
     
    Y por lo tanto también está en las hostias de los curas, antes de éstos que las ‘consagren’ con su abracadabra, y también después de que le echen esas magias a las hostias.

    Dios está en las hostias tanto antes como después de que los curas consagren las hostias. 

    Por lo tanto es lo mismo que la chica se coma un bocata con una fanta naranja: Dios está lo mismo, según el infalible catecismo, en la hostia, en el bocata y en la fanta.
     
    Por lo tanto para recibir a Dios, tanto como metiéndoselo por la boca al comulgar, no hace falta ir a comer hostias de la mano de un cura que hace sus hechizos llamados ‘consagración’.
     
    Basta con querer recibirlo, a Dios, mientras aspiras un poco del imprescindible aire que respiramos. Dios está en el aire lo mismo que en las hostias y tanto como en ellas, consagradas o no.
     
    Así que tranquiliza a la madre: no necesita a los curas ni sus hostias para nada.

  • X. Gundín

    Olvera y Peláez: Antes de la técnica jurídica, antes de la concrección en normas que deberían ser de obligado cumplimiento por la importancia del asunto que tratan, pero que se pretende se queden en meras recomendaciones, antes están los criterios que se pretenden normativizar. Lo que realmente se discute son esos criterios, sea expresa-, o implicitamente bajo forma de técnica jurídica.

    La importancia del asunto: se trata de la existencia de otros, permitida o negada por nosotros, por nuestras acciones u omisiones (en el caso de que se habla: existencia que se les niega por motivo de ser defectuosos). Si se quiere concretar en normas hágase partiendo de estas premisas.

    Si a lo anterior se le quiere llamar moral, pues es probable que se acierte. ¿Es que no estamos ante un problema moral?.

    Tu dices, Olvera, que “no te interesa la discusión…moral del asunto”. Pues tendremos un “diálogo para besugos” (no se si en Mexico llamais tambien así a los diálogos absurdos).

    Paso por alto tu zancadilla final, Olvera. Te la perdono. Yo también la practico a veces.

    Vicedo: leida tu repetición. Creo que te había entendido bien la primera vez. Por eso todo lo que puedo hacer es reafirmarme. Invirtiendo tu razonar: si la ciencia actual deja un tiempo de duda sobre la cualidad humana del concebido, habría que admitir que durante ese tiempo puede ser o no ser (humano).
    ¿Qué será lo prudente durante ese tiempo con respecto a los ejemplares defectuosos?. ¿Eliminarlos pq quizás todavía no son humanos?. ¿Salvarlos pq quizás ya son humanos?. ¿Eliminarlos en cualquier caso pq son defectuosos?.
    La norma a aplicar dependerá de la respuesta.

    Peláez: Tu pregunta “¿es moral imponer coactivamente la maternidad?” me sorprende. Advirtiendo que yo no soy moralista y que en mis actuaciones soy algo amoral -quiero decir: que la situación determina tambien el comportamiento- diría que no se debe imponer la maternidad.

    Diría más, que la imposición de la maternidad debe(¿ría?) estar penalmente sancionada.
    La maternidad es servidumbre (gloriosa, digo yo) de la hembra pero esta no es sierva del estéril varón, y en la medida en que el exceso de población va convirtiendo en molesto el “creced y multiplicaos”, el motor eléctrico liberó de mucho trabajo femenino, el acceso a la formación las pone en condiciones de ganar su vida por si mismas y así el matrimonio deja de ser ·la carrera de la mujer”, en esa medida será difícil imponer la maternidad como deber de la hembra.
    Pero con los antiguos métodos aumentados por los nuevos suministrados por la farmacia actual, no parece que haya ninguna razón -sino son la imprudencia o la violencia- para que sea madre la mujer que libremente no quiere -o cuando no quiere- serlo.

    Ahora, una vez concebido el “fallo” -casi todos los últimos que conozco son “un fallo”- ¿Qué hacemos con él?. ¿Se permite o se prohibe que la madre involuntaria disponga libremente de la vida del hijo, de otra vida humana distinta a la suya?. Yo respondo que no se debe permitir que uno -alguien, cualquiera- disponga libremente de la vida de otro.

  • ana rodrigo

    Fco. Javier, hay gente pa tó.

  • francisco javier peláez

    OS HE TRANSCRITIO CON MI IMPERICIA INFORMATICA HABITUAL UNO DE LOS FAVORES DE LA POSTULACION DE ESCRIVA PARA QUE OS EXPLIQUEIS PORQUE COTINO,MIEMBRO DEL OPUS  DEI,HA PEDIDO QUE A LAS MUJERES QUE VAN A ABORTAR SE LES ENSEÑE ECOGRAFIA DEL FETO.

  • francisco javier peláez

    Nos recomendaban abortar (Argentina)
    Cuando esperábamos a nuestro último bebé, el obstetra que trataba a mi esposa nos aconsejó que se hiciera un análisis, debido a la existencia de antecedentes del síndrome de Down en la familia.
    Fue en ese control cuando detectaron el tumor, del que no se podía precisar la malignidad, por ser la criatura demasiado pequeña todavía. Nos dijeron que debíamos esperar tres semanas más para determinar la evolución del mal. Fueron veintiún días de espera interminable, en los cuales recurrimos a familiares y amigos para compartir nuestro dolor. Un conocido nos prometió encomendar la curación a la intercesión del Beato Josemaría Escrivá de Balaguer. También nosotros rezamos.
    Tuvimos que soportar, en ese período, la opinión —contraria a nuestros deseos— de los que nos recomendaban no seguir adelante con el embarazo, como si ya no tuviesen derecho a un lugar en el mundo los enfermos o los incapacitados.
    Transcurridas las tres semanas, volvimos a la clínica para realizar la ecografía de control. Los médicos, sorprendidos del resultado, nos preguntaron si habíamos rezado mucho: el tumor había desaparecido. Lloramos de alegría, pues eso era lo que esperábamos oír.
    El nacimiento de Ayelén, que vio la luz perfectamente sana, nos confirmó que el milagro se había producido por la intercesión del Beato Josemaría. Nadie de la clínica pudo explicar las causas de la desaparición del tumor que habían visto. Esperamos que este relato pueda servir para otros que atraviesen una situación similar a la nuestra.

  • pepe sala

    El problema no es sólo ” penal”. Yo creo ( con mucho conocimiento de causa, por lo que me toca) que el problema vuelve a ser de SENTIDO COMUN. ( sentido que nunca ha existido dentro de lo que llamamos Iglesia Catolica . Y no olvidemos que son las brutales presiones sociales de la ICAR las que marcan la pauta al respecto de lo ” moral”, lo ético y lo PENAL en esta nuestra España de incienso y aguas benditas.
     
    Porque digo yo… si tanta defensa parecen proponer en favor de los partos ajenos, ¿ cómo se puede explicar ( dentro de los parámetros del sentido común) que los disminuidos ( ” subnormales para la Iglesia) no puedan ser sacerdotes, monjas ni demás profesiones espirituales? ( El Codigo de DERECHO CANONICO lo prohibe taxativamente.)
     
    Pero no sólo éso. Una vez nacidos los ” subnormales”, los santos varones les niegan cualquier derecho. La manutención, supervivencia con dignidad, formación al niven que puedan conseguir, cuidados especiales que necesitan, etc, etc correrán a cargo de los padres.  Aún no he visto a un cura haciéndose cargo de una persona con las enormes dificultades que conlleva sacar adelante a una criatura que te haya tocado en suerte. ( o por las numerosísimas actuaciones nefastas de la Seguridad Social, que te destrozan al hijo y la la madre y luego te dejan en la estacada con el famoso: “búscate la vida”.)
     
    Y de lo que sí tengo constancia expresa es del maltrato que los curas acostumbran a tener con las personas que nunca serán la ” élite” social que para sus seminarios y sus empresan admiten. En el seminario que me tocó sufrir ( otros les llaman ” campos de concentración) despedían sistemáticamente a cualquier alumno que no superase las materias. Comenzamos 43 y en el 4º curso quedábamos 14 alumnos. Casi todos fueron despedidos por no aprobar con suficiente nota. A mí me echaron por negarme a asistir a misa. Es lo único con ” sentido común” que hicieron los curas.
     
    Y, como estoy casi seguro de que mis afirmaciones serán puestas en duda entre tanto católico-a, vaya la acostumbrada PRUEBA del trato que los curas tienen respecto a los disminuidos.:
     
    http://m.publico.es/440133
     
    ( Y no me vengan nuevamente con el rollo de que conocen a un cura que sí se ha comportado como un ser HUMANO. De lo que se trata es de que QUIENES MANDAN en la ICAR tienen la postura que tienen y OBLIGAN por obiediencia a quienes muestren un mínimo sentido HUMANO ante las enormes dificultades que tienen ( tenemos) los padres que hemos tenido la suerte de conocer el tema por EXPERIENCIA.)
     
     

  • ana rodrigo

    Muy clarificadores vuestros comentarios, gracias.

    El gran problema de los debates sobre el aborto está en mezclar en los mismos niveles de importancia y trascendencia elementos objetivos (el científico, el médico, la mujer) con elementos morales o religiosos (cada cual tiene sus propias creencias y posicionamientos), con el elemento legal que es lo que hace posible la inocencia o penalización de la mujer.
     
    De lo que sí estoy segura es que una ley como ésta, en la que se mezclan tantos elementos, nunca debe salir de la ocurrencia, la moral, las creencias o la religiosidad de una sola persona, por muy ministro que sea. En democracia los ministros no son dioses que legislan desde su mundo particular. Puesto que el aborto no es obligatorio, puesto que hay unos supuestos más o menos consensuados socialmente, el Sr. Gallardón debería reunirse con los distintos colectivos sociales, escucharlos a todos, y no solamente escuchar a los que piensan igual que él.
     
    El aborto voluntario es tan antiguo como la humanidad, nadie lo va a evitar por mucho que lo prohíban legalmente, la mujer que decida abortar lo va a hacer, eso sí, con mayores dificultades y riesgos para su vida.

  • francisco javier peláez

    El problema es penal y de técnica jurídica porque al fin y al cabo se trata de discutir si se mete en la cárcel o no a quién aborta.Incluso nuestro Tribunal Constitucional ya dijo,con razón,que,aunque exigía unos requisitos para el aborto,lo más lógico era nunca condenar a la mujer aunque no se cumplieran.Precisamente el problema no se puede resolver en el ámbito científico-médico porque no hay consenso sobre cuándo empieza la vida.En cuanto al problema moral no se puede simplificar ya que,además de las preguntas morales que se hace Gundín hay otra,¿es moral imponer coactivamemente la maternidad?.Porque,por ejemplo,a nadie se le ocurre imponer coactivamente la fidelidad matrimonial-o sí se le ocurre y se les ha oxcurrido-.En fin,el problema es jurídico porquie lo que se discute es de una norma y porque no hay consenso en otros ámbitos y el derecho penal sólo debe sancionar penalmente lo consensuado. 

  • Antonio Vicedo

    X. Gundin. o1. Ag.
    Mi cita exacta es:”-Esa NO CONCRECION INSALVABLE CIENTÍFICAMENTE, permite al Poder Legislativo y a los moralistas aprovechar, con prudencia, unos períodos y supuestos, en los que no se admite penalización consecuente por delincuencia o transgresión del precepto NO MATARÁS.
     
    Resalto en negrita lo que creo ha sido fundamental para no admitir barra libre en la manipulación extrema sobre la VIDA HUMANA, ni siquiera en virtud de las exigencias del principio de PROBABILISMO, pues tampoco ese principio se puede estirar en tanto referido a  LO esencialmente HUMANO, hasta la totalidad del proceso vital desde el mismo ORIGEN: fusión del espermatozoide con el óvulo.
     
    Aceptado este supuesto con radicalidad supondría convertir  a la propia mujer madre y a  su función materna TOTALMENTE OBJETIVADA, INSTRUMENTALIZADA y, en consecuencia, DESPERSONALIZADA.
    Y esto ¿cómo debería ser considerado ?

  • Rodrigo Olvera

    Hola X. Gundín
     
    ¿Cómo afirmar que el asunto no es de técnica jurídica, ni si se penaliza o despenaliza? ¿cómo afirmar que eso no es lo que se discute? cuando  el artículo que se propone a discusión se refiere expresamente a una iniciativa para  modificar el código penal chileno para aceptar la despenalización bajo ciertas condiciones y de LAS FALACIAS que rodean EL DEBATE LEGISLATIVO sobre el tema?
     
    ¿Vas a dictar tú qué es lo que se discute o no se discute? ¿Sólo es válida la discusión de los temas o perspectivas que a tí parecen que son “lo que se discute”?
     
    Saludos
     
    A mi no me interesa la discusión teológica, filosófica, moral del asunto. Por supuesto que existen esas dimensiones de la dicusión pública.
     
    Pero este artículo

  • X. Gundín

    No se hará otra cosas que repetir pareceres y lamentos ya dados en este diálogo de sordos.Pero hay que hacerlo.

    Cuando lo que se aborta es una vida NO humana, el aborto no presenta problema.

    Cuando hay duda sobre si es o no vida humana -p. ej: el período de duda que señala Vicedo, ¿hay realmente esa duda?- la única aplicación prudente (¿qué quiere decir “prudente”) es la de “a favor del reo”.

    Cuando la vida que se sacrifica es humana, aunque fuese defectuosa -¿hay alguna perfecta?- se transgrede, sin duda, el “no matarás”. No se relativice este hecho.

    Cuando se aplican criterios de “destrio” (selección de frutos para rechazar los no comerciales) a la vida humana, aunque fuese por razones eugenésicas lo que se consigue es degenerar moralmente aunque mejorase nuestra salud individual, o nuestra belleza o nuestra comodidad, cosas todas ellas que al final se pierden y rápido.

    En un mundo humano -nuestro trabajo es hacerlo- los defectuosos tienen sitio y tienen algo que decirnos.

    El asunto no va de técnica jurídica. Hasta donde se penaliza…hasta donde se despenaliza…agravantes… atenuantes…etc. No es eso lo que se discute.

  • francisco javier peláez

    Estoy de acuerdo Rodrigo que la recomendación se puede cumplir de muchas formas.De hecho yo ya dije que la presidenta del CERMI no era contraria a una ley de plazos y que ley de plazos hay hasta de 23 semanas-creo de Holanda y hablando de memoria-.No obstante,en España ya fue problema la de 14 semanas;imagínate el cirio de ampliarlo.Aquí en España tejemos y destejemos…

  • Rodrigo Olvera

    Hola Francisco
     
    El comentario es sólo para aclarar lo que sí dijo el Comité de la ONU, que no corresponde a lo que dijo Gallardón que dijo el Comité.
     
    Ahora, cumplir la recomendación del Comité se puede hacer de cuatro formas diferentes:
    a) que todas las causales tengan como límite las 14 semanas (con el problema que señalas de que las pruebas de malformaciones sólo tienen sentido después de las 14 semanas, lo que en práctico implica que se hace inviable esta causal de malformación)
    b) que todas las causales tengan como límite las 22 semanas (con el problema que señalas de que algunos casos difíciles de diagnosticar solo ofrecen certidumbre después de las 22 semanas; lo que sigue haciendo inviable en la práctica esta causal para estos casos de dificil diagnóstico)
    c) que no se distingan ya causales, y sólo se ponga un plazo común para toda decisión voluntaria de interrumpir el embarazo (con el problema de que el plazo elegido haga inviable en la práctica esta despenalización para casos de malformación que se detecten posterior a tal plazo)
    d) que se elija para todas la causales el plazo máximo de la ley actual; es decir, más que reducir el plazo para las malformaciones, ampliar el plazo para el resto de causales.
     
    El comité no dice cual de estas cuatro opciones debe adoptar España. Pero sí es claro que eliminar la causal de malformación (como pretende Gallardón) contradice la recomendación del Comité. No puede justificar Gallardón su propuesta en la recomendación del Comité.
     
    Una opción diferente, es que la ley despenalice de manera absoluta toda interrupción voluntaria del embarazo. Esta, que es la opción que yo apoyo, tiene que ver con el tema más genérico que colocas de que el derecho penal no es el mejor instrumento jurídico para este tema. No significa que el Estado promueva los abortos; sólo significa que no se castigue penalmente. Que sea la decisión, la conciencia, y la cultura de cada persona la que regule la toma de decisión; pero no el derecho penal.
     
    Saludos

  • francisco javier peláez

    Muy interesante Rodrigo.Pero el problema es que la ley de plazos española sólo permite el aborto hasta la semana 14 y el diagnóstico fiable del síndrome de Down sólo se hace por amniocentesis que se realiza entre las semanas 12 y 16 y cuyos resultados te los dan en dos o semana y media.En parte esa es la explicación de la semana vigésimo segunda.En Francia incluso se permite por graves malformaciones siempre que sea dictaminado por un comité médico más allá de la semana 22 si no se detectan fácilmenteEn fin,para mí el problema de fondo es de “libertad”:creo que el Código penal no tiene porque entrar en temas tan debatidos y debatibles.Pensemos en el estado ideal que tuviera toda clase de prestaciones para los minusválidos incluso fallecidos sus padres-que ciertamente anda lejos de la realidad-,¿la responsabilidad de los padres para con sus hijos queda cubierta por encomendar a esa “incubadora estatal”-llamémosla así-el cuidado de sus hijos?.Esto dejando a un lado el problema gravísimo de las malformaciones que producen sufrimientos físicos a los niños que nacen con ellas.Yo no entiendo que el derecho penal pueda ayudar en nada en este terreno.

  • Rodrigo Olvera

    A ver si pasa este vínculo
    http://www.ohchr.org/EN/HRBodies/CRPD/Pages/Session6.aspx
     
    La página está en inglés. En la tabla de paises, buscar a España (es el primer país de la tabla). La última columna de la tabla es “Concluding observations” (“Observaciones finales”), que es donde se publican los informes finales de cada país. Notarán que para España aparece la referencia CRPD/C/ESP/CO/1 (se refiere a que ya está el informe para España, a diferencia de otros países que está en blanco esta columna, porque aún no se aprueba el informe final). Abajo de esa referencia, aparecen varias letras, para indicar el idoma de la traducción. Basta con dar click en S (de Spanish) para acceder al informe completo en castellano.
     

  • Rodrigo Olvera

    Había puesto un comentario, pero parece que el sistema lo rechazó; supongo que por el uso de “copiar y pegar”.
     
    Repito, a ver si pasa sin copiar el texto.
     
    El Comité para los derechos de las personas con discapacidad aprobó el 23 de septiembre de 2011 su informe sobre España. En los numerales 17 y 18 aparece el tema de la ley 2/2010 que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo. Es claro, leyendo la recomendación, que lo que se cuestiona NO ES que se permita la interrupción voluntaria del embarazo en caso de malformación ni en caso de enfermedad grave en el feto;  lo que se considera discriminatorio y se pide que se elimine es que se legisle con plazos diferentes al resto de causales en que es aceptada la interrupción voluntaria del embarazo. El numeral 18 es explícito en decir que la recomendación es exclusivamente respecto al plazo.
     
    La referencia a la traducción oficial del informe en castellano es “CPR/C/ESP/CO/1”.  Batará con poner esa referencia en Google o cualquier otro buscador, para poder leer directamente el texto de la recomendación.
     
    Saludos

  • francisco javier peláez

    Quise decir “echa de menos”.

  • francisco javier peláez

    Continuo.En la hoja parroquial LA RAZON aparece una señora con su familia numerosa y con su hijo de 15 años diciendo que un médico tras hacerle la prueba de la alfabetoproteina la coaccionó para indagar más sobre si su hijo tenía síndrome de Down.Luego en La NOria casi añade que casi la obligan a abortar.Cualquier persona con un mínimo de conocimiento,o de buena fe para informarse,sabe que la prueba de la alfabetoproteina es un screening con escasísima fiabilidad,razón por la que se hace la amniocentesis que al ser prueba  invasiva siempre requiere consentimiento.Además es básicamente falso que en España exista tendencia de los médicos a presionar en determinado sentido en casos de síndrome de Down.Por ejemplo,existen abundantes condenas del Supremo por no informar a los padres del síndrome Down que podían,según el Supremo,optar por interrumpir el embarazo y al no haber podido hacerlo oportunamente se copndena a indemnizar.No es improbable que algún médico,vista esta tendecia del Supremo,en ejercicio de una “medicina defensiva” informe a las familias más de lo que quisieran esas familias.Pero,de ahí,a coaccionar a hacer una amniocentesis que requiere consentimiento hay bastante trecho.En definitiva,los integristas católicos presentan el problema de forma bastante deshonesta y así sinceramente es imposible dialogar sobre nada.En fin,creo que Gallardón podía dedicarse a ver los juegos olímpicos,que el pobrecito de Rajoy no puede ver según propia confesión-!últimamente el pobre hombre no puede ni leer el MARCA!-,en vez de hacer propuestas absurdas para hacerse perdonar sus “pecados” por las bases más fachas del PP.

  • francisco javier peláez

    La primera premisa de cualquier debate civilizado sobre un tema jurídico o ético es que las  propuestas de los legisladores o las propuestas éticas  se basen en un mínimo de honestidad intelectual.El gobierno y muy especialmente el señor Ruiz Gallardón ha esgrimido el argumento de que la ONU ha recomendado al gobierno español,firmante del Convenio para protección de las personas con discapacidad,la supresión del aborto eugenésico.Yo no he visto esta recomendación y tengo mis dudas que ese Convenio entre en esos berenjenales.No obstante,no conviene omitir que la directora ejecutiva del CERMI-Comité Español de Representantes de Minusválidos,creo-,Pilar Villarino se dirigió al gobierno el 4 de julio pasado pidiendo la supresión del aborto eugenésico,pero dejando claro-así lo dice en cermi.es-que “una ley exclusivamente de plazos no habría opción a que existiera discriminación”.Es decir,que la discriminación es porque aparece en la ley la indicación eugenésica;discriminación que no existiría si bajo una ley de plazos se practicaran abortos por razones relativas a las malformaciones.Como quiera que hay leyes de plazos hasta las 23 semanas-la holandesa creo-y como en la ley española el supuesto de peligro para la salud psíquica de la madre no tiene plazo,muy probablemente bajo este supuesto se seguirán practicando estos abortos.¿Por qué se ha metido Gallardón en este vergel,visto que no va acabar con el aborto eugenésico?.Unos dicen por tapar,otros por suceder a Rajoy,yo digo que “por estar en el candelabro”.Este chico que no sabe nada de la administración de justicia hecha de menos su “presencia olímpica” en los medios de comunicación.Otra de las pruebas de la falta de honestidad intelectual de algunos católicos integristas es la portada de LA RAZON del otro dia.

  • Antonio Vicedo

     
    La base ética de la ley o práctica despenaalizodora de la interrupción de un embarazo se concreta en la situación insuperable dubitativa sobre la no realidad de SER HUMANO de esa vida progresiva durante un periodo (NO CONCRETO) después del momento de su origen inicial de la concepción.
    Esa NO CONCRECION INSALVABLE CIENTÍFICAMENTE, permite al Poder Legislativo y a los moralistas aprovechar, con prudencia, unos períodos y supuestos, en los que no se admite penalización consecuente por delincuencia o transgresión del precepto NO MATARÁS. Aunque, como claramente se puede deducir, tampoco es una ley que obliga a la interrupción  obligada de cualquier embarazo

    En esta cuestión de tanta seriedad y trascendencia conviene no situarse en lo que se considera APRETAR DEL TODO PARA TERMINAR NO PUDIENDO ATAR NADA, mediante una actitud, que generalizada, mostraría su esencial carácter de PLENA HIPOCRESÍA por clara acepción de CLASES DE VÍCTIMAS, producto de acciones u omisiones muy constatables y responsables.

  • ana rodrigo

    Pienso que el Sr.Gallardón, entre otras muchas cosas, está incentivando sacar a flote los bajos instintos de mucha gente descerebrada. En el Blog de JM Castillo dos personas han escrito lo siguiente.
     
    “Si un día te asesinan y previamente te torturan, trabajo me costará no descorchar una botella de champagna para celebrarlo”. Lo firma un tal Increible”, refiriéndose a Castillo.
     
    Y otro sujeto le apoya con estas palabras:

    Comentario por Juan 30.07.12 | 01:16

    “Por cierto, me sumo a ese champan que bebería cierta persona si a este canalla que se hace pasar por católico, antes de desmembrarlo, lo torturaran viendo previamente lo que le iba a ocurrir”.

Deja un comentario