Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7201 Artículos. - 109733 Comentarios.

DADA CUENTA del domingo 30/04/2023

UNO. –

Dedico los numerales uno y dos des esta columna a comentar aspectos de la Pascua florida en India y en Myanmar. India está poblada por 1.300 millones de personas y es una potencia emergente cuya economía está en fase de expansión. El gobierno de Nueva Delhi no controla realmente India. Pero ni siquiera durante la dominación musulmana fue capaz de unir al subcontinente en un único liderazgo político, incapaz de evitar o integrar las enormes diferencias lingüísticas, religiosas y culturales. Una mayoría de población hindú se negó a convertirse al islam a lo largo de sucesivas invasiones.

Tras la salida a escape de los británicos y los desplazamientos de musulmanes, hindúes y sijs de una parte a otra del país, o mejor de los tres países fruto de la partición: India, Pakistán y Bangladés. Un millón de muertos y quince millones de desplazados. La democracia india es sólida y pese a los empujes nacionalistas hindúes el sentimiento de identidad india unifica a la población. No obstante el tamaño, la diversidad cultural y los movimientos secesionistas están bien presentes de manera conflictiva. Los 21 millones se población sij pretende disponer de un estado nacional propio en las zonas del Punyab. Hay un movimiento para obtener un estado independiente cristiano en Nagaland donde el 75% de la población es baptista. Muhammad Ali Linnah ha escrito: “India no es una nación ni un país. Es un subcontinente de nacionalidades”. Escribió el historiador Jan Morris que “un día, la idea del nacionalismo nos parecerá tan increíblemente primitiva como las guerras dinásticas o el derecho divino de los reyes……un pasatiempo para anticuarios o para sociedades de recreación histórica”. Las noticias de los últimos años han permitido descubrir un nacionalismo hindú agresor y semifascista contra todos los grupos étnicos o no que defiendan concepciones de la sociedad y cosmológicas no coincidentes con las suyas.

Por eso el giro del primer ministro Modi está reciente Pascua es importante y merece se alojado en esta columna semanal. El eslogan “Sabka Saath, Sabka Vikas”, lanzado por el primer ministro con vistas a las elecciones de 2024: una invitación a la colaboración entre las diferentes comunidades de la India, país donde lamentablemente a menudo son noticia las divisiones confesionales alimentadas por los nacionalistas hindúes.

Con motivo de la Pascua de 2023, el primer ministro indio Narendra Modi visitó la catedral del Sagrado Corazón en Delhi. Modi de se entretuvo con los fieles; también encendió una vela frente a la imagen del Cristo Resucitado y plantó un árbol en el jardín del complejo. Fue el mismo primer ministro quien dio un amplio protagonismo a la visita, sobre la que se difundieron imágenes y un breve video. Modi ya había dedicado un pensamiento a los cristianos el día de Pascua con un Tweet en el que En el que expresó el deseo de que “esta ocasión especial profundice el espíritu de armonía en nuestra sociedad. Que inspire a la gente a servir a la sociedad y a ayudar a los marginados. En este día recordamos los pensamientos piadosos de Cristo”. El catolicismo en la India, según la tradición, procede de la predicación del apóstol Santo Tomás. Hoy los católicos son 14 millones. El rito latino comenzó en la India con los portugueses en el siglo XVI, y existen otros dos grupos rituales: la Iglesia católica Siro-Malabar, con 21 diócesis y 3 millones de fieles; y la Iglesia Siro-Malankar, unida a Roma en 1930, con tres diócesis y 300.000 fieles. El Estado de Kerala, en la costa suroeste, tiene el porcentaje más alto de católicos, un 25%. Allí el rito siro-malabar es el más fuerte. Ha habido pocas conversiones al cristianismo entre hindúes y musulmanes. Se calcula que en los últimos quince años han abrazado la fe un millón de personas de las tribus que habitan al pie del Himalaya, que no tienen una tradición religiosa propia; no se habla de cifras para no suscitar recelos. Según datos del anuario estadístico de la Iglesia católica, en 1989 hubo 49.321 bautismos de mayores de 7 años. El menor porcentaje de católicos en la India se encuentra en la zona noreste del país. Allí el hinduismo es militante, y las instituciones de la Iglesia, como las escuelas, sufren constantes presiones. Los datos actuales: católicos: 14 millones. 122 diócesis con 8.600 sacerdotes seculares y 6.500 sacerdotes regulares. 2.700 religiosos varones. 62.000 religiosas mujeres. El primer ministro Modi había tenido una reunión en Delhi con Baselios Marthoma Mathews III, prelado de la iglesia ortodoxa malankarese, de rito siríaco. “Estamos contentos con los mensajes sobre la colaboración entre las comunidades, pero al mismo tiempo tenemos problemas en diferentes regiones, ataques contra las iglesias cristianas. Y estos hechos son una realidad que hay que afrontar”. El portavoz de la Iglesia siro-malabar dijo: “Damos la bienvenida al primer ministro N. Modi a la catedral del Sagrado Corazón de Delhi el día de Pascua. Es realmente un gesto de fiesta con los cristianos de este país. Esta es una nación plural y me alegro de que el primer ministro haya celebrado la pluralidad de la India. Los cristianos en este país, sin embargo, temen la actitud anticristiana del BJP con su ideología Hundutva. Creo que no se trata de un truco político preelectoral, sino de un intento honesto de llegar a todos en este país. Los cristianos esperan ahora que el primer ministro Modi salga de su silencio sobre la creciente intolerancia anticristiana y controle los elementos extremistas dentro del partido. La actitud cristiana no debe ser ni de postrada abstención ni de condena total, sino de prudencia política. Es una actitud positiva, pero también debe dirigirse a otras comunidades; ninguna sección de la sociedad india puede ser considerada enemiga del país y tratada como tal”.

DOS. –

Los datos de 2023 proporcionan para la República de la Unión de Myanmar una población de 59.578.000 de habitantes que se reparten entre los 7 estados y las 7 regiones en las que política y administrativamente se divide el país. La antigua Birmania obtuvo la independencia de la Gran Bretaña en 1948, y desde ese momento hasta 1962 fue un estado socialista. En 1988 un golpe de estado puso el país bajo una dictadura militar cuya Junta permitió, bajo su vigilancia, desde 2011 a 2021 un cierto régimen democrático aceptado por la comunidad internacional. El ejército de Myanmar dio un golpe de Estado en febrero de 1921 expulsando al anterior gobierno de Aung San Suu Kyi y su partido, la Liga Nacional para la Democracia (NLD). El ejército regular, la dictadura militar que dirige la política y la administración, ha venido concentrando sus bombardeos contra los refugiados en los bosques para obligarlos a trasladarse a la ciudad, donde, en comparación con la jungla es más fácil controlarlos y detenerlos y están cerrando campos de refugiados formales en varias partes del país.

La Republica de la UNION de Myanmar ocupa el puesto 145 entre los 188 países por desarrollo humano. El más reciente informe de Naciones Unidas sobre la situación humanitaria afirma que en marzo había más de 1,8 millones de desplazados, reunidos principalmente en las zonas del noroeste del país donde se han intensificado los enfrentamientos en los últimos meses. La ciudad de Thantlang, en el estado de Chin, en la frontera con la India, ha sido bombardeada y reducida a escombros, una ciudad arrasada. El Frente Nacional Chin, una de las milicias étnicas que luchan contra el ejército, afirma que desde marzo de 2021 se han producido 140 ataques aéreos contra la ciudad y los pueblos circundantes. Otro tanto ocurre en la frontera opuesta, colindante con Tailandia. El 15 de este mes, más de 1.000 personas cruzaron la frontera para escapar de los combates entre el ejército regular y el de Liberación Nacional Karen, otra milicia étnica. En el distrito tailandés de Mae Sot, el número de refugiados (principalmente mujeres, niños y ancianos) aumentó así a ocho mil en un día. No han tardado en aparecer las divisiones dentro de las facciones en combate, generando una escalada de violencia sin precedentes. A mediados de marzo se difundió la noticia de una masacre de civiles y monjes budistas dentro de un monasterio en el pueblo de Nan Naint, llevado a cabo por una milicia prorrégimen de los militares golpistas, de la etnia Pa-O, el Ejército Nacional Pa-O, llamados en birmano los “perros de Min Aung Hlaing”, el general al frente del ejército. Ha sido la primera vez en la que los combatientes mataron a civiles de su propia etnia”, subrayan nuestras fuentes. El baño de sangre ocurrió la víspera de una importante fiesta ceremonial de la población en la que los niños son vestidos de pequeños monjes. Masacre que muestra el fraccionamiento está ocurriendo entre las filas del ejército. En algunas partes de la región de Sagaing existe la anarquía total: la infame “columna Ogre”, por ejemplo, compuesta por batallones de infantería, ha llevado a cabo de forma independiente desde finales de febrero una serie de incursiones contra los bastiones de la resistencia en la región central de Sagaing, masacrando a civiles y violando a mujeres antes de matarlas. Las Fuerzas de Defensa del Pueblo (PDF), que surgieron después del golpe formadas por combatientes de la etnia mayoritaria Bamar, también se están desmoronando, tras la frustración y la ira hacia el Gobierno de unidad nacional en el exilio, compuesto en por ex diputados de la NLD. Se trata de personas – los combatientes del PDF) – que al unirse a las milicias se han puesto en peligro a sí mismos, pero también a sus seres queridos pues al estar incluidos entre las listas de buscados, no pueden trabajar ni enviar a sus hijos a la escuela. Muchos de sus niños acaban siendo movilizados como niños soldados: recogidos en la calle por las milicias o forzados por el ejército, se unen a la guerra. Reconstruir el tejido social, en cambio, es difícil porque lleva más tiempo. Todo el mundo ha perdido amistades y relaciones y hay una gran desconfianza debido a la posible presencia de informantes. Empezar de nuevo es complicado para los jóvenes, pero también para los mayores de 40 o 50 años. “Estas son las fiestas de Pascua……” se canta en la Angelica, el pregón pascual, y me permito recordar que en “La condición humana”, Hanna Arendt precisa que solo la acción es capaz de instaurar una relación directa entre los seres humanos sin que sea necesaria la mediación de cosas materiales, como en cambio sucede en las tareas del trabajo. La parte interior y profunda del entramado de las relaciones humanas no es tangible pero no por eso es irreal. Bien. Los desplazados miembros de las comunidades católicas celebrarán la Pascua entre los escombros del conflicto civil, lejos de casa, en muchos casos sin familia y amigos, y a menudo sin comida y medicamentos. Sin embargo, es precisamente en la desesperación de haber perdido todo -no sólo sus bienes materiales, sino también sus orígenes e historia- donde ven brotar las semillas de la vida que renace. Entre los refugiados cristianos cerca de Taunggyi, capital del estado oriental de Shan en situación ya no de emergencia, sino que se ha convertido en una catastrófica condición permanente, han nacido nuevas comunidades que por primera vez este año, más de dos años después del golpe de Estado que llevó a la guerra, celebrarán la Pascua juntos, mientras el caos y la violencia arrasan por todas partes. Incluso entre estos grupos de desplazados erradicados y traumatizados se ha celebrado la Pascua, después de que algunas comunidades se hayan unido espontáneamente entre sí. No se ha hecho nada en particular. La cercanía entre cristianos ha sido suficiente para que se haya producido un florecer de las relaciones humanas.

CODA. –

El señor Papa, le guste o no personalmente, es jefe de un Estado. Y sabe, pues ha demostrado en estos diez años de gobierno que es más listo que los ratones coloraos –incluidos sus cardenales– que las obligaciones internacionales son contingentes por su propia naturaleza ya que las circunstancias en las que evolucionan son, por definición, imprevisibles y ellas mismas se ven modificadas por cambios en el entorno político o por la percepción de los líderes que las protagonizan. Por eso viaja a Hungría, que no es lugar políticamente fácil y digestible. Pero ya avisó uno de los constructores de la actual Europa de que en medio del mundo tenso y peligroso en el que vivimos el principal deber de los lideres políticos es ser fuertes y ser ellos mismos. No tengo la menor duda que el pontífice romano es fuerte, de hierro, y se sabe él mismo. Como buen hijo de san Ignacio. Oremus et pro pontifice nostro Jorge Mario Bergoglio. Sine prosopon.

3 comentarios

  • Javiierpelaez

    Gracias Alberto.Cada vez q te leo me doy cuenta de la suerte q tenemos de vivir en territorios q no viven en la guerra y el caos.Una suerte la verdad.

  • ana rodrigo

    Gracias, una vez más, Alberto por la información no habitual en nuestros medios de comunicación, recordándonos que existen otros mundos en distinto estadios de conflictividad por las razones que siempre han tenido las distintas sociedades a lo largo de toda su historia, con el resultado inevitables de mucho sufrimiento humano.

    Cuando el cristianismo se olvidó del Evangelio en beneficio de otros intereses ajenos al mismo, existieron guerras de religión entre cristianos, como ahora existen entre otros grupos religiosos o no. Ahora, la religión universal debería ser la Declaración de los DDHH y, a pesar de la ONU y tantos organismos supranacionales, la mente humana sigue caminando por derroteros destructivos e inhumanos. ¡Malditas guerras, malditas armas, malditos conflictos…!

    Un abrazo, buen domingo post-ferial.

  • Juan A. Vinagre

    Después de pasar por la ITV de La Paz para ser sometido a una “revisión”, me uno a las reflexiones de encuentro y de enriquecimiento que nos ofrece ATRIO. Pero antes deseo manifestar la grata lección recibida allí: Tanto cirujanos y especialistas como las personas auxiliares ofrecen un trato humano exquisito. Para entenderlo mejor, pregunté si les habían dado formación especial en trato humano -que es más que tratamiento médico- y me dijeron que sí. El buen trato humano es parte importante de la terapéutica y de la sanación. (No entro en los recortes y listas de espera…)  Pese a un silencioso descontento que a veces se percibe, los y las profesionales, de cualquier grado, se entregan -hasta donde pude percibir- con verdadera vocación. (Me imagino que habrá excepciones como en casi todo.) La gran afluencia de “clientes”, tantos y tantas que a veces casi se hacinan, no quita a La Paz -entiendo yo- el título de Hospital de alto tratamiento humano. (Alguien se sorprenderá de lo que digo, pero este tipo de “internado” fue, para mí, la primera experiencia, cuya lección  parece bueno destacar.)

    Paso ahora a un breve comentario al nº UNO del artículo de Alberto. Pluralidad: etnias, lenguas, religiones, tensiones,  nacionalismos, exclusiones, rechazos… Mientras no revisemos y superemos esos cultos a las las diferencias sacralizadas, convertidas en ídolos, no maduraremos como humanos. Y mientras no maduremos como humanos, seguiremos sacrificando y ofreciendo víctimas a esos ídolos, que someten y no permiten ver ni advertir nuestro retraso humano ni nuestros “errores” inmorales.  La actual y cercana guerra salvaje, bárbara,  Rusia-Ucrania es la última (?) triste y lamentable prueba. (No entro en otras causas de fondo, que mueven hilos.)  Por eso parece muy atinada la afirmación del historiador Jan Norris, que cita Alberto. Nuestro desarrollo social y HUMANO (e incluso religioso) es más inmaduro de los que pensamos.  (Aparte de las consiguientes “excepciones”, que pueden ser -y creo que son- muchas, muchas…, pero que no mandan…)  Muchos de los que mandan son los que crean esas “tensiones” y divisiones, y los que avivan los enfrentamientos y justifican el sufrimiento y las muertes y asesinatos…  Esos que así mandan necesitan una revisión más profunda. ¡Esos que mandan… y se aferran al poder (en nombre del orden, de la historia, de la patria etc.) son los que deben pasar por la ITV, a fin de que se humanicen…  y sean capaces de superar su ego, de modo que permita una convivencia en armonía solidaria!  El homo necesita liberarse de ídolos que oprimen y no permiten el desarrollo madurativo al que estamos llamados.  Hay ideas e intereses, convertidos en ídolos sagrados, que crean dependencias y no dejan crecer… ni discernir.  El homo necesita pasar por una ITV de humanización. Para estar dispuestos a revisar valores, quizá lo mejor sea ingresar en un hospital terapéutico de campaña.

Deja un comentario