Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5753 Artículos. - 92188 Comentarios.

DADA CUENTA del domingo 28/03/2021

 UNO. El señor Aznar, de feliz recordación, antiguo presidente del gobierno de este hermoso país, aparece hoy en República, diario virtual que edita Pablo Sebastián, haciendo notar que si don Juan Carlos I, que representa la institución monárquica, no cree en ella, ¿por qué van a creer los demás? Tiene razón y hay que reconocérsela. Ocurre que lo que ocurre está ocurriendo, ha ocurrido y no debería haber ocurrido, pero ocurrió. Dice Charles Dickens que una llave muy pequeña puede abrir una puerta muy pesada. Una amante del rey constitucional, y la pérdida de sentido de las realidades mostrencas por su pasión obcecada hacia ella, es la llave pequeña que ha permitido a los ciudadanos abrir la pesada puerta de lo que ha ocultado la estructura del poder.

La actuación de personas como Torcuato Fernández Miranda y otras procedentes de la organización del extinto Movimiento Nacional, especialmente Adolfo Suarez, permitió dar pasos hacia formas democráticas liberales sin tocar los controles reales que dominarían, hasta hace unos pocos años, la nueva forma de la monarquía constitucional con un parlamento, un poder ejecutivo y otro judicial, que velis nolis ha permitido recorrer sin demasiados terrores los últimos cuarenta años. La colaboración de las formaciones políticas conservadoras con las izquierdas, reforzadas por el Partido Comunista con Santiago Carillo en la dirección, permitió mantener cerrada, o intermitentemente entreabierta para algunos, la pesada puerta de la estructura real del poder. Durante al menos veinte de estos pasados años las Fuerzas Armadas (comprensivas de las de orden público y los servicios de inteligencia) garantizaron que la pesada puerta permaneciera cerrada y dentro se posicionó el rey constitucional con su doble moral personal y como jefe de la Familia Real borbónica. Doble moral que tanto las izquierdas como los conservadores que han gobernado el Estado, incluidos los nacionalistas vascos y catalanes, se han cuidado muy mucho de no desbaratar con el miserable apoyo de los periodistas y tertulianos que ahora se las dan de avispados debeladores del rey que se ha llevado el califato al emirato. Los poderes financieros, la riqueza de la tierra, los productos de la burguesía enriquecida de la escopeta nacional, de derechas y socialistas, han permitido que la intuición y herencia del Generalísimo mantuvieran cerrada la pesada puerta. No han sido sólo los desprecios infames a doña Sofia de Grecia materializados por su esposo. Ha sido crear desde la institución monárquica un entramado de acumulación de bienes inmateriales y dinerarios, de comisiones sobre la actuación del Estado, de beneficios personales y de familiares varios que ha detraído del bien común español sustanciosas cantidades e impedido el ejercicio de la verdad pública oculta por elefantes muertos, bribones a la mar, amantes cambiadas y princesas de vodevil de tres al cuarto a las que se ha enriquecido sin pudor, mientras las pensiones no contributivas de millones de españolas pobres permanecían aherrojadas por los sucesivos gobiernos con el silencio culpable, mezquino y deshonesto con el que han cerrado en el Congreso y en las campañas electorales la pesada puerta. También los nacionalismos vasco y catalán. También las izquierdas y las derechas que han ocupado el hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo y que han establecido un complejo político y administrativo de poderes territoriales con amplias nomenclaturas costeadas por la succión de riqueza pública vía impuestos y gabelas. Y los ciudadanos españoles que hemos acudido a votar a lo largo de los años a quienes tenían sujeta la pesada puerta, sin exigir que fuera abierta. ¿Derecho de libertad de expresión y de manifestación? ¿Cuándo? ¿Para qué? Ahora que hay un malaje cantante de rap preso conforme a las leyes aprobadas en su día en el Congreso, ¿nos hemos caído de un guindo? Y las tropelías reales del rey de España ¿qué hemos hecho con ellas? Y los silencios de las castas políticas varias y sucesivas que han permitido al rey hacer lo que ha hecho, sabiéndolo y consintiéndolo, ¿quién lo repara?, ¿quién lo condena?, ¿un tribunal presidido por el magistrado Marchena?, o ¿por el señor Lesmes que ha ocupado cargos políticos, como Marlaska, Robles, Zoido, Garzón y tantos otros togados con puñetas que ha estado empujando por dentro a fuera la pesada puerta? Don Francisco duró en el poder porque la mayoría de los españoles (incluidos vascos y catalanes) no tenían maldita la gana de meterse en líos. Esta monarquía corrupta ha durado y durará porque la mayoría de los españoles tenemos la misma moral hipócrita que el rey emérito de España. Moral hipócrita que, como la covid19, corroe la salud pública. Ni el conde de Floridablanca.

 

DOS. El señor Pere Ferrer, director de los Mossos d`Escuadra, ha declarado a propósito de los actos de vandalismo realizados aprovechando manifestaciones no violentas en favor del derecho de libertad de expresión que han asombrado a los ciudadanos de Barcelona (también en Granada, en Madrid, en el País Vasco, en Valencia y en otras ciudades catalanas), que eran expresión de un fallo sistémico de la sociedad. No se qué significa ese diagnóstico. En medicina existe el síndrome de disfunción multiorgánica. No es el caso, supongo. La explicación en rueda de prensa del señor Ferrer sostiene: 1/las manifestaciones son convocadas por grupos de perfiles anarquistas o independentistas radicales, 2/ después se añaden otros grupos por la situación actual, el descontento general, incluidos oportunistas que no saben por qué protestan, 3/ el sistema estructural en el que vivimos ha fallado y la sociedad ha generado este malestar. 109 detenidos, 32 de ellos menores. 91 mossos heridos. Para el director de los mossos eso da idea de la violencia que han tenido que soportar. El señor Pere Aragonés, a la sazón máxima autoridad política y administrativa de la Generalitat, ha afirmado que hay malestar en la sociedad catalana. Y: 1/ hay precariedad y desigualdad, 2/ el saqueo de comercios, la quema de mobiliario urbano, y el enfrentamiento con servidores públicos no es derecho de manifestación, 3/ el trabajo de los 17.000 mossos es necesario y útil y no vamos a disolver la BRIMO (los antidisturbios, la brigada móvil). Reconozco el esfuerzo de reflexión y veracidad que suponen ambas declaraciones ante los medios cuando JUNTS y la CUP, y otras entidades, han tratado de cargar sobre la policía autonómica la responsabilidad de los incidentes y la violencia desbordada. Ello no obstante –jurista habemus– dice Petr Stancik en “El molino de las momias”, pág.299, que con los locos se formó el cuerpo de policía de Praga en 1866 cuando la invasión prusiana. VOX, cuarta fuerza política en el Parlament ha recibido sus votos en las barriadas más deprimidas económica y socialmente en las cuales la participación en las votaciones ha descendido algo más de un 32%, donde el malestar juvenil es una herida abierta. No así la CUP que tiene su caladero en lugares de burguesía media. Pero quienes han formado en los grupos violentos a tenor de las detenciones practicadas, no pertenecen a tales barriadas sólo. Desde “la choza más vil al palacio más dotado” hay activistas detenidos y localizados por las cámaras. El 21,3% de la población catalana se encontraba en 2019 en riesgo de pobreza según la Encuesta de vida de 2018, la tasa más alta desde 2004 que es cuando comienzan los registros. El 52,7% de los catalanes manifestó en 2019 que tenía mucha, o mediana, dificultad para llegar a fin de mes. El 48% de los inmigrantes residentes en Catalunya se encontraba en riesgo de exclusión social. Los más ricos quintuplican los ingresos anuales de los más pobres. Y un 4% de la población no puede comprar carne y pescado para su alimentación. En “Ferragus, jefe de los Devorantes”, Honoré de Balzac dice refiriéndose a su protagonista que “…..aquellas dos lecciones le enseñaron una de las virtudes más necesarias a los políticos, pues comprendió el gran disimulo al que hay que recurrir en el juego de los grandes intereses de la vida”. Para la Corte Europea de Derechos Humanos (Estrasburgo) a la cual se refieren a menudo los políticos españoles (catalanes, madrileños, vascos y andaluces, sin ir más lejos) tiene declarado que los derechos de los ciudadanos reconocidos en el Convenio no pueden ser “teóricos e ilusorios”, sino que han de ser realidades “concretas y efectivas”. Si alguna persona desea ver esa doctrina puede consultar la sentencia del caso Oluic vs. Croacia, nº 61260/08, de 20 de mayo de 2010. No deberíamos olvidar que los partidos socialistas y comunistas siguiendo la tendencia de Engels a pensar en formaciones militares regulares han considerado las guerrillas, también las urbanas, como un dominio de anarquistas y criminales, de la chusma y de borrachos que se entregaban a sus instintos violentos. Engels, por ejemplo, al hablar de las guerrillas españolas las presentaba como un producto del odio, la venganza y el ansia de pillaje.

 

CODA. El gobierno de España no quiere que vaque el vicariato general castrense, quiere que se nombre un nuevo arzobispo general castrense. El año de gracia de 1263 por la bula Excelsis Urbano IV, erigió la diócesis de Cádiz, después de que don Remondo, arzobispo de Sevilla en 1261, creara por decreto el arcedianato de Cádiz, para impedir la erección de la diócesis gaditana cuyo territorio pertenecía a la mitra sevillana. Entre unas cosas y otras hasta el siglo XVI no hubo presencia física de obispos titulares en Cádiz con Garcia de Haro y más tarde Antonio Zapata. Ejemplo para el gobierno. Nietzsche, sobre la posibilidad de lo trascendente, habla de MYSTERIUM TREMENDUM.

Alberto Revuelta

15 comentarios

  • M.Luisa

    Hombre!, Ludovico, eso de chusco me parece muy suave, pero es que además   pensando en las consecuencias  tendríamos que ser más rigurosos, ya que Sánchez no habló de comportamiento sino de conducta, de conducta incívica y por tanto así como la conducta lleva implícita una acción, por ejemplo la acción de echar un papel al suelo, en el comportamiento  no tiene por qué haber ninguna acción determinada.  Y es por esto que me llama a la atención  que usted  se dé por satisfecho con esta   indeterminación adjetiva de comportamiento fraudulento cuando  en realidad sabemos  que se trata de una conducta delictiva. Por qué entonces este doble rasero de medir: poner urnas es un delito y robar es un comportamiento fraudulento.

    Feliz domingo!

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    De nuevo un gran artículo, Alberto. Reflesiones que también comparto.  Pero me pregunto si esas desviaciones del rey ido, también las propició esa inmunidad tan extensa y sin control. Así como esa concesión de administrar él solo, sin dar cuenta, el presupuesto anual de la casa real. Las mangas anchas concedidas propician que se metan las manos donde no se debe… Y eso es preciso pagarlo. Y aprender.

    Lo que no entiendo es que el rey lo pague tan pronto -relativamente-, y otros mandamases anden todavía de rositas…, o con un proceso tan lento, que se morirán antes de que se resuelva los “desfechos”…

    Lo siento por el rey Felipe, que me parece una buena persona, y además muy preparado. (Como un paréntesis: Los herederos-as del “trono” no deben suceder por la prioridad de nacimiento, sino por su valía… Y esto, mientras haya monarquía, debería dictarlo ¿el parlamento? Si uno-a es poco capaz o demasiado inmaduro… no debe sudecer, por muy promogénito que sea…   Hablo en abstracto, porque la princesa-niña actual me parece que un día sería muy capaz… Digo sería, si para entonces el pueblo no piensa otra cosa… y los españoles quieren república…, más natural y más acorde a los tiempos.

    Sin embargo, en este momento creo que es más aceptable la monarquía del rey Felipe, que Dios guarde, que una república… ¿Nos imaginamos si hoy fuera presidente de la república de España un señor como Aznar? (Que también Dios guarde.)

     

     

  • carmen

    Y por qué se aceptó la constitución? Se podría haber votado no. Se votó una monarquía constitucional. Creo recordar, a lo mejor estoy equivocada.

    Pues ahora que se proponga un referéndum acerca de qué modelo de estado se quiere. Tan sencillo como eso.

    Voté sí a la constitución del 78. Llena de ilusión. Fui ingenua? Pues se aprobó mayoritariamente. Y sabíamos que Juan Carlos era de Borbón y Borbón.

    La historia de cómo se hace un rey es tan antigua como la de la humanidad. Me llama la atención que otro tipo de monarca y no constitucional sino absoluto no se cuestione.

    Definitivamente soy rarita.

    • carmen

      A lo mejor sería interesante que alguien con un buen currículum explicase la evolución de la monarquía, hasta llegar a una monarquía como la nuestra. Porque la palabra Rey, no sé, creo que a lo mejor se presta a confusión.

      De todas formas, si hubiese un referéndum , que lo habrá pero no sé si llegaré a verlo porque va para largo, votaría República.
      Pero no me veo a España saliendo del franquismo con una república esperando. A lo mejor es que no conozco bien la historia de España, pero algo me dice que hubiera sido un pelín complicado.

  • ana rodrigo

    España tiene una historia!!!!.Solamente la dinastía borbónica, cuya corrupción ha sido su santo y seña, después la guerra incivil más una dictadura de cuarenta años para terminar con el, por ahora penúltimo Borbón que nos indica que España, con la complicidad, como dice Alberto de l@s votantes, lo aguanta todo. Ahora quieren santificar la monarquía con san Felipe VI…..

    Muy buena la pregunta de Pilar ¿Cómo se hace un rey? Por arte de magia, claro, hay unos genes que le han inoculado mágicamente el que esa persona va a ser rey o reina, y ya está. Y, aunque sintamos vergüenza ajena, ahí está la monarquía, como si la sociedad fuese menor de edad y necesitase un ser superior.

  • Ludovico

    Como siempre Alberto, en la diana, con un arco bien tensado y la flecha apuntando y dando. !Zas! Hubo un escrito famoso de Pemán, del género epistolar, en que se dirigía a un escéptico en materia de gobierno. Si monarquía o república. Si monarca absoluto o marca constitucional, si república presidencialista, si… Todas las formas tienen sus pros y sus contras. Algunas escaso pro y muchos contra. Pero el quid para abrir la puerta, esa puerta pesada, es la transparencia regulada en derecho. Una transparencia que elimine la inviolabilidad del rey salvo en el ejercicio de sus funciones como jefe del estado. En plata, sus putas que se las pague. Y el tiempo perdido en sus lujurias y veleidades que reciba la merecida sanción por abandono del trabajo. Se lo comentaba yo a mi santa al salir a flote los numerosos viajes en jets privados: pero este hombre, ¿cuándo trabajaba?

    La jurisprudencia y la historia pequeña y grande está llena de sanciones y castigos de supuestas inviolabilidades. Recuerdo el caso Barral. Había este famoso editor escrito una novela sobre el director general de una importante editorial barcelonesa. Un supuesto retrato lleno de vesania y crueldad. El aludido se querelló ante los tribunales. Para evitar la justicia, Barral utilizó todos sus recursos, que eran muchos, y consiguió que el PSOE lo presentara como primer senador de la circunscripción de Cataluña. El suplicatorio del querellado fue desechado por el Senado, que es lo que Barral quería. Los socialistas y nacionalistas hicieron piña en defensa del ultraje. Pero, al final el Tribunal Constitucional sentenció a favor del querellante: las calumnias vertidas nada tenían que ver con el cargo político.

    La inmunidad del Rey debería quedar circunscrita a las sanciones que, por cargo, debe realizar sobre los actos del gobierno. Nada más. Sus cuenta deben estar reguladas y sometidas a la vigilancia del Tribunal de Cuentas. E inspeccionadas de oficio por la Agencia Tributaria. Todos los regalos, desde un incunable hasta un reloj o una pluma, deben estar sometidos al control de los organismos inspectores. Exactamente como ocurre en otras instituciones, en el Ejército, sin ir más lejos. Para eso está el inventario de su residencia (o pabellón), que cada general encuentra a su llegada al mando y que debe entregar, a su vez, al que le suceda.

    Resulta chusco que Sánchez hable de comportamiento incívico, en vez de comportamiento fraudulento, cuando él se niega a dar cuenta de sus viajes en el Falcón, con qué amigos pasa las vacaciones en residencias veraniegas del estado a cuenta del erario público. Lo importante es la ley con una reglamentación estricta, en la que no haya pasadizos obscuros para sortear el bien común, el erario público, que es de todos, y no de nadie que diría la ínclita vicepresidenta.

    No es infrecuente, hablo por experiencia propia, que en la empresa privada la tarjeta de crédito de la misma la guarda la jefa de administración. Se la solicita cuando has de invitar en nombre de la empresa a alguien y se la devuelves con la factura al término. Es una manera clara de control. ¿Qué hacen nuestros políticos con las tarjetas de crédito? ¿Por qué existen tantas? ¿Quién las guarda?

    Existe una ley de transparencia, que ahora está suspendida por voluntad de Sánchez. ¿A qué teme?

    Lo de Juan Carlos de Borbón es un buen momento para poner en claro ese chorro de dinero que desangra a España. Pero hace falta voluntad de hacerlo. Así veo yo el portón que usted Alberto nos ha ayudado a abrir.

  • Juan García Caselles

    Recuerdo al senyor Pujol, Don Jordi. Ya nos avisó que si movíamos el árbol se caerían otros nidos. ¡Cuanta razón!

  • m* pilar

    Tristemente genial y verdadero cuanto nos presenta en su Coda de hoy.

    Y me preguntó: ¿Qué es un rey, como se hace?

    Sencillo, los seres humanos “necesitamos” de figuras “especiales” y las subimos a tronos y dominaciones.

    Pero… Está demostrado que el ¡Poder! Corrompe; y salvo excepciones, las realezas lo han y son responsables de grandes y fraudulentas acciones y la nuestra es una triste realidad.

    ¿Por qué, a una niña (por decisión de gerarquia de sucesión) a tan temprana edad cobre del estado un gran sueldo por hablar?

    Mientras los trabajadores no pueden siquiera tener una vida digna; cierto aquella triste frase del dictador: “todo está atado y bien atado” y pensar que los cuatro millones que ayer entregó para ir pagando su fraude parecen haber salido…¡No de su bolsillo! sino de amistades que lo admiran…

    No tenemos arreglo; como dijo Rajoy, los españoles son…no la recuerdo con exactitud…pero da vergüenza el grito de tanta falsa españolidad.

    Hoy como en cada Coda,  es una llamada de atención ha nuestra conciencia y a nuestra responsabilidad, cosa que parece …visto lo visto… arto difícil de conseguir.

    Gracias una vez más, por su exposición de nuestra “cabezona” realidad, y muy triste desde mi manera de mirarla; gracias por ello una vez más, de corazón lo expresó aquí.

  • Alberto Revuelta

    Sí, es una pena como usted dice pero la mentira pactada y tolerada la convierte en un espejo nacional, creo. Me alegra que escriba.

  • carmen

    El punto uno  es la pura realidad. Qué desilusión. Y no logro entender el porqué. Nadie se atrevía a decirle nada? Por qué? Porque tendría amigos, digo yo, o no? A mí me da mucha penica, acabar su vida así, con este escándalo atronador. Fastidiando la monarquía que él recuperó y ahora su hijo y su nieta veremos a ver si son capaces de salir de ésta. Yo me moriría de tristeza. Le agradezco enormemente todo lo de la transición, lo he dicho mil veces en mil sitios diferentes, y me miran como si fuera tontica y crédula. Me hace gracia. Los mismos que antes sabían y callaban ahora son los que más lo atacan. Es exactamente la misma posición, el dejarse llevar por la corriente. Siempre a favor de la corriente. Nunca remar en contra. Alguna vez aprenderé.

    Está clarísimo, el Poder corrompe. A la izquierda , izquierda, derecha, derecha, adelante, atrás…como la Yenka.

    En fin.

    • carmen

      Ahora dicen que la reina no sé qué. Y me he preguntado muchas veces. Qué habría hecho mi persona en su situación? Posiblemente lo mismo que ella. Cierto que me fui de casa. Nos casamos muy enamorados, al menos yo. Pero las personas evolucionamos con el tiempo. Antes los matrimonios se daban entre personas muy jóvenes, a medio hacer. No había terminado la carrera. Era lo normal entonces. Y claro, en ese proceso de maduración personal,la vida te puede acercar a tu marido o a tu mujer o separarte. Pero claro, ahí están los hijos. Quizás me tendría que haber ido de casa unos años antes, ya no teníamos nada en común, salvo los hijos. Hasta que no tuve la certeza de que ya no les hacía falta,no me fui. Soy muy conservadora, muy antigua.
      Pienso en la reina Sofía , posiblemente yo hubiese hecho lo mismo. Cero escándalos, colaborar a tope para asegurar el futuro de mi hijo.
      Soy una antigua. Una conservadora. diría que ella también lo es. La respeto profundamente. Supongo que habrá muchas mujeres que no entiendan lo que estoy diciendo. Pero, a los 57 años tuve el valor de decir: hasta aquí. Es muy muy muy fácil hablar , juzgar, decir : pues yo hubiera hecho…

      En fin. Una pena todo.

Deja un comentario