Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

mayo 2024
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
7241 Artículos. - 110500 Comentarios.

Jesus nos ha redimido

Pecando probablemente de ingenio, yo estaba convencido  de que entre gente de formación católica y medianamente ilustrada se había ya dejado a un lado el concepto sacrificial de la redención. Y sin embargo, para mi sorpresa, en unos días me he encontrado con una antigua catequista y una antigua profesora que volvían a reprochar a Dios que hubiera enviado a su Hijo a la cruz para salvar a la humanidad.

        Es esto lo que me impulsa a escribir estas líneas que resultarán probablemente obvias para muchos posibles lectores.

        No cabe ocultar que la idea de la muerte redentora de Jesús ha dominado la teología y la piedad popular durante siglos, comenzando por una palabra tan equívoca como es la de redención, que supone la liberación de algo o alguien mediante un pago. Hubieran sido más apropiadas otras como liberación, salvación o plenitud.

        No puede negarse que esta interpretación expiatoria de la muerte de Cristo encuentra espacio en muchos textos bíblicos semejantes al siguiente: “…para reconciliar consigo todas cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre que derramó en la cruz”  (Col 1, 20)

        A mi modo de ver la razón de esta postura originaria es la siguiente. las primeras comunidades tenían ante sí una tarea casi imposible. Se trataba de convencer a sus conciudadanos de que aquel Jesús, condenado a la cruz como un malhechor, era el salvador de la humanidad. Es fácil de entender que echaran mano de la figura del chivo expiatorio, el cabrito que se sacrificaba una vez al año para perdón de los pecados del pueblo (Lev 16). Si la sangre de un chivo podía mover el corazón de Dios, más aún la sangre de quien había pasado haciendo el bien, curando a los enfermos, expulsando a los demonios y anunciando una vida nueva y definitiva.

        No cayeron en la cuenta de que ello comportaba presentar una imagen de un Dios que se ofende, que necesita una reparación y además sangrienta. Y que, a pesar de una formulación tan explícita como la de “misericordia quiero y no sacrificios”, empujaba a hacer sacrificios personales y hasta a calificar a la eucaristía con la misma palabra, el sacrificio de la misa.

        Pero han llegado tiempos en que es necesario aplicar una teología distinta, como la que propongo a continuación.

        La creación y la redención no son dos procesos diferentes, el segundo de los cuales tiene por objeto remediar el fracaso del primero. Cuando Dios pone en el mundo al ser humano pretende a la vez hacerle partícipe de su propia vida. Ha de librarles, pues, de la finitud, que es la condición de hombres y mujeres. Finitud significa precariedad, contradicción, enfrentamiento, enfermedad y finalmente muerte. Lo que el catecismo de Ripalda llamaba el pecado y la muerte eterna.

        Para ello se propone compartir la finitud humana y a la vez hacer posible que el ser humano pueda recibir la vida divina.

        Jesús es el encargado de asumir esa condición humana hasta las últimas consecuencias. Pasando por uno de tantos, tomando la forma de siervo, la muerte en cruz no es un sacrificio redentor, es el símbolo por excelencia de esa voluntad de sumir la finitud humana.

        A la vez Jesús derrama el Espíritu en los corazones humanos (Rom 5,5). El Espíritu de Dios se hace espíritu humano, la infinitud se hace inmanencia y carga de trascendencia las acciones de quienes lo reciben. “En aquel día, el más importante de la fiesta, Jesús puesto en pie dijo: El que tenga sed que venga a mí y beba. El que cree en mí, de sus entrañas manarán torrentes de agua viva” (Jn 7, 37).

        Hay que añadir que cada uno de los protagonistas conserva su propia identidad. Cristo renuncia a su condición divina pero en el hombre Jesús habita la plenitud de la divinidad. Y en el ser humano habita el Espíritu sin convertirlo en Dios. Pero “aún no se ha manifestado lo que seremos porque cuando se manifieste lo veremos tal cual es porque seremos semejantes a El” (1 Jo 3,2)

        En esto consiste la redención o mejor la liberación o la conquista de la plenitud. Karl Rahner lo expresó en dos de sus libros: Oyente de la Palabra y Espíritu en el mundo, naturalmente con mucha mayor extensión y profundidad. Porque lo dicho ha menester muchos más análisis y reflexiones. Pero valgan estas líneas para renunciar de una vez por todas a la redención por la cruz deseada por Dios.

       

       

56 comentarios

  • carmen

    Pues a mí lo que me preocupa y mucho, es oír a veces a personas mayores, mayores que yo, digo, hablar del miedo que han pasado con el dichoso infierno.

    Y no sé si aún, de vez en cuando piensan:  Iré al infierno por lo malísimo que he sido? Eso es lo que me preocupa. Porque son personas a las que quiero . Y no saben tanta teología como para saber que el Dios en el que creen, es tan bueno, tan bueno, que no los mandará al infierno por muy malísimos que hayan sido.

    Por lo visto abandonaron la iglesia antes de esa idea. Y, créanme. Esas personas existen. Y mi indignación no tiene límites. He leído aquí a una persona mayor y muy, en fin, cuestionarse si por el hecho de NO ser pobre. Por el hecho de no haber vendido toooodos sus bienes y darlos a los pobres… supongo que a través de la iglesia, a lo mejor no está entre los benditos del Padre Eterno. Eso es lo que dijo Jesús al joven que marchó entristecido, no?

    Aquí todos hemos leído los cuatro evangelios canónicos. Y otros libros del antiguo testamento. Pero no todos los entendemos igual.Por lo visto se quedaron en Pío XII. Últimamente se nombre mucho a ese señor . Pues eso. 

  • carmen

    Santiago, que no es por soberbia. Que yo no mandaría a nadie al fuego eterno. Que no, que no.Que soy una persona humana, que me equivoco continuamente. Pero le prometo que el mal me aterroriza. Que no lo tengo dentro de mí. Que no. Qué no. Que no.

    No sabe la de aaaaaños que me costó entender que hay que protegerse de eso que llaman mal.Sabe lo que me dijo el otro día alguien que es absolutamente conservador en todas estas creencias? Pues me dijo: los muertos ,todos buenos. Antes no.Me encantó.

    Supongo que hacía referencia a eso de la muerte de Jesús. Que por eso todos los muertos son buenos. Pero lo entendí a mí aire. Como aquella frase genial de mi suegro : usted es un desgraciado igual que yo… Dicho delante de mí, al médico que fue a ver a un hijo suyo , y cuñado mío .  Y, por cierto, guay, guay…

    No sé dieron cuenta de que mi persona estaba en un rinconcico del salón. A continuación soltó una carcajada de esas suyas. No se puede imaginar el esfuerzo que tuve que hacer para no reírme. No quise hacer ni un ruido.

    Pues eso le digo.Buen día.

    • Santiago

      Perdone mi retraso, por mi escaso tiempo……Solo Dios conoce el corazón humano. Cuando escribí sobre la soberbia del mundo no me refería a nadie en particular sino fue un comentario en general. Ya se que sería incapaz de desear a nadie el mal, todo lo contrario porque su vocación al magisterio se basa en el fondo en el amor al prójimo y eso tiene su galardón, y un premio especial.

      Un saludo cordial

      Santiago Hernández

  • Santiago

    No debemos escandalizarnos por la misión de sacrificio de Cristo puesto que es una realidad histórica, no solo presente entre los cristianos primitivos sino entre los autores del mundo  pagano de aquella época que hablaron de la Cruz y su significado para los cristianos.Pero Jesús aceptó Su sacrificio por AMOR y porque “nos amó hasta el extremo” se ofreció  voluntariamente a  la muerte ignominiosa ya que El “no vino a ser servido, sino a servir y a dar la vida para rescate de muchos” (Mateo 20:28) y “El es propiciación por nuestros pescados” y “El es que quita el pecado del mundo” y El es el Buen Pastor que da su vida por Sus ovejas.El que pidió al Padre que si “era posible” pasara de El ese amargo cáliz pero El se propuso derrotar la muerte y arrancarnos por AMOR de las garras del mal…que consiste en apartarse del camino ese camino de amor e iniciar el sendero de las  adicciones  y aficiones al pecado. Es claro que el mundo modernista actual no puede aceptar la idea de la culpa y de que en realidad hacemos “el mal” con sus horrendas consecuencias, porque entonces nos “ataríamos” a algo intolerable que es, para ellos, seguir el camino de Cristo que es la guarda de los mandamientos, evitando el mal y realizando el bien, confesando nuestras culpas.

    No es posible para un mundo de moral relativa aceptar esa realidad que nos brinda Cristo que nos invita a arrepentirnos del mal y seguirle a El que es el BIEN supremo. La soberbia imperante evita el ver la realidad del pecado y de la redención de Cristo.

    Un saludo cordial Santiago Hernández

    • Román Díaz Ayala

      Catequistas, sacerdotes que se han mantenido activos en la enseñanza y y divulgación de la doctrina de la fe, éso es lo que me mueve, Santiago, a tomar parte activa en este artículo, y no el de dar lecciones sobre quiénes se salvan  o se condenan, y cómo serán las postrimerías de unos y otros… particularmente hoy, en la fiesta de Pentecostés.  (¡Hermosa vigilia tuvimos anoche!)

      Mira, me preocupa  que por especular nos sintamos autorizados en nombre de la razón o la cordura a apartarnos o prescindir de lo que es la naturaleza y la esencia de la doctrina cristiana recibida.

      De su naturaleza porque no podemos dejarla reducida a un simple constructo humano, un acerbo cultural omitiendo o rechazando la iniciativa reveladora de Dios. Nos alimentamos de una misma revelación a través de dos fuentes, o caños de una misma fuente que es Dios en sus acciones directas y la instrumentalización humana: Me refiero a la Economía del Antiguo Testamento y a sus Escrituras y así también en sentido histórico a la generación apostólica que dan fe o testimonio de la persona y la obra de Jesús.

      De su esencia, porque es el mismo Dios quien revelando su plan divino nos muestra el camino de Creación y Redención realizada en y por medio de su propio Hijo encarnado, muerto y resucitado. Si no sabemos quiénes somos, pues nuestra conciencia no da para más, es Dios quien nos revela a nosotros mismos quiénes somos y de qué pasta estamos hecho, y lo lejos que estamos de entender el amor, máxime el amor divino.

       

      • Isidoro García

        Sobre el Espíritu de Dios, y su correlato el “espíritu” humano, en su honomástica

         

        Amigo Román, perdona que me entrometa en tus reflexiones tradicionales ortodoxas, sobre la revelación de Dios al ser humano, a través de su Espíritu, de las ideas sobre las que ha construido el Universo, y a nosotros en él.

        Y que están de plena actualidad en este día de Pentecostés, día del Espíritu Santo, y de su versión femenina, la “Blanca Paloma”, la Ruah, o “Viento cósmico”.

        Te agradezo tu mención al tema de hoy, a pesar de la heterodoxia de mi planteamiento, que espero no te haga sufrir mucho. Los fans del “Espíritu”, nos comprendemos, porque tenemos un lazo que nos une.

         

        Mi versión moderna y naturalista del mito de la creación del ser humano, es que este Espíritu del Dios creador, nos “creó” humanos, cuando a través de la evolución emergente, nos instaló en la mente, una versión fractal de su sabiduría y planes, en lo que yo denomino el “espíritu” personal.

        Siguiendo el principio de que Dios actúa siempre, en el humano, “según la naturaleza”.

        Esa es la revelación fundamental de Dios al humano, una revelación que podríamos llamar como atávica, ancestral, profunda, patrimonial, genética, genotípica, inserta en la mente de cada uno.

        Ahora bien, este elemento genético, que nos constituye como “humanos”, tiene una plasmación exterior, cultural, fenotípica, que varía en función de las circunstancias ambientales en que se desarrolla.

        Y así fue como en la Edad de Piedra, en el Paleolítico, estaba muy larvada y sin desarrollar, como una almendra, es todo un almendro en potencia, pero no deja de ser una semillita, o un huevo es toda una gallina en potencia, pero no deja de ser un huevo.

        Y el ser humano en el Paleolítico, (nuestros abuelos antepasados), fue una bestia parda de mucho cuidado, que o mataba y comía o le mataban y era comido, por otros humanos rivales. Y esos abuelos nuestros, eran humanos como nosotros, y les debemos agradecimiento por sobrevivir, y darnos la oportunidad de aparecer.

        Cuando apareció Jesús en la historia, la humanidad, ya llevaba diez mil años de un Neolítico, menos feroz que el Paleolítico, pero también lleno de bestialidades. Y llevaba ya 3 ó 4.000 años de cultura, con lenguaje escrito, y códigos jurídicos como el de Hammurabí.

        Y llevaba quinientos años, en los que habían aparecido figuras como el sabio Sakiamuni, o Sócrates-Platón y los filósofos griegos, estoicos, epicúreos y escépticos, que ya habían empezado a recoger y exteriorizar culturalmente, (cada uno a su manera), los frutos de la sabiduría interna de que fuimos dotados en el “espíritu”.

        O sea cuando llegó Jesús, no llegó al caos, como falsa y encomiásticamente se suele decir en el cristianismo oficial. Jesús, lo que hizo, fue proseguir esa labor de desvelar, quitar el velo que mantenía oculta esa extraordinaria fuente de sabiduría, muy ignorada, (como sigue ahora), por la humanidad.

        Porque lo que hizo Jesús, fue descubrirnos al Espíritu de Dios, (que nosotros personificamos, al igual que a Dios mismo, por nuestras propias carencias cognitivas).

        Y en muchas expresiones evangélicas, parece que habla dominado, poseído por la voz del Espíritu, a través de su “espíritu”. Por eso decía: “Al Padre (Dios), solo se va a través mío, siguiendo la dirección que apunto”.

        Pero la co-revelación de Jesús sobre el Espíritu, se reflejó torpe y confusamente en los escritos evangélicos, y en Pablo, generando con esa torpeza, una catarata de interpretaciones dispersas y confusas, que el puño de hierro jerárquico posterior, intentó clarificar, y ahogar, realizando la poda de la lechuga, y “que sea lo que Dios quiera”.

        Porque eran conceptos muy complejos y elevados para la cultura de su momento, y la tendencia mitológica greco-romana de endiosar a los grandes hombres o “héroes”, acabó endiosando al humano Jesús, (estoy convencido de que contra su plena voluntad), y empezamos a adorar al dedo, en lugar de adorar a lo que el dedo señalaba.

         

        Y el Espíritu, sigue siendo el gran desconocido religiosamente hablando.

        Curiosamente, tuvo que empezar a redescubrirlo, indirecta, lenta e imperfectamente, la psicología profunda moderna, del s. XX, con Jung y compañía, que se encontraron el “espíritu” personal, en sus consultas psiquiátricas de su tiempo, y lo denominaron inicialmente como “inconsciente colectivo”. Es lo que ellos denominan “el alma” del humano.

        El “espíritu” humano, es el humo, la huella en el suelo, que religiosamente denota al “Espíritu de Dios”, del que son un fractal, palabra que no significa simplemente fracción, sino algo pequeño, que refleja la sustancia y la estructura de algo muy grande de lo que forma parte.

        Y no es una casualidad, ni un contrasentido que fuera la Ciencia quien nos empezara a mostrar el “espíritu”, a la humanidad, y señalara su origen en el gran “Espíritu”, pues como es axiomático, Dios actúa siempre según la naturaleza, y son las ciencias de la naturaleza, a las que correspondía descubrirlo.

        • Román Díaz Ayala

          Gracias por tu intervención y tu sentido de la oportunidad.

          Me gusta to heterodoxia, porque es confesa y sin los subterfugios interesados de quienes no quieren verse tachados de blasfemos. Te resguardas o te defiendes según qué punto de vista en la búsqueda exitosa del bruñido estilo metálico de unas citas bien colocadas, como copia y pega, de discursos y razonamientos ajenos, pero siempre manteniendo y ampliando tu propio hilo discursivo.

          Coincidimos en que Dios es Espíritu, lo que da señal de tu creencia en su existencia y trascendencia. Escondes la responsabilidad personal, tú desnudo frente al Creador, en que hemos sido modelado del polvo del suelo (Génesis 2,7) hasta resultar un ser viviente y por tanto estamos determinados por nuestra propia substancia y naturaleza dentro de la evolución biológica y cultural.

          Te adviertes de que existe el espíritu humano con la bellísima imagen de que somos fractales, algo pequeño que refleja la substancia, y hasta puedo reconocer que también la estructura de algo más grande, porque no podemos pensar  “que se encuentra lejos de nosotros, pues en él vivimos, nos movemos y existimos como han dicho algunos de vosotros” (Pablo en su discurso en Atenas).

          Por el hecho de ser espíritus también el Creador nos ha dotado de personalidad propia e independiente con toda su carga de responsabilidades, frente a él, a nosotros mismos y al conjunto de lo por él creado.

          “Dijo Dios: “hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra” (Génesis 1,16)

          Y aquí divergimos, porque, siendo hijos de Dios, y responsables ante él y nuestra propia conciencia, tenemos que responder ante nuestros actos. lejos de la ciega violencia de la naturaleza y sus leyes.Lo que es válido para las ciencias en sí, (conocimiento científico) también lo es para nuestro nuestro progreso moral.

      • Santiago

        Perdona Román que no siguiera el hilo por mi reducido tiempo. Me alegro que lo continuara mi amigo Antonio Ll con lo de nuestra responsabilidad y nuestra respuesta a Dios..Estoy de acuerdo con el  en la necesidad de nuestra respuesta..solo que nuestro Dios es el Dios de la PAZ…y nuestro radicalismo evangélico debe ser en la PAZ que el Señor quiere darnos para el goce del espíritu…porque “el espíritu del mal” quiere siempre robarnos el don de Cristo: el gozo espiritual…y por eso nuestras respuestas han de estar ancladas en el AMOR..porque nuestro juicio final es sobre el amor de Dios y al prójimo.

         

        Por otro lado, coincido contigo en esa doble vía que planteas: Dios que se ha revelado y nosotros que construimos sobre la VERDAD revelada por Cristo en Su Iglesia iluminada carismática y sacramentalmente por el Espíritu Santo cuya fiesta acabamos de celebrar.

        Un abrazo

        Santiago Hernández

  • Román Díaz Ayala

    Eliminada la responsabilidad personal podemos teorizar mucho, por  ejemplo, que un Dios que es todo amor no va a permitir que alguno se pierda sin la recompensa  de la gloria eterna, o que cualquier firma de castigo eterno es incompatible  con el carácter  revelado de Dios.

    En el siglo XIX, a mitad del mismo surgieron en los Estados  Unidos las sectas apocalípticas que hacían énfasis en el pronto  retorno de Jesús en gloria, el Advenimiento,  con el juicio final y el rescate de los elegidos para  la Gloria 

    Incluían en sus doctrinas que los no elegidos desaparecerían igual que todo lo que se consume pasado por fuego. Resultaba muy difícil creer en un castigo eterno. 

  • carmen

    Y, si creen que soy reo de excomunión, adelante. Aunque no creo que interese a nadie, no soy dueña de ninguna abadía. No ganaría nadie nada. Ventajas de no existir.

  • carmen

    Vale Román.De acuerdo.Pero no encuentro motivo para que un Dios me juzgue y me condene al infierno para siempre. Lo siento. No lo encuentro. Errores? Más numerosos que las estrellas del cielo y las arenas del mar.

    Es más. Si el precio para librarme de esa estancia  infinita en el infierno es el sacrificio de un ser humano, como yo, si ese es el precio, me iré gustosa derechita al infierno. Lo siento. No pago ese precio y allá Dios y su conciencia. Como estamos hechos a su imagen y semejanza, supongo que la tendrá.

    Y eso es lo que pienso.Un abrazo. Cuidate mucho. Ya somos mayores y…

  • Juan A. Vinagre

    Doy mi visión, muy resumida, acerca de la interpretación de muerte -“expiatoria”- de Jesús, apoyada en puntos para mí claves:

    -Sin entrar en las posibles motivaciones de Carlos B. (un saludo, Carlos) con la frecuente presentación de temas radicales, hoy está claro para muchos creyentes que la muerte expiatoria de Jesús necesita revisión o, como diría Torres Queiruga, necesita repensarse. Hay textos evangélicos y neo-testamentarios que, a mi juicio,lo sugieren. Textos como:

    1) “Muchas cosas me quedan por deciros, pero ahora no podéis comprenderlas… El Espíritu os guiará hasta la verdad completa… y os hará ver el futuro”. (Jn. 16, 12-14) A mi juicio, este pasaje supone o implica un proceso de maduración progresiva en los temas teológicos semejante al proceso evolutivo de maduración del hombre, de las religiones y de las sociedades humanas. La frase de los discípulos de Emaús: “nosotros pensábamos que…” parece confirmar ese proceso… de maduración progresiva. Lo cual plantea una pregunta: ¿Los creyentes en Jesús de Nazaret no hemos pretendido y afirmado saber demasiado pronto esa “verdad completa”?

    2) Las fórmulas eucarísticas de la Cena (Mc. 14, 22-24 y las paralelas de Mt. y Lc., así como la de Pablo en 1Cor. 11, 23-27 son más breves que la fórmula actual de la misa, que -a mi juicio- está más desarrollada para destacar la visión sacrificial de la muerte de Jesús. (Esta es una razón para revisar a fondo el canon de la misa, porque mientras no se revise se deforma la fe o se refuerzan mentes “fijas”, tradicionalistas.) Mientras no se revise se deforma el nombre de Dios.

    3) La visión sacrificial que, por otra parte, destaca Pablo, centrado en la muerte expiatoria de Jesús y en la Resurrección, como principios esenciales de la fe -y de su teología- ha pasado a la teología del futuro. (Pablo pasó de largo ante el gran mensaje evangélico, y por ello apenas entra en los desvíos estructurales de la Religión y de las sociedades, temas fundamentales para Jesús, en los que entró a fondo. Temas que -hoy lo comprendemos mejor- fueron la causa de la muerte cruel de Jesús. Jesús, más que por nuestros pecados personales, murió por denunciar los pecados estructurales de la Religión y de las Sociedades, que oprimen al hombre-mujer-niños…

    4) Ahora bien, ¿por qué se destacó tanto la muerte expiatoria de Jesús? A mi juicio, -aparte de los influjos viejotestamentarios- porque en aquel tiempo no era fácil compaginar-comprender-aceptar la muerte de Jesús en la cruz… con Jesús como el Enviado del Padre para anunciar la Buena Nueva del Reino. 

    5) Con esta interpretación expiatoria se transmitió la imagen de Jesús “Salvador y Redentor”. Interpretación que “encarnó” la teología tradicional… Así se transmitió un concepto de Dios (y de Jesús crucificado) que lo presentaba como un vampiro: necesitaba sangre para perdonar… Al filósofo Celso (s. III) esta visión le parecía un disparate, algo inaceptable, repugnante. (No matizo más, aunque tal vez fuera conveniente.) El culmen de esta concepción expiatoria se encuentra posteriormente en S. Anselmo: Dios necesita una expiación de valor infinito como una necesidad metafísica… (Doctrina herética que no se condenó…, pese a constituir un gran descrédito de Dios y hasta una gran blasfemia…) Como sustancialmente encajaba con la doctrina expiatoria de Pablo… De ahí que a partir de esta doctrina se desarrollara una espiritualidad penitente… y un concepto terrible, temeroso de Dios y del infierno…, que refleja Miguel Angel en la Capilla Sixtina.

    6) Hoy muchos teólogos y exégetas (y moralistas) están revisando esta interpretación que deforma gravemente la imagen de Dios, del Dios Padre de Jesús, y la función de Jesús en la tierra. Revisión que convierte (a Jesús de N.) en una persona aún más admirable y actual. Su Mensaje se halla todavía pendiente  de asumir y realizar a nivel religioso y social. Mensaje que salva al hombre de las tinieblas de un misterio sin sentido y trata de humanizar las estructuras religiosas y sociales que oprimen.

    7) En suma, para entender bien el Mensaje del Reino es necesario pasar del paradigma antiguo, antropomórfico y estático -religioso y social- al paradigma dinámico evolutivo, en el que se produce un desarrollo de maduración progresiva humana, que nos hace comprender mejor la “verdad completa” del Mensaje del Reino.

    8) Por eso esta visión histórica en el fondo no me escandaliza, aunque la critique y mucho, porque no supera una visión antropomórfica de Dios. Como ocurre en las ciencias, nuestras interpretaciones teológicas son, en parte, todavía inmaduras, y por ello revisables. Por eso, comprendo -comprendo-esas inmadureces, con tal de que respeten la persona humana. Lo único que perdura firme es el AMOR, no las ideas o creencias, revisables. Y porque las comprendo en su contexto histórico, no me escandalizo, aunque lamente muchas cosas…; no me escandalizo ni cuestionan mi fe…, que madura y trasciende la historia de las ideas y creencias…  Pero el que comprenda, no impide que reclame un cambio profundo y una vuelta de la Iglesia al Evangelio, a la Esencia del Evangelio que no pasa. Me quedo con lo que no pasa.

    • ana rodrigo

      Juan A., me gusta tu comentario y lo bien argumentado que está. De cualquier forma, yo creo que mucho de lo que se escribió en el Nuevo testamento, se hizo desde el punto de partida del Mesías-salvador, basándose en lo que los profetas y los salmos decían sobre el mismo.

      Quiero decir con esto que arrancaron y se quedaron en el paradigma judío-mesiánico. Si estos escritos se tomaron al pie de la letra en lo que después fue la religión cristiana, quiere decir que seguimos en ese mismo paradigma después de dos mil años. Ni entonces ni ahora existe sólo el judaísmo como religión, la única verdadera y el único dios verdadero. Por eso la sociedad actual está eligiendo uno entre dos caminos: o bien se queda con las creencias populares-mitológicas-paradigma judío, o bien abandona el cristianismo: ne medio está una exégesis y una teología actualizada. Como tú dices, la teología tiene mucho que decir para la sociedad de hoy. O, como dice Calleja, “el evangelio de los sinópticos y el Jesús-Cristo de esos relatos prácticamente no existe hasta el calvario y la resurrección. Es como si Jesús hubiera nacido el Domingo de Ramos.” Centrando el evangelio más en su muerte redentora que en la vida y praxis liberadora de Jesús y en el porqué lo mataron. La escultura barroca llevó este tema a su máxima expresión visual.                                                             

      Nota anecdótica: como para decirle esto a las clarisas de Belorado, a su obispo y a su párroco fake ambos

      La Eucaristía como sacrificio del “cordero pascual” para aplacar la ira de Dios, lo remató. Es decir, hay una cadena histórica de dogmas, cual velo sagrado, que se interpone en contra de la lógica y/o una teología actualizada. Si volvemos al mito, creo que es Mateo el que dijo que  al morir Jesús, el velo del templo se rasgó de arriba abajo.

      • Juan A. Vinagre

        ¡Hola, Ana! Una vez más, un cordial saludo. Comparto lo que dices: Es necesario un cambio de paradigma, un paradigma innovador como se encuentra en el Mensaje evangélico, en la esencia del Mensaje evangélico. Conscientes de que proponer cambiar de paradigma puede costar la persecución e incluso la muerte. El paradigma tradicional estático no admite innovaciones, es irrevisable. Quiere y defiende ideas fijas, inmutables, aunque algunas estén mal fundadas. En algún sentido este paradigma es el fin de la historia. Por eso dentro de ese paradigma se cae fácilmente en la idea fija y en la tendencia al dogma y a maldecir y perseguir a quien cuestiona…, aunque lo haga de buena fe. Quien proponga cambios es sospechoso, hay que vigilarlo. Y si persiste en la necesidad de cambios, ven como justo eliminarlo. A mi juicio, este es el motivo de la muerte de Jesús, no por expiación sino por ser fiel al Mensaje del Reino de Dios que anunciaba. Este otro tipo de “expiación” no era fácil comprender entonces. Jesús murió por dar testimonio de que era necesario un cambio profundo en la Religión (e indirectamente en la sociedad.)  “La Ley y los profetas  h a s t a  Juan…” Esto no lo supieron entender muchos creyentes en Jesús resucitado. (Se comprueba en la primera Comunidad de Jerusalén…, de la que habla Hechos, e indirectamente en otras Comunidades primeras, como Antioquía, en la que -a su manera- “se formó” Pablo.)  Por eso, su mala interpretación expiatoria. Por eso el lento -y en algunos aspectos deformado- entendimiento del Mensaje del Reino. Por eso, la Iglesia-Comunidad Fraterna de creyentes en Jesús de Nazaret y en el Dios de Jesús, debe ser menos clerical, sin jerarquías, y más fraterna… Las jerarquías, el poder y las ideas fijas se llevan mal con el Evangelio. Por eso, el paradigma que defienden y en el que se hallan instaladas se ha quedado atrás… La apertura mental, la innovación en la Iglesia-Fraternidad de Jesús es una infidelidad…

        En suma, por querer cambiar de paradigma, Jesús se jugó la vida. Esto no lo entendió una parte de la Iglesia-Comunidad primitiva, que terminó imponiéndose,  ni lo sigue entendiendo hoy.  El paradigma estático e inmutable tradicional “consagrado” (como muchos otros “sábados”) sigue vigente en muchas mentes y corazones aún hoy. Por eso, cuesta tanto entender la innovación que es nada más que una VUELTA AL EVANGELIO.

        Me he ido demasiado largo, Ana. Disculpas…

         

  • carmen

    Perdón.Prometo que ya no digo nada más. Este tema no interesa. Una última pregunta. Si en vez de quince mujeres, monjiiiitas de clausura que hacen chocolate, buenísimo por cierto. Mujeres de cocina, hubieses sido quince varones que siguen la regla benedictina, como ellas, altos, fuertes, con una ilustración reconocida porque dedican su vida al pensamiento y a la oración y al trabajo para su autosubsistencia, el tratamiento informativo hubiese sido el mismo?

    En las intervenciones del obispo oficial, el de verdad,  hubiesen ido en la misma linea, esa de pobrecitos…los engañan?

    Pregunto.Pues sí. Hijas de santa clara. Todos conocen la historia. Yo también.Y prometo que no digo nada más. No es un asunto importante. Lo mejor es Sssshhhh. Las aguas se calmarán y, una vez más, se cruzará el mar Rojo.

  • carmen

    Gracias, Santiago. No he entendido la respuesta, pero da igual. Gracias por contestar.

    Es que como soy tan rarita y a veces veo las cosas desde otro ángulo, pues claro, mi distorsión es diferente a la de la mayoría de las personas. Y es que no lo puedo evitar.Gracias. Hasta la próxima.

  • carmen

    Pues cada día veo más interesante el Asunto de las clarisas. Toca muchos temas. La aprobación de la iglesia para ventas que estén estimadas por encima del millón y medio de euros. El obispo este que es un personaje alucinante, no sé si más o menos que el señor de los cócteles. La abadesa que de tonta no tiene nada, abducida por el obispo de Pío XII? O un acuerdo entre dos listos? Y el resto de monjas? Todas de golpe han cambiado de opinión o han llegado a ese acuerdo? Inmatriculaciones , presiones, excomúlganos si te atreves…

    Lo veo muy interesante. Y de actualidad.Eso sí. La verdad verdadera, nunca la sabremos. Pues bueno. Pero menudo pulso están echando las monjicas. No entiendo cómo no les interesa. Porque no creo que sea un caso de que de repente a quince mujeres en un año se les pueda abducir. No me lo creo.

    A no ser que ya pensasen así. Entonces se pondría de manifiesto una oposición muy fuerte por la derecha a la iglesia.

    No sé.Pero si no les interesa, pues no les interesa . Pero vamos, se está perdiendo una oportunidad de oro para irrumpir por la izquierda en el mismo medio que ellas y, atención. Él.Pero…

  • oscar varela

    ¡Pobre Antonio Duato!Ahora le cae ésta: Desaparecieron todos los Comentarios habidos en este Post.

    • Antonio Duato

      Pues yo sí que veo 30 comentarios enviados en este post. ¿Y los demás, los veis?

      • Antonio Llaguno

        Yo los veo todos

      • oscar varela

        Ahora ¡volvieron‘ con 31 Comentarios.

        Parece, entonces, que eso de “SER POBRE

        (NO LOGRAR ATRIO -con tantísimos adherentes-, una FUNDACIÓN);

        ha sido una equivocación del Galileo;

        o una fea interpretación de los ‘cristianos’.

         

        ¿Por qué no pensar en “SER FRUCTÍFEROS PRODUCTORES“?

        Así lo he entendido en los Arts. de Salvador Santos Pacheco;

        aunque con algunos ‘reparos’ míos.

         

        En Argentina nos estamos llenando de ‘POBRES’

    • ana rodrigo

      Selecciono algunos párrafos que a mí me parecen importantes
       
      “….detrás de la piedad popular vienen los teólogos y el magisterio para contar, en qué creemos, con conceptos y significados más precisos, pero es igual…Es otro nivel del relato creyente…,pero a la religiosidad popular ni le va ni le viene; ella tiene su síntesis sentimental y ese discurso elaborado es propio de los que viven del oficio.
       
       
      Y tercer elemento preciso y preocupante para unos y otros; el evangelio de los sinópticos y el Jesús-Cristo de esos relatos prácticamente no existe hasta el calvario y la resurrección. Es como si Jesús hubiera nacido el Domingo de Ramos.
       
       
      Y así crece la forma más religiosa de la fe cristiana en este momento, una religión articulada en ministerios, reglas, creencias y prácticas piadosas a la medida de cada grupo.…., todos pasando de puntillas por el Jesús del Evangelio antes de la pasión, muerte y resurrección”

    • Javiierpelaez

      Calleja siempre ha sido un hombre bastante lúcido..Ya lo ví desde cuando le seguía en religión digital

    • Jaume PATUEL PUIG

      Saludos Ana, gracias por el asunto del Espíritu Santo… por eso al no haber ido nunca al Vaticano las cosas van como van…(sonrisas)
      Buena referencia del artículo, pero me pregunto si el mensaje de Jesús, y él deviene mensajero, no es CATAPULTAR el Ser Humano hacia esa divinidad o profundo/alto nivel de consciencia que Jesús de Nazaret vivió y luego lo hemos puesto como referencia Jesús el Cristo. Y luego vienen o concomitancia las obras: TODO UN PROCESO DE MADUREZ INTEGRAL.

      • ana rodrigo

        Jaume, un apunte mío. Dices “y luego lo hemos puesto como referencia Jesús el Cristo. Efectivamente, lo hemos tomado como referencia solamente quienes lo hemos conocido, porque hemos nacido en un lugar y una cultura religiosa concretas, pero somos una mínima parte entre los 80.500 habitantes en este momento y, por tanto, no es la referencia única para que un ser humano consiga una madurez integral. Como ya he dicho en varias ocasiones, nuestras decisiones dependen de estas circunstancias y, a partir de aquí, del funcionamiento de nuestro cerebro, es decir, de nosotr@s, de nuestra responsabilidad.           Últimamente cuestiono el que se deba l Espíritu Santo cuando hacemos las cosas bien y, cuando no, la responsabilidad es nuestra (antes era el diablo), o que la fe sea gracia de Dios, lo que supondría que estaríamos creyendo en un Dios que elige a personas con su gracia, o pueblos, como el caso de Israel al que le eligió el lugar donde tenían que vivir, Canaán, poniéndose Dios a la cabeza de los ejércitos de Israel. Y ahí tenemos al pueblo elegido por Dios queriendo aniquilar al pueblo palestino, porque esa tierra se la dio Dios a ellos.. Tendremos que ir quitando capas añadidas por nuestra cuenta y riesgo para ser la única religión verdadera y el único Dios verdadero. De lo contrario…, en esta sociedad, la gente es más madura y razona desde otro punto de partida

        • Isidoro García

          Amiga Ana, yo creo que has puesto el dedo en la llaga, respecto al supuesto sistema de actuación del Espíritu santo, en los humanos.

          Yo también he tenido esas dudas, y he llegado a la conclusión de que muchas veces, el eclesiasticismo, disfraza el teísmo puro y duro, con un Dios que interviene hablando al oído, mediante la figura del “Espíritu”: “El Espíritu sopla donde quiere, y cuando quiere, y mueve los corazones”.    

          (He implícitamente añaden, “y ante las dudas nosotros somos los que tenemos las llaves de su correcta interpretación en exclusiva”. ¡Hay que ver las cosas que se dicen, para darse importancia!).

           

          Pero la cosa yo creo que no funciona así de simple, es mas complicado. El “Espíritu”, o Dirección del Universo, estableció en su origen, unas Leyes de funcionamiento, y una dirección que sigue todo el Universo, que son por así decirlo como el Código de la Circulación.

          La Dirección de Tráfico, y su Jefe, no le habla al conductor al oído en persona, diciéndoles en cada momento que tiene que frenar o tiene que girar. Establece un Código de normas a cumplir, y luego cada conductor lo sigue mejor o peor, en función de su recorrido.

          Por decirlo así, el Espíritu, nos ha colocado en nuestro “espíritu” personal, una copia del “Código del Circulación”, y por ello el “Espíritu”, “interviene”, a través del “espíritu”, v que nos recuerda en cada situación, ese código individual que tenemos cada uno.

          Y luego esa copia del Código, la interpretamos conscientemente en función de nuestra personalidad, y de nuestra cultura personal, que conforman nuestra “conciencia personal”, o cosmovisión, y así actuamos mejor o peor.

          Por ello el “Espíritu”, a través de los respectivos “espíritus” individuales, es una luz que ilumina el campo de discernimiento, no una voz que ordena o sugiere algo concreto.

          Por ello, la labor de la conciencia de cada persona, es la clave en cada caso. Y por eso, siempre se da un gran pluralismo natural del ser humano. Y hay una gran disparidad de criterios y decisiones personales.

          El teísmo, es mas sencillo de entender, y de enseñar y adoctrinar, pero como es un reduccionismo y una simplificación muy grande de la realidad, tiene efectos secundarios terribles.

          Porque ¿cuántas atrocidades y grandes equivocaciones no hemos cometido todos, pensando que Dios, o el Espíritu, nos habían hablado y nos habían comunicado su voluntad?.

           

          Si en la religión, no conocemos mínimamente como nos “habla” Dios, ¿cómo vamos a acertar en seguir su mensaje?. Vivimos en una confusión permanente.

        • ana rodrigo

          Perdón, he puesto 80.000 habitantes y quise decir 8.500 millones de habitantes en este momento en el planeta, más o menos.

          Aprovecho para decirle a Antonio que yo tengo acceso a todos los comentarios

          • Jaume PATUEL PUIG

            Ana, lo que nosotros llamamos ESPIRITU “SANTO” no es más que un trabajo bien elaborado del EGO para ser consciente de su propia profundidad y esto vale para los 9.000.000.000 de seres humanos….

            LA HUMANIDAD ES LLEVADA POR “MAESTROS”… pero la opción es personal….
            En mi párrafo anterior faltan los signos de ¿….?

          • Isidoro García

            Es muy interesante, tu opinión, Jaume, de que el Espíritu santo, es una elaboración del Ego.

            Y yo estoy en parte contigo.  Todo en religión es un asunto de metáforas. Al ser humano se le atraganta, el concepto de Dios. La moderna religiosidad científica, lo calificaría a algo parecido a un “campo electromagnético: es invisible, pero todo lo mueve. Esa es una buena analogía de Dios”, (Jon Etxebeste).

            Pero la mente humana, está cableada neurológicamente, para personificar a todos los entes y hasta todas las ideas y cosas. (Esa es una consecuencia evolutiva indirecta de millones de años como animales grupales).

            Entonces hay que fabricarse una especie de interface cognitiva, entre el Dios abstracto e invisible, (que nos señala el intelecto), y el Dios personal, que nos piden insistentemente nuestros instintos religiosos interiores.

            Para mí ese interfaz, radica en nuestros programas instintivos sabios, que todos tenemos dentro de nuestra mente, que son autónomos y solo se activan cuando “oyen” palabras-clave que les “resuenan”.

            Esos programas internos sapienciales, (otros los llamarían nuestro “espíritu”, atman, daimon, o buda o Cristo interior), tienen una gran fuerza emocional, y cuando se activan nos dispensan una gran energía psicológica, que unos llaman “gracia”, o “paz interior”, o el agua que quita la sed, de la parábola de la samaritana, (recientemente explicada por Salvador).

            Y se activan, mediante palabras-clave, proporcionadas por la cultura religiosa de cada uno, (“Jesús”, “Virgen María”, “Padre”, santos variados, Corazón de Jesús y de María, (estos últimamente demodés), Espíritu Santo, etc, en el cristianismo). O con la rememoración e invocación de familiares muertos. Vale cualquier mención a figuras con alto carga emocional para cada uno.

            Ese es el mecanismo psicológico que produce una eficacia real de la oración.

            No pasa nada, porque una persona moderna siga invocando a personajes míticos o del panteón religioso o familiar de nuestro imaginario emocional personal.

            Son como el “abracadabra” cabalística, a la que se atribuían propiedades mágicas; o el “ábrete sésamo”, de nuestra cueva de los tesoros de Alí Babá, de nuestra mente profunda.

            Lo único es que debemos recordar de cuando en cuando, para que no se nos olvide, es que una cosa es la luna, y otra el dedo que señala la luna.

  • carmen

    Señor Barberá,  Perdóneme una vez más. Quiero decirle algo a Antonio Duato y no me atrevo a hacerlo en otro hilo . Y como ya he sacado el tema aquí…

    Antonio. Antes de nada decirte que estuve riéndome un ratito cuando leí el grito que me diste en tu comentario. Creo que recuerdas que no es la primera vez que me sale eso de la espera. Por eso creí que era lo de otras épocas, varias, pero no. Sorry. Ahora explícalo a otros . Sigo riéndome.

    Que digo que el tema de las clarisas me tiene fascinada. Siempre he pensado que un posible cisma vendría por la parte opuesta de la iglesia. Pero no.  Es fascinante. ¿Crees que esto tiene recorrido o no?  Por mi ciudad no creas que no tendría aceptación eso que dicen. Territorio Quicos total. Ya sé que son muy amigos del papa Francisco, pero…cambios de opinión más grandes se han visto. ¿Crees que esto es simplemente un tema de noticias y esas cosas, o hay algo más detrás? Porque hace poco hubo una oración un poco extraña por el Papa Francisco. Y de un mal gusto tremendo, con un sentido del humor horrible.
    Sí quieres me contestas, y si no, pues no. Gracias señor Barberá. 

  • Javiierpelaez

    Yo estoy bastante con Ana ,no conviene sorprenderse tanto xq hay bastantes.personas católicas que tienen ese concepto de la redención…Como a mí,por razones que no vienen al caso aunque quizá sea el alejamiento o el escepticismo,me chirrían conceptos como salvador de la humanidad…

    Expresado de forma más pedestre creo que si uno observa x su vida y x la vida de otros que el evangelio es inequívocamente una buena noticia(para mí lo ha sido y en lo que he visto en la vida de otras personas tb,personajes públicos  o anónimos que han pasado x mi vida,en este segundo caso más),uno la tiene que difundir…

    Para mí pugna notablemente con una persona que le dan matarile de la forma más oprobiosa de su tiempo,la interpretación sacrificial… Culturalmente el planteamiento sacrificial no está muy bien visto en los lares que nos movemos(es así con carácter general), pero lo más importante es que lo sacrificial choca con la responsabilidad evidente de los que le dan matarile… Evidentemente no todos los cristianos son asesinados por las autoridades competentes o ,más en general, no mueren antes de tiempo(tiempo de vida,concepto relativo según desarrollo,violencia de donde vives,salud o el mismo azar). Los cristianos como es obvio en esto no son nada diferentes a los seres humanos. El Jesús histórico  obviamente asume esta finitud y además su muerte no es de las mejores, ciertamente traumática(aunque las hay peores). Quizá haya que fijarse más en lo que le llevo a la muerte  que en la muerte misma…

    Sólo se me ocurre decir que el evangelio,la vida de Jesús, es una buena noticia,a pesar de esta muerte tan injusta…Y cómo se difunde esto ,practicándolo obviamente…Qué hizo Jesús para difundir su mensaje? Obviamente era un hombre itinerante(cosa que hoy difícilmente podemos ser) y se dedicó a practicar su verdad(sé que esto es muy pedestre).

    He oído miles de veces decir sin San Pablo el cristianismo sería una secta minoritaria,incluso sin la alianza del cristianismo con el poder. Yo no voy a negar ni la historia,ni las realidades sociológicas. Pero el otro día veía una película de la primera santa estadounidense ,la película es Una mujer italiana ,y como la película tiene ciertos tintes de “americanada” se fija en la expansión x el mundo de la labor de “emprendimiento religioso” de esta señora,y a mí lo que me parece admirable son la labor inicial de esta señora de meterse con los inmigrantes pobres italianos en EEUU en el sXIX  que los trataban como ratas,como a los homeless actuales…

    Lo que luego hayan hecho los múltiples hospitales y orfanatos que ha creado su orden sería más discutible…Para mí ,con todo respeto para todos las òrdenes religiosas,la pasta,el poder ….no se lleva bien con el cristianismo. Yo xq lo veo constantemente soy bastante anarquizante,no me fío del poder…

    Conclusión,la difusión de un mensaje a multitudes,hace perder calidad al mensaje…Como no podemos prescindir de la organización,creo que siempre tenemos que volver a las fuentes,en este caso ,a Jesús. Parece que me he ido muy lejos,jajaja

  • Román Díaz Ayala

    Eso tiene la teología, más filosófica y especulativa, que no no acierta a dar una respuesta más adecuada a la torpe dificultad de ver en la Redención realizada por Jesús, el Cristo, un acto que podría ser clasificado como vengativo por parte de Dios. Y tampoco lo expresado por esas antiguas catequista es la respuesta dada por la doctrina católica a la calificación de la Redención como un acto puramente jurídico como defiende la Reforma protestante.  Habría que extenderse un poco más aclarando conceptos.

    • Román Díaz Ayala

      El concepto sacrificial de la redención no se puede dejar de lado por muy duro que nos resulte.

      El motivo es muy simple: La muerte en la Cruz del Cristo es uno de los misterios más profundos de nuestra fe. Buscar una respuesta tal como que no era voluntad de Dios, sus padecimientos y su muerte de Cruz, va en contradicción con el relato de los Evangelios:

      Lucas 22,41 :  “Se apartó de ellos como un tiro de piedra y puesto de rodillas, oraba así: “Padre, si quieres, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.”

      Aquello era sin duda la voluntad de Dios, y tal es el aspecto escandaloso de la Cruz, y no una mera voluntad permisiva divina.

      Nos resulta todavía menos permisible buscando textos que nos refuercen si no tenemos el concepto claro de la realidad del pecado y mucho más difícil si no vislumbramos la divinidad del Verbo en su humanidad.

      Abrazando la fe, ésta resulta molesta cuando interpela a la aceptación de nuestro pecado, pues no somos inocentes ante Dios, sino reos de culpa.

      Rotundamente Jesús nos amó hasta el fin con el mismo amor misericordioso de Dios.

      Génesis 15, 7-21 muestra la alianza entre Dios y el hombre pecador. La novilla, la cabra, el carnero, partidos de por medio, la tórtola y el pichón, tras el sopor de Abraham y caída una densa oscuridad el fuego de Dios consume los animales partidos en un pacto unilateral encerrado en una promesa, porque sólo Yahvé es quien pasa entre las carnes donde sólo Él se juramenta en su parte de la Alianza. Si Abraham o su descendencia fallan  sería Dios quien pagaría por ellos

      Isaías 53 :  Dios en Jesús cumplió su parte de la Alianza.

  • carmen

    Y, Santiago.Hace usted muy bien en creer lo que quiera creer. 

  • carmen

    Hola Santiago.

    Se ha enterado del jaleo enorme que hay por aquí, por España, con un obispo, que no es obispo porque está excomulgado?

    No sé exactamente, un lío de una venta que quieren hacer unas monjas clarisas, por lo visto quieren vender su convento o como se llame donde viven,  les apetece cambiar de casa.

    Resulta que este obispo excomulgado que le digo, está metido en el jaleo, junto con sus sacerdotes. Ayer vi una entrevista que le hicieron a uno de los suyos. Y por lo visto, no reconocen a ningún papa desde Pío doce. Dicen que son todos los posteriores una especie de anticristos. Ya le digo. Un buen jaleeeeeeo.

    Anda, por qué no lee algo de esto cuando tenga un ratito y me dice qué piensa? Me apetece saberlo.

    Buen día.

    • Santiago

      Lo he leído y pienso que es un estado lastimoso que revela la confusión y falta de principios que a veces encontramos entre los miembros de la Iglesia. Y también el alejamiento progresivo de lo que nos dice y manda Jesús en el Evangelio. Y es que sólo el retorno a La Palabra de Cristo nos puede salvar de nuestras miserias.

      un saludo cordial

      Santiago Hernández

  • Santiago

    No, los discípulos no tergiversaron la Palabra de Cristo recogida por los evangelistas..
    El carácter de sacrificio de Cristo está bien definido en la institución eucarística pues: Esto es Mi Cuerpo que “será entregado”…y Mi Sangre  que “será derramada por muchos en remisión de los pecados”…
    Estas palabras aparecen exactas en los evangelios y en San Pablo que afirma que el las recibió de parte “del Señor”y que constituyen la base  del la espiritualidad católica ya que la Misa es sacrificio y comida de acción de gracias a la vez, que la primitiva Iglesia llamaba “la fracción del pan”.
     El sacrificio de Cristo no fue para vengar al Padre sino un consenso de amor con El, por la salvación del mundo y  por eso San Juan nos dice que llegada Su hora Cristo nos “amó hasta el extremo”. Ante el mal imperante en el mundo- ya que somos los únicos seres capaces de realizar conscientemente el “mal por el mal”, y con sus secuelas terribles,….
    El,voluntariamente, se entregó “como rescate por muchos” y por Sus méritos infinitos de Su persona divina nos salva..,
    Un saludo cordialSantiago Hernández 

  • M. Luisa

     En principio veo muy positivo la crítica hecha al concepto de redención, aunque posiblemente las razones que por mi parte dé al respecto puedan diferir de las expuestas aquí.

        Que el cristianismo sea una religión de salvación es algo tan evidente que no puede ser discutido. Ahora bien, ¿el cristianismo es primaria y formalmente religión de salvación? Porque si no lo fuera, la salvación  sería no el momento constitutivo  del cristianismo, sino un momento consecutivo a él. Y ya es sabido, como dijo Aristóteles “Un pequeño error al principio grande resulta al final” Su momento constitutivo y primario no estaría en salvar culpa alguna, sino de ponernos en situación de salvarnos, es decir, de realizarnos. Aquí entran en juego problemas fundamentales en torno a las relaciones entre ética y religión. La experiencia originaria no es la del pecado, sino la de la gracia entendida la gracia como fondo metafísico de toda actividad, ya que es en “el hacia” de la perfección donde los seres humanos  tendemos. 

  • carmen

    Perdón, señor Barberá.No está en la entraña de los católicos, no. Está en la entraña de la iglesia católica. Y por esa causa y otras, hay católicos que ya no sé consideran tal. No confundamos, por favor. Por supuesto que la muerte de Jesús fue resultado de su vida. A mí no me gusta la cruz. Tampoco me gusta la horca.Ya sé que no le gustan las historias. Hace unos días mi hijo contó algo que le pasó cuando estaba en catequesis. Lo preparaba una catequista y un día fue el sacerdote de la parroquia a hablar con los niños y niñas.

    Mi hijo contó la parábola del hijo pródigo. La acabo diciendo: y se pusieron todos muy contentos al final, mataron al hijo y se lo comieron.

    Me dejó muerta. Pero bueno…le dije. Por lo visto el sacerdote aclaró alguna cosa y la catequista quería matar a mí hijo. No sé si para comérselo después.

    Pero, hijo…y dice: y yo qué sé… tenía ocho años y me cuentan que si Caín, Abel, Abraham y el hijo, que nos íbamos a comer el cuerpo y la sangre de Jesús y pensé, pues a lo mejor eso de matar y comerse unos a otros, se lleva por ahí…

    Ahora es ingeniero de caminos, luego muy tonto no era. En noviembre se casa , es homosexual y se casa pues con otro chico. Me alegro de que eso de la iglesia no llegase a entenderlo muy bien. Menudo disgusto tendría ahora si quisiese casarse por la iglesia…

    En fin.Cosas…

  • Cqrlos

    No creo que el autor de un artículo esté obligado a contestar a todos los comentarios, sobre todo si son largos y muy matizados

    Si como en algunos a mi artículo, se dice que lo sacrificar está todavía en la entraña de los católicos puede que mi artículo no sea inútil

    Solo una cosa más. Para mí la cruz no es un instrumento de redención es simplemente el resultado de una vida entregada a los pobres y la iglesia ha hecho muy bien en conservarla como símbolo central

    • Antonio Llaguno

      Tengo la impresión de que nos han enseñado tan mal la religión que andamos, todos los cristianos, más perdidos que un cochino en una boutique de perfunes de Chanel.

      Hay conceptos arcaicos que aun se enseñan en las catequesis y las clases de religión o que aún se predican en las escuelas.

      No hay más que echar un vistazo a la red. Yo os animo a que veais la página de youtube de “Los Heraldos del Evangelio” o “Los Caballeros de la Virgen” que son primos hermanos.

      Están dando como doctrina católica, oraciones para anular hechizos, ritos para comunicarse con el ángel de la guarda y consejos para habar con las almas del purgatorio.

      Y lo peor no es que lo escriban como catóicos sino la cantidad de comentaros de personas sencillas que les hacen caso, viviendo no una religiosidad popular (Esa me encanta) sino una religiosodad supersticiosa.

      Para ellos, y para un grupo muy importante de católicos, la muerte de Jesús era necesaria para que ¡¡¡Pagáramos a Dios la ofensa del Pecado original!!! Un pecado que no solo no cometimos nosotros sino que no fue cometido por nadie, porque Adán y Eva no existieron.

      Y no hablan de esa interpretación moderna y retorcida, que nos enseña hoy la teologia en vigir para justificar 2000 años de oignorancia, sobre pecado original; hablan de la literalidad del relato del Génesis. Es decir que Dios ha condenado a toda la Humanidad porque hicimos caso a una serpiente que habla y que para poder “curar” esa condena era necesario torturar salvajemente a su propio hijo.

      Pues vaya una mierda de Dios. Que me disculpe pero no me gusta. Que se quede con su salvación y su redención.

      Eso no sería ningún problema si no fuera porque la Iglesia no pone veto a estas interpretaciones y ellos se presentan como “verdaderos católicos” (Nunca les oirás llamarse cristianos porque ese adjetivo lo relacionan con los protestantes) y lo peor de todo mucha gente les cree y les sigue.

      Este tipo de “catolicismo” prolifera en lugares como América Latina donde la Iglesia tiene que competir con cultos protestantes tan supersticiosos, fanáticos y ridículos como el neo pentecostal.

      ¿Que mas da el concepto “moderno” de redención y salvación si se sigue enseñando esa basura teológica?

      Ese es el problema.

      No el que occidentales europeos cultos en cuestiones de religión tratemos de dirigir el concepto de redención y salvación a una interpretación aceptable. A nosotros no nos escucha nadie.

      A ellos sí. Y así nos va.

      No me extraña que los ateos nos consideren ignorantes y estúpidos. Si tuviera que ceñirme a esas espiritualidades yo también lo haría.

      Pero no son culpables. La culpable es Roma que los consiente.

  • ELOY

    Gracias Carlos. Oportuno comentario. hay temas similares de los que quizá fuese interesante hablar. Escuché a un niño – que no asiste a clase de Religión – decir a sus mayores: “¿cómo se reza?, Enséñame a rezar?” . Yo me pregunto ¿Cómo se reza? ¿ cómo se enseña a rezar? ¿ qué es rezar? 

  • Isidoro García

    Para el artículo de Carlos:

    “Los mitos ofrecen modelos de vida. Pero los modelos tienen que ser apropiados para el tiempo en el que uno vive, y nuestros tiempos han cambiado tan rápido que lo que era conveniente hace cincuenta años ya no lo es hoy.
    Las virtudes del pasado son los vicios de hoy
    . Y muchas cosas que se consideraban vicios en el pasado, son hoy necesidades”. (Joseph Campbell).

    Yo también me uno al sentimiento de pérdida del amigo Honorio, al que ya conocí, cuando mantuvo un perfil más bajo en Atrio, y no conocí en su momento pleno. Vamos cayendo uno a uno, hasta que nos toque a nosotros. 

    Eso nos envuelve en un ambiente crepuscular, y por ello, ahora es cuando necesitamos más, refugiarnos en la esperanza escatológica de la Humanidad, de un futuro, en el que tanto Honorio, como todos y cada uno de nosotros, disfrutaremos no se si personalmente, pero seguro que al menos, “por poderes”.

    • oscar varela

      “…ahora es cuando necesitamos más, refugiarnos en la esperanza escatológica de la Humanidad”

      Ese “REFUGIARNOS” se parece al cuentito de E.A.Imbert

      El ángel de la guarda le susurra a Fabián, por detrás del hombro:
      —¡Cuidado, Fabián! Está dispuesto que mueras en cuanto pronuncies la palabra zangolotino.
      ¿Zangolotino? —pregunta Fabián, azorado.
      Y muere.
      …………….

  • oscar varela

    Carlos también, pero esta vez MUJICA:  https://youtu.be/JNlA2bUE3wo?si=8bNftnFnoPUvT7Es

    • oscar varela

      Duro discurso del arzobispo de Buenos Aires por los 50 años del asesinato del Padre Mugica
      https://www.pagina12.com.ar/736170-garcia-cuerva-pidio-que-el-odio-y-el-indivualismo-no-se-haga
       
      García Cuerva pidió que “el odio y el individualismo no se hagan costumbre” y reclamó obras para los barrios populares.
       
      – criticó la discontinuidad de políticas públicas en barrios populares.
      – “Habían sido logradas con el consenso de gobiernos de distintos signos políticos”.
      – También advirtió sobre “dirigentes muy ricos” y gente trabajadora “siempre muy pobre”.
       
      – Fue duro con la corrupción, el individualismo y el sálvese quien pueda.
      – En una carta, Francisco pidió el fin de “la grieta”.

  • ana rodrigo

    Cuánto trabajo te damos, Antonio, no te preocupes, si puedes lo haces y sino, no pasa nada. Siempre agradecida.            Cuando pueda, envío mi comentario.

    • ana rodrigo

      Carlos, dices al inicio de tu escrito Pecando probablemente de ingenio (supongo que quisiste decir ingenuo), yo estaba convencido de que entre gente de formación católica y medianamente ilustrada se había ya dejado a un lado el concepto sacrificial de la redención.” Yo, por el contrario, pienso que este concepto de redención está muy incrustado en la cultura-religiosa de creyentes y no creyentes, y, como prueba de lo que afirmo, solamente hay que salir a la calle en la Semana Santa y ver y escuchar lo que significan para cofrades o espectadores, los cristos chorreando sangre y las vírgenes llorando por todos los rincones de España.
       
      Respecto a la Eucaristía, ocurre lo mismo con las palabras de consagración hablando del cuerpo y sangre de Jesús “que se entrega por vosotros…..” En otra parte de la celebración se dice “Este es Jesús, que quita el pecado del mundo….”.
       
      Respecto a creencias extrañas y que aún siguen, como, por ejemplo, la Ascensión, el evangelio que se leyó ayer en todas las iglesias del mundo, dice: “A los que crean, los acompañarán estas señales: echarán demonios en mi nombre, hablarán lenguas nuevas, 18 cogerán serpientes en la mano y, si beben algún veneno, no les hará daño; aplicarán las manos a los enfermos y quedarán sanos. Es un texto no apto para menores
      19 Después de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Sospecho que, exégesis, la mínima, pero cuentos, los más, como si fuese una astronauta y su cuerpo fuese la cápsula que los transporta…
       
      Y aquí dejo las citas innumerables que han calado tan hondo en las creencias, que no hay teología ilustrada que pueda acabar con una manera de entender la muerte de Jesús tal como se ha predicado durante siglos y siglos.
       
      El sábado pasado, entrevistaron en la cadena SER a Manuel Vicens y dijo, “yo hice la primera comunión, y mi padre me llevó aparte y me dijo, ya tienes siete años, a partir de ahora, ya puedes ir al infierno”. Y yo, personalmente, recuerdo lo mal que lo pasaba cuando tenía que ir a confesarme de pequeña porque yo no tenía pecados, pero os voy a contar una anécdota personal que me marcó duranta muchos años y me obligó a tenerla en secreto, fue mi primer “pecado”: el día de mi primera comunión, metí el dedo con un poco de saliva en el azucarero y lo cupé, como no se podía comer ni beber nada antes de la comunión, se lo dije a mi madre, para ir a confesarme, mi madre me dijo, tú cállate, no se lo digas a nadie y vete a comulgar. Fue la primera vez que tuve conciencia de que había pecado y así lo arrastré, como acabo de decir, muchos años. Cuánta crueldad…
       
      Eso es lo que nos han hecho vivir y sufrir desde la religión. Y, muchas cosas más que ahora nos dan risa, pero que en su momento eran auténticos dramas. Con el terrible fondo de “haber ofendido a Dios” y que, gracias a la muerte de Jesús, el sacerdote de turno, podía perdonarnos.
       
      No hay teología, por más ilustrada que sea, que arranque de las creencias populares tantas historias que se han incrustado en las neuronas de muchos cerebros y han anidado de tal forma, que dan seguridad a dichas personas (no olvidemos la Semana Santa), un sinfín de creencias tóxicas que todos y todas hemos sufrido. Menos la gente joven que se parten de risa. Aunque hay por ahí un grupo musical cantando sobre Dios que se llama Barak y que llena estadios de gente joven. Yo los he escuchado hablar y los veo muy por “las nubes”, apenas hablaban de la vida de Jesús, de su praxis humana.
       
      En fin, buen domingo a todos y a todas
       
      Nota para Jaume. Creo que el Espíritu Santo, durante siglos, es decir, toda la historia del Cristianismo, anda muy despistado. Hay un cuento que dice que la Sma. Trinidad hacen se poner a hacer planes para ir de vacaciones: el Padre dice yo voy a darme una vuelta por el universo fruto de mi creación, el Hijo dice, yo voy a Palestina donde viví (este cuento es anterior a genocidio actual del pueblo palestino), y el Espíritu santo añade, yo voy al Vaticano porque nunca he estado allí.
       

      Un abrazo

       

  • ana rodrigo

    Carlos, no te sorprendas tanto….

  • Jaume PATUEL PUIG

    No olvidemos EL IMAGINARIO COLECTIVO INCONSCIENTE de siglos…Y tal vez una limitación pedagógica es que no hemos sabido “ampliar” la zona de influencia ante temas que están muy enraizados en nuestra cultura popular y de gente también ilustrada. Tal vez mirar alrededor nos pueda ayudar que aún se está ahí: LA RESTAURACION ECLESSIÁSTICA.No hay que desfallecer…ya que es EL ESPIRITU QUIEN GUIA, EMPUJA Y RESPETA LOS NIVELES DE CONSCIENCIA….Cada ego tiene su propio itinerario.

  • carmen

    Ay, Antonio.Sigues sin fiarte de mí. Vuelve a salir la frase mágica.No sé. No entiendo por qué.Tú sabrás.Tú te lo pierdes.

    • Antonio Duato

      ¡NO ES ESSSO! Lee mi comentario anterior.
      Esa frase de respuesta progranada “Está pendiente de aprobación ” les sale a todos, incluso a mí. Hasta que se resuelva el problema…

  • carmen

    Ay, don Carlos.

    Cómo le podría explicar? Gente medianamente ilustrada? Usted no sabe el trabajo que cuesta llegar a la determinación, vale, pues me voy al infierno, pero a ese precio no me salvo. Pobre Jesús.
    Eso lo he dicho como cien veces y aquí por lo menos, cincuenta. Pero nadie que no haya pasado por el proceso mental para llegar a esta conclusión, puede entender lo que digo.
    Medianamente ilustrada? Supongo que se refiere a personas ilustradas en teología. Y, quienes ilustran , quienes tienen la obligación de ilustrar?
    No, querido don Carlos, no sé sorprenda ni un poquito. Además, ya no importa, al menos en este momento, que no sabemos lo que durará porque un momento histórico puede comprender muchos años, muchas décadas. Las personas que no somos medianamente ilustradas, ya elegimos nuestro camino. Y ahora, con el grado de polarización que hay en la sociedad, sean las personas ilustradas o no, hay dos opciones. O dentro de la iglesia, redención sangrienta incluida o fuera de la iglesia porque hay cosas que nos rompen la cabeza. No nos gustan los sacrificios, preferimos justicia, solidaridad…en fin
    Es tarde para plantear esos temas. En este momento no interesan. Interesaron. Y mucho. Me temo que ya no.

    In , aut? Esa es la cuestión.Buen día.

Deja un comentario