Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

noviembre 2010
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
7149 Artículos. - 109043 Comentarios.

Desafíos para la Presidenta Dilma Rousseff

Celebramos alegremente la victoria de Dilma Rousseff. Y no dejamos de alegrarnos también por la derrota de José Serra, que no mereció ganar esta elección, dado el nivel indecente de su campaña, aunque los excesos se hayan dado en ambos lados. Los obispos conservadores que, a contravía de la CNBB, se colocaron fuera del juego democrático, y que manipularon la cuestión de la descriminalización del aborto, movilizando incluso al Papa en Roma así como los pastores evangélicos rabiosamente partidistas, han quedado desmoralizados.

          Post festum, cabe una reflexión distanciada de lo que podrá ser el gobierno de Dilma Rousseff. Nos adherimos a la tesis de aquellos analistas que han visto en el gobierno Lula una transición de paradigma: de un Estado privatizador, inspirado en los dogmas neoliberales, hacia un Estado republicano, que ha puesto lo social en su centro, para atender las demandas de la población más desposeída. Toda transición tiene un lado de continuidad y otro de ruptura. La continuidad ha sido el mantenimiento del proyecto macro-económico, para servir de base a la estabilidad política y exorcizar los fantasmas del sistema. Y la ruptura ha sido la inauguración de sustantivas políticas sociales destinadas a la integración de millones de brasileños pobres, bien representadas por la «Bolsa Familia», entre otras. No se puede negar que, en parte, esta transición se ha dado, pues, efectivamente, Lula ha incorporado socialmente una franja entera de la población a una situación de decencia. Pero, desde el comienzo, los analistas apuntaban el desequilibrio entre el proyecto económico y el proyecto social. Mientras aquél recibe del Estado algunos miles de millones de reales por año, en forma de intereses, éste, el social, tiene que contentarse con mucho menos.

          No obstante esta disparidad, el foso entre ricos y pobres ha disminuido, lo que le ha granjeado a Lula una extraordinaria aceptación.

          Ahora se plantea la cuestión: ¿profundizará la Presidenta la transición, desplazando el acento en favor de lo social, donde están las mayorías, o mantendrá el desequilibrio en favor de lo económico, de tipo monetarista, con las contradicciones denunciadas por los movimientos sociales y por lo mejor de la inteligencia brasileña?

          Estimo que Dilma ha dado muestras de que va a inclinarse hacia lo social-popular. Pero algunos problemas nuevos como el calentamiento global deben afrontarse sin dilación. Veo que la nueva Presidenta ha comprendido la relevancia de la agenda ambiental, introducida por la candidata Marina Silva. El PAC (Proyecto de Aceleración de Crecimiento) debe incorporar la nueva conciencia de que no sería responsable continuar las obras sin considerar estos nuevos datos. Y en el horizonte todavía se anuncia una nueva crisis económica, pues Estados Unidos resolvió exportar su crisis, devaluando el dólar y perjudicándonos sensiblemente.

          Dilma Rousseff marcará su gobierno con identidad propia si realiza con más fuerza la agenda que eligió Lula: la ética y las reformas estructurales. La ética solamente será recuperada si hubiera total transparencia en las prácticas políticas y no se repite la mercantilización de las relaciones partidarias («mensalón»). Las reformas estructurales son la deuda que el gobierno Lula nos dejó. No pudo, por falta de una base parlamentaria, hacer ninguna de las reformas prometidas: la política, la fiscal y la agraria. Si quisiera recuperar el perfil originario del PT, Dilma debería implementar una reforma política. Será difícil, debido a los intereses corporativos de los partidos, en gran parte vacíos de ideología y hambrientos de beneficios. La reforma fiscal debe establecer una equidad mínima entre los contribuyentes, pues hasta ahora eximía a los ricos y gravaba duramente a los asalariados. La reforma agraria no se satisface solamente con asentamientos. Debe ser integral y popular llevando democracia al campo y aliviando la favelización de las ciudades.

         Creo que lo más importante es el salto de conciencia que la Presidenta deberá dar, si toma en serio las consecuencias funestas del cambio que ha sufrido la Tierra en crisis socioecológica. Brasil será clave en la adaptación y el mitigamiento por el hecho de poseer los principales factores ecológicos que pueden equilibrar el sistema-Tierra. Podrá ser la primera potencia mundial en los trópicos, no imperial sino cordial y corresponsable del destino común. Este paquete de cuestiones constituye un desafío de la mayor gravedad al que deberá enfrentarse al novel Presidenta. Ella tiene competencia y coraje para estar a la altura de estos retos.

          Que no le falte la iluminación y la fuerza del Espíritu Creador. 

[Traducción de MJG]

7 comentarios

  • javier (brasil)

    En esta guerra entre Serra (mal preparado..) y Dilma, quien ha triunfado ha sido el amor al pueblo. El Brasil deprimido puede respirar porque, una vez más, la  esperanza ha vencido al odio. Ni el Papa, ni algunos Obispos han sido capazes de borrar la inteligencia y lucidez de la mayoría. Los jerarcas no se dan cuenta de que el pueblo tambien piensa? Y que el pasado quedó para atrás y que el pueblo tiene más conocimiento y pr lo tanto más libertad?

  • Gabriel Sánchez

    En primer lugar, tiene todo para gobernar, la mayoria parlamentaria y el apoyo popular, esperamos que avance en lo que Lula no supo avanzar, a saber la reforma agraria, la protecciòn del Amazonas y la creación de instrumentos legitimos de distribución de la riqueza…y a nivel de la integración seguir profundizando y tener una postura más clara ante los organismos multilaterales de credito y ante el imperio…Yo le abro un cuota de confianza, las mujeres tienen más coraje que los hombres, para hacer lo que se debe, esperemo que en eso, asuma las cosas buenas de Lulas y avance en las que el no supo, no pudo o no quiso y deben ser hechas.- Gabriel

  • María

    Estaban resentidos aquellos chicos paulistas porque habíia perdido Serra, pero cuando lo dijeron es porque lo piensan.  Lo mismo pasa en Bolivia, dice Honorio, y en muchos otros sitios, sin ir mas lejos  en la Italia de Berlusconi, y entre nosostros no sé ahora, pero hasta no hace mucho había en el norte una mentalidad bastante extendida de que el sur vivía a costa nuestra y de que por allí eran todos unos vagos.

    Que Dilma sepa conjugar voluntades con su buen hacer, en Brasil y en América Latina. Ya hay en estos momentos 4 presidentas mujeres (corregidme si me equivoco),  el “principio femenino” en acción  tiene que irse notando…

  • h. cadarso

      !Enhorabuena, Brasil! !Enhorabuena, Pulika! He andado een ascuas todo este fin de semana pensando en Dilma y en Serra, repasando los promósticos de las encuestas…Anoche me calmé con los resultados ya fiables. Lo de los paulistas que quieren desmarcarse del norte pobre me suena a lo de Bolivia; un truco como muy v isto, que también funciona a este lado del charco. qué malo eso de oler a pobre…!
      El triunfo de Dilma es un paso, no sé si adelante o simplemente un paso que afianza lo ganado hasta ahora. Ahora hay que seguir adelante, queda mucho camino por andar. Suerte a Brasil.

  • María

    Anoche no me entraban los mensajes.

    Comentaban los amigos voluntarios de la red de petistas apasionados que la votacion la definirían los evangélicos, que en Brasil son muy numerosos.  Y se temía por eso. Pero parece ser que las mujeres evangélicas se desmarcaron… y votaron por Dilma!

    Pulika dice que “está con el alma lavada” y agradece el apoyo solidario de los amigos de ATRIO.

    Yo espero que Dilma lo haga muy bien. Ella es la cabeza visible de una gran coalición y la delfina de Lula,  pero ese país inmenso no es nada fácil…  Ayer mismo unos paulistas, que votaron por Serra, andaban diciendo que lo mejor sería  dividir el país por la mitad, porque el sur rico mantenía al nordeste pobre…

  • mªpilar garcía

    ¡¡¡Adelante!!!

    Siempre escuchando la voz de su pueblo, no los cantos de sirena de los embaucadores, corruptos.

    El hermoso sueño de Latinoamérica…  salir de las garras de los explotadores… vengan de donde vengan.

    mª pilar

  • Carmen (Almendralejo)

    Los argumentos del primer párrafo de este árticulo no están cerrados, fueron los previos, serán los de ahora y seguirán siendolo estén quien esté siempre que sea un partido que proceda de las izquierdas, aunque ni siquiera practiquen políticas de IZQUIERDAS.
    Ahora se une a todo lo anterior, y que una Mujer intantará Gobernar si la dejan los de dentro y sobre todos los intereses económicos de los G-7,8,9… Y toda la farándula de chupocter*s

    En fín, mi querida compañera Dilma, deberás Rizar el Rizo de la Ola más grande de la historia tuya y de tu País, y tendrás que surfear dentro del Stnami de la política androenctrica y patriarcal de las mentiras apocalipticas qeu sobre tí surgieron ya, las nuevas que vendrán porque Tú com Mujer tendrás que DEMOSTRAR que Vales el doble que Lula, y de cualquier varón que este´a tu lado, o simplemente esté custionándote simple y llanamente porque eres Mujer.

Deja un comentario