Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7202 Artículos. - 109755 Comentarios.

El tercer secreto de Fátima y la pederastia

Hay que ver la facilidad que tiene el papa actual para ofrecer títulares periodísticos en el avión al iniciar uno de sus viajes. Es como si la altura y el ambiente intimista, no masivo, de la aeronave le estimulara una adrenalina especial para llamar la atención. Una vez fue lo de los preservativos. Ahora que la crisis de la pederastia que sufre la Iglesia ya estaba anunciada en el tercer secreto de Fátima.image_3

Si alguien quiere ver cómo se recoge la noticia, puede ver El País de hoy con titulares contenidos. Seguro que otros medios serán más tajantes y simplistas al poner en boca del Papa que esta crisis, como el atentado de Ali Agca a Juan Pablo en 1981, eran ya hechos anunciados por la pastorcita-monja Lucía. Después habrá que recurrir a las “ipsissima verba” de Ratzinger en you-tube y a las aclaraciones del portavoz…

Lo que a mí más escandaliza es la capacidad que tiene la Iglesia de agarrarse como a un clavo ardiendo a las devociones populares, dándole una excesiva importancia a la supuesta intervención divina que esaría en el origen de mucha de ellas y al carácter especialmente sagrado que revisten algunos lugares de peregrinación como Fátima.

Impresiona ver el equilibrio mantenido por el Vaticano y por el cardenal Ratzinger respecto de los secretos de Fátima, que al acabar el siglo XX se estaban convirtiendo en el Nostradamus de la Iglesia que sirve para interpretar el presesnte y prever el futuro, a gusto siempre de cada uno.

Todo el impresionante dossier sobre estos escritos de Lucia en 1941 y 1944 (más de 25 años después de recibir las supuestas “revelaciones”) que publica la página oficial del Vaticano es ya revelador de la importancia dada a unos hechos y escritos que carecerían de relevancia si se interpretaran como imágenes nacidas en la psicología de una niña y conservadas después en la confusa conciencia de una monja elevada a la categoría de santa vidente por el desarrollo dado a unas vivencias infantiles. Pero como están en la base de la rentable devoción a la Virgen de Fátima, no se pueden desmontar del todo… Como pasa en Lourdes, en el Tepeyac, en Zaragoza…

El mismo comentario teológico que hace el sesudo cardenal prefecto de la Congregación es un ejercicio de equilibrio entre desmarcarse de las consecuencias que tendría ver en esos escritos anuncios de la historia futura ineluctable y seguir destacando el valor de unos escritos por el carácter que tienen de potenciar la devoción popular.

Pero si alguien quiere ahorrarse recorrer ese largo dossier, presento aquí el texto exacto de ese famoso y tremebundo “tercer secreto”  y la interpretación teológica que hacía en el 2000 el cardenal teólogo.

Al recorrer estos textos, ¿hay algo que se pueda relacionar con la alusión hecha en el avión de que ya en ese secreto estaba anunciada la gran crisis de la Iglesia en 2010 por los pecados de sus propios ministros?

 

1. LA TERCERA Y ÚLTIMA PARTE DEL “SECRETO” REVELADO EN 1917, ESCRITA POR SOR LUCIA EN 1944, HECHA PÚBLICA EN EL 2000

J.M.J.

Tercera parte del secreto revelado el 13 de julio de 1917 en la Cueva de Iria-Fátima.

Escribo en obediencia a Vos, Dios mío, que lo ordenáis por medio de Su Excelencia Reverendísima el Señor Obispo de Leiria y de la Santísima Madre vuestra y mía.

Después de las dos partes que ya he expuesto, hemos visto al lado izquierdo de Nuestra Señora un poco más en lo alto a un Ángel con una espada de fuego en la mano izquierda; centelleando emitía llamas que parecía iban a incendiar el mundo; pero se apagaban al contacto con el esplendor que Nuestra Señora irradiaba con su mano derecha dirigida hacia él; el Ángel señalando la tierra con su mano derecha, dijo con fuerte voz: ¡Penitencia, Penitencia, Penitencia! Y vimos en una inmensa luz qué es Dios: “algo semejante a como se ven las personas en un espejo cuando pasan ante él” a un Obispo vestido de Blanco “hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre”. También a otros Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas subir una montaña empinada, en cuya cumbre había una gran Cruz de maderos toscos como si fueran de alcornoque con la corteza; el Santo Padre, antes de llegar a ella, atravesó una gran ciudad medio en ruinas y medio tembloroso con paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena, rezando por las almas de los cadáveres que encontraba por el camino; llegado a la cima del monte, postrado de rodillas a los pies de la gran Cruz fue muerto por un grupo de soldados que le dispararon varios tiros de arma de fuego y flechas; y del mismo modo murieron unos tras otros los Obispos sacerdotes, religiosos y religiosas y diversas personas seglares, hombres y mujeres de diversas clases y posiciones. Bajo los dos brazos de la Cruz había dos Ángeles cada uno de ellos con una jarra de cristal en la mano, en las cuales recogían la sangre de los Mártires y regaban con ella las almas que se acercaban a Dios.

4 de enero de 1944

 

2. COMENTARIO TEOLÓGICO AL LLAMADO “SECRETO” DE FÁTIMA

por Joseph Card. Ratzinger
Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe

Quien lee con atención el texto del llamado tercer “secreto” de Fátima, que tras largo tiempo, por voluntad del Santo Padre, viene publicado aquí en su integridad, tal vez quedará desilusionado o asombrado después de todas las especulaciones que se han hecho. No se revela ningún gran misterio; no se ha corrido el velo del futuro. Vemos a la Iglesia de los mártires del siglo apenas transcurrido representada mediante una escena descrita con un lenguaje simbólico difícil de descifrar. ¿Es esto lo que quería comunicar la Madre del Señor a la cristiandad, a la humanidad en un tiempo de grandes problemas y angustias? ¿Nos es de ayuda al inicio del nuevo milenio? O más bien ¿son solamente proyecciones del mundo interior de unos niños crecidos en un ambiente de profunda piedad, pero que a la vez estaban turbados por las tragedias que amenazaban su tiempo? ¿Cómo debemos entender la visión, qué hay que pensar de la misma? […]

Llegamos así, finalmente, a la tercera parte del “secreto” de Fátima publicado íntegramente aquí por primera vez. Como se desprende de la documentación precedente, la interpretación que el Cardenal Sodano ha dado en su texto del 13 de mayo, había sido presentada anteriormente a Sor Lucia en persona. A este respecto, Sor Lucia ha observado en primer lugar que a ella misma se le dio la visión, no su interpretación. La interpretación, decía, no es competencia del vidente, sino de la Iglesia. Ella, sin embargo, después de la lectura del texto, ha dicho que esta interpretación correspondía a lo que ella había experimentado y que, por su parte, reconocía dicha interpretación como correcta. En lo que sigue, pues, se podrá sólo intentar dar un fundamento más profundo a dicha interpretación a partir de los criterios hasta ahora desarrollados.

Como palabra clave de la primera y de la segunda parte del “secreto” hemos descubierto la de “salvar las almas”, así como la palabra clave de este “secreto” es el triple grito: “¡Penitencia, Penitencia, Penitencia!”. Viene a la mente el comienzo del Evangelio: “paenitemini et credite evangelio” (Mc 1,15). Comprender los signos de los tiempos significa comprender la urgencia de la penitencia, de la conversión y de la fe. Esta es la respuesta adecuada al momento histórico, que se caracteriza por grandes peligros y que serán descritos en las imágenes sucesivas. Me permito insertar aquí un recuerdo personal: en una conversación conmigo Sor Lucia me dijo que le resultaba cada vez más claro que el objetivo de todas las apariciones era el de hacer crecer siempre más en la fe, en la esperanza y en la caridad. Todo el resto era sólo para conducir a esto.

Examinemos ahora más de cerca cada imagen. El ángel con la espada de fuego a la derecha de la Madre de Dios recuerda imágenes análogas en el Apocalipsis. Representa la amenaza del juicio que incumbe sobre el mundo. La perspectiva de que el mundo podría ser reducido a cenizas en un mar de llamas, hoy no es considerada absolutamente pura fantasía: el hombre mismo ha preparado con sus inventos la espada de fuego. La visión muestra después la fuerza que se opone al poder de destrucción: el esplendor de la Madre de Dios, y proveniente siempre de él, la llamada a la penitencia. De ese modo se subraya la importancia de la libertad del hombre: el futuro no está determinado de un modo inmutable, y la imagen que los niños vieron, no es una película anticipada del futuro, de la cual nada podría cambiarse. Toda la visión tiene lugar en realidad sólo para llamar la atención sobre la libertad y para dirigirla en una dirección positiva. El sentido de la visión no es el de mostrar una película sobre el futuro ya fijado de forma irremediable. Su sentido es exactamente el contrario, el de movilizar las fuerzas del cambio hacia el bien. Por eso están totalmente fuera de lugar las explicaciones fatalísticas del “secreto” que, por ejemplo, dicen que el atentador del 13 de mayo de 1981 habría sido en definitiva un instrumento del plan divino guiado por la Providencia y que, por tanto, no habría actuado libremente, así como otras ideas semejantes que circulan. La visión habla más bien de los peligros y del camino para salvarse de los mismos.

Las siguientes frases del texto muestran una vez más muy claramente el carácter simbólico de la visión: Dios permanece el inconmensurable y la luz que supera todas nuestras visiones. Las personas humanas aparecen como en un espejo. Debemos tener siempre presente esta limitación interna de la visión, cuyos confines están aquí indicados visivamente. El futuro se muestra sólo “como en un espejo de manera confusa” (cf. 1 Co 13,12). Tomemos ahora en consideración cada una de las imágenes que siguen en el texto del “secreto”. El lugar de la acción aparece descrito con tres símbolos: una montaña escarpada, una grande ciudad medio en ruinas y, finalmente, una gran cruz de troncos rústicos. Montaña y ciudad simbolizan el lugar de la historia humana: la historia como costosa subida hacia lo alto, la historia como lugar de la humana creatividad y de la convivencia, pero al mismo tiempo como lugar de las destrucciones, en las cuales el hombre destruye la obra de su propio trabajo. La ciudad puede ser el lugar de comunión y de progreso, pero también el lugar del peligro y de la amenaza más extrema. Sobre la montaña está la cruz, meta y punto de orientación de la historia. En la cruz la destrucción se transforma en salvación; se levanta como signo de la miseria de la historia y como promesa para la misma.

Aparecen después aquí personas humanas: el Obispo vestido de blanco (“hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre”), otros Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas y, finalmente, hombres y mujeres de todas las clases y estratos sociales. El Papa parece que precede a los otros, temblando y sufriendo por todos los horrores que lo rodean. No sólo las casas de la ciudad están medio en ruinas, sino que su camino pasa en medio de los cuerpos de los muertos. El camino de la Iglesia se describe así como un viacrucis, como camino en un tiempo de violencia, de destrucciones y de persecuciones. Se puede ver representada en esta imagen la historia de todo un siglo. Del mismo modo que los lugares de la tierra están sintéticamente representados en las dos imágenes de la montaña y de la ciudad y están orientados hacia la cruz, también los tiempos son presentados de forma compacta. En la visión podemos reconocer el siglo pasado como siglo de los mártires, como siglo de los sufrimientos y de las persecuciones contra la Iglesia, como el siglo de las guerras mundiales y de muchas guerras locales que han llenado toda su segunda mitad y han hecho experimentar nuevas formas de crueldad. En el “espejo” de esta visión vemos pasar a los testigos de la fe de decenios. A este respecto, parece oportuno mencionar una frase de la carta que Sor Lucia escribió al Santo Padre el 12 de mayo de 1982: “la tercera parte del “secreto” se refiere a las palabras de Nuestra Señora: “Si no (Rusia) diseminará sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá que sufrir mucho, varias naciones serán destruidas””.

En el viacrucis de este siglo, la figura del Papa tiene un papel especial. En su fatigoso subir a la montaña podemos encontrar indicados con seguridad juntos diversos Papas, que empezando por Pío X hasta el Papa actual han compartido los sufrimientos de este siglo y se han esforzado por avanzar entre ellas por el camino que lleva a la cruz. En la visión también el Papa es matado en el camino de los mártires. ¿No podía el Santo Padre, cuando después del atentado del 13 de mayo de 1981 se hizo llevar el texto de la tercera parte del “secreto”, reconocer en él su propio destino? Había estado muy cerca de las puertas de la muerte y él mismo explicó el haberse salvado, con las siguientes palabras: “…fue una mano materna a guiar la trayectoria de la bala y el Papa agonizante se paró en el umbral de la muerte” (13 de mayo de 1994). Que una “mano materna” haya desviado la bala mortal muestra sólo una vez más que no existe un destino inmutable, que la fe y la oración son poderosas, que pueden influir en la historia y, que al final, la oración es más fuerte que las balas, la fe más potente que las divisiones.

La conclusión del “secreto” recuerda imágenes que Lucía puede haber visto en libros de piedad y cuyo contenido deriva de antiguas intuiciones de fe. Es una visión consoladora, que quiere hacer maleable por el poder salvador de Dios una historia de sangre y lágrimas. Los ángeles recogen bajo los brazos de la cruz la sangre de los mártires y riegan con ella las almas que se acercan a Dios. La sangre de Cristo y la sangre de los mártires están aquí consideradas juntas: la sangre de los mártires fluye de los brazos de la cruz. Su martirio se lleva a cabo de manera solidaria con la pasión de Cristo y se convierte en una sola cosa con ella. Ellos completan en favor del Cuerpo de Cristo lo que aún falta a sus sufrimientos (cf. Col 1,24). Su vida se ha convertido en Eucaristía, inserta en el misterio del grano de trigo que muere y se hace fecundo. La sangre de los mártires es semilla de cristianos, ha dicho Tertuliano. Así como de la muerte de Cristo, de su costado abierto, ha nacido la Iglesia, así la muerte de los testigos es fecunda para la vida futura de la Iglesia. La visión de la tercera parte del “secreto”, tan angustiosa en su comienzo, se concluye pues con un imagen de esperanza: ningún sufrimiento es vano y, precisamente, una Iglesia sufriente, una Iglesia de mártires, se convierte en señal orientadora para la búsqueda de Dios por parte del hombre. En las manos amorosas de Dios no han sido acogidos únicamente los que sufren como Lázaro, que encontró el gran consuelo y representa misteriosamente a Cristo que quiso ser para nosotros el pobre Lázaro; hay algo más, del sufrimiento de los testigos deriva una fuerza de purificación y de renovación, porque es actualización del sufrimiento mismo de Cristo y transmite en el presente su eficacia salvífica.

Hemos llegado así a una última pregunta: ¿Qué significa en su conjunto (en sus tres partes) el “secreto” de Fátima? ¿Qué nos dice a nosotros? Ante todo, debemos afirmar con el Cardenal Sodano: “…los acontecimientos a los que se refiere la tercera parte del “secreto” de Fátima, parecen pertenecer ya al pasado”. En la medida en que se refiere a acontecimientos concretos, ya pertenecen al pasado. Quien había esperado en impresionantes revelaciones apocalípticas sobre el fin del mundo o sobre el curso futuro de la historia debe quedar desilusionado. Fátima no nos ofrece este tipo de satisfacción de nuestra curiosidad, del mismo modo que la fe cristiana por lo demás no quiere y no puede ser un mero alimento para nuestra curiosidad. Lo que queda de válido lo hemos visto de inmediato al inicio de nuestras reflexiones sobre el texto del “secreto”: la exhortación a la oración como camino para la “salvación de las almas” y, en el mismo sentido, la llamada a la penitencia y a la conversión.

Quisiera al final volver aún sobre otra palabra clave del “secreto”, que con razón se ha hecho famosa: “mi Corazón Inmaculado triunfará”. ¿Qué quiere decir esto? Que el corazón abierto a Dios, purificado por la contemplación de Dios, es más fuerte que los fusiles y que cualquier tipo de arma. El fiat de María, la palabra de su corazón, ha cambiado la historia del mundo, porque ella ha introducido en el mundo al Salvador, porque gracias a este “sí” Dios pudo hacerse hombre en nuestro mundo y así permanece ahora y para siempre. El maligno tiene poder en este mundo, lo vemos y lo experimentamos continuamente; él tiene poder porque nuestra libertad se deja alejar continuamente de Dios. Pero desde que Dios mismo tiene un corazón humano y de ese modo ha dirigido la libertad del hombre hacia el bien, hacia Dios, la libertad hacia el mal ya no tiene la última palabra. Desde aquel momento cobran todo su valor las palabras de Jesús: “padeceréis tribulaciones en el mundo, pero tened confianza; yo he vencido al mundo” (Jn 16,33). El mensaje de Fátima nos invita a confiar en esta promesa.

__________

Todo lugares comunes, medias palabras, relativización del mensaje como relevación nueva significativa de algo, para dejarlo en que es repetir lo de siempre: ¡penitencia! (pero no en el sentido de metanoia (cambio de mente), sino en el tradicional de sacrificio de reparación)… Pero ni como Cardenal ni como Papa se atreverá Ratzinger a poner su inteligencia al servicio de desmontar las creencias sin fundamento que están en la base de todos los lugares de devoción popular y de peregrinación. Mientras sigan tratando a los creyentes como niños se seguirán quedando con los crédulos y alejando a los verdaderos creyentes que quieren mantener una fe adulta y coherente con su inteligencia.misterioconciencia01

38 comentarios

  • ana rodrigo

    Luis GM, agradezco los adjetivos con los que calificas mi estilo, y siento no poder corresponder a tanta generosidad por lo que a tu estilo se refiere. Cada cual es cada cual. ¡Qué le vamos a hacer!

  • Luis González Morán

    Ana Rodrigo, correspondo a tu recuerdo.
    El (directo y magnífico) estilo de Ana Rodrigo ya es conocido (y agradecido) por quienes participamos habitualmente en Atrio.

  • Alfonso

    Vittorio MESSORI, Los desafíos del católico, Planeta-Testimonio, Barcelona, 1997:

    Circula hoy una actitud de suficiencia cuando no de infravaloración,
    también por parte católica, de estos hechos. Pero no ha sido un
    estudioso retrógrado, sino el mismo Karl Rahner (maestro de la ‘nueva
    teología’, el benjamín de cierto ‘progresismo’ y, en consecuencia,
    bestia negra de cierto ‘tradicionalismo’) quien ha puesto en guardia
    sobre el minimalismo clerical: “Si –escribió el teólogo alemán– la
    aparición posee todas las credenciales de la credibilidad, si la Iglesia
    se ha comprometido en un reconocimiento solemne, concediéndole incluso
    una liturgia adecuada, si papas y obispos han recomendado la devoción y
    se han dirigido al lugar como peregrinos; si esto se comprueba (y se ha
    confirmado tanto en el caso de Lourdes como en el de Fátima), no se
    entiende, entonces, que pueda haber diferencia entre el consentimiento
    de fe debido a esta ‘confirmación y actualización de la Revelación’ y el
    consentimiento debido a la Revelación ‘oficial’. Para Rahner, pues
    (como para otros prestigiosos teólogos de hoy día), en ese
    reconocimiento eclesiástico se encuentra -como en las canonizaciones de
    los santos- algo que parece comprometer la infalibilidad: obediencia de
    fe, pues, al Hijo de Dios que se revela en Palestina; pero igualmente si
    la Madre de Dios aparece en una gruta de los Pirineos o en el campo portugués.

  • Manuel V.

    Sergio:
    ¿Quién invierte qué?
    Yo no he dicho que sea “de obligada creencia?.  Digo que la Iglesia, con estudios y documentos eclesiales y civiles,  muestra y reconoce que lo ocurrido en Fátima y Lourdes (las de Garabandal se las dejo a pepe con su martillo), no tiene una explicación natural.
    El panfleto del “irmao Mario” (¡Cuánto tardó en descubrir esos “engaños tan evidentes”! y ¡Cuándo le fue revelada la verdad!), no es más que su propia novela que justifica, sin documentar, con su “profética” visión de los hechos, reitero ¿por qué esperar a 1999? ¿qué ha aportado él, como dice, “a la evangelización de Fátima? ¿Cómo es que con la ¡¡gran cantidad!! de ejemplares de su teoría vendidos no ha caído Fátima por su propio peso?
    ¿No parece extraño que Fatima y Lourdes esten llenos de millones de “borregos” al año y en cambio “los lúcidos sabedortes de la verdad” vayan apareciendo-desapareciendo como estrellas fugaces. Algo debe ocurrir ¿o existe una manipulación borreguil mundialmente reconocido solo por “algunos”?
    ¿No recuerdan el poco tiempo que hace que murió Lucía? ¿Tan secuestrada e inutilizada mentalmente se encontraba que no pudo “aclarar” los hechos y darle la razón al “irmao Mario? Bastante absurdas e incoherentes, con los hechos “reales” vividos y manifestados por Lucía, las afirmaciones del “irmao” ¿Por qué son más fiables los escritos de un “rebotado eclesial” que los de una mujer que vivió en primera persona los hechos?
    Sergio, ¿No es válida la declaración de un testigo presencial? ¿Es más válida la declaración de “uno de mi calle que ha dicho que tiene un amigo que dice conocer la verdad”?
    ¿Quién invierte qué?

    Rodrigo: Compara simplemente los datos que da el “irmao” sobre los dos niños, su forma de presentar su novela con los hechos históricos acontecidos, que se reflejan en los documentos de la época y posteriores. Están en la red y en las bibliotecas. ¿Algún documento fiable, que no sea de Mario? ¿Algún estudio que muestre, sin necesidad de “leer entre líneas” lo que el dice? Cuando alguién quiere llevarse el gato al agua no tiene más que hacer lo que dice Mario “no leas lo escrito, lee entre líneas y veras cómo yo tengo razón, si no coincides conmigo, es que no sabes “leer entre líneas”, estás condicionado y no tienes capacidad de razonar ¡¡como yo!

  • oscar varela

    Hola!
     
    Respiramos, e.d. vivimos en una época en que no se cree ni en los prestidigitadores.
    ··········
    Lo más importante en la vida humana es lo que nos importa.
    Si nos importa el “altruísmo”, el dinero, el sexo, el arte, la teología, … pues, será eso.
    ··········
    Las Cosas son las “importancias” que c/u “le da” a las Cosas.
    Radicalmente no hay Cosas, sino “importancias”.
     
    Los Nombres que las Cosas llevan (o portan), es el que les hemos “puesto” según nuestras necesidades y conveniencias.
     
    El ser humano es un “exportador” de preferencias sentimentales;
    pone su mercadería imaginaria en las Cosas, las que desde entonces quedan “Nombradas”, (bautizadas)
     
    El Mundo humano es un Mundo de Nombres, e.d., de Opiniones.
     
    El Mundo donde vivimos es nuestra “importación”.
     
    La vida humana es ese “trato”y con-trato de Comercio de c/u con su mundo.
     
    Mundo “azaroso”, que hace de la Vida un Emprendimiento inseguro, o de riesgo.
     
    Es la INSEGURIDAD el pan nuestro de cada día.
     
    Débiles ante ella, no cejamos en recurrir a cualquier artimaña para sobornarla.
     
    Las Ciencias y las Tecnologías son Sobornos con Carta de Ciudadanía.
     
    Mito, Poesía y Religión son Sobornos necesarios y permanentes referidos al mundo numinoso.
     
    Encabritarse contra la “superstición” está bien: Porque la superstición es el fantasma redivivo de un pasado mal-tratado.
     
    Pero encabritarse o burlarse contra lo numinoso de la vida humana sin reconocerle el lugar preminente que en ella tiene ¿a qué conduce?
     
    A no creer ni en los prestidigitadores, que somos nosotros mismos. Nos perdemos.
    ··········
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • pepe sala

    Yo nunca he ido a Fátima, ni a Lourdes y ni siquiera a Garabandal. tampoco a la ” Bien Aparecida”, patrona de Cantabria.
     
    Pero sí conozco el asunto de las ” aparicones de Garabandal” y el cachondeo que se traen los paisanos que conocieron a las niñas de los supuestos mensajes virginales. Yo he estado dentro del piso donde vivían en la època de las apariciones. En el pueblo se había corrido el bulo de que en el piso pasaban cosas muy extrañas y nadie se atrevía a entrar. Hubo un problema de humedades en la terraza ( comunitaria) del piso y fui yo quien lo resolvió. En el piso no pasaba absolutamente nada extraño,  los ruidos que atemorizaban a las vecinas no era más que las dilataciones de la medera que suelen acontecer cuando no se ventila adecuadamente y la humedad se adueña de la situación.
     
    Debo decir que entré al piso sin ningún tipo de temor y “desarmado” ( bueno, admito que llevaba lo de siempre en caso de tener que picar para buscar humedades: un martillo y un cincel. La señora que vivía debaja trató de ponerme en guardia sobre las cosas más inesperadas que se puedan imaginar). El piso llevaba años cerrado  y sus habitantes se habían trasladado a EE.UU , desde donde se lió el enorme NEGOCIO de Garabandal.
     
    Hoy en día, en la zona donde residían las videntes, hay mucho fanatismo religioso sobre las apariciones. Acuden al lugar de las supuestas apariciones con las esperanza de ver o escuchar un mensaje de la Virgen. Se llevan a muchachos-as con menos luces que un farol apagado ( algunos de ellos son perceptores de la paga social correspondiente a sus limitadísimas “luces”) con la intención de que después de unas buenas sesiones de lavado de cerebro y una buena insolación de Agosto, vean, por fin, un nuevo ” milagro” que trasladarán inmediatamente a sus archivos  visionarios.
     
    Os pongo un enlace donde la visionaria principal ( y algunos otros-as) dejan perfectamente ” claro” el monteje que muchos pretenden hacer creer como ” verdad revelada” .
     
    http://www.virgendegarabandal.org/testigos.htm

  • Carmen (Almendralejo)

    Deseamos que la rosa de oro del papa a fátima sirva para ver que ha ocurrido con estos ¡Presunción!
    http://www.periodistadigital.com/religion/espana/2010/05/12/dos-religiosos-cordobeses-imputados-por-abusos-sexuales-y-maltrato-a-discapacitados.shtml

  • Carmen (Almendralejo)

    No creo que quienes se han promocionado acogiéndose a Becas del Estado, y viviendo respaldados de sus Congregaciones y de los obispados, que al final también han sido sustentados con nuestros impuestos, o vía cepillo etc, sean borregos…
    ¡No! son chupópteros que viven por encima de bien y del mal, y así lo han demostrado cada vez que los delincuentes que habitan en estos lugares han salido a la luz del pueblo llano.
    Porque quienes les dan cobijo, y callan sus delitos son tan culpables como quienes lo hacen, y lo que es peor, quienes saben que lo que hicieron en un pueblo lo repetirán en el siguiente, con cambiarles no termina el drama de l*s pobr*s niñ*s que sin saber caerán inocente en las manos de estos pederasta, y en las conciencia de quienes a sabiendas miran para el otro lado ¡Pilatos!
    A ver si llevamos más de 2000 años condenando a este por la muerte de Jesús, y cuando se denuncia a los Pilatos de la ICAR, estos son borregos.
    ¡Pobre María… aún siguen poniéndote nombres santos y virginales que recauden fondos,¡ Eso sí!
    Como mujer, ya sabes tú,  que valemos poco… de ahí que físicamente tu ablación clitorial siga perenne, pero no importa tú sabes que fuiste una mujer de los pies a la cabeza, no te dejes amedrantar que las mujeres creemos en tí, auque tu virginidad solo sea el cuento de la caperucita roja.

  • ana rodrigo

    Gracias, Fico, totalmente de acuerdo con lo que dices.
    Un abrazo.

  • Fico Sánchez Peral

    Se me olvidaba. No he querido referirme al tema de Fátima y demás “apariciones”, pero no quiero dejar de decir que el enlace aportado por Rodrigo, relativo al artículo titulado “Fatima nunca más”, me parece de lo más lúcido que he leído al respecto. Por fin alguien dice las cosas claras y con argumentos creíbles que desenmascaran los eternos abusos de confianza de la institución para afianzar -o no- las creencias que le interesan.
    Saludos.

  • Fico Sánchez Peral

    «….ahora lo vemos de una manera realmente aterradora: la mayor persecución a la Iglesia no viene de los enemigos de fuera, sino que nace del pecado de la Iglesia. Y la Iglesia tiene, por tanto, profunda necesidad de reaprender la penitencia, aceptar la purificación, aprender el perdón pero también la necesidad de (ofrecer) justicia. El perdón no sustituye a la justicia». (Fragmento de las palabras de Benedicto XVI en el avión en viaje a Portugal).
     
    Pues ¡por fin lo ha visto y dicho claro! Es un comienzo. Tardío, parcial y sesgado, pero esperanzador comienzo. Ojala continúe y crezca en esa dirección de reconocimiento de la realidad y empezará a ir bien la cosa.
     
    Es lo que, contra viento, marea y recibiendo no pocas críticas, hemos estado opinando desde Atrio, que: menos conspiraciones externas y más reconocimiento de culpabilidad interna. Lo que pasa es que, a mi modo de ver, le falta ir un poco más al centro del asunto. No es, como dice él, motivada por el pecado de la Iglesia, SINO POR EL DE LA INSTITUCIÓN. Que la sociedad civil ya purga y depura los suyos.
     
    De nuevo está –como siempre- compartiendo “generosamente” la asunción de la culpa, de exclusiva propiedad de parte de la institución, con toda la comunidad de creyentes. ¡Hombre, qué bien!, para asumir parte de su culpa sí somos considerados Iglesia, ¡pero para opinar y decidir no! La falta de respeto y el trato de adolescentes continúa; quizá a la próxima vaya la vencida y por fin adopte una actitud de verdadero y respetuoso SERVICIO a la Iglesia. O sea: a las víctimas primero, a la corrección de las causas del problema segundo, a los causantes tercero, a sus encubridores cuarto, y así sucesivamente… Y todo ello, claro está, con el debido respeto y consideración hacia quienes, desde la comunidad de creyentes, padecemos el dolor y el desprestigio que ellos (la institución) nos ocasionan.
     
    Y no soy cómplice de nadie, ni pretendo hacer desparecer la religión de la faz de la tierra, ni desprestigiar a los representantes de la Iglesia, sino todo lo contrario; lo que pretendo es evitar que ellos, los representantes de la Iglesia institucional (que no de Dios, ni tan siquiera de la Comunidad de Creyentes, sino sólo de la institución jerárquica), destruyan la religión, la imagen de la Iglesia y hasta la del Dios al que dicen representar y a los que (a Dios y la Comunidad de Creyentes) en tan mal lugar dejan, cuando desatienden a las víctimas de abusos, permiten campar a sus anchas a los agresores, los encubren durante décadas y finalmente pretenden darlo todo por resuelto con una vaga petición de perdón que, eso sí, hacen –“generosamente”- en nombre de TODOS. La Iglesia en la que creo empezaría por sacarse la viga de su ojo,  pero no por negarla y meterla generosamente en el mío.
     
    Es una pena que en la Iglesia algunos hayan sustituido la fe por la sumisión a la jerarquía religiosa, de manera que, cuando unos tratan de defenderla (¡a la fe!) de las agresiones de algunos indignos representantes de la Institución Jerárquica, otros interpreten tal defensa como un ataque a su edificio ideológico. Curioso ¿no?; o puro surrealismo.
     
    Saludos, Fico.

  • pablo arguelles

    Lo que no se puede entender es cómo  desde las estructuras de jerarquía sea en la ICAR, o bien  en éstos  dias en la Legion, se empecinan en  insistir, cuando no tienen argumentos a su favor, que todo se trata de ataques del enemigo, del  maligno,  de una cnfabulación de los masones, etcétera. Siempre la misma retórica. 

    Si el perdon no sustituye a la justicia,  pues que llegue la justicia, que según nuestra filosofía es dar a cada cosa el valor que le corresponde;  empezando  por el valor que se les debe atribuir a esos “milagros”  “visiones”  o “apariciones”, las cuales en la mayoría de  los casos han servido unicamente como catalizadores del fervor popular.

  • Sergio Zalba

    Es interesante la petición de Manuel V.  Eso de invertir la carga de la prueba es un artilugio conocido.

    Lo que habría que hacer, y la ICAR no lo hace porque eso es sencillamente imposible, es “demostrar” la veracidad de la apariciones. Me parece que en esto, el amigo Manuel V, está queriendo ser más papista que el papa. Nunca la la ICAR ha dicho que este tipo de supuestas apariciones (que a lo sumo podrán ser ‘visiones’, que no es lo mismo), así como las supuestas locuciones o mensajes, deben ser aceptadas por sus fieles.

    Así las cosas, estimado Manuel V., usted podrá quedarse con su credulidad, y quienes no aceptemos la veracidad objetiva de esos hechos, quedarnos con nuestras opciones.

    Nota: aconsejo vivamente leer el texto ‘Fátima nunca más’ señalado por Rodrigo, que de panfleto no tiene nada.

  • Rodrigo Olvera

    Manuel

    En el artículo que cito se dan argumentos (la similitud del mensaje de la Virgen con las homilías del ambiente social en que se dan; la diferencia entre la imagen del Dios presentado por Jesús y el Dios presentado en Fátima; por ejemplo). Se puede estar o no de acuerdo con esos argumentos. Sería interesante que si no estás de acuerdo, tú dieras argumentos; pero después de tanto leerte, me doy cuenta que es una expectativa fuera de realidad.

    Saludos

  • Manuel V.

    Rodrigo:
    ¿Algo más que no sea un panfleto novelado? ¿Algún documento fiable?
    Gracias

    Antonio;
    Sí, presencia real, en Espíritu y en Verdad

  • Eduardo Ojeda

    Me parece hermanos que muchos de ustedes están divagando, yo no veo en la interpretación de Benito XVI ninguna alusión a la pederastia. Por el contrario el mensaje me parece muy mesurado.
    ¿Tanto les molesta el famoso 3º secreto, que ya no es secreto?
    Yo no soy fanático de la Virgen de Fátima, pero respeto a los que creen que la Virgen se apareció allí.
    Yo si estoy convencido de que la Virgen de Guadalupe es un signo auténtico.
    Fijense que en la época en que algunos europeos se cuestionaban si los indígenas americanos tenían o no alma, y si se podían considerar seres humanos racionales, la Virgen se presenta como una india a un indio azteca de la clase de los servidores, (no a un azteca aristócrata que los había) y le dice a un indio en nahualt, que él mismo ha sido elegido como mensajero por ser “el más pequeño y querido de sus hijos.”   ¿Saben qué? Los más escepticos en México respecto a Guadalupe son los curas más conservadores y retrógrados.
    ¿Porqué será? Respeten lo que no entienden y no divaguen tanto.
    ¿Porqué odian a Benito? ¿Porqué es alemán? Miren que no todos los alemanes son nazis.
    Ratzinguer fue obligado a trabajar con los jóvenes voluntarios para defender Alemania y cavar trincheras. Él y su hermano eran seminaristas y lo hicieron obligados a punta de bayoneta.
    ¿Saben? Hitler no consultaba a los jóvenes si querían ayudar.
    ¿Además donde hay una alusión a la Pederastia en lo que dijo el Papa sobre Fátima, sinceramente no la encuentro ?
    Miren que las persecuciones no son sólo por este tema.
    Y que las hay las hay.
    Eduardo Ojeda
     
     
     

  • ana rodrigo

    Dice Manuel V: “Si no lo pueden demostrar ¡¡callen por favor!! Si pueden demostrarlo ¡hablen alto y claro!” Pues yo como no puedo demostrar la falsedad de que la virgen María se le apareciese a tres niños para decirle cosas, desde mi punto de vista, raras,  pues me callo.
    Pero a mi me gustaría que quien pueda demostrar que eso fue así, que me lo demuestre.
     
     
    Tampoco me gusta el estilo despectivo, calumnioso y hasta soez de Miguel González con respecto a quienes no piensan como él, quien llega a decir: “Quienes se postulan como alternativa a la Iglesia, no son sino un grupo residual, revanchista, cómplice de quienes quieren hacer desaparecer todo resto de religión de la faz de la tierra, que están prestos para desprestigiar a los dirigentes de esa Iglesia de Jesús. Triste papel. Pongan en marcha lo que postulan, si tiene lo que hay que tener.”
     
     
    El estilo de Luis GM ya es conocido de quienes participamos habitualmente en atrio.
     
     
    No hay mejor cosa que tener como pauta de vida los dogmas de la ICAR para que las dudas queden borradas de un plumazo, con derecho a despreciar a los y las demás, sobre todo si es una mujer la que escribe.  En fin, una triste página escrita en atrio al día de hoy 12 de Mayo de 2010.

    Necesitaba decir lo que acabo de escribir, y que me perdonen quienes se puedan sentir molestos

  • Carmen (Almendralejo)

    En mi ciudad también el paro está dando bien, hablando entre amig*s pensamos que era bueno inventarse o seguir ese rollo de que hubo un milagro aquí, el fundador de OPU DEI curó a un famosillo médico.
    Bueno dejo ahí las reflexiones del papa, el cual dice que ninguna fuerza podrá destruir a la iglesia, ¿No ha dicho que este hombre que el mal no viene de fuera sino que ese daño está dentro de aquello que ellos dicen iglesia?
    Y por supuesto, que se puede perdonar siempre que las victima sean primero redimidas y los culpables sean condenados como cualquier otro ciudadano cualquiera, Las Leyes son para aplicarlas a los delincuentes, el perdón se pedirá cuando el daño causado no siga causando más daño por aquellos que aún tratan de decir que son encima personas dañinas y mentirosas.
    Yo no hablo en nombre de D*s, eso lo hacen quienes intentan decir que conocen su forma de sentir o pensar, y quienes se creen estar por encima del bien sobrenatural, cosa que para nada se menciona, auque si se hace es algo súper aprendido
    por quienes han adoctrinado, ¿Primero pedir perdón, a quien hiciste daño, propósito de enmienda y cumplir con aquello que te imponen
    Esto mismo es válido para las personas en cualquier estado, civil religioso… de creyente o increyentes,
     ¡Vamos digo yo! Y siempre hablo en nombre propio ¡Jamás! lo hago en nombre de D*s pues no tengo por costumbre tomar ese nombre en falso, y aún menos decir lo que piensa cuando ni siquiera he visto o escuchado su voz.
    ¿Hay quien haya escuchado esa voz? Que hable o calle para siempre ¡dicen por ahí!

    http://www.google.com/url?sa=X&q=http://www.cope.es/religion/11-05-10–benedicto-xvi-ninguna-fuerza-podra-jamas-destruir-iglesia-168162-1&ct=ga&cad=:s7:f2:v0:i0:lt:e0:p0:t1273684982:&cd=pBUDe1fFwT4&usg=AFQjCNFNqbluZBVE-iGbPmRVprLhFHTYUA

  • pepe sala

    Me rindo…
    Duscutir sobre apariciones y mensajes virginales está totalmente fuera de mi alcance.
     
    A ver si éste verano, cuando caliente bien el sol y me tueste la neurona, me acerco por San Sebastián de Garabandal y se me aparece la virgen para poder estar a la altura de tan espirituales comentaristas.
     
    Mientras tanto, seguiré comprobando la vida y milagros de quienes siguen acudiendo sistemáticamente a Garabandal ( Lourdes, Fátima… ) y que no acabo yo de ver demasiado ejemplar. ( tengo un ” amigo” yanki que se está forrando con una agencia de viajes desde EE.UU  a Cantabria para traer personal a “escuchar” y ver a la Virgen en Garabandal…¡¡ Joder, cómo le gusta el vinillo de Santander.  Si le doy un poco de orujo de Potes, estoy seguro de que ve a la Virgen y a todos los santos bailando la Yenka.)…
     
    ¿ Apariciones?…¡¡ Venga ya !!

  • Antonio Vicedo

    Promesa de presencia social,  aunque no perceptible físicamente, ni condicionada a lugares ni sacralidades:
    “Donde dos o más se reúnan en mi nombre, allí entre ellos estaré YO”.- ” Conmigo hacéis, o no, lo que con uno cualquiera de mis más pequeños hermanos”. “Ni aquí, ni en Jerusalén quiere desde ya recibir el Padre culto auténtico en espíritu y verdad, le dice Jesús a la Samaritana,  y ella lo entiende muy bien.
    Pero todo humo no es de incienso.

  • Rodrigo Olvera

    Manuel

    Una vez más, se pide que se haga lo que ya se hizo. Por éso proporcioné el vínculo concreto.

    Saludos

  • Manuel V.

    Parece que Antonio reconduce parte de su comentario, no está mal.
    Una sola y sencilla petición a alguno de los contertulios que lanzan palabrería tras palabrería. Cualquiera puede consultar los documentos oficiales, eclesiales y laicos, los amplios estudios sombre Fátima o Lourdes. Aquí viene la petición: Quisiera que demostraran, con la misma profundidad, que esas apariciones son una invención de la Iglesia y su total falsedad. Que esa religiosidad no es más que “un clavo ardiendo” al que se coge la Iglesia, por tanto de nuevo una falsedad.
    Si no lo pueden demostrar ¡¡callen por favor!! Si pueden demostrarlo ¡hablen alto y claro!
    Quizás Antonio D., por lo que dice en el escrito, pueda darnos luz con documentos que desconocemos, la pequeña porción que publica, ya es muy conocida.

    Tenemos un Pastor, que pastorea a sus ovejas (que no borregos) según le parece conveniente para el bien de éstas.  Lo esencial de las apariciones es que “no añaden nada nuevo al Evangelio”, cosa que a alguno parece no gustarle, sino que lo actualiza. Alguno pregunta: ¿No nos basta con el testimonio  de Jesús, su madre y Discípulos tal y como se nos presentan en la Tradición y Escrituras en las que se apoya y motiva la fe cristiana?. Pues en la pregunta tiene la respuesta

    Antonio Vicedo:
    Jesucristo también dijo, es cita evangélica, “Yo estaré con vosotros hasta el fin de los tiempos”. 
    Realmente, “Conocerán que sois discípulos míos, SI OS AMAIS UNOS A OTROS”,  
    Saludos

  • h.cadarso

      Me apunto a la rectificación de Duato, me apunto a las atinadas y sensatas observaciones de Sergio Zalba.
    La línea que separa a los  hijos fieles de la iglesia de los díscolos, amigos míos, no es nada clara ni precisa tal como algunos pretendéis verla. “Quienes se postulan como alternativa a la iglesia no son sino un grupo residual, revanchista, cómplice de quienes quieren hacer desaparecer todo resto de religión de la faz de la tierra…” Miguel González, tal vez eres demasiado tajante…Por ejemplo, a Sergio Zalba en qué lado de la raya lo pones?
      No me cansaré de insistir: creo que deberíamos ser menos rotundos, menos condenatorios, menos Savonarolas. Jesús no apagaba la vela que humea…Una cierta capacidad de crítica, de corrección fraterna, de libertad de opinión y de expresión, sería y es muy sana para la Iglesia. Los anatemas, sean desde la derecha o desde la izquierda, nos pueden llevar a épocas de Inquisición y quema de herejes.
      Sergio Zalba hace un elogio de la religiosidad popular que me parece muy justo; y yo creo que esa religiosidad popular se expresa en gentes muy tradionalistas, y en gentes muy de comunidades de base también. Hay que intentar comprender qué es lo que quieren decir y tal vez no aciertan a decirlo, porque su lenguaje viene de EGB o de más abajo.
      Por favor, no me digáis que al Papa Benedicto XVI y a cualquier otro no les vendría nada mal vestir con más sencillez, acercarse más al pueblo! No me digáis que no le queda otra solución que la que utiliza! Ni tanto, ni tan calvo!
      Y no me digáis que lo de Fátima merece un tratamiento tan serio como el que la Iglesia le está dando!
      Son opiniones mías, muy discutibles, desde luego…
     

  • Antonio Vicedo

    – ¿Hay coincidencias que pueden ser consideradas como SIGNOS DE LOS TIEMPOS impulsoras del despertar necesario cuando ya estamos metidos en el amanecer  concienciador de un  NUEVO DÍA en y para la Humanidad?
    Ya me hago cargo que es coger el asunto por los pelos, pero es que, tal y como nos presentan la realidad desde centros de presión material por lo del volcán y su nube de ceniza y de presión eclesial por la otra nube de lamentos, justificaciones actitudes paternalistas fomentando infantilismos de creencias  y sentimentalismos visionarios  infantilistas, parece que no nos dejan otra salida para afrontar lo que nos ofrecen como noticiable.
    Sacar por parte del Papa y su entorno vaticanista a colación, visiones y mensajes celestiales para enmarcar situaciones que obedecen a causas y comportamientos tan fácilmente detectables y explicables  en lo que está sucediendo en la Iglesia ¿ no dan la impresión de ser  una emulación ( puede que inconsciente e irresponsable   de la acción perturbadora del volcán y sus cenizas? ¿Se pretende considerar obligado,  como  el desvío del tráfico aéreo,  el cambio estructural en la Iglesia para que , no solo la pederastia y el problema de la sexualidad , sino las implicaciones y complicidades con los Poderes mundanos?
    ¿No nos basta con el testimonio  de Jesús, su madre y Discípulos tal y como se nos presentan en la Tradición y Escrituras en las que se apoya y motiva la fe cristiana? ¿Es necesario o conveniente el recurso  a incoherencias evangélicas de tan alto calado  (Modo de presentarse la acción maternal de la María del Evangelio en apariciones de sesgo tan dudoso; Mensajes que, cuanto menos nada añaden  y en mucho desvían la claridad y rectitud evangélica; Sacralización de lugares y tiempos cuando su carencia es garantía de autenticidad del culto auténtico que el Padre espera)  para frustrar esperanzas  en y para la Humanidad?
    ¿Para qué desplazar el sentido y valor de aquel: “-Os conviene que Yo me vaya”, y el: “- Bienaventurados los que creyeren sin ver”, si tan claro queda que: “- Conocerán que sois discípulos míos, SI OS AMAIS UNOS A OTROS”,  en verdadera y práctica HERMANDAD;  y que hay que buscar ese REINO de FILIACIÓN divina y  HERMANDAD humana  universales y la JUSTICIA que les es propia?

  • Rodrigo Olvera

    Aquí, otra lectura de las declaraciones y del momento actual
    http://www.jornada.unam.mx/2010/05/12/index.php?section=opinion&article=022a2pol

    Saludos

  • Antonio Duato

    También a mí me confundió el titular de Jesús Bastante –Benedicto XVI vincula a la pederastia parte de la última revelación de la Virgen a los pastores”- y el texto del artículo de El País que vinculé. Por eso creí que los comentarios de prensa se iban a centrar en esa “profecía” y quise dar a conocer el texto exacto del Tercer secreto y el comentario que Ratzinger había hecho en su día.

    Ahora Luis G. Morán nos ha transcrito las palabras exactas del papa y he leído  en NRC  a John Allen, que iba en el avión papal, una versión distinta. Efectivamente él destaca que lo más significativo es que el papa se separa tajantamente de la interpretación que otros personajes de la Curia están haciendo de la crisis como una campaña contra el Papa, pidiendo reparaciones y homenajes a su persona. Y aprovecho el viaje a Portugal para ponerlo en el contexto de la visión de Lucía.

    No sabía tampoco que esos coloquios no son espontáneos. Los periosista tienen que hacer por escrito sus preguntas con varios días de anticipación. El Papa, con sus ayudantes, puede escoger las ptreguntas y preparar bien las respuestas. Así que todo estaba muy premeditado. Él aceptó que se le preguntase ai en la visión de Lucía “podía verse también a otro Papa sufriendo, esta vez no por una bala como Juan Pablo II sino por la crisis de la pederastia”. Y eligió esta pregunta para insistir en que no se sentía víctima sino que, en todo caso, se podía ver que toda la Iglesia sufría no por los ataques desde fuera (versión que muchos cardenales y obispos han mantenido) sino por los pecados “desde dentro”.

    Me alegro que en esta ocasión se haya aprovechado el avión para lanzar un mensaje en el recto sentido. Retiro otra posible interpretación que se podría desprender de mi presentación. Pero insisto etambién n que este mensaje sobre la no conspiración contra la Iglesia podría haberse dicho sin volver a esa famosa visión de Lucía mantenida secreta, que tanto conservadurismo ha potenciado. Y sobre todo insisto en que no hay que alimentar la devoción popular con misteriosas revelaciones. Como insiste Sergio, en todo caso, enfocarla hacia un verdadero cristianismo de justicia y solidaridad.

  • Manuel V.

    Pues nada:
    ‘A mantener la fe adulta y coherente con su inteligencia!, como finzaliza el autor, auqneu sea con la psición del avestruz. 
     ¿De dónde deduce el significado concreto de ¡Penitencia!? ¿De dónde que las creencias sean sin fundamento y sin base? Lo serán para quien no quiera ver y pretendan que se desmonten ¿en beneficio de quién?
    Si no te gusta la realidad, pues ignórala, porque cambiarla no podrás, aunque se junten todos los “nuevos ilumniados”  intentándolo

  • francisco javier peláez

    Esto de que el tercer secreto de Fátima habla de la pedofilia en la ICAR lo leí yo ayer a Jesús Bastante en religión digital que puede ser una interpretación suya.A mí el asunto me pareció un “chascarrillo”.La cosa sería chusca que la Virgen se les pusiera a hablar a unos niños de la pedofilia actual,casi incitándoles a que se dieran de baja del rebaño por si las moscas.En cuanto al primer o segundo secreto-que no sé muy bien-yo a Rusia tampoco la veo muy convertida.A mí me pareció gracioso que el tecer secreto que tan secreto lo tienen hablara de la pedofilia.A lo mejor Jesús Bastante no se dió cuenta de lo cómico de su titular,pero es que algunos católicos no saben lo cómicos que resultan para cualquier observador medianamente externo.

  • Miguel González

    Anciano jefe de estado,dicen quienes se postulan como alternativa: menuda manipulación propia de sectarios sin alma. Campaña de desprestigio por motivos inconfesados. Demagogia pura y dura. El papa debería de hacer sus viajes en burro y tartana, según los demagogos de salón. Y también los jefes de estado deberían ir en bicicleta, según esas mendaces palabras. Claro que el papa es el representante de Jesús y debe exponerse a que cualquier imbécil le pegue dos tiros. La progresía no se aclara: unas veces retrógrada, regresa al fundamentalismo primitivo pro domo sua, y otras, reivindica el progresismo salón; tan avanzada que pretende pasar por encima del sentido común y de la racionalidad. Vergonzoso que quienes se postulan como alternativa (cuando en realidad a lo único que aspiran es a ser enterradores de la religión) se presten a esos juegos. Por eso pintan tan poco en la Iglesia y embisten a todo lo que se menea con tal de hacer daño.
    De mi paso por grupos eclesiales “de base” (qué interesante haber vivido desde dentro para llegar al conocimiento de las cosas) recuerdo cuándo allá por 1982 se empezó a hablar en España dentro de esos grupos (en su mayoría de izquierdas y socialistas) de que los pueblos tenían derecho a la legítima defensa (de sentido común por otra parte). Hasta entonces, el mensaje era un pacifismo neutro, melifluo y fuera de la realidad, pero a partir de que llegó el PSOE al poder entonces había que justificar lo que antes se mentía.
    Quienes se postulan como alternativa a la Iglesia, no son sino un grupo residual, revanchista, cómplice de quienes quieren hacer desaparecer todo resto de religión de la faz de la tierra, que están prestos para desprestigiar a los dirigentes de esa Iglesia de Jesús. Triste papel. Pongan en marcha lo que postulan, si tiene lo que hay que tener.

    A que no.

  • Sergio Zalba

    Sé que en parte me voy del tema, pero no puedo –no quiero- dejar de decir algo al respecto de lo que aquí se está exponiendo.
     
    No coincido con el modo que Benito XVI interpreta este fenómeno socioreligioso que suele llamarse ‘piedad popular’. Y a ese modo interpretativo, que básicamente consiste en una suerte de valoración de ‘la fe do los brutos’ (la fe del carbonero) porque ella sería funcional al triunfalismo eclesiástico –aunque se lo explicite con otras categorías teológicas más refinadas- me opongo por completo, me resulta ilegítima y denigrante.
     
    Sin embargo, al menos en la más generalizada experiencia latinoamericana (porque también hay de todo, como en botica), resulta un enorme equívoco sospechar-afirmar que quienes alimentan y expresan su fe en el catolicismo popular, no son verdaderos creyentes comprometidos vitalmente con los valores fundamentales del evangelio. Es más, según mi apreciación, es en el ámbito del catolicismo popular, que tiene una de sus manifestaciones en las peregrinaciones a los santuarios, en el que se cuecen las críticas más filosas al modelo institucional. Claro que no suele expresarse ‘con la inteligencia’ a modo de conceptos ‘claros y distintos’, sino de manera simbólica, que es el modo propio del decir popular.
     
    Por otra parte, aclaro que no creo en absoluto en la veracidad objetiva de este tipo de mensajes. Y me parece que traerlos a colación en este momento de verdadera implosión eclesiástica, es más de lo mismo, un desatino, una falta de respeto… Es seguir apostando a una religiosidad vacua, pero no solamente la popular, cuyas características europeas las desconozco en detalle, sino y sobre todo, la institucional, la que se quiere ofrecer al mundo como modo genuino de seguimiento a Jesús.

  • Luis González Morán

    Me parece muy importante transcribir las palabras textuales del Papa, aunque solo sea para que cada cal sepa “contra qué apunta”.
    El Papa ha dicho literalmente:
    “Lo que importa es que el mensaje, la respuesta de Fátima, no se refiere sustancialmente a devociones particulares, sino precisamente a la respuesta fundamental, es decir conversión permanente, penitencia, oración y las tres virtudes teologales: fe, esperanza y caridad. Así vemos aquí la respuesta auténtica y fundamental que la Iglesia tiene que dar; que nosotros, cada individuo, hemos de dar en esta situación. Respecto a las novedades que hoy podemos descubrir en este mensaje, se da también el hecho de que no sólo de fuera llegan ataques al Papa y a la Iglesia, sino que los sufrimientos de la Iglesia vienen precisamente del interior de la Iglesia, del pecado que existe en la Iglesia. Esto también se ha sabido siempre, pero hoy lo vemos de manera realmente aterradora: que la mayor persecución contra la Iglesia no viene de sus enemigos de fuera, sino que nace del pecado de la Iglesia, y que la Iglesia tiene, por lo tanto, una necesidad profunda de aprender de nuevo la penitencia, de aceptar la purificación, de aprender por un lado el perdón, pero también la necesidad de la justicia. El perdón no sustituye a la justicia. En una palabra, debemos aprender de nuevo precisamente lo esencial: la conversión, la oración, la penitencia y las virtudes teologales. De esta manera respondemos, somos realistas al esperar siempre el ataque del mal, que ataca desde dentro y desde fuera, pero sabemos también que las fuerzas del bien siempre están presentes y que, al final, el Señor es más fuerte que el mal y la Virgen es para nosotros garantía visible, maternal, de la bondad de Dios, que tiene siempre la última palabra en la historia”.
    Ahora pueden seguir afilando sus venablos, pero por lo menos que se sepa qué es lo que ha dicho “este anciano jefe de estado que viste de una forma extraña” y al que Atrio le aconseja que “deje ya de decir mentiras”. Pobre Papa: según dicen en el Atrio, él, los fariseos, el Sanedrin vaticanista y los Poncio Pilatos “son unos impresentables, por mucho que pidan perdón y por mucho que se laven con cloro sus almas, son tan corruptas que no tienen la menor disculpa y el menor signo de perdón por parte de la comunidad de creyentes, ni de nadie”. En este “ni de nadie”, no habrá incluído la serena autora a Dios, supongo…
    Hala, mujeres y hombres, un pelín más de moderación, que es gratis.
    Pues estamos listos: el Papa es lo que es para estos comentaristas, los creyentes somos todos unos crédulos y “unos sumisos borregos de los jerarcas religiosos” y el cristiano, que no renuncia a su propia personalidad, convirtiéndose en un monigote en manos de quienes se arrogan la representatividad de Dios en este mundo, será víctima, más tarde o más temprano, de la ira de Dios”, que ·debemos resignarnos a ser monigotes…”
    Vaya jubilación que nos espera…

  • andres galera segura

    Explicar algo a traves de apariciones, me parece fuerte fuerte, sea lo que sea, no se puede creer que estaba  predicho algo, en lo que unos niños creyeron ver, por favor que mala fe intentar creer que el mundo es tonto, pero tengo que reconocer que aun los siguen, aunque disparaten y digan cosas increibles, que paren ya de decir mentiras y de querer manipular al mundo de la forma mas burda, aunque les haya funcionado que paren ya.

  • Rodrigo Olvera

    Seguro que me desvío del tema, pero la firma de despedida de Marisa me ha recordado uno más de los matices entre el cristianismo latino y el bizantino.

    En la tradición latina se acostumbra la expresión “Gloria a Dios en el Cielo, y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad”

    Mientras que en la tradición ortodoxa, la expresión que se usa es “Gloria a Dios en el Cielo, y en la tierra paz y buena volutad a los hombres”

    La primera, desea paz sólo a quienes pensemos que tienen buena voluntad. La segunda además de paz, desea buena voluntad para todas las personas.

    ¿Tendrá algo que ver con la facilidad con que juzgamos la buena o mala voluntad de cada declaración que nos viene del Vaticano?  Y conste que lo digo más como autoexamen que otra cosa

    Vale… paz y buena voluntad para todas las personas

  • Es una pena gastar tanta energía para no decir nada cristianamente valioso.

  • MARISA-EL TALLER

    Jo, jo, este anciano jefe de estado, que viste de una forma extraña, que viaja en clase de primera, (los aviones de bajo coste en estos dias no pueden volar, solo los de elite, que vuelan a una altura segura) con un coche realizado en exclusiva para é, (no, se si tendra uno en cada pais), siendo recibido por los grandes de este mundo, consumiendo muchos Euros en un pais Europeo que lo esta pasando especialmente mal, est´q haciendo aguas por todas partes, pues se empeña en demostrarnos lo indemostrable, tratandonos como menores de edad, sin respeto alguno, porque a la infancia hay que respetarla, como humanidad en proceso de crecimiento. Pues nos cuenta que el problema es de dentro de la iglesia, como si el fuera de otro planeta, cuando él no solo forma parte del problema, si no que es el problema. Claro, él a la infancia no la ha defendido especialmente y ahora que está metido en el lodo hasta la barba, lo que quiere es que almenos no se mueva la ola para que la M. no le llegue a la boca y eso es poco menos que imposible, por más que este sistema capitalista al que sirve, se empeñe tambien en salvarlo.
    ¿donde estan los herejes, las razas de vívoras, los sepulcros blanqueados, los saqueadores del templo, los que hicieron del templo la cueva de ladrones?
    PAZ Y BIEN A LA HUMANIDAD DE BUENA VOLUNTAD.

  • Rodrigo Olvera

    Ojo

    Que el Papa no dijo que el tercer secreto de Fátima era la cuestión de la pederastia.

    Claro que las palabras del papa no son accidentales. Están dichas en el contexto de su viaje a Portugal, en donde visistará Fátima. Y habla de persecución a la Iglesia. Tradicionalmente se ha vinculado los mensajes marianos c0n la persecución a la Iglesia, especialmente al Papa.

    Y en la evolución de la interpretación del tercer secreto -que ha ido desde la crisis de los misiles en Cuba, a la tercera guerra mundial, a la lleguada de un Papa judío (se atribuía a Lustiger el que iba a ser tal), a la conspiración judeo-comunista-masónica para apoderarse del Vaticano, al atentado contra Juan Pablo II- hace varios años que se viene diciendo que el tercer secreto era un cisma interno debido a la pérdida de fe de los sacerdotes (atribuyendo tal falta de fe a los sacerdotes renovadores)

    Aquí Benedicto XVI usa a su favor esa interpretación, para presetarse a sí mismo -junto a la Iglesia- como perseguido por culpa de los malos sacerdotes. Juega con la interpretación de la falta de fe de los sacerdotes para reforzar lo que ha venido siendo el discurso de control de daños: son sólo unos pocos malos sacerdotes, no es un problema institucional y no hay responsabilidad personal de Ratzinger cuando fue cardenal.

    Saludos

  • Carmen (Almendralejo)

    Resulta escandaloso que supieran los abusos de estos pederasta, por la denuncia de las pobres victimas, por la confesión de muchos de estos asesinos (porque es lo que son) y ahora para más INRI, lo saben gracias a la voz, esa que ellos reconocen como la D*s dada a ciertas personas con gracia (que no agraciadas) y desestiman a todas estas…

    ¿Qué se puede decir, de esto?
    Son unos impresentables, por mucho que pidan perdón y por mucho que se laven con cloro sus almas son tan corruptas que no tienen la menor despulpa y el menor signo de perdón por parte de la comunidad de creyentes, ni de nadie.

    ¿Quienes pueden hoy creer que no han actuado voluntariamente y de mala fe, para salvar sus culos preciosos de esos sillones y de la vidorra que se están dando a cuerpo de dictadores?

    Son los fariseos, el Sanedrín vaticanista y los Poncio Pilatos de la humanidad, a la cual ellos condenan para seguir ejerciendo de jueces, son repugnantes.

    Y los lugares que ellos han inventado con ciertos milagros ya sea Fátima, Lourdes etc, solo son una cueva de ladrones, donde explotan y ser sirve de la ignorancia y la fe inmadura que ellos fomentan para usar y tirar, esto es lo que es Verdaderamente un Milagro que despertemos de esta mafia sin que nadie nos ponga en aviso
     

  • Rodrigo Olvera

    Pues si vamos a escoger reflexiones teológicas respecto de Fátima, a mí me convence más Mario que Josef

    FATIMA, NUNCA MÁS
    http://www.servicioskoinonia.org/relat/223e.htm

    Saludos

Deja un comentario