INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6369 Artículos. - 99631 Comentarios.

La creciente preocupación del Vaticano por el camino sinodal de Alemania

Este es el artículo que ayer prometí, dentro de la serie sobre las reformas de Francisco, analizadas con realismo crítico. Ahí estamos. Ho se me han adelantado los del BIZKAIKO ABADEEN FOROA y me aprovecho de su traducción. Parece que Alemania, Francia. Australia y Latinomárica llevan su camino sinodal con fuerza e inciativa propia. No hace falta que Francisco les despierte. España en cambio parace que piden al papa que les dejen dormir un poco más. ¡Quién va a crear más problemas a Roma? ¿España o los otros? Apasionante panorama, chicos. Lo que sea se verá pronto. AD.

En el proceso sinodal que tiene lugar en Alemania han surgido demandas de cambios profundos en la Iglesia Católica, causando una gran angustia entre algunos funcionarios del Vaticano.

Fuente:   La Croix International | Por Loup Besmond de Senneville

Una de las grandes preguntas en la mente de muchos funcionarios del Vaticano en este momento es cómo terminará finalmente el llamado “Sínodo alemán”.

Los católicos del otro lado del Rin lanzaron el camino sinodal (der Synodale Weg) en 2019 tras un informe devastador sobre las fallas en la gestión de la Iglesia de la crisis de abuso sexual del clero.

El proceso sinodal de Alemania incluye la participación del clero y los laicos. Han surgido propuestas para cambios significativos en el gobierno y la práctica de la Iglesia, lo que está causando una preocupación considerable entre algunos funcionarios en Roma.

Con otra asamblea plenaria programada para el próximo mes, se espera que el camino sinodal concluya en la primavera de 2023.

Todo el proceso de la Synodale Weg ha atraído críticas del Vaticano, especialmente porque algunos de los grupos de trabajo del camino sinodal están exigiendo cosas como el fin del celibato sacerdotal y la ordenación de mujeres.

Esto explica, en parte, por qué los funcionarios de la Curia Romana han mostrado reticencias hacia el informe emitido en octubre pasado por la Comisión Independiente sobre Abuso Sexual en la Iglesia (CIASE) de Francia.

Temen que el informe Ciase pueda abrir la puerta en Francia a un proceso sinodal más radical como el que se está llevando a cabo actualmente en Alemania.

 

“Podríamos haber ayudado a enmarcar las cosas”

Ciertos funcionarios curiales han criticado a los obispos alemanes por perder el control del proceso, diciendo que se han embarcado en un viaje arriesgado sin consultar realmente a Roma.

“Podríamos haber ayudado a enmarcar las cosas, para que fuera un proceso viable”, lamentó un prelado del Vaticano.

“Pero no querían ser desafiados”, dijo.

Este funcionario en particular, que está bastante familiarizado con las discusiones que se están llevando a cabo con la Iglesia alemana, no oculta ser “escéptico” sobre el Synodale Weg.

El Vaticano ha hablado públicamente en varias ocasiones sobre el proceso alemán.

En particular, el Papa Francisco escribió una Carta del Santo Padre a los fieles de Alemania en junio de 2019.

En este extenso texto, alentó a los católicos alemanes a continuar sus reflexiones, pero les advirtió contra la “tentación” de apuntar a “reformas puramente estructurales”.

También insistió en que había que “dar prioridad a la evangelización”.

 

“Han explotado el tema de los abusos”

El cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos, emitió otra carta tres meses después con sus propias advertencias contra el enfoque alemán.

Luego llegó una tercera carta en septiembre de 2020.

Emitida por el cardenal Luis Ladaria SJ, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), rechazó una propuesta de los obispos alemanes para permitir, bajo ciertas circunstancias, la hospitalidad eucarística entre católicos y protestantes.

Ladaria confió en privado que ya no reconocía a la Iglesia alemana que conoció cuando era un joven jesuita mientras estudiaba en Frankfurt.

“Han explotado el tema del abuso para exigir una redefinición del sacerdocio y el papel de la mujer”, dijo un observador alemán de Roma.

“Están en el proceso de definir un tipo diferente de iglesia”, dijo esta persona, haciéndose eco de una crítica que a menudo se escucha en los pasillos del Vaticano.

 

Una grieta más profunda entre Roma y Berlín

Si el camino sinodal alemán está siendo observado de cerca, es también porque la Iglesia Católica en Alemania es la más rica del mundo.

El impuesto anual de la Iglesia, que, entre otras cosas, los fieles deben pagar si quieren recibir los sacramentos, trajo casi 6.800 millones de euros a la Iglesia Católica en 2019.

Se trata de una cifra vertiginosa en comparación con el presupuesto operativo del Vaticano, que en 2020 ascendió a 260 millones de euros.

Este apoyo financiero es esencial para muchas organizaciones benéficas y organizaciones católicas que apoyan a los cristianos de Oriente y en América Latina.

Pero la desconfianza también se deriva de una brecha más profunda entre Roma y Berlín.

“La cultura alemana y la cultura vaticana son muy diferentes”, dijo un funcionario del Vaticano que en realidad es una de las pocas personas en Roma que defiende a los obispos alemanes.

Dijo que el camino sinodal alemán es “una espina en el costado del Vaticano”.

“Aquí tienen la impresión de que la Iglesia alemana está llevando a cabo una revolución, sin valores y sin fe. Pero es exactamente lo contrario: si todos somos hijos de Dios, esto tiene consecuencias para las estructuras”, dijo.

Señaló que esta no es la primera vez que los católicos alemanes se embarcan en tal movimiento.

“Nadie recuerda el Sínodo de Würzburg, celebrado de 1971 a 1975”, dijo la misma fuente.

“En ese momento, los obispos enviaron los documentos al Vaticano, pero nunca obtuvieron una respuesta. Al permanecer en silencio, Roma no cerró ninguna puerta. La reflexión siempre es posible”, señaló.

Otro funcionario de la Curia Romana expresó en voz alta lo que mucha gente está pensando en privado.

“En algún momento, los obispos alemanes tendrán que elegir: o siguen a Roma o no lo hacen”, dijo.

Sin duda, este será un tema importante de discusión en 2023 cuando los obispos alemanes vengan a Roma para sus próximas visitas “ad limina”.

11 comentarios

  • Javiierpelaez

    Tonio ….

  • Javiierpelaez

    Cómo no les va a preocupar el Sínodo en Alemania.Aquí en la TVE1 están poniendo una serie alemana que se llama Toño y Julia y que él es cura católico y ella psicóloga de la parroquia y hoy se han liado…Es el culebrón de moda…ja,ja,ja…

  • carmen

    Porque claro, como Alemania y no sé qué países más católicos romanos decidan separarse del poder Papal les va a faltar tiempo para dejar el celibato opcional y nombrar obispas y meter el criterio de paridad si hace falta en las instituciones de la iglesia. Y a ver entonces qué sucede. No, si no lo dice el Papa no se vale porque el Papa es el que ostenta la vicaría de Jesús ? Pues no sé yo…

    Veremos.

    Y ahora sí que fin.

    Uuuuuufffffff, tengo la cabeza que me arde.

  • carmen

    Pues llevo horas leyendo cosas sobre Lefevbre y los cismas.  Lo leí nombrar. Pues bueno, ya saben. Un cisma de juguete. Quizás una de las razones fuese porque iba en contra de los tiempos. Porque no me digan, primeros años de la década de los 70 no estaban en consonancia con ese pensamiento. Aunque sigo sin entender lo de las misas en Latín. Resulta que se podían decir en todos los idiomas del mundo, pero en latín, pues no sé podía. Y había sido el idioma oficial de la iglesia durante un milenio. Alucinante. Y es que el problema no eran las misas en latín..

    Pues de ahí me he ido a cotillear el gran cisma entre Oriente y occidente. Bueno, absolutamente interesante. Pero totalmente interesante. Si eso no es una lucha por el Poder, que venga Dios y lo vea.

    También me he enterado, creo, creo pero a la mejor no he entendido bien. La sede Pedro fue trasladada de Roma a Antioquia. Ni idea de eso. Pero es más, el sucesor de Pedro, a lo mejor lo conocen ustedes, pero mi persona no lo sabía, lo acabo de leer y ya se me ha olvidado el nombre. Es muy fuerte esto. Y ya, el tercero fue San Ignacio de Antioquía. El nombre de Ignacio sí me suena .

    Vaya una historia interesante la de la iglesia. Y lo del tema filoque, eso ya no tengo palabras. Mira que lo he leído veces, pero no llego a entender.  Y es que a los jaleos políticos de la época hay que sumar los teológicos. Y claro, poco cisma me parece. Pues sí, sí. No es lo mismo que el espíritu Santo proceda del padre únicamente, que proceda del padre Y del Hijo. Eso por lo visto era un tema muy importante y ya fue la gota que colmó el vaso de…pues no sé exactamente de qué. Y se separaron las dos iglesias. Pero vamos, el problema era la autoridad suprema del Papa de Roma.

    Pienso que sí se pone sobre  la mesa un posible cisma,no sería un cisma tipo Lefevbre, porque ahora sí que lo que se propone va con el pensamiento de los tiempos que corren. Y porque a los Alemanes juntos hay que mirarlos con cierto respeto. Te la lian antes de que te des cuenta. Son como son

    Y, en el fondo, en el fondo del fondo todos los cismas son por lo mismo. Lo que se cuestiona es la autoridad del Papa. Y es que el problema no es el Papa, es el Papado. Y claro, como suena a herejía y suena a frase tipo mantra y que no se sabe lo que se dice …

    Pues bueno.

    Pues ya me dirán qué se pide cuando se pida que los obispos sean elegidos por los fieles y no por el Papa. A ver qué se cuestiona ahí. Lo de la participación de la mujer y el celibato obligatorio eso es de mucha menor trascendencia. Además, saben que tienen la batalla perdida en esos dos aspectos. Es cuestión de tiempo. Pero lo de la elección de un obispo, verás, eso sí que puede ocasionar un cisma. Como siempre. Si es que es todo lo mismo.

    Y ya me callo por hoy.

    Anda que no estoy aprendiendo cosas…

    Buen día

     

     

  • ¿Qué espera el pueblo católico de a pie del próximo Sínodo de Sinodalidad convocado por el papa Francisco?…Espera: reformas estructurales y cambios esenciales en la organización y la práctica de la Iglesia Católica, Apostólica, Romana, la famosa ICAR. Y entre esos cambios radicales y necesarios se consideran: el celibato opcional de los sacerdotes, la ordenación de las mujeres en el ministerio sacerdotal, la participación plena  de las mujeres en el gobierno de la iglesia, entre otros.  
    Si estos cambios no son acogidos en este Sínodo, tan publicitado y ponderado por el Papa Francisco, será un fracaso tempestuoso, de consecuencias impredecibles; una reunión más de los viejitos de la jerarquía de la ICAR que cambiarán todo, para que todo siga igual.
    El proceso Sinodal de Alemania hace temblar los dicasterios del Vaticano. Los obispos al frente de todo el clero alemán  y el pueblo cristiano católico, se han puesto a trabajar en propuestas conducentes a cambios profundos y significativos en el gobierno y la práctica de la Iglesia.
    Un funcionario del Vaticano dice: “Podríamos haber ayudado a enmarcar las cosas, para que fuera un proceso viable”…¿Enmarcar? … o sea, ¿ponerle un marco, un límite a las reflexiones e ideas del clero y pueblo alemán?…o sea, enseñarles cómo tienen que reflexionar, y qué propuestas deben sugerir, para que el proceso del Sínodo, según ellos sea viable?…o sea, el tutelaje de siempre…¡Desengáñense señores del Vaticano…con el clero alemán y su pueblo, no podrán.
     

    • ana rodrigo

      Completamente de acuerdo con lo que dices, Nicolás. Aún así, seguirán haciendo trampas para que este sínodo de obispos llegue a cambios estéticos, no de fondo.

  • carmen

    No sé , dices que no es cuestión de creencias conceptuales. Me pregunto entonces qué es una religión si no una serie de conceptos a los que te tienes que adherir. No lo sé. No es sencillo. Lo que dices de que lo importante es la adhesión efectiva al mensaje de Jesús, eso es una realidad, creo, como un templo. Pero esto no va de adhesión al mensaje de Jesús. Va de adhesión a Roma. Como siempre. Desde el concilio de Jerusalén. Eso creo.

    Y vuelvo a mí cocina, es el mejor lugar para pensar. Ya falta poco para que llegue mi hijo y su familia. Las mujeres podemos hacer muchas cosas a la vez.

     

     

  • Gonzalo Haya

    Me alegra saber que Alemania, Francia, Austria y América latina se han tomado la sinodalidad en serio; lamento que en España haya sido acogida con pasivo escepticismo. Por supuesto que se necesitan reformas estructurales, y por supuesto también que aún más necesaria es la conversión de las conciencias, pero ésta no se mide por las creencias conceptuales ni por la obediencia a Roma, sino por la adhesión efectiva al mensaje de Jesús.

    Creo que el Papa está deseando encontrar el apoyo de las comunidades cristianas para establecer cambios profundos, no por real decreto sino por acuerdo de los cristianos en activo. ¿Peligros de cismas como el de Lefevre? No lo sé. Jesús no provocó ningún cisma con el judaísmo; Pablo si lo provocó, y se produjo a pesar del tono conciliador del llamado concilio de Jerusalén. Creo que hemos llegado a una situación, al menos en nuestra cultura occidental, en que hay que tomar decisiones drásticas. Quizás no sean aplicables en otras culturas, quizás necesiten otras medidas distintas más o menos drásticas. Quizás la medida más universal sea una Iglesia volcada en la defensa y en la práctica de la justicia social, aunque esto suponga cambio de estructuras y mayor austeridad personal y social.

    • Juan A. Vinagre

      De nuevo coincido contigo, Gonzalo, y con algunas otras reflexiones de comentaristas. Pero creo que el tema central de un sínodo como éste no es si sigue o no sigue  a Roma, sino si Roma (Pedro) sigue o no sigue la esencia del Mensaje del Reino. En la esencia del Mensaje del Reino nos podemos-tenemos que encontrar (“sinodar”), caminar juntos todos. Lo que no sea esencia evangélica encarnada y coparticipada   (y  se convierta en irrevisable), a mi modo de ver,   es desviación del camino…   Es-son atajos sin salida, que conducen a reinos de taifas…    Quien-es hayan “sacralizado” demasiado (o racionalizado) poderes, costumbres, tradiciones, lenguas, doctrinas humanas hijas del teimpo etc.  etc.   tendrán dificultades para entender-aceptar sínodos innovadores  Los”pensamientos previos”, de que habla Ausubel, no les permiten andar sin cercas, ni escuchar al Espíritu, que sopla donde quiere…  Oremos para que el Espíritu del Señor renueve la faz de la Iglesia… y los hombres no se le opongan demasiado… Oremos para que sirva de fermento el Reino de Dios en la tierra…,  y  también  la renueve.   ¿Es demasiado soñar?

  • carmen

    Perdón, se me ha olvidado decir que no tengan miedo. España se quedará con Roma. Seguiremos en posesión de La Verdad. Y derrotaremos al Demonio . Uf, vaya un personaje horrible. Como los vampiros, se alimenta de Vida. Tremendo.

     

  • carmen

    Sí. Muy interesante. Parece una guerra del siglo XVI o XVII. Bueno, en realidad donde se quedó la iglesia católica.

    A ver qué sucede. Apostaría por un nuevo cisma. Los alemanes son tremendos . A ver si encuentro por ahí algo que leer donde se explique cuáles son exactamente las razones de esta rebelión de los obispos alemanes. Superinteresante.

     

Responder a carmen Cancelar comentario