Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7197 Artículos. - 109689 Comentarios.

Dios es Jesús

Hace ya algún tiempo había escuchado al teólogo José Mª Castillo proponer esta expresión –“Dios es Jesús”– como más significativa que la tradicional “Jesús es Dios”. No le había dado más importancia hasta ahora que he leído su libro “La humanización de Dios” y su artículo en el último número de Iglesia Viva. [Véase el número 241 sobre Actualidad de San Pablo. El artículo de Castillo está abierto para todos]

      Comenta Castillo que al decir “Jesús es Dios” explicamos el sujeto conocido –Jesús– mediante un predicado –Dios– del que sabemos poco y confuso. Por el contrario, al decir “Dios es Jesús” explicamos el sujeto poco conocido –Dios– mediante un predicado conocido, Jesús.

      No es un mero juego de palabras. Se trata nada menos que de saber en qué Dios creemos. Al decir “Jesús es Dios” estamos aplicando a Jesús la idea que tenemos de Dios sacada, en el mejor de los casos, del Antiguo Testamento; en el peor de los casos, y probablemente lo más frecuente, sacada de los filósofos griegos.

      Yo diría que mantener la idea filosófica o veterotestamentaria de Dios significa el gran fracaso de Jesús. Cada día profesamos “creo en Dios Padre Todopoderoso” y cuando se produce un terremoto o un Auschwitz, nos enredamos con el dilema clásico: “si quiso evitarlo y no pudo, no es omnipotente; si pudo evitarlo y no quiso, no es bueno”.

      Si profesamos como cristianos que “Dios es Jesús”, estamos relegando a un segundo plano la omnipotencia, la intemporalidad, y la inmutabilidad (impasibilidad) que los filósofos atribuyen a Dios; así como la cólera y venganza que le atribuye el Antiguo Testamento.

      Jesús presentó a Dios como Padre misericordioso, creador y providente. Nunca lo presentó como omnipotente, calificativo que en el Nuevo Testamento solamente le atribuye el Apocalipsis. Menos aún se puede decir que el Dios de Jesús sea “impasible”.

      El Dios que nos da a conocer Jesús tampoco es el Dios vengativo que nos anuncia Isaías. Jesús, al presentarse en la sinagoga de Nazaret como enviado de Dios, lee solamente una parte del texto de Isaías (61,1-2): “para proclamar el año de gracia de Yahvé”, y omite conscientemente la segunda parte de aquel versículo “y un día de venganza para nuestro Dios”.

      “Jesús es Dios” orienta nuestra fe hacia lo conceptual, hacia la ortodoxia. ”Dios es Jesús” orienta nuestra fe hacia el Padre del hijo pródigo, hacia el buen samaritano, hacia la ortopraxis.

      “Dios es Jesús”. Castillo, citando a Rahner, nos recuerda que el término “es” resulta engañoso, “porque estas afirmaciones no se hacen desde la metafísica griega del ser, sino desde la historia bíblica del acontecer”. Dios se nos manifiesta en las palabras y sobre todo en la vida de Jesús. Jesús no nos dice cómo es la esencia de Dios sino cómo se comunica Dios con nosotros. Jesús no es un filósofo gnóstico; es un profeta comprometido con el pueblo.

      Los cristianos tenemos como referente a Jesús, pero no nos cerramos al Dios que han descubierto otras religiones o filosofías, cuando ellas hablan también de fraternidad y de compasión. Jesús expresó su experiencia mística de Dios como Padre con los limitados conceptos de su tiempo y su cultura.

      Y toda reflexión sobre Dios debería terminar con el humilde reconocimiento del Concilio Lateranense IV: “lo que hemos dicho sobre Dios tiene más de erróneo que de verdadero”.

      No podemos comprender a Dios. Podemos vivirlo y encarnarlo en la sociedad.

48 comentarios

  • M. Luisa

    Perdón, la pulsación  no ha cogido la mayúscula. Corrijo es  Gonzalo Haya

  • M. Luisa

     
    Ya dije, Rodrigo, que se me perdonara si desde mi interpretación falseaba, de algún modo, la que podría mejor adecuarse más al artículo de Castillo traído aquí  por Gonzalo haya.
     
     
    Pero  a lo que me refería en mi comentario anterior  cuando dije aquello de  que lo que traspúa en tal escrito no es sino el deseo  de restituir al ser de la metafísica griega el carácter de realidad que se le había sustraído,  no estaba haciendo otra cosa que, en efecto asignarle  a Pablo una inteligencia como facultada por sí misma,  o lo que es lo mismo, atribuirle lo que ha venido en llamarse inteligencia concipiente.
     
     
    Por otra parte a mi modo de ver la “intelección” no es en modo alguno  lo previamente sentido, todo lo contrario,  como ya dije consiste en que es precisamente la realidad sentida la que se actualiza en la inteligencia.
     
     
    Probablemente Pablo, como dices, tuvo verdadera intelección sin embargo para los efectos históricos su teología se ha visto abocada sin más  a una logificación de la realidad de Dios a cargo precisamente del “es”  de la formula conceptiva de la afirmación  (el llamado verticalismo)
     
     
    Por tanto, si ahora paradójicamente con la misma expresión Dios es Jesús  se dicen cosas distintas lo que ello parece indicar es que habremos que retroceder en la hondura para averiguar  lo que dejamos  perdido en el camino o lo que  realmente tiene de abarcable  tal expresión.
     
     
    Ya hablé tiempo atrás  del equívoco en filosofía que ha comportado tradicionalmente  en concepto “percepción”. La percepción nos habla directamente del ser  pero en rigor no hay “ser real” sino realidad siendo. Por lo tanto el “hecho” previo a la percepción es la aprehensión y a ella es a donde va en búsqueda, a su encuentro este “es” alternativo del que hablamos, que al afirmar algo ya no es lo sensible de la realidad que por eso luego da pie a que  la inteligencia lo conceptualice,  sino lo sentido de  ella intelectivamente, es cuando verdaderamente se produce   la intelección. (Momento de conversión, de turbación ante lo presente…seguramente esto fue lo vivido por los discipulos…)
     

    Claro que la realidad que se le presentó a Pablo, querido Rodrigo,   fue la de Cristo resucitado, pero por eso mismo al haber hecho de ella una logificación, es decir, al haber conceptuado su realidad, la realidad misma que le compete para seguir siendo lo que es  reclama actualización a cuya tarea teológica, por suerte,  ya se han puesto los expertos.
     
    Buenos días y un saludo afectuoso

  • Santiago

    COMO dice Gonzalo exactamente, Jesus no es un filosofo gnostico simplemente “iluminado”, sino una verdadera PERSONA comprometida con el pueblo que venia a rescatar por medio de un mensaje de salvacion….Por eso a EL se le puede aplicar el quizas verdadero sentido de la famosa frase, en la respuesta que Dios da a Moises cuando ESTE le pregunta por su NOMBRE, y en una traduccion mas real del verbo hebreo resulta que Dios se define como “YO SOY EL QUE ESTA”…ES el que siempre esta con nosotros…el invisible, pero visible en el Hijo hecho hombre…EL si que tenia conciencia de su divina filiacion, porque no solo dijo refiriendose a la humildad “el que sea mayor, hagase el mas pequeno” sino que tambien expreso lo de que “el Padre y YO somos una misma cosa” “y a los judios que le decian “Todavia no tienes 5 decadas y has visto a Abraham? Cristo le responde: “En verdad, en verdad os digo: antes de que Abraham existiera existo YO” y entonces como proclamarse Dios era una blasfemia para los judios incredulos, dice el Evangelio: “….(los judios) cogieron piedras del suelo para arrojarlas contra EL” (JUAN 8, 57-59)  un saludo cordial de Santiago Hernandez

  • M. Luisa

    Buenos días Rodrigo,  pensaré sobre lo que dices,  ahora he de marcharme.

    Ah! ya te vi en el video, a ver si hoy lo puedo terminar de escuchar,   bueno hasta pronto!

  • Rodrigo Olvera

    Hola María Luisa

    Si he entendido bien a Castillo, y si te he entendido bien a tí, Castillo no cataloga la reflexión de Pablo como inteligencia concipiente,  sino como una intelección previamente sentida.

    Castillo no considera que la teología de Pablo sea únicamente “una sucesión de ideas”, sino que reconoce que tiene como base una realidad experimentada y sentida. Es decir, Castillo reconoce una intelección previamente sentida en Pablo como en los autores sinópticos.

    La diferencia que resalta Castillo entre la “intelección previamente sentida” de los sinópticos y la “intelección previamente sentida” de Pablo es que la realidad que se le presentó y se hizo real a Pablo no fue el Jesús “en la carne” que experimentó la fuente sinóptica, sino exclusivamente el Cristo glorificado.

    (Claro que para muchas personas, el “Cristo glorificado” sólo es una sucesión de ideas 😉 )

    Saludos

  • M. Luisa

    En mi modo de entender lo que aquí tratamos en manera alguna  se persigue la idea de establecer una línea nítida entre lo divino y lo humano. Sería absurdo ya que para hacer tal diferenciación habría primero de dar por hecho el conocimiento de Dios. Y creo que a tal imposibilidad convenimos todos.  Todo en el artículo parece indicar lo contrario. Me refiero al artículo que Castillo  en I. Viva dedica  a la cristología de Pablo. Lo que  traspúa en este escrito  no es sino   el deseo de   restituir al ser el carácter de realidad sustraído en la metafísica griega.  Aun teniendo en cuenta su conversión todo parece indicar que Pablo  conserva en su recuerdo el Dios de Abrahán por lo que todo lo que de él transmite no es fruto de una conversión personal sino más bien de una sucesión de ideas.

    Es Jesús que sin decirnos la esencia de Dios nos manifiesta su realidad.

    El Jesús  histórico lo que nos viene a mostrar  primeramente es la conciencia de nuestra propia realidad y siendo  según ella acceder  a la realidad  de Dios, es decir  este acceso no se realizaría  con sólo siendo lo que nosotros somos en cuanto tal.

    Creo que lo que sigue es de Rahner.”La materialidad  perfeccionada debe ser un momento en la perfección del propio espíritu. El espíritu humano se busca y se encuentra a sí mismo sólo a través del perfeccionamiento en lo material, y sólo por esta vía puede ser bien entendida teológica y metafísicamente la encarnación del Verbo.”  

  • La diferencia entre ser y acontecer no es ni más ni menos diferente que la del sujeto y del predicado.
    Diferenciar divino y humano es como diferenciar la rotundez y la curvatura de una esfera.

  • M. Luisa

    Para los escépticos del artículo ¿por qué no lo vuelven a leer? Al menos deténganse en el párrafo  noveno.

    Saludos
     

  • Lali

    Hace más de dos mil quinientos años a los profetas del Antiguo Testamento se les ocurrió afirmar con insistencia que la religión no acerca a Dios, que la aproximación a Él se produce a través de la justicia.  
     
    A mí esa idea mi hizo pensar allá por los setenta. De vez en cuando me gusta recordarla.
     
    Saludos
    Lali

  • pepe sala

    Yo pensaba que lo de ” se armó la de Dios es Cristo” ya se había resuelto.
     
    Ya veo que Constantino y el Obispo de Córdoba ( el de los años del Concilio de Nicea) no habían dejado las cosas claritas ( un poco oscurecidas por los ríos de sangre que hicieron correr para ” aclarar” las controversias con Arrio) y los del famoso Credo no parece tener tanta credibilidad como supusieron aquellos ” santos varones”.
     
    Pues nada, a ver si se aclara por fín el entuerto de ” Dios es Cristo” y ya podemos pasar al asunto del sexo de los ángeles. Espero que no traiga tantos ríos de tinta y de sangre como trajo en su época, también, el asuntillo sexual-angelical.
     
    Y la crisis galopando a sus anchas, los preparativos para la visita papal a Madrid con la cobertura económica adecuada, los jodidos más jodidos y las canonizaciones y mensajes virginales siguen su curso…
     
    ¿ Algún cristiano-cristiana piensa , realmente , que a Jesucristo le hubiera interesado lo más mínimo ser Dios?…
     
    Pues muy pobre concepto tienen sobre Jesucristo quienes crean tal cosa. Ni siquiera yo ( ateo ” no practicante”) le rebajaría tanto. Creo que el mismo Jesucristo dijo aquello de ” quien quiera ser el mayor, hágase el más pequeño”.  Supongo que nada mayor se pueda considerar sobre el mismísimo Dios.
     
    Pero ¿ tiene alguna importacia todo esto para el desarrollo de nuestra míseras vidas? Yo, al menos, no se lo concedo.
     
    Saludos, pues.

  • ana rodrigo

    Querido Honorio, dices: “No me había parado a pensar hasta qué punto Pablo se muestra  dependiente y portavoz de una filosofía-teología judeo-farisea y al mismo tiempo helénica-latina, de hasta qué punto es creador y responsable de la institucionalización del cristianismo y de su universalización, con la consiguiente pérdida de “inmanencia y humanidad”. A mi me ha impactado este descubrimiento.
     
    Y lo que veo es que la mayor parte de la teología de la Iglesia, respecto al pecado, a la redención, a la salvación etc.,  desde siempre tuvo sus raíces y fructificó  a lo largo de la Historia, desde Pablo más que desde los relatos de la praxis de Jesús. Lo que demuestra que a la humanidad le han interesado más siempre los dioses del Olimpo que los hermanos y hermanas a quienes Jesús liberaba de sus sufrimientos y sus males. Y que nos resulta más reconfortante espiritualmente adorar a un dios al que nunca has visto que desvivirte por quien tienes al lado y que te está demandando humanidad.
     
    Esa es la clave de la importancia que tiene el decir que Dios es Jesús a que Jesús es Dios. Cambia completamente el sujeto y el predicado. Nada más y nada menos que de ello depende el que nuestra religión personal ande “por las nubes” o ande entre hermanos y hermanas con rostro y corazón. Los tesoros de la Iglesia son de oro y piedras preciosas porque eso es para Dios, la Virgen o los santos, y con esas ofrendas mucha gente se queda en paz con Dios, porque espera los favores de Dios a través de esos ofrecimientos. Hace unos 40 años visité el tesoro de la Virgen del Pilar, ante mi escándalo alguien me dijo, es que eso es del pueblo, no de la Iglesia.
     
    En cambio, el tesoro de Jesús estaba fuera del templo, al lado de la gente que le necesitaba, no tanto preocupado por su salvación eterna cuanto por su salvación aquí en su vida.

  • Agustín

    Perdón, el anterior escrito ha salido sin haberlo terminado. Cosas que pasan con esto de la infórmatica.
    Sólo quería decir que la música, y otras vías de expresión artística, pueden ser un camino para expresar un cierto concepto de lo divino. Santiago hace referencia, entre otras, al Ave verum corpus de Mozart que pienso que puede ser (para mí) la mejor oración jamás copmpuesta. Pero no quiero ser pedante ni selectivo a la hora de hablar de música. Cualquier música oida en el estado de ánimo adecuado. 
    Lo que pasa es que algunos compositores dejaron expresar su propia mentalidad religiosa en sus notas. Por eso me refería al distinto estilo de Verdi y Mozart a la hora de concebir sus respectivos Requiem. En el primero hay un sentido trágico de la muerte mientras que en Mozart rezuma alegría y esperanza. Fueron músicos que expresaron así su sentido religioso de la vida y de la muerte.
    Saludos   

  • Agustín

    Mª Luisa, Pepe, Rodrigo,Santiago.
    Efectivamente, como dice Pepe, cualquier música, en cualquier sitio, en cualquier ambiente te puede elevar. A unos nos motiva más un tipo de música u otra  

  • Santiago

    Creo que existe un consenso general en que la musica nos hace participar en la sublime realidad de lo espiritual que hay en todos nosotros…Es una lastima que la musica clasica, sacra y no sacra,  se haya relegado a “conciertos en las iglesias” con algunas contadas excepciones, viendola muchas veces como una reliquia del pasado o solo para una elite anacronica…Agustin, no dudo nada en lo que dices…las lagrimas no solamente estan en los ojos de los conductores como Abado, Karajan, Petre etc sino en los simples oyentes…quien no se ha emocionado ante el Ave Verum de Mozart, el Panis Angelicus de Frank, el Ave Maria de Schubert y de Gounod, el Va Pensiero coral de Nabucco de Verdi, el Te Deum de Tosca?…Es misterioso lo que el alma del compositor puede transmitir…transmite algo de si…quizas parte de su espiritu…algo recondito en el fondo del alma humana donde reside una belleza sin par…distinta de las realidades comunes…la musica pues es el instrumento comun de esa “teologia natural” de la que habla Agustin…y que nos identifica el ser espiritual que llevamos dentro y que forma parte de nuestra realidad….un saludo cordial de Santiago Hernandez

  • Rodrigo Olvera

    Hola Agustín
     
    Yo todavía recuerdo, y tengo videograbada, la ocasión en que Karajan dirigió la Misa de Coronación de ese masón apellidado Mozart en el Vaticano. Fue memorable. (No creo que en etse pontificado se vuelvan a escuchar los acordes del genio por aquellos lares).
     
    Saludos

  • pepe sala

    ¿ Quien podría dudar, Agustín, que la música es una manera sublime de conectar con lo espiritual?
    Los distintos estilos musicales podrán ser mejores o peores; pero todos ellos elevarán el espíritu hacia lo que cada cual conozca-reconozca.
     
    Muchos no tenemos la suerte de conocer-degustar la música que nos describes tan sabiamente. Casi me fastidia no tener la capacidad de disfrurarla con el mismo conocimiento que demuestras.
     
    Pero no por ello dejaremos de elevar nuestro espíritu volando entre las alas musicales de un acordeón,de la generosidad de unos músicos que tocan gratis para los amigos-as y unos niños-as que se mezclan entre las notas musicales, estre las hierbas del prado y entre parsonas sencillas que quieren ( queremos) honrar (orar) a nuestros iconos del más allá.
     
    Una pequeña muestra de lo que disfruté el sábado pasado.
     
    http://2.bp.blogspot.com/_UefRgai733Y/S-eYDgRe-RI/AAAAAAAAIyY/vuKGTeFNixE/s1600/Acto+4.jpg
     
    No es el mejor recinto para una gran ópera, ni siquiera para un mal entierro de algún masón ( o rojo); pero te aseguro que nos lo pasamos fenomenal y comimos el mejor ” quesu picón” del mundu mundial.
     
    Saludos.

  • h.cadarso

      Los comentarios se han centrado en la doble afirmación divergente o diferente de Dios es Jesús o Jesús es Dios. La triple interpretación del verbo ser que hacen Zalba y Oscar Varela y otros/as con los verbos “acontecer” o “estar” ayudan mucho a la comprensión del problema que plantea Castillo.
      No me había parado a pensar hasta qué punto Pablo se muestra  dependiente y portavoz de una filosofía-teología judeo-farisea y al mismo tiempo helénica-latina, de hasta qué punto es creador y responsable de la institucionalización del cristianismo y de su universalización, con la consiguiente pérdida de “inmanencia y humanidad”. Aunque efectivamente todos los escritos de este apóstol rezuman altísima teología y exiguos contactos con la realidad de lo concreto…Y cuando habla de la mujer, la esclavitud, el poder civil, se muestra un tanto conservador y superficial, no se hace preguntas, no se para a pensar.
      Pero voy a otra cosa; para mi gusto, lo mejor del artículo de Castillo está en la página 35, en la que recoge algunos versículos de Colosenses (1,15) y de Filipenses (2,6-7) en los que nos invita a descubrir a Dios en el esclavo, el reducido a un cero a la izquierda, el desvalido… Afirmación que parece estar en contradicción con lo anterior sobre la “institucionalización” de la religión…Y que desde luego hace del cristianismo una forma de ser y vivir y estar en el mundo muy de hoy, muy de siempre, muy de teología de la liberación.
      De alguna manera, rompiendo con su visión judaico-farisea de la religión, Pablo se reconcilia con esa otra dialéctica vital que nos descubre y nos acerca a Dios mediante el encuentro y abrazo con el otro, con el desvalido, con el que sufre. El Dios de Abrahán que guió a Pablo hasta encontrar a Jesús es ahora el Dios que somos llamados a adorar y venerar en nuestros hermanos; para encontrarlo tenemos que hacer obligatoriamente el “arrodeo” del hermano, es más, tal vez no hace falta ir más allá; como dice Sergio Zalba: “Dios es Jesús…pero también Antonio, María Luisa, Agustín, Perico de los palotes…”, y aquí ponemos a todos los tailandeses, camboyanos, indiecitos de los antes y el Amazonas, Obamas, sarkozys y otras gentes de mal vivir…a todos sin exclusión, pero en primer plano a los desheredados de la fortuna.

  • M. Luisa

    Ya me acuerdo Agustín   de esta relación que hacías entre la música y lo divino fue uno de tus primeros comentarios y pensé al leerlo que en efecto debe ser  así. Ya ver lo reafirma esta   frase hallada  por ti esta  misma mañana.  Y no me extraña  porque la creatividad cae de lleno en el  ámbito de la razón  como si de recrear la realidad dada se tratara  y en formas, por cierto,  diversas como lo  demuestra  lo propio de la  la razón poética, la razón artística, la  pictórica  etc…
     
    Un cordial saludo

  • Mª Luisa, creo que lo importante es entenderse más que entender o no.Cualquiera puede entender y aprender cualquier cosa; con más o menos esfuerzo pero, si se quiere, siempre se llega a entender. Entenderse quizás sea más difícil porque ponemos en juego nuestro ego. Y en nuestro caso sé que en el fondo ambos estamos diciendo practicamente lo mismo, así que entnderse ha sido fácil.
    En cualquier caso lamento si en algún momento entendiste que mi incapacidad de entender se refería a ti.
    Y hablando de música. Te copio una frase de Karen Armstrong: “Se ha dicho con acierto que la música que es en defintiva una actividad racional, es en sí misma una “teología natural”.  Hasta esta mañana no había leido esta frase, aunque yo me atrevé a calificar de casi tratado teológico en un comentario que hice aqui, el último acorde de la música para un funeral masónico de Mozart. Claro que tambíen se podría decir lo mismo del Requiem de Mozart comparado, por ejemplo, con el de Verdi. Yo he visto a Cladudio Abado con lágrimas al terminar de dirigir el Requiem de Verdi; en cambio si se oye el de Mozart la sensación es de esperanza y alegría.
    Lo siento, no tengo remedio; en cuanto tengo la mínima oportunidad de enlazar la música con lo divino (y cuando no también) me pierdo.
    Saludos   

  • M. Luisa

    Me alegra tu último comentario Agustín,  quedé algo deprimida el otro día  al  pensar que tal vez  podía  ser   yo la  persona que    decías no entender, pero en fin, si fuera realmente así creo que  sería justo y lo comprendería.
    ¡Me encanta la buena música también!
    Gracias, un saludo

  • Para no caer yo mismo en  verbalismos infructuosos creo que ambas partes tenemos razón (o nuestra razón) quizás porque estemos hablando de lo mismo desde perspectivas diferentes. 
    Entiendo que estamos en una plataforma de diálogo sobre lo humano y lo divino (sagrado y profano)  y diálogo significa aproximación. Así es que agradezco poder leer otros puntos de vista que además complementan o matizan mis propias convicciones.
    Saludos 

  • M. Luisa

    No quisiera errar en la interpretación que expondré a continuación sobre lo que a mi parecer está en la base de la expresión “Dios es Jesús” a la que  al igual que   Castillo y  Gonzalo a ella también se aviene     mi modo de pensar.  
     

    En cualquier caso, yo me apunto, al igual que hacen otros, en la insistencia de mi  posicionamiento y en lo   expresado ya  en mis reflexiones anteriores.   Por lo que ahora  sólo lo que  haré será ampliarlas  en coherencia  respecto a ellas  no sin asumir el riesgo, ya me perdonarán ambos teólogos  de si,   según sus criterios,  no fuera del todo  para ellos  válido  mi planteamiento.
     

    Lo primero que hay que  tener en cuenta en este problema es haber sabido diferenciar  como ya señalé  días atrás  el “es” de la fórmula  conceptiva  de la afirmación  como juicio “Dios es Jesús”  con el “es”  no propio de una inteligencia concipiente  sino el “es” en el que queda actualizada la realidad en el sentir humano (la llamada intelección, es decir realidad e inteligencia son congéneres)  como  así lo expresa la misma fórmula “Dios es Jesús”  pero en este caso  dios no proviene de una idea sino de su realidad misma manifestada en Jesús. Es decir no abandonando la misma expresión “Dios es Jesús”  en el primer caso  la afirmación cae de lleno a la llamada inteligencia concipiente de  la filosofía tradicional,  aquella en la que  las categorías son antropomórficas   y en el segundo caso, en la intelección,  las categorías son propias de la realidad misma de Dios experienciada  por nosotros mediante Jesús.

    Por eso y   resumiendo,  para  el problema que tratamos, lo categórico es el Amor. 

    Saludos

  • Santiago

    TOMAS de AQUINO se cuestiona si en Dios hay compasion o misericordia y llega a la conclusion positiva que en Dios existe una superabundante compasion, empezando por el acto creativo en si, y continuando con su perpetua providencia que mantiene y protege lo que El hizo desde el principio…Pienso que sabiendo Dios de nuestra dificultad para poder comprenderlo quiso expresar en “humano” el misterio infinito de lo que es el amor porque al asumir nuestra humanidad el Hijo pudo expresar mucho mejor el misterio divino y parte de su esencia en la persona de Cristo…No podemos aducir pues que es tan dificil amar a un Dios invisible….lo tenemos pues expresado cabalmente en Cristo, en el corazon de Cristo, donde reside el amor del Padre…Sera pues ese el mejor sentido que podamos darle a la Encarnacion que se presenta como la mejor cualidad de la divinidad…y asi quiero terminar, con Castillo: no podemos comprender (totalmente) a Dios..sin embargo, podemos vivirlo y encarnarlo…tal y como El quiso “bajar” hasta nosotros manifestandonos su esencia ya que Dios es amor….un saludo de Santiago Hernandez  

  • En el nirvana budista se confunden el sujeto y el predicado. Por eso todo es nada es igual a nada es todo.
    Lo discutimos? En este o en otro hilo?

  • Pues a pesar de los desacuerdos sobre mi punto de vista expresados aquí, voy a insistir en él.
    – Creo que es pura semántica porque no nos es posible afirmar o negar que Dios es Jesús o que Jesús es Dios.
    – Porque ese debate es estéril y mientras discutimos si son galgos o podencos (perdón por el símil) lo único importante y lo único que puede tener aplicación práctica como es el mensaje de Jesús (sea o no sea Dios) pasa a segundo plano.
    ¿Que no es así? Cuanta energía intelectual y emocional se consuma en debates sin fin, se estará sustrayendo a lo que en verdad importa.
    Desde el siglo IV, cuando Basilio obispo de Cesarea, formuló la doctrina de la Trinidad, pasando por la controversia entre el franciscano Duns Scoto y Tomás de Aquino sobre si a Dios se le pueden aplicar los conceptos de existencia, bondad etc de manera unívoca o por analogía y la no menor disputa entre dominicos (tomistas) y los jesuitas (suaristas) sobre la doctrina de la predestinación, la teología sigue con sus elucubraciones puramente especulativas sin que sea posible llegar a conclusión alguna que vayan más allá del malabarismo intlectual. Y eso que el propio Basilio insistía en que nunca podemos conocer la ousia de Dios, su naturaleza esencial; en realidad ni siquiera DEBERIAMOS HABLAR DE ELLO. Sólo el silencio es adecuado para lo que está más allá de las palabras (Epístola 234).  Una idea expresada casi de idéntica forma por Tomás de Aquino y por los teólogos de la apofática como Dionisio, Máximo, incluso Maimónides.
    La discusión sobre lo que pueda ser Dios o cómo pueda ser es ya demasiado larga. Por eso sigo pensando qque un nuevo pretexto o una nueva edición sobre una tesis sin final me parece una desviación sobre lo que realmente necesitamos. Los místicos (los pocos que en el mundo han sido) quizás fueran los estuvieron más cerca de la via. Pero la mística no hay teólogo que se capaz de enseñarla.     

  • Lali

    Sin ánimo de molestar:
     
    El concepto naturaleza es extraño a la mentalidad semita. Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, el término hijo tiene un significado relacional y sirve para expresar la conexión de la persona a la que ese vocablo se refiere con la realidad a la que está vinculada. Por ejemplo:
     
    En el AT se usa para indicar origen o vecindad (para llamar a alguien babilonio, se dice que es “hijo de Babel”.  Ez 23,15). O para expresar un merecimiento (si uno merece que le peguen, se dice: “es hijo de palos”. Dt 25,2). O para hablar de una cualidad (a alguien aguerrido se le llama “hijo de fuerza” Juec 18,2).
     
    En el NT se utiliza para expresar, por ejemplo, relación de amigos íntimos (se llama “hijo de la cámara nupcial” (Mc 2,19) porque éstos se encargaban de que la fiesta de la boda no decayera). Sirve para señalar la pertenencia a una realidad social: “hijos del Reino” (Mt 8,12).
     
    La mentalidad semítica es práctica y observa las cosas de diferente manera a la forma acostumbrada. Por ejemplo, ellos consideran que el futuro está detrás porque no se ve. En cambio, el pasado está delante porque lo tienen a la vista.
     
    Cuando en hebreo se quiere expresar cercanía en la identidad se utiliza el término “imagen (selem). En nuestra cultura viene a ser como una copia o un retrato. Para la mentalidad semita esa copia es tan importante que dañarla significa atacar al original. Por eso pasó a ser el segundo mandamiento de la Ley: “No hacer imágenes” (Ex 20,4), mandamiento que, dicho sea de paso, no recoge el catecismo.
     
    Pensar que un ser humano participa de la naturaleza de Dios no es que sea aberrante para la mentalidad semita, sencillamente resulta impensable.
     
    Por si sirve
    Lali    

  • oscar varela

    Hola!
     
    Algunas cosas que nos quedan después de la bomba neutrónica:
    ···········
    SER
    «soy», es decir, vivo. En ellas actúa la misma raíz indogermánica que da en latín una de las formas del verbo ser —fui— que aparece referida, sobre todo, al ser de la planta, con el sentido de crecimiento orgánico y más en general con el de curso normal de una existencia; en griego fysis. En latín, tal vez por haber quedado como elemento del verbo ser, su significación fue trasladada a otra raíz —nascor, natura
    ·············
    ESTAR
    Ser es idea demasiado abstracta para que se comience con ella y no nació referida al hombre, sino cosas que le rodean. En casi todas las lenguas el verbo ser tiene un curioso carácter de artificiosa elaboración y de producto reciente. Fue fabricado con palabras de raíces diferentes y que tenían significados mucho menos abstractos. Así en español ser, viene de sedere = estar sentado.
    ·················
    HABITAR
    Y es muy posible que sedere no signifique el simple hecho de estar sentado o asentado. El hombre de aquel tiempo pensaba que solo se es plenamente cuando habita.
    Su «ser o estar en la Tierra» no es siempre ni constitutivamente habitar,  sino que el habitar es una situación deseada a que algunas veces, más o menos aproximadamente se llega y que, lograda, es la forma más plena de estar y ser.
    ············
    CONSTRUIR
    Con lo cual resultaría que el ser del hombre en la Tierra no es un dado y tranquilo habitar. Por eso se pone a construir.
    ·············
    EL SER HUMANO: ESFUERZO Y ESPERANZA.
    Esto nos revela que habitar y ser no pueden tener ese sentido de algo logrado, tranquilo y positivo, sino, al contrario, llevan en su fondo la idea de que el ser del hombre es esfuerzo, insatisfacción, anhelo de algo que no se tiene, quejumbre de algo esencial que falta y esperanza de que se logre.
     
    La Tierra es inhabitable. Cuando el ser humano dice que es y habita se ha de entender con un valor aproximativo y deficiente. El auténtico y pleno habitar es una ilusión, un deseo, una necesidad, no un logro, una realidad.
     
    El hombre ha aspirado siempre a habitar, pero no lo ha conseguido nunca del todo. Sin habitar no llega a ser. Por esta causa se esfuerza en ello y produce edificios, caminos, puentes, utensilios y … ciencia y poesía.
    ··············
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • M. Luisa

    Totalmente de acuerdo  con Sergio en que el tema  va mucho más allá de verlo como simple verborrea o como  si de un juego semántico se tratara. 
    Sacar a colación el verbo semítico “acontecer”  puede ser útil para una mejor comprensión ya que nos aleja de la identificación  del “es” afirmativo de la metafísica clásica con el “es” en el  queda actualizada la realidad en el sentir intelectivo humano. La realidad si  acontece es por estar abierta a los sentidos. Y Así como el “es” del juicio constriñe la realidad  en el concepto  e imposibilita  el acontecer,  en la intelección aunque el término  la incluya    no hay acción alguna por parte de la inteligencia sino que, por el contrario, es en ella donde queda  actualizado el carácter abierto de  la realidad para hacerla, precisamente,  presente en el tiempo y en el espacio.    

  • Manuel V.

    Lali:
     En sentido semítico, el hijo tiene “la misma naturaleza” que el padre, cuando se refiere un semítico a su Abba, se refiere a aquel del que ha recibido su naturaleza.
    ¿A que santo iba a decirle Jesucristo a Pedro que era bendito porque Dios le había revelado… nada? Menudo absurdo.
    No es la praxis lo que identifica al hijo y al padre, es la naturaleza. Podrá la praxis “asemejar” pero no dar la “misma naturaleza” al hijo.
    Realmente los espíritus inmundo son modelo de ortodoxia, en ese aspecto. Es la respuesta sencilla, que ya aparece en la Biblia, cuando de alguien se dice,  cmo valor, que cree en Dios… más que nosotros creen en Dios los que lo conocen directamente. 
    Jesucristo rompió con la religión.
    Saludos

  • Lali

    Manuel V., perdona mi insistencia, pero no hay ninguna cita en los evangelios que afirmen que Jesús es Dios. La que tú transcribes habla de “hijo” en sentido semítico, es decir, uno que se parece a su padre porque actúa como él. Es la praxis la que determina el parecido de un hijo con su padre. Visto en sentido teórico-metafísico (pido perdón porque he usado anteriormente este dato) tendríamos que los espíritus inmundos son el modelo de la ortodoxia: “Y los espíritus inmundos, cuando percibían su presencia, se postraban ante él y gritaban: Tú eres el Hijo de Dios” (Mc 3,11).
     
    Amigo Sergio, me alegra coincidir de nuevo contigo. Guardo un grato recuerdo de la última vez que conversamos y tenía ganas de alabar tu forma de dialogar y el contenido de tus comentarios.
     
    No entro a hablar de la formulación “Dios es Jesús”. Sí quiero afirmar que el mensaje de Jesús atraía a los descreídos. La teología y los discursos sobre Dios, no. Algo pasa. Cuando Jesús comía con descreídos, los religiosos se quedaban a la puerta. Ahora, los que decimos comer con Jesús, dejamos fuera a los descreídos. Cosa rara. Conviene reflexionar. El proyecto de Jesús no exige ser religioso. Más bien su religiosidad representó un obstáculo para que los religiosos lo entendieran. A veces pienso si no estará repitiéndose ese mismo hecho.
     
    Desde mi punto de vista, la reflexión más profunda sobre Dios se halla en el primer versículo del evangelio de Juan. En él se repite tres veces el verbo ser en toda su intensidad expresando magistralmente la idea central del evangelio y lo que no encontramos por más vueltas que le damos: el sentido de la vida.
     
    Un abrazo
    Lali

  • oscar varela

    Hola y bravo Asun!

    Muy bueno tu estar atenta y acertada.

    Si te pareciera pertinente lo de “bomba neutrónica”,
    sería bueno si nos dijeras alguna salida sustentable en la emergencia,
    de un Dios esfumado,
    en el Panorama de un Mundo de “miembros dispersos” (disyecta membra).

    Esta imagen no es sólo imagen
    es la realidad de los varios, permanentes y futuros HOLOCAUSTOS.

    Gracias y ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Lali ha lanzado una bomba neutrónica.
     
    Lo característico de este tipo de misericordiosa bomba es que:
    Se sigue igual, aunque todo haya cambiado
     
    En nuestro caso pareciera tratarse de un gatopardismo teológico, magistralmente creado por la única Novela que escribió su Autor, el Conde de Lampedusa, y que le valió la fama mundial.
    ············
    Gracias a las Teorías de Redes, a la Física Cuántica o la Holística de que:
    Todo influye en Todo
    seguiríamos esperanzados la Prédica en el Desierto; pues queda demostrado que No hay tal Desierto.
    ············
    Por mi parte considero que el efecto neutrónico de la bomba debería:
    * afectar revolucionariamente a Dios y
    * dejar mejor parada la Vida humana; la de Jesús y la cualquier hijo de vecino.
    ············
    Interesante –para ir dándonos cuenta del acontecimiento neutrónico- es lo de Sergio Zalba, que entreteje el hilado de los demás cumpas atrienses.
     
    Se trata de la interpretación que nos proponen 3 Culturas en torno a la Realidad. Los verbos son:
    * SER —————(griega)
    * ACONTECER—(hebrea)
    * ESTAR ———–(america-aborígen)
    ··············
    Sobre esta última interpretación (amerindiana) no estoy muy seguro que el amerindiano la acepte sino como una mera “concesión” al occidental. Así nos lo dice el amerindiano Sumaq Kawsay al referirse a su ninchik (vivir bien):
     
    “La cultura occidental ha privilegiado el ‘pensar’ desde sus orígenes en la Grecia antigua, por eso los Inkas cuando llegan los españoles los señalan como ‘yachayniyoq’, y no se equivocaron pues hasta hoy Occidente, no deja de usar el ‘logos’ y la ‘epistheme’, la razón y la ciencia como sus principales armas y “virtudes”.
     
    La civilización occidental padece un flagrante descuido de su parte afectiva, de sus sentimientos, de su corazón. En cambio la civilización andina levanta el mandato cultural del ‘Allin Munay’, principio Inka que señala que para vivir espléndidamente se debe ‘querer bien’, ‘amar fuerte’, saber sentir al cosmos, a la comunidad, a los semejantes y al medio circundante, a la madre natura, a la Pachamama.
     
    Imaginemos las limitaciones de un empresario capitalista, un ejecutivo gerente tratando de recordar y llevar a la práctica su curso de “inteligencia emocional”, de ‘sentir’ su ‘responsabilidad social’ para con la comunidad o su ‘responsabilidad ecológica’ para con la naturaleza… “sensiblerías arcaicas”, diría: estas debilidades emotivas pueden debilitar mis cuentas bancarias… O peor, imaginemos a los curas desde el pulpito clamando por “caridad” con los trabajadores y empleados de las empresas, o “clemencia” para los ríos y lagos contaminados.
     
    Desgraciadamente la cultura occidental ha privilegiado excesivamente ‘el pensar’ en sus disciplinas de conocimiento y ‘de vida’, esto como producto de su filosofía monomaniaca, que deviene de su mito de origen, que es la “unidad creadora” (corriente que en la filosofía se conoce como neoplatonismo), toda su ciencia y por ende su tecnología esta condicionada al principio de que “ciencia es medir”, calculan todo bajo su medida ‘única’ que es La Razón o ‘El logos’ de su existencia, más allá de ‘su medida’ allanan cualquier otra ‘cualidad’ trascendente y tienen su máxima en el “cogito ergo sum”, el ‘pienso luego existo’ de Descartes, pensador que representa la entronización de las matemáticas en el subjetivismo o ‘individualismo’ científico y con ello la potenciación del llamado ‘plan baconiano’ del ‘saber es poder’, que significa la separación total y el dominio del sujeto sobre el objeto, que es uno de los pilares de la modernidad, en donde el “homo occidentalis” (valga el neologismo) quiere dominar a la naturaleza -y mas aun, a ‘la realidad’- a través del ‘Saber’ pretendiendo conocer ‘absolutamente’ sus características para manipularlas a través de la invención de ‘leyes’. Imaginan a la Pachamama como una gran máquina, capaz de poderse manipular y explotar sin medida ni contemplación. Esto es, sin duda alguna, lo que ha ocasionado la ruptura de los vínculos de la civilización occidental con la Pachamama.”
    ·············
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Asun

    DE CÓMO EL LITERALISMO BÍBLICO
    CONDUCE AL FUNDAMENTALISMO RELIGIOSO
     
    Laura Schlessinger es una conocida locutora de radio de los Estados Unidos que tiene un programa en el que da consejos en directo a los oyentes que llaman por teléfono.

    Recientemente saltó la polémica cuando la presentadora atacó a los homosexuales. Dijo que la homosexualidad es una abominación, ya que así lo indica la Biblia en el Levítico 18:22, y por tanto no puede ser consentida bajo ninguna circunstancia.

    Lo que a continuación se transcribe es una carta abierta dirigida a la Dra. Laura, escrita por un residente en los Estados Unidos, que ha sido hecha pública en Internet:
     
    “Querida Dra. Laura:

    Gracias por dedicar tantos esfuerzos a educar a la gente en la Ley de Dios. Yo mismo he aprendido muchísimo de su programa de radio e intento compartir mis conocimientos con todas las personas con las que me es posible. Por ejemplo, cuando alguien intenta defender el estilo de vida homosexual, me limito tan sólo a recordarle que el Levítico, en el capítulo 18:22, establece claramente que la homosexualidad es una abominación. Punto final.

    De todas formas, necesito algún consejo adicional de su parte respecto a algunas otras leyes bíblicas en concreto y cómo cumplirlas:
     
    1.      Me gustaría vender a mi hija como esclava, tal y como indica el Éxodo, 21:7. En los tiempos que vivimos, ¿qué precio piensa que sería el más adecuado?
    2.      El Levítico 25:44 establece que puedo poseer esclavos, tanto varones como hembras, mientras sean adquiridos en naciones vecinas. Un amigo mío asegura que esto es aplicable a los mejicanos, pero no a los canadienses. ¿Me podría aclarar este punto? ¿Por qué no puedo poseer canadienses?
    3.      Sé que no estoy autorizado a tener contacto con ninguna mujer mientras esté en su período de impureza menstrual (Lev 15:19-24). El problema que se me plantea es el siguiente: ¿cómo puedo saber si lo están o no? He intentado preguntarlo, pero bastantes mujeres se sienten ofendidas.
    4.      Tengo un vecino que insiste en trabajar el día sábado. Éxodo 35:2 establece, sin lugar a dudas, que ha de recibir la pena de muerte. ¿Estoy moralmente obligado a matarlo yo mismo? ¿Me podría solucionar usted este tema de alguna manera?
    5.      En el Levítico 21:20, se establece que uno no puede acercarse al altar de Dios si tiene un defecto en la vista. He de confesar que necesito gafas para leer. ¿Mi agudeza visual tiene que ser del 100%? ¿Se puede relajar un poco esta condición?
    6.      La mayoría de mis amigos (varones) llevan el pelo arreglado y bien cortado, incluso en la zona de las sienes, a pesar de que esto está expresamente prohibido por el Levítico 19:27. ¿Cómo han de morir?
    7.      Sé, gracias al Levítico 11:7-8, que tocar la piel de un cerdo muerto me convierte en impuro. Aun así, ¿puedo continuar jugando al fútbol si me pongo guantes?
    8.      Mi tío tiene una granja. Incumple lo que se dice en el Levítico 19:19, ya que planta dos cultivos distintos en el mismo campo; y también lo incumple su mujer, ya que lleva prendas hechas de dos tipos de tejido diferentes (algodón y poliéster). Él, además, se pasa el día maldiciendo y blasfemando. ¿Es realmente necesario llevar a cabo el engorroso procedimiento de reunir a todos los habitantes del pueblo para lapidarlos? (Lev 24:10-16). ¿No podríamos sencillamente quemarlos vivos en una reunión familiar privada, como se hace con la gente que duerme con sus parientes políticos? (Lev 20:14). Sé que usted ha estudiado estos asuntos con gran profundidad, así que confío plenamente en su ayuda.
     
    Gracias de nuevo por recordarnos que la palabra de Dios es eterna e inmutable”.
    La literalidad bíblica también es fuente de humor que nos hace ser humildes por las limitaciones que entrañan los conceptos y esquemas mentales de antes y ahora. Si el amor en el Dios de Jesús es apertura, respeto  y liberación  compasiva habremos de poner especial atención, consciencia,  en aquello que constriñe a uno mismo, a los demás y a Dios, des-humanizándonos. 

    Gracias por el artículo Gonzalo.

  • Sergio Zalba

    No sé si acabo de entender algunos de los comentarios que he leído en este hilo. Pero según lo veo, no es un tema para nada menor que en el seno del cristianismo tal cual se mantiene oficializado –católico o no- se diga que Jesús es Dios o que Dios es Jesús. No lo veo como simple verborrea ni como juego semántico.
     
    Aunque Jesús nunca haya dicho implícita ni explícitamente “Yo soy Dios”, ni tampoco lo hayan dicho sus seguidores en el sentido que posteriormente se dogmatizó como unión hipostática, lo cierto es que el binomio Dios-Jesús o Jesús-Dios atraviesa de manera fundamental toda la historia del cristianismo y a mi entender, una adecuada respuesta teórico-conceptual no debería imaginarse como un entretenimiento intelectual sino como aquello que fundamente y favorece la praxis.
     
    Yo estoy con Gonzalo (y tal vez con Castillo, debería leerlo primero para afirmarlo sin dudas) en que Dios es Jesús, pero también, que Dios es Antonio, Dios es Lali, Dios es Miguel, María Luisa, Agustín,  Rodrigo, Joxema… Pero siempre y cuando quede claro que el ‘es’ –como dice Gonzalo- no tiene el carácter metafísico del esse helénico-escolástico sino el semítico del acontecer, muy cercano al de nuestro estar: Dios acontece, está en Jesús.
     
    Lo que nos llega claramente por los evangelios, y esto es lo que nos subyuga a los cristianos de la figura de Jesús, no es su divinidad -¿qué gracia tiene ser bueno si se es Dios?- sino su humanidad. Una cabal humanidad que le permitió un cabal estar/acontecer de Dios en él. Un tal estar/acontecer que, en la tradición occidental, no tiene parangón conocido.
     
    Quizá, si la categoría semítica del acontecer y la más universal de estar (muy propia de la América aborigen) hubiesen primado sobre la helénica del ser, otro gallo hoy cantaría. La cantidad de consecuencias que se siguen de este ‘detalle’ es gigantezca.
     

  • Manuel V.

    Lali:

    “Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”. 
    Y Jesús le dijo: “Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el cielo. “

  • M. Luisa

    Es evidente que hay precipitaciones en las reflexiones porque, repito no se trata  del “es” afirmativo de una inteligencia concipiente, como por ejemplo la de Pablo,  sino   de una intelección previamente sentida.

  • ¿Dios es Jesús? o ¿Jesús es Dios? Arduo dilema éste. ¿Y ahora qué hacemos? Pues parece bastante claro. Planteado el estado de la cuestión la controversia está servida. Claro que es una discusión de pura semántica; auténtica verborrea, palabras, palabras. Y a ser posible que sean palabras de difícil digestión, no sea que las vaya a entender cualquiera. (Aprovecho la oportunidad para agradecer a LALI su claridad de ideas, y su estilo. Quizás debería usar también este paréntesis para declararme analfabeto total cuando leo a otra participante en este foro pero no recuerdo su nombre)
    Y mientras tanto, como indica SARRIONANDIA, perdemos de vista lo único importante. 
    Dionisio el Areopagita en su Teología Mística dice algo muy certero sobre este tipo de discusiones: ” nosotros mismos descubriremos no sólo que se nos acaban las palabras, sino que nos encontramos realmente sin palabras y no sabiendo”

  • pepe sala

    Cada día me asombra más la seguridad de quienes ” conocen” a la perfección la mente de Dios, la mente de quien fue asesinado hace 2000 años, lo que pensaba Pedro, Pablo, Santiago…
     
    Y digo yo ¿ se puede tener tanta seguridad sobre algo tan lejano y tan sujeto con pinzas históricas?.
     
    Porque, si sólo nos fijásemos en el tinglado de lenguas que se han venido utilizando en las escrituras y en las distintas épocas en que se aseguran las cosas como si hubieran pasado anteayer ( y tampoco son fiables, puesto que cada periódico o cadena de televisión dará una versión totalmente diferente) no se comprende tanta seguridad. Veamos:
     
    Abraham hablaba un dialecto semítico de Mesopotamia.
    Los cananeos hablaban diferente
    Cuando lo judíos vuelven de Egipto hablan de diferente forma que los cananeos
    LA PROFETISA DEBORA utiliza un lenguaje diferente
    Los Doctores de la Ley utilizan el hebreo ( como los católicos el latín para enseñar teología)
    Los esenios hablaban hebreo ( Jesucristo?¿?¿?¿)
    En la vida diaria se cree que Jesucristo hablaba arameo.
    El Imperio Romano impone el latín.
    Flavio Josefo nos dice que los textos oficiales del imperio debían ir obligatoriamente traducidos al griego
    Los Rabinos luchan denodadamente contra la lengua griega y comparan a quienes enseñen griego a sus hijos con quienes comen cerdo.
    Los Evangelios, epístolas, Hechos, Apocalipsis ,fueron escritos en griego…
    Etc, etc, etc….
     
    Y con éste Babel lingüístico ¿¿hay quien pueda afirmar con tanta rotundidad lo que pensaba Jesucristo, lo que quiso decir Pablo de Tarso, lo que Pedro entendió sobre el asunto del fundamente pétreo de la ICAR…??
     
    No sé, no sé… para mí que hay que se debería tener más prudencia y menos afirmaciones rotundas.
     
    Bueno, que tengo que ir al Euzkaltegui a ver si me enseñan algo de Euzkera.

  • M. Luisa

    Para estar de acuerdo  con esta expresión “Dios es Jesús” a la que nos acerca Castillo,  es inútil caer en la tentación de llevarla como salida de los Evangelios porque  ellos no afirman sólo  manifiestan,  de ahí la posibilidad  que nos brindan de entendernos  los  humanos de distintas partes del mundo.
    Cuando desde la fe surge la expresión Dios es Jesús entendida ésta desde la perspectiva meditada, reflexionada y explicada por Castillo Y Ganzalo Haya no cave ver dicha expresión  del mismo modo erróneo como el  que nos ha llevado tener  una visión vertical  de la realidad sino que  decir  Dios es Jesús  dentro de tantas consideraciones tenidas en cuenta es decirlo desde la horizontalidad misma de Jesús.
    Y en esta horizontalidad es desde donde hay que hacer realidad esa sociedad alternativa. Por lo tanto  no se parte de ningún vacío ni de zonas desconocidas por el gusto de pensar sino que, si se piensa es para actualizar, es decir, hacer presente  no  meramente  representar lo que en tiempo de Jesús aconteció.

  • Antonio Vicedo

    El “FIGURARÁ” iba subrrayado y no ha aparecido así. Considero muy importante el matiz:  “FIGURARÁ”

  • Antonio Vicedo

    Este párrafo de Manuel de Irujo en su escrito a Vidal y Barraquer nos ofrece una síntesis espléndida de hasta donde se llega en la Iglesia desde una concepción de Jesús es Dios,  o de Dios es Jesús: – ” 
    “Tenga presente que en las dos zonas se han hecho mártires; que la sangre de los mártires, en religión como en política, es siempre fecunda;
    que la Iglesia, sea por lo que fuere, figurará como mártir en la zona republicana y formando en el piquete de ejecución en la zona franquista. VER y JUZGAR, para ACTUAR

  • Lali

    Por si hubiera interferencias en la parabólica, repito:
    En ninguna parte de los evangelios se dice que Jesús fuera Dios. Tampoco él lo afirmó; ni a los suyos ni a los demás. Y de sí mismo él sabía más que nosotros.
     
    Saludos otra vez
    Lali

  • Miguel González

    Una y otra vez chocamos con el mismo problema: Jesús convoca a un grupo de discípulos y a ellos les cuenta las intimidades de su Padre. “Haced entre vosotros lo que me habéis visto hacer a mi”. Es un mensaje exclusivo para su grupo,  no es para todo el mundo. Sí, ya sé que eso no gusta pero es lo que hay. El mensaje de Jesús no es un conjunto de frases puestas una detrás de otra, todas ellas en el mismo plano que lo mismo sirven para un roto como para un descosido. El problema viene, por lo tanto,  cuando se pretende traducir su mensaje a una realidad concreta y se intenta conferirle una dimensión de cortas miras, es decir política (humana, demasiado humana). Ese vino (nuevo) no “madura”  en ningún odre (viejo). Esa barca siempre se estrellará en el mismo acantilado. Está fuera de toda duda que ni Jesús se mezcló con los grupos político-religiosos  más activos de su tiempo ni es previsible que lo hiciera ahora. Luego desde esa perspectiva (la única válida) los intentos de instrumentalización de la figura de Jesús, ora con barbas, ora melifluo anarco, ora defensor de feminismos; todo eso no son más que puros fuegos de artificio, un ejercicio inútil. Jesús es lo que fue y lo que ha llegado a ser a través del tiempo y del quehacer de sus seguidores. Con sus luces y sus sombras. En esas manos dejó su legado. Jesús se dirigió a su Padre como Abba, papá, no como mamá. Si hubiera querido transmitirnos las enseñanzas de su mamá lo habría hecho, sin pelos en la lengua. Y como eso, todo. Otra cosa es que Jesús tenía un profundo sentido de la justicia y vino a contarle a todo el mundo las verdades del barquero.

    De simple es aburrido: a quien no les guste esta Iglesia, que invente otra, con un par. Nadie se acerca a un grupo social para pretender llevarlo a otro sitio ni a su supuesta esencia ni narices, sino que si no te gusta te vas y montas el que a ti te gusta y a dar lecciones de autenticidad por el mundo. Otra cosa es dar polsaco.

  • Lali

    En ninguna parte de los evangelios se afirma que Jesús sea Dios. Decir que Dios era Jesús habría sido una aberración mayor, si cabe. Hoy, al parecer, esas formulaciones  encandilan y entretienen. Naturalmente, en las zonas ricas del planeta, claro, porque en Ruanda, por ejemplo, se habla poco de esas cosas.  
     
    Nosotros (me incluyo), al parecer, hemos orientado la parabólica hacia el espacio buscando fórmulas que satisfagan nuestro autismo espiritual. Y me pregunto si no estaremos errando con nuestra mirada vertical, cuando la realidad nos exige la horizontalidad. ¿No es el ser humano la imagen de Dios? ¿A qué perder el tiempo buscando por zonas vacías? Si las religiones dicen de adorar a Dios a través de su imagen, ¿por qué desviar la mirada de los que a diario se mueren de hambre? Jesús lo entendió a la perfección. Pasó de elucubraciones y se entregó a dar la solución que necesitaban los desesperados: Una sociedad alternativa donde la igualdad fuera realidad y no quimera. Esa fue la salvación que propuso. El sistema no lo toleró y se le echó encima con todos sus poderes, el político, el ideológico, el económico, el militar, el religioso. A Jesús se le llama en el evangelio hijo de Dios, no en sentido metafísico (El que procede de), sino con significado existencial (El que se parece a), un significado que invita a la praxis no al entretenimiento.   
     
    Saludos
    Lali  

  • M. Luisa

    Esta mañana me he levantado con el propósito de dar continuidad a mi último comentario que hice en el post. de Tamayo sobre el papel de las mujeres en las religiones, sin embargo he quedado enormemente sorprendida  al ver la coincidencia  en los puntos que determinaban mi   reflexión, (los del otro día y los que  hoy  iba a exponer)  y los puntos que desarrolla aquí en  este artículo  Gonzalo Haya.

    Y es que esta mañana le daba yo vueltas a la cabeza  pensando  que según lo que llevaba ya dicho todavía antes de llegar a concluir no  de qué manera, ya la sabemos, sino mostrando el porqué sucedieron así las cosas  con respecto el papel de las mujeres en la religión, había de interponer una serie de explicaciones para entender la influencia que para la religión ha tenido   la  mentalidad de Pablo.  Y a esto es a lo que me refería cuando hablo de mis puntos de coincidencia con los desarrollados aquí por Gonzalo Haya.
     
     
    Allí dije que no era lo mismo la intelección que el conocimiento. El conocimiento es un modo ulterior de intelección. Los discípulos  son los que mediante Jesús tienen intelección de la realidad divina o si se quiere de Dios. Si Pablo nos dice que no le interesa el conocimiento de Cristo según la carne lo que  sin duda hace  es ponerse a pensar  no sobre qué sea la realidad “sentida-vivida”  de Dios sino directamente sobre la   idea formada en su mente  y de ahí en el transcurrir histórico.  Por eso puse el ejemplo  del color verde sentido o visto en la intelección y de esta mera actualización del verde por ser real  es lo que posteriormente dicha intelección se convierte en conocimiento porque es el fotón que nos da el porqué del color verde. En la expresión  “Dios es Jesús”   no se ha de entender que ese  “es”  proceda de una afirmación intelectual sino que es  el propio de una previa experiencia intelectiva  de la  realidad  de Dios mediante Jesús.
     
    Gracias por el artículo. Un cordial  saludo

  • Rodrigo Olvera

    Sin demeritar a José María Castillo, pero yo he encontrado más interesante otro artículo de la misma revista “Nadando contra corriente: Cristianos por la República”
    http://www.iglesiaviva.org/241/241-31-RAGUER.pdf

    Saludos

  • Antonio Vicedo

    .- Esta aportación de José María es una referencia genial para enmarcar la coherencia o incoherencia prácticas de la fe cristiana y por lo tanto para poder calibrar el grado de autenticidad práctica de la misión de la Comunidad de sus Discípulos a la que nos referimos como Iglesia.
    Partir de la MISIÓN CONCRETA que Jesús hace suya de parte de Dios en la realidad, modos y mensaje que se basan en la ENCARNACIÓN= HUMANIZACIÓN, es todo un referente modélico para comparar realidades y modos eclesiales como presencia temporal y actuación social de Jesús-Dios en la Humanidad.
    Es igualmente modo eficaz de dificultar o impedir la idolatrización divina   ya que  la referencia al Jesús Histórico invalida cualquier intento de apoyar nuestra fe en un dios elaborado por nuestras mentes y acomodado a nuestras aspiraciones e intereses.
    Es maravillosa la claridad con que se  ilumina , desde esta proposición DIOS ES JESÚS,  aquel EJEMPLO OS HE DADO PARA QUE HAGÁIS ENTRE VOSOTROS LO QUE ME HABEIS VISTO HACER CON VOSOTROS.
    Porque: “Yo os envió COMO a MI me ha enviado el Padre, al que veis, Felipe, solo al verme a Mí, directa y personalmente ahora vosotros mis testigos, o siempre,  desde ahora,  en “cualquiera de mis hermanos más pequeños“,  aquellos que en mí crean,  Tomás, sin necesidad de verme  ni tocarme.

  • Puede que Castillo tenga razón pero son razones  que llevan a discusiones o inútiles o inconvenientes. Jesús dió un único mandamiento, el AMOR, en el que se incluyen todas las verdades, todos los bienes y todas las bellezas.

Deja un comentario