INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6397 Artículos. - 100301 Comentarios.

¡Basta ya!

De las 17 puñaladas que le dio en Parla a una chavala de 19 años, la bestia de su pareja sexual, una al menos se me ha clavado a mí y duele mucho. Podría ser mi nieta, ¡con toda la vida por delante! Es como para que se te salten las lágrimas. Y encima se fue acompañada por otra mujer de 50 años en Dos Hermanas…

Al ritmo aproximado de un crimen de estos por semana, estoy pensando en otra chavala que en estos momentos quizá se pregunta si el chico que a ella le atrae la encontrará guapa, y no sabe que dentro de unas semanas o meses será una nueva víctima de violencia machista.

Estoy pensando en la mujer que ahora quizás va a la compra mientras evoca su difícil situación de pareja, y no sabe que dentro de unos días o semanas, ella será noticia como nueva víctima de violencia sexual. Pensando en el señor que ahora quizá juega una partida de dominó en el bar, mientras despotrica contra su mujer y, dentro de un tiempito, será noticia como nuevo asesino machista… Estoy pensando en todos esos adolescentes que ahora consumen pornografía a diario por internet y no saben que eso los prepara para ser asesinos sexuales dentro de unos años: porque creerán que las mujeres reales son como las que aparecen en esos videos-porno. Pensando en esos y otros parecidos que ahora quizás no lo saben, pero pronto serán nuevos casos. Pensando en lo que me han dicho dos mujeres que fueron maltratadas: “no sabes lo que significa que las mismas manos que te habían acariciado, te abofeteen un día” (te apuñalen, habría que decir hoy).

No lo sé, desde luego. Pero me lleva a pensar que hay que hacer algo más que ese recurso tranquilo al 016 que muchas mujeres no se atreven a utilizar porque es como reconocerse fracasadas como mujeres en su tarea de conquistar a un hombre. Como si los gobiernos quisieran quitarse de encima el problema en vez de intentar resolverlo. Estas líneas solo intentan pedir que afrontemos más seriamente el problema.

  • 1. Llamar a las cosas por su nombre. – Para empezar, hay que hablar de violencia sexual: dije otra vez que si fuera violencia “de género” el asesino mataría a todas las mujeres posibles y no solo a la suya propia. Hay que reconocer después que tenemos un problema no resuelto en nuestra concepción de la sexualidad. Hay que reconocer que la sexualidad tiene, a la vez, algo de divino y algo de diabólico: puede ser la sexualidad del Cantar de los cantares, y puede ser la sexualidad del marqués de Sade (con mala pluma) o de Henry Miller (con magnífica pluma, pero que no llama a sus parejas Mary o Jane sino “el coño Mary” y “el coño Jane”).
  • 2. Nuestro mundo.- Ampliando un poco el ámbito de reflexión, creo que estamos en el fin de un proceso cultural que comenzó negando a Dios y sus leyes (con una aparente sensación de gran libertad), pero seguía sometido a la naturaleza y sus leyes. El siguiente paso fue negar la existencia, no de Dios, sino de la naturaleza y sus leyes: todo es solo cultura y, como decía el primer Sartre, “la existencia precede a la esencia”. Que luego Sartre modificara eso descubriendo la ética, mejor dejarlo estar ahora.

Y sin Dios ni naturaleza, el resultado ha sido una egolatría no ya tácita sino explícita: un robustecimiento de nuestra tendencia egolátrica (más vieja que Buda) que antes intentábamos camuflar hablando de todos los otros; pero ya nos dijo Sartre también que los otros son “el infierno”. El resultado de ese proceso pseudoliberador ha sido que, donde antes se decía que la naturaleza nos da un placer para que actuemos (alimentándonos o reproduciéndonos o fortaleciéndonos), ahora hablamos simplemente de que tenemos un “derecho al placer” sin otra finalidad. No comemos para vivir sino que vivimos para comer (y, paradójicamente, eso nos mata antes).

  • 3. Abordaje religioso.- Volviendo a nuestro tema, las religiones han tendido a abordar el problema sexual desde el reconocimiento de una evidente fragilidad humana ante el sexo. Ese reconocimiento pudo llevar a soluciones muy discutibles (desde el infierno hasta el burka), olvidando que el miedo puede aquí muy poco: san Agustín ya decía que si alguien guarda castidad por miedo al infierno, ese no es casto sino cobarde. Y aquella espléndida Fortunata de Pérez Galdós “se conformaba con ir al infierno” con tal de no perder a su delfín[1]. Galdós conocía mejor al ser humano que muchos eclesiásticos mal formados y que muchos políticos de hoy: ni el infierno, ni la sífilis, ni el SIDA sirven en algunos casos para frenarnos. A lo más actúan como un freno de mano con el que bien o mal seguimos circulando hasta quemarlo. ¿Cómo es posible, mi querido Manuel, hijo mío, que después de dos años de cárcel, cuando habías logrado una satisfactoria situación laboral, en la que te encontrabas tan bien, con buen sueldo y apreciado, mandes todo eso al carajo y te expongas a varios años más de cárcel por volver a cometer abusos con una niña? ¡Y encima sabiendo que tu pobre madre no tiene más ingresos que los tuyos!

Pero así somos de frágiles[2]. Algunos machos violentos prefieren ir a la cárcel (o matarse) antes que no saciar su posesividad ególatra y patológica. En este contexto egolátrico, no cabe olvidar ese detalle de que, en la violencia sexual, el asesino acaba muchas veces suicidándose o entregándose él a la policía. Eso revela un grado de dependencia inaudito y patológico: “la maté porque era mía”, que cantaban antaño.…

  • 4. Abordaje laico. – Si las religiones reconocen la fragilidad humana (aunque no la resuelvan bien), nuestra querida modernidad laica optó por negar esa fragilidad: somos muy normales y la única condición para el sexo es que el otro acepte. No se dieron cuenta de que nuestra fragilidad puede llevarnos hasta a prescindir de esa condición. Después intentamos arreglar eso con aquello de que “sí es sí”: una solución digna de aquellos doctores de “El rey que rabió”[3]. Porque el problema no está en distinguir el sí del no, sino en distinguir el verdadero sí de otros muchos sís inauténticos. Y eso es muy difícil, precisamente por nuestra fragilidad.
  • 5. Tratar la propia fragilidad. – Comencemos pues por reconocer la seriedad del problema y nuestra fragilidad. Fragilidad más bien física en el varón y afectiva en la mujer, por lo general; pero fragilidad que crea dependencia. Recordemos que Pablo de Tarso afirma que cuando alguien reconoce su fragilidad (hasta clamar aquello de: “desgraciado de mí ¿quién me librará…?”), la respuesta es que “no hay ninguna condena”[4]. Recordemos la observación de muchos sabios antiguos: una victoria desde nuestra fragilidad (incluso aunque pueda ir acompañada de algún tropezón), vale más que muchas “buenas conductas” de quienes viven una temporada sin problemas. Sepamos que hay gente que ha conseguido lidiar con ese toro que todos llevamos dentro, y que los modelos son hoy mucho más eficaces que las ideas.
  • 6.Dos peticiones.- Reconocido todo eso, me atrevo también a pedir dos cosas: a las feministas que, dado que los políticos no van a resolver esta peste, se pongan ellas a tratar al menos de aliviarla, no limitándose a lanzar excomuniones contra los machos (que, por merecidas que sean, solo sirven para engrandecerse), sino poniéndose a estudiar el problema, detectar sus causas últimas, analizar casos y personas concretas…, que es como la ciencia humana resuelve los problemas humanos[5].

Me atrevo también a remitir a una autora “neutral”: hace tiempo que pensé en la oportunidad de una buena tesis doctoral (que podría servir tanto para psicología como para moral) sobre la sexualidad en el diario completo de Etty Hillesum[6]. Además de su gran capacidad de introspección y de formulación, aquella muchacha tenía la extraña virtud de decirse a sí misma claramente lo que nosotros preferimos pasar de largo y mirando a otro lado[7].

  • 7. El problema humano.- Pero conviene que sepamos también que el problema último está más allá de la religión y más allá de la naturaleza. Está en nosotros mismos los humanos, que hemos de recibir gratuitamente aquello que más necesitamos para ser humanos. Y eso, o nos lleva a Dios, o a la buena suerte, o a una de estas dos variantes de una frase clásica: “dime que me quieres aunque sea mentira” (Montserrat Roig). O: “finge que te importo; es cuanto necesito” dicho además a una prostituta por Jeremy Irons (en La casa de los espíritus).

El problema está pues en que, ante esa dura realidad de nuestra situación, preferimos optar por la mentira. Si luego esa mentira social, trae algunos crímenes particulares, ¿qué le vamos a hacer?

Pues no: ¡Basta ya! Hagamos algo más.

 

NOTAS:

[1] La comenté hace ya casi 30 años en un viejo folleto titulado: Sexo, verdades y discurso eclesiástico, (parodia del título de otra vieja película: Sexo, mentiras y cintas de video).

[2] Y al menos, todos los moralistas del miedo, deberían recordar que hace ya casi un siglo un tal cardenal Billot (quizás equivoco su nombre) solía decir que si tomamos en serio la noción de “pecado mortal” y la fragilidad humana, “en París cada noche solo se cometen uno o dos pecados mortales”. Dejemos el sentido del humor y pensemos que las metas y los ideales dan muchas más fuerza que las meras amenazas.

[3] En aquel dictamen final de doctores sapientísimos: “el perro está rabioso, o no lo está”.

[4] Cf. Romanos 7,24- 8,1.

[5] Acabado este artículo salgo a caminar un poco por mi querido Sant Cugat y, buscando la sombra, me encuentro en un rincón un letrero que dice en catalán: “deposita aquí tu machismo”. Dudo de que ese gesto disminuya ni un uno por mil de machismo, aunque supongo que sirvió para que sus autoras se sintieran superiores. Y dada la importancia que tiene el feminismo como signo de los tiempos y promesa de futuro, me atrevo a añadir que la división que se constató con dolor el pasado 8M entre las feministas, se debe en buena parte a esto: unas buscan que las mujeres que más sufren dejen de sufrir. Otras parecen buscar que las mujeres que de hecho y de derecho sufren menos, tengan más poder. Atención pues.

[6] Acaba de aparecer en castellano: Etty Hillesum Obras completas (ed. Fonte, 2020, preparada por el director de la Fundación: “Etty Hillesum en España”) y que contiene el diario completo y no la edición recortada que con tanto éxito había circulado entre nosotros. Me permito recomendarlo mucho por varias razones. Pero mi consejo desanimará porque es un volumen de casi 1500 páginas. Pero aviso: el diario solo ocupa las dos terceras partes del volumen: las otras son cartas y textos menos importantes. Son además páginas de tamaño menor al habitual (17 x 12 cms.). Y además el diario está plagado de largas notas al pie que pueden saltarse todas porque son informaciones de tipo más académico que personal. A pesar de todo, intuyo que la tesis doctoral (o el estudio) que recomiendo, no será una tarea fácil.

[7] Un único ejemplo entre cientos: “Por un lado me gustaría hacer de mi vida un todo fuerte, puro y pleno; por otro lado podría irme a la cama con el primer hombre que se cruzara en mi camino… Sé que mañana me maquillaré y me vestiré lo más seductora posible y luego le diré que solo quiero una amistad pura y decente. Y mientras se lo digo, con pleno convencimiento además, anhelaré que me estreche con fuerza entre sus brazos. Así es como me siento ahora” (25, marzo 1941; p, 113)

30 comentarios

  • Juan A. Vinagre

    No quisiera ser demasiado negativo -en el fondo de la vida siempre hay lugar para el optimismo-, pero ya es hora de repetir y repetir ¡BASTA YA! de tanta barbarie que genera la ambición de poder, de un poder autoendiosado y ciego. ¡BASTA YA! de que el llamado homo sapiens sea tan bárbaro y salvaje… y ¡tan torpe! (pese a los descubrimientos tan impresionantes que ha realizado…)  Cuando miro la convivencia humana tan inhumana… no puedo evitar decir: ¡Qué increíblemente necio y salvaje es el ser humano! Las masacres que se realizan (no hace falta mirar hacia atrás) en todos los continentes hoy son suficientes para volver a decir: ¡BASTA YA!  Pero (esto es lo que da lugar al pesimismo) no nos harán caso, y proseguirá la masacre, el sufrimiento y la muerte sin sentido, que merezca -ese sentido- llamarse tal… ¿El ¡BASTA YA! es una protesta profética que solo oye el viento?              Sin embargo, y pese a todo, cabe la ESPERANZA. Ojalá que el ser humano (hablo en general) despierte pronto de su letargo inhumano… y no se centre tanto en ese corto plazo (del poder convertido en ídolo), a fin de mirar-ver más largo,constructivamente  y podamos llamarlo de verdad HOMO SAPIENS. Sapiens que sabe CONVIVIR.  (Con esta reflexión deseo sintonizar con la reflexión que L. Boff nos ofrece más arriba hoy, y añadir que quizá la mayoría de las personas humanas son buena gente, aunque poco comprometidas, poco unidas para el cambio.)

  • Javiierpelaez

    El problema de este artículo es que se enfoca mucho desde el varón(que si los jóvenes ven mucho porno,cosa cierta,que si patín….)…El enfoque debe ser otro(en mi modesta opinión) que es básicamente el terror de la víctima (la mujer)…Hoy en EL PAÍS narra una mujer en una casa refugio…Yo lo he podido vivir hace nada de forma indirecta…El miedo a los energúmenos….No todos los hombres son enermugenos, ciertamente….Luego está el quid de la cuestión en la que yo no soy un especialista,pero que sin duda es la orden de alejamiento ….Las dificultades que plantea un asunto que se substancia judicialmente y requiere pruebas ,cuando muchos episodios de violencia continuada se han producido en la intimidad y a veces no quedan pruebas salvo indirectas ..Algunos dirán ha de regir la precaución,otros dirán las pruebas…En todo caso qué tipo de amor se basa en el miedo…Esto tb debe hacer entrar en la concepción de la relación de pareja que ha fomentado la iglesia…. Aquí con tal meternos con los curas y los jesuitas,ja,ja….Pero volvamos a lo que yo quería decir: el miedo que sienten las mujeres …Es bastante legítimo decir que tienes miedo…y reivindicar no tenerlo…

  • Javiierpelaez

    Es violencia machista o violencia de género ,no es violencia sexual…Es el varón el que ejerce este tipo de violencia…Es el rol del varón en la pareja y llega a las cosas más abyectas como la violencia vicaría,hacer daño a los hijos por hacer daño a sus parejas…Es el rol del varón socializado y eso se ve en muchísimas situaciones que sin llegar a los extremos de la violencia se aprecian a poco observador objetivo que se sea:por ejemplo,el desentendimiento de los varones cuando los hijos son conflictivos,cosa que yo observo casi todos los días en cosas que veo y que me cuentan….(de la que yo no estoy exento aunque no tengo una hija conflictiva).Yo creo que los curas,en términos generales,no deberían hablar de problemas que no conocen a no ser que se dediquen a atender a mujeres que sufren violencia de género…El machismo está arraigadísimo como la homofobia….A ver si os vais a creer que la Ayuso dice eso de llevamos un mes aguantando al feminismo y al orgullo gay …Lo dice porque le da votos… Porque hay un votante heterosexual ,machista que le jode tanta visibilidad de los que no son como ellos…Por lo demás los servicios asistenciales de atención a las víctimas de violencia de género son bastante deficientes,como yo mismo he comprobado por una persona que se acogió en una casa refugio…Pero.claro eso es dinero y ahora preferimos gastar 22.000 millones de euros en armamento en lugar de 11.000 millones…La falta de dinero en los servicios públicos es constante…Yo llevo tbjando desde el año 1994 en la sanidad pública madrileña y he de decir que nunca hemos tenido dinero: ni para pagar lo que debemos al personal (lo que me ha hecho llevar pleitos absurdos),ni para atender debidamente a la gente…Entre los que quieren reducir impuestos y los que quieren aumentar los gastos militares,NO TENEMOS DINERO..

  • M. Luisa

     En esta ocasión sí que coincido con Isabel, que ve en el tema la necesidad de ir a la raíz para saber de dónde venimos al tratar este asunto, es decir, conocer las causas de tantos despropósitos en la conformación cultural de hombres y mujeres, dándole significado juiciero a cada una de estas realidades.

    El racionalismo ha tenido mucho que ver en ello porque al situar la cognición   preferentemente en el ser de las cosas por delante de la realidad de ellas, en la cuestión que nos ocupa, ha atribuido a la mujer propiedades impropias solo para que respondieran a esa finalidad objetiva, pero no a aquellas que realmente la caracterizan.

    No obstante, apurando los recursos, al menos hay algo que juega a nuestro favor.  Y es que dejando aparte el significado y aplicando el principio de realidad, aunque sea cierto que toda cosa está ya culturalizada, al pensarla de nuevo, lo que queda en la conciencia no es su culturización (su sentido) sino la realidad de la misma que nos interpela o se nos impone. Y es en virtud de esa imposición que la reivindicación de la mujer no la limitará ningún freno.  

  • ana rodrigo

    Con todos mis respetos, meter al Espíritu a que nos vaya diciendo…, es echar las causas del machismo y del patriarcado sobre “hombros” ajenos, pues si fuese así, el Espíritu debería andar más espabilado y activo después de tantos cientos de miles de años. Los restos de una cara más antiguos de Europa de un humano encontrados en Atapuerca, se calcula que son de hace entre 1,2 y 1,4 millones de años, las mujeres seguimos , no sé desde cuándo, sometidas a la prepotencia de los hombres, y, como no creo que el Espíritu se acordara de nosotras solamente a partir de Jesús, me pregunto, ¿Cuándo vamos a caer en la cuenta que somos nosotros y nosotras, no sólo las feministas, quienes debemos cambiar las cosas?

    Dice Faus  Reconocido todo eso, me atrevo también a pedir dos cosas: a las feministas que, dado que los políticos no van a resolver esta peste, se pongan ellas a tratar al menos de aliviarla, no limitándose a lanzar excomuniones contra los machos (que, por merecidas que sean, solo sirven para engrandecerse), sino poniéndose a estudiar el problema, detectar sus causas últimas, analizar casos y personas concretas…,” Espero el perdón de Faus, pero creo que sobre este párrafo hay mucho que decir. Ya dije el otro día que este texto de Faus es muy complejo y que no voy a hacer un comentario párrafo a párrafo. De éste sólo decir que si la causa del machismo es de los hombres, qué menos que sean ellos los que estudien su problema. Las mujeres, feministas o no, lo que hacemos es denunciar, y rechazar, analizar, etc. este sistema social, teniendo en cuenta que, además de nosotras, las “excomuniones de los machos”, machistas, se las debieran hacer ellos mismos.

    Mi cariño a los hombres y mi rechazo al machismo. Soy feminista RADICAL, ¿Dónde está el problema? O éste es un tema de “paños calientes”. Si algo queda claro en este artículo es el título “basta ya”

    Agradezco al señor Faus, que sea un hombre el que hable de este tema, algo de lo que yo siempre me he quejado, de que los hombres de atrio se abstuvieran en su mayoría de comentarios feministas. Siempre repito, mis dos primeros maestros feministas, fueron dos hombres, uno JJ. Tamayo y otro un compañero de trabajo que, gracias a que él era feminista, su mujer, que también fue compañera de trabajo mía, ha podido dedicarse a la investigación, a escribir libros, a ocupar diversos cargos políticos y actualmente es subdelegada del gobierno de Granada.

    Saludos cordiales a todos y a todas. Ánimo que queda mucho por hacer.

     

     

  • Isabel

    No soy alguien “demasiado progre”, soy feminista radical.

    En estos debates sobre feminismo, es un argumento repetitivo el de el señor Vinagre: llamarnos a la prudencia, a ver si la reacción va a ser peor o ya hemos conseguido que lo sea. Es decir, culpan al feminismo. Su preocupación pasa de la realidad a una hipotética amenaza reaccionaria.

    Pero verá, el señor González Faus ha pedido al feminismo que estudie las causas últimas del maltrato y yo me he limitado a exponer alguna bien importante. Eso no es renegar del pasado, es saber de dónde venimos, cómo la cultura tanto religiosa como atea, y ni mucho menos sólo del siglo XIII, ha coincidido en la forma de conformarnos a hombres y mujeres.

    ¿Dónde está la imprudencia?

  • Juan A. Vinagre

    De acuerdo con la observación -de ayer- de J. I., cuando escribe: “El mayor daño que se puede hacer a una causa buena es defenderla mal desde dentro. Eso hace más daño que atacarla desde fuera”.  Digo de acuerdo, y al tiempo añado que esa observación es aplicable (obviamente) a cada uno de nosotros…  Lo cual plantea una pregunta -que no es nueva-,  cuando nos manifestamos radicales     (sea por demasiado conservadores o por demasiado progres),  y -sin reconocer nuestra condición histórica humana inmadura y en desarrollo progresivo-, nos decantamos por posturas inmovilistas e irrevisables -a respetar en cualquier circunstancia-, como si fueran “sábados” sagrados, a los que debe someterse el ser humano…    O en el caso de los progres-innovadores radicales, que rechazan no solo las formulaciones históricas revisables del pasado, sino también el fondo-esencia de esas formulaciones, y lo declaran falso-falsa.  Éstos también se olvidan de que nuestra condición histórica no nos permite afinar más. Y el no haber sido capaces de afinar más, nos debe llevar a comprender-comprendernos más que a descalificar. Queramos o no, somos hijos de la historia en desarrollo permanente  (y no nos excluyamos),  desarrollo que va superando nuestra inmadurez cognitiva, ideológica, ética, religiosa  y humana.    Por eso, no podemos renegar de nuestro pasado, cultural, doctrinal, religioso  etc.,  ni sacralizarlo presentándolo como irrevisable y definitivo.         A mi juicio, las palabras de Jesús: “El Espíritu os irá haciendo ver…” son aplicables en todos los tiempos, también hoy. Hoy vemos mejor que ayer, y en algunos aspectos entendemos mejor el espíritu del Reino que nuestros padres y ancestros… Por eso, ojo a que no defendamos mal desde dentro…, porque el daño sería   -¿es, está siendo?-  mayor.  Quizá esto explique -al menos en parte- muchas cosas que, desde hace tiempo, vienen ocurriendo en la Iglesia. Los fundamentalismos, como los progresismos excesivos, no son buenos, no construyen.

  • carmen

    Pues sí, Santiago. La clave está en la educación. Pero educación del siglo XXI. Estoy absolutamente convencida de que el comportamiento de las personas adultas depende en un tanto por ciento altísimo de la educación recibida en la niñez, en la adolescencia. Por ahí hay que empezar. Y sin olvidar que es toda la sociedad la que educa. Toda.

    Buen día.

     

  • carmen

    Querido señor Faus.

    No sé cómo decirle. Da igual lo que dijeran hace siglos acerca de La Mujer. También decían que el sol giraba alrededor de La Tierra . Pues no es así.

    Las causas de que se nos haya tratado como se nos ha tratado son muy muy complejas. Y estamos tratando de salir del Hoyo. Y saldremos.

    Las mujeres hemos sido auténticos chollos para el varón y no queremos seguir siéndolo. Y en esas estamos. Lo pagamos muy caro, es cierto, hay casas de acogida donde las mujeres  junto con sus hijos pequeños van a esconderse para que no las maten.  Hay muertes prácticamente todos los días. Existe la violencia vicaria y no me refiero a esa violencia que una cadena de televisión está utilizando para buscar mujeres como telespectadoras. Hablo de la de verdad.

    La realidad es muy dura para muchas mujeres. No se trata de defender la injusticia que se comete diariamente contra muchas mujeres de una forma teórica impecable. Citando a personas que vivieron otra cultura diferente. Se trata de erradicar la violencia contra la mujer.

    Y en esas estamos. Y lo lograremos, sin apoyarnos en Aristóteles ni en Agustín de Hipona ni en  el gran Ortega. No nos hacen ninguna falta. Con los derechos humanos tenemos suficiente.

    Y, francamente, no creo que la causa de la defensa de la igualdad de derechos entre la Mujer y el Varón esté mal planteada .

    Y luego están las disquisiciones filosóficas.

    Por supuesto me estoy refiriendo a la culturae uropea, es la que conozco. En otras todavía tienen que lidiar con el mismo Dios. Nosotras hemos superado esa fase. No ha sido fácil, pero está superada.

    Un saludo muy cordial.

  • M. Luisa

    Hemos de atender no en el potencial de la naturaleza física (Aristóteles)sino en lo físico de su posibilidad real.   Metafísica contemporánea. Ir a la raíz de este problema, pero con un utillaje nuevo, precisamente para desbancar toda tradición machista y patriarcal. Aunque por lo que se ve esto será muy lento!    

  • Santiago

    Desde el momento en que los padres y maestros renunciaron y claudicaron  a  educar a sus hijos y alumnos como  “personas humanas”, sobre todo tratando de  evitar que el varón se vuelva un “animal” con final ropaje que sojuzgue a la que va a ser algún día “su mujer”, que se prescinda y no se eduque el respeto entre los sexos y que esas diferencias cada día se encuentren más confusas y caóticas…(ya que en mis tiempos exagerados se decía que no se dañara a la mujer “ni con el pétalo de una rosa”)…y si queremos evitar los crímenes violentos que no son simplemente  “enfermedades congénitas” sino un complejo ético-moral-social, multi factorial, … entonces debemos retroceder y comenzar por lo básico y elemental: la educación de la niñez y la restauración del respeto de la autoridad de los padres y de los maestros que se encuentra en crisis perenne desde hace años…

    Claro que debemos estudiar no sólo psicología clínica sino también psiquiatría con base psicoanalista. El fenómeno criminal mundial que estamos viendo es un reflejo del retroceso que hemos dado en cuanto a los valores espirituales que entraña la conducta humana y que hemos abandonado  ex-profeso con el avance del progreso técnico y las tecnocracias..y con el querernos centrarnos solamente en nosotros mismos, nuestro propio endiosamiento…

    Pero todavía los que ya hemos vivido en la madurez y más allá de ella,  hemos procreado hijos, y nietos  y tenemos por tanto cierta experiencia y hemos visto algo “real” de la vida, estamos mejor capacitados para emprender la tarea de querer ser “modelos de nuestro entorno” y quizás todavía podamos salvar algún niño o niña o algún joven o alguna joven de las tragedias horribles que estamos viendo y oyendo a diario, y que van en progresión ascendente.

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

  • Isabel

    “Sobre el origen de la mujer”
     
    En el artículo 1
     
    “Considerada en relación con la naturaleza particular, la mujer es algo imperfecto y ocasional. Porque la potencia activa que reside en el semen del varón tiende a producir algo semejante a sí mismo en el género masculino. Que nazca mujer se debe a la debilidad de la potencia activa, o bien a la mala disposición de la materia, o también a algún cambio producido por un agente extrínseco, por ejemplo los vientos australes, que son húmedos, como se dice en el libro De Generat Animal. Pero si consideramos a la mujer en relación con toda la naturaleza, no es algo ocasional, sino algo establecido por la naturaleza para la generación.” 
     
    “…no habría organización en la sociedad humana si unos no fueran gobernados por otros más sabios. Este es el sometimiento con el que la mujer, por naturaleza, fue puesta bajo el marido; porque la misma naturaleza dio al hombre más discernimiento.”
     
    “Si Dios hubiera quitado del mundo todas las cosas que sirvieran al hombre de ocasión de pecado, este mundo quedaría imperfecto. No es justo destruir el bien común para evitar un mal particular; especialmente porque Dios es tan poderoso que puede ordenar cualquier mal al bien.”
     
    En el artículo 2:
     
    “Fue conveniente que en la primera institución de las cosas, la mujer, a diferencia de los demás animales, fuera formada del hombre. 1) En primer lugar, para dar así mayor dignidad al primer hombre, el cual, siendo imagen de Dios, él mismo fuera el principio de toda su especie, como Dios es principio de todo el universo.”

    La mujer es en ser imperfecto establecido por la naturaleza para procrear.
    A causa de su menor discernimiento, (cosas de la naturaleza) sometida al marido.
    Formada del hombre para dar Dios a él mayor dignidad. Y de Dios “depende la intención de toda la naturaleza”.

    Cualquiera puede leerlo en el enlace que adjunté.

    Negar que esta teología degrada a las mujeres es querer tapar el sol con un dedo.

  • josé ignacio gonzález faus

    hermanas queridas: me voy a permtiir reproducir exactamente lo que dice santo Tomás en la cita dada por Isabel (I, q. 92, a 1).

    En primer lugar quien dice que al mujer es innecesaria no es Tomás sino Aristóteles (“dice el filósofo” escribe Tomás al comienzo de esa cuestión).

    En segundo lugar, cuando aborda el tema Tomás escribe: “Fue necesario crear a la mujer para ayuda del varón. No una ayuda meramente en el trabajo (que eso podría hacerlo otro varón) sino ayuda para perpetuarse”.

    Y en tercer lugar: cuando responde  a su querido Aristóteles, Tomas escribe; “para los casos particulares se puede decir que la mujer es defectuosa porque la fuerza generadora está en el varón” (NB. ¡EN AQUELLA ÉPOCA NO SE CONOCÍA LA EXISTENCIA DEL ÓVULO!). Pero hablando en general, la mujer ha sido pretendida por la naturaleza. Y la pretensión de la naturaleza depende de Dios que es el autor de la naturaleza”.

    No es que sea perfecto pero es del s. XIII y es bien distinto de lo que aquí se había dicho. Recordaría aquello del evangelio de ser no solo sencillos como las palomas sino también prudentes como las serpientes. Porque, como suelo decir, el mayor daño que se puede hacer a una causa buena es defenderla mal desde dentro. Eso hace más daño que atacarla desde fuera. Bueno: por si sirve y un abrazo a todas y todos.

  • carmen

    Pues de filosofía no sé. Sí se del machismo de algún filósofo español, bueno, misoginia, pero no me apetece entrar ahí. Les voy a contar una cosa que a lo mejor ya he contado. Estoy mayor. Y como cuento cosas en muchas reuniones y tal, pues…

    Vale. Clase de ciudadanía. Tema: derechos humanos. Sale, claro, el tema de la igualdad. Y ya se lía. Vamos, vamos, digo. Pero si hasta el siglo quince o por ahí la mujer no teníamos alma normal, era una cosa como líquida, pero no como el hombre.  Nos podemos condenar igual que ellos, ya tenemos alma normal. Avanzamos.

    Bueno. Los críos se tronchaban ante la indignación de las chicas. Y eso quién lo decía? Pues no sé, un santo de esos, preguntadle a Paco el cura. Esto es una clase de ciudadanía, les dije con toda mi cara dura.

    Pues a los dos días o por ahí, veo a Paco, antiguo alumno también, que saca todo el cuerpo por la ventana y me llama a grito limpio: carrrmen, ven ahora misssssmo. Jolín, pienso. Algo pasa . Y desde la ventana, porque no me atreví a entrar a clase le pregunto con cara de muy buena. Necesitas ayuda? . Ayuuuuda? Qué le has dicho a estas niñas que me quieren matar? Yo? Nada. Cómo que nada. Qué es eso del alma líquida?. No sé, lo he leído por ahí. La clase era delirante. Se oía a las niñas decir, anda que si, vaya … Los niños no se atrevían a decir nada, pero se reían mucho. Y les dije a las niñas: eso, que os lo explique. Y me fui a mí clase corriendo. Oía gritar a Paco el cura: pero qué decisssss, si Jesús fue el primero en defender a la mujeeeerr.

    Qué risa y que risa.

    Pues como esta tengo mil. Pobre Paco.

    Todo esto viene a cuento porque las cosas están cambiando. A nadie le importa ya lo que hayan dicho todos estos señores tan sabios. Y, por cierto, a alguno conozco.

    La vida se abre camino. Eso sí, cuesta sufrimiento y muertes, pero se abre camino.

    Buenas noches.

  • ana rodrigo

    Gracias, Isabel, yo también tengo una larga lista de intelectuales y de santos, también tenidos por intelectuales, que asusta.  Unos están en los libros de texto y los otros, no sólo están en los santorales, sino que sus ideas se han metido en la teología como, tanto Carmen como Isabel, habéis recordado.

    Y la Iglesia sigue presentándonos a un Dios creado o pensado por los hombres, como dije el otro día. Y la Semana santa es una apología que recorre las calles recordándonos que Dios Padre envío a su hijo para que con su muerte calmase la ira de Dios-Padre por el pecado que Eva introdujo en la humanidad y del que tod@s somos culpables de haber ofendido a Dios.

    Mientras tanto ni en los libros de texto se menciona a mujeres científicas, ni en teología se tienen en cuenta a mujeres teólogas. Que las ha habido y las hay.

    Además, la Iglesia católica sigue marginando a la mujer por no considerarla digna, por ser mujer y no hombre, de que presida la Eucaristía y otras muchas cosas…

    En este momento no es políticamente correcto decir en público estas cosas, aunque se dicen de otra manera, tipo VOX.

    Pues estas mimbres han configurado una sociedad patriarcal, androcéntrica y machista.

    ¿Quién dice que no existe el machismo?

    Ah, y, para evitar malentendidos, repito, los hombres también sois víctimas de una sociedad tan injusta y tan desigual. Tengo tanto miedo desde que el otro día alguien se sintió molestó con cosas que yo no dije, que repito: el hombre machista es el que tiene que mirárselo, no cualquier hombre por el hecho serlo. Y la mujer machista , que también las hay, igualmente (no digo nombres, pero seguro que tod@s sabemos quiénes son). Ojo con la ultraderecha que está invadiendo la política donde se legisla y que van para atrás en cuestión de derechos…

    • Ana,

      yo no me sentí molesto por cosas que TÚ no digiste.

      Me sentí molesto, y con todo el derecho del mundo, por las cosas que cierta política argentina dijo y que publicaste en un comentario. Y repito, con todo el derecho porque algunas estáis hartas y con razón, del trato recibido por las mujeres por parte de la Iglesia Católica y algunos estamos hasta los gemelos del sur de tener que pedir perdón por haber nacido varones (y yo no voy a pedirlo, soy lo que soy y no tengo la más minima intención de volverme trans)

      Hoy dices que la Semana Santa es un recuerdo de “que Dios Padre envío a su hijo para que con su muerte calmase la ira de Dios-Padre por el pecado que Eva introdujo en la humanidad y del que tod@s somos culpables de haber ofendido a Dios.” (cito textualmente)

      Puedes verlo así, si quieres.

      Pero la Semana Santa, le guste o no a los “tradis” o a loas no “tradis” es la preparación del momento más importante del año para un cristiano, La Pascua de Resurrección y celebra mucho más la decisióin de un Jesucristo de ser coherente hasta el final y morir en la cruz (sin expectativas de resurrección, porque no parece que en Getsemani lo tuviera tan claro) y como Dios arregla el desaguisado hecho por sus hijos, con su Hijo, resucitándolo.

      No hay ningún recuerdo, en ninguna parte de España donde se celebra la Semana Santa, al “desliz” de Eva, entre otras cosas porque no hubo ninguna Eva (El primer Homo Sapiens fue un descendiente del Homo Antecessor y nació en África antes de desplazarse a Europa y no fue una sola pareja sino varias).

      Y mira que me fastidia defender la Semana Santa, que aunque en mi tierra conquense es muy importante, a mi nunca me gustó el enfoque teológico que encierra.

      Y esto es lo que muchos rechazamos de vosotras. El que absolutamente TODO lo entendáis desde el victimisnmo feminista radical.

      Pensar que TODO lo malo que aporta la Iglesia Católoica, que es mucho, tiene que ver con la discriminación femenina, es un error que os hace un flaco favor, puesto que pone de manifiesto vuestras inconsistencias. Otros tenemos otras y también las mostramos, pero esta es la vuestra (o una de las vuestras).

      Te voy a recomendar un libro (un libraco, porque es muy gordo) de una teóloga “feminista” de las de verdad y no de esa diputada argentina que mostraste. Se llama “Eunucos por el reino de los cielos” de Uta Ranke Heineman, declarada hereje como a mi me gusta; pero que desgrana sin victimismos y de forma sistemática el paralelismo entre represión sexual y represión a la mujer  a lo largo de la histria de la Iglesia y razona como la represión a la mujer es consecuencia de la represión sexual y no al revés. Como está escrito por una mujer, es probable que le hagáis más caso.

      Pero sin victimizar a nadie. poniendo de manifesto la verdad y la historia (que es la que es y es cierto que no deja demasiado bien a los varones cristianos) y proponiendo pasos para cambiarla.

      Porque no la van a cambiar los curas ni el Papa, ni los partidos políticos, ni las asociaciones feministas. La vas a cambiar tú y la cambiaré yo y con nosotros todos los cristianos de buena voluntad.

      Y como todos los cambios en la Iglesia serán lentos (lo mismo mis nietos y tengo 58 pueden llegar a ver algún día una mujer presbítera, pero dudo que antes)

      Y lo podemos hacer, aunque discrepemos profundamente (que discrepamos) en asuntos como el aborto.

       

       

    • Ana,

      no debes tener miedo de mi. Yo no me como a nadie (de hecho desde que estoy a dieta no me como nada, que he perdido 40 kg). Es una reacción ridícula.

      Pero debes acostumbrarte (igual que yo, igual que todos) a que opinar implica  recibir discrepancias y eso, a veces, no es agradable.

      Desde que te contesté, yo también he recibido discrepancias (alguna de alguien tan apreciado por mi como Carmen) y no tengo ningún miedo.

      Tener miedo de que no esté yo de acuerdo contigo es más victimsimo aún y no voy a jugar ese juego, es decir no voy a reprimir mis opinones porque tu seas así de insegura.

      Debatir es lo que tiene, que no siempre estamos todos de acuerdo y unos somos más vehementes que otros al expresarnos. Pero, en mi caso, discutir con quien me habla desde el pensamiento único estabecido (feminismo o dizque progresismo) o lo políticamente correcto por una sociedad actual, lo único que hace es estimularme más a  seguir expresando lo que creo es la verdad y con mayor vehemencia.

      Y me da igual hablar con Irene Montero, Carmen Calvo, o los nietos de Franco; seguiré defendiendo mis posiciones.

      La verdad siempre será la verdad y no importa el interlocutor. Quien defienda que me equivoco, que lo demuestre… si puede (hay muchas veces que alguien lo hace y yo aprendo)

       

      • ana rodrigo

        Antonio Llaguno,  no te tengo miedo a ti, tengo miedo de mí, de que pueda molestar a alguien, por eso pongo mucho cuidado en el uso de mis palabras.

        Y, con esto, doy por terminado, por mi parte, el malentendido que hemos tenido, así como también doy por terminado el debate entre  nosotros sobre nuestras legítimas discrepancias.

        Saludos cordiales.

  • carmen

    Pues ahora que se nombra a Eva, me ha venido a la cabeza un artículo o un texto que me llegó a mi correo hace tiempo, del señor JJ Tamayo. Hablaba de Lilith, la primera Mujer de Adán. Super interesante. Un mito de esos hebreos.

    Pues resulta que va Dios y crea a Adán y a Lilith. A la vez, por eso hay un relato en el Génesis que dice: mujer y Hombre los creó…o algo así.

    Pero, pero, pero… Lilith no estaba por obedecer a Adán y lo abandonó. Entonces Dios creó a una segunda mujer, Eva. A esa sí la sacó de una costilla de Adán.

    No sé. Estas cosas son lo que son, pero me parece un relato bien bonito..De hecho, si se fijan, en la Biblia católica están las dos versiones.

    Entonces me pregunto. Y si se hubiese quedado Lilibeth en el paraíso? Si hubiera presentado batalla? Pues el mundo sería otro, me contesto a mí misma.

    Y no me estoy inventando nada. Ustedes saben de lo que hablo. Y por una vez cito al autor.

    Luego la convirtieron en demonia. Nada hay nuevo bajo el sol. Todo está en la Biblia.

    Un saludo

  • Isabel

    ¿Y no sabes tú que eres una Eva? La sentencia de Dios sobre este sexo tuyo vive en esta era: la culpa debe necesariamente vivir también. Tú eres la puerta del demonio; eres la que quebró el sello de aquel árbol prohibido; eres la primera desertora de la ley divina; eres la que convenció a aquél a quien el diablo no fue suficientemente valiente para atacar. Así de fácil destruiste la imagen de Dios, el hombre. A causa de tu deserción, incluso el Hijo de Dios tuvo que morir. (Tertuliano, Padre de la Iglesia, “De Culta Feminarum”, 1.1)

    Nos cuenta Amelia Valcárcel en “La política de las Mujeres” cómo al dejar de tener fundamento los argumentos religiosos que justificaban la inferioridad de la mujer, tomaron el relevo otras grandes figuras que dotaron de prestigio y solidez a la voluntad que persistía en el común y en ellos mismos de que así es el mundo. Los filósofos. Hegel, Schopenhauer, Kierkegaard, Nietzsche…  influyeron en todos los ámbitos y sus conceptualizaciones se aceptaron como válidas. Venían desde su intelectualidad a respaldar lo ya instalado.

    . el consejo de la viejecilla al Zaratustra de Nietzsche que le pide su pequeña verdad: “¿Vas con mujeres? ¡No olvides el látigo!”.

    . Rousseau: Las mujeres son un sexo segundo y su educación debe garantizar que cumplan su cometido; agradar, ayudar, criar hijos. Para ellas no están hechos ni los libros ni las tribunas. Su libertad es odiosa y rebaja la calidad moral del conjunto social.

    . Sobre Schopenhauer (AV)
    “Lo que aleja a las mujeres de la especie humana es que precisamente son hembras. Aunque a veces parecen seres humanos, hablan, se comportan, parecen seguir normas, esto es pura apariencia. La sabiduría consiste en poder fijar una mirada más profunda y ver cómo a través de ese aparente ser humano lo que en verdad sucede es el surgir de una estrategia de la naturaleza para perpetuarse. Las perfecciones de este ser son falsas y utilitarias: belleza o gracia o atisbos de inteligencia sólo tienen por fin la reproducción y la prueba es que ese ser las pierde en el momento en que se reproduce. Mientras que los varones tienen madurez, las mujeres florecen y se agostan. La naturaleza, que las utiliza, se venga de ellas. Cuando esta filosofía no desdeña en sus mismo textos fundantes volverse coloquio de cafetín, nada tiene de extrañar que fuera bien recibida en esos lugares. Schopenhauer decanta la misoginia popular y sus tópicos y la dota de una apariencia imponente y respetable. Todas las mujeres son la mujer, en el fondo lo de hembra, y ninguna de ellas tiene derecho a un trato que no sea el de sexo segundo. Lo que avergüenza a las culturas europeas ante culturas más sabias como el oriente o el islam es la apariencia de individualidad que una estúpida galantería concede a las mujeres. La dama europea es un ser fallido y ridículo y en buena lógica debería hacerse desaparecer porque todas las mujeres debieran ser seres de harén. Las mujeres, el sexo inestético, deben mantenerse alejadas de toda voluntad propia y todo saber. 
    De entre los muchos dislates de Schopenhauer, quizá uno sirva de muestra y conclusión. Llega a afirmar que la naturaleza quiere, como estrategia, que las mujeres busquen constantemente a un varón que cargue legalmente con ellas. Esto es, parece que la naturaleza prevé la juridicidad. Pero dislate o no, el formidable edificio de la misoginia romántica tuvo en Schopenhauer uno de sus más anchos pilares.”
    A ver qué hacemos con esto. Máxime si se encomienda como tarea de feministas como si al resto de mujeres y de hombres no les incumbiese, que estos con indignarse de tanto en tanto tienen suficiente.

  • m* pilar

    Gracias Sr. Gonzale Faus,  un artículo bien  fundamentado.

    Cierto que cada día se experimenta el temor a que este tema tome derroteros más duros y reales.

    Gracias de corazón.

  • m* pilar

    Gracias Sr. Gonzale Faus,  un artículo bien cuando fundamentado.

    Cierto que cada día se experimenta el temor a que este tema tome derroteros más duros y reales.

    Gracias de corazón.

  • carmen

    Soy una pesada. Lo sé. Es que nos jugamos mucho.

    Dios no puede ser un Hombre. Dios no puede ser antropomórfico. Dios no se puede considerar como un Padre. Porque los Padres son Varones.

    Todos los caminos de mi razonamiento me llevan al mismo lugar. Sé que a muchos de ustedes no. Pero mientras que me dejen y tenga humor, lo diré. Hay que ir a la base del problema. Jesús es Dios. Jesús es Varón. Luego Dios es el varón perfecto. El Padre perfecto.

    Así no se puede.

    Lo siento. Soy una pesada. Sorry. Je Suis desolè.

  • carmen

    El machismo está relacionado con el sexo, porque se divide al ser humano en dos grupos diferentes.  Igual podría haber sido grupo A y grupo B. Pero el artículo no va por ahí. Va por las relaciones sexuales. Piensa el autor que por las relaciones sexuales un varón puede llegar al asesinato.  Discrepo. Las relaciones sexuales no son únicamente entre varón y hembra.

    A eso me refiero. Es un problema de posesión, no de relaciones sexuales. Y al varón siempre se ha considerado como el dominador de la pareja tradicional. El varón está hecho a la imagen y semejanza de Dios. Eso ha tenido unas consecuencias bestiales cuando La Mujer ha levantado la cabeza. Es un problema de dominio. No de sexo. La mujer no es posesión de nadie. Contra eso es contra lo que hay que luchar. Contra la posesión. Al menos lo veo así.

    Y la solución la veo en entender algo tan sencillo y que recoge la declaración de derechos humanos. Todos los seres humanos tenemos los mismos derechos con independencia de raza, sexo, religión etc.

    Al menos eso creo.

     

     

  • Isabel

    san Juan Damasceno: “La mujer es una burra tozuda, un gusano terrible en el corazón del hombre, hija de la mentira, centinela del infierno”. 

    santo Tomás de Aquino: “La mujer es un hombre malogrado. Un ser ocasional: sólo el hombre ha sido creado a imagen de Dios”.
    (Lean cuestión 92 (“Sobre el Origen de la Mujer”): http://hjg.com.ar/sumat/a/c92.html)

    Alberto Magno: “La mujer es un hombre ilegítimo y tiene la naturaleza incorrecta y defectuosa”. 

    san Agustín, obispo de Hipona: “el marido ama a la mujer porque es su esposa, pero la odia porque es mujer”. “nada hay tan poderoso para envilecer el espíritu de un hombre como las caricias de una mujer”.

    Ratzinger: “el Génesis deja entender cómo la mujer, en su ser más profundo y originario, existe «por razón del hombre»”

    No es demasiado extraño que usted desconozca los estudios feministas, pero sí lo es y mucho que pida a otras que estudien las causas de la desigualdad que lleva al maltrato cuando parece desconocer que una muy importante causa reside en la consideración que las religiones y concretamente la suya tienen de las mujeres.

  • Isabel

    El machismo sí tiene que ver con el sexo, está basado en la construcción jerárquica entre dos sexos en la que con prepotencia, uno desprecia al otro por su condición biológica. Es por eso que la violencia machista se ejerce sobre un sexo, el de mujer y no sobre un género.

    Ahora bien, no estoy de acuerdo con la denominación violencia sexual. Eso ocultaría una violencia específica, la de los hombres para con las mujeres por el hecho de serlo.

  • ana rodrigo

    Empiezo acudiendo al Diccionario de la Real Academia (para que nadie piense que yo, como feminista, ataco a una persona por ser varón). Definición de machismo y de feminismo:
    Machismo: “Actitud de prepotencia de los varones respecto a las mujeres. 2.Forma de sexismo caracterizada por la prevalencia del varón.”

    Feminismo: Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres.”
    Este artículo de Faus es un muy complejo para hacer un comentario simple. Así que lo simplificaré al máximo.

    Como dice Carmen no siempre el machismo tiene que ver con el sexo y, siempre, como dice el diccionario RAE, por la prepotencia y la prevalencia de los varones respecto a las mujeres. Ojo!, no dice de todos y cada uno de los varones. El machismo existe y ha formado parte de la estructura social de todas las épocas y, ahí sigue. Las y los feministas, que hay muchísimos, hacemos lo que podemos, porque, como también dice Carmen, queda muchísimo por hacer, pero estamos en ello.

    Respecto al feminismo, jamás es una actitud contra los hombres, sino que lucha por la igualdad de hombres y mujeres, primero por el hecho de ser ambos seres humanos, puro sentido común; y, por si esto no le cabe en la cabeza de alguien, lo dice la Declaración de los DDHH y lo dice nuestra Constitución.

    En los seis meses que llevamos del año, en España, se han producido 25 asesinatos de mujeres y, como no siempre han sido por cuestiones de sexo, por eso se llama violencia de género, porque la agresión es sobre una persona solamente porque es mujer que no se somete al hombre que la asesina, casi siempre su ex-pareja o su pareja en trámites de separación.

    Además, están los malos tratos de puertas para adentro en humillaciones, desprecio, sometimiento, insultos, control o agresiones físicas que son innumerables en todas las regiones y países del mundo. Algunas mujeres denuncian, y lo normal es que, cuando una mujer es asesinada, se comunica que no había denuncias previas.

    Sin mencionar la venta de niñas para el matrimonio o para que las prostituyan, o que no las dejan ir al colegio….

    Espero que ningún hombre se sienta molesto por lo que acabo de escribir, que el feminismo no va contra los hombres sino a favor de la igualdad, y contra el machismo que es lo contario a la igualdad.

     

     

     

  • carmen

    Eso creo, pienso , opino…

    Pero este corrector tiene vida propia. Será feminista?

    Sorry.

  • carmen

    Hola señor Faus.

    Ha escrito usted un artículo extraño.

    Mire, de teología no sé, y de filosofía si lee algo de lo que escribo se tronchará. O sea, jaleo total. Y, francamente un poco de artificio tiene la filosofía. Pero de este tema sí sabemos las mujeres, algunas más que otras.

    No sé hasta qué punto tiene que ver el sexo con los asesinatos machistas. Supongo que algo, aunque no demasiado. Lo que hace insoportable, a veces, la vida de una mujer es el afán de posesión de su pareja. Porque al principio todo va más o menos bien, o así parece a los dos. Pero cuidado. Si tienes la mala suerte de que el varón se crea el dueño y señor de la mujer, ahí empieza el problema. Ante esta situación hay dos posibilidades, la primera el aceptar que , efectivamente es tu dueño. Tu Señor. Así ha sido hasta hace pocas décadas. Y pocos asesinatos de mujeres. Bueno, según como se entienda la palabra asesinato. El alma se puede asesinar? Pregunto.  Le he dicho que No sé de filosofía ni de teología.

    Pero, pero, pero, si la mujer empieza a pensar por ella misma, a opinar por ella misma, ahí, en ese momento empiezan los problemas. Entonces la mujer se plantea qué hacer. Muchísimas aceptan su destino como algo inevitable. Y la pareja sigue funcionando. Qué bien se llevan. Paz y armonía, pero se está cometiendo un asesinato silencioso.

    Y llega la educación obligatoria , los chicos y chicas estudian juntos. Y dile tú a una chica que tiene que doblegarse al marido. O sea. Lo tienes claro. Y tímidamente algunas empiezan a elevar la voz. Pasa una generación y di tú a las hijas de sus madres que tienen la EGB , solamente la EGB, diles que su pareja masculina tiene derechos sobre ella. O sea. No sé cómo decirle. Porque esa generación de mujeres ya educa a sus hijas de otra manera.

    Y empiezan los problemas serios. Por qué te vistes así,por qué te pintas tanto…la respuesta hace décadas , bueno, no había respuesta. Pero ahora sí hay :Pues porque sí.

    Ante esto , el varón normal, que hay a montoooooones, entiende que tiene razón, que puede opinar cualquier cosa, porque es que desde pequeño ha convivido con chicas en relación de igualdad. Cero problemas.

    Pero hay un tanto por ciento que eso lo toma como una rebelión inaceptable porque él es el dueño y Señor. Todo el mundo lo sabe menos ella. Y empieza a cerrar el círculo. Entonces ella busca firmas de huir mentalmente y cuando ya no puede más, huye físicamente. Es cierto que se suele enamorar de otra persona en ese tiempo, pero no es condición necesaria ni mucho menos suficiente. Sencillamente huye. Y desde ese momento ya necesita el apoyo de la policía. Está en peligro. Y a veces acaba en asesinato.No hay otra medida cuando se ha llegado a esos extremos que la ley, la protección oficial.

    Por supuesto está la escuela. Como soy maestra y creo tanto en la educación, creo que ese tema vital hay que tratarlo a fondo , un eje transversal que se llama.

    No . No es cuestión de sexo. No. Se llama Posesión. Bueno , y asesinos.

    Eso , iba a decir que eso pienso, creo, oportunidad no, pero me va a permitir que diga, eso es así. Lo sé.

    Hay tantiiiiisimas cosas que cambiar. ..

    Y si cree que la iglesia católica nada puede hacer, está en un error de bulto. Ya lo creo que puede. Pero es más sencillo hablar de si misas en latín si o misas en latín no.

    Un saludo muy cordial.

     

Deja un comentario