Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7205 Artículos. - 109788 Comentarios.

45808_149296761765620_100000558928236_353141_147664_n

6 comentarios

  • Gabriel Sánchez

    QUIERO ESTAR AHIIIIIIIIIIIII YAAAAAAAAAAA.- Gabriel

  • Carmen (Almendralejo)

    Querido Amigo…
    Tu cantar es como aquel eco que deja el terruño al golpe de la azada,
    ee silbo que el viento tiene entre sudor y pañuelo debajo del sombrero de la persona en las tarde de siega en las heras del Pueblo…
    No hace falta encontrar rimas en palabras que muchas no dicen nada, Solo se necesita que ese eco, nazca desde la balaustrada donde los ojos miran sin pasar de largo.
    Creo que en el otro post de Miguel Hernández hay mucho de los vientos que nos lleva, nos duele y hasta nos hace sentir que la muerte en muchas ocasiones en mejor que la mala vida que como migajas otras malas personas nos deja.
    Un abrazo, y cuando mires ese MAR, CÁNTABRO, piensa que mi mirada quedó profundamente hechizada de sus gotas de agua, de su fuerza y de la fuerza de su sal ” koshe” , no hay otra igual.

  • pepe sala

    Precioso, Carmen, como siempre.
     
    Como mi poesía deje mucho que desear y no quiero estropear la foto, echo la caña de pescar y pongo un buen cebo: ( creo que de José Bergamín.)
     
    “”A esta soledad a solas
    (acantilado en que rompen
    los sueños como las olas)
    he vuelto para soñar,
    como Unamuno soñaba:
    la “íntima amistad del mar”.

    Soledad de soledades
    de la mar, siembra en el viento
    de futuras tempestades.
    De los vientos que sembraba
    nunca pudo cosechar
    la tempestad que esperaba.

    Y esta mar brava o en calma
    acompañó el solitario
    diálogo con su alma.

    Como si la mar no fuera
    más que el soliloqueante
    soñar de su vida entera.

    Mar cántabra unamuniana,
    vuelvo a ti para encontrar
    su íntima amistad lejana.

    Para volverla a soñar.””

  • Carmen (Almendralejo)

    SE CONFUNDE
    Se confunde el color miel
    de tus ojos, con el color aguamiel
    que el sol pone en las aguas,
    se confunde tu falda con la suave
    arena de la roca,
    tu piel con el dorado hueco
    que te cobija, se confunde…
     
    Tus ojos se han cerrado para
    brillar con luz propia en el meloso
    astro, que ante ellos claudica  
    en el horizonte y tan solo
    tu pelo ondea libre y negro
    desentonando ante esa
    atalaya de arena y sal,
    que se hace cavidad dúctil
    y cobijo.
     
    Abrazo y sensualidad,
    concertada, donde ha quedado
    tierra, mar y aire,
    en ese compresivo y tácito pliegue
    de tú piel,
    dónde el sueño idolatrado
    y fundido quedó los néctares de las arenas,
    la trasparencia del agua junto a los rayos
    del genuino  sol…
    Fundida todos ellos conjuran y conforman
    mujer tu ser y feminidad…

  • Kaláa

    Imagen ….  que  a diario abandona  con desenfado  la   hornacina .
    Saludos.

  • Ricardo Alonso

    Una imagen increible, qué paz. Algo así será estar frente a nuestro Padre, en un abrazo de amor

Deja un comentario