Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4870 Artículos. - 78215 Comentarios.

Navidad- más allá o Transnavidad

¿Qué decir de Navidad que no se haya ya dicho? ¿Cómo comunicarlo de nuevo? Voy a intentarlo dando un paso más.

          De entrada, los cambios de Naturaleza, el invierno o su solsticio. La noche más larga y el día más corto. Este hecho cuántos comentarios ha producido y produce. ¡Cuántas depresiones genera! ¡Cuánta nostalgia promueve! ¡Cuánta creación emerge!

         Esta oscuridad, esta opacidad natural a pesar de la luz que intenta hacerla desaparecer, como toda noche. La negrura empuja a buscar… A veces la noche es bonita por la luna llena. Y cuando no está, se busca una lucecita.

          Esperamos el día después de la noche. La luz después de la oscuridad. La alegría después de la tristeza. La serenidad después de la depresión. La equilibración después de la alteración, La persona lectora pude añadir unas cuantas más. Y a pesar de todo, limitados. Limitados como el día y la noche. ¡Cuánto cuestas aceptar los límites!

          Aceptar el proceso del día y de la noche según su ritmo, no el nuestro. Ritmos diferentes en otros lugares de la geografía y de la historia. Pero en todos día/noche.

         Cada persona tiene su propio ritmo, su propio proceso, su propio desarrollo. Y no es el día, el nacimiento y la noche, la muerte. Ni mucho menos. Cada etapa de la vida tiene noche y día, luz y oscuridad, entusiasmo y desánimo. Nacer y morir.

          Pero es preciso hacer un paso más o ir más allá (trans). Ir más allá de las coordenadas de lugar y tiempo. No quiere decir dejar o abandonarlas, sino vivirlas de otra forma.

          En nuestra lengua, tenemos la riqueza de tener dos verbos y diferenciados: Ser y Estar. Incluso a nivel fonético, nos pueden ayudar. Decir que estoy en un lugar es por las coordenadas de espacio y tiempo, aunque no sepamos geográficamente donde tuvo lugar el nacimiento de este Niño, que en hacerse mayor, revolucionó la Historia. Sabemos que fue en un espacio y en un tiempo, que continuará desconocido o ignorado. Pero podemos afirmar que es un hecho. Pero lo que importa es la significación: Nacer para liberar.

          Y así poder decir que soy sin las coordenadas espacio y tiempo es otra realidad. Es vivir o tener consciencia de más allá del tiempo cronometrado y del espacio concreto. Es otra forma de nacimiento que no incluye las coordenadas del espacio y el tiempo. La apertura del espacio puede generar paranoia como la del tiempo, depresión. Y así la existencia fuera del yo individual es imaginada como peligrosa o vacía, en lugar de vida y plenitud.

          Entonces podría hacerse una nueva lectura de esta fiesta. A más de estar celebrando Navidad, somos Navidad. Navidad- más allá. Transnavidad. Y esta Navidad-más allá o Transnavidad no es un nuevo nacimiento ni muerte, sino renacer, redescubrir, revivir aquello que siempre hemos sido, somos y seremos. Y que el nacimiento en un espacio y tiempo no permite hacerlo explícito, pero lo manifiesta. Es vivirlo.

          Es preciso, ciertamente, alejar o deshacer muchas creencias cerradas, fundamentalistas tanto religiosas como laicas, que han sido la prisión de nuestros ritmos vitales para poder gozar así de la liberación interior. Liberación que no pertenece al mundo de las coordenadas geográficas ni históricas, pero que en ningún momento quiere excluirlas. La lectura literal de los hechos asfixia. La lectura metafórica o simbólica indica y, por lo tanto, libera.

          Navidad-más allá o Transnavidad es poder llegar a ser consciente que somos conscientes de nuestra mismidad individual que es al mismo tiempo la Mismidad Total o Última. No hay palabras para expresar esta Navidad-más allá o Transnavidad. Es puro silencio. Ni vacío ni nihilismo. Es un Silencio lleno.

          Ahora bien, Realidad, Silencio que transforma o hace vivir las realidades en las coordenadas de espacio y tiempo de otra forma.

          Por lo tanto, Navidad-más allá o Transnavidad es Navidad, es Amor gozo, alegría, dulces, juguetes, paz, pero al mismo tiempo fuente de valores, como, entre otros, solidaridad, comprensión, respeto, justicia.

          Navidad-más allá es la hondura de todo ser humano, cuya profundidad es universal y cósmica, más allá de las coordenadas de espacio y tiempo, producto de nuestra mente cerebral.

          Como dice un autor: Cierra los ojos y sé consciente de ser consciente que la vida es la Vida. Y esto contemplado desde la razonabilidad, que abre, y no la racionalidad, que cierra o limita.

          ¡¡¡Buena Navidad-más allá o feliz Transnavidad!!!

        

        

11 comentarios

  • Jaume PATUEL

    No puedo dejar de agradecer vuestras aportaciones e ideas. Mil gracias. Nacemos cada dia para ser, pero siempre estamos, Navidad es reconocer que estamos. Y de ahi nacer, cambiar, transformar y trascendernos. Es la lucha del día a día. Práctica, pero no teórica. Y continuar navegando….hasta vovler al mar, que agua somos, como el iceberg.
    Un trans-año nuevo!!!  

  • JESÚS OLLORA OLARTE

    Jaume Patuel nos dice que
      ·Por lo tanto, Navidad-más allá o Transnavidad es Navidad, es Amor gozo, alegría, dulces, juguetes, paz, pero al mismo tiempo fuente de valores, como, entre otros, solidaridad, comprensión, respeto, justicia.”
    Cuando, por circunstancias, se desmorona tu mundo, uno no siente alegría y quizás si el entorno es alegre, te daña, te duele en el alma.
    Cuando el entorno nos dice que son fiestas, de lo que sea, y que hay que ser y estar alegre, a ti te repugna lo que ves,  puesto que el contraste es muy fuerte, entonces, no podemos cuidar de nadie.
    La teoría la conozco, hay que dar para recibir, pero no es fácil cuando nos sentimos vacíos.
    Y aunque Machado nos diga “cuando de nada nos sirve rezar”, creo que es el mejor momento para rezar, nada ni nadie nos puede privar de rezar, de suplicar ayuda a Jesús, para salir de nuestro marasmo y quizá entonces podamos sentirnos en Navidad e irnos más allá en la trans.navidad.
    Perdonad por mi estado de ánimo, no obstante os deseo que paséis buenas Navidades
    Jesús

  • Luciano Vazquez

    ¿Qué más da que sea el solsticio o las fiestas Saturnales?, dos evangelistas tan solo, hacen mención al nacimiento de Jesús, Mateo y Lucas. Marcos y Juan comienzan en otro estadio su narración.
    No se sabe con exactitud la fecha de nacimiento, ni nada se sabe realmente, solo lo comentado en los textos. ¿ Por qué no aceptar la Navidad como lo que es?. El Señor se encarna en un niño, su madre lo lleva nueve meses en sus entrañas y viene a este mundo, como miles de niños, nace y se le envuelve en pañales, ¿ Qué más me da, que sea en Nazaret o en Belen?, ¿ Qué más me da, si va a egipto o se queda en Nazaret?, ¿ Qué más me da, si ambos evangelistas han tomado citas del A.T. para citar a Belen?, ¿ Qué más me da, si María tuvo dolor, si José la ayudo, si hubo alguna partera a su lado?, ¿Qué más me da, si nacio en tiempos de Quirino o antes o despues?, Sé que murio en una cruz, eso es constatable, historico e irrefutable.
    ¿Qué más me da, la Navidad en Diciembre, en Enero o Abril?, ¿ Que celebro? quizas habriamos de preguntarnos eso, a nosotros mismos. ¿Que es lo hermoso de esta escritura mitica en los evangelios?, ¿Qué quieren decirnos? Celébro, que Dios, ha habitado unas entrañas de mujer y ese hijo es amado por Dios. Enmanuel ” Dios con nosotros”, o quizas sería mejor decir: Dios en nosotros, pues cuando sea mayor ese Enmanuel nos dira: “cuando tuve sed y me distes de beber, tuve hambre y me distes de comer”, ¿acaso en ellos esta Dios?, ¿No será que no lo vemos?, ¿ No será que somos ciegos como Bartimeo y aun viendo no vemos?. Jesús, (Dios salva) Judio, hijo de Judios, defensor de la Tora Judía, fue apropiado por occidente, cuando es universal.
    ¿Cuando nos atreveremos, a ver a Dios como un mendigo a nuestro lado, en silencio, con la mano extendida, a la espera de que le demos nuestro amor?
    Esto es Navidad: “Dios con nosotros”, viene cada año a recordarnos que esta en nosotros. Abre tu puerta, recibe al señor, hazle un sitio en tu corazon, seas cristiano, ateo, agnostico, o profeses otra reliegion, el Señor viene a compartir contigo el bien de este mundo, nada te pide, eres libre de hacerle un hueco, no lleva ni mitra, ni estola, ni purpura ni oropeles, es un niño desvalido al que hay que cuidar. ¿Quieres tú cuidar de él?
    Paz para todos

  • Antonio Vicedo

    – Damos importancia y recargamos de valor las circunstancias que son por ello mismo mudables y nunca identificables permanentemente con el sujeto en el que se concretan. Tiempo y espacio toman realidad en la existencia progresiva del ser, en nuestro caso ,la personalidad.
    Pero el proceso en  la existencia de este ser parte de un principio que permanece a lo largo de todo su proceso existencial. Somos y seremos  lo que empezamos a ser y nos dio identidad. Identidad débil y pequeña que necesita de sociabilidad para subsistir y llegar a la plenitud. De ahí la importancia de no falsear el momento de nuestro origen humano, la NATIVIDAD o NACIMIENTO (en realidad, no el momento en que somos paridos, sino en aquel en el que quedamos constituidos existencialmente como ser humano). Porque con ello estamos ya colocando el tren de nuestra existencia y de nuestras circunstancias vitales sobre la vía de la verdad. Esa es la BUENA NOTICIA capaz de aportar a la Humanidad ese factor indispensable para que, en su realidad global, supere el orden de la selva  y pueda realizarse como la FRATERNIDAD UNIVERSAL arropada, no por factores de fuerza, sino de razón; no por falso mimetismo de relaciones selváticas entre fuertes y débiles, sino entre iguales por pertenencia a la misma especie humana.  Celebrar la NAVIDAD de Jesús en la Humanidad y celebrar los humanos la Navidad es todo un acontecimiento de afianzarnos en la VERDAD  que nos puede  dar la cosecha de la PAZ en LIBERTAD  que parten de lo JUSTO. La esencia natural y divina de LO HUMANO, en tanto BUENA NOTICIA SALVADORA para la HUMANIDAD ENTERA , se posó con realismo de NIÑO BEBÉ en un sencillo y pobre pesebre-cuna en una disponible cueva-cuadra con el nombre de JESÚS, EL QUE SALVA, destronando fuerza y poder de cualquier YO, por la real solidaridad fraterna del NOSOTROS HUMANO, que es lo que la HUMANIDAD ha de ser sobre la tierra, para que ( y aquí entra la fe) pueda alcanzar la plenitud del NOSOTROS DIVINO como FILIACIÓN DEL ABBÁ (MAMÁ-PAPA) al que hacía referencia Jesús en sus actitudes religiosas.  Es LA PERSONALIDAD EXISTENCIAL DSNUDA lo que aparece en un bebé  proclamando la realidad de un NOSOTROS como VERDAD de SUPERVIVENCIA y POSIBILIDAD de REALIZACIÓN  progresiva hacia la PLENITUD. Falsear conceptualmente la realidad personal o sus relaciones existenciales, es aceptar y provocar el desajuste de la Humanidad entera y aún del Orden Universal. La ley de vida para la Humanidad es el AMOR SERVICIO y de ningún modo cualquier ABUSO DE PODER. A esto nos llama la celebración de la NAVIDAD.  

  • h.cadarso

      Pues a mí los solsticios me la traen floja, perdónenme, aunque entiendo que se celebren. Y lo mismo de floja o casi me la trae la mirada “nostálgica” hacia lo que ocurrió en el año 1 de nuestra era, que según dice el muy novelado evangelio de la infancia ocurrió en Belén en una cueva de las afueras del pueblo, con ángeles en el cielo estrellado y pastores  velando sus rebaños, que por cierto fueron los únicos que se enteraron y lo festejaron, porque el resto del mundo pasó olímpicamente de aquel parto y nacimiento .
      Y lo mismo digo de la Navidad esa de San Pedro de Roma con púrpuras, villancicos rancios y latines antidiluvianos y caras largas y campanitas que van repicando.
      Porque mi Navidad ocurre también hoy, mi navidad es la que ocurre hoy, mi navidad es  Dios que nos tuerce el cuello para que por una vez no nos miremos al ombligo y nos dignemos mirar a ese otro mundo de los marginados en el cual está naciendo su hijo. Ese mar de miseria, hambre, dolor y abandono en que se ahoga más de media humanidad.
      Y Dios nos retuerce el cuello para que mirando, viendo, contemplando fervorosamente, en arrebatado éxtasis y frenesí,  a lo santa Teresa de Jesús, su nacimiento entre la miseria, el hambre y el abandono, intentemos identificarnos, solidarizarnos, sumergirnos en la medida de nuestras fuerzas en este mundo de la marginación en el cual nace y vive El. Porque Dios no pertenece a nuestro mundo desarrollado donde sabemos que hay dos solsticios (¿o son cuatro?) y en qué consisten y cómo hay que celebrarlos, Dios pertenece a ese otro mundo donde el personal mira hacia el suelo para ver si nace algún fruto o salta alguna liebre o cualquier cosa que sea comestible.

  • oscar varela

    Hola!

    En la evolución histórica de las Lenguas
    el verbo SER es un novato.

    Fue naciendo allá por los años 500 a.c. (tiempo)
    en una zona -Hélade- junto y contra el Olimpo-dioses (espacio).
    ··········
    En cambio el ESTAR ha sido quien acompañó siempre al ser humano;
    a tal punto que es su constitutivo.

    Se ES según se ESTÁ
    ·········
    El invento “uni-versal” del SER ha sido
    * formidable, y
    * necesario
    si el ser humano habría de continuar en el Kosmos.
    (Teilhard lo vio y describió en su noosfera).

    En su dinámica espiral ascendente el ser humano
    -para no entrar en pánico y “venirse abajo”-
    destella su cola de cometa, que + o – equilibra su Aventura imprevista, y tal vez improbable.
    ··············
    La tardía aparición del SER en la historia humana
    ha sido la construcción de una nueva Plataforma de lanzamiento.

    Uno se pregunta:
    ¿sobre qué se asienta o ESTÁ esa nueva Plataforma?

    Yo no encuentro otra que
    * el ESTAR IN-SEGURO
    * buscando un (dudoso) ESTAR PLENAMENTE SEGURO.
    ···········
    Hoy -y cada vez más- no sabemos “a ciencia cierta”
    * QUÉ son las cosas

    Desde principios del siglo XX la CIENCIA (ámbito del SER, pues su oficio es decirnos “QUÉ” son las Cosas),
    viene entrando en una zona de IN-SEGURIDAD o CRISIS.

    Cada día más la TECNOLOGÍA se nos aparece in-dominable como si hubiéramos entrado a “aprendices de brujo”.

    Y la tentación es “volver” a la religión -digna en su momento, hoy in-digna superstición.
    ··········
    Nuestra situación pareciera ser la de una exorbitante pirueta de circo -el salto mortal (sin redes) por ESTAR “moviéndonos” sub-tenido en un SER móvil.
    (notemos que es la inversa del dios de Aristóteles)

    ¿Qué hacer, entonces?

    Mover-nos. Nadar. “La verdad es de los Náufragos

    Se trataría de ¡Ir todavía! – Oscar.

  • Sarrionandia

    Mucha teoría… para qué?
    Navidad es un recuerdo festivo que ha disuelto el recuerdo y ha exacerbado lo festivo… por qué?
    Volver a los orígenes es desandar caminos que nos han envuelto en trágicas rutinas sin sentido cuya salida…
    Pues eso!

  • Rodrigo Olvera

    Raúl
    Completamente de acuerdo contigo.
    Más aún, lo de navidad y solsticio de invierno no aplica realmente ni siquiera en el Norte (aunque ya es una de esas “verdades de sentido común” que la mayoría acepta sin cuestionar).
    La Navidad se seleccionó el 25 de diciembre, del calendario JULIANO en el siglo III. El 25 de diciembre del calendario juliano no corresponde al 25 de diciembre del calendatio gregoriano (ayer, para entendernos) sino al 7 de enero del calendario gregoriano.
    Por eso en las iglesias ortodoxas (excepto en quienes aceptaron adecuar el calendario litúrgico al calendario gregoriano, por razones pragmáticas) no celebramos todavía la navidad, sino hasta dentro de dos semanas.
    De modo que la Natividad, de acuerdo al calendario vigente en el tiempo en que se definió para el 25 de diciembre, no corresponde al solsticio de invierno, sino entre tres semanas después de éste.
    La razón del 25 de diciembre no fue el solsticio de invierno, ni las saturnales (incluyendo la fiesta del nacimiento del sol invicto), sino la astrología. De acuerdo a la astrología de la época en laa comunidades cristianas de egipto (coptos), el nacimiento de Cristo debió ocurrir nueve meses después de la fecha de su muerte. Una vez definido que la crucificción ocurrió el 25 de marzo, la conclusión fue que el nacimiento ocurrió el 25 de diciembre (7 de enero del calendario gregoriano)
     
    Saludos

  • ana rodrigo

     Perdón, no todas las iglesias cristianas se denominan católicas, claro.

  • ana rodrigo

    ¡Cuánta razón tienes Raúl! Es cierto que en la coordenada espacio, Jesús nació en el hemisferio norte y que la navidad se acopló al solsticio de invierno (en el hemisferio norte), pero después de la resurrección de Jesús, esas coordenadas espaciales deberíamos abandonarlas para vivir una realidad cósmica, global, universal, como es el mensaje de Jesús y lo fue su vida cuando la mujer samaritana o la siriofenicia o el centurión romano se acercaban a él y atendía a sus necesidades. Jesús rompió las fronteras de su pueblo, el judío, de su religión la judía, Jesús fue humano universal y así deberíamos vivir el cristianismo que, a pesar de llamarse católico, sigue imponiendo costumbres (pan y vino, por ejemplo) y la mentalidad de navidad invernal a todo el mundo.

    Como dice Jaume, ESTAR está sujeto a coordenadas espaciales y temporal, SER se libera de estas coordenadas y se hace expansivo fuera de nuestras pequeñas y, en ocasiones mezquinas, fronteras.

    Feliz Navidad, Raúl, y bienvenido a atrio.
     

  • Raúl Festari

    Soy asiduo lector de Atrio,  un cristiano de a pie que lucha por otro mundo y otra iglesia posibles, no obstante y con el mayor respeto debo manifestar mi desazón al constatar, más de una vez en estas páginas, una visión eurocentrista (¿nortecentrista?) de la realidad. Acá en el sur, “que también existe”, la Navidad coincide, perogrullescamente hablando,  con el soslsisticio del verano, lo que inhabilitaría parte del excelente mensaje que se nos quiere trasmitir. ¿No será ya tiempo del “ecumenismo geográfico” y dejar de  de mirar solo el “ombligo” de la “civilización occidental y cristiana” de los países del norte? Al fin de cuentas muchos de los cristianos que vamos quedando, a pesar de los esfuerzos de las jerarquías en contrario,  vivimos por estos hoy calurosos y soleados lares.
    Un fraterno abrazo, Paz, bien y … ¡FELIZ NAVIDAD!

Deja un comentario