Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

agosto 2023
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
7202 Artículos. - 109744 Comentarios.

El chivo expiatorio

Nuestra sociedad necesita “chivos expiatorios”, como parece que es el tal Rubiales, para exonerarse de responsabilidades.

          Los medios de comunicación y las redes sociales están difundiendo hasta la saciedad las reprobables escenas que se han filmado durante y al final del Campeonato femenino de Fútbol que ha ganado España. Todos los medios reprueban, rechazan, condenan, exigen que pida perdón y dimita el nefasto protagonista de todo esto. Es más: muy probablemente pudieron acontecer vejaciones y abusos que no han sido recogidas por las cámaras. El tiempo irá aclarando todo esto.

        Pero ¿es esto suficiente? Cuando el abusador de mujeres futbolistas dimita de sus cargos, ¿nos quedaremos todos tan tranquilos porque ha pagado el culpable en un cierto ejercicio de venganza? Todo este alborotado asunto me ha llevado a un filósofo poco conocido, René Girard (1923-2015), del que se cumplen cien años de su nacimiento. En dos de sus libros traducidos al castellano [El chivo expiatorio, Editorial Anagrama  (1986) y La violencia y lo sagrado, Editorial Anagrama (2005)] desarrolla su teoría de lo que llama “el chivo expiatorio”. Según Girard, en las comunidades humanas primitivas al culpable de una crisis se lo “sacrificaba” dándole muerte y así, cargando con nuestras culpas y pecados, nos libera, nos exonera de responsabilidades. Y pone el ejemplo de Cristo en la teología católica. De la misma manera en nuestra sociedad postsecular contemporánea se intentaría eliminar a quien se le ve como amenaza culpable a nuestro pretendido “orden” moral y esto tranquiliza las conciencias de los ciudadanos que se consideran dentro del “orden”.

        Los libros de Girard – poco conocidos y apreciados – contienen una dura denuncia a la hipocresía de una sociedad farisaica que busca y sacrifica “chivos expiatorios” para que todo se siga moviendo para que nada cambie.

        Y por supuesto, todo esto no supone indulgencia hacia aquel que ha cometido unas acciones contra las mujeres que todos repudiamos. Pero si deseamos que cada uno ponga su mano en el pecho para reconocer con sinceridad si hemos sino coherentes con nosotros mismos.

60 comentarios

  • ana rodrigo

    Miguel Lorente, es médico, profesor de la Universidad de Granada y fue nombrado Delegado del gobierno para la violencia de Género en 2008.  Autor entre otros libros, “Tú haz la comida, que yo cuelgo los cuadros: trampas y tramposos en la cultura de la desigualdad”, Barcelona, Editorial Crítica, 2014, “Mi marido me pega lo normal: agresión a la mujer: realidades y mitos.” Barcelona, Ares y Mares, 2001, Los nuevos hombres nuevos: los miedos de siempre en tiempos de igualdad. Barcelona, Ediciones Destino, 2009.

    Y con muchísimos premios. El enlace que pongo a continuación es un artículo muy ilustrativo, por si a alguien le puede interesar. Siempre se puede aprender de una persona tan cualificada.

    El piquito, por Miguel Lorente Acosta (infolibre.es)

  • ana rodrigo

     Si por el señor Faus fuera, ante un problema tan grave y tan complejo, lo mejor sería estarse quieto. Dice Faus: un problema complejo solo se resuelve conociendo bien sus causas. Como dije otra vez, las medidas actuales son como tratar el cáncer con aspirinas, en lugar de estudiar despacio cómo se va produciendo el cáncer…” Pues resulta que, mientras se investiga el cáncer en sus causas, no por eso se dejan de aplicar todos los remedios que se han conseguido, como la radioterapia y la quimio y muchísimo menos se deja de investigar. Eso es lo que pasa con el feminismo, se va avanzando, cierto muy lentamente, gracias a las denuncias y a hacer públicos todos los niveles y variantes del machismo. sin rendirnos en la lucha.

    La “movida” nacional e internacional con el tema de Rubiales, desde la Unicef, la ONU, la FIFA y tantísimas instituciones y personalidades de todos los países en los que se reconocen los derechos de las mujeres, demuestra que no es una cosa de cuatro chipirifláuticas feministas. Y aquí aparece el metoo, se tira del hilo y se descubren muchas cosas que hasta ahora estaban invisibles. Otro diferente es tema TOCAR el negocio del futbol….y, además tocarlo desde el feminismo.

    Se nota que Faus se ha sentado muchos años en el confesionario y por eso dice: “ En el lenguaje moral más tradicional podríamos decir aquello de que hubo un pecado, pero con “parvedad de materia”. Quiero decir que el beso (por lo que he podido ver) solo duró unos segundos: no hubo contacto de lenguas ni bocas abiertas, ni otro tipo de tocamientos mientras la besaba.” Me recuerda un chiste (con perdón) de un cura que ponía la penitencia con una calculadora sin decimales y, cuando dudaba del tipo de pecado, aconsejaba que lo rematase porque su calculadora no tenía decimales. En fin, un poco de humor.

    Sí, señor Faus, queda muuuuucho por conseguir, pero no podemos paralizarnos porque la cumbre está muy alta.
    Rubiales: ¿un chivo expiatorio? (religiondigital.org)

    • Rodrigo Olvera

      Quienes dicen que no es para tanto, que no es tan grave, que es sólo una patochada, ignoran la profunda herida emocional que provocan este tipo de actos, porque la herida no la provoca el contacto de lengua o la duración del acto, sino la vulneración del espacio de libertad, seguridad e integridad personal.

      Y sí, cuando empezó el tema de la denuncia de la pederastia clerical hubo muchas voces que decían que no era para tanto un tocamiento, que se manipulaba a las víctimas, que la iglesia era la víctima de sus enemigos, que las víctimas a veces habían dicho que eran culpables y luego cambiaron su discurso… exactamente igual.

  • Antonio Llaguno

    Leandro, te cita González Faus en Religión Digital con un artículo muy interesante.Merece la pena ser leído.

  • ana rodrigo

    En el primer artículo que ATRIO me publicó hace 20 años, con 114 comentarios (algunos y algunas comentaristas ya fallecid@s y siempre recordad@s) (La protesta de una mujer cristiana) Ana Rodrigo, 14-noviembre-2010, en el que hice una serie de protestas a raíz de la visita de Benedicto XVI a España, uno de los “protestos decía” yo decía: Protesto porque el Papa haya humillado de forma estentórea a las mujeres haciéndolas presentes en actividades de limpieza, (me refería a limpiar el altar del aceite derramado por el Papa sobre el mismo) al mismo tiempo que las aconsejaba a realizarse en el hogar además de en el trabajo, sin que este mismo deseo fuese también para los hombres. Machismo puro y duro.”, repito, decía yo en atrio hace 20 años.

    De los 27 artículos míos que han sido publicados en atrio, unos 20 son sobre los derechos de la mujer y la igualdad entre hombres y mujeres (nunca la superioridad de una de las partes, sean hombres o sean mujeres), pues parece que las mujeres pidamos ser superiores a los hombres, que ese es el miedo de los machistas. Con esto quiero decir que las reivindicaciones de los derechos de las mujeres no es nada nuevo ni  por parte ATRIO y por mi parte.

    Hemos reflexionado, compartido y comentado mucho sobre el grave problema del machismo, del patriarcado y del androcentrismo. Por eso manifiesto mi tristeza de que en este momento se hay roto el diálogo como si fuese la primera vez que en atrio las mujeres reivindiquemos el derecho a ser sujetos de nuestras decisiones y no objetos y objeto de los deseos, instintos, emociones descontroladas (Rubiales) y la voluntad de lo hombres.

    El beso y otras cosas, de un hombre a una mujer (el de Rubiales) sin su consentimiento , retransmitido a nivel mundial, ha estallado en boca de la jugadora Alexia Putellas, cual Goliat contra el monstruo del machismo que parece no tener fin: “Esto es inaceptable. SE ACABÓ.. Contigo, compañera”. Y la repercusión internacional ha sido muy, pero muy significativa en todos los rincones del mundo.

    Ya sabéis mi viejo latiguillo, “ hay tres temas de los que es imposible dialogar y sí romper la buena relación, que son “la política, el futbol y la religión”; pues parece que tendré que añadir una más, el tema del feminismo o en, su contraposición, el machismo.  No seré yo la que me calle, por supuestísimo. ¿Tan difícil es entender que las mujeres tenemos derechos y derecho a reivindicarlos? Dios, mío, my God!!!!! (para internacionalizar mi estupefacción). La culpable no es la prensa, las culpables no somos las mujeres, el culpable no es el feminismo, y punto; el machismo y la desigualdad es un gravísimo problema arrastrado por el cincuenta por ciento de la población mundial de todos los siglos. ¿Qué quiere el machismo que le pidamos permiso para rebelarnos contra tanta injusticia? Y el que haya otros muchísimos y gravísimos problemas, ¿tiene que rebajar la gravedad de esta lacra del machismo ?Cuidado!!!,  el feminismo no es una lacra. ¿ha quedado claro?. Ya vale, ya vale!!!!!!! llevo 20 años proclamándolo en atrio y en todos los ámbitos a mi alcance, y no voy a rendirme a los pies de de nada ni de nadie. Allá cada cual. 

    • Jaume PATUEL

      Te agradezco tu amplia información, Ana.  Creo que el problema no está en el mundo femenino ni en las índole diferentes de entender el movimiento feminista sino en la mente masculina y en lo patriarcal. Es  un tema que me toca profundizar, así de claro. Somos los hombres que hemos de cambiar y aceptar nuestra profunda feminidad, que nos ennoblece. Todo lo contrario del que se dice: Las mujeres deben cambiar. No es problema femenino, sino de la feminidad en lo masculino. ¡¡¡¡El inconsciente existe!!!!!

      Y creo que se puede cerrar el debate por mi parte; y reiterando el agradecimiento a Ana y a Carmen.

    • ana rodrigo

      Perdón, es evidente que hace 23 años que está publicado el escrito en atrio, al que hago referencia.

    • ana rodrigo

      Gracias Jaume, por tu honestidad. Gracias  a tantas mujeres y tantos hombres, empezando por casi (algunos les falta todavía “un hervor”) todos los de atrio, vamos avanzando en un injusta y secular situación. Abrazos sororiales

      • ana rodrigo

        Ay!, quise decir “vamos luchando contra una injusta…” Voy a descansar un poco, del tema. Se nota que lo necesito, ¿verdad?

  • Carmen.

    A ver si logro explicar lo que pienso de todo esto del chivo expiatorio de Rubiales.

    Si ese beso , el dice piquito, pero piquito es otra cosa, no te cogen con las dos manos abiertas. Es un acercamiento mutuo para rozar levemente los labios. Al menos así entiendo en poquito.

    Vale, aceptemos que fue una torpeza y que su cabeza no le de para entender que eso puede molestar a una mujer, por el contrario, debería de halagarla. Aceptémoslo. Las limitaciones, limitaciones son. Y no cabe duda de que el machismo es una limitación y gorda y peligrosa.Aceptemos que el gesto, a mí modo de ver una grosería del tamaño de un elefante y no únicamente hacia la reina, no, aquí, la mujer de 70 años y puritana , me dió, uf. Escalofrios. Aceptemos que su sensibilidad, pues es la que es. De acuerdo. No a todo el mundo le gusta Neruda.

    Aceptemos que dudó en dimitir o no y que la noticia que daban como cierta, nada tuvo que ver con él. Sencillamente algún periodista malpensante, amigo de una malfeminista soltaron la información. Aceptado.

    Ahora vayamos a la célebre reunión donde iba a dimitir. La vi en directo porque hacía un calor en Murcia como para estar en la calle.

    Ahora me gustaría saber, por qué se piensa que este señor se comportó como un chivo, quiero decir, expiatorio.

    Sé que la mejor defensa es un ataque. Anda que si lo sé. Pero eso fue una declaración de guerra en toda guerra, contra el feminismo, contra algún ministro que otro, se vendió junto con un amigo suyo, artífice de la estrella que ganaron las chicas. Se declaró un siervo sufriente. Oí con estos oídos que a un señor, creo que entrenador, le iba a subir el sueldo a quinientos mil euros y que al resto del equipo todo se andará.Todo estaba muy bien pensado. La presencia de su familia, de sus hijas, pobrecicas y pobrecicas…

    Todo estaba muy estudiado.

    Porque la buena defensa no es un mal ataque. No es cierto. Es un buen ataque..no se trata de tirar tinta alrededor para ensuciar todo, porque para eso, luego tienes que salir corriendo, como hace el calamar.Pues no. Hace un ataque injustificado, a mí juicio, claro. Dice que el país , bueno,  desastre total . El país. No dice el mundo del fútbol no. Su gestión ha sido impecable y no voy a nombrar a Qatar.

    Pues que quieren que les diga, comportamiento de chivo, a lo mejor, pero expiatorio, pues no. Pero claro soy una mujer y mayor.

    Y que creo que lo vamos a ver en las listas de Vox? Y que creo que lo vamos a tener en el congreso de diputados? Y que creo que hizo un discurso básicamente político? Y que creo que está tomando el pelo a todo aquel que se lo deje tomar?

    Como siempre, llenica de dudas estoy.

    Buen día .

  • José Miguel Lertxundi

    Lo triste es que Tanta movilización para evitar la llegada del machismo a las instituciones con Vox, y resulta que ya estaba instalado en ellas y perpetrando todo tipo de abusos sin que nadie del gobierno feminista y progresista moviera un dedo ni para la defensa de las mujeres ni para la limpieza de la vida pública, lástima. Porque Rubiales es uno de los suyos, él y su padre, exalcalde y exmiembro de la Junta de Andalucía imputado en los ERes.Y también, el papelón de la ministra de igualdad en funciones, pidiendo la dimisión del tarugo Rubiales,  el mismo día en que un violador excarcelado por su ley volvió a atacar sexualmente a una mujer. Y que decir de un prestigioso Catedrático de derecho Constitucional refiriéndose a el grave delito de Rubiales y a lo positiva que es la Ley del Sí. Puff…..Siempre he ejercido la crítica, y es que el Estado español, incluyendo al País  Vasco, está de pena. Entre la derechona y la izquierdona mal lo veo, también incluyo a los nacionalistas que se venden por un plato de lentejas, al tiempo ….

  • José Miguel Lertxundi

    Bueno, al final este asunto les ha servido a algunos como cortina de humo para desviar la atención sobre asuntos más importantes y graves. Y como siempre,  para suscitar polémica, no sólo aquí, que es menor y respetuosa, sino en otros medios en donde lo políticamente correcto fiscaliza y criminaliza toda opinión contraria, aunque sea ligeramente discrepante. Y chivo expiatorio es Rubiales, lo que no le exime de culpa y de responsabilidad ante sus actos.

  • carmen

    Con gente que grita y con gente que ironiza.

    Algo que he repetido mil veces a lo largo de mi vida es : cuidado, el verdugo nunca grita, lo hace la víctima. Y es que hay que sufrir en silencio. Hay que acatar la sabiduría del otro. Porque los sabios, sabios son.  O no ?

  • Isidoro García

        Ante la catarata de descalificaciones por par-te del sector feminista de Atrio, solo me queda reconocer que he cometido un grave pecado: no opino como vosotras.

    No diré que estoy arrepentido de ello, (uno piensa lo que piensa, y no lo puede remediar), pero sí que he cometido un grave fallo instrumental: intentar razonar, (bien o mal),  con gente que grita. 

    • Isidoro García

      He dejado bien claro que el tal Rubiales, es un hombre primario, que ya por fechorías económicas y comportamiento general, (grabaciones de conversaciones, etc.), debería haber sido expulsado de su cargo, hace tiempo, por parte de los integrantes de su federación.

      Y exclusivamente me he limitado a expresar que a mí esa “justicia” de brocha gorda, en la que es lo mismo ocho, que ochenta, y que ocho mil, me parece que no es justicia, sino pura reacción histérica y desmedida.

      Y como en realidad no hay argumentos, para sostener tamaño dislate, se grita y se descalifica a diestro y siniestro. Siempre pasa igual, cuando no hay argumentos, o estos son débiles, más se grita: la tinta del calamar.

      Yo no se en realidad, si con la nueva ley-bodrio del sí es sí, en la mano, el beso efusivo de Rubiales, es un delito, o no, y solo es un deseo de las y los “tricoteuses” mediáticos, ávidos de sangre y espectáculo.

      Pero si los jueces, (que son los únicos que pueden dictar sentencia), determina que lo fue, a mí me parecería un efecto más perverso, de una ley mala y exagerada, que va a durar vigente, lo que dure la actual coyuntura política.

      Esa es mi mera opinión personal, a la que tengo derecho, sin tener que pedir perdón a nadie por ella. Esas eran antes las reglas de esta casa, pero si estas tácitamente cambian, hacia la dictadura de la mayoría de lo políticamente correcto y lo hegemónico, mejor sería retirarse a aires menos viciados.

       

      La “ingeniería social”, es un sistema para mejorar la sociedad en que vivimos.

      Esta ingeniería social se consigue en una primera fase logrando la hegemonía, de ciertas ideas.

      Según Gramsci: “Hegemonía es un conjunto de ideas dominantes presentes en la sociedad, a las que la gente da un consentimiento aparentemente natural. 

             La hegemonía manda, no por poder coercitivo económico o político, sino a través de un discurso, o a través de significados con el que logra un consenso libre y cómplice”.

      Esa es la dinámica cultural general. Pero ciertos políticos, intentan lograr sus narcisistas deseos, (disfrazados de afán de justicia), de que todo el mundo piense lo que ellos, y para ello, queman etapas.

      En vez de simplemente entrar en la batalla cultural e ir convenciendo y logrando conseguir esa hegemonía, se intenta el falso atajo de utilizar medios espurios, como la descalificación moral y el judicializar las opiniones personales.

      Para el primero, está muy bien la descalificación de las ideas contrarias, y para ello, lo más útil es moralizar su opinión:

      Mi opinión es la única correcta moralmente, y por lo tanto toda idea distinta, no solo es equivocada, sino que es inmoral y por ello, reprobable. Y lo estamos viendo con la moderna cultura de la “cancelación”, que no permite la libre expresión.

      Y ese es solo el primer paso. A esa descalificación, con la construcción de cordones sanitarios, para demonizar las opiniones distintas, pronto se une, (cuando es posible), una legislación penal, que consigue, que esas opiniones distintas, sean delictivas y sancionables con la cárcel, (por ahora, en el futuro ya veremos: espíritu talibán).

      La ley penal, exige un fuerte consenso general, y no valen las meras opiniones personales y coyunturales.

       

      El auge cultural del feminismo, junto con el resto de fuertes corrientes identitarias, es una clara señal del grave problema que acaece al ser humano.

      Todos llevamos dentro de nosotros, en el “espíritu”, un fuerte instinto existencial para situarnos en la gran corriente del Universo. Y para ello, necesitamos situarnos dentro de él.

      Cuando no sabemos quienes somos en realidad, porque durante siglos nos hemos agarrado a un ídolo cultural obsoleto que ha caducado, nos encontramos huérfanos de agarradero tribal, y necesitamos inconscientemente sentirnos “algo”: lo que sea.

      Y de ahí viene la explosión actual de valores identitarios de todo signo y pelaje. Blancos, negros, de izquierdas, de derechas, machistas, feministas, cristianos o ateos, del Atlético, del Barça o del Madrid. Y nos aferramos a esa identidad como a un clavo ardiendo, o como un madero para un náufrago.

      Y de ahí proviene la actual fuerte corriente de exaltación del espíritu sectario del hincha, tifosi o barra brava, con fuertes odios, y exigencias de castigos ejemplarizantes al de otra tribu. (Advertencia: esta dinámica, en el extremo lleva a violencias y guerras civiles…).

      No gusta nada el pensamiento crítico e individual, que autocontrole ese pequeño censor, que todos llevamos dentro, y que se exacerba, en momentos sociales de grave desconfianza general.

      Un pensamiento crítico necesario para hacer frente a las obcecaciones grupales, ideológicas y casi ecuménicas como nuevas formas de persecución y censura.

       

      Yo me voy a tomar unas merecidas vacaciones de Atrio, (que se está convirtiendo en algo espeso y ruidoso, poco propicio para el pensamiento crítico, que se “supone” es su fin), y me voy a dedicar a lo realmente interesante para mí: el fútbol y el Madrid, que por ahora va bien. Así que lo siento, si me queréis mandar algún mensaje personal me lo poneis en el Marca o en el As.

      Gracias a todos, por lo mucho que he aprendido de vosotros, y lo mucho que me habéis estimulado a pensar por mi cuenta. Pulsando el “Off”).

       

      • ana rodrigo

        Empiezo por tu final, el que tú y nosotr@s opinemos de manera diferente, no veo causa para que abandones ATRO después de haber sido valorado habitualmente en este lugar.          Isidoro, te doy la razón en una cosa, la opinión mayoritaria no tiene que coincidir siempre con la verdad; en el referendum de no sé qué año Franco hizo preguntando si lo queríamos, salió que la mayoría lo adoraba. Esto es un ejemplo. Pero en este momento que hay tanta información, hay argumentos más que suficiente para que Rubiales se vaya a su casa, primero porque la víctima ha declarado que no lo consintió, segundo, por querer convertir a la víctima en verdugo en un discurso despreciable con sus tres hijas llorando por su padre, tercero porque las jugadoras de futbol ya se rebelaron anteriormente contra el trato que se les daba, y siete de las rebeldes, no quisieron asistir al mundial, cuarto porque hay legisladores y magistrados y protocolos de la RCEEF que condenan los hechos y, finalmente, porque las jugadoras se han negado a participar en ningún mundial mientras esté esta estructura machista en la Federación. Hasta la FIFA y la ONU, han condenado el hecho (ellos ni siquiera quizá conozcan la ley del Sólo sí es sí)¿Tú no crees que no puede estar equivocado todo este diverso mundo?.               Querido Isidoro, sabes que yo personalmente te aprecio, valoro y aprendo de tus comentarios, pero en este caso no estoy de acuerdo con lo que dices, respetando tu libertad de tengas tu propia opinión, faltaría más. Y lamento mucho tu decisión de abandonar atrio. Te esperaremos a que vuelvas.

         

      • Rodrigo Olvera

        Vaya berrinche de Isidoro

        * Pues no. Aquí nadie ha exigido ni siquiera sugerido que él tenga que pedir disculpas por sus opiniones.

        * Pues no. Aquí nadie ha judicializado opiniones (éso sí, se le ha dicho que lo que hizo Rubiales es un delito y no una mera patochada).

        * Pues no. Aquí nadie ha pedido ni sugerido cárcel para Isidoro por pensar distinto.  Por cierto, aunque Isidoro pretende que el riesgo de leyes que castiguen la opinión está en el futuro por el auge cultural del feminismo, de hecho desde hace décadas existe en España el castigo de cárcel por opiniones, en el delito de injurias contra la Corona; y más reciente la ley 4/2015 llamada popularmente Ley Mordaza. Ahí, a diferencia de Isidoro sintiéndose perseguido y judicializado en sus opiniones, sí que hay realmente personas en prisión por estas normas jurídicas.

        Espero se le pase pronto el berrinche y continúe participando en ATRIO; éso sí, ojalá que sea asumiendo que la libertad de expresión es para todas las personas, no sólo para él sino también para quienes opinen sobre las opiniones de él.

  • M. Luisa

     La resistencia a los cambios ha venido siendo siempre algo que ha condicionado enormemente cualquier movimiento  que abandere cuestionarse el Estatus Quo, que condiciona una sociedad en  determinados momentos históricos. Por lo general,  esta resistencia ejerce  una fuerza que  es unánimemente partidista, con lo cual la transformación a la que  aspiran los partidarios del cambio es progresivamente muy lenta. Es toda una  problemática que bien puede entenderse  sinónimamente desde la complejidad que presenta la llamada “Democracia Plena”. El caso de  Rubiales ha sido muy sonado y esperpéntico  porque ha recaído sobre un individuo que no ha tenido empacho alguna en mostrar su egocentrismo. Pero el egocentrismo se puede  mostrar de muchas maneras, socialmente, políticamente, pero también religiosamente. Recuérdese que aquí, hace algún tiempo, un artículo de José Arregui relataba   la resistencia y rabieta de un cura frente  a la actualización de la fe en la iglesia.  Aquí no nos debemos de extrañar  de lo lentísimos que se dan los  cambios. Pensemos en lo que ha tardado también la iglesia en reconocer el trato jurídico de los casos de pederastia. Pero esto no es todo, ya veremos cuánto tarda  en darse cuenta de que solo está en sus manos  la erradicación de estos hechos.    

  • Monica

    Isidoro, En un comentario en otro hilo deje muy claro cuál era mi postura sobre los asesinatos de eta, que siempre denunció mi familia desde un postulado nacionalista que usted tanto denosta. Y es falso lo que usted indica sobre lo de las instrucciones de los capturados de eta, como usted califica, no, las  torturas “ verificadas “ no eran solo  sobre miembros de eta sino sobre muchas personas consideradas sospechosas que en realidad no tenían vinculación ninguna, pero ojo que las torturas fueron muchísimas más de las verificadas. No  equiparo acciones criminales, ni afirmo que unos sean los buenos y otros los malos. Y sí hubo, como dice, agresiones gravísimas por una parte, pero también una represión continuada durante años a un pueblo oprimido por el aparato represor de todo un estado. Panfleto nacionalista es el que vivimos durante más de cuarenta años.

  • Antonio Duato

    ¿Os acordáis cuando en las carreras ciclistas los campeones recibían en podio unas flores y lun par de besos de dos chicas despampanantes? Pues bien, se ha acabado gracias a las “malas feministas”. Hoy empieza la vuelta a España y espero que sea como en la de Francia: Los encargados de dar esos signos de vencedores son un chico y una chica, normalmente vestidos, que representan la empresa que patrocina cada premio. ¡Una victoria de “el falso feminismo” que compatimos muchos varones en estado de reeducación.

    ¿Y han conseguido ya las jugadores de Voley playa  poder jugar con pantalones cortos y no con reducidos bikinis, como exigían las federaciones pues sus culos desnudos eran los que atraín público y dinero? Con esas palabras contestaban hasta hace poco las federaciones, abanderadas del “erdaderofeminismo”. 

    Puede parecer  excesiva la repercusión mundial de esas señales machistas (la RAI-TV sigue el asunto en todos lo boletines de noticias) pero creo que es la mejor manera de coneguir reeducarnos a los varones inoculados de machismo desde niños.

    • ana rodrigo

      Gracias, Antonio, muy buen comentario. Ni mucho menos todos los hombres sois machistas. El problema es que es sistémico y está incrustado en las sociedades y tenemos que ir desenmascarándolo entre todos y entre todas. El que Rubiales lo haya hecho a la vista de todo el mundo, revela el grado de concienciación general que hay en el mundo entero, y en qué colectivos y personajes públicos aún no se han enterado ni se quieren enterar. Realmente es el me too  en la sociedad en general.

  • Jaume PATUEL PUIG

    Leandro gracias por recordar a Girard. Y cuánto conviene distraer al pueblo y a las masas para que vayan sucediendo otros eventos de mayor importancia sin que el Pueblo se entere. Por lo tanto: panem et circem… Y a tener paciencia hasta el 27 de setiembre….Televisión basura y mucho deporte y el valor de las chicas arrinconado. Lo importante es “el beso pico”….y a partir de ahí la prensa hace su gran negocio….y la política(en minúscula) va haciendo los imposibles contradictorios.  

    • Rodrigo Olvera

      Vaya.. pronunciarse contra la violencia machista es “distraer a las masas”.

      Parafraseando al Che Guevara: Machismo o muerte, Hasta la derrota siempre.

      • Jaume PATUEL PUIG

        Continuo pensando que hay un hecho (un beso pico), innegable y pide crítica, pero cuya resonancia es desproporcionada….y distrae en estos tiempos convulsos cuando hay otros hechos que no resuenan. Y todo dicho con una sonrisa.

        • ana rodrigo

          Jaume, creo que no se trata de un hecho aislado poco opinable, sino que es la gota que colma el vaso de un cúmulo de conductas machistas por parte de este señor y de la estructura de la Federación de futbol denunciadas por las propias futbolistas. 

          Claro que hay otras cosas denunciables, pues denunciémoslas, no es incompatible, no hay una violencia buena y otra mala. Aquí no hay pecados veniales y mortales, ni paños calientes; puedes repasar la imagen de la violencia de género que puse ayer, iceberg del machismo.

          • Jaume PATUEL PUIG

            Es una punta de iceberg, es evidente.
            Me pregunto porque no se aplica a todas las puntas del machismo o del mal entendido feminismo (la mujer igual al hombre en todo y también al revés).
            Continuo percibiendo una desproporción de la prensa…ante un hecho que hay que atacar, pero diría de otra forma que convenza y eduque… las contrarreacciones a las reacciones no es el camino.
            Gracias por tu respuesta. Ana.

          • ana rodrigo

            Jaume, sigo discrepando de lo que dices, pero lo dejo aquí para que el diálogo no se haga interminable. Como mujer y como feminista (no hay feminismo bueno o malo, sólo hay uno, lo que no quiere decir que haya feministas  de distinta índole), un saludo cordial.

          • Rodrigo Olvera

            ¿Cuándo entenderán las mujeres feministas que hay una forma correcta de promover el feminismo bueno, y que son los varones quienes deciden cuál es?

            Da la impresión de que, parafraseando al viejo Simeón, este caso de Rubiales es piedra de tropiezo y roca de escándalo en cuestión de micro-machismos

  • carmen

    Pues sí, si.

    Pobre señor Rubiales. Lo han enganchado como chivo expiatorio en este país que no sabe lo que es el auténtico feminismo. El bueno. Solamente conocemos el destructivo.

    Porque, ya me dirán que hizo el pobre señor. Ahí están las imágenes.Pero nos hemos vuelto de un puritanismo atroz.Yo soy una puritana, siempre me lo han dicho. Y mi trabajo me ha costado mantener a raya a algunos pobres señores que no son puritanos. Pobrecicos. Este señor, que compara el beso a una de sus hijas con el beso que le dió a esta chica, qué mal pudo hacer? Pero si le pidió permiso para un piquito. Va , se lo da, y la gente puritana y malfeminista, pues quiere cometer un asesinato social. Pobrecico.

    En cuanto a un gesto que hizo que no voy a indicar por pudor, ya saben, soy una puritana, pues tampoco será para tanto, eso dicen. Total, está claro que las chicas ganaron gracias a la testosterona de un par de señores que sufrieron mucho.A ver si esto le va a costar el puesto al pobre señor. Menuda cosa extraña. Y es que la sociedad se ha vuelto muy puritana y muy política y absurdamente correcta.

    Aquí, una mujer de setenta años y puritana sigue manteniendo lo mismo que dijo el primer día. Mi respuesta hubiese sido un bofetón. Algo puramente instintivo. Como soy puritana y malfeminista…A ver si resulta que, como dice Ramón Luis de la Morena, que de fútbol algo sabe, le va a pasar como a Al Capone que tuvo problemas por la hacienda pública y no por, no sé, decían que era un capo mafioso, pero…por eso no le condenaron. Ironías de la vida. Pero los impuestos los evadió. Y acabó en la cárcel por ello. Cosas de leyes. En cuanto al chivo expiatorio desde el punto de vista religioso, ni mu. No hablo de religión, ni de política. Pero es que hay cosas que si me callo, uf, fatal.Y no.

    • ana rodrigo

      Pues sí, Carmen, el machismo, además de ser de una crueldad histórica extensa e intensa contra las mujeres, ha sido de un exhibicionismo chulesco cargado de testosterona y de co…es, y ahora, que parece que el feminismo pone cada cosa en su lugar, además de “tontas del culo”, nos convierten en verdugos sociales y asesinas de hombres como dijo e machista Rubiales. Que los hombres se pongan en nuestro lugar, en el caso de que consideren agresivo ¿?, y tantas otras impertinencias, al feminismo, que piensen lo que llevamos aguantando y sufriendo, las mujeres hasta con nuestra propia vida. Sigamos con nuestro pulso, el feminismo dice ¡¡”se acabó!!”.                 Muy buena tu ironía, no se puede decir mejor. Un abrazo

    • Isabel

      Genial, Carmen.

      Aquí otra puritana, neurótica moralista fundamentalista pidiendo que a ese hombre lo expulsen de su cargo. Porque, además de todo eso, igual también se trata de lo dicho por Manolo Lamas, que ellos sí que saben no las malas feministas: “Las que se cabrean es porque nunca les han besado a ellas” Va a ser esa la razón de las quejas, envidia por el beso de un baboso.

      Pues sí, pobrecito señor lo que tiene que aguantar. Y los demás señoros, con ese miedo a acabar todos en la cárcel, total, por un sobeteo de nada.

    • Rodrigo Olvera

      Me uno a celebrar tu ironía, carmen.

      Es que leer que la víctima es Rubiales, pufff.

      Y luego tener que leer que se haga un diagnóstico psicológico – sin tener la formación para ello – como si querer que cambie la violencia machista fuera un trastorno mental….

  • Isidoro García

    El maestro Leandro, ha puesto un punto de sensatez en medio de este mundo loco de puritanismo y desmesura que nos agobia, y al que todos nos sumamos empujados por el mainstream.

    A mí me gustaría analizar varios puntos so-bre la cuestión.

    • Isidoro García

      1.-     La Federación de fútbol, no es un organismo público, es una “cooperativa” de clubs de fútbol, que se han agrupado para jugar entre sí. Y por lo tanto su presidente, no necesariamente debe ser un humano ejemplar. Debe ser el que elijan democráticamente los federados.

      2.-       Parece claro que el Sr. Rubiales, es una persona primaria y con tendencias chulescas, groseras, y maleducadas, como hay en la sociedad millones. Ahora bien, ¿hay que ilegalizar la mala educación, y las personalidades tóxicas?.

      3.-     Aquí, el cogollo de la cuestión es si hay que castigar penalmente, la grosería y la mala educación.

      ¿Es lo mismo una patochada, que un delito violento grave?.  Me temo que por este camino, vamos a acabar todos en la cárcel, unos por una cosa y otros por otra. (Ya no vamos al infierno, ahora “solo” vamos a la cárcel).

      Cuando la mirada enfermiza y neurótica del puritanismo fundamentalista avanza, como en la actualidad, es el reino de los moralistas, que quieren que usemos una cortesía “políticamente correcta”, con atención paranoica a las palabras, y nos entregan a cambio eufemismos y monsergas moralizantes, manuales de urbanidad y buenas maneras, vigilancia de las costumbres, represión de los instintos…

      Total, lo de antes con los curas profetas del infierno. ¡Anda, que vaya progreso!.

      • Rodrigo Olvera

        1.- El que la persona que comete un delito contra la libertad sexual sea presidente de un organismo privado no le exime de la responsabilidad de su acto. Que aquí no se habla de “no ser ejemplar” sino de la comisión de un delito.

        2.- La conducta que es ilegal no es la mala enseñanza sino el acto que atenta contra la libertad sexual de otra persona.

        3.- Los delitos contra la liberad sexual no castigan la grosería ni la mala educación, sino el ataque contra la libertad sexual de otra persona.

        Es una falacia muy burda decir que todos vamos a terminar en la cárcel . Que consideres una acción que está tipificada como delito castigable con cárcel como sólo una patochada dice mucho de tí. Calificar de enfermizo y neurótico a quienes quieren/queremos que deje de considerarse normal o poca cosa la violencia contra las mujeres dice mucho de tí; y de cómo toda la palabrería pseudopsicológica sólo es una máscara para justificar la actitud reiterada en contra de quienes quieren mejorar la sociedad (a quienes una y otra vez descalificas de neuróticos). Como dice la expresión, cuando no hablas en abstracciones  sino sobre situaciones concretas, se te ve de inmediato el plumero

  • ana rodrigo

    Esta mañana en la SER hablaron unas mujeres, algunas muy conocidas, que a lo largo de su vida habían sido víctimas del machismo y que no lo denunciaron, unas por miedo y otras porque ni siquiera eran conscientes de que era machismo; yo me apunto, yo no sabía lo que sé ahora y no tenía conciencia de ello, estaba tan normalizado el que el cuerpo de las mujeres era para los hombres… Quizá algo de esto le haya pasado a Jenni en sus declaraciones, porque el tsunami que le venía encima era muy fuerte, como está siendo cuando ha confesado que no había sido consentido. Tampoco había dicho claramente lo contrario. Vamos aprendiendo.

    Asun Quintana en Protestantismo Digital, en el siguiente enlace, pone una foto de lo que es el iceberg de la violencia de género muy, muy interesante https://protestantedigital.com/seneca-falls/67048/rubiales-machismo-de-manual
    Ver al final del artículo esta imagen que representa el iceberg del machismo.
    Va enumerando desde la base las formas sutiles e invisibles, como base y desarrollo del machismo lo siguiente:  micromachismos, lenguaje sexista, invisibilización, controlar, anular, chantaje emocional, culpabilizar, ignorar, despreciar, desvalorizar, humillar, insultar, gritar, amenaza, abuso sexual, violación, agresión física para llegar a la punto del iceberg, con el asesinato.

    38 mujeres asesinadas en España en lo que llevamos de año y aún se está hablando de falso feminismo. 

  • José Miguel Lertxundi

    Mientras sigue acaparando la información y la opinión este desagradable y bochornoso asunto, todo lo relativo a la formación de gobierno queda en un segundo plano. Qué triste panorama el de España, siempre en la misma tesitura, o ser gobernado por el partido fundado por franquistas o por el partido que contrataba asesinos a sueldo y que torturaba en comisarías y cuarteles, y los demás tragando por intereses espurios  y de partido.  

    • Isidoro García

      Amigo José Miguel: te complemento tu comentario.

      A los “del partido que contrataba asesinos a sueldo…”, hay que añadir, para ser justos, apoyados por los que jaleaban viles e inhumanos asesinatos, y los que miraban para otro lado, (porque a ellos no les iba a pasar nada, con su vasquismo como escudo).

      Hasta que no hagamos todos y CADA UNO, una verdadera autocrítica, seguiremos reme-morando “el duelo a garrotazos” de Goya, aunque exteriormente vayamos de cuquis, razonables, y demócratas de toda la vida.

      Esto es lo que hay.

      • José Miguel Lertxundi

        Totalmente decacuerdo con el complemento Isidoro. Sí así fue, unos se justificaban con los hechos de los otros y viceversa. He tenido víctimas inocentes de los dos bandos en mis clases. Autocrítica ninguna, hipocresía toda. Democracia nula.

      • Monica

        4.000 casos de tortura y malos tratos, dolo durante los gobiernos socialistas, con testimonios directos de las víctimas con documentación de prueba pericial basada en el Protocolo de Estambul, solo 20 sentencias condenatoria, sin contar los asesinatos cometidos por el GAL y por fuerzas policiales.  

        Eta con sus 850 asesinatos.

        • Isidoro García

          Amiga Mónica: Excesos existieron, existen y existirán, por todas las partes. Pero tú sabes que las instrucciones que tenían los capturados de Eta era acusar de torturas, las hubiera o no: tácticas propagandísticas, para alimentar a los cómplices conmilitones, y a los tontos útiles, que los hay muchos, incluso con título universitario.

          Pero aquí se intenta justificar lo mismo al que recibe una grave agresión y al que responde agresivamente a la misma. Muy bonito, equilibrado y “neutral”.

          Ya sabemos con que cartas jugamos cada uno. Al final resulta que 4.000, (¿?), son cinco veces mas que 800. Y ya sabemos quienes son los buenos y los malos. Eso cuéntaselo a los tuyos. Yo soy español y a mucha honra.

          Como entremos por ese camino de convertir Atrio en un panfleto nacionalista, esto va a durar muy poco. Por lo menos por mi parte.

          ¡Tengamos Todos templanza!.

           

          • Isidoro García

            Quiero aclarar, que cuando hablo de nacionalismos, me refiero a los de uno y otro lado.

          • Monica

            En un comentario en otro hilo deje muy claro cuál era mi postura sobre los asesinatos de eta, que siempre denunció mi familia desde un postulado nacionalista que usted tanto denosta. Y es falso lo que usted indica sobre lo de las instrucciones de los capturados de eta, como usted califica, no, las  torturas “ verificadas “ no eran solo  sobre miembros de eta sino sobre muchas personas consideradas sospechosas que en realidad no tenían vinculación ninguna, pero ojo que las torturas fueron muchísimas más de las verificadas. No  equiparo acciones criminales, ni afirmo que unos sean los buenos y otros los malos. Y sí hubo, como dice, agresiones gravísimas por una parte, pero también una represión continuada durante años a un pueblo oprimido por el aparato represor de todo un estado. Panfleto nacionalista es el que vivimos durante más de cuarenta años.

          • Rodrigo Olvera

            Pocas veces has caído más bajo en tus comentarios como en éste, Isidoro.

  • José Miguel Lertxundi

    En fin, estamos ante un esperpento valleinclanesco, lo absurdo y lo grotesco. Toda esta estética deformadora coexiste con la realidad observada. Lástima de sociedad. 

  • ana rodrigo

    Por si alguien aún está dudando de si fue consintido o no, ahí va la declaración de la víctima, que no es el machista Rubiales: Jenni Hermoso niega que el beso de Luis Rubiales fuera consentido. “Quiero aclarar que en ningún momento consentí el beso que me propinó y en ningún caso busqué alzar al presidente. No tolero que se ponga en duda mi palabra y mucho menos que se inventen palabras que no he dicho”, dice en un comunicado difundido por el sindicato Futpro.     

    Esta tarde he escuchado a un periodista decir ” es más fácil ser campeonas del mundo que erradicar el machismo”, completamente de acuerdo, se reconoce lo muy campeonas que han sido las futbolistas, pero hay demasiado escepticismo y negación de que sea verdad el abuso sexual del machista Rubiales, cargando la culpa sobre la víctima y convirtiéndose él mismo en víctima del mundo mundial.

    • Monica

       “Ha sido la emoción del momento, no hay nada más allá. Se va a quedar en una anécdota. Segurísimo que no va a ir a más”, dijo Jenni ante los micrófonos de COPE.

      Jenni, que habló ante los micrófonos de La 1: “Ha sido un gesto mutuo totalmente espontáneo por la alegría inmensa que da ganar un Mundial. El presi y yo tenemos una gran relación, su comportamiento con todas nosotras ha sido de diez y fue un gesto natural de cariño y agradecimiento. No se puede dar más vueltas a un gesto de amistad y gratitud, hemos ganado un Mundial y no vamos a desviarnos de lo importante”.

       

      Incoherencias de Jenni, debió denunciar el hecho desde el principio, si lo consideraba un abuso. A mi me lo parece, y todo lo relativo al señor Rubiales que es grosero y que no debería estar en un cargo público, pero también creo que se han aprovechado de la situación terceros y que jenni está siendo manipulada, psicológicamente es comprensible.

      Soy feminista, porque la sociedad en la que he vivido y vivo me ha hecho serlo, porque creo en la igualdad entre hombres y mujeres, y tanto me indigna la discriminación a unos como a otros.

  • LEANDRO SEQUEIROS SAN ROMÁN

    Voy a dejar unos dias de reflexión antes de comentar vuestras atinadas observaciones.. Pero esta tarde calurosa se me ocurre lo siguiente: no se si me voy haciendo pesimista. Pero por lo que oigo y veo en la televisión me voy persuadiendo de que los humanos en occidente cada vez vivimos de APARIENCIAS, DE FACHADAS, DE IMÁGENES PERSONALES MAGNIFICADAS. Esto me lleva a etiquetar a nuestra sociedad, como decía Julio Anguita, de FARISAICA… Una sociedad que APARENTA una honorabilidad que no es real sino postiza. Pero como en el fondo esto es INSATISFACTORIO, en el fondo nos sentimos CULPABILIZADOS de todo lo que pasa y nos pasa… Y para aliviar la ANGUSTIA de esa CULPABILIZACIÓN, nuestra sociedad necesita CHIVOS EXPIATORIOS sobre los cuales proyectar nuestras frustraciones y mímesis (que diria René Girard). Estos CHIVOS cargan con nuestras culpas y si los destruimos, ALIVIAMOS la sensación de CULPABILIDAD.. Tal vez algo de esto esté pasando a nuestro alrededor en estos dias… Tal vez sean solo divagaciones de agosto caluroso… Pero ahí las dejo. 

    • Mónica

      Sí estoy en parte de acuerdo, y en este caso hay un chivo expiatorio que es culpable y responsable de sus actos.

      El ser humano no importa al capital. El dinero no tiene ética ni moral. Quien dice dinero, dice negocios, dice empresas, dice corrupción, dice política, dice especulación, pero dice sobre todo de aquellas personas que están detrás de este tipo de mercadeo: los psicópatas. De la misma manera que la ley dice que el no conocerla, no exime de cumplirla, el hecho de no saber que una persona se comporta como psicópata no exime de serlo. Las principales instituciones educativas y socializantes resultan altamente tóxicas porque estas van progresivamente socializándonos en estos valores basados en la carencia de una internalización de las normas éticas o morales.

      El señor Rubiales es culpable de sus actos, de sus actitudes que nunca se puso en duda hasta ahora, como la de algunos dirigentes políticos que usan a estos personajes a su antojo, les ponen y les quitan. Y si la sociedad es muy manipulable, perdona barbaridades y condena trivialidades si son políticamente incorrectas.

      A mi no gusta el fútbol, ni el masculino ni el femenino. Y lo que veo es una sociedad regida por psicópatas, en el gobierno, el la fermentación de fútbol y en un largo etc. Estas personalidades anormales cuyo comportamiento socialmente es irresponsable, ignoran o violar los derechos de los demás, sin  incapaces de distinguir entre lo correcto e incorrecto y tienen dificultad para mostrar remordimiento o empatía. Lo tiene Rubiales, lo tiene Sánchez y otros muchos más.

  • José Miguel Lertxundi

    No creo que se pueda calificar a Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Futbol, de chivo expiatorio, máximo dirigente de ese fangal que es el fútbol español, negocio macanudo que tiene que ver con el deporte lo mismo que un higo con una castaña.  – Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/opinion/2023-08-23/pablo-planas-rubiales-y-el-silencio-de-los-futbolistas-7043506/ . En ese mafioso mundo se guarda un estruendoso y prudente silencio a la espera, quién sabe, de que escampe o de que fulminen a su colega, el capo Rubiales, y entonces ya se pueda bailar sobre su tumba.

    Tiene varias denuncias presentadas ante las autoridades deportivas. La ley del deporte califica este comportamiento como una infracción grave por la que podría ser inhabilitado entre un mes y dos años, según he leído sería una inhabilitación pactada por seis meses, lo que le posibilita poder volver a presentarse a las elecciones de la Federación el año próximo. Este señor tiene mucha influencia, quién sabe por qué. La Federación está siendo investigada por presuntos delitos de corrupción en los negocios y administración desleal y la juez que lleva este caso ha pedido información sobre un viaje que Rubiales realizó a Nueva York en 2018.

    Evidentemente la fiscalía no puede actuar judicialmente, ni la justicia española aunque Jenni presentase una denuncia, porque los hechos ocurrieron en Australia. No obstante, aunque se pudiese, tras la reforma operada en 2022 desaparecen los tipos diferenciados de abuso y agresión, aunque en la contrarreforma que el PSOE impulsó  se volvieron a introducir diferencias penológicas entre las acciones desarrolladas con y sin violencia, aunque sin tocar “el consentimiento como eje” que, de otra parte ya formaba parte de la norma con carácter previo. La jurisprudencia ha rechazado que tenga que concurrir un ánimo libidinoso para ser considerado acoso sexual.

    • José Miguel Lertxundi

      En la primera parte añado un artículo de un periodista de un periódico digital de la derecha que aprovecha el caso Rubiales para atacar al Gobierno y extender las miserias del del fútbol masculino al femenino. Lamentable.

  • Antonio Llaguno

    Dice Carlos Rodríguez Braun, economista hiper liberal y profesor muy mediático en España que el mejor amigo del hombre no es el perro sino el chivo expiatorio. En el caso del Sr. (Es un decir) Rubiales se unen el machismo y la mala educación del susodicho, amén de su torpeza legendaria porque tiene la boca más grande que un buzón de correos con su facilidad `para hacerse enemigos a base de ostentación y falta de oportunismo. Si a eso le sumamos lo delgada que tienen la piel los representantes de la clase política española y su habilidad legendaria para aprovechar cualquier Pisuerga pasando por Valladolid para aparecer en los medios como los salvadores de los derechos de cualquier colectivo que esté bien visto, esto tiene pinta de ser una bomba de relojería. Vaya por delante que el susodicho ha cometido una torpeza impresentable, que además si se mira bien y más con la polémica ley del sí es sí, podría ser constitutivo de delito y que un país democrático, libre y estado de derecho, como España, no se puede permitir que un orangután como éste nos represente en las instituciones europeas, pero ese rasgado de vestiduras constante de todo el mundo me parece un postureo indecente. Rubiales debe dimitir y si no lo hace, debe ser cesado por un tribunal (O por quien pueda hacerlo) pero es patético ver como la sociedad española está plagada de personas que en cuanto ven una cámara se ponen unilateral y convenientemente del lado más extemporáneo de lo políticamente correcto. Y todo eso sin que se haya dado la oportunidad a la supuestamente agraviada, a la víctima en cuestión de exponer su criterio. Ha sido utilizada por todos y no ha podido evitarlo. En fin, más carnada para la prensa en temporada baja.

    • Rodrigo Olvera

      Mi estimado Antonio

      Decir “supuestamente agraviada” para referirte a Jenni Hermoso (ni Leandro en el hilo ni tú en tu comentario la llamadan por su nombre) es poner una duda sobre que haya sido agraviada, porque sería una mera suposición.

      Afirmas que no se ha dado oportunidad a Jenni de exponer su criterio.  Jenni ha expuesto con claridad su criterio: no sólo expuso inmediatamente después del evento que se sintió incómoda y no respetada (directo en instagram el mismo día de los hechos); no sólo señalado lo necesario que es que la selección sea representada por personas que proyecten los valores de igualdad y respeto; sino que ha validado las acciones de su sindicato en su defensa, acciones que incluyen la solicitud de destitución de Rubiales. Siendo tan clara la postura de Jenni, ¿por qué invisibilizarías su criterio, afirmando que no se la ha dado oportunidad de expresarlo? ¿No será que aquí eres tú quien usa a Jenni – a esta Jenni invisibilizada en su opinión – para promover el discurso liberal de que las reivindicaciones equitativas de los movimientos de izquierda es lo nuevo “políticamente correcto”?

      Es interesante ese discurso de la derecha liberal sobre lo “políticamente correcto”. El concepto surgió para cuestionar lo que era éticamente incorrecto pero aceptado por pura conveniencia política. Ahora la derecha liberal usa el concepto para descalificar las críticas a lo éticamente incorrecto.

      Un abrazo

      • Antonio Llaguno

        No Rodrigo.

        En el caso de existir un comportamiento sexual como el que se acusa a Rubiales.sería constitutivo de delito.

        Y en España, hay que tener mucho cuidado con acusaciones de actividades delictivas, por eso un periodista publicará “Presunta” o “Supuesta” agraviada o “Presunto” o “Supuesto” abusador.

        Solo un juez puede condenarle a él y consecuentemente declararla a ella como agraviada o perjudicada.

        Mi calificación de “supuesta” va en ese sentido.

        • Rodrigo Olvera

          Una aclaración, estimado.

          En boletines de prensa, comunicaciones oficiales y en general en medios de comunicación se utiliza las  expresiones “presunto responsable”,  ” “probable responsable” o similares, respecto de la persona a quien se imputa la comisión de un delito, para respetar su derecho humano a la presunción de inocencia. Ahí sí se está en presencia de una presunción, hasta que haya una sentencia firme que establezca la culpabilidad más allá de duda razonable.  La expresión no es aplicable a las víctimas del delito.

          De hecho, es posible que el juez declare que la víctima ha sido perjudica y no declarar que el acusado sea penalmente responsable. A éso se refiere el principio de presunción de inocencia, que aún en hechos comprobados de manera contundentes y habiendo sin duda una víctima o porte perjudicada, es necesario juzgar más elementos antes de establecer la culpabilidad penal.

          Entiendo si está distinción procesal no era de tu conocimiento, por lo que acepto que no haya sido tu intención poner bajo duda a Jenni.

        • ana rodrigo

          Llaguno, a ver si van quedando cada cosa en su sitio. Lo primero que Jenni dijo a sus compañeras, en privado, pero con grabación, fue, “no me ha gustado.” En el avión de vuelta a España, según fuentes periodísticas fiables, no desmentidas, se la presionó para que acompañase a Rubiales en sus disculpas, mejor dicho, en su justificación, y ella lo rechazó. Después vinieron unas declaraciones de la Federación Española de Futbol hablando en su nombre sin que ella fuese la que la que escribió lo que se le atribuía. Y, finalmente, Jenni, a través de su sindicato, ha publicado su comunicado personal que se puede leer en el siguiente enlace: Jennifer Hermoso pide a través de su sindicato “medidas ejemplares” contra la conducta de Rubiales | Empresas | Cinco Días (elpais.com)

          Hay denuncias oficiales contra Rubiales, no ha habido sentencias judiciales, y, sobre todo, lo hemos visto a él directamente sin que nadie nos tenga que traducir las imágenes, tanto las de agarrarse los testículos, el beso a Jenni o llevar a otra jugadora (no recuerdo el nombre) como si fuese un saco. Este machista es un responsable que vive del dinero público. 

          De momento hay una condena social bastante general, incluida la condena en la prensa internacional. Por lo visto, muchas organizaciones de la Federación, mañana no van a ir a la convocatoria de la RFEF en señal de protesta.   Y, sobre todo, se está evidenciando aquello que estaba oculto y que, varias mujeres del futbol femenino han sufrido por parte de Rubiales y así se están manifestando.

          Hay demasiado machismo oculto, estructural que está en el subconsciente colectivo y que, como Rubiales, todavía no se ha enterado de que es un machista. Y ese es el gran problema social, tener normalizadas de terminas conductas contra las mujeres. Afortunadamente, este caso está visibilizando bastante esta cuestión tan grave, a ver si se va tomando conciencia.

          • Antonio Llaguno

            Ana, hay que ver el vídeo completo. La reacción de Jennifer Hermoso en el vestuario, no es como tú la relatas. En prense apenas han salido 3 ó 4 segundos.

            Previamente a su frase (Nada compungida por cierto) sus compañeras se burlan de ella por el beso debido a su condición de lesbiana y de lesbiana pública y conocida y ella les responde “Pero no me ha gustado ¡Eh!” como reivindicación, una vez más, de su condición sexual. Esto es más evidente aún cuando se constata que la selección española de futbol femenina, no solo tiene una concentración de mujeres homosexuales muy elevada, más de la mitad de las seleccionadas son lesbianas, sino que hacen gala de ello, lo han tomado como una reivindicación y una lucha propias y es, además, público y notorio.

            Y a mi me parece muy bien.

            No justifico al neardental que hay de presidente de la Federación de Futbol. creo que ha dado una imagen de España troglodita y muy negativa; debía de haberse ido hace mucho tiempo, cuando se destaparon sus tejemanejes (Muy bien remunerados) con Arabia Saudita y Gerard Piqué. Y su beso en la entrega de medallas del mundial, es posible que le reporte una pena de cárcel (Que ya veremos si cumple o no porque lo más normal es que sea de menos de 2 años), de lo que yo me alegraré.

            Pero no me gusta que se empleen las barbaridades cometidas por un impresentable con cargo público para hacer política y para tratar de convencer a una jóven de que diga lo que no quiere decir.

            Jennifer Hermoso (Ex jugadora de mi Atleti y a la que sigo desde hace años. Hoy en Pachuca en mi México querido) se negó a hacer declaraciones sobre el asunto al ser preguntada.  y sus declaraciones inmediatas han sido: 

            – En el programa ‘El Tiempo de Juego’ de la cadena COPE Jenni Hermoso dijo sobre el beso en la boca que le dio Rubiales que “ha sido la emoción del momento, no hay nada mas allá. Se va a quedar en una anécdota. Segurísimo que no va a ir a más”.
            – Más tarde, en declaraciones a EFE, la 10 de España explicó sobre el beso del presidente de la RFEF que “ha sido un gesto mutuo totalmente espontáneo por la alegría inmensa que da ganar un Mundial. El presi y yo tenemos una gran relación, su comportamiento con todas nosotras ha sido de diez y fue un gesto natural de cariño y agradecimiento… No se puede dar más vueltas a un gesto de amistad y gratitud, hemos ganado un Mundial y no vamos a desviarnos de lo importante”. (Info sacada de El Mundo. Son declaraciones directas de ella que he podido escuchar de su boca. No hay mucho que interpretar)

            Y es cuando todo esto se ha desbordado y ante la entrada a “opinar” de los políticos de turno buscando exclusivamente su propio beneficio (el de los políticos), cuando se ha visto forzada a rectificar y denunciado.
            Previamente la federación también había tratado de forzarla a hacer declaraciones más significativas exonerando al presidente.

            Lo que quiero decir, Ana, es que yo que en mi juventud fui deportista, no profesional pero sí en el escalón inmediatamente inferior (Jugué al balonmano de portero en segunda división. No cobrábamos, pero ya no nos costaba dinero jugar) y se perfectamente la emoción que se vive en un triunfo tan importante (Al nivel de cada deportista. No muchos, pero alguno tuvimos., el año que me retiré ascendimos a 1ª B, mis compañeros empezaron a cobrar un poquito y el portero del que yo era suplente fue fichado por un División de Honor, el Anaitasuna de Pamplona lo cual celebramos como si hubiéramos fichado nosotros) no solo pienso, sino que afirmo, que lo grave de este asunto no es la sobrada de Rubiales (Que sí, que ya se que sí es sí y no es no y que se ha sobrado. Pues que lo denuncie Jenny, SI QUIERE, y a otra cosa mariposa) sino lo amargo que se le está haciendo a esas muchachas la gesta conseguida y que nunca antes se había conseguido y tardará en poder conseguirse de nuevo.

            Es decir que a mi lo que me entristece de esto es la utilización partidaria e ideológica de una gesta conseguida por primera vez por el deporte femenino español y que cuando ocurrió en baloncesto por ejemplo (Aunque solo a nivel europeo, que en baloncesto la distancia con las gringas aún es grande) pudimos disfrutar mucho más.
            Me pregunto, de todas las personas que han protestado… ¿Cuántas habían visto jugar a Jenny antes de la final del mundial? Yo si. Y es muy buena, aunque fallara el penalty (¿Quién de los que se quejan ahora recuerda la cara de angustia de Jenny cuando la portera inglesa detiene el lanzamiento y se pone chulita?).

            Y no justifico a Rubiales. Que dimita. Pero comulgar con ruedas es algo que mi maltrecho estómago rechaza constantemente.

  • Rodrigo Olvera

    Usar las extraordinarias obras de Girard para convertir al abusador en víctima. Hay varios problemas en ello,  menciono sólo dos: 

    a) Dar por hecho que va a dimitir del cargo. Para mí el escenario es que ni va a dimitir él ni le van a destituir; dejarán que pase el escándalo mediático, y a seguir adelante.  

    b) Insinuar que se le ve a Rubiales como amenaza a nuestro orden moral. Para mí, el orden moral que se ve amenazado es el que ha naturalizado las acciones de Rubiales, y la amenaza a ese orden moral esta en que se levanten voces indignadas contra esas acciones; de hecho, ese fue el centro de la “disculpa” de Rubiales: aquí adentro lo veíamos como algo normal y natural, la gente de afuera que no entiende se ha sentido dañada.  

    c) De seR aceptable esta interpretación y aplicación de la obra de Girard, tendrá que ser aceptada contra toda voz que exige responsabilidades contra actos injustos: el racista Trump es el chivo expiatorio del movimiento de derechos civiles de Estados Unidos, Hitler fue el chivo expiatorio, etc. Hasta donde recuerdo la obra de Girard la característica esencial de la víctima expiatoria es su inocencia, elemento que no sólo deja de lado nuestro estimado Leandro aquí, sino que lo contradice al establecer que la víctima expiatoria sí fue culpable de la crisis.   

Deja un comentario