Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

mayo 2024
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
7278 Artículos. - 111073 Comentarios.

Galaxia del conspiranoicos

SEVILLA

Es doloroso para uno que ha elegido muy responsablemente seguir perteneciendo a la comunidad católica recordar tanto fango en que parece hundirse la institución. Ya, desde hace tiempo, en ATRIO, nos aporta datos A. Llaguno en sus crónicas del búnker. Pero en este reciente artículo que nos señala Jesús Mtz. Gordo se dan nuevas referencias de audiencias de youtubers anti-Francisco, desde resurgidos palmares de Troya hasta las grandes estrategias de Banon y Trump que están sosteniendo todo. Mal haría Francisco si pretende quitar presión con tajantes ¡NIET! al sacerdocio de mujeres o de homosexuales. Más valdría que dedicara su lucidez a reformar la estructura monárquica absolutista de la Iglesia, para permitir más unidad sinodal con diversidad. Y a la reforma del Cónclave que desde hace once años está ya siendo objetivo de manipulación por los que están resueltos a no permitir que se les escape de las manos como el de 2013. AD.

La galaxia del conspiranoicos donde Francisco no es el Papa sino un “masón”

Un avispero de grupos convencidos de la ilegitimidad de Bergoglio y defensores de ideas de extrema derecha fanatiza a creyentes descontentos y pone en guardia a los obispos, que admiten que la “polarización” ha llegado a los fieles

Por   ÁNGEL MUNÁRRIZ, El País – Sevilla, 26/05/2024

César Sánchez, antiguo seminarista, de 35 años, estudia minuciosamente encíclicas y exhortaciones del papa Francisco. Luego las contrasta con la doctrina católica y desgrana las contradicciones. Admite que el trabajo es “agotador”, pero persevera porque el propósito es elevado: proclamar que en la silla de Pedro se sienta un farsante. No, algo peor: un enemigo mortal de la Iglesia.

Es, dice, “como si tuviéramos de presidente del Real Madrid a Joan Gaspart”, expresidente del Barça. Este “católico de a pie” abrió en 2018 su canal de Youtube César para Jesucristo, que suma más de 97.000 suscriptores. Trabajaba como profesor, cuenta, pero Dios le pidió dedicarse “solo a esto”. Y “esto” es defender una visión rigorista de la fe y en particular cargar contra Francisco, cuyo magisterio es “contradictorio” con la esencia católica, sostiene Sánchez. ¿Por qué?

Un motivo —arranca el exseminarista— es la permisividad del Papa con el adulterio en su exhortación de 2016 Amoris Laeitia, que llevó a cuatro cardenales a plantearle públicamente sus dudas. “Dos de ellos murieron al poco tiempo, repentinamente”, desliza. ¿Sospechas de asesinato? “Es difícil de saber”. Otra aberración, a ojos de Sánchez, fue permitir en 2019 una “adoración” a la diosa andina Pachamama, acontecimiento que vincula con la aparición “40 días después, como los 40 días que estuvo Jesucristo en el desierto”, del primer caso de covid 19. La lista no se agota ahí. Francisco, añade, es masón, tiene un “pacto con el Partido Comunista Chino”, apoya la Agenda 2030. Y lo más grave: ni siquiera es papa. Según Sánchez, es un “antipapa” que usurpó el trono tras un “golpe de Estado”.

Luis Santamaría, investigador de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas, ha identificado más de 40 grupos que se denominan católicos con actividad en España y que están apartados de la línea de la Iglesia, a los que se suma una amplia miríada de canales digitales. En torno a una veintena de unos y otros, sostiene, niegan la legitimidad del Papa. Sus otros tres rasgos comunes, señala el autor de A las afueras de la cruz. Las sectas de origen cristiano en España, son el “tradicionalismo religioso”, el “ultraconservadurismo político” y la inclinación por las “teorías de la conspiración” sobre la Iglesia o el mundo. Algunos altavoces de estas posiciones son seglares, otros se declaran clérigos pese a carecer de reconocimiento oficial. Santamaría explica que este fenómeno, de histórico arraigo, creció tras la elección de Francisco en 2013. Sus representantes, añade, han “elevado el tono” a raíz de la muerte el 31 de diciembre de 2022 de Benedicto XVI, que era visto por muchos como una suerte de último cortafuegos para evitar la llegada del “anticristo”.

Uno de los grupos anti-Francisco, que a diferencia de César para Jesucristo no es un canal digital sino toda una organización, está ahora bajo el foco. Es la Pía Unión Sancti Pauli Apostoli, liderada por el obispo excomulgado Pablo de Rojas, bajo cuya tutela se ha colocado un grupo de monjas en un caso que parece diseñado para enganchar audiencias. La Pía Unión, que sostiene que Francisco es un “simple lego”, no está sola. Hay más autoproclamadas iglesias y órdenes en posiciones similares. La Sede de la Sabiduría, por ejemplo, espera un “papa legítimamente elegido” para aprobar sus estatutos. La Iglesia Mercedaria se declara “sucesora” de la romana. Y la Iglesia Palmariana, con sede en el Palmar de Troya (Sevilla), tiene su propio papa, el suizo Markus Josef Odermatt, entronizado como Pedro III.

 

Un papa falso para un “nuevo orden mundial”

Aunque los ecos tridentinos y la nostalgia franquista han sobresalido en las descripciones sobre la Pía Unión de Pablo de Rojas, otra corriente atraviesa su actividad: el conspiracionismo. En sus cartas, este grupo acusa al Gobierno de “esclavizar” España ante “poderes extranjeros” para instaurar el “Nuevo Orden Mundial”. Es el mismo orden que teme César Sánchez, de César para Jesucristo, que en su canal pone bajo sospecha que la nieve caída en Madrid en 2021 fuera eso, nieve: “No quiero decir que tenga plástico, no quiero decir que sea un arma climática, pero tampoco lo quiero descartar”, dice en un vídeo. Aunque consciente de que sus opiniones pueden ser tachadas de “conspiranoia”, Sánchez rechaza esa etiqueta. También la de fanático. “Fanático es el que no usa la razón”, defiende.

La narración de César para Jesucristo podría resumirse así: el mundo asiste “al final de la batalla entre el bien y el mal”, que tiene ventaja porque al frente de la Iglesia hay un “masón luciferino”. “La situación es tan grave”, afirma, “que sólo el retorno de Cristo la puede arreglar”. A su juicio, la elección de otro papa no bastaría, ya que el papado de Francisco está “viciado de origen”, todo ello según una teoría de amplia difusión en estos círculos según la cual o bien la renuncia de Benedicto XVI no tuvo validez o bien no la tuvo la elección de Francisco. O una cosa y la otra.

En esas tesis se mueve Isaac García, de 39 años, que emite desde Valencia en su canal Macabeo, con más de 20.000 suscriptores. La elección de Francisco, sostiene, se debió a que un conciliábulo de clérigos progresistas, la “Mafia de San Galo”, logró pervertir el cónclave de 2013. Para García, Francisco es “un anticristo” en “herejía manifiesta” que actúa con la “inquina propia” de quien “no tiene fe”, como prueban sus ideas sobre las bendiciones a parejas homosexuales.

Esquemas narrativos similares se encuentran en Adoración y Liberación, un “apostolado” con más de 150.000 suscriptores en Youtube que complementa su oferta con una web y espacios en redes sociales. “Hay que convocar un cónclave que dote a la Iglesia Católica de un verdadero papa”, sostiene Adoración y Liberación. Los mensajes se adentran en la conspiración, dando pábulo a la omnipresente teoría sobre un plan globalista para un “Nuevo Orden Mundial” y a la que sostiene que hay un poderoso lobby gay en la Iglesia, la “mafia lavanda”. Los mensajes contra las vacunas también gozan de espacio.

Una fuente citada con frecuencia en este avispero es la web Como vara de almendro, donde junto a autores que rechazan que Francisco sea papa hay uno que duda incluso que llegara a ser ordenado diácono. Un editorial llama a los católicos a exigirle el “fin de su apoyo a la diabólica agenda de la ONU” y varios textos alertan de una deriva “homosexualista” de la Iglesia. El viaje por grupos y canales sigue. Las “herejías” del “pseudopapa” y la “continuación del nazismo” con la Agenda 2030 son objeto de atención de Ejército Remanente, cuyos casi 25.000 suscritos en Telegram reciben mensajes contra las vacunas y contra la censura que sufre la teoría xenófoba del gran reemplazo (según la cual la población blanca y cristiana está siendo sistemáticamente reemplazada en todo el mundo por el avance de la inmigración).

 

El impacto sobre los fieles

Luis Santamaría alerta del impacto de todo este conjunto de mensajes entre la conspiranoia, el fanatismo apocalíptico y el ultraconservadurismo. “Cuando las clarisas [de Belorado] dicen que el Papa es un hereje, repiten tergiversaciones que salen de este entorno desinformativo”, señala el investigador. Muestra también su preocupación el periodista Vicens Lozano, con más de 35 años de experiencia en la Santa Sede, que señala cómo el auge de la conspiración vinculada a ideas de extrema derecha, tendencia global que desborda lo religioso, tiene en la Iglesia “una expresión especialmente significativa”. Autor de Vaticangate, una investigación sobre un “complot ultra” contra el Papa, Lozano cree que hay jerarcas católicos cuyo discurso alimenta este fenómeno. Cita al cardenal alemán Gerhard Müller, al que Lozano sitúa como “enemigo número uno” de Francisco y que también se declara en guerra contra el “diabólico nuevo orden mundial”, lo cual le granjea simpatías en los círculos conspiranoicos.

El caso de QAnon, una amalgama de teorías que implica en una trama de pederastia a toda una supuesta élite progresista, ya ha demostrado cómo la difusión de este tipo de pensamiento puede herir a las confesiones religiosas. Un artículo de 2020 de la MIT Technology Review, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, expone que QAnon aprovechó la pandemia para captar adeptos entre las brs evangélicas. Juantxo Domínguez, presidente de la Red de Prevención Sectaria y del Abuso de Debilidad, no ve casual esta permeabilidad entre los espacios de la religión y la conspiración. “El fanatismo religioso es un terreno propicio para estas teorías, que además utilizan esquemas típicos de la narración religiosa”, añade, en referencia a la lucha entre el bien y el mal o la pronta llegada de un salvador o un cataclismo.

Carolina Galais, investigadora sobre movimientos sociales de la Universitat Autònoma de Barcelona y estudiosa de este campo, afirma que es lógico que en las crisis —caso de la pandemia— afloren teorías de la conspiración, porque “ayudan a procesar hechos complejos” a personas “vulnerables”. Pero advierte sobre la insuficiente br para atribuir a los creyentes mayor exposición al riesgo. Eso sí, cita un estudio realizado en Polonia y publicado en 2021 que concluye que el fanatismo religioso —no la religiosidad per se— facilita el abrazo a estas creencias.

La tensión provocada por la expansión del virulento ideario anti-Francisco ha obligado ya a actuar a la jerarquía española. El obispo de Orihuela-Alicante, José Ignacio Munilla, apartó a un cura de sus funciones en febrero por llamar “hereje” al pontífice. “Un caso aislado no es síntoma de un problema generalizado”, responde por escrito a EL PAÍS la Conferencia Episcopal Española (CEE), que sí admite que “el clima de polarización” en la sociedad también afecta “desgraciadamente” a la Iglesia.

La CEE pone énfasis en expresar su rechazo al “movimiento reaccionario” conocido como “sedevacantismo”, que niega la legitimidad de los papas posteriores al pontificado de Pío XII (1939-1958), ya que crea “guetos espiritualistas” sin “conexión con la realidad”. Aunque la respuesta episcopal no cita a este grupo ni a ningún otro, entre los sedevacantistas está la Pía Unión Sancti Pauli Apostoli, la que da cobertura a las monjas clarisas rebeldes. “Es importante estar atentos al surgimiento de estos grupos por el daño espiritual y la confusión que pueden causar en muchos de los fieles”, señala la Conferencia Episcopal Española.

 

 

5 comentarios

  • Antonio Llaguno

    Como sabéis, este es un fenómeno que me tiene, no tanto preocupado, como ocupado. Entre otras cosas porque esta tergiversación que se está haciendo del mensaje y predicación de Jesucristo y de lo que debería ser su Iglesia, en el hipotético y remotísimo caso de que Jesucristo hubiera querido fundar una Iglesia, es fuente de engaño, estafa y superchería a millones de personas que no tienen la fortuna de ser como los lectores de esta página. Es decir, no son personas formadas, con estudios, con criterio y con capacidad de discernimiento propia.El artículo de El País se queda corto. Son muchos y de muy variados pelajes los que en este momento se rebelan contra Francisco desde el Ultra Conservadurismo o desde lo que Tamayo llama la Internacional-cristo-neofascista.Si quisiera clasificarlos en diferentes grupos, podríamos hacerlo de esta manera:

    1) Jerarcas de la Iglesia Romana claramente opuestos a Francisco (Cardenales y Obispos). Ya hemos habado de ellos  aquí. Son los Müller, Sarah, Burke, Vigano, Schneider y un buen número de tontos útiles que les siguen el juego como en España Reig Pla, Munilla o Sanz
    2) Iglesias independientes claramente separadas de Roma. Por ejemplo la Iglesia Palmariana (España), la Congregación Sacerdotal Internacional (Colombia), la Fraternidad San Pio X (Lefebvrianos), o la Pía Unión de San Pablo Apóstol (La de las Clarisas). Siempre con nombres rarunos y retorcidos.
    3) Congregaciones o carismas “católicos” fuertemente enfrentados a Roma pero aún pretetendidamente pertenecientes a Roma como el Instituto del Verbo Encarnado, los Heraldos del Evangelio, los Caballeros de la Virgen, la Hermandad de San Elías y yo aquí incluiría a los de la Sacristía de la Vendée. Algunos han sido intervenidos por el Vaticano o sus obispos. Otros no.
    4) Frikis, youtubers, iluminados y resto de sujetos indescriptibles que pululan por internet, entre los cuales se encuentra “Cesar para Jesucristo”, protagonista del artículo de El País y otros incluso más peculiares como “Arturo Periodista Católico”, “Conoce, ama y vive tu fe” (Perú), “Tiempos de Apostasía” (Paraguay), QNTLC (Que no te lo cuenten, blog digital de un cura argentino, hijo de un violador y torturador de la era Videla), “Historias del Futuro” (De Damián Galerón, un falso profesor universitario que no está contratado en ninguna universidad y que da “lecciones de teología” en intenet. Muy curioso. Vedlo si queréis reiros un rato) y tantos otros. Hay multitud5) Webs y medios de comunicación, claramente posicionados contra Francisco. Ejemplo: EWTN, LifeStyle News y en español Infocatólica, Infovaticana, Wanderer, Adelante la Fe, Catholicvs, y otros. Son los más peligrosos porque llegan a más gente.Todos tienen algunas coas en común y ciertamente hay coincidencias muy llamativas.

    No llaman al papa como Francisco sino como “Bergoglio”, odian a los “diferentes” (Homosexuales, mujeres, “rojos”, herejes, apóstatas, infieles, etc…)Se asocian con dictaduras peligrosas (Española, Argentina, Tea party gringo,etc…)O bien no necesitan mucho o bien están bien financiados. Fijaros que este muchacho, César, vive de esto con 97 mil seguidores.Y todos por lo general, piensan que Dios habla en latín y comienzan sus soliloquios rezando el Padrenuestro o Ave María en latín y frecuentan la misa tridentina en latín y eso sin haberlo aprendido.Los hay de muchos estilos. Este (César) es del tipo “meapilas”(Con perdón), se pasa  el día metiendo miedo y dando lástima.

    Y todos consideran al papa un hereje consumado.El problema no está en todos estos frikis que llaman la atención a El País. El problema está en los poderosos: Los medios de comunicación (Que son financiados por fuertes grupos económicos) y los curiales que les acompañan (Y que son generosamente financiados por los mismos que financian a los medios).
    Quieren cambiar la Iglesia para que al igual que la rama neopentecostal protestante, fuertemente implantada en USA y resto de América, justifiquen su modo de vida y den apoyo “espiritual” a sus pretensiones políticas y económicas. Y Francisco les estorba.Son los de la “Teología de la Prosperidad”.Es la lucha que se nos viene y algunos estaremos en primera línea de pelea.Y creedme, las reflexiones teológicas eruditas están muy bien. Nos alimentan a muchos espiritualmente. Pero ellos han descubierto que cuanto más sencillo sea el discurso llega a más gente y han decidido hacerlo, no sencillo sino simple, que es distinto pero llega igual. Y por eso llegan. Mucho más peligrosos que los videos de estos frikis son los comentarios de quienes les siguen.
    Debemos tener nosotros también un mensaje sencillo. Por eso me gusta Francisco, porque a veces ni siquiera habla (Aunque cuando habla, hay veces que podría haber callado, como en el asunto de los homosexuales en los seminarios). Se limita a tener gestos y eso llega mucho más que un discurso teológico.Nos esperan tiempos divertods.

    • Julián Díaz Lucio

      Muy bien, Antonio Llaguno, la síntesis que haces de todos los grupos refractarios. Trataré de darla a conocer a todos los que pueda.

    • Juan A. Vinagre

      También yo agradezco la información que aportas, amigo A. Llaguno. Es bueno estar al día en algunos temas. Hacen pensar y son para lamentar y para aprender a discernir, aunque en el fondo no sean cosa nueva. En la historia -también de la Iglesia o de las diversas religiones- se repiten casos parecidos. En el fondo son la lucha por el poder tradicionalista conservador (y en muchos casos fanático integrista) que se sirve de la religión para ello. Esos fanáticos, apegados al poder y a la ostentación (vean sus vestimentas etc.) proclaman el fin de la historia. La vida sigue, debe seguir igual, incluso en latín. (Al hablar de fanáticos integristas, que los hay, no deseo señalar a nadie en concreto. Predican con sus obras y con la desunión…)

      Digo que tales movimientos no son nuevos, porque de Jesús de Nazaret dijeron lo mismo que de Francisco…, y por anunciar un Mensaje innovador lo eliminaron…, creyendo hacer un bien a Dios…  Por algo Jesús previó que en el campo del Reino habría cizaña… (y caballos de Troya, cabe añadir.) ¿Qué diferencia a  los seguidores del Reino de Jesús de estas “pías obras”?  El Evangelio, el espíritu y el testimonio de vida personal -que sirve humilde y predica sin alforjas-, es la diferencia.

      • Isidoro García

        Amigo Juan Antonio, me parece una ligereza tuya, (en tí impropia, no en otros, más “natural”), de atribuir una vida moral personal de nivel inferior a los conservadores, respecto a los “progresistas”, en cuestiones de reglas eclesiásticas y dogmática.

        No te fíes, que la cizaña engaña mucho, y se puede ser muy progresista políticamente, y muy carca ideológicamente. La rigidez mental, no es una cuestión de izquierdas y derechas, sino de inseguridadrs personales, y de tenerlas o nos tenerlas.

        Y respecto a la vida perspnal, solo Dios, podría juzgar, si lo hiciera, que yo no creo que lo haga. Porque es mucho mas listo que nosoros.

Deja un comentario