Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4512 Artículos. - 72502 Comentarios.

S.O.S. Nicaragua

Nos llega desde Colombia este artículo publicado el 22 de octubre en Revista SurSu autora, Pepa Úbeda, es una escritora y periodista valenciana, colaboradora de Radio Klara. Es feminista de izquierda. Sin habernos encontrado personalmente, creo que nos unen muchas circunstancias y tenemos amigos comunes. Por eso espero que su colaboración con ATRIO se vaya consolidando. Hoy no ofrece su visión un tema muy debatido aquí, la situación de Nicaragua. Su visión y argumentos seguramente provocarán debate. Y nos iremos acercando todos a la verdad de lo real. AD.

        Con dolor pero sin sorpresas me van llegando noticias de Nicaragua.

        Compartí con las nicaragüenses A. y S. el XXX Congreso Feminista de Valencia en 2007. Al año siguiente, me invitaron a visitar su país. Eran niñas cuando su pueblo se levantó contra Somoza, pero sus familias formaron parte de la Revolución Popular Sandinista (1979).

        Hasta entonces, Nicaragua había sido el cortijo de unas pocas familias apoyadas por los EEUU, con sólidos intereses económicos en el país. Los Somoza eran sus últimos protegidos y, tal como Roosevelt apuntó, “Puede que Somoza sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.

        Tras la revolución, el primer gobierno del Frente Sandinista de Liberación nacional (FSLN) pierde el poder en 1990. Le sucederán los muy conservadores y neoliberales Violeta Chamorro, Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños. Aunque en 2006 Daniel Ortega, líder del FSLN, ya había recuperado el poder, la corrupción y la represión continuaron afianzándose sin que los nicaragüenses pudiesen denunciarlo, pues las democracias progresistas confiaban en Ortega. La cuestión es cómo se ha podido llegar a la actual situación.

        LUIS NIETO PEREIRA —militante internacionalista y profesor de Historia Moderna y Contemporánea— y MÓNICA BALTODANO —historiadora, excomandanta guerrillera y exmiembra de la Dirección del FSLN— desvelan algunas claves en CTXT (Ortega-Murillo, ¿los nuevos Somoza?, 26/09/2018).

        Ambos acusan a la pareja de haber convertido el partido en una maquinaria electoral y represiva, controlar a través de sus hijos los medios de comunicación públicos, nombrar y destituir cargos de acuerdo con su lealtad al tándem gobernante, haber potenciado escuadrones paramilitares que someten y aterrorizan a la población, manipular a los cuadros jóvenes del FSLN y aniquilar a los viejos, y negar las violaciones que, durante 20 años y desde los 11, padeció Zoilamérica, hija de Murillo, a manos de Ortega.

        Todo empezó cuando algunos cuadros sandinistas se repartieron propiedades públicas en la “piñata” tras la derrota electoral de 1990. Adujeron que pretendían acumular medios para trabajar desde la oposición. Sin embargo, Alemán y Ortega hicieron un pacto: el primero, condenado por corrupción, salía de la cárcel y el segundo recuperaba el poder tras unas elecciones fraudulentas en 2011 y 2016.

        No se puede obviar la profunda división de la iglesia católica nicaragüense. El sector popular siempre estuvo al lado del pueblo y la revolución. La alta jerarquía —encabezada por monseñor Obando y Bravo— y algunas iglesias evangélicas apoyaron la contrarrevolución armada y financiada por los EEUU. La caída del FSLN en 1990 coincide con el declive de la Teología de la Liberación en Latinoamérica a causa de la persecución de que es objeto por parte del Vaticano. Es cuando Ortega se acerca al sector reaccionario y llegan a un acuerdo: silencio y protección eclesial frente a la corrupción gubernamental por un lado y aumento de poder en el seno de la iglesia por el otro. Ortega nombrará a Obando “prócer de la paz y la reconciliación”, le pedirá perdón por los “errores del pasado” en el 25º aniversario de la Revolución, le otorgará la medalla a la orden de la Independencia Cultural Rubén Darío, apoyará su Universidad Católica y su emisora de radio, y lo nombrará gran aliado y consejero espiritual. A cambio, Obando dejará de atacarlo, lo alabará como estadista y lo defenderá ante el Vaticano.

        Consecuencia grave de dicha alianza —fruto del profundo odio que Murillo siente hacia los movimientos feministas—, pues dejó totalmente desasistidas a las mujeres, es la derogación de la Ley del Aborto más antigua de Latinoamérica (1837) y el establecimiento de una dura penalización ante todo tipo de abortos, incluidos los terapéuticos y los embarazos provocados por abuso y/o violación en una sociedad en la que son habituales en muchas familias.

        Ortega-Murillo alardean de haber conseguido una Nicaragua socialista y económicamente igualitaria. Sin embargo, los hechos desmienten sus palabras: Ortega se alió con el gran capital, el Banco Mundial, las grandes corporaciones y los inversionistas; se puso a las órdenes del FMI y vendió las riquezas del país a transnacionales y multinacionales; elevó los impuestos a la clase trabajadora y abortó la reforma agraria; la cúpula empresarial y militar salieron fortalecidas; la nueva burguesía sandinista se enriqueció en negocios poco

        transparentes; y se expulsó de sus tierras a los indígenas para construir urbanizaciones de lujo y el canal interoceánico. En cuanto a política social, la financiación en salud, educación y vivienda es totalmente insuficiente; no existe separación de poderes; las políticas de género son inexistentes y/o retrógradas; y se han consolidado las camarillas orteguista y murillista. Han conseguido, pues, generalizar la crisis, agudizar las desigualdades, promover una atención clientelista y afianzar la corrupción.

        ÓSCAR RENÉ VARGAS (71 años), cofundó en los 60 el FSLN y salvó la vida de Ortega de la Guardia Nacional de Somoza, vivió la insurrección y revolución en directo e hizo una intensa campaña por Ortega en 2006, pero dijo que en las filas del FSLN “pensar es peligroso” y tuvo que abandonar el partido. Este sociólogo, analista político y autor y coautor de medio centenar de libros, examina la crisis nicaragüense y el estado de salud del FSLN y afirma que la protesta generalizada no viene del exterior, que tiene líderes locales y que Ortega ha perdido la calle; añade que, en la actualidad, el FSLN no supera las mil personas.

        La líder campesina FRANCISCA RAMÍREZ (La Vanguardia, septiembre), que vive refugiada en Costa Rica amenazada de muerte, confirma que el objetivo de las protestas es echar a Ortega, porque está matando a su propio pueblo. Ha liderado el movimiento contra el canal interoceánico y ha instado a la comunidad internacional a presionar para que haya elecciones anticipadas con supervisión internacional y un Consejo Supremo Electoral imparcial que garantice la transparencia. Piensa continuar luchando desde Costa Rica para desenmascarar al dictador y recuperar la democracia. Espera que el pueblo no se desmovilice a pesar del asesinato de jóvenes por los paramilitares, de torturas y violaciones a detenidos y sus familiares por la policía, y de que el ejército no haya parado la carnicería.

        El estallido social de abril y el abandono del gran capital y la Conferencia Episcopal a Ortega, lo obligaron a abrir un diálogo nacional.

        Diversos organismos internacionales han denunciado secuestros masivos, detenciones ilegales, huida a miles del país, torturas, procesos judiciales sin garantías, terror gubernamental, “operaciones de limpieza” y criminalización de la protesta. A pesar de ello, hay sectores de la izquierda extranjera que afirman que todo es resultado de maniobras neoliberales. Parecen haber olvidado que el pueblo nicaragüense es sandinista, antiimperialista y de izquierdas; que quiere derrocar a un gobierno corrupto y represor; y que una parte importante del sandinismo histórico se ha alejado de Ortega y su camarilla.

        El detonador de las protestas fue el incendio forestal de la Reserva Indio Maíz (13 de abril) a causa de la desidia del gobierno; seguido de una reforma de la Seguridad Social que asfixia al pueblo y que provocó las primeras concentraciones pacíficas. El gobierno ordenó contramarchas y reprimió las marchas. Ante las primeras víctimas, las protestas arreciaron y la represión gubernamental se agudizó. Aunque Ortega retiró la reforma, era demasiado tarde: los estudiantes exigieron acabar con la corrupción y la falta de libertad; Ortega aumentó la represión, que lleva ya casi medio millar de muertos y 3.325 víctimas (cifras de Naciones Unidas negadas por el gobierno).

        “The Boston Globe” (30/08/2918) corroboró dicha represión y pidió al Alto Comisionado de Naciones Unidas que exigiese al gobierno que acabase con ella, además de desarmar a los civiles responsables de los asesinatos y las detenciones arbitrarias. Otros medios internacionales han denunciado arrestos ilegales, torturas, tribunales cerrados y pérdida de empleo de los profesionales (profesores, doctores, jueces…) que se han pronunciado en contra. Miles de nicaragüenses han pedido asilo político en Costa Rica. El mismo jefe de derechos humanos de la ONU, Zeid Ra’ad al-Hussein, anuncia que “el mundo mira hacia otro lado” y urge a la comunidad internacional a “tomar los pasos concretos para que la actual crisis en Nicaragua no descienda hacia un más profundo disturbio social y político”.

        El gobierno de Ortega ha rechazado los informes críticos y los atribuye a la oposición, pero no permite la presencia de representantes independientes. Argumenta que los pensionistas no protestaron y que fueron los estudiantes de universidades privadas, empresarios y opositores, porque su intención es establecer una estructura neoliberal; que el FMI lo obligó introducir la reforma de las pensiones; que la violencia procede de maras y víctimas; que los medios de comunicación mienten porque están en manos de neoliberales; y que la crisis es fruto de la injerencia de poderes económicos interiores y exteriores que quieren quedarse con el país mediante elecciones anticipadas. Ante la violencia policial, aceptó la investigación de la Corte Interamericana de DDHH, la OEA y la ONU y prometió tomar medidas contra los responsables en caso de demostrarse. Aseguró que la Mesa por la Paz y el Diálogo Nacional constituida por gobierno, oposición, representantes estudiantiles, empresarios, sindicatos e iglesia católica seguía adelante. Que el origen del problema eran los EEUU, porque la construcción del canal interoceánico había recaído en empresas británicas, holandesas y chinas, no norteamericanas, y que presionaba a Nicaragua con sanciones para que no recibiese ayudas internacionales. Terminaba afirmando que, desde 2017, había habido importantes logros sociales y económicos.

        Ante estas noticias, resulta incomprensible la oposición a analizar seriamente la situación de cierta izquierda española. ¿Quizás es porque han sido muy bien atendidos por el gobierno al ir allí como cooperantes o partido político? Con todo, ¿tan difícil es llevar a cabo un análisis objetivo? ¿qué les costaría enviar de incógnito a algún representante y comprobar in situ la realidad?

        Redes Cristianas (RC) ha publicado una carta abierta que reitera todo lo anterior, invitan a la izquierda a informarse adecuadamente porque cuentan con suficientes datos y le recuerdan que debe solidarizarse con quien sufre una brutal represión: el pueblo. Insiste en que los sectores que animaron el levantamiento —espontáneo, autoconvocado y pacífico— fueron estudiantes, barrios populares, campesinado, sectores urbanos y ecologistas…

        RC se sorprende de afirmaciones de esa izquierda: “el gobierno nicaragüense es uno de los últimos bastiones de la izquierda latinoamericana” y considerar a Ortega “uno de los nuestros” (‘El imperio contra Nicaragua’ (10-06-2018), firmado por el responsable de relaciones internacionales del PCE, y ‘Sobre Nicaragua y el feminismo’ (10-07-2018), comunicado del área de feminismo del PCE).

        Y se pregunta por qué silencian o ignoran las denuncias de importantes y valientes sandinistas como Ernesto Cardenal, Gioconda Belli, Sergio Ramírez, Dora María Téllez, Mónica Baltodano, Henry Ruiz o Edmundo Jarquín, solo por citar a algunos…

        La acusa de ignorar o despreciar los testimonios de protagonistas como las estudiantes nicaragüenses que han recorrido Europa para explicar la situación (Caravana Informativa de la Solidaridad Internacional para Nicaragua) y preferir la lealtad a unas siglas corrompidas y a la complicidad de casta, a defender una ideología progresista y de izquierdas que aboga por la democracia, los derechos humanos, la justicia social y la defensa del planeta. Con su actitud, solo han conseguido el fortalecimiento de la derecha, el neoliberalismo y una nueva dictadura.

        Afortunadamente, ha habido muchos ejemplos de objetividad, como la ‘Declaración urgente por Nicaragua’ (17 de julio), firmada por intelectuales y activistas latinoamericanos o las asociaciones feministas (más de 1.000 en España), que intentaron entregar sin éxito en la Embajada en Madrid y el consulado en Barcelona de Nicaragua un escrito de solidaridad con las compañeras nicaragüenses (25/09/2018). Sin embargo, la embajada respondió con “la firme decisión política de las más altas autoridades del país de no aceptar ningún mensaje de nuestra parte”.

18 comentarios

  • Nacho dueñas

    Amigo Pedro Bosch:

    Me solidarizo con tu dolor (y con el dolor de las víctimas surgidas en el otro bando). Pero para establecer con rigurosidad la interpretación de los hechos se requiere una labor de discernimiento racional (permite con todo respeto que sostenga que quien analiza y cura el cáncer es el oncólogo, más que el canceroso, con toda la atención que este merezca).

    Me permito cortar y pegar un artículo que avala lo que vengo defendiendo acerca de Nicaragua.

    Un saludo, de nuevo con todo respeto (respeto que no excluye la discrepancia:
    El “golpe blando” aún no ha sido derrotado

    (Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=248696)

     
    Amaru Barahona
    Rebelión
    * La guerra total y global es un concepto–acción de la geopolítica imperial originalmente formulado por Richard Nixon, en 1980, a la luz de la experiencia de la guerra de Vietnam.

    Un diseño de guerra que agrede todas las dimensiones de la sociedad objeto de intervención (“todos los niveles de la vida y de la sociedad…” Nixon dixit); y se desenvuelve en todos los espacios globales.

    La dimensión o nivel militar es sólo uno de los componentes de la agresión, ni siquiera el más importante. El objetivo de la agresión no es necesariamente una victoria militar; el objetivo es hacer inviable el proyecto del enemigo.

    * Menos sofisticado que hoy en su elaboración, este concepto–acción se aplicó en la guerra de los años 80 contra Nicaragua. No existían en esa época los escuadrones de ONG nativas y mercenarias, operando en las llamadas redes sociales. Pero la agresión funcionó como estrategia multidimensional y global.

    Humberto Ortega se jactaba, y se jacta, de que USA salió derrotado en su enfrentamiento con Nicaragua porque no pudo cumplir su objetivo de vencer militarmente al ejército sandinista. Humberto Ortega no se dio cuenta del tipo de guerra en que estuvo metido.

    La agresión estadounidense contra Nicaragua en los 80, fue exitosa porque se propuso hacer inviable el proyecto revolucionario sandinista. Y lo logró.

    * El llamado “golpe suave” que se impulsa, hoy, en Nicaragua, es un diseño más sofisticado que el “Conflicto de Baja Intensidad”, denominación con que se bautizó la agresión USA contra Nicaragua en los años 80. Pero ambos diseños se derivan del concepto–acción de guerra total y global. El “golpe suave” de hoy en Nicaragua, es una agresión multidimensional y espacialmente global; y su objetivo es hacer inviable el gobierno de Daniel Ortega. No importa si como daño “colateral” se vuelve inviable la sociedad nicaragüense.

    * Una verdadera hazaña. El desmontaje de más de 2000 “tranques” (barricadas armadas que bloqueaban vías, controlaban ciudades, y operaban como auténticos cuarteles donde se torturaba, violaba mujeres, asesinaba, secuestraba, y desde donde se organizaban acciones de terrorismo espectacular) que paralizaron el país y asaltaron militarmente el Estado, durante más de 3 meses. Sin utilizar el ejército, sólo la policía apoyada por cuerpos civiles de policías voluntarios, algo nítidamente legal conforme la Ley de Policía. Esta hazaña, constituye una derrota militar medular para los golpistas, porque los “tranques” eran la columna vertebral de la embestida violenta contra el Estado. (Le salió mal: “con un mes de caos y destrucción tumbamos al tirano…” Dora María Téllez dixit.)

    * Pero ello no significa que el “golpe suave” ya ha sido derrotado.

    * Los golpistas lograron un objetivo estratégico: destruir la economía. Una economía que funcionaba como convivencia de antípodas. Por un lado, el implante neoliberal que heredó Ortega incólume, sin cambios; gestionado además mediante un riguroso tutelaje del FMI. Por el otro, un conjunto de medidas heterodoxas: los programas sociales para beneficio popular, costeados no por el modelo económico, sino por la ayuda venezolana que ya prácticamente no existe.

    Una reactivación de este modelo es inviable, en cuanto el empresariado que fue su principal beneficiario, hoy está alineado con el golpe y subordinado a las orientaciones de USA. No veo posibilidades de un nuevo pacto COSEP y AMCHAM (cámaras de grandes empresarios) – Ortega. Para reactivar la economía, Ortega tendría que cambiar el modelo. Desembarazarse del tutelaje FMI y de su áulica burocracia neoliberal; introducir reformas estructurales en el implante; y centrar la reactivación en el financiamiento, asesoría, capacitación y creación de redes para exportar de las micros, pequeñas y medianas empresas. Para lo cual, es indispensable la creación de una Banca de Desarrollo estatal, financiada con tasas a las transacciones financieras privadas.

    * El golpe sigue ganando la guerra la mediática interna y externa. La respuesta del gobierno a una guerra mediática sofisticada y con recursos muy superiores, ha sido desastrosa. Las letanías de predicadora religiosa de Rosario Murillo, en vez de aumentar disminuye los partidarios y simpatizantes. En las redes, algunos militantes sandinistas de base, hacen una labor de esclarecimiento muy eficaz. Pero este esfuerzo loable es insuficiente.

    Las entrevistas que Daniel Ortega ha concedido a medios internacionales, no creo que hayan servido de mucho. Ortega nunca tuvo carisma para la comunicación mediática, y menos ahora en esta etapa de su vida. Además, que suele presentarse mal preparado, confiando en su improvisación que no revela mucha agilidad mental.

    * Hay, sí, un fenómeno que ha contrarrestado y ha hecho fracasar, en gran parte, el peso apabullante de la guerra mediática. La vivencia de los sectores populares durante los más de tres meses de dominio de los “tranques”. La barbarie de los asesinatos, torturas, quemas de seres humanos vivos, quemas de cadáveres en rituales necrófilos, violaciones de mujeres, secuestros de ciudadanos y de cerca de 500 transportistas centroamericanos; el ascendente de terror sobre la población que los “tranqueros” establecieron en las zonas que llegaron a controlar; la multiplicidad de acciones de terrorismo espectacular que ejecutaron (asedios e incendios de los cuarteles de policía; incendios y destrucción de alcaldías, escuelas, centros de salud, ambulancias, centros culturales y viviendas; saqueos del Instituto de Seguro Social, centros de salud y comercios pequeños y grandes; robo y destrucción de bienes e infraestructura estatal… Y otras tropelías). El desparpajo de los obispos y curas, a la luz del pueblo, apoyando a los pandilleros, lumpen proletarios, y ex contras financiados por los golpistas y colocados en la conducción de los “tranques”. El uso de las iglesias como guarida de las pandillas y ex contras, escondite de armas y objetos saqueados, y centros de tortura.

    Todos estos procesos objetivos, observados por sus propios ojos y sufridos en carne propia, por los estratos populares, provocaron un cambio radical en su conciencia sobre lo que estaba aconteciendo. Fueron capaces de percibir, con mayor o menor nitidez, la existencia de la conjura y su naturaleza, y develar paulatinamente los hilos de la trama siniestra. En los inicios del golpe el apoyo fue significativo, posiblemente mayoritario, o por los menos existió una mayoría desconcertada que había sido permeada en sus emociones y titubeaba. Hoy, sin dudas, la repulsa al golpe es popularmente dominante. Las concentraciones sandinistas son cada vez más multitudinarias, en contraste con las convocatorias golpistas a la movilización, que son crecientemente disminuidas, aproximándose a los cuatro gatos; aunque no han cambiado su formato violento y necrófilo. Van destruyendo cualquier objeto que simbolice su antipatía; insisten en levantar barricadas, infructuosamente (la policía no los deja, y la población los rechaza); y, sobre todo, el dispositivo más perverso: francotiradores que forman parte de la marcha, o siguen en vehículos la marcha, o esperan la marcha en lugares escogidos, y en determinado momento dispararan contra los manifestantes. Los medios tóxicos, siempre, afirman que los disparos fueron hechos por la policía o “paramilitares” sandinistas. Y esta es la información que se divulga internacionalmente.

    Considerando el formato de las manifestaciones golpistas, la policía se vio obligada a establecer las siguientes normas, para autorizar una movilización: que los organizadores soliciten un permiso previo, señalen la trayectoria de su ruta, y asuman su responsabilidad frente a eventuales consecuencias como destrucción de bienes públicos o privados, asesinatos, muertes, heridos y lesionados en el curso del evento, y, en general, frente a cualquier alteración del orden público.

    Los MRS (Movimiento Renovador Sandinista), el núcleo propulsor, internamente, del operativo golpista, se niega a acatar las normas dispuestas por la policía.

    * Los órganos de inteligencia USA pudieron instrumentar el golpe “blando” en curso porque coordinaron, desde hace varios años, el diseño, financiamiento y abastecimiento técnico con un cuerpo político nativo y mercenario que representa la voluntad imperial operando al interior de la sociedad nicaragüense. Este cuerpo político es el bloque que originalmente se denominó como FAD – MRS (movimiento renovador sandinista), compuesto por minúsculas expresiones de ultraderecha (la FAD), en alianza con el MRS (movimiento renovador sandinista). Es indudable, que en esta alianza el peso operativo determinante, como contraparte, lo tiene el MRS. Una entidad política integrada por ex sandinistas a quienes, en la lucha de los años 90 por el control del aparato del partido FSLN, Daniel Ortega desplazó del poder. La base social del MRS está formada por una cadena de ONG formalmente dedicadas a actividades que defienden la democracia, los derechos humanos, el feminismo, la conservación ecológica (dentro están las ONG que se oponen al proyecto de canal Nicaragua – China), el desarrollo democrático, la ética pública…; y varios medios que se promueven como defensores de la libertad de expresión. Todas estas ONG y medios se financian por la vía que la dominación imperial (especialmente, en el caso nica, USA y la Unión Europea) denomina con el eufemismo de “cooperación para el desarrollo”. Y están subordinadas a las orientaciones ideológicas y prácticas sociales que determinan los intereses geopolíticos de sus fuentes financieras. Una gran parte de la mínima clase media urbana nica vive de estos financiamientos que han sido millonarios, desde antes que Ortega asumiera el poder en el 2007. Fuentes específicas han sido, la red NED (National Endowment for Democracy), USAID, los institutos para la democracia fundados los dos partidos del Establishment, el Demócrata y el Republicano, la fundación de Soros, la cooperación de la Unión Europea y de buena parte de los gobiernos europeos que siguen, como furgón de cola, las directrices de política exterior de USA. Además, hay que agregar las partidas específicas que son directamente aprobadas y asignadas por el congreso estadounidense.

    Algunos ejemplos como muestra: la NED reconoce oficialmente que sólo desde 2014 hasta hoy, ha donado más de 4 millones 100 mil dólares para fortalecer las actividades de la cadena de ONG cuyos miembros militan o simpatizan con el MRS, o que son sus aliados en el bloque político FAD – MRS. En 2018, la USAID asignó un presupuesto superior a $ 5.2 millones de dólares destinado financiar de las ONG y medios que sustentan y giran alrededor del eje FAD – MRS. Carlos Fernando Chamorro, vinculado al MRS, es dueño del grupo mediático CINCO que publica “Confidencial” y “Esta Semana”. A Chamorro se le asignó antes de las elecciones en Nicaragua, abril de 2017, con el apoyo de la Fundación Arias, el diseño de la guerra mediática contra el gobierno de Ortega, con una partida especial del congreso USA, por 4 millones de dólares, gestionada por el trío de ultra derecha de origen cubano: Ros Lehtinen, Marco Rubio y Ted Cruz.

    * A partir del 18 de abril, una vez puesto en práctica el diseño del golpe, propulsado por el binomio inteligencia USA – bloque mercenario nativo MRS-FAD, se plegaron inmediata y muy activamente fuerzas importantes: las organizaciones de los grandes empresarios y la cúpula de la Iglesia católica, cohesionada por el ultraderechista obispo Silvio Báez, quien desde hace varios años viene colaborando con el sector que preparó el golpe. Además, se añadió como parte muy activa, con gran afán de figuración, un grupo de estudiantes egresados de los cursos de liderazgo impartidos por las ONG financiadas por la NED. Estos mismos estudiantes, junto con miembros de las ONG – MRS, conformaron el grueso de los protestantes en las primeras manifestaciones. Este conjunto de factores constituyó la alianza golpista que se denominó como Alianza Cívica. (últimamente, le dio por cambiarse el nombre, pero en esencia es la misma mona).

    De aquí, de esta alianza, salió el financiamiento, las armas, el trazo organizativo, el abastecimiento técnico, la alimentación y el contrato de quienes se colocaron en la gestión de los “tranques”: pandilleros, lumpen proletarios, algunos “mareros” centroamericanos, ex contras y algunos ex militares. De aquí salían también las ordenes. La expansión y sostén de los “tranques” en todo el territorio nacional, constituyó el puntal de la estrategia golpista para el asalto y control militar del Estado. Fue un diseño concebido por el MRS en coordinación con la inteligencia gringa. Fracasaron. Aunque insisten en repetirlo.

    * La decisión de sectores de la clase dirigente USA, de imponer en Nicaragua un gobierno cliente, sumiso a sus directrices de política exterior, sigue su curso. No se detiene.

    Cuando estas decisiones penetran en los órganos que conforman el Consejo de Seguridad Nacional, adquieren una dinámica inercial y es casi imposible revertirlas, aunque fracasen.

    Inmediatamente después del exitoso desmontaje de “tranques” por la policía, la USAID anunció una ayuda de emergencia de $ 1(un) millón, 500 mil dólares para las ONG mercenarias que sostienen al MRS. Ese dinero ya fue transferido.

    Por otra parte, para el presupuesto de 2019, el troglodita senador Marco Rubio logró que el congreso estadounidense asegurara $ 5 millones de dólares “para la promoción de la democracia y el apoyo a la sociedad civil en Nicaragua”. Este dinero, también va dirigido para fortalecer las actividades de la contraparte mercenaria que tiene USA en el país, los MRS – FAD, y sus aliados golpistas de la Alianza Cívica.

    Está también, promovido y observado con gran expectación por los factores golpistas, el curso de las leyes Nica Act (que vetaría los créditos aprobados por las IFIS para Nicaragua), de sanciones para funcionarios, y de amenazas para ampliar el marco de sanciones. Además, se gestionan e impulsan esfuerzos para legitimar una intervención de USA en Nicaragua mediante diversas vías: la OEA, la ONU, la Unión Europea, o bloques de países latinoamericanos.

    * La policía investiga, captura y remite a juicios a los operadores directos, responsables de los crímenes cometidos en y desde los tranques. Pero quienes emitieron las órdenes. Quienes les pagaron, abastecieron de armas, alimentos, ropa, suministro técnico. Quienes siguen dirigiendo la guerra mediática como agentes mercenarios. Quienes reciben el dinero de las agencias de los titiriteros. Quienes viajaron a USA a pedir la Nica Act, las represalias económicas, y están solicitando la intervención. Todos ellos, en su mayoría, están incólumes. Protegidos por USA y sus organismos internacionales, el gobierno no se atreve a enjuiciarlos, y en algunos casos, ni siquiera a mencionarlos. Quienes dirigen el golpe, se mueven con bastante holgura.

    * La relación de fuerzas interna es frágil. Internacionalmente, USA ubicó a Nicaragua en el espacio de la tríada de “Estados malditos”: Cuba, Venezuela y Nicaragua. Y promueve la hostilidad en su contra de los Estados clientes imperiales a nivel mundial, y especialmente en América Latina.

    Para resistir y salir airoso de la coyuntura, el FSLN tiene ante sí una tarea histórica: restituir al partido su naturaleza de cuerpo vivo ideológico –programático, con sus órganos e instancias funcionando democráticamente. Dejar de ser el aparato clientelar, caudillesco y electorero en que lo convirtieron la pareja Ortega– Murillo. Una tarea que no es viable esperar que provenga de la cúpula. Tiene que ser una tarea que se asuma conscientemente y se impulse desde las bases. Desde abajo.

  • Pedro Bosch

    Señor Nacho Dueñas, admito todo lo que alega en defensa de alguien a quien yo admire mucho cuando el FSLM arrojó a Somoza del poder. Pero todo su alegato solo demuestra que a usted no le han matado ningún hermano, o padre, o esposo o amigo. Tampoco demuestra que sepa lo que es sufrir en una revolución en la que un dictador (como Ortega), condena a quien le parece, no a quien pueda hacerle perder el poder, porque eso es absurdo, con el respaldo que tiene. Los que asesina no son los gerifaltes que Ud. nombra, sino los desgraciados que siempre pagan el pato. No se puede matar. Por ningún motivo. La vida es sagrada. Por lo menos para los que creemos (o pensamos) en un Padre Dios bueno.

    Un saludo

  • Nacho dueñas

    Estimado Pedro Bosch:

    Comprendiendo la visceralidad del asunto, me parece inapropiado el demandar a Óscar Fortín el pedir perdón. A lo largo de la línea argumentativa de Fortín hay un montón de indicios que la darían la razón, y que este artículo omite, niega o minimiza:

    -La principal causa del estallido es que Ortega, frente a la necesidad de reformar la Seguridad Social, se negó a aplicar la sugerencia inicial de FMI, que pretendía que recayera sobre los trabajadores, o de sectores del empresariado nica, que apostó por su supresión directa. Al final Ortega impuso un modelo en el que la reforma la costeaban el empresariado y los trabajadores.

    -De hecho, y de modo confeso, detrás de los disturbios está la COSEP, la jerarquía católica, la USAID y la NED, así como el MRS, antiortega, pero con pactos electorales con el liberalismo post-somocista, que han perdido todas las elecciones.

    -Si bien es cierto que Ortega es corrupto y represor, y que ha seguido los dictados del FMI, es cierto que:

    1. Los disturbios estallan justo tras “desobedecer” al FMI, en el tema de las reformas de las pensiones.

    2. Ortega arrasó 3 elecciones, frente a una oposicion inexistente, y sin grandes cuestionamientos de los observadores internacionales.

    3. Según organismos extranjeros, ahí están los datos del descenso de la pobreza, del crecimiento del PIB y de la seguridad callejera, en el contexto latinoamericano.

    He ahí los datos de organismos internacionales (y no del gobierno),

    -Acerca de los disturbios:

    No niego la represión de Ortega, ni yo lo considero como un modelo de izquierdista. Pero como mal menor sí lo defiendo, de modo crítico. Causas:

    1. Hay multitud de pruebas de que las “manifestaciones pacíficas” han atacado centros públicos, colegios, universidades, población civil…Algo que tú, AI la ONU y toddos esos organismos niegan, omiten o minimizan.

    2. Los informes que citas repiten denuncias unilaterales que no verifican, y omiten denuncias que vienen en sentido contrario (ej: la CEB San Pablo, de Managua, a la que conocí personalmente), y además emiten en el informe juicios de valor en temas nacionales no referentes a la violencia.

    3. Detrás de un movimiento que pretende expulsar a un gobierno 3 veces electo está el FMI, la empresa privada, la jerarquía católica, las universidades privadas, la prensa oligárquica que, una vez más, manipulan a la gente para que les hagan el trabajo sucio. Aquí se repite al dedillo el libreto del esquema del golpe suave de Gene Sharpe, aplicado con distinta suerte en Ucrania, Iran, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Paraguay, Honduras.

    4. La represión de Ortega: Ciertamente, la hay. Pero, aun condenable, ello es consecuencia, no causa de los disturbios. Y si estos triunfan, volverá a caer la pobreza, a instalarse la inseguridad, y todas las calamidades de los 90, que en buena medida el orteguismo mitigó. Primero es acabar con el golpismo, y luego, ya se deberá investigar la represión.

    -Un elemento principal del esquemo del golpismo sueva de Gene Sharpe es presentar falsamente al gobernante a eliminar, como un represor. A Chávez, en caliente, el 2002, con la aquiescencia de diversos medios, se le acusó de lo mismo que hoy a Ortega. y resultó ser falso. Lo mismo pasó con Chávez en 2003, 2007, 2013, 2012, 2013.

    -¿Mónica Blatodano, Belli, Ramírez, Téllez, Cardenal? En efecto. Ellos son del MRS, los cuales:

    1.Perdieron en la asamblea la moción (1991) de que el FSLN dejase su vocación revolucionaria a imperialista, y pasar a ser “socialdemocrata”, contra la opción mayoritaria de Ortega que sostuvo su propuesta, aprobada por la asamblea sandinista.

    2. El MRS, mire usted por donde, ha concurrido en elecciones que perdieron, con uno de s partidos liberales, de pasado antisomocista.

    -¿El canal inteoceánico?

    Otra pieza que encaja: Se trata de inversión china, que dejará grandes ganacias a Nicaragua, pero que hará perder hegemonía a EEUU (recuérdese que la USAID y la NED y el propio Trump de modo confeso están detrás de los disturbios).

    Para terminar, no niego lo confuso del tema, ni la posibilidad de que mi opción sea la errónea. Pero sobran datos y argumentos que avalan dicha línea. Comprendo, no obstante, que la visión opuesta también tiene los suyos. Por eso, me cuidaré muy mucho de aplicarle juicios morales a gente que aprecio y que opina al contrario que yo.

    Por eso, buen Bosh, te ruego que retires esa improcedencia de que Fortin pida perdón a nadie. Como yo no pretendo que pidas perdón por omitir o negar elementos fundados que en este texto de afirmar, o que tengas que perdir perdón por la improcedencia de decir a alguien que pida perdón cuando sus opiniones, erróneas o no como las tuyas, son perfectmente coherentes, respetuosas y defendibles. Y que yo por supuesto avalo.

    Un saludo, con respeto.

    Nacho.

    • Entrevista muy interesante que pone de relieve todo el cuento y la maquinaria de Washington y de sus aliados para recuperar Venezuela, su Estado y sus riquezas.Es lo que esta tras los conflictos que tocan Cuba, Nicaragua y Venezuela. No son factores de derechos humanos que les importa sino el Estado, el control de los territorios y de las riquezas.Lo que hicieron con el plan Condor de los anos setenta en America latina, lo que hicieron en Irak y en Guantanamo con los torturados, nos dicen lo que son capaces de hacer con los derechos humanos.

  • Tengo información de primera mano de Colombia. Ha sido elegido un presidente que es un títere de Uribe, lo que quiere decir que es lo mejor para los gringos. Como bien dice Fortín esas siete bases que han montado en Colombia no están mirando a las estrellas. Quizá en las de su bandera donde se podría añadir otra más:¡¡Colombia!!!. El tratado de paz firmado en La Habana es papel mojado. Por miles están volviéndose a la selva por que sus vidas estan cayendo uno a uno después de esa “paz” de los cementerios para los que luchan contra los paramilitares, y pisoteando a los mas pobres y desposeídos de la tierra.¡¡Activista social?. Date por muerto!!!.Gringolandia, eso es Colombia.Y a eso esperan convertir a Nicaragua, Ecuador, Bolivía. ¡¡¡Brasil, por Dios,donde el juez que condenó a Lula, ha sido nombrado ministro con el nuevo títere de Trump!!!

    • Muchas gracias por la información. Que los verdaderos humanistas tomen la palabra para denunciar un tal escenario que manda a la muerte a todos los que no piensan como ellos…Leyes, derechos humanos son referencias que no cuentan para ellos sino para los otros.

    • oscar varela

      Entiendo que el problema no son los “paisitos”
      (léase “patio trasero” de EEUU)
      sino el Gigante asiático (China)
      que se les vino encima a su prepotencia.
      ………………..
      Recordar:
      – “¿Cuando 2 elefantes pelean, quién pierde?
      Sí!: el pasto.

  • oscar varela

    Hola!

    Ya van dos veces que me toca decir solo:

    “Bien, Fortín, Bien!”

    La razón es que no tengo, ni de lejos, “pruebas” de nada.

    Pero, perspicazmente Fortín señala que tampoco las haya

    del lado a que el Artículo se inclina.

    Pero, más aun, Fortín señala las similitudes de lo que pasa en Honduras y Colombia, y, en contraste, lo que hay es “silencio”.

    Y, en última instancia y en el horizonte, siempre está la mano negra de la Doctrina Monroe:

    América (toda)

    para los Americanos (Yanquis)

    • Mª Pilar

      ¿Por qué este mundo parece haber caído en un letargo… inducido… por las personas que tienen en sus manos el poder del dinero?

      Es vergonzoso. Pagan con la vida de millones de personas, con tal de seguir amasando toda las riquezas posibles:

      ¡¡¡A precio de sangre… de los que ellos creen… no tienen ningún valor, porque desde siempre los han pisoteado!!!

      Lo pude comprobar con claridad, cuando estuve en Ecuador.

      Maldito “descubrimiento” que alto precio están pagando desde entonces, las personas que no fueron “bendecidas” por los reyezuelos de este mundo.

      ¿Que están haciendo con toda América?

      mª pilar

  • Pedro Bosch

    Por favor Sr. Fortín, no haga lo blanco negro y no absuelva de sus crímenes a los regímenes asesinos de Ortega y Maduro. Entérese primero de las victimas provocadas por ambos gobiernos. Y después pida perdón.

    • Parece que se ha olvidado mencionar a todas las otras víctimas generadas por grupos fascistas pagados para crear el desorden etc…? Se acuerda de ese joven que incidieron y quemaron hasta la muerte? Si su dolor es sincero y se deja guiar por lo humano su tristeza será para todas las víctimas de esos conflictos. Me imagino que le duele mucho lo que esta pasando en Honduras con esas miles de personas que tuvieron que tomar el camino de la diáspora. Al igual con esos líderes sociales que se encuentran asesinados por cerca de cien en unos meses en Colombia. Me imagino que todo eso le duele y merece ser denunciado por todos los medios. Junto a usted me junto a rezar por todas las víctimas de esas luchas de poderes. Suerte y que Dios lo acompañe.

  • Un articulo que dice muchas cosas, unas más creíbles que otras, pero con pocas referencias y con datos que no se presten a dudas. Hablar de corrupción en América latina es común a la mayoría de los países del continente y, añadiría yo,  de la mayoría de los gobiernos del planeta. En América central, como en Guatemala, Honduras,  Panamá y Costa Rica se nota mucha corrupción de parte de gobernantes sin escrúpulo. Que haya también corrupción en Nicaragua es posible. Sin embargo, es importante disponer de pruebas concretas que no dejan duda sobre los culpables. Se acusa de corrupción a Daniel Ortega y a su esposa, a base, por el momento, de lo que se dice de parte de una cierta clase de gente.  Puede ser que tenga razón, pero puede ser que no la tengan.  Es un buen argumento, entre muchos otros, para quitar la credibilidad de uno.  Las campanas electorales se prestan bien para desacreditar por todos los medios los adversarios:  compran votos, lavan dinero, no son fieles a su matrimonio, concubina con una y otra etc.
     
    En cuanto a las políticas del gobierno de Daniel Ortega, el autor acusa al gobierno de Ortega de aliarse con el gran capital, el Banco Mundial, las grandes corporaciones y los intervencionistas. No veo el mal que haya de aliarse con esos grupos, con tal que cada uno se mantenga libre de defender sus intereses.  Es más bien un índice de que el fanatismo ideológico no es parte del pensamiento de Ortega y que se puede sacar algo de bueno de ellos para el pueblo si el gobierno sabe negociar con ellos con inteligencia. Va lo mismo con el FMI. Todo depende de cómo se negocie con este ultimo. Por las pensiones, Ortega metió la pata y, al darse cuenta de ello, aportó las correcciones que se imponían. En cuanto a lo que sigue, no se citan pruebas para comprobar lo dicho.
     
    Por lo demás, uno puede decir que en todos conflictos cada parte tiene sus aliados en distintos sectores, universitarios, periodistas, profesionales, grupos de derechos humanos, etc. para proclamar todo lo que puede desprestigiar al adversario. Me tocó unas y otras veces encontrarme con periodistas que me preguntaban, antes de pasar al directo, mi opinión.  Si no les convenía, iban a otros que opinaban en el sentido requerido…. Eso es corriente
     
    Por el momento, la paz volvió en Nicaragua y eso no es buen signo para los adversarios que necesitan la salida de Ortega y de su señora del gobierno para impedir a la vez realización del Canal  transatlántico con China y la llegada en territorio Nicaragüense de una presencia militar de Rusia y China. No hay que olvidar que esos dos últimos países viven rodeados de misiles de Estados Unidos y de Europa. Estados Unidos con sus nuevas sanciones contre Cuba, Nicaragua y Venezuela abre las puertas para que China y Rusia, así que muchos otros aliados, se solidaricen con estos países. Tras las peleas internas están los que hacen todo para recuperar el poder de los estados que son los de  Cuba, Nicaragua y Venezuela. Ayer, la Asamblea general de las O.N.U. votó a 169 votos en favor de la resolución de Cuba pidiendo el fin del bloqueo. El derecho internacional esta con esos pueblos.
     
    Ante un crimen, siempre se pregunta  uno a quien le sirve mas .
     
    Venezuela que tiene una historia totalmente distinta de la de Nicaragua se encuentra con los mismos problemas  y es objeto de amenaza de invasión apoyada por un episcopado que se manifiesta claramente en contra, no tanto del gobierno, sino del régimen político que califica de  totalitarismo, dictatorial, corrupto, etc. Tras de esa campaña están los Estados Unidos con millones de dólares votados en el Congreso para recuperar esos dos países.
     
    No pasa nada de eso en Columbia donde se mata regularmente a promotores sociales y que aloja 7 bases militares de E.U.. con la frontera de Venezuela y Ecuador. ¿PORQUÉ?
    Oscar Fortin

  • oscar varela

    Ok!

    Gracias a Atrio por el Artículo!

Deja un comentario