Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4952 Artículos. - 79514 Comentarios.

En memoria de Arrupe, veinte años después

El 5 de febrero es el vigésimo aniversario de la entrada de Pedro Arrupe en el desfile de los santos, que decía el P. Llanos. En vez de un Kyrie gregoriano, me apetece más entonar con Armstrong un gospel song de clarinete: “Oh, when the saints, go marching in…!” (Ej. n. 139). Arrupe no necesita ponerse en la cola de la taquilla de administración de milagros y beatificaciones. Para entrar en esa procesión, tenía hecha ya la reserva, con nota de puño y letra de Jesús en japonés:¡Irasshai!, ¡Bienvenido!

Bienvenido por ponerte del lado de los empobrecidos e injusticiados, vivir la compasión en un mundo inmisericorde, animar a Sobrino bajando a crucificados de sus cruces, construir la paz y pasarlo mal por promover la liberación y la justicia. Bienvenido, Pedro, por vivir trajinando con las redes del Reino, para pescar a mujeres y hombres para la Vida…

Los novicios que hicieron el mes de Ejercicios en Hiroshima, en 1942, dirigidos por Arrupe, recuerdan las raíces de su estilo de formación en la meditación ignaciana del Reino: “Con Jesús, para su Proyecto y por su Camino, que nos meterá en el lío de construir la paz y padecer por la justicia”.

A Arrupe le dijeron que era utópico optar por las utopías. Pero la suya era la utopía del Reino, que no pasa de moda. Hoy, cinco de febrero, se cumplen veinte años de su Extinción (como dirían los budistas), veinte años desde el cese de su vida biológica para retornar a la Fuente de la Vida. Había pasado diez años de testimonio en el silencio de la última enfermedad, después de su defenestración por quienes habían olvidado una palabra clave del evangelio según Marcos: “Sabéis que los que figuran como jefes de las naciones las dominan, y que sus grandes les imponen su autoridad. No ha de ser así entre vosotros” (Mc 10, 43).

Comentaba hace unos días, en la reunión interreligiosa del Instituto de la paz, el papel de Juan XXIII en la Iglesia y de Pedro Arrupe en la Compañía. A mis colegas budistas, que admiran el giro del Vaticano II en la Iglesia católica y se plantean en el interior de sus respectivas corrientes y confesionalidades el problema de la reforma y la tradición, les interesó la presentación de las propuestas de Arrupe en los años 70 sobre liberación, inculturación e interreligiosidad, cuando todavía no era habitual ni siquiera el uso de estas palabras. Pero me preguntaban si es cierto que la iglesia católica padece hoy una crisis de “involución y marcha atrás”. No quise hacer apologética y preferí reconocer que lo tenemos difícil. Pero, aprovechando el vigésimo aniversario de Arrupe, manifesté que su vida, pensamiento y espiritualidad me animan y me sirven de antídoto contra las patologías que sufre hoy mi propia iglesia, a causa de síndromes de desilusión y desencanto.

Desilusión, por parte de quienes se empeñan en renegar de la reforma de Juan XXIII y el Vaticano II, para añorar retornos a un pasado de iglesia prepotente. Desencanto, por parte de quienes vivieron el empeño por esa reforma y hoy padecen su crucifixión por obra y gracia de la restauración que detenta el poder en las alturas de Curias romanas y diocesanas.

El estilo de Arrupe sería buen tónico para desintoxicar la desilusión o el desencanto, tanto de quienes viven pendientes de restaurar un pasado como de quienes sienten desgastarse sus energías en el pugilato contra la restauración.

El estilo de Arrupe, de inspiración evangélica, no era ni “contra”, ni “anti”, ni “des-” , ni “re-”. Ni reacción, ni restauración, ni desilusión, ni desencanto, ni escudo anti-misiles, ni contra-ataque. Fue un pensamiento y liderazgo “pro-vocadores”, suscitadores de creatividad y futuridad. Una espiritualidad de la Promesa, que infunde esperanza.

El optimismo esperanzado de Arrupe no era ingenuo. Estaba “·pasado por cruz”. Pero no la cruz que exaltan aquellas espiritualidades doloristas que se detienen con morbo en autoatormentarse con la excusa del “siervo de Yavé” o la “expiación”.

No, sino “otra teología de otra cruz”. La teología de la resurrección que habla por poca del crucificado diciendo: “No te quedes mirándome en cruz y llorando, sube aquí a mi lado, mira cómo se ve el mundo desde la altura de una cruz que es resurrección, y baja desde ahí a la tarea de descrucificar crucificados. Esta es la teología que nos proclaman desde el desfile de los santos, los Romero, Ellacuría, las Teresa Kim y Teresa de Calcuta, Juana Inés, Arrupe y… centenares y centenares más (que no están todos y todas los que son, ni son todos y todas los que están).

Juan Masiá SJ, desde Tokyo

 

 

17 comentarios

  • Rodrigo Olvera

    Pues a mí me gusta más el sistema de la ciudad de Puebla (en México), al menos el tradicional, que las nuevas calles no han respetado.
     
    En Puebla las calles no lleva(ba)n nombres de personajes. Tan sólo su ubicación geográfica en la ciudad. Por ejemplo: 5 poniente, 7 sur, 13 oriente, 11 norte.
     
    Además de la ventaja de que basta conocer la calle para ubicar por donde se ubica la dirección que se busca, el sistema permite evitarse tanta manipulación y politiquerías como las que con razón (en mi opinión) denuncia Pepe Sala.
     
    Saludos

  • pepe sala

    Lo de las calles es sólo una anécdota Guillermo en la que no deseo incidir porque no viene al caso.
     
    Mi extrañeza es por el hecho de que coincidan dos personas tan enfrentadas en sus respectivos intereses mundanos.  Supongo que en lo espirituales estuvieran más cercanos, pero de lo que yo trato es de lo de aquí, lo otro ya se verá a su debido tiempo.
     
    Y siempre había pensado que los intereses de los jesuitas ( P. Arrupe) y los intereses del Opus ( Balaguer) tuvieron más problemas de los que queramos admitir.
     
    Y me pregunto:
    ¿ Cómo un Alcalde ” socialista” puede hacer un homenaje a la vez a dos personas tan contradictorias? ¿ Y qué puede aportar una de ellas como beneficioso para la sociedad ( mundana) que merezca la ” beatificación” social?.  Tampoco tengo muy claro que lo ideal para nombrar una calle sea poner a un Papa Negro… pero bueno, al menos me cae mejor que el otro.
     
    Respecto a Dinamarca- España, no me hagas hablar. En Copenague hay un monumento a las Brigadas Internacionales que lucharon en España en defensa de la Democracia. ( está en el Parque de la Sirenita)
     
    En España, cuando entraron  a gobernar los golpistas, barrieron todos y cada uno de los monumentos, calles y cualquier signo que recordase la Democracia Republicana.
     
    Han pasado más de treinta años y dicen que ahora vivimos en Democracia, y APENAS SE HAN CAMBIADO NINGUNO de los nombres de calles y plazas que abarrotaron nuestra geografía.
     
    Tanto es así que, incluso las joyas arquitectónicas españolas se saturaron de nombres de salvapátrias y allí siguen, como cagadas de buitres sobre un cristal. La Colegiata de Santillana del Mar ( Cantabria) de un estilo Románico casi perfecto, sufre de tal enfermedad y la democracia no ha tenido tiempo de solucionarlo.
     
    Doy por concluido el comentario sobre nombres de calles y plazas.
     
    saludos, pues.

  • Guillermo

    No conozco a esas personas que dices, ni sus circunstancias ni los hechos que relatas, si son como dices muy mal estará en ponerles calles, aunque yo creo en el buen sentido y  en el buen criterio de las autoridades democráticas españolas no creo que todas se equivoquen.

    El enlace no es significativo ni está documentado, es un trabajo escolar de unos alumnos de un colegio. Aunque imagino que habrá argumentos y base de datos en favor y en contra, yo no voy a a ser quién defienda al Beato Católico Escrivá.
    En mi ciudad, allá en Dinamarca, los ciudadanos libremente plantean a su Ayuntamiento la posibilidad de poner nombre de personas concretas a calles,  se estudia y se aprueba, y le aseguro que son de lo más diversos personajes.

  • pepe sala

    Hay un pasaje en el currículum de P. Arrupe que siempre me ha despistado. He intentado investigar un poco por aquí, pero no acabo de encajar lo que deduzco. Si alguien conoce el asunto, sería de agradecer que nos lo compartan :
    http://www.tinet.cat/~fqi_sj/arrupe/barna_mo_sp.htm
    ( Siempre tuve en buen concepto al P. Arrupe ( menos que al P, Llanos, obviamente) y no me gustaría decepcionarme también con él)
     
     

  • pepe sala

    ¿ Y quienes apoyaron, aconsejaron y protegieron tales actuaciones de delitos contra la humanidad, Guillermo, son dignos de poner sus nombres en calles y plazas? ? En vez de poner el nombre de Hitler se debería poner el de Goobels?, ¿ O el del comesantos Himmler?
    ( Los delitos del franquismo están ya considerados como delitos de lesa humanidad… gracias a Organismos internacionales, que si fuese por los Organismos españoles aún seguirían tallando nombres de salvapátrias en las fachadas de Iglesias y catedrales)
     
    Porque, además de los cientos de generales, comandantes y mandos del ejército GOLPISTA que siguen presidiendo miles de calles y plazas con sus nombres, hay otro montón de clérigos y monjas que hacen los mismo por su gran labor de bendecir, perdonar a los “pecadores” cuando volvían del paseillo o acusar a sus propios vecinos para que los ” pecadores” les dieran el paseo. ( me viene a la memoria mi paisano Cardenal Herrera Oria, merecedor de una calle en Santander en los años 1990. Su mayor mérito debió ser la famosísima Revista Política en sus tiempos de Málaga ( Debate ) preparando el Golpe de Estado desde su poder religioso y su poder literario.)
     
    Y uno que destacó sobremanera fue precisamente Escriva de Balaguer. No me consta tal comportamiento respecto al P. Arrupe, más bien todo lo contrario. Al menos tuvo la decencia de largarse a Japón.
     
    Así pues, si uno merece calle o plaza, el otro sobra:
    —–
    “”En España , el apoyo de Escrivá a la dictadura franquista no es más que un claro ejemplo de su proximidad al poder .Escrivá se convierte en consejero espiritual y confesor de Franco y juntos lucharán porque se mantenga el viejo principio “ Cujus regio , ejes religio “ (tal gobierno en un estado , tal religión en ese estado).
    En los últimos años del franquismo, en torno a 1970 , el gobierno de Carrero Blanco contaba aún con una cifra significativa de ministros pertenecientes al Opus Dei .
    El propio Escrivá tuvo siempre aspiraciones aristocráticas (de hecho llegó a obtener el marquesado de Peralta ), y también políticas (aspiraba a una regencia tras la muerte de Franco).
     
    http://web.educastur.princast.es/proyectos/grupotecne/asp1/investigacion/vermensajebbb.asp?idmensaje=1012

  • Guillermo

    Buenas tardes,
    Pepe, existen normas, diría de sentido común, que aconsejan que quienes han tenido una participación en actos de crímenes contra la humanidad o de actitudes especialmente dolosas, no tengan ningún reconocimiento sino todo lo contrario. Otra cosa es el caso que expones, entre los paisanos de estos dos personajes, pues a ambos se les otorga unos méritos y su recuerdo, hay quien considera que se les tiene que homenajear y las instituciones, imagino, que constataran este hecho antes de tomar la decisión de poner su nombre a una calle. La tolerancia y el respeto a las ideas, que estén dentro de la legalidad, es una norma democrática.

  • pepe sala

    Muy bien, Guillermo…
    Por lo tanto habrá que poner una calle a Hitler en Madrid ( puesto que en Alemania sería imposible porque la Ley lo prohibe) y otra  a De Juana Chao en Bilbao.
     
    Ambos tiene admiradores y las diferentes Administraciones deberían tener sensibilidad y darle gusto a todos… ¿ o no?.
     
    Ahh !!… Claro a éso no, a los otros sí.
     
    Pues yo opino que NOOOO. Que hay personajes siniestros que no deberían ser honrados públicamente. Y bastantes de los que mantienen calles, avenidas y plazas en España deberían estar en libros de Historia negra, no representando con sus nombres una calle o plaza por donde yo tengo que pasar. Supongo que quienes fueron honrados hasta el hastío durante una Dictadura de 40 años, por méritos de machacar a su propio pueblo inocente, no decoren mucho ,con sus nombres y  monumentos, las plazas y calles de una sociedad que se dice democrática. A mí me parece una incongruencia de libro. Si fueron muy buenos para una dictadura ¿ cómo coño van a ser también muy buenos para una Democracia?
     
    Se honra lo que se admira, por lo tanto se sigue admirando a los golpistas y a quienes ayudaron a mantener semejante despropósito en España. Y Balaguer fue uno de ellos, sin lugar a dudas.
     
    Y lo curioso del caso es que el P. Arrupe bien puede representar un sentir honroso por parte del Pueblo; pero ¿ Balaguer?. ¿ Y en la misma ciudad y en las misma fecha?  Que me lo expliquen…
     
    Yo tenía entendido que hubo sus más y sus menos entre los Jesuitas del P. Arrupe y el Opus Dei de Balaguer. ¿ Ambos son dignos de estar ” juntos y revueltos” en la misma honra?
     
    Pues uno de los dos va a salir perjudicado, puesto que no se puede honrar a la vez a lo uno y  su contrario. ( aquello de que una fuenta no puede dar agua fría y caliente a la vez.)
     
    Me convencería un argumento que demuestre que el P. Arrupe y Escrivá de Balaguer son dignos de los mismos méritos TERRENALES, que a fin de cuentas son los que a mí me importan. Que los dos estén, o no, en su cielo, ya lo veremos; pero en la tierra  A CADA CUAL LO SUYO.
     
    Buenos días, pues.

  • Guillermo

    Buenos días:

    El conocimiento que tengo del P. Arrupe no es muy significativo, le conocí en una ocasión que dio una conferencia en uno de los centros en donde trabajaba yo, mi impresión fue muy buena, después he leído sus Memorias que tienen una carga emotiva y espiritual muy significativa. Creo que son personajes con los que se puede tener diferencias, pero que por sus especiales características siempre se puede llegar a un buen y cordial entendimiento.

    Me permito opinar sobre el tema del nombre de las calles. Yo creo que en nuestras sociedades plurales las instituciones están obligadas a reconocer a las personas que son admiradas o veneradas por las distintas sensibilidades, por muy mal que a unos o a otros les parezca.

  • pepe sala

    Cambio de callejero en Zaragoza. Algunos cambios son para bien, otros… cada cual saque sus conclusiones, que si las digo yo me van a ” crucificar”  ( como a Javier Renovales) y van a poner una calle a Josemi.. jejejeje
    —-
    PADRE ARRUPE. 1907-1991. En 1927, abandonó sus estudios de medicina para ingresar en la Compañía de Jesús. Completó su formación en España, Béliga, Holanda y Estados Unidos. En 1938 fue destinado a Japón. Cuando se lanzó la bomba atómica en 1945, era maestro de novicios aspirantes a la compañía en Nagatsuka a las afueras de Hiroshima, socorriendo a la población por sus conocimientos médicos. Publicó sus vivencias en el libro “Yo viví la bomba atómica”.
    En 1965 fue elegido el 28º Superior General de los jesuitas y fue el motor del proceso de renovación de la Compañía. Se convirtió en una de las primeras figuras eclesiásticas del siglo XX, por lo que su “hacer” y “pensar” han influido dentro y fuera de la Compañía de Jesús, suponiendo una bocanada de aire fresco para la iglesia del siglo XX. (Actualmente C/Cardenal Gomá, Universidad)
     
    Curiosamente, también hay otro candidato. ¿ En qué quedamos?..
     
    “” El fundador del Opus Dei, Josemaría Escrivá de Balaguer, tendrá finalmente una calle con su nombre en Zaragoza, una vía de nueva creación entre la plaza de la Ciudadanía y la avenida de Anselmo Clavé, en la zona de la antigua estación ferroviaria del Portillo.””
    —–
     
    http://www.que.es/zaragoza/200902171923-callejero-franquista-convivira-dos-anos.html?anker_1
     
    Algunos cambios más ( me viene a la memoria inmediata el cambio de nombre de una avenida de Santoña ( Cantabria). Desde el año 1996 ha pasado a llamarse Avenida de Carrero Blanco, con su monumento incluído, faltaría más. Y mejor no recuerdo lo de la plaza principal de mi pueblo, Potes, que en la misma época pasó a llamarse Calle del Capitan Palacios, héroe NAZIonal por su participación en la División Azul a las órdenes directas del ejército nazi.)
     
    Bueno, que al Padre Arrupe lo dediquen una calle en una ciudad lo admito como casi normal; pero ¿ en la misma ciudad y en la misma fecha se puede dedicar otra a Balaguer y a todo el mundo le parace una cosa de lo más natural?…
     
    Si ya digo yo que no se puede mandar a los hijos a la Universidad… los atontan.
     
    Buenas tardes, pues.

  • Asun

    Gracias, Juan Masiá, por recordarnos quién es el padre Arrupe, inclasificable:
    “El estilo de Arrupe, de inspiración evangélica, no era ni “contra”, ni “anti”, ni “des-”, ni “re-”.
     
    Su espiritualidad llena de experiencia que vive en la esperanza:
    “El optimismo esperanzado de Arrupe no era ingenuo. Estaba “·pasado por cruz””.
     
    Su teología de la resurrección que hace sentir a todo hombre y mujer junto al  crucificado-resucitado:
    “No te quedes mirándome en cruz y llorando, sube aquí a mi lado, mira cómo se ve el mundo desde la altura de una cruz que es resurrección, y baja desde ahí a la tarea de descrucificar crucificados”.
     
    ““Oh, when the saints, go marching in…!””…Las puertas no se cierran a nadie, invitan a seguir,  animan  a los solitarios a proseguir su camino ya iniciado…
     
    Bienvenido por ponerte del lado de los empobrecidos e injusticiados, vivir la compasión en un mundo inmisericorde, animar a Sobrino bajando a crucificados de sus cruces, construir la paz y pasarlo mal por promover la liberación y la justicia.
     
    “:¡Irasshai!, ¡Bienvenido!”

  • Carmen (Almendralejo)

    No creo en milagros, porque me parece injusto que alguien disfrute de un bien, y que otras personas carezcan de ese bien, que muchas veces se pide o se deja de pedir y que bien podría ser por ignorancia, o viceversa.
    Pero si recuerdo, en Villafranca de los Barros en la capilla de los Jesuitas una tarde donde padres y madres fuimos convocados para hablar de tutorias.
    Pero que curiosamente esta, empezó con un pedir al recien muertos P. Arrupe, por un niño de Villafranca que jugando a películas del Oeste, se colgó con un cinturón de la escalera para hacer que estaba muerto y casi lo consigue. Estuvo en la UCI y en coma y al día siguiente el niño se recuperó de ese estado de inconsciencia, quedando realmente bien.
    No he vuelto a recordar este hecho hasta leer este artículo, y auqu esoy incrédula por cuanto digo más arriba.

    Pero sí creo que Arrupe era un hombre de bien que pasó haicendo en bien y que inspiraba sentir y desear hacer el bien en su nombre, porque era el reflejo de bien y el amor de D*s entre nosotr*s.
    En esto sí que creo firmemente.
    Gracia Juan Masiá.

  • pepe sala

    Hay ” historiadores” muy famosos en España ( y que venden libros como churros) que no tienen tan buena opinión sobre Arrupe y se lo enseñan a los jóvenes españoles.
     
    A ver quien es el ” fontanero” que se atreve a llevar la contraria a tan eminente ” historiador”: ( luego nos extrañamos que haya Josemis por el mundo con una diarrea mental preocupante…)
     
    Pasen y lean:
     
    “”Yo conocí al Padre Arrupe, era un buen hombre, era un santo. Yo estoy convencido de eso. Arrupe, al que conocí cuando vino de Japón, después de comportarse heroicamente con la bomba atómica, era médico de carrera, había sido discípulo del Doctor Negrín en la Facultad de Medicina de Madrid y luego completó estudios en EEUU y siguió su carrera jesuítica. El Padre Arrupe era un iluminado, yo hablé con él a fondo y yo le tenía un aprecio personal muy grande. Yo fui alumno del Colegio Areneros de los jesuitas, y allí llegó el padre Arrupe, nos dio una conferencia emocionante sobre la bomba atómica, y yo le conocía y le estimaba mucho. Lo que pasa es que era un “iluminao”, él estaba convencido de la victoria final del comunismo en el mundo, pero él solo no, también algunos papas. Juan XXIII y Pablo VI llegaron a estar convencidos de que el comunismo se iba a imponer y entonces con muy buena intención dijeron “bueno, pues que no nos coja a nosotros de vacío, vamos a preparar el terreno para un mundo comunista”. Y ¿cómo puede la Iglesia convivir con un mundo comunista?””…..
     
    Para más INRI vean aquí:
     
    http://accionjuvenil.espanaforo.com/t1885-entrevista-con-r-de-la-cierva-masoneria-y-marxismo
     
    ¿ Qué van a opinar los ” Josemis” del mundo sobre un tema ” enseñado”, actualmente, por un histioriador de tanto prestigio y con el pedigrí que todos sabemos?
     
    Pues éso…

  • Mirta

    ¡Gracias, padre, por tan hermoso recuerdo del padre Arrupe! Seguro que desde lo alto, nos observa y nos cuida.

  • mªpilar garcía

    Así fue, su paso por la tierra:

    Irradiando luz, alegría, entrega total, servicio pleno, aceptación de la “persecución” a la que fue sometido, desde la alta jerarquía de la iglesia.

    Ciertamente ¡Subió a la cruz! contempló desde ahí el mundo, y no dudó ni un instante, en renovar profundamente la compañía.

    Detrás de Pedro Arrupe, otros, siguen sus pasos en todos las partes de este mundo, donde el clamor de los excluidos es más fuerte.

    Ahí, casi en silencio, para poder seguir en el “tajo” siguen personas extraordinarias, a pié de calle, codo con codo, con los más desfavorecidos.

    Es una alegría este artículo (como todo lo que nos entrega) de Juan Masía, que no pierde su sonrisa, a pesar de las persecuciones, castigos, silenciamientos.

    Estas personas (de todas las confesiones) hacen posible:

    ¡Que algún día, llegue de verdad, otra manera de mirar cuanto nos rodea, y comenzar a presentar, un mundo mejor!

    mª pilar

  • JESÚS OLLORA OLARTE

    Todo el artículo es brillante, como siempre, pero me ha emocionado sobre todo el último párrafo en la “otra teología de otra cruz”, me recuerda a otra “persona singular” (no me atrevo a decir “otro crucificado”), Me recuerda a Antonio Machado,  él falleció también otro mes de febrero de hace más de setenta años.
    Machado tampoco quería echar flores a ese “Jesús de la agonía”, aunque fuera la fe de sus mayores.
    Pero creo que más que un comentario mío es mucho mejor escuchar a Machado.
    Un abrazo
    JESÚS
    http://es.wikisource.org/wiki/La_saeta_(Machado) 
                                  
                                   ¿Quien  me presta una escalera,
                                   para subir al madero
                                   para quitarle los clavos                     
                                   a Jesús el Nazareno?
                                                    Saeta popular
    ¡
    ¡Oh la saeta, el cantar
    al Cristo de los gitanos,
    siempre con sangre en las manos
    siempre por desenclavar!
    ¡Cantar del pueblo andaluz
    que todas las primaveras
    anda pidiendo escaleras
    para subir a la cruz!
    ¡Cantar de la tierra mía,
    que echa flores
    al Jesús de la agonía,
    y es la fe de mis mayores!
    ¡Oh, no eres tú mi cantar!
    ¡No puedo cantar, ni quiero,
    a ese Jesús del madero,
    sino al que anduvo en el mar!

  • Gabriel Sánchez

     Juan…Un te pego un texto precioso escrito por Jon Sobrino, que nos habla de la Estatura, de este Don Pedro, que ya forma parte, de esos Santos del Pueblo que la institucionalidad no reconoce…

    En 1977 en Aguilares fue asesinado el Padre Rutilio. En el mes de junio todos los jesuitas fuimos amenazados de muerte por la Unión Guerrera Blanca si no salíamos del país en treinta días. Las calles se llenaban de octavillas: “Haga patria mate un cura”. Tampoco esto le asustó. “No salgan. Sigan en sus puestos”, vino a decir. Y él mismo quiso venir a visitarnos, pero los asistentes no se lo permitieron por los riesgos que eso suponía. Por lo que sé, siempre actuó así, en El Salvador y en todo el tercer mundo. En Nicaragua, en medio de inmensos problemas eclesiales, defendió “el apoyo crítico” de los jesuitas al sandinismo. Y la persecución no le arredró en absoluto. “No trabajaremos en la promoción de la justicia sin que paguemos un precio”, dijeron los jesuitas en la CG 32, en las palabras más clarividentes, creo, que hemos dicho en muchos años. Así lo vio Arrupe.Pienso que para él ver surgir una Compañía un poco más parecida a Jesús de Nazaret y con numerosos mártires por la justicia fue una causa de alegría

    http://www.centroellacuria.org/temas_de_actualidad/centenario_arrupe.html

      Con cariño a una de esas larga lista de los Santos del Pueblo…y para la querida compañia…la de los martires, la de la Fe y la Justicia y la CG 32…Un abrazo grandote Juan.- Gabriel

  • Sarrionandia

    La literatura de este murciano japones es como un tren de carga que entra en tus intimidades y descarga y descarga encomiendas evangélicas

Responder a pepe sala Cancelar comentario