Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5033 Artículos. - 80738 Comentarios.

INMORALES

Este es un editorial de la revista Noticias Obreras, que pertenece a la HOAC, Hermandad Obrera de Acción Católica. Esta organización se ha mantenido libre y crítica en sus más de cincuenta años de historia, sin necesidad de abandonar la ICAR. La vida comprometida de sus militantes y sus publicaciones así lo demuestran. Agradecemos a Marisa Saavedra, de la HOAC de Castellón y asidua visitante de ATRIO, que nos haya rescatado este editorial, que, aunque se publicó en verano, no ha perdido para nada actualidad.

Han destruido Grecia y han impuesto severos ajustes a Irlanda, Portugal, Italia y España. Congelan salarios, eliminan derechos, destruyen empleo, niegan el crédito, desmantelan la protección social, exigen privatizaciones que empobrecen a los Estados, imponen reformas laborales, reformas de la negociación colectiva…, como medidas para sanear nuestra economía y garantizar nuestro futuro, pero lo que están haciendo realmente es desmantelar el Estado y trasvasar rentas de los pobres a los ricos.

Cada medida que imponen es la solución para todos nuestros problemas, pero una vez obtenida cede su lugar a una nueva imposición que vuelve a presentarse como la solución a todos nuestros problemas, que una vez obtenida cede su lugar a otra nueva demanda… y así en una cadena interminable de imposiciones que garantiza el flujo y crecimiento de sus beneficios a costa de la destrucción del Estado y de las condiciones de vida de los que solo tenemos y dependemos de nuestro trabajo.

Nos dicen que son «los mercados», pero no es verdad, son los especuladores, un reducido grupo de poderosos formado por banqueros, financieros, gestores de los fondos de inversión, responsables de las agencias de calificación y, todos ellos, arropados y protegidos por los responsables políticos de Europa, incapaces de tomar las decisiones necesarias para garantizar el bien común y la primacía de las instituciones políticas sobre los especuladores.

Les parece demasiado la pensión de miseria que puede cobrar un jubilado, el despido que puede cobrar un trabajador, el salario de cualquier obrero o el crédito que necesita una empresa para seguir funcionando y mantener los puestos de trabajo. Pero callan ante los miles de millones que se reparten los que recomiendan austeridad y moderación. Rodrigo Rato se ha fijado unos ingresos anuales, entre salario e incentivos, que superan los setecientos millones de pesetas si le añadimos la pensión vitalicia que recibe por haber sido director del FMI. Unos treinta directivos de la privatizada Caja Madrid, entre ellos Rato, se van a repartir como incentivos más de cuatro mil millones de pesetas al mismo tiempo que acuerdan despedir a más de cuatro mil trabajadores.

Mientras todos estamos preocupados con el permanente ataque de «los mercados», los directivos del Banco de Santander y del BBVA libran una dura batalla con el gobierno para gestionar la privatización del 30% de las loterías y apuestas del Estado, una fuente de ingresos del Estado que en parte desaparece para pasar a engordar las cuentas de los que nos exigen austeridad. El Estado les ofrecía 150 millones de euros (veinticinco mil millones de pesetas) por su trabajo; pero les parecía poco, ellos pedían 240.

La magnitud de la desproporción entre lo que quieren y obtienen para sí y lo que recomiendan e imponen para los demás define el problema moral y ético de nuestra sociedad, de nuestro sistema económico y de nuestro sistema político. Nunca tantos han callado tanto ante tanta injusticia.

En enero de 2002 se celebró en Asís la Jornada de oración por la paz en el mundo, en la que intervinieron los líderes religiosos de numerosos países. Elaboraron un decálogo que posteriormente fue enviado a todos los Jefes de Estado. El último punto del mismo decía: «Nos comprometemos a solicitar a los responsables de las naciones que hagan todo lo posible para que, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, se construya y se consolide un mundo de solidaridad y de paz fundado en la justicia». La situación actual es de tal gravedad, que exigiría un nuevo encuentro de todas las religiones para exigir con firmeza que se ponga fin a la inmoralidad que nos acosa, que se garantice un trabajo decente para todos y se libere a los pobres del yugo que no cesan de imponernos.

24 comentarios

  • Asun

    Luis T.,
     
    Te agradezco enormemente los dos enlaces de Enrique Martínez. Es ecuánime, sencillo y completo. Va al punto del momento y paradigma en que estamos, tras revisar los anteriores, salva contrariedades entre el hecho religioso, el recipiente y lo espiritual el agua o contenido. La religión como mapa y la espiritualidad como el territorio por el que se transita: La deconstrucción del yo y la interrelación de todo y de todos en una unidad que no se ve ni se palpa, pero en la que percibimos la diversidad, como manifestación de lo que es  y somos, no-dos. Una comprensión de la realidad que se torna en no separación como es la compasión.
     
    Por supuesto, admito y reconozco con humildad y profunda alegría que debo mucho a este sicólogo-teólogo y persona estupenda, desde que una amiga insistió en que lo conociera, camino de diez años, a la que agradezco por ello enormemente.   
     
     
    Gabriel,
     
    Ni siquiera las propias debilidades y oscuridades son reprochables, si no te he entendido mal,  porque en primer lugar nadie está libre de ellas,  somos seres limitados por una parte que además se identifican con la mente y su creación, el ego, y por otra, por lo mismo, hay mucha ignorancia en el errar, que no creo haya que verlo como reproche, sino más bien como oportunidad de ser más consciente, de crecer, de aprender y de ser más responsable, en lo que está por venir. Aceptarse y quererse, es decir, ser compasivo con uno mismo es el primer paso para hacerlo y serlo con los demás.

    Qué lejos está todo esto de lo que comenta y denuncia la Hoac. Gracias por el artículo.

  • Gabriel Sánchez

     Voy a repetir algo que tal vez no quedo claro, todos pertenecemos a la humanidad…en ella hay mucho de oscuridad y miseria…pero no dejamos de ser humanos…pertenecemos no tanto por obligación biologica, sino por convicción sociologica a la humanidad…y desde ella combatimos sus oscuridades y miserias…que muchas veces son reflejo de las nuestras…

       Mi pertenecia a la Iglesia, tiene que ver con un sentirme realizado como ser humano…cuando estoy en la comunidad…lo que no quiere decir que sea perfecta, entre otras cosas porque no existe una organización perfecta…todo lo humano tiene oscuridades y miserias…y sin embargo…aqui estamos tratando de vivir uno de los momentos más desafiante de la historia desde una Iglesia, que no es perfecta como institución humana, pero que lucha por superar sus contradicciones y sus miserias…Si hay alguien libre de pecado que tire la primera piedra…Lo que no quiere decir que nos conformemos y no demos la batalla para acercarnos al sueño de Dios…pero, el camino es arduo…y en el muchos entrañables seres queridos…ordenados o laicos, han dejado la vida…podria citar muchos ejemplos, aún hoy…a Mons Romero, o al Padre Cacho, le traban la canonización y sin embargo… a Escrivá de Balaguer, le hicieron una canonización al paso…claro que existe oscuridades y todos intentamos prender antorchas…unos con (mucho respeto y cariño lo digo) desde afuera…otros…desde la comunidades y desde adentro…nada hay de reprochable, ni en uno, ni en otro…excepto las propias oscuridades y debilidades.- Con cariño Gabriel

  • Carmen (Almendralejo)

    Personalmente me cuesta entender la actitudes de quienes ven los fallos que se cometen por parte de la jerarquía eclesial, en privado los denuncian y sin embargo siguen con ese mismo rol, porque según ellos son su vocación y fuera de… no podría vivir.
    A lo que yo me pregunt:
     ¿No podrian vivir, cómo?
    ¿Con ese estatus de hombres clérigos ante la sociedad laica?
    ¿O con la comodidad de no tener que preguntarse cuando acabe mi formación tendre´trabajo?
    ¿Y hasta cuando este sistema social?
    Hay muchas incongruencias en ciertas vidas, que dicen ser para vivir el Evangelio, para las personas que necitan que les den ánimo y sea uno en sus problemas esistenciales que muchas veces les vienen ajenos a ellos-nosotr*s mism*s.

    Yo decidí salir, porque estaba cansada de que me ninguneanse en nombre de D*s, lo de borrarme me es indiferente porque no gasto un solo minuto de mi vida en esto, me da igual lo que digan unos y otros, pero desde luego no vuelvo mientras no esté reconocidad en igualdad de condiciones como persona y como mujer en todos los sentidos.

  • David

    El problema no está, en mi opinión, en la permanencia o no a la iglesia si se tiene la convicción de ser creyente. La Iglesia no solamente tiene rasgos  Institucionales que se canalizan en la profesión de fe, disciplina y vida sacramental, sino que  es una comunión de vida espiritual de fe, esperanza y caridad. La Iglesia como comunión, no quiere decir que sólo sea una comunidad en el sentido sociológico de la palabra, sino una comunión entre las dimensiones vertical y horizontal. La comunión en el sentido de grupo sociológico sería la noción de horizontalidad,  lo que es distintivo de la Iglesia es la dimensión vertical, la que se comunica en Cristo y que es transmitida al hombre por su Espíritu. Los lazos externos y visibles de la sociedad cristiana son un elemento de la realidad de la Iglesia, pero se asientan sobre una comunión más profunda. Yo creo que el creyente es iglesia por el hecho de serlo y de formar parte de esa comunión que va más allá de las instituciones. También sucede algo parecido con la nacionalidad que es un rasgo que va más allá de los estados y de los gobiernos. Se puede, bien es cierto, renunciar a la practica institucional en ambos casos, a la feligresía o la ciudadanía, es algo muy personal y fruto de una reflexión profunda, ahora bien, sociológicamente, política y jurídicamente, no es igual de sencillo, renunciar a la primero que a lo segundo, salvo que se viva en un régimen teocrático, hay factores económicos, sociales y políticos que impiden a muchas personas renunciar a su ciudadanía, y se acrecienta aún más cuando se reside en paises totalitarios.

    Los razonamientos son siempre susceptibles de revisión, y pienso que para defender una opinión muchas veces utilizamos símiles poco afortunados, que se basan en opiniones personales sobre instituciones o prácticas constitucionales democráticamente refrendadas, aun pudiéndose estar de acuerdo en  su revisionalidad. Seria tan subjetivo como plantearse que alguien, que dice defender los derechos humanos, no renuncie a su ciudadanía cuando en su país se vulneran dichos derechos, y no como opinión de tipo personal, sino como denuncia de los organismos internacionales y de las principales asociaciones pro Derechos Humanos.

  • Rodrigo Olvera

    Pepe Blanco
     
    Justo ese es mi argumento. La proposición de que no renunciar significa ser afín a la totalidad de la postura de la corriente hegemónica o dirigencia es irraccional.
    a) Si vale para la iglesia católica vale para toda organización, incluyendo el reino de España. Lo que llevaría a los absurdos que con toda razón planteas.
    b) Si es absurdo para el reino de España, es absurdo para cualquier otra organización, incluyendo la iglesia católica
    Yo no digo que sustente esa posición. Constantemente he defendido que permanecer en la iglesia católica (o en cualquier otra organización) no significa necesariamente que se sea afín a su dirigencia. Pero a quienes constantemente afirman que no salirse de la iglesia católica significa que se es afín al Vaticano, le pido que en congruencia apliquen la misma forma de juzgar a su pertenencia al reino de España. E insisto en que no hablo de nacionalidad sino de ciudadanía.
    Para decirlo claro: yo no digo que toda persona que no se haya exiliado en la época franquista haya sido afín o apoyado a Franco. Esto, que es una verdad de perogrullo, vale para los disidentes dentro de la Iglesia católica que deciden no salirse de ella.

  • Gabriel Sánchez

    Bueno, como el Señor…lo nuestro siempre estuvo condenado a … la “Cruz”, pero muchos creemos que es el único camino para la resurrección…(lenguaje metafórico, que tienen en cuenta la sana pluralidad religiosa).- Gabriel

  • Luís Troyano

    Ana,
     
    Una mera adaptación, con vistas a no perder fieles es algo condenado al fracaso. Como dice muy bien el enlace que he colgado, otra cosa es ver lo mismo de otra manera, acorde con un nuevo nivel de conciencia mas elevado.
    Hay un Jesús prerracional, otro racional y otro suprarracional. El Maestro es el mismo, lo que ocurre es que el discípulo va progresando. (En este caso, la sociedad).

  • Luís Troyano

    Vale Rodrigo, lo que me cansa es la polémica encaminada a defender el propio yo, la imagen que queremos dar. Vale de esgrima en ese sentido. Pero no me considero totalitario en nada. Quizá sea como decía Salvador de Madariaga que somos los españoles. Seres teológicos, no filosóficos. Como creemos con fe en nuestra verdad, la defendemos hasta con sangre. Nuestra guerra civil ultima, quizá sea ilustrativa.
     
    Espero que funcione un enlace que traigo aquí, que te da la razón y que anuncia hacia donde se debería dirigir el cristianismo todo. Los cristianos están en el mundo y vibrando con su palpito. Normal es que algunos estén en la cresta de la ola. Pero que pocos…, aunque no me cabe duda de que Enrique Martinez Lozano, es uno de ellos.
     
    http://www.enriquemartinezlozano.com/libros6.htm

  • pepe blanco

    Entonces, todos los que no estamos de acuerdo, por ejemplo, con la existencia del Senado o con la preferencia del varón en la sucesión al trono, que son otros importantes mandatos de fija la Constitución española de 1978, ¿deberíamos, congruentemente, renunciar a nuestra nacionalidad española en tanto no se modifiquen los artículos de la constitución que los rigen?

  • ana rodrigo

    Pienso que tanto Luis como Rodrigo tenéis vuestra parte de razón, como siempre suele ocurrir en estas diatribas que a veces nos montamos, mareando perdices, sin sentido.
     
    Las religiones siempre han sido, el cofre donde se guarda la esencia y el origen que les dio su razón de ser, al mismo tiempo que se convierten en un obstáculo en el momento en que se da más importancia al cofre que a su contenido.
     
    Que las religiones no van a desaparecer, pienso que es una obviedad, y, como dice Rodrigo, su metamorfosis actual va encaminada a adaptarse a los nuevos tiempos para influir lo más posible en las sociedades. Otra cosa es que parte de la sociedad, como dice Troyano, abandone este tipo de religión, pero está a la vista que tienen muchísimos adeptos.
     
    En cambio cuanto más deterioro sustancial expresan las religiones, más contestación, en ocasiones silenciosa, se da por parte de personas y grupos que va buscando aquellos principios que le dieron su razón de existir y reivindican vivificar el espíritu que le dio origen. Las instituciones que representan a las religiones son moles mastodónticas cuya movilidad hacia delante es casi imposible. Pero es que la institución es una cosa y las personas que “practican” esa religión, es otra que, puede ser coincidente o no serlo en su praxis.
     
    Aquí se citan dos movimientos cristianos, la HOAC Y EL MOVIMIENTO RURAL CRISTIANOS, como botón de muestra de la cantidad de grupos y personas que están entregados a que se haga justicia, y que nos indica que no todo en la Iglesia está corrompido.

  • Rodrigo Olvera

    No Luis
     
    Yo no dije “que la existencia de mitologicos dioses solares que hubiesen resucitado al tercer día, era falsa. Y no es falsa.”
    Lo que dije es  a) que es falso que TODOS los dioses solares resucitan al tercer día;  y b) que el blog que recomendaste, estaba lleno de falsedades; pues señalaba como ejemplos de dioses solares que resucitaban al tercer día casos en que no se trataba de dioses solares, y casos en que no había resurrección al tercer día.  Y mencioné en concreto tales ejemplos. Puedes comprobar lo que dije en este vínculo,   http://www.atrio.org/2011/07/el-valor-de-una-leyenda/ en las intervenciones del 21 de julio de 2011 2:51 am y 15:31 respectivamente
     
     
    Ese ha sido un problema típico contigo. Tienes un pensamiento totalitario. No en términos de totalitarismo político, sino de que ves “todo o nada”. Mi cuestionamiento a ejemplos concretos de un blog croncreto, lo conviertes en un cuestionamiento TOTAL.
     
    Otro ejemplo: dices que la teología católica es prerracional. Sin duda, la teología hegemónica es así. Pero no es la TOTALIDAD de la teología católica. Justo el conflicto en la iglesia católica es que hay una corriente que está haciendo teología católica desde las coordenadas de la crítica racional a la teología prerraccional. Sin duda, esta corriente no es la corriente hegemónica. Pero existe. Negarlo, es negar la realidad. dar crédito a esta teología no es dar crédito a lo prerracional. “te guste o no”. (te das cuenta que la expresión “ésto es así te guste o no” es típica del dogmatismo?)
     
     

  • Gabriel Sánchez

    Bueno he vivido la Iglesia como una vinculación entrañable con hermanos, que quiero mucho en la pequeña comunidad…Y en la red de comunidades, tenemos contactos con esfuerzo iguales, gente que nos consideramos parte de la Iglesia, tratando de no perder la criticidad y la autocritica…
    Esto tiene que ver (en mi modesta opinión), con la acción del Espíritu en medio de la historia (en medio de la realidad de los hombres)…El nos entrega toda su riqueza, su ternura, su solidaridad…pero no nos quita la libertad…y así vivimos tratando de multiplicar vinculaciones comunitarias y personales, que patenticen su mensaje…Que muchos que no se sienten parte de la Iglesia, también lo hacen…no parece haberlo negado nadie…Sin embargo así en la Iglesia, como en la humanidad y como en nosotros mismos, hay miserias, debilidades y oscuridades…claro que si y eso ha creado la religión neoliberal…que adora a los ídolos del poder y del dinero…adoración en que ha caído una parte de la humanidad y también una parte de la Iglesia, pero no renunciare, a ser una y otra…soy humano y son miembro de la Iglesia y luchamos contra nuestras oscuridades y miserias…contra las de la comunidad eclesial, contra la de toda la Iglesia y contra la de toda la comunidad…Y la pastoral obrera, JOC.  HOAC, tiene en muchos lugares del mundo una tradición de lucha y compromiso, vivido desde una espiritualidad evangélica…que mira la realidad, trata de encontrar e ella la presencia y por lo tanto la voluntad de altísimo…y se compromete actuando en favor de los valores evangélicos y esto en muchos lugares del mundo, les ha costado martirio y derramamiento de sangre de sus integrantes…Han aportado a la Iglesia y a la humanidad, un compromiso…de vida…testimonial (martirial)…que ha enriquecido la vida de todos…especialmente de la clase obrera…y en su espiritualidad más profunda, esta esa pertenencia tan entrañablemente libre…a la comunidad universal de los seguidores (discípulos) de Jesús de Nazareth…No me parece que haya nada reprochable en ello…Con cariño Gabriel

  • Luís Troyano

     
    Ya estamos empantanados en una polémica. Me molesta tu canción monotono de que no doy argumentos, y otras descalificaciones, que demuestran una “amable” “mala leche”. A veces pienso que debería ser mas amable al exponer mis opiniones, y después no siempre lo cumplo. Estamos a la par hermano.
     
    Aprovecho que te tengo en línea, para sacarme una espinita. Es referente a unas intervenciones anteriores. Me decías que la existencia de mitologicos dioses solares que hubiesen resucitado al tercer día, era falsa. Y no es falsa. (Ya lo he dicho, ahora tu investiga o dime que no doy argumentos).
     
    Referente a esto que nos ocupa: para mi, porque siempre mi opinión es meramente personal. Al menos doy el argumento de que la Iglesia está encallada en la digestión del modernismo, es decir, en la prerracionalidad, y sostengo que meterse bajo su paraguas, es meterse en un paraguas prerracional. En el mismo momento que personalmente intentas mirar con la mirada racional determinadas religiones, ya has trascendido particularmente el punto donde están encalladas. Después hay todo un abanico de posicionamientos que respeto. Pero la teología católica en concreto, es para arrumbarla para los estudiosos del pasado, darle crédito es dar crédito a lo prerracional. Esto es así Rodrigo, te guste o no. Otra cosa es Jesús, creo que el movimiento que se generó en torno a el, tuvo su porqué.
     
    Las religiones no desaparecerán, porque en nuestras sociedades occidentales existen gente que les cuadra lo mitológico. Es decir, siempre tendrán su publico. Pero como evolucionamos colectivamente de nivel de conciencia, este publico potencialmente religioso, disminuye en la misma medida que evolucionamos. Me he referido a Europa, la Europa que tiene el nivel medio de conciencia Racional, esa es la que deja vacíos los templos, te pongas como te pongas.
     
    Si dejamos resquemores pasados, podemos entendernos, porque creo sinceramente que eres por lo que te conozco, un gran tipo. (Y van dos ofrecimientos de amistad).

  • Rodrigo Olvera

    Esta es la presentación de la investigación
     
    Contrariamente a los designios de las predicciones modernistas de que se reduciría al culto y la práctica privados, la religión ha tenido en los últimos decenios en una presencia cada vez mayor en el escenario político mundial.



    ¿Tiene esto importancia? Desde el punto de vista de los derechos de la mujer y la igualdad de género, es mucho lo que está en juego. La investigación de UNRISD revela que una religión politizada incide negativamente sobre los derechos de la mujer. El reto que esto representa para la igualdad de género se presenta no solo en el caso de las tendencias fundamentalistas, sino también con aquellas que utilizan los derechos de la mujer con fines políticos.



    En esta Síntesis de investigación y política se explora la forma en que la religión, como fuerza política, delimita y evita la lucha por la igualdad de género en contextos definidos por diferentes (i) historias de construcción de la nación y los retos de la diversidad étnica y religiosa; (ii) relaciones entre el Estado y la sociedad (desde las más autoritarias hasta las más democráticas); y (iii) las relaciones entre el poder del Estado y la religión.
     
    http://www.unrisd.org/80256B3C005BCCF9/%28LookupAllDocumentsByUNID%29/976900B2D99D793EC12578E6005853B3?OpenDocument

  • Rodrigo Olvera

    En cuanto al certificado de defunción de la iglesia. Hace ya muchos siglos que se afirma lo mismo. ¿Alguien puede dar la fecha en que será evidente tal fallecimiento, conforme a su argumentación racional?
     
    Lamentablemente, las más recientes investigaciones de las ciencias sociales apuntan en dirección contraria. Hace tiempo mandé al equipo de Atrio una investigación de Naciones Unidas (que no alcanzó a ser publicada). En ella se desmiente el mito de que la disminución de la práctica litúrgica (el famoso.. los templos están vacíos) significa una disminución del peso social de las iglesias.
     
    Por el contrario, la investigación muestra que en términos de peso social, las iglesias institucionales han estado ganando peso e influencia en las sociedades, a partir de los últimos 10 años. Y la investigación muestra cómo esta mayor relevancia social ha ido (y previsiblemente seguirá haciéndolo, mientras continue esta tendencia) en contra de los derechos de las mujeres.
     
    Es decir, la investigación no ve como algo positivo este mayor pesos social de las iglesias institucionales. Lo ve como un motivo de preocupación. No es pues una investigación de apología de las iglesias.  Muestra por el contrario, que la estrategia de los grupos conservadores de las iglesias institucionales está siendo eficaz socialmente (por más que el discurso de sus opositores insiste en que esa estrategia les llevará a la desaración social)
     
    Pero podemos cerrar los ojos a la ralidad y seguir creyendo que se trata sólo de un cadáver al que le crece la barba.

  • Rodrigo Olvera

    Luis.
     
    1) Afirmas que es diferente pertenecer a una nación que a una religión. Pero no das argumento alguno para tu afirmación. Tan sólo afirmas que es una opinión personal. Vale. En algún momento tuve la idea de haber leído que tú estabas por la razón y no por las creencias. Perdón por mi error.
     
    2) Por cierto. Yo he sido muy cuidadoso en mi lenguaje. Jamás he hablado de “nación” sino de Reino de España. Y no he hablado de renunciar a la nacionalidad sino a la ciudadanía. Quizá ni siquiera queda claro la diferencia. La nación es un término de identidad socio-cultural. La ciudadanía es un término de identidad político-legal. Nacionalidad española, ni siquiera hay consenso de que exista, hay quienes afirman que no hay UNA nación española. El Reino de España es una asociación política, y la pertenencia a tal asociación política es la ciudadanía. Por más que digas que el Rey es un florero, el marco político-legal del reino de España concede muchas facultades al Rey que hacen que sea mucho más que un florero. Claro, si somos honestos con la realidad.
     
    3) Yo no discuto todas la razones que existen para criticar a las iglesias. No veo por qué repetir lo que no está discutiéndose. Lo que discuto es que se diga que la única opción para ser coherente es salirse (aunque con cierta condescendencia se diga que cada quien debe hacerlo a su propio ritmo o tiempo), y que no hacerlo implica ser un fanático defensor. Lo que discuto es la posibilidad de ser una persona crítica e independiente sin romper con la institución, por más que se esté en desacuerdo con la dirigencia o con la corriente mayoritaria del mismo.  Este es el punto de desacuerdo, y en el que continúas sin ofrecer argumento alguno
     
    Pero lo has dicho con mucha claridad. No parece que estés dispuesto a la posibilidad de cambiar de opinión. Paradójicamente, el evadir la argumentación racional y negarse a cambiar de opinión es una característica de fanatismo. Pero claro, fanáticos los otros, no yo. Cierto?

  • Luís Troyano

    A los cadáveres de los hombres, les sigue creciendo la barba, después de muertos. La ICAR es un mastodontito cadáver que sigue por inercia con apariencia de vida.
    Estamos superando, trascendiendo, el postmodernismo, y la ICAR sigue con una indigestión crónica del modernismo. No puede por mas que quiera y por mas que digan metabolizar las novedades de la Ilustración y el modernismo.
    Si descomponemos la realidad en buena y mala, obviamente la ICAR tiene de bueno, como todo. Porque sino seria horrorosa, y tanto no digo. Muchas familias por ejemplo hoy en España comen gracias a Caritas. Pero si contemplamos la medula de la ICAR vemos que está asentada en un paradigma que ya se superó y trascendió cuando el Renacimiento, la ilustración y el modernismo.
    El edificio religioso está asentado, (lo digo una vez mas) en el mito prerracional,y tiene que elegir la Iglesia, o aceptar lo racional y trascender el mito, o seguir instalada en el mito, y combatir patéticamente, los frutos de la razón.
    Por otra parte está la moral que aún empecinadamente nos sigue intentando imponer. Que le pregunten a las mujeres o a los homosexuales, si les parece una moral intachable la de la iglesia. O a los pobres del mundo, etcétera.
    No, no es igual pertenecer a una nación donde tengamos un parlamento democrático y un rey de florero, con titulo de jefe de Estado, que sentirse identificado con una estructura religiosa fundamentada sobre bases que no puede tolerar la razón.
    Como ya he dicho, solo defiendo mi punto de vista, ya se que tratar si se debe abandonar la iglesia o no, no es un tema fácil, es muy complejo, y como se suele decir, cada persona es un mundo, y añado que cada persona tiene su tiempo, para ver claro, según que cosas.
    Pero sostengo que el edificio religioso católico y muchos otros, es para dejárselo enterito a sus fanáticos defensores, y seguir adelante aligerados de peso.
     
    Quien está atento a los signos de los tiempos, sabe que la nave de Pedro, escora y amenaza naufragio, al menos en Europa. En lugar de agarrarse a una tradición discutiblemente gloriosa, podrían aprender de una religión racional donde la haya, el budismo. Y contemplar al maestro iluminado Jesús, como los budistas contemplan al Buda. Renovarse o morir. El mundo gira por si solo, y los vaticanistas pretenden que gire en torno a ellos, porque ellos tienen “la Verdad”. Mentira.
    En lugar de utilizar pretendidos argumentos en defender posiciones ambiguas, que se pregunten algunos: Frente a la autoridad del Papa, ¿Cómo me posiciono?, la acepto o la cuestiono. Unos la aceptarán al 100×100, y otros la cuestionarán y cuestionaran toda la teología católica en diferente tanto por ciento. Según ese tanto por ciento, estarán mas cerca o lejos de la realidad.
    A. Machado, decía algo así como. Aquel que no sepa que partido tomar, que se fije en las banderas del pueblo, allí está la verdad. El pueblo en Europa se está vaciando de fieles en los templos…

  • Equipo Atrio

    Otra expresión de un movimiento sobreviviente de lo que fue una iglesia española posconciliar, educada en la revisión de vida, es éste que nos viene de La Rioja:

     

    MOVIMIENTO RURAL CRISTIANO
    LA RIOJA

    ANTE LAS CAMPAÑAS DE LAS RECOLECCIONES AGRÍCOLAS CON TEMPOREROS

    Hasta La Rioja, en época de vendimia y en otras recolecciones, llega un importante número de personas. Son los TRABAJADORES TEMPOREROS. Son personas que salen de sus casas, normalmente de otros países, en busca de un jornal que no tienen ni encuentran en su tierra. Últimamente suelen venir jóvenes solos o en cuadrilla. También los hay que viene la familia entera con niños incluidos.

    Junto a estos trabajadores suelen aparecer otro colectivo, LOS TRANSEÚNTES, personas que van y vienen de un lugar a otro, sin residencia fija, sin lazos familiares,… buscando unas mínimas ayudas que les permitan “sobrevivir”. Hay personas que los confunden.

    Hoy tratamos de los temporeros y por lo general, aunque sigan existiendo excepciones, los agricultores han optado por ir poco a poco mejorando y acondicionando lonjas, casas,… donde alojar a sus trabajadores. Pero existe un vacío en atención y servicios destinados a:
    a) los trabajadores temporeros que llegan a los pueblo unos días antes a la campaña, o por primera vez.
    b) Los temporeros que son contratados pero no se les da alojamiento por parte del agricultor.
    c) Los temporeros que no tiene papeles para poder trabajar.
    d) Los temporeros que no consiguen trabajo.

    Queremos poner interés en decir que cuando un temporero es contratado:
    – hay que saber que es una persona trabajadora y deben de ser instalados con toda dignidad que les corresponde por ley, es decir, por justicia tanto en las condiciones laborales como en el alojamiento.
    – El temporero tiene la obligación de responder como un trabajador responsable.
    – Pedimos a los agricultores que paguen directamente al trabajador porque pagar por medio de intermediarios no garantiza que cobre el que ha trabajado.
    – Sabemos que existe el problema de la subcontratación que hacen mal a los temporeros y a los agricultores. Es necesario trabajar unidos por erradicarlos de entre nosotros.

    Es muy necesario el coordinar la acogida para hacerlo de forma digna y que no estén las plazas y las calles con personas durmiendo a la intemperie.

    Esta acogida digna se tiene que traducir:
    -Ofrecer las administraciones públicas (estatal, autonómica y municipal) un sitio fijo de escucha, información, orientación, manutención y estancia reducida (unos tres días), mientras encuentran un trabajo o deciden desplazarse a otra localidad.
    -A estos servicios es posible acceder a cambio de una contraprestación que no quite trabajo a nadie, tipo voluntariado.
    -Campaña para que se eviten las subcontrataciones y todo tipo de abusos tanto con los temporeros como con los agricultores.
    -Estar atentos a los que abusan de la necesidad de los temporeros y les pagan por debajo del mínimo establecido por ley (7,46€h.) y/o no les dan alojamiento.

    Nosotros, miembros del MRC queremos colaborar para que los temporeros tengan un trato digno entre nosotros porque todos somos necesarios.
    Movimiento Rural Cristiano La Rioja, octubre 2011

    Presidenta: Secretaria:

    Mª Ángeles Vargas Gómez María Luisa Alfaro Martínez
    DNI: 16517785-J DNI: 16495200 Z

  • ana rodrigo

    Nos duele infinitamente más una gota de sangre inocente derramada, que millones y toneladas de generosidad, entrega y solidaridad como se ha practicado desde la Iglesia. Y creo que debe ser así, pero el árbol no debe impedirnos ver el bosque, para no caer en injusticias manifiestas.
     
    En Europa, y por extensión en el continente americano y otras partes del mundo,  durante siglos han nacido ideologías y sistemas de lo más injusto, como el capitalismo o el neoliberalismo, se han practicado todo tipo de barbaries por distintos cauces y diversos motivos; sería una obscenidad negarlo.
     
    Pero no es menos cierto que, primero en América del Norte y después en la en la Francia revolucionaria y anticatólica, (sociedades, digo bien, sociedades cristianas) se esbozó lo que después sería el mayor logro de la Humanidad en toda su existencia, como ha sido la Declaración de los DDHH, síntesis de ética universal, válida en todos los tiempos y lugares, sociedades y religiones. Me atrevería a afirmar que, incluso este documento, fue obra especialmente de autores occidentales-cristianos (sin necesidad de que ellos mismos se reconociesen cristianos).
     
    Y no menos cierto es que los valores éticos que esta declaración expresa, se vienen “predicando” desde hace dos mil años en Europa desde la Iglesia, que, al lado de sus atrocidades, nunca ha dejado de transmitir el Evangelio con los valores que entraña en sí mismo. Unos valores que en Europa se ha asimilado por ósmosis y que después se han expandido por el mundo llamado “occidental”. Por eso en estos momentos hay tantas personas que no ven necesario ser cristiano para vivir los valores universales, sin percatarse que, previamente, han, hemos, nacido en unas sociedades en las que los valores del evangelio han sobrepasado la cerca de la viña que la parábola del evangelio de hoy se decía desde el evangelio, “por eso os digo, que se os quitará a vosotros el reino de Dios y se le dará a un pueblo que produzca frutos” (Mat. 21, 45). Jesús les echaba en cara y a la cara a los jefes religiosos del pueblo que se consideraba elegido, que no se merecían las oportunidades y el destino que se les había adjudicado: luchar por la justicia y el derecho.  En el evangelio se insiste una y otra vez en que Jesús universaliza el mensaje de los valores que aporta, y por eso lo mataron. Ni la Iglesia, ni ninguna organización es propietaria del código ético universal, sino que es patrimonio de toda la humanidad. Pero, sin olvidar las fuentes en las que se ha bebido. Y quienes seguimos considerándonos miembros de esta Iglesia, luchamos para que su mensaje sea de todos y para todo el mundo, independientemente de lo que haga el Vaticano.
     
    En ocasiones somos tan puristas que a la ICAR le negamos el pan y el agua, en pro de ataques totalitarios, sin dejar resquicio a los beneficios que la cristiandad ha aportado a la sociedad, que lo vivimos como conquista de la humanidad, cierto, pero que parte de esta Humanidad ha bebido en la fuente de valores cristianos. Creo que es conveniente recordar estas cosas, aunque a algunos, le repelan estas verdades, pero, pienso que las cosas son así. Ya sé: al lado de esto, no debemos olvidar lo malo-malísimo que ha hecho la Iglesia…, vale, pero también lo otro.
     
    Gracias a Rodrigo y a Antonio, me parecen estupendos vuestros comentarios. Las opciones personales no tienen porqué ser siempre cosas de tontos, incapaces e imnaduros.

  • Antonio Duato

    Estoy plenamente de acuerdo con Rodrigo en su contestación a Luis Troyano.

    Y no me parece fuera de lugar su comparación entre pertenecer a una nación y pertenecer a una iglesia. Hace ya más de 100 años el sociólogo Tonnies distinguía bien lo que es la pertenencia a una comunidad por vivencias desde el nacimiento y a una asociación por libre elección. Sería la distinción entre pertenecer a una nación o a un partido político dentro de ella, a una familia o a un club.

    ¿Y qué es la Iglesia? Sobre eso reflexionaba hace tiempo Hans Küng, explicando por qué seguía siendo católico, a pesar de tanto desacuerdo. Lo que es la Iglesia depende de cada uno y de cómo empezó a vivir su fe en Jesús, como la familia depende de cómo uno empezó a vivir la filiación y la fraternidad. Para muchos pertenecer a una familia o una Iglesia es algo de lo que no se puede prescindir voluntariamente por muchos que sean los conflictos que te enfrentan con los padres o los hermanos. Para muchos ser católico o ser español es algo que está ahí, como el apellido que te vincula a una familia, y no estás obligado a renunciar a ello por muchos que sean los conflictos que te distancian de los otros miembros de tu comunidad de origen. Aunque, en definitiva, también puedas cambiar tu apellido o tu nacionalidad.

    Y ¡cuidado!, que se me entienda bien. He dicho que pertenecer a una iglesia puede tener ese carácter de comunidad de origen no porque uno haya sido bautizado sin más en ella, sino porque en esa comunidad “empezó a vivir su fe en Jesús” de una forma tan intensa y auténtica que no la ha abandonado cuando posteriormente ha hecho opciones personales, ya que esa fe es la que le lleva a oponerse con dolor a las maneras corruptas como ahora ve que otros dirigen “su” iglesia.

    No juzguemos pues, por nuestras vivencia particulares, lo que cada uno debe hacer respecto a salir o no de la Iglesia.

  • Rodrigo Olvera

    Bien Luis.
    Una pregunta: cómo se puede ser afin a la Casa de Borbón y en general a la monarquía? Y si no eres afín, a qué juegas? cuándo renuncias a la ciudadanía española?
     
    Nadie dice en esta entrada que se NECESITE pertenecer a la Iglesia Católica. Lo que se dice es que no es NECESARIO romper con ella para mantener la independencia y el espíritu crítico. Tú lo niegas. Vale. Ojalá diera argumentos. Antonio ha puesto su argumento, que es la praxis concreta de esta organización.

  • Luís Troyano

    Esta organización se ha mantenido libre y crítica en sus más de cincuenta años de historia, sin necesidad de abandonar la ICAR.


    ¿Qué es la ICAR?. Una institución humana, cuya historia rezuma sangre e injusticia.
    ¿Acaso es necesario estar encuadrado en alguna Iglesia, para leer los evangelios y actuar en consecuencia?.
    Creo en las asociaciones por afinidades. Una reunión de seguidores de Jesús, personalmente creo que uniéndose a la ICAR vaticana, se mancha. Por su historia y por su trayectoria actual. ¿Cómo se puede ser afín con el Vaticano?. Y si no se es afín. ¿A que jugamos?.
    Los sacramentos, los dogmas, son constructor humanos. Mirando al cielo opiaceo, el creyente cae en el hoyo vaticano.
    Se puede ser racional y cristiano, pero fuera de los intangibles pero reales, opresivos y represivos para la conciencia muros vaticanos.

    Así lo veo yo, ya se no es mas que un punto de vista. Pero dudo de que pueda cambiar de opinión.
     
    Estoy muy satisfecho, de haber tenido cuando tuve, la inspiración de abandonar la ICAR. Gracias a Dios…

  • X. Gundín

    Cierto. Y nuevo en su magnitud, y súbito en su acción; pero no nuevo en sus fundamentos. Es lo de siempre, que sigue siendo actual, aunque hubiera sido enmascarado con éxito en pasados decenios.
    El editorial de la HOAC parece poner sus esperanzas en que una nueva reunión de jerarcas religiosos “exija con firmeza que se ponga fin a la inmoralidad que nos acosa….”. ¡Ay, Carmela!. Se le puede augurar tanto éxito como a las anteriores. En el caso de la IC tanto éxito como sinceridad. O sea, ninguno/a.
    Y los pobres, pobres, ¡mal van sinó toman iniciativa para liberarse ellos mismos!. Pero aún les llevará un tiempo entender lo pobres que son siendo propietarios de algo, un piso, un televisor, una nevera, un coche…, que los traen muy engañados, que les han dado el título de “clase media” y ellos, pobres de saberes y entenderes, se lo han creido. ¡Que esta pobreza no es solo material!.
     

Deja un comentario