Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4952 Artículos. - 79513 Comentarios.

El concilio de Trento en un cambio de época (2/2)

Día 28 de Noviembre de 1545, Nápoles.
Faltaban dos semanas. El carruaje imperial salió de Nápoles con destino hacia Trento. La gran preocupación de todos era lo  que iba a suceder en el tan esperado Concilio. Fray Domingo de Soto comenzó preguntando:
─ Permítame, Don Diego, tengo entendido que su señoría y por supuesto el Emperador esperan que el Concilio sea el mejor medio para atraer a los  herejes y a los príncipes alemanes que siguen a Lutero ¿es así?

─ No sé, Fray Domingo, quizás antes de terminar este largo viaje unos y otros iremos cambiando de opinión mejorando nuestra manera de ver la realidad de la Iglesia,  del mundo y del Concilio.

Fray Domingo de Soto, el confesor de  Carlos I, había sido asignado por el Emperador, como teólogo imperial y Don Diego Hurtado de Mendoza, Embajador  imperial en Venecia,  representaría a su Majestad en Trento.

Don Ferrante  Gonzaga, Virrey de Sicilia, Embajador en Inglaterra y comandante del Ejército imperial, viajaba con ellos y tomó parte en el diálogo:

─ …o sea que Vuestras Mercedes, esperan que el Concilio lo arregle todo. Yo soy militar. Veo las batallas dependiendo de las fuerzas y posiciones de los adversarios. Me temo que en Trento nadie va a ganar y nadie va a perder, pero eso sí, todos van a pelear…

─ … quiere decir que todo ese esfuerzo humano y económico no servirá para nada–, apunto Diego de Mendoza.

Ferrante continuó:

– Hace 500 años la Iglesia  pudo haber resuelto el desgraciado problema de las investiduras. Aquella penosa situación se ha venido arrastrando a lo largo de cuatro siglos falseando su verdadera imagen. No le importaba que el evangelio hubiera condenado el poder y la supremacía de los ricos sobre los más pobres. Las leyes del feudalismo suplantaron al evangelio. Los reyes, los nobles, los clérigos y los altos dignatarios eran los dueños de todo y no trabajaban. Sólo trabajaban los campesinos y los artesanos. Con sus diezmos y sus impuestos les daban de comer a  todos. Los de arriba lo único que hacían bien  era pelearse y amontonar dinero para pagar los privilegios y las investiduras que recibían: nobles, clérigos, obispos y hasta el mismo Papa estaban envueltos en una lucha fiera: poder, honor y riqueza. La Iglesia  no movió un solo dedo para terminar con todo aquello, no quería verlo.

Fray Domingo comentó:

–  Pero no todo ha sido tan negativo, Señorías. Gracias a la Iglesia  y al ejemplo del Crucificado los pobres soportaban con paciencia y dignidad tanta miseria. Gracias a personas como Fray Bartolomé de las Casas en América los ejércitos del Emperador han dejado de someter a los indios que eran forzados a abrazar el cristianismo.

Diego añadió:

– Por lo que acaba de confirmar el señor Ferrante llegará el siglo XXI y aquella pobre gente seguirán bajo la tutela de la misma iglesia que ahora nos está indicando el camino a nosotros.

– Dependerá de lo que hagamos todos ahora y desde fuera–, añadió Ferrante.

3 de diciembre de 1545, Roma.

El sur de Italia iba quedando atrás en aquel largo viaje. Al paso por Roma supieron que el Papa Paulo III ya había salido hacia Trento con varios cardenales y obispos italianos. Alguien les informó que sólo se reunirían unos 20 Obispos de toda la cristiandad, un verdadero desastre  para un Concilio llamado ecuménico.

Fray Domingo se sentía desilusionado.   Diego explicó que el Papa prefería reunirse con pocos obispos para poder controlarlo todo mejor. Una mayoría  italiana de su confianza se encargaría de no dejar al descubierto el malestar que reinaba en el Vaticano.

Ferrante se detuvo en Roma por asuntos oficiales de su cargo. Paulo III había repartido algunos de los estados pontificios entre sus dos hijos: Pier Luigi y Octavio Farnesio. Esto  perjudicaba los intereses del Emperador. Había que resolver militarmente los desmanes de la familia Farnesio.  Paulo III, anteriormente Alejandro Farnesio,  había sido nombrado cardenal aún sin ser sacerdote por Alejandro VI,  que a la sazón era amante de su hermana Julia Farnesio.

El viaje continuó hacia el norte. Don Diego de Mendoza rompió el silencio:

─ No sé si este va a ser el mejor camino.

─ Ciertamente, Señor, esta es la vía romana del norte–, apuntó Domingo de Soto.                                                                                                                    ─ ─ Sí, la vía del norte, pero yo me refiero al otro camino, el de nuestro proyecto. Empiezo a dudar si Trento nos va a servir para meter a la Iglesia  de lleno en los cambios sociales, culturales y políticos que caracterizan estos tiempos. El Emperador quiere que el Papa empiece con la reforma de la Iglesia,  acabando así con los abusos. Esto atraería a los herejes y a los príncipes luteranos.

─ Entiendo, Don Diego, que  eso sería darle la razón a la reforma. Lo que le interesa al Papa es presentar batalla  con la fuerza que le da el legado divino: la Iglesia  viene directamente de Jesucristo, el Hijo de Dios, que nos  habla  a través  de las Escrituras, la Tradición y los Concilios.  Es verdad que vivimos inmersos en el mal pero el mal ha sido vencido por la muerte de Cristo y los sacramentos nos hacen partícipes de su valor salvífico.

─ Bien, el Concilio empezaría entonces con las doctrina, ¿para qué va a servir todo eso si los que tienen que oírlo no van a estar allí? Las herejías de Lutero y Calvino no son lo que más nos separa. Nos separan esas dos formas distintas de ver la realidad. El Papa, los Obispos y los teólogos sólo ven lo que quieren ver, abstracciones dogmáticas, evidentes, indiscutibles, absolutamente ciertas. Las injusticias, la opresión de los gobernantes, el absolutismo de la Iglesia, sus escándalos, el amontonamiento de riquezas, eso no lo ven, no lo pueden ver tras la columna de humo de lo sobrenatural… de lo irracional.

─ Eso es lo que va a corregir el Concilio, que la razón se imponga a la fe–, respondió rápidamente Fray Domingo.

6 de Diciembre de 1545, Bolonia.

Faltaba una semana para el gran día y en Bolonia se incorporaba Don Pedro Danés, enviado por el Emperador a Alemania para informarse directamente sobre los Príncipes Luteranos que se habían negado a asistir.  No reconocían ni la autoridad del Papa ni la del Emperador.  Don Pedro venía acompañado de su señora esposa, Doña Isabel Velasco, que acababa de dar a luz durante el viaje.

– Esta niña va a ser famosa, la llamaremos Concilia–, proclamó el venturoso padre.

Don Diego les saludó afectuosamente y añadió:

─ Me resulta increíble encontrarme por primera vez con una mujer en los dos meses que llevo viajando para llegar a este Sacrosanto Concilio. ¡Dios Santo! Todo viene controlado por hombres, militares, embajadores, clérigos, obispos, Papas. He leído a los clásicos: no fue así en Grecia ni en Roma. He leído los evangelios y Jesús se rodeaba de mujeres sin pena ninguna. ¿Qué piensa usted, señor Danés?

─ Desgraciadamente es así, me temo que se trata de la sombra que la Santa Madre Iglesia  ha extendido sobre la mujer pecadora. Así ella seguirá siendo la única santa. Mi señora, Isabel y mi hija Concilia, no van a representar a nadie en el Concilio, pero me alegro de  esta circunstancia  por si algo empezara a moverse.

–  Díganos doña Isabel–, preguntó Diego, –¿qué piensa usted?.

Doña Isabel respondió rápidamente:

– Mi impresión es que la mujer no cuenta nada en ninguna parte.  Sólo nos quieren para trabajar y engendrar hijos. La reforma opina que la Iglesia  tiene mucho que ver con esto y espera que, rompiendo con el pasado absolutista de la Iglesia, mejore la situación. El problema de fondo no son las diferencias ideológicas. Lo que la reforma está pidiendo en Alemania es que el poder absoluto de la Iglesia  y su jerarquía no se opongan al cambio.  La reforma no consiste en que en los países más al norte empezaron a dudar de la interpretación de las escrituras, de los sacramentos y de las indulgencias. Se trataba de algo muy serio: el poder absoluto de la Iglesia, su acumulación de riquezas para mantener ese poder, su engarce con el Imperio. La misma trabazón hemos encontrado entre el Islamismo y el Imperio Otomano. Buscan el poder por la fuerza y para conseguirlo se valen del estímulo de la religión. Visto así, Don Diego, no sé qué va a hacer usted en ese Concilio representando al Emperador.

13  de Diciembre de 1545.

Fue  un día frío y lluvioso  pero los fieles se agolpaban en las calles para ver la espléndida procesión presidida por el Papa, Cardenales, Obispos y altas dignidades, que se dirigían  desde la Iglesia  de la Santísima Trinidad hasta la Catedral en el centro de la ciudad

Era la solemne apertura del Concilio. Se sucedieron 27 penosas secciones que en días de trabajo sumaban cuatro años y medio, intercalados por largos periodos de suspensión, durante el paso de 5 Papas distintos. Allí se definió la inspiración divina de las Escrituras, de la Tradición, de los Concilios, del Papado. Así quedaba claro que en la Iglesia todo venía directamente de Dios.

Pero esto tan importante y esencial tuvo que definirlo la Iglesia en Trento. Y Diego de Mendoza  se preguntaba:

– ¿Qué fue primero, la inspiración divina o la definición de Trento?

El Concilio se clausuró abruptamente en 1563,  lo que dio lugar a la protesta de un grupo de obispos españoles: “…pues se hace terminar el Concilio sin conseguir nada para lo que fue convocado: terminar con la corrupción reinante en la Iglesia y en el Vaticano”.

Aquella preciosa niña, Concilia, que había nacido en las vísperas de su apertura era ya una preciosa joven de 18 años y nunca llegó a conocer que las mujeres tuvieran algo que hacer en la Iglesia aparte de ir a misa y confesar sus pecados. Ese fue el camino de Trento.

DOCUMENTACIÓN:

1. Enlaces de Internet:

2. Libros:

  • El Concilio de Trento: Una Introducción Histórica Adriano Prosperi, Junta De Castilla Y Leon, 2008  ISBN 9788497185257
  • Historia de España. Cortázar y González Vega.  Alianza Editorial.1994.    ISBN -84-226-5401-6
  • El pensamiento político de Domingo de Soto y su concepción del poder.  BRUFAU PRATS, Jaime      ISBN: 978-84-7481-916-8

33 comentarios

  • ana rodrigo

    La D inicial es una errata, pero, vamos, si quieres que  se quede, no la tomes con ninguna inteción añadida.

  • ana rodrigo

    D Javier, después de leer tu último comentario, tengo la impresión de que tú y yo entramos a distintos atrios, pues yo no reconozco muchas de las cosas que dices, y, por el cariño que le tengo a este foro, me produce tristeza que se dé un visión, desde mi punto de vista, distorsionada. Y si no es así, pido perdón, pido perdón al respetable.
     

    ·         Dices “este Dios que tanto preocupa a los de Atrio …” ¿Por qué no puede preocupar a quien así lo desee? ¿Hay alguna norma que prohíba hacerlo o no hacerlo? ¿Se obliga a alguien a que le preocupe Dios o no le preocupe?

     

    ·         “Es que Atrio es en realidad un foro fundamentalmente católico,….”  Creo que en su proyecto no es así, aunque de afcto, predominen los temas religiosos, pero así y todo ¿Cuál es el problema? Se ha echado a alguien que no sea católico o que sea ateo por el hecho de serlo? Creo que hay bastantes comentaristas que han manifestado su situación increencia, de escepticismo o de agnosticismo, o ateos y hasta casi diría que predominan. Mientras que de los que tú supones que somos estrictamente católicos seguidores de Papas y obispos, debe haber un par de comentaristas.

     

    ·         “…foro en el que además predomina la idea de que Jesús era Dios”. Me da la impresión de que no nos lees o no nos lees bien, y por eso te dedicas a atribuirnos cosas que la mayoría ni decimos ni las creemos tal como tú nos las adjudicas. Lo mismo se podría decir del párrafo siguiente, interpretando nuestras creencias a partir de lo que tú crees que nosotros creemos.

     

    ·         “No resultamos adecuados para ‘interactuar’ (término de Ana Rodrigo) con nosotros”. Como me mencionas a mí,  te aclaro lo que a mi respecta. Sabes que entre tú y yo nos ocurrió en un tema concreto, ante la imposibilidad de diálogo, así te lo manifesté expresamente. Sin embargo siempre que lo he creído conveniente lo he hecho contigo al igual que con los demás. No siempre lo hago, ni siquiera lo hago habitualmente, a no ser que se dirijan a mí expresamente. Lo que me pasa contigo la mayor parte de las veces es que no tengo nada que decirte, pues, o bien dices cosas con las que estoy de acuerdo, o bien, nos metes unas regañinas proyectando sobre nosotros creencias que ni tú ni la mayoría de participantes de atrio, tenemos. En este caso es muy difícil interactuar sobre cuestiones inexistentes. Por ejemplo, cuando hablas de que aceptamos los obispos, ¿qué te puedo decir cuando eso no es cierto, y ya lo hemos dicho millones de veces? Aquí se acaba la interacción, no hay nada más que decir.

     

    De cualquier forma, creo que en atrio se exigen unas normas mínimas de respeto y poco más, pero en las normas del Proyecto de atrio, no he leído en ningún sitio que se deba o se prohíba hablar de Dios, que se tenga o no que pertenecer al catolicismo, que se obligue a tener unas creencias concretas o que se prohíba ser ateo, etc. Por eso repito, tengo la impresión de que tú y yo estamos en atrios diferentes.
    y, si a alguien no le gusta atrio, lo tiene muy fácil.

  • Javier Renobales Scheifler

    Pepe Sala,
     
    Te tiene hasta la coronilla este Dios que tanto preocupa a los de Atrio … Sí, claro, es muy natural que te tenga así: eres el único ateo de Atrio, que recuerde ahora.
     
    Es que Atrio es en realidad un foro fundamentalmente católico, que tiene el objetivo de mejorar la ICR, el catolicismo, foro en el que además predomina la idea de que Jesús era Dios, idea del viejo paradigma no superado.
     
    Y además son mayoría –así a ojo- en Atrio los que entienden que Dios interviene en nuestras vidas (por ejemplo encarnándose en un hombre, que ya es intervenir a tope, esto de venir a pasar, convertido en hombre, una temporadita en el planeta, desde ese imaginario mundo sobrenatural que para ti y para mí no existe …)
     
    En la práctica nos hemos quedado sin Juan Luis en el foro. Así que tú sobre todo, y yo también, nos hemos venido a convertir en Atrio en rara avis, o elementos ‘a extinguir’. Estamos destinados a desaparecer de Atrio, a resultar molestos, fuera de lugar … como neandertales.
     
    No resultamos adecuados para ‘interactuar’ (término de Ana Rodrigo) con nosotros.

    A mí Dios me preocupa cada vez menos, o nada. Si es que existe y organizó el universo -lo cual yo creo que así pudo ser- me pareece claro que lo organizó de tal forma que él no tuviera que aparecer nunca para nada, como así no aparece, nunca para nada. Así que, como dice nuestro buen amigo Honorio: vivamos como si Dios no existiera.

    Eso en el foro no es posible, pues el foro es parte de la ICR y su objetivo es mejorarla.

    Y vivr como si Dios no existiera se da de patadas con la ICR y su doctrina.

    Yo no tengo dotes de vigilancia, como al parecer tienes tú. Así que no me puedo dedicar a vigilar nada en Atrio.
     
    Más me interesa ahora saber qué pasa con la iniciativa de la Asamblea Universal del Pueblo Cristiano, que salió en Redes Cristianas, de la que forma parte Atrio. Cómo van sucediéndose las tres fases y si se celebra la Asamblea en el año 2015 y con cuántos participantes …
     
    Ya iremos viendo, cuando el trabajo nos lo vaya permitiendo …

  • Héctor

    Hola Pepe Sala, te felicito porque no has perdido tu precioso tiempo dándole golpes con tu cabeza a muros que no se pueden romper a cabezazos. Pero sobre todo me alegra verte reaparecer entre nosotros para decirnos que nos vigilas. La vigilia es siempre buena. O sea que te juntas a los demás para ver lo que dicen y lo que hacen.
     
    Tengo aquí en mi ordenador una foto donde estás tú con Marco y su santa madre, Juan Luis, Reyes y la santa compañera de Javier.  Javier detrás de la cámara, creo. !Bonita foto¡ Te veo en ella feliz y contento… por aquel entonces aún no te habías roto la cabeza contra ningún muro.
     
    Sé que te enfadan nuestros discursos eternos. Queremos seguir rompiéndonos la cabeza. Salvador Santos me lo recuerda cada poco. “Déjalo ya, Héctor, que la Iglesia es como un muro de un castillo de la edad media que no se puede romper con la cabeza. Mejor es dejar que se   caiga por su cuenta”. Yo estoy de acuerdo pero me gusta ver cómo se levantó aquel muro…
     
    Resulta que al volver la vista atrás, en un esfuerzo para seguir adelante, se ilumina de alguna manera mi presente, o sea que ya no me rompo la cabeza contra aquel muro sino contra este, el de ahora y veo que ahora estamos repitiendo erróneamente las historias del pasado.  Nos han hecho creer  que repitiendo miles de veces y por muchos miles de personas los mismos errores lograremos millones de verdades. Algo así decía Gandhi. O sea que los muros están construidos con errores que no tienen nada que ver con la  verdad.
     
    A por ellos Pepe, abrazos para todos, Héctor.

  • Javier Renobales Scheifler

    Pero vamos a ver, Iñaki,
     
    ¿la casa, de la que la mujer que se casó contigo es la señora de la casa, es de tu propiedad –y así de tus herederos- o no?
     
    Porque sin cambiar el derecho de propiedad, me temo que mal vamos a cambiar nada importante de los problemas del injusto reparto que aplicamos en el mundo.
     
    Para el año 2015 iban a acabar con el hambre en el mundo –sabían que era mentira-, y va a llegar esa fecha con más hambrientos que nunca en el planeta.
     
    Para el año 2014-2015 se pondrán en práctica, en la tercera fase, los cambios de la nueva iniciativa de Redes Cristianas, si no lo he entendido mal. Yo no veo cómo, pero doctores tiene la …
     
     La ICR es propietaria de un inmenso patrimonio mobiliario e inmobiliario que va aumentando –la mezquita de Córdoba es un botón de muestra ¿no?-, y eso le acredita como la Iglesia/religión que necesitan los poderosos para parecer buenos.
     
    Desde luego no es yendo a misa y comulgando como nadie va a cambiar la ICR oficial.
     
    El pretexto de los jerarcas para no admitir ni el más mínimo cambio es siempre el que dice Ana: no les podemoscomplicar la vida a esta buena gente, a la que sus creencias le ayudan, aunque estén engañados, a vivir tranquila y sin complicarse la vida con teologías y filosofías”
     
    Los jerarcas omiten, aunque lo saben bien, lo de “aunque estén engañados” porque para no complicar la vida a esa buena gente les van a seguir metiendo las mismas mentiras toda su vida, y más mentiras que se les vayan ocurriendo en su tarea de únicos interpretes válidos de ‘las Escrituras’.
     
    Efectivamente como dices, a los que todo o casi todo les sale mal, a los perdedores, a los pobres, a los oprimidos … no les encaja lo de ‘gracias a Dios’.  Porque ni lo que sale bien ni lo que sale mal es gracias a Dios, pues Dios no interviene.
     
    Mientras sigan contando con la intervención de Dios, no van a cambiar nada en la ICR: porque el poder de la ICR se basa en gran parte en el cuento/pensamiento mágico de que Dios interviene, elige al papa y gobierna la ICR.
     
    Tenemos el mundo tan mal como queremos tenerlo, en nuestro afán por mirar sólo por nosotros, como mucho por los españoles (nacionalismo español), por lo nuestro.
     
    La moral/ética de la ICR tan arraigada en España (si España deja de ser católica, deja de ser España, dice el jerarca católico Cañizares) es: los medios salvíficos (los sacramentos y esas cosas con las que mercadea la ICR) son sólo para los católicos que acepten las normas que ponen los jerarcas.
     
    Hablamos de algo que dicen que les importa mucho, la salvación eterna: pero los medios salvíficos –o sea lo que facilitaría la salvación eterna- se los guardan para fomentar su negocio los facilitan sólo a los que tragan con lo que quieren los jerarcas.
     
    Con esos pastores que predican esa moral tan desviada e inhumana, nada bueno puede salir de su ICR. Pero, qué importa! … Tienen que seguir dentro de la ICR porque … seduce, fascina, obnubila, deslumbra con tanta apariencia de fuerza e influencia como tiene, como si fuera de ella no hubiera salvación …

    En cuanto al regalo de la fibrilación que dices -sin el cual regalo probablemente ya estarías muerto ¿no?-, creo que tenemos mucho que agradecer a quienes han contribuido a tantos avances de la ciencia y la tecnología, no a Dios. Agradecerlo a Dios supone quitar agradecimiento a esas personas, tantas que en realidad son anónimas.

    En los países pobres no tienen los medios que tenemos aquí: por eso no les dejamos venir a compartirlos con nosotros, porque, como los medios salvíficos, son sólo de unos pocos, no son para compartilos con todo el planeta.

  • pepe sala

    Os vigilo Jabitxu, pero mi tiempo es cada vez más  aprovechado por ” mi santa” y otras cosucas que van surgiendo en mi ” jubilación “. ( yo me vuelvo al juzgado y le pido al Juez que me devuelva a las obras de construcción. A mí me han engañado…)
     
    De todos modos ya sabes que no me gusta perder el tiempo en asuntos que considero sin solución posible. No me gustan los muros y ya tengo la cabeza demasiado dolorida intentando romper muros a cabezazos. Que pase el siguiente que mi ” chinchonera” ya está demasiado desgastada y no amortigua los topetazos.
     
    Todo ello no consigue  llevarme a ése estado tan desconocido para mi: ¿ depresión?… ¿ qué es éso?. Nunca he tenido tiempo para ésas enfermedades tan elegantes, ” gracias a dios”.
     
    Ya sabes que Abril es un mes muy movidito para los Republicanos. ( no te vi en el barco republicano, jodido.)
    Agosto es el mes del homenaje a los guerrilleros antifranquistas en Bejes.  Buena fiesta… pasada por agua. Tampoco tuve el placer de disfrutar de tu buena compañía. Cuando te vea te contaré una historia muy ruin, cruel y casi inverosímil ( sobre todo para quienes siguen asegurando que vivimos en democracia) que le ha pasado a una señora de Bejes que tú conoces. No tuvieron bastante con meterla en la cárcel en el año 1952. No les fue suficiente encarcelar también a su madre. tampoco se saturaron con violarla en la cárcel, destrozarle la vida y perseguirla durante décadas en el entorno donde viva. Ahora la han vuelto a llamar al juzgado de Potes por una denuncia de alguien que se ha sentido ofendido, porque la señora ha contado a un escritor de un libro lo que conocía de primera mano por haberlo vivido. La buena señora está asustadísima ; tiene más de 80 años, y piensa que puede volverle a pasar lo mismo que le pasó en los años 50. ( salvo lo de la violación, claro…), Tanto es así que no hubo forma de convencerla para que nos acompañase a la comida de hermandad que disfutamos en las escuelas que el pueblo puso a nuestra disposición.
     
    Repugnante, Jabitxu, pero REAL como la vida misma y mucho más VERDADERO que el jodido espìritu  santo y ésto ” dios” que tanto os preocupa a los de ATRIO y que a mí ya me tiene hasta la coronilla.
     
    PD: Iñaki, ” la santa” que se enfada contigo por lo que intentas hacer tiene más razón que una “idem”.
    ¿ Acaso pretendes que éstos angelitos tengan más propiedades a cuanta de los recuerdos de tu madre?—
    http://www.jesuitascastilla.es/pages/prov.-de-castilla/obras-en-castilla.php
     
    Si crees que tu noble gesta va a beneficiar a un verdadero necesitado, olvídate. Te lo asegura quien sí ha estado verdaderamente necesitado y JAMAS encontró a un católico para ayudarle cuando realmente lo necesitó. Y lo que veo actualmente ( que ya no lo necesito ” gracias a dios”), es más de lo mismo. El hambre y las necesidades nunca desaparecerán por los HECHOS de los católicos-as. Simplemente, el hambre, cambia de puertas.
     
    Salu2, pues.
     
     

  • ana rodrigo

    Héctor tienes razón, ¿por qué le vamos a complicar la vida a esta buena gente, a la que sus creencias le ayudan, aunque estén engañados, a vivir tranquila y sin complicarse la vida con teologías y filosofías?
     
    Pero, es que Jesús se hizo seguir y creer por gente igual de sencilla, y es que Jesús no les complicó la vida, le entendían, vivían como él, a su lado, sin templos, ritos ni curas.
     
    Esa es la gran paradoja, que habiendo complicado tanto las cosas, la gente se sienta agusto. Así y todo, hay que volver al Jesús del pueblo, aquel amigo de la gente del pueblo y odiado por los “listos” de la época, sacerdotes, y demás jerifaltes.
     
    Yo siento pena al ver que hayamos llegado a estos extremos, que habiendo dado un giro de 180º grados, esta buena gente acepte algo tan diferente.

  • Iñaki S:S,

    No me halagues demasiado, amigo Javier, que la vanidad la tengo ya bastante subidita.  Lo de la supresión del “mi” es por hacer caso a Antonio Vicedo y no caer en la apropiación y posesión personal,diciendo… “mi señora”.
    Gracias de todos modos por prestarme un poquito de atención y compartir  tan coloquialmente ideas que tienen mucha miga….aunque no vayan a misa. Fantástica tu fina ironía, sin acritud “gracias a dios”. No le resta nada de profundidad a tu discurso sobre el “dios adormidera”.  Cada vez que oigo eso de…”gracias a Dios”, se me queda cara de tonto. Eso de dar las gracias solo cuando algo nos sale bien,…¿presupone las correspondientes maldiciones de esa inmensa mayoría a la que casi todo le sale mal?. Si yo doy las gracias por ser un pequeño burgués, …¿que dirán en Somalia, por ejemplo, viendo como se va muriendo de hambre el personal, a la vista de todo el que quiera mirar?. Pero, sin ir tan lejos, tengo un problema personal. Privilegiado si…¿pero a quien he de agradecer el regalo de una fibrilación auricular que me obliga a tomar yodo para controlarla, tyroxina para defender mi tyroides de su ataque y un régimen a base de arroz para controlar mis intestinos martirizados con tanta pastilla?.
    Con todo,  no puedo creer que para los desamparados de la fortuna no haya mas que “ajo y agua”, en este para ellos valle de lágrimas. Como no estoy en su pellejo, soy incapaz de descifrar el misterio que les permite sobrevivir, a veces hasta con una sonrisa, en medio de tanta desgracia material. ¿Será que en la peor de las circunstancia nunca falta una pizca de amor, de solidaridad, de ayuda desinteresada, etc. que les devuelve su dignidad de personas?.
     

  • Héctor

    En los últimos comentarios aparecen y reaparecen las ‘herejías’, las ‘sectas’, ‘la humanidad que se deshumaniza’,  ’la ICR que se autodefine como única portadora de la palabra de Dios’. Quizás por todo ello esta mañana  hemos decid ido Charo y yo ir a misa… “Sí, Javier, a misa, a ‘la centralidad del  catolicismo, como ha dicho Ratzinger’, a ver de cerca y desde dentro todo esto”.
    Así nos pareció que ha sido aquella misa: unas 80 personas, en su mayoría mayores, no había jóvenes. ¡Ah no! Una chiquita de unos 13 años estaba ayudando a misa vestida como los acólitos con túnica larga, increíble, mujeres en el altar, sirviendo al celebrante. También  los niños de la primera comunión y algunos de sus padres, no tan mayores. En gran parte gente pobre o pensionistas de la mínima. Este es un pueblo de pescadores en el litoral de la isla, venido a más gracias al turismo y a sus amplias playas.
    Os cuelgo aquí algunos de nuestros comentarios cuando salimos:
    ─ ¿Es  o no es una secta?
    ─ Si lo comparas con lo que hacía y vivía el Jesús de de verdad, aquí de aquello no queda nada. Yo creía que la centralidad del catolicismo era Jesús mismo, su mensaje. Recordamos la comida de Jesús: ¿reunidos en su nombre?  Aquí no, reunidos porque tocó la campana y el cura se enfada si llegas tarde. Bueno enfadarse no, parece buena persona. Va deprisa porque le quedan otras dos misas en otras iglesias.  Nada de lo que nos dijo nos empujaba hacia el mensaje certero de Jesús: “anda vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres”.
    ─ Pero la gente parece contenta.
    ─ Más secta aún. No se enteran en dónde están metidos. No saben nada del poder de la jerarquía, el abuso de autoridad, las intransigencias de los Obispos, las riquezas inmensas  del Vaticano, el Papa jefe de estado y que debe sujetarse a los designios de la política y de los mercados.  No saben nada de Pagola, ni de Tamayo, ni de Queiruga, ni de los curas de Austria.
    ─ Secta porque la pequeña iglesita del pueblo está rodeada de gente que vive su vida a su manera en los bares y puntos de recreo junto al mar.
    ─ Quieres decir, puesto  así, que la totalidad de la ICR parece una secta. Sí, pero ¿Qué vamos a hacer con esta buena gente? Respetemos la conciencia de cada uno.  Para ellos todo esto es muy importante, todo esto les salva, y yo sé que Dios les salva a pesar de todo esto.
    ¿Vamos a Misa? Charo y Héctor

  • Javier Renobales Scheifler

    Me encantan tus comentarios, Iñaki, los saboreo despacio y  me sugieren mucho.
     
    Aunque no entiendo por qué suprimes el ‘mi’ en  la frase a que te refieres.
     
    ¿Acaso tu casa es de todos los que viven en ella?

    Dios al crear el universo diferenció nítidamente, y por eso una cosa es el uso (mientras no desgasten mucho), y otra mucho más profunda es la propiedad inmueble la cual, por disposición divina al hacer las leyes del universo, se revaloriza con el paso del tiempo ‘gracias a Dios’; aunque ahora, al haberse apartado de Dios la sociedad, la propiedad inmobiliaria no se revaloriza ‘como Dios manda’.
     
    Pero esta crisis de la sociedad (causada por ofender a Dios con el pecado, como es obvio) no durará mucho, al menos para las personas temerosas de Dios, como son los buenos católicos.

    El papa está intercediendo para ello –mira no más cómo la ICR del papa no padece la crisis que tanto asola a los pobres, lo cual es un evidente signo de los tiempos de que el Espíritu Santo interviene a favor de la ICR para desagravio de los pecados del mundo y mayor gloria de Dios-. Aleluia.
     
    No hay constancia de que la ICR haya vendido alguna propiedad de sus escasos y humildes inmuebles para dar el precio cobrado a los pobres, aunque sí para pagar indemnizaciones a las víctimas de los pederastas de la ICR. Es la voluntad de Dios.
     
    La propiedad, mueble o inmueble, la tenemos metida hasta la médula del consciente y del inconsciente. Tan metida que la consideramos indispensable para el desarrollo de nuestra personalidad. Jesús mismo era propietario dueño y Señor de las ropas que llevaba puestas, incluida la ropa interior, de la que no hay constancia en los evangelios, pero es porque no les dio tiempo, lo mismo que tampoco otras propiedades que hubiera tenido Jesús figuran en los evangelios, por la misma razón.
     
    Incluso el infalible magisterio católico elevó el derecho de propiedad a la categoría de sagrado, el sagrado derecho de propiedad, alma mater de nuestra civilización, derecho contra el que atentaban los demoníacos comunistas, arrasados ‘gracias a Dios’ por SanWojtyla y sus mariachis (digo lo de mariachis en recuerdo de Pepe Sala, al que no sé qué depre –o lo que sea- le mantiene alejado de este foro).
     
    Tienes toda la razón, Iñaki: nos buscamos mil trucos para justificar nuestro egoísmo y todo lo que nos convenga.

    Por ejemplo, sentimos invencibles y profundos deseos de ‘dar gracias a Dios’ por el ser que nos ha dado gratuitamente, o sea, por nuestra existencia en el mundo rico calentitos y con el riñón bien cubierto (mientras el mundo pobre malvive) y nos sentimos buenos ‘dando gracias a Dios’ por los alimentos que vamos a tomar y por todo lo que tenemos y seguiremos teniendo ‘gracias a Dios’.
     
    Con ello, el ‘dar gracias a Dios’ actúa como un justificante absoluto de lo que tenemos y hacemos: nos convencemos que es la voluntad de Dios que tengamos lo que tenemos y hagamos lo que hacemos.
     
    Así que la intervención de Dios en el mundo es esencial en la doctrina católica: imprescindible para el mantenimiento de su inmenso negocio.
     
    Así de paso evitamos también dar gracias a las personas por las cuales tenemos todo lo que tenemos: dar gracias a Dios colma nuestro disfraz de gratitud, pues decimos que es de bien nacidos ser agradecidos.

    Por eso las misas –que son la centralidad del catolicismo, según el papa- terminan siempre con ‘la bendición de DiosPadreTodopoderoso descienda sobre vosotros –el cura que la da (el uso, no la propiedad) ya la tiene perpetuamente-, podéis ir en paz, demos gracias a Dios’
     
    El Dios adormidera.
     
    Mientras no vivamos como si Dios no existiera –lo cual va en total contradicción con la ICR-, no saldremos de la viga en nuestro ojo que dices, Iñaki, y seguiremos manteniendo el mundo injusto, gracias al Dios adormidera que nos hemos inventado, ‘gracias a Dios’

  • Iñaki S:S,

    De rollos nada, amigo Antonió. Suelo leer tus comentariós,  por lo menos un par de veces, para tratar de captar todo lo que nos quieres decir. Aunque no siempre lo consigo, no puedo sino agradecer tan clarificadoras lecciones, manejando siempre una dialéctica constructiva muy respetuosa con las opiniones de los demás.
    Una Humanidad tan inhumana como la actual, carga sobre sus espaldas una gran acumulación de herejías. Pensando en la fastuosa ICAR de nuestros dolores, la vida del Jesús histórico dejó de ser “palabra de Dios”, desde hace demasiado tiempo. Asíque, si quienes tendrían que haber sido los primeros en darnos ejemplo son capaces de caminar, 2000 años después, de espaldas a la verdad que predican, ¿cómo sorprendernos al constatar que la Humanidad no camina hacia una hermandad solidaria?.
    Pero nuestro “vaticano” particular suele ser la familia y, por muy cristiana que sea, ahí también cuecen habas. Dentro de ella a menudo cuesta encajar la función social de la propiedad. Lo mío muy mio y solo mío. Con los de la calle, de hermanos nada de nada. Un buen día se me ocurrió hacer una propuesta concreta, para dar un primer pasito y por poco me comen. Como defiendo siempre que la Iglesia vaya vendiendo parte de su patrimonio, para repartirlo entre los mas necesitados, quise ensayar eso… de predicar con el ejemplo. Pensando en algo que fuera exclusivamente mío, me acordé de la cadena y medalla de oro, regalo mi madre de hace 60 años, que sigo llevándola como un auténtico amuleto. Aprovechando un momento dulce le comenté a la señora de la casa,(suprimo lo de “mi”), la posibilidad de aprovechar la gran demanda de oro para vender mi pequeño tesoro y dar el dinero a ALBOAN, ONG de los jesuitas. Se armó la “morimorena” y aún sigo sin conseguir un consenso que evite el mini-drama. ¡Que difícil es ver la viga en el ojo propio!. Una viga que no se disuelve en la lagrimita que solemos echar ante una  miseria humana que, tantas y tantas  veces, hasta se nos mete en casa a través de los medios. Está visto que somos capaces de buscar mil disculpas…para no ser perfectos.

  • ana rodrigo

    Querido Oscar, quiero decir, que lo que diga el Papa o un obispo como representantes de la institución, no cambia nada en el mundo, porque sus prédicas carecen de función ejecutiva, y, por tanto, no cambia nada en la colectividad, no así en los individuos. Mientras que muchos miles de individuos votando, o ejerciendo su trabajo en lugares de decisión, e, incluso en el 15M, sí actúan fehacientemente en la sociedad.

  • oscar varela

    Hola ana!
     
    Te leo:

    1º)En el momento actual, la iglesia como institución tiene poco que hacer como organismo social
     
    2º)No habría que desaprovechar la influencia que la Iglesia [organismo social] puede ejercer en los individuos
     
    La Política es el Arte de conjugar fuerzas sociales “concretas”.
     
    ¿Cómo conjugás, ana, 1)º y 2º)?
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola Iñigo!
     
    Te leo. Te leo bien. OK!:
     
    – “Y es por fin la Ilustración la que devuelve al hombre su protagonismo, su dignidad, los valores que sí se sintetizan en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano”-
     
    La Ilustración ha sido un Movimiento de embriagados y embriagadores.
    No se tome a mal esta aseveración.
    Preguntémonos, mas bien, si puede haber un Movimiento histórico
    sin la orgía del Entusiasmo en las Plazas.
     
    ¿Quién se comió a todos los dioses y diosas del Olimpo
    sino Dionysos –el Baco latino?
     
    ¡Alguna vez hay que sentir la Voluptuosidad del Arrebato!
    Es el Camino por donde, luego, transita la cotidianeidad de la historia.
     
    Pero ¡claro!, las cosas de la vida tienen su tiempo.
     
    Y ahora –hace ya un siglo- no sabemos qué hacer con esa borrachera.
     
    Nos ha pasado por nuestras generaciones
    con sonriente rostro
    Nos ha pasado, y ahora nos muestra su otra cara
    el culo sucio que nos enmerde ¿o no?
     
    Esa Ilustración “completa” es nuestro tiempo: nuestro Problema.
     
    Lo dice un afamado Tanguito:
     
    CAMBALACHE
    http://www.todotango.com/Spanish/las_obras/Tema.aspx?id=T9lldaeHiig=
     
    Que el mundo fue y será una porquería
    ya lo sé…
    (¡En el quinientos seis
    y en el dos mil también!).
    Que siempre ha habido chorros,
    maquiavelos y estafaos,
    contentos y amargaos,
    valores y dublé…
    Pero que el siglo veinte
    es un despliegue
    de maldá insolente,
    ya no hay quien lo niegue.
    Vivimos revolcaos
    en un merengue
    y en un mismo lodo
    todos manoseaos…

    ¡Hoy resulta que es lo mismo
    ser derecho que traidor!…
    ¡Ignorante, sabio o chorro,
    generoso o estafador!
    ¡Todo es igual!
    ¡Nada es mejor!
    ¡Lo mismo un burro
    que un gran profesor!
    No hay aplazaos
    ni escalafón,
    los inmorales
    nos han igualao.
    Si uno vive en la impostura
    y otro roba en su ambición,
    ¡da lo mismo que sea cura,
    colchonero, rey de bastos,
    caradura o polizón!…

    ¡Qué falta de respeto, qué atropello
    a la razón!
    ¡Cualquiera es un señor!
    ¡Cualquiera es un ladrón!
    Mezclao con Stavisky va Don Bosco
    y “La Mignón”,
    Don Chicho y Napoleón,
    Carnera y San Martín…
    Igual que en la vidriera irrespetuosa
    de los cambalaches
    se ha mezclao la vida,
    y herida por un sable sin remaches
    ves llorar la Biblia
    contra un calefón…

    ¡Siglo veinte, cambalache
    problemático y febril!…
    El que no llora no mama
    y el que no afana es un gil!
    ¡Dale nomás!
    ¡Dale que va!
    ¡Que allá en el horno
    nos vamo a encontrar!
    ¡No pienses más,
    sentate a un lao,
    que a nadie importa
    si naciste honrao!
    Es lo mismo el que labura
    noche y día como un buey,
    que el que vive de los otros,
    que el que mata, que el que cura
    o está fuera de la ley…
    ··············

  • ana rodrigo

    Héctor, estoy de acuerdo en todas las puntualizaciones que haces en tu último comentario y, por tanto no voy a repetir lo ya dicho. Los ha dicho muy bien.
     
    Oscar, creo que aquí no estamos intentando volver al Re-nacimiento de nada, sino que estamos en el análisis de lo que supuso ese movimiento artístico-cultural en el mismo momento en que se desarrolló la Reforma y la Contrarreforma cristiana en Europa.
     
    A partir de la Ilustración, y con la rémora con la que acostumbra a caminar la Iglesia con respecto a la evolución social, hizo que la Iglesia se quedase convertida en un fósil para una sociedad que avanza al ritmo que marcan los tiempos.
     
    En el momento actual, la iglesia como institución tiene poco que hacer como organismo social, por muchas razones: en primer lugar porque las sociedad ya no busca soluciones en religión alguna, en segundo lugar porque ya se ha encargado ella misma de desprestigiarse a través de sus dirigentes, y finalmente porque los valores que podría aportar a la sociedad, ya son patrimonio de toda la Humanidad.
     
    Ahora, bien, como las sociedades y los colectivos se componen de individuos, no habría que desaprovechar la influencia que la Iglesia puede ejercer en los individuos para bien o para mal. De ahí la necesidad de regeneración y renacimiento  que pedimos a la Iglesia.
     
    Tenemos un ejemplo en España de la mala influencia que la Iglesia está ejerciendo en la legislación civil. La primera decisión del nuevo gobierno fue anunciar que quitaban la asignatura de la Educación para la Ciudadanía, por otra semejante en el título, pero muy diferente en el contenido, en la que, según informa hoy El País, se obvia la referencia a la homosexualidad, a las políticas de igualdad, Es decir, se siguen la directrices de la Iglesia.

    Conclusión: la Iglesia está en la misma actitud ante la modernidad que en el siglo VXI, paralizada y convertida en momia medieval.

  • Iñigo

    Querida Ana, coincidiendo contigo en que hay fundamentos y razones suficientes en el Evangelio para aquellas que personas que “libremente” tienen como razón de su existencia la Fe pero no en un hombre llamado Jesús, sí en una idea que nace de la experiencia y de la necesidad que tienen un numeroso grupo de personas en dar respuestas a sus numerosas preguntas, por cambiar las estructuras rígidas de sus sociedades y de sus creencias mistificadas, y es con la aportación de muchos como se confeccionan los evangelios, cada grupo aporta lo mejor de su herencia ya sea clásica, judía, egipcia, etc. Y esto tiene un gran valor porque es una opción libre  que desaparece cuando el poder político la convierte en obligatoria. Partimos de una “Fe impuesta”, que en gran medida es la responsable de hundir al mundo clásico en el oscurantismo medieval, los ciudadanos se convierten en vasallos, el miedo apocalíptico……, después los súbditos necesitan llegar al conocimiento y lo hacen durante siglos, pero no llamemos cristiano a lo que personas y movimientos concretos desarrollan en esas épocas, viven en un mundo dominado por el Cristianismo, que les impone la sumisión a una Fe, quedan pocas opciones para no tener que revestir de cristiano toda idea que surge del conocimiento y de la reflexión humana. El Renacimiento  es un cambio importante, surge la Reforma que a su vez intenta, al final, imponer una nueva Fe, que a su vez entra en conflicto con la oficialidad que platea una Contra-reforma en Trento, pero lejos de avanzar es un retorno sin regreso al oscurantismo medieval. Y es por fin, a pesar de sus muchos errores, la Ilustración la que devuelve al hombre su protagonismo, su dignidad, los valores que sí se sintetizan en la Declaración de los Drechos del Hombre y del Ciudadano, unos valores que se fueron forjando durante siglos por personas y grupos que vivieron en un mundo cristiano “impuesto” pero que no necesariamente eran cristianos.

  • Antonio Vicedo

     
    Es que, Hector, tomada la vida y mensaje de Jesús como objeto, o proposición de fe y por herejía su negación teórica o práctica, lo que nos va presentando la historia humana, salvando minoritarios esquejes, semillas, rescoldos, levadura o pábilo apenas llameante, es una real herejía su devenir después de 2000 años que fuera ofrecida la BUENA NOTICIA de SALVACIÓN humana, sobre todo para l*s POBRES y para quienes no llegan ni siquiera a esa condición, sumidos en la más aberrante miseria.
    Jesús se presenta como camino, verdad y vida, pero:
    a) La Humanidad global camina, no orientada en la dirección de ese camino de personalismo promocional y de hermandad solidaria, sino dándole la espalda a esos valores, mantiene la despersonalización alienada en aspiraciones de tener y poder piramidal clasificador, brutalmente competitivo y cómplice. Es como una pandemia adictiva a lo selvático, por el impulso de “la razón de la fuerza”, que ya no puede ser ley de vida para nuestra proporción de animalidad, sino, más bien ley de violencia mortal aberrante.
    b) La verdad de la realidad personal humana no es ni siquiera aceptada teóricamente, salvo en atisbos de aspiraciones deseables, incluso plasmadas ya como proposiciones escritas en la Declaración Universal de Derechos y Deberes Fundamentales Humanos y en algunas Constituciones y Leyes.
    La IGUALDAD en dignidad, valor, finalidad y mutua necesidad de TODOS Y CADA UNO DE LO SERES HUMANOS no es aceptada, ni siquiera teóricamente, como supuesto fundamental de la relacionalidad humana. L*s otr*s indispensables para la existencia real del NOSOTR*S >NUESTR*S, es aceptado y considerado falsamente por conservar prioritariamente el contravalor de la apropiación de la persona, dando contenido falso a MI* y MI*S=NUESTR*S en sentido de apropiación.
    Esto falsea esencialmente la PERSONALIDAD, materia prima que se conformara en piezas de individualidad falsa clasificada y en estructuras relacionales igualmente falseadas y desequilibradas, relacionadas no por el valor y la categoría de la libertad, sino de la fuerza y el poder piramidal.
    Y lo más preocupante en este permanente falseamiento de la realidad personal es que la FAMILIA, crisol en el que se prepara la realidad del ser humano, ha estado, y aún está a nivel general, en cuanto a PAREJA, MUJER – HOMBRE, intoxicada o infectada del mismo virus de la apropiación y posesión personal.
    Ese MI marido, o Mi mujer, no es una relacionalidad tan inocente y libremente amorosa como se supone, aunque algo en ello se ha avanzado, aunque menos que en la relación parento -filial.
    En esta relación, a pesar de la buena teoría y práctica particulares, durante la más o menos breve etapa de la infancia y adolescencia, valorando teórica y prácticamente a nivel meramente familiar, la IGUALDAD FILIAL con todo lo que ello conlleva de ajuste y equilibrio, este valor igualitario y equilibrante no se da casi en las relaciones extra familiares con l*s otr*s.
    Si notas esenciales de la persona son la libertad y la responsabilidad, no solo como capacidad, sino como expresión activa ¿Como la Humanidad podrá ser humana impregnada de falsificación individual y estructural? ¿No se refería Jesús a esto al valorar como necesario el cambio de mentalidad y la inutilidad de los pellejos y remiendos viejos para la justicia del Reino de DIOS=MADRE-PADRE UNIVERSAL?
    c) Si Jesús se ofrece como VIDA y la humanidad esta en situación individual y estructural caminando desorientada y si camino de espaldas a la verdad ¿Cómo disfrutar del valor vital, no sólo físico, sino también y sobre todo PERSONAL con todo lo que conllevan las exigencias de las propias capacidades de cualquier persona con el único límite de que no impida esto a ningún otro ser humano? Dentro de esta perspectiva es, amigo Hector, como he considerado la opinión de Diego de Mendoza con esa cierta ironía a la que te refieres. Nuestros viejos pellejos no pueden conservar y no conservan la abundancia del buen vino, ni nuestro viejo empeño en remendar alcanza la velocidad del deshilachamiento y roturas, malgastando paño nuevo y tiempos.
    ¿Qué diríamos de quien pretendiera suplir la falsedad de la materia prima con perfecto troquelaje formal de piezas, cambios de montaje o el ajuste por engrase?
    La radical y permanente herejía la considero en la negación de la HERMANDAD igualitaria humana que niega la única y universal MATERNO-PATERNIDAD divina.
    Y si esto parece demasiado rollo, con cargar de realismo y verdad práctica ese ¡PADRE-MADRE NUESTR*! Nos libramos de herejías, relativizamos lo secundario de los Concilios y cuando oremos, no lo haremos (aunque casi siempre inconscientemente) falseando y por ello, blasfemando.

  • oscar varela

    Hola Héctor y Ana!
     
    Gracias por estar abiertos al diálogo.
     
    La imagen del “andar” (Héctor) es interesante y válida.
     
    Pero si se le presta un poco de atención se verá que:

    * el pie de atrás
    * queda atrás.
     
    Avanzar es poner la mirada, la cara, la nariz hacia adelante
    olfatendo y haciéndose cargo de la vida re-clamante,
    que sólo se conjuga en el problemático futuro:

    * la que hay que hacer
    * la otra: ya está hecha (sólo hay que “contar con ella”).
    ·················
    Reitero e insisto:
    El Re-nacimiento es un falso nacimiento
    porque no atiende la novedad de los tiempos,
    que son “sus”. Problemas.
    ··················
    El posible des-acierto al que me refería es que:
     
    Me olfateo que todo este Re-volver a:
     
    * espumar religiones
    * re-paradigmizar teologías, concilios, sínodos
    * re-flotar naves eclesiásticas naufragadas
    ETC.
     
    Es vivir des-orientado y sin futuro en el mundo de hoy.
    No es, por lo tanto, ninguna “Buena Noticia”.
    ·················
    En cuanto a lo de Marcos (y la interpretación de Salvador Santos)
    tiene para mí la validez de haber venido a confirmar aquello
    “en lo que” yo ya me sos-tenía. Mi vida. Ésta: cotidiana y concreta.
    Este ponerle la cara a los problemas de hoy que me salen al paso.
    Como cualquier hijo de vecino.
    ·················
    Dicho con expresiones que me humillen:
    El Re-nacimiento (no tanto el Humanismo)
    como los hoy Movimientos Religiosos
    ESTUVIERON y ESTÁN “ECHANDO AGUA FUERA DE LA MACETA”.
     
    Dicho en famosa parábola:
    Semilla sembrada que cae a la vera del camino”.
     
    En la tal Parábola, la clave es LA TIERRA en que se siembra.
     
    Hoy la Tierra fértil está en:
     
    * la marañosa diversidad de la Energía que la Ciencia y Tecnología des-entrañan
    * la seriedad y sensatez de seres humanos y pueblos para utilizarla.
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Héctor

    Creo que entre todos vamos avanzando. Vamos incorporando nuevos elementos sobre lo que vamos encontrando: así, vamos todavía Oscar. Gracias por lo bien que te expresas y por el aprecio que haces a lo que empiezo a ir entendiendo con vuestra ayuda.
    Re-nacimiento, nacimiento hacia atrás o ¿será un ‘volver a nacer’ pisando más fuerte en el pasado?
    Se me ocurre que es algo así como cuando andas: el pie que mantiene el equilibrio es el que queda atrás, en él te apoyas para levantar con fuerza todo tu peso y pisar adelante con el otro. El renacimiento no sería un mirar hacia atrás con añoranza sino el aprovechar la inmensa sabiduría del mundo griego y del romano. Fue volver a la Grecia de Pericles, la Constitución, la democracia  interna, que contenía cláusulas como el pago al jurado para que los más pobres pudieran seguir siendo parte de la institución.  Fueron los siglos de Esquilo, Sófocles, Eurípides, Herodoto, Sócrates. El renacimiento no fue solo arte, fue un gran pisotón con el pie izquierdo para que el derecho pudiera apoyarse en él y recuperar el espacio perdido por la Edad Media.
    Yo no diría que les salió el tiro por la culata porque no fue un quedarse en el pasado sino un seguir adelante preparando el camino para la ilustración, como indicó Iñigo. ¿Te parece o no?
    Insisto en la necesidad de seguir mirando atrás sólo para ir recogiendo todo lo que se fue construyendo con mucho esfuerzo, no para glorificarlo, ni para quedarnos en ello, sino para aprender del esfuerzo humano que supuso.  Es por eso por lo que seguimos intentando recuperar el pasado del  Jesús de la historia, tratando de superar el falso misticismo y la des-humanización de que ha sido objeto. El esfuerzo para restaurarlo partiendo de Marcos es  encomiable.  Todo esto no porque veamos en Jesús el único  salvador del mundo o la única visión de la historia posible. Jesús de Nazaret presenta un mensaje que es válido para todos los tiempos. Apoyados en él podemos seguir adelante.
    Abrazos  Héctor

  • ana rodrigo

    Te doy la razón en una cosa, Iñigo, y es que para vivir y desarrollarse individualmente, no es imprescindible ni necesario mirar al Evangelio, sería una visión miope y un mensaje excluyente. Pero, para una institución religiosa, con tantos millones de personas en todo el mundo, y, teniendo como razón de su existir el aspecto religioso basado en un hombre, Jesús el Galileo, tiene argumentos, fundamentos y razones más que suficientes como decirle a sus fieles que desde hace dos mil años, en el Evangelio radican toda una serie de valores que las sociedades han descubierto como valores universales y, que si, son coherentes con su opción religiosa, tienen doble obligación de luchar por esos valores que se sintetizan en la Declaración de los Derechos Humanos.

  • Iñigo

    La ilustración, que en un comentario se menciona, es precisamente ese definitivo despertar del ser humano con su conciencia que había comenzado a despuntar durante el Renacimiento.Pone fin al dominio del oscurantismo impuesto por las religiones, con sus restricciones a la difusión del conocimiento, con sus manipulaciones que se utilizan para dominar políticamente a las masas ignorantes y dependientes a consecuencia de esa praxis.

    Partiendo de la buena voluntad que se quiere encontrar y extraer del supuesto mensaje evangélico, en mi opinión y con mi respeto a quién eso opina, ello es perpetuarse en el error del pasado, en mirar hacia atrás, en volver al núcleo que generó el oscurantismo, en querer sacar algo de la nada.

  • ana rodrigo

    Esa bifurcación entre sociedad e Iglesia desde el siglo XVI, hizo que en la sociedad se hayan dado enormes e inmensos avances científicos, tecnológicos y culturas, mientras la Iglesia está en su burbuja aséptica, impenetrable, mirando pa otro atrás, que no es precisamente el evangelio.

  • ana rodrigo

    Oscar, tu comentario, impecable y genial.
    Si me permites, añadiría alguna cosita. El nacer p´tras (¡qué bueno!), no era una atrás cualquiera. En la Europa, y en gran parte con ayuda de la Iglesia, la sociedad pasó de la fe en la razón, época grecorromana (antropocentrismo), a la ignorancia, superchería y sumisión ciega a Dios (teocentrismo).
     
    La grandeza de la auténtica cultura, en la época clásica, radica en la autonomía del ser humano, liberado de la ignorancia y de creencias aniquiladoras de sus capacidades. El Renacimiento y el Humanismo, abrieron los ojos a muchas personas, hoy las llamaríamos, intelectuales. Y digo personas, porque hubo muchas mujeres humanistas fantásticas, muchas mujeres que se rebelaban contra el destino que la sociedad le había adjudicado, y, a pesar de todos los obstáculos, se atrevieron a entrar en el mundo del conocimiento y la cultura, como Cristina de Pisa, Issota Nogarola, Gaspara Stampa, etc.
     
    Asimismo, en este momento tan crucial, la torpeza de la iglesia, aferrada, estructurada y proyectada en claves medievales, la llevó a la Inquisición. Es decir, se quedó en el oscurantismo de la dogmática, cerrando los caminos, como ya dije el otro día, a que la teología dejase de ser un monolito impenetrable, pudiéndose haber iniciado un auténtico estudio, como lo habían hecho anteriormente gente eminente como Tomás de Aquino y otros, pero ahora con parámetros modernos. Fue la Filosofía la encargada de estas cuestiones en clave moderna, hasta que la Ilustración se volvió en contra la Iglesia.
     
    Yo no sé mucho de la historia de la iglesia, pero tengo la idea de que después de Trento la Iglesia ha dado pocos o ningún talento teológico dentro de la ortodoxia. Y ni siquiera los latigazos de la Ilustración despertaron a los responsables eclesiásticos a abrirse a otras realidades.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Un hilo aunador -de buen estilo literario y bien pensada-
    sustenta la estructura que nos propone Héctor.
    ¡Gracias!
    ············
    Quisiera poner a su erudición
    otro “esquema” que calienta mi bocho.
    ············
    El Renacimiento es un nacimiento p’atrás.
    Es una “vuelta” a la Antigüedad “clásica”.
    No vislumbra ni atiende “nuevo” Futuro.
    (es un “salir el tiro por la culata”)
    Es una Re-Acción a las habas contadas medievales.
    Es, al fin y al cabo: una RE-FORMA
    ············
    Insospechadamente para:
    Tanto Re-formistas
    Como Contra-reformistas (Trento)
    Va a saltar la liebre de la nueva libertad
    en loquitos simplificadores y calculadores:
    Galileo y Descartes;
    quienes se tragan de un solo bocado
    toda “geo-centría”, “teo-centría y “materio-centría”.
    ············
    Ni la Re-forma ni la Contra-
    se enteraron, todavía, de este “giro” histórico;
    a pesar de que ahí se generó la diversidad
    de lo que hoy son las Naciones europeas
    y el “descuajarinjamiento” del Imperio español.
    ············
    El “Mundo MODERNO” le da un sopapo a toda antigualla
    y parte raudo y sin demora a otros horizontes.
    Un nuevo Entusiasmo;
    Un Nuevo Evangelio
    abrazarán las conciencias.
    Esto durará hasta fines del siglo XIX
    ·············
    El Esquema de “nuestra situación” es similar
    y en ello veo lo acertado de Héctor
    (y si lo entiendo bien: el posible des-acierto)
    ·············
    ¿No podría ser que los “actuales” enfoques de:
     
    * Nueva evangelización
    * Concilios
    * Teologías
    * Religiones

    * Iglesias
    ETC.
     
    Son Odres in-adecuados a los Problemas nuevos
    para superar el Esquema de la Modernidad?
     
    Aunque ya un poco viejote:
    me anoto en su búsqueda y ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Héctor

    Antonio Vicedo, hermano, me lo estoy pasando de gloria con vuestros comentarios tan acertados. Entreveo cierto desencanto en tu cita de Diego de Mendoza: “… quiere decir que todo ese esfuerzo humano y económico no servirá para nada”. Suena peor que una herejía ¿verdad? ¿Cómo se puede decir que la historia humana no sirve para nada?
     
    La historia está llena de fracasos y de avances que se suceden para seguir siempre adelante en una marcha ascendente. Sólo que nuestro personaje fue un gran hombre de grandes ideales, poseía una de las mejores bibliotecas de toda España que al final de su vida se la regaló al Rey Felipe II. Poseía la mejor colección de libros en griego, latín, árabe. Hablaba y conocía muy bien el árabe. Vivía la honda preocupación de una nueva época que amanecía en las mentes más privilegiadas de su tiempo pero que no cuajaba ni en el pueblo ni en los gobernantes. Llegó a pensar en la posibilidad de que el Concilio de Trento podría servir en manos de la Iglesia para empujar la historia por nuevos caminos. De ahí su desesperación: un esfuerzo que no servirá para nada.
     
    Entreveo en tu comentario cierta ironía: ¿no estaremos diciendo lo mismo ahora? ¿Por qué no concentrarnos plenamente en hacer historia sin perder el tiempo mirando atrás a ver  si acertamos o no acertamos? Pero hacer historia representa una  única línea de avance: “buscad primero el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás se os dará por añadidura”( Mateo 6:33). El tiempo de Jesús como las primera décadas del XVI y las primeras del siglo XXI eran son y siguen siendo épocas de confusión y de cambio. No hay tiempo que perder. Es el tiempo de poner la mano en l arado sin volver la vista atrás (Lucas 9:61,62). Un abrazo muy fuerte Antonio y adelante

  • Iñigo

    Héctor, sí el humanismo se impone al escolasticismo, la aplicación de nuevas normas de evaluar las prácticas religiosas, la extensión del conocimiento, la traducción crítica y la correcta interpretación de las Escrituras ya no es privilegio de unos pocos,  el poder no tiene ya el monopolio sobre el aprendizaje.  El miedo y la ignorancia en el teocentrismo da paso al conocimiento en el antropocentrismo, se empieza a criticar la codicia y la inmoralidad de el alto clero. Es curioso en otro post se debatía sobre los privilegios fiscales de la Iglesia en la actualidad, en la época que nos ocupa las extensas posesiones de la Iglesia, auténticos señoríos feudales, estaban también libres de cargas, que poco ha cambiado la historia.

    Qué difícil proyecto es el estudio de la personalidad histórica de Jesús de Nazaret, y qué complicada la búsqueda de la verdad histórica del personaje, cómo nos indica Iñaki, y más si partimos de planteamientos idealizados y  con esperanza de encontrar lo que queremos hallar, me temo que en este caso el resultado nos puede decepcionar.  Estoy de acuerdo con la ética universal y la defensa de la libertad, no sería tan explícito en la búsqueda de la verdad, pues para mi esta tiene un sentido plural y no único y singular.

  • Iñaki S:S,


    Hector
     
    Algo tiene que pasar, incluso dentro de este mismo siglo XXI. Ahí esta, por ejemplo, la propuesta de H. Küng. Nos pone como referencia y guía cosas de tanto gancho como la personalidad histórica de Jesús de Nazaret, la mayoría de edad de la mujer a todos los efectos, el impulso a una ética universal y la defensa de la libertad en la búsqueda de la verdad. Me parece una sugerencia enormemente atractiva. Debería de servir de punto de encuentro para la multitud de esfuerzos dispersos en el resto de la cristiandad, al margen de la ICAR.
    Me parece muy importante la concentración de esfuerzos, por parte de todos pero principalmente de los especialistas en la materia, en la complicada búsqueda de la verdad histórica de aquel Galileo que, veinte siglos después, sigue estando vivo entre nosotros. Combinando ciencia, teología y amor fraterno, tendría que ser posible incluso atraer al redil al rebaño de ovejas perdidas de la jerárquica ICAR. Cuanto mas clarificado quedara este punto sería mucho mas sencillo avanzar en los demás.

  • Héctor

    Hola Iñigo, no se podía decir mejor, tu versión es exacta: El teocentrismo da paso al antropocentrismo,  el feudalismo da paso a una nueva clase social y ni siquiera  la Iglesia puede sustraerse al cambio. No la Iglesia de la cúspide y del alto clero medieval, claro, sino la otra Iglesia, las nuevas corrientes eclesiásticas y el clero bajo. Erasmo se mantuvo siempre dentro de la Iglesia y Domingo de Soto respiraba sublevación y erasmismo ante las noticias que le llegan de América de su íntimo amigo Fray Bartolomé de las Casas.
    La gran pregunta sigue siendo está: ¿qué sucedió para que aquella legítima rebelión no llevara a la Iglesia a un cambio paralelo al  de la historia? La verdadera reforma no era la del furioso luteranismo, ni la de los anabaptistas, ni la sajona que cayeron en los mismos errores que lamentabas como tú indicas.
    Ana describe muy bien lo que ha pasado en estos  cinco siglos: La doctrina no vale para controlar la corrupción, el patriarcado y el sexismo no ha dado paso a la igualdad tan deseada, la  llamada “revelación” destruye totalmente  el don de la razón que existe en el ser humano desde que empezó a serlo y antes de que nadie pensara en ninguna revelación, el poder de la Iglesia sigue siendo absoluto y las mujeres en su “supuesto” puesto.
    Y nosotros hoy nos preguntamos como entonces Diego de Mendoza: ¿y qué va a pasar dentro de 500 años? ¿ No es verdad que va a depender de cada uno de nostros?
    Así sea, que dependa de cada uno de nosotros.
    Abrazos Héctor

  • ana rodrigo

    En lo que sí se pusieron al día los Papas renacentistas fue en el mecenazgo de grandiosas obras de arte, eso sí en plan megalómano, fueron los príncipes más poderosos de la época. Justamente en dirección contraria al más elemental mensaje evangélico.
     
    Y respecto al tema de la mujer, copio y destaco el siguiente párrafo que condensa y sintetiza la rareza de la exclusión de la mujer en la iglesia con respecto, no sólo a los orígenes cristianos, sino también a la cultura clásica: Todo viene controlado por hombres, militares, embajadores, clérigos, obispos, Papas. He leído a los clásicos: no fue así en Grecia ni en Roma. He leído los evangelios y Jesús se rodeaba de mujeres sin pena ninguna.”

  • Antonio Vicedo

     
    nobles, clérigos, obispos y hasta el mismo Papa estaban envueltos en una lucha fiera: poder, honor y riqueza. La Iglesia no movió un solo dedo para terminar con todo aquello, no quería verlo. Ferrante
    Concilia (y la multitud empobrecida y mísera) … nunca llegó a conocer que las mujeres, (ni ell*s) tuvieran algo que hacer en la Iglesia aparte de ir a misa y confesar sus pecados. Ese fue el camino de Trento. Diego de Mendoza.
    La materia prima humana falseada no dio para más a pesar del intento efectivo de troquelar sin holgura las piezas eclesiales y reformar el ensamblaje estructural de la Iglesia, prescindiendo de la búsqueda prioritaria del REINO y SU JUSTICIA por el afán inmediato de acaparar añadiduras.
    La Escritura y la Tradición se declararon Palabra de Dios. lo más confuso y evasivo que escapaba de la coherencia natural humana teórica y prácticamente. LO MISTERIOSO-
    Pero lo evangélica y tradicionalmente más claro y constatable, por humano natural: Jesús, por encarnación, HIJO DEL HOMBRE, anonadándose en tanto Dios; su testimonio vital desde la pobreza hasta la miseria de la muerte en condena de cruz; su claro mensaje humanista concretado en el AMOR FRATERNAL, el servicio por filiación universal común y su solidaridad con “l*s más pequeñ*s de sus HERMAN*S y la subordinación de lo sagrado – EL SÁBADO y LAS OFRENDAS EN EL ALTAR- a lo humano, pareció, y parece, que no participa de la cualidad de Palabra de Dios. Total permanece la falsificación del concepto y realidad de persona , se intentan reformar piezas y estructuras supliendo el necesario ajuste humano con engrase sacro.
    Años de mitigado absolutismo cristiano colonialista católico y protestante; Impulso social revolucionario modernista que alienta miedos eclesiales y repliegue en su posición de falso e incoherente poder, que se concreta con el dogma de la Infalibilidad Pontificia (Vat. Iº) y el mantenimiento diplomático como suplencia de la participación del poder en los feudos ya superados, desde la fortaleza del Estado Vaticano.
    ..… quiere decir que todo ese esfuerzo humano y económico no servirá para nada–, apunto Diego de Mendoza

  • Iñigo

    La Reforma y la contrarreforma de Trento no se entiende si no atendemos a las circunstancias políticas y sociales de la época. Nos encontramos en el Renacimiento, este período el teocentrísmo pierde fuerza  ante el auge del antropocentrismo, ya no todo gira al rededor de Dios sino que el ser humano adquiere importancia, y surgen las nuevas ideas humanista y esta se extienden favorecidas por la invención de la imprenta. El feudalismo da paso a una nueva clase social, la burguesía que quieren cambios sociales y una mayor dependencia y libertad ante el poder feudal que había ejercido la nobleza. Esto se extiende a la Iglesia, el alto clero medieval frente a las nuevas corrientes eclesiásticas y al clero bajo. La Reforma fue esa revolución que la sociedad y la Iglesia necesitaban en ese momento, la contrarreforma no consiguió contrarrestar esa revolución a pesar de imponer ciertas reglas que con el tiempo se ve que fueron insuficientes y que no han ido evolucionando, también es cierto que la Reforma cayó en algunos de los errores que criticaban, incluso aumentándolos, no obstante su evolución a los largo de los años ha ido limando esas imperfecciones.

  • ana rodrigo

    Querido Héctor, nunca el concilio de Trento había despertado en mí demasiado interés, y tú has conseguido despertarlo.
     
    En primer lugar constato, eso sí lo tenía claro, es que, en el momento actual, seguimos en Trento.
     
    Destaco los siguientes puntos:

    1.  En Treno, lo importante fue el dogma y la doctrina, no las injusticias sociales y la corrupción  de la Iglesia.
     
    2.   El machismo y el patriarcado siguen campando a sus anchas, con la diferencia de que la sociedad actual ha dado un giro social de 180º con respecto a la del siglo XVI.

     

    3.   La afirmación de la intervención divina en las Escrituras, lo que ha impedido una investigación auténticamente moderna en el futuro. Las escrituras quedaron como intocables. Esto ha producido fundamentalismos bochornosos con eso de “Palabra de Dios”

     

    4.   La iglesia se quedó en su cátedra de poder y en la corrupción aumentada y corregida en el momento actual, por acumulación temporal.

     

    5.  Las mujeres seguimos ausentes y en segunda clase, con unas justificaciones que rozan el ridículo en una sociedad moderna.

     

    En fin, ¡cinco siglos perdidos!

  • No está mal como novela histórica, tan en boga hoy. Venturosamente, la realidad teológica fue de un alcance extraordinaria, en Sacramentos de manera especial, es decir, en teología de la salvación. Así lo vio Schilleebeeks, nada sospechoso de cerrazón ni ultramontanismo, que dedicó su tesis doctoral al concepto de sacramento en Trento.

    Y en esa misma vena historiográfica, Domingo Soto, mencionado aquí como fuente siquiera en las referencias, fue uno de los adelantados de la ciencia moderna que encarnamos en Galileo. Léase Domingo de Soto and the Early Gaileo, de William A. Wallace.

Deja un comentario