Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5243 Artículos. - 83882 Comentarios.

El peligro de criar cuervos

La crisis en la cúspide de la Iglesia es ya pública. Y fue insinuada ya, cuando aún estaba oculta, por aquellas palabras, hace un año, de un papa al que a pesar de su reconocida sabiduría parece que le sobrepasan los acontecimientos: “Hoy en la Iglesia se muerde y se devora” (Ver la >Editorial del El País el 23-3-09). Él se lamenta, sigue ocupado en preparar sus homilías patrísticas, sus libros y en seguir buscando el acercamiento de los cristianos de extrema derecha, aunque sean lefevbrianos o anglicanos.

Sobre esta crisis se han publicado estos días varios artículos. Pero el que aporta y relaciona más información hasta ahora es el Sandro Magister que tiene también su página Chiesa en español.  

Animo a leerlo y comentarlo. Y, por mi parte, adelanto este análisis resumido.

Quien ha ido criando los cuervos en el interior de la Iglesia ha sido el mismo papa Ratzinger, desde su época de cardenal, y, después, desde la política de sus contactos con los integristas y los nombramientos de personas conservadoras para obispados y cargos. Unos meses después de ser papa respaldó la estrategia de Ruini con la abstención al referéndum y en Ravenna desautorizó a Tettamanzi, al alabar expresamente a los “ateos devotos” que se sumaban a algunos objetivos de la Iglesia.

Y ahora, cuando la mínima prudencia diplomática italiana exige ciertas pruebas de moderación (que en este caso procederían del Secretario Bertone, de l’Osservatore Romano y del mismo promotor del “Evangelio de la Familia” Fisichella), resulta que los obispos italianos, brasileños y estadounidenses protestan. Quieren que la Iglesia sea más radical en los famosos temas: no al aborto, no a la eutanasia, no a las parejas homosexuales, no a la manipulación con embriones…

Por eso, según ellos, todo se le debe perdonar a Berlusconi pues en esos temas ha sido tajante, aunque en otros sea infumable. Pero a Obama, nada de nada, pues ha sido “débil” en el tema del aborto y las parejas homosexuales.

Y esos integristas conservadores (capitaneados por Ruini, Re y otros cardenales a quienes se suma nuestro Cañizares), obsesionados por esos temas como los más principales, son los que tildan ahora de débiles componendas políticas a las relaciones posibilistas que el Vaticano quiere llevar con los gobiernos, inluido el de la China popilar. Va a ser difícil ahora cambiar la fuerza que está tomando el integrismo en el Vaticano. A principio de su pontificado hubiera podido hacerlo… Pero ahora, esos cuervos se sienten poderosos. En España tendríamos muchos ejemplos. Y el instrumento principal del gobierno Vaticano, como coordinador de la curia, el salesiano cardenal Bertone, tiene la desventaja de no ser un hábil diplomático de carrera y obrar con demasiada ingenuidad a veces…

No abro esta entrada para dar una nueva oportunidad de desahogarse en ataques globales contra la ICAR. Ya sabemos que estos regímenes, que se apoyan sólo sobre un hombre con absolutos poderes y edad avanzada, tienden a la decadencia. Lo que si me interesaría es que se aportasen datos e interpretaciones de hechos concretos, que contrastaran o enriquecieran los análisis que aquí hago a partir de lo que informa y analiza Sandro Magister.

66 comentarios

  • ana rodrigo

    Mamma mía, Teófilo Liberto!! Qué calentón de neuronas tienes….! Uf,Uf…!!! Ponte un poquito de hielo en las sienes a ver si recuperas la temperatura normal….. ¡Qué manera de separar corderos y cabritos..!
    Ah, te has olvidado de contestarme a la última pregunta que te hacía sobre mis afirmaciones acerca de la resurrección ¿ O  lo que tú dices que yo dije también es el resultado de tu experiencia empírica? 

  • teófilo liberto

    Mis reflexiones, mis lecturas y mi propia experiencia personal empírica, Ana Rodrigo, me informa, creo que muy a las claras, de que el progresista, por lo común -me figuro que salvo honrosas excepciones, heroicas y santas incluso- tiene tendencia a despreciar lo que tradicionalmente se denominan cosas de Dios: los sacramentos, la oración, la espiritualidad cristiana, la fidelidad a la Iglesia… Durante un tiempo yo me moví en esos ambientes de oenegeísmo, progresismo cristiano, jesuitas partidarios de las movidas LGTB, relativización máxima de las prácticas propias de la fe y la doctrina católicas (confesar, comulgar, ir a misa, la oración, la fidelidad al Magisterio…), y el resultado no puede ser más claro: no juzgo a ninguna de esas personas, no pocas de ellas seguro o probable que muy solidarias y todo lo que tú quieras, pero apartadas de la vida práctica y sacramental de la Iglesia casi al cien por cien. Desde los tiempos de Pastoral Juvenil y la JEC y la JOC y toda la carcajada cristiana, compruebo que viene siendo así; en cambio, los grupos católicos considerados conservadores -a los que ni he pertenecido ni pertenezco, salvo un año o algo así en que asistí a una comunidad de kikos, hace por lo menos veinte años o más, siendo apenas yo un rapaz, acaso más porque había chicas en esa comunidad que me gustaban que por imperativos propiamente pastorales o de fe-, pese al tremendo laicismo ambiental y a los ataques a la Iglesia, o crecen o se mantienen, pero no decrecen; también, no lo olvidemos, porque sus mujeres, incluso las más jóvenes, suelen tener muchos más hijos que las católicas progres, que por lo común son feministas, feministas de género, abortistas según y cómo, y todas casi sin excepción partidarias de tener pocos hijos o ninguno y de la anticoncepción, por supuesto. Todo ello en contra, ni que decirlo habría, del Magisterio.  

    El progresismo, ya digo que por lo general, tiene tendencia a querer salvar el mundo intramundanamente, esto es, desde la inmanencia, no desde la trascendencia. Así las cosas, el progresista también deviene persona tendente a ver la Iglesia no como misterium salutis sino como una especie de gran oenegé articuladora de solidaridad y apoyo a movidas de la izquierda oficial -que ni coincide siempre ni suele ser, al menos en España, coincidente con la izquierda militante real-. El progresista por ende mundaniza la fe, mientras que lo cristiano me parece que es -sobre todo lo propio del laico cristiano, esto es, la caridad política, que dijera en su momento el papa Pío XII- vivir la caridad cristiana en el mundo, sin confesionalismos, pero sin rebajas, ni sobre el ideal ni sobre la doctrina. En definitiva, lo del Señor: “Estar en el mundo sin ser del mundo”. 

    Por todo lo anterior, el progresista va asumiendo entre sus convicciones más sólidas la de que lo que importa es el mundo, salvarse aquí, mejorar el mundo, intramundanizar el mundo; sólo que a menudo, empero, ese esfuerzo, en muchos aspectos muy loable, acaba, de una parte, por aguar el Evangelio del Señor, por volver sosa la sal con que salar el mundo -y creo que conoces lo que eso significa en los Evangelios-, y de otra, acaba por alejar de la Iglesia al fiel, que, comprobando que para ser bueno y practicar la solidaridad y la justicia ya no cree necesitar acudir a la iglesia, pertenecer militantemente a la Iglesia, pues acaba, en consecuencia, por romper con ella, por verla innecesaria, o inútil o carca, insoportablemente reaccionaria y de derechas, conservadora y todo lo demás; pues la Iglesia, en otro tiempo amada, resulta que está en contra del aborto, la eutanasia, la contracepción, la homosexualidad, el divorcio, las parejas de hecho, etcétera, es decir, en contra del ideario de la progresía con la que ese fiel desafecto a la Iglesia comparte tantas movidas, tantas pateadas (caminatas), acampadas en playas vírgenes o semivírgenes, por ejemplo, o manifestaciones desde Pobreza Cero, donde no le importará coincidir con Pedro Zerolo y demás adalides degeneradores de la moral cristiana y la decencia política auténticamente socialista, vividores burgueses, puesto que ese señor, como la inmensa mayoría de los miembros del PSOE actual, no es sino izquierda fraudulenta.

    Dicho lo anterior, he de revelar que por supuestísimo que para mí no fueron ni son en absoluto progres, cristianos tan ejemplares (cristianos de un cercano ayer y aun de hoy, pues algunos viven) como Dom Hélder Cámara, Paulo Evaristo Ars, Aloíso Lorscheider, el cardenal Tarancón, Alberto Iniesta, Ramón Echarren, Guillermo Rovirosa, Edith Stein, Simone Weil, Dorothy Day, Emmanuel Mounier, Carlos de Foucault, Martin Luther King, Emmanuel Mounier, Tomás Malagón…

    Volviendo al asunto de algunos comentarios anteriores, diré ahora que al igual que no condeno ni juzgo la conciencia o incluso el grado de culpabilidad del ladrón, el abusador, el mentiroso, el ateo o, ya puestos a decir, el genocida, ni condeno ni juzgo al homosexual. Pero me alineo con la doctrina de la Iglesia (para mí, Sagrada Escritura, Tradición, Santos Padres, Magisterio, datos de la ciencia…); ustedes, ya veo que no. Lo cual es respetable aunque no compartible por mí a pesar de que, qué curioso -acaso por ser yo un bobo, me aseguran algunos amigos-, me siento muy puteado algunas personas de la Iglesia: responsables de colegios católicos concertados o privados, responsables de Cáritas y otras movidas asistenciales diversas, algún que otro vicario responsable de la contratación del profesorado para la impartición de la asignatura de Religión católica en la enseñanza pública, alguna que otra monja o religiosa a la que he pedido ayuda…

    Al contrario que algunos de aquí de Atrio (al menos por lo que dicen y por la forma como lo dicen), no odio a la Iglesia, ni me quiero bajar de la barca de Pedro, aunque no dejo de reconocer que en la Iglesia he conocido a eclesiásticos hipócritas, cínicos (clericanallas eran llamados, en plena época de las revueltas y movimientos sociales en España, por la izquierda radical). Y me han pagado con la moneda del desprecio y la más ruin de las falsedades algunos eclesiásticos y movidas eclesiales diversas, cuando he necesitado ayuda y me la han negado, a pesar de haber ofrecido yo a la construcción del Reino creo que una considerable cantidad de tiempo, dinero y esfuerzo (aunque ya sé que siempre insuficiente para todo lo que resta por hacer). Y todo ello más se agudiza cuando creo comprobar cómo funcionan tantas movidas eclesiales, como secularmente puestas a funcionar a base de golpes de nepotismo, burocratismo, falsedad, intereses mercantilistas…

    A estas alturas de mi vida ya me parece comprender que ese sufrimiento moral, que ya no es tanto, es una pequeña cruz que he de soportar, desde el convencimiento de que sin Viernes Santo no hay Resurrección.

    Y nada más. Disculpas por mis confidencias aquí aireadas. 

  • ana rodrigo

    Teófilo Liberto dices: “(por cierto, Ana Rodrigo, para los cristianos todos Jesucristo resucitó, es fundante el dato, cristológicamente hablando, no es cuestión de conservadurismo el creer que resucitó, como señalas tú en uno de tus comentarios),”.

    Yo no tengo ningún inconveniente en confesar mis creencias, mis increencia y mis matizaciones o aclaraciones, pero decir , como tu haces:  “como tú señalas en uno de tus comentarios” no me vale, porque no sé en qué comentario, en qué contexto ni siquiera a qué se refiere lo que me adjudicas. Así que te agradecería en próximas ocasiones que no dejes las citas en el aire, sino que las copies y cites el comentario al que te refieres yno  me adjudiques cosas sin entrecomillar. Es lo mínimo que puedo pedir.

  • teófilo liberto

    O sea, que a Rodrigo Olvera lo que le preocupa es el asunto de las excomuniones, porque según piensa la Iglesia en la actualidad, por iniciativa de sus pastores, con el Papa a la cabeza, excomulga en exceso, no es lo suficientemente misericordiosa. De ser así, no hay problema en buscar la solución: intentemos todos ser más misericordiosos; sin embargo, ¿al precio de qué?, ¿de cambiar la Sagrada Revelación, el curso de la Tradición viva de la Iglesia?, ¿la voz del Magisterio?, ¿la enseñanza de los Santos Padres acaso? Me parece que no, que por ahí no van a ir los tiros -uf, excusas por la expresión al uso, poco afortunada para hablar de la misión de la Iglesia en el mundo-.

    Jesús de Nazaret, Jesucristo para los cristianos todos (por cierto, Ana Rodrigo, para los cristianos todos Jesucristo resucitó, es fundante el dato, cristológicamente hablando, no es cuestión de conservadurismo el creer que resucitó, como señalas tú en uno de tus comentarios), en efecto le dijo a la pecadora pública (lo recoge el evangelista san Juan, creo, pero no recuerdo la cita) que él no la condenaba, y que se fuera, pero no sin antes añadir “y no peques más”. Es importante el dato, aunque también puede ser que ese sea un añadido espurio de los redactores del Evangelio, siempre posteriores al hecho pascual (de lo cual puede que sepa mucho Lali, yo no).  

  • Lali

    Gracias Rodrigo por responder a mi petición respecto al versículo de Romanos. Salta a la vista que el texto resulta incomprensible en la Biblia Latinoamericana. Vuelca significados de palabras de una lengua a otra, pero eso no es traducir. La Biblia de América, en cambio, hace comprensible el texto, acierta en su significado y se acerca mucho a la fórmula ideal. Ha necesitado utilizar un verbo (enrojecer) y un término abstracto (vergüenza) para traducir dos concretos (brasas y cabeza). Lo deseable es encontrar una expresión constituida por dos vocablos concretos que responda con fidelidad al significado de la expresión “brasas sobre su cabeza”.
     
    Partiendo de que “brasas sobre su cabeza” es una fórmula que en la mentalidad del AT significaba avergonzar, la traducción idónea a nuestra lengua sería: “le subirás los colores a la cara”, expresión con ese mismo significado.
     
    Estos detalles pueden parecer intrascendentes, pero hay que ser muy rigurosos. Un ejemplo sobre algo que pasa desapercibido: En el relato de la cena de despedida de Marcos leemos: “Y cogiendo una copa, pronunció una acción de gracias, se la pasó y todos bebieron de ella. Y les dijo: Ésta es la sangre de la alianza mía…”. Las consideradas palabras de consagración se pronuncian… ¿con el contenido de la copa ya en el estómago de cada uno de los allí presentes? ¿No tendrán otro significado esas palabras? ¿Por qué no analizarlas sin prejuicios?
     
    Respecto al texto que citas de Mateo 21,31 va destinado a los dirigentes del pueblo. Se halla en la capital, en el escenario del templo, tras una parábola que habla de la praxis como hecho que define la verdadera actitud de cada uno. Jesús ha obligado a los dirigentes a afirmarlo. Como respuesta, les denuncia por la praxis inútil e infructuosa de la religiosidad que presiden (ejemplo de la higuera (Mt 21,18-22) situándolos al más bajo nivel, en un plano inferior al de los profesionales considerados más detestables.  La propuesta alternativa de Jesús, el Reino, provoca una inversión de los esquemas tenidos por sagrados. Es la praxis la que determínale lugar de cada uno. Más abajo (v. 32) cita de nuevo a los recaudadores como personas que dieron el paso hacia la justicia: “Juan os enseñó el camino para ser justos…. Los recaudadores… le creyeron”.
     
    Lo siento mucho. Me falta capacidad para abreviar más.
    Un abrazo
    Lali    

  • Pepe

    Te regalo esta joya de diálogo, para tu colección. Creo que la disfrutarás
    http://www.sindioses.org/examenreligiones/testigos.html

    Lali
    Lamento no haberte citado correctamente, tendré más cuidado en el futuro.
    Veo tu punto: una cosa es el “concepto” [término impersonal] de recaudador y otra cosa es la “persona” de recaudadores con los que habría platicado Jesús.

    Pregunta ingenua: cuando Jesús dice que los recaudadores de impuestos se adelantarán en la entrada al Reino ¿no es un “término impersonal” ? y ¿se refiere enotnces a personas que ya habrán dejado de ser recadudadores de impuestos, porque mantener tal ocupación es incompatible con el perfil de la comunidad que lo instaura? Quizá. Me declaro ignorante de la alta herméutica

    Respecto de la versión de la Biblia que uso… realmente no tengo una en particular. Uso la que tengo a la mano cuando llego a necesitarlo, en este momento tengo a la mano dos versiones.
    +Una es la Biblia de América versión popular: “Por tanto si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Actuando así, harás que enrojezca de vergüenza [Prov 25 21-22]”
    +Otra es la Biblia Latinoaméricana “Y añade: Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber: estas serán otras tantas brazas sobre su cabeza”

    Saludos cordiales

  • ana rodrigo

    Dice Teófilo Liberto: “progresismo y santidad son conceptos que casi se excluyen”. Es una afirmación que no hay por dónde cogerla. Antes de analizarla me  gustaría saber qué entiendes tú por progresismo y por santidad.
     
    En el pórtico de una iglesia medieval se está bien ahora, pero quedarse petrificado en su pórtico durante siglos, denota que no hay vida, que es un cuerpo muerto.
     
    Respecto a lo que hayan dicho personajes en otra época, recientemente o en el momento actual, dependerá de con qué criterio se utilice. Si se hace desde la madurez, la cultura, la formación y la información de quien  lea lo dicho por santos de otra época, dará un resultado muy diferente a si se aceptan con sumisión, obediencia y fe en la autoridad infalible y siempre certera de la Iglesia. En este último caso se suelen olvidar aquellos textos extravagantes y hasta horrendos como alguno de los que cita Pepe Sala.

  • Lali

    Con mucho gusto contestaré a tu pregunta, Rodrigo, pero permíteme antes una matización respecto a tu forma de citar mis palabras. No les quites los sujetos, hombre, por favor. La recojo entera para dejar constancia que hablo de términos y lo hago en forma impersonal: “Y los términos ‘pagano’ y ‘recaudador’ se usan con valor aclarativo a modo de ejemplos de individuos ajenos y opuestos al perfil de los integrantes de la comunidad”. Tu pregunta, en cambio comienza diciendo: ¿Jesús valoró a los recaudadores…?
     
    Jesús consideró a los recaudadores de impuestos de manera semejante a la opinión que de ellos tuvo el resto de sus compatriotas. Eran, como sabes, colaboracionistas con la acción opresora de los romanos y se aprovechaban de su actividad gravando la ya de por sí insostenible presión fiscal del imperio con escandalosos suplementos que engordaban sus bolsillos. Siendo gente tan indeseable para todos los integrantes de la nación incluyendo a Jesús, eso no le impidió hablar con ellos al igual que habló con gente adinerada. Ahora bien, ni ante unos, ni ante otros ocultó su mensaje. A algunos recaudadores les resultó tan atractivo ese proyecto que, ante la invitación a incorporarse al grupo, no lo dudaron (Mt 9,9). Eso sí, abandonaron su lucrativo negocio. La sociedad alternativa no admite la injusticia. El perfil de los seguidores requería ciertas condiciones, básicamente: “si uno quiere venirse conmigo, que reniegue de sí mismo, que cargue con su cruz y entonces me siga” (Mc 8,34) que no cumplían los recaudadores que siguieron ejerciendo su actividad. Éstos se oponían claramente al perfil de los integrantes de la sociedad alternativa. Jesús no excluye, es cada uno quien opta por colaborar con el sistema de opresión o adherirse a su proyecto. Entre ambas opciones se da un evidente antagonismo que no debe confundirse con una contradicción en el texto.
     
    Desde Gn. 2,4-6 hay contradicciones en los textos, aunque no son constantes. La mayoría de ellas tiene una fácil explicación. Otras no lo son cuando el texto está bien traducido. Por cierto, te agradecería que copiaras de la traducción que usas el versículo 20 del capítulo 12 de la carta a los Romanos.
     
    Saludos cordiales
    Lali

  • De acuerdo contigo Pepe en lo inaceptable de esas -y otra muchas- expresiones de Agustín. En cuanto a que en la Iglesia sea donde se den más casos de homosexualidad, no tengo datos. Pero ciertamente conozco demasiadas personas que me refieren haber vivido/sufrido esas situaciones en internados y seminarios. 

    Saludos cordiales
    Rodrigo

  • Pepe Sala

    Que mania con citar ” ensegnanzas” de los santos padres de la iglesia.
     
    Bueno, pues aprendamoslas todas y cada cual que se quede con lo que guste. Ahi van algunas ensegnanzas del renombrado San Agustin de Hipona. ( Diculpen las damas, pero no encuentro mejor forma de acabar con tanto ” santo”:
    ——
    “Nada rebaja tanto a la mente varonil de su altura como acariciar mujeres y esos contactos corporales que pertenecen al estado del matrimonio.”

    —San Agustín, “De Trinitate”
    ——-
    “Es Eva, la tentadora, de quien debemos cuidarnos en toda mujer… No alcanzo a ver qué utilidad puede servir la mujer para el hombre, si se excluye la función de concebir niños.”

    —San Agustín de Hipona
    ——–
    “Las mujeres no deben ser iluminadas ni educadas en forma alguna. De hecho, deberían ser segregadas, ya que son causa de insidiosas e involuntarias erecciones en los santos varones.”

    —San Agustín de Hipona
    —-
     
    Toma castagna !!!  Pues si este es santo ? como son los otros??
     
    ( el tema de los homosexules lo entinde mejor el ” santo varon de Uganda” del enlace que made esta magnana. Pena  muerte, para mayor gloria de Dios, y pelillos a la mar. ?  No es dentro de la Iglesia donde se dan mas casos de homosexualidad??… Pues nada, a ver donde hay que firmar en caso de que se refieran EXCLUSIVAMENTE A LOS COMPORTAMIENTOS HIPOCRITAS DENTRO DE LA ICAR. ( Tambien vale para las demas formas de religiones, tan hipocritas como la Catolica.)
     
    Vaya tormenta se avecina…caen chuzos de punta.
     

  • Ah Teófilo
    Tocas un punto muy cierto. El pensamiento teológico de Juan XXIII -y yo añadiría también el de Juan Pablo I- es completamente tridentino. De Juan Pablo I se olvida con frecuencia que en un caso, recurrió a la fuerza pública para recobrar el control de un semi
    La diferencia no es de conceptos (si el aborto es o no es pecado) sino de actitud cristiana (excomulgar o no). Juan XXIII prefería el diálogo y la misericordia que andar repartiendo condenas y excomuniones.

    Algo similar a esta otra historia de los padres
    Un anciano vivía en un lugar desierto de Egipto. Lejos de él vivía un maniqueo, que era sacerdote para los herejes de esta secta. Este quiso visitar a una persona de su secta, pero la noche le sorprendió en aquel lugar donde vivía aquel varón santo y ortodoxo. Y estaba deseando llamar a su puerta para pasar la noche con él. Sabia que el otro no ignoraba que era maniqueo y por eso se resistía a su deseo, no fuese que no quisiera recibirle. Obligado por la necesidad llamó. Al abrir, el anciano le reconoció, le recibió con gran alegría, le invitó a orar, y después de darle de cenar le condujo a un aposento donde pudiese dormir. Durante la noche, el maniqueo estaba admirado pensando en todo esto y decía: «¿Cómo es que no ha tenido la menor suspicacia contra mi? Verdaderamente es un siervo de Dios». Al levantarse por la mañana, se echó a sus pies y le dijo: «A partir de hoy soy ortodoxo y no me separaré jamás de ti». Y desde entonces se quedó con él.
    Quizá sea más eficaz el acoger con alegría al que consideramos equivocado. Ojalá hubiera menos excomuniones –tanto de los conservadores a los renovadores  como de los renovadores a los conservadores- . Quizá sería más cercano a la práctica del hijo del carpintero. 😉

  • p.d. última curiosidad. porque “supones” (pre-juzgas) que conozco lo que dice el número 2.358 del Catecismo de la Iglesia (Católica, que mira que no es la única) de 1997?
    Reconozco que he estudiado el Códice de Derecho Canónico de la Iglesia Católica; y varios documentos pontificios. Pero lo digo sinceramente, no he dedicado el mismo tiempo al llamado Catecismo. No entra en el ámbito de mi formación/interés profesional.

  • Por cierto, la misma actitud de “no excomulgar”, ni “reprender”, ni “juzgar al prójimo” se encuentra en el resto de los padres del desierto. Uno de ellos dice: “el mismo que dijo no fornicarás también dijo no juzgarás” . San Antonio fue criticado por no excomulgar a una madre soltera, sino incluso bendecir su vientre y darle un par de sábanas.  ¿Dirás que todos ellos que se trata de textos mesalinos? ¿Me puedes dar la lista de cuales apotegmas de los Padres del desierto sí son válidos?

    Pero vale. No confiemos en los textos de los padres del desierto si ponen en contradicción nuestra necesidad de andar repartiendo juicios sobre los demás (aunque tú fuiste quien invocó a los padres de la antigüedad). Supongo que también el evangelio fue escrito por mesalinos, ¿no?

    Pues ahí se ve la misma actitud (de hecho, si los padres del desierto insistieron tanto en la práctica de la misericordia y en su negativa a excomulgar a sus hermanos fue por su fidelidad al evangelio). Ahí aprendieron de Jesús que se niega a lapidar a una pecadora pública, y expresamente prohíbe a sus seguidores juzgar a los demás.

    Saludos y felices prejuicios pues.

  • Teófilo

    Menos prejuicios. El texto de los padres que cito no pretende justificar la homesxualidad. Habla de la actitud cristiana ante ella.

  • teófilo liberto

    Obviamente en la primera línea quise escribe san Antonio Abad, no san Antonio de Padua.

    Saludos.

  • teófilo liberto

    Sé que incurriré en una serie de lugares comunes con las líneas que diré; no obstante, confío en lograr transmitir algunas la luz y la voz de algunas consideraciones relativas a verdades que, no por tópicas, deben, a mi juicio, siempre a mi juicio, ser olvidas, o siquiera menospreciadas..

    1) Se me hace muy difícil -yo concretaría escribiendo que casi que imposible- justificar la práctica de la homosexualidad recurriendo a un texto atribuido, Rodrigo Olvera, nada menos que al monje ermitaño Macario el Viejo, también llamado el Grande, o el Egipcio. Discípulo o no de san Antonio de Padua, padre del monaquismo, san Macario es una de las glorias de ese período ilustre que se conoce, como creo que bien sabes, como período de los “padres del desierto”.

    2) Me cuesta mucho creer que un inquieto cristiano de aquellos primeros siglos como fue Macario, quien a los treinta años decide abandonarlo todo e irse al desierto a vivir una experiencia de Dios en soledad, oración, desprendimiento y constante penitencia, abandonando los placeres y comodidades del mundo, se manifieste en ese texto, al igual que en cualquier otro, a favor de la práctica de la homosexualidad.

    3) No existiendo edición crítica de las homilías atribuidas a san Macario el Egipcio, son mayoría los estudiosos que en la actualidad dudan de la autoría del santo del desierto sobre tales textos; en realidad, se sospecha que al menos no pocos de esos textos pudieron ser escritos por conspicuos miembros de la secta de los mesalianos, condenados como heréticos por la Iglesia. De modo que de ser de origen mesaliano ese texto que citas, se entiende que pueda admitir la práctica de la homosexualidad, pues los mesalianos, también llamados entusiastas y orantes, no creían en los sacramentos de la Iglesia sino en la oración: afirmaban de sí mismos pasarse el día prácticamente sin hacer nada -eran acusados de vagos y de permanecer casi toedo el tiempo durmiendo- en permanente oración, a fin de establecer una especie de comunión total con la divinidad que les permitía, incluso en caso de cometer actos inmorales, no pecar.

    4) Pero incluso aunque ese texto fuera redactado por san Macario el Viejo, no prueba que el gran eremita del desierto de Escete (que logró aglatinar en torno a su fama de santidad y de heroísmo cristiano una nutrida comunidad de eremitas de vida semi cenobítica) apruebe la práctica de la homosexualidad, sino que más bien lo que muestra es que no condena a los hombres que al parecer pilló en pleno acto homosexual.

    5) Y aun es más: aunque se pudiera reprochar tibieza del santo en ese texto, en lo tocante a la no condena de la homosexualidad, creo que conoces, Rodrigo Olvera, que la Iglesia católica no considera ortodoxos no todos los escritos de los Padres de la Iglesia. Te recuerdo que son cuatro los criterios que usa la Iglesia para la inclusión de un autor en esa lista: antigüedad, ortodoxia, santidad de vida y aprobación de la Iglesia.

    6) Llegados a este punto ¿es necesario recordar que la Biblia judía condena la homosexualidad, práctica que considera aberrante a los ojos de Dios? Aparece así en Levítico 18, 22-23; 20, 13. En Deuteronomio 23, 34. En 1Reyes 15, 12; 22, 46. En 1Jueces 19, 22. En 2Reyes 23, 7. ¿Es necesario recordarte los pasajes del Nuevo Testamento en que se condena la homosexualidad?

    7) Llegados a este punto me supongo que conoces que en el Catecismo de la Iglesia (edición de 1997) es claramente condenada en su número 2.358. En ese número, el Magisterio nos recuerda que la Iglesia se siente heredera de la doctrina y perspectiva que sobre la homosexualidad humana brotan de la Revelación y de la Tradición, fundamentalmente sustentada en el testimonio de los Santos Padres, selecto grupo que incluye también a los Padres del Desierto.

    8) ¿Es necesario recordar aquí y ahora que en los textos o documentos más antiguos de disciplina y praxis eclesiales la homosexualidad aparece como uno de los crímenes más nefandos, que por sí solo acarrea la excomunión?

    Ana Rodrigo: En ningún momento he condenado a Hans Küng -la Congregación para la Doctrina de la Fe, sí, porque argumenta que la teología de Hans Küng no es católica-, sino que he dicho que he leído algunas obras suyas. Que pueda ser comparado, por santidad de vida, con alguno de los santos venerados en la Iglesia es una posibilidad de la que, no obstante el reconocimiento que me merece su erudición teológica, más bien descreo: descreo porque progresismo y santidad son conceptos que casi se excluyen, se oponen; con todo, es Dios el Supremo Juez, no yo.

    Por cierto, en el pórtico de las iglesias medievales se está muy bien. Y claro que hay que analizar el curso de la historia, los signos de los tiempos; empero, alguien como Juan XXIII, acuñador para la Iglesia universal de ese “los signos de los tiempos”, estaba radicalmente en contra de no pocos de los postulados que defiende Hans Küng -quien, como seguro sabes, sigue citando el legado de ese Papa para oponerlo al de los siguientes, especialmente Juan Pablo II y Benedicto XVI- y casi toda la progresía en peso: aborto, contracepción, disidencia eclesial, falta de espiritualidad, mundanismo, relativismo teológico…

    Doy por zanjada la discusión, por lo menos por mi parte, porque me parece de todas todas infértil.  

  • ana rodrigo

    Teófilo Liberto, EL CRISTIANISMO es una obra de Hans Küng sobre la historia de la Iglesia, no es de teología, y está escrita desde un cristiano que ama a la Iglesia, desde una cabeza privilegiada, desde unos conocimientos que no están al alcance de cualquiera. Tien, a su ves otros dos libros escritos sobre EL JUDAISMO y EL ISAM.

    Ah, y no es cosa de creer en Hansg Kúng o en cualquier otro, es calibrar la envergadura y el prestigio de un autor teniendo en cuenta su curriculum.  Y Hans Küng no se queda manco en este sentido.
    Y no debe ser tan “malo” cuando Benedicto XVI fue a uno de las primeras personas prestigiosas de la Iglesia a la que convocó para hablar con él. Ahora entenderás porqué te añadí eso de “sin prejuicios”. El que sea un teólogo molesto en la Iglesia, es normal, no es un conformista acomodado a lo que siempre se ha dicho, y ya está. La historia le hará justicia y le dará la razón como a tantas otras personas incluidos algunos de los santos que tú mencionas, condenados en vida por las autoridades religiosas y llevados a los cielos por otras autoridades, también religiosas.
    El futuro es de quienes caminan con la historia, no de quienes se sientan en el pórtico de iglesias medievales a ver pasar el tiempo.
     

  • Hola Jacob

    Sobre Garzón

    1.- La causa que tiene actualmente abierta por prevaricación no es por el asunto Santander, sino por el inicio de la investigación de los crímenes contra la humanidad cometidos por el franquismo.

    2.- La acusación por el caso Santander fue de 2008, el abogado que presentó la denuncia fue Antonio Panea, y el mismo abogado decía que lo que había era “indicios”.

    3.- Lo que resultó fue que realmente las conferencias fueron patrocinadas no por Santander sino por dos centros de la Universidad de Nueva York: el Centro Rey Juan Carlos I y el Centro Derecho y Seguridad.  Y que Santander había realizado un donativo a tal Universidad.

    4.- Por lo anterior, el Tribunal Supremo decidió ni siquiera admitir a trámite tal acusación contra Garzón, afirmando que “…ni siquiera puede asegurarse que el dinero entregado por la entidad bancaria tuviese al querellado como directo destinatario”

    Saludos cordiales
    Rodrigo

  • jacob

    Me gustaría preguntarle a Gabriel Sánchez cómo llamaría él a un juez que le pide una millonada a un banquero para que le financie un curso y despues de que el banquero se lo paga, no se inhibe en la instruccion de un caso, y no sólo no se inhibe sino que lo declara sobreseído.

    Porque eso, exactamente eso, es lo que ha hecho Garzón en el caso del Banco de Santander.

    Pues a Gabriel no le parecerá prevaricación, pero a mi me parece que Garzón le ha pagado al Santander un favor.

  • Por cierto estimado Teófilo, muchas gracias por recordarme la pertinencia de las enseñanzas de los Padres respecto de la actitud cristiana frente a la homosexualidad.
    Por ejemplo, de Macario el Grande (también conocido como Macario el Viejo o Macario el Egipcio) se decía lo siguiente:
    Vino un joven a buscar al abad Macario para que le librase del demonio. Y mientras estaba fuera esperando, llegó un hermano de otro monasterio y pecó con aquel joven. Al salir el anciano vio al hermano con aquel muchacho, pero no le reprendió, pues pensó: «Si Dios que los creó, los ve y tiene paciencia con ellos, cuando si quisiera podría anonadarlos, ¿quién soy yo para corregirlos?».
    Cómo me gustaría ver que los cristianos aprendieran un poco más de los Padres de hace tiempo. Pero bueno, ¿quien soy para decir cuanto han aprendido o no los cristianos?

  • Rodrigo Olvera

    Teófilo
    Ana no te propuso “Leer sin prejuicios el cristianismo”, de la mano, por ejemplo, de Hans Küng
    Ana te propuso leer sin prejuicios EL CRISTIANISMO  de Hans Küng.
     
    Si Ana puso en mayúsculas EL CRISTIANISMO, es porque esa es la forma de citar el título de un libro (en este caso, el libro “EL CRISTIANISMO cuyo autor es Küng…aclaro que no lo he leído, pero sí sé de su existencia).
    Así que Ana no te propone que leas al cristianismo (religión) de la mano de un autor; sino que leas un libro titulado “El Cristianismo”
    Quizá si no leyeras con una imagen preconcebida de las otras personas, habrías notado la diferencia.
     
    Saludos cordiales

  • teófilo liberto

    “Leer sin prejuicios el cristianismo”, de la mano, por ejemplo, de Hans Küng (desautorizado como católico por aquellos que a su vez algunos de ustedes se encargan de desautorizar, Papa actual incluido en el paquete de desautorizados), ¿qué significa exactamente?

    Es una obviedad afirmar que ninguna lectura es imparcial. Y por lo demás, algunas obras de Hans Küng he leído, incluidas algunas de sus obras consideradas mayores (Ser cristiano, ¿Existe Dios?…). Estoy convencido de que he aprendido bastante de ellas, acaso menos de lo que esas obras encierran, para lo bueno y para lo malo, pero el caso es que seguro que bastante de ellas habré aprendido.

    Sin embargo, yo haría una pregunta, que realmente no quiere poner en duda la sapiencia teológica de alguien como Hans Küng, cuya biografía tengo en mi biblioteca, ya saben que publicada en España por Trotta -he leído buena parte del primer tomo, no así del segundo, aún-. Y la pregunta es que Hans Küng aprueba el aborto en algunos casos, en algunos supuestos -cosa que le echaba en cara el filósofo personalista, católico y anarquista Carlos Díaz, por cierto; gracias, maestro, espero no te moleste que te cite aquí-, aprobación que yo jamás me he encontrado en ningún texto de la patrística, de los que he leído, claro.  Si consideramos que los Santos Padres vivieron a pocos siglos de distancia de Jesucristo, también podemos suponer que ellos contribuyeron a enredarlo todo, a manipularlo todo, etcétera; sin embargo, también pudiera ser que ellos tuvieran un conocimiento más directo y cercano de los hechos, que el que puede tener, veinte siglos después de ocurridos, el eminente Hans Küng.

    ¿Que adónde quiero llegar? A la siguiente perplejidad: ¿por qué tengo que creer a Hans Küng y no a Agustín de Hipona? ¿Por qué a Hans Küng y no al testimonio, de entre lo que se conserva de ellos, que tampoco es mucho, de los cuarenta y nueve primeros papas, todos santos y casi todos mártires? ¿Por qué a Hans Küng y no a cada uno de los papas santos que ha habido, que pasan del centenar largo? ¿Por qué he de creeer a Hans Küng y no a los Concilios ecuménicos? ¿Por qué he de creer a Hans Küng y no a san Francisco de Asís, a san Buenaventura, a san Alberto Magno, a santa Gianna Beretta Moya, a san Juan de la Cruz, a santa Teresa de Jesús, a santa Teresa de Liseaux, a san Felipe Neri, a santo Domingo de Guzmán, a santa Teresa Beneditta de la Cruz, a Dorothy Day, a Emmanuel Mounier, a Guillermo Rovirosa, a Dom Hélder Cámara…? ¿Ellos y ellas no son también iglesia?

    Como dice Lali, se trata de que cada uno confíe en el que quiera.

  • Hola Lali

    “se usan con valor aclarativo a modo de ejemplos de individuos ajenos y opuestos al perfil de los integrantes de la comunidad.”
    Suponiendo que fuera así: ¿Jesús valoró a los recaudadores de impuestos como opuestos al perfil de integrantes de su comunidad?

    En mi opnión, se hacen demasiados malabarismos para sortear las constantes contradicciones en los textos.
    Cuando lo más sensato (siguiendo el principio de la navaja de Occam) es pensar que el proceso de evolución del movimiento de Jesús hasta irse institucionalizando en una religión con textos sagrados canónicos fue muy largo en el tiempo, muy extenso geográficamente y muy diverso socioculturalmente.

    Y todo esos estratos -nuevamente, en mi opinión- son rastreables en la  creación literaria de lo que hoy conocemos como nuevo testamento:
    + Para algunos autores sagrados (con su particular contexto temporal, geográfico y sociocultural) era importante señalar la acogida de Jesús a los recaudadores de impuestos, como forma en enfatizar el conflicto con la sinagoga farisea.  En una época en que el cristianismo se difundía dentro del marco de las comunidades de la reciente diaspora judía.
    + Para otros autores sagrados (con su particular contexto temporal, geográfico y sociocultural) era necesario enfatizar las diferencias entre miembros de la comunidad y ajenos a la comunidad (personalizados con los términos paganos y recaudadores de impuestos, en esto coincido contigo)  como forma de enfatizar el conflicto con las diversas expresiones de grupos cristianos no conformes con la corriente mayoritaria, especialmente  las corrientes más resistentes a la institucionalización como los gnósticos y las comunidades joánicas. Es una época posterior en que el cristianismo se está expandiendo en comunidades grecolatinas  

    Saludos cordiales

  • ana rodrigo

    Teófilo Liberto, si te atrevieses a leer sin prejuicios EL CRISTIANISMO  de Hans Küng, verías cómo a lo largo del tiempo se ha ido configurando la institución Iglesia tal como la conocemos hoy.
    Es obvio que yo ni nadie te pudiera hacer un resumen de las casi mil páginas del libro, pero te puedo decir que no siempre las cosas fueron así, aunque desde muy pronto  los hombres comenzaron a formar el tinglao desde la concentración del poder en pocas manos masculinas y el olvido de los carismas y de la comunidad de iguales, tal como muy bien dice Lali.

  • Lali

    Hola Rodrigo. Encantada de compartir ideas contigo.
     
    En mi modesta opinión, no hay razón para interpretar en clave despectiva la afirmación “considéralo como un pagano o un recaudador”. El contexto no lo reclama. El sentido del verbo original (literalmente: “sea para ti”) está más cerca de la simple consideración que de un comportamiento práctico adverso. Y los términos ‘pagano’ y ‘recaudador’ se usan con valor aclarativo a modo de ejemplos de individuos ajenos y opuestos al perfil de los integrantes de la comunidad. El pagano se presenta como prototipo del que no acepta como definitivo el proyecto de Jesús; el recaudador, como del que opta por aliarse con los opresores y se aparta, por tanto, del grupo de aliados con los débiles. Que las palabras pertenezcan o no a Jesús es otra cuestión. Lo cierto es que están ahí y hay que interpretarlas.
     
    Teófilo, cada un@ confía en quien quiere. Por mi parte, confío en la praxis comprometida con la igualdad y la justicia, y en la lógica que la respalda. Suelo desconfiar cuando no veo lógica ni argumentos. Y mi desconfianza llega a su límite si quien no presenta lógica, argumentos, ni praxis se dice sucesor de alguien.
     
    Un abrazo a los dos.
    Lali

  • teófilo liberto

    Porque claro está -observemos esto-, no hace falta ser teólogo ni exegeta sino tener sentido común y acaso una cierta cultura, para darse cuenta de que si Mt 18, 18 significa que es toda la comunidad cristiana, y no solamente los pastores -yo diría, porque creo que es más exacto, preferentemente los pastores, que no de manera exclusiva-, la que puede y debe “atar y desatar”, hemos estado ¡veinte siglos engañados por los jerarcas de la Iglesia católica, usurpuradores cuando no conculcadores del verdadero rostro de la Iglesia!

    Incluso santos de la talla de Francisco de Asís y Antonio de Padua, miles de santos y santas de Dios, todos equivocados, engañados por la fraudulenta autoridad episcopal.

    Los papas de los primeros siglos del cristianismo -los 49 primeros, venerados como santos, casi todos mártires-, usurparon el poder de decisión (para atar y desatar en la Tierra y en el Cielo) que corresponde al pueblo creyente, a la comunidad. Tantos sínodos y concilios, idem: usurpadores del poder de atar y desatar que corresponde a la comunidad. Lo mismo con la Patrística, la Tradición, el Magisterio no digamos…

    Sin comentarios.

  • teófilo liberto

    Lali:

    No lo veo así yo, que no soy exegeta, aunque la exégesis me gusta, me interesa, de modo que he tratado de ilustrarme al respecto.

    Pero sobre todo esa forma en que tú lo ves no es la de la Iglesia universal, de Oriente y de Occidente. Y tampoco es la de la Patrística, que afirma justo lo contrario. A mi juicio, no es ni siquiera la forma en que se expresan los textos evangélicos.

    Ahora bien, lo que a mí me gustaría con loco entusiasmo, como cristiano anónimo deseoso de creer cum Petrus et sub Petrus,  es que todos y todas en la Iglesia universal fuésemos mejores: desde el obispo de Roma hasta el último monaguillo.

    La comunidad no suple a Pedro, es Pedro el que ha de confirmar a los hermanos en la fe. Y con Pedro, los obispos en torno a Pedro. Es lo único católico, y casi lo único ortodoxo (en el sentido eclesial) que puede haber; interpretaciones como la tuya, serán muy verdaderas o no, pero yo me fío del sucesor de Pedro.

    Entrañables Cuaresma y Semana Santa.

  • Me meto en donde no debo… ¿no parece contradictorio que Jesús aparezca diciendo “trátalo como un recaudador” (en el sentido de exclúyelo de tu trato social) cuando la forma en que Jesús trataba a los recaudadores no era excluyéndolos del trato social?

    Señal clara de que este texto no corresponde a Jesús sino que se le atribuye para ganar autoridad en las disputas intracomunitarias de la época en que se escriben los testamentos. Es el proceso de instiucionalización del movimiento que tuvo su origen en Jesús, y que no fue tan pacífico como a veces se pinta.

    Saludos

  • Lali

    Amigo Teófilo, para evitar alargarme me centro sólo en la cita que propones muy bien en plural: “atan y desatan”. No me parece que esa sea atribución de ninguna estructura jerárquica. Copio esa  misma cita, esta vez de Mt 18,18:
     
    “Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo”.
     
    Has visto que está en plural. Observa el versículo anterior, el 17, y verás a quien se refiere esa atribución de afianzar a alguien en el grupo o no admitirlo. Lo copio también:
     
    “Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un pagano o un recaudador”.
     
    Fíjate, es la comunidad la que acepta o despide, aunque en realidad es el sujeto quien se auto-expulsa si persiste en crear división en el grupo (vv. 15-16). El término griego traducido por comunidad es el que también se traduce por iglesia. Es la iglesia, la asamblea o los integrantes de la sociedad alternativa, no ninguna jerarquía, la que tiene el aval definitivo (cielo) para tomar decisiones respecto a los integrantes del colectivo. El evangelio no habla de jerarquías.
     
    Las cosas cambian mucho cuando se lee el evangelio sin prejuicios.
     
    Un saludo
    Lali  

  • teófilo liberto

    Esa breve reflexión tuya, Lali, deberían leerla y “meditarla en sus episcopales” corazones los obispos, cardenales y papas, puesto que, nos guste más o nos guste menos, son ellos los que estructuran la Iglesia, los que proponen normas, escriben encíclicas y cartas pastorales, los que redactan o sancionan llegado el caso los libros canónicos y doctrinales, cualesquiera que estos sean.

    Son los que atan y desatan en la Tierra, con repercusión de todo ello atado y desatado, en el mismísimo Cielo (cfr. Mt 16, 18-19).

    Acabo de llegar de la celebración eucarística del Miércoles de Ceniza, inicio de la Cuaresma. Y como iba rumiando  artículos que he leído de católicos tradicionalistas que ruegan por la vuelta a la recepción de la comunión eucarística de rodillas y en la boca -puesto que esa es la forma preferida por los papas de toda la vida de la Iglesia, y por los santos y santas, de ayer y de hoy-, puso atención en algo ya completamnete habitual en muchas parroquias, a saber, la colaboración, en el momento de dar la comunión, de laicos considerados de fe probada, algo así como viri probati en potencia, puesto que en acto los hombres seglares de fe probada,  sólo valen para ayudar a dar la comunión o para imponer la ceniza cuaresmal, ya que no para ser ordenados ministerialmente. De momento.

    Pero a lo que iba: las mismas autoridades (o sea, los obispos y el Papa) que afirman y afirman que los fieles laicos deben comulgar de rodillas y en la boca, nada de esas formas modernistas, liberales y progresistas de comulgar de pie y en la mano, esos mismos pastores, decía, son los que potencian lo de los ministros extraordinarios que reparten, siendo seglares, la comunión en las eucaristías, y permiten que en las celebraciones neocatecumenales los participantes toquen más tiempo el trozo de hostia consagrada -como si sobaran el trozo de cuerpo de Cristo-.

    O  todos o ninguno, piensa mucha gente.

  • teófilo liberto

    Esa breve reflexión tuya, Lali, deberían leerla y “meditarla en sus episcopales” corazones los obispos, cardenales y papas, puesto que, nos guste más o nos guste menos, son ellos los que estructuran la Iglesia, los que proponen normas, escriben encíclicas y cartas pastorales, los que redactan o sancionan llegado el caso los libros canónicos y doctrinales, cualesquiera que estos sean.

    Son los que atan y desatan en la Tierra, con repercusión de todo ello atado y desatado, en el mismísimo Cielo (cfr. Mt 16, 18-19).

    Acabo de llegar de la celebración eucarística del Miércoles de Ceniza, inicio de la Cuaresma. Y como iba rumiando  artículos que he leído de católicos tradicionalistas que ruegan por la vuelta a la recepción de la comunión eucarística de rodillas y en la boca -puesto que esa es la forma preferida por los papas de toda la vida de la Iglesia, y por los santos y santas, de ayer y de hoy-, puso atención en algo ya completamnete habitual en muchas parroquias, a saber, la colaboración, en el momento de dar la comunión, de laicos considerados de fe probada, algo así como viri probati en potencia, puesto que en acto los hombres seglares de fe probada,  sólo valen para ayudar a dar la comunión o para imponer la ceniza cuaresmal, ya que no para ser ordenados ministerialmente. De momento.

    Pero a lo que iba: las mismas autoridades (o sea, los obispos y el Papa) que afirman y afirman que los fieles laicos deben comulgar de rodillas y en la boca, nada de esas formas modernistas, liberales y progresistas de comulgar de pie y en la mano, esos mismos pastores, decía, son los que potencian lo de los ministros extraordinarios que reparten, siendo seglares, la comunión en las eucaristías, y permiten que en las celebraciones neocatecumenales los participantes toquen más tiempo el trozo de hostia consagrada -como si sobaran el trozo de cuerpo de Cristo-.

    O  todos o ninguno, piensa mucha gente.

  • Lali

    Nadie en su sano juicio llama Andalucía a la Junta de Andalucía, ni Madrid a Gallardón y sus concejales. ¿Por qué, entonces, denominar Iglesia a una estructura jerárquica, si el término designa a un conjunto de adheridos a Jesús y su proyecto? Reitero que en el Nuevo Testamento sólo se usó este término para aludir a una comunidad de seguidores de Jesús, fuera ésta pequeña o grande.
     
    Tiene razón Clelia Luro cuando dice en el artículo de más arriba titulado: La verdad por delante que “debemos aprender a decir las cosas por su nombre”. Llamar iglesia a una estructura jerárquica es un error de siglos, querido y consentido, que forja mentalidades. Cuando se dice de alguien que ha abandonado la iglesia porque renuncia a someterse a un ideario se adultera la verdad. En cambio, se puede afirmar con fundamento que una estructura, por muy jerárquica que sea, abandona la iglesia cuando su práctica se opone al proyecto del hombre de Nazaret. Fuera de ese proyecto de sociedad alternativa no son de extrañar las intrigas, maquinaciones y chanchullos de todo tipo. El peligro de criar cuervos es… tener más.
     
    Saludos
    Lali    

  • teófilo liberto

    Me sorprende el artículo que acabo de leer, más la lectura añadida de algunos comentarios de foristas alhilo de la noticia. Porque no termino de ver o comprobar que en efecto sea así la realidad de la Iglesia, de la cúpula de la Iglesia católica, apostólica y romana.

    Pero podría ser, puesto que la tentación del poder y del pacto así pues con los podersos, ha sido -y no dudo que siga siendo- una de las tentaciones constantes de los hombres de Iglesia, de esos sobre cuyos homros, conciencias y mentes recae el grave peso del gobiero de la Iglesia.

    Ahora bien, reconociendo que en efecto puede que sea así como ustedes denuncian, es decir, el pacto y contubernio de la cúpula de la Iglesia católica con los poderosos, los poderes conservadores y de derechas, no séqué tiene que ver todo eso, si es que de verdad es así, con que la Iglesia condene el aborto, la eutanasia, las relaciones homosexule, la manipulación de embriones, el divorcio…

    Porque resulta que si acudimos a la patrística, cierto que no encotramos, puesto que esa posibilidad debida al avance de la ciencia no existía hace siglos, con textos de condena de la manipulación genética, pero sí nos encontramos con textos de los Santos Padres y de autores eclesiásticos condenadores del aborto, o condenadores de la inmoralidad de las prácticas homosexuales. De modo que sí entiendo que se puede criticar a los obispos, cardenales y hasta al mismísimo Papa (por pctar con los poderes mundanos y no transparentar con radicalidad y nitidez el Evangelio del pobre de Nazareth), pero de ahí a echarles en cara que son conservadores porque rechazan la legitimidad del aborto, de las prácticas homosexuales… Es que por esa misma regla de tres, serían conservadores los mártires de los primeros siglos del cristianismo, los 49 primeros papas, todos venerados como santos y la mayoría, mártires. Y serían conservadores los Santos Padres, de Oriente y de Occidente. Y los Doctores de la Iglesia. 

  • Asun

    Lo primero que me viene de la lectura del enlace es la impresión de que el marujeo simple y complejo, argucias,  existe en todos los niveles de la vida, hasta en los más sagrados, mientras el hombre no desista de detentar poder del modo que sea. Lo detecto porque al final suele dejarme siempre  mal sabor de boca. No siento que lleve a ninguna parte. No puedo decir más al respecto. Estas cosas nunca me han interesado en el detalle, pero entiendo y acepto que se me pueden escapar cosas que valen la pena.
     
    En cuanto a la política de apertura del Vaticano, creí o mejor esperé en un primer momento que lo haría en todos los ángulos y así lo manifesté aquí en Atrio. Tengo que reconocer que mi optimismo, aunque paciente, deja muy por detrás la realidad de los acontecimientos, porque la lentitud de palacio ya es por sí misma injusta y llena de desaciertos. El temor a los que fácilmente se escandalizan ha sido y es  freno en la manifestación y transparencia del  pensamiento, en la apertura y capacidad de decisiones desinhibidas y en las aplicaciones prácticas que se relegan o repliegan sin solución de continuidad. También parece que  hay mucha limpieza que hacer con muchos baños de humildad, pero esto enriquece.
     
    Creo que hay muchos miedos y tensiones personales inconfesables y puritanas que persisten e  impiden una más amplia percepción y confianza en el ser humano por el hecho sólo de serlo, creyente o no. Concebir la auténtica pluralidad en la Iglesia es ya motivo de cerrazón, de repliegue, de vuelta atrás. Se siguen priorizando los esfuerzos en abanderar la Verdad inmutable, como la nuestra, la católica, defenderla por encima de la persona y su bien. El constructo humano de poder de la política vaticana aplasta  lo genuinamente cristiano, la libertad y el amor en apertura que primaba en Jesús por encima de la Ley.

  • jacob

    A lo mejor alguien no sabe que el ex-coronel Martinez Ingles es alguien cabreado porque le frustraron el acceso al generalato. 

    Alguien que se ha hecho profesional de la rabieta y además con poca credibilidad precesiamente por los motivos que le hacen ser tan crítico.

  • pepe blanco

    No, rodrigo, no digo eso. La mayoría conservadora en el Parlamento europeo es evidente. Estoy de viaje fuera de casa y no me puedo enrollar ahora. Lo que quiero decir es que la alternancia democrática en uno u otro sentido, tal vez no deba ser interpretada correcta y necesariamente como un movimiento social profundo, de fondo, en uno u otro sentido.
    Saludos cordiales.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Info de hoy,.
    Coicide con la preocupación del Post en Atrio.org
    Muy resumida – Oscar.
    ···········
    Avanc del conservadurismo en el cristianismo argentino  
    Domingo Riorda (ECUPRES)
     
    Días atrás el Vaticano anunció el nombramiento de Virginio Bressanelli como obispo coadjutor de la diócesis de Neuquén culminado un operativo de los conservadores para defenestrar al obispo Marcelo Melani por su estilo de trabajo en conjunto con los sacerdotes y su compromiso social.

    “El nombramiento del obispo coadjutor, sobre todo cuando es impuesto contra la voluntad del titular, como sucede en este caso, equivale a un desplazamiento”
     
    Melani integra el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH).
     
    Dentro del área de las Iglesias Evangélicas la tendencia sigue ese lineamiento de conservadurismo.
     
    Si bien esa tendencia ocurre en otros países del continente latinoamericano como el europeo y en Estados Unidos, no deja de ser un interrogante sobre lo que pasará con el cristianismo argentino en su relación con la sociedad.
     
    Por el momento pareciera que las nuevas generaciones no tienen el ímpetu ni el estímulo que en épocas no lejanas tenía el liderazgo laico y pastoral de ese entonces y, al igual que otras organizaciones sociales, se encuentran atrancados en las internas eclesiales.

  • Rodrigo Olvera

    Luis y Pepe
    Yo no estoy proponiendo que se obligue a ser practicante religioso. Yo no estoy diciendo que tenga más o menos poder la Igelsia Católica. Yo no estoy promoviendo que haya un gobierno político europeo,  una constitución europea, mucho menos un  imperio. (De hecho, lo que sí escribí es que yo estoy en contra del proceso social de derechización de la política; pero que reconozco que tal situación se está dando)
    Lo que sí estoy diciendo es que no es que la sociedad europea esté yendo a la izquierda y la Igleisa -aislada de tal sociedad con tendencia a la izquierda- vaya a la derecha. Digo que Iglesia y sociedad europea van a la derecha.
    Pepe Blanco
    Dices “Ni tampoco acabo de ver claro ese aparente giro social y mayoritario hacia la derecha”.
    ¿Estás diciendo entonces que el parlamento europeo -por ejemplo- es de mayoría izquierdista?  ¿O que al menos los partidos de izquierda ganaron más lugares y los partidos de derecha perdieron asientos?
    Saludos cordiales
    Rodrigo
     
     

  • Gabriel Sanchez

    Extendiendo mi comentario, dire sobre las lecturas, en mi modesta opinión de inutil servidor, quien nos vive las maximas que esa lecturas nos muestran y que son a mi entender el centro del discipulado…casi…parafrasean a LEGAUT, en algún pasaje…no es disicpulo…podrá obstentar el ministerio que sea, pero no es discipulo y entonces todo lo demàs queda sin sentido…

     Luego en realidad no protestaba…contra el hilo Antonio, sino trataba de ilustrar el espiritu con que nos movemos…Claro que protesto con los obispos del Opus y me siento rabiosamente herido por las peleas palaciegas y nuestra respuesta, es tratar de seguir el verdadero camino…cosa que ya bastante nos cuesta…

     
    Y siento que la famosa frase de San Francisco, popularizada en la Pelicula hermano sol hermana luna, le vendría muy bien a todos los que lucha por el poder en la Iglesia…No seras libre hasta el que el viento…del Espíritu no toque cada uno de los angulos de tu cuerpo…En resumen…escandalizan la fe de los pequeños y se hacen responsable de ello…pero mayor responsabilidad tienen, cuando marginalizan a los discipulos que intentan vivir…con mucha dificultad, lo que Jesús les entrego…

       Y estoy ADEMÁS ENOJADO PORQUE EL PODER…ESTA DEMOSTRANDO QUE PISOTEA A LOS PEQUEÑOS…Y A LOS POBRES…Y DESPUES DICEN QUE NO HAY LUCHA DE CLASE…SI HASTA LA JUSTICIA LA TIENEN AGARRADA DEL COGOTE, LOS FRANQUISTAS, QUE HAN LOGRADO METER NO SE CUANTOS SANTOS… Y QUE TIENEN EL DESCARO DE ACUSAR DE PREVARICACIÒN A GARZON Y EN EL COLMO DE LAS DESVERGUENZA, VUESTRA TRIBUNAL SUPREMO O LO QUE SEA…SE ATREVE A IMPUTARLO…PERO ESTA JUGADA NO SE EQUIVOQUEN…ESTO ES POR GUANTANAMO… DE PASO LE HACEN EL MANDADO A LOS FASCISTAS PROFRANQUISTA…Y CLARO NO ENTIENDE QUE HACIENDOLE EL MANDADO MAYOR AL IMPERIO, HACEN Y PERDONEN LA POCA DELICADEZA…ES QUE ESTOY MUY ENOJADO…QUE LA DIGNIDAD DE ESPAÑA, QUEDE BAJO LA BOTA YANQUI…Y DE PASO BAJO LA BASURA FRANQUISTA… NO SOY ESPAÑOL, PERO ME DUELE COMO UN PUÑAL…IGUAL QUE LOS CARDENALES PELENDOSE POR PODER EN VEZ DE SERVIR…ME VOY ATREVER Y PERDONA EL ROLLO ANTONIO A PEGAR…ALGO QUE SOBRE EL TEMA NOS HA MANDADO DON JUAN….”no se entiende que juzguen a garzon
    Date: Fri, 12 Feb 2010 20:20:23 +0000Por Juan Gelman

    No, no se entiende. Fuera de España no se entiende qué está pasando en España
    con el juez Baltasar Garzón. ¿A proceso por su intento de juzgar crímenes de
    lesa humanidad? ¿Lo castigan por su desvelamiento de la oscura trama de
    corrupción tejida por personalidades de un partido político? ¿Se judicializa la
    política española? ¿Se politiza la justicia española?

    Conocí al juez Garzón en 1997, cuando, con mi esposa Mara La Madrid, le elevamos
    una denuncia por el asesinato de mi hijo Marcelo Ariel y la desaparición de mi
    nuera María Claudia, padres de una niña o un niño nacido en cautiverio del cual
    supe la existencia por la Secretaría de Estado de El Vaticano. Era el único juez
    ante quien podíamos hacerlo: no había otro en el mundo dispuesto a escuchar el
    relato de los crímenes cometidos por la dictadura militar argentina. No había
    otro juez en el mundo que atendiera las heridas de las víctimas de Pinochet y no
    hubo otro que decidiera procesarlo.

    Lo volvimos a ver en el 2000, esta vez para querellar a los represores de la
    dictadura uruguaya que asesinaron a mi nuera, le robaron la hija –era una niña,
    mi nieta, a la que encontré 23 años después de nacida– y desaparecieron los
    restos de María Claudia. Nos recibió con la misma deferencia y con un rostro que
    el sufrimiento ajeno le había escrito. Salimos de su despacho con alguna
    esperanza de justicia, la que esperaban y aún esperan centenares de miles de
    castigados por la espada en nuestro continente.

    No voy a fingir una inocencia que no tengo. En la Argentina habemos jueces que
    violan el derecho de gentes, el derecho humanitario internacional, los derechos
    de los agredidos, la moral y la ética más corrientes, movidos tal vez por viejas
    complicidades. El juez Garzón no pertenece a esa tribu y que lo juzguen por
    hacer justicia no se entiende. No lo entendemos en América latina. Tampoco en
    otras partes del mundo.

     
    El Tribunal Supremo imputa al juez Garzón por prevaricación

  • pepe blanco

    Dice Antonio, “Quieren que la Iglesia sea más radical en los famosos temas: no al aborto, no a la eutanasia, no a las parejas homosexuales, no a la manipulación con embriones…”
     
    Ese parece ser el mayor y el único problema actual de la iglesia: controlar la moral de los feligreses para orientarla en cierto sentido. Parece que hubiera desistido ya de pensar. Alguien me contó en una ocasión que había cierto sacerdote jesuita que estaba investigando en cómo debería ser una religión en un mundo en el que lo que prima es el conocimiento (siento no poder concretar más, no lo recuerdo). Creo que esas serían ocupaciones más interesantes para la iglesia. Pero no. A estas alturas de la historia continúan obsesionados con lo único que a veces parece que les interesa: el sexo y sus proximidades. ¿Será porque los curas no pueden tener sexo, por lo que se preocupan tanto del sexo de los demás? Puede ser…
     
    Pero nada de esto parece nuevo ni deja de apuntar a lo que tantas veces se ha comentado: la deriva de la iglesia oficial hacia la secta, hacia el museo viviente tipo amish.
     
    Sobre la interpretación de Rodrigo Olvera, no estoy muy de acuerdo, pero extenderme en ello se saldría un poco del tema del artículo. Dar el salto a un gobierno político europeo, a una constitución europea, al imperio en definitiva, eso son palabras mayores. Creo que muchos europeístas convencidos no lo tenemos muy claro. El caso es que las instituciones que hay funcionen. Ya veremos qué pasa en el futuro. La historia tiene todo el tiempo del mundo…(Ni tampoco acabo de ver claro ese aparente giro social y mayoritario hacia la derecha)

  • Rodrigo Olvera:
     
    Es opinable desde tu punto de vista, el que la ICAR no da puntada sin hilo. Pero mi opinión es que no pueden obligar a los ciudadanos a ser practicantes religiosos. Y se pongan como se pongan, cada vez tiene menos poder.
     
    Dentro de pocos años, el viejo enfrentamiento entre izquierda y derecha, se lo habrá llevado un apocalíptico ciclón.
    No me da miedo la derecha, hace tiempo que la padecemos, con el neoliberalismo ferozmente salvaje. Y no digo, cuanto peor mejor, por otra parte. Pero si me alegro de que estemos sufriendo para algo. No para una revolución, sino para algo más profundo. Para una metamorfosis. De la oruga en descomposición, nace la mariposa. El mundo después de la descomposición que estamos padeciendo ahora. Será completamente diferente, para mejor. O no será mas que un lugar horrible, mas aún que ahora. He aquí, lo apasionante del momento.
     
    Respecto a Europa: recuerdo las frases de un político alemán, (puede hacer unos 30 años), con respecto a España. Decía, “estamos condenados a entendernos”. Pues eso digo yo. Los europeos, estamos condenados a entendernos, no es fácil, y avanzamos y retrocedemos, pero no tenemos otra opción, si no queremos ser devorados por los mismos pueblos que fueron devorados por nuestros antepasados.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Me convence la frase de Luis Troyano:
     
    – “La Iglesia está encerrada en su propio mundo, alejada de la realidad”-
    ········
    Creo que Légaut hubiera firmado la frase de Troyano.
    ·······
    Y siguiendo p’atrás, todos los “perdedores” de:
     
    * Las peleas en torno a “herejías” y “cismas” (ya habladas en Atrio.org)
    * La “oficialización” tertuliana
    * El “enfrentamiento” de dos cabezones en Antioquía
     
    la hubieran firmado.
    ········
    Pareciera ser que la mencionada “realidad” no es como “algunos” la deseamos,
    sino un poco –bastante- más compleja; al menos, incluye la otra parte: “ganadora”.
    ·········
    Yo estoy más inclinado a licuar las Instituciones (religiosa o laica),
    y suelo “mandar aviso” al otro para que no me crea demasiado, sino lo suficiente.
     
    Sé que con sólo mi postura la cosa es in-viable; no-sustentable.
    Tengo que contar con “el otro”: “esa” es la “realidad completa”.
    ··········
    Hago referencia a Légaut, que pareciera perfilar:
     
    – “el futuro del cristianismo depende del continuo nacimiento, en el seno del pueblo creyente, de pequeños grupos de discípulos que se reúnan en nombre de Jesús.
    Sólo estas pequeñas comunidades pueden ayudar a que sus miembros caigan en la cuenta de todo lo que hay en ellos, y den así sus frutos.”-
     
    Y no recuerdo dónde, decía que esas “comunidades de base” duran mientras duran.
    ··········
    Es una “realidad” que el Cristianismo, sin esa “modalidad espiritual” no tendría sentido.
    Pero la “realidad histórica” es una “continuidad” que se me impone y debo considerar en concreto.
     
    Y esa “realidad histórica” me habla de un “fluyente espiritual”,
    existiendo en estructuras de ramificación “corpórea”: las Instituciones.
    ·········
    En este contexto interpreto la suma importancia de lo percibido por el Autor del Post.
    ·········
    Algunos ejemplos:
    1) Sociedades de Fomento: Instituciones imprescindibles cuando fueron creadas, ya que las Comunas estaban muy “alejadas” de las necesidades de los vecinos. Hoy las Comunas crearon sus “Delegaciones”.
    Además, los “problemas” de la convivencia estaban dentro de la percepción y posibilidad que los vecinos “pudientes” podían solucionarlos. Y me refiero muy especialmente al DINERO. Actualmente son los estamentos “oficiales” los que “recaudan”. La gente, no tiene tiempo ni para jugar a la bolita. Y menos “platita” para destinos “comunitarios”. Y si algún loquito aparece “entregando la vida y la chequera” habrán de desconfiarle -“¿qué habrá detrás de su “generosidad”? o dirán “¡miralo al gil aquél!”
     
    2) Atrio.org : ya saben que me caí de espaldas cuando me enteré de que el “Equipo” es María A. + Antonio Duato.
    Y últimamente me tuve que arrepentir de haber “obligado” a poner un Post, que les demandó “laburo” extra.
    Y acá viene otra enseñanza de Légaut, que me parece es la de “pensar al otro como otro” al proyectar-me.
    No recuerdo cuál era el proyecto, muy interesante, que una compañera trajo como para que Atrio.org lo tomara y llevara adelante; algún forero también se entusiasmaba. Yo también … pero me encontré con que el Equipo Atrio eran … gente con los días de 24 horas, no de 25 hs. como pedía el novelista. Y que no sólo hay que comer, sino también reír. De lo contrario tarde o temprano nos agriamos. Ese era otro distintivo de Jesús: que sabía banquetear y chupar. Para ninguna salud es bueno ser “ejemplar” almidonado.
    ……….
    Gracias Antonio Duato por seguir atento a las luchas intestinas
    que yo suelo des-estimar; pero que son “nuestra” realidad.
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • mªpilar garcía

    Breve diálogo entre el teólogo brasileño
    Leonardo Boff y el Dalai Lama.

    “En el intervalo de una mesa redonda sobre religión y paz entre los pueblos, en la cual participaba el Dalai Lama y un servidor, maliciosamente, mas también con interés teológico, le pregunté en mi inglés defectuoso:


    “Santidad, cuál es la mejor religión?”
    Your holiness, what’s the best religion?



    Esperaba que dijera: “El budismo tibetano“ o las religiones orientales,
    mucho más antiguas que el cristianismo …”


    El Dalai Lama hizo una pequeña pausa, sonrió, me miró fijamente a los ojos
    -Lo que me desconcertó un poco porque yo sabía la malicia contenida en la pregunta
     
    La mejor religión es la que te aproxima más a Dios, al Infinito.
    Es aquella que te hace mejor.

    Para salir de la perplejidad delante de tan sabia respuesta, pregunté:



    “¿Qué es lo que me hace mejor?


    El respondió:
    -Aquello que te hace más compasivo,
    más sensible,
    más desapegado,
    más amoroso,
    más humanitario,
    más responsable,
    más ético… La religión que consiga hacer eso de ti es la mejor religión.



    Callé, maravillado, y hasta los días de hoy estoy rumiando su respuesta sabia e irrefutable.


    No me interesa amigo tu religión o si tienes o no tienes religión.
    Lo que realmente me importa es tu conducta delante de tu semejante, de tu familia,
    de tu trabajo, de tu comunidad, delante del mundo.


    Recordemos:
    El Universo es el eco de nuestras acciones y nuestros pensamientos.
    La Ley de Acción y Reacción no es exclusiva de la Física.
    Es también de las relaciones humanas.
    Si yo actúo con el bien, recibiré el bien.
    Si actúo con el mal, recibiré el mal.
    Aquello que nuestros abuelos nos dijeron es la más pura verdad:
    “Tendrás siempre el doble de aquello que desees a los otros”.
    Ser feliz no es cuestión de destino. Es cuestión de elección.
    Cuida tus Pensamientos porque se volverán Palabras.
    Cuida tus Palabras porque se volverán Actos.
    Cuida tus Actos porque se harán Costumbre.
    Cuida tus Costumbres porque forjarán tu Carácter.
    Cuida tu Carácter porque formará tu Destino.
    Y tu Destino será tu Vida.
     
    Algún día, tendremos que cambiar…
    mª pilar

  • pepe sala

    Quizás sea interesante informarse sobre la cria de ciertos cuervos sin sotana; pero no menos peligrosos para las palomas incautas:
     
    http://larepublica.es/spip.php?article18552
    Pues vaya, con el coronel…mira que decir lo mismo que llevo diciendo desde hace décadas. Claro que él está mucho mejor informado que yo y aporta DATOS  OBJETIVOS al Congreso de los Diputados. Los socialistas ” no saben, no contestan”… ¿ o será que ellos lo saben perfectamente desde hace años y no les interesa revolver las cosas?.
     
    ¿ La VERDAD os hará libres?… será la ” verdad” que cuentan los mass-medias, que todo lo que se parezca a la realidad es por pura coincidencia.
     
    Quien tenga interés que busque un artícilos y denuncias que escribe el coronel…se quedarán asombrados. A mí no me ha sacado de dudas; es exactamente lo que vengo diciendo desde hace más de dos décadas.
    Buenas noches, pues.

  • Es una endogamia la de la Iglesia, que está encerrada en su propio mundo, alejada de la realidad. Los conservadores eligen al Papa, y este elige a los conservadores

    De acuerdo y no. Como dice Ana Rodrigo, la derecha avanza no sólo en la Iglesia, sino en la sociedad política europea. Basta ver las últimas elecciones del parlamento europeo, así como el artículo “El fin del sueño europeo”.

    No olvidemos que el giro conservador en la Iglesia se enmarca en el contexto del repunte conservador en la sociedad -especialmente por el impulso Reagan-Tatcher.

    Así que quizá Ratzinger y la curia están más en contacto con la realidad de lo que nos gustaría. Quizá quienes afirman que la derechización de la Iglesia la condenará a la marginación social no estén tan en contacto con la realidad de sus sociedades. Por más que personalmente esté yo en contra de tal proceso social de derechización de la política, la economía y la religión, reconozco que está presente

    Nos encanta hablar desde una mirada eclesiocéntrica: la Iglesia se moderniza, la Iglesia involuciona. Y es cierto que la Iglesia Católica (hay muchas otras iglesias cristianas) es un actor. Pero cuando la Iglesia se “modernizó” fue porque la sociedad ya había dado ese paso previamente; y cuando la Iglesia Católica se re-derechiza es porque la sociedad ya había dado ese paso previamente (revisen la evolución histórica de las votaciones de partidos de centro-derecha y derecha-extrema desde 1979).

    La burocracia vaticana tiene mucha experiencia en leer por donde va la evolución política de las sociedades, y en adecuarse en consecuencia para asegurar su sobrevivencia. Es ingenuo pensar que esta vez es diferente.

    Saludos cordiales
    Rodrigo

  • mªpilar garcía

    Creo que esta iglesia en su “cabeza poder” está perdiendo el verdadero sentido de su labor, su manera de vivir, y los fines que parece seguir cada vez más alejados del Espíritu de Jesús: su mensaje, su ¡Vida! y por lo cual fue ejecutado…

    ¡Molestaba!

     
    Escuché, en una charla, a uno de los perseguidos últimamente… Ante la pregunta ¿hacia donde vamos?

    No os preocupéis, aún se estropeara más la situación; no hay que temer, de sus cenizas, resurgirá nueva, acorde con la necesidades urgentes que hoy nos demanda la humanidad.

    Estar de verdad cerca de los pobres, trabajar por la justicia, vivir una autentica revolución personal, de valores en todos los sentidos.

    Puede ser el momento de una nueva liberación, renovación en los métodos, ideas, planteamientos, lenguajes, vivencias…

    Presiento, que desde abajo ya empujan con gran fuerza, y quizá esa semilla sea fecunda y comience una manera de mirar, esperanzada y actual.

    Como nos dicen los nuevos profetas: “Nuevos paradigmas” “otra religión es posible” “Otro Dios no solo es posible… sino necesario”.
    mª pilar

  • ana rodrigo

    Las ideologías conservadoras, ya sea en política ya sea religión, tienen como objetivo eso, conservar lo conseguido (casi siempre privilegios que les benefician), no arriesgar nada porque lo que tengo me da seguridad, no mirar adelante porque lo que tengo es suficiente, no avanzar porque todo lo nuevo o es malo o es peor que lo presente, no dejar que otros piensen cosas diferentes porque les van a escarbar por debajo de sus pies, de sus seguridades, favorecer la sumisión y la obediencia con diferentes estrategias de miedo a lo nuevo, de miedo al futuro, de miedo al otro mundo.
     
    Si esta ideología se convierte en fanatismo, en militancia, en agresividad, en calumniar ad hominem, etc. etc. es cuando aparecen los monstruos como los que la humanidad ha sufrido a lo largo de la historia.
     
    Desgraciadamente este fenómeno no es historia solamente, lo estamos viviendo  en el momento actual en la Iglesia y en la política.
     
    En la política la caverna va conquistando terreno: el caso Garzón, el homenaje a División Azul, a Franco, el homenaje a las víctimas del terrorismo en Salamanca totalmente politizado contra Zapatero, etc. Eso en España, a nivel mundial las cosas no andan mejor.
     
    En la Iglesia ya estamos viendo, lefevrianos, anglicanos carcas, un Papa con las manos atadas, que lo llevan y lo traen a donde le ordenan.

    Según Hans Küng Benedicto XVI prometía según el encuentro personal que tuvieron ambos cuando llegó al papado, yo no me lo creí, desconozco el porqué de la confianza que Küng puso en él, pero ahí están los hechos.

    Realmente Ratzinger había criado cuervos….y ahí los tiene, a su ladito. El Espíritu Santo no tiene nada que hacer, puesto que su misión es soplar hacia adelante y estos señores no quieren moverse.

    Ya sabéis el chiste de cuando la Trinidad quería venir de vacaciones a la Tierra y el Espíritu santo deseaba ir al Vaticano porque no lo conocía.

  • http://www.pepe-rodriguez.com/
     

    Pepe Rodriguez, especialista en sectas peligrosas, arremete también contra la ICAR . Podéis averiguar porqué lo hace, es muy interesante.
     
    Es una endogamia la de la Iglesia, que está encerrada en su propio mundo, alejada de la realidad. Los conservadores eligen al Papa, y este elige a los conservadores. Los mejores católicos, son apartados a la periferia de los centros de poder eclesial, o se marchan, extramuros.
     
    El pueblo creyente, no puede quedar en manos de esta gente, que lo vuelve loco. En lugar de ser una ayuda para vivir. El clero conservador les provoca mil conflictos interiores. No, no vale la indiferencia. Porque están haciendo mucho mal. Hay que denunciar, por el bien del pueblo.
     
    Varias veces ya, he oído decir, o he leído. Que los obispos temen a la prensa. Con razón. Porque si exteriorizan el mundo interior donde están inmersos. Esto provoca rechazo y a veces hilaridad, aunque es un asunto triste.
     
    Este portal de ATRIO es frecuentado por creyentes. Me alegra, el que puede ser una referencia, contra el sectarismo enfermizo de la cúpula eclesial.

  • Antonio Duato

    Me acabo de dar cuenta de que esta entrada, por error, iba firmada por “Equipo ATRIO” cuando era exclusivamente mía. Rectifico y de ella me responsabilizo.

    No es la primera vez que pasa que lo que yo creo muy interesante desde mi puesto de observación de lo que pasa en el centro directivo del mayor conjunto religioso del mundo, caiga después en la indiferencia general.

    Lo entiendo. Debe ser deformación profesional. Y necesitaría mucho tiempo para que se entendiese lo que está tan lejano. Pero sigo convencido de que esos análisis de las estrategias vaticanas tienen trascendencia se quiera o no tanto para la vida de las pequeñas comunidades cristianas (¿No protestas, Gabriel, cuando ponen un obispo más del Opus por ahí?) como para los problemas del mundo.

    Alguien, en un comentario que por salirse de tono y no servir para el diálogo no puedo publicar íntegramente, me dice: ¿Cuervos? La descalificación generalizada no es buena consejera”.

    No sé por qué, cuando Xabier Pikaza me habló de los últimos acontecimientos en la Curia romana, yo le dije lo primero que me vino a la cabeza: “Cría cuervos y te sacarán los ojos”. Yo no llamo cuervo a nadie, uso un refrán para analizar una situación. Porque, en resumidas cuentas, esa es mi impresión de lo que pasa: al hacerle el caldo gordo a los ultraconservadores fundamentalistas en las estructuras de la ICAR, BXVI no se da cuenta de lo que estaba preparando. Esos, llegado el momento serán los más despiadados contra cualquier intento de moderación que quiera hacer el papa. Los amigos de Lefebvre  no se conformarán con poder decir la misa en latín. Querrán la abolición oficial del valor del Vaticano II. Y si no, volverán a preferir la excomunión a traicionar sus principios.

  • Gabriel Sanchez

    Simplemente se nos ocurrieron…algunos textos evangelicos y algun ….
      Jn. 13,35
    1 Jn 3,7-10
    Mc. 10,35-45

      Nosotros lejos de los problemas palaciegos, estamos por aquí tratando de servir para algo…Un abrazo con cariño desde Montevideo Gabriel

Deja un comentario