INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6620 Artículos. - 102678 Comentarios.

La alternativa de la sobriedad feliz

Hoy es patente que estamos inmersos en una grave crisis de civilización. Y no sólo  crisis de civilización, hay bastantes voces que nos advierten del riesgo en que estamos poniendo la continuidad de la propia especie humana. No sabemos hasta dónde puede llevarnos el cambio climático si no le ponemos coto de una manera radical.

Y no se trata sólo de una crisis medioambiental, también sufrimos una grave crisis social. Vivimos en  un mundo cada vez más desigual y más enfrentado por unos recursos menguantes. Este enfrentamiento, cuando hay miles de cabezas nucleares repartidas por todo el planeta, resulta enormemente peligroso.

De estas crisis se habla bastante, pero, a mi modo de ver, se habla muy poco de alternativas. Lo que generalmente se propone no pasa de la categoría de paños calientes. Adaptarse al cambio climático, paliarlo en la medida de lo posible, suavizar las desigualdades económicas… Pero todo dentro del sistema capitalista, al que no se le ven alternativas, cuando es precisamente el capitalismo, imperante en todo el mundo, lo que está llevando a estas crisis.

El capitalismo se ha impuesto porque –como analizaba muy bien Zygmunt Bauman en su ponencia para el 150 aniversario de la socialdemocracia alemana- ha logrado imponer su cultura y su mentalidad,  de tal manera que el imaginario colectivo de la sociedad es el imaginario burgués, capitalista. Este imaginario tiene tres puntos fundamentales: la confianza en el constante crecimiento económico, la meritocracia, y conseguir el bienestar por el consumo. El primero supone una pretensión absurda: un crecimiento indefinido en un  planeta de recursos limitados es un camino que sólo puede llevar a un desastre. El segundo, la meritocracia, eso de que los que triunfan es por ser más inteligentes y más trabajadores, es totalmente falso. En la sociedad capitalista los  que triunfan son, sobre todo, los que logran  explotar el trabajo de los demás, y también los que se enriquecen especulando hábilmente en cualquier campo.

Pero es la aceptación generalizada  del tercer punto: alcanzar el bienestar gracias al consumo,  el principal obstáculo para llegar a una sociedad sostenible y justa. Los seres humanos somos libres ante todo menos ante nuestra propia felicidad. Podemos buscarla por los caminos más diversos, pero no podemos renunciar a ella. Entonces, si admitimos que nuestra felicidad la conseguimos gracias al consumo, jamás saldremos de una sociedad consumista, jamás pararemos la explotación insensata de nuestro planeta, y no cesará la competencia feroz para alcanzar toda la riqueza posible,

Por supuesto que para conseguir una vida satisfactoria necesitamos tener cubiertas nuestras necesidades materiales básicas. Pero alcanzado este nivel, en el camino hacia la felicidad entran una serie de factores que no tienen nada que ver con la riqueza y el consumo de la persona. Descubrir y poner de relieve esos factores es fundamental para lograr una sociedad sostenible y satisfactoria para todos. Se trataría de vivir sobriamente, pero  disfrutando de actividades gratificantes que no tienen nada que ver con el consumo. La alternativa de la sobriedad feliz

24 comentarios

  • oscar varela

    Leo:
    -“es el capitalismo lo que está llevando a estas crisis.
    – ha logrado imponer su cultura y su mentalidad,
    – el imaginario colectivo es el imaginario burgués, capitalista”
    …………………………..
     
    Ok. Pero hace tiempo que ya no es así.
     
    Hoy el Poder de ese “capitalismo” lo sustentan los mismos “Nadies”
    ¿Cómo explicar los “democráticos” votos favorables que los eligen?
     
    ¿Por qué no apuntar a las actuales herramientas del Poder?:
    1) “MEDIOS DE COMUNICACIÓN” (apropiación masiva de las Fake news)
    2) “PARTIDO JUDICIAL” (apropiación masiva de Lawfare)
     
    En Nuestramérica lo venimos experimentando:
    0) Castro (Cuba) -inacabado-
    1) Zelaya (Honduras)
    2) Correa (Ecuador)
    3) Lugo (Paraguay)
    4) Dilma-Lula (Brasil)
    5) Maduro (Venezuela) -inacabado-
    6) Evo (Bolivia) –frustrado-
    7) Kirchner (Argentina) –en proceso reiterado-
     
    Entonces ¡Ojito!
    …………………………..
     
    NOTA: En la inmediata “Respuesta” va:
    escrito español 10 años antes de “Cambalache”

    • oscar varela

      1- Después de la derrota que sufre en su audaz intento idealista, el hombre queda completamente desmoralizado.
      2- Pierde toda fe espontánea, no cree en nada que sea una fuerza clara y disciplinada. Ni en la tradición ni en la razón, ni en la colectividad ni en el individuo.
      3- Sus resortes vitales se aflojan, porque, en definitiva, son las creencias que abriguemos quienes los mantienen tensos.
      4- No conserva esfuerzo suficiente para sostener una actitud digna ante el misterio de la vida y el universo.
      5- Con él mengua el coraje viril. Comienza el reinado de la cobardía.
      6-  En estas edades de consunción, el valor se convierte en una cualidad insólita que sólo algunos poseen.
      7- La valentía se torna profesión, y sus profesionales componen la soldadesca que se alza contra todo el poder público y oprime estúpidamente el resto del cuerpo social.
      8- Esta general cobardía germina en los más delicados e íntimos intersticios del alma.
      9- Se es cobarde para todo.
      10- El rayo y el trueno vuelven a espantar como en los tiempos más primitivos.
      11- Nadie confía en triunfar de las dificultades por medio del propio vigor.
      12- Se siente la vida como un terrible azar en que el hombre depende de voluntades misteriosas, late sobre el alma desilusionada
       
      En suma:
      – Incapaz el espíritu de mantenerse por sí mismo en pie,
      – busca una tabla donde salvarse del naufragio
      – y escruta en torno, con humilde mirada de can,
      – alguien que le ampare.
       
      El “alma supersticiosa” es el can que busca un amo.
      – El hombre siente un increíble afán de servidumbre.
      – Quiere servir ante todo:
      – a otro hombre, a un emperador, a un brujo, a un ídolo.
      – Cualquier cosa. antes que sentir el terror de afrontar solitario,
      – con el propio pecho, los embates de la existencia.
      – Tal vez el nombre que mejor cuadra al espíritu
      – que se inicia tras el ocaso de las revoluciones
      – sea el de ESPÍRITU SERVIL.
      …………………………………………………………………………..
      (la “EXTREMA DERECHA” se alimenta de almas
      desilusionadas”, “supersticiosas” y “serviles”;
      – Su Lema: MENTIME QUE ME GUSTA.

  • Juan A. Vinagre

    La magnífica idea de la “sobriedad compartida”, de Ellacuría (y que en el fondo responde a la visión evangélica acerca del afán de cada día y de no acumular en graneros…) me ha llevado, por asociación, al afán de consumo como una adición que empobrece o encubre un vacío interior… por falta de sentido. En este caso, esa falta de sentido se rellena con un concebir-vivir la vida superficialmente, sin más valores que la satisfacción sensible inmediata de cada momento. Lo que pone de manifiesto, no la sobriedad sino la delgadez-liquidez de valores, que, como tales, devalúan el valor de las personas…   Y cuando se devalúan las personas, se crean sociedades construidas por egos que solo piensan en ensanchar graneros, a toda costa, a costa de explotar la inmadurez y/o la debilidad humana. Con esto quiero decir que lo que nos falta, para poder vivir una vida más verdaderamente satisfactoria, son valores más humanos y bien jerarquizados. De otro modo no será posible una sociedad, no digo feliz sino relativamente satisfactoria, simplemente más humana. Esa relativa felicidad satisfactoria se consigue en primer lugar cultivando valores internos humanizadores, no cultivando consumos-adiciones que no enriquecen, sino que vacían… En suma: Sobriedad en el consumo, riqueza en valores que humanizan y mejoran la convivencia social. Esto es lo que da sentido sólido a la vida, como todos hemos comprobado muchas veces. En las escuelas hay que educar más y mejor en esa sobriedad y en los valores que la justifican. Y educar es dar sentido sólido a la vida. Educar es cultivar por dentro, en primer lugar.

  • oscar varela

    Hola!
     
    En torno a “La vida es una herida absurda
     
    1- ¿Nos acercamos a una catástrofe mundial?
    https://www.youtube.com/watch?v=tpY-7NCv8eU
     
    2- Alerta por altas temperaturas en el mundo:
    ¿Cómo podría ser nuestro verano? 
    https://www.youtube.com/watch?v=HUuKPgj1zmA
     
    3- “…pero que el siglo XXI es un despliegue
    de maldad insolente …”
    https://www.youtube.com/watch?v=T0kTiKCC3UI

  • Santiago

    Muy bueno tu comentario Mariano. Yo también pienso que ni el capitalismo radical, ni el análisis marxista materialista pueden salvarnos de esta crisis pandémica de fe y de valores morales que el mundo vive y que se agrava por momentos con signos de violencia inusitados.

    No podemos descartar per se el ser humano en toda su dimensión no sólo biológica sino espiritual donde todas sus facultades del cuerpo y del espíritu interaccionan y reciben un tono y un color especial.
    Es entonces que si el corazón humano está bien dispuesto estamos radiantes pero si no,  -si el corazón se encuentra frío y congelado- entonces nos encontramos existencialmente paralizados para la acción.
    Jesús de Nazaret el modelo perfecto sintió y padeció toda emoción, y aún la ira.

    Por eso todo sistema radical capitalista o no, que esclaviza a la persona integral NO va a resolver el problema mundial del SER. Sólo regresando a la base holística espiritual nuestra podremos sobrevivir la crisis grave y autodestructiva que estamos padeciendo.

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

     

  • mariano alvarez

    Decía E. Mounier refiriéndose a las situaciones de crisis, que: “El mundo ha sido construido contra la persona”, (evidentemente por la propia persona). “Por una parte con el individualismo, sintetizado por el más refinado espíritu burgués y por otra con el colectivismo sintetizado en las tiranías colectivas”.
    ¿Tiene razón el autor del artículo a apuntar al capitalismo como causante de una dinámica consumista que nos ha llevado a todas las crisis actuales y que sintetiza en una crisis de hiper-consumismo? ¿No se olvida de hacer el mismo análisis al marxismo como una nueva forma de comprender y organizar la sociedad frente al citado capitalismo?
    Si el capitalismo defendía la libertad del individuo en su capacidad de producción y de acumulación de capital, obviando los mecanismos de control que asegurasen el acceso de todos a los medios de producción, dando lugar a una sociedad cada vez más polarizada, más empobrecida y más desigual tanto en términos de cifras como de oportunidades, es decir, optaba por la ley del más fuerte, la aparición de su opuesto el marxismo, planteó la necesidad de abolir el capitalismo y su idea de la propiedad privada, proponiendo el cambio a un sistema social-comunista, lo que llevó a efecto a través de la llamada revolución proletaria.
    El análisis marxista de la sociedad se basó en la preponderancia económica sobre los propios hechos de la realidad humana concreta que es la persona. Las posteriores interpretaciones y aplicaciones de las teorías marxistas llegaron hasta el extremo de toda ideología, tratando sus escritos como verdades religiosas que deben ser aplicadas sin ningún análisis o revisión crítica, evidenciando la propia negación de la personalidad del hombre y todo ello por un afán de dominio y de control del poder. Si el capitalismo exaltaba y premiaba al individuo más fuerte, es decir implantaba la ley del más fuerte, el social-comunismo hacía lo mismo, pero en un “yo” colectivizado en el que no todos caben, pues unos mandan y otros obedecen y que no tiene nada que ver con la pobre y débil democracia que entre uno y otro trata de abrirse paso.
    Ambo sistemas tienen su parte de responsabilidad de la situación de crisis actual, ambos han perdido de vista a la persona, el primero la reduce a individuo y el segundo la disuelve en la colectividad.
    Posiblemente el autor de este artículo no comparta mi ampliación a su análisis. Por mi parte no dudo de su buena intención a la hora de proponer “la alternativa de una sobriedad feliz” en los términos con que en el último punto de su artículo lo expone, creo que eso estaremos todos de acuerdo, pero teniendo en cuenta un matiz esencial en lo relativo al consumo: “la persona no es una realidad única y exclusivamente material”, por lo que su consumo no se restringe a los denominados medios de producción y sus necesidades básicas existenciales tampoco.
    A mi modo de ver esta propuesta es utópica. El cambio ha de empezar por abajo y no por arriba. Cada uno de nosotros ha de empezar cambiando tanto en su forma de pensar como de hacer, es decir, una metanoia personal y permítaseme acabar citando como al principio a E. Mounier: “La persona no emerge de la razón metafísica sino de la adhesión voluntaria y libre a un compromiso activo (praxis, pensamiento y acción), que sea revolucionador y transformador de la propia persona, de la sociedad y de la naturaleza” y añade que “dicha revolución personalista comunitaria, jamás se conseguirá por los recursos propios (autónomamente), sino por la aceptación de un don que le impulsa a ser más y nunca de forma aislada sino comunitaria”.
     

  • Isabel

    Pero, si sabes que es una simpleza, Ana, ¿por qué lo dices?

    Cuando además es falso. Ojalá la crisis económica mundial dependiese de que esté o no Putin. Tendría muy fácil solución.

    • ana rodrigo

      Lo siento, Isabel, no he sabido hacerlo mejor.

      Siguiendo el símil del castillo de naipes, yo buscaba la causa económica actual en la globalización, y Putin no era más que la carta que se movía dentro del símil.

      Podrías explicárnoslo tú mejor, que estoy segura que sí lo harías mejor que yo

  • ana rodrigo

    Desde que apareció el homo sapiens en el planeta tierra, según los restos arqueológicos y después, según la historia escrita, siempre ha buscado el bienestar individual y familiar: las cuevas, la caza, los pequeños inventos, la agricultura, la organización social desde el poder de unos pocos, la política, la ley del más fuerte… A partir de estos “cuatro” palos se ha ido construyendo un castillo de naipes cada vez más complejo, siempre con los mismos cimientos. como dice Oscar, “la vida es una herida absurda”, que se ha ido aliviando con la búsqueda de remedios a título individual o social: las religiones, las cultura, el arte, la medicina, los Derechos humanos… y un listado de otros muchos valores.

    Pero en este momento de la historia de la humanidad en la que la globalización nos ha hecho dependientes de forma colectiva en todos los ámbitos, soplas una carta ( como la invasión de Ucrania) y se nos caen todas las cartas del castillo. Y, vuelta a reinventarnos.

    Apocalipsis ha habido muchos ,los dos últimos fueron las dos guerras mundiales, y las señalo por eso, porque implicaron “de una palada” a casi toda casi toda la humanidad. Y se salió de ese pozo profundo y oscuro de tanto sufrimiento y tanta destrucción.

    En este momento, la guerra no es mundial, pero sí lo es la crisis económica mundial a partir de un sólo punto, Putin, perdón por esta simplificación, porque todo, todo, todo es muy complejo, no sólo el capitalismo.

    Y cada un@ de nosotr@s somos pequeños puntidos en el mundo, pero grandes “mundos” encerrados en nuestra vida personal.

    Como dijo Galdeano: “mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”

    Mucho ánimo y p`a lante.

    Abrazos cordiales y “buen rollito”.

  • carmen

    Épocas glaciales. Sorry. Este corrector es tremendo.

  • oscar varela

    Hola!
     
    1- ¡ESTAMOS MAL! es lo que Zugasti . de entrada, nos dice.
     
    2- Hace cirugía del “MAL” para intentar la opuesta: la del “BIEN”.
    Buscará pasar del ‘estar mal’ (mal-estar) al ‘estar bien’ (bien-estar)
    Esto es básico-básico del quehacer humano
    (sindéresis: “hay que hacer el bien y evitar el mal”)
     
    3- Luego focaliza en el concepto “imaginario de un colectivo”;
    lo bifurca:
    UNO vigente -pero en crisis: riqueza y consumo
    OTRO inexistente –pero deseado: austero y sobrio
     
    4- ¿Cómo pasar de UN estar a estar en el OTRO?
    Ese es el PROBLEMA radical del humano,
    el drama de vivir.
    ……………………………
     
    Zugasti nos está diciendo:
    “hay que pasar de la “buena vida” al “vivir bien”.
    No se puede no estar de acuerdo.
     
    Pero no sabemos cómo hacerlo.
     
    Las culturas que lo han logrado, lo lograron “más o menos”,
    más menos que más, y también se hundieron.
    (“echando una mirada atrás solo vemos ruinas”)
     
    ¿Alguien se atreve a aceptar esta inexorable constatación:
    La vida es una herida absurda”- al menos como una idea inicial?
     
    ¿Por qué extirpar la dimensión apocalíptica que tiene el drama humano?
     
    El Artículo de Zugasti (ni qué hablar de los de Boff)
    es un síntoma inequívoco de que
    1) ¿qué nos pasa? Eso nos pasa: que no sabemos lo que nos pasa, y que
    2) nuestro “imaginario colectivo” sufre un vacío de Encantamiento. y que entonces
    3) la alternativa “sobriedad feliz” …

    • Antonio Llaguno

      Pues para ser un intento (no muy fructífero) de explicar lo que dice Zugasti, está mucho más claro cuando lo escribe Zugasti.

      Yo, al menos, prefiero siempre la fuente. En especial cuando da agua mucho menos turbia.

  • carmen

    Sí.

    Haces bien.

    Yo haría lo mismo. Cuando algo no tiene solución, pues no la tiene.

    Es cierto lo de los plegamiento telúricos, ya lo creo. Eso dicen. Lo llaman subduccion. Una placa de desliza por debajo de otra, presiona y de a poquito se va elevando y se forman cordilleras y demás. Lo que pienso , creo, opino es que son movimientos muy lentos. No sé si daría tiempo a que contuviese restos de fósiles marinos. Porque tendría que haber habido vida y no tan primitiva. No lo sé. Es algo que siempre me he preguntado.

    No creo que haya duda ninguna sobre la época de las glaciaciones, bueno, al menos hay acuerdo sobre periodos de glaciación. De hecho creo que fue importante para que los seres humanos pasasen de un continente a otro. Luego si ha habido épocas glaciares ,ha tenido que haber épocas de deshielo. Hasta dónde llegó el mar? Pues ni idea. Hay quien dice que esos fósiles marinos vienen de esa época de deshielo y hay quienes mantienen que vienen de los plegamientos. Vaya usted a saber.

    No te preocupes. Ya se me ha pasado.. pero fue algo tan inesperado…  que, ostrassssss.

    Solamente me tienes que decir, vete y lo dejo todo. Pero porque tú lo decidas o yo misma. No me van las presiones por muy geológicas que sean. Sorry

    Un abrazo y perdona por los jaleos que a veces se forman y en los que de alguna manera estoy metida.

     

     

  • mª pilar

    Copio:

    …eso de que los que triunfan es por ser más inteligentes y más trabajadores, es totalmente falso…

    Totalmente de acuerdo, no solo en este pequeño párrafo sino con todo el art. 

    O despertamos de este mal sueño de… consumir para ser felices…o este planeta que casi no puede salvarse a si mismo porque necesita una fortaleza que ya no posee.

    Estimado Antonio Z. comparto cuanto nos dices he intento hacerlo vida en mi propio vivir de cada día.

    Gracias a migo de corazón.

  • Gonzalo Haya

    De acuerdo en que el capitalismo es la causa radical de los problemas socioeconómicos y, en gran parte, de los climáticos. Y de acuerdo en que no le vemos altarnativas. Pero no le vemos alternativas porque no queremos aplicar las alternativas que tímidamente aparecen. No la quieren aplicar los capitalista, y no las quieren aplicar los políticos porque perderían votos; es decir, porque nosotros no querríamos aplicarlas. Los nativos americanos practicaron felizmente “la vida buena”, Ellacuría habla de “austeridad compartida”. Nosotros necesitaríamos una conversión desde el individualismo (personal o familiar) a la fraternidad desinteresada: ¡igualdad y fraternidad, decididas en libertad!; que no son valores religiosos o políticos, son valores espirituales tan inherentes a todo ser humano como el egoísmo. Es cuestión de fomentar una u otra tendencia.

    • olga Larrazabal

      Hola Gonzalo: De acuerdo en la austeridad compartida, pero ojo!!! con la idealización de la “vida buena “indígena.  Te lo digo porque en este momento mi país está enfrentando una disyuntiva que, entre otras cosas, reivindica un indigenismo idealizado, no necesariamente apoyado por los indígenas, que puede dividir al país y llevarnos a una guerra civil.

      Los indígenas de Chile, los mapuche,  no desean una vida buena  campestre de cazador recolector que aplaca a las fuerzas de la naturaleza haciendo sacrificios humanos, o que el Lonco tiene 15 esposas que trabajan para él o que hace malones para robar mujeres.  Parece que más bien se irían, si los dejaran expresarse, por una mejor vida con más comodidades y no volverían al duro  pasado antes de su contacto con civilizaciones tecnológicamente más avanzadas.

      El numerito del sacrificio se lo mandaron hace algunos años cuando hubo un terremoto particularmente fuerte. La Machi o curandera que fue la inspirada por los espíritus fue tratada con guante blanco por la justicia chilena.

      Y la vida buena que todos quieren con casa, salud y educación garantizada, requiere cemento, hierro, profesores, médicos y mucho dinero para tener tecnología de punta en materia médica.  Y ahí entra el pérfido capitalismo que ofrece esos bienes…y no hay tu tía

       

      • mª pilar

        Hola amiga muy querida Olga:

        ¡Totalmente de acuerdo contigo!

        Y lo deseo de todo corazón.

        Un abrazo entrañable.

      • Antonio Llaguno

        Pero es que muy raramente los indígenas apoyan un indigenismo radicalizado.

        Decía un misionero amigo mío, que me llevó a África, que el problema de los nativos de países muy pobres no está en que sean o no pobres, sino en que sepan que lo son.

        Un indígena puede vivir como vive porque no ha conocido otra vida mejor. Tú muéstrale un mundo donde no tiene que recorrer 12 Km a pie para conseguir agua o donde la fruta se compra en el supermercado y no querrá volver vivir como un indígena.

        Y ahora con la TV e internet es muy difícil que no puedan comparar.

        Por eso me hacen tanta gracia quienes hablan de las maravillas de vivir como los indígenas. Suele ser gente que ni ha vivido nunca como ellos, ni tiene intención de vivir así. Se conforman con que seamos los demás los que nos “pongamos en comunión con la Madre Tierra”

  • Antonio Llaguno

    Tengo muy serias dudas de que el cambio climático acabe con la especie humana y mucho menos con el planeta.

    Groenlandia, se llama así porque deriva de Greenland (Tierra verde) y es que lo que se encontraron los vikingos cuando llegaron allí por primera vez fue una tierra verde y fertil y no el yermo helado que es hoy. Y en esos tiempos (apenas 800 años atrás) había humanos. Muy butos, pero humanos.

    Lo que sí es cierto es que, no el ser humano sino cualquier dictador con poder atómico puede destruir el planeta. Si a Putin, Jong-il, el “intelectual” de Kim Jong-un, Trump y ultimamente los presidentes de India y la peligrosa Pakistán, le da el “yuyu” de apretar el botón las consecuencias del invierno atómico si pueden acabar con la vida en el planeta, y aunque yo estoy convencido de que la vida en el planeta resucitará, también estoy convencido de que será sin nosotros.

    Ahora bien, usar ese argumento para cargar contra el capitalismo me parace lo mismo que aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid para criticar el planteamiento del Cholo en el último partido contra el Villarreal.

    La enorme ventaja que tiene el capitalismo y la razón fundamental por la que se ha impuesto es por descarte. Churchill de cía que la democracia occidental es el menos malo de los sistemas políticos y lo cierto es que el tiempo le ha ido concediendo la razón poco a poco.

    Cuando en la empresa donde trabajo y en la que me encargo de planificar y calcular la estrategia comercial y su trabajo para periodos de 3 años (lo que se viene a llamar un plan estratégico trianual) viene un director comercial y me dice que no está de acuerdo con la estrategia, yo siempre le digo lo miso: “OK, ahora dame un plan B. Pero no porque tienes una idea feliz sino porque has calculado sus resultados, son los que necesitamos y lo más importante, porque te comprometes a llevarlo a cabo”

    Este caso es parecido. ¿Cuál es el lan B al capitalismo occidental, tan denostado?

    ¿El socialismo real? ¿El que esclavizó a Europa del Este y destrozó a la Unión Soviética con miles de represaliados y asesinados en las chekas? Ese no es para mi

    ¿El utópico y fracasado socialismo tropical, ya sea en la rama castrista o bolivariana, que ha empobrecido a países otrora riquísimos como Venezuela y ha dejado en mayor miseria aún a otros que no eran tan ricos como Nicaragua o Bolivia? ¿El que prometió cambiar a Cuba y en efecto la ha cambiado y ha pasado de ser el prostíbulo de USA a ser el prostíbulo de cualquiera que lleve una pastilla de jabón en el bolsillo (situación real vivida por  este humilde servidor)?

    ¿El que tiene enarcelados y oprimidos a millones de compatriotas sin dejarles ni siquiera decidir cuantos hijos desean tener, como el chino, que, además no permite la más mínima libertad que pueda criticar al régimen?

    ¿O quizás el que mantiene a su pueblo en la edad media como el de Korea del norte?

    La victoria del capitalismo viene porque no tiene alternativa.

    La única alternativa decente que se le ha opuesto que es el Estado de Derecho y Bienestar que hemos disfrutado los europeos occidentales durante los ñultimos 50 años; dotado de garantías democráticas y de una seguridad social y de derechos humanos que no existen ni en los regímenes del socialismo real (de la rama que sea) ni, por desgracia, en el capitalismo salvaje gringo (responsable de los miles de homeless que caminan por sus calles).

    Y éste, es un estado frágil, costoso de mantener y que no es sencillo que se mantenga en un país que no sea razonablemente rico como los europeos (occidentales).

    Porque este modelo de estado siempre estará en peligro. Los fanáticos neocones y/o fanáticos perroflautas siempre querrán destruirlo y lo harán porque egoístamente piensan que en otro tipo de regímenes estarán del lado de los vencedores y vivir´ñan mejor a costa de los otros.

    Nuestra tarea como hombres y mujeres de bien es que cada vez haya más países que puedan vivir así. No es fácil, pero es posible con na mejor distribución de la riqueza, con un comercio justo, con relaciones internacionales igualitarias pero exigentes con los países no democráticos o no igualitarios (no soy nada partidario de vivir como en USA).

    ¿Cómo hacerlo? No tengo ni fruta idea.

    Pero sí se un par de cosas.

    La primera se lo que no quiero y no quiero ni USA ni la URSS, ni la medieval Korea del Norte, ni la Venezuela del pajarito bolivariano, ni el burdel cubano.

    Y la segunda que la responsabilidad de cada uno parte de los más crecanos. Si nos ocupamos (preocuparse es gratis siempre) de que nuestro próximo prospere y los hacemos sentirse personas, habremos dado un pequeño paso. Y no hay fuerza mayor que la de miles de millones de pequeños pasos.

    Seguro que si hacemos eso, Dios, si existe, echará una mano.

     

     

    • olga Larrazabal

      Hola Antonio:  Aquí en Chile, en pleno suspenso debido a que el próximo Lunes se vota el Apruebo o Rechazo a una Constitución creada por 155 convencionales elegidos por virtudes que no le constan a nadie, y cuyo producto es una refundación del Estado y de la Administración del País, creo que la locura se ha apoderado de las personas.  Así estos ideólogos de 50 centavos, en vez de agarrar el actual texto constitucional, que ya de Pinochet no le queda nada, cambiarle algunas cosillas como el rol del Estado y sus obligaciones sociales, y darle un objetivo a largo plazo ecologista, inclusivo para todos los ciudadanos y ciudadanas, con incapié en la población nativa, que es solamente el 10% de los chilenos y está diluida en las grandes ciudades y necesita ayuda social igual que el resto de los ciudadanos que somos mestizos, se dedicaron a destrozar todo lo existente.

      Ya destrozaron el centro de la ciudad de Santiago, en esa insurrección de hace 2 años, quemando iglesias y locales comerciales, monumentos nacionales,rayando edificios públicos y museos, y ahora al son erradicar el Neo Liberalismo, van a destrozar el país entero.

      Parece que de un momento a otro, todo el centro político que quería un capitalismo controlado y atenuado, una Social Democracia, desapareció del mapa dejando a los Requetés por un lado y a los Marxistas Indigenistas por el otro. Y digo Requetés por su proclividad de estudiar en Navarra en universidades del Opus.

      De la experiencia mundial con estos extremos, el vulgo no tiene idea. Y tampoco de nuestra propia historia y de lo que ha costado crear una República y llevarla al siglo 21.

      Por eso lo más importante creo que es la educación que puede fanatizarnos presentándonos mundos en blanco y negro o convertirnos en seres reflexivos, cuidadosos, y empáticos en forma individual.  La vieja moral de los 10 Mandamientos y de los Pecados Capitales que nos puede moderar en alguna forma la tendencia a los excesos que parece ser connatural a la especie humana.  Esa tendencia a coleccionar chucherías, que en los ricos se transforma en coleccionar autos, edificios, dinero y/ o experiencias cumbres.

      Y esa educación ha sido descuidada por un Estado tipo Perito Mercantil que solo se dedicó a los balances en dinero, a los grandes números y a las estadística de los promedios.  La Historia, la Filosofía y la reflexión se fueron al tacho.

       

    • Antonio Llaguno

      Pue yo que no estoy allá, si puedo, sin embargo decirte algo: tengo en Chile muy buenos clientes que estaban terminando de preparar muy buenos negocios industriales, todos se han parado por miedo  alo que elijáis.

      El perroflautismo iberoamericano es muy peligroso. Acabó con Venezuela (que era el país más rico de sudamérica), destruyó Argentina (que no era el más rico pero sí el peor gobernado), a Bolovia no le hizo ningún bien y está dispuesto a acabar con Colombia y Chile.

      Que Dios os coja confesados.

       

  • carmen

    Toda la razón. Lo del consumo es absolutamente irracional. Totalmente.

    Pero, no sé yo si somos los seres humanos los únicos causantes del cambio climático. Atención, digo los únicos. Que influimos, absolutamente cierto. Que esquilmamos el planeta, fijo. Y todo porque la economía global nos ha transformado en consumistas impulsivos. Es el sinsentido mayor que conozco.

    Pero, la tierra , nuestro planeta ha pasado, y eso dicen algunos geólogos y paleontólogos, por épocas glaciales y por otras donde el nivel del mar subió y subió de manera que se pueden encontrar fósiles marinos en montañas.

    Con esto quiero decir mucho me temo que ha empezado un cambio climático, pero que es de más envergadura de lo que nos creemos. Pienso, creo, opino.

    No únicamente habría que hacer un consumo razonable y cambiar, creo , el sistema económico, y dejar a los bosques en paz y a las aguas también. Habría que repensarlo todo porque pienso, creo opino que el cambio es imparable y tenemos que estar preparados para afrontarlo.

    Un saludo cordial.

     

    • Antonio Duato

      Hola, Carmen!

      Un buen y oportuno comentario que no es negacionista pero que no incrementa ansiedad apocalíptica.

      Solo un matiz. También me pregunté cómo habían fósiles marinos en montañas de mil metros. Pero no es que hasta allí llegó el mar, sino que esas montañas se formaron de repliegues telúricos del fondo marino. Digo yo. ¿Hay otras hipótesis científicas? Desde luego, la geodinámica produjo tremendos acontecimientos cuyos coletazos aún puede contemplar el homo sapiens sapiens y sobre cuyo sentido debe hacerse preguntas que no solo la ciencia puede resolver. Necesitamos hoy fundamentar una ética de responsabilidad (accountability) que pueda valer universalmente. Ese es mi problema, no imponer mandatos absolutos.

      Esta mañan he decidido ir contestando poco a poco a distintos comentarios, no hacer una respuesta global como hasta ayer (qué tarde la de ese jueves!). Es en el segundo hilo en que intervengo hoy. Y ya ves que olvido adrede todo lo demás…

Deja un comentario