Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7206 Artículos. - 109821 Comentarios.

¿Qué es el fascismo y la ideología fascista?

Fascista es una palabra maldita para la derecha española. Usada en un artículo anterior por Antonio Gil de Zúñiga, ha dado pie a varios comentarios, al que quiero añadir el mío. ¿Qué es el fascismo? ¿Quién es fascista? Aquí se ha intentado responder a dos interrogantes. ¿Están Vox y PP impregnados de ideología fascista? ¿Salpican estos dos partidos al clero de la Iglesia Católica Española? RDA.

        Estamos en medio de una refriega electoral y nos estamos manifestando con palabras de grueso calibre, señal evidente de que sobre todo análisis reina la incertidumbre y priman los posicionamientos. Al fin y al cabo, en muy pocos días nos vamos a confrontar con los votos en las urnas, el 23 de julio.

        El fascismo histórico, y su hermano el nazismo, según sus raíces primigenias italianas o alemanas, fue un fenómeno histórico que terminó tras la II Guerra Mundial. Hoy se llama neofascismo a planteamientos de ideologías de extrema derecha que reviven elementos del fascismo, tales como un ultranacionalismo, antifeminismo, populismo autoritario, que juntamente con la xenofobia y la homofobia presenta una fuerte oposición a la inmigración. Del Partido Popular se puede decir que su fuerte tendencia hacia el conservadurismo es un fenómeno reciente que principió por la economía en los gobiernos de Aznar (2000-2004) y de Rajoy, y su respuesta neoliberal a la crisis financiera. Ha sido en la oposición, desarrollando una política de confrontación (2004-2012 y 2018-2023) llamada la Crispación cuando ha ido desarrollando actitudes más ultraconservadoras.

        Pero no existen acciones sin reacciones y tenemos que contextualizar los hechos en el marco europeo. Comoquiera que en este medio revierte un mayor atractivo citar fuentes y autoridades me remito a Boubacar Boris Diop quien en una reciente entrevista dijo: “los países europeos han ido perdiendo autoridad moral y la han ido perdiendo tras la invasión de Irak, fruto de un engaño, con armas de destrucción masiva, lo que destruyó el país… Al igual que ocurriera con Libia, otro engaño que hizo que Gadafi bombardeara a su propio pueblo”. Lo sabemos, pero tiene que decirlo un intelectual senegalés para que aquí tenga valor argumentativo. “Las sociedades europeas, no los gobiernos, ni los Estados, sino su población, que sufre una crisis de modelos y de valores. Tal cosa está ausente en la contienda política y muy alejada de los comentarios de los medios”.

        Tras la crisis financiera (2008) la izquierda que estaba en el ejercicio de gobierno descubrió repentinamente dos cosas. Primero, que los centros de decisión estaban fuera de las administraciones de los Estados y segundo, que la cesión de parte de soberanía implicaba que las soluciones tenían que partir de Bruselas, pues les habíamos cedido los instrumentos y los medios financieros en la integración económica. Tal fue la crisis de España, con Grecia y Portugal.

        Sigue diciendo el intelectual senegalés: “Lo que más me impresiona de los europeos es su escaso pensamiento crítico. Los medios de comunicación no encuentran ningún obstáculo cuando se trata de modular la opinión en Europa”. “Europa es un continente cuyos habitantes a pesar de su nivel de educación y de desarrollo son considerados como un rebaño que cambia de dirección según se quiera”.

        Le hacemos un flaco favor a los posibles votantes del PP enjuiciando su actual deriva política de radicalismo (de pretender unas reformas profundas) para erradicar de la política de las izquierdas los extremismos introducidos en la gobernanza por el “Sanchismo” que ha sacado a España de la Constitución (“Sanchismo”, término acuñado por PP y Vox) porque le estamos dando el visto bueno a esa mercancía averiada de la derecha.  Sistemáticamente cada proyecto de Ley llevada al Congreso y rechazado por PP y Vox mediante un recurso de inconstitucionalidad, éste ha sido desestimada por este Tribunal Superior.  Señal inequívoca de que la legislatura de la coalición gobernante con independencia de los idearios políticos de sus dos integrantes e igualmente de los partidos con cuyos votos se aprobaban las leyes en el parlamento han cumplido fielmente con el mandato constitucional. El Constitucional es un Tribunal de Garantías que mantiene vivo el mandato democrático, limando allí donde es necesario cualquier ajuste.

         Nos resta enjuiciar y comentar la segunda interrogante sobre la Iglesia Española. ¿Anida la ideología fascista en la Iglesia jerárquica española?

        Parece ser que el secretario general de los obispos, César García Magán, según escribe el periódico La Razón declaró: “No va a haber ninguna nota ni ningún pronunciamiento específico”. Distanciándonos de la campaña política vamos a realizar un análisis de la Iglesia Católica Española.

        La Iglesia Católica cuya jefatura está en Roma y que se extiende por todo el mundo siendo la confesión cristiana que goza con mayor número de miembros es una institución  y un valor netamente europeos, como en lo político lo son las democracias liberales, el comunismo y lo fueron en su momento histórico el fascismo y el nazismo.

        A la Iglesia le salpica la pérdida de autoridad moral que afecta a toda Europa algo por arrastre  y mucho más ahora porque se ha visto envuelta en los escándalos de abusos y violaciones sexuales protagonizados en el interior por algunos miembros de su clero en muchas partes del mundo. Pero ahí no terminan sus problemas internos, ni en su imagen europea, ni en sus problemas morales.

        El 13 de marzo de 2013 fue elegido Papa Mario José Bergoglio, cardenal jesuita y argentino,  quien tomó el nombre de Francisco, como el pobrecito de Asís,  comenzó a darle un nuevo giro a su pontificado con una variedad de gestos pastorales y el anuncio de una opción preferencial por los pobres, objetivos que ha ido cumpliendo en  sus documentos, instrucciones y actos de gobierno. Un papa atípico para la sociedad secular que le ve revestido de alguna autoridad moral, aunque no siempre en el seno de su jerarquía a su mando. Persona influyente y considerada un líder mundial en una Europa aquejada de crisis de gobernanza que sin embargo está recibiendo una fuerte contestación por una parte muy significativa de la jerarquía eclesial, revestida de un ultraconservadurismo, más propio de los tiempos que corren que de la defensa de la tradición eclesiástica.

        La Iglesia, por tanto, no está ajena a los cambios en la profunda transformación del mundo occidental que gracias a la mundialización nos afecta todos. “El papa Francisco recuerda con frecuencia que ‘no  estamos viviendo simplemente una época de cambio, sino un cambio de época’, un giro histórico (EG52)” (Documento “El Dios fiel mantiene su alianza” de la CEE)  En el interior de la Iglesia,  especialmente en su jerarquía, se están manifestando todos los otros problemas  que afectan a la sociedad civil.

        La secularización interna:

    1. Ya señalábamos en Fieles al envío misionero algunas dificultades internas en la vida de la Iglesia que piden conversión personal, pastoral y misionera: la mundanidad, que pone más la confianza en los medios humanos que en la gracia y reduce el mensaje a una propuesta moral  fácilmente asimilable por la cultura dominante; algunas expresiones de falta de comunión en la manera de vivir la unidad de la fe de la  Iglesia en su catolicidad y la debilidad del esfuerzo misionero en la plaza pública, en los ambientes e instituciones de los que los católicos formamos parte.” (Documento citado)

        Ahora ya podemos responder a la pregunta del principio sobre la Iglesia Católica Española.  Si nos atenemos a los documentos elaborados y dados a conocer por la Conferencia Episcopal Española desestimando algunos pronunciamientos personales nos sirven en particular dos ya citados en este trabajo:

    •         “El Dios fiel mantiene su alianza”(Dt7,9) cuya autoría principal al parecer corresponde a Luis Argüello, obispo de Valladolid, que fue aprobado por la Asamblea Plenaria de la CEE en noviembre de 2022
    •         “Fieles al envío misionero”, aprobado en abril de  2021.)

        Veamos qué mirada echan los obispos colegiados hacia la situación política y social de España de estos dos últimos años:

        Hago aquí de forma ampliada y comentada la cita documental de Antonio Gil de Zúñiga:

        “Estamos en un momento difícil, no solo por la COVID-19, sino por una situación sociopolítica convulsa. Asistimos a una profunda crisis institucional, en las que algunos grupos políticos quisieran abrir una segunda fase constituyente. No se trata de sacralizar el régimen del 78, pero sí de afirmar que este marco político constitucional ha devuelto a España una estabilidad grande, no lograda durante siglos… “

        Una manifestación constitucionalista con un deje  taranconiano reconocedor de las virtudes de la Transición, quien con los aires del Concilio proclamaba la autonomía de la sociedad civil.

         Pero esta manifestación se hace frente a otras fuerzas opuestas tal como sigue:

        “… La puesta en cuestión de la Constitución, la monarquía, el poder judicial, junto a las fuertes tensiones independentistas en medio de una inédita crisis económica, llenan de preocupación e incertidumbre a la sociedad española…”

        Es fácil reconocer aquí a los partidos del 15-M y las mareas junto a las fuerzas independentistas, pero difícilmente se verá reconocido al PP secuestrando a los Órganos de los Jueces, si no hay manifestación expresa.

        “…Los enfrentamientos crecen y pareciera que asistimos a un resurgir artificial de <las dos Españas> de tan dramático recuerdo. Abonan esta situación las iniciativas legislativas del Gobierno de coalición sobre la educación, la eutanasia, el aborto, la memoria democrática, el Consejo del Poder Judicial, que van en la línea del proyecto de deconstrucción antes citado a escala global. El desarrollo de estas iniciativas  pone en riesgo la libertad y dificulta la imprescindible unidad, tan necesaria en plena crisis sanitaria y en los albores de una crisis económica de consecuencias sociales impredecibles…”

        Y si quedaba un resquicio interpretativo, aquí dejan reflejado el posicionamiento político, pues no se basan sobre la “moral del Evangelio” sino que refuerza la acusación de la derecha política de que la política del Gobierno de coalición es de enfrentamiento con sus iniciativas de deconstrucción (¿del régimen del 78?) de la democracia que se dieron los españoles con la Constitución.

        Acusa al Gobierno de llevar con sus iniciativas (legislativas) el poner en riesgo la libertad y dificultar la unidad necesaria entre los españoles.

        Y a mí me resulta legítimo preguntarme si el colegio episcopal con su asimilación de la cultura de la derecha, más que dominante, supremacista, no nos está llevando también a su propuesta moral tan alejada de los principios evangélicos.

        No hace falta que los obispos se pronuncien más. Ya lo vienen haciendo desde los gobiernos constitucionales de Adolfo Suárez. Todavía se recuerdan los ecos de las controversias en torno a la primera ley del divorcio del ministro Francisco Fernández Ordóñez y la posterior ley del aborto de 1985 ya en un gobierno socialista y que terminaron siendo “homologadas”, cuando Aznar, del PP, llegó al gobierno. Luego, la moral sexual, que es competencia legítima de la Iglesia y que obliga solo a sus miembros, no ha sido obstáculo para que la derecha española ejerciera sus acciones de gobierno y aceptara con comodidad la laicidad de la sociedad civil.

       

35 comentarios

  • Monica

    Winston Churchill: “Los fascistas del futuro se llamarán a sí mismos antifascistas“. En ocasiones esta frase acierta de lleno. No, no creo en absoluto que Vox, y mucho menos el PP, tengan ningún rasgo característico que los pueda definir como fascista. Tampoco creo que Sumar y Bildu sean de ideología comunista. Esas ideologías tuvieron su razón de ser en un periodo histórico concreto,  pero hoy sus planteamientos están absolutamente desfasados. La sociedad es distinta, tiene otros retos, otros intereses, y sobre todo está más formada, afortunadamente una mayoría tiene ideas no ideologías. Por lo tanto los calificativos de fascista o comunista sirven para descalificar al adversario, como insulto al que discrepa. También descalificar a quien tiene ideas independentistas está muy extendido, y además se utiliza como sinónimo de vileza, de insolidaridad. Quienes consideran que forman parte de una nación, y que  no alcanzará su máxima plenitud cultural, social o económica mientras continúe formando parte de otro estado, pues están en su derecho, como tan respetable es los que sostienen lo contrario. Es muy cierto que existe mucha intolerancia en unos y en otros, lo que provocó mucho dolor y sufrimiento, y ahora una situación de enfrentamiento. Así pues, yo no descalificaría a Vox y PP, de tener rasgos fascista. Y esto desde la discrepancia en sus planteamientos,  sobre todo en el ámbito territorial. Yo aspiro, quizá de forma idílica,  a que mi nación llegue alguna vez a convertirse en un Estado independiente, pero desde el dialogo y la tolerancia. 

  • carmen

    A lo mejor estoy equivocada, pero si la obra que se ha censurado en tu pueblo de Virginia Woolf, es su Orlando, es una novela. Estará en cualquier librería.

    Me pareció oír que era esa . Si te apetece leer algo de ella, Las Horas es magnífica.

    No es una mujer sencilla de leer. Una de las grandes. Como todo el grupo al que pertenecía. Gente culturalmente muy elitista.

    Y se suicidó. Descanse en paz. A lo mejor las aguas del río le trajeron la paz que no pudo tener en vida. Vaya usted a saber…

    No me extraña nada esa censura. Así van a estar las cosas durante un tiempo. Y ese tiempo pasará, antes o después.

  • José María Valderas

    Al señor, con perdón, Dueñas
    Dudaba, muy señor mío, entre ignorar o despreciarlo su bronca sarta de descalificaciones. Al fin, una más en la cuenta de los muchos autosuficientes de la izquierda radical, tan poco cultos por lo visto y leídos. No tendría perdón de Dios si no hubiera sacado al menos un mínimo provecho de las oportunidades que el Señor puso en mi camino.  Escribió Isaac Newton (de quien usted no ha leído la Optica, no digamos sus Principia), remedando a Bernard de Chartres, uno de los protagonistas del renacimiento filosófico y científico del siglo XII (cuya existencia a buen seguro usted ignora), que hemos visto más lejos que otros porque nos hemos aupado a hombros de gigantes. A hombros de gigantes me he formado, por citar sólo una muestra, en filosofía y letras con el helenista Josep Alsina, el prehistoriador Miquel Tarradell, en antropología filosófica con Pedro Cerezo, en historia de la filosofía con Emilio Lledó. En ciencias, con Ramón Margalef en ecología, con Antonio Prevosti en genética. Y aunque me he tragado mucho Ortega, no acabo de superar el juicio de Bergson, quien lo calificó de un “periodista con talento”, injustamente quizá con su raciovitalismo. Lo digo porque es la autoridad con que usted rubrica su filípica. Por cierto, no he comido nunca por usted para que me tutee.

    –Pero aparte de los maestros citados –han sido muchísimos más a los que estoy sumamente agradecido, pues maestros son todos los que en mi vida de editor de revistas humanistas y científicas se han cruzado en mi camino—uno ha vivido lo suyo. Uno ha contado –bendito sea el Señor—con sujetos de izquierda radical y otros white collar y servicio de mesa en su hogar— que han hecho el mal con ganas, que decimos en castizo. Un mal que está enquistado en la historia reciente de España. No es fortuita la mención a Alsina, maestro de helenistas. Alsina me condujo, intelectualmente hablando a Rodríguez Adrados y éste a Tovar. De Antonio Tovar usted conocerá –vamos a reconocerlo—su labor de intérprete entre Franco y Hitler en Hendaya. Y ahora viene lo mollar, que usted ignora, porque si no se abstendría de afirmar lo que groseramente dice. Tovar era el que se encargó de recopilar el archivo de Salamanca, de ir recogiendo las primeras carpetas requisadas en casas del pueblo, sindicatos, sedes de partidos, domicilios de significadas personas y personalidades de la izquierda, por lo de la masonería y otros temas. Con Tovar trabajaron no sólo expertos en archivística sino jóvenes requetés. De interés de los archivos para conocer los orígenes de la guerra civil da fe el interés de la Generalidad de Cataluña por hacerse con todos los documentos relacionados con ella y no relacionados con tal de que fueran catalanes. Luego han ido mucho más allá, merced a Zapatero que vació un espléndido fondo por cuestiones políticas, cuando podía haber otras soluciones. Ni que decir tiene que de muchos papeles no existen copia en ningún formato. Porque se trataba de eso, de borrar, no de conocer.  Qué escondían, qué esconden esos documentos es importante para conocer los orígenes de la guerra civil. Lo digo por lo de la relación directa entre el levantamiento socialista de Asturias y la guerra del 36. Avancemos más, el pistolerismo. Usted no sabe, me atrevo a afirmarlo, qué sindicato fundó Angel Pestaña y su imbricación en el pistolerismo. Un servidor sí conoció a uno de los sacerdotes infiltrados en el pistolerismo, que contaron con el permiso vaticano para conocer de cerca cómo pensaban, como actuaban era obvio, Pestaña y los suyos. De la quema de conventos tiene imágenes suficientes en cualquier libro sobre el tema. Conocí, además, por razones profesionales a un descendiente directo de Pestaña, un médico extraordinario. Además de los libros, el tratamiento con los protagonistas, importa leer e interpretar lo que se lee. Usted habrá oído hablar de Ramón y Cajal. Eso no lo dudo. No creo que conozca la historia de la teoría de la neurona y su disputa con Camillo Golgi. Pero, ¿esto a qué viene? Viene a lo siguiente: Ramón y Cajal ideó su hipótesis, que cambió el rumbo de la neurología, en Barcelona, en la calle Notariado donde vivía y desde donde acudía a las tertulias y a la Universidad para sus clases de Anatomía. Tenía un gran aprecio a la ciudad y a su alma mater. Usted conocerá el independentismo catalán por el Estatut de Sau. Bueno es la referencia común. Pero para conocer la repercusión del independentismo en el estado de opinión de la ciudadanía española no es mala cosa leer a Cajal: corrigió su testamento eliminando la cesión de parte de su legado a la Universidad de Barcelona… por su deriva independentista. A los ochenta años, el español más lúcido del momento observó y ponderó lo que los movimientos secesionistas iban a producir. Y dejó escrito: “A patria chica, alma grande”- Exactamente lo mismo que, con otras palabras, recriminó el cura de mi pueblo a otros curas separatistas siendo yo monago: “Per culpa vostra moriren molts dels nostres”. No era porque empuñaran ellos las armas… Y un consejo, antes de idear cualquier ocurrencia fíjese si otros no lo han hecho con mayor rigor. Hablando de cultura y sabiduría ya Aristóteles distinguió entre las virtudes intelectuales. Las comentó Zubiri en Cinco lecciones de filosofía. No pontifique sobre lo que no sabe ni descalifique con arrogancia.

    • Antonio Duato

      Dejo a Nacho Dueñas la decisión de contestarte o no, José María.

      Pero yo, que aunque no he leído la Óptica ni los Principia de Newton, tengo la responsabilidad de ir manteniendo el talante de este Lugar de Encuentro en el que estás participando hasta que el futuro patronato de la Fundación tome el mando, te he de advertir que aquí el que entre debe acceder como simple persona que busca verdad y sentido al munndo y debe permitir que otras personas (aún sin que hayan comido no sé cuantas veces con él) le traten de tú.

      Creo responder al parecer de la mayoría de participantes en este Lugar de Encuentro si te digo que lo que nos intresa no es que hagas alarde de lecturas y de personas que has tratado. Por cierto, que al Angel Pestaña médico y que siempre he supuesto hijo de su homólogo, lo traté yo desde joven en el Portet de Moraira hasta que lo echaron del CSIC. Pero esas cosa no son para aquí. Aquí te escucharemos con respeto si nos dices con sencillez, como otros hacen, cuál va ser tu opción electoral el domingo y las razones por las que aquí y ahora crees que es la mejor para el bien común de las personas de España.

    • Nacho Dueñas

      Inefable Valderas:

      Retomo el engolado “usted”, como si la sencillez de trato excluyese el respeto mutuo, o como si la sencillez no fuese la tarjeta de visita de la persona inteligente. Dicho lo cual:

      -¿”Bronca sarta de descalificaciones” por mi parte? Todo lo más que le digo es que comete “falsedad o error de tamaño sideral”, o que tu afirmación de que la causa de la guerra está en Asturias 34′ y en el pistolerismo de izquierda es un “acto de irresponsabilidad supina”.

      Entonces, no diré que comete “falsedad o error de tamaño sideral”, sino que “su conclusión epistémico-conceptual presenta severas insuficiencias, falencias e inexactitudes”, y en vez de que comete un “acto de irresponsabilidad supina”, que “una cierta precipitación en la exposición de sus conclusiones historiográficas le han hecho descuidar de modo notable la necesaria rigurosidad expositiva”. Con lo cual, digo lo mismo, pero con más engolamiento y menos sencillez.

      Ahora me centraré en el contenido:

      -En efecto, la revolución de Asturias 34′ y el posterior pistolerismo son, a lo sumo, un salto cualitativo en la secuencia de acontecimientos que desembocaron en la contienda. Pero si Ud, con la sencillez y humildad que le caracteriza y nos embelesa, lo considera como la causa, habrá (por ignorancia u prejuicio) olvidado que “el texto sin contexto deviene pretexto”.

      -Ignora u omite el hecho de la extrema pobreza de las masas, junto a unas clases oligárquicas que desde siempre se han desentendido de dicha extrema pobreza. Esto lo afirma alguien tan poco sospechoso de izquierdismo como Fernando García de Cortázar, jesuita de derechas.

      -Ignora u omite que antes de Asturias 34′ estuvo Sanjurjo 31′, y que contra lo que sostiene Jiménez Losantos, desde la historiografía cercana a la falange se reconoce que no fueron cuatro militares aislados, sino un amplio sector con grandes apoyos de lo que Tuñón de Lara denominaría “bloque de poder”.

      -Ignora u omite que la muy moderada reforme agraria de Largo Caballero, que quiso contentar a todos (modo de al final no contentar a nadie), se topó con el boicot de legisladores de derechas y de grandes propietarios. Esto lo reconoció hasta el mismísimo ministro de Agricultura de la CEDA, Manuel Jiménez Fernández.

      -Ignora u omite el contexto de Asturias 34′, con el desmontaje de la muy rudimentaria legislación laboral de Azaña, o el terror (más que fundado) de un fascismo que estaba ocupando el poder a lo largo de toda Europa.

      -Ignora u omite que el precedente inmediato del pistolerismo de las izquierdas y las derechas fue el de Martínez Anido, ministro de la Gobernación de Alfonso XIII, y terrorista de Estado de libro, que en su contexto fue auténticamente desproporcionado.

      -Por esto, y muchas cosas más, cuando las derechas se encierran en Asturias 34′ y en Paracuellos 36′, o las izquierdas en Marruecos 36′, o en Gernika 37′ (los años los cito de memoria, ahí puedo estar cometiendo errores), y no miran más allá, me acuerdo de la deshonestidad intelectual.

      -Otra cosa: Yo la tengo muy larga, y follo muuuucho (o no). Pero me ruborizaría se en estos u otros comentarios me dedicara a comentar los centímetros que me mide aun  en estado de reposo, o las damas con las que gozosamente he ayuntado. Para que luego no diga que le descalifico, sólo diré que “el que tenga oidos, que oiga”, sabiendo que ud. siempre podrá acogerse al “no hay más ciego que el que no puede ver”.

      Señor Valderas, tenga Ud. un verano feliz.

      • José María Valderas

        A mi edad no se soporta la necedad, salvo en los niños. Ni la estupidez. Las lecciones de contexto a otros que se traguen sus tonterías. La referencia a jiménez Losantos, como si uno se apoyara en ese personaje, apesta a mal perdedor. Las pobreza y el retraso de España viene de siglos atrás. Y por ello hubo varias guerras civiles, cantonalismos y todo lo que cualquier alumno sabe. Como también sabe, camuflado en guerras dinásticas y de montaraces contra supuestos ilustrados.

        Se me hace cargante tener que desmentir sus juicios superficiales y comparaciones bastardas de episodios infames.

        Como un mal estudiante mezcla cosas que cualquier aprendiz conoce. El pistolerismo no es consecuencia del 34, sino anterior y coetáneo. Pero ¿qué dice? La Reforma Agraria de Manuel Jiménez tenía de socialista-comunista como era el Lenin español lo que una política democristiana de justicia social con una política antisocial que destruye el trabajo con la excusa de la nacionalización del campo y sus repercusiones en las revoluciones del agro andaluz.

        Etcétera, etcétera. Ande ya y que Magdalena le guíe. Estudie. Si estudia jerarquizará las fuentes, amará el rigor (la “rigurosidad”), contextualizara. Por cierto, Martínez Anido era miembro del consejo de Estado en el que participaba Largo Caballero. Estudie, hombre, estudie.

         

        • Nacho Dueñas

          Valderas:

          -“Necedad”, “estupidez”…¡Justo después de quejarse de que yo le descalifico!….jajaja…¡Es usted mi héroe! La próxima ronda, sólo por eso la pago yo. Descalifique hombre, descalifique.

          -¿He dicho yo que usted se apoye en Jiménez Losantos? Invente, hombre, invente.

          -¿La pobreza y el retraso viene de antes? En efecto, y hasta los 60 duraron. Y duraron por el egoísmo de las oligarquías (Gª de Cortázar), que las ignoraron y las oprimieron, habiendo tenido toooodo el tiempo del mundo para paliarlo. Sólo algunas minorías (arbitristas, ilustrados, krausistas…) lo intentaron, sin gozar de mayor apoyo. Quien quiso ver esto como causa de la debacle lo vio. Así Machado una década antes (“Españolito que vienes…”) como Larra siglo y medio antes (“aquí yace media España, murió de la otra media”). Ud. conocerá la teoría de Braudel sobre la interrelación entre tiempo largo (economía), tiempo medio (política) y tiempo corto (acontecimiento puntual). Piense, hombre, piense.

          -¿Cuándo he dicho yo que la reforma agraria de J. Fernández sea social comunista? Si hasta la de Largo Caballero era “keynesiana”. Lea, hombre, lea.

          -¿Martínez Anido miembro del Consejo con Largo Caballero? ¿Y eso niega mi previa afirmación? Contextualice, hombre, contextualice.

          -Hombre, está bueno eso de que el de juicios superficiales sea yo, tras despacharse Ud. con eso de que la guerra hunde sus causas en el 34′. Claro, no hubo Sanjurjo 31, ni reversión de las política sociales, ni Jiménez Fernández denunció que as derechas estaban boicoteando la reforma agraria. entre otras cosas. ¿De verdad soy yo, inefable Valderas, quien debe estudiar?

          -Aquí lo dejo, salvo que Ud. responda, por aquello del derecho a réplica. En todo caso, reconozco que ahora me gusta Ud. más. Cuando no presume (y ahora no lo ha hecho) de contactos, lecturas y lances, está más guapo. Piénseselo, ya que yo, puesto que nunca presumo de centímetros ni de damas, debo ser todo un Adonis.

          Feliz verano, inefable Valderas.

           

          • José María Valderas

            Uno puede acogerse al derecho de réplica cuando tiene algo que replicar. Necedad es nescire, ignorar. Estupidez viene de stupidus, atolondrado. Sigue con sus limitaciones de formación. A cierta edad uno es responsable de sus carencias. Por citar un ejemplo y cierro. Antes del 34 estuvo la sanjurjada. Por supuesto. ¿Y? Un golpe de estado. Pero puestos en su razonamiento torpe –busque la raíz latina– antes de Sanjurjo estuvo la Semana Trágica. Y antes, mucho antes, el manifiesto de los Persas. Pero, ¿no tiene pudor?

          • Nacho Dueñas

            -Y antes del manifiesto de los persas, el motín de Aranjuez, y antes el del Esquilache…Bienvenido al criterio de contextualización, al cual yo apelaba. Sazone usted la secuencia de acontecimientos (el manifiesto de los persas no influyó directamente en Asturias 34′, pero por supuesto que Sanjurjo 31′ sí), e integre el concepto de Braudel (escuela de los Annales) de tiempo largo-medio y corto, y cualquier persona mínimanente lúcida negará la boutade de que la guerra del 36 viene de Asturias 34′.

            -Necedad, estúpido, atolondrado, limitaciones de formación, razonamiento torpe, que si no tengo pudor… jaajajja…¡ justo tras quejarse de que yo lo descalificaba…¿ve que es ud, mi héroe? tómese esta noche un vino conmigo… jajajaja.

            -¿Pudor yo? Cuando en este foro, le repito, me dedique a presumir de damas y de centímetros. no creo que esa pregunta deba ir dirigida precisamente a mí.

            -Aquí lo dejo, ya sí, no sea cosa de entrar en bucle. Si algo de mi ironía le ha molestado, yo me disculpo. Que tenga un verano feliz.

             

  • ana rodrigo

    Mi apreciado Antonio Llaguno, escribes: VOX  es un partido neoconservador (Muy conservador) populista, oportunista y como todos los populismos impredecible una vez que llegara al poder. No olvidemos que Hitler y Mussolini (Y Chávez, sin ir más lejos) llegaron al poder de forma legítima (Incluso Mussolini que llega al poder tras la Marcha sobre Roma, lo hace de forma coherente con la Constitución Italiana vigente) y luego se encarga de eliminar toda posibilidad democrática”.

    Por otra parte parece que te sientes avergonzado de que en tu pueblo se haya censurado una obra de Virginia Woolf. En otro momento dices que en atrio, lugar de encuentro, en el caso de que estés equivocado, estás dispuesto a aprender. No soy quien para decirte si estás equivocado o no, ni, por otra parte tengo nada que enseñarte, -pobre de mi-, pero con todo el respeto de que soy capaz, y desde el aprecio que te tengo y te valoro, si me permites y pidiéndote perdón por adelantado si te molesto, sí te digo que no te pega votar al PP de hoy, fiel compañero (aunque digan lo contrario) de VOX, PP que nos pondrá cualquier ministro homófobo o xenófobo o machista o negacionista del cambio climático. como ya estamos viendo en donde gobierna con VOX..

    En una democracia la alternancia en el gobierno es normal aunque a unos guste y a otros no, pero en este momento votar al PP que, por muchos votos que tenga, VOX está al acecho, aspirando a lo más. Y esto no es alternancia, es algo más, ya que tanto la xenofobia, la homofobia o el machismo van contra el artículo 14 de la Constitución. Aparte de otras cosas y valores ya conquistados como la libertad de expresión, por poner un ejemplo.

    Antonio, te mando un cordial y sincero abrazo, con cariño y respeto. Estoy temblando por si he metido la mata diciéndote lo que te he dicho, pero me tranquilizo pensando que tu vales mucho más que todos los voxeros juntos

    • Antonio Llaguno

      Puedes estar tranquila Ana, no has hecho nada que yo mismo no haga todos los días conmigo mismo… y con otros.

      Es muy fácil comprender por qué votaré al PP: Por exclusión.

      Las elecciones pasadas voté a Ciudadanos, pero esa opción ya no es posible (Y después del ridículo que han hecho con el Edmundo ese que lo único que sabe hacer es presumir de oposición de abogado del estado tampoco se si les votaría hoy). No voy a votar a los extremos. No me gustan. VOX me parece filo franquista, totalitario, excluyente e inquisidor y Podemos igual de totalitario, filo comunista, excluyente e incapaz y Sumar, en mi opinión, no es más que un lavado de cara de Podemos para hacer menos evidentes los errores garrafales que han cometido en el gobierno.

      Por supuesto, eso es sólo mi opinión. Puedo estar equivocado y lo que si está claro es que cada vez que llegan elecciones, yo al menos salgo sin el voto establecido y dispuesto a dejarme convencer. Acompañado de Montero, Echenique, Pam, Belarra, Rufián, Otegui, y resto de acompañantes, Sánchez tiene imposible convencerme este viaje.

      Se que VOX no es un compañero de viaje cómodo. Y espero que igual que Sánchez, sin mucho éxito, ha semi contenido algunas tendencias totalitarias de Podemos durante su gobierno, Feijoo sea capaz de controlar a VOX. Entre otras cosas, por eso voto PP, para ver si con mi voto obtiene mayoría suficiente como para no necesitarlos. Es muy difícil, sí, pero no imposible.

      El asunto de mi pueblo, es bien distinto. El PP ha puesto allí de candidato y luego alcalde a un familiar del cacique de la zona (El alcalde de Villanueva de la Cañada, que cada vez que hay elecciones sube a Valdemorillo a “cerrar” a campaña y arropar a su cachorro), su primo es el concejal de urbanismo y su hermano gemelo el jefe de prensa  de uno de los consejeros de Ayuso. Político profesional sin haber dado nunca en la vida un palo al agua, un día decidió hacerse alcalde del pueblo y movió Roa con Santiago para que le nombrasen candidato (Elecciones de 2019) lo que provocó que dejaran el PP la mitad de los militantes del pueblo (No importó).

      Unos cuantos vecinos, decidimos que después de esto, en un pueblo que vota mayoritariamente PP, no podíamos quedarnos sin hacer nada viendo que este inútil rigiera nuestras vidas cotidianas y formamos un partido político independiente (Se llama Objetivo Valdemorillo) con el que nos presentamos en 2019 y 2020, obteniendo en cada elección escasamente 2  concejales, que está muy bien, pero no sirve para gobernar puesto que PP y VOX tienen mayoría absoluta.

      En 2019, la presencia de Ciudadanos, templó gaitas en el Ayto. y a mediados de la legislatura, tras la pandemia y ciertas discrepancias en la contratación de algunos servicios (Cambio de luces en el pueblo, teóricamente para ahorrar energía) VOX y PP rompieron y gobernaron solo con Cs y apoyos puntuales de algunos partidos locales (Hay 3).

      Pero este año, VOX sabe que es imprescindible. Nadie va a pactar con PP mientras este pelele siga de alcalde y han empezado prohibiendo una obra de teatro supuestamente feminista (No lo se, yo no he leído esa obra de teatro y ni que decir tiene que , al menos en el pueblo, no la veré) de Virginia Wolf, cosa que ha sido aprovechada por el resto de partidos para poner en el telediario el nombre de mi pueblo tachado de vergüenza.

      Me da igual que la obra sea feminista o medio pensionista. Lo que me molesta es la censura.

      Mira, Ana. Yo fui hace años catequista de confirmación en mi pueblo. En mi grupo, un conjunto de muchach@s maravilloso, hay una actriz, una bailarina profesional, un músico y otro artista aunque de difícil catalogación (Químico de formación, pinta, escribe, hace una cosa muy rara llamada performances, y crea ropa y accesorios con muy buen gusto y escaso éxito. Este último es el muchacho gay que me llevó a discutir con el vicario del obispo).

      Yo quería ver esa obra de teatro porque tenía un papel diminuto Martita, la muchacha que es actriz, que está empezando y lo tiene muy difícil. Te aseguro que terminaron la catequesis con sólida formación cristiana y una convencimiento comprometido con cambiar el mundo para bien simplemente por amor al prójimo y siguiendo el ejemplo de Cristo.

      No ha sido la primera y no será la única pero se llevó una buena bofetada en su propio pueblo cuando fue censurada, algo que en mi ingenuidad, yo les había contado que existió en España pero que gracias a sus abuelos y padres ya no existía.

      Como escribí, en esa misma casa de cultura reside la biblioteca de mi padre, con la que aprendí a leer, de más de 5000 volúmenes y que le fue donada en su día al pueblo con el placer orgulloso del hijo de mi padre incluido. Ahora ver que se gestiona por una inculta que ni siquiera conoce lo que ha censurado me pone de muy mala leche.

      Pero eso es mi pueblo. Un pueblo de 12000 habitantes en la Sierra de Madrid. Espero que no sea la tónica del estado español.

      Porque si lo es, no me queda nadie a quien votar,

      • ana rodrigo

        Gracias, Llaguno, por aceptar un diálogo respetuoso. Siento no estar de acuerdo contigo a la hora de comparar Podemos y las leyes que han propuesto y se han aprobado, con VOX y lo que ya están haciendo y dicen que van a hacer, tirando a la papelera valores cívicos sustanciales y, con ellos, los derechos humanos que tenemos todas las personas por el hecho de serlo y que no hace falta que los vuelve a recordar.

        Un cordial abrazo, desde el respeto a tu persona, no a tus argumentos.

  • carmen

    Román. Te aprecio y lo sabes. Porque las ideas ideas son y las personas son mucho más de las ideas que defienden. Todos tenemos derecho a expresar lo que pensamos.  Desde luego, así me siento.Pues sí. La lectura es algo que no valoramos lo suficiente. Hay que leer. Totalmente de acuerdo.

    Por ejemplo, por qué vino Einsenhower , a España en el 59. Si no se escribe así, sorry.Leer sobre la guerra fría. Que por cierto, la crisis de los misiles en Cuba, tres años después, fue tremenda. Y se solucionó, recuerden. Kennedy y kruchev, que tampoco sé si se escribe así. Después, a finales de los ochenta, hubo otra tremenda, y ahí estuvieron Gorvachov y creo que Bush padre. Habría que leer también sobre las bases de EEUU en España. Y no es justo olvidar el tema de Palomares. El del baño de Fraga . Siempre he pensado que era un hombre de letras, de radiactividad quiero pensar que no sabía mucho.

    Habría también que recordar a  Argentina. Eva Perón. El viaje a España. El recorrido de los nazis cuando perdieron la guerra. Por qué se refugió Perón en Madrid con su segunda mujer.Habría también que recordar los juicios de Burgos del 70. Setenta. Insisto. 70. Creo recordar que Europa bramaba y se conmutaron las penas de muerte. En el 75 fueron fusilados, no tuvieron esa suerte. . Yo tenía entonces 22 años. Lo recuerdo todavía con un estremecimiento.

    Si, está bien eso de leer.Conozco a mucha gente franquista. Alguna que otra de los de arriba. Eran malas  personas? En absoluto. No . Pero colaboraron con el régimen que colaboraron. Absolutamente convencidos. Pero el régimen fue el que fue .Y ahí está la historia. Es opinable la historia? Pues diría que una vez pasado el tiempo, cuando se desclasifican documentos, cuando los testigos hablan, para mí es fiable. Bueno, comparada con la filosofía y la teología, a mí modo de ver, es una ciencia casi exacta. Digo en comparación.

    Pero vamos. Aquí escriben historiadores. Sé el poco peso o la ausencia de peso  que pueda tener mi opinión aquí,  no me importa nada. El domingo votamos. Me temo que me van a aguantar hasta entonces.Y lean. Es estupendo.Un abrazo, Román.

  • Nacho Dueñas

    Llaguno, por alusiones:

    Dice que yo defiendo el socialismo real. No es cierto. Por socialismo real se entiende a los regímenes marxistas de entre 1917 a 1989.

    Yo no soy marxista, y hasta en libros los he denunciado (sin negar por ello sus muchos aspectos positivos). Sí defiendo a la Cuba de Fidel, pero como excepción. Y, faltaría más, a Venezuela, Bolivia y al Ecuador de Correa, que, pese a cómo se definan, de socialista tienen poco, y que a lo más serán unas socialdemocracias capitalistas keynesianas (que en el contexto latinoamericano no es poco).Y a  nivel teórico me sitúo más en un anarquismo posibilista.Saludos.

    • Antonio Llaguno

      Pues si es así y nadie mejor que tú para saberlo te pido mis más afectuosas disculpas.

      Simplemente quería decir, que la generalización es mala, que los lugares comunes son poco aplicables a las personas y que como buen arbitro que fui, estoy acostumbrado a los insultos y no me afectan demasiado.

      Un abrazo

      • Nacho Dueñas

        Llaguno, no tiene mayor importancia, de hecho no he percibido mala onda alguna por tu parte. Entendí el sentido de tu comentario.

        Por mi parte, era sólo una aclaración.

        Un abrazo.

  • Román Díaz Ayala

    Antonio, no me resisto a hacerte una nueva anotación a tu último comentario donde hablas de lo tolerable que se volvió el Tardofranquismo a partir de los 60 y hasta la búsqueda de una “homologación” a través de su “Democracia Orgánica”.

    A partir de del al final de la IIGM y la ruptura de las alianzas con los anteriores aliados ya en 1947 se dieron pasos para un lavado de cara al régimen franquista. La relación de fuerzas había cambiado, entrábamos en la Guerra Fria y España podía ser un territorio estratégico dominando la entrada al Mediterráneo y las Islas Canarias en una vasta extensión del Atlántico más al Sur. Lo exigía la geopolítica con el mundo dividido en dos bloques y la siempre temida expansión del comunismo soviético. (Europa del Este, China y luego Corea en el Extremo (Oriente)  Ya en 1947 Franco empezó a beneficiarse de préstamos de la banca estadounidense con el beneplácito de su Gobierno, Francia abrió su frontera con España y Francia y Reino Unido iniciaron relaciones comerciales con España. Franco vendió su anticomunismo para que EE.UU le apadrinase en la retirada de las sanciones de la ONUY con esto llegó el Pacto de 1953, 1.500 millones de dólares a cambio de 4 bases,la presencia de 7.000 soldados estadounidenses, y material de segunda mano para los ejércitos españoles que sustituían las viejas armas de Italia y la Alemania Nazis. Los planes de Desarrollo comenzaron en 1953 y la promoción del turismo. Franco pudo mantener su Movimiento Nacional, pero ahora legitimada la permanencia por su anticomunismo. Tenía tiempo para buscarle a su régimen una continuidad histórica.

  • Nacho Dueñas

    Aplicando en sentido estricto el contenido que las Ciencias Políticas le dan al término “fascista”, ni siquiera el franquismo fue “fascista”, sino “cuasifascista” a lo más.

    Ahora, que en una acepción más coloquial, “fascismo” sería un gobierno (ni siquiera un régimen) de un determinado nivel represivo ni dictatorial, lo cual a veces es subjetivo y opinable (por ello tras sostener con datos, fuentes, datos y argumentos que Venezuela es muuucho más democrático que España, sin que absolutamente nadie me lo haya refutado). En ese sentido, sí se podría hablar de fascismo en muchos gobierno como los de Franco, Pinochet, Stalin, y muuchos más.

  • Antonio Llaguno

    Pue yo lo que creo es, que como tantas veces, se trata de un problema de prostitución del lenguaje al servicio de un interés particular.

    Lo que la teoría política llama fascismo terminó, no con Mussolini, sino con la defenestración de la Falange en el régimen de Franco, puesto que la Falange fue la organización política heredera del fascismo. Lo que quedó fue un régimen totalitario y dictatorial, pero no fascista.

    Y es que no es lo mismo dictatorial y totalitario que fascista. Vox, justifica una parte muy importante del franquismo y aglutina en sus siglas a los nostálgicos de Franco, que los hay y no pocos, aunque estoy convencido que los verdaderos franquistas si vieran a VOX y lo que VOX defiende se revolverían en sus asientos (O sus tumbas) porque los verían como una versión light y sin ideología del franquismo real.

    VOX  es un partido neoconservador (Muy conservador) populista, oportunista y como todos los populismos impredecible una vez que llegara al poder. No olvidemos que Hitler y Mussolini (Y Chávez, sin ir más lejos) llegaron al poder de forma legítima (Incluso Mussolini que llega al poder tras la Marcha sobre Roma, lo hace de forma coherente con la Constitución Italiana vigente) y luego se encarga de eliminar toda posibilidad democrática.

    Se ha establecido, en España, el mantra de que los totalitarismos de izquierdas y los de derechas no son comparables. Que Podemos es mucho más “democrático” que VOX.

    Yo opino, claramente, lo contrario. Son lo mismo. Y lo único que evita que dejen salir sus intenciones totalitarias son tres cosas perfectamente definidas:
    1) El contrapeso que hacen los partidos moderados (PSOE y PP) que al ser los mayoritarios se supone que serán quienes lideren el gobierno, y que no van a exponerse a eliminar la democracia aunque si traten de “prostituirla” como hacen TODOS los partidos políticos con el Poder Judicial, Tribunal Constitucional, Fiscalía, Tribunal de Cuentas, Defensor del Pueblo, etc… cada vez que llegan al poder. Esto último es muy importante y abundaré en ello al final
    2) La Unión Europea, que tal y como está haciendo con Polonia y Hungría no va a permitir que un estado miembro derive en un régimen totalitario y no democrático.
    3) Los propios españoles que, en su mayoría, somos personas ya democráticamente maduras y que tampoco vamos a votar mayoritariamente a partidos totalitarios (Aunque en el País Vasco y con Bildu se empeñen en quitarme la razón en esto)

    Por último señalar que las verdaderas democracias se distinguen de las falsas, no en el sufragio universal o el voto de casi todo lo que se decida. Eso es importante sí, pero no suficiente. Se distinguen en los contrapesos independientes que existen y que controlan a los diferentes gobiernos para que no se salten las normas democráticas. No es sólo la independencia de los 4 poderes (Aquí incluyo también a la creación de opinión, los “mass media”) sino los organismos que ponen de manifiesto que un gobierno se pasa de la raya.

    Por eso me dio tanto miedo cuando Sánchez dijo aquello de “¿Quién pone al fiscal del estado? Pues eso” Porque entiende que la fiscalía está a su servicio y no al de  los españoles. Mientras en España, esos organismos funcionen de forma independiente podemos estar tranquilos.

    Eso lo saben en la UE y lo vigilan y controlan. Es conocida la reprimenda que recibió el régimen polaco al tratar de controlar el poder judicial y el húngaro; así como la llamada de atención a gobierno y oposición españoles para que se pongan de acuerdo.

    Llamar fascista a cualquiera que no piensa suficientemente de izquierdas, no sólo no es verdad sino que define a quien lo hace; porque lo convierte en otro totalitario dictatorial. Y España ha sufrido muchos años de dictadura totalitaria (Y asesina, por cierto) y algunos menos de terror (También totalitario y asesino) nacionalista vasco que no por ser menos fueron menos dolorosos, como para ahora caer en manos de populismos totalitarios.Es por todo esto que a mi, particularmente, me encantaría que los dos partidos mayoritarios fueran capaces de entenderse y eliminar los extremos que no pueden evitar que se les vea el pelo de la dehesa populista y dictatorial.España no se puede permitir caer en otra tiranía.

    El PSOE se lo ha impedido a Podemos y con los resultados de las encuestas, si se confirman, muy malo tiene que ser Feijoo como para no impedírselo a VOX (Y las encuestan muestran como los populismos lo tienen difícil para mantenerse en el poder una vez enseñan la patita detrás de la puerta).Sólo espero (Y es un deseo más que una esperanza) que algún día lleguen a entenderse 

    • Román Díaz Ayala

      Antonio, alimentas la tesis de que la dictadura de Franco no era un régimen fascista, y todavía existen mentalidades de derecha que la defienden, pero tendríamos que atenernos a la historiografía y sacar nuestras propias consecuencias.  El debate será instructivo , pero no aclararía si los elementos del neofascismo anidan en Vox y están siendo cultivados por los dirigentes del actual equipo electoral del PP para ganar las elecciones y justificar sus pactos. A lo sumo nos puede ayudar para enjuiciar a Vox como un partido que bebe su neofascismo de la herencia de la dictadura.

      Pero como me tengo que mojar aquí van algunos datos históricos:

      El golpe de Estado que condujo a España a la guerra civil no era solo militar, sino que tenía un plan cultural de hondo calado de hondo calado político-ideológico que pretendía edificar a España como un nuevo país profundamente renovado.

      No se trataba solo de restaurar el orden, algo propio de los pronunciamientos militares, de los que tuvimos muchos desde los años del siglo XIX, más bien acabar con los enemigos de la nación española y establecer una alternativa “a la perversa civilización liberal”.

      El ejército estaba dividido entre los militares subordinados al poder legalmente establecido y los “africanistas” ambiciosos de honor militar y ascensos rápidos influenciados por el fascismo y muy nacionalistas. Había que legitimar el golpe.

      Había que construir un espíritu patriótico y moral estableciendo los principios por los que se tenía que regir la nación desde entonces. En ese momento histórico las dos opciones confrontadas eran el comunismo y el fascismo. La base política no bastaba con la adhesión personal en torno al caudillo no bastaba, como afirmas para un régimen totalitario, aunque si para una dictadura personal.

      Eliminada la monarquía, la unidad necesaria en torno al caudillo para preservar la unidad había que contar con el Ejercito y con la Iglesia, las dos instituciones que se mantenían, y que fueron los pilares básicos del franquismo.

      El confesionalismo católico sirvió para el proyecto de orientación espiritual y cultural de España y frenó a los sectores más tradicionales partidarios de una restauración monárquica a favor del falangismo (Serrano Súñer)

      La Falange, Serrano Súñer y su equipo ideológico hicieron que la unidad política de los españoles solo dependiera solo y exclusivamente del factor religioso.

      El Estado moderno español en la mente de los rebeldes y vencedores de la guerra civil tenía que ser de la solución fascista italiana o nacionalsocialista italiana.

       

       

      • José María Valderas

        Román me deja usted de piedra. ¿Cómo es posible que afirme las cosas que dice tras montones de libros y artículos sobre el origen de la guerra civil? ¿De veras es esa la idea que tiene usted de las causas de una guerra fratricida que había empezado con la sublevación socialista de Asturias y seguido con un remero de quema de iglesias, asesinatos y desórdenes públicos sin cuento, con el pistolerismo en las calles? ¿De dónde ha sacado usted que Serrano Súñer tuviera una ideología y un plan de actuación tan preciso?

        Me deja usted de piedra. ¿Cómo es posible? No diré que se ciña usted a De la Cierva ni en el polo opuesto a Tuñón de Lara, pero me deja usted anonadado, o como diría Jonson, un homosexual del Paralelo barcelonés, para desdramatizar el tema, me deja usted de alabastro.

        • Roman Díaz Ayala

          Tuve como profesor, ya de muy adulto yo, a David García Hernán.

          El último libro que leí es Historia de España Contemporánea de JavierParedes (Ed. Ariel)

          Mi esposa tiene en 10 volúmenes una história Ilustrada de España del Círculo de Lectores de Ubieto, Reglá, Jover. Gómez-Ferrer y Seco.

          En mi casa va y viene, según lo usan mis nietos una “Breve Historia de España.” Coleccioné  “La Guerra Civil Española, mes a mes” de la Biblioteca El Mundo.

          Me he ido formando mi criterio y estoy de acuerdo contigo de que pocas guerras europeas han sido tan fratricida como la nuestra, y por eso me repito constantemente “Nunca más, nunca más”. La guerra de los espíritus es la antesala de lo que puede venir.

           

          • Antonio Llaguno

            Estoy muy de acuerdo, Ramón, con tu último párrafo. Es más creo que no lo decimos lo suficiente.

            Pero después de una charla particular con el boss (AD), tengo la impresión de no haberme sabido expresar. Estoy de acuerdo en que el franquismo fue un régimen fascista. Pero a partir de los 60s con la llegada al poder de los eufemísticamente llamados “tecnócratas”, la mayoría de ellos del Opus Dei, la alianza con el anticomunismo gringo,  la caida en desgracia de la Falange y la construcción de una abundante clase media (Bien adoctrinada con la impagable colaboración de una Iglesia Católica española preconciliar y cómplice), el franquismo trato de “aggiornarse”  y hacerse más tolerable por la parte del planeta que hacía seguidismo del “American way of life”.  Incluso con un remedo de democracia, auto denominada “orgánica” (Siempre he pensado que hay sustantivos que siempre que se les añaden adjetivos se los traiciona) ¡Qué hay que joderse!

            Yo me crié en esa época. Soy “baby boom boy”.

            Pero que formalmente pueda no llamarse fascista a ese tardo franquismo (Y eso lo defenderá con vehemencia cualquier votante de VOX) no lo justifica. Seguía siendo una dictadura tirana, opresora, asesinato y esclavizante.

            De la misma manera que no todas las derechas son fascismo, no todo lo que no es fascismo es tolerable.

            El franquismo es reprobable por franquista que es tan malo como ser fascista.

            Hay nacionalismos independentistas que son o han sido terroristas y asesinos y sin embargo jamás se me ocurriría pensar que María Luisa, que es nacionalista independentistas, es una terrorista y es connivente con el asesinato. Hay socialismos reales que son stalinistas represores y asesinos, pero nunca se me ocurriría pensar que Nacho, que aprueba y comparte el socialismo real, es un asesino y opresor stalinista. Ambas cosas serían hacer una reducción al absurdo, un esperpento.

            Y eso pienso yo cuando alguien me llama fascista por votar PP, igual que cuando alguien me llamaba comunista por votar a Anguita, o hereje por defender al Papa Francisco. El problema lo tienen ellos, no yo. Yo se quien y que soy y generalmente recurren al insulto (O más bien al intento de insulto) por falta de argumentos.

            Este es un lugar de encuentro. Un ATRIO donde todos pueden exponer su pensamiento y compartir su camino. Si el mío fue, es o será erróneo, estoy dispuesto a aprender (Y quien esté libre de pecado que tire la primera piedra) y no conozco mejor sitio para hacerlo; pero nunca las reducciones fáciles, los tópicos o lugares comunes y/o las generalizaciones consiguieron enseñarme nada.

            Cuando alguien me llama fascista hago como el poeta frente al túmulo de Felipe II: Ver al brabucón calar el chapeo, requerir la espada, mirar al soslayo, irse y no haber nada.

            Nota: Quiero poner de manifiesto que estoy (Estamos) profundamente consternados por la presencia de mi pueblo (Valdemorillo) en todos los medios de comunicación debido a la censura inquisitorial de una obra de teatro de Virginia Wolf en la ¿Casa de la Cultura? de mi pueblo. Ahora comprenderéis por qué unos pocos vecinos del pueblo nos presentamos a las elecciones para combatir a un VOX tirano y un PP (El de mi pueblo) compuesto por familiares del clan caciquil más conocido de la zona, encabezado por el alcalde de Villanueva de la Cañada.

            Es, especialmente, triste para mí que haya ocurrido en el mismo edificio que en su biblioteca pública luce una placa en la que agradece a mi padre (Y a sus hijos que aceptamos su voluntad y renunciamos, no sin dolor a ella. Al menos yo) la donación a la misma de su valiosa biblioteca privada con la que aprendí a leer. Lloré cuando me enteré (De la censura, no de la donación)

        • Nacho Dueñas

          Valderas:

          Sostener que, tal y como dices, que la guerra civil “había empezado con la sublevación socialista de Asturias y seguido con un remero de quema de iglesias, asesinatos y desórdenes públicos sin cuento, con el pistolerismo en las calles” es una falsedad o error de tamaño sideral.

          Tú eres un tipo culto. Por ello, tu responsabilidad es mayor. Técnicamente, tal afirmación es un acto de irresponsabilidad supina.

          Tal vez te vendría mejor menos cultura, pero más sabiduría. Ello te aproximaría a mi parecer, a un discernimiento más lúcido de los acontecimientos. Y es que como dijo Ortega, “no vemos con los ojos, sino a través de ellos”

  • carmen

    Es que, Rodrigo, estamos de elecciones, ya sabes .Y leí no sé qué de Vox no . Y mi dedo me traicionó. Ahora? Pregunté. Me dieron las gracias educadamente. Y pensé. Voy a explicarlo un poquito más despacio. Y me he ido colando aquí y allá.

    Y luego leo lo de un caso horrible de pederastia. Bueno, leí la entrada. Y es un tema que me supera. Y volví a entrar, a mí aire. Sé que Santiago me entiende .No creo que vuelva a entrar. Ya he dicho todo lo que tenía que decir, aquí y allá. Y vuelvo a decir, ganarán, pero no convencerán. Adoro a Unamuno. Era un señor lleno de dudas, y que en cada momento decía lo que pensaba. Unas veces blanco, otras negro . Lo que pensaba en el momento que escribía. Me encantan sus novelas, sencillas y complejas a la vez. Pues eso pienso. Tendremos lo que votemos. Convencer? Espero que no . Es imposible.

    Pero los derechos hay que mantenerlos. Algo tan sencillo de entender. Porque los derechos no vienen de arriba, del cielo. No vienen de una ley divina, sino humana. Y las leyes son susceptibles de cambio. En un sentido y en el contrario. Y no hay partido político en el mundo mundial que  destruya la fe que tengo en los seres humanos.  Sorry.

    Gracias.Mucha suerte.

  • ELOY

    Gracias Román Díaz Ayala por este articulo, interesante por el tema que expone y  trata, dando opinión propia, cuanto más por las preguntas que hace y deja planteadas. En todo caso, la percepción que tenemos es que el fascismo de una u ora intensidad, parece mostrarse en muchos comportamientos y propuesta de VOX, no sólo en palabras, sobre todo a raíz de las últimas elecciones municipales y autonómicas.  Propuestas asumidas, al menos con el silencio, por parte de PP.   

  • carmen

    No sé.Sería muy cautelosa a la hora de diferenciar entre fascismo y nazismo. Cuidado.

    El fascismo de Mussolini tampoco es algo nuevo en la historia. Pura demagogia y convencer a la población de una serie de cosas. Que le bauticemos con un nombre no quiere decir que naciese y muriese en una época determinada. En absoluto. Son movimientos de poder. La ideología que dió origen a lo que llamamos fascismo no ha muerto. Ni creo que muera nunca. Y esa ideología no es exclusiva de eso que llamamos fascismo. Es algo contra lo que habrá que luchar siempre. El error es dar el asunto por terminado. No acabó. No acabará, habrá que estar siempre en guardia.En cuanto al posicionamiento de la iglesia católica. En fin. Ahí está la historia. No creo que ni tan siquiera el mismo san francisco de Asís en persona pudiese hacer nada. No va de persona. Va de organización. Va de análisis de qué planteamientos defiende. En fin.Magnifico lo de los confesionarios de Lisboa. Estuve por ahí hace unos meses y no vi ninguno. Pero la idea da que pensar.

    Hace bien la iglesia en no permitir que las mujeres sean sacerdotisas. Me las imagino negando la absolución a un montón de personas. Me troncho Buen día.Pase lo que pase el 23 de julio, saldremos adelante. Lo sé. Confíen y, sobre todo, sobre todo, no bajen la guardia. Ese es el error. Bajar la guardia.Y me voy a correos Suerte.

    • Rodrigo Olvera

      Coincido contigo Carmen – justo algo parecido le acabo de responder a Román – que pensar que ha terminado es un error; porque si reconozco que no ha terminado, necesito entonces tomar decisiones para prevenir su fortalecimiento.

      Decir que lo de ahora no es fascismo sino neofascismo puede llevar a un par de errores que saldrán muy costosos:

      a) puede dar la idea de que no es exactamente como lo anterior y no será tan malo como el “fascismo histórico”; he escuchado a personas que no pertenecen a Vox pero que consideran votarles decir “sí, tienen algunas ideas similares al fascismo, pero no son fascismo; es algo nuevo y distinto, no creo que intenten destruir la democracia, eso era el fascismo de antes”.

      b) puede dar la idea de que como es nuevo es débil, pequeño, no es un peligro; uno de los Clásicos de la Cultura china tiene una advertencia contundente: incluso un pequeño lechón puede causar destrozos si no se le contiene con firmeza.

  • José María Valderas

    Hay gente que sólo lee El País, oye la Ser y sigue los portales de izquierda en la red. Y así se cae en un adanismo en moral, en política, en historia. En cuanto subió Sánchez al poder por una moción de censura cuyo fundamento en una sentencia desmontada luego por el Tribunal Superior de Justicia, esas tres plataformas comenzaron a hablar de crispación. Todas las críticas eran crispación. Basta ojear los editoriales del periódico sanchista, que no socialista. Socialistas de pro se han manifestado en contra del totalitarismo sanchista que lleva el país hasta la balcanización galopante. Con una pérdida de principios, de honradez sobre todo, de lealtad a la patria. A mí no me importa llamar patria a mi patria, España a España. De la falta de lealtad dan fe muchísimas hechos, pero citaré sólo dos: el indulto a los golpistas y la eliminación del delito de sedición. Del primero, defendido por el gobierno y los medios sanchistas aludidos como un beneficio a la convivencia quedó desmentido –porque era una mentira– con las palabras del representante del ERC: les obligamos a soltar de la cárcel. Un partido cuyos dirigentes han sido condenados logra su indulto condicionando la política y humillando la dignidad del país, pues no se olvide que el indulto era contra la voluntad del Tribunal. Pero eso no podía criticarse, aunque era obvio, porque desde El País se atizaba con el espectro de la crispación. Desde El País, la Ser y los digitales sanchistas. Del segundo ejemplo, la eliminación de la sedición, el Tribunal Supremo llamó la atención porque era dejar inerme al estado. Fue una ley desleal con el estado, pues. Pero no se podía criticar porque era crispar. La majadería quedó expuesta y brillante cuando anteayer mismo, los representantes de los partidos independentistas dijero que volverán al referendum y en su caso a la declaración unilateral porque ya han conseguido que no sea ilegal. No se conoce ningún país donde la traición de los gobernantes no sólo haya sido tan palmaria, sino donde el propio país haya quedado más humillado. Pero denunciarlo, según El País, la Ser y los digitales sanchistas es crispar. Por si faltaba poco, ayer mismo Otegui, de la mano de ERC, declaraba que ellos seguirían mandando en España, en la próxima legislatura con mayor exigencia. Palabras textuales de los políticos mencionados en todos los casos. Palabra textual en El País, la Ser y los digitales sanchistas. No voy a repetir la historia de la izquierda político-sindical en la España reciente y su influencia negativa en amplios sectores de la producción.Por encima de la patria y de la traición sanchista, me interesa el futuro de mis nietos. Jamás nadie imaginó que la degradación de la moral social llegara a los extremos en que nos encontramos con leyes contrarias al desarrollo de la persona, de la familia y de la sociedad. No pierden ocasión en deformar la conciencia en ciernes de los niños, alentando una serie de prejuicios de los que no pueden defenderse. El más cruel la falta de estímulo de superación y de reconocimiento de la excelencia en todos los campos (intelectual, afectivo), la degradación de la relación de familia, del respeto a los no nacidos y a los que están en el atardecer de su vida. Para El País, la Ser y los digitales sanchistas, el aborto a plazos es un derecho,como lo es todas las demás degradaciones mencionadas.

    El sanchismo, ¿qué es? Para mí, sanchos es la política sin escrúpulos –desde la misma asunción del poder con una razón falsa, en el supuesto de que hubiera sido la sentencia el justificante de dicha asunción en cuanto el TS la rechazó debía haber dimitido–. Sin escrúpulos es exponer a la población a una pandemia de la que estaban avisando en Europa pero a sus intereses políticos le interesaba una infame manifestación, en cuya cabecera –lo sabían– se difundió el aviso, “besos no”, aviso que no llegó a nadie más. Política sin escrúpulos fue dejar si epis a los sanitarios. ¿Cuántos sanitarios murieron? Sin respiradores a los enfermos, ¿cuál fue la mortandad del virus? Política sin esrúpulos es engalar a la gente confiada en que había científicos aconsejando, cuando no habia nadie. Pero El País, la Ser y los medios digitales se lanzaron en tromba contra la crispación de cuantos objetábamos esas causas de muerte que, por conocimiento directo, estaban centuplicando los efectos letales del virus de ARN, escapado de un laboratorio chino, según la tesis que poco a poco se va asentando, a medida que van descartándose los vectores analizados y rastreados.

    El fascismo y el nazismo no han desaparecido. La atmósfera de terror que vivió el Pais Vasco en décadas pasadas indujo a emigrar a centenares de miles de ciudadanos temerosos de perder la vida. Con otras formas más sutiles, propiciadas por la extensión catalana del sanchismo, son muchos mis conciudadanos que no se atreven a exigir los derechos de sus hijos en las escuelas. En la propia Iglesia separatista catalana se asistió al horroroso espectáculo de escudarse en un juicio en el que se sentenciaba sobre esos derechos denegados por el Colegio de Escola Crstiana que ellos, la Escola Cristiana, defendían a la Institución, es decir, no defendían al niño ni a sus padres acosados, sino a la Institución, vale decir, en lenguaje secular, a la Nació.Hay fascismo y nazismo sutiles en muchos comportamientos. Todos hemos sido testigos. Lo que pasa es que es más cómodo identificar como tales, a voleo, a cualquier discrpante. En particular si lo señala El País, la Ser y los digitales sanchistas. Por cerrar, quien desea una ley antiokupa es tachado de fascista por El País y la Ser. Lo oí con mis propios oídos: los chicos del programa de Barceló mofándose de los antiookupas. El asunto es muy serio. Muchas personas que tienen segunda residencia con sus ahorros y esfuerzos de años se ven obligados a contratar un seguro, que suele ser caro, para no ser víctima. No son los bancos ni las mafias inmobiliarios los que sufren principalmente esa plaga antisocial, sino el pueblo común. Ese miedo que induce a gastar lo que no se tiene es un efecto de una política fascista o nazi. El facismo y el nazismo cobra formas sutiles. 

  • M. Luisa

    Muy de acuerdo con la exposición hecha por Rodrigo. Que hayan desaparecido las estructuras construidas por el fascismo puede ser algo defendible, pero no así el que ellas  configurasen una cierta mentalidad que todavía se hace presente de facto en las Instituciones representativas. Esto es, lo que pervive y se actualiza  no en el sentido de tradición pero sí  en el de tradicionalista, llevándolo  a cabo por determinados partidos. ¿A que viene si no esta represión tan evidente en distintos  ámbitos de la sociedad?, por ejemplo en el lingüístico, en el artístico, en el de los valores, etc.,  pero sobre todo, ahora además,   el del confusionismo conceptual  equiparando   independentismo con terrorismo.  ¿Qué se gana con ello? Infantilizar el pensamiento y tener así la sartén por el mango bien cogida. ¡En una palabra, poder y totalitarismo! 

    • Rodrigo Olvera

      De acuerdo, querida María Luisa.

      Sin duda ha habido independentismo que ha utilizado y pretendido justificar el uso del terror.

      Sin duda ha habido y hay independentismo que no ha utilizado ni acepta el uso del terror.

      Independentismo no es sinónimo de terrorismo. Para identificar si un movimiento es terrorista o no, el criterio no es si es independentista (en Estados Unidos la mayor parte de grupos terroristas no son independentistas sino supremacistas raciales) sino si uso o no el terror para avanzar cualquiera que sean sus objetivos. El terror no es un fin sino un medio; terrorista es quien usa el terror como medio.

  • Rodrigo Olvera

    Dice Román que el fascismo como fenómeno histórico terminó tras la II Guerra Mundial. ¿Es así?  

    1. Depende de qué se entiende por la expresión “tras la II Guerra Mundial”. Yo estoy escribiendo este comentario “tras la II Guerra Mundial”, ¿cierto?. El significado usual de la expresión tras la II Guerra Mundial”  sin embargo no es de “después de la II Guerra Mundial” sino de “al terminar la II Guerra Mundial”. En ese segundo significado, el gobierno fascista italiano cayó antes de que terminara la II Guerra Mundial.  

    2. Depende de si se entiende fascismo en sentido estricto o en sentido amplio. Román con toda razón habla de fascismo en sentido estricto, refiriendo al italiano,  mencionando como  hermano distinto al nazismo y omitiendo mencionar al otro hermano del franquismo. Pero la lengua evoluciona con la sociedad, y la palabra fascismo adquirió un significado más amplio para abarcar un conjunto de contenidos independientemente del país en que se desarrolla. Esta ampliación del significado de la palabra fascismo es muy anterior al acuñamiento de la expresión neofascismo. Así, encontramos este uso amplio durante los años 60 y 70 no sólo en diversos países europeos sino en general por toda Latinoamérica.   

    3. Depende de qué se entiende por la terminación del fascismo. Si hablamos de fascismo en sentido estricto o como lo llama Ramón “el fascismo histórico”, fue una propuesta política de organización de la sociedad, que se justificó en una ideología, se organizó en un movimiento y obtuvo tanto el poder como el gobierno en Italia de principios del siglo XX.
     3.1 Lo que terminó hacia el final de la II Guerra Mundial fue el gobierno fascista;
     3.2 el movimiento se vio muy debilitado en su organización, al disolverse en 1943 el Partido Nacional Fascista y disolverse en 1945 el Partido Fascista Socialista, pero no terminó totalmente, pues se mantuvieron pequeños grupos activos que se reagruparon en 1946 en el Movimiento Social Italiano que perduró hasta 1995. Además de cierto nivel de comunicación y organización entre fascistas sobrevivientes de la II Guerra Mundial exiliados en Latinoamérica 
    3.3 como ideología y como propuesta de organización de la sociedad, basta con leer los discursos de Giorgio Almirante entre 1946 y 1954 para verificar que en cuanto ideología y propuesta de organización de la sociedad no terminó con el fin de la II Guerra Mundial; los resultados electorales del Movimiento Social Italiano muestran el respaldo de un sector de la población italiana a tal propuesta política, aunque pequeño (nunca superó el 10%); por su parte, no se debe minimizar la influencia ideológica de fascistas emigrados a Sudamérica detrás de la Operación Cóndor  

    El haber perdido el gobierno de Italia en 1943-1945 no significa que el fascismo histórico terminó como fenómeno histórico.  

    • Román Díaz Ayala

      Tal es así.

      Para nosotros en España el fascismo terminó el 18 de noviembre de 1976 cuando las cortes franquista se hicieron el harakiri político votando el Proyecto de Reforma Política que eliminaba las estructuras de la dictadura, proyecto que fue aprobado en   referendum el 15 de ese mismo año de 1976, con el gobierno de Adolfo Suárez. Anteriormente, con Arias Navarro fracasaban todos los intentos de reformas.

      Torcuato Fernandez-Miranda fue el gran artífice de los cambios desde el interior de Las Cortes franquista. Paso a paso fue trabajando sobre un plan que haría posible que la cámara franquista aprobase la reforma, pero no la de Fraga Iribarne adscrito al grupo de los ministros “aperturistas” que pretendía reformar las leyes franquistas, pero preservando su esencia y una gran parte de la arquitectura jurídica del régimen. Fue luego uno de los padres de la constitución y fundador del Partido Reforma Democrática, de donde nació su Alianza Popular (más tarde el Partido Popular.

       

      • Rodrigo Olvera

        Román, dices que el franquismo en España terminó el 18 de noviembre de 1976. Pues no. Ese día terminó el gobierno franquista (y ni siquiera, porque realmente ese día inició el proceso para terminar el gobierno franquista, el proceso de desmantelamiento del gobierno franquista no ocurrió en un día, como tú mismo notas en tu comentario). Pero el franquismo en España se mantuvo (y se mantiene) tanto como movimiento como ideología; no es ni el movimiento ni la ideología mayoritaria, pero se mantiene activo en un pequeño sector de la población.

        Incluso institucionalmente se mantiene marginalmente: Pepe Sala una y otra vez denunciaba que las sentencias franquistas de represión a republicanos – incluyendo la sentencia contra su propio padre- seguían siendo jurídicamente válidas y vinculantes, lo que sigue siendo vigente al día de hoy.

        El que el franquismo haya perdido el poder y el gobierno, y que haya perdido la hegemonía ideológica no significa que haya dejado de existir.  Es muy distinto interpretar “ya no existe, es cosa que sólo no debe preocupar como estudio histórico” a interpretar “aunque minoritario todavía existe como movimiento y como ideología, por lo que debemos tomar decisiones para prevenir que se recupere y fortalezca nuevamente”.

Deja un comentario