Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7198 Artículos. - 109694 Comentarios.

Demostración de fuerza del papa Francisco en Hungría

Francisco prescinde la le silla de ruedas casi del todo

Durante su visita de fin de semana a Budapest, el Papa, de 86 años de edad, hizo una demostración de fuerza, incluso si eso significaba soportar el dolor
Una imagen facilitada por los medios de comunicación del Vaticano muestra al Papa Francisco durante la ceremonia de despedida en el Aeropuerto Internacional de Budapest al final de su visita a Hungría, en Budapest, Hungría, 30 de abril de 2023. (Foto de EPA/MAXPPP)

Por Loup Besmond de Senneville (en Budapest) | La Croix International.

El Papa Francisco caminó con dificultad al subir al avión con destino a Budapest, apoyándose pesadamente en su bastón de aluminio con un crucifijo. En los días previos a la salida del 28 de abril para su visita papal de tres días a Hungría, corrió la voz de que el Papa, de 86 años, no iría a la parte trasera del avión como suele hacer para saludar a los periodistas que le acompañan en el viaje.

Además, funcionarios del Vaticano dijeron que, debido a la configuración apretada del A320 de ITA Airways, no era práctico que todos en la sección de prensa se acercaran individualmente para saludarle en su asiento de primera fila. Pero justo antes de que comenzara el vuelo, Francisco apareció en la parte de atrás deseoso de estrechar la mano a todo el mundo, aunque para ello tuviera que mostrar algunos signos de dolor en la cara.

Menos de un mes después de ser dado de alta de la clínica Gemelli de Roma, donde tuvo que ser hospitalizado de urgencia, el Papa hizo una auténtica demostración de fuerza desde el principio de su viaje a la capital húngara.En la ceremonia de apertura en el palacio presidencial con todos los honores militares, volvió a permanecer de pie hasta que la Presidenta Katarin Novak le invitó a sentarse. Y durante su primer discurso del viaje, ante dirigentes gubernamentales y civiles, el Papa se empeñó en pronunciar su alocución de pie: “Quiere demostrar que lleva el timón del barco”, dijo un observador cercano del pontificado en Roma. Y no hay duda de ello: Francisco pretende demostrarlo tanto en Roma como en sus viajes: “No pienso en mi sucesor; otros lo hacen por mí”, dijo recientemente el Papa a uno de sus visitantes. Es a estos “otros”, los que permanecen en el Vaticano, a los que intenta mantener fuera de juego.

 

Deja un comentario