Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

marzo 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
7142 Artículos. - 108874 Comentarios.

Cartas proféticas y fraternas a responsables y víctimas de la guerra

      Me lo sugirió quien nos está enseñando en ATRIO a leer la buena noticia de Jesús y entender el proyecto de igualdad y fraternidad que Él nos invita a hacer realidad en nuestra actualidad. Me decía Salvador Santos, estremecido en su corazón como estamos todos por lo que nos llega: ¿Por qué no recoger en ATRIO cartas a Putin y a quienes son víctimas de su hipócrita opresión a ciudadanos tanto rusos como ucranianos?

          Efectivamente, los españoles estamos por nuestra historia muy cerca de los pueblos ruso y eslavos, y hemos sufrido parecidas invasiones y guerras civiles por sueños imperialistas (Napoleón) o nacionalreligiosos (la guerra civil del 36-39). Si uno recuerda cómo Napoleón creyó que podría anexionar una España atrasada a su imperio, poniendo un rey fantoche o cómo una rebelión militar consiguió poner un cerco a Madrid para derrocar al gobierno legítimo, podrá decir ahora, como el profeta Natán a David: “Ese Napoleón y ese Franco eres ahora tú, Putin”, por más que te quieras engañar. Y al pueblo ruso, en cambio, habrá que decirle que estamos agradecidos porque fueron ellos con su heroismo quienes pararon definitivamente los sueños expansionistas de Napoleón y de Hitler, y los únicos que apoyaron con armas y combatientes a la república española contra los ataques fascistas de Franco.

          De aquí que nuestros mensajes a los responsables directos de la guerra, como Putin, deben ser a la vez denuncias proféticas  y manifestaciones de fraternidad con los pueblos ruso y ucranianoo, animándolos a la fraternidad y a defender la libertad contra poderes opresivos.

          Esta llamada a la fraternidad debería ser precedida de la unión de los cristianos que ahora, degraciadamente, están divididos en sus derechos canónicos, incluso entre los ortodoxos de Moscú y Kiev. El valiente Antonio Aradillas acaba de escribir una carta de denuncia al Patriarca Kiril de Moscú. Con él había firmado el papa Francisco una declaración conjunta en La Habana en 2016, en la que decían sobre Ucrania: “Instamos a nuestras Iglesias en Ucrania a trabajar para lograr la armonía social, a abstenerse de participar en la confrontación y a no apoyar un ulterior aumento del conflicto”.

          He leído una entrevista del nuncio papal en Kiev, Visvaldas Kukolba, diciendo que no abandona la capital amenazada como otras embajadas porque quiere ser presencia simbólica de del papa Francisco en una ciudad sitiada, animando a la solidaridad con los que sufren y la unidad de los cristianos, “aunque esto pueda costarme la vida”. Yo me atrevería a escribir esto al papa, tras leer esta entrevista:

         Querido Francisco:

Cuando el 19 de Julio de 1943 el barrio de san Lorenzo fue bombardeado y Pío XII salió del Vaticano con un simple coche, sin escolta y con peligro, para estar con los damnificados. Entonces no había viajes papales organizados.

Hoy anuncian que Usted está preparando un viaje en julio a la República democrática del Congo y Sudán del Sur. Eso está muy bien. ¿Y por qué no una visita sencilla a la nunciatura de Kiev, aunque se pusiera en peligro, invitando allí a reunirse en cualquier refugio o sótano con los jefes religiosos, firmando una declaración por el cese de las armas y el diálogo fraterno? Se podría avisar a los rusos del viaje en helicóptero desde una ciudad cercana, pero no pedirles permiso. Muchos agradecerían este signo.

Y, como ATRIO pidió hace años, la aportación del Vaticano para la ayuda a los damnificados debería ser como corresponde a esa Iglesia reconvertida a los pobres y perseguidos que Usted proclama. ¿Por qué no subastar entre los museos del mundo una obra de arte que se conserva en los museos vaticanos pero que pertenece a toda la humanidad, como el Laocoonte de escultores griegos? ¡Ese sí que sería un gesto digno de su patrono Francisco, inicio de una verdadera conversión eclesial!

         En comentarios, esta vez, vayan solo vuestras cartas. O simples adhesiones a una u otra. O enviadlas a atrio@atrio.org. En alguna semana las recogeremos todas y estudiaremos la manera de traducirlas y hacerlas llegas a destinatarios.

31 comentarios

  • Querido hermano, cualquier hermano, todos los hermanos.

    ¿Cómo podremos seguir viviendo en la comodidad de nuestras casas mientras vemos como personas inocentes son masacradas por el poder megalómano militar de un tirano?
    ¿Cómo podremos seguir mirando a nuestros hijos y/o nietos sin sabernos responsables, por inacción, de una de las masacres más injustas de la era moderna?

    Ya hemos endurecido nuestro corazón lo suficiente como para poder ver las noticias de lugares donde el hambre campa a sus anchas mientras nos despachamos un sabroso plato de algo “cocinado con amor” y ahora, ¿Daremos otra vuelta de tuerca? Seremos capaces de seguir debatiendo sobre el sexo de los ángeles mientras millones de seres inocentes ven destruidas sus vidas.

    Soy consciente de la pequeñez de cada uno de nosotros. De que el tirano megalómano cuenta con ello, con nuestra impotencia, con nuestra cobardía, con nuestro miedo, con su determinación a hacer el mal, con su inmoralidad, con sus ansias de poder y con su psicopatía.

    Pero hay cosas que sí están en nuestra mano.
    Somos unos privilegiados. unos privilegiados que vivimos en democracia, en paz, en países desarrollados.

    Tenemos el privilegio de poder ser solidarios, acogedores, de poder compartir nuestros recursos y privilegios con los refugiados, con los que huyen, con los que han visto sus vidas destruidas.

    Dios nos ha dado la mayor cantidad de talentos, y es nuestra responsabilidad hacer con ellos la mejor inversión. La inversión de nuestro tiempo y nuestra vida en mostrar a quienes nos necesitan ahora que el ser humano es hijo de Dios y que cuando Cristo dijo “Bienaventurados los que sufren” o “los que lloran” es porque sabía que sus discípulos íbamos a estar ahí, construyendo el Reino empleando el amor, la acogida, la compartición de nuestros bienes y privilegios con aquellos que el propio ser humano (Dios no tiene nada que ver con las guerras) ha puesto a nuestro cuidado.

    Y esto reza también con otros refugiados y necesitados. Los ucranianos no son más hermanos nuestros que los sirios o los subsaharianos.

    Y esto incluye usar nuestros privilegios de ciudadanos democráticos y demócratas para hacer que nuestros gobiernos gobiernen y utilicen todos sus recursos para favorecer el débil y al agredido.

    Igual que cuando éramos niños nos revolvían las tripas cuando el matón de la clase maltrataba al más débil, debemos unirnos para hacer que quienes se han postulado como nuestros mejores para gobernarnos hagan todo lo que deben hacer. Y si eso implica que pagaremos más cara la electricidad o el pan o que tengamos que organizarnos mejor para soportar las amenazas del matón, incluso para repeler la violencia injusta con justa represalia, hagámoslo.

    Escojamos a los que estén a la altura.

    Ya sabéis que a veces desciendo a lo personal. Por razones personales de mi historia particular, el Sr. Borrell siempre me pareció un político infame y nefasto (en mi casa se le conocía como “Zorrell”). Pues bien, Yo le votaría si, como parece, se convierte en una de las personas capaces de liderar la acción de occidente contra el tirano.

    Pongamos en evidencia a quienes muestran por delante su debilidad, su miedo, sus intereses y sobre todo, su ideología, a la necesidad y la justicia con quienes están viendo a sus familias y bienes destruidos y masacrados.

    Y exijamos, como cuando Hitler y sus sicarios en Nuremberg, justicia.

    No será hoy, no será mañana; pero un día el tirano perderá poder, perderá apoyos, su propio pueblo se rebelará contra él, o Dios, por medio de nosotros pondrá al tirano asesino y a sus secuaces a tiro de nuestro brazo poderoso (como el que la Sra. Maria de Nazareth relató en el Magníficat). Seamos entonces ejemplo. Libremos al mundo de seres como él. De la misma manera que hace Dios, con amor, pero con justicia.

    No hay soluciones mágicas. No tenemos ninguno de nosotros ese arma mágica que permitiría echarla sobre el Kremilin y convertir al HijoPutin en Vladimir el Pacíficador, pero borremos su memoria de los libros de Historia, estigmaticémosle como el demonio que es… y sigamos acogiendo con amor a sus víctimas (y a las de otros tiranos con nombre y apellidos o sin ellos).

    Que Dios se sienta a gusto con nosotros si baja.

    Amen

     

    Nota: Y a ser posible dejemos de hacer el ridículo en nombre de Dios, como ha hecho ayer el patriarca Kiril. Palabras como las suyas hacen que cada día que pasa ser religioso, creyente o similar sea más penoso y desprestigiado. Por favor, digámoselo y pongamos en evidencia su estupidez.

    • Nota: No estoy en posesión de la verdad, perdonad mi vehemencia y mi petulancia, son fruto de mi indignación y de la frustración de poder hacer tan poco. Cualquier otra sugerencia que haya será bienvenida.

      Mi línea roja es esta pregunta ¿Hará esto que Dios esté contento y orgulloso de su hijo Antonio?

      Y ahí lo dejo.

  • Javiierpelaez

    Calleja ha escrito un artículo en religión digital que reproduce lo que dice aquí y que no le puede contestar más abajo por razones informáticas…El artículo es de una ingenuidad pavorosa…Rusia no tiene intención de negociar…Es más parece que utiliza la negociación con afán propagandística…Salvo que China decida presionarles este jueves…Porque alguien cree que Rusia va aceptar una retirada a cambio de Crimea,el Donbás y la neutralidad de Ucrania…No lo creo honestamente y ojalá me equivoque…Qué es lo que entiende Calleja por “mínimos de justicia”? Los territorios hasta ahora invadidos? Los que había conflicto antes del 24 de febrero más una Constitución que ponga que no formarás parte de la OTAN cuando desde el 2008 lleva pidiéndolo Ucrania y le han dicho que nones? Yo quisiera equivocarme,pero Putin utiliza la negociación como instrumento propagandístico…No es que yo tengo mal concepto de los rusos,lo tengo de Putin…Creo sinceramente que Putin no tiene intención de negociar nada salvo que los chinos les aprieten económicamente…Negociar hay que negociar para humanizar la guerra(corredores…),pero a estas alturas no veo yo que vaya a ver un acuerdo que pare la guerra…Creo que eso no está en las intenciones de Putin salvo que resistan los ucranianos o los chinos intervengan…

  • carmen

    Finlandia y Suecia no están en la OTAN. Y sin embargo hace días EEUU dijo que esos países no se tocan. Y me extrañó.

    Efectivamente. Se le cedió a EEUU Groenlandia o parte de ella, no sé ya si por Finlandia o por Noruega o por los mismos vikingos en persona, no lo sé ,me arde la cabeza, pero sí se que aunque no son de la OTAN EEUU dijo aquello. Lo oí y no entendí. Pero ya entiendo, tendrán acuerdos de esos que tienen los países entre ellos. Pero es que, además, no están dispuestos a dejar que a Rusia ni se le ocurra pensar que por ahí puede atacar porque no son de la OTAN. Que por cierto, ya han pedido entrar. Eso pensé. Porque creo que Ucrania es solo un peón en el juego de ajedrez que en este momento se está jugando entre los dos bloques. Porque han vuelto los bloques. Al menos esa es mi opinión .

    Es la conclusión a la que, a día de hoy he llegado. Que me equivoco? Pues posiblemente. No veo el problema. No soy analista de guerras.

    Y , mira lo que te digo. Uf . No puedo más. Me cuesta mucho entender a Europa, estoy como para tratar de entender a África o a América. O sea. Imposible.

    También entiendo que tú vas por el lado del cristianismo. Y te molestaría que saliese por peteneras. Lo supongo. Lo entiendo. Lo siento. Nunca más sucederá. Me retiro.

    Fin.

     

  • carmen

    Menudo jaleo me has hecho, Antonio. Se me ha roto la cabeza.

    A ver. Lo que yo digo es que a la Unión Europea no le interesa tener una frontera con Rusia. A  Ella. Dices que estonia y Letonia ya pertenecen a la unión europea. Y me he ido al mapa porque , ya te digo, he perdido neuronas de golpe. Entonces nada tiene sentido. Pero solamente hay que ver el tamaño y la posición de esos países bálticos. Y además me apuesto lo que quieras a que se le escaparon a Putin. No sé cuándo entraron, lo miraré, pero seguro que es porque Putin no lo pudo evitar . Fue cuando aquello de la desintegración de la URSS, y le ganaron. Por la mano a Rusia. Pero Rusia ahora se cree fuerte, cosa que está por ver, para no permitir que Ucrania entre en Europa. Porque si entrase, avanzarían los límites del tratado del Atlántico Norte y Putin se descompone. Esa es la causa de la guerra en Ucrania. Por eso no pasó nada en el 14 en Crimea. Da miedo decir en el 14. Europa no se atreve a aceptar a Ucrania en la unión europea para no remover a la fiera de la Rusia de Putin, porque esta persona vuelve a tener deseos imperialistas y hacer una Rusia tipo URSS, otra vez. Y Europa no quiere problemas con Putin, la OTAN no quiere problemas con Putin. Y si ucraniana cae en manos de los rusos, la frontera entre los dos bloques pasa a Polonia. Ese sí que es miembro de pleno derecho de la unión europea y si Rusia pone un solo pie, no hay excusas para no intervenir. Luego a Europa y a EEUU le interesa que esa guerra se eternice. Mientras que esté ahí los rusos están entretenidos. Y además, tienen que demostrar que pueden militarmente con Ucrania y, mucho cuidado y con la población. Porque su causa Belli es la de liberar a Ucrania del fascismo. Eso dice él.

    Ahora voy a ver la zona del Atlántico Norte para no volver a equivocarme. Hay un par de países que aún siendo europeos no están en la OTAN. No me quiero volver a equivocar, seguramente dije un país por otro. Soy un desastre para los nombres.

  • Javiierpelaez

    Yo no conozco ningún manual de desobediencia civil que mantenga que te puedes defender de una ocupación por la desobediencia.Si recuerdo a ver leído a Mühler las desobediencias de los noruegos en la ocupación nazi…Ya me resulta curioso que un periódico como público hable de los objetores ucranianos y rusos.(cuándo se han ocupado de ellos?).Yo que dediqué bastante tiempo de mi vida a esto y a estudiar la objeción de conciencia en toda Europa… Evidentemente a los objetores se les trata como el culo en los países del Este…Pero para ser sinceros,y sin que yo tenga claro lo que haría en caso de invasión a mi país,la desobediencia civil no tiene una respuesta global al problema de una invasión…Decir lo contrario es faltar a la verdad…Si esto ocurriera en mi país,yo soy objetor de conciencia en la reserva…Prefiriría,y no sólo,no combatir…Ahora jamás se me ocurriría decir que mi país no tiene derecho a defenderse si lo invaden…Jamás…

  • carmen

    Dónde has leído que he dicho que me echas? Eso no es cierto. Porque entonces no podría publicar ni un solo comentario.

    Pero vete al artículo donde citas a la misma persona que ha intervenido cuatro veces diciendo cosas incoherentes. Como un trueno me sentó. Y te lo dije. Yo juego muy limpio. Y no me va el martirio. En absoluto.

    Y no me digas que me tengo que acostumbrar a que se me contradiga. Da risa solamente leerlo. Estoy defendiendo en solitario la postura no teísta entre las personas que comentan aquí. No me digas que me tengo que acostumbrar a que me contradigan o a que se ignore lo que digo como si fuese humo que se lleva el viento. Fíjate, me has sacado una sonrisa.

    No.

    No me has echado.

    No podría publicar esto. Estaría en espera del moderador.

    No lo he dicho.

    Otra cosa es que decida no aparecer por aquí para alegría de muchos buenos cristianos. Me parto de la risa ya.

    Solamente doy mi opinión sobre esta guerra que me tiene muy muy preocupada. Hasta el punto de que me daba vergüenza hablar con mis vecinos ucranianos. Fui la primera en hablar de este tema. Que me equivoco? Posiblemente. Es lo que pienso. Sin más. Y lo digo precisamente porque creo que aquí lo puedo decir.

    En cuanto a eso que dices del pacto. Me troncho. Eso no lo puede decir nadie que me conozca. Ja ja ja.

    Y ya está.

    Y que me llamen soberbia, inculta, irrespetuosa… eso es un juicio de valor y te aseguro que hace tiempo que dejaron de importarme. Me hubiera muerto si me importase. Hay que dejar a tu marido perfecto en una ciudad provinciana y pequeña cómo ésta para aprender a que te de igual lo que digan de ti. O sea, no sé cómo decirte lo nada que me importa.

    Repito.

    No me has echado. Y mira que a veces habrás estado tentado . Supongo.

    Mucha suerte

  • Juan A. Vinagre

    Solo una breve nota dirigida a Rusia-Putin, a Trump-Biden-USA, a Xi-China, a los fanáticos (también religiosos) de otros países, que desean mandar más… e imponer sus criterios y sus intereses… Por favor:

    –Revisen sinceramente sus VALORES, valores que no llegan a la categoría de HUMANOS, y vean en qué bases se asientan, que pueden ser muy pobres y efímeras.                          –El ser humano está por encima de muchos sábados sacralizados, como etnia, tierra, patria, nación, religiones excluyentes…  -Los Derechos y Deberes Humanos están por encima de leyes particulares, que muchas veces protegen más bien intereses y miserias…  –Si partimos de una concepción del ser humano como valor supremo, veremos que los otros “valores” deben subordinarse al Hombre-Mujer-Niños.  Por eso, revisen, por favor, no solo los valores, sino también la jerarquía de esos valores.  Las armas y las guerras, por ejemplo, no son valores, sino contravalores, que deshumanizan… e indican nuestro nivel de desarrollo humano. Nos radiografían.    –Revisen también su propia mente  (pensamiento, emociones y egos…),  por si están desorientados…  y viven todavía en el pasado  y carecen de visión de futuro. Todo “valor” que haga daño a personas y a su entorno, ¿es un valor auténtico? ¿Nos engrandece?

    –Trabajen por convertirse en más humanos. Trabajen por abrirse a todos, más unidos y solidarios, que todos somos un mismo pueblo.  Las diferencias históricas son cosa menor. No las prioricemos.  Nuestras fronteras son creaciones históricas artificiales, no naturales. Muchas veces creadas para fortalecer egos.  No las sacralicemos.  Trabajen por buscar puntos de encuentro  y de unión…,  que no pasen con  el tiempo.  –No se olviden que somos efímeros y que en el futuro solo mereceremos un  recuerdo -y agradecimiento- como buenos servidores, si nuestros valores y programas y acciones van dirigidas a ayudar y mejorar al ser humano, sin discriminaciones Dejar un buen recuerdo es más importante que encumbrarnos en la miseria psíquica y moral, que tanto ciegan y degradan…               — Y como el ser humano (político o religioso) siempre es y será fallable, defectible, comprendamos, señalemos y perdonemos, en lo posible…   No es la venganza ni el poder, sino el amor (aunque sea chiquito) lo que nos engrandece.                    –En suma, trabajemos para RENACER… y construir entre todos una sociedad más humana y humanizada.(Disculpas por atreverme a dar consejos…, que yo también necesito.)

  • Javiierpelaez

    A lo que hay que añadir que el que no está respetando los corredores humanitarios es Putin porque ha pasado a la fase de destruir a la población civil…Yo no tengo otra información que me haga pensar lo contrario…

  • Javiierpelaez

    Contra lo que dice José Ignacio Calleja corresponde a los ucranianos decidir hasta donde están dispuestos a resistir y a qué precio…Negociar siempre hay que negociar…Pero concentrarse en la resistencia a una ocupación o seguir peleando es una cuestión que ellos tienen que decidir….A Zelenski lo van a fusilar,se mire por donde se mire….También les concierne a ellos en qué condiciones y bajo qué términos se rinden y qué costes quieren asumir…Es su país…A nosotros decidir hasta donde se les puede apoyar…Nadie puede decirle un país que es invadido hasta cuándo se tiene que defender…

  • Aunque sin dar el paso decisivo, se revolotea en torno a la respuesta justa ante la guerra declarada por el bolchevique. Si Ghandi, si Bonhoeffer, si Francisco. Procuraré usar las palabras precisas, uno es hijo del círculo de Viena, con el significado parametrizado.

    Llevo días pensando en la respuesta ética, más allá del derecho internacional. Leyendo a destajo. Uno de los textos más recientes que me han llegado, ceñido a la ética militar, lo transcribo, para hacerse una idea de lo revuelto que anda el campo: “ 
    Over the last 15 years teaching Military Ethics
    in different forces, visiting quite a number of seminars, workshops and conferences on
    the topic, reading books, and researching the circumstances of the broader theme, I was struck by the great diversity of activities and
    concepts firming under the subject Military
    Ethics. Let me give some examples: There
    where cadets, giving shape to the first potential
    Code of Conduct for European Forces, philosophers, discussing the core topics of
    Combatant or Noncombatant, Just War and
    other. I saw ethical dilemmas arising from newest technical
    possibilities like Star Wars or Robotics to ancient Religious Needs, as well as ends of Gender and Diversity in conflict zones
    abroad as well as athome. And this is what has been found over these one and a half decades:· Nobody, no one, has the exclusive truth.· Nobody, no one, has the authority to name his certain value
    system the only correct one.·Nobody, no one, has the elite status to dictate  which of all military activities can be called“Real Military Ethics”.Of course, there are many points of view, much work done in that
    area. Different individuals or
    groups are approaching the theme
    and the questions in their own
    way.”
    No participo de la idea, tranquilizadora para pusilánimes, de que una respuesta de la OTAN desencadenaría la tercera guerra mundial. Una respuesta firme de defensa. Defender a Ucrania sin introducirse en terreno ruso ni bielorruso. El viejo aforismo comunista que oí de mi padre, “lo mío, y lo tuyo a medias, por las buenas o por las malas” no es de recibo ni entre individuos, ni entre naciones. Los militares soviéticos se tentarían el cuerpo antes de pulsar el botón nuclear. Un chantaje que le viene de perlas a Occidente para dejar a Ucrania en el matadero de un ejército asesino. Las medidas económicas. escribí aquí hace días, son pellizco de monja. Lo dijo ayer también Borrell. Biden fue el cobarde que dejó en la estacada a los afganos y fue el mismo que deslizó aquello de que no se actuaría si la incursión de Putin se circunscribía a unas pocas zonas ucranianas.

    La respuesta de Occidente, éticamente inmoral, es de una cobardía desconocida en la historia de la humanidad. La defensa del justo es una reclamación constante en el Antiguo Testamento. Y no fue abolida por el Señor, sino confirmada, pues El mismo era el Justo de Yavéh.

    • Antonio Duato

      De acuerdo, José María, que nadie puede decir que tiene la verdad absoluta sobre lo que es más etico hoy para responder a la invasión de Putin. Puedo suscribir ese mensaje en inglés que nos transcribes. Pero, ¿puedes decirnos si es una publicación quién es el autor?

      • El texto es sobre la actuación miliar en el extranjero. La referencia es
        Aspects of Military Ethics in Missions Abroad – an European Approach for Professional Soldiers”
        Paul Ertl
        Academia Letters
        Academia Letters es una red universitaria internacional online que ofrece a los socios las novedades, incluso inéditas,  sobre una cuestión actual. Esta letter en cuestión es un texto de cinco páginas, que es un sector al que suelen invitarte si quieres exponer tú también algo sobre lo que estés trabajando, revisado por pares.

  • carmen

    Hola José Ignacio. Te escribo únicamente a ti. Y si me entresacan una frase para ridiculizarme, no hagas caso. Sé que me vas a leer entero el texto que te escribo. Es muy cortito.

    Según estoy entendiendo a Ucrania se le está utilizando como barrera para salvaguardar a la Europa comunitaria , a ña OTAN, para evitar que Rusia llegue a tener frontera con Polonia que es comunitaria y miembro de la OTAN. Porque si Putin pusiese un solo pie en territorio OTAN, la guerra estaría servida. Y hablamos de una guerra en toda Europa. Y EEUU intervendría. Por eso interesa eternizar la guerra en Ucrania. Mandándole armas y aviones o lo que haga falta. Mientras que las medidas de sanciónes económicas hagan efecto en la población rusa y provocar una revuelta interna. También están atacando la economía de los oligarcas rusos que son los que mantienen a Putin en el poder. Esperan que no les salga a cuenta seguir apoyándole. Pero esto es más lento. Por eso Putin quería una guerra relámpago, para no desgastarse, pero la jugada no le ha salido bien. Hay pueblos que en determinadas circunstancias con el líder adecuado prefieren morir luchando y eso justo es lo que está aprovechando La OTAN. Nadie se lo esperaba. Ha sido un regalo caído del cielo porque con un gobierno títere de Rusia en Ucrania, ya te digo, Rusia tendría frontera con Polonia.

    Ahora van a por Odesa , estaba claro, quieren dominar el acceso al mar. Con un poco de suerte deciden retirarse porque habrían conectado toda la zona del Dombás o como se escriba ese río, que ya consiguieron con la anexión de Crimea.

    Hace días leí que EEUU había dicho que un ataque a los países nórdicos Europeos se consideraría como un ataque a la OTAN, pero es que ellos no son de la OTAN, no entendí. Y de repente me acordé de un tratado que en la segunda guerra mundial hizo , creo que fue  Finlandia,    por el que le cedió territorios de Groenlandia a EEUU a cambio de que interviniese en la segunda guerra. Y los EEUU tienen bases allí. Entonces entendí, porque aunque Finlandia y Noruega no pertenezcan a la OTAN, tienen acuerdos. De hecho han solicitado estos días el ingreso en ella.

    Porque lo que no se puede consentir es que Rusia ataque por dos frentes, el de Ucrania y el del Atlántico Norte.

    Esto no es una guerra De Ucrania, eso es lo que desea todo el mundo, que se eternice en Ucrania. Pero hay mucho, muchísimo en juego y es la paz en toda Europa, con el sacrificio de Ucrania.

    Todo esto lo sabían todos desde hace años, exactamente desde la anexión de Crimea, pero no creían que Putin se atreviese a dar el paso para tener frontera con la Europa comunitaria. Pero se ha atrevido y además el pueblo liderado por un actor no lo ha consentido y han visto los cielos abiertos para mandar armas y aviones y todo el material de guerra que necesiten los ucranianos. Porque ellos están salvaguardando Europa.

    Tampoco les permiten la entrada en Europa comunitaria porque entonces ya tendría frontera Rusia con ella.

    Aquí hay un cinismo brutal. Las personas estamos horrorizadas con las noticias, las imágenes de la guerra, hay una respuesta de las personas normales en toda Europa maravillosa. Pero es un problema enorme al que nos enfrentamos. La paz en Europa está amenazada con un conflicto global , eso no se había visto desde el 39. Digo conflicto global.

    Esto no va de cristianos. En absoluto. Por favor. Estamos perdiendo la cabeza. Hay cristianos en Rusia y en toda Europa. Por favor. Y se da la circunstancia de que las esperanzas de mediación están puestas en China, que da una de cal y otra de arena, no sé sabe qué le interesa a China. Está como sopesando de qué lado se pone en el conflicto. Como crea que ha llegado su momento apoyará a Rusia y si no, pues no. Es todo un enigma. Y ellos, insisto, no son cristianos.

    Perdona que te utilice para decir todo esto, pero no voy a consentir que después de unos cuantos años escribiendo aquí, con felicitaciones incluidas de personas que te asombraría saber. Con peticiones para escribir en la columna diaria o post como le llama la gente guay, con foto incluida, se me despida ridiculizándome. No lo voy a consentir.

    Ahora sí. Ahora ya me callo.

    Y que los buenos cristianos recen mucho por La paz. Y que pidan a sus líderes religiosos que intervengan. Yo sigo a mí aire, pensando muy fuerte muy fuerte, por favor, por favor, abre esas cabezas al sentido común. Por favor, que paren esto. Por favor. Que entiendan el alcance del desastre humanitario al que nos pueden conducir. Por favor. Por favor.

    Pero es una petición ridícula, porque no creo que Dios sea Puro Amor. Eso me inhabilita por completo para eso que ellos llaman orar y hablar con Dios.

    Pues bueno.

    Pues ahora estoy en paz.

    Perdona por utilizarte.

    Te aprecio un montonazo. Lo sabes. Sé que hay gente que me aprecia también aquí. Os quiero muchísimo a muchos, pero no voy a consentir que lo último que se me diga es que estoy llena de confusión, que digo cosas absurdas y que no sé de lo que hablo. Ves? Soy del tipo de persona que si fuese joven y ucraniana estaría en mi país. Y es que cada uno nace como es y se puede cambiar muy muy poco, o sí, pero cayendo en neurosis.

    Un abrazo fuerte.

     

     

    • Antonio Duato

      Nadie te echa de ATRIO, Carmen. Sí que son muchos los que te estiman y yo el primero que te lo demostró. Y, sabiendo lo bien que comunicas, te invité varias veces a escribir artículos, con foto o no. No volveré a citarte, aunque no creo que en otro sitio sacara de contexto tus frases.

      Pero si, a pesar de todo quieres seguir paticipando en los hilos de ATRIO, tendrás que saber soportar que alguien te contradiga o que, al menos, te haga alguna pregunta.

      Aunque iba dirigida a José Ignacio he leído con atención tu carta y he intentado entenderte. Estoy de acuerdo en que todo está muy liado. Yo mismo estoy confuso y perplejo y busco como todos aclaraciones y me permito dudar de que la solución estratégica mejor para los ucranianos sea la no violencia de Gandhi.

      Tú dices que todo se debe a que Rusia no quiere tener fronteras con la Unión Europea y menos con la OTAN. Y tal vez por eso a Europa le conviene que se prolongue la guerra, para estar activa en Ucrania, limitando con Rusia. Pero ya otros paises de la UE tienen frontera con Rusia: Letonia, Estonia y Finlandia. De ellos, dos países bálticos están adheridos al pacto de OTAN. Y lo está también Noruega, fonteriza por el norte, aunque no es de la UE. Y lo que dices de Groelandia no tiene nada que ver con Finlandia, sino quee es terrritorio de Dinamarca, miembro ya de la OTAN y de la Unión Europea. Nada esencial cambaría si Ucrania fuera capaz de elegir sus pertenencias y alianzas libremente con uno u otro bloque. De eso se trata.

      Voy a publicar, Carmen, un documento de comunidades cristianas de Murcia que me han enviado. Me gustaría que les dijeras lo que opinas. Y no digas que te echo de ATRIO. Quisiera que siguieras, aunque respetaré lo que decidas. No vaya alguien a pensar que tus peleas con el moderador son un reclamo pactado para hacer más interesante este aburrido y serio blog.

  • Antonio Duato

    Querido Salvador:

    Te escribo en este hilo que surgió de tu corazón conmocionado por la guerra de Putin invadiendo Ucrania. Y agradezco que hayas reconducido el hilo con tu carta de un CUALQUIERA a todos los CUALQUIERA, no a los poderosos responsables de tanto sufrimiento. Creo que todos habremos captado lo que querías expresar, la invitación a generar pequeñas células que reflexionen y decidan en grupo cómo actuar en función de cada circunstancia. Actuar organizados y coordinados con otras células, utilizando nuestra gran voz junto a estrategias y hechos siempre alineados en favor de las víctimas y los más débiles… yendo decididos, posicionados como flechas… Muchos han caído en la brega, pero han señalado caminos a seguir. Y, en especial, hay uno, lo tengo clarísimo, que dio con la ruta acertada.

    Pero lo que me preocupa esta tarde del décimo día de esta guerra que nos penetra hasta los tuétanos al hacerse tan presente con los media de hoy -yo llevo arrastrando ochenta y seis años el impacto producido a un niño de cuatro años por las sirenas y apresuradas bajadas a los refugios, cuando los bombardeos a mi Valencia republicana-, es que aún no tenemos claro cuál es la opción que hoy a sus seguidores invita ese otro CUALQUIERA que para tí señaló la ruta más acertada.

    En la actual situación en que se encuentran los ciudadanos ucranianos, ¿recomienda Él en concreto que depongan las armas, no hagan más cócteles Molotov y no acepten las armas que otros países les ofrecen? ¿Tienen que poner la otra mejilla a Putin y rendirse sin más? ¿Tienen que limitarse a esos gestos simbólicos de oponer sus cuerpos a los tanques que pueden estar lanzando mísiles por encima de ellos a sus hogares, escuelas y hospitales?

    Nuestro querido amigo José Ignacio Calleja acaba de escribir en este sentido, recomendando la estrategia de Gandhi. Pero yo no estoy seguro de que hoy las circunstancias de esta invasión impongan el rendimiento del gobierno y combatientes ucranianos como la estrategia más cristiana. En otro momento diferente Dietrich Bonhöffer vio que el compromiso cristiano le llevaba a unirse a otros en un proyecto secreto armado de matar a Hitler. Casi lo consiguieron. Pero a él le costó la horca.

    Y, para aumentar más mi perplejidad en la difícil encrucijada actual, me encuentro que el más alto responsable de mi iglesia cristiana sigue evitando pronunciar incluso el nombre del Herodes de hoy, con la valentía y riesgo con que lo pronunció en alto Juan el Precursor, alabado y seguido por el Galileo. Suelo todos los domingos unirme al Angelus de Francisco y rezo con él y por él, escuchándole con atención. Hoy ha empezando defraudando porque el relato de las tentaciones de riquezas, audiencia mediática y poder no lo ha aprovechado para hacer al menos una pequeña autocrítica de la “mundaneidad” -expresión suya- en que cae la Iglesia (y él con ella), sino solo para recomendar que “nunca entremos en diálogo con el diablo, es más astuto que nosotros”.

    Y habría pasado esta referencia al diablo real por alto si al final, cuando ha hecho una referencia a la guerra (es verdad que al menos ha utilizado esa palabra penalizada en Rusia) no hubiera concretado bien quién era el responsable y se hubiera referido con valentía desde ese balcón de su palacio a Putín o al gobierno de la Federación Rusa. ¿Qué es lo que le está frenando? ¿El perder imparcialidad para hacer un día de intermediario? Eso es mundanidad, no parresía, que es lo que hoy necesitamos.

    Y lo peor, lo que ha sido más frustrante para mí hoy, es que haya dicho que “En estos días, dos cardenales han partido a Ucrania, para servir a la gente, para ayudar… La presencia de los dos cardenales allí es la presencia no solo del Papa, sino de todo el pueblo cristiano que quiere acercarse y decir: “¡La guerra es una locura! ¡Deténganse, por favor! ¡Miren qué crueldad!”.

    No. No es lo mismo ir él mismo, que enviar a dos cardenales. Y, para postre, me entero que ha mentido al decir que “sono andati” (ver palabras textuales en vatican.va), cuando me entero que estos dos cardenales, cuyos nombres ha señalado, están en Roma, preparando un viaje para los puntos fronterizos de Polonia y Moldavia, con solo posible entrada a la parte de territorio ucraniano, para hacerse la fotografía como Blinken, el Secretrio de Estado. Ver sobre esto lo que dice Luis Badilla, en su blog que recomendaba el otro día.

    Me dice Alberto, buen amigo, que reltiviza esta guerra con las otras que hay en curso en África, que no tome tan en serio estas cosas del señor Papa, que es tan clérigo y tiene que ser tan “correcto” como fuimos nosotros en otro tiempo. Es verdad. Tal vez en esta cuaresma haya que hacer penitencia (cambio de mentalidad) por los propios errores. Pero me duele que este papa de Roma, precisamente éste, no se distancie más del legitimador patriarca de Moscú.

    Y, con esto, quedo a la espera de lo que nos dirás tú, querido Salvador, el martes próximo sobre las Bienaventuranzas.

    •          Querido Antonio, ya que me citas en algo que escribí hace unos días, y esto es importante, porque el tiempo vuela e influye, ¡no determina!, en una posición ético-política, yo no me tengo estrictamente por gandhiano. No he vuelto a leer lo que escribí, nunca lo hago, pero gandhiano debo parecer; otros me lo han dicho. De fondo soy gandhiano sí, en su traducción de no violencia activa, muy activa. Es la lógica de Jesús, la que prevalece claramente en él, y la que creo más ética y eficaz a medio y largo plazo. Además corresponde a mi carácter moral y sicológico, (más que a mi inteligencia analítica). Controlar la reacción descontrolada cuando tengo razón, ¡también cuando tengo razón!, y sobre todo, si me voy a hacer mucho daño, mucho daño, me parece imprescindible. No me atrae cómo llegar a héroe si la alternativa que me proponen la veo prácticamente inviable.  Este es el caso.
       
               En este caso, me duele saber que ha habido varias oportunidades para negociar en quince años y no ha interesado; es importante reconocerlo, ha habido varias oportunidades para negociar y no ha interesado; en Rusia poco, en Occidente, menos; y en este caso, viendo quién es Putin, cuál es su poder de muerte, y el paso por adelantado que ha dado, defiendo que una respuesta militar solo serviría para provocar millones de víctimas por ambos lados, con la única duda de quién pone más millones. ¿Cómo puedo elegir en esa alternativa y tomarla como lucha por la libertad porque es contra un tirano?
       
               Si yo no veo salida por medio de esa guerra, no quiero que me ofrezcan esa solución. Quiero otra que me permita esperar el menor daño posible frente Putin, y esta es negociar como sea; con China, con Turquía, con Cuba, con Francisco y Cirilo, con quien sea como intermediarios, pero negociar para parar la guerra, y jugar las cartas fuera de ella. Soy un ghandiano con sentido de la realidad en cada caso, un ghandiano que no excluye todo uso de la fuerza armada legítima por exigencia de las víctimas; no solo de mis derechos, sino sobre todo de los derechos de las víctimas, pero siempre que les sirva o salve, no que nos lleve a todos al matadero. Hablo de la fuerza legítima. La mínima posible, vigilada, reglada, pero la reconozco para superar el conflicto, no para ahondarlo y provocar mi martirio u otro más general. Es injusto, además de estúpido, para mí, ¿por qué elegirla, a menos que la imponga sin salida alguna el tirano, y yo pienso que todavía no ha llegado ese momento? Es más, por su dureza y hasta locura, medito qué salida ofrecerle, pues a una fiera siempre se le deja escapatoria, aunque sea para recomponer la posición propia.
       
               Yo a la política no le pido que me lleve a la guerra, sino que me la evite, y si no sabe, no vale como política-políticos. Hay una invasión, una guerra de invasión, y ha pillado a todos los inocentes de occidente con el pie cambiado, -porque otros la tenían prevista y la veían como guerra menos mala en sus planes de hegemonía entre potencias-, luego juguemos las cartas de otro modo más inteligente. Negociar y negociar, y presionar y presionar, hasta al amanecer. Por orgullo y decencia, es natural, la mayoría de los ucranianos está defendiéndose y luchando contra el invasor, la Rusia de Putin. Lo entiendo, pero a mi juicio, no aciertan. Hay un momento en que ya no aciertan. Sería mejor refugiarse en el embargo de occidente, organizar ya la resistencia, y ver qué oportunidades menos crueles para ellos se les plantean. Es aplicar la lógica de la dignidad inteligente con posibilidades de ganar después lo que hoy se pierde, frente a la dignidad martirial por una causa política inmediata y absoluta.
       
               Este es mi modesto planeamiento ético-político, porque la realidad ahora mismo no está para máximos morales de perfección de la soberanía nacional de Ucrania, ¡una ruina para ellos y para todos!, sino de mínimos morales de justicia, es decir, parar la guerra cuanto antes, hacer recuento de daños, y tomar buena nota de cómo a Putin lo sacamos del terreno de juego. (¿El modo? Entiendo muy bien a D. Bonhöffer, no se lo reprocho moralmente, pero yo no tengo, creo, ni su valor moral ni el personal. Luego no soy tan gandhiano). Pero, claro, hay que señalar que otros que dirigen el G8 o el G20, afinan las maneras, pero no son mucho más de fiar. Bien, eso lo sé, pero ahora hablamos de Putin, no tenemos futuro a su lado, y las comparaciones son odiosas.
              
               Te agradezco la atención, Antonio, y a cualquiera que esto lea. Saludos.

  • salvador santos

    Carta a CUALQUIERA (me incluyo)
     
     
    Querido/a CUALQUIERA: Te nombro en singular y destacándote con mayúscula para que sepas que me dirijo no a un colectivo, sino a ti en particular, CUALQUIERA que seas. Nosotros somos mayoría en todos los países. A pesar de tener tan abrumadora ventaja, unos cuantos nos dominan, nos manipulan y nos engañan tratando de aprovecharse de nuestra fuerza. A los CUALQUIERA se nos tiene por cualquier cosa y… ¡así va la cosa!
     
    Y ¡ya está bien! ¡Es hora de jugar el papel que nos corresponde!  ¡El de protagonistas y no, el de simples figurantes! Nos toca alzar la voz diciendo quienes somos. Porque nosotros no somos gente sin importancia que ni pincha ni corta; no somos unos del montón ni títeres ni el último mono. No somos un cualquiera. Nosotros, somos los CUALQUIERA, que no es lo mismo. Y CUALQUIERA… quiere decir: PERSONA, SER HUMANO. No hay nada más grande que ser humano. Y eso es, querido/a CUALQUIERA, lo que deseo pedirte con esta carta: que nos decidamos a ser humanos, a ser personas. Personas, no solo con voto, sino con voz, con una gran voz. Porque, aunque no tengamos el micrófono, nosotros tenemos la gran voz. Y hemos de decir: ¡hasta aquí hemos llegado!
     
    Y cuando digo “heMOS llegado”, me refiero a nosotros, no a otros, a aquellos que han renunciado a ser humanos. Esos no llegan al final a ninguna parte. Nosotros, en cambio, hemos avanzado bastante; aunque no nos engañemos: hemos venido por un camino equivocado: el de la neutralidad. Y la neutralidad…, lo he repetido otras veces en otras cartas…, la neutralidad ha matado a más gente que todas las guerras juntas. Incluso las guerras se producen porque nosotros los CUALQUIERA permanecemos neutrales. Así que nos toca hacer la revolución; pero la revolución auténtica. La revolución auténtica es aquella enunciada con otra preposición. No es una revolución ‘contra’, es una revolución ‘hacia’. Se trata de revolverse desde la dis-cordia hacia la con-cordia. Para hacerlo, no queda otra, sino tomar partido por la armonía que nos hace humanos. Esa debe ser la tarea de los CUALQUIERA: La concordia. ¡Y hay que repetirlo alzando la voz a los cuatro vientos!
     
    La concordia exige que acabemos con el hambre, la mayor tragedia humana. Los emigrantes son los escapados del hambre, buscadores de pequeños rincones con una pizca de futuro. Pero no nos equivoquemos: Los emigrantes salen de sus casas y arriesgan la vida por razón de que les hemos arrebatado con violencia sus bienes durante siglos. De modo que acabar con el hambre y la emigración de los hambrientos requiere que los CUALQUIERA abandonemos el silencio cómplice y comencemos a devolverles todo lo que les pertenece. No podemos pasar ante ellos como si el asunto no fuera con nosotros.
     
    La concordia nos reclama también que no dejemos hacer a sus anchas a quienes dicen representarnos. Somos nosotros, los CUALQUIERA, quienes les dejamos hacer. Y necesitamos dejarles hacer solo aquello que nosotros queremos que hagan. Por lo tanto, nosotros, los CUALQUIERA no toleremos el dominio de nadie ni aceptemos imperios dominantes. Los imperios dominantes matan, invaden, destrozan, dividen, arrasan y, a su paso, solo dejan ruinas y arruinados. El sufrimiento, las heridas, el abandono que genera su violencia contra los CUALQUIERA, sean de donde sean, nos lo hacen a nosotros.
     
    Los CUALQUIERA queremos ser nosotros; que cada uno esté en su sitio y los sátrapas, dictadores, asesinos, violadores… en ninguno. No hay que dejar sitio a quienes se ocupan en ocupar ellos todo el sitio. Tardaremos en desterrar la violencia y los medios que ellos emplean. ¿Cómo permitir que se aniquile la vida de CUALQUIERA? Tardaremos, pero será de nuestra responsabilidad empeñarnos en lograrlo comenzando con una presión pacífica, pero constante, por sentar bases que hagan inviable la violencia.
     
    Pero ¿cómo emprender esta tarea? Cualquier faena requiere un inicio, una puesta en marcha más allá de la indignación. A mi juicio, el primer paso consiste en salir del individualismo y generar pequeñas células que reflexionen y decidan en grupo cómo actuar en función de cada circunstancia. Actuar ortanizados y coordinados con otras células, utilizando nuestra gran voz junto a estrategias y hechos siemrpe alineados en favor de las víctimas y los más débiles. El viento sopla en nuestra contra, pero yendo decididos, posicionados como flechas, superamos su oposición. Hay quien ha sido pionero en avanzar entre fuertes temporales. Muchos han caído en la brega, pero han señalado caminos a seguir. Y, en especial, hay uno, lo tengo clarísimo, que dio con la ruta acertada.
     
    Un abrazo de este amigo CUALQUIERA.

    • mª pilar

      Soy una cualquiera, que me uno a esta petición y quiero salir del anonimato aunque esta salida peda arrastrar miradas furibundas o cuestiones peores.

      No se como y donde podría hacerlo, pero empezaré por l@s míos, poniendo su verdadero nombre a lo que están sufriendo otros(as cualquiera; y diciendo lo que de verdad está sucediendo.

      Gracias amigo…Cualquiera…luchar con armas con quien está saturado de ellas y además, es dudoso su sentido común, solo nos traería más desolación y muerte. Hay que defender primero desde todas partes del mundo, a todos/as las cualquieras con todos los medio imaginables, porque pregunto:

      ¿Todos están agotados?

      Estoy contigo y con aquellos cualquiera que así decidan actuar.

      Gracias de corazón.

       

       

  • Javiierpelaez

    Muchas gracias Antonio

  • Antonio Duato

    La verdad es que esperaba que esta vez el hilo de comentarios se convirtiría, como pedía por sugerencia se Salvador Santos que no sé si trasladé bien, en una colección de cartas escritas desde las entrañas de cada uno a Putín o a otros poderosos del mundo a de las religiones (como yo me atrevía al final de mi artículo).

    Pero están bien todas las reflexiones. Aunque me atrevo a señalar como el comentario más directamente salido de la entrañas y no solo de la razón discursiva, el último de Javier Peláez, que habla de cómo vivió la guerra de los Balcanes y lo que siguió al 11S.

  • Javiierpelaez

    Lo de la iglesia ortodoxa rusa es básicamente lo que hacen todas las iglesias con fuertes alianzas con el poder de turno en caso de guerra…

    Unos dicen que a Putin le importa un huevo la religión (ahora sabemos que cuando venía a Altea Hills en Altea de vacaciones frecuentaba esa iglesia que los que hemos estado por allí contemplábamos con espanto porque nos parecía una horterada o pastiche bastante considerable a pie de carretera,seguro que construida con pasta de oligarca); en la versión de un cura ortodoxo de la CMadrid, Putin utiliza la religión…Podríamos decir que nadie se deja utilizar si no quiere… En general,se puede decir que los cristianos somos muy poco cristianos… Como a mí se me fue la olla de una forma bastante considerable en 1991, estaba estudiando la oposición con la guerra del golfo de fondo (aparte de otros problemas personales, creo que, como el mundo se volvió loco, yo decidí volverme loco de remate..) procuro no intoxicarme televisivamente no vaya a acabar alcoholizado…Me resulta curioso lo que comentaba un corresponsal desde Leópolis (desde donde salen los refugiados en Ucrania) es una ciudad desbordada donde la gente hace su vida normal: la gente va a trabajar, hace su vida normal…El ser humano es así…Tenemos que seguir viviendo…Luego las derechas son bastante belicistas…Oí a Piqué(el exministro pepero) no descartar bombardeos estilo Serbia…A las derechas les va la marcha…Yo soy partidario de mandar armas porque ,no siendo nada belicista,nunca oí a Unidas Podemos proponer una ley de control de armas dado que vendemos armas a diversas satrapías bastante peores que los ucranianos…Lo que ocurre es que todo esto de la guerra se convierte en un espectáculo de política interna…y claro… ahí se jode el asunto…Yo creo que por puro egoísmo hay que intentar que a Putin no le salga esto barato porque no sabemos que intenciones tiene aparte de tomar Ucrania a cualquier precio…

    Por lo demás este mundo tiene diversas ventajas que a uno le dan esperanza, fuera que las reacciones internacionales  que son comprensibles porque cada uno sangra por su herida o le pilla más cerca o más lejos este asunto (yo esto lo comprendí el 11S cuando un latinoamericano me dijo “el que siembra viento, recoge tempestades…):

    1.El mundo está económicamente hiperconectado y una guerra total,nos traería la ruina económica mutuamente asegurada.

    2.Hoy la propaganda de guerra lo tiene más difícil porque hay grandes canales alternativos de comunicación…

    De todas maneras desde que empezó la pandemia vivimos en una atmósfera altamente surrealista…En cuanto a las iglesias,volviendo al principio,los grandes poderes eclesiásticos no tienen remedio…Si volviera Jesús los echaba a latigazos del templo…

  • ana rodrigo

    No quiero olvidarme de las personas mayores que ni siquiera tienen fuerzas para poder salir de su país.

    Tampoco quiero olvidarme de los miles de inmigrantes procedentes de África, del pueblo sirio, del pueblo palestino, de Afganistán, Yemen, etc. Si con la inmensidad de dinero que se están gastando en todas estas guerras, y la inmensa cantidad que gastan en fabricar y vender armamento, lo empleasen en el desarrollo de los países empobrecidos por los países ricos, el mundo sería un paraíso. Pero no, muchos se empeñan en que en el Planeta haya paraísos y haya infiernos, y haya paraísos fiscales para esconder su dinero.

  • ana rodrigo

    La cuestión política es muy, muy compleja, y los medios de comunicación nos están actualizando lo que ha pasado en estos últimos años de gobierno de Putin y de su persona y personaje.

    Pero lo más importante de cualquier guerra es la parte humana, el sufrimiento y muerte de millones de personas, que no importan en absoluto a los responsables de la guerra, sean del tiempo que sean y por los motivos que sean.

    De lo que se deduce que con respecto a las guerras hay autoridades políticas, autoridades militares, autoridades económicas, y, dentro de éstas e incluso fuera, hay autoridades morales, que deberían centrar su atención en los derechos de los seres humanos, en las víctimas.

    Diríamos que ésta debe de ser la única función que le compete a las religiones y, como estamos hablando de la religión católica, al Papa Francisco como autoridad moral internacional, junto a otros líderes religiosos sean de la religión que sean.

    Y, a pesar de su edad y su salud, debería hacer algún gesto “heroico”, con las debidas precauciones, como dice A. Duato, para demostrar que tod@s podemos ser víctimas por defender la paz. Apoyo tu carta, Antonio.

    • ana rodrigo

      Debo añadir mi admiración por el pueblo polaco. por el voluntariado, por las ongs, por tantas personas a título personal en varios países que están manifestando la grandeza de la que es capaz el ser humano y por el gesto de la UE de acogida total a todas las refugiadas, la mayoría mujeres con sus hijos e hijas, sin pedirles papeles. Gracias, gracias, sois la imagen de lo que tant@s quisiéramos hacer y no podemos.

  • Gonzalo Haya

    La vida no es tan simple como queremos imaginarla. Creo que Carmen y Jorge Tirado tienen razón; pero cada uno afirma un aspecto de nuestra actitud respecto a la invasión de Ucrania. Es políticamente inadmisible, y humanamente catastrófica, la invasión de un país; pero cuando estalla un conflicto es porque viene gestándose durante mucho tiempo. La expansión de la OTAN es una expansión del imperialismo de EE UU. Cada país fronterizo tiene derecho a decidir si se une a un grupo o a otro, y el Gobierno actual de Ucrania (¿también todo el pueblo ucraniano?) ha preferido acercarse a Europa y a la OTAN. Rusia, como ha hecho siempre EE UU, quiere evitar la progresiva aproximación de sus adversarios hasta sus fronteras. No habría problema si todos buscáramos el bien común y no pretendiéramos nuestro progreso a costa de los demás; entonces no seríamos adversarios unos de otros; pero esto es un deseo, o una tendencia, utópica. La solución podría ser darnos mutuas garantías de no agresión, pero sabemos que unos y otros incumplimos las garantías. La vida obliga a tomar una decisión aquí y ahora. Nosotros pertenecemos a Europa y a la OTAN; la agresión ahora la ha cometido Rusia, y el pueblo ucraniano es quien más la está sufriendo. A nosotros de momento nos corresponde proteger a Ucrania y condenar a Putin; esto “de momento”, porque a medio plazo también nos corresponde condenar el imperialismo político y militar de EE UU, y el imperialismo financiero de unos y otros, porque ese imperialismo se salta las fronteras geográficas.

     

  • carmen

    No.

    No, no somos hipócritas. Somos Europeos y vemos que la vida en nuestro continente puede volver a los tiempos de las guerras que nos asolaron en el siglo XX. O incluso peor porque la contaminación radiactiva no existía entonces, se descubrió al final con las dos bombas nucleares sobre Japón. Estamos muy preocupados y queremos evitarlo. Ese es el momento actual de Europa. La posibilidad de una guerra  es cada día que pasa , mayor.  Y queremos evitarla. No sé si será posible. Veremos.

     

  • JORGE TIRADO COLON

    yo, la verdad es que no apoyo ninguna invasión;  ahora bien,  pregunto yo,. que fué lo que sucedió cuando ucrania se proclamó república y ha estado desde entonces bombardeando a Dogansk y Lumnesk;  donde demonios han estado losque hoy dia critican a rusia por invadir  a ucrania, donde demonios han estado esos críticos de hoy en dia, cuando  los estados unidos invaden cualquer nación soberana en alass d ela democracia; donde han estado ccuando los puertorriqueños hemos solicitado,(año tras año a las naciones unidas, nuestro derecho a la libre asociación-independencia; que les ha pasado porqué han sucumbido a las presiones de ls estados unidos,,,…NO< NO, No, yo no respaldo ninguna invasión de nadie contra nadie, pero NO SEAIS HIPOCRITAS!!!!!!!!!!!!!!!

     

  • carmen

    A ver si logro explicar lo que pienso sin molestar a nadie.

    Putin es un cínico y un asesino y…en fin.

    Pero no es el único cínico. Esto se veía venir. Lo dijo Biden una semana antes. Y recuerdo lo de Crimea con horror. Uno de mis hijos estaba por allí ejerciendo de ingeniero. Y no sucedió nada en Europa. Esto viene de años EUU no va a intervenir. Porque no le interesa y porque Europa le es lejana. Sí le interesa La OTAN. Claro que le interesa. Y sus bases por toda Europa. Claro que sí. Pero los europeos somos como esos puntitos que decía Orson Wells en su personaje de la película El Tercer Hombre.  Y Biden es católico.

    Europa estaría encantada de que la guerra se eternizarse en Ucrania y así estar a salvo detrás de sus fronteras de la Unión Europea. Y Europa es cristiana.

    Se da la circunstancia de que parece ser que la interlocutor ideal es China, porque esa es otra que va a lo suyo y ahora mismo está en ser una potencia económica de primera. Y, parece ser que dicen que sería la intermediadora ideal porque da una de cal y otra de arena. No condena pero no le dice a Rusia: has perdido el juicio. Porque si a EEUU no le interesan nuestras vidas ni te cuento a China. Pero las circunstancias mandan. Y China no es Cristiana.

    En cuanto a los países árabes, cuidado con ellos porque petróleo y gas tienen a mantas  . Y son musulmanes muchos de ellos.

    Así que diría que la religión debería de quedarse al margen. No hay que liarla más. Quién quiera escribir cartas a Putin me parece genial, si se hace en nombre de Atrio. Org, también, pero yo no diría nada de cristianismo ni esas cosas. No me parece oportuno. Esto es un problemón mundial si se complica, sea cual sea la religión. Va de humanidad a tope. No va de Dios ni de dioses .

    Por otra parte tenemos a un líder católico supercarismático. Que hable él en nombre de los católicos. Como Pío XII en la segunda guerra mundial. Bueno, un poco más claro.

    Es mi opinión como persona que interviene en Atrio.

    Supongo que no lo compartirá nadie, pero me gusta dormir todo lo tranquila que pueda.

    Si he molestado a alguien, no es mi intención.

    Buenas noches.

Deja un comentario