Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7149 Artículos. - 109040 Comentarios.

Obligados tributarios, no ciudadanos

Muchos chascos para 136 asientos en el hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo.

Chasco político, chasco de los conductores de espacios radiofónicos y televisivos, chasco de periodistas y dueños de prensa escrita y visual, chasco de los gurús demoscópicos, chasco de ministrables, chasco de Aznar, chasco de MAR, muchos chascos para 136 asientos en el hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo.

La clase política que vive de la política en la miles de dependencias administrativas del aparente poder español más las clases financieras, económicas y empresariales que tienen el poder económico y la libertad de ejercerlo por ellos mismos o por políticos profesionales por medio, tienen el concepto, la convicción y la experiencia de que las personas españolas que integramos el país, como Estado arrejuntado y con tendencias disruptivas, somos exclusivamente “obligados tributarios” para, con la absorción de nuestras rentas por mil vías directas, indirectas y ocultas, mantenerse ellos y ellas de muy variadas maneras.

Ocurre que cada cuatro años, salvó error o adición, los obligados tributarios, se convierten en ciudadanos electores que puede retrotraer a los candidatos a lugares tenebrosos donde no se vive de la olla grande y no se puede disparar con pólvora del rey ni siquiera en caso de las salvas de ordenanza. No es que les quiten el poder, pues es evidente que él verdad lo tienen quienes nunca se presentan a las elecciones, pero un cierto podercillo si cambia de manos.

Durante largos meses altos y medios funcionarios por oposición,  banqueros, algunos miembros de altos tribunales de la ciega justicia, financieros, grupos empresariales de comunicación, industriales de diversa tipología y procedencia, narcotraficantes con abogados de renombre y fama de conseguir la libertad provisional como Barrabás el de Pilatos con rebajita del sí es sí , han dedicado sus esfuerzos y dinero a pagar tertulianos, escribidores, señoras con cara de pantalla de once de la mañana, locutores con sentimientos de Barbarroja con alfanje en una mano y los santos evangelios en el recibo del cobro en euros de vellón, a convencer a los obligados tributarios a que emitieran su voto para llevar en andas y masivamente, como en la Plaza de Oriente a don Francisco viviente, a otro gallego inocente que apareció en Madrid tras conseguir que Casado asfixiado por Ayuso, bendecido en su tumba por Gamarra y por Maroto, por Aznar y un tal Gonzalez, que es Pons, se arrojara por la borda a recoger el coral, de la mar.

Todo estaba decidido, los balcones encendidos, Ayuso de rojo electro vestida, Bendodo moreno recién llegado de su feudo marbellí y el tal Pons exultante tras lograr lo conseguido de Bruselas a Alfauir. E o galego de marras encantado de botar por tanto voto entregado por los millones de obligados tributarios abrumados por seis encuestas diarias que con Santiago Abascal sobre rucio caminante, sosteniéndole la adarga, ibanle a adorar al llegar a La Moncloa con perfumes, con joyas de pedrería y con humo de marihuana ardiente, embargada por un juez. De Villagarcia de Arousa que es lugar de mucha prez.

Mas héteme aquí que 10.774.976 de españoles (sin contar indepes de Cataluña  y vascos varios, amigos de francostin)  que pasaron de obligados tributarios a ciudadanos del común votaron que no al gallego y la noche    “escangayouse de todo” y el gallego, pinturero, ….. el gallego no botó.

45 comentarios

  • ana rodrigo

    Respuesta a las críticas: a propósito de la carta a Yolanda DíazJosé Ignacio González Faus

    Nada nuevo bajo el sol. Faus se centra en aquello en lo que casi tod@s estamos de acuerdo y ninguna crítica le han hecho, como es el consumismo, el capitalismo, las injusticias derivadas de este sistema. Aunque sí echo de menos que no hablase del coste de los ornamentos cardenalicios, y lo que llaman ornamentos sagrados, más los mantos de los vírgenes y otras infinitas  riquezas de la Iglesia que sí son un escándalo frente a la pobreza en el mundo.

    De lo que Faus tampoco habla es de lo que realmente ha suscitado las críticas: el porqué pone en el centro de este problema socioeconómico y de las injusticias en el mundo empobrecido  a una mujer, a una política, y su vestimenta que yo ni siquiera sé si era de marcas caras o no. Y, sobre todo, ejemplificando su conducta como “modelo”, no sólo de coste económico, sino haciendo caer  la responsabilidad de las mujeres el que con nuestra vestimenta y demás atuendos, vaya dirigida a provocar sexualmente a los hombres.       No rectifica nada, justifica lo que quiere y calla lo que no debió decir.

    Mi respeto a lo que a él le gusta o a lo que no le gusta, pidiéndole respeto por su parte  a los gustos de l@s demás.

     Ha perdido otra oportunidad de recuperar su prestigio de toda una vida. No se ha enterado de las críticas que se le han hecho. Como ya dije, lo siento por él.

  • ana rodrigo

    https://www.religiondigital.org/opinion/Duenas-cuerpos-pasa-Gonzalez-Faus_0_2582141766.html MUJERES Y TEOLOGÍA DE ZARAGOZA Y 25 GRUPOS MÁS: DEL ASOMBRO A LA INDIGNACIÓN. DUEÑAS DE NUESTROS CUERPOS. ¿QUÉ TE PASA GONZÁLEZ FAUS?

  • Alberto Revuelta Lucerga

    El papa Leon X proclamó en 1519! el ANTEMURALE CRISTIANITATIS ( el “baluarte de la cristiandad”) que, más o menos, coincidían sus límites con los del el Espacio Schengen, fuera del cual se encontraba el imperio otomano, ocupado luego por la Unión Soviética comunista en su parte europea. La reacción visceral de un ordenado in sacris en el mundo de Leon X, hoy, donde los trajes ceremoniales hacen que el Nuncio en Madrid parezca una señora de la corte imperial sín que nadie se niegue a comulgar por ello, obliga a tomarse como broma de mala digestión la dirección del voto del acompañante del guipuzcoano ejerciente en Manresa.

  • Isidoro García

         Yo voy a dar una opinión un poco distinta sobre la crítica de González-Faus a Yolanda Díaz, por su vestuario demasiado “elegante”. 

    A mí me suena esa crítica a una consecuencia de la moral de héroes, instaurada por la Iglesia, sobre la “perfección” humana. Se ha extendido en el ámbito eclesial la idea de que el humano, debe aspirar a ser un Supermán impolutamente perfecto, y que además asuma la responsabilidad, de salvar el mundo por su cuenta.

    Se apoya para ello la Iglesia, en la teología de la “gracia” de Dios, que nos hará capaces de lograr las más altas exigencias, solo con que así lo demandemos a Dios, por lo que si uno no acaba alcanzando esa suma perfección, será culpa del que no lo ha solicitado así, con la suficiente intensidad.

    Como se dispone de una barra libre de “gracia”, simple y fácilmente, gracias a un perfecto aparato sacramental, toda la responsabilidad es nuestra. Lo primero que te dan cuando entras en la Iglesia es un libro titulado: “Cómo hacerse santo fácilmente, en cinco lecciones”. El timo más viejo del mundo.

    Y claro un Supermán salvamundos, debe mantener una “estética” acorde a la enorme dignidad que se le exige. No es de recibo que un Supermán tal, por ejemplo, vaya con el uniforme de héroe con lamparones, o que se pare un ratito a tomarse una coca cola, cuando tiene sed. 

    Es una moral antihumana, que nos exige lo que no se nos ha dado, y por la que “Dios” debe estar horrorizado de que le mezclen con esa cruel neurosis.

    Ahora que tanto está de moda hablar de narcisismo, ¿qué mayor narcisismo existe, que el pretender que todo el mundo viva como nos gustaría teóricamente a nosotros, y que crea lo que creemos nosotros, y encima querer razonarlo y justificarlo? 

    Hay que reemplazar un ideal humano de vida obsesivamente dedicada a alcanzar directamente nuestros objetivos de la vida, lo que nos convierte en seres amargados, neuróticos, escrupulosos e inmisericordes, por una vida “gozosa”, llena de la alegría natural, de conectar con el Universo, que indirectamente y “naturalmente”, nos llevará a una vida plena y eficaz, y además nos hará dichosos. 

    Pero para eso debemos cambiar el chip y pasar de una religión de las muchas de la “Edad del hierro”, en la que aún estamos, con un Dios que nos vigila y juzgará, (aunque sea de “amor”), a una espiritualidad del desarrollo humano pleno, hasta lo máximo que sea posible según nuestra naturaleza, pero sin querer ser lo que no somos. 

    Jesús, no juzgó “de amor” a la mujer adúltera. Le dijo, “estos no te han condenado, y yo tampoco”.  

    Luego se añade en los escritos un “vete y no peques más”, que me huele a añadido eclesial, para dar el toque moral. Pero aunque lo hubiera dicho, en el espíritu del suceso, quedaría implícito un añadido de Jesús: “Y aunque peques más, yo no te condenaré jamás”.

  • Miguel Ángel Velasco Serrano

     Buenos días a la concurrencia. Si no intervengo aquí me sentiría muy mal. Por mi experiencia, ya soy “algo mayor” puedo afirmar que muchas personas progres en su forma de pensar, escribir, enseñar… son escandalosamente talibanes en cuanto se refiere a la “materia” que ahora está aquí sobre la mesa. Es algo que no entiendo, pero veo que es real, como la vida misma. En mi opinión González Faus se ha equivocado publicando ese artículo sobre Yolanda Díaz. Es muy libre de pensar como quiera, no lo es de exteriorizarlo; muchas generaciones que hemos mamado su pensamiento teológico, leyendo esto último suyo podemos poner todo lo demás en cuarentena, cuando no directamente tirarlo a la papelera. En absoluto pienso que María de Nazaret no se lavara, peinara y vistiera con cariño, al menos con el mismo cuidado con el que tejió aquella preciosidad de capa túnica sin costuras para que su hijo luciera elegante. Esto de coger el rábano por las hojas es de toda la vida una forma de distorsionar la realidad, en beneficio de los de siempre. Y Vox es un cierto pensamiento que ya existía en la humanidad antigua, cuando dar de mamar debía ser invisible, y las mujeres caminar tras el varón un principio indiscutible. Repito: Faus se ha equivocado… Y si no rectifica o se disculpa, habrá perdido toda credibilidad. Para mí al menos. Gracias a Atrio por dejarme intervenir.

    • ana rodrigo

      Miguel Ángel, tengo una pésima memoria, y, por no quedarme con las ganas de si estoy en lo cierto, ¿eres tú el de Valladolid?

      • Miguel Ángel Velasco Serrano

        Sí, aunque el tiempo no pasa en balde, y ya no parezca el que fui…

      • Miguel Ángel Velasco Serrano

        Pero… debo decirte que llevo pintadas las uñas. En Mercadona me han recomendado un endurecedor, porque se han hecho quebradizas. De modo que no sé si debía haber intervenido, porque no es la “razón”, es simple “sentimiento” lo que me movió a criticar el escrito de Faus.

        Por cierto, ¿has vuelto por tu tierra?

        • ana rodrigo

          Qué alegría saber de ti y ver que no pierdes el sentido del humor. Cómo pasan los años….  Para mí también…, lo que me impide volver por mi tierra en este momento. Un abrazo grande

  • Antonio Llaguno

    No creo que el consumismo sea cuestión de género, a menos que veamos normal criticar los trapitos de la Sra. Díaz pero no nos importen ni los relojes del Sr. Feijóo o Sánchez (Feijóo un Panerai de unos 6000 euros y Sánchez un Longines de a 1500 € la unidad, nada que esté al alcance del españolito medio) o el pisazo y coche de lujo del Sr. Abascal que como buen heredero de los recios (Y rancios) antiguos valores del fascismo europeo, es más discreto con la ropa y complementos (A él, en el fondo, lo que le gustaría es llevar una camisa parda o azul) pero no se corta a la hora de consumir y/o disfrutar de lujos exclusivos, como su pisazo en la zona más exclusiva de Madrid o su BMW de gama más alta.   Por eso lo criticable del artículo del Sr. Faus, como muy bien indica Ana, es que solo se fije en ese aspecto cuando se trata de una mujer y no de un varón.   Yo entiendo y comparto lo que dice Antonio. La buena presencia, la belleza, agrada a la vista y eso en un político siempre es importante. No olvidemos que, especialmente en campaña, un político no es más que un vendedor de si mismo y siempre preferimos que nos venda alguien con buena presencia que alguien desarrapado y mal cuidado.   Pero eso no se circunscribe a la mujer. Recuerdo cuando de Suárez se decía que tenía el voto femenino asegurado “por guapo” (No lo digo yo, eso era “vox populi” en los finales 70s y principios de los 80s) o como se critica hoy mismo a Sánchez por “ir de bonito” por la vida.   Lo que también es verdad es que con Yolanda Díaz, esto llama más la atención. No porque sea especialmente elegante, sino por que comparada con sus compañeras Montero, Belarra o Pam (O Gamarra, que tampoco es Claudia Schiffer o Angelina Jolie, precisamente), Díaz es modelo de pasarela y se viste como tal.   En cuanto al asunto de los escotes, tacones, uñas pintadas y similares; me permito hacer una observación y vaya por delante que nos afecta tanto a hombres como a mujeres.   Permítaseme una expresión un tanto cínica. Todo eso de los tacones, escotes, paquetes, musculitos y ropa que evidencie los atributos, supuestamente atractivos tanto en hombres como en mujeres, depende fundamentalmente de tres cosas: De si el, o la, sujeto en cuestión está “en el mercado” o no (Y aquí con estar en el mercad no me refiero sólo a si busca o no pareja sino también a si busca aceptación, y los votos no dejan de ser aceptación), de el nivel de autoestima y autoaceptación que tenga y de el nivel de agrado que quiera despertar en quien rodea e importa a esa persona.   Yo, que ya no estoy en ningún “mercado” y tengo mis problemas de autoestima (Que los tuve y fuertes) razonablemente resueltos, me visto a gusto de mi mujer. Es decir condiciono mi ropa y aspecto exterior a lo que sé positivamente que le agrada a ella; porque sé que a ella le agrada y porque sé que a mi me importa agradarla.   Estoy de acuerdo con Ana en que la sociedad actual, esclaviza mucho más en ese aspecto a la mujer que al varón (Y si no démonos una vuelta por Afganistán y veremos si las mujeres viven esclavizando su aspecto exterior a gusto  de los varones de turno, que no siempre gustan de que las mujeres muestren pedazos de su piel), pero es que la sociedad, cualquier sociedad, ha utilizado a las mujeres como carne y sexo en vez de como personas y ese es el problema.  Recomiendo en este sentido el librito (Es un eufemismo. Es un ladrillo de 333 páginas pero que se lee del tirón porque te engancha) “Eunucos por el reino de los Cielos” de Uta Ranke Heinemann. Libro que toda mujer cristiana debería leer porque hace un paralelismo entre discriminación de la mujer y rigidez en teología moral en la Iglesia católica, defendiendo dos tesis que me parecen evidentes (Y Ranke Heinemann, como buena alemana, desgrana y razona con una precisión y contundencia casi quirúrgicas): la primera que la iglesia es consciente del poder de lo erótico y lo sexual como fuente de poder, y del miedo que tiene de la influencia de un colectivo tan sexualmente potente como son las mujeres y que para evitar que les arrebaten el poder, deciden discriminarlas tratándolas como objeto sexual.   Yo he debido comprar ese libro más de 4 veces porque tengo la mala costumbre de que cada vez hablo de la mujer en la Iglesia con una amiga mía se lo presto y raramente me lo devuelven, De hecho, hoy no lo tengo en mi biblioteca (Laura a ver si me lo devuelves), pero creo que os gustaría, por eso a hora lo tengo en .PDF. Ana, te lo regalo por wasap 

    • ana rodrigo

      Agradecida, Llaguno. Pídele mi teléfono o  mi email a Duato.             Estoy de acuerdo contigo en lo que escribes en este comentario, y me gustan los argumentos que das cuando hablas de política, si no fuera por….lo que tu ya sabes. Pero defiendes tu opción con razones que yo respeto, y así debe ser la democracia, mientras no se le dé cancha o poder a VOX.

       

  • carmen

    Perdón. Una pregunta.Qué opinan de la prohibición del biquini en las playas de España a principio de los sesenta? Era para protegernos del machismo?Realmente estoy muy sorprendida.

    • Antonio Llaguno

      Era para proteger al varón de la pecaminosa influencia de la demoníaca mujer y que así os quedarais en casa “y con la parta atada a la cama”. Que en los sesenta aún mandaba “Paquito Patascortas” y además, tenía mucho ministro del Opus.

  • carmen

    La verdad es que no he leído el artículo del señor Faus, no entro a ninguna web de la iglesia porque me produce mal humor. Pero sí he leído lo que ha escrito Ana y lo que ha entrecomillado o escrito en negrita. Supongo que es textual.

    Lo último que se me hubiese ocurrido es que estuviese cuestionando a la señora Díaz por mantener una actitud machista a la hora de elegir lo que ahora llaman su estilismo. Bueno, ella o quién se lo elija.  Para mí que iba por el lado de la economía. Así que me han desconcertado.A ver.Recuerdo a mis abuelas. No enseñaban, horriiiiible palabra, cacho (de carne).  Entre otras cosas porque la palabra cacho es espantosa ,por Dios. No llevaban tacones de aguja. Lo digo por las fotos que he visto de ellas y sus familias y por las películas de época.

    La generación de mi madre, 1906, una vez que entró el feminismo en acción en Inglaterra, pues las faldas se acortaron, la vestimenta era mucho más cómoda para la mujer. Todo un logro. Escotes, largo de falda y tacones discretos. Por favor, no digan cacho. Me siento herida.Y llegamos a los sesenta. Mary Quant. Minifalda, margaritas. Eso es machista? Menuda liberación y jaleos en casa por los cm de falda.Coco Chanel era también machista? Por favor, echen un vistazo a la historia de la moda femenina. Lo que es es un negocio.De verdad las mujeres provocamos? A quienes? Nos vestimos para provocar al varón? Por favor. Me suena a Trento.Tengo 70 años, jamás he enseñado cacho y me he puesto los tacones que he resistido. Y maquillaje.  Ahora me encanta verme todo lo bien que pueda. Por atraer a los varones? Francamente, lo encuentro un insulto. Por supuesto que sí queremos atraemos, . No en la vida normal, diaria. Sencillamente cuando queremos.Esa es la clave. Cuando queremos. Eso es machismo? Estoy alucinada.Como cada uno tiene su estilo, les voy a contar una cosa que nunca entendí y ustedes me han abierto los ojos. Cuando entraba a las ocho y cuarto, salía de mi casa impecable, ligeramente maquillada, impecable. Mi marido me decía: ¿para quién te arreglas tanto? Mi respuesta siempre la misma. Para mí. Me gusta verme bien. Luego volvía a casa con tiza hasta las orejas.

    ¿Soy machista? Soy feminista? O sencillamente elijo?

    Un ligero recuerdo a la prensa rosa. Les aseguro que las mujeres la inmensa mayoría de veces nos arreglamos para nosotras mismas y para que el resto de mujeres, atención, de mujeres. que nos vean estupendas. Porque son las que entienden. Los varones no sé si se fijan en el cacho o en los tacones, quizá el problema lo tengan ellos. Si eso es así, claro.Lo encuentro como un tema de principios de siglo XX. No pensaba que existiese todavía ese pensamiento. Estoy sorprendida.Señores, la moda lo que es es un negocio. No se confundan. Buen día. 

  • Monica

    Nacho, primero perdona por lo juicios de valor que he hecho, y en  otros que no he hecho pero en los que te has sentido aludido.

    En la forma como vestimos, miramos a los otros y sus opciones de vestir debemos tener en cuenta y destacar la diversidad,  cada uno tenemos nuestros gustos y apetencias, somos libres para elegir, las mujeres no somos tan influenciables por las modas, tenemos criterio propio, como cualquier ser humano.La sociedad desde siempre  establece el mandato de que encajemos en determinados estereotipos de belleza, sí eso es cierto. Los estereotipos imponen homogeneización, hace borrar todo tipo de diferencias, particularidades y personalidades de las personas que es lo que nos hace diferentes. Y sí, la moda, en ocasiones, obliga a estándares que muchas veces son perjudiciales para nuestra salud física y mental. Pero la moda no tiene por qué ser una imposición social, queda en nuestra decisión usarla o nos según nuestra apetencia y gustos.  A mi me gusta y me apetece llevar las uñas pintadas y usar tacones, pero esto no determina la forma en que me relaciono con mi físico y estilo de vida, para mi es vestir  con comodidad y naturalidad, entiendo que a ti te guste otra cosa. No me considero, por vestir con diferentes colores de pelo, y con tacones, un  objeto de deseo determinado por las multinacionales, quizá lo pueda ser para aquellos que me ven y sufren alguna parafilia.

    La industria de la moda es tan digna como cualquier otra, es creativa y da empleo a muchas personas, no sólo precario y semi esclavo, eso sería injusto afirmarlo. Y hoy por hoy respeta la diversidad e inclusión no solo en las personas, sino en los estilos y formas de vestir. La moda debe ser algo libre, una forma de expresión y de comunicación sin estar atados a estereotipos de tener que llevar cierto tipo de colores o estilos de ropa para encajar en la sociedad, o en determinadas ideologías. Cada quien es libre e independiente de vestir y así representar su personalidad como quiera.Yolanda Diaz por ser una líder de la izquierda no tiene por qué vestir como una proletaria del siglo XIX. El vestir fue una forma de controlar a la mujer, y también una manifestaciones de liberación femenina. Vestir de una o de otra manera ya no representa un determinado estatus social.Y la verdad, se sigue sin ver a la mujer como personas defendiendo nuestros ideales o con  una carrera exitosa y un trabajo duro, no, desgraciadamente no es suficiente para escapar de ataques machistas por nuestra elección  de vestuario.

  • Isabel

    Dice Mónica, las mujeres somos libres. Claro, o no tan claro, y las mujeres y los hombres libres para criticar lo que nos parezca oportuno sin que nos llamen talibanes o fetichistas. ¡Hay, el respeto!En vista de que Antonio hace causa común de las mujeres contra Nacho y dado que soy mujer me animo a responder. Sí, Nacho está en lo cierto. La diferente exigencia para con las mujeres en el vestir sexualizado, enseñar el cuerpo y uso de afeites sin fin es sexismo y machismo. No puedes decir que se deba a una presión consumista como otra cualquiera cuando, además de consumir cosas hace de la propia mujer un objeto de consumo más.Y no me digas que las mujeres se visten para estar a gusto consigo mismas, me imagino lo a gusto que debió sentirse Yolanda Díaz en el debate a tres con tacones imposibles hora y media de pie.Te contradices, Antonio. Entiendes que las mujeres se arreglen como les parezca, salvo que a ti no te guste. Esto es, si no sigue los cánones establecidos. Decir que para conseguir votos hay que arreglarse el pelo (¿qué tiene de malo el pelo de la italiana? ¡Ah! Qué es soso) Pues mira, a mí los rizos teñidos que se ha puesto Díaz me parecen de un cursi que asusta. Cuestión de gustos con algo más: sexismo. Impensable que alguien dijese que Pedro Sánchez debería teñirse las canas.No sé si conocéis la definición de mujer de Elizabeth Duval, la persona puesta por Díaz de portavoz de “feminismos”:”Ser mujer, también trans, es entrenarse para ser objeto de deseo de los hombres”Esto es el feminismo institucional. Y lo malo es que no lo hace como crítica como Faus o Nacho, no, sino así es y bien está.Y ahora seguid con que las mujeres y cada vez más las niñas se sexualizan para estar a gusto von ellas mismas.

  • ana rodrigo

    Nacho te voy a contestar aquí arriba.

    Hace muchos años que yo te conocí a ti en el encuentro estatal de CCP en Granada, aunque yo estaba en el anonimato del grupo y tu no me recuerdas, te cogí mucho aprecio porque sintonizaba contigo en casi todo, y, por eso me ha sorprendido mucho el que digas que estás de acuerdo en gran parte con lo que dice Faus.

    Coincidimos en que hay muchas mujeres esclavizadas en China, India, Banladesh y más lugares, para que aquí podamos comprar la ropa más barata, pero no coincido contigo en esta injusticia sólo sea para ropa y calzado de mujeres, pues también es para los hombres.

    A partir de aquí, vamos al tema del feminismo. Partamos de la base de que el feminismo es un proyecto social y político de igualdad entre hombres y mujeres. Como somos las mujeres a las que se nos negaban y se niegan esta igualdad, hemos tenido que tomar nosotras la rienda de defender nuestros derechos, y, poco a poco, cada vez más hombres, ya muchos en este momento. El feminismo, como la justicia y otras cuestiones, es de hombres y mujeres Dices: Llevo tiempo diciendo que el feminismo necesita aplicar en su causa el pensamiento crítico”. Como acabo de decir, el pensamiento crítico es común a mujeres y a hombres.

    Aunque, las violaciones, las agresiones machistas, los asesinatos por ser mujeres, es cosa exclusiva de hombres machistas, no del feminismo, ni de las mujeres ni de los hombres no machistas.

    Tú dices: ¿Por qué la sociedad no exige al menos proporcionalidad y que el hombre deba mostrar cachas y paquete? Me temo, amiga Mónica, que el problema no está en el cerebro de “los hombres”, sino en el poco pensamiento critico de la sociedad, y de muchas feministas.” Sí es una cuestión social estas diferencias, lo que pasa es que las mujeres no se quejan de que las excite, (y si les ocurre, se callan) el que los hombres vayan a pecho descubierto o marcando paquete. Quizá es que las mujeres tenemos más control de nuestro cerebro. Sí es un problema social atribuirnos la culpa de que nuestra vestimenta, uñas pintadas y nuestro maquillaje, ponga la cabeza, calenturienta a los hombres. Es decir que se gesta en su cabeza.

    Carmen nos recuerda que Feijóo el otro día hablaba de maquillaje de Yolanda Díaz (es verdad que llevaba maquillaje ese día) equiparándolo con otro tipo de maquillaje político; ¡qué bajeza!. Faus habla de pintarse las uñas, por lo visto también eso excita sexualmente a los hombres.

     Y finalmente y como colofón a todo lo dicho, yo no sé cómo se puede estar de acuerdo con Faus cuando dice: “   Y es la convicción de que su cuerpo (y el vestido que lo adorna o lo resalta) está hecho para agradar, atraer y excitar al varón (como acabo de decir, será cosa suya el excitarse).  Sigue Faus: Esto puede tener su base natural en el hecho de que en la relación sexual el macho tiene que “funcionar” (porque si no, se acaba el cuento). De hecho, el mecanismo primario del varón es que cuando ve a una mujer, ve antes un cuerpo que a una persona….Y sería bueno que vosotras ayudarais a esa tarea masculina en lugar de dificultarla: porque eso haría más fácil respetar vuestra dignidad y evitar el tópico ese de la “mujer-objeto”  O sea, que tenemos que copiar a los talibanes y taparnos hasta los ojos. ¿Cómo alguien puede estar de acuerdo con esto? Tú, no, Nacho, dime que no, por fa.

    Un abrazote grande         

    • Nacho Dueñas

      Amiga Ana, con todo aprecio y cariño:

      -Yo lamento que te puedas sentir decepcionada por pensar lo que pienso, pero no piensa lo que quiere, si no lo que, con mayor o meno fortuna, le dictan sus entendederas.

      -Me da muy mal rollo esta crispación y relación “amor-odio” que estoy desarrollando con el feminismo, pero no se puede negar que yo solo doy argumentaciones, más o menos correctas, y en sentido contrario, ya es tradicional toparme con descalificaciones, visceralidades y no demasiada argumentación (me remito a los comentarios de este mismo artículo, y de algún otro más.

      -No es tu caso (aún recuerdo de a resultas de una conversación telefónica contigo muy larga me decidí por convicción, y gracias a tu argumentación, a eliminar el lenguaje sexista). Ni el de Emma Mnez. Ocaña, quien gracias a un par de conversaciones más argumentativas que viscerales pasé a asumir el recurso al aborto en determinadas situaciones límite, o el de Marisa Prudencio, o la de la propia Teresa Rodríguez, de anti-capi, poco antes de salir de eurodiputada.

      -Pero viene siendo un lugar más que común que por sólo discrepar (con o sin razón, pero de modo argumentado y respetuoso) me llevo descalificaciones por lo general sin argumentación alguna (ayer mismo sucedió con Mónica, quien luego de manera noble se disculpó).

      -Y lo curioso es que eso me pasa por argumentar cosas que hasta el propio feminismo se plantea (Isabel con el tema de la “cosificación de la mujer”, o colectivos de feministas que reivindican el derecho al ejercicio libre de la prostitución).

      -Yo no tengo miedo al debate, y lo mismo lo hago con Nicaragua, Cuba, Venezuela, España, tiempo-eje, contracultura, eco-tecnología o feminismo. Y si bien mucha gente me ha pegado fuerte (ahora pienso en Llaguno, Valderas-Ludovico o Ricardo Olvera). Pero te aseguro que la agresividad ad hominem, desprovisto por lo general de mayor argumentación que me ha venido desde el feminismo, no me ha venido desde otro lado. Y repito, sólo por argumentar de modo respetuoso cosas que hasta algunas feministas defienden.

      -En definitiva, ALGO FALLA. Y no es que llore porque me escueza que me descalifiquen (yo a veces también lo hago), es que me duele que, en efecto, algo falla. Me entusiasma pensar en un mundo impregnado de valores feministas, pero luego veo determinados errores. Y ante ellos, hago lo que me sale: aportar, con mayor o menor fortuna el pensamiento crítico. Pero, si cuestionas el capitalismo eres lúcido, si cuestionas a la Iglesia eres rebelde, si cuestionas al gobierno eres valiente…pero si cuestionas el feminismo (de modo respetuoso, argumentado y aún coincidente con e sentir de algunas feministas) eres machista. ALGO FALLA.

      -Volviendo al artículo de González-Faus, os doy la razón en que jamás se ha criticado a ningún hombre por sus modelitos, y que es un exceso no votar a nadie por su indumentaria.

      -Pero, en sentido contrario, negar la “cosificación” de la mujer en el contexto de la sociedad machista es como negar el sol de julio en Sevilla. Y en todo caso, tampoco es para la descalificación. Hasta Isabel, que otras veces me ha dado duro, reconocía lo evidente de dicha cosificación.

      -Y diré que la alternativa al sexismo cosificador no es el burka de los talibanes. En mi opinión es la desnudez no sexista, natural y contracultural: el nudismo, el top-les, el no tener la obligación de afeitarse las piernas, el no tener que llevar sostén, o el ir en bragas si la mujer quiere. Por Dios, contra cosificación de la mujer, no represión de su cuerpo, sino libre expresión de su cuerpo.

      -Te manifiesto dos deseos, con todo cariño y sinceridad: el primero, que vayamos creando una sociedad lo más feminista posible. Muchos hombres, y yo el primero, tenemos muchos pasos que dar (y los que he dado, han sido cuando me he topado con actitudes argumentadas y racionales, no como ayer). El segundo: que cuando yo o quien sea discrepe, se lo responda con racionalidad y sin descalificaciones.

      -Yo aquí lo dejo, no vayamos a crear un bucle. A ti en concreto y a todas en general, un inmenso abrazo, por lo demás, lleno de esperanza.

      Nacho.

      • ana rodrigo

        Querido Nacho, si ayer te molesté en el fondo y en la forma de defender mis ideas, te pido mil perdones.       

        Es cierto que mi primera manifestación hacia ti fue muy visceral, y la visceralidad no es buena compañera en un diálogo. Por eso dejé pasar una horas e intenté poder afrontar mi respuesta argumentando lo que pensaba sobre las declaraciones de Faus. No sé si lo conseguí.

        Pero sí tengo muy clara, la idea principal del comentario de Faus, y es que a las mujeres no se nos puede culpabilizar de las reacciones, pensamientos, deseos o actos que algunos hombres deduzcan de nuestra vestimenta o acicalamiento. Por eso dije lo de Eva, porque la marca  que se nos ha adjudicado de que la mujer es de naturaleza provocadora y el hombre que se auto-provoca es una víctima al estilo de Adán (la mujer que me diste por compañera me dio del árbol y comí, Gn3,12), está metida en el tuétano de nuestra sociedad. Tú no mencionaste a Eva, fui yo la que asocié a lo que decía Faus (sobre la provocación de las mujeres,) con el tema de Eva como responsable de lo que hacen los hombres por “culpa de las mujeres”, (“la mujer me dio y comí”). Esta “historieta” está incrustada en nuestra cultura social.

        Finalmente, mis disculpas por mis formas, mi respeto a tus opiniones y mi cariño de siempre. Un abrazo.

         

        • Nacho Dueñas

          Amiga Ana:

          Claro que acepto tus disculpas, como ofrezco a la vez las mías por los errores que pudiera tener.

          En todo caso, en el texto no es a ti a quien cuestiono por la agresividad verbal. Al revés, en el texto, a ti y a otras (Emma, Teresa Rodríguez) os pongo de ejemplo como feministas que, por su argumentación, me convencieron de elementos que el feminismo defiende y que, mejor o peor, hoy he hecho míos.

          Muchos besos.

          Nacho.

  • Antonio Duato

    Se ha animado hoy el debate en este hilo por un tema que no entraba directamente. Me alegro de ello. Y creo que se debe contestar a González Faus y a Nacho Dueñas, no solo con legítima indignación de mujeres, sino desmontando esos argumentos en que apoyan su crítica, sobre todo Nacho.

    Antes que nada quiero solidarizarme con la reacción de la mujeres, siendo yo hombre. Precisamente por eso, entiendo cómo muchos de nosotros llevamos el machismo dentro, en nuestro cerebro, como dice Mónica. Pero habiendo sido maleducado en un clima clerical, con mis 32 años ya de laico y reeducación, creo que entiendo perfectamente que las mujeres cuidáis vuestra manera de vestir y de arreglaros para sentiros bien vosotrs mismas. Eso  ha sido siempre así. Y la explicación anrropológica naturalista de que es para atraer al macho es tan falsa que solo las machistas la sostienen, desde los de Irán y Afganistán que matan si alguna chica se quita el velo y luce sus cabellos hasta aquel que no quería que su novia no fuera a los toros con minifalda.

    Pero contesto al argumento de Nacho:  Él dice: “¿no es machista el escote, el tacón, etc? ¿No es machista que esta sociedad exige que la mujer deba “mostrar carne”, y que el hombre no deba marcar paquete ni mostrar pecho, ni pintarse los labios, ni mostrar cacha? RUEGO RESPUESTA.

    Bueno, pues te digo que no:

    No es una esclavitud a la moda. Falso. Puede llegar a ser una presión al consumo como lo son todas las pesiones a tener un cohe mejor, un look masculino mejor que exclaviza a muchos hombres a hacer musculitos para presumir de torso desnudo, etc… En definitiva elegir trajes es una personalísima decisión donde en la práctica totalidad de mujeres que conozco entra una libertad de cada mujer de sentirse bien ella misma.

    Y hablas también del mensaje que se envía al aprobar el trabajo esclavo en países de Asia. ¿Y qué mensaje enviamos nosotros cuando compramos ropa interior, camisas y sencillos chándales que seguramente también proceden de esos países. Por no hablar (ya sé que tú no eres clérigo, pero sí quien inició esta polémica) de la cantidad de dinero que cuestan los centenares de casullas nuevas que se estrenan cada vez que hay una Misa Pontifical en la “modestísima y sencilla capilla-tumba” de San Pedro en Roma. ¡Eso sí que es negocio de moda!

    Y permitidme una impresión personal en la que he pensado estos día pasados. Sigo mucho la televisión italiana y las cada vez más frecuentes apariciones de Elly Schlein, la secretario del PDI y del bloque de izquierdas. Y siempre he pensado: ¿cómo esta mujer que aspira a hacerse líder de un pueblo como el italiano no se arregla mejor el pelo, los ojos y la cara? Tal vez no lo haga por esos valores contraculturales que tu defiendes. Pero como yo espero que atraiga más votos que Giorgia Meloni, me gustaría que se esforzara en mostrar mejor al exterior la belleza interior que seguramente tiene, sin esclavizarse e la disctadura de la medo. Pero un poquito de sal…  Yo la votaría y confío en ella se muestre como se muestre. Pero superar ese look de “chica de Acción Católica” que se decían antes no le iría mal en Italia.

    • ana rodrigo

      Tienes razón, Antonio, como dice Santi Villamayor en su respuesta a Faus, es que las sotanas, los colorines de los cardenales, las mitras, las piedras preciosas de hace poco ¿Acaso representan a Dios? Las mujeres, no nos vestimos para provocar sino para estar a gusto, no para excitar a ningún macho; allá el que se excite, la imaginación es libre, pero esa está en la cabecita de cada cual, no en nosotras. El juego sexual es otra cosa, y parece que Faus lo desconoce cuando dice si el macho no funciona el cuento se acaba. No explicito más porque no estamos en lecciones de sexualidad.

  • carmen

    Mira que te digo, Nacho.

    Habla de uñas pintadas. Habla de maquillaje. Eso de caro nada.
    Habla de ropa de marca. Que siempre la ha habido y la habrá, mucho antes de los tiempos de Mao y su revolución agraria. Y mucho antes de la independencia de la india.
    Habrá que ir a ver qué sucede en La India. Habría que ver muuuuuchas cosas. Muchísimas. Muchísimas.
    A las mujeres que nos dejen en paz.
    A ver si hablamos de los trajes de Armani de los varones alguna vez .

    Feijóo dio el pistoletazo de salida hablando del maquillaje. Menuda casualidad esto ahora.  Es indignante. Absolutamente indignante. No sé si me explico.
    Y que la iglesia católica no de lecciones de justicia social ni de pobreza ni de nada. Ya está bien.
    Que no tiene un pase. Que no lo tiene. 

  • ana rodrigo

     Faus, dice lo que piensa porque no sabe lo que dice. Sabe mucho de teología, pero lo que dice en esta carta a Yolanda Díaz, es de un rancio, pero ¡de un rancio! machista que a mí me da pena de él y me da una infinita rabia por nosotras.

    Él lo dice, pero clérigos y políticos que aspiran al poder y a gobernar, ya sea la Iglesia o ya sea un país, piensan lo mismo, algunos como los de VOX sí lo dicen abiertamente, y, además, donde tienen ya tienen el poder, lo hacen, como, en Castilla-León o en Valencia, en Baleares, y les parece tan normal porque siguen pensando que las mujeres, por provocar, somos las responsables de sus actos no controlados por su conciencia y por su ausencia de ética, agrediendo y violando a las mujeres porque han sido provocados por ellas. Siguen con que Eva provocó a Adán y fue la culpable de la entrada del mal en el mundo.

    En fin, cuando alguien se queja de que las mujeres somos unas pesadas porque seguimos en la lucha por la igualdad, que vean casos como estos y la 30 mujeres de violencia machista que ya han sido asesinadas en España.

    ¿Cómo las y los votantes en su sano juicio va a tolerar que VOX pueda gobernar junto al PP en España o en otros países donde ya lo hacen? Y todo el jugueteo que ha hecho el señor Feijóo con Vox, “que no pero sí, si hace falta” le ha traído la ruina, y gracias a la ciudadanía que, afortunadamente ya no tolera estas barbaridades, lo ha impedido

    Sigamos rebelándonos y denunciando el machismo lo diga quien lo diga, con tolerancia cero en todos los ámbitos, especialmente en quienes desde su poder religioso o político, tiene la capacidad de hacer retroceder en derechos, derechos que tanto trabajo nos está costando recuperar, que nadie nos da, que son nuestros derechos, no son favores que ellos, los machistas nos conceden. ¡¡¡Ya está vale, que esto no se puede tolerar.

  • carmen

    Pues está la iglesia como para opinar de los vestidos de los demás…Mira y mira.

    Además, hay una manicura superbonita que no sé si el señor Faus la conoce. Se llama manicura francesa, es de color rosa clariiiito , clarito tanto que se confunde con el color de la uña. Peeeero lleva un filito blanco en el borde . No se aprecia desde lejos. Hace una mano preciosa. Alguien le debería decir a la señora Díaz que se la hiciera y no pintarselas de un rojo escandaloso. Hay personas que no , como que no lo ven adecuado.Y luego está el maquillaje. Va bien, pero se le nota que no va con la cara lavada y recién peiná. Eso tampoco es correcto.

    En cuanto a la forma de vestir, tiene un estilazo de muerte , pero se nota que gasta más de lo justo y necesario en vestir .

    De todo lo anterior se deduce que no es es el modelo de mujer cristiana a la que todas deberíamos aspirar.  La mujer tiene, debe de ser discreta. No llamar la atención y solamente hablar cuando se le pregunta.

    No la he votado porque creo que en mi Murcia del alma, región cristiana donde las haya, hacía falta mi voto para el PSOE. Pero no creo que en las próximas elecciones resista la tentación de votarla. Además, mi voto iría para Javier Sánchez Serna, lleva dos legislaturas sacando el único escaño de Podemos por Murcia. Antiguo alumno mío.
    Veremos. 

  • ana rodrigo

    No sé qué está pasando con estas elecciones, pero se oye y se lee ¡cada cosa…..! Por ejemplo, en Religión Digital González Faus ha publicado una Carta a Yolanda Díaz<, de la que voy a copiar un extracto surrealista:

    “siempre que te he oído, me he sentido muy identificado con lo que decías. Además el nombre de “Sumar” me parece significativo en estos momentos. Ello me hizo pensar durante estos días si debía cambiar mi vieja costumbre y votarte esta vez. Al final no lo he hecho y quisiera decirte ahora por qué. Simplemente por tus vestidos: por la cantidad, variedad y calidad de ropa con que aparecías cada vez en público……. el decir es de izquierdas pero el vestir es de derechas… ( Habla de marcas que se hacen  como Bangladesh y otros. No dice nada de dónde viene la ropa que visten los varones, que seguro que también viene de mano de obra esclavizada)   

    Pues bien: en este contexto creo que hay algo muy machista introyectado todavía en la mentalidad de la mujer y que, en parte al menos, le quita libertad. Y es la convicción de que su cuerpo (y el vestido que lo adorna o lo resalta) está hecho para agradar, atraer y excitar al varón.¡¡¡¡¡¡!!!!!!! (estos signos de increencia por mi parte, son míos)

    Esto puede tener su base natural y en el hecho de que en la relación sexual el macho tiene que “funcionar” (porque si no, se acaba el cuento). De hecho, el mecanismo primario del varón es que cuando ve a una mujer, ve antes un cuerpo que a una persona….Y sería bueno que vosotras ayudarais a esa tarea masculina en lugar de dificultarla: porque eso haría más fácil respetar vuestra dignidad y evitar el tópico ese de la “mujer-objeto  Solo he querido criticar lo que me parece un exceso de importancia dada al vestido: porque repercute en un exceso de importancia dada al cuerpo de manera instintiva e inconsciente.  En este contexto me gustó ver que, en la confrontación a tres de TV1, no llevaras las uñas pintadas y te felicité por dentro. Parece un detalle ínfimo pero creo que es una obligación que os hemos inyectado los machos, no por razones estéticas sino para incentivar esa necesidad de llamar la atención. Cuando veo una mujer con las uñas pintadas suelo pensar: esta no se ha liberado aún de la obligación de llamarnos la atención. Y la cantidad de dinero que se tira en esa estupidez sería mucho más izquierdoso que fuera universalmente dedicada a gastos sociales.”

    SIN COMENTARIOS…………

    • Monica

      Es una forma más de machismo. ¿Por qué tenemos que ocultar nuestra feminidad? ¿Porque tenemos que masculinizar nuestra imagen para poder encajar? y ¿Cómo  tenemos que vestir para ser merecedoras del respeto de la opinión pública?. Estos comentarios, profundamente machistas, no se hacen a hombres en posición de liderazgo. Recuerdo otros comentarios o artículos en los que implícitamente  se hacia referencia a la vestimenta de la mujer con la violencia de genero, es el colmo. En lo más y en lo menos, el machismo está aún demasiado presente.

      • Nacho Dueñas

        -Pues yo defiendo a González-Faus en la generalidad de su carta, y no comparto la crítica que se le hace.

        -Él se refiere, en primer lugar, a la ropa que viene de la semi-esclavitud de las niñas de Asia. Y si bien no e puede concluir de modo tajante que su vestuario personal venga de ahí, es cierto que, cuanto menos, conscientemente o no, está mandando un mensaje a ese respecto.

        -Él se refiere que a la mujer, en nuestra sociedad, se le adjudica el deber de vestir como objeto de deseo para agradar al varón (¿por qué no se exige que el hombre luzca pelo en pecho, cachas o pectorales?). Eso tiene dos nombres: Sexismo y machismo. Ahí Glez-Faus tiene razón.

        -Llevo tiempo diciendo que el feminismo necesita aplicar en su causa el pensamiento crítico. Creo que este es un caso de libro.

        Saludos.

    • ELOY

      S,í Ana, pienso que incluso R.D. sin censurar contenidos, debiera advertir lo absurdo del razonamiento del Sr. Faus  y habérselo advertido. Es verdad que las persona mayores, como yo, a veces nos despistamos y decimos cosas que no son cabales, y es bueno que nos lo adviertan.  Porque lo que dice el Sr. Faus es como de una persona que vive en otro mundo, es absurdo, y creo también que machista. Es decir no es cabal en modo alguno. Y lo lamento porque es una persona a la que he seguido y admirado mucho tiempo.

    • Monica

      Por desgracia la ropa que lleva  el señor Faus y la mayoría de los que aquí debatimos, viene de la semiesclavitud de las niñas y niños de Asia  y de otros lugares.

      La cosificación sexual con respecto a la mujer procede del cerebro del hombre,  es una discriminación sexista, ni más ni menos.  Se convierte a la mujer en objeto cuando por ejemplo se las ven en biquini, la deshumanizan, se activan la región del cerebro de los hombres heterosexuales asociada a los objetos, en lugar de aquella asociada con las relaciones personales. Y encima se nos acusa de provocar esa reacción. Perdón, pero veo mucha sotana rancia por aquí.
      También, como alguien dijo,  el hombre que se consideran más oprimido pueden oprimir  a otro ser, a su mujer ……

      • Nacho Dueñas

        Mónica:

        -Lo de la ropa: Pues con más razón a González-Faus, que es el único que lo dice, al menos en este caso.

        -Lo de la cosificación sexual: Procede del cerebro de la sociedad machista, hombres o no. Porque, hombres o no, todas vemos normal (también las feministas, según creo percibir) que la mujer deba vestir como objeto de deseo, mostrando carne, y el hombre no. Si esto no es sexismo y machismo, baje Diosa y lo vea.

        -Tú hablas de bikini. Yo no, Yo hablaba del incómodo tacón (sólo para mujeres y para excitación del hombre), del escote (sólo para mujeres y para excitación del hombre) y de, según y cómo, de la minifalda (sólo para mujeres y para excitación del hombre).

        -¿Por qué la sociedad no demanda que el hombre, repito la pregunta, deba mostrar cachas, piernas, pecho y paquete? Porque, gracias  a la ceguera de buena parte del feminismo, se acepta que la mujer debe vestir y mostrarse como objeto de deseo frente al hombre, y no el hombre frente a la mujer. Si eso no es machismo y sexismo, baje Dios y lo veo.

        -Lo fácil es despachar la causa “al cerebro del hombre”. Como si no hubiese hombres feministas ni mujeres machistas (¿hace falta ser negro para se antirracista?¿no han habido negros racistas?).

        -Hace falta en esta sociedad un buen baño de feminismo. Y en las ultimas décadas se han dado grandes pasos. Pero, por Dios, ¡ese pensamiento crítico! ¡Esa superación de lugares comunes! porque, a ver: ¿es o no es el tacón y el escote una estrategia estética para hacer de la mujer un objeto de deseo? ¿Por qué la sociedad no exige al menos proporcionalidad y que el hombre deba mostrar cachas y paquete? Me temo, amiga Mónica, que el problema no está en el cerebro de “los hombres”, sino en el poco pensamiento critica de la sociedad, y de muchas feministas.

        Reitero que, en general, en este caso, González-Faus tiene buena parte de razón.

        Un saludo.

        Nacho.

         

         

        • ana rodrigo

          Mi querido Nacho, estoy flipando con lo que dices, pues jamás de los jamases lo hubiese imaginado de ti. Cuando esté más despejada, procuraré contestarte. Es seguir con la siempre “Evas” tentadoras, provocadoras que van produciendo excitación sexual a los hombres, me da náuseas. Ufff, voy a tranquilizarme y te daré la razón en aquello que yo crea que la tienes, pero ahora mismo, ahora estoy alucinando.

          • Nacho Dueñas

            Ana, con todo cariño y respeto: ¿Dónde he hablado yo de evas tentadoras? ¿Dónde he dicho yo de mujeres provocadoras?

            Por Dios, dame o quita la razón en lo que yo diga, pero no en lo que dices que digo, pero que ni digo ni pienso. y si no, ahí tienes el comentario para su revisión.

            He expuesto con racionalidad (errada o no), y ese comentario tuyo (27/07/2023, 22:12 pm)   

            es totalmente visceral, y en función de cosas que ni he dicho ni he pensado.

            Un abrazo, con tanto aprecio como perplejidad.

             

        • Monica

          Sobre la ropa, seguramente la que lleva Yolanda Diaz no proceda de lugares de explotación laboral. Es una mujer elegante y que viste como le da la gana, no tiene que pedir permiso a talibanes que quieren que vista como a ellos le parece, porque ofenden sus criterios éticos y escita sus instintos sexuales.  Los únicos que crean objetos de deseo son los que buscan una falsa realidad  en lo que ven como producto de sus fantasías e impulsos sexuales. Incomodo tacón, escote, minifalda, veo algo de fetichismo reprimido.
          Nacho le aconsejo, como psiquiatra, que consulte esa obsesión que tiene por  la vestimenta que usamos las mujeres. Quizá estaría mas cómodo si nos cubriéramos todo el cuerpo. Pero las mujeres somos libres y tenemos derecho a ser tratadas con respeto.
          Ya sea por llevar escote, ropa más informal o llevar pantalones, siempre seremos criticadas por el machista de turno. Déjenos en paz …..

          • Nacho Dueñas

            Mónica:

            -¿He dicho cómo debe vestir o dejar de vestir Yolanda o Glez-Faus?

            -¿Son talibanes aquellas que, como yo, llevamos media vida combatiendo, entre otras muchas cosas, la explotación infantil en la ropa? Di eso a las feministas de Asia que tienen que luchar contra esa semiesclavitud.

            -¿Por qué tienes que rebajar tu argumentación a críticas ad hominem (falsas por lo demás y sin ningún conocimiento de causa)? ¿Conoces “mis criterios éticos” y mis “instintos sexuales”?

            -¿Pregunto por TERCERA VEZ: ¿Por qué la sociedad demanda que la mujer deba “mostrar carne” (tacón, minifalda según y cómo, escote…) y el hombre no debe “mostrar carne” ni paquete, etc.

            -¿Eres capaz de responder con racionalidad, argumento contra argumento, y no critica ad hominem contra argumento?

            -Como psiquiatra que eres te diré que jamás iría a una psiquiatra que hace juicios de valor sin conocimiento de causa, y a argumentos (errados o no) responde con juicios de valor, falsos por lo demás.

            -¿Cómodo yo si las mujeres cubrieran su cuerpo? No: feliz yo si todas, independiente de sexo, genero, elección cultural o asunción natural vistiéramos con comodidad y naturalidad, Y no como objetos de deseo determinado por las multinacionales, que esclaviza niñas (¿es de talibanes tratar de combatir esto?), y que convierte a la mujer en elementos de cosificación. De hecho, yo siempre he estado a favor del nudismo, y como tal he ido alguna que otra vez a playas nudistas, donde la mujer, entre otras personas, ven desnudas sin tenerse que degradar a mostrarse como objetos de deseo para lascivia del hombre y réditos de las multinacionales.

            -Entonces: ¿no es machista el escote, el tacón, etc? ¿No es machista que esta sociedad exige que la mujer deba “mostrar carne”, y que el hombre no deba marcar paquete ni mostrar pecho, ni pintarse los labios, ni mostrar cacha? RUEGO RESPUESTA.

            Por último, Mónica: RUEGO QUE A MIS ARGUMENTOS (ERRADOS O NO) RESPONDAS CON ARGUMENTOS. Ya ves que yo no hago juicios de valor ad hominem, ni a ti te endoso juicios de valor sin conocimiento de causa.

            Muestra, por fa, que tienes razón razonando. si tiene argumentos, no necesitas juicios de valor ad hominem sin absolutamente ningún conocimiento de causa. A tales argumentos apelo, esos argumentos espero. Tus juicios de valor, te los guardas por la misma razón que yo, ni contigo ni con nadie los uso. Y si alguna vez lo  he amagado, en seguida lo he retirado.

            -Y pregunto:

  • Monica

    Dice Ortazur que “hemos frenado  a la derecha”, pero que es el PNV extraterrestre?, y sigue diciendo que  “PNV  en 2019 ya apoyó la investidura de Sánchez con compromisos firmados por ambos que el presidente socialista no ha cumplido”, como tampoco lo hace en el gobierno Vasco y en los aytos como el de Bilbao, pero se le fue la olla o qué, con tanta sumisión a los gobiernos de Madrid no se puede hacer nada, así está el partido.

  • Javiierpelaez

    Contesto a Llaguno: no es una cuestión de “dosis” de antinacionalismo periférico,es una cuestión de q lo q funciona en Madrid no funciona fuera…El PP no va a echar a Feijóo ahora sin saber si hay elecciones nuevamente,pero la capacidad de persistir en el error de la derecha española,mientras subsista VOX es infinita…

  • Javiierpelaez

    MAR ha asesorado a Feijóo,lo ha hecho mal para beneficiar a Ayuso? No es simplemente la demostración de q la estrategia de Ayuso/MAR/los grandes medios de derechas de Madrid,no funciona en el resto de España…La paradoja es q ,como Sánchez,salga en la investidura van a dar boleto a Feijóo y poner a Ayuso…Yo encantado q me libro de la Ayuso x elevación…

    • Antonio Llaguno

      No creo que den boleto a Feijoo.

      El PP no tiene la seguridad de que con Ayuso en las próximas vaya a irles mejor y sin embargo saben que sin ella en Madrid lo mismo pierden.

      Y en cualquier caso, si Sánchez logra formar gobierno, hay 4 largos años para pensárselo.

      Lo que piensa el PP es que  si Sánchez gobierna, será Sánchez quien se de un tiro en el pie. Tiene que ver como consigue gobernar sin os nacionalistas catalanes o, si acaba gobernando con ellos, como darles el referéndum de autodeterminación sin que parezca que está rompiendo España.

      La amnistía, incluso la de Puigdemont, no tiene coste político para Sánchez. Al revés, es la moneda de cambio que va a tratar de usar, pero creo que no será suficiente. Va a tener que hacer un alarde de imaginación y de cintura política.

      Además la coyuntura económica de los próximos años la presumen mucho peor, aunque eso es hacer de futurólogo.

      Al PP le conviene dejar a Feijoo, al menos los 3 primeros años, y a Ayuso, también. Que se desgaste él contra Sánchez y los nacionalistas y mientras ella gobernando la capital y el motor económico de España.

      Cuando convoquen nuevas elecciones pueden haber pasado tantas cosas que, a saber siquiera si existirá el PP o e PSOE.

      En política, el futuro no es mayor a 6 meses, y en estos 6 meses próximos Feijoo se queda. El que ya no se que futuro tenga es MAR, si yo fuera Feijoo no estaría muy contento con él.

    • Javiierpelaez

      Ayuso va a decir q Feijóo no era el hombre adecuado para hacer de Ayuso, pero yo creo q esto no funciona en España para nuestra fortuna

      • Antonio Llaguno

        Y es que no lo es, ni lo ha sido nunca. Precisamente por eso lo pusieron porque no creían que funcionara un PP como el de Ayuso en España.

        Pero Ayuso no gana nada diciendo ahora eso. Gana mucho más gobernando Madrid en contra del Gobierno central, que le va a dar razones para “sentirse víctima” y criticando siempre a Sánchez, y no a sus rivales en Madrid (Que lo cierto es que son muy poquita cosa), pero dejando que Feijóo se desgaste.

        Ya cuando lleguen las próximas elecciones, verán que hacer.

        Ayuso es paciente. Sabe esperar. Entrará en la candidatura al gobierno de España cuando tenga la certeza de ganar. Y si no a vivir en Madrid que está muy a gustito con mayoría absoluta, sin depender de VOX y con el respaldo de sus votantes.

        Y encima con una oposición de un nivel muy bajito, porque nadie de peso en el PSOE se ha querido enfrentar a Ayuso para perder.

        La estrategia es evidentísima. No gana nada echando a Feijóo ahora. Sólo si Feijóo le mueve la silla a ella, como hizo Casado de forma muy estúpida, ella se movería… y se cargaría a Feijóo.

        Y Feijóo lo sabe.

  • Monica

    No parece muy serio, pero depende  de la ideología de cada uno, pues está bien. Cada voto puede representar cosas distintas, y salvo en Catalunya, y quizá en Euskadi, pero menos, votaron de forma similar a las elecciones del 28M, yo no fui a votar contra nadie, nunca he votado al PSOE, ni a PP, ni a los que se denominan de izquierda, ni a Vox. Y dada la experiencia aquí con las coaliciones con los socialistas y su pésima gestión, hubiera preferido que se apoyara  otro gobierno en Madrid, pero con Vox es imposible, así que espero abstención, y si hay gobierno salida del pse de los gobiernos autonómicos y municipales 

    • Monica

      Me refiero si hay gobierno PSOE, con el voto nacionalista vasco,  salida del PSE del gobierno autonómico y de los municipios en donde gobiernan con PNV. Apoyo a las legislaturas pero desde los parlamentos o corporaciones no en el gobierno, lo mismo que se hace en el  Congreso de Madrid.

  • ELOY

    Muchas gracias Alberto. Siempre son de agradecer tus recuerdos a Galicia. Esperemos que los que reman hacia ADELANTE (llamados progresistas) acompañados del “viento en popa a toda vela”, progresen adecuadamente, y los que reman hacia ATRÁS (llamados conservadoras), comprendan que están equivocados y no se dejen influir de los malos consejeros.  

  • José María Valderas

    V eo que se alegra. Uno, que no cree en esas fuerzas ocultas que manejan los hilos, sino que atiende con mayor seguridad a la preparación e interés de los sujetos no ve chascos en aquellos ni triunfos en éstos. Parece ser que el epítome de la victoria de Sánchez en Cataluña es una ciudad de aluvión, con calles irregulares –no las ideó Idelfonso Cerdá –Un vivero de votos socialistas de andaluces, murcianos, aragoneses, castellanos viejos y nuevos que no han podido integrarse, que no los han dejado integrarse sino bajo unas horcas caudinas y que son carne de cañón de los eslóganes.

    Santa Coloma de Gramanet pasó en poco tiempo de pocos miles de habitantes a ciento cincuenta mil. No supieron reaccionar, tan acomplejados estaban y están, que Pujol se atrevió de manera indecente a bajarse del coche oficial para increparles pidiendoles educación con la tierra que les había acogido.

    Pero no sólo Pujol pidió sometimiento. Y ellos agacharon la cabeza. Fue el obispo Modrego el que permitió la primera “base” de sacerdotes obreros, en santa Coloma. Al frente del grupo se encontraba Jaime Sayrach. Era yo joven cuando, en esos arrebatos de la edad, me acerqué a la parroquia (San Juan Bautista) para echar una mano, pretenciosamente. Me llamó la atención la desnudez acorde con lo que podía ser una instalación fabril. Sin puertas, donde cada uno entraba como Pedro por su casa. Llamaba un poco la atención, pero en el ambiente jocista uno admitía todas las novedades y singularidades del mundo.

    Con la democracia, los curas se dividieron las funciones, aunque la mayoría se fueron al PSUC (comunista). Se presentaron a las elecciones por esos partidos. De hecho el alcalde era un sacerdote y Sayrach se hizo con la concejalía de cultura. En elecciones inmediatas saltó el preste del PSUC de la alcaldía pasando al PSOE-PSC, como se llamaba entonces. Con gracejo propio de su patria chica de origen, los colomenses decían que tras el “padre” (el cura) vino la “madre” (De la Madre era el apellido de la nueva alcaldesa socialista). Me llamó la atención la voluntad catalanizadora de la clerecía de la parroquia. Ese dogma no era discutible, allí donde se cuestionaba el catecismo entero. No bastaba la palabra oral. Sayrach abrió un blog donde instaba a los inmigrantes a abrazar el separatismo en agradecimiento a la nació que los había recibido y les había dado de comer. Tal cual. Que Rufián saliera de santa Coloma de Gramanet no era de extrañar. Y, ahora, muy mayores, los inmigrantes siguen con un complejo de inferioridad desolador.

    La parroquia ha cambiado de signo. Ahora es un foco de fe, dejándose a extramuros la política y la coacción separatista. A veces vuelvo allí a misa, recorriendo los mismos locales, contemplando una entrega absoluta al evangelio de un grupo de fieles, con su sacerdote al frente, que te llevan a Dios.

    No me alegro de la victoria del sanchismo, como no me alegro de los traidores a su patria. No se da cuenta mucha gente que por la televisión le están normalizando la entrega de su patria, humillándola con declaraciones de los socios contrarias a la dignidad de un pueblo. Hablan con una naturalidad asombrosa del cobro de millones a cambios de votos, de referendums a cambio de votos, de exculpar a traidores y sediciosos a cambios de votos.Alguien tendrá que explicarme si la victoria de una traición es motivo de alegría.Y para acallar a quienes piensan, hoy volvía El País, ese periódico al que algunos siguen como si fuera la Biblia, a amenazar con sus cantinelas de la crispación.

    No, llamar traidor al que chalanea con la dignidad nacional no crispa a nadie, salvo a los que van en el mismo barco.  

Deja un comentario