Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

agosto 2011
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
7155 Artículos. - 109121 Comentarios.

El kit de supervivencia

Así ve la prensa francesa algunos detalles de la vida de esos 380.000 extranjeros que han llegado a España, convocados por las diversas congragaciones y organizaciones de Iglesia para la JMJ. Esta es la cifra que da la organización, junto a 120.000 españoles inscritos. ¿Se añadirán muchos más? Ya son muchos, pero seguro que oiremos hablar de un millón y medio o dos millones. Esas eran las cifras previstas, pero no se ha llegado. Nos ha traducido el artículo para ATRIO Maite Lesmes. Al final, ponemos también un par de enlaces a intervenciones de Juan José Tamayo, que nos ha enviado ella misma.

MILES DE JÓVENES CATÓLICOS REUNIDOS EN  MADRID PARA “VIVIR UN TIEMPO FESTIVO”.

Son las 20h del lunes 15 de agosto cuando un último autocar, que viene de Portugal, deja en la entrada del colegio jesuíta Nuestra Sra. del Recuerdo, en Madrid, a unos sesenta jóvenes de diverso origen .  Durante todo el día miles de peregrinos han ido llegando a la capital española, donde comenzaban  las vigésimosextas Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ) el martes 16 de agosto.

Se espera a más de un millón de fieles en este gran encuentro católico. Para acoger a la multitud entusiasta que viene a conocer “la diversidad de la comunidad de creyentes” y a “encontrarse con el papa Benedicto XVI”. Se han habilitado cerca de 1400 sitios, entre centros escolares, universidades, gimnasios, campings y salas parroquiales. En general, se ha repartido a los peregrinos en función de su congregación religiosa. Los Legionarios de Cristo en la universidad Francisco de Vitoria, los miembros del Opus Dei en los numerosos establecimientos escolares de esta institución en España, los jesuitas en el colegio Ntra. Sra. del Recuerdo (Chamartín).

Aquí, casi 3.000, llegados de 55 países, han depositado su equipaje en las clases y gimnasios. Nada más llegar, los organizadores y los alrededor de 150 voluntarios les han entregado el “kit de supervivencia” de los participantes en las JMJ.

En una mochilita, encuentran la camiseta oficial, una cerveza (sin alcohol), un ‘bob’  y un abanico para luchar contra el sol y calor agobiante, un plano de Madrid, unos evangelios, un libro de catecismo, una vida de Benedicto XVI en dibujos animados y, finalmente, un rosario.

También dos cajas de medicamentos con instrucciones de uso, en las que se encuentra un pequeño crucifijo, porque “Cristo es un médico y una medicina”. Reciben también un bono de metro y tickets de comida para cambiar por el “menú del peregrino” que  proponen 160 restaurantes y locales de comida rápida de Madrid.

Luego, dirección a las “habitaciones”, situadas al fondo de un segundo patio. Por un lado, los chicos; por el otro, las chicas. Repartidas según su país de origen, estas últimas son una veintena por clase en el edificio ocupado habitualmente por  el alumnado de primera infancia.

Al fondo,  las mesas y sillas apiladas.Toallas y enormes mochilas se mantienen en equilibrio en los radiadores. Prendas de ropa interior cuelgan de las perchas mientras que en el suelo y en el estrado, alfombras y sacos de dormir se entremezclan casi. Las que duermen aquí aún tienen suerte: en el gimnasio de 2000 m2, serán 600 las jóvenes que dormirán apretadas, envueltas en  densas emanaciones que proceden de la ropa…

Arriba de las escaleras, tres libanesas, dobladas por el peso de su equipaje, descubren decepcionadas su nueva “habitación”. Sin quejarse. “Estamos aquí para vivir una  gran experiencia, conocer a gente, oir al papa, pero también para hacer amigos y vivir un tiempo de fiesta”, explica Mygra Tabet en un francés impecable. Esta estudiante de 21 años espera sobre todo la misa internacional: “Eso va a ser grandioso”.

En el exterior, tres chicas jóvenes, cubiertas con su toalla, atraviesan el terreno de baloncesto. A las 18h30 ha comenzado la misa en el campo de fútbol, pero ellas aprovechan este momento para ir a ducharse sin prisa. Desde el día siguiente, los 3.000 jóvenes sólo tendrán dos horas, entre 7h30 y 9h30, para hacer relevo en las decenas de duchas habilitadas. “Tenemos un nivel elevado de exigencia en cuanto a austeridad”, resume Javier Gimeno, uno de los organizadores y antiguo padre de alumno. La misa parece confirmar sus palabras. Instalados en sillas alrededor del estrado en que ofician una decena de sacerdotes, o sentados en el suelo, apoyándose en los edificios, los jóvenes escuchan formales la oración y entonan en coro los cantos litúrgicos al tiempo que despliegan banderas libanesas, argentinas, alemanas, italianas, francesas, tanzanianas, serbias o coreanas.

La ceremonia toca a su fin y la cena -pizzas y hamburguesas-  va a distribuirse cuando el último autocar se para delante del colegio jesuita. Unos irlandeses con cara seria, llegados “para la catequesis”, bajan de él, seguidos de un grupo de sevillanos, tam-tam bajo el brazo, muy decidido a “hacer fiesta”. La comunidad católica en toda su diversidad está lista para las JMJ.”

Sandrine Morel

———-

6 comentarios

  • Maite Lesmes

    Hola Josemi, gracias por responder. Tengo un rato para comentar alguna de tus afirmaciones.
    Dices “No es arrogancia creerse superior, mejor o más inteligente que los demás”: esta definición negativa de arrogancia cae por su propio peso, como puedes verificar en cualquier definición-explicación de arrogancia. En cuanto a la frase de David Hume -supongo que es a él a quien te refieres-, es obvio que la arrogancia es una actitud que sirve de parapeto a personas que se creen en posesión de la verdad o de alguna otra cualidad en grado sumo, injustificadamente.
    Una cosa es la descalificación, incluso el insulto, sin más, y otra aportar razones por las que se combate los dichos o las posturas del otro. En las personas que cito no hay insultos, por supuesto, y sí razones para desmontar las posturas fundamentalistas, viscerales o acríticas  en el tema que nos ocupa y en cualquier otro.
    Pongo por ej. una afirmación que estos días he escuchado repetidamente en los jóvenes (y no tan jóvenes) católicos concentrados: “Viva Benedicto, porque es el santo padre, porque es el vicario de Cristo en la tierra¡” : No hay ninguna demostración de que esos títulos merezcan ese viva, son simplemente repetición de una consigna aprendida, no fundamentada ni teológica ni bíblica ni experimentalmente. Admirar a alguien -mucho peor si se trata de unas manifestaciones desmesuradas, clónicas, infantiles- por el cargo que ocupa y no por la talla humana o hechos de vida, revela posturas enrocadas, propias de la irreflexión, de la magia, de la masa…
    Supongo que ya se habrá comentado la petulancia y el capillismo que refleja la repetida frase “Esta es la juventud del papa¡”, que refleja no sólo autocomplacencia, sino exclusión.  Muchas palabras del papa reflejan esa complacencia por el sector que le sigue, colocando aparte al resto: los que no creen, los que se han alejado, las mujeres que abortan, la ciencia a la que le pide límites¡¡¡¡
    Si entras en Religión Digital, los del sector papista, , son los que profieren insultos de lo más vejatorio a personas íntegras como JM Castillo, Juan Masiá, Pikaza, etc, o a quien escriba un artículo o carta discrepando de los ultraconservadores católicos. El odio, la intransigencia más feroz se demuestra en los exabruptos -nunca comentarios
    donde razonen su fe- que cobardemente bajo nick lanzan.
    Tampoco es de recibo lo que un grupúsculo de intolerantes ha proferido -como hemos visto- estos días en Sol, diciendo que el papa es un nazi. Ni apruebo la caricatura del amor que bajo el rótulo “besada” han exhibido quienes, hartos de la imposición de un único modelo de familia y vejados por el tratamiento de su diferencia,  hacen estos “normales” católicos de pro.
    Entre lo que estamos haciendo, está el manifestar que los que somos creyentes (hay  muy diversas formas de serlo), incluso creyentes cristianos, otros,  creyentes católicos, no podemos tolerar que la jerarquía católica y sus seguidores
    de los grupos ultracatólicos, se crean los depositarios únicos del cristianismo.  No se ataca al cristianismo en el mundo, mucho menos a Jesús de Nazaret, cuyo modo de vivir y mensaje sigue inspirando admiración y el comportamiento de personas de toda condición. Se rechaza la papolatría, se rechaza la deformación del mensaje de Jesús en aras de la ostentación y prácticas que nada tienen que ver con el evangelio. Se rechaza que el papa olvide que la más fundamental norma de actuación es la propia conciencia, donde descubrimos lo que es justo e injusto, no lo que el supuesto “magisterio” declara que lo es. Se rechaza que el papa no se dé cuenta de que cae en lo que critica, creerse como dioses. Provoca que al llegar dijera que venía “en nombre de Dios”. Viene a título personal, aupado por estos  grupos de presión y de poder. Lo dejo aquí. Un saludo.

  • Josemi

    Maite, es un error, en mi opinión, que personas tan dignas y respetables, en todos los aspectos de la vida, como las que mencionas, y que está  tan supuestamente atraídas por la reflexión racional y la defensa razonable de sus ideas, caiga tan fácilmente en la descalificación de sus enemigos dialécticos. Quien descalifica pierde posiblemente la razón que puede tener, que está sobrada en muchas ocasiones. Acaso quien no piense como tú tiene que estar irremediable y radicalmente equivocado, no es lo mismo lo que criticáis que lo que estáis haciendo. ¿No es arrogancia creerse superior, mejor o más inteligente que los demás?. Afirma David Home que “Las personas mas arrogantes son los que generalmente están equivocados, otorgan toda la pasión a sus puntos de vista sin una apropiada reflexión”. Esto también conlleva a creerse los portadores de todos  los derechos,  todo debe girar a su alrededor o pretenden ser objeto permanente de atención, no entendiendo que otros, que no piensan como nosotros, pueden ser también objetos del interés y de la protección gubernamental y ciudadana. Entonces nos puede ofender cualquier cosa, por ejemplo que alguien ejerciten el derecho ha hacer abierta profesión de su fe, cuando estamos acostumbrados a que numerosos colectivos libremente hagan, sin importarles y con toda impunidad (traspasando las mínimas normas de convivencia, de educación y de respeto al resto de los ciudadanos) ostentación de su condición sexual, política, etc….. Muchas veces el incivismo, la intolerancia y la facilidad para cometer acciones delictivas en contra de los que no comulgan con nuestras ideas y los ataques reiterados a los derechos cívicos del resto de ciudadanos son fruto de algunas manifestaciones como la celebrada en días pasados, las imágenes son las que son, las que se han visto, ahí se ven actitudes físicas, documentales y expresadas muy claras y que no vale la pena repetir por lo lamentables que fueron, se puede ejercer libremente el pacífico disfrute de unos derechos sin vulneran las derechos y las libertades de todos los ciudadanos.
     

    Seguramente esté equivocado, no pretendo tener razón en nada, sólo opino según lo que veo y oígo, libremente, equilibradamente. Hoy me ha tocado defender a los jóvenes del JMJ 2011, más allá de sus creencias, que no comparto, de sus jerarquías, a las que siempre he criticado, de la historia de su religión con muchas sombras tenebrosas y también con luces, porque aunque yo no sea creyente y no esté bautizado soy heredero y participe de la cultura cristiana, lo que defiendo es la libertad de estos jóvenes, y sí estoy de acuerdo que puede ser todo lo cuestionables que sea o errática sus posicionamientos, pero son los suyos que ni son mejores ni peores que los míos, ni de los que compartimos tertulia en Atrio.
     

    Dice alguien que puedo ser equidistante, no, intento ser ecuánime, que seguramente no lo seré. Y te aseguro que me molesta por igual cuando la iglesia institución ejerce su dominio autoritario con sus injustos y antidemocráticos dogmas que cuando se  ofende la dignidad y la libertad de los que quieren someterse a ellos por convicción personal.
     

    Un saludo.

  • Maite Lesmes

    JOSEMI, es obvio que, incluso cuando intentamos buscar diversas perspectivas de las noticias, por medio de diferentes medios, no llegamos a todo. Hoy he visto cómo cuentan la noticia en el periódico argentino Pagina 12:
    http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-174745-2011-08-18.html  Puedes hacer tu selección y aportar otra perspectiva.
    Es obvio también que buscamos información en aquellos medios de cuya profesionalidad nos fiamos y con los que en principio concordamos. Hay quienes hasta repasan lo que se dice en medios con los que no hay posibilidad de acuerdo.

    Por mucho que respetemos que se haga esta visita -no es ese el problema- quienes no nos sentimos de la gran secta que representa la ICAR,  alejada de la renovación emprendida por el VatII y por las corrientes de teología que surgieron en las últimas décadas, alejada de los creyentes de base, alejada sobre todo de la vida y mensaje de Jesús de Nazaret, tenemos también el derecho de contrastar, proponer, buscar… otras vías.
    Este marketing religioso, esa exhibición en pleno centro de Madrid de lo que quieren vender como fe y oración ( hemos visto en fotos a veinteañeras arrodilladas en plena calle con los ojos cerrados rezando el rosario), esa aclamación de Benedicto -no por lo que es, sino por lo que representa- tan desproporcionada, con la convicción compartida de que Benedicto les ha mirado al pasar en el papamóvil, a toda velocidad….. tiene mucho de histerismo, susceptible de ser explicado por la psicología social, la sociología, etc.
    No es odio lo que nos impulsa a la crítica. El tono y los argumentos de cuantos artículos has podido leer, aquí y en otros medios como Redes Cristianas, Europa Laica, Fe adulta, los blogs de JM Castillo, Juan Masiá,  Pikaza y muchos más, no destilan odio, sino fundamento teológico, fundamento evangélico, sentido común y hasta humor e indignación.

  • Maite Lesmes

    JOSEMI, anuncié a nuestro moderador, Antonio Duato, las dos traducciones que están colgadas con una direncia de unas horas, diciendo que eran del mismo número de Le Monde, el del día 17 de agosto. Quizá por eso sólo ha salido la referencia en una de ellas.
    Una cosa es la entradilla y otra el artículo. A veces ambas se refieren a lo mismo. Quiero creer que, entre tanta información mediática, a través de prensa, radio, TV…, y prácticamente sólo Antonio al frente de ATRIO, ha unido la información sobre los datos de inscritos, menos inscritos que el cacareado millón de días atrás, con lo que estaba colgando, leyendo, etc.
    Para no ser creyente, parece que te va la vida en la visita papal.

  • Josemi

    Hacer una precisión, no por la noticia en sí que parece descriptiva, sino por la introducción a la misma que parece confusa. Primero hay que precisar la referencia de donde se recoge el articulo, que no lo indica, y especificar que es un diario francés no la prensa francesa, en este caso Le monde y su corresponsal en España Sandrine Morel. Por otro lado no veo que se diga nada del número de asistentes al que se hace referencia en la introducción.

Deja un comentario