Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

agosto 2023
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
7150 Artículos. - 109062 Comentarios.

Jóvenes ultracatólicos, en auge en Cataluña

Mañana empiezan en Lisboa la Jornada Mundial de la Juventud. Tenía pensado dedicarle especial atención a ATRIO esta semana, ya que en Agosto stamos más libres  y podemos dejar otros temas en espera . Ofreceremos la directa asistencia mediática a actos e intervenciones y acogeremos testimonios de asistentes presenciales o mediáticos. ¡Ojalá tengamos testimonios de jóvenes asistentes! Haced de mediadores para ofrecerlos aquí. La finalidad es que, con espíritu de escucha respetuosa, pero con discernimiento crítico, veamos qué tipo de problemática juvenil y cristiana domina allí en testimonios y en discursos papales. Porque esta JMJ está siendo especialmente discutida antes de celebrarse por estar cerca de una sesión trascendental del Sínodo 2021-24, considerado por muchos culmen del pontificado de Francisco y por la sorprendente nombramiento de cardenal al discutido obispo auxiliar que preside la organización de la Jornada. Pero, como aperitivo para ver lo diferente que pueden ser los jóvenes católicos, invito a leer esta impresionante crónica desde Barcelona. AD.

Un grupo de jóvenes fundado por un sacerdote del Opus de Madrid triunfa en Cataluña, donde organiza los lunes “horas santas” para hacer “adoraciones ante el Santísimo”

Por   MIREIA ROURERA,   elpuntavui.cat y traducción en Foro de curas de Bizkaia, 31/07/223

Cada lunes a las nueve de la noche, en la parroquia Virgen de los Dolores de la calle Begur de Barcelona un grupo de universitarios ultracatólicos miembros del grupo Hakuna celebra la hora santa. En Girona, la hora santa también la celebran el lunes de nueve a diez de la noche en la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, en la calle de la Alameda, y en Lleida, un poco antes, a las 20.15 h en la parroquia de la Mercè. En la diócesis de Terrassa, acaba de formarse un grupo de Hakuna, pero todavía no hay oficializada una hora santa.

Esta hora santa “comienza con una charla de formación de unos quince minutos sobre diversos temas que hace un sacerdote o un invitado especial y, tras la reflexión, se hace la adoración eucarística ante el Santísimo”, explica la Macarena, Maca, portavoz de Hakuna, que asegura: “Ahora, ya tenemos un carisma propio, una manera de vivir la fe concreta y seguimos nuestros guiones, cantamos nuestras propias canciones.”

“Cuando acaban esta adoración al Santísimo, no se quedan en la eucaristía”, denuncia un sacerdote de la diócesis de Barcelona que quiere quedar en el anonimato y que asegura que la llegada de Hakuna a Barcelona y las proporciones que está cogiendo el movimiento han creado un gran malestar en la diócesis, porque los sacerdotes catalanes ven a este grupo de jóvenes “muy alejado” de la manera de hacer de la Iglesia catalana y los grupos de jóvenes que se forman alrededor de las parroquias propias. “Que solo adoren al Santísimo y se confiesen pero que no vayan a las misas, ni siquiera el domingo, dice mucho de este grupo”, denuncia. Este y otro sacerdote barcelonés no dudan en definir los seguidores de Hakuna de Barcelona de “jóvenes que viven por encima de la Diagonal”, provenientes mayoritariamente de escuelas cristianas muy conservadoras y cercanas a grupos políticos ultras (“son jóvenes que van con la pulsera con la bandera española, para entendernos”, puntualizan para redondear el perfil).

Aquí en Cataluña, donde desde el Vaticano II la Iglesia ha sido, sobre todo, de carácter más progresista y las opciones muy conservadoras han sido minoritarias, algunos sacerdotes y entidades católicas de base han denunciado al cardenal Omella que este grupo y otros similares, como Effetà y Emaús (afines también a las adoraciones, pero que se conocen, sobre todo, por sus retiros espirituales –previo pago– de fines de semana) han sido “importados” desde Madrid, de otros lugares del Estado e incluso de otros países que tienen maneras de hacer diferentes a las propias y que están próximas a un ideario político radical y, en Cataluña, además, “anticatalanista”. Algún experto no ha dudado en tipificar a Effetà y Emaús –y sus retiros separados por sexos para “acoger a Cristo y curar las heridas internas”– de sectas. En todo caso, son opciones alejadas de la tradición de nuestro país que no gustan. Lamentan “el amparo que les está dado la diócesis”. A los sacerdotes catalanes afines al Vaticano II –aún son mayoría, aunque van desapareciendo porque no tienen relevo– les preocupa la radicalidad que se está imponiendo en la Iglesia catalana, y no sólo por parte del auge de estos grupos de jóvenes conservadores, sino también por la situación que se vive en los seminarios, donde la tendencia es de seminaristas cada vez más alejados de una Iglesia abierta que han regresado a los alzacuellos, todos, y a la sotana, algunos.

En el mes de septiembre, grupos católicos ultras convocados por la plataforma internacional 40 Días por la Vida (el obispado de Barcelona les publicó la iniciativa en su página oficial) se pusieron a rezar el rosario de manera ininterrumpida durante 40 días ante clínicas que hacen abortos (lo que provocó, en algún caso, enfrentamientos con activistas feministas). “Esto aquí nosotros no lo hacemos. Podemos estar en contra del aborto, pero nunca nos habíamos prestado a hacer algo como esto”, dice contundente P.T. Hakuna, por su parte, que se declara “provida”, mantiene que ellos no participaron.

Hakuna lo fundó el sacerdote del Opus Dei José Pedro Manglano (Don Josepe), que era capellán en la parroquia de San Josemaría Escrivá del municipio madrileño de Aravaca, tras la Jornada Mundial de la Juventud de 2013 en Río de Janeiro (“en la que se implicó mucho un grupo de jóvenes católicos madrileños que vieron que querían seguir viviendo junto aquella experiencia”. dice la Maca, la portavoz de Hakuna). En 2017, Hakuna adquirió personalidad jurídica y fue reconocida por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro. “Ya hace unos años que Don Josepe no forma parte del Opus, porque Hakuna ha crecido mucho y ha tenido que dejar ese carisma para dedicarse a nuestro carisma a tiempo completo –asegura la portavoz de Hakuna–. Para nosotros la relación con los obispos es muy importante, porque siempre que queremos formar un grupo nuevo en algún lugar primero vamos a hablar con ellos.” Sobre la desvinculación de Hakuna del Opus Dei, uno de los capellanes entrevistados para hacer este reportaje solo ha querido decir una cosa: “¡Son muy listos, los del Opus!”

Es Maca, la portavoz de Hakuna, quien asegura que la tercera parte de sus horas santas (tras la charla y la adoración eucarística) “es tan importante como las otras dos partes”. Esta tercera parte consiste en irse “a tomar unas cervezas y de fiesta”. “Y eso no es malo: la fiesta es importante para nosotros, que somos jóvenes”, puntualiza. Precisamente el fundador de Hakuna, Don Josepe, es autor de libros considerados ya éxitos de ventas en los que escribe las bondades de irse de marcha y tomar copas tras las adoraciones al Santísimo. “Compartir la vida es lo que nos hace comunidad. Compartir las cervezas, los viajes, la oración es lo que nos une”, dice Maca. La portavoz de Hakuna insiste: “A nosotros nos gusta decir que queremos que la gente nos use, que venga a rezar a nuestras horas santas, que venga a ponerse de rodillas ante la hostia con nosotros aunque sea de otro carisma si eso les sirve para llegar a Dios.” “Puedes venir cuando quieras y marcharte cuando quieras: eres libre. La cuestión es que te podemos ayudar a rezar y que seas feliz y estés en paz con Dios”, dice esta miembro de Hakuna, que explica: “Tenemos unos grupos de vida que se llaman Revolcaderos en los que ya se pide una cierta continuidad para hacer comunidad; una sección que se llama Forofos, abierta a otras realidades de la Iglesia y en la que se organizan actividades con otros carismas, como la Obra [Opus Dei] y el Camino Neocatecumenal, o en actividades diocesanas, y, finalmente, están los miembros Pringaos, que se comprometen a seguir a Cristo con nuestro carisma. Pringaos tiene sentido porque probablemente Cristo fue el mayor pringado de la historia, el que dio más sin esperar nada”. Los miembros del Camino Neocatecumenal, fundado por Kiko Argüello, se conocen con el nombre de kikos y son ultras que también se hicieron grandes durante el papado de Juan Pablo II. En Barcelona, tienen la parroquia Santa Joaquima Vedruna, en Sant Gervasi.

Hakuna tiene un grupo de música, Hakuna Group Music, “que hace de gancho” para atraer jóvenes a esta opción ultraconservadora del catolicismo. Surgió de los jóvenes que cantaban durante las adoraciones y, ahora, ya tienen 20.000 oyentes en Spotify y 8.000 suscriptores en su canal Youtube. Han sacado cuatro discos y, en los últimos años, han realizado varios conciertos en Barcelona –con todas las entradas vendidas–, en la sala Luz de Gas. “La música es una de las cosas con las que se puede captar gente joven”, dice el teólogo Quim Cervera.

La realidad es esta: mientras las parroquias van quedando desiertas y sólo va a misa personas mayores, las opciones más radicales atraen a los jóvenes y crecen mucho. Hakuna, un auténtico fenómeno, Emaús y Effetá se nutren de jóvenes que provienen de las escuelas del Opus Dei, de los Legionarios de Cristo y de alguna otra escuela cristiana concertada, como las Teresianas de Ganduixer, confirma don F. “No te encontrarás a nadie de por debajo de la Diagonal, en estos tres grupos ultraconservadores”, dice el sacerdote, que defiende que “los jóvenes católicos catalanes mayoritariamente tienen un talante más abierto, más cercano a Taizé o a grupos sociales de base, para entendernos”, apunta. “Son jóvenes muy de la fiesta que hacen bandera de su españolismo y ultraconservadorismo, y en su ideario sólo hacen crecer el catolicismo ultraconservador. No los verás ayudando una ONG del barrio del Raval, por ejemplo, o yendo a un campo de trabajo o hacer tareas de voluntariado con los más desfavorecidos de nuestra casa”, explica un teólogo de Barcelona.

“Hay gente que nos dice que somos conservadores y otros, que demasiado modernos con eso del grupo de música y que luego siempre nos vamos de copas”, admite Maca. Desde las opciones más progresistas de la Iglesia catalana ven Hakuna, Effetà y Emaús “con preocupación por su proximidad con la extrema derecha”. “También hay que decir que hoy, en que todo es líquido o gaseoso, en el que no hay referentes a los que cogerse, en los que la sociedad va perdida, la pregunta de Dios sigue siendo válida y estos jóvenes han encontrado dónde cogerse en estas organizaciones –apunta un sociólogo y teólogo que, sin defenderlos, intenta entender el porqué de la búsqueda de la gente joven y por qué se aferran a estos grupos tan radicales–. Vienen de escuelas ultracatólicas y esta es una opción continuista para ellos.”

En Barcelona, ha precedido a Hakuna, Effetà y Emaús el grupo Catholic Voices, del periodista Jaume Vives Vives (autoproclamando portavoz de Tabàrnia cuando apareció), un católico que tiene un fránkfurt en Barcelona que “los viernes de Cuaresma no cocina carne”, según explica él mismo en Twitter. Varios expertos sitúan a Catholic Voices y otros grupos católicos muy conservadores españoles, como Hazte Oír (el del autobús tránsfobo) y El Yunque (que nació en México y tiene mucha fuerza en Madrid) detrás del crecimiento de Vox.

Cuatro diócesis catalanas tienen grupos de Hakuna (Barcelona, Girona, Lleida y Terrassa), un grupo ultracatólico de jóvenes fundado en 2013 por un sacerdote del Opus. Hoy, este carisma (como ellos se llaman) ya está presente en 55 ciudades de 22 países del mundo.

 

El único ordenado en Barcelona este año es un legionario de Cristo

Este 2023, en la diócesis de Barcelona sólo se ha ordenado un sacerdote. Ha sido un joven polaco de los Legionarios de Cristo, Marcin Jablonski, de 32 años, que da clases en una escuela (concertada) de los Legionarios de Cristo y Regnum Christi: el Real Monasterio de Santa Isabel. La ordenación la presidió, en el mes de enero, el obispo auxiliar de Barcelona, Javier Vilanova, en el monasterio de Pedralbes. La congregación religiosa fundada por el pederasta criminal Marcial Maciel y que se hizo grande bajo el pontificado de Juan Pablo II también regenta el colegio privado Highlands School de Esplugues de Llobregat y una la casa de colonias en Sant Julià de Vilatorta. (Osona). A su alrededor hay un movimiento de adolescentes (con ramificaciones en todo el mundo) llamado ECYD (siglas en castellano de Encuentros, Convicciones y Decisiones). Los ECYD de Barcelona han visitado al papa Francisco, dicen en las redes sociales, donde hay fotos donde se les ve luciendo grandes banderas españolas.

12 comentarios

  • Juan A. Vinagre

    La lectura del artículo de Mireia R. -y también de algunos comentarios- me sugieren algunas preguntas como:

    -¿Hakuna, como obra del Opus, es también obra de Dios? ¿Es un carisma del Opus?
    -¿Esa “manera de vivir la fe concreta” es evangélica?
    -¿Esos retiros separados por sexos son también de inspiración divina? ¿Se trata de radicalismo evangélico (muy lejos del radicalismo fanático) o de radicalismo ideológico anclado en este mundo?
    -¿Los alzacuellos (o collares) son signo evangélico o signo de clases jerárquicas superiores que imponen-mandan mucho y sirven poco? Se sirven.
    -Esos grupos ultra-religiosos ¿no dan la impresión de que cuelan mosquitos y tragan camellos? Las manifestaciones contra el aborto (no comparto la manifestación contra) y el silencio ante guerras o ante explotaciones humanas que hacen sufrir o matan ¿son coherentes con el Evangelio de Jesús de Nazaret?
    -¿En el radicalismo -o pasotismo- de muchos jóvenes, no tiene nada que ver el conservadurismo sistemático e intransigente de la iglesia clerical tradicionalista, que cuela mosquitos y traga camellos, que pasa de principios evangélicos por conservar su tradición? ¿Ese radicalismo está basado en una fe bien entendida o más bien en un modelamiento mental y en bases temperamentales, rígidas, fanáticas?
    -¿Estas “cosas” humanas, que pasan, no son más bien “opus hominis”?

    Como conclusión: ¿No es mejor Obra de Dios la obra de la iglesia de S. Carlos Borromeo con Enrique Castro y otros compañeros que reciben a los pobres “gratis et amore”? ¿Cuál de estos movimientos están más cerca del Evangelio? ¿Cuáles de éstos desbravan -o marginan- el Evangelio? ¿Quiénes en este caso son fieles -o infieles- al Mensaje del Señor? ¿No es preciso reflexionar más (liberados de “tradiciones” humanas) y obedecer a Dios antes que a los hombres? ¿Entenderemos estas “cosas” sin renacer antes?

  • Monica

    Pues sí, el articulo de referencia es de carácter político, pero política y religión siguen unidas. La creación de la Conferencia Islámica, fundamentada en la religión musulmana, el islamismo de los ayatolás en Irak, la influencia del islam y su posterior radicalismo islamista; la hegemonía del Likud en Israel; los partidos budistas; el hinduismo en la política de India; la presencia de los cristianos evangélicos en diferentes países, son un hecho, y todos ellos con sus correspondientes apéndices radicales. En España es evidente que el ultra-catolicismo está unido al españolismo. En mi tierra hubo una relación entre religión y nacionalismo, e incluso con el nacionalismo más radical, cuyos actos condenables nos avergüenzan a muchos. Yo soy de una familia nacionalista, mi padre siempre condenó la violencia, nunca pensamos en soluciones radicales, a pesar de que en varias ocasiones nos sacaran, siendo yo niña en pleno invierno y en pijama, a la calle para registrar nuestra casa, no se para buscar qué,  y nos la dejaran como si hubiera pasado un terremoto; también me consta que, aunque me lo han ocultado, mi padre recibió palizas en la comisaria, y todo por disentir del régimen, aunque yo lo viví en “democracia”, bueno en aquella de finales de los 70 y principios de los ochenta.

    Y perdón por personalizar tanto el comentario, pero tengo que hacerlo, al respecto del ultracatolicismo, sobre dos experiencias vividas.
    La primera en primera persona, siendo muy jovencita  y animada por dos amigas estuve en un grupo neocatecumenal del que salí escopetada después de un encuentro vocacional, fue una experiencia negativa, ese falso estado de euforia y ese paternalismo tan aprensivo me resultó insoportable, ahora puedo analizarlo como profesional de la salud.
    La segunda la vivida por una sobrina, que ingresó durante un tiempo en una orden religiosa de monjas, fundada no hace mas de una década, con muchísimas vocaciones sobre todo entre universitarias, cuya fundadora ejerce una enorme influencia sobre las jóvenes religiosas, afortunadamente salió y hoy está en terapia psicológica. No voy a opinar sobre lo que me parecen estos grupos desde el punto de vista profesional y de la salud mental, creo que os lo podéis imaginar.

    Perdón por hacer tan personal el comentario, pero necesitaba comentarlo.

    • Antonio Llaguno

      Mónica, el Camino Neocatecumenal no es ultra catolicismo.

      Es cierto que son muy carismáticos; incluso rozando la idolatría hacia sus fundadores, pero eso lo tenemos casi todos los grupos con “carismas” especiales (Como los míos que somos los Salesianos) y que pueden llegar a tener comportamientos sectarios, pero no son ultras.

      También es cierto que son muy radicales y que por ejemplo su tendencia a llenar de niños el planeta no deja de ser, en mi opinión, ciertamente contradictoria.

      De hecho, los kikos han sido “perseguidos” por su peculiar, manera de celebrar las eucaristías y la filosofía que hay detrás de esa liturgia, puesto que entienden mucho más la eucaristía como un encuentro y una celebración, una fiesta, mientras que el tradicionalismo la entiende como un sacrificio.

      Es cierto que a veces, sus argumentos o sus propuestas aparentan ser vacías de contenido (De eso son acusados reiteradamente por los más conservadores) pero a mi no me desagradaría ese movimiento si fueran menos carismáticos y endogámicos y aprovecharan que sí que están en las periferias para cambiar el mundo y no solo para rezar por él.

      En cuanto a las monjas de tu sobrina, supongo que te refieres a Iesu Communio, las monjas en habito denim (Tela vaquera).

      Ciertamente estas si que me dan grima. Las conozco poco pero han sido muy celebradas por algunos de los representantes más destacados del ultra conservadurismo más rancio español, como el amigo de Valderas (Que escribe en infovaticarca como “la Cigüeña de la Torre”, conocido en los ambientes como “el Cuervo del Campanario”), antiguo comisario político franquista en RENFE y ex colaborador de Fuerza Nueva (Revista).

      Éste, además de a poner nota a obispos y cardenales (Que hay que ser de un petulante que asusta), ha dedicado algunos artículos a elogiar el “Espíritu orante” de estas monjas que, salvo rezar y aglutinar niñas pijas a sus faldas, no hacen absolutamente nada (Bueno. Idolatran a su fundadora, María José Berzosa, más conocida como la madre Verónica).

      También, Jorge Glez. Guadalix (El “cura profesional”), cura ultra conservador muy presente en las redes y que fue desterrado por Osoro a los pueblos más perdidos y deshabitados de la Sierra Madrileña, después de revolver una parroquia importante de Madrid, y que escribe un blog en Infocarcólica, las ha elogiado mucho, en su caso con algo más de comprensión pues tiene una familiar dentro.

      Son de carácter puramente contemplativo y “adorante” (Mas que orante) y siguen esa corriente, que se ha puesto de moda de “Las Adoraciones”. Docenas de jóvenes y no tan jóvenes se reúnen a hacer una “Adoración” en un templo (Son conocidas en Madrid las de Nuestra Sra. de Caná) y tras ello ya se sienten cumplidos, sin ninguna implicación en la resolución de las injusticias del planeta.

      Es otra manera de ver la fe y que, a mi juicio, será la que marque la confrontación de las próximas décadas: La Iglesia Contemplativa adorante que se limita a rezar (Que no es poco pero no es suficiente) y la Iglesia en Salida (Francisco dixit) que se implica en las necesidades de las periferias y manifiesta su amor a Dios a través de la ayuda al prójimo, allí donde hay un necesitado.

      Esta confrontación, en las bases no será cruenta. Los católicos “contemplativos” y los católicos “en salida” no pelearán, no se enfrentarán (Como sí nos enfrentábamos en los 90 los “salesianos” con los “opuseros”), pueden subsistir independientemente  puesto que están demasiado alejados entre sí. Al no acercarse, no necesitan mezclarse, de hecho no se van a tener que mezclar; pero sí que habrá un enfrentamiento y fuerte en cuanto a la justificación teórica y teológica de ambos movimientos y en cuanto al posicionamiento curial de los defensores de ambas posturas.

      Es evidente que yo no soy neutral; pero eso no me hará disfrutar menos de ese enfrentamiento dialéctico (Nada me complace más que una buena discusión) que será el de la primera mitad del siglo XXI.

      Con una particularidad. La Iglesia Contemplativa es la propuesta de la vieja, rica y agonizante (A efectos religiosos) Europa, mientras que la Iglesia en Salida, es la propuesta de la Iglesia, cada vez más pujante, latinoamericana y asiática (Las propuestas similares que vienen de África como la Teología de la Inculturación, interesantísima, se ven frenados por el ultra conservadurismo de los clérigos, obispos y cardenales africanos de origen y tradición franceses, origen del conservadurismo clerical europeo).

      Por eso afirmo que debemos dejarnos evangelizar por lo que viene de Latinoamérica. Es el futuro.

      NOTA: Me resultaría muy interesante, que tú que eres profesional de la ayuda frente a problemas psicológicos y que has vivido en carnes de tu sobrina a esta gente, hicieras un análisis de las implicaciones psicológicas de estos movimientos y lo que hacen en la mente y personalidad de lagunas de las jóvenes que captan. Seguro que tus conclusiones no son baladís.

      • Monica

        Antonio, el camino neocatecumenal no será ultra católico, pero tiene todas las características. De ser Grupo religioso habitualmente caracterizado por la existencia de un líder carismático, mesiánico y dogmático, una estructura teocrática vertical y totalitaria y la exigencia a sus miembros

        Mi sobrina fue adoctrinada  cuando estudiaba su carrera universitaria en Salamanca, en una  universidad dependiente de la conferencia episcopal y por un profesor que además era obispo y familiar de la fundadora de la orden religiosa en donde profesó. Mi hermana que sufrió mucho, por motivos de trabajo residía en Zamora, y dejó de ver a su única hija durante años, la llevaron a un antiguo convento de franciscanos reconvertido por estas monjas en la provincia de Burgos. Lo más curioso es que un tío mío vivió en ese convento, era el noviciado de la provincia  de Aránzazu, frailes queridos por la población, sustituidos por unas monjas ariscas que cambiaron las relaciones con la población, e incluso con las cofradías del patrón de Valladolid y de la Ribera, San Pedro Regalado.  

        Un abrazo Antonio, pero cuanto sufrimiento e injusticia.

        • Antonio Llaguno

          De hecho, Mónica, yo no tengo formación suficiente para asegurarlo, pero hay quien afirma que tienen comportamiento sectario de las de tipo destructivo, en cuanto a captación, dependencia y adoctrinamiento.

          No soy Kiko, ni me gustan demasiado. Demasiada parafernalia “festivalera” en sus celebraciones y moral sexual y familiar demasiado estricta para mi, amén de un culto a los fundadores que no me llama (Aunque también los míos, los cooperadores salesianos, amamos mucho a D. Bosco).

          Pero es verdad que han estado cerca de ser perseguidos con Benedicto XVI y aunque parece que Francisco les tiene más ley no parecen tenerlas todas consigo.

          En cuanto a las monjas de tu sobrina, son IESU COMMUNIO con seguridad (El dato de San Pedro Regalado es definitivo) y me parecen mucho más peligrosas. Son la punta de lanza del conservadurismo monástico y la versión “guay” de ser una monja que nos propone hoy la vieja Europa.

          Versión de ser monja que se reduce a ser “contemplativa con vaqueros”. No tienen ninguna diferencia con unas clarisas (De hecho su fundadora era clarisa) o unas carmelitas descalzas… del siglo XV.

          Su carisma es: Como religiosas contemplativas, las hermanas nos sentimos llamadas a ser por entero de Jesucristo, a estar con Él y permanecer en vela para orar sin interrupción por los hijos que nos han sido confiados”

          Es decir: Sólo orar. No caeré yo en el extremo de decir que la oración no tiene ningún sentido, pero como buen cooperador salesiano, prefiero el ejemplo de D. Bosco que en su canonización, cuando el promotor de la fe (Mas conocido como “abogado del diablo”) del proceso preguntó: “Con tanto trabajo ¿Cuándo rezaba D. Bosco?”, el papa le contestó: “¿Cuándo no rezaba D. Bosco?”

          Reconozco que no me caen bien

  • José María Valderas

    Que la adolescencia es una etapa delicada de la vida es obvio. Nada más contundente que la experiencia de cada sujeto que la haya pasado y mire con perspectiva esa edad. Pero el artículo es de denuncia política. Si nos fijamos hace hincapié en el “españolismo” de esos jóvenes. Los he conocido en una parroquia alejadísima de los barrios que numera la autora, sintetizados en la expresión por encima de la Diagonal. La parroquia en cuestión es el Fondo de santa Coloma de Gramanet, humilde entre las humildes, pobre entre las míseras. Los colegios religiosos en Barcelona han sido una auténtica catástrofe para la Iglesia, merma de autoridad y de empuje evangelizador que se ha agravado con los casos de pederastia en jesuitas, escolapios y hermanos de Lasalle. No es cierto lo que dice la autora si nos atenemos a los centros donde existe la adoración eucarística, que se encuentran predominantemente en zonas menestrales (Gracia y Sans), zonas que paradójicamente son de gran implantación secesionista. Van a la contra, pues, es jóvenes adoradores. E ir a la contra es propio de la juventud.También es centro de separatismo, en Gerona, los aledaños al ayuntamiento (Plaça del Vi), donde hay incluso un centro de expedición de carnés de identidad catalanes, sin valor obviamente, pero para un militante eso es un incentivo más. La autora lo escribe mal, es calle Albareda, no Alameda. Y, en efecto, en la Iglesia del Sagrado Corazón ha existido desde la posguerra un nutrido grupo de adoración nocturna de todas las edades. Me alegro que ahora lo hayan tomado los jóvenes. No me he encontrado en mi vida con ningún legionario de Cristo, que sepa. Y por el artículo me acabo de enterar que un colegio internacional que hay cerca de mi casa es de ellos. Mucho ruido no deben armar. Sí arman, por la parafernalia que ostentan, los colegios proseparatistas que hay decenas de metros más arriba. De lo que infiero que la vida entre sus coetáneos no les debe ser fácil. Bravo por ellos.

    El otro día leí por vez primera, tras un decenio largo en el solio, unos pensamientos breves de Francisco sobre la Eucaristía. Bueno, él ha dicho que esa sección se la escriben. Pero al menos la debe leer. Era, repito, la primera vez. Que los jóvenes hagan de la Eucaristía el centro de vida es estimulante. El Opus Dei pasa por horas difíciles, con un Papa que los ha puesto en el disparadero con un cardenal de la Gregoriana cuya animosidad contra la Obra es descarada. Hace tiempo que no los trato, aunque, igual que a los jesuitas les debo mucho. Traté a jóvenes en sus colegios mayores, en sus clubs, y guardo el mejor de los recuerdos. Con ellos he merendado, he jugado a fulbito. Y ahora una nota que a alguien le sorprenderá: convivencia con John Eccles, Nobel de neurofisología. No parecía incómodo el eximio teórico y clínico del cerebro incómodo con aquellos jóvenes.  De los tres grupos que cita la autora tenía una noticia vaga, sin connotaciones negativas. La noche enseña mucho. No es raro ver a jóvenes de la Madre Teresa mirar los contenedores de basura, acompañadas de esos jóvenes. Y, por cierto, los curas entrevistados por la periodista nacionalista, de su mismo sentir, mienten. No es verdad que no vayan a Misa. Los he visto yo. A lo mejor el que hace pellas puede ser ese tipo de sacerdote. En Gerona había un pronotario que no celebraba. La vida en la Iglesia anda muy revuelta, muy desorientada.   

  • carmen

    Es que si en la iglesia, entendida como pueblo , un sector desaparece, pues se hace mayoritario otro.

    Eso es lo que sucede en Catalunya y en Murcia. Y en la horrible Europa, la que parece responsable de todos los males de la civilización porque, efectivamente, es una civilización muy antigua y la conocemos muy bien, porque es la nuestra. Y ha cometido un montón de errores, vale, pese a todo no me gustaría pertenecer a otra . Sorry.

    No sé si el problema es el eurocentrismo de la iglesia o que la iglesia, ahora sí entendida como jerarquía y organización eclesiástica, ha tirado la toalla en Europa. No logro entenderlo. Pero no es de ahora, mi lucha particular en mi colegio católico era precisamente esa. A África? En Europa es donde hay que trabajar a tope. No veis lo que está pasando con los niños de secundaria? Nadie cree una palabra de nada. El discurso está obsoleto. No lo veis? En Europa, en España, en Murcia es donde hay que analizar las causas y buscar soluciones.

    Bueno. Pues ya saben. Necesitamos más evangelización, decían.

    No es cierto. Se necesitan otros planteamientos. Europa ha evolucionado. Lo repetiré siempre que tenga oportunidad. Pero no tengo ninguna fuerza. Porque las personas necesitamos creer en algo, pero ese algo, a día de hoy, no de ayer, no, a día de hoy no nos puede romper la cabeza. Porque los de nuestra generación nos la rompíamos buscando respuestas, los jóvenes sencillamente ‘ pasan’.

    Pues no está volviendo el fenómeno Barbie? Pues vuelve el ultracatólicismo. Responsabilidad de quienes? De los jóvenes? Creo que no.

    Posiblemente haya un montonazo de diferentes causas, pero que la iglesia como organización tiene una responsabilidad enorme, a mí no me cabe duda.No sé 

    • Antonio Llaguno

      Carmen,

      l@s jóvenes no pasan. No han pasado nunca y este tiempo no es una excepción.

      Otra cosa es que no se concentren en soluciones cristianas y/o religiosas.

      Por que las ONGs están repletas de jóvenes comprometid@s. Con el planeta, con la lucha por la ideología de género, por la acogida a los más desfavorecidos (Emigrantes, refugiados, LGTBIQ+, pobres, mujeres maltratadas, etc…) y más.

      Lo que es lastimoso es que no haya una motivación religiosa detrás. Que no sea por amor a Dios.

      Pero estar están.

      Aunque haya otr@s que se den al reguetón. Pero en mi juventud (Los famosos 80s de la movida) se daban a la heroína, que comparada con el reguetón (Y mira que me gusta poco, más bien nada), es bastante peor.

      Mirar a l@s jóvenes nunca es estéril. Siempre da frutos.

  • Monica

    Voy a dar una opinión que no está referida a un determinado grupo, desconozco el tipo de actividades del la asociación a la se refiere el artículo, lo hago en términos generales al respecto de los jóvenes integrantes en  grupos radicales. Los jovenes, sobre todo los adolescentes, son especialmente vulnerables y susceptibles de ser influenciados por un determinado ambiente.

    La adolescencia es una etapa de la vida complicada y repleta de incertidumbres y miedos, el joven empiezan a buscar pertenecer a algún grupo, obtener reconocimiento y así afianzar su identidad. Los cambios psicológicos y emocionales suelen ser contradictorios. Y el peligro de los grupos sectarios es que ofertan modos de pensamiento y conductas idealizadas,  el joven se siente protegido y comprendido, además sus angustias personales se suavizan al prometerle encontrar creencias absolutas y sobre todo respuestas a lo que están buscando. La manipulación psicológica y el control de la personalidad es evidente. El fenómeno de la radicalización en su vertiente psicológica tiene su importancia, desde luego dentro de un enfoque holístico y multidisciplinario. Es posible que la pertenencia a estos grupos pudiera aumentar los  trastornos psicóticos entre los jóvenes con esta patología y desencadenar una mayor radicalidad. La realidad es que las secuelas que hace en estos jovenes son devastadoras y las terapias posteriores son difíciles, casi siempre la lesión psíquica requiere un tratamiento clínico a largo plazo. 

  • Antonio Llaguno

    Ojala fuera sólo en Catalunya, Antonio.

    Esta espiritualidad se está extendiendo como la gripe.Y no son los Hanuka los más relevantes, hay otros movimientos que se expanden entre la gente rica y generalmente con estudios superiores que son más radicales en su conservadurismo que el movimiento Hanuka.Esta espiritualidad viene de Francia y se ha dado en llamar “tradismática” porque unen formas carismáticas (Al más puro estilo de Kiko Argüello) con fondo tradicionalista, hasta el punto de defender y emplear el rito eucarístico preconciliar, rescatar ritos obsoletos como la adoración eucarística, o relacionarse con la Fraternidad San Pio X de Lefebvre.

    Se aglutinan en torno a un obispo francés, (El obispo Rey) que ha sido reconvenido por Francisco y se trata de movimientos como, “La Comunidad Emmanuel”, “La Comunidad de las Bienaventuranzas”, “Los Franciscanos del Espíritu Santo” o “Foyers de Charité”.

    En España su grupo más representativo es Hanuka y La Comunidad de Emaús.

    Es de lo que pretendo que vaya la próxima entrega de mis Crónicas del Búnker, porque para mi representan la propuesta del tradicionalismo  centralista europeo frente a la propuesta de las periferias encabezada por Francisco.

    • Antonio Duato

      Esperamos pronto tu nueva entrega sobre el búnker, Antonio. Ya sabes que para mí es un tema importante, para entender la doble polarización, más sintonizada de lo que parece, en la Iglesia y en la sociedad. Me ha llamado la atención lo reciente y agresiva de esta línea que procede de un cura de Valencia nacido en 1960. ¿Esqueje del Opus o estrategis del Opus? No conozco sus libros pero en los títuloe cabe todo: “Santos de carne”, “Santos y copas”. Ahí hay un toque hispano que no creo venga aolo de Francia…

      • Antonio Llaguno

        Desgajado del Opus.

        Ya sabes que la “Sociedad de la Santa Cruz” es Opus Dei pero de segunda división, pata blanca.

        El Opus tiene lo suyo, pero no forma parte de este movimiento, tiene sus propias miserias.

        Lo más divertido es que la “Cara amable” en España de este movimiento es la Sra. Marquesa de Griñón, Tamarita Falcó, que ya fue un escándalo que un obispo le encargara el pregón de inicio de la Campaña del Domunt (vease https://www.religiondigital.org/opinion/Domund-Tamara-Misiones-pregon-Falco_0_2499350044.html )

        Donde expresó teorías tan elevadas como:

        – “Jesús es lo máximo. Jesús es guay”

        – “He buscado el significado de <<misión>> en Google, no en el diccionario”

        – “Soy fan de Teresita de Liseux”

        – “A partir de mi experiencia de 5 días de misionera entendí que mi misión era llevar a  Cristo a todos los lugares, incluso a los más frívolos, porque la gente tiene alma también”

        Verla vestida de monja (Con hábito de Chanel, of course) en su “peregrinación” a Lourdes, es un insulto para las monjas.

        La Sra. Marquesa merece un capítulo aparte.

        Y ya sabes, la gente tiene alma también.

         

         

Deja un comentario