Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

enero 2023
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
7264 Artículos. - 110850 Comentarios.

Desde la India, el avance global del proceso sinodal

En estos tiempos cruciales en los que en España -y a veces en Atrio- andamos enzarzándonos en si Francisco o Bendicto, la fase continental del gran proyecto sinodal convocado por el único papa actual, con más auctoritas aún que autoridad -aunque a alguien desde su narcisismo lo declare un desastre- avanza con fuerza. Así lo resalta este artículo que publica la NCR-National Chatolic Reporter sobre un reciente encuentro promovido por una Universidad de la India. AD.

La conferencia de Bangalore insta a los líderes eclesiásticos a abrazar la sinodalidad y la escucha

POR JAMES F. KEENAN. Bangalore, India – 27 de enero de 2023

El increíblemente bello campus del Dharmaram Vidya Kshetram, un ateneo pontificio para el aprendizaje superior y la formación en Bengaluru (Bangalore), India, acogió una importante conferencia del 12 al 15 de enero sobre el proceso sinodal trienal en curso del Papa Francisco.

Alrededor de 250 participantes internacionales de más de 30 países se unieron a otros 250 estudiantes graduados del ateneo para considerar el tema “Hacia una sinodal Iglesia : MovingHacia una Iglesia sinodal.”

La conferencia puso de manifiesto que el proceso de sinodalidad -de la Iglesia mundial “caminando juntos”, como ha pedido Francisco- está en marcha. Y los participantes se beneficiaron de debatir la visión y el proceso del Papa en un lugar muy diferente, con una serie de representantes de universidades de todo el mundo para informar sobre cómo la sinodalidad está surgiendo, lenta pero segura, en una variedad de lugares.

 

Un nuevo tipo de anfitrión

En la conferencia de Bangalore, los participantes no podían pasar por alto el peculiar contexto indio. La primera congregación religiosa indígena de la Iglesia católica india, la Congregación  de  los  Carmelitas  de María Inmaculada, que fundó el ateneo, fue la anfitriona del acto.

La hospitalidad fue increíble y la conferencia y todo su funcionamiento fueron idea de su teólogo moral, el carmelita P. Shaji George Kochuthara, que desde que organizó una conferencia en el ateneo en 2013 para celebrar el el 50 aniversario  of del  II Vaticano Concilio  también ha acogido conferencias internacionales sobre la exhortación de Francisco de 2016 Amoris Laetitia y su encíclica de 2020 Fratelli Tutti.

La reciente conferencia se inauguró con una magnífica danza meditativa india seguida de una ceremonia de encendido de lámparas. Cada día comenzó con una liturgia diferente de los ritos siro-malabar, siro-malankara y latino; cada una de ellas estuvo presidida por un conocido miembro de la jerarquía india. Las diferentes sinodalidades de los respectivos ritos también se pusieron de manifiesto en la octava de nuestras 10 plenarias, en la que miembros de los distintos ritos hablaron de la sinodalidad en sus tradiciones.

El cardenal Anthony Poola, arzobispo de Hyderabad (India), habla durante la conferencia “Hacia una Iglesia sinodal: Avanzando” en Dharmaram Vidya Kshetram. (Cortesía de Joji Johnson)

El primer orador de la conferencia fue el cardenal Anthony Poola, arzobispo de Hyderabad, el primer cardenal de la Iglesia católica de la casta dalit de la Inddia antiguamente conocida como “parias intocables”.

Poola destacó proféticamente tres tendencias inquietantes en la sociedad india: diferenciación, demonización y distorsión. Pidió que se desarraigaran estos vicios para que surgiera la sinodalidad. Pronosticó: “El sínodo no acabará como un romance”. Y rezó: “Que nos duela. Del recubrimiento de azúcar, pasemos a la medicina amarga”.

El suyo fue el primer indicador del peso y la profundidad de la teología india contemporánea, puesta de manifiesto en repetidas ocasiones, ya fuera por el ingenio y el encanto del arzobispo de Tellicherry, Joseph Pamplany, que clausuró la conferencia, o por las sabias palabras del presidente del ateneo, el carmelita Joy Philip Kakkanattu, que ofreció perspectivas bíblicas sobre la sinodalidad. De hecho, una de las mejores de las 30 ponencias plenarias fue la del padre carmelita Jeff Shawn Jose, que invocó a Charles Taylor y José Casanova como recursos para avanzar en la sinodalidad.

Al igual que el contenido, el estilo de la conferencia también fue indio. El teólogo venezolano Rafael Luciani, profesor del Boston College, me dijo: “La conferencia se desarrolló en un ambiente que combinaba la presentación de ponencias con diálogos en grupo y la oración diaria. Todo ello facilitó un ambiente en el que pudimos aprender unos de otros”.

Luciani añadió: “La diversidad de los ponentes permitió un diálogo intercultural e intercontinental, que no limitó la reflexión teológica al contexto asiático, sino que buscó tender puentes con la experiencia eclesial y teológica de otras regiones”.

Xavier Montecel, de la Universidad St. Mary de San Antonio, también me dijo: “Pocas veces los teólogos estadounidenses tienen la oportunidad de que se les recuerde que la Iglesia es global y que nuestro trabajo debe ser también global. Tengo una imaginación teológica y profesional mucho más amplia por haber estado allí”.

En la India, actualmente el país más poblado del mundo, alrededor del 2,6% de la población es cristiana (dividida casi a partes iguales entre protestantes y católicos), aunque los cristianos proporcionan más del 25% de la educación institucional, la sanidad y los servicios sociales del país, según el libro de 2015 del jesuita P. John Chathanatt sobre la Iglesia católica india, silenciosas Olas .

Nadie duda de la presencia cristiana en la India ni de su formidable papel para asegurar el futuro del país.

Esto nos quedó claro donde muchos de nosotros nos alojamos, en la elegante casa de huéspedes de la Universidad Cristo (Considerada como tal) de Bangalore, otro apostolado de las Carmelitas de María Inmaculada con 32.000 estudiantes y seis campus, y el departamento de informática mejor clasificado del país.

La propia confianza de la India en su futuro sirvió para que el resto de los presentes en la conferencia confiáramos en el futuro de la sinodalidad.

 

Universidades de todo el mundo

La Hna. Nathalie Becquart, javierana, subsecretaria de la oficina sinodal del Vaticano, fue la “invitada de honor” de la conferencia y la primera oradora plenaria tras la apertura de Poola. Nos ofreció una espiritualidad peregrina de la sinodalidad que nos lleva por un camino en el que nadie se queda atrás.

Becquart subrayó el llamamiento de los sínodos a las universidades como se anunció en el documento de trabajo para la siguiente fase del proceso sinodal trienal, que se publicó en octubre.

Allí encontramos:

Un caso especial lo representan las universidades e instituciones académicas, que podrán desarrollar investigaciones que aborden cuestiones de sinodalidad, ayudando a innovar en el diseño de programas educativos y de formación. En particular, las facultades de teología podrán profundizar los conocimientos eclesiológicos, cristológicos y pneumatológicos que aportan las experiencias y prácticas sinodales.

Ninguna estructura apostólica fue más evidente en la conferencia que las universidades católicas.

Entre los 14 “socios del evento”, 11 eran universidades: Boston College; Christ (Deemed to be University) en Bangalore; Durham University en el Reino Unido; Hekima University College en Nairobi, Kenia; Jnana Deepa en Pune, India; Katholieke Universiteit Leuven en Bélgica; University of Malta; Universität Osnabrück en Alemania; Spiritan University College en Kumasi, Ghana; Tilburg University en los Países Bajos; y, University of Tübingen en Alemania.

Casi todos los ponentes procedían de universidades. De hecho, sólo de América hubo representantes de la Universidad Alberto Hurtado de Santiago de Chile, la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas (Venezuela), la Gonzaga University de Spokane (Washington), la Universidad Iberoamericana de Ciudad de México, la Pontificia Universidad Javieriana de Bogotá (Colombia), la St Mary’s University de San Antonio (Texas), la Villanova University de Filadelfia y el Boston College.

De Asia acudieron participantes de la Universidad Católica Fu Jen de Taiwán; Sancta Maria de Sri Lanka; la Universidad de Santo Tomas de Filipinas; y la Universidad Sogang de Corea del Sur.

Como señaló Luciani, “todo ello representó un importante esfuerzo para integrar el trabajo que está realizando la secretaría general del sínodo con la reflexión teológica e interdisciplinar sobre la sinodalidad que se está desarrollando en las universidades católicas de todo el mundo.”

 

El arraigo de la sinodalidad

Avanzar fue en gran medida el tema dinámico de la conferencia. Como señaló Kochuthara “Fue una ocasión para experimentar el deseo y la determinación de avanzar hacia una Iglesia más sinodal, a pesar de las diferencias y la diversidad de contextos”.

Y añadió: “La conferencia ofreció la posibilidad de dialogar entre diferentes contextos, lo que llevó a conocerse mejor. Por ejemplo, muchas de Occidente dijeron que nunca imaginaron que las mujeres de la India y otros países asiáticos sintieran con tanta fuerza su papel en la Iglesia y tuvieran tanto valor para expresar sus sentimientos, incluidas sus críticas sobre la situación real en la Iglesia.”

Una danza meditativa abre la conferencia “Hacia una Iglesia sinodal: Moving Forward” en Dharmaram Vidya Kshetram, un ateneo pontificio de enseñanza superior y formación en Bengaluru, India. (Cortesía de Joji Johnson)

Aunque la conferencia fue visionaria en su promoción de la sinodalidad, también fue realista. Por ejemplo, la cuestión del “jerarquismo” se planteó específicamente como antitética a la sinodalidad, citando casos en los que los obispos se oponían rotundamente a las vías sinodales o, peor aún, daban la impresión de acoger sínodos cuando en realidad no hacían más que controlar su proceso y sus resultados.

Reconociendo el problema del liderazgo episcopal contemporáneo, teólogos sistemáticos, canónicos y morales ofrecieron sus estrategias para avanzar.

 

Presencia activa de las mujeres

Las mujeres, en todas las disciplinas, fueron la fuente constante de esperanza en la conferencia.

Astrid Lobo Gajiwala, doctora en medicina y científica india que ha sido asesora de la conferencia episcopal india, defendió su “ministerio de la irritación”, a través del cual aboga descaradamente por las supervivientes de abusos y por la ordenación de mujeres. La teóloga Jaisy Joseph, de la Universidad de Villanova, destacó “la conciencia feminista del gran número de religiosas indias que estaban presentes” y “se sintió alentada por la mentalidad progresista de estas mujeres en sus diversas funciones de liderazgo dentro de la Iglesia católica india”.

De hecho, al igual que ellas, otras mujeres como Maria Cimperman, Jutta Battenberg, Maria Isabel Espinosa, Myriam Wijlens, Serena Noceti, Christina Kheng, Teresa Choi, Estella Padilla y Helen Saldanha ofrecieron las evaluaciones más críticas y concretas tanto de los retos como de las promesas de la sinodalidad.

Más de una vez se hizo referencia al Cenáculo donde Jesús reunió a los discípulos y les instruyó en la humilde hospitalidad mientras les lavaba los pies y compartía el pan y la copa. Tras la muerte de Jesús, supieron volver allí con su miedo y su dolor, donde a su vez aprendieron por fin a escucharse unos a otros mientras compartían su nueva situación, hasta que finalmente el Espíritu les llevó a salir de la habitación para evangelizar.

La conferencia se clausuró recordando a los participantes que habían estado en una habitación superior durante cuatro días, afligidos por la Iglesia y el mundo, pero también aprendiendo a escucharse unos a otros para guiar a los demás por el camino sinodal.

 

Un comentario

  • Gonzalo Haya

    El pueblo cristiano ha experimentado la liberación de las Leyes, y la escucha del Espíritu en su conciencia. Sean cuales sean los resultados administrativos, la fuerza del Espíritu logrará crear nuevas vías para realizar el mensaje de Jesús. He echado de menos la presencia africana, porque los esfuerzos por inculturar el evangelio en las culturas africanas esta abriendo grandes perspectivas para toda la gran comunidad cristiana

Deja un comentario