Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

marzo 2024
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
7204 Artículos. - 109775 Comentarios.

 Homo integralis

En nuestra incesante búsqueda por entender el cosmos y las intrincadas relaciones de la naturaleza humana, a menudo olvidamos explorar un territorio igualmente fascinante: el universo interior del ser humano. El ser humano, con su complejidad biológica, emocional, mental y espiritual, puede ser visto como un microcosmos dentro del universo macrocósmico. En este sentido, la noción de Homo Integralis emerge como un concepto que busca explorar e integrar todos los aspectos del ser humano, desde su dimensión física hasta su dimensión más intangible. Todo lo que es material es tangible, pero no todo lo tangible es material.

La idea de Homo Integralis implica un viaje hacia la integración interior. Este camino no es un recorrido sencillo, ya que implica abrazar y comprender todos los aspectos de nosotros mismos, incluyendo las partes que a menudo ignoramos o reprimimos. Esta integración no se refiere sólo a aceptar nuestros defectos y debilidades, sino también a reconocer y abrazar nuestras cualidades positivas y potencialidades latentes. Nacemos completos pero inacabados.

La práctica de la meditación, la introspección y otras técnicas de silencio se han utilizado desde tiempos inmemoriales como herramientas para explorar e integrar el universo interior del ser humano. A través de estas prácticas, podemos aprender a conectarnos con nosotros mismos a un nivel más profundo, liberándonos de las limitaciones de la mente y explorando las dimensiones más profundas de nuestra conciencia. A menudo nos encontramos desequilibrados en alguna de las dimensiones, dando lugar a conflictos internos y malestar. Para conseguir la plenitud y la armonía, es esencial integrar y equilibrar todas estas dimensiones. La tensión es parte normalísima de la vida.

En la dimensión física, esto puede acarrear la práctica de ejercicios físicos, una alimentación saludable y el descanso adecuado. En la dimensión emocional, es importante explorar y comprender nuestras emociones, permitiéndonos sentirlas sin juicio y gestionarlas de forma saludable para que las vivimos como sentimientos que lleven a un respeto. En la dimensión mental, la práctica de la claridad mental y la presencia plena puede ayudarnos a liberarnos de los patrones de pensamiento limitantes y cultivar una mente más tranquila y clara. Y saber que las creencias son constructos de la mente. Por último, en la dimensión espiritual o interioridad, la búsqueda de significado y propósito puede conducirnos a una sensación de conexión con algo mayor que nosotros mismos: El gran misterio de los mundos: ES.

En la sociedad contemporánea, nos encontramos inmersos en una cultura que promueve el individualismo, la competición y la búsqueda incesante de los logros externos. En este contexto, el concepto de Homo Integralis adquiere una relevancia especial, ya que nos recuerda la importancia de conectar con nosotros mismos y con los demás de forma auténtica y significativa. Y viviendo que si no existe la integración de la profundidad de conciencia no hay proceso de madurez integral.

En un mundo cada vez más conectado digitalmente, también es crucial ser consciente de este Yo interior para evitar la fragmentación y desconexión como indicaba anteriormente. La tecnología, pese a sus ventajas, puede enajenarnos de nosotros mismos si no somos conscientes de su impacto y no establecemos límites saludables.

Es de clara evidencia la situación crítica de la visión global del mundo y de una percepción multifactorial. Creo que podemos constatar, además, un incremento de poder en manos de pocas personas. Y éstas viven y sabiéndolo que la adición al poder no tiene límites. La diferencia con tiempos pasados, y no demasiado lejanos, es que había medios pero controlados con los efectos. Ahora, siglo XXI, las herramientas destructivas son, además de muchas, efectos inhumanos junto con un ataque a la naturaleza. Algunos se sienten propietarios no únicamente de las poblaciones sino también de la Madre Tierra, el planeta, y con un intento de dominar el Universo. ¿No podríamos llamarlo “locura” o “una grave psicosis megalomaníaca junto a paranoia infernal”?: Quien no piensa y no ve cómo yo, que es un ego hinchado, es un enemigo a hacer desaparecer o esclavizar. No es necesario realizar una detallada descripción y masoquizarnos. Tal vez, el pensamiento anterior podríamos aplicarlo a casos concretos. La persona lectora puede realizar un juicio personal.

Además, en un momento en que la crisis climática, las desigualdades sociales, las guerras con sus intereses ideológicos y económicos y otros problemas globales amenazan nuestra supervivencia colectiva, el tener conciencia de que la interioridad hay que nutrirla porque no es un añadido a lo humano, sino una dimensión intrínseca y necesaria para vivir. Sólo cuando estamos integrados internamente y conectados con nuestro entorno, que es también el Universo, podemos responder eficazmente a los retos que nos enfrentamos como sociedad.

El concepto de Homo Integral recuerda que el ser humano es mucho más que el conjunto de sus dimensiones. Somos seres multidimensionales con capacidad increíble para la transformación y la evolución. En la búsqueda de la integración interior, encontramos un camino hacia la plenitud y la armonía, tanto a nivel personal como colectivo. En última instancia, la integración interior puede conducirnos a una comprensión más profunda de nosotros mismos y de nuestro sitio en el Universo, abriendo la puerta a un crecimiento y una evolución constantes.

Y ante esto, recordemos una frase de Albert Einstein (1879-1955): “Es más fácil deconstruir o desmenuzar un átomo que una creencia”…..

Jaume PATUEL PUIG, pedapsicogogo.

 

ATRIO es un portal abierto gratis a todos, sin previo pago ni publicidad.
Se mantiene solo porque a varias personas les parece útil
y libremente envían o anuncian APORTACIONES

¿Por qué no ahora mismo? 

8 comentarios

  • M. Luisa

    Ya han pasado unas semanas desde la publicación de este interesante artículo del cual he valorado las dos perspectivas en él comentadas. Sin embargo, agradeciéndolas, no las comparto.   ¿Me pregunto qué se entiende por complejidad, un  concepto tantas veces aquí traído, si luego en su recurrencia efectiva se le obvia? Comprendo que en perspectiva psicológica, al hablar de la integridad del ser humano, en su abstracción misma  se le despoje   de su física realidad, llevándose con ella también por delante  el significado de aquel concepto.   ¿Por qué, digo esto?, porque no es lo mismo hablar de la integridad humana en su complejidad funcional interna(estructura)  que de los elementos que la  integran mediante relaciones lineales simples y externas. Aquí sí que toda profundidad  se resistiría,  como así se lee en un comentario. En cambio, sería ineludible el alcance de esta  profundidad,  teniendo presente  la hondura estructural e integradora del ser humano.    

  • oscar varela

    Hola! Ya dijo Jaume que él no Comenta, solo expone y agradece. Entonces:

    • oscar varela

      ¿QUIÉN SOY YO?
       
      1- “SER SÍ MISMO” nos representa la caricia más secreta y profunda,
      – es como si acariciaran nuestra raíz. Es la promesa de la máxima voluptuosidad.
       
      2- Apenas abierta la puerta, damos el enorme brinco hacia la delicia de ser sí mismo.
      – Vamos a palpar, temblando de placer, las morbideces del Yo.
      – Pero… ¿DÓNDE ESTÁ?
      – Lo buscamos en torno y no lo hallamos.
      – Penetramos en nuestro interior seguros de encontrarlo
      (In interiore homini habitat veritas—había dicho San Agustín.
       
      3- Nos imaginamos nuestro interior como un recinto,
      una cámara hermética y limitada,
      – donde no puede perderse nuestro Yo, escabullirse, fugarse.
      – Allí no habrá escape: podremos echarle a nuestro Yo la mano al cuello,
      (como hace el policía con el ladrón acorralado)
      – Y, en efecto, nuestra intimidad tiene sus cuatro paredes bastante definidas.
      – Lo problemático es el FONDO, nuestro FONDO.
      – Nos preguntamos: ¿creo yo en el fondo eso que parezco creyendo
      (en política, en arte, en ciencia, en amor)?
      – Porque el “MÍ MISMO” consistirá en lo que yo sea en el fondo.
      ……………………
       
      4- Y empiezo a levantar los suelos de mi intimidad,
      – como un arqueólogo que busca bajo la gracia del paisaje visible, la Troya auténtica.
      – ¡Vano empeño!
      – Las capas geológicas de mi fondo se suceden unas bajo otras,
      – con su fauna variada, suave o atroz.
      – Yo no soy últimamente éste, ni éste de más abajo.
      – Son falsos Yos que me han colonizado, que han venido de fuera:
      – ideas recibidas, preferencias que el contorno me ha impuesto, sentimientos de contagio,
      – persona­lidades mías que en todo momento puedo revocar, substituir, modifi­car.
       
      5- Y yo, incitado a esta excursión vertical, busco mi YO MISMO, no un yo cualquiera:
      – mi yo necesario, irrevocable.
      – ¿No es este exasperado afán por hacer pie en la tierra firme,
      – en la autoctonía de sí mismo,
      – lo que moviliza todas las figuras que nos hacemos?
       
      6- NUESTRO FONDO es más abismático de lo que suponíamos.
      – No hay medio de capturar nuestro “yo mismo” en la intimidad.
      – Se escapa por escotillón.
       
      7- Buscamos, entonces, otro método, que sea el verdadero.
      – En vez de ponernos a contemplar nuestro interior, SALGAMOS FUERA.
      – La vida es precisamente un inexorable ¡afuera!,
      – un incesante salir de sí al Universo.
       
      – Si yo pudiese vivir dentro de mí, faltaría a lo que llamamos vida su atributo esencial:
      – tener que sostenerse en un elemento antagónico, en el contorno, en las circunstancias.
       
      8- Ésta es la diferencia entre Dios y nosotros.
      Él está dentro de sí, flota en sí mismo;
      – lo que le rodea no es diferente de lo que él es.
      – Esto no es vida—es beatitud, felicidad. Dios se da el gusto de ser sí mismo.
       
      – Pero la vida humana es precisa­mente la lucha, el esfuerzo,
      – siempre más o menos fallido, de ser sí mismo.
       
      – En rigor, para Dios no hay un dentro ni un fuera—porque no vive.
      – La contraposición surge en el caso del hombre:
      – es él un dentro que tiene que convertirse en un fuera.
       
      9- En este sentido, la vida es constitutivamente acción y quehacer.
      – El dentro, el ‘‘sí mismo” no es una cosa espiritual frente a las cosas corporales del contorno.
      – La psique no es sino un cuasi-cuerpo, un cuerpo fluido o espectral.
      – Cuando miro, de espaldas al contorno físico, esa supuesta intimidad mía,
      – lo que hallo es mi paisaje psíquico, pero no mi yo.
      – Este no es una cosa, sino un programa de quehaceres, una norma y perfil de conducta.
       
      10- Ahora se comprende por qué el Yo resulta inaccesible cuando lo buscamos.
      – Buscar es una operación contemplativa, intelectual.
      – Sólo se contemplan, se ven, se buscan cosas.
      – En el choque enérgico con el fuera, brota clara la voz del dentro como programa de conducta.
      – Un programa que se realiza es un dentro que se hace un fuera.
      …………………………………..
      (Ortega y Gasset OCT4) Neue Züricher Zeitung, marzo 1932.

      • oscar varela

        Los nuevos bárbaros:
        La Comunidad Europea y Estados Unidos
        Leonardo Boff
        https://www.ihu.unisinos.br/637111-os-novos-barbaros-a-comunidade-europeia-e-os-eua
         
        1- El Estado de Israel contra la  Franja de Gaza,
        – apoyado por la militar EE.UU.
         y por la Comunidad Europea (OTAN)
        – nos legitima para llamarlos nuevos bárbaros.
         
        2- Rodearon a los palestinos para eliminarlos mejor.
        – cortaron agua, alimentos, energía y medicamentos para los hospitales.
        – Utilizaron bombas de fósforo blanco que queman a la gente hasta los huesos.
         
        3- La reacción contra el ataque terrorista de Hamás
        – no conoce límites éticos, humanitarios o de mínima compasión.
        – 11.000 niños asesinados, miles de madres, 70.000 civiles de heridos,
        – escombros de 400.000 casas arrasadas por bombas de alto poder.
         
        4- Preámbulo de la Constitución de la Unión Europea:
        – “El continente europeo es portador de civilización, cuyos habitantes lo habitan desde el siglo XIX,
        – inicio de la humanidad en etapas sucesivas y que
        – a lo largo de los siglos desarrollaron valores, base del humanismo:
        – la igualdad de los seres humanos, la libertad y el valor de la razón…”.
         
        5- No incluye ni reconoce las frecuentes violaciones de estos valores,
        – las catástrofes que produjo la cultura europea con ideologías totalitarias,
        – guerras devastadoras,
        – matanzas de alrededor de 200 millones en el continente y en las colonias,
        – colonialismo, esclavitud, imperialismo,  genocidio de los pueblos originarios
        (en un siglo murieron en América del Sur, bajo la acción de los europeos 61 millones de indígenas).
         
        6- Tal tragedia fue porque el otro nunca fue reconocido como similar
        – y lo diferente nunca fue respetado.
        – Esta concepción aún no ha sido superada en la mayoría de los países europeos.
        …………………………
         
        7- Ejemplo: inferiorización en el trato que se da a las MUJERES.
        – En la cultura occidental fue central la visión patriarcal y sexista
        – que combinaba y organizaba los principales valores en la forma de lo masculino.
        – Las mujeres fueron sometidas, marginadas e invisibilizadas socialmente.
         
        8- Se buscó en Aristóteles, resonó en Tomás de Aquino en Freud y Lacan, afirmando:
        – “una mujer es un hombre que se quedó en el camino”,
        – “un ser inacabado e inferior”.
         
        9- Los sectores tradicionalistas de la Iglesia aparecen como bastiones culturales
        – Para estos sectores, las mujeres aún no disfrutan de ciudadanía eclesiástica plena.
        – Esto acabó prevaleciendo en el Sínodo de la Amazonía.
        – Predominó el paradigma sexista, romano y occidental.
        – Un indio casado no puede ser sacerdote. A las mujeres se les negó el sacerdocio.
         
        10- Un ‘cara a cara’ entre hombre y mujer impediría una relación de dominación.
        – Sin la mujer, el hombre proyecta la lógica de la competencia
        – en la que sólo uno gana y todos pierden, impidiendo la cooperación (todos ganarían).
        – Promueve estructuras de poder que implican jerarquización y exclusión.
        – Funda Estados que fabrican guerras, costumbres sexistas y leyes patriarcales y machistas.
         
        11- La lucha de las mujeres está produciendo una demolición sistemática
        – de las falsas razones de la sociedad patriarcal.
        – Desarrollaron una visión más holística de hombres y mujeres y de su misión en la historia:
        – crear relaciones de colaboración más inclusiva y menos conflictiva
        – en beneficio de la paz política y religiosa entre los pueblos.
        ………………………
        12- Lo que, vergonzosamente, está sucediendo abiertamente en Gaza es
        – la prevalencia de la violencia masculinista,
        – la crueldad hacia los más débiles y
        – la eliminación pura y simple de personas.
        – Creemos que el ser humano puede ser mejor:
        – puede hacer del lejano un prójimo y del prójimo un hermano.
        – ¿Pero, cuándo?

      • Jaume PATUEL PUIG

        Te lo agradezco: El tránsito o el viaje del “ego” al “yo” no es fácil y el “yo” abraza o impregna o es EL GRAN MISTERIO DE LOS MUNDOS.

    • Jaume PATUEL PUIG

      Saludos Oscar,
      También comento, pero de los comentarios breves. Los largos y más largos que el artículo, los respeto, pero no me da tiempo.
      Así y todo, los largos a mis artículos, sí que los leo. te agradezco la riqueza de los mismos.

      • oscar varela

        Ok, Jaume. Intentaré ‘cortita y al pie’:
         
        1- Frases ‘descolgadas’ sin explicación ni fundamento:
         
        a) “Todo lo que es material es tangible, pero no todo lo tangible es material”
        b) “Nacemos completos pero inacabados”
         
        2- Te leo:
        podemos aprender a conectarnos con nosotros mismos a un nivel más profundo, liberándonos de las limitaciones de la mente y explorando las dimensiones más profundas de nuestra conciencia
         
        ¿Niveles ‘más profundos’ en la ‘conciencia’?
        ¿Cuáles serían esos ‘niveles’?
         
        3- Las 3 dimensiones: Física, Mental, Espiritual.
         
        Son dimensiones que ‘tenemos’, no que ‘somos’
        Somos ‘alguien’ y tenemos esos ‘algos’
         
        4- Te leo:
        “En última instancia, la integración interior puede conducirnos a una comprensión más profunda de nosotros mismos y de nuestro sitio en el Universo, abriendo la puerta a un crecimiento y una evolución constantes”
         
        La ‘Integración interior’ no me parece “última instancia”; tampoco ‘primera’, sino una ‘intermedia’ o ‘de paso’.
         
        La instancia primera consiste en lo que cada cual ‘hace y le pasa’, estar viviendo.
        Solo cuando su vida se le pone problemática -no saber qué hacer-
        recurre al ‘interior’ de sí; le da la espalda a su vivir
        (se en-si-misma, medita, piensa, especula)
        para averiguar qué soluciones le dieron otros al problema, o,
        qué herramientas habidas en aquellas soluciones pueden serle útiles;
        y cuanto antes dejar de ‘profundizar’
        (ya que la vida ‘urge’, es ‘prisa’);
        tornar 180° y SALIR AFUERA a ‘hacer lo que tiene que hacer’
        A veces acierta, otras no y otras -casi siempre- más o menos.
         
        Tu propuesta valoriza ese ‘estadio intermedio’ de ‘integración interior’.
        Yo no le quito valor, pero le sospecho un tufo nada benéfico a la ‘profundidad’,
        donde se dice hallar la perla preciosa;
        pero la vida real y auténtica la hacemos aquí y ahora: AFUERA.
         
        Gracias!

Deja un comentario