Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-1-19, 12:31

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4640 Artículos. - 74443 Comentarios.

El ataque contra la ideología de género debe parar!

 El amigo Manolo Santos, desde Pinamar (Argentina) nos envía este artículo para el que nos sugiere esta entradilla:

Alguna vez a alguien, atrevido él, se le ocurrió preguntarse: ¿”Fue Dios el que ‘creó’ (material o realmente) al hombre a su imagen y semejanza o, más bien, fue el hombre el que ‘creó’ (imaginariamente) a Dios a su imagen y semejanza y luego convirtió esa creación imaginaria en una creación real o material  como paradigma dogmático  que explicaría la génesis de todas las “realidades”, la física, la biológica, la animal, la humana, la social, etc.?”.
Ese es, a mi entender, el dilema, equívoco, que está en el fondo de los discursos pseudoteológicos de las “iglesias” sobre sexo, (“ideología” de)  género y demás, tanto la iglesia católica (y su máximo representante, el Papa) como las llamadas iglesias “evangélicas” (¿?) (las de Jair Bolsonaro en Brasil, por ejemplo) y su lectura antojadiza e interesada de la Biblia.
Recomiendo a ustedes que dejen a un lado (pongan entre paréntesis) por un momento todos los presupuestos, dogmas y pseudodiscursos antedichos para leer este artículo claro, clarividente, de Judith BUTLER, que publica hoy Pagina12. MS.

En los últimos años, distintas manifestaciones en Europa, América Latina y otros sitios se han opuesto a una “ideología de género”. Las elecciones en Francia, Colombia, Costa Rica y Brasil han girado alrededor del enfoque del candidate respecto de los roles de género. En los Estados Unidos, tanto les católiques como les evangéliques [para resaltar la inclusión de los dos géneros en muchas términos, las traductoras emplean la “e”, a diferencia de otres que usan @ o “x”. NdA] se han opuesto a un sinfín de posiciones políticas vinculadas con la “teoría del género” o la “ideología de género”: a los derechos de las personas trans en el ejército, al derecho al aborto, a los derechos de lesbianas, gays y trans, al matrimonio gay, al feminismo y otros movimientos a favor de la igualdad de género y la libertad sexual.

  • La ideología de género como diabólica, desde Wojtyla a Francisco

Podría decirse que este ataque contra la “ideología de género” tomó forma en 2004, cuando el Pontificio Consejo para la Familia escribió una carta a los Obispos de la Iglesia Católica señalando el potencial del “género” para destruir valores femeninos importantes para la Iglesia, fomentar conflictos entre los sexos y para refutar la distinción natural y jerárquica entre hombre y mujer, en la cual están basados los valores familiares y la vida social.

En 2016, el Papa Francisco exacerbó el discurso: “Estamos experimentando un momento de aniquilación del hombre como imagen de Dios”. El Papa incluyó dentro de esta desfiguración “la ideología de ‘género’” y exclamó: “Hoy en día, en los colegios les están enseñando a los niños, ¡a los niños!, que todos pueden elegir su género”. Finalmente, Francisco dejó en claro lo que estaba teológicamente en juego: “Dios creó al hombre y a la mujer; Dios creó el mundo de una cierta manera… y estamos haciendo exactamente lo contrario”.

El punto del Papa es que la libertad de género –la libertad de ser o devenir en un género, la idea que la vivencia de género puede ser una expresión de libertad personal o social– falsea la realidad, ya que, en su opinión, no somos libres ni de elegir el sexo de nacimiento ni de afirmar orientaciones sexuales que se apartan de aquellas decretadas divinamente. De hecho, el derecho de las personas a determinar su género u orientación sexual es visto por les crítiques religioses anti-género como un intento de usurpar el poder creador de Dios y de desafiar los límites divinamente impuestos a la agencia humana. Para el Papa, la igualdad de género y la libertad sexual no sólo son excesivas, sino también destructivas, incluso “diabólicas”.

La igualdad de género es tomada como una “ideología diabólica” por estes crítiques precisamente porque ven la diversidad de género como una “construcción social” históricamente contingente que se impone a la distinción natural, divinamente obligatoria, entre los sexos. Y si bien es cierto que les teóriques de género generalmente rechazan la idea de que el género está determinado por el sexo asignado al nacer, el enfoque de la construcción social como destrucción deliberada de una realidad dada por Dios interpreta de modo incorrecto, provocador y consecuente, el campo de los estudios de género y la noción de construcción social.

  • ¿Qué es la teoría de género? Una reflexión crítica sobre la forma que se nos asigna sexo y roles de género en la sociedad.

Sin embargo, si consideramos cuidadosamente la teoría del género, no resulta ni destructiva ni adoctrinadora. De hecho, simplemente busca una forma de libertad política para vivir en un mundo más equitativo y habitable.

En El segundo sexo (1949), la filósofa existencialista Simone de Beauvoir escribió: “No se nace mujer: se llega a serlo”. Esta afirmación creó un espacio para la idea de que el sexo no es lo mismo que el género. En la formulación más simple de esta noción, mientras que el sexo es visto como un hecho biológico, el género es la interpretación cultural del sexo. Uno puede nacer con sexo femenino en el sentido biológico, pero luego tiene que navegar por una serie de normas sociales para descubrir cómo vivir como mujer –u otro género– en la situación cultural de cada uno.

Fundamentalmente para Beauvoir, el “sexo” es desde el principio parte de la situación histórica de una. El “sexo” no es negado, sino que su significado es disputado: nada sobre el hecho de que se le asigne el sexo femenino al nacer determina qué tipo de vida llevará una mujer y cuál podría ser el significado de ser una mujer. De hecho, a muchas personas trans se les asigna un sexo al nacer, para luego expresar otro en el transcurso de sus vidas. Si nos basamos en la lógica del enfoque “existencialista” de la construcción social de Beauvoir, entonces una persona puede nacer mujer, pero convertirse en un hombre.

Una variación “institucional” más fuerte de la construcción social emergió en la década de 1990, y se centraba en el hecho de que el sexo mismo es asignado. Esto significa que las autoridades médicas, familiares y legales desempeñan un papel crucial en la decisión de qué sexo tendrá una persona al nacer. Aquí “sexo” ya no se toma como una realidad biológica, aunque está determinado en parte por un marco biológico. ¿Pero cuál es el marco relevante para tal determinación?

Tomemos el caso de las personas recién nacidas “intersex” que nacen con características sexuales ambiguas. Algunes profesionales de la salud miran las hormonas para definir su sexo, mientras que otres consideran que los cromosomas son el factor decisivo. La forma en que se hace esa determinación es significativa: las personas intersex se han vuelto cada vez más críticas sobre el hecho de que las autoridades médicas a menudo las han categorizado erróneamente y las han sometido a formas crueles de “corrección”.

En conjunto, las interpretaciones existencialistas e institucionales de la “construcción social” muestran que el género y el sexo están determinados por un conjunto complejo e interrelacionado de procesos: históricos, sociales y biológicos. Desde mi punto de vista, las formas institucionales de poder y conocimiento dentro de las que nacemos preceden, forman y orquestan cualquier elección existencial que lleguemos a hacer.

Nos asignan un sexo, nos tratan de varias maneras que comunican expectativas de vivir conforme a un género u otro, y nos formamos dentro de instituciones que reproducen nuestras vidas a través de normas de género. Por lo tanto, siempre somos “construides” de maneras que no elegimos. Y, sin embargo, todes buscamos armar una vida en un mundo social en el que las convenciones están cambiando y donde luchamos por encontrarnos dentro de las convenciones existentes y en evolución. Esto sugiere que el sexo y el género están “construidos” de una manera que no está totalmente determinada ni es totalmente elegida, sino que reside en la tensión recurrente entre el determinismo y la libertad.

  • ¿Cómo puede la teoría de género posibilitar mayor libertad pública?

¿Es entonces el género un campo de estudio destructivo, diabólico o adoctrinador? Les teóriques del género que reclaman la igualdad de género y la libertad sexual no están comprometides con una visión de la “construcción social” hiper-voluntarista modelada por el poder divino. Tampoco buscan imponer sus puntos de vista a los demás a través de la educación en género. En todo caso, la idea de género se expande hacia una forma de libertad política que permitiría a las personas vivir con su género “asignado” o “elegido” sin discriminación ni temor.

Negar estas libertades políticas, como suelen hacer el Papa y muches evangéliques, conlleva terribles consecuencias: a les que desean abortar se les impediría ejercer esa libertad; a las personas gays y lesbianas que quisieran casarse se les negaría la opción de concretar ese deseo; y les que deseen adoptar un género distinto del sexo que se les asignó al nacer tendrían prohibido hacerlo.

Más aún, las escuelas que buscasen enseñar diversidad de género se verían limitadas y se les negaría a les jóvenes el conocimiento sobre el espectro real de vivencias de género. Tal pedagogía en la diversidad de género es entendida por sus crítiques como un ejercicio dogmático que prescribe cómo les estudiantes deben pensar o vivir. De hecho, estes crítiques intencionalmente malinterpretan una clase de educación sexual que, por ejemplo, introduce la masturbación o la homosexualidad como dimensiones de la vida sexual, como un manual que literalmente instruye a les estudiantes a masturbarse o convertirse en homosexuales. Sin embargo, lo opuesto es verdadero. La enseñanza de la igualdad de género y la diversidad sexual pone en tela de juicio el dogma represivo que ha arrojado a la sombra tantas vivencias sexuales y de género, sin reconocimiento y privadas de cualquier sentido de porvenir.

En última instancia, la lucha por la igualdad de género y la libertad sexual busca aliviar el sufrimiento y reconocer la diversidad corporal y cultural de nuestras vidas. La enseñanza de género no es adoctrinamiento: no le dice a una persona cómo vivir, sino que abre la posibilidad de que les jóvenes encuentren su propio camino en un mundo que a menudo les enfrenta con normas sociales estrechas y crueles. Defender la diversidad de género no es, por lo tanto, destructivo: afirma la complejidad humana y crea un espacio para que las personas encuentren su propio camino dentro de esta complejidad.

El mundo de la diversidad de género y la complejidad sexual no se irá a ningún lado. Solo demandará un mayor reconocimiento para todes aquelles que buscan vivir su género o sexualidad sin estigma y sin amenaza de violencia. Aquelles que no cumplen con la norma merecen vivir en este mundo sin miedo a amar, a existir y a buscar crear un mundo más equitativo y libre de violencia.

 

Texto: Judith Butler. Este artículo fue originalmente publicado en la sección cultural de la revista NewStatesman el 21 de enero de 2019. Su traducción al español fue publicada en Revista Bordes.

Traducción: Romina F. Rekers y Julia Bloch. Romina F. Rekers es doctora en Derecho y Cs. Sociales y becaria postdoctoral del Conicet. Julia Bloch es integrante de Akahatá, Equipo de Trabajo en Sexualidades y Géneros.

 

 

37 comentarios

  • Carmen

    Santiago. Nos van a volver a reñir.

    Acabo de leer el artículo de Miquel Sunyol. Voy por esa línea y usted por otra. La razón no es de nadie, porque en estos temas, solamente tiene razón aquel que es honesto consigo mismo, piense lo que piense. Pero tengo el convencimiento profundo de que no piensa exactamente igual que habla. Es imposible. He leído desde que entré en  Atrio todo lo que escribe. Es imposible. Pero cada cual elige un camino y todos son válidos porque a veces pensamos que lo correcto no es decir lo que piensas, sino lo que hay que decir para salvaguardar cualquier cosa que consideras importante. Es otra manera de ser honesto.

    Me quedo con su parte humana. Cuando habla de citas de esos señores , de verdad,es que me da igual lo que pensaran. Y en cuanto a citas bíblicas, pues fíjese el jaleo que hay ahora con distintas interpretaciones. Me encanta. Elijo la que me gusta, si es que me gusta alguna.

    Pero cuando se olvida de San Agustín, san Pablo y demás, se nota que dentro de su dura cabeza hay una parte humana estupenda. Es usted un maestro de la dialéctica, pero a mí no me asustan los maestros. Tengo problemas con la autoridad. Y cabezona hasta decir basta. Podríamos estar discutiendo hasta el infinito, usted encontraría la manera de no decir nada en contra de la postura oficial de la iglesia, aunque discrepase de ella en un tema concreto.

    Es divertido hablar con usted. Y usted también lo encuentra divertido. Es un juego. David contra Goliat. Pero recuerde cómo terminó la historia.

    Hasta el próximo enganche . No tardará mucho.

    Un abrazo

    carmen.

     

    • Santiago

      En realidad no lo encuentro del todo divertido, sino más bien interesante porque son temas actuales y porque existe respeto y aprecio compartido y eso hace que el diálogo sea agradable y no una guerra.

      Por otro lado, yo SI tengo pensamientos diferentes en muchos temas teológicos opinables. Pero la coherencia de la esencia de la fe me acerca a ver lo razonable de la verdad que propone Jesús cuando me llama a creer en El por medio de Sus testigos a quien El mismo llamó.Las proposiciones formales de la Iglesia son posteriores a la predicación apostólica y una consecuencia de ella y no al revés. Una contiene a la otra. Las 2 provienen de una misma y única fuente que es Jesús. Mi humanidad mejoró con la de El y acepto Su visión que se encuentra por encima de la mía. Es lo que El propone con su plan y proyecto de vida lo que ya acepté. Mi dialéctica solo va encaminada al testimonio de que El es la Verdad encarnada y que todo proviene de El, y que sin El caemos en un vacío existencial irremediable. Nada puede existir y desarrollarse sin que El lo fundamente primero.

      • Carmen

        OK
        Pues interesante
        Y divertido
        Nos vemos en otro hilo

      • Carmen

        Fíjese lo que ha dicho : mi humanidad mejoró con la de él porque es superior a la mía.
        Humanidad.
        En eso hay acuerdo total entre todas las personas que lo conocen, cristianas, budistas, agnósticas,ateas… Porque eso es lo que engancha, lo que te hace pensar, lo que te hace quedarte boquiabierta, su humanidad. Su talla como ser humano.
        Y quien crea que eso es porque era hijo de Dios , pues bueno. Pero otros no necesitamos eso. Con su humanidad tenemos suficiente. Quizás somos menos exigentes, vaya usted a saber.

  • Isabel

    Me parece importante la aportación de este artículo a la charla. Pido perdón a Antonio Duato si no lo considera apropiado y a mí atrevida.

    https://tribunafeminista.elplural.com/2018/10/nadie-es-binario/

  • Carmen

    Sé que Freud es un gran pensador. No he tenido más remedio que leer cosas suyas. Sé que su campo no es únicamente la psiquiatría. Sé que el mundo mundial le debe reconocimiento por poner nombre al subconsciente, por ser el padre del psicoanálisis. Ok. Enhorabuena. Me alegro por él.

    Pero, con este señor me pasa lo mismo que con Agustín de Hipona, otro grande entre los grandes. Los dos me dan repelús.

    Cosas de la ignorancia.

  • Alberto Revuelta

    Es, según sociólogos sabios y políticos presbiciados por las encuestas, el barrio más pobre de España. Claro, está en Sevilla. Bloques de cuatro plantas. Pisos de cuarenta y tanto metros. Droga al menudeo, pequeña delincuencia, paro en cifras exponenciales, geometría euclidiana de la desgracia. 

    El hombre, con los mismos años que metros tiene el piso donde vivía con su pareja y la hija de ambos, sin papeles del Registro civil como casados ni del Registro de la Junta con pareja de hecho. Juntos y ya está. El se ha quitado de en medio y se ha ido a vivir con una pibita de menos años de los que el Código civil llama mayoría de edad. Como hay problema de vivienda, ha tenido la suerte de encontrar un alquiler en el propio bloque donde ha vivido con su pareja. Hay cuatro plantas. No coinciden las plantas. Una está debajo y la otra encima. El azar y la necesidad que decía Monod.

    La pena negra, que le corre por las venas lo mismito q’un ciclón,  tiene cogida a la mujer  abandonada que no come más que lágrimas con sal y  la niña que dice que la Vani ha secuestrado y embrujado a su papá, llora con ella. Suena Amargura al subir la escalera

    Los padres de la Vani ya le han hecho saber, a gritos en la casapuerta que como preñe a su niña y la deje después, lo rajan de arriba abajo y lo tiran al vertedero de detrás de Torreblanca para que se lo coman los mengues. Réquiem en sí bemol mayor.

    Freud, don Segismundo, que tanto ha dado para escribir y hablar, opinaba y decía en 1906 así: “Es cierto que la mujer no gana nada con el estudio y, en su conjunto, la suerte de las mujeres no mejorará con ello. Además, las mujeres no pueden igualar el éxito con que los hombres logran sublimar la sexualidad”. La cita está tomada de H. Numbers y E. Ceden (Eds.) en Minutes of the Vienna Psychoanalitical Society, 1, 1906-1908 (New York, 1962) y la reproduce Eric Hobsbawm en su Un tiempo de rupturas, Crítica 2013.

     

    • Mª Pilar

      Que pena por él… Así es, como a la mujer, la han convertido en carne de cañón… que dispara a diestro y siniestro, sin que ha penas, a pesar de los años y los cambios… (en un gran porcentaje) la mujer siga siendo para ¡ellos! objetos de usar y tirar…

      Como la “manada”… Les ha puesto un nombre, que por si solo, explica hasta donde pueden llegar.

      Me duele el alma solo de pensarlo.
      mª pilar

  • Santiago

    Nosotros somos “imagen  de  Dios” en cuanto poseemos la dignidad de la persona, no somos una cosa, sino un ser que es alguien y que es capaz de conocer y conocerse, amar y amarse, entrando en relación de comunión con otras personas de la misma manera que existe en la intimidad diversa   de   Dios. Dios es Espíritu puro personal y esa es la semejanza.

    El hombre y la mujer no son meros accidentes antropológicos casuales sino que fueron planeados y queridos por el Creador desde el principio. Fueron hechos “el uno para el otro”. Complementarios hasta el punto de llegar a ser “una sola carne”para que “de esta manera poder ser “fecundos y multiplicarse” para “llenar la tierra” El amor de los esposos es fecundo y los hijos no son más que la expresión máxima de este amor.

    Este es el plan  de. Dios para “la mayoría” pues todo lo que es humano NO es absolutamente perfecto. No se trata de lo que yo pueda sentir, querer o imaginar. Por supuesto no puedo ser perro o gato aunque yo lo desee puesto esto es una fantasía de mi mente o disforia como dicen los psiquiatras. Las disforias desaparecen espontáneamente en más del 80% de las personas que las experimentan, otras con tratamiento y otras nunca se recuperan. Pero esto ocurre con todos los problemas humanos sean psiquiátricos o no.

    Claro que el sexo cromosómico biológico puede diferir del papel de ser hombre o mujer. En la diversidad humana de lo que es la norma o average o en la curva de Gauss podemos centrar a todo el género humano que puede cambiar lo que pueda hacer, siempre que tratemos de buscar el amor  de. Dios expresado en la Revelación, por medio del carisma de Cristo y de Su Iglesia y por medio de la infusión de la gracia que nos va indicando el camino que debemos seguir por la razón iluminada por la fe.

    Nuestras  interpretaciones personales que se apartan de este despliegue y  r e v e l a c i ó n  divina son meramente subjetivas y acomodaticias y desembocan en un caos moral. La misericordia inmanente y providente   de  Dios acompañan siempre al ser humano en cualquier situación. Es la fidelidad a la Palabra lo que Cristo nos pide insistentemente para salvarnos.

    Un saludo cordial

    Santtiago Hernández

    • Carmen

      Pues no le he entendido.
      A ver. Vamos a la curva de Gauss. De acuerdo, la norma es la norma. De acuerdo. Pero lo que se plantea es qué se hace con los que están en el principio y en el final, ahí hay poquitos. No están en la norma. Qué se hace con ellos? Se les estigmatiza o no?

      No voy a entrar en que si el diseño inteligente o la evolución. Que por cierto, ya que estamos, la evolución y el azar son cosas distintas. Son l
      Las dos teorías pegan fuerte. Muy fuerte. Pero tanto en una teoría como en otra, la realidad es que hay un individuos que no están en la norma. Qué postura tomar ante esa realidad? Porque existir, existen.
      A pesar de quedar como farisea, no me cabe en la cabeza de que un dios al que llaman padre,desee que a algunos de sus hijos se le haga la vida imposible. O tal vez si? Y no quiero seguir en esa línea porque me conozco y acabo diciendo cosas tremendas.
      Dejemos los deseos de dios a un lado, solucionemos nuestros problemas humanos. El problema de la intolerancia es recurrente en nuestra religión.
      Al menos así pienso. Sorry.
      No sé, no he llegado a entender cuál es su postura. Qué hacer con los de los extremos de la curva de Gauss? Quererlos mucho y tolerarlos porque somos muuuuuuyy buenos o reconocerlos como ciudadanos con todos sus deberes y todos sus derechos?.
      Son preguntas retóricas. No tiene que contestar. Tengo mi respuesta, en este caso sí tengo respuesta.

      Me alegro de saludarle.

      • Santiago

        La perfección absoluta NO se encuentra en esta vida. A lo sumo podemos aspirar a mejorar un poco nuestra condición humana. Solamente podemos tratar de ser mejores personas y convertirnos en seres productivos, útiles a los demás y digamos que con un grado de madurez y equilibrio suficiente para poder sobrevivir los retos de la existencia.

        Dios creó libremente y quiso también crearnos en libertad y en la diversidad. La mayoría central que representa el average en la curva de Gauss tampoco tiene la vida fácil. Si no es por exceso, será por defecto, si no es una pena física, será una moral, si no es una tragedia familiar puede ser que caiga en un caos social. No solo las “minorías” extremas en la curva sufren, sino también los que llamamos “normales” algo que para los profesionales del comportamiento humano eso de “normal” es falso. Existe una tensión innata en cada persona que la predispone a un desajuste psíquico por el hecho de que NADIE puede alcanzar en este mundo la PLENITUD de la felicidad que TODOS buscamos y ansiamos.

        Por tanto tanto los que se consideran “normales” como los que entran en la categoría de aparentemente fuera de la “norma” presentan una serie de insatisfacciones personales por la que tienen que luchar para lograr vivir con dignidad y alcanzar la ansiada paz. He conocido personas que nacieron con osteogénesis imperfecta o “la enfermedad de los huesos de cristal” contentas porque podian vivir y amar, a pesar de sus continuas fracturas y deformidades. Y otras que un “dolor de muela” les hace maldecir la vida..

        No, no podemos discriminar a nadie, ni maltratar a ningún ser humano aunque sea un confeso asesino.El respeto a la persona está siempre primero y el amor debe estar siempre en primer lugar. Esto no quiere decir que aprobemos todo lo que los seres humanos hacen.

        No pedimos permiso para venir a existir. Sin embargo, cualquier vida humana es más valiosa que cualquier otro ente no humano o acontecimiento extemporáneo.Jesús no nos promete la ausencia de sufrimiento sino que si le seguimos como El propone tendremos felicidad plena permanente en el futuro puesto que esta vida es breve y termina pronto. El vino para enseñarnos cómo vivir y como morir. Quizás nuestra Cruz no llegue a ser como la de El o quizás peor. Pero en todo caso no nos queda “de otra” de tomarla y seguir a Jesús. Pues al seguirle “no andaremos” en las tinieblas del mundo sino en la LUZ de Cristo que es esplendente. No temamos porque El “ha vencido al mundo ya”. Creamos o no en El, esta vida está pasando y con ella nosotros. Mejor es para nosotros que confiemos en las promesas que ya se han cumplido en El y que sin duda se cumplirán en nosotros también. Sería ilusorio que dejâramos pasar la única oportunidad que tenemos de ser felices al venir a existir como don de Dios y hacernos sordos a la llamada que nos hace continuamente de muy diversas maneras.

        Normales, o en el límite, o en los extremos de la norma, da lo mismo. Solo existe un camino correcto que es seguir al Bien. Esa es la verdadera felicidad. No la ilusión de un mundo que pasa y que de hecho es lo que estamos viviendo ahora mismo.

        Un saludo cordial

        Santiago Hernández

      • Carmen

        De acuerdo. Totalmente de acuerdo. La normalidad no existe, puesto que cada uno de los seres vivos somos únicos. Y ahí está la prueba del ADN para demostrarlo .
        Pero estábamos hablando de un aspecto concreto: que el ser humano en cuestión de sexo,se sienta tal y como los patrones de conducta, hechos por nosotros,dicen que se tiene que sentir y actuar.
        Mi pregunta vuelve a ser la misma. Si una persona decide luchar porque esos patrones no le encajan , hay que demonizarla?
        Hay que despreciarla? Hay que acogerla porque somos buenísimos ? O quizás haya que reconocer que tienen los mismos derechos que aquellos seres humanos que sí sé comportan ,de acuerdo a las normas sociales porque así las sienten?
        En la curva de Gauss se vería, si se analizase está cuestión, que la mayoría de personas son heterosexuales.
        Y que todos sufrimos, por supuesto, pero no por las mismas causas. Si se quiere analizar una variable, hay que aislarla.
        Entonces vuelvo a la pregunta de siempre. Qué hacer ante la diversidad sexual? Ser buenos, perseguirlos o reconocer que tienen los mismos derechos que los que , en esa variable, están en la norma?

        Ese es el motivo del ataque a eso que llaman ideología de género. Y que efectivamente nada tiene que ver con el feminismo. El feminismo está clarísimo lo que busca: igualdad de derechos entre el hombre heterosexual y la mujer heterosexual. No plantea otra cosa.
        Lo que sucede es que las mujeres somos estupendas y como podemos hacer varias cosas a la vez, nos metemos bajo el paraguas común de personas que tienen problemas de identidad sexual. Porque, sabe qué pasa? El sentirte discriminada une mucho, aunque las causas sean distintas,el dolor, la rabia y la indignación son parecidas.
        Noto que cuando habla de algo que no es de religión, es usted mucho más asequible. Será porque habla por usted mismo y no por lo que dicen que es la palabra de Dios .
        Quiere saber un secreto? Las escrituras sagradas,todas, las de todas las religiones, están escritas por hombres. Ni una sola mujer. Si hubiésemos tenido opción, las escrituras serían otras.
        Me gusta hablar con usted, todavía no me ha mandado al infierno. Es de agradecer.
        Un saludo cordial.

      • Isabel

        Carmen, el patrón de conducta no hace hombre o mujer. Las normas de comportamiento son culturales, género, estupendo que cada cual adopte las que más le gusten.
        Explícame el salto por el que una lesbiana decide que es hombre.

        Tu concepto del feminismo es muy limitado. El feminismo contra lo primero que lucha es contra la desigualdad de clase, es la base, atravesada por todas las demás desigualdades. Y sí, bajo su paraguas caben muchas, pero respecto a la específica que sufren las mujeres por ser mujer, hay un debate en el feminismo debido a que las trans quieren que, al decir que son tan mujeres como las demás, se incluyan y se considere que padecen las mismas desigualdades que todas. Y no, no son las mismas. Por ser niña se está discriminada desde el vientre de la madre: gracias al progreso y las ecografias aumenta el “feticidio” de niñas, las niñas son las últimas a las que corresponde recibir alimento y educación, de lass niñas se dispone para uso de los hombres, a millones se las mutila… por ser hembras.
        Paraguas común está muy bien, pero por mucha sororidad que exista, la clase es la clase, las niñas nacen con vulva y las trans son otra cosa.

      • Carmen

        Pues sí. Soy una persona limitada en muchos aspectos. Pero quizás no sea uno de ellos la capacidad de escuchar y empatizar.
        Hay personas que quieren ser hombres y nacen mujer. No es que quieran acostarse con hombres. Eso es homosexualidad, como dice la palabra. Su comportamiento es el de un hombre. La diferencia únicamente está en con quién te vas a la cama.
        Otra cosa es que hay personas que se sienten en todos los aspectos mujeres. Quieren vestir, moverse, maquillarse como mujeres y , por supuesto, acostarse con hombres, porque se sienten mujeres.
        Es otra cosa muy distinta a la homosexualidad. La homosexualidad va de sexo únicamente. Las personas trans, quieren transladarse de género.
        Así lo entiendo.
        Así lo acepto
        A lo mejor estoy equivocada.
        Y , si, soy limitada. Pero tengo un convencimiento absoluto desde todos los siempres de que un varón no es ni mejor ni peor que una mujer, por el hecho de serlo.
        Y dios bendiga a mis padres, que ahora tendrían 114 años, que tuvieron tres hijos y tres hijas y ,al menos mi persona, jamás me sentí distinta a un hombre. Sé desde siempre que lo que consiguiera en la vida, dependía de mi esfuerzo y de la suerte. Y que si me encontraba barreras, solamente es cuestión de luchar para saltarlas.
        Claro, la educación de ellos cuando eran jóvenes , nada tuvo que ver con la que se tuvo a partir del 39. Nada. Y esa fue la que me transmitieron.
        Así que dios bendiga a don Pedro y a doña Carmita.

      • Isabel

        No entiendo a qué viene tu susceptibilidad, en ningún momento he dicho que seas una persona limitada.

      • Carmen

        No es susceptibilidad.
        Lo soy
        Pero creo saber en qué. Por eso te he aclarado mi idea, que no tiene porqué Coincidir con la tuya.
        Y me gusta hablar. Sencillamente eso. Hablo.
        Sorry

      • Santiago

        Por supuesto, cualquier tipo de discriminación que se basa en las diferencias humanas es repugnante y triste a la vez y se debe fundamentalmente a una ignorancia crasa y a prejuicios fabricados.

        No se puede clasificar a los humanos por su sexualidad puesto que ante todo somos una unidad personal. Los psicoanalistas enseñan que la vida sexual se desarrolla en etapas como cualquier otro parámetro del ser humano. Cuando este desarrollo no es pleno y no llega a su madurez entonces existen fijaciones que dan origen a una detención parcial o total de ese desarrollo normal que puede acarrear problemas psicosociales personales. Hay grados pues en la orientación sexual, y por lo tanto, existe también un “continuum” con muchos matices por lo cual no puede hablarse de algo “absoluto” sino en cambio existen altos y bajos, como las peripecias que experimentan nuestras facultades humanas. Por eso conscientes o inconscientemente la “mayoría” de los humanos no se encuenran en los extremos de la curva que son la pura heterosexualidad o la pura homosexualidad sino en un average donde predomina una preferencia u otra, o ambas o una mezcla, pues cada persona responde diferentemente ante el reto sexual de una manera compleja y variada.

        Se habla pues en ambiente psicológico no de lo absoluto sino que la mayoría de los humanos tienen el potencial de orientarse hacia la heterosexualidad ya que existen factores predominantes no solamente genéticos, sino sociales, familiares, éticos que contribuyen a formar esta relación.

        No hay duda de que cada persona puede llegar a una madurez psíquica capaz de enfrentarse con su propia sexualidad para que pueda conducirla hacia algo productivo y orientado al bien. Los instintos son poderosos pero NO omnipotentes y nosotros podemos dirigirlos hacia lo que es bueno. Toda persona merece ser ayudada cuando siente y experimenta rechazo, especialmente en la sociedad personal que vivimos.

        El psiquiatra y el psicólogo con una moral natural que esté centrada en valores cristianos puros puede ayudar mas a los que experimentan dificultades de este tipo, por la ignorancia del ambiente y por los prejuicios de la sociedad. El caso de los “transgénero” es una confusión involuntaria de identidad de género que también cae en la órbita de la psiquiatría y psicologīa cristiana.

        El Evangelio de Cristo es el de la misericordia. Por eso no debemos de caer ni en la presunción ni en la desesperación. Cristo Dios está en El c e n t r o absoluto de todo y El perdona hasta en el último minuto al ladrón arrepentido en la Cruz pero también fustiga a los fariseos llamándole raza de víboras y manifestandoles que su pertinacia en el mal los situaba en estado de condenación ya que ésta es un estado de irremediable pérdida voluntaria de toda capacidad de amar. Nadie pues es capaz de condenar a otro.

        Por eso la Escritura cristiana es diferente en cuanto a que a través de nosotros y de nuestra palabra, por medio humano, Dios quiso comunicar Su amor. Fueron pues los Apóstoles los que se encargaron de hacer llegar a nosotros la esencia del mensaje divino utilizando nuestro mismo lenguaje pues Ellos hablaron “de parte de Dios” a pesar de que eran seres humanos.

        Un saludo cordial

        Santiago Hernández

    • ana rodrigo

      Estamos apañaos entre sabios y dioses a la hora de vivir la vida.
      Los sabios saben más que nadie de algunas cosas y son los más ignorantes en otras.
      A Dios nadie lo ha visto ni oído y Jesús que es un referente humanos y espiritual sin parangón, jamás habló ni de sexualidad, ni de lo que hoya llamamos género.

      Lo mejor del ser humano es su capacidad de discernir, cuando hace uso de la misma, la capacidad ética y el sentido común. Y si una persona nace en un cuerpo que no coincide con su identidad como persona, tiene todo el derecho de vivir conforme a lo que es, hombre o mujer, o gay o lesbiana, independientemente de sus genitales.

      Lo demás son “rollos patateros” para hacer la vida imposible a los y las demás desde la visión o las ideas ajenas. ¿Quién es nadie para decirle a otra persona cuál es su identidad. Ésta sí que es algo sagrado y no tantas otras cosas que se sacralizan inútilmente.

      • Carmen

        Pues sí, hija , sí.
        Estamos apañaos. Unas más que otros, pero bueno. Podremos con el paño. Fijo. Mi amigo don Quijote diría: largo me lo fiáis. Pues sí, largo, como sus molinos de viento. Pero…
        Besos.

      • Isabel

        Claro que cualquiera tiene derecho a vivir como gay o lesbiana. ¿Y eso que tiene que ver con negar mis características físicas?
        Quizá alguien podría explicar cómo es que un ser humano que se llama hembra porque gesta y pare “se siente” hombre. ¿Qué es sentirse hombre?
        A quienes estáis demonizando es a quienes nos parece absurdo no aceptar que hemos nacido con unas meras condiciones biológicas y cuidado, que eso no significa oponerse a que cada cual siga las normas o comportamientos que quiera.

  • Carmen

    Con todos los alumnos que he tenido, pues he tenido de todo.

    Que había algunos niños que eran homosexuales, eso estaba claro. En algunos, porque otros no nos dábamos cuenta y de eso puedo escribir un libro. Gracias a dios hemos tenido en mi centro un profesorado , pues como debe de ser, con la idea de que los niños fuertes se defienden solos y los que por un motivo u otro son más y débiles, hay que defenderlos a muerte. Esa es una característica del centro en el que he trabajado y del que nos sentimos más orgullosas todas las personas que formåbamos nuestro claustro.

    Pero únicamente me di cuenta una vez de que tenia un alumno trans. Lo tengo en mi cabeza, siempre lo tendré. Y espero que cuando piense en su colegio no tenga ningún reproche hacia mi persona. Jamás me lo perdonaría.

    Que ahí pasaba algo, vamos, estaba clarísimo , pero no sabía qué. Se daba la circunstancia de que era el hijo pequeño de una alumna del colegio, de mi primera tutoría en el año 76.

    No entendia como un niño tan abierto, tan inteligente , con esa capacidad de concentración, tan sociable… era un desastre total. No me encajaba nada. Allá por noviembre me fui para la psicóloga del centro y le dije, cuéntame  qué pasa aquí. Y me contó , no quería pero sabía que al final …

     

    Nadie puede imaginar lo que aprendí con ese niño. Le deseo lo mejor del mundo mundial. A él y a todas las personas como él. Les deseo que tengan toda la fuerza del mundo para lograr ser la persona que quieren ser.

    Un poquito de biología no estaría mal que todo el mundo supiera. Solamente un poquito, aunque me consideren también una farisea de la biología. Me da exactamente igual. Pero convendría saber que la vida sobre el planeta no se puede clasificar en compartimentos estancos. Que la vida se escapa de todas las clasificaciones. Que la vida es tan maravillosa por su diversidad  y que gracias a la diversidad somos capaces de adaptarnos al medio y sobrevivir como especies. Y a partir de ahí, quién quiera seguir, que siga.

    Carmen

     

  • Isabel

    Ese reclamo repetitivo que hace Butler de “igualdad de género” se presta a equívocos.

    La igualdad que persigue el feminismo es en cuanto a derechos, dignidad y consideración siendo diferentes, hombres y mujeres somos diferentes.

    Siendo cuestión de género, roles culturales, que a las mujeres nos corresponde el ser frágiles, pacientes, sumisas, discretas, sacrificadas… y a los hombres ser dominantes, agresivos, fuertes, competitivos.. ¿igualdad de género significa que hombres y mujeres aspiremos a ejercer cualquiera de los dos papeles, ambos negativos?

    De lo que se trata más bien es de abolir ambos géneros.

  • Isabel

    Un artículo nefasto en mi opinión con ese batiburrillo que hace de sexo, género, opción sexual, Trans, al servicio de la confusión y de feminista tiene, pues que le ha dado a esta señora en llamarse así pero que en nada beneficia a las mujeres.
    El género es el conjunto de comportamientos estereotipados que culturalmente se nos adjudican a hombres y mujeres, no viene determinado por el sexo. Hace años, cuando un niño te decía que quería un muñeco para jugar a los hijos o ponerse el vestido de su hermana nos parecía estupendo que no quedase reducido a lo que se entiende por masculino, ahora resulta que como lo diga dos veces.. es que es una niña. Se está considerando al género como lo natural y al sexo como lo cultural.
    El sexo es inamovible, no cambia porque yo sea lesbiana o me guste ir vestida de traje y corbata. Me podrá gustar cualquier rol, ejercer o no de lo que está establecido que me corresponde socialmente pero siempre seré mujer.
    Hace unos días leo en un blog de mujeres: “Se recuerda a las autoras que se debe usar lenguaje inclusivo trans, existen mujeres con próstata que no pueden gestar, y hombres que gestan, paren y dan de mamar”.
    No sé hasta qué punto está bien decir allá cada cual con su vida cuando se trata de algo con implicaciones sociales que nos afectan a todos, pero lo voy a decir en cuanto a los adultos. Ahora bien, ¿en los y las niñas? Todos los padres y madres a los que he leído y visto en reportajes se limitan a decir que su niño es niña o al contrario por la manera en que les gusta vestir y a qué jugar, y así desde los tres años dicen que son lo que no son, a eso llaman sentirse niño o niña. Y qué otra cosa iban a decir, ¿qué es “sentirse” niño?
     
    ¿Qué es conciencia identitaria respecto a mi cuerpo? Aceptado -con reservas- que no tengo derecho a decirle o otro lo que es. Pero nadie tiene derecho a imponerme a mí que acepte que hay hombres que paren. No, quienes gestamos y parimos somos las mujeres.

    • Mª Pilar

      Cada ser humano es ¡¡¡Libre!!!

      Cada cual mejor que nadie, sabe lo que sucede en su interior… y lo que cada cual decida:

      No nos compete a las demás personas, y sobre todo en nombre de ningún “dios”.

      Ya hemos visto a lo largo de la historia, lo que las religiones pueden llegar hacer, porque así lo deciden mentes pequeñas y quizá azotadas por el mismo dolor; y en lugar de flagelarse a si mismas, quienes lo sufre; se inventan castigos, condenaciones, infiernos.

      Como si lo que estas personas sufren, frente a una sociedad que les repudia, no fuera suficiente.

      Cada vez me asusta más, que se razone con mandatos “divinos” o escrituras que se les llaman “sagradas” ¿quién las hizo tales?

      ¡Los hombres y las mujeres a lo largo de la historia!!!

      ¡Por favor! Dejemos que cada cual sea libremente lo que siente en su interior que es.
      mª pilar

      • Isabel

        Nadie me decís qué es sentirse hombre o mujer más allá de la aceptación o no de lo establecido como femenino y masculino socialmente.
        En absoluto hablo desde la religión sino desde el feminismo. Lo que se está haciendo con el género y el sexo obedece a razones políticas que perjudican al objetivo de liberación de las mujeres.
        “En vez de cuestionar la feminidad y la masculinidad, los naturalizan. Si alguien rechaza estas constricciones, no es porque los estereotipos son opresivos ni sexistas, sino porque esa persona pertenece al contrario. Quien quiera escapar de toda esta dinámica no tiene que desmantelarla, solo removerse individualmente y dejar a las demás personas encerradas dentro.”

  • Carmen

    Creo recordar que hay escrito también en el Génesis otra versión de la creación del hombre. Algo así como dios creó al hombre, hombre y mujer los creó. Por lo visto ese autor no sabía nada de una costilla mágica de Adán. Por lo visto para ese autor el hombre y la mujer tenían el mismo status en la creación. Me gusta.

    Pero triunfó el autor de la costilla. Y la mujer pues pasó a ser una creación de segundo nivel. No vean lo caro que lo hemos pagado nosotras, las mujeres.

    Pero todo esto ya está pasando, a las mujeres no hay quien nos pare. Hemos despertado y no se le pueden poner puertas al campo. Se tardará más o menos tiempo, pero las personas ya hemos entrado en esa dinámica. Llegará un momento en que nadie entenderá como en épocas pasadas se consideraba que hombres y mujeres no tenían los mismos derechos, ni la misma consideración como personas.

    Pero no cuenten con la ayuda de la iglesia oficial católica. Ellos son partidarios de la célebre costilla. Da igual. A estas alturas muchísimas personas nos hemos dado cuenta de que la homosexualidad y la transexualidad no es ni nada nuevo, ni una amenaza para nadie, ni nada de esas cosas que dicen.  Esto no hay quien lo pare.

    La iglesia seguirá con sus historias. Pues bueno. No sé cómo decir. Allá su cúpula de poder. Hay también un montonazo de sacerdotes y monjas y cristianos de a pie que no están de acuerdo con lo que dice el Poder de la iglesia.

    Tienen está batalla perdida. Como otras. Es cuestión de tiempo. Porque una vez que se saborea la libertad, nadie está dispuesto a dejarla atrás.

    Pero el ataque sistemático de la iglesia oficial a eso que llaman ideología de género, no va a parar.

    Pues bueno.

    Un saludo cordial

     

  • ana rodrigo

     
    Yo no acabo de ver dónde está la dificultad para entender la identidad de cada persona. La identidad la adjudican los padres por los genitales del bebé. Pero cuando ese bebé va creciendo y desarrollando su conciencia, desde ahí, desde lo más profundo de su conciencia, muchas personas se dan cuenta de que han nacido en un cuerpo equivocado. ¿Dónde está el problema?
     
    Aquí, en Granada, tenemos una amiga trans en huelga de hambre desde hace 16 día, tuvo que interrumpirla un día porque sufrió un desmayo, los médicos le aconsejan que termine la huelga porque tiene la salud muy delicada. Pero ella que ha sido una activista toda su vida, lo tiene muy claro. Sólo pide un escrito de los partidos políticos de que no se va a dar un paso atrás en esta cuestión de identidad sexual, ya sean trans, gays, lesbiana, etc.
     
    Ser hombre o ser mujer no depende de los genitales, sino de su conciencia identitaria. ¿Quién es alguien para decirle que no es así?
     
    Me parece tan lógico, que no sé porqué a lo largo de la historia y en este momento se sigue considerando problema.
     

  • En el relato del Génesis, Adán se DESCUBRE varón en el momento que reconoce a la mujer- Adán al DESCUBRIRSE hombre, vence el mal de la soledad.
    Decía el cardenal Ratzinger: “Actualmente se considera a la mujer como un ser oprimido, así que la liberación de la mujer sirve de centro nuclear para LIBERAR al ser humano de su biología.”
    Nos hemos olvidado la violencia hacia los hombres, adolescentes y niños, y nos hemos concentrado en el “machismo”.
    ¿Existen datos oficiales en España de agresividad de la mujer hacia el varón? ¿Acaso no existe la violencia entre lesbianas y entre homosexuales en España? ¿Qué porcentaje de violencia entre lesbianas existen en España? ¿Acaso las mujeres no son tan violentas y asesinas como los “machistas”? ¿Qué pasaría si mi identidad exterior me hace SENTIR que soy un caballo o un tigre?
    Es curioso que NUNCA presentan el rostro masculino desfigurado por la mujer?
    Saludos y el mal no es patrimonio de un mismo sexo.

    • Carmen

      Aaaaaaayyyyyyyyy.
      Piensa un poquito. Solamente un poquito. Pero olvídate de lo que dicen unos y otros.
      Quién es más fuerte físicamente? Quién viola? Quién somete?
      Piensa. Y decide si la mujer tiene o no derecho a luchar contra la injusticia.
      Solamente piensa un poquito.
      Si te sientes hombre atrapado en un cuerpo de mujer o lo contrario. Qué tienes que hacer? Rezar? Ponerte en tratamiento psiquiátrico con electrodos incluidos? Vivir toda una vida luchando contra lo que sientes? Quizás es esa la solución? Todo lo que se salga de lo que dicen determinadas personas hay que destruirlo? Qué dios dice eso? El tuyo? El mío desde luego no .
      Un abrazo.

      • La paz hermana y no es para tanto. Si me dices que piense aunque sea un poquito, asumo que tu debes de pensar “muchísimo”.Los fariseos pensaban tanto que terminaron creyéndose los maestros “pensantes.” de los otros.
        Hace 10 años cuando estuve en el aeropuerto de Madrid, tome un taxi para irme al hotel a descansar. Y en el trayecto conversando con el taxista, le pregunte´: “Señor, aquí en España, ¿quién tiene la autoridad en la casa, el hombre o la mujer? Mi sorpresa fue grande cuando el taxista tajantemente y sin pensarlo mucho, me respondió: LA MUJER.
        ¿No será acaso que la mujer esté atrapada en un “cuerpo” de hombre?
        Saludos

      • Carmen

        Ostras!!
        Fin de la conversación.

  • Sin entrar en complejidades, que las tiene, solo quiero hacer referencia al hecho de vital importancia y este es: ¡¡¡Que somos mamíferos!!! Me contaba mi madre, que al nacer yo, mi hermana mayor (sólo nos llevamos l3 meses), estaba ella dándome de mamar, y al verlo mi hermana, sintió, al parecer un agudo sentimiento de celos, y como quisiera mamar,!!! no se le ocurrió otra cosa que hacerlo con el otro pecho¡¡¡¡ ¡¡Que escena, Dios mio, me lo imagino y todo mi ser se estremece al pensar la ternura de mi propia madre, una mujer entonces de 28 años…No solo nos había construido dentro de sí,  seguía donándonos vida . Y yo pienso que, que si no pensamos en un Dios con esos mismos sentimientos, no creemos realmente en él. Y que lo que realmente hizo Jesús, continuamente fue eso, señalándoles, quien era Abba, como era. Y no lo entendieron porque miraban al dedo, no a lo que les señalaba. Por supuesto, que allí, también el Antígüo Testamento y un tal Sáulo pensaba de Dios lo que dice en Hereos 10-31.- “Terrible cosa es caer en las manos del dios vivo”. Y no digo más.

  • Isidoro García

    Como comentario totalmente tangencial al tema del artículo sobre la ideología de género, en este y en su introducción, se habla de la famosa frase del Génesis, de que Dios hizo al hombre “a su imagen y semejanza”, lo cual tiene unas grandes implicaciones filosofo-teológicas.
        Sin ser en nada experto en el tema, hay dos menciones en el Génesis sobre el tema, el Génesis 1:27, donde tradicionalmente la creación del hombre a  imagen y semejanza de Dios era declarada. (Aunque en el texto que tengo yo, de 2003, de los Obispos españoles solo dice: “Y creó Dios al hombre a imagen suya”). 
        Y el Génesis 9,6, donde solo dice: “A imagen de Dios, hizo Dios al hombre”.
            Casualmente leía un artículo de la Wikipedia sobre el Adam Kadmon, (el primer hombre), y en él se dice que en el Talmud, el rabino  Akiba, niega cualquier semejanza entre Dios y otros seres, y enseña que el hombre fue creado después de una imagen, un arquetipo o un ideal, (hecha previamente del hombre, por Dios).
    Así interpreta Génesis 9: 6, “después de una imagen creada (por) Dios (del) hombre”.
         Por eso, como dice el psicoterapeuta judío Sanford Drob, cabría “un nuevo significado a la frase bíblica de que “Dios creó al hombre a su propia imagen”.
      Según Drob, siguiendo a Akiba, no se trataría de una imagen del hombre que de alguna manera duplicaría a Dios, sino a la imagen del hombre hecha por Dios, de lo que el hombre podría llegar a ser  plenamente él mismo, si se desarrolla correctamente, (la naturaleza humana bien implementada).
    Vivimos el judeocristianismo rodeados de malas traducciones e interpretaciones, muchas de ellas ancestrales, lo que hace que el discernimiento humano, siguiendo los textos tradicionales que nos han llegado, sea virtualmente imposible que sea correcto.
    ¡Esto es lo que hay, guste o no guste!. Los textos tradicionales son una selva llena de trampas y equívocos. (Por eso para depurarlas e interpretarlas bien, hay que apoyarse en cimientos sólidos que no pueden ser otros que las ciencias modernas). Y para ello no tiene que temblar el brazo del hacha de podar.

    • Isabel

      Desde mi simpleza de alguien que no es nada, yo lo veo así:
      El concepto Dios los hombres lo expresaron en conformidad con la sociedad patriarcal como un padre, poderoso, vengativo, que premia a quien obedece. Vaya, como lo más de su sociedad, un padre patriarcal. Y de esta forma, sí Dios es como los hombres, los hombres son como Dios.

  • Gonzalo Haya

    Reconozco mi ignorancia sobre estos temas, pero no acabo de entender que los mismos que defienden la ecología y los ecosistemas contradigan las características biológicas. Habrá casos ambiguos para la determinación del sexo, pero en general ¿puede decirse que nos asignan el sexo? Respecto al género (entendido como roles sociales) es evidente el abuso patriarcal o machista a lo largo de la historia y todavía en la actualidad, pero ¿no hay ningún papel específico del sexo hembra? ¿el feminismo estará despreciando valores de amor y ternura biológicamente muy ligados al útero y a la lactancia? Ya los desearíamos muchos del sexo masculino. Quizás se está llevando el péndulo hasta el extremo opuesto para ver si se queda en su punto intermedio.

    • Antonio Duato

      Querido Gonzalo:

      Entiendo tu perplejidad al ver en el feminismo de Judith Butler y de otres más una incongruencia: mientras se quiere respetar el orden de la naturaleza con políticas ecológicas se destruye el orden de la maternidad y reproducción humana con políticas de libertad e igualdad de género.

      Pero implícitamente estás atribuyendo a quienes defienden la libertad incluso para corregir las falsas atribuciones de sexo y género que se descubren en el desarrollo posterior de la fisiología o de las tendencias psicológicas más profundas una irresponsable ligereza de intentar el cambio público de sexo por capricho.

      Impedir la libertad de las personas LGTBI+ en razón de un supuesto orden natural del que depende que se conserve una reproducción de la especie con amor y cuidado -quebrantar lo “natural” en los roles y la relación de sexos sería una gigantesca barbarie, se dice- es caer en los extremos de rechazar el sacrificio de animales para la alimentación o de medicinas y vacunas para la salud.

      Y más aún. Los que atacan la teoría de género, para mí, son como los que atacan la teoría socialista o marxista porque va contra el plan de Dios, que supone que en el mundo tiene que haber siempre pobres que se conformen con la situación que Dios les ha puesto en el orden social. Quien pretende modificar esa ecología de la sociedad obra como el demonio.

      Comprendo que el tema se las trae. En Iglesia Viva hemos hecho números y artículos sobre eso. Verás muchos enlaces en este resumen que hice en un número sobre temas de feminismo:
      Páginas de Iglesia Viva sobre cuestiones de mujeres y género

Deja un comentario