INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6402 Artículos. - 100354 Comentarios.

¡Devolvednos a Jesucristo!

La exclamación de Roger Garaudy: “Hombres de Iglesia, ¡devolvednos a Jesucristo!” tendríamos que hacerla nuestra. Es muy importante recuperar la figura de Jesucristo. Cientos de millones de personas creen en él y pretenden seguir sus enseñanzas. Pero de la figura y el mensaje de Jesús se han adueñado los hombres de Iglesia, tergiversándolos gravemente. Y no sólo los hombres de Iglesia, la derecha en general se ha apoderado de la figura de Jesús de Nazaret, y la usan como apoyo y justificación de su línea política. Hungría tiene una amplia mayoría de católicos, y Orban apelando al carácter católico de su gobierno y sus leyes, ha conseguido recientemente una amplia victoria electoral. También en Polonia, donde está muy arraigado un catolicismo muy tradicional, sus gobiernos también tienen un carácter de extrema derecha.

Al llegar la Semana Santa conmemoran la muerte de Jesús de Nazaret con una gran exhibición de riqueza y lujo en procesiones y monumentos. Para juzgar estas formas de conmemoración, lo mismo que los planteamientos políticos de los que se presentan como muy católicos, es necesario ir a la historia, la que nos narran los evangelios, y recordar quien fue Jesús de Nazaret. Un trabajador, nacido en una familia humilde, que en un momento de su vida se sintió llamado a proclamar un mensaje de fraternidad y de esperanza. Recorrió las ciudades y aldeas de Galilea y Judea anunciando un Reino de Dios para los pobres y sencillos.

Su condena del afán de riqueza es tajante: ¡ay de vosotros, ricos! porque ya tenéis vuestro consuelo. Presenta la riqueza como el adversario de Dios: No podéis servir a Dios y a la riqueza. Por lo que los ricos están excluidos del Reino de Dios: Más fácil es que pase un camello por el ojo de una aguja que un rico entre en el reina de los cielos.

La fraternidad, la ayuda mutua es fundamental en el mensaje de Jesús: Ama a tu prójimo como a ti mismo.. Jesús escenifica el juicio final como una gran asamblea en que toda la humanidad se presenta ante Jesús. Una humanidad que es dividida por su postura ante los pobres y hambrientos con los que Jesús se identifica: Venid benditos, porque tuve hambre y me disteis de comer… Apartaos malditos, porque tuve hambre y no me disteis de comer. Nada más alejado a los principios capitalistas de competir con afán para conseguir la mayor riqueza posible.

¿Cuál fue la consecuencia de esa predicación de Jesús? Es lo que se recuerda en la Semana Santa. La oligarquía de ese tiempo no podía consentir que se difundir ese mensaje. Apresó a Jesús y le condenó a muerte. Para que esa condena se ejecutara presionó al poder político, Poncio Pilatos, y manipuló al pueblo para que pidiera la crucifixión de Jesús.

Pero la huella que Jesús había dejado en sus discípulos no pudo borrarla la crucifixión. El mensaje se extendió por el mundo y ninguna persecución pudo eliminarlo. Podía llegar a ser un peligro serio para el poder político y las oligarquías de ese tiempo. Mejor era ponerlo a su lado. Y con esa maniobra tuvieron un éxito total. La jerarquía eclesiástica cayó en la trampa y se convirtió en uno de los pilares del poder imperial.

En el terreno religioso cada uno puede creer lo que quiera de Jesús de Nazaret, pero en el terreno social su mensaje no puede ser más claro: el polo opuesto a los principios capitalistas de competir con afán para conseguir la mayor riqueza posible. Lo cual no impide que muchos creyentes sigan aferrados a la tradición de un Jesús profundamente conservador. Tiene, pues, pleno sentido la exclamación de Garaudy, devolvednos a Jesucristo, su puesto está en las filas de los que luchan por un mundo más justo y fraterno en el que todos tengan el pan de cada día.

19 comentarios

  • carmen

    Antonio.

    Pues ven a Murcia a ver la de los salzillos. Te vas a morir de lo bonita que es. Todos los años voy a verla.

    En cuanto a la lluvia, mi virgen de la Fuensanta es única trayéndola. Adoro a mí virgen de la Fuensanta. Lo he dicho un millón de veces. Y he leído aquí muchas cosas hablando de las tonterías de las procesiones de las vírgenes y esas cosas. Qué si les ponen collares o no sé qué. Jamás he dicho nada en esa línea porque hubiese mentido. Mi madre era de esas señoras que le cambiaban el vestido y el manto a la virgen.

    Pura tradicion.

    Cuando veo a la virgen del carmen andando por el mar, o sea, parece que mis pies se levantan medio metro del suelo.

    Nada tiene que ver con lo que digo. Lo que digo es que lo que celebra la iglesia en esta semana es la pasión y muerte de Jesús por nuestros pecados. Y luego, el domingo la resurrección. Y eso es así. Esa es la postura oficial de la iglesia. Y es lo que no comparto. Celebraría su vida. Jamás su muerte. Pero que no me digan que se celebra lo que no se celebra.

    Sabes? La postura de San Manuel Bueno estaba muy bien para la época en la que la escribió Unamuno. Y es que Unamuno era mucho Unamuno.

    Pero los tiempos han cambiado. No sé en qué año la escribió, pero si murió en el 36, pues algún año antes

    En qué se parece la sociedad de la época de los años veinte o treinta  a la de ahora? Además, cómo acaba la novela?

    No. No tengo nada contra la tradición. Pero sé que es una tradición. Y que no me digan que no entiendo lo que celebra la iglesia. Por favor. Ya lo creo que lo entiendo. Perfectamente.

    Un abrazo

    • Claro que lo entiendes, faltaría más. y yo.

      Y por eso nunca me consentiría a mi mismo una religiosidad popular como la que viven mis primos o mis hermanos.

      Yo no podría vivir con mi religiosidad satisfecha por salir un viernes santo en las Turbas (vulgo procesión de los borrachos) dándole al tambor, a la corneta y al resoli (si hace frío, que siempre hace frío a las 6 de la mañana de un viernes santo en Cuenca), pero yo soy yo y no seré quien se permita pensar que está por encima de su forma de creer.

      Los salzillos los conozco bien. Mi madre tenía un belén copiado de obras de Salzillo que le robaron hace mucho y que tenía figuras de tamaño de un niño de 3 años (y yo tenía 4 cuando se lo robaron) y ya se encargó ella de que amásemos esas obras de arte.

      Pero llevas razón. la Iglesia celebra la muerte de Cristo como si hubiera sido lo querido por Dios y no como si hubiera sido lo que Dios no podía evitar.

      Por eso yo la vez que mas cerca de Dios viví la pascua lo hice en Taize. Rodeado de miles de jóvenes y jóvenas vivendo su fe en libertad y explotando de júbilo en Pascua de Resurrección.

      Yo lo que celebro es que con la Resurrección de Cristo, lo que Dios me transmite (a mi) es que está ahí, que si fracaso va a seguir a mi lado, y que puede resucitarme como a su Hijo.

       

  • Santiago

    No podemos juzgar la acción de Dios con nuestra mentalidad humana porque nuestra lógica y experiencia no va mas allá de unos “cuantos años”…Pero Dios contempla su Creación desde TODA la eternidad…Mientras nosotros vemos solamente las causas próximas, Dios ve las causas últimas con todas sus consecuencias…El supo -cuando creó nuestra libertad humana- todo el reto que esto significaba y sin embargo decidió darnos el privilegio de poder escogerle a El libremente  y que el  mal pudiera existir en el mundo…Dios actúa invisiblemente en nuestras acciones y transforma el mal en grandes bienes…ya que de la Cruz surgió la gracia de la salvación para toda la humanidad…puesto que es imposible entrar en el Reino persistiendo sin arrepentimiento en el mal de los horrores que contemplamos en el mundo…Por eso la justicia junto con la misericordia es la fuente de salvación para nosotros….porque es en la libertad como nos hemos de salvar…usando nuestra voluntad, con Su gracia para apartarnos de ese mal, y decidirnos por el bien…Es en la libertad donde existe nuestra realidad existencial…

    Fácilmente Dios pudo apartar el “caliz” de la Cruz de Su Hijo amado..El mismo Cristo ante la pregunta de Caifás pudo hacer un “compromiso” y soslayar la claridad de su respuesta: Si, Yo Soy el Hijo de Dios, el verdadero, el Encarnado en Jesus de Nazaret, nacido de María Virgen…etc. Todo esto esta claro en la Escritura  y que Jesucristo voluntariamente aceptó ofrecerse como “rescate” por “muchos” para “la remisión de los pecados”..La teología católica dejaría de serlo si no es redentora…Esa fue la misión de Cristo..Por eso sabiendo que, una gran “multitud”, mediante Su sacrificio se salvaría, aceptó Jesús el sacrificio de Su muerte por todo el mundo. Nos abrió el camino de la gracia que sin El se encontraba oscuro y cerrado….

    La figura de Cristo sería intrascendente si no fuera el Redentor…puesto que abusando de la libertad, el ser humano decidió “voluntariamente” hacer el “mal” que es el pecado, y realizar lo que Dios condenó desde el principio que es la injuria a Dios y al prójimo…y así vemos actualmente las terribles consecuencias de los crímenes de guerra, y multitud de crímenes de todas clases en las ciudades, en los pueblos, y en la familia, y en los individuos… ES cuando la humanidad se aparta del Corazón de Cristo que es el de Dios.

    En este Viernes Santo hay que recordar que en medio de las dificultades de esta vida la gracia de la salvación se encuentra entre nosotros por el sacrificio de Cristo y que Sus promesas sobre la vida eterna superan con mucho todos los males de esta vida…Este reinado de Cristo es el reinado de la gracia que se nos da a todos en grado suficiente para la salvación que es en Cristo y sólo en El, aunque no nos demos cuenta y aunque no creyamos en El…Pero El seguirá creyendo en nosotros hasta el fin…

    Un saludo cordial y muchas felicidades en la próxima fiesta de la Pascua de Resurrección

    Santiago Hernández

    • Santiago.

      Los esfuerzos que haces por justificar la doctrina tradicional de la Iglesia de manera que pudieran resultar aceptables para un ser humano con un raciocinio a la altura de los tiempos, son encomiables y siempre aprendo algo; pero a veces suenan a tópico manido.

      ¿Cuál es el problema de admitir que Dios no es todo poderoso? hace muchos años una profesora del seminario que vino a la parroquia a darnos una conferencia lo declaró “todo debilitoso” porque ama y al amar se convierte en alguien débil y no por su voluntad de ser débil sino porque sólo quien se vuelve débil ama de verdad.

      ¿Qué problema hay en reconocer que un Dios coherente con su creación y la libertad que ha proporcionado a sus criaturas, no podía salvar a su hijo de la cruz?

      ¿Qué problema hay en reconocer que no es la muerte de Cristo lo que  redime sino su VIDA, con mayúsculas?

      Él mismo lo dijo al definirse como el Camino, la Verdad y la Vida.

      La cruz no vale más que por los años previos a ella, porque es un ejemplo de llevar el amor a Dios y al Prójimo hasta el extremo, pero no como objetivo redentor sino como consecuencia inevitable, si no construimos el Reino, aquí y ahora.

      Si no construimos el Reino, algo que Dios no puede hacer sin nosotros, el final seguirá siendo siempre cruz y necesitaremos que Dios nos resucite cada vez que muramos. Si construimos el Reino, aquí y ahora, será la plenitud y la muerte no tendrá poder.

      Esa es la razón de la existencia. Ese es el cogollito de mi fe.

      Siento ser muy vehemente y parecer algo petulante y te pido disculpas por ello, pero cada año en Pascua me ocurren 2 cosas, me pongo triste porque recuerdo a mi madre, que murió la noche de un viernes santo, y me da un chute de euforia porque el domingo me recuerda que no todo está perdido y que tengo trabajo que hacer para que Dios no necesite resucitarla. Para que la resucitemos entre todos. Y para eso me necesita a mi. Y a ti. y a todos.

       

      • Santiago

        Muchas gracias Antonio Llaguno..Yo también aprendo de ti y de tu vehemencia al exponer tu fe…Reconozco la dificultad de presentar el Evangelio ante el mundo de hoy y sin embargo creo que siempre fue así, desde el siglo I..Y cuando Cristo expuso su promesa eucarística, Sus discipulos lo cuestionaron diciendo: “Duro es este lenguaje. ¿Quien puede oírlo?.. (Jn 6:60-71) y no hablemos de Pablo exponiendo el hecho de la Resurrección en el Areópago griego que lo tuvieron por loco, y a lo que los mártires se enfrentaron y se enfrentan por defender la Verdad.

        De acuerdo contigo,en lo fundamental, pues se trata del Amor y sólo Dios pudo amar de verdad y penetrar en nuestra miseria. Por eso sólo podremos  comprender “algo” del misterio divino si nos fijamos en que toda la obra de la Creación fue motivada por este “incendio”, este desbordamiento del “corazón” de Dios al decidir traernos a la existencia cuando no éramos NADA.Y además venir a nosotros asumiendo nuestra propia  humanidad para siempre, y aceptando voluntariamente el sacrificio de la Cruz. No podemos pues separar los misterios de la vida de Cristo pues todos están unidos en ese mismo sentimiento que es Su esencia ya que “Dios es amor”.

        Nunca pondremos entender en esta vida la profundidad de este Amor que nos trasciende totalmente..Si, pudo ser la Redención nuestra “de otra manera”..pero en la libertad humana fue -sin duda- la más eficaz..porque la humanidad de Cristo triunfó sobre el pecado y derrotó a la Muerte.

        Es en este tiempo pascual donde mejor nos llenamos de esperanza puesto que YA Cristo triunfó. Su misión concluyó en cuanto a nuestra Redención. Lo que quedó fue la FE y la ESPERANZA en el Resucitado puesto que sin esto “vana es nuestra fe”..Esto es la gracia “dada” que podemos “aceptarla” o “rechazarla” y es el dilema que es actual en la mundo de hoy como en el de ayer. Y como en el mundo todavía existe el mal y el pecado debemos unirnos a Cristo y completar lo “que le falta a Su Pasión” ya que sólo imitándole podremos llegar al Amor del Padre.

        Estoy leyendo cada día antes de “ATRIO” cada línea del Nuevo Testamento y es donde lo estoy encontrando todo porque inexplicablemente cuando se “lee” seguido, la Escritura se hace dinámica y cobra vida y se hace real, y posee el verdadero sentido que le infundido por sus autores.

        Un abrazo

        Santiago Hernández

        • Gracias por tu respuesta Santiago. Como te dije, una de las mejores cosas de Atrio es poder dialogar en libertad exponiendo nuestras certezas y , por supuesto, también nuestras incertidumbres.

          Alguna de las cosas que dices me es especialmente grata.

          Por ejemplo que la “gracia”, sea lo que sea que es la “gracia”, puede ser aceptada o rechazada. Y yo apostillo que eso y no otra cosa es la tan traída y llevada “salvación” y por tanto la consecuente “redención”.

          En otro foro donde dialogábamos sobre religión, me expusieron la “salvación” que según algunos católicos ultra conservadores ofrece Dios (más bien la que ellos afirman que ofrece) y yo les contesté que yo no la quería, que me parecía una mierda de Dios y una mierda de “salvación” y que , como decimos en La Mancha. para ese viaje, no hacían falta tantas alforjas.

          Usando un lenguaje mucho más “políticamente correcto” aunque no menos radical, quiero decir que una de las maneras que yo tengo de discernir si una propuesta de la Iglesia Católica es o no coherente con el mensaje de Cristo y su “oferta de Dios” es que el Dios que se refleja en esa propuesta (vale igual para un dogma de fe) sea digno de la creatura de ese Dios.

          Si la propuesta concluye en un maltrato a la creatura, si no puede traducirse en un acto de amor, no puede provenir de Dios.

          Por eso una redención que obliga a que el Hijo de Dios (ni más ni menos) sea torturado hasta el extremo no puede  venir de Dios. Otra cosa es que esa tortura sea la respuesta de los hombres (y las mujeres) al mensaje de Cristo, al Amor de Dios, y Dios (y Cristo) ante la libertad regalada al hombre (y a la mujer) no pudo evitar la cruz.

          ya dejo claro en Getsemany que por Él la hubiera evitado pero ni Él ni el Padre podían evitarlo. Es lo que tiene habernos creado maravillosamente libres.

          Que no sólo el hombre debe ser digno de Dios sino también Dios digno del hombre (y la mujer) no es idea mía. No soy tan brillante. Lo leí en un librito muy interesante que se llama “No y Amén” de Uta Ranke Heineman, que sí, ya se que está declarada hereje por la Iglesia pero yo les tengo simpatía a los herejes.

          Si vemos desde ese punto de vista nuestra relación con DIos. Como algo de 2 direcciones. Si nos vemos como la única alternativa que Dios tiene para hacer de este mundo un reino de Amor fraterno y que Él no puede hacer nada que no hagamos nosotros en su nombre, la vida pasa a tener una dimensión espectacular. Se convierte en una responsabilidad enorme pero al mismo tiempo maravillosa.

          Se que me echaron de la parroquia por decir en catequesis cosas como esta (o como que nunca un dogma de fe puede insultar tu inteligencia, si lo hace es que es falso), pero ellos se lo pierden.

          Especialmente se pierden vivir de esa forma tan plena la vida sintiéndose cooperadores imprescindibles de Dios.

          Y yo que hice mi promesa de Cooperador Salesiano hace 34 años, “cooperador” es una palabra a la que tengo especial cariño.

          • Santiago

            Antonio Ll. no pienses que no sigues siendo “cooperador”, pero no exclusivamente salesiano, sino del mismo Cristo, pues continúas en la fe que es “búsqueda” en la penumbra del mundo.
            Esa iluminación -súbita o gradual- la experimentamos todos. Yo la tuve en mi juventud y me ha durado hasta ahora, y es como un “sello” que te impide “volver a las tinieblas” de la esclavitud “del mal” en el mundo.

            Sobre lo que dices en tu comentario, creo que es cierto..No es sano,en el Evangelio de Cristo, ser fanáticos ni ultraconservadores ni ultraliberales porque la verdad está en el “centro” que es el Cristo que se nos revela en la Escritura y en nuestro interior puesto que el Espíritu Santo nos guía, junto con el carisma infundido por El a la Iglesia, para que no nos equivoquemos y encontremos con seguridad el Camino, la Verdad y la Vida.

            Por otro lado, estimado amigo, el amor de Dios se nos “ha manifestado” -no en que somos mejores que El, ni iguales a El, que es Dios “en sí mismo” – sino que fue Dios, El mismo, hecho hombre, que “se anonadó a sí mismo, tomando forma de esclavo, haciéndose como nosotros” para librarnos del mal moral y para poder acceder  a nuestra salvación..

            En cierta manera, como sugieres,  Dios necesita de nosotros para calmar esa “sed” intensa de amor infinito y eterno, y nosotros de El, porque sólo con Su gracia podremos sobrevivir nuestra vida cósmica. Es esta “doble vía” de relación entre lo finito y lo infinito, lo temporal y lo eterno, lo humano y lo divino lo que constituye el misterio del amor Dios, real que vivimos,  aunque imposible de abarcar en su totalidad en esta vida.

            Los cristianos tenemos que seguir cooperando con esta llamada diaria hacia la luz en medio de la oscuridad actual del mundo.

            Un saludo cordial

            Santiago Hernández

  • carmen

    Me alegro  de que muchas de las personas que escriben en Atrio, que no todas, tengan clarísimo que Jesús no murió por nuestros pecados y para salvarnos de la muerte eterna. Hace como 15 años que dije a grito limpio, vale, pues a ese precio no me salvo. Prefiero ir al infierno de cabeza, si es que existe. A mí no me metáis en esto. Y por aquel entonces no había leído ni es escuchado a nadie que déjese semejante cosa. Mi hermana mayor guardó silencio y al día siguiente me dió a leer un par de folios escritos por un señor absolutamente desconocido y que este Año he sabido que se llama José María vigil o algo así. Creo que dirigía koinonia o una revista de ese tipo.

    Quiero decir con esto que lo tengo clarísimo. Y no se pueden ni imaginar lo orgullosa que estoy de haberme atrevido solica llegar a formular eso en voz alta.

    Ahora después, cuando alguno o alguna de ustedes tengan un ratito, por favor me explican qué celebra a nivel mundial Hoy , viernes santo, la iglesia católica.

    Vengo de ver la procesión de los salzillos de Murcia. No puede ser más bonita. Cuando los murcit miran  los pasos, que llamamos en Murcia y en otros sitios Tronos, qué creen que piensan los montooooones de personas que ven la procesión? Quizás lo que le han contado desde niños?

    La postura oficial de la iglesia, la teología oficial de la iglesia es la que es, guste o no.

    Y contra ella me manifiesto. Contra la oficial. Lo que piense cada uno está genial pero no mueve un ápice lo que celebra la iglesia.

    Y eso quería decir.

    Y, sobre todo, no sé preocupen, en un par de días, resucita

    Buen día a todos.

     

    • Bueno, Carmen.

      Pienso que si esperas encontrar en Atrio una justificación a cualquier postura oficial de la Iglesia es mejor que te armes de paciencia y esperes sentada.

      Precisamente eso es lo que lo hace tan atractivo (es decir que atrae), que las personas que se acercan por aquí se atreven a pensar por ellos mismos (nos atrevemos)

      Eso no nos concede la verdad absoluta sino solamente una duda quizás más honesta intelectualmente pero que a muchas personas de fe sencilla les parecerá impostada, pedante e innecesaria, aunque para nosotros sea de vital importancia.

      Te contaré una anécdota (a este paso voy a parecer la Lolita Flores de Atrio, pero es que es que yo sólo se razonar así, contando historietas): Hace muchos años, concretamente en 1990, organicé con unos amigos, Cooperadores Salesianos como yo, en Las Urdes un campo de trabajo.

      Allí estábamos unos cuantos universitarios, muy seguros de si mismos y de sus intelectuales conceptos tratando de predicar con el ejemplo y con la palabra a unos cuantos lugareños, bastante más listos de lo que parecía.

      Llegó el día de la Virgen de Agosto y ese año la procesión de la Virgen de la peña de Francia pasaba por el pueblo y como éramos muy grandones (yo mido 1,85 y era el más bajito, que uno no sabe que dan de comer a los de Bilbao), llegó la sacristana del pueblo, que era quien hacía el oficio de dar la comunión (y se echaba una homilía) cuando no estaba el cura y nos pidió que sacáramos al patrón del pueblo (San José) a ver a la Virgen cuando pasara por el pueblo porque sólo bajaba una vez cada 5 años y si no veía al marido se ponía triste y no llovía y que al ser nosotros tan altos, lo iba a ver mejor y se iba a poner muy contenta.

      Hay tienes a Antoñito, con sus 26 años recién cumplidos, poniéndose  estupendo y diciéndole: “Ay, Vicenta, ¡Tú no puedes creer en esas cosas! ¿No ves que son dos imágenes de madera?”, a lo que la Sñá. Vicenta me contesto: “Déjate de hostias y hacedlo que tienen que brotar los higos”.

      El hecho es que sacamos al Santo. No costó mucho pues era una talla pequeña y salvo yo que soy de cuenca, el resto eran 9 bigardos de Bilbao y la novia de uno de ellos que levantaba más peso que yo. Vicenta nos pidió que cuando apareciera la Virgen en la pick up en la que la transportaban, el santo hiciera una reverencia y así lo hicimos.

      Al día siguiente cayó una tormenta de las que solo caen en agosto y en Extremadura y me toco comprar el pan (en la tienda del pueblo que ¿Sabéis de quien era? ¡Sí, de Vicenta!).

      Cuando llegué a por el pan, Vicenta sólo me dijo una cosa: “Que, Antonio. ¿Llueve o no llueve?”. Con el detallazo de que desde ese día, cada mañana había una cesta de higos recién cogidos en la puerta de la casa donde vivíamos.

      No soy ningún crédulo y sé perfectamente que la tormenta tubo mucho más que ver con una depresión térmica de evolución que con que a la Virgen se le hiciera cosquillas… lo que se le haga cosquillas a una señora pura y casta (aunque fuera de madera que si es de madera no es de piedra) como ella al ver a su marido pero… ¿Quién soy yo para romper una ilusión y una fe sencilla y honrada.

      Eso pasa en cada Semana Santa. Veo a todos mis herman@s, prim@s sobrin@s, ilusionados poniéndose los capirotes, las túnicas, los capuces; dejándose una pasta y los hombros para sacar los santos a las calles de Cuenca y llorando si llueve y no pueden hacerlo… y me acuerdo de Vicenta.

      Me acuerdo de ella y digo ¿Quién eres tú para romper esa ilusión?

      Que sí. Que a mi no me vale. Que yo necesito otra cosa. Que yo no sería yo si reaccionara como ellos. Que yo creo en otra cosa (por eso me denomino hereje); pero es tan bonito verlos tan felices.

       

       

  • Eso de que Cristo murió por “nuestros pecados” sería como mínimo, ofensivo para Dios, en el caso de que Dios se pudiera ofender, que lo dudo y mucho.

    ¿Acaso no hay otra manera de “purgar un  supuesto pecado original” que machacar, torturar y asesinar ¡¡¡¡A TU PROPIO HIJO AMADO!!!?

    ¡¡¡Pues vaya una mierda de Dios!!!

    Estoy con M. Pilar. Cristo murió por acción de hombres no por deseo de Dios y es la perplejidad de unos cristianos que no entienden a Dios quien, ante el aparente fracaso de la cruz se invenfan la estupidez de la expiación.

    La sorpresa ante la inacción de Dios hace que busquen una explicación propia de un entendimiento  cortito de lo predicado por el propio Cristo, cuando la cruda realidad está presente en el Getsemany.

    Dios ¡¡¡NO PUEDE!!! apartar el cáliz que Cristo ha de beber porque no seríamos libres quexes el requisito imprescindible para poder amar de verdad.

    Y esa libertad absoluta implica la posibilidad de decidir crucificar a Jesús.

    Por eso la enseñanza más importante que yo ( y no pretendo convencer a nadie de mi “hierofanía” ) es que Dios no puede hacer nada que no hagamos nosotros en su nombre. Con todo lo apasionante y la responsabilidad que eso implica.

  • mª pilar

    Antonio Z.

    ¡Comparto totalmente tu grito de auxilio, y contigo, ratifico cada una de las exclamaciones que has resaltado en negrita!

    Esta iglesia poder y riqueza, esta totalmente al lado de poderosos y así viven gran cantidad de ellos.

    Unos pocos elegidos porque han seguido la Nueva alternativa de Jesús el Galileo, han tenido que vivir apartados de esa iglesia poder que les arrincona inmisericorde y los expulsa afuera…como hicieron con Jesús… y lo mataron en cruz vilmente porque les molestaba y rompía todos sus esquemas de poder y riqueza.

    Viendo lo que se avecina, ella misma cavará su tumba; quizá entonces lo que reflejan de Jesús en los evangelios, florezca con la luz propia que posse y pueda cambiar el corazón de las personas que deseen seguirlo en sus vidas.

    Gracias Antonio de todo corazón que no perdamos nunca el gozo de conocerlo y seguirlo de manera clara y fiel.

     

  • Santiago

    No se trata de un solo sistema, puesto que el capitalismo en su expresión máxima de injusticia es anti-cristiano, como también aquellos totalitarismos de Estado que se disfrazan de justicia para suprimir toda expresión religiosa en una opresión total de la libertad humana creando una sociedad injusta y artificial.

    Por eso, “hacer política”  usando el cristianismo siempre ha sido una grave falta moral y social condenado por el Decálogo que está avalado por Cristo en el NT

    Pero los cristianos hemos escogido “la mejor parte” -al estilo de María-!que se deleitaba oyendo las “enseñanzas de Jesús”. Pero las enseñanzas de Jesús que el mundo parece “no querer oír” y que intenta rechazar no son de una “mera fraternidad humana” pues también los mundanos la poseen..

    La fraternidad de Cristo  va mucho más allá y se llama caridad, Amor infinito, que nos llega desde el Padre y nos transforma y trasciende. Por eso el mensaje de Cristo NO es exclusivamente social sino también se refiere a nuestra relación con Dios y con nuestros hermanos y aborda nuestro destino final y escatologico.

    Jesus vino  pues a combatir, en primer lugar, el mal moral que es el pecado,que disturba nuestra relación con Dios y con el prójimo y por eso Jesús empieza por decirnos en Marcos: “Arrepentios; el Reino de Dios está cerca. Y creed en el Evangelio” (El mal está destruyendo al mundo)

    Por eso Jesús se entrega como rescate de este mal del mundo que persiste en nuestros días:

    Esto es Mi Cuerpo que por vosotros se entrega”.”.Esta es Mi Sangre que se derrama por muchos para la remisión de los pecados”

    Dice Jesús: “El Hijo del hombre no vino a ser servido sino a servir y a dar Su Vida como rescate por muchos” (Marcos 10:45)

    Jesus es quien “quita el pecado del mundo” Juan 1:29) “Jesús es propiciación por los pecados y es también expiación por ellos” (1 Juan 2:2)..Jesús “el cual fue entregado por causa de nuestras transgresiones (Romanos 4:25)

    Por eso Jesús promete la vida eterna a los que le siguen en Su enseñanza sobre el amor divino que incluye la penitencia por nuestros pecados, pues no podremos entrar en la vida persistiendo en el abismo del mal: “no nos dejes caer en la tentación y líbranos del Mal” 

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

     

    • mª pilar

      No existe la reconciliación por:

      ¡Nuestros pecados!

      Fue crucificado vilmente…no por voluntad de “dios”…lo hicieron porque les molestaba, y así, han seguido…de momento…quizá un día despierte esta iglesia “poder” y se convierta haciendo una profunda conversión y pidiendo un verdadero perdón a quienes castigó inmisericorde por haber sido… y siempre serán…porque así lo han decidido cueste lo que cueste fieles a sus Enseñanzas.

      Nuestro pecados, somo nosotros/as mismos/as los que debemos reparar todo el mal hecho, y si no lo hacemos por propia elección quizá nunca recobremos las paz.

      Eso nadie lo sabe, pero pensar, que todos nuestros “crímenes” hechos sin miramiento alguno y sin reparar en nada el mal causado ese “dios” que decimos es todo amor lo hará por nosotros…sería un “dios” totalmente injusto. Porque siempre nos da pautas para saber lo que está bien y lo que está mal, los responsables finales somos cada un@ de nosotr@s.

      Un saludo cordial.

      • Santiago

        Por supuesto que ha de existir arrepentimiento de “nuestros pecados”..Porque “si decimos que no hemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros” como se lee en la 1 Carta del Apóstol San Juan..

        El mandamiento de Cristo incluye desde el Obispo de Roma hasta el último humano que exista y existirá. La Iglesia de Cristo abarca a todos aún a los que no se encuentran en perfecta comunión con Ella,  pues todos somos “llamados” a la salvación en el amor de Cristo…Lo crucial es “como” respondemos..

        A Dios nunca le precederemos, ni le sorprenderemos. Su justicia y Su misericordia van juntas. Todos, sin excepción ni exclusivismos jerárquicos, seremos juzgados en el Amor. Y en estés Jueves Santo, el Día del Amor en la Iglesia de Cristo hemos de dar gracias por el don de la Eucaristía instituído en este día hace más de 2 mil años.

        Un saludo cordial

        Santiago Hernández

  • Juan A. Vinagre

    Sí, es preciso repetir: “devolvednos al Jesús del Evangelio”, sin las remodelaciones, en parte inevitables, de aquellos tiempos.  Lo que no es fácil, porque en el campo del Reino prevalecen los conceptos previos, y además hay mezcla de trigo y cizaña -que contaminan-, desde el principio…                           La religión es un poderoso instrumento de poder…  Por eso el poder del sistema se introdujo en ella -en la mente y en la conciencia de los servidores-, para convertirlos en jerarcas con poder… y lujo-palacios…, cuando él proponía un estilo de vida más sencillo, sin alforjas…  Así, reconvertido el servicio en poder, se descafeinó el Mensaje del Reino, que dejó de ser luz, sal que evita la corrupción, y fermento que transforma…     Jesús de Nazaret, con su mensaje  crítico-profético, propuso e intentó un cambio de mentes y de estructuras, religiosas y sociales, que equivalían a un cambio del sistema, religioso y social.  Un cambio que significaba una liberación-redención del sometimiento  -religioso y social-,  de los pecados del sistema (y de los personales) que degradan al hombre.      Y quien se atreve y propone cambiar el sistema, que tanto somete y degrada, se juega la vida…  Se juega la vida -lo podemos contemplar aún hoy-, porque el sistema es el poder que no admite críticos ni cambios.  Esta fue la misión de Jesús: Anunciar el Reino de Dios Padre, liberador de las servidumbres que se sufren en esta vida…, vida que tiene además un sentido de amor trascendente, donde nos espera un Padre Abbá. Este fue su gran testimonio de amor.  (Recordemos el “Venid, benditos”: A Jesús le interesan -y valora más- las obras buenas con los demás,  incluso aunque no lo conozcan…)  La muerte de Jesús no tiene, pues, un sentido de expiación (¡aún no hemos entendido bien su Mensaje!): Por eso se persiste en las liturgias expiatorias de semana santa…, que tan mal dejan el nombre de Dios…, del Dios Padre Abbá que nos transmitió Jesús.               Con estos y otros mal-entendidos (comprensibles en un contexto viejotestamentario de hace más de dos mil años), hemos deformado también la imagen de Jesús, atribuyéndole ideas viejo-testamentarias, que no encajan con el concepto de Dios Padre Abbá…                El anuncio del Reino lo vamos entendiendo mejor con el tiempo…  Hoy parece que ya va siendo hora de presentar-entender mejor, en algunos aspectos, el mensaje del Reino, Reino de paz, de fraternidad y de amor solidario, con sentido trascendente… Menos teórico y más práctico: frutos…   La muerte de Jesús y la semana santa deben interpretarse de una manera nueva, no basados en textos viejotestamentarios que reflejan una mentalidad sacrificial, y que dejan tan mal al Dios Padre de Jesús. (Perdón a los formados en esquemas de la tradición viejotestamentaria…)  Las palabras:de Jesús: “La Ley y los profetas hasta Juan. A partir de ahora se anuncia el Reino”, es decir, un Reino de amor, no de expiación… -recordemos al padre del hijo pródigo-, deberían hacernos reconsiderar algunos aspectos de este mensaje.    El mensaje del Reino es  innovador, y quiere que se sirva en odres nuevos… ¡ODRES NUEVOS!

  • ana rodrigo

    De acuerdo al cien por cien con lo que dice Zugasti, gracias, había que decirlo en atrio en semana “santa”.

    A la Iglesia se le ha ido de las manos el Jesús real y su praxis vital y el que su muerte fue consecuencia de su vida.

    Como dice Zugasti, desde Constantino y el hermanamiento del cristianismo con el imperio, con el poder y con la riqueza. Lo que mejor ha hecho la Iglesia es conservar los evangelios para aproximarnos al mensaje original de lo que Jesús quiso dejarnos a través de ellos.

    La semanasanta es un horror, una exaltación del sufrimiento de un inocente y ejemplar ciudadano, Jesús el galileo, como si el sufrimiento tuviese un valor en sí mismo al margen de su vida; y, además, culpabilizándonos a nosotr@s por ser o nacer pecador@s. Si a esto añadimos el ESPECTÁCULO callejero allí donde se hace, exhibiendo tanta riqueza en todos sus detalles, más la histeria  (con perdón de quien así lo viva) colectiva, acabamos por olvidar lo que para los seguidores de Jesús es su ejemplo de vida.

    En fin tradición que se ha convertido en sagrada e intocable y, pobre quien la cuestione.

    Después vienen las anécdotas-hechos. Yo trabajé en un pueblo donde las cofradías eran clasistas: los ricos, la clase media y los más pobres, todos peleando por ver quién gastaba más dinero en trajes, pendones, flores, lágrimas de la virgen (alguns son de diamante), u orquestas. Conozco otro pueblo-ciudad donde los matrimonios de una pareja de distinto color, en semana santa se separan porque no deben vivir juntos como rivales, y así una infinidad de la miseria humana en nombre de su Cristo o de su virgen o de su paso. En otro pueblo, que también trabajé, el cura no quería procesiones, entonces los cofrades se organizaron por su cuenta y el cura iba como uno más entre la gente, de lo contrario lo hubieran corrido a gorrazos.

  • Gonzalo Haya

    Gracias, Antonio, por este resumen sencillo y práctico, que nos recuerda lo esencial y lo más urgente para que la organización y la vida de la Iglesia retorne al mensaje de Jesús.

  • carmen

    El tema está en que lo que se recuerda en la semana santa es lo que sufrió Jesús por nuestros pecados, por nuestras culpas, por nuestra maldad. Y con su muerte nos redimió del pecado, nos salvó del infierno y cuando terminó su misión en nuestra tierra, resucitó y volvió al sitio de dónde procedía.

    Ojalá se celebrase lo que dices.

    Un abrazo.

  • Nicolás

    Sí, yo también grito y exijo junto al hermano Roger Garaudy: Señores funcionarios de la Iglesia Católica…señores jerarcas y sumos sacerdotes ¡¡DEVOLVEDNOS A JESUSCRISTO…DEVOLVEDNOS A NUESTRO MARAVILLOSO Y DIVINO HERMANO JESUS DE NAZARET!!…No solamente nos han arrebatado a Jesucristo, lo han encerrado en una iglesia como si fuera una prisión, y allí también nos han escondido en un minúsculo recinto al que llaman sagrario, y solo ellos pueden acceder  a ese lugar, nosotros no…Devolvednos a Jesucristo. Queremos que sea  nuestro compañero de la vida, en las buenas y en las malas…queremos a nuestro lado consolándonos, perdonándonos, curando nuestros cuerpos y nuestras almas, enseñándonos amar a Dios de todo corazón y al prójimo como a sí mismo.

Deja un comentario