Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 3-4-17, 13:23

Maite Lesmes: Impresioanante relato de tortura en San Sebastián hace 30 años:

mª pilar: Para pensar...Una sensacional conferencia de Boaventura de Sousa Santos sobre capitalismo YouTube, 25 m.

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

3860 Artículos. - 62449 Comentarios.

OTOÑO en Argentina

OSCARpY el Señor te dirá: “Ascende superius, colócate en columna más visible”. Oscar suele enviar piezas preciosas a rincones de Atrio. Como esta sobre una carta de un cura argentino –Domingo Bresci en Pagina 12–  que él ha resumido y esquematizado como él solo sabe hacer. Es un tema argentino pero universal este de la responsabilidad de la Iglesia en situaciones injustas y criminales, que ella como tal debe reconocer, aunque haya pasado tiempo o sean hechos más recientes, para ganarse credibilidad. Bien merece atención de todos aquí. AD.

Episcopado argentino HOY

Por  Domingo Bresci – Sacerdote católico, ex secretario del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, integrante del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres

I. El Episcopado debe reconocer que:

* en la violación de los Derechos Humanos, es más parte del “problema” que de la “solución”.

1- Hay suficientes evidencias de su:

– Complicidad y participación por “acción y/u omisión” de sectores significativos de los obispos, sacerdotes, religiosos y laicos con la actividad de las FF.AA.:

2- Razones de fondo:

– Coincidencias político-ideológicas con las Fuerzas Armadas:

Para esos sectores de la Iglesia se trataba de una “cruzada” contra el comunismo y la subversión para salvar a la Patria y a la religión (Defender a la “civilización occidental y cristiana”) aplicando la “Doctrina de la Seguridad Nacional” (Consenso de Washington).

– Cuestiones de conveniencia:

– Era el modo de defenderse y apoyarse mutuamente.

Por lo tanto:

II. El Episcopado debe dejar su supuesta “neutralidad”

– que lo lleva a querer “reconciliar” a las “partes” desde una instancia superior y sin mancha y “reconciliarse previamente” con las víctimas, sus familiares y los organismos de derechos humanos a quienes durante muchísimos años no quiso recibir ni escuchar, ni miraba con buenos ojos (excepto algunos obispos).

– De lo contrario, la reconciliación encubriría la impunidad.

III. Para ello, entre otras cosas,

– debería dar a conocer las Actas de las reuniones de la Conferencia Episcopal y de la Comisión Permanente desde 1974 a 1984

– donde constan las denuncias, reclamos y debates promovidos por varios obispos (De Nevares, Hesayne, Devoto, Angelelli, Ponce de León, Brasca) y

– las denuncias y pedidos de ayuda de organismos de DD.HH.

El episcopado sabía bien lo que pasaba.

IV. También deberían dar a conocer las Actas

– de las reuniones entre la Comisión designada “ad hoc” (Laguna, Espósito, Galán) y la Comunidad Informativa de las FF.AA. (una por cada arma) en las cuales se hacía un seguimiento de los conflictos que se producían por el accionar de las FF.AA. sobre miembros y actividades de la Iglesia.

V. El Episcopado debería explicar públicamente

– por qué en su momento no se presentó como querellante en el asesinato de:

– Carlos Mugica y otros sacerdotes;

– de religiosos/as,

– de laicos/as;

– del asesinato del obispo Angelelli (La Rioja) y

– los presuntos asesinatos de los obispos Ponce de León (San Nicolás) y Sueldo (Santiago del Estero).

Según la fe cristiana “hijos de la madre Iglesia” y “hermanos en el Señor”.

VI. Como signo de credibilidad y posicionamiento

– frente a la Sociedad Argentina –en tiempos en que se ha intensificado el debate– debería afirmar explícita y públicamente:

a) Que en Argentina existió “terrorismo de estado” (se subordinó la Constitución al Estatuto del Proceso de Reorganización Nacional).

b) Que hubo un plan sistemático de persecución, tortura, encarcelamiento, desapariciones y asesinatos, que constituyó un genocidio donde hubo víctimas y victimarios.

c) Que las FF.AA. y de Seguridad actuaron al margen y en contra de la Justicia Argentina y de los postulados de los Organismos jurídicos regionales e internacionales, según los cuales, las violaciones a los derechos humanos configuraron crímenes de lesa humanidad y por lo tanto, imprescriptibles.

No hubo “dos demonios”.

d) El Episcopado debería reforzar el reclamo de los organismos de DD.HH. a las FF.AA. y de Seguridad de las listas de los desaparecidos para que los familiares –según nuestra fe cristiana– puedan ejercer sus derechos de saber ¿Quién se los llevó? ¿De dónde? ¿A dónde? y unirse a ellos en su corazón.

e) El Episcopado debería reclamar públicamente a las FF.AA. y de Seguridad, las listas y destino de los casi 400 niños/as apropiados y entregados por ellos y que nunca se ubicaron. El Episcopado sabe que donde esos niños/as nacieron hubo complicidad de religiosas, capellanes y movimientos de Iglesia que –en conciencia– deberían aportar los datos que tengan.

Esta actitud es indispensable para que la sociedad considere creíble y coherente el pedido permanente del episcopado por la valoración de la vida.

f) El Episcopado debe “reconocer” públicamente (primer paso de una auténtica reconciliación) la complicidad y participación del Obispado militar y capellanes al servicio de las FF.AA. y de Seguridad, (como consta en sus mismas declaraciones y escritos y en el testimonio de las víctimas y de los mismos militares) que daban “consuelo y apoyo espiritual” a los que violaban –de múltiples formas– los derechos humanos de los secuestrados y más grave aún, justificaban “moralmente” su accionar, inclusive las torturas.

El Dios de los justos hace justicia.

9 comentarios

  • mª pilar

    ¡¡¡Gracias Olga!!!

    Entrañable, impresionante y desgarradora realidad, que los descendientes de aquellos bárbaros… quieren seguir ocultando, y de momento..:

    ¡Lo están consiguiendo!

    mª pilar

  • oscar varela

    El Episcopado estableció un protocolo para la consulta de archivos

    Unos documentos con requisitos

    https://www.pagina12.com.ar/38685-unos-documentos-con-requisitos

    * Pusieron condiciones para la consulta de archivos.

    * Estará restringido a víctimas y familiares de desaparecidos y detenidos.

  • Gonzalo Haya

    Encuentro importante que el artículo no se limita a unas vagas acusaciones a la Iglesia argentina sino que pide acciones concretas, como dar a conocer las Actas de la Conferencia episcopal. A lo impreciso se responde con buenas palabras; a lo concreto hay que responder con acciones concretas.

  • olga larrazabal

    La muerte de un ser querido con nombre y fecha es espantoso, pero hay un duelo y se entierra al ser amado. La desaparición, es más espantosa porque la familia guarda la esperanza de que esté vivo y puede pasar buscando 50 años sin hacer el duelo ni rehacer la vida.

    Y las desapariciones fueron la tónica en nuestros países, porque los asesinos no querían dejar rastros. Y quizás en los archivos se puedan encontrar pistas que indiquen donde murió la persona amada.

    Hace unos días apareció en piensachile.com este Monólogo del Detenido Desaparecido donde se aprecia las emociones de esas circunstancias.

    http://piensachile.com/2017/05/monologo-del-detenido-desaparecido/#

     

  • oscar varela

    Domingo Bresci fue compañero de Pancho en el Seminario de Bs. As.

    Entrevista (abril 2014) – Bergoglio ya era Papa.
    “Francisco apunta a re-prestigiar a la Iglesia
    y reforzar su presencia en la sociedad”

    http://www.nuevatierra.org.ar/blog/2014/04/06/entrevista-a-domingo-bresci/

  • oscar varela

    En el Sitio  http://www.padrescasados.org/archives/56790/entrevista-de-joao-tavares-a-aglae-de-chalus-do-jornal-la-croix/ de la ASOCIACIÓN RUMOS – Brasil (que me he aventurado a traducir) hay:

    ENTREVISTA a Joao Tavares

    por Aglaé de Chalus para el Diario La Croix (15-5-2017)

    1- ¿Cuántos ex-padres están afiliados al MFPC (Movimiento de Familias de Padres Casados)? ¿Cuántos son, incluyendo las familias?

    Respuesta: Antes que nada, Aglaé, nosotros preferimos no decir ‘ex-Padres’. Somos Padres casados, sacerdotes que nos casamos. Además, la Teología católica, al sacerdote una vez ordenado, le queda marcada en el alma, por dentro, un carácter sacerdotal, indeleble: nunca pierde esa marca. Lo que se puede perder es el ejercicio del ministerio. Tanto es así que, en algunos casos, el mismo Derecho Canónico nos posibilita y hasta nos induce al ejercicio del poder sacerdotal.

    – Más que ‘afiliados’, yo hablaría de cuántos siguen, más o menos intensamente, el Movimiento de Familias de Padres Casados de Brasil –MFPC. Tenemos un e-grupo con circa 900 e-mails de Padres Casados. Nuestro Sitio http://www.padrescasados.org es consultado diariamente por centenares, en Brasil y también fuera de él.

    – Nuestros Registros llegan al número 2.130 Padres Casados en Brasil. Pero sabemos que son muchos más, porque algunos salen y no se juntan con nuestro Movimiento: prefieren el anonimato. ¿Cuántas personas somos incluyendo las familias? No menos de 7.000 personas.

    2- ¿Cuánto hace que existe el Movimiento y cómo surgió?

    Respuesta: Surgió hacia fines de la década del ’70; época de un gran éxodo, después del Concilio Vaticano II, cuando Pablo VI empezó a dar las primeras Dispensas de celibato.

    Con una formación humana, intelectual y espiritual normalmente muy buena, los que iban saliendo, para evitar la soledad y la dificultad de una nueva y no fácil inserción en la vida civil, fueron buscando otros compañeros para, juntos, ver cómo poder participar tanta cosa aprendida y vivida en el seminario y en el ministerio, y hasta cómo organizarse para dialogar con los Obispos y ayudarse en la búsqueda de trabajo, reconocimiento de los estudios, vida familiar, etc.

    3- Cuál es hoy el proceso que tiene que seguir un sacerdote que se quiere casar?

    Respuesta: Un sacerdote que quiere dejar el ministerio y casarse en el civil puede hacerlo directamente, sin autorización de nadie: es un su derecho de ciudadano. Si, además, se quiere casar en la Iglesia, tiene que hablar con su Obispo o Superior religioso (si fuera de Orden o Congregación religiosa), para iniciar el correspondiente Proceso Canónico.

    4- ¿Puede explicar la “Dispensa de celibato” concedida por el Vaticano? ¿Esto permite que los sacerdotes casados ejerzan?

    Respuesta: La Dispensa del celibato corresponde otorgarla al Papa, o a quien le quisiera delegar ese poder. Por el momento, una vez dispensado del celibato, aún no es posible que el sacerdote continúe ejerciendo el ministerio. Muchos de ellos, que piden la dispensa del celibato, bien que quisieran seguir ejerciendo el ministerio sacerdotal, pero todavía no es posible.

    5- ¿Podría contarme su propia experiencia? ¿Hoy, tendría serias ganas de volver a ejercer como sacerdote de la Iglesia Católica? ¿Cuál es su profesión hoy? ¿Cuáles son sus conexiones y relaciones con la iglesia católica? ¿Usted, aún concelebra misas y administra sacramentos?

    Respuesta: Vayamos por partes:

    5.1 – Estuve 11 años en el ministerio. Cuando resolví casarme, el Papa era Paulo VI. Mis superiores, en Roma, me dijeron que elaborara el Protocolo y lo enviara a Roma, que ellos harían el seguimiento en la Curia Romana. Que en unos seis meses, vendría la Dispensa del celibato y de las obligaciones conexas al Sacramento de la Orden.

    Pero aconteció que Paulo VI murió y asumió Juan Paulo II. El papa polaco, seis meses después, endureció bastante las normas para la concesión de las Dispensas. Así, contra los principios del buen derecho, de que una ley no puede ser retroactiva para perjudicar, mi proceso se empantanó y, tras mucha lucha, la Dispensa llegó… 13 años después de haberla pedido.

    Yo ya ni la esperaba, pues me sentía bien casado. Pero me gustó recibir la Dispensa y realizar la boda religiosa. Fue celebrada exactamente al contrario de lo que prescribía el Rescrito del Vaticano: públicamente, con la iglesia llena, con nuestro coral gregoriano y con varios sacerdotes concelebrando. El Rescrito (documento vaticano de Dispensa), es, o era, pues no sé si cambió el estilo, un documento humillante y con voluntad explícita de reducir al sacerdote dispensado a la alcantarilla de la iglesia. Menos mal que, en este punto, obispos y sacerdotes brasileros son mucho más abiertos que la tan humanamente pobre y arrogante curia romana.

    Antes, habían querido que yo, mintiendo, dijera que no sabía lo que hacía cuando fui ordenado y que tal vez los superiores se habían engañado al admitirme a las Órdenes Mayores; después me dijeron que yo era un buen sacerdote y que no debería haber salido; más tarde, ya casado por el civil y con esposa e hijas, me hicieron la propuesta de abandonar la familia y volver al ministerio. Quedé tan embroncado que traté al Vaticano de inmoral e irresponsable. Poco tiempo después, me llegó la Dispensa.

    Si mi fe dependiera de la Curia Romana, yo ya la habría perdido…

    5.2 – Si me propusieran volver a ejercer el ministerio, tendría que pensarlo, y le pondría algunas condiciones al obispo.

    5.3 – Hoy soy profesor universitario jubilado, cuido para que el salario me alcance hasta los fines de cada mes y me dedico a la Comunicación en el MFPC.

    5.4 – Participo normalmente de la vida de la parroquia; acepto, cuando me invitan, a dar una que otra charla. Mis relaciones con obispos y sacerdotes son corteses y, a veces, hasta cordiales.

    Pero tengo una visión bastante crítica tanto de la Curia Romana, como de los obispos y sacerdotes brasileros, de su modo de vida y de sus opciones pastorales en el Brasil actual. Ya tuvimos un Episcopado y un clero mucho más ligado a la vida del Pueblo y a sus problemas, con mucho más olor de Pueblo.

    La formación de los seminaristas es, a mi modo de ver, bastante deficiente: intelectual, espiritual, afectiva, humana y pastoral.

    Da la impresión que los obispos no saben más qué tipo de Iglesia y qué tipo de sacerdotes quieren, pues se les ha hecho muy difícil acompañar la rapidez de este cambio de época, inclusive en la Iglesia misma. Parecen perdidos, después de los “reinados” ultraconservadores y virulentos de João Paulo II y Benito XVI, los que quisieron acabar con el Concilio Vaticano II y volver para Trento, para una Iglesia-Poder y Pompa, recostada sobre sí misma. Esos dos papas fueron implacables con muchos teólogos y con cualquier Teología que amenazara nacer y crecer fuera de Europa, sobre todo la Teología de la Liberación, que ambos intentaron sofocar y exterminar.

    Las Comunidades Eclesiales de Base, CEBs, nacidas y crecidas después de las Conferencias del CELAM en Medellín y Puebla, fueron dejadas morir por los obispos brasileños. La disculpa esgrimida era que se inspiraban en principios marxistas. Pero la verdad verdadera es que hubo un acuerdo, en ese sentido, entre Juan Paulo II y Reagan:

    * el papa acababa con las CEBs y la Teología de la Liberación en América Latina y

    * Reagan acababa con el Comunismo en Rusia y en el Este de Europa.

    ¡El Imperio, que tiene a América Latina como su Patio trasero, no podía soportar un fuerte Movimiento surgido de las Bases y apoyado en la Iglesia!

    Mucho dinero vino de los USA para incentivar la Nueva Evangelización, fundar radios y TVs católicas de tipo sentimental y pentecostal, con mucha alabanza, baldes de agua bendita, sacerdotes cantores, templos inmensos, religión intimista, sin ninguna conexión con la denuncia de las gravísimas y crecientes injusticias a que el pueblo de América Latina está sujeto.

    Nuestros obispos, muchos de esa época, están de brazos caídos sin seguir la nueva orientación del Papa Francisco que los invita insistentemente para una Iglesia-en-Salida. Son, en la mayoría de los casos, del tiempo de Juan Paulo II y de Benito XVI, y, por lo tanto, fueron elegidos a dedo para otro tipo de Iglesia. Aunque hay algunas pocas y honrosas excepciones.

    5.5. No celebro misa ni administro sacramentos oficialmente. Pero concelebro cuando voy a la misa del domingo y en nuestros Encuentros nacionales e internacionales de sacerotes casados, donde concelebramos todos juntos. Pero sé que varios nuestros compañeros, en varios Estados, celebran misa, casamientos, bautismos, etc.

    6- ¿Cuáles son las reinvindicaciones del MFPC? Puede explicar lo del “celibato opcional”? ¿Qué piensa el MFPC de la opción por los “viri probati”, a lo que el Papa Francisco parece estar abierto (Die Zeit, 9 marzo)? ¿Esa opción incluiría a los padres casados?

    Respuesta:

    6.1 – Una buena parte, reivindicamos:

    – un mayor aprovechamiento nuestro en la Pastoral, ya que tenemos una cualificación comprobada para eso, y, ya que hay tanta falta de sacerdotes para celebrar la Eucaristía, sin la cual, según la enseñanza de la iglesia, es imposible una comunidad cristiana fuerte y madura.

    – que el celibato no sea obligatorio, sino opcional. Pues tenemos la certeza bíblica y teológica de que no hay contradicción entre Orden y Matrimonio. Y cada vez dudamos más de la afirmación de que el celibato sea muy conveniente al sacerdocio. Podría ser, pero sólo si es vivido con mucha autenticidad, y que fuera una evidente fuente de alegría y realización humana de los sacerdotes. Pero parece que no es así; sino que está creando mucha inseguridad en el Pueblo de Dios por el torrente de escándalos sexuales del alto y bajo clero en mucho países.

    – un diálogo abierto con la jerarquía, conforme indicado en la nº 200 del Documento de Aparecida, que dice:

    Llevando en consideración el número de presbíteros que abandonaron el ministerio, cada Iglesia local debe buscar establecer con ellos relaciones de fraternidad y de mutua colaboración conforme las normas prescritas por la Iglesia”.

    Desgraciadamente, muy pocos obispos de Brasil se interesan por los sacerdotes casados que hay en sus diócesis. Es como si para ellos no existiéramos. ¿Será que somos una piedra en el zapato de ellos? O que temen una comparación nuestra con sus actuales sacerdotes vigentes? Pero, también aquí, hay excepciones, aunque pocas.

    Los obispos del Maranhão, por ejemplo, casi todos nos visitaron en nuestro XIV Encuentro Nacional, en 2002, en S. Luís. Y estuvieron satisfechos con nuestros Directores antes de ese XIV Encuentro Nacional. Aunque, como ellos mismos reconocieron, casi ninguno tuvo el coraje de solicitar nuestra colaboración en la pastoral.

    6.2 – El Celibato opcional ya existe y siempre existió en la totalidad de las aproximadamente 22 iglesias católicas (conectadas a Roma y al Papa) de rito oriental. El candidato, antes de ser ordenado diácono, tiene que escoger si quiere ser sacerdote célibe o casado. Los obispos son elegidos sólo entre los que no casaron.

    6.3 – Me parece muy buena la opción por los “Viri Probati”. Como no hay ninguna correlación esencial entre Orden y Matrimonio, pues se trata sólo de una disciplina tardía de la Iglesia occidental de rito latino (uno de los circa 22 ritos católicos), nada impide que sean ordenados hombres casados de buen nombre y de seria vida cristiana; si se lo juzgara necesario, independiente de la antigua y radicada tradición del clero exclusivamente célibe.

    Si, como dice el último canon del Código de Derecho Canónico, la suprema ley de la Iglesia es el ”bien de las almas”, el bien de los cristianos, el Papa Francisco, junto con los obispos de la Iglesia, hacen muy bien en oír la voz de tantas comunidades cristianas sin Eucaristía, donde el Sacerdote apenas puede ir solo una vez al año. Y que ordenen hombres honestos, los “Viri Probati” (hombres de buena reputación y aprobados por la comunidad, como en la Iglesia primitiva), que sienten el llamamiento de Dios para el sacerdocio.

    Aunque, a mi parecer, ésta es una solución provisional, dada la muy grande falta de sacerdotes en Brasil y en el mundo. Los Viri Probati no estudiaron Filosofía, Teología, Biblia, Pastoral. ¿Cómo habrán de ser preparados para poder guiar con seguridad su rebaño en la fe, en la moral, en el compromiso misionero? Un curso intensivo, de uno o dos años, sería suficiente para preparar sacerdotes para la Iglesia del Siglo XXI?

    Se está haciendo eso con los diáconos casados, pero ellos aún no dijeron a qué vienen. Están siendo ordenados por decenas, pero nadie aún me ha dicho para qué. A mi modo de ver, hay un peligro de clericalizar buenos laicos comprometidos para que después no se sepa qué hacer con ellos. Peor aun, la de reforzar la errónea idea de que la iglesia es del clero y que laico es descartable, y que su función sea la de pagar el diezmo, trabajar, obedecer y quedarse callado.

    Tal vez mejor solución sería, y estimo que es eso lo que va a ocurrir, hacer como en las iglesias católicas orientales: aceptar de una buena vez el régimen de Celibato Opcional. El seminarista hace sus cursos de Filosofía y Teología normalmente y, si opta por el matrimonio, se casa antes de ser ordenado diácono.

    6.4 – No veo por qué no aprovechar a los actuales sacerdotes casados que la comunidad los acepte y que estén disponibles. Sería muy extraño que eso no aconteciera y sería la continuación de la triste y destructora política de Juan Paulo II que, en varias actitudes y documentos, nos quiso reducir a menos que laicos.

    7- ¿Por qué la cuestión de los sacerdotes casados es un asunto particularmente discutido en Brasil? ¿Faltan sacerdotes?

    Respuesta:

    7.1 – Hoy el asunto de los sacerdotes casados es bastante discutido en Brasil y también en muchos otros países. Somos cerca de 7.000 en Brasil (sobre menos de 20.000 en ejercicio) y cerca de 150.000 en el mundo (sobre cerca de 450.000). Hombres bien preparados, muchos de ellos disponibles para colaborar con la jerarquía para el bien del Pueblo de Dios, pero casi totalmente puestos al margen, desaprovechados, cuando no, además, perseguidos e imposibilitados de asumir cargos públicos, por interferencia de los obispos. No es el caso de Brasil, pero es el caso de algunos países de Europa, como  Italia y América Latina, especialmente en Perú.

    7.2 – ¿Si faltan sacerdotes? Depende. Usted, Aglaé es francesa. Y yo también conozco la Iglesia en Europa. Y sabemos que el número de sacerdotes en Europa, era, hasta hace poco tiempo, de uno por parroquia, muchas veces con menos de 2.000 habitantes y de superficie de menos de 100 km cuadrados.

    Cuando llegué a Brasil, éramos dos padres para unos 20.000 habitantes esparcidos en aprox. 18.000 km cuadrados, bastante más que la superficie de muchas diócesis europeas.

    Impulsados por Medellín y Puebla, nos empeñamos entonces fuertemente en la fundación de Comunidades Eclesiales de Base (CEBs) y en la formación de líderes elegidos y elegidas por las propias comunidades.

    En nuestra parroquia, por ejemplo, nosotros no quisimos una comunidad de monjas, por temor a que ellas, en vez de ayudar a suscitar y formar liderazgos laicos locales, tomaran el lugar de esos liderazgos..

    Necesitamos revisar la figura y la función del sacerdote en la iglesia, pues el actual modelo, demasiado centralizador,  no está andando bien e impide que los laicos asuman todas sus responsabilidad en la iglesia, conforme el cap. II (El Pueblo de Dios) de la Lumen Gentium, documento de Vaticano II sobre la iglesia. Pero éste puede ser asunto para otra entrevista.

    La gran falta de sacerdotes en Europa es, a mi modo de ver, una alerta del Espíritu Santo contra:

    * el pesado clericalismo de la iglesia europea,

    * la obstinación en oponerse sistemáticamente a la ordenación de hombres casados, y

    * el no aprovechamiento de los laicos en la dirección y en los servicios de la comunidad cristiana.

    8- ¿El celibato es a único motivo que aleja a los jóvenes de elegir el sacerdocio?

    Respuesta:

    Ciertamente que no. Es uno importante, pero no el único. Daría para una larga conversación.

    Resumiendo, indico algunos otros motivos:

    * familias más pequeñas, con media de menos de dos hijos,

    * laicisación creciente,

    * hedonismo siempre mayor que lleva

                – al ateísmo práctico,

                – a la no necesidad de Dios y de la religión

    * visión individualista de la vida:

                – educación para la competición en el mercado,

                – no para la socialización y compartir los bienes.

                – Tanto a nivel individual, como a nivel de naciones y continentes.

    * Malos ejemplos en el clero:

                – egoísmo,

                – centralismo,

                – pedofilia y, en Brasil,

                – creciente y abierta homosexualidad en los Seminarios y en el clero.

    * Falta de valores humanos en los Sacerdotes.

    9- ¿Cuáles son las relaciones del MFPC con la jerarquía católica, y particularmente con el CNBB? ¿Están siendo oídas sus reinvindicaciones? ¿Hay diálogo?

    Respuesta:

    En parte, ya respondí arriba, en la nº 6.

    * Con la CNBB en Brasilia, prácticamente el diálogo no existe. Hicimos nuestro XXI Encuentro Nacional en Brasilia, de 18 a 22 de enero de este año, y no apareció nadie de la CNBB o de la arquidiócesis de Brasilia.

    * Con los obispos diocesanos en general, por lo que sé, hay muy poco diálogo. Ellos ya tienen las dificultades con su clero. Tal vez no les alcance el tiempo para nosotros. Pero hay buenas excepciones, aquí y allí, lugares donde se establece un diálogo entre el MFPC y el obispo local. Pero son pocos.

    Tenemos la impresión que ellos nos temen y que, de hecho, quieren mantenerse a distancia. Fue lo que Juan Paulo II les enseñó durante largos años: a ignorarnos, a mantener distancia.

    En Fortaleza, el cardenal Lorsheider intentó entregar una carta de los sacerdotes casados a Juan Paulo II. En cuanto la vio, tomó el sobre, la rompió y la arrojó al suelo, mientras decía:  “santos” malcriados a los que yo no rezo.

    * Con Francisco, está mejorando. Visitó un grupo de sacerdotes casados en Roma; respondió personalmente a la carta de un sacerdote casado de la Argentina; dice que estamos en su agenda, pero que tiene cosas muy urgentes en el frente; manda recados para que no nos dispersemos, sino para seguir unidos.

    * Visitaba y dio los últimos sacramentos al obispo casado Don Jerónimo Podestà, en Buenos Aires. Y, estando en Roma, continuó a telefonear a la viuda Clelia.

    * Recientemente, a un obispo chileno que consiguió entregarle una carta de los sacerdotes casados de la diócesis de Chillán, Chile, Francisco le dijo que leyó la carta y les mandó un recado explícito, a través de ese obispo diocesano Dom Carlos Peregrini, al que le dijo:

    Los sacerdotes – refiriéndose a los padres casados y a la carta – : ‘Leí la carta. Diles a los sacerdotes casados que rezo por ellos, que estoy muy preocupado, y que aún no llegó la hora. Y a ti te pido que quedes en contacto con ellos”.

    10- Don Erwin Krautler es uno de los únicos obispos a defender los “viri probati” particularmente para territorios vacíos como la Amazonia. ¿El MFPC tiene contacto con él? En 2014, Papa Francisco pareció abierto a la discusión, tras haber hablado de ese asunto con él. ¿Tuvo continuación ese “estudio” de la cuestión en Brasil?

    Respuesta:

    Es verdad, Don Erwin habló personalmente con Francisco sobre ordenar “Viri probati” y recibió de él la respuesta de que si los obispos lo piden, él lo va a aceptar. Aún estos días repitió esa idea y disposición. Basta que las conferencias episcopales le pidan esa autorización. No tenemos contacto directo con él, pero seguimos atentamente sus pasos y declaraciones.

    No tengo noticias del que la CNBB hizo o está haciendo con esa propuesta y desafío de Francisco. A no ser lo que están diciendo y haciendo el cardenal Hummes y algunos obispos de la Amazonia, como explico abajo, en la nº 12.

    11- El Padre Leonardo Boff (también sacerdote casado: ¿forma parte del MFPC?) habló en enero que Papa Francisco estaría autorizando pronto una “experimentación” en Brasil. ¿Usted oyó hablar de eso? ¿Lo puede asegurar? Otras fuentes hablan de que si se hiciera tal experimentación sería en la Amazonia, ¿Lo puede confirmar? ¿Tiene algunas informaciones acerca de eso?

    Respuesta:

    No sólo oí hablar de eso, sino que aparecieron en nuestra Web: http://www.padrescasados.org, varios artículos sobre el asunto, inclusive uno de Leonardo Boff .

    Estamos en contacto con Leonardo; él me envía sus artículos, aunque está muy ocupado y viaja mucho. Digamos, entonces, que forma parte del MFPC genérico; participó en algunos Encuentros Nacionales, pero nunca fue parte de la Dirección nacional de Río de Janeiro.

    En reciente artículo, el Cardenal Marx repitió esa idea de que, si llegara a ocurrir, habría de ser en situaciones extremas, en la Amazonia y en otras localidad remotas muy grandes y con grave falta de sacerdotes. Pero el cardenal Kasper, confidente del papa Francisco, dice que la necesidad de sacerdotes no es sólo en la Amazonia, sino también en Europa. Y que el hecho de Alemania, por ejemplo, de tener un clero envejecido y sólo 40 seminaristas, también es una situación extrema. A Europa entera le están llegando sacerdotes de la India, de África y de América Latina para dar asistencia a las muchas parroquias, en una tierra de misión al revés. La edad promedio de los sacerdotes en Europa es peligrosamente alta y la cantidad de seminaristas cada vez menor.

    12- ¿Cuál es el papel del Don Claudio Hummes acerca de ese asunto? ¿Hay otros obispos en Brasil que defienden esa causa?

    Respuesta:

    Sé que Don Cláudio Hummes está muy cercano al papa Francisco y preocupado por la falta de clero en Brasil, sobre todo en la Amazonia. Fue, y no sé si aún lo es: Presidente de la Comisión Episcopal para la Amazonia de la CNBB, por lo tanto conoce bastante bien la falta de sacerdotes en la región. . Y ha dado varias entrevistas sobre el asunto, en que viene insistiendo en la “necesidad de un clero autóctono y aún indígena, además de la formación de más ministros ordenados locales, que puedan construir comunidades tanto en los lugares más aislados cuánto en las periferias urbanas de las ciudades de la Amazônia, donde existe una fuerte presencia evangélica”.

    (Cf. http://www.tierrasdeamerica.com/2016/12/21/onde-os-padres-sao-um-luxo-amazonia-tem-uma-grande-extensao-e-um-clero-exiguo-daqui-podem-iniciar-solucoes-concretas-e-corajosas/)

    Otros obispos muy interesados en el asunto, por lo que sé, son: Don Esmeraldo Barreto Farías, actual obispo auxiliar de S. Luís, MA y Presidente de la Comisión para la Acción Missionera de la CNBB, Don Edson Damián, obispo de Son Gabriel de la Cascada y Don Giuliano Frigeni, obispo de Parintins.

    Todos ellos están muy empeñados en la formación de un clero indígena, con olor de pueblo. Eso va a llevar naturalmente a un clero casado “porque la cultura indígena no entiende el celibato”, como dice el Obispo de San Gabriel de Cachoeira (Ibidem).

    Sé de estos tres, pero imagino que todos los obispos de la Amazonia están con los mismos problemas y desean soluciones urgentes y válidas.

    13- ¿Hay sacerdotes casados rehabilitados por la Iglesia en Brasil? El periodista Marcos Sergio habla del caso del padre Osmar Burille de Unión de la Sierra, cuyo matrimonio fue cancelado (a pesar de haber tenido una hija) y que por lo tanto también puede ejercer ¿Confirma el caso? ¿Cuál fue la justificación del Vaticano para autorizar tal anulación? ¿Hay otros casos en Brasil? Si afirmativo ¿cuántos?

    Respuesta:

    Como usted, yo supe de la noticia del Pe. Osmar Burille leyendo el artículo de Marcos Sergio en la UOL.

    Por lo que yo sé, viudos y divorciados o separados que nunca se casaron por la iglesia, pueden ser ordenados. Como el Pe. Burille se casó por la Iglesia y como la Iglesia aún no admite la ordenación de hombres casados, la manera fue anular la boda antes de ser ordenado. Aunque a mí me parece muy extraño anular un matrimonio religioso del que nacieron hijos, por lo tanto “rato” y consumado. Pero no conozco los pormenores de ese proceso canónico. No sé de otros casos en Brasil.

    14- ¿Qué cambia para su Movimiento la reciente apertura del Papa Francisco sobre el viri probati? Él se mostró, por otro lado, totalmente cerrado al «celibato opcional », ¿fue una decepción ?

    Respuesta:

    Para nuestro MFPC no cambia nada. Sólo cambiaría si, con la apertura a la ordenación de hombres casados, Francisco y/o los obispos, resolvieran llamar al ministerio a los sacerdotes casados que lo desearan. Lo cual es la idea de Boff y de varios otros que estudian el asunto.

    En cuanto al celibato opcional para el Rito Latino (repito: uno de los más de veinte ritos de la iglesia católica y el único que aún no acepta el celibato opcional), el papa Francisco, con la fuerte oposición que tiene, sobre todo en la Curia romana, tiene que ir despacio. De lo contrario, algunos perversos inventan un cisma, una criba, como aconteció con la Fraternidad Pio X, después del Vaticano II y con los Viejos Católicos, después del Vaticano I.

    Nosotros no nos decepcionamos fácilmente. Somos, en general personas de mente abierta, realistas. Luchamos por la idea del celibato opcional, porque lo hallamos mejor para la Iglesia, para el Pueblo de Dios, pero también sabemos que Francisco no puede hacer todo de un golpe. Lo importante es que, con él, la barca encallada de la Iglesia comenzó a menearse en los rumbos trazados por el Vaticano II para una Iglesia en salida, en busca de soluciones válidas en un mundo cada vez más complicado.

    ……………

  • mª pilar

    Uffff… Querido Oscar:

    La petición de Domingo Bresci al obispado argentino… habría que añadirla, a otros muchos obispados de otros países, como te comenta Honorio…:

    ¡Sucedió lo mismo!

    Las iglesias (parte de ellas, sobre todo quienes estaban en el poder) se vendieron a los ganadores de guerras terribles, no para buscar soluciones, sino para apoderarse de más territorios y con ellos ganancias.

    Como hicieron los reyes… casando en distintos lugares para engrandecer sus reinos.

    Todo es poder, el podrido poder, que funde los más elementales sentidos de la justicia, la dignidad, en una palabra:

    ¡¡¡Los Derechos Humanos!!!

    En nombre de cualquier…

    Los y las iluminadas que han contribuido con estos poderes, han atrofiado de tal manera al ser humano, que la labor es ingente y muy urgente.

    Sobre todo, porque todavía se empeorarán mucho más las “cosas-causas” para que de esta manera, se puedan ir purificando los envenenados cimientos que han tomado posesión en tantos lugares de este dolorido planeta.

    ¡La esperanza… nunca debemos perderla! 

    Un trabajo muy arduo queda por delante, y es necesario… ir yendo cada día.

    mª pilar

  • h.cadarso

    A este lado del charco, Oscar Varela, podríamos tejer sin demasiado esfuerzo una historia semejante sobre las complicidades de La Institución-Iglesia española en la guerra incivil de 1936. Y otra cualquier alemán sobre las complicidades de la Institución-Iglesia alemana y el Vaticano en la guerra mundial de 1940…Y sobre las complicidades del Sanedrín en la crucifixión de un tal Jesús de Nazaret por los años 30 de nuestra era…Y contar cómo suben a los altares en paquetes de más de cien, españoles fusilados por las fuerzas republicanas, mientras los fusilados por los golpistas de Franco siguen en las cunetas y barrancos, y sacerdotes católicos fusilados por esos mismos golpistas, aquí en Euskadi y en otros lugares, siguen enterrados en un siniestro silencio de las instituciones civiles y religiosas…

    Hubo un Judas Iscariote, todo un colegio apostólico desaparecido en la noche en el momento de la Pasión, salvo algunas mujeres que le siguieron hasta el Calvario y hasta darle una sepultura digna…

    ¿Cómo podríamos explicar tanta contradicción, Oscar? Cómo explicar que Bergoglio se apunta también a canonizar lotes de creyentes fusilados por los republicanos españoles y olvida a los del otro lado?

  • oscar varela

    Lo de Domingo Bresci no es ningún “destilado” mío; está en
    https://www.pagina12.com.ar/38224-reconciliacion-2-x-1-impunidad
    Se me ha de imputar no haber expuesto la FUENTE.
    (como me importa “servir” todo lo que allí había;
    una vez “servido” la dejé en el lavaplatos de la cocina)

Deja un comentario