Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4953 Artículos. - 79556 Comentarios.

Premio internacional a una amiga de ATRIO

Luis González Morán asistió ayer a la concesión del Premio Internacional de Bioética 2009 y nos envió esto:

Ayer, día 11 de febrero la forera MERTXE DE RENOBALES SCHEIFLER recibió el premio “Junta General del Principado de Asturias-Sociedad Internacional de Bioética (SIBI)” 2009 por su trabajo “Alimentos más sostenibles: las semillas transgénicas en la agricultura ecológica”. Por cierto, este trabajo ha tenido una gran repercusión, tanto a nivel nacional como internacional.

Fue un acto muy solemne en el que intervinieron la Presidenta de la Junta General del Principado, Marcelo Palacios y la propia Mertxe: ésta pronunció un breve, pero muy interesante discurso sobre el problema de los productos transgénicos y los ecológicos.

Como me habían invitado al acto, tuve ocasión de felicitar personalmente a nuestra ilustre forera, en mi nombre y en nombre de la familia de Atrio.

Mertxe es hermana de nuestro activo forero Javier.

Un abrazo, Luis

La felicitamos desde aquí. Mertxe fue una de las primeras colaboradoras de ATRIO. Sólo sus trabajos le impiden estar más presente y activa en ATRIO. Pero quisiéramos también dar a conocer a todos la importancia que tiene su investigación, a través de esta entrevista de J. Cuevas que publica La voz de Asturias (donde podréis ver también su foto). No estamos seguros de que se haya captado totalmente su pensamiento. Tal vez sea oportuno completarlo con lo que publica la oficina de prensa de la Universidad UPV/EHU. Pero todo lo que dice hace pensar y se puede comentar:

——————

El hecho de que las semillas transgénicas solo se desarrollen por parte de las multinacionales ha generado desconfianza en la población

La investigadora Mertxe de Renobales recibió ayer en Oviedo el VIII Premio Internacional de Bioética 2009. En su trabajo Alimentos más sostenibles: las semillas transgénicas en la agricultura ecológica defiende la utilización de semillas protegidas contra las plagas en los cultivos biológicos.

–Comparte las tesis de los responsables de la Organización Mundial de la Salud, que estuvieron en Asturias hace unos meses. En ese caso, por qué este tipo de agricultura no está generalizada?

–Es una cuestión de dinero. Creo que hay intereses económicos fuertes, que vienen de atrás, y son los que impiden que se amplíe el uso de estas semillas.

–Mantiene que el rechazo de la Unión Europea a los cultivos transgénicos frena la extensión de esta práctica en los países en vías de desarrollo. Esta oposición se debe también a motivos políticos?

–Diría que sí. Hasta hace pocos años había mucho dinero en ayudas al desarrollo en países del tercer mundo, a través de asociaciones internacionales, de ONG´s, de la FAO y de otras agencias estatales. El director de la FAO ha dicho que hay que dar la vuelta a todo. Producir los alimentos donde se necesitan. Pero creo que no hay voluntad política. Llegar al Africa subsahariana con tantas dificultades es complicado. Y también está el hecho de que las semillas las desarrollan las multinacionales, lo que genera desconfianza.

— Por qué solo las grandes firmas explotan el mercado?

–Es necesario que haya una serie de pruebas para determinar que estos cultivos no son dañinos. El coste de los análisis puede llegar a 80 millones de euros. Eso no está al alcance de las empresas pequeñas ni de los organismos públicos. No se si nos habremos pasado con los protocolos de calidad, porque fomentan que solo estén las multinacionales.

–La capacidad de crecimiento de estas semillas puede contribuir al abastecimiento de las zonas donde el hambre tiene graves consecuencias, pero, qué pasa con el coste?

–Las semillas transgénicas son más caras, pero se puede resolver. El arroz dorado proporciona vitamina A en países asiáticos donde escasea. La empresa que lo produce acordó cederlo sin coste a los agricultores que ganen menos de 10.000 euros al año. Mucha gente que se puede beneficiar. El problema es que los transgénicos se desarrollaron para la agricultura industrial y a veces no funcionan en pequeñas plantaciones.

— Son los transgénicos responsables de la pérdida del sabor de alimentos como el tomate?

–Eso sucede desde que se aumentó la productividad. Sobre todo, porque se recogen antes de que estén en el mejor momento. Si no, nos llegarían blandos. Cualquier fruta sigue vive cuando la coges, y sigue produciendo reacciones bioquímicas, pero recién cortada estará en su punto.

— Podría la modificación genética de los alimentos solucionar el problema? Hacia dónde avanzan los transgénicos?

–El sabor se puede mejorar, pero aún están con los estudios. Pero sobre todo se centran en mejorar el contenido de nutrientes. A nosotros eso nos deja fríos, porque tenemos una alimentación completa, pero en países que comen arroz los siete días de la semana, si incluye vitamina A evitará cegueras y enfermedades congénitas. Con el cambio climático, los cultivos también tendrán que adaptarse a la sequía. Hay que desarrollar semillas que necesiten entre un 20% y un 30% menos de agua.

–Los detractores también denuncian que es fácil que un área con transgénicos contagie a otras

–La polinización cruzada es un hecho, y es fundamental para el desarrollo de nuevos cultivos. Pero hay procedimientos para impedirlo. Otra posibilidad es sembrar en tiempos diferentes, para que cuando un cultivo esté en floración otro no sea receptivo.

18 comentarios

  • Margarita Aguirre

    Mertxe:
    aunque tarde mi más cariñosa felicitación.
    Seguiré enriqueciéndome con todo lo que escribas

  • h.cadarso

    Hola, Mertxe! Zorionak! Cuando tenga tiempo me pararé a leer todo esto que se ha escrito aquí.

  • mªpilar garcía

    ¡¡Felicidades para Mertxe de Renobales y por supuesto para Javier, que estará disfrutandolo como es natural.
     
    Un baracito para los dos.
    mª pilar

  • Asun

    Este premio en la persona de Mertxe es para alegrarse y mucho. Nunca he dudado de su autenticidad, cuando gustaba de leer sus comentarios en Atrio, que, por cierto, se echan de menos, como los de tantos otros.
     
    Los problemas que se plantean sobre el uso de las semillas transgénicas, creo que son a tener en cuenta, cuando los que hablan lo hacen desde la experiencia, no tanto de lo que dicen otros, que, por sistema, suelen ponerse a la contra de lo que viene impuesto desde el poder, pero  sin detenerse apenas a realizar un estudio exhaustivo y competente de  los pros y contras en todos los ámbitos que están implicados. Mertxe parece que está abierta y dispuesta a trabajar en ello:
     
    “Con el deseo de que podamos hallar entre todos un espacio común, animamos a las personas que lean  nuestro trabajo a que por un momento dejen de lado las ideas preconcebidas y se detengan a examinar nuestra propuesta de la forma más objetivamente posible. Gustosamente aceptaríamos que nos hagan llegar sus apreciaciones, comentarios, objecciones, con el convencimiento de que el encuentro entre diferentes es siempre enriquecedor”.
     
    ¡Enhorabuena por ser quien eres!

  • ana rodrigo

    Luis GM, gracias por transcribirnos estos textos de Merxte que dicen mucho de ella, de sus intenciones y, por tanto, de sus investigaciones, que no es otra que colaborar en un mundo en el que el hambre desaparezca sin perjudicar el medio ambiente.

    Yo estoy segura de su honestidad y, sobre todo, de su valentía, especialmente cuando los vientos soplan en contra, mientras  quienes no estamos en el mundo de la investigación no sabemos  a quien creer. Mertxe, tan cercana a atrio, me inspira que puedo confiar en su trabajo. Y si le han dado ese prestigioso premio, por algo será.

  • Equipo Atrio

    Hemos publicado esta entrada sin conocimiento previo de Mertxe y tal vez, sin querer, la estamos metiendo en un aprieto. Nosotros sabemos lo rigurosa que es ella en su pensamiento científico y ético. El tema es polémico, sobre todo en países en desarrollo. No le atribuyamos posicionamientos a ella hasta no conocer de primera mano su pensamiento. Como ya dijimos en la entrada, una entrevista de prensa, incluso completada con una nota de la universidad, no es suficiente.  ¡Ojalá pueda ella escribir y aclarar dudas, o podamos disponer de un resmen de su trabajo premiado por la Sociedad Internacional de Bioética revisado por ella misma! Entretanto nos sumamos a lo que expresa JESÚS OLLARA ayer a las 23:45.

  • Luis González Morán

    Como dispongo del texto del magnífico trabajo de Mertxe, para ayudar a una mejor reflexión sobre el tema, puede resultar interesante reproducir alguna de las ideas conclusivas del mismo que, por cierto, no son solo aplicables a la cuestión debatida, sino al clima de Atrio, porque Mertxe es una mujer “sabia”.
    Dice: “Los cultivos transgénicos y la agricultura ecológica no son antagónicos, como muchos pretenden hacernos creer, sino que se complementan”. (Página 104).
    Y en un último apartado que se titula “A modo de epílogo” cierra Mertxe su trabajo con estas palabras:
    “Esta propuesta quizá pueda sorprender o, inicialmente, incluso generar cierto rechazo en muchas personas, sinceramente comprometidas con la agricultura ecológica. Como ya hemos explicado, existe una convicción arraigada según la cual utilizar semillas transgénicas sería considerado como una traición a sus principios. De una lecura detallada de esos principios, sin embargo, entendemos que muchas semillas transgénicas disponibles en la actualidad, o en un futuro próximo, no solo no contradicen la filosofía de la agricultura ecológica, sino que en muchos casos pueden contribuir a una mayor sostenibilidad de la producción de alimentos. Así lo hemos expuesto aquí, con referencia detallada a documentos y otras fuentes de información en las que las personas interesadas pueden contrastar los datos aportados”.
    “La experiencia de la vida ha venido enseñándonos a las civilizaciones humanas que los prejuicios y el enrocamiento en las posiciones no solo no son capaces de resolver problemas, sino que muchas veces contribuyen a empeorarlos. Con el deseo de que podamos hallar entre todos un espacio común, animamos a las personas que lean  nuestro trabajo a que por un momento dejen de lado las ideas preconcebidas y se detengan a examinar nuestra propuesta de la forma más objetivamente posible. Gustosamente aceptaríamos que nos hagan llegar sus apreciaciones, comentarios, objecciones, con el convencimiento de que el encuentro entre diferentes es siempre enriquecedor”.
    Y, citando la frase del director de la película El corazón de Jenín “cuanta más gentes en ambos lados se atreva a romper barreras y prejuicios más cerca estaremos de una posible convivencia “, concluye Mertxe: “aunque no es el mismo caso, pensamos que un modo sostenible en el que producir alimentos para todos los seres humanos, es un objetivo por el que merece la pena tratar de sumar esfuerzos”. (Página 107).
    Cordiales saludos para todos.

  • oscar varela

    Hola!

    Acá nadie está dudando de las conclusiones de la Investigación.
    ·········
    Estimo, además, que no es resorte ni intención de la señora MERTXE DE RENOBALES SCHEIFLER “desconocer” la desconfianza generalizada contra los TG.;

    Al contrario, sus prudentes respuestas no están exentas de esa sospecha:
    – “El hecho de que las semillas transgénicas solo se desarrollen por parte de las multinacionales ha generado desconfianza en la población”-
     
     Y Rodrigo Olvera pone el asunto en su justo lugar
    ···········
    1º) El mundialmente afamado “Campo argentino”
    desde la aparición de estas “Multi” ha cambiado totalmente.
     
    No se trata sólo de semillas – cultivos – tierras;
    Se trata de sus Propietarios.
     
    El Campesino u “hombre de Campo” actual:
    * NO TRABAJA SU TIERRA
    ¿qué hace, entonces?
    * LA ALQUILA
    Y se va a vivir a la Ciudad.
     
    No lo hace por cómodo, vago o porque la esposa e hijas se le quejen.
    Lo hace porque LUCRA MÁS DINERO.
    ·········
    Y así es cómo la “peonada”, el tamberío, la ganadería se ven des-plazados.
    NOTA: la carne en argentina que históricamente al mostrador costaba 3 dólares/kg. Actualmente la pagamos 7 dólares/kg.
    ··········
    2º) Los ancestrales colonos de tierras se han visto –desde la aparición de estas “depredadoras” Multis”- arrojados a la nada, en combinación con la hijaputez de la corruptela judicial.
    No se crea que hay “invitación a salir”; hay topadoras, tiros y muertos.
    ¡gran señor don dinero!
    ········
    Otro comentarista ya señaló, además, la dependencia monopólica que se crea con esas semillas.
    ········
    ¡Está bien lo de la Señora!
    Pero andamos mal. Por sus frutos los conocemos.
    ·······
    Sin embargo ¡Iremos todavía! – Oscar.

  • Hay forma de acceder al trabajo premiado completo? Personalmente me interesa conocerlo

  • Hay otros aspesctos a considerar, como los aspectos culturales, especialmente en lugares en que las semillas corresponden a alimentos que son pieza central de la cosmovisión cultural. Ejemplo típico: el maíz para las culturas mesoamericanas. No se trata sólo de comida, es el centro de la visión del mundo y de la construcción de la comunidad. El pr0blema que señala Justiniano -dificultad de acceso porque se tiene que comprar la semilla cada vez- no es sólo económico, sino de identidad cultural y de exclusión social. Cualquiera que haya andado entre las comunidades campesinas mesoamericana (andado entre ellas, no en visistas guiadas de las agencias de cooperación) podrá constatar el proceso de destrucción de tejido social y vínculos comunitarios que se están dado en la vida cotidiana entre a) quienes tienen acceso a las semillas genéticamente modificadas, b) quienen mantienen el uso de semillas criollas y c) quienes abandonaron el uso de semillas criollas para usar las semillas genéticamente modificadas, pero que ya no pueden seguir adquiriéndolas.

     Aclaro, que mi comentario en nada desmerece la investigación técnica de la premiada. Pero puesto que el premio lo otorga no una entidad técnica sino una entidad de bioética, llama la atención la ausencia de este tópico.

    El Comité de Derechos Éconómicos, Sociales y Culturales de la ONU ha establecido al hablar sobre el Derecho a la Alimentación, que la adecuación cultural es uno de sus elementos.

    Por otra parte, hasta donde entiendo, la mayor destrucción destrucción de habitats tiene relación con la ganadería de extensión y no con la agricultura propiamente.

    Reitero… sin duda la investigación sobre las propiedades bioquímicas de las semillas genéticamente modificadas sin duda alguna es importante..y el conocimiento científico en el area de sus especialidad científica puede ayudar a superar debates. Desde esta óptica, me sumo a la felicitacíón no tanto por el premio sino por los resultados del trabajo de una vida. Pero desde una óptica bioética, hay más factores a tomar en cuenta y no sólo los nutricionales o de rentabilidad económica.

    Saludos cordiales
    Rodrigo

  • Parece que nosotros “los indios” después de 500 años de saborear “la buena voluntad” de gente del NORTE nos encontramos bastante sospechosos de toda la fruta de esta gran voluntad tan benévola.  Lo de las semillas transgénicas ya tiene sus años tentándonos, y apesar de la supuesta bondad específica de sus cualidades alimenticias nos tiene con el “ojo al Cristo”.

    Dejo con Gabriel y Oscar las partes más técnicas y científicas puesto que los dos manejan bien esa línea.

    Hablando de nuestro país de Nicaragua hay que captar el transfondo.  En el año 2007, el PIB es eleccionador: PIB USA $44,631; PIB Uruguay $6,928; PIB Argentina $6,668; PIB Bolivia $1,335; PIB Nicaragua $1,022;  PIB Haití $650.

    Aproximadamente el 20% de nuestra población vive hoy en día en la capital, Managua.  El 15% vive en unos 8 pueblitos “medio rurales”.  Aprox. el 65% vive en el campo.  De ellos, aprox. el 2%  son hacenderos pero la muy gran mayoría son campesinos practicando una agricultura de sobre-vivencia y NO son “sujetos de crédito”.  Tampoco tienen agua potable ni electricidad, y manejan muy poco dinero.

    Para el campesino el problema de las semillas transgénicas es el siguiente:  Esas semillas  NO SON “AUTO-REPRODUCTIVAS”.  El campesino guarda parte de su cosecha para la próxima siembra de maíz, frijol y arroz.  Las semillas TG crean una dependencia vital para el campesino quien tendría que encontrar dinero para comprar semillas TG una o dos veces al año, y ese cada año.

    Hay otras posibilidades.  El campesino limpia su cosecha de arroz  manualmente en un “pilón” y luego el viento lleva el afrecha.  Ese arroz servido conserva todas las vitaminas y minerales.  El arroz “pulido” por máquina que se compra en el Super-mercado es puro almidón y nada más.

    Saludos a todas y todos

    Justiniano de Managua

  • JESÚS OLLORA OLARTE

    Amiga Mertxe:
    Ojala tuviéramos en este país unos científicos con tu categoría investigadora, con tu categoría humana tan grande. Por ello me enfado, y tú lo sabes, cuando las críticas a tu trabajo se basn en prejuicios sin razonar lo que se dice. Esos prejuicios me parecen miedos atávicos, se aferran a lo que creen conocer y les da miedo el progreso.
    Critico al que te dice que tus argumentos son de las multinaciones (como si los argumentos tuvieran dueños y estuvieran patentados).
    Critico al que sin haber leído tu trabajo lo critica sin saber lo que dices.
    No critico al que pueda refutarte lo que expones o parte de ello si lo hace desde el razonamiento con argumentos lógicos.
    No soy capaz de entrar en tu razonamiento sobre tu trabajo sino desde lejos, sólo puedo decir que creo en tí y en tu forma de trabajar.
    Si creo en tí es porque razonas y tienes un corazón tan grande que no te cabe en el pecho.
    Me siento orgulloso de ser tu amigo.

  • pepe blanco

    Mi más afectuosa enhorabuena a Mertxe Renobales y un par de preguntas para ella: entonces, ¿de verdad, de verdad, que se pueden comer transgénicos sin que nos pasen cosas horribles, ni siquiera a largo plazo? En tu vida cotidiana, ¿comes alimentos transgénicos habitualmente? Y los demás, ¿los estaremos comiendo sin saber que lo son?

  • ana rodrigo

    Vaya por delante mi enhorabuena a Mertxe por el premio concedido.
     
     
    En este mundo de especializaciones, de especialistas y de especialidades en investigación, es imposible tener opinión propia sobre muchísimas cuestiones. Lo único que nos queda es fiarnos de las autoridades responsables de nuestra salud y de nuestro futuro.
     
    Los medios de comunicación nos transmiten muchísimos miedos, y los parias no sabemos a qué atenernos en muchas ocasiones.
     
    Si la tesis de Mertxe fuese cierta, cuánta hambre se podría quitar en el mundo. Las nuevas tecnologías en la agricultura de las que nos beneficiamos en los países desarrollados, nos da para comer a reventar, y para tirar los excedentes de alimentos por cuestiones de mercado.
     
    Sobre el peligro a la biodiversidad y el peligro en la cadena de la vida, no tengo ni idea de si es cierto como nos dicen los movimientos ecologistas, o si no es para tanto,  yo no sé qué decir.
     
    Lo único que se puede constatar es que cada vez hay más esperanza de vida en los países desarrollados y cada vez hay menos esperanza de vida en los países subdesarrollados.

  • oscar varela

    Hola!

    Dos “fugas”, que aunque no sean de Bach, son “para órganos
    ·········
    En UNA: toco “de Oído” (primer órgano):

    La Empresa multinacional Monsanto “subvenciona” laboratorios de Universidades argentinas,
    El “contrato” legal estipula en una de sus cláusulas que:
    Monsanto se reserva el derecho de “difusión” de los resultados bioquímicos a las semillas transgénicas,
    ·········
    En OTRA: toco “de Pulmón”  (segundo órgano):

    Durante mis últimos 20 años de labor por todas las zonas cerealeras de la Argentina
    he dirigido la construcción metálica de Silos y “Celdas” de almacenaje de granos con capacidades de 800.000 metros cúbicos c/u.

    En algunas de esas “plantas industriales” también se hacían investigaciones internacionales de “transgénicos”.

    Poco a poco he ido percibiendo el deterioro “pulmonar”, que me afecta cada vez más, ahora de viejote.
    ·········
    Creo que además, a esto se le suma que el “tratamiento” de las semillas (mi último trabajo fue el de una Planta selectora de semillas de maíz, donde había un laboratorio francés en la zona de Venado Tuerto -Pcia. de Santa fe- para la Empresa Nidera S.A.)  supone ciertas “fumigaciones” con herbicidas de altísimo poder mortífero.

    ¡Perdón! … estas cositas en el”tercer mundo”.

    Nota: no es el asunto específico, pero las “paseras” (fábbricas de “pasta de papel celulosa”) instaladas en Uruguay ¿contaminan? Hay testeados oficiales en que el Río Uruguay tiene 0.00 % de oxígeno) Y ya están pensando en instalar “otra”. Las corren del 1er. mundo. Vienen, entonces a cagar su mierda en el culo Sur, que es donde suele estar ese órgano defecante)
    ··········
    En la actualidad hay zonas “cerealeras” -hoy “sojeras”- cuyas poblaciones aledañas verifican grados de contaminación en la salud absolutamente detectados, como cánceres, y de las afecciones pulmonares … mejor ni hablar (pueblos cordobeses). Las demandas “judiciales” son un hazmereír. Como a veces lo largo, acá también aprovecha a decir que no sólo en lo “religioso” se cuecen habas contaminadas, sino sobre todo en la “laica” ciudadanía de la coorporación de abogados leguleyos.
    ··········
    En fin, es posible que esté echando agua fuera de la maceta respecto a los respetables trabajos de la señora MERTXE DE RENOBALES SCHEIFLER ; que me disculpe y me enseñe, si tiene un tiempito.

    Gracias y ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Kaláa

    Comprendo  que  Javier R.  ante esto  se quede sin palabras. …cuando yo desde la lejanía no alcanzo ni siquiera articularlas.
    La imagen vale por mil palabras..
    !Cómo se mudan… las palabras !
    Saludos.
     

  • Gabriel Sánchez

    En Latinoamerica y entiendo por amigos que en Africa también, hay una dolorosa experiencia con los cultivos trasngenicos, ademàs de poner en pocas manos todo el control de las semillas que se usen en el mundo, desplazando a las semillas criollas…mucho màs equilibradas naturalmente… el movimientos popular, el movimiento indigena y los movimientos campesinos resistimos la aplicación de trasngenicos…

    La contaminación de productos modificados genéticamente se esparce
     

    “En un informe sobre el rastreo de la contaminación IG alrededor del mundo, Greenpeace Internacional y GeneWatch del Reino Unido encontraron 39 nuevos casos de contaminación de cultivos en 23 países, el año pasado. La mayoría de la incidencia de las contaminaciones involucraban a productos básicos como el arroz y maíz, pero también incluían la soya, el algodón, canola, papaya y pescado.” Boletín N° 312 de la Red por una América Latina Libre de Transgénicos

    Nuevos casos de contaminación de productos de Ingeniería Genética han sido reportados en el 2007 y se estima que esta situación empeorará
    En un informe sobre el rastreo de la contaminación IG alrededor del mundo, Greenpeace Internacional y GeneWatch del Reino Unido encontraron 39 nuevos casos de contaminación de cultivos en 23 países, el año pasado. La mayoría de la incidencia de las contaminaciones involucraban a productos básicos como el arroz y maíz, pero también incluían la soya, el algodón, canola, papaya y pescado. (Artículo 1)
    A este informe le sucedieron las noticias de una gran contaminación que sucedió en África; esta involucraba a la sucursal en Sudáfrica de la gigante industria de semillas Pioneer Hi-Bred de Estados Unidos. La semilla del maíz de esta compañía que se exportó a Kenia contenía el maíz denominado MON 810, una variante que ha sido modificada genéticamente para que resista a los insectos. Esta variedad no ha sido aprobada en Kenia y está prohibida en algunos países Europeos debido a preocupaciones ambientales que genera. (Artículo 2)
    La Unión de Científicos Preocupados ha advertido que las consecuencias de la contaminación entre los cultivos IG y las variedades no IG serían mucho más serias en la próxima generación de cultivos IG; especialmente aquellos que se modifican genéticamente para producir farmacéuticos y químicos industriales. Estos cultivos pueden causar daños a la salud humana y a los animales. Podrían incluso potencialmente causar grandes pérdidas debido al decrecimiento en las ventas. (Artículo 3)
    Dado que una contaminación nula es casi imposible, los científicos han sugerido que se prohíba la siembra de cultivos farmacéuticos IG al aire libre, a menos que sean especies que no consuma la gente ni el ganado.
    Estos últimos casos de contaminación demuestran la necesidad urgente establecer estándares de obligaciones y compensaciones para asegurar que los causantes de la contaminación sean responsables de sus acciones y se asigne una compensación adecuada a los que sufren las consecuencias. Es crucial que estos cambios se realicen en la reunión internacional que se dará a finales del mes para negociar las reglas internacionales de obligaciones y compensaciones por los daños causados por los transgénicos, bajo el Protocolo de Cartagena en Bioseguridad.
    SERVICIO DE INFORMACIÓN DE LA RED DE BIOSEGURIDAD DEL TERCER MUNDO
    Sitio web: http://www.biosafety-info.nethttp://www.twnside.org.sg

  • josé luis

    Encuentro que este descubrimiento sobre los transgénicos es una muy buena noticia sobre todo para el Tercer Mundo aunque también para el Primero. Se ha manipulado mucho la maldad y peligrosidad de los transgénicos. Yo mismo estaba con una actitud recelosa y casi contraria, por razones manipuladas o de falta de base.Enhorabuena

Deja un comentario