Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5043 Artículos. - 80859 Comentarios.

El barroco de Bernini inspira una trascendental homilía del Papa

Ayer el Papa celebró la Misa en San Pedro, rodeado de los nuevos cardenales. En el ambiente, negros nubarrones sobre el Vaticano. Pero el Papa, eludiendo analizar la realidad o entrar en una exégesis crítica del controvertido texto evangélico de Mateo, 16, 16-19, se inspiró para su homilia en la Cátedra de San Pedro de Bernini que tenía detrás, encargo de Alejandro VII, uno de los papas humanistas del siglo XVII empeñados sobre todo en rodearse de signos de poder. Como en ATRIO ha invitado estos días a analizar homilías (el artículo de Honorio y la homilia del obispo Vera sobre lo de Pasta de Conchos), presentamos ésta para ser comentada también. Reproducimos el resumen que hace Chiesa.it. Pero el texto completo puede verse en Vatican.va donde se ofrece un vídeo de toda la ceremonia. ¿Qué valores evangélicos trasmite esta esta predicación?


“La Iglesia no existe para sí misma, sino que debe remitir más allá, hacia lo alto…”

La homilía del Santo Padre en la Basílica Vaticana, con los nuevos cardenales, en la solemnidad de la Cátedra de San Pedro

de Benedicto XVI


Queridos hermanos y hermanas, […] el pasaje del Evangelio de hoy presenta a Pedro que, movido por una inspiración divina, expresa la propia fe fundada en Jesús, el Hijo de Dios y el Mesías prometido. En respuesta a esta límpida profesión de fe, que Pedro confiesa también en nombre de los otros apóstoles, Cristo les revela la misión que pretende confiarles, la de ser la «piedra», la «roca», el fundamento visible sobre el que está construido todo el edificio espiritual de la Iglesia (cf. Mt 16,16-19).

Esta expresión de «roca-piedra» no se refiere al carácter de la persona, sino que sólo puede comprenderse partiendo de un aspecto más profundo, del misterio: mediante el cargo que Jesús les confía, Simón Pedro se convierte en algo que no es por «la carne y la sangre». El exegeta Joaquín Jeremías ha hecho ver cómo en el trasfondo late el lenguaje simbólico de la «roca santa». A este respecto, puede ayudarnos un texto rabínico que reza así: «El Señor dijo: “¿Cómo puedo crear el mundo cuando surgirán estos sin-Dios y se volverán contra mi?”. Pero cuando Dios vio que debía nacer Abraham, dijo: “Mira, he encontrado una roca, sobre la cual puedo construir y fundar el mundo”. Por eso él llamó Abrahán una roca». El profeta Isaías se refiere a eso cuando recuerda al pueblo: «Mirad la roca de donde os tallaron,… mirad a Abrahán vuestro padre» (51,1-2). Se ve a Abrahán, el padre de los creyentes, que por su fe es la roca que sostiene la creación. Simón, que es el primero en confesar a Jesús como el Cristo, y es el primer testigo de la resurrección, se convierte ahora, con su fe renovada, en la roca que se opone a la fuerza destructiva del mal.

Queridos hermanos y hermanas. Este pasaje evangélico que hemos escuchado encuentra una más reciente y elocuente explicación en un elemento artístico muy notorio que embellece esta Basílica Vaticana: el altar de la Cátedra. Cuando se recorre la grandiosa nave central, una vez pasado el crucero, se llega al ábside y nos encontramos ante un grandioso trono de bronce que parece suelto, pero que en realidad está sostenido por cuatro estatuas de grandes Padres de la Iglesia de Oriente y Occidente. Y, sobre el trono, circundado por una corona de ángeles suspendidos en el aire, resplandece en la ventana ovalada la gloria del Espíritu Santo.

¿Qué nos dice este complejo escultórico, fruto del genio de Bernini? Representa una visión de la esencia de la Iglesia y, dentro de ella, del magisterio petrino.

La ventana del ábside abre la Iglesia hacia el externo, hacia la creación entera, mientras la imagen de la paloma del Espíritu Santo muestra a Dios como la fuente de la luz. Pero se puede subrayar otro aspecto: en efecto, la Iglesia misma es como una ventana, el lugar en el que Dios se acerca, se encuentra con el mundo. La Iglesia no existe por sí misma, no es el punto de llegada, sino que debe remitir más allá, hacia lo alto, por encima de nosotros. La Iglesia es verdaderamente ella misma en la medida en que deja trasparentar al Otro – con la «O» mayúscula – del cual proviene y al cual conduce. La Iglesia es el lugar donde Dios «llega» a nosotros, y desde donde nosotros «partimos» hacia él; ella tiene la misión de abrir más allá de sí mismo ese mundo que tiende a creerse un todo cerrado y llevarle la luz que viene de lo alto, sin la cual sería inhabitable.

La gran cátedra de bronce contiene un sitial de madera del siglo IX, que por mucho tiempo se consideró la cátedra del apóstol Pedro, y que fue colocada precisamente en ese altar monumental por su alto valor simbólico. Ésta, en efecto, expresa la presencia permanente del Apóstol en el magisterio de sus sucesores. El sillón de san Pedro, podemos decir, es el trono de la verdad, que tiene su origen en el mandato de Cristo después de la confesión en Cesarea de Filipo. La silla magisterial nos trae a la memoria de nuevo las palabras del Señor dirigidas a Pedro en el Cenáculo: «Yo he pedido por ti, para que tu fe no se apague. Y tú, cuando te recobres, da firmeza a tus hermanos» (Lc 22,32).

La Cátedra de Pedro evoca otro recuerdo: la celebra expresión de san Ignacio de Antioquia, que en su carta a los Romanos llama a la Iglesia de Roma «aquella que preside en la caridad» (Inscr.: PG 5, 801). En efecto, el presidir en la fe está inseparablemente unido al presidir en el amor. Una fe sin amor nunca será una fe cristiana autentica.

Pero las palabras de san Ignacio tienen también otra connotación mucho más concreta. El término «caridad», en efecto, se utilizaba en la Iglesia de los orígenes para indicar también la Eucaristía. La Eucaristía es precisamente Sacramentum caritatis Christi, mediante el cual él continua a atraer a todos hacia sí, como lo hizo desde lo alto de la cruz (cf. Jn 12,32). Por tanto, «presidir en la caridad» significa atraer a los hombres en un abrazo eucarístico, el abrazo de Cristo, que supera toda barrera y toda exclusión, creando comunión entre las múltiples diferencias. El ministerio petrino, pues, es primado de amor en sentido eucarístico, es decir, solicitud por la comunión universal de la Iglesia en Cristo. Y la Eucaristía es forma y medida de esta comunión, y garantía de que ella se mantenga fiel al criterio de la tradición de la fe.

La gran Cátedra está apoyada sobre los Padres de la Iglesia. Los dos maestros de oriente, san Juan Crisóstomo y san Atanasio, junto con los latinos, san Ambrosio y san Agustín, representando la totalidad de la tradición y, por tanto, la riqueza de las expresiones de la verdadera fe en la santa y única Iglesia.

Este elemento del altar nos dice que el amor se asienta sobre la fe. Y se resquebraja si el hombre ya no confía en Dios ni le obedece. Todo en la Iglesia se apoya sobre la fe: los sacramentos, la liturgia, la evangelización, la caridad. También el derecho, también la autoridad en la Iglesia se apoya sobre la fe. La Iglesia no se da a sí misma las reglas, el propio orden, sino que lo recibe de la Palabra de Dios, que escucha en la fe y trata de comprender y vivir. Los Padres de la Iglesia tienen en la comunidad eclesial la función de garantes de la fidelidad a la Sagrada Escritura. Ellos aseguran una exegesis fidedigna, sólida, capaz de formar con la Cátedra de Pedro un complejo estable y unitario. Las Sagradas Escrituras, interpretadas autorizadamente por el Magisterio a la luz de los Padres, iluminan el camino de la Iglesia en el tiempo, asegurándole un fundamento estable en medio a los cambios históricos.

Tras haber considerado los diversos elementos del altar de la Cátedra, dirijamos una mirada al conjunto. Y veamos cómo está atravesado por un doble movimiento: de ascensión y de descenso. Es la reciprocidad entre la fe y el amor. La Cátedra está puesta con gran realce en este lugar, porque aquí está la tumba del apóstol Pedro, pero también tiende hacia el amor de Dios.

En efecto, la fe se orienta al amor. Una fe egoísta no es una fe verdadera. Quien cree en Jesucristo y entra en el dinamismo del amor que tiene su fuente en la Eucaristía, descubre la verdadera alegría y, a su vez, es capaz de vivir según la lógica de este don. La verdadera fe es iluminada por el amor y conduce al amor, hacia lo alto, del mismo modo que el altar de la Cátedra apunta hacia la ventana luminosa, la gloria del Espíritu Santo, que constituye el verdadero punto focal para la mirada del peregrino que atraviesa el umbral de la Basílica Vaticana.

En esa ventana, la corona de los ángeles y los grandes rayos dorados dan una espléndido realce, con un sentido de plenitud desbordante, que expresa la riqueza de la comunión con Dios. Dios no es soledad, sino amor glorioso y gozoso, difusivo y luminoso. […]

19 de febrero de 2012

32 comentarios

  • Hola Oswaldo, espero que hayas pasado un feliz domingo. Es verdad que no olvidemos lo que dijo (del Papa Benedicto XVI ha dicho muchas cosas mas) el padre Leonardo Boff que “la Iglesia en Italia posee media península,” pero tampoco no olvidemos lo que dijo el padre Ives Congar acerca de Boff:
    “Ni el uno ni el otro (se refiere el P. Congar a Gustavo Gutiérrez y a Leonardo Boff) son marxistas. Lo digo con toda firmeza, porque es verdad. Sin embargo EMPLEAN TERMINOS MARXISTAS, CONCEPTOS Y CATEGORIAS y es posible que HAYAN EMPUJADO a algunos A AFIRMAR sin mucha reflexión, que el CRISTIANISMO Y EL MARXISMO pueden ir PERFECTAMENTE JUNTOS. NO ES VERDAD. Personalmente SOY EXTREMADAMENTE CRITICO EN LAS CONFRONTACIONES CON EL MARXISMO”.
    (Revista VIDA NUEVA N.1458 de fecha 8.12.1984).
    Lucho

  • Santiago

    Lucho,   admiro to claridad que esta centrada en el evangelio…coincido en lo que dices….Sin embargo, en un mundo plural y complejo no es extraño que sea dificil encontrar ese camino mejor…Nuestra fe tiene una base real e histórica que accede al camino…pero para muchos no es fácil aceptarla…requiere lo que nosotros llamamos gracia…lo que muchos niegan y rechazan…Pero como dices lo importante es que respetemos la dignidad humana y todas las opiniones, ya sean diferentes y opuestas a las nuestras..Asi pasó con los primeros cristianos que eran testigos de la fe pero “convertían” con el ejemplo, pues los paganos decían: “mirad como se aman”…Este ambiente y este carisma es el que necesita el mundo actual y el que hay que popularizar, nosotros los que nos llamamos con ese nombre…Pero para la mayoría no es facil amar al que nos combate….ni a nuestro declarado enemigo, ni al que no esta de acuerdo con nosotros en nada..Y sin embargo, este debe ser el arma del cristiano…el cristianismo ha de vencer por amor, como Cristo mismo venció..Solo el amor nos puede salvar de la autodestrucción total de un mundo en problemas.
    Coincido que Madrid es una de las ciudades mas bonitas del mundo..Sus plazas son famosas por su belleza…sus fuentes..sus museos..sus iglesias..sus calles antiguas…hay historia en cada esquina…Es digna de visitarse y de estudiar todo lo que encierra y eso llevaría tiempo…Cuando uno viaja a otra ciudad entonces se da cuenta de lo que dicen: “de Madrid al cielo”   un abrazo     de Santiago Hernández 

  • Un saludo a todos los que participan en Atrio. La Iglesia solo me ha transmitido una cosa: “Amar al “otro” hasta la cruz. Para el cristiano Cristo es el “otro”, el “otro” tiene dignidad, esta dignidad es el “sello”, la “impronta” que Dios ha puesto en el “otro”. Por consiguiente, yo no puedo juzgar, ni condenar, ni  insultar, ni decir adjetivos destructivos sobre esta “imagen” y “semejanza” del “otro”.
    Muy bien lo ha dicho el actual Papa, el “otro” ES Cristo. Nótese que no ha dicho que en el “otro” ESTA Cristo. Ahora, no entiendo cómo se puede usar palabras como “jauría de lobos”, “dictador”, “mediocres” etc., y todo sin la menor comprensión hacia el “otro”. Me pregunto: ¿Dónde queda la honra de las personas?
    Cuando todos estemos ante el Padre, sólo  hará una sola pregunta ¿cuánto has amado? Seremos juzgados por el amor. Pero no el amor humano que solo ama cuando te ama, (lo que decía Javier: sin fe se puede amar) es el amor, el amor cristiano que va más allá de este amor humano, incluye a nuestros “enemigos”. Por otro lado, si la Iglesia sigue siendo joven y viva, no es por los Papas (la historia de los Borgias) o por sus grandes doctores que han alumbrado con su doctrina la Iglesia, es por esta garantía perpetua: “Yo estaré con ustedes hasta el fin de los tiempos”.
    Yo creo en estas palabras más que toda la ciencia humana. Mejor dicho, uno sola página del evangelio, supera todos los libros que existen en la Biblioteca del Vaticano. Mi fe está en estas palabras del Señor: “Sin mi NADA podéis hacer”.
    En teología la palabra “sacramentalizacion” significa que lo divino opera a través de instrumentos humanos, precisamente, esto es lo que Dios ha hecho con SU Iglesia. Dios ha llevado y sigue llevando a SU Iglesia a través de los hombres, sean buenos o malos. Yo no puedo separar la cizaña del trigo, yo no puedo decir que este es malo y el otro es bueno. La conversión no se mide por los pecados ni por las virtudes, todo es una gracia del Señor.
    Que es verdad que tenemos que presentar ante el mundo el rostro hermoso de la Iglesia, como es verdad que si no existe la “conversión”, no existe la luz. Decía un padre de la Iglesia: “La iglesia es como la luna, si la luna no recibe del sol su luz, sería solo una roca enorme, horrible. De manera parecida, si la Iglesia no recibe la luz de Cristo, sería sola una institución regida por hombres y mujeres, pero sin vida”.
    “Ya que ella es solo el camino mejor…”Esta afirmación que dices me invita a hacerme una pregunta: “Si la Iglesia es el MEJOR camino para llegar al Hijo, ¿Por qué tengo que buscar otro camino?
    Un saludo a toda tu familia.
    Algo personal. Con 120 hermanos estuvimos de peregrinación por Jerusalén, al regreso estuvimos cuatro días en Madrid. Esta ciudad me impresiono muchísimo, sus ciudades, sus campos, sus castillos en fin todo. Hermosa ciudad.
    En Cristo
    Lucho.

  • Santiago

    Luis Alberto,   te felicito por tu extenso comentario y te doy las gracias por el esfuerzo en ello…Creo que los datos que aportas son suficientemente coherentes para ser creíbles…. suficientemente lógicos como para ser aceptables… y suficientemente documentados como para ser auténticos
    Para ser crítico hay que tener conocimiento directo del problema…Es mas facil destruir que construir, es mas facil mentir que defender la verdad, es mas facil difamar que defender la honra…Sin embargo, la verdad de las cosas y de los sucesos es mas poderosa que la mentira….y aquella suele triunfar….Aplicado a la iglesia esta ha sufrido los ataques mas terribles durante 20 siglos que ocurrieron con el objeto de lograr su completa destrucción….sin embargo, todavía la tenemos viva en el siglo XXI…a pesar de las persecuciones desde fuera y desde dentro, de los que estan fuera y de los que estan dentro…pero  el carisma de la  iglesia está por encima de los pecados y defectos humanos, tanto de sus miembros como de los que son sus enemigos…ya que el mensaje de Cristo es universal, para todos los tiempos y para todas la épocas….Cada uno puede escoger libremente en pertenecer o no a ella….lo que no se puede es cambiar su historia, vaciar de sentido su doctrina y deformar su fisonomia…ya que ella es solo el camino mejor para llegar al Padre a traves del Hijo…..un saludo cordial de Santiago Hernandez 

  • osvaldo parma trejo

    sobre la riqueza/
    es verdad aue vendiéndolo todo, el vaticano no solucionaria la causa de la pobreza en el mundo. otra cosa es que siendo mas pobre, renunciando a esas riquezas se haga mas creible.
    si nos creemos en serio que el senor dijera es mas facil que pase un camello por el ojo de una aguja que….
     
    ademas, no puede decirse que una comunidazd sea pobre solo por su modo austero de vida; si su monasterio vale millones, si tienen una superpropiedad con que sujerse las espaldas por si las moscas, qué tienen que ver con las miles  femilias expropiadas por los bancos, con el aval del estado?
     
    ademas, no olvidemos como conto una vez leonardo boff que la Iglesia en Italia posee media peninsula en propiedades de tierra.
    o sea, no es solo el tesoro vaticano, de por si mayusculo.
    y creo es algo sobre lo que nose puede pasar tan corriendo como hacen los defensores ultramontanos. bno es un asunto donde se juega la credibilidad de la institucion.
    en esta linea argumental, seria correcto decir que la Iglesia/institucion/ no tiene fe. porque la fe la tiene en las riquezas. por sus obras los conocereis como dice la escritura. las obras del opus, por ejemplo. donde estaba su corazon? en los pobres de jesus?…no parece.
    otra Dijo Jesus tue eres pedro y sobre esta piedra…. tiene validewz pero acaso dijo otra cosa abrazos   osvaldo
     

  • Un Saludo a todos ustedes, decía el padre Rhaner: “Solo voy adelante en la misma medida que la Tradición de la Iglesia y aunque este ir adelante sea a menudo doloroso y lleno de protesta. Del mismo modo me podrían preguntar a mí: ¿qué haría usted si el Papa definiese                EX CATHEDRA 2X2=5? A esto solamente podría responder: como la Iglesia iría a pique, yo la abandonaría. Esto podría decirlo con toda honradez y claridad. Pero sensatamente tendría que añadir: esto NUNCA OCURRIRÀ”. Sin embargo nunca dudo ni dejo la Iglesia.
    Lo mismo decía el padre Hans Kung. En una charla que dio en la televisión Suiza, el 3 de Agosto de 1968, dentro del espacio “la palabra del domingo” sobre la famosa Encíclica “Humanae Viate” dijo: “¿Qué es preciso hacer? ¿Qué caminos debemos seguir? O, mejor ¿debemos continuar? SI. Seguiremos en la Iglesia Católica. Ella no se deja desconcertar, no pierde sus esperanzas. Hemos superado muchas crisis y también superaremos ésta”.
    En el caso de Hans Kung como dicen aquí  en Perú: ¡Cómo has cambiado pelona! Es posible que en su corazón ( la boca habla lo que el corazón siente) exista la repulsa de: PEDRO, sí; ESTE PAPA, NO.
    En todos sus escritos suena algo parecido a esto: “es en vano fiarse de Roma; que Roma siempre sigue igual; que Roma quiere dominar, que Roma abusa de los poderes encomendados, que Roma exige una obediencia ciega, legalista y forzada, que Roma aprieta la libertad “evangélica” de los teólogos con una religión legalista y Alienante de la Antigua Alianza”.
    Con toda razón y mucha  honradez comentaba el Cardenal Ives Congar: “Los protestantes se glorían de que los países donde domina la Reforma ignoran el anticlericalismo, que florece por el contrario en los países católicos porque en éstos, dice, reinó primero el clericalismo. Se critica más severamente a una Iglesia que hace la teoría de sus poderes, que otros dicen pretensiones. Tal es el fondo del famoso COMPLEJO ANTIRROMANO”. (Reforma de verdadero y falso en la Iglesia).
    Como ayuda de memoria, Valdo (contemporáneo de Francisco) creyó que era imposible salvar a la Iglesia a través de la Iglesia. Es decir, “otra Iglesia es posible”. Por el contrario, San Francisco de Asís, nunca renuncio a ella. A todos nos falta paciencia.
    Yo también “sueño” con otra Iglesia más de acorde con el Evangelio, pero cuando me despierto me encuentro con mi realidad, La Iglesia a la cual yo aspiro, es la Esposa del Esposo.
    Ahora, yo creo que la critica (la critica cristiana nace del amor) a la Iglesia como a cualquier institución, se puede dar, incluso es conveniente que se dé. Solamente el calificativo de “critica despiadada” es lo que hay que matizar.
    En general, para que una crítica sea realmente digna de un acto cristiano interno y que tenga una finalidad constructiva, el que critica tiene que criticarse a sí mismo, es decir, no creerse un santo y que critica desde fuera. Si es cristiano, tiene que sentirse involucrado también en aquello que critica. El es un responsable de la Iglesia: eso tiene que notarse. Toda crítica en que no se note que el que la hace, está criticándose a su vez, es decir que se siente responsable, sujeto mismo de la crítica, ciertamente no es una crítica intraeclesial.
    Javier escribe: “financiada con la venta de Indulgencias que escandalizaba a Lutero”. Por el cuadro LOS JUDADORES DE CARTAS de Paul Cèzanne la familia real de Qatar ha pagado la suma (inmensa) de 250 millones de dólares? ¡Por solo un cuadro! ¿Y los pobres que se mueren en el mundo? Si hoy viviera Lutero, es posible que protestara por esta venta.
    Entre las tesis que más escandalizaba a Lutero de entonces, (no radica en una construcción, porque al fin y al cabo, lo “material” desaparece, pero las ideas “quedan” para siempre), por ser contrarias a varios documentos pontificios, están aquellas que niegan la realidad del tesoro espiritual de la Iglesia, formado por los méritos de Cristo. Y no solamente Lutero se “escandalizaba”,  estaban los “puritanos” que era una facción radical del protestantismo, que repudiaban ante la opulencia y riqueza de la Iglesia Católica y “Romana.”
    Asi que Javier no te escandalices por el “excesivo” gasto que costó la Basílica de San Pedro que hasta el mismo padre Tamayo se ha sorprendido por su belleza extraordinaria.
    ¿Ya se olvidaron de los 800 mil millones que costó la guerra en Irak?  Me viene a la mente, estas palabras de Jesucristo: “Quítate el tronco que tienes en tu vista para que puedas mirar y sacar la paja de tu prójimo”. Volteemos la página y hablemos un poco de la “riqueza” y los “tesoros” que tiene la Iglesia, el Papa, los cardenales y toda la curia vaticana.
    El año pasado envíe un articulo a un lector fervoroso del padre Boff (hoy como muchos excuras y a la manera del doctor Lutero, bien casados) acerca de los “tesoros” que tienen los mencionados más arriba.
    Se pregunta muy preocupado (por los pobres)  Boff: ¿Por qué la iglesia tiene tantos “tesoros” en el Vaticano mientras hay tantos pobres en el mundo? Los oprimidos a veces no encuentran otra salida que la violencia. Ya es hora de que el Vaticano reparta “sus” tesoros entre los pobres”.
    Hay que considerar que la inmensa mayoría de los defensores de la Teología de la Liberación vienen y han tenido una formación teológica en Europa. Esto quiere decir que no han estado donde las papas queman.
    Ahora yo pregunto: ¿a qué riqueza se refiere? ¿Qué es lo malo de esas supuestas riquezas? ¿Quiénes son los culpables? No olvidar que los pobres son también parte de la Iglesia. Ya lo había dicho el cardenal de Polonia: “Si el gobierno tiene el poder, la Iglesia tiene a los hombres”.
    Cabe recordar que durante la visita del Papa Juan Pablo II cuando visito mi País (Perú),  fue a uno de los lugares más pobres de la capital. Casi medio millón de personas fueron a verle.
    Parece que esta crítica del padre Boff al Papa y a toda la curia fuera una acusación a la iglesia de insensibilidad ante el problema de la pobreza. Es posible que  su mente (como en muchos) se pregunte ¿cómo es posible que el Papa tenga un sombrero con brillantes, que los cardenales tengan anillos de oro, que los obispos, saquen sus lujosos coches cuando muchísima gente se muera de hambre y hay tanta pobreza en el mundo?
    Es muy posible que Jesucristo haya también visto y vivido toda esta problemática en su tiempo, y sin embargo no invito a sus discípulos ni a nadie a rebelarse contra la dictadura romana y el poder religioso de los judíos. Al contrario, nos enseño  lo absurdo (para la mente de hoy): “Amad a vuestros enemigos, rezar por nuestros verdugos”.
    Y a manera de ejemplo tenemos al gran Esteban que a pesar que lo están matando  vivo y dice: “Padre perdónales porque no saben lo que HACEN”.
    Esta acusación de muchos de nosotros, se presentaría como un hecho que desacreditaría a la Iglesia en cuanto tal: es decir, una institución, que vive semejante hipocresía (decir que ama a los pobres, mientras está llena de “riqueza” a manera de los piratas) no sería digna de ser creída, ni aceptada.
    ¿A qué tipo de “tesoros” se refiere Boff? ¿Cuánto seria el valor de estos “tesoros”? Esta acusación, sugiere una cosa falsa: la vida lujosa del Papa, obispos, monjas, curas etc. Yo me imagino que en el vaticano exista “tesoros” llenos de lingotes de oro, cofres llenos de joyas etc.
    Los “tesoros” –como las llama Boff- son un tesoro espiritual, histórico, con cuadros, frescos, cálices etc. Estos “tesoros” no tienen n ningún valor comercial. Es el patrocinio cultural de la humanidad de dos mil años de cristianismo.
    Vamos a soñar por un segundo que todos estos “tesoros” materiales se vendan en Euros, ¿Quién los compraría? Sigamos soñando. Supongamos que todos estos tesoros cuesten lo que se gasto en la guerra de Irak, ¿Qué es eso para el problema del hambre o  de los pueblos subdesarrollados? Alguien que tenga uso de razón ¿puede pensar que sería una solución real para los pobres definitivamente? Si se vendiera todo, ¿a cuántos ayudaría durante un día? Es curioso que la iglesia ni siquiera tenga la Biblia patentada.
    Además el problema de la pobreza no se soluciona ni con donación, ni vendiendo los “tesoros” del vaticano, es un problema de desarrollo y requiere un flujo de permanentes recursos. Los pobres tenemos nuestro patrimonio, porque lo sentimos como nuestro. Por ejemplo, cuando el Papa Juan Pablo II hizo su primer viaje a Brasil, visito una favela y visitó a una familia bien pobre. Conmovido, les dejó de regalo su anillo de Papa ¿podemos pensar que esta familia vendió el anillo, para poder comer durante un mes? Es su tesoro, lo conservan en la capilla de la favela. Los pobres son pobres pero no tontos. ¿Acaso vendiendo TODO el patrimonio de la Iglesia, todas las parroquias, todas las catedrales, monasterios, conventos e incluso el Vaticano con su biblioteca, solucionaríamos la pobreza del mundo?
    Los ·”tesoros” de la Iglesia no es la causa de que haya pobres en el mundo, también los hubo en el tiempo de Jesucristo y quizás peores que los de ahora. ¿Acaso no ha escogido Dios a los pobres?
    Este cuestionamiento de los “tesoros” de la Iglesia carece de sentido y es ridículo. Los museos vaticanos muestran que la iglesia siempre ha fomentado la cultura y todas las manifestaciones del espíritu humano, llegando a ser en ciertos casos la mejor protectora del arte, la ciencia y la cultura. La historia humana le debe mucho al respecto, ya que ha protegido el patrimonio cultural durante generaciones.  No es justo comparar las necesidades económicas de la Iglesia de nuestros tiempos con las necesidades económicas del pequeño grupo de los apóstoles. Algunos hacen una dialéctica muy pobre sobre este punto: Jesús nació pobre en Belén y el Papa vive en el vaticano como un rico en un palacio.
    Javier dices que lo “importante es el amor, no la fe. Una persona sin fe puede amar como uno que tiene fe”. Tu opinión es respetable. Habría que preguntarte qué entiendes por “fe” y por amor. El judío y el musulmán tienen ambas cosas, pero ¿una persona común y corriente puede “amar” a  un terrorista que ha matado a toda su familia? ¿Una chica que ha sido violada y con mucha fe y con mucho amor puede amar y perdonar a su violador? Solo en el cristianismo se da este “amor” en la dimensión de la cruz.
    Por otro lado, en cuanto a la fe, Santiago nos dice que el Demonio también tiene fe, y tiembla. Pregunto ¿puede una persona común y corriente con tanta “fe” trasladar una montaña desde el Perú hasta España?
    Continuo con Javier que dice: “La Iglesia no es única”. Yo diría que no solamente la Iglesia es “única”, sino, UNA. Ya lo dijo el Resucitado: “Sobre esta piedra edificaré MI Iglesia”, en singular, y desde el principio del cristianismo.
    Javier te hago recordar que los cristianos se someten a Jesucristo y no a ningún monarca ni Estado como tú dices. Mis piernas y mis brazos, se someten a todo mi cuerpo. Y manera de comparación, Javier de manera directa te sometes a tus autoridades de tu país. Imagínate un partido de futbol sin árbitro. O una ciudad lleno de coches sin policía y sin semáforo. De manera parecida es la UNICA Iglesia. Y si no te gusta la Iglesia, están las puertas abiertas.
    Otro ejemplo de “sometimiento” de Javier. Sin estar presente en la muerte del Papa Albano Luciani, Javier se “somete” totalmente lo que dicen los Medios de Comunicación, que el este Papa fue envenenado. Y lo más chistoso que he leído sobre este Papa, algunos “teólogos” dicen que el Papa Luciani tenía en sus manos su testamento donde se decía que iba a reformar toda la Iglesia a favor de los pobres. Me pregunto ¿tengo que creer esta verdad “infalible” de estos teólogos? Bueno, soñar no cuesta nada.
    En un comentario de Javier que tiene fecha 23 de febrero se lee: “Una persona (Jesús) humana y amorosa, con sus ERRORES y aciertos”. Entiendo que estos “errores” se refieren a que Jesucristo no fue como Barrabás, es decir, en lugar de la cruz no empuño un fusil y levantarse contra los romanos a favor de los anawin. Me gustaría saber a qué “errores” se refiere y con hechos concretos.
    En cuanto al “poderosísimo” país USA, al menos en este país existe la libertad de criticar a Dios o a Jesucristo. Javier si tienes muchísima fe y muchísimo amor, te invitaría a Pakistán y empezaras a hablar mal de Mahoma. Yo creo que no regresarías. Y si consigues  regresar vivo, te sigo.
    Un saludo desde el Perú a todos ustedes y que el Resucitado bendiga a todas sus familias.
    Lucho.

  • Javier Renobales Scheifler

    Muy bueno, Josela,
     
    “…la comunidad perdida en medio de las “piedras, altare, trono, baldequino”… de la paloma asustada que no puede entrar en el recinto  por ” la polvareda de la purpurina cardenalicia”… Todo muy grotesco ¡¡”
     
    Das de lleno en el clavo: a la comunidad, estos pretendidos pastores disfrazados nos han enterrado a Jesús, incrustándole todo tipo de obstáculos (concilios, encíclicas, sacramentos, gracias, morales inhumanas, teologías interminables,–algunas tan chapuceras como la de la Trinidad, o la de la inventada divinidad de Jesús- , todo a conveniencia de esos enterradores del Jesús histórico, para enaltecerse ellos y su negocio ICR (incluso hasta inventarse una patética representación de Dios en la Tierra, que se atribuye a sí mismo el Jefe del Estado Vaticano).
     
    Así obstaculizan e impiden que veamos lo que fue Jesús (una persona humana amorosa, con sus errores y aciertos) y su mensaje de amor –y sólo amor y nada más que amor-, no de la construcción de un tinglado como la ICR, la cual Jesús jamás quiso fundar.
     
    Y tratan de darnos gato por liebre con su magisterio esperpénticamente revestido de inventada y falsa infalibilidad, ayudándose de súbditos que les sirven ciegamente en la secta, como kikos, opus de Escrivá, legionarios de Maciel, y similares.
     
    Nos tratan de ocultar que sólo amando al prójimo y a nosotros mismos es como podemos amar a Dios, si es que´éste existe (lo cual creemos los cristianos).

    Y se inventan una relación con Dios separada del prójimo ncesitado como la que se ve en ese templo y en la ceremonia y homilia del post, relación con Dios que ellos -jerarcas y sus agentes- tratan de monopolizar porque de eso vive su negocio terrenal, su tinglado/ICR.
     
    Así hoy para tratar de saber cómo fue Jesús y su mensaje y realizar hoy el mensaje de Jesús, lo peor es leer/oir al papa y a sus jerarcas, que están consagrados a su ICR, a su negocio.
     
    ¿Que entre la democracia en la ICR, dices Josela? No podrá caernos esa breva; eso es imposible, lo tienen todo atado y bien atado en ese monumental tinglado multinacional: nunca lo van a permitir, porque se les acabaría el negocio.
     
    Para lo referente a Jesús y su mensaje, lo mejor es apartarse/olvidarse de la ICR, y encontrarse con el Jesús histórico, el sencillo, el del mensaje de salvación por el amor.
     
     Y vivir como si Dios no existiera, para no dejar de ver, ni por un segundo, al prójimo. (en mi modesta y pobre opinión, claro).

    Oigo por la radio: ahora hay más pobres que antes en España, y son más pobres que antes. Aumenta enormemente el número de familias por debajo del umbral de la pobreza, muchas de ellas formadas por jóvenes (es la emisora del obispado de Bilbao -92,2 de FM-, una de las miles de ellas que tiene la ICR por el mundo)

    Hay que deshacerse de una vez por todas de esa mentalidad arcaica, de esa religiosidad obsoleta que nos han incrustado, que pertenece a otra época hoy muy superada, y que nos ha llevado tan equivocadamente a donde estamos, donde es un país cristiano como el poderosísimo USA el que más armas produce y vende en el mundo, cuyo ejército es tan blasfemamente poderoso.

  • Santiago

    Y hablando del paralítico de Cafarnaum, no se explicaría lo que sigue a la profesion de fe en Jesus de todos ellos( “al ver la fe de ellos”) incluyendo al hombre que iba en la camilla…porque curiosamente e inesperadamente le dice Jesus: “Confianza hijo. Tus pecados están perdonados”..lo mas importante, pues, era liberar a ese hombre primero de su culpa…de otra manera no tenía Cristo porque absolverle…sabía que el sufrimiento moral del espíritu es mayor que el del cuerpo, en aquel pobre inválido de todos conocido….PERO fue tambien por la FE en el Hijo del hombre por la que Cristo -delante de todos los murmuradores- le dice: “pues para que veáis que el Hijo del hombre tiene poder de perdonar los pecados en la tierra-dice entonces al paralítico: Yo te digo: levántate, toma tu camilla y marcha a tu casa. (Y el) se levantó y marchó a su casa”. (Mt 9.2-8)..Y es que aquí Cristo es el primer protagonista…EL es movido a compasión por la fe..la fe en Cristo es el primer paso hacia la liberacion del mal..lo demas lo tendremos que hacer nosotros….con plena libertad…saludos cordiales de Santiago Hernandez

  • Iñigo

    Poco me inspira la homilía de Benedicto XVI, a pesar de su poder de  oratoria y su facultad de expresión pública que consigue atraer la atención, pero no es creíble ante  la estética tan “barroca” que se utiliza en el Vaticano, palabras que suenan a vacías a distancia entre lo ficticio y lo real. Incomoda y mucho esa deriva que ha tenido y tiene el Vaticano por el poder y las riquezas. No, no está bien, motiva el rechazo.

  • Las participaciones se me hacen muy interesantes, situadas como están, sobre el fondo del “gran teatro”..” de la silla de madera convertida en silla de bronce”..de la comunidad perdida en medio de las “piedras, altare, trono, baldequino”..de la paloma asustada que no puede entrar en el recinto  por ” la polvareda de la purpurina cardenalicia”..Todo muy grotesco¡¡
    En un momento del discurso habla Benedicto XVI de:..”Simón se convierte ahora..en la roca que se opone a..”Parece que no ha escuchado a Santos Salvador sobre que Simón no es “roca” sino  “piedra”..que basta Jesús “roca”.Parece que no le interesa esa exégesis. En otro momento habla:..” el sillòn de S.Pedro, podemos decir, es el trono de la verdad que tiene su origen en el mandato de Cristo después de la confesiòn de Cesarea de Felipo”..Menos mal que no emplea el nombre de “Jesús”.Cita el nombre de “Cristo”, situándolo, quizá en el “acontecimiento Cristo”, en el sentido de que el papado es un invento de la Iglesia dentro del proceso del “acontecimiento Cristo”¡¡
    Pero, parece, que no diferencia “Jesús” de “Cristo”, porque sitúa todo dentro de la “confesión de Cesarea de Filipo”, dando pié a la confusión de niveles o ni siquiera intentando deslindar niveles.
    Habla de “ministerio petrino como..primado de amor”. Ya¡¡¡El papado como sus “cardenales” son inventos de la Iglesia, que no de Jesús.Y si en algun tiempo tuvieron sentido, hoy  parece que provocan,  más bien,  cólico trapero,  ateismo y  rechazo como se descubre en las participaciones de este bloc.
    Dejen que entre la democracia en la Iglesia…agentes del imperio.
    En otro momento, dice:” ..todo en la Iglesia se apoya en la fe:–los sacramentos..también el derecho, también la autoridad en la Iglesia se apoyan sobre la fe..”¿Está  tan seguro de esta afirmación? ¿No estarán algunas cosas, especialmente el  “derecho” y la “autoridad” apoyadas en creencias e interpretaciones interesadas màs que en la fe o, por lo menos condicionadas por la historia que en este momento tocaría reconvertir?
    En otro momento..:” la Iglesia, no se da a sí misma las reglas, el propio orden, sino que lo recibe de la Palabra de Dios”. ¿Eso no será invocar en falso el nombre de la Palabra? ¿En concreto el “rojo cardenalicio” a quien se dirige el discurso, también?
    Naturalmente que todo estará basado en lo que él llama ” exégesis fidedigna, sólida, capaz de formar con la cátedra de Pedro un complejo estable y unitario..”¿Cómo,no? ..un complejo estable y unitario, imperialista, centralista con resabios del imperio romano de antaño…¡Por favor¡¡

  • Javier Renobales Scheifler

    Héctor,
     
    Poco a poco fui entendiendo que fe en Jesús es actuar como él (eso de obras son amores, hechos de amor, no buenas razones, que suele decir Pepe Blanco).
     
    Fe en Jesús no es decir ‘creo en Jesús’, ni decir ‘creo que ha resucitado y está en el cielo y en la ICR y …’ Esa fe es como cuando jurábamos bandera en la mili; no es más que un disfraz.
     
    Lo que ahora entiendo por fe en Jesús es exclusivamente hacer amor, hechos de amor con las personas.
     
    La fe es pues una ‘virtud’ que no tiene existencia propia, autónoma: sólo existe formando parte (no esencial) del amor humano a las personas.
     
    Las personas que llevaban al paralítico lo hacían porque amaban al paralítico y, si del curandero que andaba por allí quizá podría salir algo bueno para el paralítico, se esforzaban en llevarlo y probar suerte: pues peor que como estaba no iba a quedar, con lo que le hiciera Jesús.
     
    Entiendo que eso es lo que dices: es el amor al paralítico, lo que conmovió a Jesús, y a lo que llamó fe, en el lenguaje/mentalidad de entonces.
     
    Los que seguían a Jesús necesitaban ser liberados/liberarse de la opresión/injusticia de los invasores romanos, de los poderosos, de los que lo tenían todo: seguían a Jesús por amor a los demás y a sí mismos. Para eso buscaban la liberación: por amor. En eso consistía su fe.
     
    Si Dios es amor (en el caso de que exista Dios, claro está) es cuando rezumamos hechos eficaces de amor cuando ‘se nos encarna Dios’, metafóricamente hablando, claro, pues nunca hubo ninguna encarnación ontológica de Dios en nadie, que se sepa, ni tampoco en Jesús.
     
    (Hick nos ha liberado, con sus agudas percepciones y explicaciones, de esos dogmas absurdos inventados hace siglos por los hombres de la ICR).
     
    El como si que dices me parece muy acertado. Y consolador, reconciliador. Todo un avance, este Hick

  • Santiago

    Javier,   de acuerdo a tu teoría, entonces, tu tendrías tambien -(ya que predicas la justicia social)- que desprenderte de muchas cosas,que implicarían una ostentación, en detrimento de los que no poseen lo que tu tienes…Entonces sería conveniente que te mudaras de tu cómoda casa a otra mas modesta, que vistieras como los que tienen menos, que no te vieran gastando tanto en comida, que cuando fueras con amigos los llevaras a restaurantes menos y menos caros…ademas tendrías que despojarte de la mayor parte de tu patrimonio en favor de los necesitados, como han hecho muchos santos….Esto tambien se puede aplicar a todos los jefes de estado populistas que predican radicalisimas reformas sociales como la solucion del problema del hambre…porque ¿PARA QUE vamos a provocar semejante ofensa a los demas.? Pero quizas para ellos hay un doble standard..y a ellos SI que se les puede perdonar el despilfarro y la ostentacion…de lo que tenemos magnficos ejemplos
    Sin embargo, vemos que un millonario filántropo puede dedicar sus enormes riquezas en favor de los necesitados, sin necesidad de convertirse en un pobre harapiento “para dar ejemplo”, aunque predique la justicia..Lo importante es como empleas y usas lo poco o lo mucho que tienes…porque hay pobres que emplean su dinero en drogas y alcohol y siembran de dolor a su familia y a sus amistados..y mueren en un mayor desespero…PERO existen personas que saben como aliviar y socorrer a los otros por medio de sus bienes, y tienen una vida satisfactoria..sin defraudar a nadie, ni calumniar, ni mentir, ni hacer daño…Por tanto, es injusto acusar de ostentacion y pecado a los otros, incluyendo y excluyendo a organizaciones religiosas, cuando desconocemos o hacemos caso omiso de lo que en realidad realizan por los demas…No se puede etiquetar de malos y buenos por el hecho de que poseamos algo..No es que yo tenga…sino como lo tengo..y es cada cual como se debe juzgar a si mismo lo que importa…Debemos recordar que nacimos solos y tambien moriremos solos (ya se que tu no te preocupas para nada de esto ultimo)..un saludo cordial…de Santiago Hernandez 

  • Santiago

    Hector,   sin duda Cristo pedía la fe en EL lo que implicaba mucho mas…era EL mismo EL amor del Padre que desbordándose se convertía en servicio al prójimo…Sin embargo, Cristo no fue en profeta anónimo sin identidad…En su mensaje evangélico está continuamente revelándose a través de esa FE que voluntariamente pedía y por eso le pregunta al ciego de nacimiento si cree en EL y este le responde: “¿Quien es, Señor,para que crea en el?” Jesus le dijo: “LE ESTÁS VIENDO y es el habla contigo” Dijo el: “CREO, Señor, y le adoró” La identidad de Jesus fue revelada por EL mismo, el mismo que le hablaba..El ciego, vidente ahora, que estaba dentro de la ley mosaica, jamás hubiera adorado a otro que no fuera Dios..porque solamente Dios podía devolver la vista sin ninguna causa precedente e instantáneamente…el ciego-vidente captó, sin duda, esta particular circunstancia y por eso creyó..Y por eso Jesus añadió: “para un juicio he venido yo a este mundo, para que LOS QUE NO VEN, VEAN y los que VEN, QUEDEN CIEGOS”…Y los fariseos que se encontraban por allí preguntaron a Jesús: ¿Es que NOSOTROS somos ciegos? Respondióles Jesus: “Si fueseis ciegos, no tendríais pecado, pero vosotros decís: VEMOS. (por tanto) vuestro pecado permanece” (Juan 9, 25-29).. Hay que contar tambien con que se puede rechazar la evidencia de la fe
    Jesús se revela tambien a la mujer samaritana cuando empieza diciendole que  los VERDADEROS adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad y entonces le dice  Jesus  el Cristo,el que es el que manifestará todas las cosas a  los que adorarán al Padre a traves del Hijo estas palabras: “Soy YO, el mismo que habla contigo” (Juan 4, 24-25)
    No cabe duda que Jesus se revela personalmente y que la FE en EL implica mucho mas… porque es realmente trascendente..El evangelio no es mas que la revelación del Padre en el Hijo que se  hizo hombre en nosotros y por nosotros…y que quiso asi mostrarnos su amor infinito      un abrazo….de Santiago Hernández 

  • Javier Renobales Scheifler

    Vaya, creeía que había perdido el primer comenario y lo he reconstruido; ahora hay dos casi iguales. Bueno, no ocupan mucho lugar

  • Javier Renobales Scheifler

    Lo importante es el amor, no la fe; pues una persona sin fe puede amar tan bien como una con fe. La fe no es necesaria para amar
     
    Tener fe sin amor no sirve para nada. Tener amor sin fe es tan bueno como tener amor con fe. Lo que es secundario por tanto, cuando no un medio estorbo, es la fe.
     
    La Iglesia cristiana no es única, gracias a las personas libres, pues no en vano el cristianismo es esencialmente plural, desde el principio del cristianismo. Mal que le pene al monarca absoluto del Estado Vaticano, que quiere la unidad para controlar mejor todo lo que pueda.
     
    Tratar de hacer con el cristianismo una Iglesia única, es una evidente prueba de falta de amor a los cristianos que no se someten dóciles (en comunión, lo llaman) al monarca absoluto del Estado Vaticano, cristianos que son muchos cientos de millones de personas. Falta de amor y por lo tanto falta de fe cristiana.
     
    Y todo por ambición de poder (Ratzinger enfermo, viejo de 85 años de edad, está sólo (dicen, ya ya) ante la jauría de lobos que se disputan a dentelladas el poder del puesto de dictador del Estado Vaticano, algo nada apostólico, pues ningún apóstol hizo nunca nada semejante. Esos no son sucesores de ningún apóstol, no hay más que verlos.
     
    Jauría de lobos en la que en su día estuvieron, para acceder al poder vaticano, Wojtyla y Ratzinger; el primero trató con éxito, y el segundo también trata, de decidir quién ha de ser su sucesor en la monarquía absoluta vaticana.
     
    Wojtyla con éxito, pues puso a Ratzinger –el cual era ya entonces un experto lobo que dominaba los entresijos de la curia vaticana, tantos años al frente del llamado Santo –de Santo no tienen nada- Oficio vaticanesco.
     
    El papa Luciani tuvo menos suerte, y lo pasaron rápido a la imaginaria ‘otra vida’. Un claro aviso para navegantes de esas turbulentas, y tan contaminadas de poder, aguas.
     
    En cualquier caso la ceremonia en San Pedro de Roma es claramente medieval, la imagen de una Iglesia medieval, dominada por unos, todo machos, uniformados con gran colorido y rodeándose del color de oro –nada que ver con Jesús, que vestía de seglar, que es lo que siempre fue, y además de seglar pobre, no como estos poderosos que luchan como lobos por el poder, demostrando que saben bien que el que llaman Espíritu Santo no hace nada, porque nada puede hacer.
     
    Algo medieval, retrasado, una enorme rémora al servicio de la derecha que asola el mundo, un dañino atraso para la sociedad civil; atraso llevado incluso a siglos anteriores al Medioevo, con nombres como Ireneo, Crisóstomo, Atanasio, Ambrosio, Agustín … algo arcaico, obsoleto, anclado en un pasado que hoy no sirve para nada, más que para adormecer, retrasar e impedir pensar libremente a las personas.

  • Javier Renobales Scheifler

    La Iglesia cristiana no es única, gracias a las personas libres, mal que le pene al amigo Santiago, pues no en vano el cristianismo es esencialmente plural, a pesar del poder del Estado Vaticano que hace súbditos suyos a los católicos.
     
    Tratar de hacer con el cristianismo una Iglesia única, es una evidente prueba de falta de amor a los cristianos que no se someten dóciles (en comunión, lo llaman) al monarca absoluto del Estado Vaticano, que son -somos- muchos cientos de millones de personas. Falta de amor y por lo tanto falta de fe cristiana en los dirigentes de la ICR, que de apostólicos no tienen nada.
     
    Y todo por ambición de poder (Ratzinger enfermo, viejo de 85 años de edad, y sólo (dicen, ya, ya) ante la jauría de lobos que se disputan a dentelladas el poder del puesto de dictador del Estado Vaticano, algo nada apostólico, pues ningún apóstol hizo nunca nada semejante ni parecido. Esos no son sucesores de ningún apóstol, no hay más que verlos.
     
    Jauría de lobos en la que en su día estuvieron Wojtyla y Ratzinger, que trataron de decidir quién sería su sucesor en la monarquía absoluta vaticana (Wojtyla con éxito, pues puso a Ratzinger –el cual era entonces un experto y avezado lobo que dominaba los entresijos de la curia vaticana, tantos años al frente del llamado Santo –de Santo no tienen nada- Oficio vaticanesco.
     
    El papa Luciani tuvo menos suerte, y lo pasaron rápido a la imaginaria ‘otra vida’ Sin autopsia oficial, por supuesto, que en ese Estado Vaticano mandan esos seudosucesores de los apóstoles. Un claro aviso para navegantes por esas turbulentas, y tan contaminadas de poder, aguas.
     
    En cualquier caso la ceremonia en San Pedro de Roma es claramente medieval, la imagen de una Iglesia medieval y en involución, dominada por unos machos uniformados con gran colorido y rodeándose de color de oro –nada que ver con Jesús, que vestía de seglar, que es lo que siempre fue, y además de seglar pobre, no como estos poderosos que luchan por el poder, demostrando que saben que el que llaman Espíritu Santo no hace nada, porque nada puede hacer-.
     
    Algo medieval, retrasado, una enorme rémora al servicio monárquico de la derecha que asola el mundo, un dañino atraso para la sociedad civil; atraso que algún comentario por ahí abajo lleva incluso a siglos anteriores al Medioevo, con nombres como Ireneo, Crisóstomo, Atanasio, Ambrosio, Agustín … que hoy no pintan absolutamente nada en nuestra sociedad, algo arcaico, obsoleto, una mentalidad anclada en un pasado, que hoy no sirve para nada, más que para adormecer e impedir a las personas pensar y decidir por sí mismas líbremente .

  • olga Larrazabal

    Un alcance, el Papa dijo que el Amor se asienta sobre la Fe ( lo puse mal en mi cita anterior) y yo opino que la Fe se asienta sobre el Amor, como lo dije anteriormente.  También dijo que Pedro había sido el primer testigo de la resurrección, y me parece haber leído, tal como lo confirman otros atrieros, que fueron las mujeres.  Pedro dijo que Jesús era el Cristo, supongo que lo dijo en Arameo, no en Griego, y dijo la palabra Mesías, que es un líder ungido, que rescatará al pueblo de Israel, así como fueron Saul y otros líderes.  No dijo nada de ser Dios, ni Yahve, porque eso era una blasfemia de tal calado para los judíos, que les hubiera costado a todos la muerte, no por crucifixión que era el estilo romano, sino por lapidación, que era el estilo de los judíos.
    Con todo respeto, pero este discurso no está a la altura del cargo, porque uno le perdona al cura del pueblo hacer inventos teológicos, esos que vienen de la falta de inspiración, pero al jefecito se le pide más consistencia.

  • Héctor

    Me da la impresión que el teólogo Ratzinger se ha quedado corto al decir que una fe sin amor nunca será una fe cristiana y que la fe se orienta hacia el amor. Para él lo importante sería la fe,  la fe que lo salva todo y garantiza la sumisión de todos. Claro que esa fe va adornada con la caridad como señaló ya en su primera Encíclica “Deus charitas est”. ¡Eso faltaba!
    Siento que en la fe de Jesús hay mucho más. Cuando los cuatro hombres que llevaban al paralítico se acercaron a él “VIO LA FE QUE TENÍAN”. La fe de aquellos hombres no era referida a ninguna divinidad ni a ninguna teología, ni a una Cátedra de San Pedro: su fe era en si misma servicio a los demás. No hacía falta que Jesús fuera Dios para anunciar que su plan estaba en marcha. El Reino de Dios ya está aquí.
    Aquellos hombres habían resuelto el problema planteado por la inmovilidad de las masas y su obstrucción. Querían llegar a Jesús y unirse a su plan. No se asustaron ante el poder de los que estaban sentados y habían venido para observar a Jesús. Era un desafío a la injusticia, al poder, a la inmovilidad.
    De ahí Jesús pasa rápido a lo que debe ser la nueva humanidad. El pecado deja de ser causa de inmovilidad. Solo hace falta andar: la fe está en los pies y en las manos. ¿Qué Jesús es este? El es el hijo del hombre que actúa, vive, siente y es bueno como si Dios se hubiera encarnado en él, (Hick). Ese es el Jesús presente en la historia de la humanidad, pidiéndonos en cada momento, ahora, hoy, que dejemos de mirar atrás, que aplastemos nuestros miedos, que pongamos la mano en el arado, que echemos a andar ya. Con este Jesús me quedo.
    Un abrazo Héctor.

  • Javier Renobales Scheifler

    Inspirarse en la riqueza que rezuma el barroco del baldaquino en el marco del becerro de oro que es la apabullante y carísima basílica llamada de San Pedro de Roma, financiada con la venta de indulgencias que escandalizara a Lutero, ya es triste.
     
    Nada bueno puede salir de semejante inspiración, nada que tenga que ver con Jesús, el que no tenía dónde reposar la cabeza, que nació en un pesebre y murió desnudo.
     
    La foto elegida por la redacción de Atrio no hace ‘justicia’ al marco real en el que el monarca absoluto del Estado Vaticano se mueve tan a gustito como pez en el agua
     
    http://www.mundo.com/ultimas-noticias/benedicto-xvi-creo-nuevos-24-cardenales-en-su-tercer-consistorio-7508
     
    Supera la tumba de cualquier divino faraón, este monumental y megalómano culto a la riqueza, al color del oro que reviste la figura del monarca Ratzinger.
     
    El vídeo que facilita el post sí refleja bien el monumental tinglado; el destello de las piedras brillantes del sobrero del papa, los anillos de los nuevos cardenales, todos de color de oro …
     
    Esa basílica fue construida para apabullar, y así se sigue utilizando por sus amos, los jerarcas vaticanescos, el papa a la cabeza emulando al emperador.
     
    Santiago, tu ‘única’ iglesia me produce una impresión deplorable, me da la impresión de ser una iglesia falsa, desde el punto de vista de Jesús, que toda su vida pública fue un pobre marginal, el que no tenía dónde reposar la cabeza, que nació en un pesebre y murió desnudo.

  • Santiago

    LO MAS IMPORTANTE de esta homilía del Papa teólogo  es cuando recuerda a Ignacio de Antioquía, padre apostólico, que llama a la cátedra de Pedro “aquella que preside en la caridad”..porque el presidir en la fe esta inseparablemente unido al presidir en el amor…Y añade Ratzinger: “una fe sin amor nunca será una fe cristiana auténtica”…El ministerio petrino, es primado de amor en sentido eucarístico, o sea, solicitud por la comunion universal de la Iglesia en Cristo..La Eucaristía pues es “forma y medida” de esta comunion y garantía de que ella se mantenga fiel al criterio de la tradicion de la fe.
    Esta tradicion parte de Cristo….Es Cristo mismo el que nos pide libremente la fe.. Esta fe es la que trascendio de los apostoles y discipulos y continuó con los Padres Apostolicos….y es la misma cuando se lee a Ignacio de Antiquia, a Policarpo de Esmirna, a Justino Martir, a Ireneo de Lyon  y a Juan Crisostomo, Atanasio, Ambrosio y Agustin…Es la misma fe en la caridad de Cristo la que la iglesia nos brinda hasta el dia de hoy…porque como el Papa dice representa la riqueza de las expresiones de la verdadera fe en la santa y unica iglesia…la unica iglesia -la nuestra- capaz de mantener la misma unidad en la fe y en el amor esencialmente intacta a traves de todos los siglos de la historia y que nosotros podemos  recibimos en el siglo XXI…un saludo cordial  de Santiago Hernandez

  • Antonio Vicedo

    -Hago completamente mio también este párrafo de ana: “-mientras leía la homilía del Papa, tenía la impresión de estar escuchando a un guía turístico explicando el significado que Bernini le dio a su obra, pero nunca he tenido la impresión de escuchar a un representante de Jesús el Galileo.” Puesto a ofrecer interpretaciones pontificias (Celebraba una misa pontifica) de proposiciones evangélicas y, refiriéndose a lugares y simbolismos de presencia divina, podría haberse acordado de lo que tan claramente le explicó Jesús a la Samaritana con aquel. “ni aquí en este monte, ni en Jerusalén, porque el Padre quiere culto auténtico de adoradores en espíritu y verdad.”
    Podía haber tenido clara conciencia de que, si alguna misión apostólica sucesoria de Pedro quiere justificar, a aquel y a los demás ENVIADOS (Apóstoles), les encargó: “COMO el Padre me envió, ASÍ os envío Yo a vosotros.
    Y aquello de el lavado de los pies, y la exposición de lo que el AMOR significaba como vivencia y señal de ser y parecer SUS DISCÍPULOS, mientras nada dice, en esa Cena, este evangelio de Juan sobre el PAN y el VINO
    Ni Jesús acredita  ningún “Santa Santorumal que se dirigían el levita y el sacerdote, prestos y despistados de la realidad doliente del hombre malherido,  sino el  bajarse de cualquier cabalgadura, como el Samaritano, para ayudar al necesitado.
    Podría igualmente haber dejado claro Benito XVI que la IGLESIA, en tanto COMUNIDAD o ASAMBLEA de seguidores de Jesús, no está bien simbolizada por piedras, altare, trono, baldaquino y ventana de gloria en la que hay una paloma, imagen del Espíritu , cuando se nos ha dicho que Él está en Templos Humanos Vivos; y Jesús considera la unión de DOS O MAS reunidos en su nombre, para estar Él presente constituyendo ya así COMUNIDAD = IGLESIA en la que se pueda y se debería poder vivir la plenitud de FE-AMOR, celebración del MEMORIAL Eucarístico, y lo que constituye la sacramentalidad del vivir en abundancia la VIDA que dice Jesús ser.
    Como van justificando, cada vez con más oportunidad y clarividencia aquella corazonada de Jesús: –”Bendito seas, Padre, Señor de cielo y tierra, porque, si has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, se las has revelado a la gente sencilla, si, Padre, bendito seas, por haberte parecido esto bien.”
    Y queda, el tropiezo de considerar a Pedro el primer testigo de la Resurrección, saltándose la realidad evangélica que la atribuye este primado a María Magdalena intencionadamente querido por Jesús, (¿Habrá sido por olvido, o…?) con lo que deja peor su consideración hacia las mujeres, mitad del género humano.
    ¡Vaya polvareda de PURPURINA cardenalicia! ¿Qué pensar, desde ella, sobrecomo es considerado ese: CUANTAS VECES HAGÁIS ESTO HACEDLO EN VIVA MEMORIA MIA?

  • Riurik

    Señor Luis
    El problema no es que Pedro -o cualquier persona- dude. El problema es que Ratzinger falsea el texto evangélico para hacer de Pedro el “primer testigo de la resurrección”, cuando el texto dice claramente que fueron mujeres las primeras en dar testimonio de tal supuesto acontecimiento.
    Y el problema -al menos en lo que a mí interesa- no es meramente religioso, sino una muestra más de patriarcalismo; de distorsionar la historia y los textos -aún los textos supuestamente sagrados- para dar primacía a los varones en perjuicio del papel histórico de las mujeres.

  • De verdad, tengo un problema con ese tipo de lenguaje que permite a estos señores escapar de los verdaderos problemas del mundo de hoy. ¿ Que tipo de lenguaje profético esa iglesia es capaz de proclamar en toda libertad? El mundo de hoy se dirige directamente hacia otra guerra mundial y los pueblos se encuentran cada día mas presos de potencias que manejan ejércitos, monedas, instituciones financieras, políticas y aun religiosas, así que los medios de comunicación. La manipulación, las mentiras, la corrupción se ponen al servicio de esas potencias para cambiar regímenes políticos que no son a sus gustos, para pillar riquezas naturales que no les pertenecen, para burlarse de los derechos humanos, matando, torturando. Todo eso se realiza bajo la mirada de una iglesia que prefiere andar con mirada baja y dejar sus aliados naturales “ del feliz cumpleaños” celebrado en casa Blanca ante los crímenes de mas de un millón de Iraquíes matados y heridos. ¿Cómo no tener esa palabra profética creíble que denuncie las grandes potencias de sembrar el odio, la miseria, la sangre, la mentira, la corrupción, las guerras? No, prefieren refugiarse en un lenguaje que molesta a nadie y que les permite considerase como los mensajeros de Jesús. Se olvida Benedicto xvi que a pena proclamada la profesión de fe de Pedro, este ultimo se volvió al servicio del maligno pidiendo a Jesús de no ir a Jerusalén. Hay el Pedro de la fe y hay el Pedro de las alianzas con el malo. En eso estamos.

  • La paz hermano Ruirik, gracias por tu comentario que de alguna manera aprendo.
    Mientras pensaba, me vino a la mente una porción del evangelio que dice:”duras son estas palabras”, pero no falsas. Lo importante para un cristiano no es que “dude”, sino  que lo que cree sean “falsas”. Pregunto: ¿quien de ustedes algunas vez no ha dudado de su fe en la historia?
    Así que ánimo hermanos que todos hemos dudado alguna vez. Pero, después el Señor nos ha levantado. Me disculpo porque me voy a recibir el anuncio de la Cuaresma. Saludos a todos y a no tirar las flechas al cielo porque nos pueden caer.
    Lucho

  • olga Larrazabal

    El Papa dice que la Fe se asienta sobre el Amor.  Yo opino, lo del él es una opinión también, que es todo lo contrario.  La Fe se asienta sobre el Amor.  Si el Amor es una energía que invade el Universo, que proviene del  creador, que da vida, creci miento, evolución, que hace que los átomos se atraigan y formen materia, que la materia se organice, se comunique y se junte con otra materia hasta que se manifiesta lo que llamamos vida, que los organismos se atraigan y se acoplen para reproducirse, que la primera manifestación de los seres humanos sea la simpatía y no la agresión como lo reportan los neurobiólogos, la Fe, que es la intuición, la confianza, la entrega a ese creador y a su plan, solo puede sentirse cuandohemos tomado contacto con esa fuerza que nos da vida.  Por eso que los místicos cuando sienten el corazón estallar de amor por todo lo creado, sienten que se conectan con Dios.

  • Pascual

    Lo que ha escrito Ana “es el evaqngelio” como se dice por Sevilla, y fuera de ella. “·Ellos”, me refiero a la guía turística, se lo guisan y ellos se lo comen, aunque pican también grandes multidudes con muy buena fe y ningún sentido crítico. Creo que la FE se robustece cuando estos espectáculos, e incluso las Sagradas Escrituras se leen, se estudian con sentido crítico. Pero aquí se está engañando a alguien. ¿Hay que responder que sí, y que lo están haciendo de buena fe? ¡Amos anda!

  • pepe blanco

    Caray, cuántos problemas debe tener Ratzinger, para pronunciar una homilía como esta.
     
    Esta homilía me ha recordado aquellas famosas vacaciones de Felipe González en el Azor, que escandalizaron a propios y a extraños. Poco después de aquel viaje, el gobierno socialista ordenó desguazar el que fuera barco insignia del franquismo. Pero, para entonces, el mensaje ya les había quedado claro a algunos: “ahora el que manda soy yo“.

  • ana rodrigo

     

    Pues ya lo dices tú, Javier, toda la homilía es una afirmación de poder y autoridad del Papa, adornado con algún detalle, de Espíritu Santo, de amor, de fe y cositas tangenciales que las trae de forma tan forzada, que en realidad lo central de la homilía es la cátedra, el baldaquino y todo el escenario en el que se representa la gran farsa de algo totalmente antievangélico.
     
    No menos importante en este gran teatro, es el público al que iba dirigido, el colegio cardenalicio, donde la exaltación del poder tenía su mejor su mejor eco y su caldo de cultivo.
     
    La gran cátedra de bronce, dice el Papa, contiene un sitial de madera del siglo IX, que por mucho tiempo se consideró la cátedra del apóstol Pedro, y que fue colocada precisamente en ese altar monumental por su alto valor simbólico. Ésta, en efecto, expresa la presencia permanente del Apóstol en el magisterio de sus sucesores”. Una cátedra que en origen fue silla de madera y que ahora está cubierta de bronce (eso se dice), símbolo de cómo el poder se ha ido endureciendo y fortaleciendo, al igual que lo es el bronce en relación a la madera. Es una interpretación mía al igual que el Papa hace la suya.
     
    Lucho,  dices que el Papa sólo cita al Evangelio. Mejor hubiese sido entonces que no la hubiese comentado. Hay exégesis basta más próxima al evangelio que la que él ha hecho. Por otra parte, la iglesia es de la comunidad, la Iglesia es la comunidad, somos tú y yo, y no podemos voltear la página como si nos diese lo mismo una exaltación del poder, en vez de una exaltación del sirviente como lo fue Jesús. “Nadie es más que su maestro”, dijo el Maestro.

  • Javier Renobales Scheifler

    No sé si está nada bien usado el tiempo pasado y sólo pasado, Ana, cuando dices “…que el Papa saque tantas conclusiones teológicas de una obra de arte, hecha en una época en la que el escandaloso poder y riqueza de los Papas, así como su vida privada, nada tenía que ver con el evangelio
     
    Yo creo, modestamente claro, que debiste añadir, al pasado, el tiempo presente: pues hoy la vida del Papa es permanentemente de Jefe de Estado de y en el Vaticano y fuera de él (pero eso ha eludido ser imputado judicialmente como encubridor de pederastas, agarrándose a su condición de Jefe del Estado que le diera el dictador fascista Mussolini).
     
    Y el Estado Vaticano no es evangélico nada de nada, ni por ningún lado que se le mire, o se lo coja (vamos todavía, como dicen los argentinos).
     
    De dónde ese papado no es evangélico, y no porque lo diga yo, sino porque creo –y tú debieras saberlo mejor que yo- que lo dice así J.J. Tamayo.
     
    Hoy el Papa Ratzinger arriesga a que ‘se lo quiten de en medio’ (por supuesto sin autopsia), como ya hicieran en 1978 con el papa Luciani, entonces para poner al anticomunista polaco Wojtyla que involucionó la ICR y sigue con su recomendado para papa Razinger, quien a su vez recomendará a otro como ellos (parecen clones de la involución) para evitar trabajo al imaginario e inexistente Espíritu Santo inspirador de elecciones a papas.
     
    Un pura asquerosa lucha por el poder vaticanesco. Nada que ver con Jesús. Estamos hablando de la cabeza, del corazón, de la voluntad del tinglado que se conoce como ICR.

    ¿Apostólicos? Venga ya, de apostólicos no tienen nada de nada, no se parecen en nada a ningún apóstol, ni siquieera a Judas, que llevaba una bolsa, pero no estaba forrado por todas partes, como el tinglado vaticanesco.

    No llega ni siquiera a parecerse a Judas, que era pobre, elpoderoso rico dictador del Estado Vaticano: nada que ver con Pedro, ni menos aún con Jesús, el flamante sedicente representante de Dios en la Tierra.

  • Riurik

    Tranquilo Lucho, no es para tanto tu enojo.
    Ana solo ha mencionado lo que realmente dice el evangelio -que fueron mujeres quienes atestiguaron primero la resurrección y yo añadiría que Pedro originalmente dudó del testimonio recibido-  si no estas de acuerdo, lo siento, voltea la pagina y vive en paz.
    En la noche que vaya a mi casa despues de mi trabajo leeré tu comentario pobre.
    Riurik

  • Tranquila Ana, no es para tanto tu enojo.
    El Papa solo ha mencionado lo que dice el evangelio, si no estas de acuerdo, lo siento, voltea la pagina y vive en paz.
    Un saludo desde el Peru. En la noche que vaya a mi casa despues de mi trabajo hare un pobre comentario.
    Lucho

  • ana rodrigo

    Lo primero que llama la atención es que el Papa saque tantas conclusiones teológicas de una obra de arte, hecha en una época en la que el escandaloso poder y riqueza de los Papas, así como su vida privada, nada tenía que ver con el evangelio.
     
    Veamos: que un ignorante en sagradas escritura diga lo que éstas no dicen, se tolera, pero que el mismísimo Papa diga Simón, que es el primero en confesar a Jesús como el Cristo, y es el primer testigo de la resurrección”, me parece escandaloso. La consecuencia, ensalzar a Pedro, y por tanto a los papas. En segundo lugar, olvidar a las mujeres, primera testigos de la resurrección de Jesús, eso se llama faltar a la verdad. Y mucha gente, basta con que lo diga el Papa, para no ponerlo en duda, por tanto así se ha ido y se va formando la teología y los dogmas, así como el sentir común el que Jesús eligió a Pedro para ser el primero en verlo resucitado y por eso tiene todo el poder hasta para poder equivocarse, como lo está haciendo Benedicto XVI.
     
    “¿Qué nos dice este complejo escultórico, fruto del genio de Bernini? Representa una visión de la esencia de la Iglesia y, dentro de ella, del magisterio petrino.” O sea, que Bernini fue un auténtico intérprete del evangelio. Pero este señor, el Papa, el teólogo, el gran intelectual Ratzinger ¿sabe lo que está diciendo o ha perdido facultades elementales?
     
    ¿Cómo se puede tomar como símbolo del lugar donde habita Dios a un templo fastuoso, exuberante de riqueza y de símbolos de poder y poderío? Dónde están los pobres, los marginados, los sencillos, los sufrientes en los que Jesús decía “ quien reciba a uno de estos pequeños, me recibe a mí”? ¿Dónde queda la praxis de austeridad de Jesús?
     
    Decir que “La gran Cátedra está apoyada sobre los Padres de la Iglesia. Los dos maestros de oriente, san Juan Crisóstomo y san Atanasio, junto con los latinos, san Ambrosio y san Agustín, representando la totalidad de la tradición y, por tanto, la riqueza de las expresiones de la verdadera fe en la santa y única Iglesia”, me parece una interpretación tremenda, porque si estos cuatro señores representan la totalidad de la tradición, qué pobreza de Iglesia….
     
    Por otra parte, centrar toda la garantía de la fidelidad al evangelio en uno varones concretos, sin tener en cuenta ni a las mujeres, ni a la comunidad eclesial, es duro de digerir en estos tiempos.
     
    En fin, mientras leía la homilía del Papa, tenía la impresión de estar escuchando a un guía turístico explicando el significado que Bernini le dio a su obra, pero nunca he tenido la impresión de escuchar a un representante de Jesús el Galileo o a un responsable de mantener la fidelidad a su mensaje. Una pena…

Deja un comentario