Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5491 Artículos. - 87147 Comentarios.

Nostalgia del siervo en la vieja diplomacia brasilera

El filósofo F. Hegel en su Fenomenología del Espíritu analizó detalladamente la dialéctica del señor y del siervo. El señor se vuelve tanto más señor cuanto más internaliza el siervo en sí al señor, lo que profundiza aun más su estado de siervo.22076fulviopellegrini

      Paulo Freire identificó la misma dialéctica en la relación oprimido-opresor en su clásica obra Pedagogía del oprimido. Con humor comentó Frei Betto: «en cada cabeza de oprimido hay una placa virtual que dice: hospedería del opresor». Es decir, el oprimido hospeda en sí al opresor y es exactamente eso lo que le hace oprimido. La liberación se realiza cuando el oprimido se desprende del opresor y comienza entonces una nueva historia en la cual no habrá ya oprimido ni opresor sino ciudadanos libres.

      Escribo esto a propósito de nuestra prensa comercial, los periódicos de Río, São Paulo y Porto Alegre, con referencia a la política exterior del gobierno Lula en su afán de mediar junto con el gobierno turco para alcanzar un acuerdo pacífico con Irán respecto al enriquecimiento de uranio para fines no militares. Leer las opiniones emitidas por estos periódicos, sea en editoriales sea por sus articulistas, algunos de ellos embajadores de la vieja guardia, rehenes del tiempo de la guerra fría, en la lógica del amigo-enemigo es simplemente estremecedor. O Globo habla de «suicidio diplomático» (24/05) para mencionar solamente un título hasta suave. Bien podrían colocar debajo de la cabecera de sus periódicos: «Sucursal del Imperio»,  pues su voz es más un eco de la voz del señor imperial que la voz de un periodismo que informa con objetividad y opina honestamente. Otros, como el Jornal do Brasil, han seguido una línea de objetividad, proporcionando los datos principales para que los lectores hagan su valoración.

      Las opiniones revelan a personas que tienen añoranza de este señor imperial internalizado, de quien se comportan como súcubos. No admiten que el Brasil de Lula gane relevancia mundial y se transforme en un actor político importante, como lo repitió hace poco en Brasil el Secretario General de la ONU, Ban-Ki-moon. Quieren verlo en el lugar que le cabe: en la periferia colonial, alineado con el patrón imperial, como perro callejero amaestrado. Puedo imaginar cuánto sufren los dueños de esos periódicos al tener que aceptar que Brasil nunca podrá ser lo que les gustaría que fuese: un Estado-agregado como Hawai o Puerto Rico. Como no va a ser posible, la manera de atender la voz del señor internalizado es difamar, ridiculizar y descalificar de forma hasta antipatriótica la iniciativa y la persona del Presidente. Éste es notoriamente reconocido  en todo el mundo, como un interlocutor excepcional, con gran habilidad en las negociaciones y dotado de una singular fuerza de convencimiento

      El pueblo brasilero abomina el servilismo a los poderosos y aprecia, a veces ingenuamente, a los extranjeros y a los otros pueblos. Se siente orgulloso de su presidente. Es uno de ellos, un superviviente de la gran tribulación, que las élites, consideradas por Darcy Ribeiro como de las más reaccionarias del mundo, nunca aceptarán porque piensan que su sitio no está en la presidencia, sino en la fábrica, produciendo para ellas. Pero la historia quiso que fuese presidente y que compareciese como un personaje de gran carisma, uniendo en su persona ternura para con los humildes y vigor con el cual sustenta sus posiciones.

      Estamos asistiendo a la contraposición de dos paradigmas de hacer diplomacia: una vieja, imperial, intimidatoria, con uso de la truculencia ideológica, económica y eventualmente militar, diplomacia enemiga de la paz y de la vida, que nunca trajo resultados duraderos. Y otra, del siglo XXI, que se da cuenta de que vivimos en una fase nueva de la historia, la historia colectiva de los pueblos que se obligan a convivir armoniosamente en un pequeño planeta, escaso de recursos y semidevastado. Para esta nueva situación se impone la diplomacia del diálogo incansable, de la negociación del gana-gana, de los aciertos más allá de las diferencias. Lula ha entendido esta fase planetaria. Se ha hecho protagonista de lo nuevo, de aquella estrategia que puede efectivamente evitar la mayor plaga que jamás ha existido: la guerra que sólo destruye y mata. Ahora, o seguimos esta nueva diplomacia, o nos devoraremos unos a otros. O Hillary o Lula.

      Nuestra prensa comercial es obtusa frente a esta novedad. Por eso abomina la diplomacia de Lula.

5 comentarios

  • Siruso

    Soy recién llegado a vuestro Atrio, y ya en la entrada me topé con el curso Marcel Lègaut, con textos y comentarios sobre su búsqueda apasionada y sin ataduras del Dios de la Verdad y la Vida a partir de su experiencia vital, que suscitó en mí recuerdos e intuiciones de mi propia existencia. Encontré un maestro en el intento de “sustituir la búsqueda ideológica por el camino interior”, para que  “la fe sea mas importante que la doctrina”  y desplazando a las creencias se constituya en el faro de la vida .
    Poco después encontré este artículo de Leonardo Boff que me hizo volver a los textos de Lègaut. Enojado con las opiniones de la “prensa comercial” de su país sobre la política exterior del gobierno Lula, el autor asume su defensa y concluye : “Estamos asistiendo a la contraposición de dos paradigmas de hacer diplomacia: una vieja, imperial, intimidatoria, con uso de la truculencia ideológica, económica y eventualmente militar, diplomacia enemiga de la paz y de la vida, que nunca trajo resultados duraderos. Y otra, del siglo XXI, que se da cuenta de que vivimos en una fase nueva de la historia, la historia colectiva de los pueblos que se obligan a convivir armoniosamente en un pequeño planeta, escaso de recursos y semidevastado. Para esta nueva situación se impone la diplomacia del diálogo incansable, de la negociación del gana-gana, de los aciertos más allá de las diferencias. Lula ha entendido esta fase planetaria. Se ha hecho protagonista de lo nuevo, de aquella estrategia que puede efectivamente evitar la mayor plaga que jamás ha existido: la guerra que sólo destruye y mata. Ahora, o seguimos esta nueva diplomacia, o nos devoraremos unos a otros. O Hillary o Lula.”
    Sobre este tema, un mes antes leí en la prensa lo siguiente : “La cooperación en las áreas de investigación y desarrollo, apoyo logístico, seguridad tecnológica y adquisición de productos y servicios de defensa,  es uno de los puntos del “acuerdo de coopración de defensa” que Estados Unidos y Brasil firmaron el 12 de Abril en Washington. El acuerdo binacional prevé la educación y adiestramiento militar combinado y ejercicios militares conjuntos, la colaboración relacionada con sistemas y equipos militares, los intercambios de información sobre temas tales como experiencias operativas, tecnología de defensa y operaciones internacionales de mantenimiento de la paz, entre otros puntos.”
    ¿Leonardo Boff  miente o está mal informado? Ninguna de las dos cosas. Simplemente expresa sus creencias ideológicas sobre política internacional, y como también le sucede en algunos artículos sobre medio ambiente y aún teológicos, sus creencias no coinciden con algunos datos de la realidad. La opción Lula bueno o Hillary mala no existe y la realidad que debemos asumir los latinoamericanos es con Lula y Hillary. Las creencias y preconceptos muchas veces son atajos para sustituir la trabajosa búsqueda de la verdad, pero para Legaut esta búsqueda es ineludible si pretendemos contribuir a la construcción del Reino, aunque en el camino queden estropeados algunos razonamientos lineales, mas fáciles y hasta mas bonitos. 

  • Gabriel Sánchez

    Desde el largo camino que comienza en el entrañable Pernambuco pobre y rural y vía Santos… al Sao Pablo del Torno…y seguramente recordando la larga lucha por la vida y por los hijos de Doña Lindu… El periplo vital de Luiz Inácio, seguramente le  ayuda a ver la realidad desde el otro plano…Desde los que buscan liberarse del opresor…de los opresores y  de este  sistema que nos arrincona a ser opresores y oprimidos… Seguramente… ese Lula, que representa el periplo vital del Brasil pobre y trabajador   lleno de un ritmo de Zamba en Re do…que recuerda la lucha por un mundo más justo, desde los sindicato metalúrgico de Sao Bernardo Do Campo… seguramente, bajo la capa de Frei Chico, se irá moldeando un líder, capaz de algunos sentimientos y acciones que lo-nos liberen… Ese hombre, ha dado un paso decisivo, no sólo en procura de la paz, sino en ruptura con el poder imperial…En un tiempo en que el imperio esta cada día más sólo…Es además de el humanitario acto de solidaridad con el más débil, de desenmascaramiento de la mentira urdida con fines espurios, de Estados Unidos, un brutal acto de independencia, tanto que muchos analistas de primer orden dicen que lo que más le hizo perder el control y la iniciativa en medio oriente a EE.UU. fue el inesperado, sorpresivo y enorme acto de Independencia de Brasil y de Turquía, que han mostrado con sus acciones la necesidad de tener un mundo unipolar…ni unipolar, ni bipolar…Un mundo donde todos quepamos… Es por esto que constituye un paso historia, un hito en el camino de nuestra liberación en tanto pueblo…Desde el Sertao… Al Torno y ahora a la lucha por un mundo más. Justo…Pero Brasil y Lula, deben recordar, que el tema no es sustituir a los poderosos, sino gestionar el poder…En esta acción estamos renunciando al opresor, para juntos correr rumbo al nuevo mundo liberado… Con cariño, Gabriel
     
    Escribía sobre este hecho el legendario Emir Sader en rebelión…
     
    En Israel y Palestina, Lula dejó claro que Estados Unidos no es el buen negociador para la paz de la región, tanto por ser parte integrante del conflicto, al definir a Israel como su aliado estratégico, como porque ha fracasado a lo largo del tiempo, sin que se haya obtenido concreción alguna del acuerdo de la ONU de garantizar la existencia de un Estado palestino en las mismas condiciones que el Estado israelí.
    Solo faltaba que presentasen la candidatura de Lula al Premio Nobel de la Paz para que un inmenso griterío se extendiese por ahí, a fin de que este merecido reconocimiento internacional no proyectase la imagen de Brasil como un nuevo sujeto en las negociaciones de paz, proyectándonos como un país que contribuye de manera efectiva a la superación de un mundo unipolar, bajo la hegemonía imperial de una única superpotencia, en favor de la creación de un mundo multipolar.
    Debemos sentirnos orgullosos de la diplomacia brasileña y la política internacional del Brasil, y de la actuación de Lula y de Celso Amorim. Debemos seguir luchando para consolidar estas directrices de la política exterior brasileña y contribuir a que ésta no sólo continúe sino que se extienda y contribuya aún más a construir un mundo en el que los conflictos no sean ya objeto de intervenciones militares, sino de negociaciones políticas, pacíficas, que respeten los derechos de todos, especialmente de los que, hasta ahora, fueron oprimidos por las potencias que concentran los mayores arsenales del mundo y pretenden perpetuar su dominio en un orden mundial injusto.2
     
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=106378&titular=¡viva-nuestra-política-exterior-soberana-e-independiente!-

  • Mercedes

    ¡Ojalá más políticos en el mundo en que vivimos, tuvieran una postura tan valiente en contra de los intereses de las potencias ecomómicas!. Bajo mi punto de vista, ha sido una propuesta muy creativa. El diálogo, y la búsqueda de soluciones son importantes para evitar conflictos, y para la creación de nuevos paradigmas.
    Felicidades a Brasil por su presidente.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Varias cosas escondidas en este Artículo de Boff:
     
    1º) FILOSOFÍA Y MILITANCIA:
    – ¿Es Leonardo Boff un MILITANTE de Causa?
    – No lo dudo!
    Y, sin embargo, empieza un Artículo de divulgación con un “PENSAMIENTO de un FILÓSOFO”.
     
    Pareciera que no hay que des-cuidar a aquellos que se esfuerzan en comprender la realidad con el instrumental de “conceptos” y “términos”.
     
    Notas:
    I.- dije “comprender la realidad” TODA;
    favor de no entender “comprender la realidad” PARCIAL de las meras Ideas (Modernismo)
     
    II.- de tanto escuchar a los padres y gente mayor vituperar a los Políticos y la Política, los niños no se acercarán a ella y los Pueblos irán –tarde o temprano- a la deriva. La “función” política es la de más alto rango en la CON-VIVENCIA del Pueblo de los Pueblos.
    ··········
    2º) INTERNALIZACIÓN Y CREENCIA:
    Las CREENCIAS son “capas geológicas” que en el transcurso del tiempo han ido “machacando” depósitos aluvionales. Sobre ellas marchamos: a veces machacando también; otras, pateando hasta el polvo del camino.
     
    Esto está relacionado con:
     
    * el Post de los nichos cerebrales –Cerebro místico (Red. de Atrio)
    * el Post de las enfermedades psíquicas de las Instituciones (Luigi di Paoli)
    ··········
    Así ¡voy todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola Leonardo!

    ¡Viva Brazil!

    ¡Vamos todavía! – Oscar.
    ··········
    P.S.: De todas maneras estaremos alertas a que ahora no haya que empezar a “internalizar” a Brazil en vez de la UE o EEUU.

Deja un comentario