Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7202 Artículos. - 109742 Comentarios.

Crónicas del búnker II

Es la segunda entrega de una serie. La primera aquí.

El Yunque

El bunker ultra católico no es sólo cosa de los Estados Unidos. Tiene ramificaciones en todas partes donde la Iglesia católica romana tiene alguna cosa que decir, porque su objetivo no es, como dicen, que las decisiones de los gobernantes sean coherentes con el mensaje de Jesucristo sino obtener el poder, a toda costa, apoyándose en los seguidores de una confesión religiosa en concreto, pero como veremos, en muchas ocasiones, la práctica religiosa es secundaria.

Uno de los problemas que más se están poniendo de manifiesto en la vida de la Iglesia, hoy, es que la religión católica y la Iglesia que la sustenta, aunque nacen en Oriente son un subproducto de la cultura y a historia de Europa y más concretamente de la Europa Occidental. Si echamos la vista al santoral, a la lista de “Padres la Iglesia” o de teólogos más influyentes que han conformado la tradición y el supuesto depósito de la fe, nos encontraremos una lista interminable de varones, clérigos y europeos. Esta distinción (No tengo estadísticas, pero seguro que no me equivoco demasiado) conforma más del 75% de los “creadores de doctrina” en la Iglesia Católica.

Incluso, de las aportaciones que llegan a la Iglesia desde las periferias (Oriente, América latina, África) algunas son tan occidentales y europeas que parecen pergeñadas en algún oscuro monasterio del centro de Europa, como aquel en el que Umberto Eco situó su novela “El Nombre de la Rosa”.

En concreto llama la atención que tres de las propuestas más beligerantes y conservadoras de la cristiandad vengan de los tres países que han desarrollado en su interior guerras civiles que se apoyaban en motivos religiosos (Aunque incluir aquí la Guerra Civil española y la influencia del Opus Dei, gracias al apoyo que les dio Franco, este metido un poco con calzador, porque la Guerra Civil española no fue por motivos religiosos sino políticos y la intervención de la Iglesia, en mi opinión. vino forzada por la persecución de unos y la utilización perversa de los otros), es decir México y su guerra cristera y Francia y su revolución de la Vendée, dos revueltas sangrientas muy reivindicadas desde los círculos ultra conservadores católicos, hasta el punto de asimilarlas a la persecución religiosa del Imperio Romano.

Pero al grano. Una de estas guerras, la guerra cristera mexicana, hizo surgir (O más bien inspiró) en México una sociedad secreta denominada El Yunque.

Esta sociedad es muy influyente en los círculos políticos mexicanos, concretamente es muy cercana al PAN (Partido de Acción Nacional). Fue fundada por Ramón Plata Moreno (Asesinado a balazos en 1979) en 1957 y acabó con 70 años de gobierno del PRI ayudando a Vicente Fox a alcanzar la presidencia de México en las elecciones del año 2000 (1).

En España, llevan muchos años tratando de entrar en los círculos del poder, con escaso éxito, aunque su intento de inclusión se remonta al tardo franquismo, pero en especial en los años de la transición en grupos políticos que añoraban el régimen dictatorial de Franco, pero se organizan de manera más normalizada a partir de 1982 y se consolidan de la primera década de los años 2000 (2).

Sus métodos tienen varias estrategias:

  • Funcionan como una organización paramilitar, incluso formando a sus cachorros en artes marciales y de lucha física, aunque el empleo de armas de fuego se circunscribe a México y a los años 60-70 (3)
  • Son supervisados directamente desde México con numerosas visitas de los dirigentes mexicanos, en teoría para “animar” y “estimular” a las bases” (4)
  • Para pertenecer a la “sociedad” hacen un juramento, juramento que incluye confidencialidad y secreto de todo lo que ocurre dentro, negando su pertenencia a la “Organización” (Eufemismo con el que se auto refieren en España, o también como “La O”) (4)
  • Se infiltran nen ambientes universitarios de “alto standing” (ICADE, ICAI, CEU San Pablo, etc… ) (4)
  • Crean plataformas, supuestamente inocuas que responden a sus fines, con fachada de OMG de ayuda a causas moralmente legítimas y/o de la Iglesia Católica, entre ellas podemos destacar (3) y (4):
    1. Hazte Oír
    2. Ciudad Católica (Fundación Speiro)
  • Profesionales por la Ética
    1. Instituto de Política Familiar
    2. Organización del Bien Común (Más conocida como “la Orquesta”)
    3. CitizenGo
  • Y otras…

Estas plataformas son las que dan la cara en el país donde se instalan, teniendo sus consejos de dirección copados o en mayoría con miembros de la dirección de El Yunque y siendo estas plataformas quienes se significan en el país donde se ubican para promover corrientes de opinión afines a lo que defienden. (4)

No hace falta recordar en España el famoso autobús naranja que recorrió algunas capitales con el “intelectual” mensaje que aseguraba que “Las niñas tienen vagina y los niños tienen pene”, frase que, si bien, en su literalidad no dice nada que nos sea cierto, lleva implícito un mensaje claramente homófobo y de confrontación con la comunidad LGTBIQ+

  • Disponen de un adoctrinamiento para sus miembros, similar al de una organización sectaria de tipo destructivo. Basta con acceder (Se lo puede bajar uno muy fácilmente en la red en este enlace ( http://elyunquealdescubierto.blogspot.com/2011/02/el-yunque-manual-de-adoctrinamiento.html ) al manual de adoctrinamiento con que “educan” a sus cachorros (5)
  • Tratan de infiltrarse en partidos políticos de ideología supuestamente afín. En España lo han intentado con el PP con escaso éxito aunque han encontrado algunos miembros importantes que les han dado algún respaldo como Jaime Mayor Oreja (4) y sobre todo con VOX.

Es algo que se suele decir con frecuencia, que el propio Santiago Abascal es miembro de El Yunque. Según mi investigación, no se puede afirmar eso puesto que no sería directamente miembro de la organización, pero si es cierto que el ascenso de Abascal en la política española no puede concebirse sin el apoyo de El Yunque y de su plataforma principal Hazte Oír.

  • Se apoyan en medios de comunicación afines, unos propios (7nn) otros ajenos pero muy afines y que comparten objetivos como el grupo de Javier Ariza (Intereconomía, El Toro, infovaticana, etc …) grupos que promocionan y hacen campaña para los grupos políticos que apoyan al Yunque. Tratando de crear opinión.
  • Están obsesionados con la elaboración de informes. Es la tarea fundamental de los acólitos de bajo nivel, llegando a hacer informes sobre su propia familia cercana (3) y (4)
  • Su interés es acceder al poder para crear políticas afines a lo que ellos defienden, pero fundamentalmente para promover sus intereses. Buscan el poder por el poder.

Lo más curioso es que tal y como defiende María Victoria Uroz, luego no son personas de una espiritualidad profunda (6) pero sí que emplean la Iglesia católica para sus fines obscenos.

En España han tratado de establecer relación con la Iglesia Católica y en especial con su jerarquía más conservadora; pero no les ha salido bien. El Obispo de Getafe en su diócesis advirtió de que no eran una asociación de Iglesia (7)

Creo que debemos estar preparados, los cristianos de a pie, para separar el grano de la paja y siendo como son legítimas, en mi modesta opinión, cualesquiera de las espiritualidades existentes para seguir a Cristo. Sin embargo, debemos estar alertas para descubrir estos organismos que funcionan como una secta destructiva. (8)

Prefiero dejar aquí el artículo y que quien tenga interés bucee en las múltiples entradas en la red que dejo a continuación y en lo ante escrito. Creo que habla por si sólo.

Esta es una parte de esa Iglesia que está luchando contra las reformas de Francisco. Una Iglesia que está intentando imponer su criterio y que solo busca el poder, el dinero y los bienes de la Tierra.

Habrá parte III

 

NOTAS

    1. Fuente: Álvaro Delgado, “El Yunque la ultraderecha en el poder”, México, Plaza y Janés, 2003
    2. Fuente: ForumLibertas.com. Entrevista a María Victoria Uroz, ex esposa de Luis Losada, dirigente del Yunque en España (21/06/2022) y donde afirma: “La cúpula de España hasta donde yo sé y en 2005-2011 estaba formada por Eduardo Hertfelder, que dirigía las reuniones, Jaime Urcelay, Teresa García Noblejas, Luis Losada Pescador, Miguel Ángel López Zavaleta, que empezó a ir sobre 2010, Dolores Velarde Catolfi-Salvoni y su marido Juan de Dios Dávila. También frecuentó las reuniones un mexicano que trabajaba en Notimex, pero que dejó de aparecer después. Ésta era la cúpula de España que daba órdenes a los demás.”
    3. Fuente: Narciso Tomé, “El Transparente de la Catedral de Toledo. Informe sobre el Yunque”, marzo de 2010
    4. Fuente: ForumLibertas.com. Entrevista a María Victoria Uroz, ex esposa de Luis Losada, dirigente del Yunque en España (21/06/2022)
    5. Fuente: Blog “El Yunque al Descubierto” ( elyunquealdescubierto.blogspot.com ), donde se puede encontrar una gran información sobre El Yunque. María Victoria Uroz, esposa de Luis losada, confirma que este manual es verdadero y de la organización yunquera en ForumLibertas.com. Entrevista a María Victoria Uroz, ex esposa de Luis Losada, dirigente del Yunque en España (21/06/2022)
    6. Fuente: ForumLibertas.com. Entrevista a María Victoria Uroz, ex esposa de Luis Losada, dirigente del Yunque en España (21/06/2022) y donde afirma: ”…o creo que el Yunque no sirve a la Iglesia, sino que se sirve de ella. Yo creo que El Yunque, como tal, no puede entenderse como parte de la Iglesia Católica, aunque lo formen bautizados. Además, hay una serie de puntos que parecen heréticos en el juramento o son claramente erróneos: la primordialidad por encima de los mandamientos de la Ley de Dios y de las personas, la obediencia por encima de la conciencia, el ocultamiento como sistema de vida, el error doctrinal sobre la “vocación” al Yunque -dado que la entienden como consagración a una actividad meramente temporal, esto es, una falsa consagración-, se constituyen en su juramento como jueces justicieros que castigan la traición al Yunque –cuando sólo a Dios le corresponde juzgar-, creen que si incumplen el juramento se condenan, lo que yo entiendo que es un pecado contra el Espíritu Santo…”
    7. Pagina web de la diócesis de Getafe donde afirma el obispo: “Han sido dos actuaciones: una carta al Presidente de HazteOir, en septiembre de 2014, y la Nota del obispado, en marzo de 2015. En la carta se anunciaba lo que luego se haría público: que desde la diócesis de Getafe deseamos promover la defensa de derechos fundamentales hoy vulnerados, pero lo queremos hacer desde un sentido de pertenencia eclesial inequívoco; que aunque podemos compartir con HazteOir y sus plataformas muchos de los fines que proponen, no compartimos los medios que emplean; y que, en consecuencia, pedimos a HazteOir que se abstenga de acudir a las instituciones diocesanas para dar a conocer o promover sus iniciativas.” Y también: “El tema del Yunque fue tratado en el año 2010 por la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, de la cual entonces yo era Secretario técnico. En dos reuniones de esta Comisión, mantenidas en junio y septiembre de ese año, se comentó un informe sobre el Yunque preparado por un seglar de Toledo a instancias de nuestra Comisión. Este seglar se había implicado de forma muy directa en la campaña para promover la objeción de conciencia a la asignatura “Educación para la ciudadanía” a través de la asociación Profesionales por la Ética. Fue en esta asociación donde descubrió la existencia del Yunque y la presencia de sus miembros en esa asociación y en otras afines, como HazteOir.” https://www.diocesisgetafe.es/index.php/obispo/obispo-auxiliar/2119-entrevista-a-don-jose-sobre-el-yunque
    8. Véase la web: ( https://centromedjugorje.org/testimonios-entrevistas/testimonio-de-inmaculada-garcia/ ) dónde una peregrina de Medjugorge afirma que estaba en una sociedad secreta y “fue sanada” por la Virgen de Medjugorje. No es mi tarea en este artículo opinar sobre si la aparición de Medjugorje es real o no, pero sí el hecho de que estaba dentro de la secta y salió debido a un apoyo espiritual.

     

6 comentarios

  • Ana PIERA ORTS

    Gracias, Antonio Llaguno, por la tarea de preparar el segundo artículo de esta serie. Trabajos como éstos me parecen necesarios, al menos para mí, por dos razones. La primera es la denuncia de la existencia de grupos de poder situados en la trastienda y que, por sus modos velados no permiten, ni aún para algunos de sus integrantes, conocer la finalidad real que persiguen. Y si lo que persiguen tiene que permanecer velado, entonces no procede del Espíritu de Dios. El ejemplo mismo para un cristiano es Jesús de Nazaret que afrontó la injusticia desde la palabra. La segunda razón, y tal vez la que más me apesadumbra, es que este tipo de movimientos, que en parte tratan de apropiarse de alguna parte de la estructura de la Iglesia, expresan una vivencia religiosa que poco tiene que ver con el Evangelio, por sus formas excluyentes de la otredad que no es como ellos, y que tienen la habilidad de vivir en el “mundo del aparecer” investidos de una moral que se aleja de toda ética y respeto por esos otros que suelen ser los más pobres, los más desfavorecidos, los excluidos por alguna razón o simplemente por los que no opinan como ellos. Nada me parecería más fácil que estar sentada en un banco de cualquiera de las iglesias a las que podría asistir a una Eucaristía y desearle la paz de hermanos a un feligrés de aquel lugar, que al mismo tiempo perteneciese a esta asociación secreta. Sería una paradoja que no podría ni advertir. Porque más que desearle y ofrecerle mi paz, tendría que pedírsela yo.

    Si en alguna otra ocasión he escrito que en la Iglesia cabemos todos, creo que mejor debí escribir que en la Iglesia estamos muchos. Un poco siguiendo la expresión del rito hispano-mozárabe que se utiliza en la consagración tras la entrada en vigor de su traducción “… sangre que será derramada por vosotros y por muchos…”. Esta frase que de ninguna manera me atrevería a discutir, la verdad es que a menudo, seguramente cuando estoy más atenta, no deja de “rasparme”, tal vez por la asimilación de la fuerza la costumbre de escuchar “… y por todos los hombres…” Que en la Iglesia no haya uniformidad me parce un regalo, porque esa es la manera en que podemos encajar muchos y muchas. Sin embargo, si entre todos esos muchos se esconden algunos que no se manifiestan a la luz de todos, eso me parece más peligroso.

    A veces me pregunto si todos leemos el mismo Evangelio, porque las relecturas que se esparcen de sus fragmentos son, a veces, tan radicalmente diferentes en su interpretación, que el único consuelo que me queda es la certeza de que finalmente nadie puede apropiarse del Evangelio, hasta convertirlo en una herramienta para el ejercicio de su poder personal. Y este sería el caso de este grupo de “sin nombres”, reunidos en torno a esa identidad no registrada y ya conocida por muchos, llamada El Yunke. Y he de anotar que tenía una idea de su existencia, pero mejor comprendí algunos de sus entresijos al ver un reportaje que tal vez, también para “muchos” resulte lleno de falsedades porque lo emitió la cadena de TV La Sexta, en marzo pasado, y que vi tras ser advertida de su emisión. Dejo aquí el enlace: https://www.lasexta.com/programas/sexta-columna/hoy-secretos-yunque-salen-luz-lasexta-columna_202303176413a09831c73f0001699157.html

    Pero cada cual es muy libre de interpretar el sentido que puede tener el hecho de negarse a responder a una pregunta, aduciendo que una ya tiene bastante trabajo como para ocuparse de otras cosas. Esa era la razón que expresaba una entrevistada en el reportaje que acabo de citar. Más sentido parece cobrar si la pregunta es reiterada y la respuesta la misma: yo tengo mucho trabajo, y no voy a responder a esa pregunta. El tiempo que se tarda en responder: sí, pertenezco a El Yunke, o sí conozco y participo de algunos de sus principios, es menor que responder una y otra vez: a eso no voy a contestar, tengo mucho trabajo. Tal vez podría pensarse que la pregunta, así formulada por el periodista, tiene trampa porque busca la confrontación y permitía deducir que la respuesta huidiza era, en sí misma, una confirmación. Sin embargo, Jesús de Nazaret, no solo responde siempre, sino que también llega a decir a los apóstoles: Oíd lo que significa la parábola del sembrador -para ofrecerles la explicación de una parábola que, a todas luces, ya podrían haber comprendido tras la escucha- y les dice: lo sembrado entre zarzas significa el que escucha la palabra; pero los afanes de la vida y la seducción de las riquezas la ahogan y se queda estéril (Mt 13, 18-23).

    El gran peligro me parece que es el maniqueo y sobre todo la tentación del poder. En los Evangelios sinópticos las tentaciones que el diablo propone a Jesús se resumen de un golpe: las ansias de poder, gloria y honor. Tres tentaciones que en realidad se reproducen a lo largo de la vida de Jesús como hombre y que todos los seres humanos tenemos que ir enfrentando a lo largo de nuestras vidas.

    Frente a asociaciones secretas como ésta, poco puedo hacer yo. Pero sí está a mi alcance tratar conocer su existencia; rehusarlas porque no son promovidas a la luz del Evangelio, además de ser ilegales en España como se recoge en el art. 22 de la Constitución y contrastar, con las personas de mi entorno, mi opinión sobre lo que en su seno se gesta. Hoy, decimoséptimo domingo ordinario, me sirvo de una de las lecturas del día y desde mi esfera más íntima, ruego al Padre, Dios de bondad, al igual que le pidió el rey Salomón, que me dé a mí también capacidad de discernimiento, entre lo que agrada a sus ojos y lo que solo puede ser fruto de la confusión: la elección de un camino separado de la luz.

    Gracias pues Antonio. Un saludo afectuoso. 

    • Antonio Llaguno

      Gracias Ana por tomarte la molestia de leer lo que escribí y por comentarlo.

      Llevas razón en que cualquiera puede ser una de estas personas y en cuanto a tu afirmación de que la Iglesia cabemos todos te contaré una “metáfora” que contaba un cura amigo mío al que enterramos hace muy poco y que fue misionero en Guinea Ecuatorial.

      Un día, hablando del Opus, me dijo: “Mira Antonio, la Iglesia es como un barco. Unos van en camarote de lujo y otros currando en la sala de máquinas, pero al final, todos llegamos al mismo destino. Y a los que vamos en la sala de máquinas, nos cabe la convicción de que, será más incómodo y más trabajoso; pero sin nosotros el barco no llega a ningún sitio mientras que los que viajan en camarotes de lujo viajan más cómodos pero no tienen ni idea de a donde van”.

      En este caso son más peligrosos, porque pretenden viajar en el puente de control y ser ellos quienes dirijan el destino del barco. Pero recuerda que el barco sigue sin poder moverse sin quienes están en la sala de calderas y de una forma u otra, podremos ser nosotros quienes escojamos el rumbo. Al menos el nuestro.

      Y si no, ya sabes… ¡¡¡Al motín!!!

  • José María Valderas

    Aunque hube de hacerme cargo de la edición mexicana de Scientific American, un proyecto sin sentido existiendo ya la edición española, pero también las empresas tienen sus desvaríos, no conozco México en profundidad, casi ni superficialmente. Mis relaciones fueron con la UNAM, el Observatorio Astronómico o el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el de Cardiología, en realidad con científicos expertos en objetos Herbig-Haro, el mundo de ARN, yacimiento de Chichen-Itzá, etcétera, pues en México hay científicos muy competentes con fluida relación con los centros estadounidenses. Ninguna vez oí hablar de El Yunque. Sí había herederos de cristeros, de una fe robusta en un medio completamente hostil como es el mundo universitario mexicano. En alguna ocasión he tratado con investigadores o docentes de Puebla sobre cuestiones de fe y ciencia. Tampoco apareció por ningún lado el Yunque.

    No niego su existencia, cuando tanta literatura se ha vertido sobre sus obscuridades, planes y hazañas. Pero no lo conozco ni de lejos. De hecho, de los nombres que usted cita, señor Llaguno, sólo me suena el apellido de resonancias de una calle de Madrid y de un profesor de la Universidad de Navarra, que tuvo la amabilidad de invitarme a echarles un rollo a los alumnos sobre cómo redactar un artículo científico inteligible. Pero este docente era un hombre de una integridad a prueba inmarcesible. De la señora con el mismo apellido me llegó un texto que lo podría firmar un Padre de la Iglesia.Por cierto hablando de la influencia de Oriente en la doctrina de la Iglesia, es patente que fue decisiva, arquitectónica. Toda la doctrina trinitaria es oriental, cuando los concilios de Occidente eran harto elementales, sean los de la Bética o de cesaragustanos. Al perderse la relación con Oriente, se perdió el estudio sistemático de las verdades de la fe. Cuando la escuela de Chartres empieza  a restaurar la filosofía y la teología lo hace con unos mimbres propios muy tenues. Habrá que esperar la introducción en Occidente del tesoro oriental, en particular a partir del Concilio de Ferrara-Florencia, aunque para entonces había surgido ya la figura titánica de Tomás de Aquino

    • Antonio Llaguno

      José María,

      el que tú, en tu estancia en México, no tuvieras noticias de la existencia de El Yunque, lo único que demuestra es que saben ocultarse bien.

      Eso y que en la época en que te hiciste cargo de esa revista, internet no era la fuente inagotable de noticias que es hoy. De hecho, no era.

      Que el Yunque existe está contrastado y confirmado, incluso por la Conferencia Episcopal Española que aseguró haber estudiado el informe del obispo de Getafe, en un pleno, y que se adhirió al mismo, (Y la CEE no es conocida por la transparencia de sus debates), y de casi cada cosa que afirmo en el artículo he puesto la cita y el origen de la información. Son fuentes con experiencia asegurada y con conocimiento de lo que dicen.

      Además es lógico y normal que El Yunque no apareciera nunca en cuestiones relativas a la fe y a la ciencia. No son de su interés. Si acaso son elementos a utilizar y/o manipular pero tanto la ciencia como la fe les interesan muy poco.

      Les interesa la religión, que no tiene mucho que ver con la fe y sobre todo y por encima de todas las cosas, el poder, por lo que usan la religión para acceder a él.

      Son como esas logias masónicas que tanto miedo le dan a la Iglesia católica más retrógrada, aunque a diferencia de El Yunque, la mayoría de ellas sean inofensivas y poco relevantes.

      Piénsalo. El hecho de que no los conozcas no quiere decir que no existan, sino que han ocultado bien su existencia; en lo que a ti concierne por lo menos.

      Otro día, si quieres, hablamos de la “titánica” figura de Tomás de Aquino, hoy en día más superado que el récord de 100 m lisos del año 1903. Hoy sería demasiado largo y tengo para mi que íbamos a coincidir bastante poco.

  • Rodrigo Olvera

    Sobre el origen del Yunque – que realmente no se relacionó con el sinarquismo (movimiento popular católico heredero del movimiento cristero) – recomiendo el siguiente artículo http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-09272015000100189 

    Destaca dos elementos que suelen pasar desapercibidos:
    a) el yunque empieza como una asociación estudiantil de escuelas privadas católicas, lo que configura su pertenencia de clase: muchachos de clase media a clase alta (y de ahí la diferencia fundamental entre el Yunque y el sinarquismo que fue y se mantiene como un movimiento de clases populares a la baja clase media)
    b) la influencia de los jesuitas, especialmente del director del bachillerato privado Instituto Oriente en la formación del grupo estudiantil. 
    c) el contexto potenciador de la creación del grupo: el choque social de muchachos de clase media formados en escuelas privadas católicas al incorporarse a la universidad pública (la única que había entonces en Puebla) donde las verdades católicas eran no sólo cuestionadas sino ridiculizadas en clases; surgiendo la mentalidad de cruzada del grupo católico que se radicaliza.  

Deja un comentario